Page 1

REPERCUSIONES ECONÓMICAS DE LA CRISIS POLITICA Y DIPLOMATICA COLOMBO –VENEZOLANA EN LA FRONTERA POR EL “CASO REYES” Autor: EIMER BARAJAS

El sábado 1 de marzo de 2008 el Gobierno colombiano anunció la baja del guerrillero “Raúl Reyes” segundo hombre en importancia del Secretariado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC en un operativo militar en la frontera de Colombia con Ecuador. Y aunque el incidente involucraba directamente a los dos países antes mencionados, el Presidente venezolano Hugo Chavez, intervino públicamente, manifestando el rechazo a la medida violatoria colombiana y expresaba inconformismo hacia la política guerrerista del presidente colombiano Álvaro Uribe. A partir de ese momento las tensiones diplomáticas se acentuaron entre los tres países de la antigua Gran Colombia, la realidad pacifica de las fronteras se torno así lleno de incertidumbre1.

Este hecho, llevo a días de dilemas y nerviosismos de tipo militar en las fronteras de Colombia, Venezuela y Ecuador. Condición que llego a ser crítica entre el 2 y 9 de marzo en éste espacio interfronterizo; el más dinámico en la región andina. La zona fronteriza colombo venezolana, se vió paralizada para las mercaderías que circulan por el paso Cúcuta, San Antonio, Ureña.

El impacto de la crisis de comercio exterior binacional tiene los siguientes elementos: 

Parálisis de un flujo comercial diario que según la Cámara de comercio de Ureña llega a los U$ 15 millones diarios2.

Perdidas para el transporte colombiano de carga por valor de $7.000 millones según en gremio COLFECAR y un represamiento de 17.200 Ton de

1

(htt/news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7274000/7274806.stm)

2

Ábrete frontera, en Diario la Opinión. domingo 9 de marzo de 2008 pág. 3C


mercancías en los días mencionado; por ejemplo, 22.000 unidades de electrodomésticos línea blanca en las bodegas de Cúcuta. Más de 1.300 vehículos de carga parados por el cierre de la frontera3. 

Paralizada carga por valor de US$ 85 millones en autopartes según el Presidente de ASOPARTES.

20.000 Ton de carbón colombiano sin salida a los mercados de Venezuela y Estados Unidos.

Paralizadas 1.000 Ton de caña de azúcar, represadas con destino al Central Azucarero CAZTA4.

Incremento del precio de la gasolina en las calles cucuteñas de $16.000 a $35.000 para la medida de 5 galones.

Parálisis de un comercio bilateral de bienes que a noviembre del año 2007 sumaba según el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) US$ 6.100 millones. El cierre de la frontera podría afectar la tasa de crecimiento del PIB colombiano en 1.3%, según informaba el Ministro colombiano Iván Zuloaga.

Un cierre permanente de la frontera amenaza según el Ministro de Hacienda colombiano más de 100.000 puestos de trabajo.

Incertidumbre de empresarios colombianos frente al mercado consumidor venezolano que incrementó un 92% las compras entre los años 2006 y 2007 de Colombia. Incertidumbre de inversionistas colombianos ante el peligroso anuncio del presidente venezolano de nacionalizar empresas colombianas en Venezuela.

Perjuicios económicos sobre una población de 30.000 personas que viven de las actividades comerciales formales e informales desarrolladas en la frontera5.

3

Según la Federación Colombiana de Transitarios, Intermediarios Aduaneros y Almacenadoras FITAC

4

Llega a CAZTA caña colombiana, en Diario la Opinión. Marzo 8 de 2008, pág. 8A


El panorama económico de esta frontera es suigeneris, respecto a las negociaciones comerciales y negocios que se pueden hacer desde el interior de cada país. En el caso venezolano desde los primeros días del año, se presenta una situación de desabastecimiento de productos de la canasta familiar en los municipios del Estado Táchira, dado según la Guardia Nacional por el contrabando de extracción que se hace desde Colombia. Este hecho a generado una elevación de los niveles de precios de los productos transados, perjudicando a los consumidores venezolanos6.

Al mismo tiempo, el control de la Guardia Nacional de Venezuela para evitar el flujo de productos hacia Colombia hace que muchos de habitantes vean disminuida su capacidad adquisitiva, dado que los productos venezolanos se obtienen a un precio cómodo como efecto del tipo de cambio peso bolívar que existe en esta frontera.

El mercado cambiario colombiano es libre y a definido un tipo de cambio oficial entre Colombia y Venezuela vinculado con el precio del Dólar Americano para las operaciones internacionales entre ambos países y cuyo valor a marzo 1 era de $ 0.86 por Bolívar7. Sin embargo, en las ciudades fronterizas de Cúcuta, San Antonio, San Cristóbal hay un mercado libre no regido por el precio oficial sino establecido por el flujo circulante de la moneda venezolana cuyo valor en las calles era a marzo 1 de $ 0.43

este diferencial cambiario hace que los productos venezolanos sean atractivos

a los consumidores colombianos que ven multiplicado sus pesos casi por dos, al realizar transacciones comerciales en las poblaciones venezolanas.

5

Tractomulas retornan a la frontera, en Diario la Opinión. Marzo 11 de 2008, pág. 8A

6

Familias colombianas afectadas por medidas venezolanas. Diario La Opinión. Enero 22 de 2008.

7

www.banrep.gov.co/estadisticas


Para el caso de los consumidores venezolanos se tiene entonces, que los productos son más costosos en Colombia, pero ante el problema del desabastecimiento ellos deciden hacer sus compras en la ciudad de Cúcuta. Pero, la vida de frontera tiene varias caras y hoy los venezolanos se benefician del uso de tarjetas de crédito con cupos de la Comisión Administradora de Divisas CADIVI en dólares al tipo de cambio oficial; es decir ellos pagan con tarjeta de crédito y les reciben sus pagos a $ 0.86 pesos sin necesidad de recurrir al mercado callejero que cambia a $ 0.43. Esto ha motivado recientemente un constante flujo de personas hacia lado y lado de la frontera motivando el turismo tanto en San Cristóbal como en Cúcuta; siendo esto elementos que dinamizan las relaciones fronterizas.

La anterior situación ha generado beneficios mutuos tanto para colombianos como venezolanos; y son, las relaciones cotidianas que se afectan a nivel de población fronteriza cuando se dan los rompimientos diplomáticos entre los gobiernos. Este territorio se ha convertido en la zona mas sensible de las relaciones binacionales, no solo por la dinámica cotidiana de la población fronteriza sino por el creciente comercio bilateral de bienes y los millones de dólares que cruzan las líneas limítrofes en negocios de comercio exterior.

Repercusiones económicas de la crisis politica y diplomatica Colombo-Venezolana  

Más información www.frondeter.com Copyright © todos los derechos reservados Frondeter.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you