Page 1

P I E D R A S N A T U R A L E S

I. Introducción II. Obtención y preparación de las rocas II.1. Preparación de las piedras II.2. Extracción II.3. Desbaste y labra III. Clasificación de las rocas III.1. Según su composición III.2. Según su origen IV. Características de las principales piedras utilizadas en revestimientos IV.1. Rocas eruptivas IV.1.1. Rocas intrusivas o plutónicas IV.1.2. Rocas filoneanas o porfídicas IV.1.3. Rocas volcánicas o efusivas IV.2. Rocas sedimentarias IV.2.1. Rocas sedimentarias de origen mecánico IV.2.2. Rocas sedimentarias de origen químico IV.2.3. Rocas sedimentarias de origen orgánico IV.3. Rocas metamórficas


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

I. INTRODUCCIÓN Las rocas son mezclas de minerales (rocas compuestas), aunque en ocasiones pueden estar constituidas por una sola especie mineral (rocas simples); su definición puede basarse en las siguientes propiedades: • Generalmente son asociaciones de minerales, cada uno de los cuales conserva las características de su especie. • Carecen de estructura uniforme, conservando la que corresponde a cada uno de los minerales que las forman. • No cristalizan en formas propias, aunque pueden estar formadas por conjuntos de minerales cristalizados. Las definición de Rocas Industriales es sumamente amplia, pues en ella se incluyen todas las sustancias minerales utilizadas en procesos industriales, directamente o mediante una preparación adecuada, en razón de sus propiedades físicas y químicas. Desde muy antiguo, se han utilizado las rocas para fabricar elementos constructivos resistentes, de revestimiento o decorativos. Primitivamente se empleó cortado en forma de sillares, en misiones puramente resistentes, tales como en cerramientos, fábricas, soportes, etc. Hoy en día, ha quedado relegado a misiones meramente decorativas: pavimentaciones de viviendas, adoquinados en lugares públicos, revestimientos de fachadas, y en general en trabajos no resistentes.

II. OBTENCIÓN Y PREPARACIÓN DE LAS ROCAS II.1. Preparación de las piedras Para conseguir rocas naturales en buenas condiciones para ser utilizadas en la construcción y la decoración, son necesarias una serie de operaciones que, fundamentalmente, pueden resumirse en: extracción de la cantera o mina, corte en bloques de gran tamaño, desbaste, transporte y trabajos de taller. Cuando la piedra se coloca directamente tal y como viene de la cantera, no es necesario el trabajo de taller; sin embargo, en la mayoría de los casos hay que proceder a nuevas elaboraciones, que se inician en cortes de tamaño más reducido y pueden terminar en el más fino pulimento.

II.2. Extracción


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

Puede realizarse en cantera a cielo abierto o subterránea. En rocas duras (granito, areniscas) se utilizan explosivos para facilitar el arranque, con los mármoles está prohibido, ya que originan grietas y defectos a veces no perceptibles pero, que a la larga, impiden su utilización (mármoles atronados). Cuando los bloques son de tamaño excesivo, se procede a cortarlos en la misma cantera, utilizando cuñas, mazas o mallos y sierras de dientes, hilo o lámina, según la dureza de la piedra.

II.3. Desbaste y labra

Mediante el desbaste se deja la piedra con una forma aproximada a la que debe tener en obra; el exceso de piedra que se suprime posteriormente, se conoce con el nombre de creces de cantera y tiene por objeto evitar que los desportillados o tasquiles alcancen a la parte útil del bloque. Para el desbaste se emplean martillos, escodas, trinchantes, picos o punterolas, la maceta, el cincel, el martillo de desbastar y escafiladores.

La labra tiene por objeto dar a la piedra su forma definitiva y comprende tres operaciones: la colocación en el taller en la forma más adecuada para trabajar, el desalabeo o determinación de las medidas exactas mediante cortes en las aristas y la labra propiamente dicha o supresión definitiva de los creces de cantera con acabados más o menos finos de las superficies. Para estos trabajos se utilizan una serie de herramientas manuales que pueden ser sustituidas por herramientas mecánicas, que funcionan por aire comprimido o eléctricamente. Tradicionalmente se han venido considerando tres intensidades en la labra: Labra basta, mediana o fina, según el grado de irregularidades en sus caras.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1

FHS

17 17 EA Jerez

Tipos de acabados superficiales Lajado. Lajado Se realiza de forma manual o mecánica con máquinas usadas para separar las placas o lajas por los planos marcados por la esquistosidad o estratificación, como si de abrir un libro se tratase. Se emplea siempre en las pizarras y piedras de cantería tableadas, como las cuarcitas y algunas areniscas. La roca muestra su aspecto natural con su relieve irregular, la pieza queda bastante plana, aunque no tanto como con otros acabados. Partido. Partido El partido o corte natural, en esencia, se consigue por el mismo procedimiento que el lajado, pero aplicado a rocas no lajosas, más masivas. El relieve es más acentuado, irregular y rugoso que en el caso del lajado, presentándose protuberancias y entrantes de varios milímetros que definen una superficie más o menos plana. Es el método empleado en la confección de adoquines y otras piezas destinadas al levantamiento de muros. Cortado. Cortado Se realiza al cortar las piezas o bloques de piedra. Suele ser un proceso previo a posteriores tratamientos superficiales, aunque también se utilizan directamente piezas provenientes del corte. La superficie presenta unas ligeras marcas consistentes en surcos y ondulaciones que siguen direcciones curvas paralelas. No obstante a pesar de esa posible ligera rugosidad, la cara es muy plana y a veces totalmente lisa pero algo áspera, dando superficies mates con un tono claro. Su uso generalmente se restringe a piezas de amueblamiento urbano, enlosados de espacios abiertos y trabajos similares. Serrado. Serrado Casi siempre es un paso previo a otras terminaciones superficiales. La superficie queda muy plana, bastante lisa, pero áspera, notándose ligeros surcos y ondulaciones paralelos y rectos (siguiendo la dirección de aserrado). La piedra queda mate de tono claro y se resalta la procedencia natural del material.


Dto. Materiales y Tecnología FHS

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

Apiconado . Se realiza sobre una superficie previamente aplanada, generalmente proveniente del corte de disco, corte natural o serrado. Se producen unas muescas o incisiones alargadas y paralelas que proporcionan a la pieza rocosa un aspecto muy rústico, algo tosco, como puede constatarse en muchos edificios antiguos. El tono conseguido es un jaspeado más claro coincidente con las muescas. Lo admiten todas las rocas, siendo las más indicadas las no excesivamente duras. Escafilado Se realiza tras cortar la piedra por cualquier método. El material tiene una apariencia natural y rústica con ciertas rugosidades, surcos y protuberancias que resaltan el relieve original al tiempo que se suavizan ángulos y salientes. Presenta una apariencia similar al partido o corte natural, si bien con mayor relieve. Se aplica a granitos de labra y piedras compactas como las calizas. Es un acabado muy apropiado para construcción rural, chimeneas o espacios urbanos. Abujardado Es una antigua forma de tratamiento superficial de todos los materiales pétreos para revestimientos de exteriores y otros trabajos artesanales y uno de los efectuados manualmente más utilizados. También se conoce por labrado. La superficie tratada presenta pequeños cráteres de 1-3 mm de profundidad y anchura uniformemente repartidos, que aclaran el tono general de la roca. Se emplean frecuentemente en pavimentos exteriores por su característica de antideslizante. Arenado Se aplica a todas las piedras, similar al abujardado. Consiste en la proyección de arena por medio de aire a presión. La superficie presenta una serie de orificios microscópicos uniformes y con la distancia y profundidad entre orificios variable en función de la presión del aire, ángulo barrido y granulometría de la arena.

Raspado


Dto. Materiales y Tecnología FHS

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

Tras el corte de la pieza se procede a un alisado final de la cara visible que elimine los pequeños resaltes producidos por los elementos de corte. La superficie de la cara queda totalmente plana, lisa y de aspecto muy natural y uniforme, sin ningún relieve, ni raya. Generalmente se lleva a cabo en piedras con superficies no muy compactas, algo deleznable al tacto, como es el caso de ciertas areniscas. Flameado Consiste en un tratamiento térmico a alta temperatura de la superficie de rocas graníticas, aplicando sucesivas pasadas de una llama. El resultado obtenido es una superficie con cierto relieve, rugosa, algo craterizada y vítrea, que proporciona un aspecto rústico, aunque sin cambio apreciable de color ni presencia de manchas o restos que denoten el tratamiento. Además, se consigue una mejor estabilidad de la cara a la alteración química atmosférica. Apomazado Se sigue un tratamiento similar al del pulido, pero sin llegar a conseguirse brillo, utilizándose sucesivamente abrasivos de grano progresivamente decreciente, no empleando los del grano más fino. Se consiguen superficies planas, lisas, mates y sin ninguna marca visible. El tono proporcionado es más oscuro que con otras terminaciones excepto la del pulido. Así mismo, se resaltan mucho la textura y los colores. Se lleva a cabo en rocas que necesariamente deben poseer cierta compacidad y dureza, pero que no suelen admitir el pulido, por no llegar al grado de cristalización necesaria, caso de muchas calizas. Pulido El pulimento puede ser mate (apomazado) o con brillo (abrillantado). Las fases de un pulimento (según el grado de terminación) son las siguientes: • Asperonado y apomazado: realizado con piedras de asperón y pómez. • Bruñido: ejecutado con discos abrasivos de diferente origen. • Abrillantado: es la última fase en la que mediante ceras y barnices aplicadas con discos suaves, la piedra acaba por adquirir la textura y brillo deseado. Es el tratamiento más conocido y frecuente de la superficie de tableros de mármoles y granitos. Se consigue una superficie lisa, plana, brillante y reflejante sin ningún tipo de raya o arañazo visible. Este procedimiento, además de proporcionar unas características estéticas específicas, contribuye a dejar una porosidad cerrada y a dotar al material de una gran resistencia a las agresiones externas. El pulido resalta espectacularmente el aspecto de la roca, observándose claramente su textura y colores. El tono que se obtiene es más oscuro que el logrado con otros tratamientos superficiales. Envejecido


Dto. Materiales y Tecnología FHS

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

Es un tratamiento aplicado a superficies pétreas mediante abrasión o químicamente. Cuando se realiza por abrasión, su utilizan cepillos cuyas cerdas están impregnadas de abrasivo (corindón) de diferentes granulometrías que determinan la textura final de la piedra. En el caso de productos químicos, se aplican estos a la superficie de la piedra y se deja actuar cierto tiempo hasta conseguir el efecto deseado. El resultado obtenido es una superficie con cierta rugosidad, algo porosa en el caso de mármoles y calizas, y un poco satinada. Mediante la aplicación de este acabado se logra buena estabilidad de la cara a la alteración atmosférica, siendo siempre recomendable un tratamiento de protección para todo tipo de piedra.

Otros acabados

Mediante la aplicación de diversas variantes sobre los acabados descritos en esta página, se pueden conseguir efectos de repetición o patrones, aplicados principalmente para decoración. Un claro ejemplo es la combinación de zonas pulidas con zonas abujardadas, arenadas, etc.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

III. CLASIFICACIÓN DE LAS ROCAS III.1. Según su composición

*0 Rocas silíceas . Están formadas por sílice o silicatos, son duras. Existen rocas silíceas sedimentarias (sílex, algunas areniscas y conglomerados), ígneas (prácticamente todas ellas) y metamórficas (cuarcita). *1 Rocas carbonatadas . En ellas es predominante el carbonato cálcico (caliza). Son llamadas también rocas calcáreas. Se rayan fácilmente. *2 Rocas arcillosas . Aunque las arcillas son silicatos, se diferencian de las silíceas por su aspecto terroso y su plasticidad al mojarse. *3 Rocas salinas o evaporitas. Están constituidas por sales del tipo sulfatos (yeso) o cloruros (sal gema). El yeso se reconoce por su escasa dureza (se le raya con la uña). La sal gema y otras sales parecidas se reconocen por su sabor salado más o menos amargo. *4 Rocas ferruginosas . Si el hierro es abundante su color suele ser rojizo y se reconocen porque se vuelven magnéticas al calentarlas al rojo vivo. *5 Rocas carbonosas. carbonosas Algunas rocas de tonos negros conservan materia orgánica que con frecuencia huele mal (al partirlas). También son carbonosas (no es lo mismo que carbonatadas) los carbones y los hidrocarburos como el petróleo o el gas natural. *6 Otras composiciones . Con bastante frecuencia suele haber mezcla entre las composiciones anteriormente descritas.

III.2. Según su origen • Rocas eruptivas o ígneas (o magmáticas) Se han originado por la actividad interna del planeta que ha producido grandes masas o magmas fundidos que se han elevado a la superficie o zonas próximas a ella, dónde se han enfriado y solidificado, ya sea en la superficie terrestre (rocas volcánicas) o en su interior, a veces a mucha profundidad (rocas plutónicas y filoneanas). Por su origen interno se llaman rocas endógenas. Son las más antiguas y han dado origen a todas las demás. En su mayor parte están compuestas de sílice y silicatos. También son las de mayor aplicación, duraderas y resistentes. A su vez las rocas eruptivas se pueden agrupar en tres grupos: 1. Rocas intrusivas o plutónicas , las que se han solidificado en el interior del planeta, adquiriendo estructura cristalina, se presentan en grandes masas llamadas batolitos. las principales son: el granito, la sienita, la diorita y el gabro. 2. Rocas filoneanas o porfídicas, son las rocas que se han solidificado parcialmente, produciendo arrastres e intrusiones de otros materiales, por lo que se aprecia la presencia de grandes cristales (fenocristales) englobados en una masa criptocristalina o bacilar.


Piedras naturales. 1

Dto. Materiales y Tecnología

17 17 EA Jerez

FHS

Pueden ser de origen plutónico o volcánico . Entre los primeros figuran los pórfidos plutónicos (pórfido granítico, sienítico y diorítico), entre los segundos, la felsita o pórfido cuarzoso, que también puede incluirse en las rocas volcánicas. 3. Rocas volcánicas o efusivas , se han solidificado totalmente en el exterior, tienen estructura vítrea. Además del pórfido cuarzoso o felsita, se incluyen en este grupo numerosas rocas, ya que las emisiones volcánicas ofrecen una gran variedad, originando formas muy distintas y con características propias, según la zona del globo en las que se producen. Como más importantes podemos citar el basalto, las traquitas , la andesita, la fonolita y la diabasa . •

Rocas sedimentarias .

Proceden de la descomposición y arrastre de partículas de rocas eruptivas y metamórficas, son de carácter exógeno. Pueden aparecer en formas disgregadas, incluso pulverulentas; o formando conglomerados más o menos compactos y resistentes. Por su origen se clasifican en mecánicas, químicas y orgánicas. 1. Rocas sedimentarias de origen mecánico . Se producen por la erosión, el transporte y la sedimentación de materiales generalmente arrancados por los agentes geológicos externos y arrastrados por los mismos hacia determinadas zonas de acumulación. Entre las formas incoherentes o disgregadas, figuran las arenas y las arcillas. Como conglomerados figuran las areniscas. 2. Rocas sedimentarias de origen químico . Se forman por la cristalización, mediante procesos físico - químicos, de disoluciones o suspensiones de ciertas sustancias en el agua. Entre las más importantes figuran: el yeso y las calizas. 3. Rocas sedimentarias de origen orgánico . Se constituyen por acumulación de restos de animales y vegetales, fosilizados y acumulados en masas compactas o sueltas. Por su constitución pueden ser calizas , silíceas o carboníferas. Entre las primeras figuran la creta, lumaquelas y caliza numulítica. • Rocas metamórficas Se han formado a expensas de las rocas eruptivas y de las sedimentarias; ambas, en el transcurso del tiempo, experimentaron tales cambios y transformaciones (grandes presiones, las temperaturas elevadas y las emanaciones gaseosas originadas en el interior del planeta), que es prácticamente imposible reconocer su estado primitivo. Por su estructura y composición mineralógica parecen eruptivas y por su disposición en estratos nos recuerdan a las rocas sedimentarias. Sin embargo, a pesar de estas analogías, su composición mineralógica es característica, de tal forma que ciertos minerales sólo se encuentran en ellas. Las principales variedades son los gneis, las serpentinas, las cuarcitas, las pizarras y los mármoles.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

IV. CARACTERÍSTICAS DE LAS PRINCIPALES PIEDRAS UTILIZADAS EN REVESTIMIENTOS IV.1. Rocas eruptivas IV.1.1. Rocas intrusivas o plutónicas G R AN I TO Es una roca muy abundante en la naturaleza, constituida fundamentalmente por cuarzo (30%), feldespato (50%) y mica (20%); ésta última en sus dos variedades: biotita o mica negra y moscovita o mica blanca. De cerca, en corte fresco, se observan los granos minerales grises de cuarzo (algo traslúcidos), blancoopaco de feldespato, y negro en laminillas brillantes de biotita. Su color depende de lo abundante que sea uno u otro mineral esencial; generalmente son grises, aunque hay granitos con tonalidades negras, amarillas , rosas, rojizas o verdosas, que se acentúan con el pulimento. El granito puede presentarse con fuerte estructura granular, de granos grandes o medios (macrogranitos); menudos o finos (microgranitos); o prácticamente imperceptibles (criptogranitos). La calidad de la roca depende del tamaño del grano, el de grano grueso es el que presenta menos resistencia, los mejores son los microgranitos y, por lo tanto, son los preferidos en construcción y decoración. Entre sus defectos figuran los gabarros, manchas oscuras debidas a la acumulación de biotitas y anfíboles, que no influyen en la constitución interna de la piedra; no ocurre lo mismo con las diaclasas o pelos, que son líneas de fisura a lo largo de las cuales puede romperse la roca al ser golpeada. El granito se altera fácilmente con la humedad, por efecto de la dilatación por congelación del agua absorbida o debido a la acción del anhídrido carbónico presente en la atmósfera, que ataca al feldespato y a la mica, provocando su disgregación (caolinización). Sin embargo, es una roca de gran duración y muy resistente, cuyas buenas cualidades se mejoran con el pulimento, que realza el colorido y evita su descomposición.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

 Resiste temperaturas aunque no es refractario.

elevadas,

 Presenta una gran dureza  Gran resistencia a esfuerzos y alteraciones, ofreciendo en los ensayos valores muy altos:  Su estabilidad y dureza superficial también ofrecen ventajas frente a agresiones externas, resistiendo mejor que otras piedras al rayado, desgaste y afecciones atmosféricas.  Una vez pulido o flameado, su escasa porosidad impide la absorción de cualquier líquido, por lo que es más fácil su limpieza. Sus aplicaciones en construcción y ornamentación son muy numerosas, pavimentos con losas y adoquines, plaqueados de fachadas de interiores decorativos…  S I E NI TA Es una roca muy parecida al granito, del que difiere fundamentalmente por la falta de cuarzo. Presenta las mismas formas que el granito, al que acompaña con bastante frecuencia, teniendo análogas características técnicas. De coloración rosa, rojiza o violácea , a veces gris o verdosa. Textura granuda. Más tenaz y resistente que el granito a los agentes atmosféricos, admite mejor la talla y el pulimento. No es muy abundante, su uso se limita a la decoración, su valor estético es muy superior al granito. Al pulirla se produce un hermoso contraste entre sus elementos feldespáticos, generalmente rosas, rojos o amarillentos , con el verde oscuro de la hornablenda.  D IO RI TA Semejante a las dos anteriores y de análogas propiedades, localizada en las mismas regiones. Según tenga o no cuarzo, se denomina cuarcífera o normal. De color verde oscuro. Está formada por agujas de hornablenda verde sobre feldespato claro. Excelente pulimento y dureza .  G AB RO Está compuesto fundamentalmente de feldespato y dialaga, con otros numerosos minerales accesorios. Con manchas blancas y verdes. Generalmente es dura, de grano grueso y admite buen pulimento.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1

FHS

17 17 EA Jerez

IV.1.2. Rocas filoneanas o porfídicas  P Ó RF I DO S P L U TÓ N I C O S Es una roca de composición análoga a las rocas graníticas. Son de color gris, verde rojo o pardo. Son materiales compactos, duros y de gran resistencia al desgaste, por lo que se emplean preferentemente en pavimentación (adoquines)  F EL S I TA O PÓ R F I D O C U AR Z O S O . De carácter volcánico, es muy duro y se divide fácilmente en cubos, por lo que se utiliza para pavimentación de calles. Bello colorido en tonos rojizos con veteados blanquecinos, pardos, grisáceos y verdosos.

IV.1.3. Rocas volcánicas o efusivas  B AS AL TO S . Son de color oscuro o negro, negro verdoso, grisáceo o azulado siempre oscuro. Densos, compactos y duros. Se vuelven resbaladizos con la humedad, por lo que hay que utilizarlos muy despiezados cuando se emplean para pavimentación. T RAQ UI TAS . (Tobas volcánicas). Su color es normalmente grisáceo . Muy áspera al tacto. Ofrecen una gran adherencia a los morteros ( árido para hormigones especiales). Constituyen buenos pavimentos para lugares húmedos o pendientes.  F O NO L I TA o FE N O L I TA . Es una traquita de color pardo, verde o gris; exfoliable en placas delgadas, se emplea para techar en sustitución de la pizarra, por ser prácticamente inalterable a los agentes atmosféricos. Al ser golpeada, produce un sonido metálico característico (piedra de campana)  D I AB AS A . Es un magma muy alterado, por lo que pierde su color negro original, volviéndose amarillento o verdoso. Es muy dura y compacta, muy pulimentable.  A NDE S I TA . Magma poroso y áspero, de tonos claros que, a veces, oscurece hasta el negro.  L AB R ADO R I TA . Su coloración es gris azulada, con reflejos opalinos. Altamente decorativa.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

IV.2. Rocas sedimentarias IV.2.1. Rocas sedimentarias de origen mecánico R OCAS

INCOHERENTES .

Están formadas esencialmente por sílice y sus productos derivados.

 Arenas. Son partículas sueltas de composición básicamente silícea o cuarzosa, pero también caliza, arcillosa, feldespática, porfídica, etc. Por su tamaño pueden ser: de grano grueso, de 2 a 5 mm. de dimensión máxima; de grano medio, de 1 a 2 mm.; y de grano fino, de 0´2 a 1 mm. Con relación a su origen se consideran de río, de mina, de playa, de miga o de machaqueo. Constituyen uno de los materiales fundamentales para la elaboración de morteros y hormigones.

 Arcillas. Proceden de la descomposición de los feldespatos. La arcilla más pura es el caolín , silicato alumínico blanco, especialmente apto para la fabricación de porcelanas, cerámicas finas, lozas y esmaltes. Puestas en contacto con el agua aumentan de volumen, pudiendo llegar a absorber hasta más de 200 veces su peso en agua. Mezcladas con agua en proporción conveniente forman masas plásticas, que permite fabricar una amplia gama de productos cerámicos por cocción, después de haberle dado la forma conveniente. Además de su utilización para una amplia gama de productos cerámicos, las arcillas constituyen una de las materias básicas para la obtención del cemento.

C ONGLOMERADOS . Areniscas Son conglomerados de arena cuarzosa de ángulos vivos con diversos cementos naturales (calizos, arcillosos, silíceos, etc.). Las más resistentes son las de grano uniforme.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1

FHS

17 17 EA Jerez

IV.2.2. Rocas sedimentarias de origen químico  Yeso o aljez (algez) Es una roca muy abundante en la naturaleza, que se ha formado por la desecación de mares interiores y lagunas, en cuyas aguas se encontraba en suspensión. Puede ser fibroso, espumoso, granular, terroso y pulverulento. En estado puro es incoloro, transparente, blando (se raya con la uña) y algo soluble en el agua. El alabastro de yeso es una variedad cristalizada en piezas de poco espesor, de grano muy fino y translúcido, que se emplea en ornamentación y escultura; fácil de tallar. El yeso se aplica especialmente para la obtención de yesos blancos y negros de revestir o semihidratos; escayolas, estucos, piezas prefabricadas y moldes. También se utiliza como adhesivo para tabiquerías, enrasillados y colocación de azulejos; en pequeña proporción entra en la fabricación del cemento.  Calizas. Son rocas de sedimentación por insolubilidad, formadas a base de carbonato cálcico con numerosos elementos accesorios: arcilla, sílice, carbón, etc. Su origen puede ser químico u orgánico, incluso puede dar paso a procesos metamórficos; por lo que su coloración es muy variada. Con frecuencia está formada por caparazones de organismos vivos, unidos por un cemento también calcáreo. S e descomponen por la acción de la humedad; en general, admiten con facilidad la labra, el corte y el pulimento. Por sus terminaciones y sus tonos cálidos, con predominio de cremas y ocres, combinan muy bien con otros materiales y en especial con la madera. Es muy buena piedra de construcción, en general, lo mismo para mampostería que para sillería. Es muy buena para hormigones. Se emplea también como materia prima para la fabricación de la cal y del cemento. Hoy en día se utilizan ampliamente en cualquier tipo de edificación, sobre todo en fachadas, para elementos de ornamentación, en amueblamiento urbano, en interiorismo, etc. Entre sus numerosas formas, figuran las siguientes:  Oolita. Frecuentemente está teñida por limonita, adquiriendo unas tonalidades rojizo – amarillentas muy peculiares.  Caliza común o piedra de estepa.  Tobas calizas. Producidas por precipitación de la cal sobre restos orgánicos, que al transcurrir de los años van desapareciendo y dejan en su lugar poros y oquedades. El resultado es una roca compacta pero muy porosa. Una de sus formas es el travertino , constituido sobre una masa de algas fosilizadas, de color caramelo y aspecto leñoso. De fácil labra, una vez pulimentado ofrece un aspecto poroso, muy decorativo y apto para ser empleado en aplacado de interiores. Es un material decorativo por excelencia.  Caliza conquilífera . Conglomerado de conchas microscópicas .  Alabastro calizo. Es el verdadero alabastro, en oposición al de yeso; translúcido, blanco o coloreado en diversos tonos. Se utiliza en decoración y para hacer estatuas.


Dto. Materiales y Tecnología

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

FHS

IV.2.3. Rocas sedimentarias de origen orgánico Rocas orgánicas calizas :  Creta. Formada por caparazones de foraminíferos (protozoos microscópicos) con otros restos orgánicos. De color blanco, estructura granular, blanda y porosa o amorfa y terrosa.  Lumaquelas . Son conchas fósiles, a veces nacaradas, cementadas por calizas.  Caliza numulítica . Roca compacta, formada por acumulación de esqueletos y caparazones de animales apreciables a simple vista.

IV.3. Rocas metamórficas Gneis. Es un granito metamorfoseado de estructura pizarrosa u hojosa. Se aplican principalmente en adoquinados y pavimentación debido a su dureza y facilidad de corte según sus lechos de cantera, que permite dividirlos en lajas de superficie áspera y resistente al tráfico.

Serpentinas. Proceden de la transformación del olivino. Su coloración va del amarillo al verde con numerosos matices, que se acentúan al pulirlos. De estructura reticular, es compacta y resistente; admitiendo buen pulimento que, unido a sus tonalidades, proporciona un material de decoración y ornamentación de primera clase. Debe utilizarse solo en interiores por no resistir la acción de los agentes externos.


Dto. Materiales y Tecnología FHS

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

 Cuarcitas.

Son areniscas metamórficas, son más duras, menos porosas y más homogéneas, presentando altos valores resistentes. Presentan colores claros, generalmente blanquecinos o amarillo claro; pero también pueden aparecer tonos amarillentos , grises, rojizos, violetas , etc. De fractura concoidea, es muy compacta y admite el pulimento, dando una superficie brillante y de gran belleza decorativa.  Pizarras Proceden del metamorfismo de las arcillas. Son de color oscuro, variando del verde al gris, azulado o negro, incluso rojo. Tiene estructura foliácea o esquistosa. No se alteran por la acción de los agentes externos, son refractarias, homogéneas, compactas, impermeables, untuosas al tacto y se pueden cortar y taladrar con cierta facilidad; además, las buenas pizarras, admiten excelente pulimento, la pintura al esmalte y el barniz. No es dura y por tanto fácil de cortar, aserrar y taladrar.

La pizarra constituye uno de los materiales más importantes para la construcción y la decoración, empleándose para techar desde los tiempos más remotos por su escasa absorción de agua, por este motivo, también se usa como protección en paramentos verticales, ya que puede clavarse en cualquier posición. Sobre todo se usa en climas fríos, ya que su resistencia al hielo adquiere valores considerables Además se emplea para pavimentos y plaqueados imitando al mármol.  Mármoles.


Dto. Materiales y Tecnología FHS

Piedras naturales. 1 17 17 EA Jerez

Originalmente son calizas metamórficas conformadas principalmente por carbonato cálcico que han sufrido procesos de recristalización. Esto proporciona una gran dureza que, unido a su buena cristalización, predisponen a estas rocas para su buen pulido superficial, con aparición de perfecto brillo. También presentan la ventaja de su facilidad de corte. Como inconvenientes está su baja resistencia al desgaste y la pérdida de brillo. Además de calcita presentan numerosos accesorios que determinan su coloración y veteados característicos. El mármol puro es totalmente blanco. Las impurezas son las que dan sus caprichosas coloraciones al mármol. Atendiendo a su coloración, los mármoles se pueden clasificar en blancos y de color; estos últimos en monocolores y policromos. Por la disposición de sus figuras, pueden ser veteados, cuando aparecen fajas más o menos anchas, serpenteantes o arborescentes; y de brecha, si presentan trozos más o menos grandes y angulosos, engastados en una masa principal. Cuando los fragmentos son muy pequeños, se llaman brocatelas. Resulta prácticamente imposible obtener una clasificación resumida de los mármoles, debido a su enorme variedad en coloridos, disposición de las vetas, forma de las brechas, etc. Atendiendo a su color predominante podemos clasificarlos en blancos; negros y grises; rojos y rosas; amarillos, cremas y pardos; verdes; y formas especiales.  Mármoles blancos . Son muy ricos en carbonato cálcico. El de mayor pureza es el mármol de Carrara (Italia), con más de 99% de carbonato cálcico. (Aquí se incluyen calizas blancas consideradas como mármol)  Mármoles negros y grises. Contienen sustancias carbonosas en mayor o menor cantidad, en ocasiones se observa la presencia de productos bituminosos, como ocurre en el mármol negro de Bélgica, que es el de mejor calidad por la pureza de su color negro, sin vetas.  Mármoles rojos y rosas. Se colorean en tonos del rosa pálido al rojo intenso, por la presencia del oligisto o hematites roja.  Mármoles amarillos, cremas y pardos. Se deben a la presencia del hidróxido férrico en forma de limonita. Son muy resistentes a los agentes exteriores.  Mármoles verdes. Se producen por la inclusión de cloritas, serpentinas, y minerales ferrosos; en muchas ocasiones no son verdaderos mármoles, sino oficalcitas, serpentinas y ónices.  Otros mármoles. El concepto comercial de mármol se hace extensivo a simples calizas cristalinas que admitan el pulimento, como los travertinos; o a rocas de otras especies, como las serpentinas. Los mármoles lumaquela contienen restos fósiles de caracoles, moluscos, foraminíferos y otros animales marinos. Los mármoles ónice o de ágata, son en realidad calizas no metamórficas formadas por precipitación del carbonato con óxidos de hierro y manganeso. Los mármoles se han utilizado desde hace siglos principalmente en la ornamentación, escultura y otras nobles aplicaciones artísticas, así como en solados y paramentos de construcción culta y monumental. Hoy en día, su empleo en construcción es sobre todo decorativo y en pavimentos y revestimientos; se dispone de todo tipo de piezas para interiores y fachadas de edificios.

Piedra natural  

Piedras naturales

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you