Issuu on Google+

Un recorrido por la literatura infanto-juvenil


Índice Editorial

Artículo:

Artículo: La

Página 3

Recursos de la nueva LIJ, exigencia de competencias literarias que deben desarrollarse en el aula.

función ideológica del narrador, perspectiva que guía la lectura y genera una crítica social.

Crítica:El amor no es sólo cosa de grandes.

Páginas 6-7

Páginas 4-5

Página 8

Crítica: Nuevas Crítica: Fantasía con sabor a crítica, ¿real o no real?

Tráileres

demandas, nuevos tratamientos: La LIJ a la vanguardia.

Página 11

Página 10

Página 9

Propuesta Pedagógica

Propuesta Pedagógica

Propuesta Pedagógica

“The wrong book”

“Detective Comics #46”

“Detective Comics #47”

Página 12

Página 13

Página 14

Agradecimientos

Bibliografía

Página 15

Páginas 16-17


Editorial Dicho esto, juegan un rol fundamental los docentes y padres o tutores en poder guiar a los menores a encantarse con la literatura y lograr el goce y disfrute con esta.

Si miramos a nuestro alrededor podremos darnos cuenta que el mundo ha cambiado en comparación a unos años atrás y con él sus jóvenes y niños se han transformado. Es por esto, que el mundo reflejado en las obras actualizó su imagen para hacerla corresponder con los cambios sociológicos y con las nuevas preocupaciones sociales (Colomer, 1999). Pero no basta sólo con que la literatura se haya modificado. Un papel fundamental es el nexo que se debe realizar entre la obra y el lector infantil o juvenil.

Huellas nace con la finalidad de servir de apoyo y referencia para la comunidad adulta en la tarea de recomendar literatura, teniendo siempre en consideración que la lengua literaria representa un sistema complejo y dinámico de estilos, los que se hallan en un cambio permanente (Bajtin, 1982). Bajo este enfoque creemos que la literatura varía en el tiempo y no es estática, por lo que invitamos al mundo adulto interesado en llevar a cabo esta noble labor a leer Huellas, una revista que le entregará herramientas y referencias clave para realizar este trabajo que llevará a formar nuevos y mejores lectores.


Artículo Recursos de la nueva LIJ, exigencias de competencias literarias que deben desarrollarse en el aula por Francisca Padilla Al entrar en contacto directo con la literatura infantil y juvenil que llena las estanterías de bibliotecas, centros de lectura y, por qué no, las repisas de nuestros hogares, podemos observar cómo la nueva literatura infantil y juvenil se apodera de recursos que anteriormente no se utilizaban para así ampliar la competencia literaria de los menores, entendiendo ésta como el “conjunto de saberes, habilidades y estrategias que resultan de la interacción texto-lector, así como de experiencias lectoras y de recepción” (Munita, 2010, p. 38). Nos referimos, entonces, a recursos tales como la metatextualidad e intertextualidad, que inundan las páginas de textos dirigidos a niños y jóvenes. Por este motivo se vuelve necesario que como docentes nos hagamos cargo de desarrollar y/o potenciar en nuestros estudiantes estas habilidades y aumentar, con ello, dicha competencia, dado que será inevitable que el niño en su experiencia lectora no interactúe con textos que demanden de él mayor desarrollo literario. En este artículo, a partir de una novela infantil titulada Historias de Ninguno, de Pilar Mateos, y un libro-álbum llamado En el principio, de Carolina Farías, analizaremos como estos recursos se incluyen en la LIJ y de esta forma se vuelven un desafío para el docente, el que debe incluir éstas temáticas dentro de sus actividades de aula, pues forman parte de lo que niños y jóvenes, en algún momento de su experiencia, leerán e interactuarán. Historias de Ninguno es una novela sobre un niño, que por su pequeño tamaño sus compañeros de curso lo dejan de lado y no lo consideran para ninguna de sus actividades ni juegos, es más, dentro del aula pasa completamente desapercibido para ellos y para su profesor, de esta forma se convierte en Ninguno, ya que sus compañeros siempre respondían que ninguno hacía falta, adjudicándose así dicho nombre, pues siempre faltaba él. La historia da un vuelco cuando en un recreo conoce a Camila, quién por ayudarle le regala una caja de pinturas (lápices de colores). El niño al hacer su primer dibujo, una mosca, este cobra vida y así con cada obra que realiza. Aquí evidenciamos la presencia de la Metaficción, se produce un cortocircuito, pues el personaje es a la vez el creador del mundo narrativo, como nos diría Silva-Díaz (2005). Específicamente, lo podemos observar cuando el niño dibuja un perro el que va a pasar a formar parte de la historia. Esto va a venir a quebrar la expectativa de lectura y va a subvertir los roles que se conocen hasta el momento. Por ende, va a apuntar a un tipo de lector modelo, distinto de la lectura infantil tradicional, ya que se pierde la estabilidad ficcional (Ow, 2012). Con esto el texto, para su comprensión y construcción de sentido, va a exigir del lector distintos tipos de competencias, que su desarrollo le permitirán realizar una lectura más adecuada, en mayor profundidad, de lo contrario llevará a una lectura ingenua y superficial (Lluch, 2003).


Artículo Por otro lado, En el principio, es un libro-álbum que desde la portada exige de habilidades y competencias que la literatura tradicional no demanda de los lectores. En el libro-álbum la generación de sentido resulta de la articulación indispensable entre texto e imagen (Siro, 2005), el texto por sí solo no es capaz de generar el significado. Esto le sucede a cualquier lector que tenga contacto con este álbum. Cuando se enfrente al título de la obra unido a la imagen que se presenta en la portada, éstos llevarán directamente al lector a relacionarla con los primeros versos de la Biblia. Si seguimos avanzando en la lectura del texto y las imágenes, seguiremos apreciando esa correspondencia que detectamos cuando tuvimos el primer contacto. Vemos como el texto nos va a entregar un mensaje y como la imagen va a llevar ese mensaje a otro nivel, exigiendo al lector que relacione este hipertexto, sus personajes y situaciones, con el hipotexto, personajes y situaciones que nos presenta la Biblia. De este modo, evidenciamos en un ejemplo concreto la presencia de la intertextualidad en la nueva LIJ. Este recurso depende siempre del reconocimiento del cruce de textos que se genera, es decir, la relación de un texto concreto con otro y en cómo el lector lo recepciona. La recepción, como nos dice Mendoza (2003), está en función de los conocimientos que componen la competencia literaria y el intertexto lector. Por este motivo, el objetivo principal docente debe radicar en formar al lector para ir reconociendo las vinculaciones entre un texto determinado y otros que le anteceden o le siguen (de Amo, 2005). Como podemos apreciar, los autores escriben para un lector completamente distinto al que la literatura tradicional antes apuntaba. El texto, en palabras de Lluch (2003), va a exigir del lector cuatro tipos de competencias: genérica, lingüística, literaria e intertextual. Es decir, demandará de él conocimientos del género narrativo de la obra, el dominio de la palabra, la oración, la coherencia, la cohesión y las reglas socioculturales, que el lector prevenga lo que acontecerá, formule inferencias y compare con lecturas anteriores y reconozca las relaciones que el texto mantiene con los textos literarios que constituyen una tradición. Es en esta perspectiva que el rol docente apunta a ir desarrollando estas habilidades y mediar en el progreso lector de los educandos, ya que el desafío consiste en formar lectores competentes capaces de comprender y construir significados a partir de las obras leídas. El aula, la escuela, se convierte, de este modo, en la encargada de velar para que ningún niño se sienta marginado por el texto o rechazado por la lectura (Munita, 2010). La LIJ contiene estos recursos y no podemos hacernos los desentendidos o “ciegos” ante estas nuevas demandas de la literatura, sino que por el contrario, debemos hacernos cargo de desarrollar y potenciar las competencias que los textos exigen a los lectores y así poder ampliar la competencia literaria de los educandos y proveerles realizar una lectura enriquecida y profunda, pudiendo construir el sentido del texto por sí solos, pues serán competentes debido a que su recorrido lector se ha fortalecido y son capaces de recepcionar y construir el significado.


Artículo La función ideológica del narrador, perspectiva que guía la lectura y genera una crítica social por Francisca Padilla Temas en la literatura infantil y juvenil hay muchos, pero uno que siempre se repite y forma parte de ésta es la relación padres e hijos. Esto, porque la sociedad se halla organizada familiarmente y porque si lo que se busca es la identificación de los niños con el mundo de ficción, el contexto familiar resulta como un reflejo de su entorno cotidiano real (Colomer, 1999). Esto lo han entendido muy bien los autores y han plasmado esta relación en varios libros y álbumes. No se debe perder de vista que no se escriben historias para contar la vida sino para transformarla, añadiéndole algo (Vargas Llosa, 1990). Un papel crucial dentro de la narración lo cumple el narrador. Lluch (2003), define distintas funciones del narrador, pero destaca una dentro de la literatura infantil y juvenil: la función ideológica, entendida como la evaluación que el narrador hace de la acción o de los personajes, a través de comentarios, información narrativa o elección de palabras. Dado lo anterior podemos decir, que a pesar de que la nueva LIJ no busca moralizar, el narrador puede guiar el tipo de lectura que el lector realizará, orientar la simpatía o antipatía hacia un determinado personaje o determinadas actitudes, mostrar una determinada información desde el punto de vista de un solo personaje, entre otros (Lluch, 2003). Contextualizados en el posicionamiento teórico de nuestro análisis, surgen diversas interrogantes, tales como, ¿Qué se intenta mostrar a partir de la relación padres e hijos? ¿Cómo el narrador dirige la lectura y la empatía que se puede lograr con los personajes? ¿Qué ideología se esconde tras la narración? ¿Cómo se critican las construcciones sociales existentes? Todas éstas muy interesantes, que en el desarrollo de éste artículo proponemos responder, a partir de un libro-álbum de autoría de Anthony Browne: El libro de los cerdos, y una novela infantil de Alfredo Gómez Cerdá: Las palabras mágicas. El libro de los cerdos, es un álbum ilustrado que cuenta la historia de una familia, De la Cerda, a partir de la doble codificación, texto e imagen. El álbum comienza narrando: <<El señor de la Cerda vivía con sus dos hijos, Juan y Simón, en una casa bonita (…) En la casa estaba su esposa>>. De este modo el narrador nos introduce en una narrativa desde la mirada del Señor de la Cerda y sus hijos, dejando en segundo plano a la esposa. Esto se puede inferir por el texto y por la imagen que viene a potenciar esto debido a que se representa al esposo y los dos hijos pero no se incluye a la esposa. A medida que se avanza en la lectura, esta visión y construcción familiar se potencia, ya que la relación texto-imagen nos muestra cómo el señor de la Cerda y sus hijos relegan toda la responsabilidad del hogar en la señora de la Cerda. El narrador nos muestra un nuevo plano, desde la perspectiva de la mujer, lo que nos lleva a empatizar con ella, a ponernos en su lugar.


El conflicto aparece cuando la esposa no vuelve de su trabajo, dejando la responsabilidad del hogar en manos de su esposo e hijos. Tan sólo deja el siguiente mensaje (el que descubrimos a partir de la imagen): <<Son unos cerdos>>. A partir de esto se expresa el grito de la madre, en la que se critica la conducta de los miembros familiares, en este caso del padre (la que repiten los hijos), tema que según Colomer (1999), está especialmente presente en la literatura actual. La obra culmina con el clamor del padre y los hijos por que vuelva la madre y cómo estos se comprometen en las labores del hogar, dando paso a que la esposa pueda desarrollar otras actividades, como la mecánica automotriz.

Artículo

Las palabras mágicas, por su parte, narra la historia de Ramón, un niño con una imaginación despampanante. Es el encargado de crear las aventuras que representarán junto a su grupo de amigos, pero tiene un problema, moja sus pantalones. Margarita, su madre, es una mujer que, como define el texto, <<hablan tanto, tanto, que a menudo se olvidan de escuchar>>, y que por su problema no le permite jugar con sus amigos y lo cataloga como <<el peor hijo del mundo>>. De este modo, el narrador en esta ocasión, nos plantea la historia desde la perspectiva de Ramón y de todo lo que sufre y se apena, por lo que lleva al lector a generar una simpatía con él y una antipatía con su madre. Lo vincula emocionalmente con las vivencias del menor y lleva a cuestionar el comportamiento reprochable de la madre. El libro continúa y se desarrolla a partir de una jugarreta infantil ideada por su amigo Cipri, en la que Ramón intenta llamar la atención de su madre quedando ciego, sordo, mudo y regordete. De este modo logra, que su madre pronuncie las palabras mágicas que tanto esperaba: <<Perdóname, Ramón. Perdóname, hijo mío>>. A partir de ambos textos, podemos observar cómo se construye la narrativa a partir de lo que el narrador nos muestra y de la elección de palabras y situaciones que nos revela. Con esto podemos concluir dos cosas. Por un lado, la literatura infantil y juvenil está cargada de ideología, la que se nos presenta mediante lo que el narrador desea mostrarnos, ya sea a través de las palabras o de las imágenes, en el caso del libro álbum. Por otro lado, como nos dice Colomer (1999), esta ideología cargada de los valores de libertad, tolerancia o defensa de una vida individual placentera, hace que la literatura infantil y juvenil se dirija a enfrentar cualquier forma de poder autoritario, a denunciar las formas de alienación y explotación. Lo que podemos ver bien representado en la obra de Anthony Browne y de Alfredo Gómez Cerdá. Este análisis no concluye aquí, sino que como adultos mediadores y responsables de la literatura que leen nuestros niños, debemos estar en constante evaluación de las temáticas y las formas de abordarlas que nos presentan las distintas narrativas y siempre tener en consideración que detrás de cada texto se esconde una ideología que será representada a partir de la voz del narrador y de lo que él vuelva visible al lector y que la nueva LIJ demanda que poseamos una postura crítica ante las temáticas que éstas nos presentan, la que se vuelve nuestra responsabilidad mediar entre el libro y el menor.


Crítica El amor no es sólo cosa de grandes Título: “No somos irrompibles: Con el sol entre los ojos” Autor: Elsa Bornemann Ilustrador: O’Kif. Datos de edición: Alfaguara infantil, Chile, Décimotercera edición, 2011. N° de páginas: 5 páginas.

Uno de los sentimientos más nobles y puros del mundo no se limita al tiempo o a la edad de quienes lo experimentan, no consulta para poder entrar y no explica las extrañas sensaciones que se comienzan a sentir. El amor, un tema que se suele no comentar a los más pequeños, es uno de los sentimientos que tarde o temprano experimentarán. De esto es consciente Elsa Bornemann y nos entrega esta obra, de la que rescatamos Con el sol entre los ojos, que invita al lector a adentrarse en este sentimiento y en lo que experimentan un par de jóvenes.

Con el sol entre los ojos, es un cuento que narra la historia de una joven enamorada de Gustavo, un chico raro según sus compañeros de curso. Ella sabe que es diferente, porque es capaz de encender un sol a medianoche, es capaz de iluminar sus días más sombríos y entregarle calor en los días lluviosos. Ella es la única capaz de ver que Gustavo tiene un sol entre los ojos. En una clase, enfrente de todos, le pregunta a la profesora si ella ve el sol que el chico lleva en el rostro, a lo que esta se ríe. La joven se convence al hablar con Gustavo que es imposible hacer que los demás sientan lo tan bello que ella siente y aunque se burlen o le digan que es imposible, ella está segura de que Gustavo tiene un sol entre los ojos. Este cuento posee una estructura narrativa que se utiliza fundamentalmente en el caso de los libros de literatura infantil, una estructura ternaria. Se presenta el inicio de la historia, la que se corresponde a cuando la joven nos cuenta que la única que se ha dado cuenta que Gustavo tiene un sol entre los ojos es ella y nos muestra todo lo que el chico le hace sentir. Luego nos lleva a la acción, debido a que trata de explicarse qué es lo que la hace sentir eso tan bello, la razón por la que ella ve un sol en el rostro de Gustavo; por lo que trata de hallar respuesta en distintas situaciones. Finalmente, se nos muestra la resolución del conflicto, la chica no logra explicar con razones lógicas lo que ella ve en Gustavo, pero sabe que es real. Con el sol entre los ojos es un reflejo de las nuevas temáticas que la LIJ trata en sus obras. Los chicos se dejan de minimizar y se comienza a incluir lo que ellos experimentan en su vida cotidiana. Con esto los menores logran identificarse con la narración y con alguno de sus personajes, ya que pueden identificar que lo que se les narra se puede encontrar en la vida real, a pesar de que la narración siempre es ficción. La complejidad sintáctica se encuentra muy de acuerdo al tipo de lector que va dirigida la obra, jóvenes desde 10 años de edad, ya que, presenta un lenguaje adecuado que no dificulta la lectura de los éstos, sino que les resulta muy familiar. De este modo, la historia entretiene al lector en todos sus sentidos, pues no se presenta como un texto difícil de leer, ya que no recurre a la utilización de vocabulario complejo o rebuscado, que permita en algún momento que el lector se pierda en el significado de las palabras y deje de comprender el sentido general del texto y lleve, de este modo, al aburrimiento o cansancio mental del menor. La obra cuenta con variados atributos que la vuelven totalmente recomendable, pues es cercana al público al que se dirige, trata temas acorde a sus intereses y/o necesidades y cuenta con un uso del lenguaje amigable para cualquier joven que se sienta atraído a divertirse y recrearse a través de una lectura que lo puede llevar a identificarse con lo que experimentan los protagonistas del cuento.


Crítica Fantasía con sabor a crítica, ¿real o no real? Título: “Sinsajo” Saga: “Distritos” Autora: Suzanne Collins Traductor: Datos de edición: Editorial Molino, 2010 N° de páginas: 422 páginas

La fantasía en torno a este libro encierra en sus páginas contextos completamente reconocibles en la real, volviendo a esta obra un producto no tan irreal y capaz de llevar a los jóvenes al goce y disfrute por lo posible de su relato, así como también a despertar en ellos un lector crítico capaz de cuestionar lo que se les muestra en la televisión. Sinsajo, es la tercera parte y final de la saga “Distritos”. Este libro relata la continuación a los hechos ocurridos en el Libro En Llamas de la misma autora. Katniss Everdeen junto a Peeta Mellark son reelegidos para los 75 Juegos del Hambre, todo esto se veía como un plan de Snow para demostrarles a los Distritos que ni los más fuertes lograrián vencer el poder del Capitolio, pero realmente fue idea del Distrito 13 a través de Plutarch, el mano derecha de Snow o más bien el infiltrado de este distrito. Todo sale de acuerdo al plan, logran Liberar a Katniss de Panem y la llevan al Distrito 13 junto a Gale y su Familia –Peeta no corre la misma suerte-. Gale le cuenta a Katniss que el Distrito 12 ha desaparecido al igual que la mayoría de la gente que vivía ahí, esto genera el desprecio de Katniss hacia Snow. Posteriormente tiene una reunión con Coin líder del Distrito 13, esta le comenta todo lo sucedido y como ellos la utilizaron para que fuera su Sinsajo, es decir, la cara visible de su Rebelión. Es aquí cuando empieza el verdadero trabajo, videos contra Panem y el Capitolio, emboscadas y visitas a los otros Distritos para pedir que se unan a esta Rebelión, también el rescate para salvar a los secuestrados por el Capitolio, entre ellos Peeta, quien está con una especie de lavado de cerebro, por el cual muestra un odio hacia Katniss. Y finalmente el ataque al Capitolio con varias muertes y la victoria de Los Distritos por sobre el Capitolio. Se está en presencia de una novela totalmente irreal, pero la irrealidad de la literatura fantástica se vuelve, para el lector, símbolo o alegoría, es decir, representación de realidades, de experiencias que sí puede identificar en la vida. Por otro lado, podemos ser partícipes de cómo la autora refleja en sus palabras una crítica a los sistemas establecidos en la actualidad y al rol protagónico que toman ciertos medios de comunicación masiva, como lo es la televisión, y el contenido que ésta entrega a todos sus televidentes. El lenguaje que utiliza la autora, permite que el texto sea completamente amigable para cualquier joven que tenga la intención de dejarse envolver por una novela de ciencia ficción, que reinterpreta la realidad y la presenta de una forma atractiva acorde a los intereses de la juventud actual, que goza con una lectura dinámica. Otra característica que la vuelve completamente atrayente es el protagonismo de una mujer, temas que la nueva LIJ se hace cargo de presentar a los lectores y de poner ante sus ojos, encontrándose en plena sintonía con las nuevas demandas sociales de igualdad genérica. Por estas razones y muchísimas otras que podríamos analizar en otra ocasión, Sinsajo es una novela ciento por ciento recomendable para ser leída por los jóvenes actuales, ya que pueden sentirse identificados con los personajes y aventuras y despierta en ellos el lector crítico que la nueva LIJ demanda, uno capaz de construir significado.


Crítica Nuevas demandas, nuevos tratamientos: La LIJ a la vanguardia Título: “Cadavercita Roja” Animación, diseño y desarrollo: Itbook. Concepto e ilustración: Emi Ordás. Doblador: Francisco Colmenero. Guión: Luis Murillo. Música: Javier Labaca.

En la actualidad la tecnología ha dado grandes pasos y ha avanzado a una velocidad que nuestros antecesores jamás hubiesen imaginado. Esto ha llevado a que los niños y jóvenes demanden de la sociedad y sus productos nuevos tratamientos que se encuentren en la línea de avance de la tecnología y que los lleve a experimentar sensaciones de la mano con estos cambios. De esto ha tratado de hacerse cargo la LIJ, pues dentro de sus finalidades se encuentra el goce por parte del niño o joven con la literatura, que la estética provoque en ellos un encanto. Cadavercita Roja, cuenta la historia de una dulce niña que en su pasado se llamaba Caperucita roja, pero que actualmente está muerta. Sus padres, quienes yacen en la tumba aledaña a la de ella, la despiertan un día para que lleve a su abuelita un pastel y una botella de licor, ambos envenenados, sin que ella lo sepa. De esto se entera el cuervo Arrancaojos y le informa a la abuelita lo que le va a suceder. La abuelita se prepara para recibir a su tan querida nietecita, tendiendo trampas en toda la casa y fuera de esta. Quien corre mala suerte con esto es Lupito, un lobezno que quiere ascender a la categoría de lobo feroz por lo que debe comerse o una caperucita o a una abuelita. Lupito no logra su cometido y termina siendo comido por Cadavercita y su abuelita, ya que este se cocina en el fuego de la chimenea al caer. En este banquete ambas comen del pastel y beben del licor, llevando a la abuelita a su muerte. Para pasar la eternidad divirtiéndose, la anciana compra un mausoleo para ella y su nieta, donde tienen fiestas todas las noches, a la que los padres de Cadavercita no son invitados. La obra utiliza como recurso principal la intertextualidad, ya que se hace alusión directa al cuento clásico Caperucita Roja y a otras narrativas como Rambo y Star Wars. Con esto, se refuerza la expresividad del mensaje y se subraya la intencionalidad. Además, marca la orientación receptora, a partir de los saberes compartidos entre el mensaje y un determinado tipo de lector previsto. La obra se condice con el tipo de lector debido a que utiliza recursos visuales, táctiles y auditivos que despiertan el interés de los menores y grandes, también. No utiliza vocabulario que esté fuera del conocimiento cotidiano de los niños, ni que complejice su lectura y la vuelva tediosa. A su vez, despierta en el lector su intertexto lector para que pueda crear el contexto de recepción y producción, el que sería imposible de codificar por este si no lo posee. La temática, si bien es conocida, debido a que evoca directamente a Caperucita Roja, está en directa relación con las nuevas tendencias de la LIJ, pues esta literatura nace desde procedimientos digitales y sólo puede ser consumida a través de ellos. Se da paso con esto a responder a la necesidad de los niños postindustriales, que están en constante relación con la tecnología y con los dispositivos móviles en los que pueden descargar este tipo de aplicaciones y llevarlas con ellos a cualquier lugar y desarrollar con ello su competencia literaria y lograr que ellos se vinculen con la literatura. Es así como Cadavercita Roja, es una narrativa completamente recomendable que sabemos llamará la atención de quién se acerque a interactuar con ella y que podrá despertar el interés y el goce lector en los más pequeñitos, a quienes se dirige la obra. Además, es posible de encontrar para dispositivos con sistema operativo Android e IOs, a un valor súper económico y accesible para todos.


z

Trรกileres

En el desvรกn: http://youtu.be/P2s2usdQJUM El corazรณn y la botella: http://youtu.be/zXpDjbD7mH8


Género discursivo: Ebook. Nombre: “The wrong book”. Autor/Narrador: Nick Bland/ Frank Woodley. Curso: Primero básico. Objetivo de Aprendizaje: 11. Desarrollar el gusto por la lectura, explorando libros y sus ilustraciones. Objetivo de la propuesta: Desarrollar un conversatorio en el que se presenten los paratextos y la importancia de éstos en la literatura y para el lector. Luego, por grupos de trabajo, mediante la consigna de principio dado, crear un texto nuevo para, posteriormente, unirlos y obtener un libro de creación propia.

Propuesta Pedagógica

Actividad hipertextual: Debido a que el texto se encuentra en otro idioma, el/la profesor/a puede introducir su lectura realizando una traducción de éste durante su presentación. Iniciará la actividad acercando el instrumento mediante sus paratextos, como el título, nombre del autor, desarrollador y narrador. Realizará preguntas a los alumnos cómo: ¿Por qué creen que el libro se llama “El libro equivocado”?, ¿quién será Nick Bland?, y ¿Frank Woodley?, ¿qué creen que siente el niño de la portada?, ¿cómo lo saben?, ¿de qué creen que tratará el libro? Con esto invitará a los estudiantes a ver y escuchar detenidamente el ebook para descubrir si sus hipótesis están en lo correcto. Además, durante la lectura del libro, el/la docente realizará nuevas intervenciones que relacionen las imágenes con el texto, por ejemplo: que anticipen, por medio de la ilustración, el personaje que aparecerá en el libro o el texto que seguirá, gracias a la secuencia repetitiva que este posee. El/la docente tendrá que destacar la importancia de los paratextos en la elaboración de significado y de la relación imagen-texto-sonido en este tipo de géneros discursivos.

Actividad de comunidad de lectores: Luego, de leído el libro, el/la docente invitará a los estudiantes a que en grupos de trabajo realicen una actividad con la consigna de principio dado, mediante la técnica del collage. Le entregará los materiales necesarios por grupo (cartulina, revistas, diarios, tijeras y pegamentos) y les indicará que deberán escribir un texto que comience así: “Mi nombre es Nicholas Ickle y este libro es sobre…”, a la vez que incluyen una imagen que complemente el texto, pero que no pueden ser los que ya vieron en la lectura. El/la profesor/a media durante la actividad a los grupos, respondiendo consultas y permitiendo que todos los estudiantes tengan oportunidad de participar en la producción. Al terminar cada grupo, la docente unirá los textos creados por éstos y leerá el resultado. Los alumnos en su totalidad, podrán apreciar la creación de un libro por ellos mismos.

Justificación teórica: La elección del objetivo de aprendizaje se debe principalmente a que la literatura infantil y juvenil actual busca desarrollar el gusto por la lectura, el goce estético (Colomer, 1999). Por esta razón, se ha elegido un ebook para el desarrollo de esta actividad, con lenguaje sencillo para el nivel educativo en el que se trabajará, dando ejemplo a nuestros estudiantes y despertando la curiosidad en ellos, ya que, como expresa Ana María Machado (1998), “ejemplo y curiosidad: … son los dos pies sobre los que debería caminar el descubrimiento de la lectura” (p. 15). Para poder crear esa cercanía con la literatura e incentivar la lectura se utilizan los paratextos, pues son “un elemento que ayuda al lector a introducirse en la lectura facilitando las primeras instrucciones sobre el contenido del libro” (Lluch, 2003, p. 47). Dando paso al trabajo colaborativo por medio de una consigna simple a partir de pequeños textos (Tobelem, 1981), que permitirá que los alumnos se involucren con la literatura y puedan desarrollar el goce lector.


Género discursivo: Cómic. Nombre: “Detective Comics #46” Autor: Bill Finger. Ilustrador/Entintado: Bob Kane/Jerry Robinson y George Roussos. Curso: Cuarto básico. Objetivo de Aprendizaje: 14. Escribir cartas, instrucciones, afiches, reportes de una experiencia o noticias, entre otros, para lograr diferentes propósitos: > usando un formato adecuado > transmitiendo el mensaje con claridad. Objetivo de la propuesta: Que identifiquen individualmente las partes del texto que conforman su narrativa para, luego, llegar a una construcción general grupal. Posteriormente, el curso dividido en tres grupos, construirán una carta, un afiche y un reporte, cada uno, basados en lo leído.

Propuesta Pedagógica

Actividad hipertextual:

Luego de la lectura del cómic, el/la docente solicitará a los estudiantes, en una actividad individual, que identifiquen en el cómic las partes que componen el texto: Situación inicial, inicio del conflicto, conflicto, resolución del conflicto y situación final. Para esto, deberán volver a la lectura cuántas veces les sea necesario para lograr responder a estas interrogantes. El/la docente mediará respondiendo dudas o consultas que hagan los estudiantes y dando claves en caso de presentarse dificultad con alguno. Luego, el/la profesor/a en el pizarrón escribirá las cinco partes que la componen y como curso definirán a qué parte del cómic corresponde cada una de ellas. Esta actividad dará paso a la actividad de comunidad de lectores.

Actividad de comunidad de lectores: Ya teniendo identificada la secuencia narrativa junto con las partes específicas del texto que la componen, el/la docente dividirá al curso en tres grupos de igual número de estudiantes. El primero, redactará una carta a un amigo con el propósito de informarle sobre lo ocurrido en Detective Comics #46. El segundo, creará un afiche que promocione la próxima película de Batman, basándose en el cómic leído. El tercer grupo, creará un reporte en formato noticia que cuente lo ocurrido en el texto leído. EL/la profesor/a entregará el material necesario para cada grupo e intervendrá en lo que soliciten éstos; recalcará la importancia de usar el formato adecuado en cada caso y de transmitir el mensaje con claridad. Finalmente, cada grupo expondrá lo creado al resto del curso, donde el docente realizará preguntas para poder identificar en cual secuencia en específico se basaron para lo creado, entre otras. Terminada la exposición los productos se pegarán en la sala.

Justificación teórica: La determinación de las partes específicas del texto que conforman la narrativa permite explicitar a los alumnos las reglas que rigen la literatura, lo que los lleva a aprender rápidamente lo que es un título, un cuento, un personaje secundario, etc. (Colomer, 2005). Esto se encuentra en directa relación con el objetivo seleccionado, ya que los estudiantes deberán crear posteriormente tres productos distintos entre sí, los que requieren de conocer su estructura y relacionarlo con las partes determinadas de la narración para lograr el propósito de éste. Además, la actividad de comunidad de lectores les permitirá trabajar a partir de la actividad previa, lo que los llevará a ampliar su intertexto lector (Mendoza, 2003).


Género discursivo: Cómic. Nombre: Detective Comics #47. Autor: Bill Finger. Ilustrador/Entintado: Bob Kane/Jerry Robinson y George Roussos. Curso: Cuarto básico. Curso: Segundo básico. Objetivo de Aprendizaje: 13. Escribir creativamente narraciones (experiencias personales, relatos de hechos, cuentos, etc.) que tengan inicio, desarrollo y desenlace. Objetivo de la propuesta: Escribir un cuento que tenga inicio, desarrollo y desenlace a partir de lo observado en la portada y de la conversación grupal. Luego, reescribir por grupos el inicio, desarrollo y desenlace del texto leído y representar la creación al resto del curso.

Propuesta Pedagógica

Actividad hipertextual: Antes de dar inicio a la lectura del texto de la semana, el/ la profesor/a les mostrará la portada del cómic para dar inicio a la actividad realizando preguntas que guíen la discusión del día, tales como: ¿De qué creen que trata el cómic que leeremos hoy?, ¿qué personajes estarán dentro de la historia?, ¿cuál será el conflicto que tendrán que solucionar los héroes?, entre otras. Con esto, el/la docente, guía la actividad y da instrucción, posterior a la conversación, de que a partir de lo observado, de lo conversado y de sus ideas propias redacten un cuento que tenga inicio, desarrollo y desenlace y que cuente con los personajes que aparecen en la imagen. El/la educador/a responderá inquietudes, interrogantes y dudas de los alumnos y mediará entre la producción de la narrativa y las partes que la componen.

Actividad de comunidad de lectores: Luego de leer el cómic, el/la profesor/a dividirá al curso en tres partes iguales y le indicará al primero de ellos que reescriba el inicio de la narración, al segundo que reescriba el desarrollo de la historia y al tercero, por último, que reescriba el desenlace del cómic leído. Contarán con la facilidad de volver al texto, en caso que lo necesiten, pero tendrán que reescribirlo con sus propias palabras. El/la docente facilitará los materiales necesarios por grupo para el desarrollo de la actividad y monitoreará el desarrollo de la misma y los cuestionamientos que surjan en los estudiantes a partir de su trabajo. Finalmente, el/la educador/a indicará que para comunicar su relato y reconstrucción, deberán representarlo al resto de sus compañeros, tomando cada uno un personaje en esta.

Justificación teórica: El trabajo con los paratextos, como la portada y todo lo que esta contiene, permite que los estudiantes puedan reconocer que estos elementos ocupan un lugar privilegiado y que ejercen una acción sobre el público para conseguir una buena acogida del texto y una lectura más adecuada, ayudándoles a predecir lo que leerán (Lluch, 2003). Esto se encuentra en directa relación con el objetivo de aprendizaje propuesto para esta actividad, pues según Colomer (2005), en este nivel educativo los niños y niñas ya dominan la estructura de la narración con todas sus características. Del mismo modo, este tipo de actividades busca desarrollar la competencia lectora de los estudiantes, la que a su vez se compone del desarrollo de la experiencia escritora, dando oportunidades en el aula para esto (Munita, 2010).


Bibliografía Referencias Narrativas:

Bornemann, E. (2011). “Con el sol entre los ojos”. En No somos irrompibles. Ediciones Alfaguara Infantil: Santiago de Chile: Décimotercera edición.

Collins, S. (2010). “Sinsajo. Editorial Molino.

Bland, N. (2012). “The wrong book”.

Browne, A. (1991). “El libro de los cerdos”. Mexico D.F.: Fondo de Cultura Económica. Primera edición en español.

Farías, C. (2004). “En el principio”. México D.F.: Fondo de Cultura Económica, Primera edición.

Finger, B. (1940). “Detective Comics #46”. En Batman: Las primeras 100 historietas de colección. Buenos Aires: Clarín.

Finger, B. (1941). “Detective Comics #47”. En Batman: Las primeras 100 historietas de colección. Buenos Aires: Clarín.

Gómez Cerdá, A. (1983). “Las palabras mágicas”. Ediciones SM: El Barco de Vapor. Madrid: Decimocuarta edición.

Jeffers, O. (2010). “El corazón y la botella”. México D.F.: Fondo de Cultura Económica. Primera edición en español.

Mateos, P. (1987). “Historias de Ninguno”. Ediciones SM: El Barco de Vapor, Madrid: Novena edición.

Murillo, L. (2010). “Cadavercita Roja”. Ediciones itbook.

Oram, H. & Kitamura, S. (1993). “En el desván”. México D.F.: Fondo de Cultura Económica. Primera edición en español.


Bibliografía Referencias Teóricas:

Bajtin, M. (1982-1993). “El problema de los géneros discursivos”. En Estética de la creación verbal (pp. 248-292) México D.F.: Siglo Veintiuno Editores.

Colomer, T. (1999). “La literatura infantil y juvenil actual”. En Introducción a la literatura infantil y juvenil actual (pp. 107-158). Madrid: Síntesis.

Colomer, T. (2005). “El progreso del lector”. En Andar entre libros. La lectura literaria en la escuela. (pp. 65-98). México D.F.: Fondo de Cultura Económica.

De Amo, J. (2005). “El papel del álbum en el desarrollo del intertexto lector”. (pp. 61-80). Campo abierto, 28.

Lluch, G. (2003). “Tercera fase: ¿Cómo leemos un relato?”. En Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles. (pp. 59-98). Bogotá: Norma.

Machado, A. (1998). “Entre vacas y gansos: escuela, lectura y literatura”. En V Simposio sobre Literatura Infantil y Lectura. (pp. 9-21). Madrid: Sudamericana.

Mendoza, A. (2003). Los intertextos: del discurso a la recepción. (pp. 17-33). Cuenca: Universidad de Castilla-La Mancha.

Munita, F. (2010). “¿Por qué una literatura infantil, y por qué en la escuela?”. En Literatura infantil y educación: Un diálogo posible. (pp. 19-52). Valdivia: Kultrún.

Ow, M. (2012). “Metaficción en álbumes para primeros lectores”. En Perspectivas en investigación e innovación didáctica en recepción lectora. (pp. 411-427). España: Universidad de Almería.

Silva-Díaz, M. (2005). “La metaficción como un juego de niños: Una introducción a los álbumes metaficcionales”. Venezuela: Banco del libro.

Vargas Llosa, M. (1990). La verdad de las mentiras. En La verdad de las mentiras (pp. 3-14). Buenos Aires: Seix Barral.


Agradecimientos


Un recorrido por la literatura infanto-juvenil


Huellas no 2 francisca padilla vidal