Issuu on Google+

Boletín Informativo nº 5 Mayo 2010

KORazón Y MAnos para la Misión EDITORIAL

SUMARIO - Campaña REDES sobre África.

Queridos amigos: De nuevo nos acercamos a vosotros con algunas noticias de la vida de nuestra ONG-D KORIMA que lucha por construir un mundo más solidario. Esperamos sea de vuestro agrado y lo difundáis entre quienes consideréis conveniente.

- Proyectos. - Emergencia HAITÍ. - Experiencia Misionera de verano en México. - Experiencia Misionera en Tánger. - Noticias internas. - Agenda

CAMPAÑA REDES SOBRE ÁFRICA Como ya sabéis por boletines anteriores, durante los dos próximos años REDES seguirá desarrollando la campaña ÁFRICA, CUESTIÓN DE VIDA, CUESTIÓN DEBIDA centrada en los servicios sociales básicos bajo el enfoque de los derechos (derecho a la educación, a la salud, al agua, a la igualdad…). Durante el primer año se ha presentado la Campaña en muchos lugares y se ha ofrecido un material educativo valiosísimo para ir trabajando el tema en todo tipo de ámbitos.

“La solidaridad es la ternura de los pueblos”

En este momento, tanto la Secretaría Técnica como el Grupo Motor de la Campaña están trabajando en la estrategia de las acciones de esta labor de denuncia y visibilización de la realidad del continente africano. Estas acciones de movilización se han previsto para los meses de mayo y junio. En la sección AGENDA de nuestra página web os iremos informando de ellas a medida que se terminen de concretar.

Página 1

www.korimasur.org

korima@korimasur.org

Tf. 962460522

(Ché Guevara)


EMERGENCIA HAITÍ Recordaréis que en el último boletín os contamos qué se ha estado haciendo hasta el momento en Haití con el dinero recaudado a través de todas las ONGs de la Familia Claretiana, entre las que se incluye KORIMA. En esta ocasión os transmitimos un extracto de un escrito que Nancy Burgos, seglar claretiana que está allá, nos cuenta sobre PROMICLA, la ONG claretiana de las Antillas que está gestionando el dinero que llega gracias a vuestros donativos. Podéis ver el texto completo en nuestro blog (http://korimasur.wordpress.com). Luego de dos meses del terremoto en Haití, nos detenemos a echar una mirada atrás para recordar y evaluar al camino recorrido durante todo este tiempo. Y nos encontramos con una gran historia y con muchos rostros. Muchos de ellos conocidos, otros nos resultan totalmente novedosos, pero todos: cercanos. Y decimos que es una “gran” historia porque a través de muchos signos experimentamos la presencia del Gran Amor. Comencemos a hacer memoria. ¿Qué o quiénes son PROMICLA? PROMICLA (Promoción Misionera Claretiana de Antillas) es una Fundación que en el año 2008 surge del amor. De un amor que urgía a un grupo de Seglares y Misioneros Claretianos de las Antillas a dar respuesta a las necesidades económicas de la gente que vive y participa de la misión claretiana en el Caribe: Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Cuba. Somos personas que sentimos los problemas de nuestra gente como nuestros y que en función de nuestra vocación misionera y claretiana optamos por los pobres y excluidos en Antillas queriendo desde nuestro compromiso extender nuestras manos a todos, aliviar, consolar y ayudar a todos, como lo haría nuestro mismo Señor; como lo hizo Claret. La tarea es complicada. Nuestra realidad: Somos tres islas separadas y conectadas a la vez por el Mar Caribe. Esta realidad geográfica afecta la comunicación y la transportación entre las tres islas. El impacto económico es realmente alto. Las realidades culturales, religiosas, sociales, políticas y económicas son diferentes aunque nuestra identidad caribeña es notable. Pero ante todo, hay una realidad que permea todo el Caribe, el fuego abrasador del Espíritu que va iluminando todo, que va haciendo posible la comunión. Terremoto en Haití: El 12 de enero de 2010, Haití se despierta ante el horror de experimentar una tragedia que jamás hubiera imaginado. Se enfrentó al terrible dolor

Página 2

www.korimasur.org

de perder a más de 225.000 de sus hijos, a encontrarse en una miseria tan vergonzosa como dolorosa. Y ante el grito de tantos hermanos sufrientes, PROMICLA, que comenzaba a abrir sus ojos, tuvo que lanzarse a correr cuando apenas había aprendido a gatear. La historia, la gran historia se comenzó a escribir… y aún no se ha terminado. El terremoto ha destruido el palacio presidencial, el de justicia y la sede de recaudación de impuestos. El 90% de las sedes ministeriales están dañadas o hundidas. El terremoto también destruyó las universidades y edificios emblemáticos de la cultura haitiana, como el colegio de San Luis Gonzaga. Muchas casas de Puerto Príncipe están marcadas con una frase en rojo: “A demoler”. Es su sentencia... En algunas esquinas surgen otros carteles: “We need help”. Puerto Príncipe se ha convertido en una zona devastada y solitaria donde la vida lucha por abrirse camino, vestida de pobreza y de tristeza. Donde la solidaridad ha hecho fiesta y gala de su nombre, donde se han paseado la compasión, la fraternidad, el consuelo, el Amor en medio de la muerte, de la destrucción, de la nada. Haití ha comenzado a escribir otra historia y éste es sólo el principio de muchos años de esfuerzo y de perseverancia para que este país pueda ponerse en pie. PROMICLA se ha enfrentado a una gigantesca desnudez total y cruel de miles de hermanos haitianos. Nos enfrentamos a dos grandes emergencias simultáneas: el hambre y la falta de techo. Pero en esta historia han ido apareciendo muchos personajes que han ido dando luz a renglones confusos y diálogos inconclusos: los donantes. Donantes y donativos: PROMICLA ha sido apoyada por tantas personas que sería un error imperdonable mencionarlos porque no queremos tomarnos el riesgo de olvidar a alguno y por respeto a los amigos anónimos. Gracias a las donaciones recibidas hemos podido: - Dar dinero a las comunidades para los gastos de emergencia. - Facilitarles los primeros auxilios. korima@korimasur.org

Tf. 962460522


- Llevarles: comida, agua, casetas de acampar, artículos de necesidad básica como jabones, pastas dentales, medicamentos, generadores de energía (plantas eléctricas), tanques de agua potable, baños sanitarios portátiles, vehículo para que puedan distribuir las ayudas a la gente, carpa para las celebraciones litúrgicas y actividades de promoción humana, etc.

lorear, crayones, lápices, bolígrafos y otros útiles. Además de distribuir agua y comida es urgente ser oportunos y eficaces para poder ayudar a más de un millón de personas sin techo que viven hacinadas en campamentos improvisados y que tienen el agravante de estar desprovistos de lo mínimo para afrontar las lluvias que se avecinan. Otro problema existente es que la carretera que une el puesto fronterizo de Jimaní con Puerto Príncipe se está desmoronando. Los especialistas dicen que no está preparada para soportar el tráfico de camiones. Se teme que el lago Enriquillo que la bordea sea un peligro dormido que despertará en las primeras lluvias de la temporada de huracanes (junionoviembre). Hemos querido escribir esta carta porque hay muchas personas a las que nos debemos, las que con toda justicia merecen tener información y conocer qué hemos hecho con sus donativos y qué tenemos proyectado de cara al futuro. Y nosotros quisiéramos hacerlo con mayor velocidad y eficacia, pero nos traicionan los lentos ritmos de Haití que se imponen por la falta de recursos humanos, por la dificultad de la lengua, etc.

- Organizar casi ininterrumpidamente brigadas de médicos y enfermeras desde el 14 de enero hasta hoy. - Pagar pasajes para los médicos y medicinas. - Asumir los costos de acarreo de camiones y transporte marítimo de los artículos recolectados en los centros de acopio (uno en Puerto Rico y otro en República Dominicana). - Trabajos de limpieza y remoción de escombros en el lugar de la Parr. San A. María Claret. - Alquilar maquinaria para apoyar las labores de remoción de escombros. Asignación pendiente (de cara al futuro) 1. Queremos habilitar el ya existente Centro de Nutrición que sirve además a los envejecientes en Jimaní, como centro de operaciones. Deseamos habilitarlo con mayores facilidades y habitaciones para tener un lugar para la formación y el encuentro. Además, esto posibilitará establecer el Programa de Voluntariado que apoyará la misión de Haití.

La historia sigue escribiéndose. Y PROMICLA continuará trazando sus líneas con la ayuda de ustedes que han confiado en nosotros, que han querido acercarse a nuestros hermanos haitianos y ser portadores de Esperanza. Hace mucho tiempo aprendí que hay ocasiones que no tenemos palabras para expresar el sentimiento de un corazón agradecido y siempre quedé con el deseo frustrado de poder inventar una. Aún no lo logro pero siento que estoy cerca ya de ello. Por lo pronto acudo a lo que tengo disponible: ¡GRACIAS, GRACIAS, MUCHAS GRACIAS!

2. Se preparará y acondicionará un terreno que ya ha sido adquirido para construir una casa de vivienda para la Comunidad Claretiana. 3. Se costeará el envío de más de mil mochilas para niños(as) que contienen una merienda, libros de co-

Nancy Burgos, sc.

EXPERIENCIA MISIONERA de verano en MÉXICO Como ya os informamos en el Boletín anterior, durante la Semana Santa tuvimos el segundo encuentro de formación para aquellas personas que se están planteando realizar la Experiencia Misionera en verano. Además, el encuentro estaba abierto a quien quisiera vivir una pascua misionera. Aquí os ofrecemos el testimonio de un participante: Reunidos en Badajoz, en el barrio del Gurugú. Un Grupo de “Jóvenes Misioneros”, junto a las comunidades parroquiales del barrio y las Misioneras Claretianas. Dispuestos a dejarnos tocar por tanto CRISTO sufriente que deambula por sus calles. Para evangelizar y ser evangelizados, a la vez que aprovechar para formarse en la gran tarea, que les Página 3

www.korimasur.org

espera vivir, una Experiencia de Misión, en las Comunidades de Tilapam, México, durante un mes, este verano. Conocimos la realidad pastoral latinoamericana a través de la Conferencia de Obispos de Aparecida, en Brasil. Venidos desde Valencia, Sevilla, Madrid, Granada, Tenerife. Compartiendo días intensos y

korima@korimasur.org

Tf. 962460522


llenos de vivencias, desde Dios. Sentando las bases de una Comunidad Misionera. Compartiendo estos días de formación y preparación con algunos hermanos de las Comunidades de procedencia, para así vivificar la experiencia. Incluso una pareja de seglares, que están preparando su boda y que participarán en la Experiencia, dejaron atrás sus muchas obligaciones para participar y vivir estos días, junto a su Comunidad. Animando las eucaristías, encuentros con los grupos parroquiales, oraciones y celebraciones. Junto a los sacerdotes, Jesús, Andrés y Vicente, descubrimos una realidad conocida solo de oídas. Comprobando cómo el mandamiento de “Amaos los unos a los otros como Yo os he Amado” se hace patente cada día en su entrega generosa. Escuchando el clamor de tantas madres que, como María, perdieron a su hijo por las drogas o porque están en la cárcel. Compartimos su dolor en el

Viernes Santo. Saltando de gozo y regocijo en la noche del Sábado, donde todo el barrio, junto a los jóvenes misioneros, resucitamos con Cristo. Desde aquí y en nombre de los participantes, agradecemos a los vecinos de El Gurugú habernos regalado unos días llenos de Dios. Jaime Pérez

EXPERIENCIA MISIONERA EN TÁNGER Del 5 al 11 de abril realizamos otra Experiencia Misionera, esta vez en Tánger (Marruecos), especialmente dirigida a los alumnos del Colegio María Inmaculada de Carcaixent (Valencia). Allí estuvimos colaborando con el Hogar Lerchundi, los Franciscanos de la Cruz Blanca, las Misioneras de la Caridad (Calcutas) y las Adoratrices. En esta experiencia participaron 7 alumnos/as del citado colegio, la madre de una de ellas, tres antiguas alumnas del colegio y tres profesores. Podéis ver fotos y un video en el siguiente enlace: http://experienciamisioneratanger.blogspot.es He aquí el testimonio de dos de las participantes: Realizar una experiencia de este tipo es una idea que me rondaba desde hacía tiempo, pero nunca encontraba el momento de llevarla a cabo ni con quién realizarla, hasta que me enteré que KORIMA, la ONG del colegio donde estudié, realizaba algún viaje de voluntariado y consideré que era la oportunidad ideal. Estaba muy ilusionada con este viaje pero a la vez con ciertos temores e incertidumbres sobre cómo me iba a ir. El primer contacto con Tánger fue en el aeropuerto y ahí ya me pude dar cuenta del contraste tan grande de culturas entre nosotros y ellos. Me impactó no sólo el paisaje tan diferente, niños en la calle, mucho caos, vehículos que no respetan señales, ni a los peatones… sino también el olor tan peculiar. Es una mezcla de contaminación, humanidad, alimentación, etc. Una vez ubicados nos repartimos los cenPágina 4

www.korimasur.org

tros a los que iríamos. Cuando me enteré que a mi me tocaba en el de discapacitados físicos y psíquicos profundos debo decir que mi primer sensación fue un poco de “temor” sobre cómo iba a desenvolverme yo con ellos puesto que siempre he sido muy aprensiva y pensaba que quizás me costaría adaptarme. Tengo que decir que muchas veces nos creamos muchos prejuicios, es verdad, que en un primer momento estaba un poco expectante, pero enseguida te das cuenta que son personas igual de dignas, personas que te necesitan porque son completamente dependientes y sin la ayuda de alguien no podrían salir adelante. Me he sentido MUY afortunada de poder estar con ellos, te enseñan que una simple mirada, una caricia, cualquier pequeño juego, un paseo por la ciudad pueden llenarte, satisfacerte y hacerte feliz. No es necesario el materialismo al que estamos expuestos en esta sociedad para ser korima@korimasur.org

Tf. 962460522


felices. La felicidad es algo mucho más profundo que eso, simplemente el hecho de tenderle la mano al otro cuando más lo necesita hace que te alegre la existencia. Desde luego esta experiencia me ha hecho que aprenda a valorar la vida de otra manera, a reconocer lo afortunada que soy por todo lo que tengo y sobre todo me ha enriquecido como persona. Otra de las cosas que me llamó la atención fue el agradecimiento de la gente cuando íbamos con los chicos por la calle, de los trabajadores en el propio centro… En realidad la admiración se la tenía yo a ellos: viendo con el cariño que les trataban, la delicadeza que tenían hacia ellos ya te dice bastante. Sólo cuando tu motor es la fe puedes estar en un sitio así y seguir sonriendo y disfrutando con estas personas. Como por ejemplo el hermano Pedro, que sin duda para mi es un ejemplo a seguir puesto que dedica todo su tiempo al bienestar de estos chicos. Disfruté MUCHÍSIMO la semana entera. Cada día me levantaba con más ilusión y con más ganas de trabajar. También me gustó mucho el hogar Lerchundi, centro en el que dormíamos. Todas las tardes, al acabar nuestros respectivos trabajos teníamos un ratito de convivencia que lo aprovechábamos para la Oración y para comentar los momentos más significativos de cada uno. Me gustaba mucho oír los sentimientos y opiniones del resto de compañeros pues de todos ellos aprendes a sacar lo más positivo de cada situación.

El último día me dio muchísima pena despedirme de los chicos, desde luego me hubiese quedado más tiempo. No por una cuestión de “compasión” sino porque realmente en este viaje he podido descubrir que la grandeza de esta vida está en ayudarnos los unos a los otros. Allí lo veía claro cada día, pero tenemos que concienciarnos de que no basta sólo una semana para ayudar sino que es algo que deberíamos hacer a diario. Hasta que no vives en primera persona una experiencia como esta no te das cuenta de lo poquito que cuesta ayudar al otro y aun así acabas recibiendo tú más de ellos. Yo iba con la idea de todo aquello que iba a poderles transmitir, pero una vez allí te das cuenta que ellos te aportan y te enseñan mucho más. (como ya he dicho antes te enseñan a valorar la importancia de los pequeños detalles) . Es difícil elegir un momento significativo, todos ellos han tenido algo especial, pero si tuviese que quedarme con uno, sería el del primer paseo que di con los discapacitados por la playa ya que fueron mis primeras impresiones, mis primeras sensaciones de cariño pero también en muchos momentos me invadió una sensación de desaliento. En este viaje he descubierto que tengo que aprender a encontrar la vida que se esconde detrás de la tristeza y el dolor, a sacar lo positivo incluso de los momentos más difíciles. Hace falta abrir los ojos, el corazón y descubrir que el agradecimiento es lo más importante de nuestra vida. Finalmente diré que éste ha sido el primer viaje de ayuda humanitaria pero no el último. Cristina Tudela

Mi interés por realizar una experiencia como esta empezó como una simple curiosidad. Mi tío es sacerdote y muchas veces se va a zonas pobres de otros países para ayudar a los más necesitados. Yo veía esto y me llamaba la atención así que hace unos años le propuse la opción de poderme ir con el. Me dijo que aun era pequeña para poder ir, así que simplemente me resigne a que pasaran los años.

Me gustaba el hecho de aprovechar un tiempo de tu vida dedicándolo a aquellos que realmente lo necesitan. Es una solidaridad inmaterial porque no se trata de dar dinero ni cosas que nos sobran a los que tanto les falta sino que es una experiencia en la que simplemente das lo mejor de ti mismo a los demás para que puedan sentirse mejor, aunque sea durante un periodo corto de tiempo. Es una experiencia que, sin duda, te enriquece como persona.

El año pasado, desde el colegio organizaron la primera experiencia misionera a Marruecos y lo vi como una buena oportunidad para hacer lo que hacía tiempo que esperaba. Este año la han vuelto a repetir y me dieron la oportunidad de ir. No me lo pensé dos veces para decir que sí.

Yo soy hija única y admito que tengo todo lo que quiero y más, y por ese motivo reconozco que es difícil valorar todas esas cosas que son tan necesarias e imprescindibles para ellos y que aquí, en el primer mundo, las consideramos insignificantes y no les damos importancia como son poder tener agua para ducharnos todos los días, abrir la nevera

Página 5

www.korimasur.org

korima@korimasur.org

Tf. 962460522


y encontrarla repleta de comida y elegir qué poder comer, que nuestros padres se puedan permitir pagarnos una educación, poder ponernos ropa limpia cada día, etc. Por ello lo vi como una oportunidad para ver la cruda realidad del mundo que es que todos no tienen la suerte de poder vivir como nosotros y, viendo esto, intentar dar en la medida que esté en nuestras manos todo lo que podamos para que esta gente viva mejor mientras estemos con ellos. Cuando llegué allí la verdad es que no me impresionó nada en particular, puesto que Tánger es una ciudad bastante grande y aparentemente no había indicio alguno de pobreza. Había muchos edificios, bares, cafeterías, restaurantes, pastelerías… Pero después me di cuenta de que la pobreza no se ve tan fácilmente. La pobreza se encuentra de puertas hacia dentro de las casas. La pobreza la pude ver en todos aquellos discapacitados acogidos en la Cruz Blanca cuyas familias no tenían medios para mantenerlos. También la vi en todas esas madres que acudían al dispensario de las Adoratrices para bañar a sus bebés porque probablemente en sus casas no podían hacerlo dignamente con un poco de agua, jabón, colonia y crema. Lo vi en todos esos bebés que llegaban allí totalmente escocidos, en sus llantos desconsolados, en la actitud apática de las madres a las que no les llamaba la atención esa situación porque probablemente ya estaban acostumbradas. Vi la pobreza también en todos los niños que iban a la escuela del Hogar Lerchundi y a la de la Cruz Blanca como única vía de enseñanza.

son ellos los que más cosas te dan a ti. Me di cuenta de lo sencilla que puede llegar a ser la vida y lo mucho que nosotros la complicamos en nuestro afán de querer siempre más y más y más. Ellos son felices con muy poco y nosotros, que tenemos muchísimo mas de lo que necesitamos, somos los que nos quejamos por el más mínimo problema. Tras esta experiencia aprendí una cosa muy importante y es que en la vida poco importan las riquezas si el que las posee sigue siendo por dentro un infeliz. La riqueza más grande que podemos tener es el amor a los otros; eso que nos hace humanos, que nos empuja a preocuparnos por los demás y ayudarlos en la medida en la que podamos. No importa si están lejos o cerca, si son pobres o ricos, negros o blancos, o sean amigos o desconocidos. Lo más importante es que todos necesitamos del otro y el compartir con los demás es lo mas grande que podemos tener. En pocas palabras, me siento muy contenta porque a pesar de yo tener como objetivo hacerles llegar mi cariño, mi atención, mi esfuerzo… a todos ellos, no esperaba que me pudieran transmitir todos esos valores tan importantes para poder ser un poco más feliz. María Sais

Pero, sin embargo, detrás de esa pobreza pude ver a Dios. Porque Él se reflejaba en las sonrisas de todas esas personas cuando veían que les ayudabas, cuando te daban un abrazo o un beso, cuando se reían a carcajadas jugando con una simple pinza, cuando te das cuenta de que perciben todo lo que tú les das. Cuando ellos son los que realmente te dan fuerzas para, a pesar del cansancio que puedas tener, seguir haciendo mas cosas. Al final de todo es cuando te das cuenta de que

Página 6

www.korimasur.org

korima@korimasur.org

Tf. 962460522


PROYECTOS Las Misioneras Claretianas al frente del Proyecto APOYO ESCOLAR NIVEL BÁSICO nos envían estas letras de agradecimiento: Desde esta bella tierra del merengue, la bachata, la alegría… queremos agradecerle a todos los que colaboran con esta bella obra. Las misioneras claretianas tenemos un colegio a las afueras de Santo Domingo, en Hato nuevo, es una colonia de gente pobre, donde conviven dominicanos y haitianos. Atendemos a niños de preprimaria hasta 5 de primaria; hay pocas escuelas públicas y mucho alumnado, la educación es deficiente en su mayoría. Por ese motivo y para atender a los niños que se quedan sin cupo en la escuela abrimos por las tardes una sala de tarea donde atendemos a 90 niños en tres cursos donde hacen sus tareas y clases para los que no asisten a la escuela. Cuando iniciamos atendíamos un reducido número de niños, gracias a su ayuda hemos podido incrementar el número, nos apoyan en esta labor tres profesoras. Las familias están agradecidas, los niños

están contentos de tener este espacio que les ayuda a incrementar su saber y a aprender herramientas de estudio. Nuevamente ¡Gracias! Esperamos sigan colaborando en esta obra que es en beneficio de los desprotegidos y necesitados. Dios les pague su generosidad. Con cariño Misioneras claretianas de República Dominicana

NOTICIAS INTERNAS El pasado jueves 22 de abril celebramos en la Sala de Conferencias del Colegio María Inmaculada de Carcaixent (Valencia) la VIII Asamblea General de KORIMA. El pasado jueves 22 de abril celebramos en la Sala de Conferencias del Colegio María Inmaculada de Carcaixent (Valencia) la VIII Asamblea General de KORIMA. Como siempre, fue una buena ocasión para reunirnos e informar de lo que se va haciendo en nuestra ONG. Este año volvimos a contar con la inestimable ayuda del Grupo Misionero de Carcaixent y con el testimonio de los que han realizado la Experiencia Misionera en Tánger. En la Asamblea distribuimos la Memoria 2009, que podéis encontrar en nuestra página web.

AGENDA 2-4 julio: Tercer encuentro de preparación (en Granada) para la Experiencia Misionera verano 2010. 28 julio-25 agosto: Experiencia Misionera en Tilapam (México).

SI AÚN NO ERES SOCIO DE KORIMA, PERO ESTÁS INTERESADO/A, PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS ESCRIBIENDO A korima@korimasur.org O LLAMANDO AL 962460522 Página 7

www.korimasur.org

korima@korimasur.org

Tf. 962460522


boletín 5