Page 1

FORO FPDS 5-12.indd 1

24/11/2015 11:01:16 a. m.


Colectivo Editorial Carina López Monja, Francisco Farina, Nadia Fink

Diseño de tapa Nadia Sur

Edición y corrección Nadia Fink, Mariela Velárdez, Lucrecia Fernández

Diseño interior Francisco Farina

Redacción Carina López Monja, Anahí Benítez, Nicolás Cannone, Martina Pesce, Federico Orchani, Orlando Agüero, Adriana Pascielli, Cristóbal Cervera, Francisco Farina, Leandro Segado, Mariela Velárdez, Daniela Foresti

Fotografías Nadia Sur, Andrés Álvarez, Camilo Moreira, Anita Pouchard Serra, Vero Canino, Tadeo Bourbon y Colectivo En La Vuelta

FORO FPDS 5-12.indd 2

3. Editorial 6. Poder popular y socialismo desde abajo 8. Tierra y vivienda: hacia un consejo popular 10. Trabajo: un arma cargada de futuro 12.Economía Popular al servicio de las y los de abajo 14. La mitad invisible de la historia 16. Por los derechos de las y los pibes, por el futuro del cambio social 18. Por una educación pública, popular y liberadora 20. Los Derechos Humanos de ayer y hoy 22. Medios: reconstruir sentidos, ser cada vez más voces 24. Otro modelo de integración, con solidaridad y complementariedad 26. El buen vivir: la vida digna y el socialismo

24/11/2015 11:01:17 a. m.


EDITORIAL

Resistir la ofensiva de la derecha, construir la sociedad por venir En medio de una crisis del capitalismo a nivel mundial, en medio de un escenario complejo con la guerra imperialista en Medio Oriente, los ataques terroristas en París y los bombardeos de Francia a Siria, Argentina eligió a Macri como presidente para los próximos cuatro años. El movimiento popular, las izquierdas en la Argentina y los sectores populares en su conjunto nos encontramos frente a un desafío inédito. Antes de la elección, ya lo sabíamos: el desarrollo de las derechas a nivel local y en América Latina, el avance conservador, nos encuentran en una correlación de fuerzas desfavorable. Las consecuencias de un ajuste económico, de una ofensiva de la derecha en todos los planos, de una respuesta represiva a los reclamos populares serán parte de lo que tendremos que enfrentar y resistir en el nuevo período. Nuestra capacidad como parte del campo popular, especialmente para proponer respuestas frente a esto, dependerá de nosotros y nosotras y de la capacidad de lograr un protagonismo popular en las calles. El gobierno PRO que estará al frente del ejecutivo hasta 2019 enfrenta una economía que no crece como hace algunos años, el agotamiento del boom de las commodities y el lastre de una matriz productiva dependiente que refuerza el agronegocio y el extractivismo minero y petrolero. Lo cierto es que durante los años del kirchnerismo en el gobierno no se modificaron los pilares de la desigualdad en la Argentina.

¿Vivir mejor? Tanto el PRO como el FPV utilizaron este lema durante las campañas de 2015. En un país donde ni el diez por ciento de la población tiene posibilidades de acceder a una vivienda propia, las tomas de tierras son reprimidas y los desalojos moneda corriente, no parecería ser la consigna más indicada. Y es que para los próximos cuatro años es evidente que los sectores populares tendremos que enfrentar medidas regresivas, ante un ajuste sea más o menos gradual, que dificulte aún más la posibilidad de llegar a fin de mes y ni hablar de tener garantías a un techo o una vivienda digna. Sabemos además que frente a esos reclamos recrudecerá la criminalización a los que luchan, con un ejército de policías de las más variadas fuerzas de seguridad que han demostrado ser parte del negocio y del entramado mafioso de la trata y del narco. La conducción unificada por parte del PRO de la Metropolitana, la federal y la bonaerense y su promesa de “control territorial” lo confirman ampliamente. Parte de lo que vendrá lo conocemos. Sin ir más lejos, la ocupación de tierras por parte de miles de familias en la localidad bonaerense de Merlo fue un nuevo y claro ejemplo de una de las mayores deudas del kirchnerismo y de la democracia en general con el pueblo trabajador. La toma mete el dedo en la llaga: la problemática de la falta de “techo” es urgente y deberá formar parte de la agenda de cualquier gobierno y

PODER POPULAR 3 FORO FPDS 5-12.indd 3

24/11/2015 11:01:17 a. m.


para la organización popular. En este caso, los vecinos y vecinas, con el apoyo de movimientos sociales y políticos lograron frenar el desalojo y ahora se avanza en un plan para expropiar los terrenos y construir viviendas. La evidencia de un ajuste en materia económica y el escenario más complejo mostró a lo largo de este año a un movimiento obrero en pie de lucha. Los ejemplos con la lucha de los aceiteros, de los trabajadores de la empresa “Cresta Roja”, de la línea 60, que frenaron despidos masivos decretados por la patronal. Es probable que la conflictividad sindical sea uno de los puntos de gravitación el año próximo, en donde la organización de base ha ganado terreno frente a la pasividad de una burocracia sindical cada vez más comprometida entre la agenda empresarial y la complejidad del peronismo. Las conquistas laborales, logradas a fuerza de organización y lucha serán difíciles de eliminar por el próximo gobierno. Es necesario alertar acerca del “casi” estado de violencia institucional permanente en el que se vive. Son frecuentes los casos de gatillo fácil en los barrios. El caso más reciente es el de Lucas Cabello en el barrio de La Boca, que fue baleado a quemaropa por un agente de la policía Metropolitana. Sólo algunos años más atrás fue desaparecido Luciano Arruga por la policía bonaerense que también ahora estará conducida por funcionarios del PRO. Esta situación se da en medio de reclamos y protestas sociales como en las que asesinaron a Darío Santillán, Maximiliano Kosteki y Mariano Ferreyra, pero también en el campo profundo, sobre el que viene avanzado el modelo de agronegocio a sangre y fuego, a través de sicarios se intenta amedrentar a las familias campesinas, como los que se cobraron la vida de Cristian. Es preocupante que los principales candidatos en la última elección

hayan coincidido en un discurso que promueve la mano dura, la tolerancia cero a la protesta social y que con la excusa de combatir el narcotráfico se inunde de milicos las barriadas populares. Frente a eso estamos convenidos y convencidas de que será tarea nuestra y de muchos y muchas tener la madurez y la capacidad para construir unitariamente resistencias a los sectores dominantes, mientras vamos construyendo un proyecto político que cambie de raíz el sistema injusto en el que vivimos. Desafios El capitalismo fue mutando: ya no se trata sólo de la explotación del trabajador, sino de nuestros bienes comunes, de extractivismo. Y aparece su contracara de acumulación por inversión, y por especulación; es decir, la necesidad de que todo este dinero derive en la economía informal e ilegal, con el narcotráfico, la trata de personas, etc. Todo forma parte de un mismo modelo, donde la acumulación por desposesión forma parte de todos los estamentos de la vida. Así asistimos a la imagen de miles de personas obligadas a dejar sus países, buscando escapar de la guerra, del hambre o de las enfermedades. Cuando vemos el cambio climático que produce desastres naturales: inundaciones, sequias, terremotos. Cuando vivimos y vemos que cada vez es más difícil tener un empleo digno, cuando sabemos que a pesar de los periodos de prosperidad sigue habiendo millones de personas sin agua, sin techo, que ya ni siquiera sueñan con un futuro mejor, cuando vemos a nuestros pibes y pibas consumidos por la droga, asesinados por la policía o por los narcos, cuando no nos podemos curar porque no tenemos plata o estudiar es un lujo para pocos. Y cuando vemos además que un grupo muy pequeño de personas tiene riquezas incalculables que no podrían llegar a gastar ni aun si vivieran 1000 vidas,

4 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 4

24/11/2015 11:01:18 a. m.


cuando vemos todo esto, decimos que es claro que el sistema capitalista no ha resuelto los problemas de la humanidad. La sociedad que nosotros y nosotras queremos construir es una sociedad donde lo más importante son las personas: una sociedad profundamente humanista, igualitaria, socialista donde los valores más preciados son el compañerismo, la solidaridad, la voluntad de luchar hasta terminar con todas las injusticias. La victoria de la derecha en nuestro país da la sensación de que estamos lejos de eso. Por eso creemos que la tarea para el

movimiento popular será luchar, organizarse e impulsar una política diferente, de lxs de abajo, democrática en serio, que interpele amplios sectores populares y de trabajadores en pos de construir una alternativa política emancipadora realmente superadora. La autogestión, la auto organización, la construcción de nuevas instituciones son parte de los desafíos. Estamos convencidos y convencidas de que somos los pueblos los que debemos reapropiamos de los medios para la reproducción de la vida, para construir nuevas alternativas y recrear la vida des-

de otras bases, con otra visión del mundo que vaya configurando rutas de salida de al sistema capitalista. La resistencia y la lucha a lo que se viene, la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados, requiere de unidad y protagonismo del pueblo. Allí estarán nuestros esfuerzos, en ir consolidando ese otro modelo de consumo, de educación, de trabajo, de vida con otros valores. La construcción de poder popular y la unidad serán nuestros desafíos para transformar de raíz nuestro país y el continente, para construir el socialismo.

PODER POPULAR 5 FORO FPDS 5-12.indd 5

24/11/2015 11:01:19 a. m.


Poder popular y socia El Frente Popular Darío Santillán es una organización anticapitalista, antiimperialista y antipatriarcal, conformada a modo de síntesis de distintas tradiciones políticas y organizativas de nuestro pueblo. Nos definimos como un movimiento social y político porque no entendemos las luchas sociales y políticas como compartimentos estancos, sino como parte de una misma lucha integral. Con presencia nacional y conformado por movimientos territoriales, agrupaciones estudiantiles, sindicales y rurales, el FPDS se propone como objetivo estratégico la construcción de poder popular y el socialismo desde abajo, buscando

prefigurarlo en nuestras prácticas políticas desde el ahora. Además, entendemos que este desafío no puede ser afrontado sin poner en práctica nuevos valores y una ética militante revolucionaria, necesarios para la sociedad que queremos. Sentimos que la militancia expresa el compromiso en la lucha, el trabajo y la organización, impulsado por el más profundo amor a nuestro pueblo. Construir poder popular es construir nuestra autonomía como pueblo trabajador, lograr un poder hacer, democrático y de las trabajadoras y los trabajadores. ¿Y cómo se construye? A partir del protagonismo directo de las y los oprimi-

6 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 6

24/11/2015 11:01:20 a. m.


cialismo desde abajo dos en la toma de decisiones. Como medio de lucha y lógica organizativa, el poder popular supone que el antagonismo contra el capital debe articularse, aquí y ahora, a partir de la prefiguración del socialismo. A la vez, el poder popular es la finalidad estratégica de la lucha por el socialismo, concebido como un orden social sin clases, donde los propósitos y las formas de la vida humana sean definidos democrática y colectivamente. A esta correspondencia entre medios y fines en la construcción del poder popular la llamamos socialismo desde abajo. Nos sentimos parte de las disputas latinoamericanas jun-

to a quienes entregaron sus vidas en las luchas por la liberación, por la emancipación, por el poder popular, por el feminismo y por el socialismo. Creemos en la construcción en el seno del pueblo trabajador en toda su diversidad; las y los trabajadores en negro, en blanco, tercerizadas/os, contratadas/os, desocupadas/os, los pueblos originarios, las campesinas y los campesinos pobres, estudiantes e intelectuales, así como quienes pelean contra la megaminería o la sojización indiscriminada, y quienes protagonizan la lucha por la transformación social desde cada uno de sus lugares.

PODER POPULAR 7 FORO FPDS 5-12.indd 7

24/11/2015 11:01:21 a. m.


Tierra y vivienda: hacia un consejo popular El acceso a la tierra y a la vivienda se presenta como una problemática para grandes sectores del pueblo trabajador a nivel mundial. En la Argentina, el déficit habitacional es del 30%. Esta no es una situación novedosa, pero tomó relevancia en los últimos años, ya que sigue siendo materia de debates técnicos, políticos, económicos y sociales. En esta temática, las organizaciones populares tienen un rol fundamental, no sólo en el plano de las luchas más reivindicativas, sino también en lo que refiere a la proposición legislativa y al acompañamiento de procesos organizativos en respuesta a las necesidades concretas. Tanto los tratados internacionales como la propia Constitución Nacional establecen el acceso a la vivienda y a un hábitat saludable como derechos. Por eso, cuando se dice que no se cumplen, no se trata sólo de la falta de viviendas, sino también de su precariedad, de la falta de infraestructura, de la localización, de la concentración poblacional en las grandes ciudades, pero también del mercado del suelo y la especulación inmobiliaria. En este sentido, las políticas que se llevaron adelante en los últimos años demostraron su ineficiencia y que la dificultad de acceder a la vivienda que garantice vivir dignamente se sigue agravando. Es cierto que algunos programas, como el PROCREAR, permitieron una mejora en las condiciones habitacionales para una porción de

la población, pero que sigue siendo parte de la minoría en nuestro país. Sin ir más lejos, quienes pertenecen a la mal llamada economía informal –el 34% de las y los trabajadores– no se ven contemplados en los márgenes de este programa. Así, los barrios precarios de las ciudades y de la periferia aumentan su población sin cesar. También se manifiesta en la expulsión de la población popular de las ciudades, que queda marginada a las tierras más alejadas, donde no se tiene acceso a los servicios básicos de agua, cloaca y electricidad, por dar algunos ejemplos. Así, se incrementa el costo de vida de quienes no pueden acceder a este derecho. La realidad de la Ciudad de Buenos Aires no dista de lo que sucede en el resto de las grandes metrópolis de América Latina. Aquí, el combo de la segregación espacial, más la inexistencia de políticas públicas que controlen el mercado inmobiliario y promuevan el acceso a la vivienda, y los desalojos violentos, conforman el Big Mac (o el Big Macri) de una cajita poco feliz. La realidad cuantitativa de las ciudades expone un déficit habitacional elevado que se contrapone con un porcentaje superior de viviendas ociosas, cautivas de un mercado de alquileres que hace que las y los trabajadores y los sectores populares asignen al techo alrededor del 40% de su salario. La falta de acceso a vivienda se ve alimentada por la

8 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 8

24/11/2015 11:01:21 a. m.


especulación de las corporaciones inmobiliarias respecto de la tenencia de las tierras. Tener la tierra Existen antecedentes y experiencias en tomas de tierra, como es el caso del Parque Indomericano, donde el poder político reaccionó con represión y desalojo, sin plantear ningún tipo de salida que propusiera disminuir la problemática. Lo mismo ocurrió con la realizada en el Barrio Papa Francisco. En la actualidad, hay 3500 familias que se asentaron en un terreno ocioso en Merlo; en esa lucha cotidiana para tener acceso a un pedacito de tierra para levantar su vivienda. Y esta problemática se repite en todo el país, por eso, necesariamente, tiene que ser abordada desde el pueblo. ¿Cómo? Haciendo pie en la organización y en la articulación con los otros actores del campo popular, poniendo en discusión la manera en que los de arriba siguen mezquinando el acceso a este derecho y los mecanismos que nos damos para llevar adelante esta lucha. Sabemos además, que debemos insistir por la aplicación de la legislación vigente, como la Ley de Acceso al Hábitat, la ley 341 de la Ciudad de Buenos aires, las distintas leyes que ordenan al poder ejecutivo la ur-

banización de los barrios para garantizar el acceso a los servicios. Como FPDS, tenemos la experiencia en la lucha por la tierra y la vivienda que nació del ejemplo de Darío Santillán, cuando construyó y organizó la bloquera durante 2000 y 2001, y que hoy se ve reflejada en la bloquera del MTD de Lanús. También en su participación en las primeras tomas de tierra en Brown. Desde ese lugar nos organizamos para dar la lucha en contra de los desalojos en el barrio de la Boca y San Telmo, por la urbanización de las villas, con las cuadrillas de construcción arreglando los pasillos, el agua y las cloacas. Desde ese lugar nos paramos para construir las casas en Resistencia y Castelli en Chaco, para ganar las tomas de Cipolletti, El Sauce. Desde las organizaciones del campo popular, se hace necesario elevar el carácter de intervención política debatiendo y ejecutando iniciativas desde un Consejos Populares de la Vivienda. Forjar así un espacio de Nueva Institucionalidad que permita crear una fuerza social, generar capacidades y recursos necesarios para intervenir en las discusiones por los presupuestos y las políticas habitacionales, y crear un vínculo directo con las familias, vecinos y vecinas en forma permanente.

PODER POPULAR 9 FORO FPDS 5-12.indd 9

24/11/2015 11:01:22 a. m.


Trabajo: un arma cargada de futuro La precarización laboral, los salarios devaluados cotidianamente por la inflación, los despidos y las suspensiones, son parte del panorama actual de las y los trabajadores y el pueblo, que puede empeorar aún con la asunción del nuevo gobierno. En la última década se crearon puestos de trabajo y se recuperaron ciertos derechos para este sector, bajo convenios colectivos de trabajo. Las paritarias anuales, aunque con topes, significaron mejoras para la clase y la recuperación de algunas viejas conquistas que fueran arrancadas en la década de 1990 con la flexibilización laboral y la precarización del trabajo. Justamente, son la precariedad o la informalidad las que se han mantenido, y forman parte de las relaciones de trabajo hegemónicas que imponen salarios bajos y que, en muchos casos, excluyen de derechos básicos laborales conquistados. A eso se suma la criminalización de la lucha de las trabajadoras y los trabajadores. En ese sentido, el derecho constitucional a la huelga (art.14 bis) fue puesto en debate y por eso deberemos seguir atentas/os y luchando para que se siga cumpliendo. Quienes nos organizamos en nuestros lugares de trabajo, creemos que es la construcción de democracia de base, en las comisiones internas y con los delegados y delegadas en cada lugar, la que nos permite generar comisiones o gremios combativos para dar pelea por nuestros derechos. Que los trabajadores y las trabajadoras recuperemos, actualice-

mos y recreemos las enseñanzas de las distintas experiencias de lucha y organización es una tarea central. Nos proponemos contribuir a la unidad y la lucha de quienes más se comprometen con la clase trabajadora, combatiendo el sectarismo, la fragmentación y las prácticas burocráticas. 2015 nos deja un nuevo presidente. Pero también, grandes lecciones y satisfacciones para el pueblo, que nos contagian y fortalecen como clase. En este año, hubo al menos dos conflictos que fueron ejemplo y que nos ratifican el rumbo necesario para seguir: la conquista del piso de salario mínimo igual a la canasta básica de parte de trabajadores aceiteros, que lograron paralizar por más de un mes las exportaciones de la industria del agronegocio; así como la reincorporación de despedidos y el reconocimiento del cuerpo de delegados llevado por los compañeros de la línea 60 de colectivos. Pero sabemos también que la “paz social” que trae el nuevo gobierno electo cuenta con la complicidad de las conducciones burocratizadas de los sindicatos, que están dispuestos a sellar topes salariales, siempre y cuando se les garanticen determinados manejos de la caja de las obras sociales. Ya está en marcha la presencia de director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para sellar el pacto social entre grandes empresas monopólicas de la Unión Industrial Argentina (UIA), las centrales sindicales y el ejecutivo entrante. Nada bueno indica la presencia de aquel personaje que acompañó, primero desde la Confederación Internacional de Orga-

10 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 10

24/11/2015 11:01:22 a. m.


nizaciones Sindicales Libres (CIOSL) y luego desde la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), todos los ajustes y la quita de históricas conquistas obreras y populares. Por eso, nosotras y nosotros, trabajadores y trabajadoras, pueblo organizado, estamos dispuestas/os a seguir construyendo un país socialista, latinoamericanista y feminista. Es así que saldremos a defender nuestros derechos y a conquistar, en el menor plazo posible: -Aumento salarial que alcance el mínimo vital y móvil igual a la canasta básica de 14.931 pesos y no los míseros 6.060 homologados por el gobierno saliente, para enero de 2016. -Leyes que protejan el trabajo cooperativista: se debe garantizar un ingreso mínimo igual a la canasta básica. -Prohibición de suspensiones y despidos. -Desconocimiento y cese de pagos de la ilegítima deuda externa que sigue sin ser investigada por el poder político. -Pase a planta permanente de las y los contratados y derogación de las leyes flexibilizadoras que permiten la precarización laboral. -Efectivo cumplimiento de los cupos femeninos para las conducciones de los sindica-

tos, con cargos con responsabilidad política y no sólo de reproducción de la vida doméstica. Del mismo modo, es tiempo de que las mujeres reciban igual salario por igual tarea respecto de los hombres. -Guarderías materno-paternales en los lugares de trabajo. -Cumplimiento del cupo de trabajadoras y trabajadores trans en la provincia de Buenos Aires, y que se extienda a todo el territorio nacional. -Efectiva ayuda económica a las mujeres,

travestis y trans víctimas de violencia de géneros. Así como la garantía de puestos de trabajo que fortalezcan la autonomía económica de esas personas. -82% móvil efectivo para las y los jubilados. Así, con estas propuestas y estos objetivos hacia adelante, seguimos construyendo poder popular para el cambio social, desde abajo y a la izquierda, desde los lugares de trabajo y eligiendo a nuestras/os legítimas/os representantes.

PODER POPULAR 11 FORO FPDS 5-12.indd 11

24/11/2015 11:01:23 a. m.


Economía Popular al servicio de las y los de abajo En la Argentina más del 50% de las trabajadoras y los trabajadores estamos en situación de informalidad. Es así que, junto a las luchas de laburantes asalariados, una gran parte se constituye bajo el sector informal del mercado. Si bien las actividades que se desarrollan tienen características disímiles, comparten la misma realidad: ninguna se encuentra regularizada por el Estado, lo cual deja a gran parte de la clase trabajadora excluida de derechos laborales básicos como la obra social, el aguinaldo, la posibilidad de paritarias, los aportes jubilatorios, el acceso a una vivienda, a educación y salud dignas. Durante los últimos años, se ha desarrollado una política pública enmarcada en el concepto de “economía social o solidaria”, que no reconoce al sector en su conjunto, sino que fomenta los microemprendimientos desde una lógica de pequeño productor capitalista. Así, este pequeño productor se integra al modelo desde un lugar subordinado y marginal, muchas veces impulsado por el propio gobierno. Entendemos que la Economía Popular se construye desde experiencias unidas a la organización territorial, social y cultural, tanto en el ámbito urbano como en el campesino. Las formas económicas desarrolladas desde los diversos sectores populares buscan fortalecer la autogestión, con una perspectiva de cambio social, que no

se centra en la reproducción del capital, sino en relaciones de solidaridad, cooperación y reciprocidad, que privilegia al trabajo y al ser humano como sujeto y fin de su actividad, que se encuentra orientada al buen vivir y a la reproducción de la vida digna, por sobre el lucro y la acumulación del capital. En este sentido, sigue siendo fundamental que haya un reconocimiento del Estado al sector de la Economía Popular, para impulsar una economía que vaya del productor al consumidor, elimine la especulación y permita generar productos, vestimenta y alimentos a bajo costo para los sectores populares. Así, el Estado debe crear un Ministerio que regule, planifique y fomente el desarrollo de políticas específicas; promulgar una nueva Ley de Quiebras y de Expropiación para recuperar las fábricas vaciadas y la estabilidad de aquellas ya recuperadas. Debe fomentar políticas masivas para el sistema mixto de separación en origen de los residuos sólidos urbanos, la conformación de polos textiles cooperativos como alternativa al trabajo esclavo, la conformación de polos agrarios cooperativos, el fortalecimiento de las redes de comercialización e intercambio. La comercialización colectiva es otro de los desafíos a desarrollar, debe seguir el camino de la integración de todos los productos del sector y garantizar la distribución, logrando abastecimiento local y federal. Para esto,

12 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 12

24/11/2015 11:01:23 a. m.


es necesario el reconocimiento, protección y regulación de mercados y ferias. Nuestro trabajo específico Como FPDS venimos construyendo numerosas experiencias de producción y trabajo que van prefigurando nuevas relaciones laborales, autogestivas y sin patrón. Entre ellas, el Polo Textil, construido hace diez años en la Estación Darío Santillán y Maximiliano Kosteki de Avellaneda, y que hoy produce a escala con más de 30 máquinas textiles y 40 trabajadoras/es. Más al sur, está la Panadería de Lanús, donde se producen miles de kilos de pan, budines y pan dulces artesanales. Esta experiencia se reproduce en el sur del país, en Cipolletti, donde se dan los primeros pasos en el barrio Antártida Argentina. Y en el cordón Hortícola del Gran La Plata,

se encuentran las familias que trabajan la tierra y producimos miles de alimentos desde una cultura del trabajo distinta a la tradicional. Desde allí, se lucha por la Soberanía Alimentaria, la elaboración de la propuesta de Colonia Agrícola de Abastecimiento Urbano, que busca atender integralmente las problemáticas del sector. Ya hablamos de la La Bloquera de Lanús, iniciada en 2001 por Darío Santillán y también de las experiencias de autogestión de viviendas. En Tucumán, hemos construido un barrio entero con viviendas de calidad y en Chaco, donde la necesidad de la vivienda es una de las problemáticas más sentidas, tanto en Castelli como en Resistencia fuimos consolidando cooperativas de construcción que ya realizaron 60 casas.

Las Carpinterías y Herrerías, repartidas el conurbano sur de Buenos Aires, fueron generando productos y servicios de calidad a los vecinos y vecinas de los barrios, así como también para diferentes instituciones. Este año, lanzamos con quienes conformamos Pueblo en Marcha, la Misión del Mercado de Consumo Popular - Me.Co.Po., porque queremos construir un modelo de consumo que no tenga que ver con la especulación, sino con generar una nueva relación entre productores/as y consumidores/ as. La Misión busca afrontar la fuerte suba de precios a través de un sistema de colaboración y relación directa entre productor/a y consumidor/a donde empecemos a resolver en conjunto cuestiones básicas sobre lo que consumimos todos los días.

PODER POPULAR 13 FORO FPDS 5-12.indd 13

24/11/2015 11:01:23 a. m.


La mitad invisible de la historia Las mujeres venimos de una lucha histórica por nuestros derechos. Desde el reclamo por nuestros derechos civiles, la igualdad en los derechos laborales, en el acceso a la salud, la lucha por la despenalización del aborto y para terminar con la violencia machista en todos sus tamices y ámbitos. En la Argentina, se calcula que entre 350.000 y 500.000 mujeres abortan anualmente de manera clandestina. La Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito lleva 10 años en la lucha, y como FPDS la integramos desde el comienzo. Desde allí se presentaron varias leyes impulsadas por diferentes legisladores, pero nunca se logró que lleguen al recinto para ser debatidas. Existe un Estado que, con la complicidad de las iglesias, impide avanzar con una legislación que apuesta a impedir las muertes por aborto clandestino que en su enorme mayoría corresponden a las mujeres más pobres. Pero también las más pobres somos las que sufrimos el quite de derechos reproductivos: no sólo se criminaliza a la mujer que aborta; al parir las mujeres seguimos siendo maltratadas. El derecho a decidir sobre nuestros cuerpos sigue sin ser propio. Todo depende de la conveniencia de otros y otras, y así el cuerpo de las mujeres sigue siendo valorado como mercancía. Solo se avanzó en la reglamentación de abortos no punibles que efectivamente no se cumplen por la resistencia de organizaciones de la iglesia o cercanas a ella que una y otra vez impiden el avance positivo en materia de despenalización. Algo parecido sucede con la Ley de parto respetado: el ejercicio del poder sobre

el cuerpo de las mujeres en la mayoría de los hospitales sigue estando al mando de médicas/os y directivas/os. Como organización, hemos acompañado y asesorado a las mujeres que no quieren continuar con un embarazo, sea cual fuere el motivo. Por otra parte, en nuestro país, la Ley 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres está sancionada desde marzo de 2009. La ley contempla casi todos los aspectos en los que la desigualdad oprime a las mujeres y garantiza el acceso a la atención integral para hacerle frente a todo tipo de violencia, pero no atiende la problemática de vivienda ni de empleo, coletazos de la violencia doméstica. Tampoco trabaja sobre la implementación de la Ley y no garantiza su aplicación en los espacios creados con ese fin. Lo sabemos, porque hemos estado en ese lugar. Y por eso también somos parte de la Campaña Nacional Contra Las Violencias Hacia Las Mujeres; que en conjunto con organizaciones hermanas impulsamos como instancia de denuncia, formación y lucha contra la violencia machista en todas sus formas. Según el informe del Observatorio de Medios Marisel Zambrano de la Casa del Encuentro, en 2014 se registraron 277 Femicidios y Femicidios “Vinculados” de mujeres y niñas. De esas 277 mujeres asesinadas, 95 fueron a manos de sus esposos, parejas o novios, y 61 de ellas por sus ex. Por otra parte, en 2012 se prohibió la oferta sexual en medios o de forma callejera. Sin embargo, no se apunta a la investigación de las redes de trata y la oferta sexual sigue invadiendo las calles.

14 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 14

24/11/2015 11:01:23 a. m.


Como organización nos encontramos cotidianamente con estos casos. Pero el Estado sigue ausente en garantizar las condiciones de la autonomía económica que requiere la mujer que decide salir del infierno de la violencia para no terminar engrosando las estadísticas de femicidios. Sin lugar a dudas, todas las conquistas obtenidas, las luchas organizadas para conseguirlas no son regalos de los

estados. Son producto de 30 años de los Encuentros Nacionales de Mujeres que ininterrumpidamente hemos construido mujeres heterosexuales, lesbianas, travestis, trans y bisexuales; como momento de acumulación de saberes, de complicidades colectivas y visibilizaciones. Supimos irrumpir en la defensa de nuestros cuerpos y nuestros territorios contra el sistema capitalista patriarcal colonial y racista que

impera y contra el que nos seguiremos rebelando y organizando. Las mujeres del Frente Popular Darío Santillán nos organizamos hacia adentro y hacia fuera, focalizando la rabia y la opresión para convertirla en organización en nuestros barrios, lugares de trabajo y en las calles. Porque estamos convencidas de que sin las mujeres la lucha va por la mitad, y que sin feminismo, no hay socialismo.

PODER POPULAR 15 FORO FPDS 5-12.indd 15

24/11/2015 11:01:24 a. m.


Por los derechos de las y los pibes, por el futuro del cambio social La lucha por una sociedad para todos y todas es, necesariamente, integral y política. La niñez y la juventud son, en palabras del Che, “la arcilla fundamental de nuestra obra… en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera”. Hoy se criminaliza a la juventud, a pesar de que es la principal perjudicada: con un sistema educativo que excluye, un sistema de salud que no da soluciones para problemas como el aborto, adicciones o salud sexual y reproductiva; con trabajos en la mayoría de los casos en negro o ultraprecarizados. O en el peor de los casos, encontrando el final de su vida como soldaditos de transas, en manos del consumo, gatillo fácil o en redes de trata. El sistema, más que nadie, conoce el potencial revolucionario que habita en las y los jóvenes, y es por eso que intenta acallarlo a cualquier costo. Por su parte, las y los burócratas de la niñez y la juventud no ahondan en motivar aquella rebeldía, la solidaridad y las ganas de confraternizar innatas. En los últimos años la juventud ha sido, y sigue siendo, foco de interés en diferentes ámbitos: desde la formulación de políticas públicas, pasando por la interpelación en los medios de comunicación (que estigmatiza en la mayoría de los casos), hasta la gestación de distintas organizaciones que reivindican la juventud

como espacio de militancia. Y, en definitiva, poco exploran los aportes que tienen los pibes y las pibas para crear mundos nuevos y, a su vez, mundos más justos. Son ellas y ellos un sujeto clave con quienes discutir, problematizar el sistema y disputar sentidos. No podemos regalar al Capital y los gobiernos ese complejo entramado de dominaciones. Así, estaríamos hipotecando nuestro futuro, aplacando nuestras esperanzas de transformación radical de la sociedad. Organizarnos y también colaborar en la organización de las y los más pibes es una tarea urgente y son los primeros pasos de una larga lucha. No es casualidad que Darío Santillán sea nuestro ejemplo de militante. Un pibe de 21 años que ante tanta resignación y desesperanza salió a poner el cuerpo: primero en su colegio y después en el Movimiento de Trabajadores Desocupados. Nos sentimos responsables de seguir multiplicando el ejemplo de Darío, el de Maxi, el de Mariano Ferreyra, Javier Barrionuevo, el de Jere, Mono y Patóm; porque estamos convencidas/os de los valores y del proyecto revolucionario de la juventud de los setenta, de 30.000 compañeras/os desaparecidas/os, porque creemos que la revolución no es un sueño sino una necesidad.

16 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 16

24/11/2015 11:01:24 a. m.


Este asunto está ahora y para siempre en tus manos, nene En el FPDS, organizarnos como jóvenes ha sido una tarea que priorizamos desde nuestros inicios. Así, surgieron talleres de apoyo escolar, de recreación de los bachilleratos populares, de arte y de fotografía, murgas, cine, ballet, folklore, y más recientemente, el Club Popular El Dari –ubicado en la villa 21-24 del barrio de Barracas–. El ejemplo de Darío, presente en todas las instancias de la organización, cobra una dimensión especial para la juventud. En el caso del Club, además de una herramienta de y para pibes y pibas, debe ser un espa-

cio educativo y pedagógico en su sentido integral y por eso revolucionario. Porque, al igual que José Martí, creemos que “quien dice educar, ya dice querer” y, como el Che, pensamos: “Déjenme decirles, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad”. El Club Popular El Dari se enmarca en la construcción de nuevas institucionalidades que permitan dar disputas en todas las trincheras. Sostenemos y reafirmamos la necesidad de la prefiguración de una institución en el aquí y ahora, como soñamos que sea

en el socialismo. Ese es nuestro concepto de revolución y no hay edades para empezar. Construimos estos espacios en los que queremos que los niños y las niñas crezcan, se desarrollen y se eduquen; que se empapen de organización, de luchas, de feminismo; donde su patria sea la patria grande; que depositen sus sueños y sus anhelos en la construcción de una sociedad justa, para todos y todas; que sientan orgullo de donde nacieron, y que se convenzan de que sólo con la potencia de la construcción colectiva y de la organización, ellos y ellas son la garantía de la transformación que necesitamos.

PODER POPULAR 17 FORO FPDS 5-12.indd 17

24/11/2015 11:01:25 a. m.


Por una educación pública, popular y liberadora Desde hace años que las políticas destinadas a la educación del pueblo han quedado relegadas de la agenda política. El quite de presupuesto a la educación pública y el aumento a la privada (y no laica) por parte del gobierno porteño, los debates sobre la gratuidad de las universidades, la falta de aulas y vacantes, así como la persecución a las y los docentes, dejan al descubierto un horizonte oscuro para la educación en nuestro país. Esta situación nos lleva a preguntarnos: ¿Cómo construimos la educación que nos merecemos? Consideramos a la educación como un derecho básico para toda persona que quiera habitar el suelo argentino. Estamos convencidos/as de que, como primera medida, necesitamos un presupuesto que pueda garantizar la gratuidad, laicidad y el acceso a las escuelas del Estado. Que haya una educación que genere estudiantes críticos/as, que pueda desarrollar estrategias educativas junto a los y las docentes, para crear una educación de calidad. Y cuando hablamos de calidad educativa no lo hacemos en un sentido abstracto, sino uno bien concreto: significa docentes bien pagos, edificios en buen estado; materiales didáticos para los y las estudiantes y docentes; vacantes suficientes para pibes y pibas;

boleto educativo tanto para estudiantes como para docentes de escuela pública en todo el territorio argentino; la creación de más escuelas iniciales, de nivel primario y segundario en todos sus niveles, para que las aulas no estén superpobladas y cada estudiante pueda ser contenido sobre la base de sus necesidades; mayor presencia de equipos interdisciplinarios de profesionales que puedan abordar las múltiples situaciones por las que transitan los y las estudiantes que asisten a la escuela; sindicatos que no estén del lado de la patronal, que sean autónomos y representen los derechos reales de los y las trabajadoras de la educación. En muchas escuelas aún persiste una gran resistencia a la aplicación de los contenidos sobre Educación Sexual Integral (ESI) pautados en la Ley de Educación Nacional de 2006. Esta traba impide avanzar sobre otro de los derechos básicos negados: el de la salud. Así, hoy las escuelas no están en condiciones de enfrentar las situaciones relacionadas. Por ejemplo, las adolescentes embarazadas deben abandonar la escuela, ya que no están contenidas como madres adolescentes dentro del sistema educativo. Los y las jóvenes adictos son expulsados, porque tampoco tienen contención alguna. Sabemos que son muchos/as los y las docentes

18 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 18

24/11/2015 11:01:26 a. m.


que le ponen el cuerpo a estas situaciones, haciendo de la escuela tal vez un espacio más amigable que otros. Pero es deber el Estado garantizar estos recursos, no descansando en la voluntad o sensibilidad docente; así como lograr la aplicación de la Ley en todas las escuelas. ¿Qué venimos haciendo? En el ámbito de la educación, aportamos cotidianamente a la trasformación y a la defensa de la educación pública, no sólo denunciando el déficit del Estado en la materia, sino que apostamos concretamente a la creación de espacios autogestivos de educación abriendo escuelas públicas y populares. Desde hace años y en varios puntos del país abrimos Bachilleratos Populares, donde desde una lógica de construcción basada en la concepción de la educación popular, creamos una alternativa educativa para quienes se acercan, expulsados del sistema educativo actual. Estos Bachilleratos se generan y llevan a cabo con la mirada puesta en las necesidades concretas de vecinos y vecinas, jóvenes de los diferentes territorios. Porque estamos convencidas y convencidos de que las escuelas deben ser espacios de aprendizaje donde los sabe-

res sean intercambiados entre docentes y estudiantes, y no inculcados, donde nadie enseña sino que se aprende colectivamente. Y porque intentamos abarcar esas necesidades, nuestros bachilleratos son creados con espacios de recreación para los hijos e hijas de docentes y estudiantes. Estos espacios son pensados y sostenidos con una lógica diferente. No como “guarderías”, depositarias y vacías, sino como un espacio donde los niños y niñas puedan también estar contenidos/as desde la creatividad y la educación complementaria. Así como tomamos el ejemplo de solidaridad y compromiso de Darío Santillán, reivindicamos también la lucha docente. Nos sentimos representados por aquellos/as que le ponen el cuerpo a la lucha por una educación libre, como lo hizo Carlos Fuentealba, asesinado durante una manifestación docente el 4 de abril de 2007, por las balas de la policía provincial al mando del gobernador Jorge Sobisch. Es esa bandera que levantamos, la de la lucha, en todos los ámbitos de batalla. Por una educación liberadora, que genere seres pensantes y capaces de cuestionar lo que nos es impuesto.

PODER POPULAR 19 FORO FPDS 5-12.indd 19

24/11/2015 11:01:26 a. m.


Los Derechos Humanos de ayer y hoy La lucha por justicia contra quienes cometieron aberrantes crímenes de Lesa Humanidad en la dictadura se convirtió en una bandera abrazada por la mayoría del pueblo argentino. Los juicios a los genocidas, la pelea contra la impunidad durante la dictadura cívico militar, son un paso positivo hacia la verdad, donde aún falta profundizar en las responsabilidades civiles y clericales. Sin embargo, la democracia posee varias materias pendientes con el pueblo en los derechos humanos del presente. La segunda desaparición de Jorge Julio López, a la que se le suman los militantes populares asesinados en democracia, que hoy llegan a ser 69 compañeros y compañeras, como Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, Agustín Ramírez, Javier Barrionuevo, Teresa Rodríguez. Aunque esta lista no termina ahí. Continúa en los asesinados en la toma del Indoamericano, en Kiki Lezcano, en Walter Bulacio, en la temprana desaparición de Miguel Bru y de Facundo Rivera Alegre, en las muertes de Oscar Barrios, Anibal Verón, los recientes casos donde resultó muerto en el Chaco el piqutero Angel Verón y las balas de la Metopolitana impactando sobre Lucas Cabello en el barrio de La Boca en la CABA; quienes configuran un interminable catálogo

que comprueban la falta de garantías en el cumplimiento de los derechos plenos. Se suman jóvenes de los barrios que a diario son víctimas de las policías, como fue el caso de Luciano Arruga, desaparecido y asesinado por no querer robar para la policía bonaerense. En ese sentido, Correpi denunció 4500 casos de asesinatos de jóvenes a manos del aparato policial del Estado y también más de 4000 procesados por razones políticas. La represión directa o indirecta, la criminalización de la protesta, el gatillo fácil y el cercenamiento de libertades son parte de una realidad que muestra las materias pendientes del Estado con el pueblo en su conjunto. Desde nuestra organización, la lucha por los derechos humanos de ayer y de hoy es una tarea central. A lo largo de los años hemos aprendido con dolor que muchas veces la respuesta a los reclamos de los sectores populares, a derechos básicos como el trabajo, la educación, la tierra o la vivienda no es con el diálogo y con políticas públicas sino con la represión. En nuestro caso, lo vivimos en carne propia el 26 de junio de 2002 cuando el gobierno nacional de entonces, encabezado por Eduardo Duhalde, planificó una salvaje represión en Avellaneda, donde

20 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 20

24/11/2015 11:01:26 a. m.


asesinaron a nuestros compañeros Darío Santillán y Maximiliano Kosteki. Después, la movilización popular permanente, y un acampe de cuarenta días en las puertas de los Tribunales de Lomas de Zamora, fueron determinantes para lograr la condena a cadena perpetua a los responsables materiales de los crímenes. El ex comisario Alfredo Fanchiotti y el ex cabo Alejandro Acosta, los dos de la bonaerense, cuentan con una distinción: fueron los dos primeros asesinos de personas en una movilización popular condenados. Este hecho originó un buen precedente para la lucha en contra de la impunidad en el país. Al igual que en el asesinato del maestro Carlos Fuentealba, en la Masacre de Avellaneda siguen impunes los responsables políticos: quienes tomaron las decisiones políticas de avanzar en la planificación, coordinación y articulación de cuatro fuerzas represivas nacionales y provinciales. Por eso hoy conformamos la Comisión Independiente Justicia por Darío y Maxi. Un espacio compuesto por organismos de derechos humanos, personalidades de la cultura, intelectuales, organizaciones sociales y políticas y los familiares y compañeros/as

de Darío. La reactivación de la causa federal por las responsabilidades políticas en la Masacre de Avellaneda nos permite avanzar en la denuncia y en la posibilidad de que se sienten en el banquillo Duhalde y sus funcionarios, como Felipe Solá y Aníbal Fernández, entre otros. En materia de derechos humanos creemos que es imprescindible crear una fuerza popular e independiente, que tenga una mirada y un carácter integral de las reivindicaciones, que busque desmantelar los

aparatos represivos, de inteligencia y se proponga la derogación de las leyes y programas que permiten impunidad como la Ley antiterrorista, o el Proyecto X. Creemos que, ante el avance de la criminalización y de la respuesta violenta por parte de las fuerzas de seguridad frente a los reclamos populares, es fundamental tener el reflejo desde los sectores populares para responder ante la vulneración de los derechos humanos y ante cualquier tipo de violencia institucional.

PODER POPULAR 21 FORO FPDS 5-12.indd 21

24/11/2015 11:01:27 a. m.


Medios: reconstruir sentidos, ser cada vez más voces Como medios populares, comunitarios y alternativos nos sentimos meros espectadores frente a la concentración de los sistemas de medios que se acentuó en los últimos años, no sólo en la Argentina sino en toda América Latina. Así, se consolidó un escenario dominado fuertemente por los grupos económicos de comunicación. Si bien hace seis años se sancionó la Ley 26522, conocida como, “Ley de medios”, la autoridad de aplicación –la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisuales (AFSCA)– nunca realizó el Plan Técnico que regularice y reconozca a los medios sin fines de lucro y la reserva del 33%. En cambio, se lanzaron programas de financiamiento, que si bien actúan como punta de lanza para medios autogestivos, resultan incompletos porque no hacen más que evidenciar la cantidad de medios sin licencias que existen. La situación de no estar enmarcados en lo institucional genera conflictos como las interferencias entre radios de mayor potencia afectando a las de menor, y deja un vacío legal que termina arbitrando la ley del más fuerte. Así, los medios de comunicación populares, comunitarios y alternativos, debemos poder dar la lucha también para que se garantice el derecho a la comunicación y la Información. Los grandes grupos

de comunicación se posicionan políticamente frente a la realidad e imponen un discurso sesgado, que no sólo no nos representa, sino que además proyecta una realidad distorsionada que demoniza a los sectores populares y hace de la información, un control. Por eso, durante nuestra historia, hemos aportado a la creación de nuevas miradas, intentando reflejar muchas de nuestras luchas, volcando las vivencias desde el origen de la organización. Así creamos Prensa de Frente, un portal de información que intentó reflejar las diferentes luchas del pueblo, con el aporte de militantes y laburantes. Hoy, nos encontramos frente a una época donde debemos debatir qué sistema de medios queremos y cómo podemos construirlo. Entender que la comunicación es uno de los aspectos más importantes de la sociedad nos exige generar nuestros propios medios de comunicación, con nuestros lenguajes y que nos permitan discutir el sentido de la realidad, visibilizando nuestras luchas y conquistas; pero también para dar a conocer nuestras múltiples voces. Apostamos a construir una voz propia desde los sectores populares para generar un espacio donde discutir y disputar los sentidos y los contenidos vertidos desde los medios hegemónicos. Se hace necesario aportar una mirada popular de los aconteceres que día a día

22 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 22

24/11/2015 11:01:27 a. m.


vive nuestro pueblo trabajador. Consideramos que todos los formatos comunicativos son importantes, pero especialmente los audiovisuales y digitales. Desde esta concepción construimos experiencias de radios comunitarias, surgidas de las iniciativas de vecinas y vecinos de las barriadas o estudiantes de los bachilleratos populares. La FM 99.7 Che Barracas; FM 105.1 Roca Negra; y FM de Frente son algunas de las radios que llevamos adelante en estos años y desde donde hacemos nuestro aporte a la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), en la que articulamos informativamente para torcer la agenda mediática. Nuestras radios hoy son un espacio de construcción colectiva para jóvenes que se

encuentran y comparten miradas y experiencias. También con las radios salimos a la calle en forma de radio abierta, acompañando distintos procesos de lucha las organizaciones sociales poniendo voz y contenidos. También realizamos publicaciones gráficas, para que los relatos de los hechos que marcaron nuestra historia queden fijados en la memoria colectiva: Patom, Jere y Mono. Viven en nuestra lucha y Será Justicia, sobre el Triple crimen de Moreno, en Rosario, sus luchas posteriores y sus logros; y Economía Popular y socialismo desde abajo, con la construcción en ese ámbito. En 2010, apostamos a la construcción de un medio de comunicación que lograra abarcar no sólo el ámbito militante, sino

que fuera más allá, reflejando en la realidad desde la mirada de un periodismo comprometido y en búsqueda de la verdad. Así nació Marcha, un portal de noticias del que somos parte y que se sostiene con el aporte cotidiano de trabajadores y trabajadoras de prensa, de la cultura, periodistas, fotógrafas/os, comunicadoras/es e ilustradoras/es. Y así continuamos apostando a una nueva sociedad que sea más crítica, que pueda disputar el territorio de la palabra con comunicadoras/es que se formen desde los barrios, con la mirada constante puesta en el pueblo del que somos parte.

PODER POPULAR 23 FORO FPDS 5-12.indd 23

24/11/2015 11:01:28 a. m.


Otro modelo de integración, con solidaridad y complementariedad Quienes desde hace años luchamos contra los proyectos neoliberales en la región, sabemos que las grandes potencias buscaron subordinar a nuestros países con tratados de libre comercio, que garanticen el acceso irrestricto a nuestros bienes comunes y nos despojen de la capacidad soberana de decidir sobre nuestro territorio. Como parte del pueblo organizado, en 2005, derrotamos al ALCA: ese proyecto imperialista norteamericano que pretendía crear una gran área desde Alaska a Tierra del Fuego con el objetivo de “eliminar las fronteras” (no para los habitantes, sino para las mercadería) para permitir la “libre regulación del mercado”. Frente a esto, los pueblos de Nuestra América rechazamos con la movilización popular las intenciones del imperialismo. “ALCA, ALCArajo”, fue la frase que inmortalizó el comandante Hugo Chávez Frías cuando se logró la victoria sobre Estados Unidos. Pero no fue este el único intento de avanzar sobre la soberanía de nuestros territorios por parte del imperialismo. Hoy los tratados de libre comercio vuelven a estar en debate, como el intento de suscribir un tratado entre el Mercosur y la Unión Europea, en los acuerdos firmados por distintos países del continente con

China o en el bloque de “la Alianza del Pacífico”, que es parte de la restauración conservadora en la región. Nuestra respuesta es de resistencia y de enfrentamiento a quienes pretenden una “integración regional” que sólo beneficia al gran capital a costa del hambre de los pueblos. En los últimos diez años, el accionar del imperialismo llegó de la mano de las empresas transnacionales que saquean nuestros bienes comunes y que convirtieron a la región en territorio codiciado para la explotación minera, el agronegocio y el fracking. Así, frente a este avance, damos pelea por los derechos de los pueblos y la soberanía de nuestro territorio. Pero en este tiempo, también numerosos movimientos populares del continente nos dimos la tarea de profundizar y construir lazos de hermanamiento, de integración, de lucha colectiva, convencidos y convencidas de que la construcción de una Patria Latinoamericana requiere de la unión de los pueblos, de sus culturas, de sus historias, de sus experiencias de lucha, de la reivindicación de sus héroes, heroínas y sus militantes, y no sólo de la unidad entre estados sino, fundamentalmente, entre los pueblos.

24 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 24

24/11/2015 11:01:28 a. m.


Así comenzamos a construir una integración desde abajo y a la izquierda, que con la creación de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), un modelo de integración parido por los comandantes Chávez y Fidel, permitió reencontramos en un proyecto soberano y nuestroamericano del continente. Recuperar las batallas anticoloniales, anticapitalistas, antipatriarcales y antiimperialistas, que desde más de 500 años vienen librándose en estas tierras, entender que la solidaridad permanente entre los pueblos y la defensa de la soberanía política, económica y social deben ser elementos centrales de ese modelo de integración.

Porque queremos construir un modelo alternativo a este, que ya conocemos y que derrocha desigualdad, injusticia y muerte. Un modelo Socialista, alternativo al capitalista, que esté en armonía con la naturaleza; un proyecto que tenga como principio la solidaridad y no la competencia, que se proponga recuperar la condición humana de nuestras sociedades y de nuestros pueblos. Y porque entendemos que nuestros sueños se van construyendo cada día, esta propuesta de integrarnos, de asumir América como nuestra Patria, de hacer nuestros los dolores y las alegrías de los pueblos es parte de una tarea cotidiana.

Así como unimos la lucha contra Chevrón en Ecuador y Argentina, así como denunciamos el agronegocio y los despojos de la Vale en Brasil, así como aprendemos de las peleas del movimiento popular venezolano y colombiano, también así vamos construyendo desde la agroecología en todo el continente, desde la economía popular, intercambiando espacios de comunicación y de formación, en la lucha por un nuevo modelo de integración, que se proponga un cambio de raíz: que se proponga el socialismo en el continente.

PODER POPULAR 25 FORO FPDS 5-12.indd 25

24/11/2015 11:01:29 a. m.


El buen vivir: la vida digna y el socialismo En los últimos años se profundizó el modelo extractivista y de saqueo de nuestros bienes comunes. El agronegocio, la megaminería, el fracking son algunas de las perversas formas que encontraron las grandes empresas multinacionales para devastar y contaminar nuestro territorio con superganancias y los “comodities” que dejan son el acuerdo que encontraron nuestros gobiernos para aplicar un “impuesto” y tener dinero para distribuir. Pero las decisiones tienen consecuencias. Así como se contaminan nuestro suelo y agua, se expulsa a quienes viven de la tierra por el monocultivo y el agronegocio, se pierde soberanía alimentaria, la capacidad como pueblo de decidir sobre nuestra alimentación y se genera mayor desigualdad. A excepción de Cuba, Bolivia y Venezuela, donde se ensayan y se crean nuevas formas de pensar la economía y el poder, con las comunas, con nuevas formas organizativas, en el resto de los países el dinero que deja el extractivismo se utiliza como solución al problema del “mercado de consumo”. Los más pobres no podemos acceder a derechos básicos, a una vivienda digna, a la educación para nuestros pibes y pibas, pero tenemos más posibilidades de

comprar, de estar “incluidos” en el mercado. Nosotros no queremos sólo que nos “incluyan” o “vivir mejor”, como ha sido el eslogan de varias fuerzas políticas. Queremos una vida digna, nos organizamos por el buen vivir, de forma igualitaria y con otros valores. Nos proponemos la autogestión, el autogobierno, con el protagonismo de las y los de abajo. Pero si bien reivindicamos la lucha por la asignación universal por hijo, programas de empleo que mejoran la realidad económica de muchos y muchas y hasta amplían el consumo del pueblo, no podemos dejar de señalar que esto no garantiza condiciones de vida digna. Creemos que los gobiernos buscaron que las y los “excluidos” volvieran a estar incluidos dentro del capitalismo. Cuando decimos que queremos una vida digna, estamos hablando de construirla aquí y ahora, no para vivir mejor, o para poder comprar el ultimo celular. Sino para construir una nueva sociedad, igualitaria, solidaria, donde recreemos nuestras vidas desde una base socialista. En ese camino, buscamos rutas de salida al sistema: organizarnos para dar respuestas colectivas a los problemas cotidianos. Los

26 LUCHAR, CREAR... FORO FPDS 5-12.indd 26

24/11/2015 11:01:29 a. m.


jardines, los bachilleratos populares, los centros de salud comunitarios forman parte de una construcción colectiva que busca atender las necesidades cotidianas que tenemos como pueblo, asentada en otras lógicas. La toma de tierras y la construcción de viviendas en forma cooperativa, los emprendimientos autogestivos van en ese camino. Hablamos de poder decidir nosotros y nosotras mismas qué alimentos queremos consumir, quién produce nuestros alimentos y cómo los producimos, de forma sana, sin agrotóxicos, favoreciendo la economía de la población. La construcción de huertas familiares y comunitarias, la creación de colonias agroecológicas, el fomento a las ferias comunitarias y a los mercados de consumo popular para hacer frente de manera colectiva a la especulación empresarial son pequeños esfuerzos de construir aquí y ahora esas rutas de salida. En nuestra vida cotidiana, vamos construyendo un sistema integral alternativo. Allí es donde decimos que no queremos vivir mejor para tener más plata y tener acceso a comprar más cosas. Queremos una vida digna y construimos hoy la propuesta para alcanzar ese buen vivir.

FORO FPDS 5-12.indd 27

24/11/2015 11:01:29 a. m.


FORO FPDS 5-12.indd 28

24/11/2015 11:01:30 a. m.

Revista FPDS 2015  

Los desafíos ante el nuevo panorama. LUCHAR, CREAR PODER POPULAR.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you