Issuu on Google+

UNIVERSIDAD INTERCULTURAL DEL ESTADO DE MÉXICO. DIVISIÓN DE COMUNICACIÓN INTERCULTURAL

“La indumentaria mazahua; una representación simbólica-comunicativa de identidad de ocho mujeres de 57 a 63 años de la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa de Tepetitlán, municipio de San Felipe del Progreso, Estado de México”.

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

QUE PARA OBTENER EL GRADO DE LICENCIADA EN COMUNICACIÓN INTERCULTURAL.

PRESENTA Norma Segundo López

DIRECTORA: Mtra. Magaly Zárraga Domínguez

SAN FELIPE DEL PROGRESO, ESTADO DE MÉXICO; MAYO 2014

1


AGRADECIMIENTOS En el presente proyecto, si bien ha requerido de esfuerzo y mucha dedicación por parte de la autora y de su directora, no hubiese sido posible su finalización sin la cooperación desinteresada de todas y cada una de las personas que a continuación citaré y muchas de las cuales han sido un soporte muy fuerte en momentos de inquietud y desesperación. Agradezco a Dios, por haberme permitido vivir hasta este día, haberme guiado a lo largo de mi vida, por haberme dado la fortaleza para seguir adelante en aquellos momentos de debilidad. A mis padres: Zenaida y Macario, gracias por concederme la vida, a mis hermanos: Ana, Araceli, Vanessa, Sandra Itzel, Félix Manuel, Giovanni Axel y Diego Iván, por ser parte importante en mi existencia y brindándome su apoyo durante el tiempo de estudio. A mi tío Mario que está en Estados Unidos; gracias por enseñarme a que no debo tener miedo para hacer las cosas y por enseñarme que los gigantes (problemas) de la vida son enanos si los vemos desde las alturas. En especial a Briana Keyra: mi hija, por esos momentos tan maravillosos que me has regalado al permitirme jugar contigo y ser parte de tu mundo, gracias porque tus sonrisas e inocencia me animan a que debo luchar por construir un mundo mejor para ti. ¡TE AMO! A mis amigos: Rocío García Ramírez, Pedro Pérez Hernández,

Héctor Eugui

Hernández Xalteno y Sonia Martínez Montiel, por creer y confiar en mí y haber hecho de mi etapa universitaria un trayecto de vivencias que nunca olvidare. A mi directora Magaly Zárraga Domínguez; por su esfuerzo y dedicación, quien con sus conocimientos, su experiencia, su paciencia y su motivación ha logrado en mí que pueda terminar dicha investigación con éxito, al mismo tiempo a mis maestros: José Roberto Reyes Amaya, Héctor Hugo Brígido y Éric Fuentes.

2


A la Universidad Intercultural del Estado de México por darme la oportunidad de estudiar y ser una profesional. Por último agradezco a las personas que contribuyeron en la aportación de información útil sobre el tema de investigación.

3


ÍNDICE CAPÍTULO I 1.1 Planteamiento del problema….…………………………………………………….05 1.2 Preguntas de investigación ………………………………………………………06 1.3 Justificación………………………………………………………………………….07 1.3.1 Conveniencia social…………………………………………………………...07 1.3.2 Relevancia social…………………………………………………………….….07 1.3.3 Implicaciones prácticas………………………………………………………….08 1.3.4 Valor teórico…………………………………………………………………....09 1.3.5 Unidad metodológica…………………………………………………………….10 1.4. Objetivos……………………………………………………………………………..10 1.4.1 Objetivo General…………………………………………………………...........10 1.4.2 Objetivo Específico………………………………………………………………10 CAPÍTULO ll 2.1 Metodología…………………..………………………………………………………11 2.2 Diseño de investigación…………………………………………………………….11 CAPÍTULO III 3.1 Marco Teórico………………………………………………………………………12 3.1.1 Representaciones simbólicas………………………………………………….12 3.1.2 El color como elemento comunicante…………………………………………17 Conclusiones……………………………………………………………………………..45 Bibliografía………………………………………………………………………………..48

4


CAPÍTULO I

1.1 Planteamiento del problema San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, se localiza en el municipio de San Felipe del Progreso del Estado de México, la población total del Barrio La Presa es de 300 personas de las cuales 143 son hombres y 157 mujeres. La indumentaria mazahua en la mujer Mazahua constituye una preservación cultural, está compuesta de una falda de manta blanca que se remata con bordados florales o de animales. Sobre esa falda, usan otra de satín generalmente de colores fuertes, como el amarillo, rosa mexicano, morado, verde, lima, azul rey, rojo. La mujer Mazahua también utiliza una faja de lana muy larga, hecha a mano, que alcanza para darle varias vueltas a su cintura. La blusa es del mismo material y color que los de la falda. El vestido se adorna con un collar de cuentas de papelillo y el adorno se complementa con grandes arracadas de filigrana y con cintas que utiliza en sus trenzas, que pueden ser de color rojo, verde o guinda. Mujeres de la tercera edad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa acostumbran usar de dos a cuatro enaguas una encima de otra a manera de que se vean los tejidos de cada una que tiene bordada en cada enagua y que van amarradas con una faja elaborada en el telar de cintura de unos cinco a siete centímetros de ancho que alcanza de una a dos vueltas alrededor de la cintura, por ello las mujeres se ven muy gruesas y al mismo tiempo peculiar al momento de caminar. El meneo de dichas faldas caracteriza el caminar de las mujeres mazahuas. Por otro lado son investigaciones escasas e inexistentes lo que propició el inicio y desarrollo de investigación. Además la investigación busca recabar qué significa la indumentaria mazahua de la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, de dónde surge y el porqué de sus accesorios que forman parte de la indumentaria mazahua así como el sentir de dichas mujeres, plasmar la información con base en 5


los resultados de entrevistas aplicadas a ocho mujeres de la tercera edad de entre 57 y 63 años de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa municipio de San Felipe del Progreso. Por lo tanto es necesario investigar si estos cinco aspectos se cumplen en la identidad étnica mazahua de manera que se pueda examinar: cómo funciona esta identidad, cómo interactúa con otras identidades etnográficamente relevantes en el caso de estudio y sucesivamente ¿Qué comunica la indumentaria mazahua? Esta diversidad cultural es un valor que está siendo interiorizado y es seguro que podrá contribuir a la convivencia y a una mayor cohesión social una vez que se fundamente en el reconocimiento y la comunicación intercultural y en las necesarias condiciones materiales para su reproducción y desarrollo.

1.1 Preguntas de investigación

¿Qué comunica la indumentaria mazahua? ¿Cuáles son los componentes de la induentaria mazahua? ¿Cómo se identifica y diferencía una mujer mazahua de otro grupo indígena? ¿Por qué

las mujeres mazahuas de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa

consevan el uso de la indumentaria mazahua?

6


1.2 JUSTIFICACIÓN 1.2.1 Conveniencia social La indumentaria ha sido uno de los elementos más representativos de identidad ya que no solo distingue una etnia de otra, sino también a las comunidades al interior de las mismas etnias hasta cierto punto de forma sorprendente por la forma del bordado (punto de cruz), accesorios que lo componen, colores fuertes y peculiares que se utilizan, así como la autenticidad y exclusividad de cada prenda que,

de

una u otra forma enmarca la diferencia o bien encasilla a un grupo indígena o comunidad ya sea por sus costumbres, tradiciones, dialecto, cultura etc. Y en otra forma también se da una segunda función que juega en lo cotidiano, lo ceremonial y lo ritual, es decir por tradición y costumbre hay quienes utilizan la indumentaria día a día sin que sea una ocasión especial para ellas, mientras que, para otras cada que presencian alguna festividad lo portan porque es parte de su identidad como participes de la fiesta. La intención en la presente investigación es indagar la importancia de estudio de la representación cultural mazahua en la construcción de las identidades de género; la identidad cultural, en el entendido de que las identidades se basan siempre en una matriz cultural que aporta las diferencias que marcaran las fronteras entre un grupo y otro. En tal sentido se investigará para recabar y plasmar la información que estará respaldada por medio de la muestra a investigar

1.2.2 Relevancia social La cultura es una mediación; un filtro a través del cual percibimos la vida. De ahí que la representación cultural de la identidad étnica mazahua, es por ello que en el desarrollo de la investigación se enfoca a un grupo de ocho mujeres de la tercera edad que aún conservan la indumentaria mazahua como parte significativa y representativa del grupo étnico al que pertenecen. Por tal motivo se estudiará a dicho grupo étnico que se desenvuelven en una sociedad globalizada y que parte de esa sociedad se expresan de las mujeres 7


mazahuas de una forma despectiva, es decir; como un grupo étnico sin desarrollo cultural cuando observamos que las diferentes técnicas de decoración ya sean en el telar de cintura, bordados en punto de cruz o deshilados y el colorido son muestra de una evolución y desarrollo cultural milenario de gran trascendencia. Ante todo, la indumentaria mazahua muestra códigos de significación que se investigará mediante la entrevista en profundidad apoyada de un enfoque etnográfico para respaldar la información que arrojen las entrevistas aplicadas.

1.2.3 Implicaciones prácticas Algunas de las implicaciones que presentara la presente investigación básicamente serán propias con la muestra a estudiar debido a que son personas mayores de edad que empiezan a tener deficiencias en algunos sentidos como lo son el oído, la dificultad de expresarse en español, debido a que la mayoría habla la lengua mazahua, la disponibilidad de expresar lo que piensan, el hecho de tenerlas en la idea de objeto de estudio se verán observadas por lo que cambiaran o cuidaran de las expresiones que pudieran creer que no es correcto expresar. Por lo anterior se requerirá realizar dicha investigación

mediante un enfoque

etnográfico y observación directa, sin omitir la vinculación con la comunidad para la descripción e interpretación de las formas y figuras bordadas en punto de cruz que mujeres de la tercera edad de San Antonio Mextepec bordan a mano o bien en el telar de cintura para la elaboración de cada prenda que conforma el traje mazahua como lo son: las enaguas, mandiles, blusas, quesquémetl y fajas. No obstante se requiere de paciencia para plantear las preguntas de la entrevista, emplear un lenguaje coloquial que las mujeres de la tercera edad pudieran comprender mejor. Esto debido a que las mujeres de la tercera edad emplean más el uso de la lengua mazahua a diferencia del castellano. Aclarándoles cada término o duda que pudiera surgir antes, durante o después de la entrevista. Posiblemente recurriré a la lengua mazahua para un mejor diálogo. 8


1.3.4 Valor Teórico Investigaciones sobre la identidad étnica mazahua en la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa son nulas por lo que se dará a conocer la diversidad de los rasgos culturales que las tradiciones, usos, costumbres y la importancia del atavío del grupo mazahua preservan como tradicional de la población originaria, según pautas culturales, religiosas, políticas, económicas, lengua, y la misma historia en común. Así mismo

conoceremos el porqué de la elección de los

diferentes colores que mujeres de la tercera edad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa elige en el momento del confeccionamiento de la indumentaria y al mismo tiempo en la elección de los colores que se emplean en los bordados en punto de cruz que cada mujer borda o teje en el telar de cintura como en el caso de las fajas. Al mismo tiempo las mujeres que desafortunadamente no saben leer ni escribir reflejan su sentir en una gama de colores y figuras ya sea en las tiras que adornan sus enaguas, mandiles, y fajas. Destacar la importancia del valor que la mujer de la tercera edad de la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa designa a cada prenda como el medio por el cual expresa su cultura lo consideramos de gran relevancia social para dicha comunidad en vinculación con el estudio de la comunicación simbólica de la identidad étnica mazahua reflejada en ésta. Cabe señalar que la aportación para la comunicación intercultural está concentrada en el estudio y valorización de la cultura mazahua vinculada en el esquema de la comunicación no verbal sino más visual que representa la indumentaria mazahua en la comunidad de San Antonio Mextepec, como identidad étnica mazahua en mujeres de la tercera edad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa para desarrollar los cinco aspectos sobre las representaciones simbólicas y la interculturalidad de la comunidad de mujeres de la tercera edad a la presente investigación, conociendo cómo fluye la integración de los mazahuas a la integración social en las diferencias culturales vinculadas en las diferentes aspectos sociales para la reconstitución social de creencias y la revalorización o bien la modificación de algunas creencias, reconociendo diferentes condiciones de la población indígena para la interpretación de la visión del grupo 9


indígena mazahua de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, municipio de San Felipe del Progreso, Estado de México.

1.3.6 Unidad Metodológica El objeto de estudio al que está dirigido el problema de investigación buscará indagar mediante entrevistas y respaldará la información mediante

las

representaciones simbólicas para dar a conocer de manera precisa la importancia de la indumentaria mazahua en mujeres de la tercera edad de la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, municipio de San Felipe del Progreso, Estado de México y finalmente saber qué comunica la indumentaria mazahua, por lo que las mujeres de la tercera edad pertenecientes a la cultura mazahua se identifiquen étnicamente como parte del grupo cultural mazahua mediante el uso cotidiano de la indumentaria mazahua 1.4 OBJETIVOS 1.4.1 Objetivo general Investigar el significado y representación simbólica bordada en la indumentaria mazahua de mujeres de la tercera edad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, municipio de San Felipe del Progreso para que determinen su identidad cultural mazahua. 1.4.2 Objetivos específicos. 

Investigar los aspectos y componentes de la indumentaria mazahua para que la mujer mazahua lo determine parte de su identidad cultural mazahua para representarse y diferenciarse con otros grupos indígenas

Indagar sobre el significado de la indumentaria mazahua para conocer el significado simbólico como parte de la identidad de ocho mujeres de la tercera edad de la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, municipio de San Felipe del Progreso.

10


Describir cada prenda y accesorio que componen a la indumentaria mazahua femenina para conocer el significado cultural.

CAPÍTULO II 2.1 Metodología de investigación: En la investigación se realizará mediante la metodología cualitativa para saber qué comunica la indumentaria mazahua, así mismo observar y recolectar la información que cada una de las mujeres aportará a la investigación para dicho análisis de la comprensión y significación en los símbolos, figuras bordadas, artículos que forman parte en dicha indumentaria, para describir qué aspectos son los que caracterizan a la indumentaria mazahua de las mujeres de la tercera edad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, municipio de San Felipe del Progreso, Estado de México. De tal forma la investigación cualitativa se enfoca a comprender y profundizar los fenómenos, explorándolos desde la perspectiva de los participantes en un ambiente natural y en relación con el contexto (Sampieri, 1991: 364). 2.2 Diseño de la investigación. De acuerdo al grupo étnico mazahua de mujeres de la tercera edad de la comunidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa, municipio de San Felipe del Progreso es como determinamos que la investigación se realizará por medio del diseño etnográfico para describir los símbolos y descifrar el significado que cada mujer le asigna a su indumentaria mazahua para su cotidianeidad y el ambiente cultural en la que se desenvuelven en la sociedad y en las tradiciones del pueblo, de acuerdo a la convivencia social en la que me desenvuelvo para poder aportar información que es nula. Los diseños etnográficos describen y analizan ideas, creencias y significados, conocimientos y prácticas de grupos, culturas y comunidades, estudian categorías, temas y patrones referidos a las culturas. (Sampieri, 1991:501).

11


CAPÍTULO III 3.1 Marco teórico 3.1.1 Representaciones simbólicas Los cinco aspectos de John. B. Thompson de acuerdo a las estructuras de las formas simbólicas

Las formas simbólicas; son expresiones de 1 sujeto y para 1 sujeto (o sujetos). Las formas simbólicas son producidas, construidas o empleadas por 1 sujeto que, al producirlas o emplearlas, persigue ciertos objetivos o propósitos y busca expresar por sí mismo lo que “quiere decir”, o se propone, con y mediante las formas así producidas. (Significado) elementos que la constituyen. Por lo general las mismas personas o grupos tienen intenciones de comunicar por la necesidad de examinar los puntos fuertes y débiles como grupo social-cultural la relación que existe entre el significado de las formas simbólicas y las intenciones de sujeto productor. La constitución de los objetos como formas simbólicas es decir, su constitución como fenómenos significativos, presupone que son producidos, construidos o empleados por un sujeto capaz de actuar de manera intencional, o por lo menos que se perciban como si hubieran sido producidos por dicho sujeto. Una segunda observación es la del “significado” de una forma simbólica, o de los elementos que la constituyen, no es necesariamente idéntico a lo que el sujeto productor se propuso “quiso decir” al producir la forma simbólica. Entiéndase esto como la manera en que cuando la interacción social cotidiana de las mujeres mazahuas ataviadas con la indumentaria con la que son identificadas, percibidas como “indias, o ignorantes”, ajenas a la “civilización” pero al momento de conocer el significado de dicha indumentaria nuestro concepto tiende a cambiar. De esta manera sus costumbres, lenguaje, fiestas, indumentaria, estilo de vida tienden a 12


adquirir un significado o sentido que no podría explicarse, por ello Thompson dice que… El significado o sentido de una forma simbólica puede ser mucho más complejo y variado que el significado que podría derivarse de lo que el sujeto productor se propuso originalmente. … El significado de una forma simbólica, o de los elementos que la constituyen es un fenómeno complejo que depende de, y queda determinado por, una variedad de factores… Thompson

La segunda característica de las formas simbólicas es el aspecto “convencional”. Por ello Thompson se refiere a que la producción, la construcción o el empleo de las formas simbólicas, así como su interpretación por parte de los sujetos que las reciben, son procesos que implican típicamente la aplicación de las reglas, códigos o convenciones de diversos tipos. Por ejemplo cuando se consolida el mazahua como un grupo social-cultural indígena y que van retomando importancia ya sea por la magnitud que conforma dicho grupo y que al diferenciarse por su indumentaria, lenguaje, tradiciones, costumbres, “cultura” forma de vida, buscaban como identificarse, por ello se dice que lo que buscan los individuos es expresarse o interpretar las expresiones por medio de su indumentaria creada por sus propios medios en cuanto a diseño, estilo y forma, es así como surge la exclusividad de cada prenda. “…Aplicar reglas, códigos o convenciones a la producción o interpretación de las formas simbólicas no significa necesariamente que se esté consciente de estas reglas o códigos, ni que sea uno capaz de formularlas clara y exactamente si se le pide hacerlo. Estas reglas, códigos o convenciones se aplican generalmente en un estado practico, es decir, como esquemas implícitos y presupuestos para generar e interpretar las formas simbólicas…” Es aquí cuando manifiesto que esas reglas, códigos o convenciones a la producción o interpretación de las formas simbólicas a las que me refiero son las formas del bordado de dicha indumentaria así como la forma de bordar, sus colores, tamaño y la significación que se le da al momento de crearla; en la que puedo decir que no cuentan con un documento oficial donde indique o 13


exija como se tienen que hacer las cosas, pero si perdurar las tradiciones de los ancestros, es por ello que en el día del ritual o alguna celebración más práctica se interpretan estas formas simbólicas, se sigue toda una serie de reglas que no están precisamente estipuladas en un documento pero si en su cotidianidad y cultura. Es importante establecer la distinción a fin de enfatizar el hecho de que no es necesario de que coincidan o siquiera que coexistan estos dos conjuntos de reglas. No necesitan coincidir en tanto que una forma simbólica codificada de acuerdo con ciertas reglas o convenciones. Además, las reglas de codificación y decodificación no necesitan coincidir en el sentido de que una forma simbólica se puede codificar, pero tal vez nunca decodificar en la práctica, como en el caso de un diario que nunca se lee o el de un artefacto que nunca se ve. Así mismo, una forma simbólica se puede codificar de acuerdo con ciertas reglas o convenciones, aunque de hecho nunca se haya codificado La tercera característica de las formas simbólicas es su aspecto “estructural”, con lo que John B. Thompson se refiere a que… “las formas simbólicas son construcciones que presentan una estructura articulada; en el sentido de que típicamente se componen de elementos que guardan entre sí determinadas relaciones. Tales elementos y sus interrelaciones comprenden una estructura que se puede analizar de manera formal, en el sentido, por ejemplo, en que se puede analizar la yuxtaposición de palabras e imágenes en un cuadro, o la estructura narrativa de un mito. Podemos distinguir aquí entre la estructura de una forma simbólica, por una parte, y el sistema que es representado en formas simbólicas particulares, por la otra… “Analizar la estructura de una forma simbólica implica analizar los elementos específicos

y las interrelaciones de estos se pueden

distinguirse en la forma simbólica en cuestión; analizar el sistema representado en una forma simbólica es, por el contrario, abstraer de la forma en cuestión y reconstruir una constelación general de elementos y sus interrelaciones, constelación que se ilustra en casos particulares. “La estructura de una forma simbólica es un patrón de elementos que pueden distinguirse en casos de 14


expresiones, enunciados o textos reales. En cambio una forma simbólica es una constelación de elementos los cuales podemos describir como “elementos sistémicos” que existen independientemente de cualquier forma simbólica, pero que se realizan en formas simbólicas particulares. Lengua: sistema de signos, a fin de estudiar sus elementos básicos y los principios de su funcionamiento. Ahora bien en el aspecto estructural cabe señalar que el análisis de esta y de los rasgos estructurales y elementos sistémicos es importante pero también muy limitado; lo que indica que es necesario hacer énfasis en los puntos clave para poder distinguir los límites semejantes al análisis. En primer lugar; el significado transmitido por las formas simbólicas se construyen en general a partir de rasgos estructurales y elementos sistémicos, tal significado no es agotado nunca por estos rasgos y elementos. Las formas simbólicas no son solo concatenaciones de elementos y de las interrelaciones de estos: típicamente también son representaciones de algo, representan o retratan algo, dicen algo acerca de algo. El significado como el significante son parte integral del signo. El referente, por el contrario es un objeto, un individuo o un estado de cosas extralingüísticos. Captar el aspecto referencial de una forma simbólica requiere una interpretación creativa que va más allá del análisis de los rasgos y elementos internos, y que intente explicar lo que se representa o dice. Un segundo aspecto en el que es limitado el análisis de los rasgos estructurales y elementos sistémicos es este: al concentrarse en la constitución interna de las formas simbólicas, este tipo de análisis no solo descuida el aspecto referencial de las formas simbólicas, sino también abstrae el contexto a los procesos socio históricos dentro de los cuales se insertan estas formas estructurales y elementos sistémicos no considera lo que he llamado el aspecto “contextual”. La cuarta característica de las formas simbólicas es el aspecto “referencial” se refiere a las formas simbólicas son construcciones que típicamente representan algo, se refieren a algo, dicen algo a cerca de algo. La indumentaria mazahua representa a la cultura mazahua, hace referencia a una etnia indígena y refleja toda una labor de paciencia, una forma de vida, la 15


autenticidad y la exclusividad individual de cada prenda que plasma la inspiración de aquella mujer que borda punto por punto, de color en color hasta terminar a conformar dicha indumentaria. Especificidad referencial: se refiere al hecho de que, en una aplicación, una figura o expresión particular, se refiere a un objeto u objetos, individuos o individuos, situación o situaciones específicos. Algunas figuras o expresiones adquieren su especificidad referencial, tal solo en virtud de su uso en ciertas circunstancias. Ambigüedad/opacidad referencial: el aspecto referencial no solo llama la atención solo sobre las maneras en que las figuras o expresiones se refieren o representan a algún objeto, individuo o situación, sino también a la manera en, que, habiéndose referido a algún objeto o habiéndolo representado, las formas simbólicas dicen típicamente algo acerca de él, es decir, lo afirman o expresan, proyectan o retratan. La lengua e indumentaria como la ubicación geográfica en la que se sitúan los mazahuas hace dicha referencia a este grupo étnico en específico, así mismo como los mazahuas es por ello que muchas de las cosas que hacen alusión a los mazahuas contextualiza dicha cultura, construyendo y expresando como es la etnia mazahua y lo que representa (Rasgos estructurales) La quinta característica de las formas simbólicas hacia la que Thompson llama la atención es el aspecto “contextual”; las formas simbólicas se insertan siempre en contextos y procesos socio históricos específicos dentro de los cuales, y por medio de los cuales, se producen y reciben. Se refiere prácticamente a las relaciones sociales como características de tal contexto. Lo que son estas formas simbólicas, la manera en que se construyen, difunden y reciben en el mundo social, así como el sentido y el valor que tienen para los que la reciben, depende todo de alguna manera de los contextos, y las instituciones que la generan, mediatizan y sostienen. Así, la manera en que individuos particulares interpretan un “discurso” y el peso que le asigna, están condicionados por el hecho

16


de que tales palabras son expresadas por un individuo en una ocasión y en un escenario y que son transmitidas por un medio especifico. En el aspecto contextual de las formas simbólicas, se trata de ir más allá del análisis de los rasgos estructurales internos de las formas simbólicas, es por ello que tales aspectos pueden distinguirse solo atendiendo a los contextos sociales, instituciones y procesos dentro de los cuales se expresa, transmite y recibe el discurso, y analizando las relaciones de poder, las formas de autoridad, los tipos de recursos y otras características de dichos contextos.

3.1.2 El color y sus significados. El color como elemento comunicante Uno de los temas de mayor interés en las investigaciones sociales es la de la comunicación. Dicho interés es causado principalmente por el gran desarrollo de la fuerza que tienen los actuales medios de comunicación, y el control que ejercen quienes poseen dichos medios sobre casi toda la información generada en este planeta, lo cual ha dado lugar a que se les atribuya un dominio de tipo social y psicológico, basado en la necesidad que tiene el hombre de ordenar su ambiente mediante el conocimiento y la información. La comunicación se puede clasificar en dos grandes tipos: la personal y directa, y la de grandes grupos o de masas; la primera permite mayor interrelación entre las partes que comunican y la segunda se caracteriza porque el mensaje es emitido por pocos y percibido por un número indefinido de personas, de características muy diferentes. Este último tipo de comunicación ha llegado al tal grado de perfección técnica que es posible enviar información desde cualquier parte del mundo y del espacio en el momento mismo en que ocurren los acontecimientos; también pueden conducir a la espectadora un mundo de ficción tan magnificente que el receptor del mensaje llega a identificarse con las fantasías presenciadas. Todo esto y mucho más han hecho

17


que el público considere esta forma de comunicación como su fuente principal de información y credibilidad. No obstante que en las últimas tres décadas se han realizado muchos estudios acerca del efecto que este tipo de comunicación tiene en el receptor, subsisten una serie de interrogantes que aún no han sido resueltas, tales como la manera en que el hombre lee, descifra y comprende todos los signos o elementos que componen un mensaje, sobre todo los que son transmitidos de manera audiovisual. Esto es así porque el hombre está acostumbrado a descifrar el lenguaje verbal y a conocer las reglas que lo rigen, mientras que no cuestiona si los elementos no verbales, los cuales son mucho más importantes cuantitativamente y en algunas ocasiones mucho más expresivos en contenido, pueden o no descifrarse. Éstas y otras observaciones llevan a las siguientes consideraciones: a) El hombre actual comunica más de lo que piensa, mediante signos no lingüísticos. b) No es posible seguir con la idea de que únicamente existe el lenguaje verbal (y por ende el escrito) y que los otros elementos partícipes en el mensaje, como son las señales, los colores, los movimientos, las distancias, etc., giran significado alrededor de dicho lenguaje. c) La evolución de este tipo de comunicación lleva a una transformación radical de la vivencia de la imagen. d) Es necesario analizar los elementos o signos de los mensajes, así como sus efectos, por medio de los diferentes significados, interpretaciones y asociaciones que se les han atribuido, para lo cual se tiene que recurrir a los antecedentes culturales del grupo estudiado. Una disciplina que permite analizar un sinnúmero de elementos de la comunicación audiovisual, es la semiología o semiótica, la cual no sólo ayuda al estudio de todos los signos o elementos que integran un mensaje, sino que establece también una relación entre esos elementos de significación y los procesos culturales. 18


La semiótica es una disciplina que tiene su origen con Saussure, quién en su libro curso de lingüística general (1922) la define como la ciencia general de todos los signos o símbolos, a través de los cuales los hombres se comunican entre sí. Este autor definió al signo como la unión de un significante y un significado. De acuerdo con Hiemsler, el significante o forma puede ser descrito exhaustivamente sin recurrir a ninguna premisa extralingüística, en tanto que el significado o sustancia no puede describirse sin dicha premisa. De esta manera, el signo es la correlación de una gama de significantes en una medida que definimos como significado, por lo que Eco afirma que los significantes constituyen el plano de la expresión, en tanto que el significado, el plano del contenido. Sin embargo, se puede decir que el significante y el significado son las dos caras de una sola y única producción, ya que el significado siempre está en posición de significante. Es necesario destacar que existen diversas expresiones que poseen una serie de contenidos o diferentes funciones de significación (de acuerdo con la definición de Eco) que van desde la descripción del objeto hasta las abstracciones llenas de significado del mismo, lo que hace, por un lado, que el signo sea autónomo y considerado semióticamente respecto al objeto, y, por el otro, que el signo sea menor que el concepto, el cual representa más que su significado evidente e inmediato, ya que, si retomamos las palabras de Hiemsler, es la representación psíquica de las cosas. Según la clasificación de Morris, el signo puede considerarse desde tres dimensiones: a) Semántica: el signo es visto en relación con lo que significa. b) Sintáctica: el signo es visto como un elemento que está relacionado con otros signos, con base a una serie de reglas convencionales.

19


c) Pragmática: el signo es visto en relación con su propio origen, los efectos sobre el destinatario y los usos que tiene. Levi-Strauss afirma que el signo es un elemento del lenguaje, cuya función consiste en expresar directa o indirectamente un pensamiento, y explícitamente funciona como un medio de comunicación. Debido a que el signo

es el

intermediario entre la imagen y el concepto, los signos adquieren un significado reconocible mediante el uso común, significado que no es estrictamente descriptivo de la imagen o del concepto, sino que contiene otros significados análogos que implican un esfuerzo y diversos tipos de conocimiento por parte del destinatario y del emisor de dicho (s) signo (s), para poder desglosar los significados (tal es el caso de los símbolos). Así, lo más importante es conocer las funciones del signo, ya que en la sociedad cada uso del signo es convertido en signo de este uso. Los signos estás regidos por reglas específicas constituidas en un código, el cual va a regir las relaciones existentes entre los diferentes signos, con la correlación entre el plano de la expresión y el plano del contenido: correlación convencional aunque no arbitraria: lo arbitrario es la relación de la significación. Por lo tanto se dice que un signo jamás representa a un objeto o referente, pero si constituye un acto de referente, siempre que el código le muestre al intérprete que caso de objeto pertenece dicho significante. Por esta razón, el signo tiene la desventaja de perder su función si se le aísla o se le coloca fuera del contexto de dicho proceso. El código resulta entonces ser una condición necesaria y suficiente para la existencia del signo; no importa si ese código es impreciso y débil, está sujeto a una estructura rápida, es incompleto, provisional (como es el caso si el destinatario puede ser reemplazado) o contradictorio, en el sentido de que forma parte de un subsistema que asigna a un significante un significado opuesto al que se le asignan otros códigos dentro del mismo subsistema.

20


En el sistema de signo de comunicación se encuentran las señales, que son una variante de los signos cuyo principal objetivo es evocar una acción, modificarla o hacer que alguien desista de realizarla. …son fenómenos materiales causados especialmente que se utilizan para producir una reacción dispuesta y convencida de antemano, tanto social (en grupo) como individualmente, en la forma de manifestantes definidas de la actualidad humana. Una señal sólo se encarga de alentar la presencia que representa, sin emplear ninguna relación de significados; de ahí que se diga que la comunicación de los animales se reduce habitualmente a señales. Las señales aparecen sólo cuando un número apropiado de personas han concertado un acuerdo explícito por virtud del cual es posible descifrarlo. Cuantas veces nos refiramos a señales, se tratará de objetos o acontecimientos que son utilizados con el propósito de provocar una acción determinada; las señales reemplazan a ciertos enunciados verbales, al que todos los signos; aunque, como observa Schaff: Hoy con la saturación semiológica del ambiente, la señal llega cada vez de forma más atenuada y se corre el riesgo de pasar ente las señales sin reconocerlas sin reconocerlas como tales, ya que se ha convertido en un elemento habitual del ambiente que nos rodea. De acuerdo con Eco, la señal puede distinguirse de otros signos por lo siguiente: a) Su significado es siempre arbitrario, establecido por virtud de un convenio válido dentro de un grupo dado de personas. b) Su finalidad es siempre originar, modificar o detener cierta acción. c) Su aparición es ocasional, en conexión con la acción prevista. Como se ha mencionado anteriormente, existen una serie de expresiones plenas de abstracciones, a tal grado que en algunos casos casi se ha perdido su relación con el objeto, por lo cual es necesario un esfuerzo por parte del destinatario para descifrarlo. A este tipo de expresiones se les conoce como símbolos. 21


El símbolo es todo signo que evoca, por medio de una relación natural, algo ausente o imposible de percibir. Es necesario hacer hincapié en que si bien un símbolo es un signo, no todos los signos son símbolos. La razón de la existencia de los símbolos o, mejor dicho, de su creación, se fundamenta en la necesidad que el hombre tiene de entender el mundo que lo rodea, lo cual es más simple cuando los hechos pueden ser explicados mediante representaciones directas en donde, básicamente, intervienen la percepción y la sensación. Pero existen situaciones en donde esas representaciones no pueden ser explicadas de esa manera, pues el pensamiento humano se plantea una serie de interrogantes que trascienden los elementos concretos percibidos, lo cual origina procesos psicológicos más complejos. De acuerdo con Schaff, los símbolos son signos sustitutos en el sentido de que su función es sustituir algo de manera específica, a las nociones abstractas. En ellos se distinguen tres características: 

Objetos materiales que representan ideas.

La representación convencional se basa en la representación se basa en un convenio que da lugar al reconocimiento del símbolo.

La representación convencional se basa en la representación de una noción abstracta por un signo que dirige a los sentidos.

Wirth considera que la función esencial de lo simbólico es penetrar en lo desconocido y establecer, paradójicamente, la comunicación con lo incomunicable sin caer en la alegoría. El verdadero fundamento del simbolismo es la realidad y se extiende desde el orden natural tomando en su conjunto el orden sobrenatural. La significación simbolista de un fenómeno tiende a facilitar la explicitación de esas razones misteriosas porque liga lo instrumental a lo espiritual, lo humano a lo cósmico, lo causal, lo desordenado; porque justifica un vocablo como universo que sin esa integración superior carecería de sentido, sembrando un pluralismo caótico, y porque recuerda en todo, lo trascendente.

22


En las distintas culturas hay símbolos que difieren de su significado de acuerdo con las diferencias existentes en el plano de la expresión, por lo cual para comprender el aspecto convencional del símbolo se debe conocer su sentido artificial. En este contexto en el que los colores se definen como elementos comunicantes o signos; elementos que en la actualidad son de suma importancia para la comunicación de masas, sin olvidar por ello el uso que desde épocas remotas sean hecho de ellos en las diferentes religiones, en la magia, en el vestido, etcétera. El color, como el hombre mismo, no ha escapado al adelanto de la técnica, pues si bien en los albores de la humanidad la gama de colores usados, producto de técnicas rudimentarias, era muy reducida y por consiguiente muy definida; con el paso del tiempo la variedad de colores se incrementó al evolucionar los métodos para obtenerlos, lo cual ha propiciado un gran número de tonalidades y matices, así como la posibilidad infinita de combinaciones, a tal grado que en la actualidad se utilizan las computadoras para que de forma sistemática se hagan diferentes tipos de dichas combinaciones, que al ser proyectadas permiten analizar cuáles son los efectos que causan en el receptor. Sin embargo, la mayoría de las veces el color ha sido utilizado como un simple reemplazo comunicante cuya función básica es atraer la atención del espectador, sin considerar la riqueza de su contenido, en el sentido de ser un elemento lleno de significados. El color tiene en muchas ocasiones un significado fácilmente reconocible, sobre todo si está asociado con imágenes familiares, como las señales, o si se utiliza en figuras muy simples: no obstante, cuando el color se asocia con otros elementos u objetos más complejos existen mayores posibilidades de que no se reconozca su significante. Pese a la importancia del color, son pocos los estudios realizados para conocer las reglas del consenso explícito que se le da, las funciones como signo, el código que lo rige y la formación de los significados. Afortunadamente, este hecho no ha influido para que no se formen interpretaciones de todo tipo, desde las relacionadas con la 23


naturaleza hasta las de tipo psicológico, incluyendo aquellas con un significado tan específico que puede ser descifrado por grupos humanos disímbolos: por ejemplo, el rojo en un semáforo indica “alto” en cualquier parte del mundo. El simbolismo del color, que ha sido utilizado y fomentado conscientemente, se encuentra en toda expresión humana, como en la heráldica, el arte, la vestimenta, etc. Dicho simbolismo cambia de acuerdo con diferentes culturas, grupos humanos e, incluso entre individuos de un mismo grupo, existen simbolismos “permanentes”; por ejemplo, el amarillo es el color del Sol y está asociado con la luz; el rojo es el color dela sangre y del fuego y generalmente se asocia a la palabra ardor, etcétera. Esto podría deberse a que lo simbólico tiende a relacionarse por analogía con la naturaleza y el universo, por lo cual el simbolismo de los colores es una realidad casi exclusivamente anímica que se proyecta sobre la naturaleza, ya que al tomar a sus seres como elementos idiomáticos o al transformarlos, conduce muchas veces a un mensaje ambiguo, nunca explícito, lleno de redundancia mítica y de rituales iconográficos que nos remiten a un significado innegable e invisible. Todo esto permite que existan significados duales y en algunos casos opuestos; por ejemplo, el color rojo que significa vida y muerte. Los supuestos que rigen la concepción simbolista y el nacimiento y la dinámica del color y que se considerarán más adelante son: a) Nada es indiferente, todo expresa algo y todo es significativo. b) Ninguna forma de realidad es independiente, todo se relaciona de algún modo. c) Lo cuantitativo se transforma en cualitativo, en ciertos puntos esenciales que constituyen precisamente la significación de la cantidad. d) Todo es serial, fenómeno fundamental que abarca el mundo tanto físico (gama de colores) como espiritual (vicios, virtudes, sentimientos).

24


e) Existen correlaciones de situaciones entre las diversas series y elementos que la integran. Significados denotativo y connotativo del color. Es innegable que los significados de los colores se basan en asociaciones muy dispersas y difusas. Por ejemplo, el rojo que se asocia al fuego y a la sangre se considera de manera general como excitante; el verde lleva a pensar en la tranquilidad de la naturaleza, y el azul en lo refrescante del agua. Estas asociaciones, no son trascendentes si no se les encuentra una explicación más amplia y convincente. Sin embargo a la mayoría de quienes utilizan el color como un medio de comunicación, les interesa más el efecto que el color ejerce sobre quien lo percibe (efecto que en la mayor parte de los casos aparentan ser directo y espontáneo), que el color como elemento comunicante, lo cual ha dado por resultado, tal y como se mencionó anteriormente, que no existan investigaciones indicadoras de origen de dichas asociaciones ni aclaratorias acerca del papel del color como signo dentro del lenguaje icónico. No obstante la carencia de estudios, se han aceptado algunos significados, sobre todo aquellos otorgados a los colores cuando éstos se asocian de manera directa con objetos o fenómenos naturales. Este hecho permite un primer punto de análisis. El hombre a su paso por el mundo, ha identificado a los objetos y fenómenos naturales mediante signos o palabras. Estos signos son arbitrarios desde el punto de vista cultural pues, en primer lugar se utiliza una fonética (rojo en español, red en inglés, rosso en italiano) y, en segundo, algunos objetos o fenómenos naturales de acuerdo con la influencia que causan reciben mayor o menor número de signos; por ejemplo, los nombres de los colores surgidos de una estrecha relación entre la naturaleza y la cultura, basada en un cúmulo de experiencias perceptivas, por lo cual no es de extrañar si los esquimales tienen diferentes nombres para el color blanco o si los habitantes de zonas tropicales nombran el color verde de diferentes formas, de acuerdo con el crecimiento y el estado de las plantas que los rodean. 25


Esto ha permitido al hombre que los signos representen directamente, sin ambigüedades, los objetos en cuestión. Esta representación constituye el carácter llamado denotativo, producido entre el signo (arbitrario) y el referente, es decir, entre un objeto real que tiene determinadas características y la palabra. Eco señala que la denotación es la referencia inmediata que el código asigna a un término en una cultura determinada, llamada esta última referente del signo. En cualquier cultura que se estudie, se podrá observar que los elementos significativos del lenguaje no solo abarcan los valores denotativos de los signos, sino que también existen otros valores secundarios en las palabras usadas por cada persona o, mejor dicho, grupos de personas. A dichos valores secundarios se les llama significados connotativos. La connotación expresa valores subjetivos atribuidos al signo, debido a su forma y a su función, es así como, por ejemplo, el rojo fuego deja de ser un color para convertirse en una función y connotar pasión, ardor, etcétera. La comunicación es un fenómeno universal que comprende: a) Los significados de los significantes. b) Los significados de los significados. c) El proceso que une a otras significaciones. La connotación radica en un convencionalismo social que puede ser sumamente estable o efímero, de acuerdo con el código que lo rija. Denotación y connotación constituyen dos modos fundamentales de las significación y no obstante se combinen en la mayoría de los mensajes, podemos diferenciarlos según sea dominante lo denotativo o lo connotativo. Las ciencias pertenecen al primer tipo y las artes al segundo. La búsqueda de la connotación del color, su comprensión, así como el uso diario que ha convertido a esa connotación en convención social, ha sido mínima y es que, como dice Munsell:

26


…estas búsquedas pueden ser vistas como un imposible, ya que se requiere de un cuidadoso estudio que brinde una interesante, clara y definida concepción mental de toda la expresión del color. Urban distingue tres tipos de connotación: la conceptual, la emocional y la intuitiva. La primera se refiere a las funciones del lenguaje evolucionado, es decir, siempre hay una referencia indirecta que permite deslindar unos objetos de otros. La connotación emocional también mantiene una relación con el objeto, con la diferencia de que hay una “intención acumulada, sentimiento, y disposición de ánimo”, es decir, el sentimiento o la emoción están ligados a la expresión. Por último. La connotación intuitiva la cual es “conjurada” por la realidad y hace revivir objetos, situaciones, caracteres de un modo completamente distinto de cómo lo hacen las descripciones conceptuales de la ciencia, para quien es importante la intención de una palabra en relación con lo que apuntamos, lo que queremos decir o lo que se quiere significar con ella cuando se define algún objeto. Esta clasificación lleva a meditar que la connotación de los colores no pude ser explicada únicamente mediante la referencia directa o indirecta, sino que existen otros factores gracias a los cuales es posible explicar los significados de los colores. En este capítulo se analizarán las aportaciones de estudiosos del color como Goethe, Luckesh, Luscher, Kandisnky, Le Heard, Graves, Deribere y Escudero, principalmente. La elección de estos autores se basa en que (sus estudios) han reunido una serie de significados para diferentes propósitos, a partir de sus experiencias personales y de considerar las tradiciones y leyendas del grupo cultural al que pertenecen. El objetivo fundamental de este análisis es relacionar los significados denotativos y connotativos que presentan en sus estudios, además de saber si existen connotaciones o denotaciones que sean similares o iguales y permiten establecer un significado universal. Uno de los estudios que se considera básico para el análisis del color es la teoría de los colores de W. Goethe, ensayo escrito entre 1810 y 1820. En dicha obra el 27


autor critica, entre muchas cosas, la obra Óptica de Newton (1730) causando disgusto a los seguidores de este científico. Con base en esa posición, Goethe se introduce al mundo de la física del color y después realiza un análisis filosófico del mismo para tratar de encontrar el sentido oculto de los colores, su simbolismo y su mística. Con base en el concepto de la luz, Goethe afirmó que todos los colores podían contenerse entre dos polos: el amarillo y el azul. Al primero lo asoció con la luz, y al segundo con la oscuridad; por analogía los dividió en positivo y negativo, respectivamente. En esta polaridad se da una serie de tonalidades que crean, según él, un conjunto de expresiones surgidas de los colores

propios de los reinos

naturales: mineral, vegetal y animal, sin descartar al hombre. Si se estudia a los colores en relación con los metales, las asociaciones de Goethe no han perdido vigencia, cuando dice: …mientras que la plata es el metal que más se aproxima al blanco puro y hasta representa efectivamente este color, realzado por brillo metálico; el acero, estaño, plomo, etc., tienden al gris azulado pálido, el oro en cambio se eleva hacia el amarillo puro y el cobre se aproxima al rojo que en determinadas circunstancias se exalta hasta el púrpura y bajo el acción del zinc se degrada hacia el amarillo oro. … la coloración que toman las superficies metálicas parte del amarillo. El hierro se transforma enseguida en ocre amarillo, el plomo en blanco, etc. El oro y el platino disueltos en ácido aparecen amarillos. Por lo que se refiere al reino vegetal, Goethe dice que pueden considerarse los colores de los cuerpos orgánicos en un plano general como un proceso químico superior. Tanto los colores fundamentales como los mixtos y derivados se dan en la superficie de los seres orgánicos; cuando se pone al descubierto el interior de los mismos aparece no precisamente incoloro, sino que tiene una coloración degenerada. La misma influencia que la luz tiene en el color de las plantas, la tienen diferentes sustancias, tal es el caso de: 28


La curuma, el achiote y el cártamo, cuando mediante el alcohol cínico pierden su propiedad colorante, se convierten en tintura de color amarillo, rojo amarillento y rojo de Jacinto, respectivamente; si se les agrega álcalis pasan al cenit y más allá todavía hacia el rojo azulado. De los animales, Goethe afirma: Los gusanos que viven debajo de la tierra en la oscuridad, la humedad y el frío presentan una coloración degenerada, los vermes intestinales que se crían y alimentan en la oscuridad y en la humedad ambiente son incoloros. Las conchas y los crustáceos presentan lindos dibujos y colores, pero es de notar que ni los caracoles ni las conchas de agua dulce muestran colores tan subidos como los de las especies marinas. Goethe también señala la gran variedad de colores que tienen las mariposas en sus alas y los pájaros en su plumaje, aunque considera de manera particular que en esas dos especies el amarillo exaltado al rojo es más frecuente que el azul. Afirma asimismo que en el hombre y en los mamíferos en general los colores fundamentales, son todos ellos colores mixtos dominados por la cocción orgánica y con mayor o menor exactitud indican la jerarquía del ser del que forma parte. Goethe afirma del hombre: …se aparta en un todo de la teoría natural, ya que en el interior de él reboza riqueza hasta tal punto que su exterior ha tenido que ser dotado por parsimonia…la piel humana con todas sus variedades no es en absoluto un color fundamental, sino un fenómeno muy elaborado por cocción orgánica. Es indudable que el color de la piel y los cabellos indican una diferencia de carácter…siendo acaso de notar que determinados colores coinciden con determinadas conformaciones, según hace pensar la fisonomía de los negros. Con base en esas otras observaciones, Goethe dio una serie de significados connotativos a los diferentes colores, los cuales se analizarán posteriormente. El interés que manifiesta Le Heard en el tema tiene como punto de partida que para él cada color representa ciertos tipos de vibración emocional y cada color del arco 29


iris corresponde a un periodo de vida humana, desde el nacimiento hasta los 70 años; es decir, a cada color le corresponden 10 años de vida, por lo que cada color adquiere las cualidades espirituales del hombre en cada etapa. En este mismo contexto podemos situar a Schaire, quien habla de la existencia de cierta relación entre el espectro del color y la asociación con conceptos de contenido afectivo, de valor estimulante y potencial de excitación, con base en que las dimensiones del comportamiento emotivo se expresan en conceptos relacionados con los estados de ánimo, en impulsos y emociones. Otro de los autores analizados es Wassily Kandinsky, quien en su tratado De lo espiritual en el arte (1910) reflexiona acerca de las relaciones recíprocas entre la forma y el color, entre la pintura y la música, así como en el valor expresivo de las formas y en sus diversas combinaciones que producen una serie de significados. Para Kandinsky cada forma y cada color tienen un contenido singular y una propia necesidad interna, al margen de la realidad de los objetos externos, ya que se encuentra más abierta al sentimiento que a la indagación intelectual. Este autor afirma que la interpretación subjetiva de los colores y las formas pueden resolverse mediante el sentimiento y la razón. LOS COLORES De acuerdo con Kuppers existen ocho colores elementales, seis colores elementales cromáticos y dos acromáticos. Los primeros reciben los nombres de amarillo, magenta, cyan, azul-violeta, verde y rojo-naranja, en tanto que los acromáticos son el blanco y el negro. Estos colores están basados en la relación que existe entre los tres componentes del órgano de la vista. Como se sabe, el ojo cuenta con tres tipos de células visuales que rigen tres tipos de diferentes sensaciones correspondientes al azul, el verde y el rojo. Sin embargo, si uno observa las diferentes tonalidades del espectro en los campos de recepción de los colores primarios, se verá que se observa el siguiente orden: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, morado, violeta y púrpura. En esta 30


disposición se presentarán los significados analizados en este capítulo, agregando a la lista de los colores acromáticos de Kuppers, el blanco y el negro y dos combinaciones que dada

su importancia por los significados que se les han

atribuido, fue imprescindible agregar el gris y el café. ROJO Goethe le da al rojo una gran relevancia en rango de dignidad y seriedad, pues según él este color reúne a todos los colores; afirma que un vidrio rojo impresiona porque su atmósfera crea un temor reverencial al hacer pensar en la luz que se aparecerá difusa en el cielo y en la tierra en el día del juicio final. Luckiesh considera que el rojo es el color de la sangre, por lo cual fue usado por los grupos primitivos para defenderse de la naturaleza, que lo utilizaron como una señal de peligro, es también representativo de algunas emociones, ya que éstas provocan rubor en el rostro. Todo esto hace que se transformen una serie de asociaciones duales como son el poder y la masculinidad, la ira y el belicismo, la crueldad y el martirio, la salud y la belleza, el amor y la felicidad. También afirma que el rojo es excitante y estimulante, de manera particular en aquellas tonalidades que contiene tinte amarillo. El rojo cardenal es común en las vestimentas eclesiásticas que usan quienes tienen poder, en tanto que el rojo y el negro se encuentran en el ropaje del demonio; la explicación es que la unión de estos colores rompe la perfección y la armonía. Para Luscher el rojo significa deseo en toda su gama de apetencia y anhelo; es el premio para lograr éxitos, la fuerza de voluntad, la sangre de la conquista, la llama de Pentecostés que inflama el espíritu humano, el temperamento sanguíneo, la masculinidad y la sexualidad; representa lo excéntrico, lo ofensivo, lo autónomo, lo locomotor, lo competitivo; aspectos afectivos tales como la apetencia, la excitabilidad y la autoridad. Kandinsky dice que el rojo es el color que representa mayor contraste por su calidez, pues su intensidad se constituye como una luz que irradia energía, con el vigor de lo masculino, como pasión que ardiera incontrolable. 31


Para Le Heard, por ser el rojo el primer color en el arco iris, le corresponde la etapa cronológica que va desde el nacimiento hasta los 10 años de vida corresponde a las cualidades espirituales del rojo. En este período, según el autor, se es rico, potencialmente libre, sin ninguna obligación y no se está sujeto a muchas decisiones, por tales motivos el rojo atrae la atención pero no conduce a la meditación. El rojo es el corazón del rojo, del espíritu, del amor. Convencionalmente se acepta que el rojo sea señal de peligro y con base en el lenguaje del color. Le Heard dice que el rojo es conceptualizado como inestabilidad, transición, incoherencia, así como fuerza, potencialidad y promesa. Si el rojo se combina con el negro, es deseo de dominación y tiranía. Graves dice que el rojo es el color más fuerte y posee gran poder de atracción, es positivo, agresivo y excitante; simboliza una pasión primitiva y fuertes emociones; está asociado con el peligro, el coraje, la rabia, la rivalidad, la ducha, la virilidad y el sexo. Debiere afirma que los caracteres del color rojo más que destacan son los siguientes: dinámico, brutal, exalta hasta llegar al enervamiento; es el color del guerrero, del amor vencedor, se impone sin discreción; es el color cálido por excelencia. El rojo es de los colores preferidos, sobre todo por los niños y los primitivos. En conclusión, es un color sobresaliente, por lo cual puede ser discutido y debe serlo. Para Escudero el rojo representa el color rojo de intensidad afectiva, de afecto apasionado, impregnado de cierta angustiosa tensión y sobresalto; es el color de la violencia y la explosividad, y por lo tanto se encuentra relacionado con instintos primitivos, tiende a simbolizar actos imperiosos casi en cortocircuito: significa impulsos vitales expansivos y, en no pocas ocasiones, agresivos. El rojo estimula cuando es brillante, incita a la nación aunque esta sea demasiado primitiva y su sentido sea profundo, casi vegetativo. Un rojo suave, matizado, es sinónimo de buena relación afectiva. Las tendencias explosivas del epiléptico, consideradas como descargas desagradables de fuerzas afectivas, son representadas por el uso frecuente que hacen del rojo estos enfermos en sus producciones pictográficas. 32


ANARANJADO (ROJO AMARILLENTO) El anaranjado es una combinación del rojo con el amarillo. Aunque algunos autores hablan del rojo amarillento y no del color anaranjado, en este libro lo usaremos como sinónimo, no obstante que ambos no sean exactamente lo mismo. Para Goethe el rojo amarillento provoca choque, disturbio y produce una sensación de calor. Por su parte, Kandinsky afirma que un rojo amarillento suscita sentimientos de fuerza, energía, ambición, determinación, alegría y triunfo. En la asociación de los colores con la edad del hombre, realizada por Le Heard, el anaranjado abarca de los 10 a los 20 años de vida por ser el segundo color del arco iris. Debido a que la vida del hombre en este periodo está caracterizada por la imaginación, el color anaranjado es un símbolo del amor apasionado que origina reacciones emocionales negativas; también representa el sol, el origen de la vida y, por lo tanto la estimación de Dios. “La interpretación del anaranjado siempre nos da una emoción idealista”. El anaranjado simboliza la exaltación, transmite un mensaje de entusiasmo, pasión incontrolable, agresión deliberada; es el mal, aunque también es excitante y representa el deseo del matrimonio. Déribére señala que el color anaranjado es muy cálido, acogedor, sobresaliente, evoca al fuego, al sol, a la luz y al color; es un color fisiológicamente activo y capaz de afectar la digestión. No aconsejamos ciertamente hacer las comidas en una luz anaranjada, pero los invitados colocados ante una decoración anaranjada después de haber comido, se sentirán muy bien. AMARILLO Es el color de la luz solar, del mediodía. Simboliza el camino central, el curso de la acción ideal que yace entre dos extremos. Debemos avanzar a lo largo de tal camino que nos conduce a la buena fortuna. La misma relación que hace el I Ching de este color (la luz del día) la hacen los autores citados. Para Goethe el amarillo es un color atrayente, se encuentra en el 33


polo positivo y significa luz, claridad, fuerza, cercanía, atracción y afinidad por los ácidos (en contraposición con el azul, que tiene afinidad por los alcalinos). El amarillo es el color más próximo a la luz, en su máxima pureza tiene la naturaleza de la claridad y posee una condición alegre, risueña, lo cual da una impresión marcadamente grata y confortable. Este color tan grato y confortable en su estado puro y tan placentero y noble en su potencia máxima es, sin embargo, sumamente delicado y resulta enojoso cuando se encuentra sucio o llevado hasta cierto punto del lado del menos. Goethe consideró que el amarillo oro en su estado puro es el color del honor y del placer. Luckiesh, al igual que Goethe, opinó que el amarillo es el más hermoso de los colores, pues al estar asociado con el Sol, significa alegría y es muy llamativo, por lo que es el símbolo de la luz, del calor y del mismo Sol. Al reconocer que este color ha sido utilizado para representar a la enfermedad, este autor distingue diferentes tipos de amarillos, dentro de los cuales está el amarillo verdoso que se usa para representar a las personas malignas, así como la envidia, los celos y la mentira. El amarillo anaranjado con tonalidades café está asociado con el otoño y significa deleite, fuerza, confianza, dignidad. También simboliza madurez. Menciona asimismo este autor al dorado, que simboliza con frecuencia a la riqueza, la gloria, el poder y el esplendor. Es por eso que este color tiene un valor muy especial y simboliza la luz brillante y la santidad, usado en las aureolas, adquiere así el significado de la luz, la gloria, la santidad y el poder divino. Para Luscher el amarillo es claridad, reflexión, brillo y alegría; manifiesta expansividad, desinhibición, laxitud y relajación; es excéntrico, activo, planificador, ambicioso, inquisitivo y sus aspectos afectivos son la expectación, la originalidad y el regocijo. A este color le corresponde simbólicamente la calidad iluminación de los rayos solares que forman el halo sublime que rodea al Santo Grial, al ánimo jubiloso y a la felicidad. 34


Kandinsky dice del amarillo muy claro, se encuentra insoportable. En China, el amarillo es el color del regalo, pero se usa también para expresar desprecio y vergüenza. Para Le Heard el amarillo le corresponde por ser el tercer color del arco iris, el periodo de los 20 a los 30 años de la vida humana, periodo en el cual se posee mayor fuerza muscular y potencialidad. Este color representa arrogancia y poder, es sinónimo de fuerza, por lo que es el símbolo de la dominación, aunque no de los actos brutales y asesinos. El autor afirma que en el lenguaje del color el amarillo sugiere tanto idealismo y atracción, como indecisión y cobardía Graves está de acuerdo con los autores anteriores, en el sentido de que el amarillo es el más luminoso de todos los colores, aunque lo considera el menos popular. Es el emblema del sol, de la vida y, al igual que Le Heard, pone como ejemplo el significado que se le da al amarillo en China indicando que se utiliza en el altar y significa luz y gloria divina. También lo asocia con enfermedad, mal, indecencia, cobardía, engaño, traición, y se utiliza en hospitales y barcos cuando hay peste. Graves hace la observación que en Francia en la primera década de este siglo las puertas de los traidores y criminales se pintaban de amarillo. El amarillo, de acuerdo con Deribere es luminoso, digno, evoca riqueza material y espiritual. El dominio del amarillo será muy diferente según sea amarillo oro, verdoso o pálido. Escudero señala que el amarillo es expresivo y está relacionado con la fuerza vital del individuo. Con este color se han representado la intuición y el presentimiento. Este autor considera el amarillo como símbolo de fecundidad y también del impulso de los individuos a presentir con más vigor que efectividad, el futuro. Su fuerza de penetración fecundadora se explica por su similitud con la luminosidad solar. Un sentido de terrible impulso expresivo, afirma Escudero, Lo observamos en la obra de Van Gogh tan rica en amarillos. El amarillo de acuerdo con Jacobi significa dispersión, generalización, comprensión, generosidad, intención e intelecto. 35


Por último, Zanderighi dice que el amarillo es el color del dinamismo, el frío y la pasión; así mismo, el signo de la ambición, el poder y de cierta intolerancia; es evitado por los enfermos mentales. VERDE. El verde es considerado como una matriz de transición y comunicación entre los dos grandes grupos de colores: cálidos y fríos. La mayoría de los significados del verde están asociados con la naturaleza, principalmente con la primavera, con la vida y el desarrollo de la vegetación, por eso se ha considerado apropiado para simbolizar a la juventud, la lealtad, la esperanza y la promesa, así como la vida y la resurrección. Goethe afirma que dado el perfecto equilibrio del color verde se olvidan sus componentes primarios. El ánimo descansa con ese color y aunque “no queremos pasar de ahí, y tampoco podemos”, Cuando el autor menciona el color de la madera que varía del amarillo al purpura y al castaño, hace hincapié en el lado activo de estos colores es tal que en “el verde general de las plantas es posible que ambos lados se equilibren”. Para Luckiesh el verde se utilizó en la antigüedad como símbolo de inmortalidad y perdurable memoria; el simbolismo del verde, según él. Se originó por la asociación con la naturaleza, en el cenit de su existencia. Tal vez por ello era usado, por medio de la corona de olivo, para representar la victoria y en algunas épocas fue color sagrado; ejemplo de lo anterior es que en la mitología griega el caballo y los vestidos de Neptuno y no de las ninfas eran verdades. Dafne fue transformada en un árbol de laurel verde que no se marchita. Saturno, el poeta y Dios del tiempo, está adornado con este color. Por último, en la liturgia católica estos significados también simbolizan el verde, la resurrección del justo y el regocijo de los infieles. Luscher indica que el verde pertenece simbólicamente a la majestuosa secoya y corresponde a un temperamento austero de voluntad constante. El verde azulado representa pasividad, lo concéntrico, autónomo y obstinado, es autoestima (sin especificar si es alta o baja). 36


Kandinsky señala que el verde es inmovilidad y tranquilidad total: El verde absoluto es el color más reposante que existe, no mueve a ninguna dirección no ejercita reclamo de ningún género, no es alegre ni triste, menos aún apasionado. No exige nada. Le Heard hace corresponder este color con el cuarto periodo de la vida del hombre, o sea de los 30 a los 40 años. En este periodo, afirma el autor, el hombre necesita acumular cosas para su vida posterior, es decir, dicha etapa se caracteriza por la acumulación. Es por esto que el verde es símbolo de la verdadera ciudadanía, y al estar situado en medio del arco iris es el mediador entre las cualidades de la emoción y del juicio. Le Heard afirma que a las mujeres les gusta el verde olivo porque ellas se acercan constantemente al misterio de la vida. Este color también sugiere el impulso y deseo de ocultar y poseer: así mismo, significa un momento de paz basado en la lógica y en el amor, un deseo de vivir y una necesidad de protección: representa el deseo de aventura romántica y el amor que perdura. De acuerdo con Graves, el verde es similar al azul y en comparación con otros colores, es el más pasivo de todos, por lo que tiene un efecto natural. En la religión, el verde significa inmortalidad y contemplación, es el color del bautismo y de la resurrección, aunque generalmente expresa inmadurez. Deribere considera que el verde tiene diferentes matices. El verde vivo puro es en esencia un equilibrador del sistema nervioso, lo cual justifica el uso de dicho color en la superficie de las mesas de billar y en las de los consejos de administración. Escudero afirma que desde épocas muy antiguas este color se relaciona con el crecimiento y la reproducción de la naturaleza. El verde es el color que con más exactitud puede considerarse como símbolo de crisis, aunque siempre con un claro acento positivo: es el color de la pubertad y la primavera. Zanderighi opina que el verde indica apertura social, sensibilidad, capacidad de contactos psicológicos. El verde claro representa tendencias extrovertidas, en tanto que el tono oscuro, tendencias introvertidas. El verde es el color de la relación psíquico-sensible... 37


AZUL Muchos de los simbolismos y significados del azul provienen de las asociaciones con el firmamento y con el agua, por lo que hay gran semejanza en los conceptos de diversos autores. Goethe dice que el color azul, específicamente el azul oscuro, está en el extremo de uno de los polos de contraste e indica disminución, por lo cual es el color de la privación, la sombra, la oscuridad, la sensibilidad, la lejanía, la repulsión y la inquietud. El mismo autor sostiene que el azul claro simboliza el idealismo juvenil y causa a la vista una impresión singular, inexpresable; su efecto es una mezcla de excitación y serenidad. …así como nos sentimos impulsados a correr tras un objeto agradable que se nos va, así también nos gusta mirar azul, no porque “salte a la vista”, sino al contrario, porque la arrastra tras de sí. Los cuartos azules parecen amplios pero también parecen desiertos y fríos. . Para Luckiesh, el azul se asocia con el firmamento, lo cual hace que se le atribuyan a ese color las características de los dioses: significa esperanza, constancia, fidelidad, serenidad, generosidad, inteligencia, verdad, libertad, aristocracia (en este último caso porque ha sido usado para simbolizar la ascendencia no plebeya, la llamada sangre azul). También tiene un simbolismo de melancolía y de clama, de gran dignidad y de salud. Se dice que los marineros fueron, continua Luckiesh, quienes asociaron el azul del cielo con la libertad y con la morada de los dioses: por eso el vestido de la diosa del aire es azul: Diana y la Luna están vestidas de azul y blanco plateado: Minerva, quien representa la sabiduría, generosidad y verdad, también viste de azul dándole un significado de bien o de virtud a ese color y, por último, el azul es un sentimiento religioso de devoción e inocencia. Lusher asocia el azul con la tranquilidad y la pasividad, lo perceptivo, lo unificador, la satisfacción, la ternura, lo sensible y el efecto. De acuerdo con este autor, el azul 38


representa satisfacción, la ternura, lo sensible y el efecto. De acuerdo con este autor, el azul representa satisfacción y logro, así como los más altos ideales de la humanidad: verdad, confianza, unidad, dedicación y entrega; es la atemporalidad de lo eterno que se enraíza en el pasado para perpetuar en el futuro la tradición y los valores inmutables. Kandinsky afirma que en el azul oscuro profundo hay una seriedad de todas las cosas en la finitud mientras que en el azul claro crea una sensación de silenciosa tranquilidad. Respecto al quinto color del arco iris. Le Heard opina que corresponde al periodo del hombre entre los 40 y los 50 años, el cual se caracteriza porque en el prevalece el uso de la inteligencia y el buen juicio; por lo tanto, el azul es el color de la inteligencia, no tiene límites y representa el horizonte, es sinónimo del color espiritual y es el símbolo de la verdad, de la pureza de expresión, de la sinceridad y del sacrificio; también representa el abismo del mal y su impenetrable misterio. Este color invita a la destrucción, no es espontaneo ni impulsivo, nace de la meditación a través de la convicción basada en la experiencia. Para Delibere el azul es el color frio por excelencia y es también el color huidizo. Es tranquilo, reposante, incluso un poco soporífero. Su visión generalizada produce una sensación de frescura. Un local azul evoca el espacio y el amor, pues proporciona la sensación de amplitud. De acuerdo con Escuderoel azul tiene relación con el estrato superior, espiritual de la personalidad humana: representa lo creativo con el pensamiento estético. Su predominio en las obsesiones de los psiconeuroticos indica que el enfermo intenta independizarse de sus tendencias vegetativas y somáticas para profundizar en la reflexión. Según Jacobi Jolan, el azul está asociado con los sentimientos, la religión, la devoción y la inocencia. Zanderighisenala que el azul significa la capacidad del control en la efectividad; por esta razón es el color mas elegido por sujetos normales en su condición psíquica y 39


por niños sin problemas. El azul oscuro representa racionalidad, mientras que la obsesión por el azul muestra el carácter de sujetos hipercontrolados. El azul es también, en otros casos, el color de la función moderada, del equilibrio y del control. VIOLETA (AZUL ROJO) Para Goethe, el violeta produce el efecto de una excitación libre de alegría; para Lickiesh, debe todos sus poderes y significados a su palidez; señala que es el color de la flor popular en los ritos de Domingo de Pascua. Luscher dice que el violeta está relacionado con la mafia; también lo identifica para representar una unión íntima y erótica. Los adolescentes prefieren el violeta porque lo asocian con la magia. Asimismo, los hombres y las lesbianas eligen el violeta como una compensación de su inseguridad emocional. Kandinsky define el violeta como un rojo enfriado, que contiene, en el sentido físico y espiritual, un elemento de fragilidad inspirador de tristeza. Este color es idóneo para que lo usen en sus vestidos las mujeres más ancianas: los chinos lo usan como color de luto. Al ocupar este color el séptimo lugar en el arco iris, Le Heard lo asocia con el periodo de vida entre los 60 y 70 anos, época en la cual la experiencia pasada del individuo sirve como propiciador de sabiduría. El significado de este color es el juicio y la benevolencia, también está asociada con la muerte, con un mal crónico incurable y es equivalente al silencio. Graves opina que el violeta significa frio, serenidad, pasividad, tranquilidad y en las iglesias simboliza la sinceridad. Si el violeta fuera puro, según Deribere, sería un color frio pero con mayor frecuencia las pinturas textiles, las flores o los elementos de decoración que se consideran violetas, solo son mezclas de azul y rojo, lo cual destruye los elementos constituyentes. Según Escudero el violeta se le ha asignado un simbolismo de resignación y recogimiento: ha simbolizado amor, pasión, verdad, penitencia. Es un color poco frecuente en la naturaleza, únicamente se ve en el cielo y se dice que es

40


un color frio y sedante. Jacobi dice del violeta que significa nostalgia, recuerdo y devoción, más que pasión. PURPURA Goethe afirma que el color purpura causa una impresión de seria dignidad, no menos que de serena gracia: “De suerte que la dignidad de la vejez y la amable gracia de la juventud pueden vestirse del mismo color”. No obstante, considera que cuando el purpura contiene más tonalidad azul adquiere una “presencia intolerable”. La iglesia católica han adoptado el uso del color purpura para los ropajes eclesiásticos porque, según Goethe, se esfuerza irresistiblemente, sin nunca limitarse en su progresivo ascenso hasta alcanzar la realeza del purpura cardenal. Tradicionalmente se considera que el color purpura significa riqueza, pompa y que por ser una combinación del rojo con el azul adquiere también los atributos de estos dos colores, como el coraje, la virilidad (rojo), la espiritualidad y la nobleza (azul). En un sentido metafórico expresa muerte y tristeza y según Graves, en la actualidad simboliza “ley” en las universidades. INDIGO. De este color, Le Heard dice únicamente que equivale al periodo de los 50 a los 60 años de la vida humana. En el hombre esta etapa sugiere un eslabón, un estado de juicio y cualidad reflexiva, por lo que el color índigo sugiere misticismo y la majestuosidad de la ley, así como representa la transformación de lo ideal en la ley. BLANCO Aunque el blanco no se considera propiamente un color, ya que desde el punto de vista física es la integración de todos los colores, esto no ha sido un impedimento para adjudicarle diferentes significados. Goethe señala que el blanco es la turbiedad absoluta; es el elemento más neutro y claro de los que llenan espacio; es el primer elemento del universo.

41


A Luckiesh no le sorprende encontrar que el color blanco sea usado para significar luz, pureza, castidad, paz, verdad, modestia e inocencia. Este color se encuentra en los atributos físicos de debilidad y por ello simboliza delicadeza, femineidad y también achaques. Las personas pálidas, continua el autor, son comúnmente de constitución enfermiza, carentes de vigor. La timidez puede representarse con el blanco, es posible que por ello la bandera blanca de entrega es exhibida por los perdedores y el escudo blanco era representativo de una hombría no probada. La vestimenta blanca en Jesús y la Virgen María es símbolo de resurrección y asunción, y en los sacerdotes significa paz y pureza. Debido a su eminente luminosidad o su relativa brillantez, el blanco se usa para vivificar el aspecto de lo sin vida. El blanco es sinónimo de lo no adulterado y sus atributos son opuestos al negro. Aunque este color no está en el arco iris, L e Heard le da el significado de inocencia y pureza y en el lenguaje del color significa lo afirmativo. Graves dice que el blanco no es un color en el sentido estricto, pero es de gran importancia en el significado de los colores pues es positivo, estimulante, brillante, delicado, puro y significa castidad, inocencia y verdad. Para Escudero el blanco es vivencia de muerte. Según Arnheim el blanco tiene una doble cualidad; por un lado representa el absoluto, la integración de toda riqueza obtenible mediante la suma de todos los colores, y por otro lado es también ausencia del color, de vida. Este color tiene la pureza de los inocentes que no han vivido y el vacío de los muertos. Para ilustrar lo anterior Arnheim recuerda un pasaje de Moby Dick en donde Melville cuestiona: …por que el blanco aumenta la belleza refinándola y representa superioridad y alegría, al mismo tiempo, que nos llena de espanto, cuando lo vemos en un rostro que no tiene un tono rosado. De ahí que el blanco sea representativo de totalidad y nulidad. NEGRO

42


El color negro, que es el opuesto del blanco, se le ha dado generalmente significados contradictorios respecto de este último. Por ejemplo, Goethe dice: No acusa el negro un origen tan elemental como el blanco. Podemos comprobarlo

En el reino vegetal, en las semicombustiones y en el carbón…el negro se encuentra del lado pasivo junto a la sombra y la oscuridad. Para Luckiesh el negro tiene características que podrían considerarse negativas para el ser humano, ya que simboliza desgracia, duelo, lobreguez, oscuridad, noche, ignominia, misterio de la nada, desesperanza, terror, horror, maldad, satanismo, crimen y muerte. Usado con el blanco es bajeza y su temperamento es severo;

entonces,

significa humildad,

melancolía,

resolución,

solemnidad,

profundidad y prudencia. La noche está cubierta de un manto negro con estrellas y el silencio se extiende en la noche. El cielo de la noche es a menudo el más inspirado y encantado escenario de la naturaleza. El negro es uno de los colores más poderosos, pero debe su mala reputación a los caprichos y usos inventados por la humanidad, Le Heard dice que este color, que no se encuentra en el arco iris, representa una cualidad negativa y en el lenguaje del color significa negación. Para Graves el color negro es indicador de presión, solemnidad y profundidad. En las civilizaciones del occidente el negro significa secreto, temor, mal. Escudero dice que l negro simboliza la negación y es típico en los individuos con clara conciencia de enfermedad, estados de angustia, amenaza vita y cacofonía. GRIS Mitad blanco mitad negro, muchos autores no consideran importante el gris dentro del significado del lenguaje y del color, aunque siempre sele asocie con la vejez y, por extensión, con la resignación, el saber la pasividad y la humanidad. 43


Luckiesh afirma que los significados de este color en muchos aspectos están comprendidos entre el blanco y el negro. El gris es el color de la sobriedad, de la penitencia, de la humildad, de la piedad, de la tristeza, de la edad de los juicios maduros. En la naturaleza puede ser frio, retraído o sugerente de distancia: también puede recordar los cielos de invierno, las lluvias, los días, nublados. El cansancio y la inconformidad están a menudo asociados a este color. Para Luscher el gris es encerrarse en sí mismo, es ausencia de compromiso. CAFÉ Luckiesh le da al café un significado ambivalente, ya que por un lado es un ensombrecimiento del amarillo, por lo que significa tristeza y es un color común en otoño y, por el otro, dice que fruición (goce, deleite) y también se asocia al vigor, fuerza, solidaridad, confidencia y dignidad. En la naturaleza el café representa a la madurez. Luscher trabajo con el color marrón, al cual relaciona con la sensualidad, en lo que respecta a la condición sensorial. Le Heard únicamente dice que el color café es destrucción. ROSA Este color tiene una alta relación con lo etéreo, lo dulce y lo agradable. Tal vez por eso existe la frase “sueno color de rosa”, refiriéndose a una concepción grata de la vida, sin embargo, solo dos autores de los consultados analizaron este color. Luckiesh señala que el color rosa ha sido asociado con la Aurora o diosa Ear, por sus tonos rosas con dorado, esta diosa es madre de la estrella matutina y ha sido representada con ropas anaranjadas y adornada con rosas y perlas de rocío. El rosa está dedicado a la Virgen María. Un galardón de rosas rojas y blancas significa amor e inocencia. Para Le Heard el rosa es una combinación del blanco y el rojo y representa inocencia.

44


CONCLUSIONES

En todos los grupos sociales-culturales estás diferenciados por su manera de vestir, expresarse e independientemente de la consolidación del grupo,

así como el

desempeño de cada uno, es por ello que las diferenciamos con su manera de vestir, comportarse con la influencia que tienen que ver con respecto al contexto en que conviven y al mismo tiempo relacionan los usos y costumbres que forja su cultura al preservar algunos de los aspectos que se han ido perdiendo día a día. Nuestra imagen comunica, así mismo esta comunicación depende de nuestras prendas, ya sea por el color, su textura o su combinación con accesorios, etc. Por ejemplo, podemos comunicar nuestro

género, edad, grupo étnico, clase

económica e intenciones. El vocabulario de la vestimenta incluye no sólo los elementos de la ropa, sino también los estilos de peinado, accesorios y el contexto de nuestra cotidianeidad; tomando en consideración que en otras culturas, el mismo estilo de vestido comunica mensajes diferentes en función de la edad, el sexo y la apariencia física de la persona que lo lleva. Cuando hablamos de comunicación no solo se considera lo hablado, escrito y gestual. Para la comunicación no verbal, la apariencia exterior de una persona es todo aquello que transmita información del aspecto físico hacia los demás. La imagen personal representa en gran medida lo que somos, nuestra procedencia y que ésta de una manera directa beneficia o perjudica nuestras relaciones; es por eso que nos debe importar independientemente de la talla, color de piel o condiciones físicas proyectar lo que realmente somos. La imagen personal por si sola,

es una herramienta poderosa para situarse

consistentemente en los mejores lugares y alcanzar objetivos concretos; es agradable sentir la excelente sensación cuando la forma que vestimos es la apropiada a nuestro estilo de vida así como el grupo étnico o bien nuestra cultura.

45


El Mensaje de la apariencia: es la visión iconológica de la imagen personal , habla de quienes somos, por ejemplo los colores que se llevan en el vestuario influyen mucho; si acaso vestimos colores de dominio ya sean neutro, oscuros, o contrastantes, fuertes, entre otros. Pues los colores se eligen acorde con la hora del día, ocasión, lugar y contextura. Entonces la gran influencia que actúa sobre la vida del ser humano, donde deviene del hecho de que estamos inmersos en una sociedad, y por tanto, podemos ser percibidos y ser capaces de percibir (a nosotros mismos y a los demás) de este resultado depende mucho el resultado de la valoración final que hacemos y que repercute enormemente en el proceso de comunicación, sobre del lenguaje no verbal. Según Einstein “El sentido común es el conjunto de prejuicios acumulados a través de los siglos”. Es lo que nos hace tener una visión general de lo que es la uniformidad y la armonía en un grupo étnico. En este contexto la armonía de cada componente del cuerpo con el resto, resulta una de las mejores herramientas para positivar la percepción de nuestra imagen. Entonces, es provechoso lucir bien. Tendríamos que diferenciar el objetivo de cada persona como el objetivo general que lo atribuye. Por eso, es valioso saber que una buena imagen y aspecto físico contribuyen a mejorar, principalmente: Obtener la máxima eficacia en un primer encuentro: La segunda oportunidad de provocar una primera impresión jamás se repite. Seguridad en sí mismo: Saber que se está bien vestido con la indumentaria apropiada en el momento indicado. La imagen personal se ocupa básicamente de la apariencia física, la indumentaria, los colores y accesorios, no los podemos dejar pasar desapercibidos sino darle tanta importancia a la imagen física; no obstante ésta adquiere gran trascendencia cuando se pretende establecer un estímulo comunicativo preciso con nuestros espectadores meta. 46


El proyectar la mejor imagen personal más que vanidad, es más bien es un tema de responsabilidad. Por lo anterior es que se le enmarco mayor importancia conocer el por qué la indumentaria mazahua es una de las herramientas visuales que delimita, encasilla y al mismo tiempo diferencia o bien denota el estilo social-cultural de cada grupo étnico, en el caso que nos ocupa nos centramos esencialmente al grupo étnicomazahua.

47


BIBLIOGRAFÍA B. Thompson, John (1993), Ideología y cultura moderna: Teoría crítica social de la comunicación de masas, Xochimilco Basuri, Carlos (1940), La población indígena de México: Etnografía, México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. Carmona Romaní, Celia (2005), Bordado tradicional mazahua de Michoacán, México: 1a Ed. Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. Carrillo Abelardo y Gariel (1979), El traje de la Nueva España, México: Instituto Nacional de Antropología e Historia. Cook de Leonard, Carmen (1966), Indumentaria mexicana, México: Artes de México. Hernández Sampieri, Roberto; Fernández Collado, Carlos y Baptista Lucio, Pilar (1991), Metodología de la Investigación, México: 4a Ed. Mc Graw-Hill. Momprade, L. Electra y Gutiérrez Tonatiuh (1976), Historia general del arte mexicano: Indumentaria Tradicional Indígena., Buenos Aires: Editorial Hermes. Ortiz, Georgina (1992), El significado de los colores, México: Trillas. Pio E. Bitti-Bruna, Zani (1996), La comunicación como proceso social, México: Grijalbo. Sánchez, C José (2002). Psicología de los grupos: Teoría, procesos y aplicaciones, España: Mc Graw-Hill. Squicciarino, Nicola (1988), El vestido habla, Madrid: Cátedra Signo e Imagen. Alonso Domínguez, Nicolasa. Habitante de la localidad de San Antonio Mextepec, Barrio La Presa de Tepetitlán (Entrevista)

48


Proyecto de Investigación