Page 1

Las “callecitas” de Buenos Aires tienen ese que se yo..

Colectivo antiguo de la línea 3, hoy línea 242, utilizado con fines turísticos bajo contratación.


Parafraseando aquel tango, los resquicios olvidados de Buenos Aires tienen quizás por carecer de importancia, una magia intacta. En los pasajes o callejones encontré el espíritu de ese Buenos Aires del que hablan tangos y miolongas. Empedrados, faroles, detalles cuidados en la humildad de las fachadas.

Florería en la esquina de Costa Rica y Armenia, Plaza Palermo Viejo.


Bar en Gurruchaga al 1800 con una estética más italiana, recuerdos de las raíces europeas que se establecieron tanto tiempo atrás.

Hoy visitados como destinos meramente turísticos, en algún momento fueron casas, ramos generales, bodegones..

·Corrientes y Lavalleja. Fachadas conservadas que se mezclan con el paisaje actual.


Vecinos que disfrutan a la sombra y conversan con turĂ­stas que pasean por la zona. Santa Rosa e/ Jorge Luis Borges y Thames.

Pasaje que conserva algunas estructuras originales con un toque de color.


Adolfo Alsina y Defensa. BasĂ­lica de San Francisco. Comienza a construirse en 1731 y luego de derrumbes en su frente y fachada se reconstruye varias veces. Su Ăşltima modificaciĂłn data de 1910.


Derecha. Calles como Sarmiento que en el centro sobre Leandro N. Alem se vuelven empinadas, y aunque no sean tan turĂ­sticas como otras, tienen tambien su belleza.

Abajo. Algunos pasajes conservan su empedrado pero no tanto asĂ­ las construcciones, que fueron reemplazadas por modernos edificios de departamentos. Bollini e/PeĂąa y Pacheco de Melo


San Telmo, barrio que alguna vez perteneciĂł a la aristocracia y que dejadas atrĂĄs sus casonas por la fiebre amarilla en 1871, fueron alquiladas a inmigrantes trabajadores. En ĂŠl y por su historia se conjugan el tango y el candombe. Y es quizas hoy, uno de los barrios mejores conservados de Buenos aires.

Ensayo