Issuu on Google+

Instituto Valladolid Preparatoria.

Frida Farías Equihua.

LITERATURA I

Profesora: Cecilia Hernández.

Tercer semestre. 20 de Octubre del 2011.


El velador

H

ace algunos años en donde ahora es el Instituto Valladolid Preparatoria era un viejo cementerio. Todos los habitantes que vivían cerca de ahí decían que uno de tantos veladores que estuvieron a cargo de él estaba cansado de cuidar ese lugar y viendo como fallecía la gente. A Juan le dio un ataque de depresión, se cuenta que ató a un árbol uno de sus lazos y se ahorcó debido a este Hecho tan trágico murió. Todo esto sucedió en la parte en donde actualmente es el ágora de la Institución.

Conforme pasaron los años, el cementerio dejo de ser usado y lo abandonaron. Poco después el Ayuntamiento de la ciudad de Morelia limpió el terreno inmenso y lo vendió a uno de los misioneros de Marcelino Champagnat. Y así fue como se empezó a construir el Valla. La construcción duró aproximadamente dos años y en enero de 1999 la escuela abrió sus puertas a los alumnos. La institución tenía kínder, primaria y secundaria había alumnos de todas las edades.


Un día una de la alumnas de la secundaria llamada Paola se había quedado hora después del horario de clases para terminar un proyecto que tenía que entregar, estaba sola en la sala de computo eran aproximadamente las 7 de la tarde y ella no podía terminar. Le estaba dando sus últimos detalles a su proyecto cuando de pronto escucho algunos ruidos extraños que venían de afuera de la sala de cómputo, los ruidos la empezaron a intrigar y decidió salir averiguar qué era lo que pasaba. Saliendo temerosa dela sala vio que había un señor grande de aspecto canoso, cortando las plantas con su hacha, Paola gritó y le pregunto su nombre pero esté no volteaba, simplemente cortaba plantas y ponía tierra por todos lados. Paola supuso que era el velador, diciéndose a sí misma que buen trabajo hacía que hasta las plantas cuidaba. Un poco más tranquila regreso a la sala de cómputo para terminar su proyecto. Estaba tan tranquila concentrada que no se dio cuenta que Don juan el velador estaba en la puerta de la sala mirándola tranquilamente, de repente volteó y pego un gran grito, Don juan solo la miro y le sonrió, pero Paola estaba muy asustada así que salió corriendo de la sala pidiendo que la ayudan, pero a esas horas de la noche nadie la iba a escuchar.


Bajo las escaleras lo más rápido que pudo y se refugió detrás de ellas, mirando a todos lados a ver si Don Juan no la perseguía y como por arte de magia apareció en donde Paola primeramente lo había visto, en el ágora cortando plantas y poniendo tierra por todos lados. Fue ahí cuando descubrió que esta persona no era real que era un Fantasma que la estaba persiguiendo, con cautela se salió del refugió en el que se encontraba y Salió rápidamente de la Institución.


A la mañana siguiente llegando a la escuela esta intrigada por todo lo que le había sucedido y se lo comto a uno de sus maestros, su maestro le contó la historia que había pasado hace muchos años y así fue como entendió que si había sido el velador de aspecto canoso, el que la había asustado Paola se quedó plasmada con lo que le había sucedido. Se cuenta que Don Juan se aparece sentado en el ágora del instituto Valladolid y asusta a los alumnos…


El Velador