Issuu on Google+

NĂşmero

Octubre 2011


DE

MENSAJE

NUESTRO PARROCO Queridos hermanos y amigos lectores de nuestra Revista Encentro Paz y bien. Es este mes estamos viviendo la gran experiencia de festejar a San Francisco de Asís, nuestro santo protector e intercesor. Y Todos los grupos de nuestra parroquia han participado con gran entusiasmo y con mucha entrega en la organización y preparación de este acontecimiento. Como todos sabemos la fiesta de nuestro santo patrono, debe ser para unirnos más como comunidad parroquial, ese es el fin de toda fiesta, donde se renueve el compromiso de cada uno, como hijo de Dios, como hermano en Cristo, donde la entrega al servicio generoso se ponga de manifiesto para que todos seamos una comunidad más fuerte en su fe, más segura en su esperanza, y con un amor más vivo, mas ardiente, que contagie a otros, que los mueva a acercarse más a Dios. Así todos seremos testigos de Cristo, a ejemplo de San Francisco que lo quiso seguir, a pesar de tantas limitaciones, de muchísimas criticas, y en un ambiente adverso. Ojalá que tomemos el ejemplo del “pobrecillo de Asís” sobre todo en estos tiempos de violencia, de inseguridad, que seamos promotores de la paz y el bien, como él lo decía PAZ Y BIEN, a todo el que se encontraba. El Emmo. Sr. Cardenal, Dn Francisco Robles Ortega, nos invita en su carta “La reconstrucción de nuestra ciudad tarea de todos” a que cada uno asuma su responsabilidad y sea portador de valores como la justicia, la paz el bien, creo que los tiempos que vivió San Francisco de Asís, no son muy diferentes a los nuestros, ya que también ahora es urgente promover la justicia, la responsabilidad, la paz y el bien.

Con mi oración y mi bendición para Ustedes y sus familias.

Pbro. Enrique Medina Zamarripa Párroco

Página 2


ENCUENTRO CON Jテ天ENES

10 3

10

Esta pテ。gina fue Hecha por: Leonardo Martテュnez


El pasado mes de agosto (16-21) se llevó a cabo la Jornada Mundial de la Juventud en la ciudad de Madrid en España. Este encuentro fue fundado por el Beato Juan Pablo II y se ha vuelto hasta hoy una tradición donde jóvenes de todos los países del mundo se reúnen para compartir la fe y para tener un encuentro con el Papa alrededor de Cristo. Esta jornada tuvo cientos de miles de participantes, incluso en la misa de clausura se calculan más de un millón de asistentes. A continuación comparto con ustedes algunas frases de su Santidad Benedicto XVI en los diversos momentos de esta jornada.

21

Nuestra parroquia también tuvo presencia en la JMJ Foto: Angela Rodríguez

11

La fe no se opone a sus ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no se conformen con menos que la Verdad y el Amor, no se confromen con menos que Cristo.

ra 20 su de au o Cl ost ag

de

s, 011 rio 2 ta de un to ol s V ago de

21

Al amor de Cristo solo se puede responder con amor, y eso es lo que les pide el Papa en esta despedida: que respondan con amor a quien por amor se ha entregado por ustedes.

s, to 1 en 01 Vi e 2 ro d at to Cu gos isa a M 1 de 2

“No os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de la fe”.

, 01 cis e 2 ru d a C to Ví gos a de

“No paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer”

, os nt ie 11 V 20 ro e at o d Cu st a go ili a ig e V 21 d

“Los invito a pedir a Dios que los ayude a descubrir tu vocación en la sociedad y en la Iglesia.... Vale la pena acoger en nuestro interior la llamada de Cristo y seguir con valentía y generosidad el camino que él nos proponga”.

19

s, le be 1 Ci 201 en de da to ni os ve ag en e Bi 18 d

“Hay palabras que solamente sirven para entretener, y pasan como el viento; otras instruyen la mente en algunos aspectos; las de Jesús, en cambio, han de llegar al corazón, arraigar en él y fraguar toda la vida”.

MENSAJE DEL PAPA

10 4


10

VIVIR EN FAMILIA

5

Por: LCF Alfredo Roldán

VIVIR EN FAMILIA

Los padres de familia: “Maestros de la oración” Me sorprendió mucho leer que Juan Pablo II se refiriera a los padres de familia como “Maestros de oración”. Uno se imagina que los maestros de oración serían los santos, los sacerdotes, las monjitas o los catequistas. Pero quienes tienen el deber de enseñar a orar son los propios padres, por tanto es un gran reto el enseñar a orar a nuestros hijos. Haciendo memoria, recuerdo que mis primeras oraciones me las enseñaron mis abuelas. En alguna ocasión mi abuela le enseñaba a orar a uno de mis sobrinos pequeños, que apenas podía habla. Esto lo hacía de una forma muy simple estiraba la mano hacia una imagen religiosa y decía “pan”, de esta forma los niños aprendían a pedir a Dios el “Pan nuestro de cada día”. Seguramente esa fue también mi primera oración. En la experiencia de trabajo en las parroquias, tengo la oportunidad de atender a muchos niños de catequesis, cuando llegamos al punto de la oración parecería que les estuviera hablando en otro idioma, en ocasiones puedo lograr que al menos realicen por su cuenta una frase o dos. Existe un especie de miedo por orar. Esto se entiende muy fácil al voltear a ver los padres que en su gran mayoría se encuentran muy alejados de los temas de Dios. Esto vuelve complicado la tarea de ser maestros de oración. Sin

embargo no podemos olvidar que todo bautizado tiene esa capacidad de orar a Dios Padre, no hay que tener miedo pues es Dios quien sale a nuestro encuentro en ese dialogo sencillo. La oración familiar debe ser hecha en familia, de tal forma que los hijos vean como algo natural el orar en casa. Al mismo tiempo debe estar hecha desde la familia, es decir desde las experiencias propias de la familia, los acontecimientos positivos y negativos que la familia vive, deben ser los temas que se pongan en la oración. Por otro lado debemos distinguir entre la oración en familia y la oración entre esposos. Ya que los esposos deben tener su propio espacio de oración que los ayude a poder caminar juntos y guiar a la familia hacia Dios. esto además fortalece la unión conyuga. Así pues mis queridos “Maestros de la oración” como hijo solo tengo una última cosa que decir: “Enseñenos a orar”

Orar como esposos: Fijen un momento del día y también un lugar, donde puedan dialogar los sucesos de la jornada y ponerlos en oración. (Vale la pena perderse una novela o un partido de fut, para compartir la vida en oración)

1

Si no sabes orar, es fácil pide a Dios que envíe su Espíritu Santo para que te enseñe a orar. Puedes empezar con algunos Padres Nuestro y pronto podrás realizar un dialogo fluido con Dios

2 3 4 5

El momento de oración con los hijos debe ser un momento de paz, no los regañes para que se s i e nte n a o ra r c o nt i go, convencelos con el ejemplo de que vale la pena orar. Practica una devoción en familia o busca a un Santo para que sea el patrono de la familia, aprende de él e imita sus virtudes. Recuerda quien te enseño tus primeras oraciones y no pierdas la oportunidad de enseñar a tus hijos a llamar “Padre nuestro” a Dios.


6

San Francisco de Asis Estimados amigos y amigas: Que el Señor les dé la paz. Mucho se ha escrito y dicho sobre el “poverello” (pobrecillo) de Asís; un pequeño hombrecillo que, por su pequeñez, llegó a convertirse en uno de los más grandes santos que el mundo ha conocido; y digo “el mundo” porque el hermano Francisco es reconocido y admirado incluso por personas que pertenecen a religiones no cristianas. ¿Pero, cómo pudo este pequeño hombre convertirse en el santo que tanto queremos y admiramos?

SANTORAL

Francisco vivió a finales del Siglo XII y principios del XIII (1182 – 1226), tiempos de cambios. Después de muchos años en que predominaba el sistema económico feudal, de grandes señores poseedores de vastas tierras; comenzó a florecer el comercio, junto con las ciudades y un sistema más de mercado. Esto contribuyó a que se dieran varias situaciones: El afán de los ricos por ser más ricos, de los mercaderes por convertirse en nobles, los sacerdotes cada vez más alejados de la gente y los pobres volviéndose cada vez más pobres y olvidados por todos. Francisco, después de haber vivido las primeras etapas de su vida como el hijo de un comerciante rico con los mismos sueños y afanes de alguien de su clase social, dio un giro en su vida. Supo escuchar la voz de Dios que le hablaba dentro de su corazón: “Francisco, reconstruye mi Iglesia, que está cayéndose en pedazos”. De ser un joven respetado y admirado, se convirtió en una especie de “loco del pueblo”, que pasaba su tiempo, ¡qué

Por: Fray José Luis Villarreal, OFM Cap. locura!, solo orando en una sencillo: Dios está allí. ¿Por cueva o en alguna capilla o con qué buscar en cosas terrenales los leprosos y los mendigos lo que sólo Dios puede dar? Y que vivían fuera de la ciudad o su anuncio no necesitaba de en las calles, pidiendo limosna muchas palabras, pues su vida para ellos. Lo dejó todo. Y misma anunciaba a gritos que todos, por ello, estaban sólo Dios basta. extrañados y sorprendidos. El mensaje del pobrecillo El tiempo pasó y cada vez con F r a n c i s c o d e A s í s p a r a más intensidad, las personas nosotros es el siguiente: comenzaron a sentir el gran “¡Somos hermanos! El buen testimonio que el pobrecillo Dios, por su misericordia, nos Francisco les ofrecía. Un ha dado tantas cosas tan hombre completamente libre. singulares y bellas… Mira el U n h o m b r e q u e h a b í a sol y la luna, mira las estrellas renunciado al prestigio, al y la Tierra, mira el agua, el dinero y a la comodidad y, aún fuego, el viento, los animales, así, se veía tan feliz, alegre, l o s h o m b r e s y m u j e r e s amable y que hablaba de las todos… ¡Somos hermanos!”. cosas de Dios de forma tan Amémonos unos a otros, maravillosa. No tardaron como hermanos que somos, y mucho en unírsele más amemos a Dios, nuestro h e r m a n o s , e n b u s c a d e Señor, que, no conforme con aquello que todos, a veces sin darnos todo lo que nos rodea, saberlo, buscamos… La paz y se nos dio Él mismo. El amor la felicidad que sólo Dios de Dios lo cubre todo. puede dar. Vivamos en y para el Amor. Francisco se convirtió en el hermano de todos. Podía con la misma naturalidad conversar con un príncipe, con un mendigo, con un campesino o con un grupo de pajarillos. Andaba de un lugar a otro anunciando algo muy


viviendo el EVANGELIO

Por: Pbro. Horacio Garza Leal

5 pasos para una buena confesión Muy estimados lectores les presento un breve método para poder reconciliarnos con Dios atreves de la confesión; Dios te permita tener una buena confesión. Hacerse un Examen de Conciencia no tiene como fin que uno termine creyéndose un manojo de pecados, defectos y fallas; sino, más bien, es ponerse cara a cara con Dios y luego ante un sacerdote, para reconocer humildemente las ofensas cometidas contra Él, nuestros semejantes y contra uno mismo. Todos somos pecadores. Hasta los Santos más grandes de la historia necesitaron de frecuentes exámenes de conciencia para confesarse pecadores y, así, permanecer fieles al Señor. Hacer un buen Examen de Conciencia es para darse cuenta de los errores que cometemos a diario, aceptarlos y corregirlos para reiniciar siempre el camino. No es quedarse mirando el pasado acusándose de los errores, sino que también uno debe poner su la mirada en el presente y en el futuro para ser un buen cristiano AMANDO COMO AMA DIOS y cuidándose de no pecar. Y si volvemos a caer en el pecado, hay que volverse a levantar: Dios sabe mejor que nadie de nuestras debilidades y, aún así, siempre cree en cada uno de nosotros.

1 2 3 4 5

Examen de Conciencia Esfuerzo sincero en recordar todos y cada uno de los pecados

Dolor de los Pecados Reconocer que se ha ofendido a Dios que nos ama tanto

Propósito de no volver a Pecar La simple y sincera determinación de no volver a pecar por amor a Dios.

Decir los Pecados al Sacerdote De una manera concisa, concreta, clara y completa.

Cumplir la Penitencia, con humildad y dolor en desagravio, reparación y satisfacción de la culpa contraída al ofender a Dios.


8 10

Dogmas Marianos Grandes han sido los privilegios que Dios ha otorgado a nuestra Madre Santísima en atención a los méritos de su Hijo. Uno de ellos es el que a continuación veremos y que conocemos como la Inmaculada Concepción.

ca|ritas est, es el nombre más bello de María, nombre que le dio el mismo Dios para indicar que desde siempre y para siempre es la amada, la escogida para acoger el don más precioso, Jesús.

¿Cuándo fue definido y qué proclama este dogma?

María, como la Llena de gracia, nos enseña a preparar nuestro corazón para acoger a nuestro Señor con la mayor pureza, su ejemplo de vida es una invitación para alcanzar la santidad. No lo dudemos ni un instante… ¡Dios está con nosotros! Así como Él le regaló a María las gracias necesarias para llevar a cabo su misión como Madre del Salvador, de la misma manera nos dará a cada uno de nosotros las gracias que necesitamos para vivir conforme a su voluntad. Este dogma es también para nosotros un signo de esperanza, es signo claro del triunfo de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte. En María encontramos el modelo perfecto de santidad, su pureza nos invita a vivir una vida totalmente entrega a Cristo.

Este dogma de fe fue definido el 8 de diciembre de 1854 por el Papa Pio IX. El dogma dice: “Declaramos, pronunciamos y definimos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María, en el primer instante de su Concepción fue, por singular gracia y privilegio del Dios omnipotente, en previsión de los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, preservada inmune de toda mancha de culpa original, ha sido revelada por Dios y, por tanto, debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles”. Nos queda ahora claro que este dogma se refiere no a la concepción virginal de Cristo en María como en ocasiones suele confundirse al escuchar el nombre de este dogma, sino que se refiere a la concepción por la cual María fue engendrada en el seno de su madre.

Pidámosle a nuestro Señor, por intercesión de nuestra Madre Santísima, que nos otorgue esas gracias que más necesitamos para vivir como auténticos hijos de Dios diciendo:

¿Qué me dice a mí este dogma de fe? El fundamento bíblico de este dogma lo encontramos en aquellas palabras que el Ángel le dirigió en la anunciación: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo” (Lucas 1,28). “Llena de gracia”, nos dice la encíclica Deus

DOGMAS MARIANOS

Virginidad perpetua de María

Bendita sea tu Pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea, en tan grandiosa belleza. A ti celestial Princesa amada Virgen María, yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión y no me dejes Madre mía sin tu santa bendición. Amén. Por Seminarista Eduardo Mata Ortíz


10 9

CONOCE TU FE

onoce tu fe

CATÓLICO DOMUND El catecismo nos enseña: 849 El mandato misionero. «La Iglesia, enviada por Dios a las gentes para ser "sacramento universal de salvación", por exigencia íntima de su misma catolicidad, obedeciendo al mandato de su Fundador se esfuerza por anunciar el Evangelio a todos los hombres» (AG 1): "Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28, 19-20)

¿Qué es el DOMUND o Domingo Mundial de las Misiones? Ser misionera es Una de las característicos principales de nuestra Iglesia. Para cumplir con el mandato de Jesucristo de “Ir por todo el mundo y bauticen en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enseñen todo lo que yo les he mandado” (Mt 28, 19-20). La Iglesia Católica se encuentra en permanente misión y cada año en el mes de Octubre dedicamos un domingo a reflexionar sobre esta tarea ¿Cuántos católicos somos en el mundo? En la estadística del 2007 la población mundial era de 6,617,097,000 p e rs o n a s d e l a s cuales tan solo 1,146,656,000, lo que representa un total del 17.33% de la población mundial. En palabras más simples 2 de cada 10 habitantes del mundo son católicos. ¿Somos menos católicos? No, la iglesia ha aumentado su población en casi

todos los continentes (excepto américa) dando un total de 15 millones de católicos más que la anterior estadísticas. ¿Evangelizar es tarera solo de los sacerdotes ? Si dejáramos esta tarea en manos de los sacerdotes, cada sacerdote tendría que atender a 12,879 habitantes o a 2,810 católicos por sacerdote. Por lo tanto esto no puede ser tarea de unas cuantas personas sino es una tarea que

“implica a todos, todo y siempre”. Esta frase es del papa Benedicto XVI con motivo de la DOMUND 2011. Donde nos explica que el evangelio no es bien exclusivo que me puedo guardar para mi mismo, sino que tengo que compartir esta noticia. Y esta misión esta confiada a todos los bautizados. Si tu estas bautizado, tienes la misión de evangelizar, quizá no te iras África, pero si lo puedes iniciar en tu h o g a r, e n t u s amistades y en tu parroquia.

Quieres reflexionar más sobre el Domund Descarga este documento http://goo.gl/08SAR


10

Novenario a San Francisco De Asís Continuando con esta sección de devociones comparto con ustedes este novenario a San Francisco de Asís, cada día realizamos la oración inicial, después la correspondiente al día y po última la oración final.

Día 1° Admirable Padre San Francisco, ángel de paz y heraldo del Rey de reyes, que con vuestras virtudes sois una de las mayores glorias de la Iglesia, obtenedme por vuestras llagas y por vuestras grandezas, las virtudes propias de mi estado y la gracia que os pido, si es la voluntad de Dios. Padrenuestro, Avemaría y Gloria..

Día 6º. Maravilloso Padre San Francisco, modelo de la perfección, que ocupáis en el cielo el lugar más elevado que perdió el más alto de los ángeles caídos, velad por vuestros hijos y devotos y haced que obtengan siempre las misericordias del Señor con vuestra amable bendición. Padrenuestro, Avemaría y Gloria

Día 2º Glorioso Padre San Francisco, Arca de santidad y fundador de la Orden Seráfica, por lo cual sois aclamado grandioso Padre de ingentes multitudes en vuestras tres Ordenes de Menores, de religiosas franciscanas y de terciarios, alcanzadme el menosprecio del mundo y el deseo de las cosas celestiales. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Día 7° Taumaturgo Padre San Francisco, que obráis grandiosas maravillas en favor de los que se acogen a vuestro patrocinio y es vuestra eficacísima protección, lograd que se cumplan en mi las promesas hechas a vuestros hijos, de que ninguno se condenaría vistiendo dignamente el hábito, sino que obtendría la misericordia arrepintiéndose de sus pecados. Padrenuestro, Avemaría y Gloria Día 8° Devotísimo Padre San Francisco, que sois "el santo más amante del Sagrado Corazón de Jesús, la víctima más identificada con El y el alma que se ofrece continuamente a la Justicia divina para obtener en El y por El misericordia para los pecadores y amor y gracia para las almas religiosas", acrecentad en mi el perfecto amor de Dios y del prójimo. Padrenuestro, Avemaría y Gloria

3º. Seráfico Padre San Francisco devotísimo de la Reina de los cielos, de la que recibisteis inefables bondades y la proclamasteis Patrona de vuestras obras, obtenedme la filial devoción a la Inmaculada Virgen María en tanto grado como es la voluntad de Dios. Padrenuestro, Avemaría y Gloria. 4º. Santísimo Padre San Francisco, imitador del Hijo de Dios y copia exacta de Jesús, que por los copiosos dones de gracia que habéis recibido y por vuestra semejanza al Divino Redentor sois llamado Nuevo Cristo, haced que imite vuestros ejemplos para copiar más exactamente a Jesús, divino modelo de los predestinados. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

DEVOCIONARIO

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS Bienaventurado Padre San Francisco, dirigid compasiva mirada desde el excelso trono de vuestra gloria y rogad por vuestro pueblo; por este pueblo que habéis escogido para que en todo tiempo sirva delante de Vos en el ministerio del Señor. Así sea.

Día 9° Poderosísimo Padre San Francisco, auxilio de los que os invocan, que por querer de Dios libráis del Purgatorio las almas de vuestros hijos y lográis su entrada en el paraíso, hacedme verdadero hijo vuestro, para que merezca siempre vuestra valiosísima protección. Padrenuestro, Avemaría y 5º. Pacientísimo Padre San Francisco, serafín Gloria. abrasado y amante de la cruz, que fuisteis favorecido Oración Final: Perfeccionad, Padre Seráfico, la por Jesús con la impresión de las sagradas llagas en viña que vuestras manos han plantado y vuestro cuerpo, alcanzadme que lleve escuchad las súplicas de vuestros hijos. Padre incesantemente la cruz y haga frutos dignos de mío San Francisco, rogad y bendecid a vuestros penitencia. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

hijos y devotos. Amén.

http://www.devocionario.com/santos/asis_2.html#P2


Encuentro Parroquial