Page 1


FIN DEL MUNDO Los expertos vaticinaron que llegaría el fin, lo que no esperaban es se fuese a presentar tan temprano. No hubo cuatro jinetes, ni llovieron piedras en llamas. Sin darnos tiempo a pensar, la tierra comenzó a temblar y a resquebrajarse y todos empezaron a caer, donde antes había casas empezaron a formarse barrancos que engullían todo a su paso y donde antes había barrancos empezaron a formarse montañas. El infierno duró una hora. Después todo quedó en calma. Ahora la tierra se mece, dicen que vamos a la deriva, que somos el único reducto de tierra en pie. Los pocos que sobrevivimos intentamos juntarnos en pequeñas comunidades, quedarse solo es firmar tu sentencia de muerte. Aún así parece que incomodamos pues la tierra vuelve a temblar de cuando en cuando, arrastrando nuevamente todo a su paso. Tengo que sobrevivir hasta encontrarla, he de ser fuerte, sé que estará viva en algún lugar, necesito ver su sonrisa una vez más antes de aceptar que todo va a terminar. Ahora la tierra vuelve a temblar y mientras mis compañeros caen por las grietas yo corro mirando a todos lados. Creo que mi “fin” es lo único que me salva. Bienvenido XXI

Autor: Oski (Tropiezos y trapecios) Web: http://tropiezos-trapecios.blogspot.com/ Publicación: 11/04/11 09:00


MALOS TIEMPOS, TOBÍAS El fin del mundo (esta vez parecía oficial) estaba anunciado para el día 13 de abril, o sea, el próximo miércoles. Tobías, dominado por la perplejidad, no soportaba la murga de los informativos que atronaban con opiniones de científicos, políticos y folclóricas. Tobías, sumido en su perplejidad, veía cómo algunos apuraban los últimos momentos tirando la casa por la ventana. Tobías vagaba perplejo, atónico perdido porque, oh fatalidad, Tobías era vendedor de seguros de vida. Malos tiempos para el negocio. ¿Cómo convencer a descreídos integristas de la desintegración? Ni una póliza contratada en dos meses y la cuenta de ahorros a cero. El banco no quería oír hablar de créditos, mientras las facturas sumaban importes apocalípticos, tan desbocada estaba la inflación. «Solo a ti se te ocurre», le repetía su mujer. «Si te hubieras hecho escritor, como mi hermano, al menos podrías contarlo». Tobías ve sus ojos perplejos en el espejo, justo al derrumbarse sobre el lavabo con la sien abierta por un balazo poco limpio. Y bueno, falsa alarma. Finalmente, parece que la viuda cobrará el seguro de vida de Tobías. Bienvenido XXI

Autor: Manuel Cuadrado Publicación: 11/04/11 10:00


LA FAMILÍA “A quien pueda interesar: Hoy, 12 de abril de 2011, será el último día que podré dejar constancia escrita de los acontecimientos que están acabando con la raza humana. Este cuaderno es demasiado pequeño para lo que está ocurriendo… Ayer llegaron noticias desde California. Toda la placa norteamericana se está hundiendo bajo el Pacífico. Millones de personas han muerto. Ni las montañas del Himalaya son ya seguras. Esto es el final. Que Dios nos asista.” “Esta nota fue encontrada entre los restos fósiles de lo que parece un Homo tecnologicus, cerca de la depresión del Himaliatea, en el Polo Norte. Nuestros científicos están intentando descifrar el significado de estos garabatos que creen pueden ser algún tipo de ritual religioso”… “Mamíferos…” pensó Urioko mientras se lavaba las antenas delante del espejo. “Mucha evolución, pero no fueron capaces de adaptarse a tiempo. Benditos ancestros artrópodos”. Tras asearse bien la miríada de lentes que conformaban sus ojos, salió revoloteando del baño a reunirse con su mujer. Hoy era el día en que la cápsula de ninfas se abría. Y la familia es lo primero. Bienvenido XXI

Autor: Rhay Web: http://lamedores.wordpress.com Publicación: 11/04/11 11:00


XXI La avenida parecía agazapada bajo la mirada torva del edificio que en el pasado dominaba la cumbre del cielo, haciendo cosquillas en la barriguita a las nubes. Sus ventanas ahora desnudas y calcinadas alternaban miradas ojerosas con bocas abiertas por el asombro. Hacía tiempo que la luz y el color de la avenida habían huido de tan temible vigilante dejando dibujado en el asfalto un intrincado jeroglífico de grietas y cicatrices. GusapirA lo miraba desde una de las ventanas del rascacielos en descomposición, sin ningún interés particular por resolverlo. “Es la hora” pensó. Defender aquellos diez metros cuadrados del resto de los supervivientes no había sido sencillo, ni barato. Pero había merecido la pena. Gusa sacó de la caja de cartón inesperadamente convertida en caja de los tesoros, el vestido largo de raso. Era insultantemente rojo, denso como la sangre, escandaloso como el carmín de los labios de las putas. Tuvo que sacudir un poco el polvo, tendría que servir a pesar de haber conocido tiempos mejores. Gusa si en algo había creído con la misma fe ciega con la que se cree en dios, es que el XXI llegaría. Para eso guardaba el vestido, los zapatos de tacón, el clutch, la diadema, los guantes, la barra de labios, los pendientes y el collar de cristal de Murano, cuando aún aquello era una isla. Peleó unos segundos con la cremallera rebelde apartando de la memoria esa mosca cojonera que le recordaba que en otros tiempos podría haber pedido que se la subieran. Un trozo de cristal astillado sirvió para ajustar en su sitio todos los detalles: el corsé, el canalillo, el maquillaje. Segundos después regó de gasolina el asfixiante retículo de supervivencia al que no volvería, con mayor generosidad si cabe el fondo de la caja, donde sólo quedaban un montón de folios amarillentos con los relatos que había escrito cuando aun creía que en algún momento serían leídos. El resto de sus tesoros y riquezas, los llevaba puestos. Incluida la Magnum 44 debajo de la liga de las medias. Se fumó uno de los últimos cigarrillos arrugados que le quedaban tranquilamente a la puerta antes de arrojar la colilla por encima del hombro y marcharse sin mirar atrás. Un camel entero había que fumárselo, no era cabal desperdiciarlo en tan poca cosa como provocar una hoguera en la que arda el pasado. Gusa comenzó así a encaminarse al XXI dejando con la cola del vestido la sensación de que una lágrima de sangre supuraba entre las grietas del asfalto herido. Llegar tarde o quedarse fuera no era opción. Bienvenido XXI

Autor: GusapirA Web: http://www.paraiso4.com Publicación: 11/04/11 12:00


OIGUFER Desde ésta cueva maldigo los terremotos, maldigo los maremotos... ...me cago en los tsunamis, el G-20 y la fisión nuclear! Ya no queda nadie que pueda leer, éstas, mis últimas líneas. ¡Ni nada de lo anterior! La sola idea de tirar todas mis ideas por la borda me vuelve loco, debería haber hecho copias a papel, el papel por lo menos quedará,...y ni esto lo podrá leer nadie,... ¡Por lo menos en los próximos diez mil años! ¿Conocerán ésta escritura? Creo que lo próximo que se me ocurra lo esculpiré en piedra, ...mientras me duren las fuerzas. Bienvenido XXI

Autor: Tirititran Web: http://www.lamedores.wordpress.com/ Publicación: 11/04/11 13:00


NIEVE DE OCTUBRE Yo había escuchado al abuelo ese viejo refrán: la nieve de octubre, nueve lunas cubre. Pero aquel invierno siempre lo recordaremos como el más duro de nuestras existencias. Poco a poco, pero de modo inexorable, un gran manto blanco fue envolviéndolo todo. Acudimos a ver el mar y ya no existía, los árboles habían desaparecido, el cielo se ocultó tras una capa nívea y hasta nuestro aliento batiéndose a muerte contra el frío dejó de exhalar esas bocanadas de humo características. Alguien dijo que tiraríamos de las reservas alimenticias de meses atrás, pero de repente las despensas se vaciaron, las neveras se fundieron en el blanco, las gallinas dejaron de poner huevos y los cerdos comenzaron a exhibir unas muecas muy sospechosas que hacía poco indicada la idea de sacrificarlos para matar la hambruna. La gente cesó de hablar entre sí y murieron los gestos, las miradas y los sonidos. También el día y la noche. Todo el tiempo era blanco y cada afán se veía trocado por el silencio que imponía la nieve. Pero esa nieve, que por un momento nos pareció eterna, de repente comenzó a desaparecer. No volverían ni el mar, ni los árboles, ni el cielo. Tampoco los huevos de gallina. Alguien llamó a un viejo escritor y éste, bajo los restos de la gran nevada, comenzó a desenterrar palabras. Tenía una ardua tarea por delante. Bienvenido XXI

Autor: Carlos del Pozo Web: http://www.carlosdelpozo.co.cc/ Publicación: 11/04/11 14:00


POSTAPOCALIPTICO Aunque suene extraño hubo un día en que creí estar preparada para esto. Cuantas veces me llené la boca de sandeces. Solía bromear: “A la existencia sencillamente le molestamos. Me parece que me compraré una mecedora y me sentaré tranquilamente a ver como todo se acaba, mientras escribo en mi cuaderno lo que observo”. Bueno, a la vista está que suelo cumplir ciertas promesas (sobre todo si me las he hecho a mí misma). Desde luego… ¡Que ideas tengo! Sobra decir que ya hace días que no queda ni rastro de mi estúpida mecedora. Sonrío. Creo que estoy perdiendo la cabeza por momentos, ya ni siquiera logro pensar con coherencia…no sé si es este jodido silencio, esta maldita oscuridad o puede que empiece a faltarme el oxígeno. También me faltas tú, pero voy a buscarte hasta agotar el último de mis suspiros de vida. La pregunta ahora es: ¿por dónde empezar? Definitivamente tengo que centrarme. Mi problema y mi dilema siempre ha sido el orden. Pero después de todo: si te encontré en medio de tanto “lleno” a la fuerza habrá de ser más fácil encontrarte ahora, entre tanto “vacío” ¿no? Es lógico. Sí. Definitivamente estoy preparada para esto. Bienvenido XXI

Autor: Favole (Tropiezos y trapecios) Web: http://tropiezos-trapecios.blogspot.com/ Publicación: 11/04/11 15:00


FANG Parlava amb el silenci que m'acompanyava a tot arreu. Al far ja estava habituat a fer-ho, però a terra ferma era una experiència nova. No tenia notícies de l'exterior i mentre vaig tenir provisions vaig decidir no abandonar el far, però fa tres dies vaig abandonar tota esperança, em trobava estranyament dèbil, vaig tornar a terra amb la petita barca que em permetia arribar a la costa. Deambulava pels que eren els carrers del poble ara convertits en un fangar. Tenia nàusees. Em sembla que estava descalç, eren dos cossos inerts que es mimetizaven amb el fang. Vaig tardar força temps en trobar casa meva. El què quedava d'ella. Vaig caure de genolls i enfonsat al fang hi vaig trobar el quadern on escribia anotacions. Em vaig estirar i acomodar de manera que el sol iluminés els que segurament eren meus últims moments. Les llàgrimes em van rentar una mica la cara. Vaig embrutar de fang les planes d'aquell quadern fins llavors sagrat. Somreia mentre llegia la meva aventura amb la Carme. Vaig recòrrer amb la mirada el nou horitzó que havia provocat la desaparició del poble. No podia ni recordar on erem exactament quan vam fer-nos el primer petó.

Benvingut XXI

Autor: Barrut Web: http://www.lafabricadelssilencis.com/ Publicación: 11/04/11 16:00


Al Aire. Ciudad de México 20-Diciembre-2012 Buenas noches amable auditorio. Reportando para el 88.1 FM desde la capital de la República Mexicana completamente destruida a causa del terremoto de 9.5° Richter registrado ayer a las 16:39 pm con epicentro en las costas de Guerrero. La catedral del centro histórico se ha convertido en ruinas, mientras el Monumento a la Independencia sufrió severos daños al caerse nuevamente el Ángel como en el año de 1957. El WTC se derrumbó, sepultando a tres mil ochocientas personas en horario de oficina. Edificios, casas, hospitales, todo desplomado. No hay Topos* buscando sobrevivientes. Carecemos de electricidad y los saqueos a tiendas de autoservicios a medio caer han comenzado. Cabe destacar que en todo el planeta se han visto catástrofes naturales como huracanes, megatsunamis, lluvias radioactivas, erupciones volcánicas, incendios forestales, hundimientos de tierra; así como hambruna, sequías, entre otros. El olor es insoportablemente nauseabundo… huele a muerte. La moneda está en el aire señores: ¿Las profecías Mayas se han cumplido? Al parecer, no se han equivocado. No queda más que esperar el desenlace de nuestra Tierra. Reporto para quien me escuche: Iliana Espíndola. Offline- No puedo soportar tanta desgracia. Dios mío... ¡Llévame!

*Topos: 'Brigada de rescate' Bienvenido XXI

Autor: Omsi Web: http://www.lamedores.wordpress.com/ Publicación: 11/04/11 17:00


NÔ-ÔN

Saltaron 333 alarmas y rugió la Retrofuerza... Señal inequívoca del comienzo de un nuevo orden caracterizado por la ausencia generalizada. Una especie de sopapo vengativo me hizo caer de espalda sobre la abrasadora brea. Intenté -en una misión desesperada e imposible- despegarme del suelo para recuperar el texto de mi tatuada piel: mi propia biografía. Inevitablemente, perdí toda identidad cuando comencé a arder, y me fundí, hasta transformarme en un proyecto tipo: Ser "ÔFF"...Otro más. Ahora los Entes -con anterioridad denominados "ÔN"- éramos iguales, absolutamente idénticos...¡¡Por fin!! Así, unos junto a otros, unidos para siempre - a la fuerza, pero unidosformábamos una masa amorfa y maloliente. Una victoriosa "D.ad" –máxima representante del recién instaurado Nuevo Estadio- se encargó de retratar con orgullo aquel paisaje, que representaba a la perfección esa imagen corporativa que, tantos macroespacios, le había costado conseguir. - Os voy a pedir un último esfuerzo: "Esbozad vuestra mejor sonrisa para inmortalizar este momento, por favor".- Dijo Ella antes de disparar, ese letal y definitivo fogonazo, que conseguiría igualarnos eternamente a todos los Entes.

Bienvenido XXI Autor: Linda Web: http://lamedores.wordpress.com/ Publicación: 12/4/2011 08.00


FIN DEL MUNDO Ella muere de cáncer. Acto seguido comienza el fin del mundo. Literalmente. No fueron la guerra bacteriológica, ni las bombas plutonio-mercurio. Lo que ocurrió fue que el planeta decidió que no era capaz de vivir si ella y se volvió ceniza, fuego, sangre, dolor y muerte. Y mi estúpida promesa de seguir adelante pasase lo que pasase. Hoy, “adelante” significa “hacia el este”. Allí tampoco hay esperanza, pero dicen que está todo menos devastado, que la supervivencia no es algo tan radicalmente utópico. Esta mañana, como cualquier otra, la única posibilidad, la batalla, la supervivencia y la ración diaria consisten en ponerse de pie y avanzar por el planeta gris. En el constante deseo de estar ya muerto, en la certeza de que en el fondo todos lo estamos, y en la paradoja de seguir luchando para aguantar, todos los días, un día más. Bienvenido XXI Autor: Edse (Tropiezos y trapecios) Web: http://tropiezos-trapecios.blogspot.com/ Publicación: 12/04/11 09:00


FE CIEGA No se si esta nota será leída en un futuro, con esa esperanza la escribo, antes de que la enfermedad, de la que empiezo a notar los síntomas iniciales, acabe conmigo como lo ha hecho con el resto. El aislamiento al que yo mismo me sometí ha hecho que sea el último en sucumbir. Mi soberbia y mi fe han llevado a la destrucción de la más preciada creación divina, el hombre. Mi intención al crear el virus no era aniquilar a la raza humana, si no acabar con el pecado. Ese pecado que corrompía el designio de ese mismo Dios que ahora me castiga. Pero no me arrepiento, no pido perdón, se que he hecho lo correcto. Solo espero que los próximos sean más cuidadosos, que verifiquen la fórmula y rectifiquen mi error. Seguiré trabajando mientras pueda, con la esperanza de que las cepas que dejo preparadas le resulten útiles al siguiente. Dejo mis notas junto a la Biblia, para cuando El Creador tenga a bien volver a empezar.

Bienvenido XXI Autor: Lady Elo Web: http://lamedores.wordpress.com/ Publicación: 12/04/11 10:00


LUZ CEGADORA Jamás pensé que todo pudiese terminar así. Por más que escuchaba las predicciones de los científicos, siempre recelé pensando que tan sólo eran supersticiones de viejos y agoreros oráculos. Hasta que no sentí la gran explosión y la luz cegadora de ese sol -que hasta entonces había sido nuestro protector y ahora se convertía en nuestro peor enemigo- derramando su fuerza destructora sobre nuestros indefensos cuerpos no me di cuenta de nuestra imprudencia. Únicamente nosotros fuimos los causantes de la tragedia. Nuestro orgullo venció imponiéndose a las leyes más primarias. Ahora me invade la desesperanza, el miedo. y lo peor de todo la soledad. No sé si habrá alguien más ahí fuera, pero a mi lado mis torpes manos sin ojos que las guíen, sólo puede palpar las hojas en blanco de un libro que jamás llegaré a escribir. Bienvenido XXI

Autor: Miren Web: http://delpapiroaintenet.blogspot.com/ Publicación: 12/04/11 11:00


OSCURIDAD La noche es estrellada en la Luna. Miro a mi alrededor y todo es oscuridad. Mi visión es nula. Escribo estas líneas en mi bitácora sin poder ver los trazos que deja mi lápiz. Se acabó el agua. No puedo fabricar más oxígeno. A mi lado mantengo los cartuchos de permanganato de litio que me permiten respirar. Les quedan ya pocas horas de vida y a su fin, mis pulmones dejarán de recibir oxígeno. Miro al cielo una vez más. Estrellado. Muy estrellado. Veo el planeta tierra y sé que desde allí no me va a llegar ayuda. Sigo mirando al cielo con la esperanza de ver algún objeto que se mueva. Que se mueva y acabe llegando aquí. Han pasado dos horas más. Me queda el último cartucho. Procuro consumir lo mínimo. Sigo mirando al cielo. Buscando el movimiento. Todo brilla inmóvil. Tiro la toalla. Tengo miedo. Mucho miedo. Y rabia. Mucha rabia. Se suponía que el futuro era esperanza.

Bienvenido XXI Autor: Ferran Web: http://www.paraiso4.com/ Publicación: 12/04/11 12:00


ESCRITO EN LA PIEL Beso su cuello. Bajo hasta sus senos túrgidos. Muerdo dulcemente el pezón. Ella se deja hacer. Con un trozo de carbón, que hallé en este jardín, comencé a escribir frases breves sobre su cuerpo. Escribí en su brazo “la casa son escombros”. Me pregunté en su vientre “¿queda aún alguien vivo?”. Escribí en su cuello “tengo miedo”. Lo leo y mi boca se posa allí, sobre mi escritura. Esta mañana escribí en su muslo “hoy comeré el último mendrugo de pan”. Luego lo comí. El pan que arrebaté a la casa, antes de que se desmoronara. Ella, yo y el trozo de pan. Antes había flores y un césped verde. En el jardín ahora crecen trepadoras malignas, plantas radioactivas. Trazo una línea de carbón entres sus pechos y su ombligo. Escribo “te amo” en su pubis liso. Nadie lo leerá. Nadie pasará por aquí. Lo escribo para mí. Para constatar que la amé. Hubo otro sentimiento, además del miedo que me atenaza desde la catástrofe. Quedó un resquicio para un “te amo”, escrito con mano temblorosa. Ya el viento acerca las nubes. Pronto caerá la lluvia ácida que se cierne sobre la tierra yerma, en el atardecer. Calará mis huesos. Y me quedaré dormido. Y basta. La lluvia borrará mis escritos sobre su piel. Quiero preservar este “te amo” sólo para mí. Apoyo mi cabeza sobre su pubis. Pronto se acabará todo y quedará impresa en mi mejilla, con letras invertidas, mi última confesión. Me anido en su pubis de látex, mientras comienzan a caer las gotas en mi espalda. Un ácido cálido. Ella me sobrevivirá. Se ajará su piel de plástico por la insistencia penetrante de la llovizna. Yo me duermo susurrando te amo. Bienvenido XXI

Autor: Rubén Mettini Web: http://www.rubenmettini.jimdo.com Publicación: 12/04/11 13:00


EL PROYECTO Amanece una nueva oscuridad. Continúa sentada en el antes cómodo sillón de su despacho: no se ha movido de allí en tres días con sus respectivas noches. En cualquier caso, últimamente se hace imposible distinguir una cosa de otra. Y total, qué más da. Frente a ella, en el ajado pupitre de madera que una vez fue noble (al igual que sus intenciones), puede ver sus últimas notas, reflejo de sus caóticos pensamientos. Ya no necesita mirarlas para hacer balance de lo que ha sucedido. Ahora ya pone en duda que ella fuera La Elegida. Cuando las visiones comenzaron, en un primer momento se asustó, incluso se planteó ir a visitar a un loquero. Pero no estaba loca, al menos entonces. “Él” la hablaba. Le dio pruebas de su existencia, le demostró que estaba allí y, lo más importante, le hizo ver que ella tenía una misión que cambiaría el curso de la historia. Y vaya si lo había cambiado. Antes del cataclismo, ella se encargó de comunicar lo que estaba por venir. Era una gran oradora, capaz de arrastrar a las masas. Muchos la siguieron, tuvieron fe en lo que ella les decía, también creyeron en “Él”. Sólo tuvo que apretar el botón. Y llegó el caos. Fue entonces cuando la población enloqueció. Los que no murieron por efecto del hambre y la deshidratación, lo hicieron a mano de sus semejantes. La humanidad merece lo que le ha pasado – pensó. – Pero ¿toda la humanidad lo merecía? Ahora tenía serias dudas. “Él” vendrá- se lo había dicho, se lo había prometido, ¡se lo había enseñado! Era el tercer día desde la fecha anunciada, que habían bautizado como Nuevo XXI, cuando “Él” se reuniría con ella para empezar a construir El Proyecto. Tras angustiosas horas de espera, por fin apareció. Ella sonrió, pero su sonrisa se quebró a medio camino, cuando vio su mirada encendida, cuando pudo sentir el mal que emanaba de él a través de sus ojos vacíos. He sido un títere en sus manos – pensó ella – mientras sus propios ojos se convertían en dos llamas de ira y odio a partes iguales. Con la misma rapidez y convicción con las que había creído que “Él” era el futuro, le asestó el mortífero golpe que lo redujo al mismo polvo en el que se había convertido el mundo que un día existió y ella se había encargado de destruir. Al final comprendió que, efectivamente, era La Elegida. Bienvenido XXI Autor: Marta Publicación: 12/04/11 14:00


ENCUENTRO EN LA PRIMERA FASE Un hombre de neandertal y un homo sapiens se encuentran hace 40.000 años en la península Ibérica. Después de mirarse fijamente a los ojos mantienen una conversación. N-¿Vienes de lejos? HS.-Llevo andado miles de años hasta llegar aquí. N- ¿Estás cansado? HS- No. Todo lo contrario, me siento pujante y lleno de energía. Dueño del futuro y de este mundo. N- Eres optimista. Yo en cambio sé que no veré el futuro. HS- No lo verás; te extinguirás antes. N- ¿Y no te da miedo tanta responsabilidad, ser la especie que domine la Tierra? HS- ¿Miedo? Me espera una vida apasionante llena de evolución. Inventaré la escritura, dominaré el fuego, practicaré las artes y cultivaré las ciencias. Descubriré el Universo que nos rodea y el átomo. Viajaré fuera del planeta. HS- También inventarás a Dios y conocerás la muerte. Matarás de manera intensiva e indiscriminada. Acabarás con los recursos de este mundo y con otras especies y te adueñarás del planeta. El homo sapiens bajo la mirada y meditó un momento. HS- Tienes razón, hermano. Quizás yo tampoco tenga futuro. N- Entonces no parece tan bueno ni inteligente este diseño. HS- Tú déjame que pensar es lo mío. Bienvenido XXI

Autor: Francisco Ortega Palomares Web: http://www.elsexodelasmoscas.blogspot.com/ Publicación: 12/04/11 15:00


INCONCLUSO Cae la noche, observo la calle inquieto, en absoluto silencio, bajo el destello intermitente de una farola que, a ratos, desenmascara la rubefacción de mi rostro, reflejando un halo difuso en el fondo de mis ojos. Desde la penumbra, contemplo sus movimientos. Como sombras espectrales, huyen de las sirenas, del eco de los disparos. A hurtadillas, corro a ocultarme en los soportales de un edificio abandonado. El hambre agudiza mi cansancio. Demasiadas horas en vano, vagando entre las basuras, buscando restos de comida en callejones estrechos, donde el ácido olor de la orina se mezcla con el hedor y la sangre que surge del subsuelo. Pronto me convertiré en uno de ellos, es irremediable. Solo pido algo de tiempo para concentrarme, pensar en un antídoto posible, creíble. Debo dar a este maldito relato un final esperanzador. Mi poderosa imaginación comenzó este sinsentido, es tarde para pedir perdón. Pensaré en ti, sólo en ti. ¡Cariño, dame fuerzas! Quizá así este pulso me permita escribir un último párrafo antes del amanecer…

Bienvenido XXI Autor: Gotzon Web: http://gotzoki.wordpress.com/ Publicación: 12/04/11 16:00


MARCADOR

Marca p谩ginas XXI

Bienvenido XXI Autor: Neolucifero Web: http://www.paraiso4.com/ Publicaci贸n: 12/04/11 17:00


XXI

“Es el día de mi sesenta cumpleaños y estoy en medio de mi celebración. Llueve. Llueve mucho, tengo la ropa calada y me duele la garganta, pero lo peor es que llueve tanto que hay mucho barro y estoy sucio y huelo mal. Quiero decir, estoy casi seguro de que huelo mal. Si miro el cielo, todo está gris, pero no un gris triste, más bien un gris claro, casi esperanzador. Como si la lluvia fuese la esperanza de que todo vaya a ir a mejor. No me han invitado al entierro, pero estoy igualmente, porque no se me ocurre una manera mejor de celebrar un día de mierda como hoy. Me siento solo, más solo de lo que me he sentido en mi vida, y echo de menos a Mary y a mi viejo padre y a mi madre. Recuerdo cada rasgo de la cara del señor Tony, y que me encantaría haber conocido a Al Capone. Me he adelantado a mi tiempo.”


*

*

*

*

*

XXI- Francisco Miguel Espinosa Ediciones B 216 páginas En librerías de toda España 13/4/2011

AGRADECIMIENTOS:

Ha sido increíble para mí ver a gente a la que ni siquiera he estrechado la mano, a las que ni siquiera conozco en persona y muchos ni siquiera sus verdaderos nombres, aportar su grano de arena a esta montaña, a esta colaboración, con motivo de la salida de mi novela. A veces escribir es algo muy solitario, uno mismo sentado ante el ordenador dejando que las ideas fluyan de la cabeza a los dedos, a las teclas del ordenador, a la pluma, al folio en blanco. En estos momentos, escribir no me parece algo tan solitario. Esto me hace darme cuenta de que hay muchos amigos allí afuera, a los que no conozco, pero que han querido apoyarme en esta aventura que es la publicación de un libro. XXI ya es parte de todos vosotros; a los artistas de Lamedores, que apoyan todo lo que pueden sin pedir nunca nada a cambio: Omsi, Tiri, Rhay, Miren; Linda;Lady Elo; A mis compañeros del Paraíso, GusapirA, Ferran y Alejandro León; por dar alas a esta iniciativa; a Rubén Mettini, gran escritor donde los haya; Gotzon, insuperable; Francisco M. Ortega, lo bueno si breve dos veces bueno; Marta, gracias por unirte espontáneamente, Manuel Cuadrado, mortalmente divertido; a los artistas de Tropiezos y Trapecios: Esde, Favole y Oski, sois geniales! A Carlos del Pozo que aporta calor al invierno nuclear, a Barrut, por dar la nota en otro idioma; A Bruno que es la perfecta banda sonora y a todos los que habéis apoyado esta iniciativa. A todos, GRACIAS.

Francisco Miguel Espinosa


Especial XXI  

Especial microrrelatos homenaje a XXI, de Francisco Miguel Espinosa. ¿Cómo imaginas tú el fin del mundo?

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you