Page 1

c/ Islas Aleutianas, 26 - 28035 MADRID Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

Informe anual

sobre el Lar S茫o Jer贸nimo, de los Padres Somascos [Inhamizua, Beira (Mozambique)] [Julio 2013 / Junio 2014]

Madrid, 30 de junio de 2014 Registro de Fundaciones Asistenciales, n. 28-1456 - NIF G85126639


c/ Islas Aleutianas, 26 - 28035 MADRID Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

Programa 1.- Programa de acogida, manutención, educación y asistencia para el desarrollo integral de niños de la calle y afectos de SIDA. —lugar:

Lar São Jerónimo, Inhamizua-Beira [Mozambique], de los Padres Somascos; —objetivo: mejorar la calidad de vida de menores carentes de apoyo familiar o en riesgo de exclusión por abandono o enfermedad (SIDA), en PVD. El centro acoge, en colaboración con los servicios sociales municipales, a 49 menores (niños/adolescentes) en régimen de internado, un grupo en el propio Lar y otro en las escuelas de las misiones, donde se encuentran para ampliar su formación profesional; —contenido: el programa formativo del hogar se basa en la atención a las necesidades materiales (alimentación, higiene, vestuario) y sanitarias básicas; escolarización, seguimiento y refuerzo escolar; desarrollo de actividades lúdicas y ocupación del tiempo libre, de socialización y convivencia, y de formación ético-moral-religiosa, de acuerdo con sus creencias y tradición; —presupuesto: el desarrollo de esta actividad tiene una duración anual y un coste previsto de 116.000,00€ - EMILIANI, ongd cubre el 75% [87.000,00 €], mientras que el otro 25% lo asume el propio Centro con los recursos propios que ya va generando. La FSPN participa financiando algo más del 10% [12.000€]; —beneficiarios: directamente, un total de 49 menores; indirectamente, sus familias y personas del entorno del Hogar: educadores, personal, amigos de la Obra... —equipo 3 Religiosos somascos [1 Director responsable del Hogar humano: y del Programa]; 6 educadores; 5 personas para cocina, limpieza y servicios; 1 chófer; personal de seguridad nocturna [personal asalariado]. 5 voluntarios.

2.- Total menores acogidos: 49 —Residentes:

3

26 —Fuera del Centro: – en integración familiar: 7 – en familia de acogida: 1 – en misiones: 13 – en proceso de semi-autonomía [ciudad] 2 Registro de Fundaciones Asistenciales, n. 28-1456 - NIF G85126639

23


Fundación Somasca EMILIANI

Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

3.- Consideraciones: La primera observación que surge espontánea, a la hora de evaluar el Programa, es que la vida en el Lar São Jerónimo se va normalizando cada vez más, y las incidencias [apuros, sobresaltos, problemas... novedades] de los primeros tiempos se van haciendo, de día en día, más escasas. Y eso es una buena señal, porque indica que la vida de los muchachos se va tranquilizando y recuperando seguridad, que es lo que les faltaba, teniendo en cuenta su procedencia –en su mayoría son “niños de la calle”–. Esto no quiere decir que la vida en Inhamizua sea una balsa de aceite o que el Lar sea un remanso de paz: los niños son niños en todas partes, y cuando viven en grupo, algunas actitudes debidas al roce, al contraste, a las pequeñas rencillas, a su todavía inestabilidad emocional, son inevitables. Pero eso mismo es lo que da al día a día su “normalidad”. Las “alegrías”, para el equipo de Misioneros Somasco, están precisamente en esa normalidad, en tener que pasar la mayor parte del tiempo resolviendo lo “ordinario”, lo cotidiano, lo que cualquier familia con varios niños ha de resolver para garantizar la “convivencia pacífica” entre ellos.

4

El INFORME ANUAL es una buena ocasión para revisar los objetivos del programa que estamos llevando a cabo: – mejorar la calidad de vida de menores carentes de apoyo familiar o en riesgo de exclusión por abandono o enfermedad (SIDA). Los elementos objetivos que podemos aportar para justificar cómo se está trabajando y para acreditar los frutos de ese trabajo, son éstos – todos los menores [49] están escolarizados: tal vez uno de los objetivos más difíciles de conseguir, porque la mayoría de ellos proceden directamente de la calle y habían abandonado la escuela desde hacía años, se desconocía de cualquier tipo de documentación que permitiese conocer sus estudios anteriores y, sobre todo, ellos carecían de hábitos de estudio. Una vez superado el período de adaptación, los menores se van incorporando a las distintas escuelas sin mayores dificultades. BBVA: ES15 0182 0954 6102 0159 6607 – La Caixa: ES73 2100 1676 8902 0008 5831


c/ Islas Aleutianas, 26 - 28035 MADRID Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

– los resultados escolares expresan un cierto grado de satisfacción: no obstante la desescolarización más o menos prolongada de muchos de los muchachos, algunos no han perdido su deseo de estudiar [«siento mucho haber empezado a estudiar tan tarde...», escribe uno de los muchachos al que se le pidió que expresara su estado de ánimo ahora que está en el Centro]; por eso, su grado de aprovechamiento, reflejado en las notas es, en general, alto. La mayoría frecuentan el «Ensino Geral» [enseñanza obligatoria] en distintos centros del entorno, con los demás niños del barrio; y dos de ellos asisten a la Escola Industrial y Comercial en Beira. Los adolescentes que residen fuera del Centro asisten a las Esolas Agrárias, donde combinan –en régimen de internado y en autogestión– los estudios del Ensino Geral junto con conocimientos de Agropecuária y obtienen una titulación que les capacita para trabajar en el mundo de la agricultura.

5

– los menores reciben una alimentación equilibrada y de manera estable: otra de las carencias que comporta vivir en la calle es la falta de alimentación: «Me tratan bien, puedo comer a diario y no me falta nada», escribe otro de ellos. Los proyectos agrario y pecuario que, con financiación española, se empezaron a desarrollar hace cuatro años, están ya dando sus buenos resultados: tanto los cultivos de la huerta –lechugas, tomates, berenjenas, plátanos y otra fruta...–, como el cuidado de los animales –pollos, vacas, ovejas, cerdos, conejos, peces...– supone una mejora en la calidad y variedad de la dieta alimenticia que están recibiendo nuestros acogidos. Y el desarrollo físico de los chavales es evidente. Registro de Fundaciones Asistenciales, n. 28-1456 - NIF G85126639


Fundación Somasca EMILIANI

Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

– la salud también mejora: en los últimos dos/tres años se ha apreciado una reducción de algunas enfermedades comunes, como la “tinha” [tiña] o las “mataquenhas1”; y también de ciertas enfermedades que afectaban al sistema digestivo, provocando diarreas; otras, sin embargo, se mantienen: dolores de dientes, malaria (que con un centro de salud cercano y la posibilidad de acercarles a un hospital en cualquier momento, se consigue controlar), dolores musculares por golpes o torceduras… La clave nos la puede dar la mejora en las prácticas de higiene y limpieza, tanto personal como del entorno. Sigue habiendo menores con VIH –menos desde que no hay niñas– pero, gracias al tratamiento con ARV y el seguimiento médico de que dispone el Centro, están en condiciones de seguir el ritmo del resto de los menores; y no se aprecia ningún trato diferente –de discriminación o rechazo– por parte de otros compañeros. – el grado de satisfacción de los chavales es otro indicador positivo: en general, no se aprecian dificultades dignas de ser señaladas en la adaptación de los menores al ritmo de vida del Hogar; y todos los chavales están encantados de la oportunidad que tienen de residir en este Centro, hasta el punto que difícilmente lo quieren abandonar. Otro índice del grado de satisfacción de los muchachos, aunque leve, es la disminución del número de conflictos, por la madurez que van adquiriendo a medida que se hacen mayores: adquieren sentido de responsabilidad y demuestran mayor disposición para colaborar en las distintas tareas [una manera de expresar que sienten el centro como algo suyo, “su casa”; y a sus compañeros, como “su familia”].

6

1 Tunga penetrans es un insecto sifonáptero de la familia de los Hectopsylliadae, un tipo de pulga que ataca directamente a la piel, afectando principalmente a la piel de los pies; se introduce en ella formando un nódulo, y produce un prurito intenso. Se la conoce vulgarmente como ‘bicho do pé’. Tiene un tamaño inferior a 1 mm, con cabeza grande que forma un ángulo con el vientre. Puede atacar a humanos, cerdos y otros animales domésticos. Suele extraerse haciendo una incisión en dicho nódulo (pinchando con una aguja desinfectada en el modo más casero), presionando o punzando después, hasta sacar íntegramente el parásito con sus huevos. Posteriormente hay que curar la herida.

BBVA: ES15 0182 0954 6102 0159 6607 – La Caixa: ES73 2100 1676 8902 0008 5831


c/ Islas Aleutianas, 26 - 28035 MADRID Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

Claro que también hay aspectos “más flojos” en el desarrollo del Programa. Desgraciadamente, en este tipo de servicio los resultados están, generalmente, garantizados ya desde la puesta en práctica del propio Programa. Por una razón –que es la que explica ese “desgraciadamente” que introduce este párrafo–: los chavales atendidos son totalmente “carenciados” [así los llaman en Mozambique, con esta expresión característica de la lengua portuguesa], es decir, menores que carecen de todo, hasta incluso de una familia que les dé amparo; y por eso, cualquier cosa que se les ofrezca, encontrará en ellos gran resonancia y enorme agradecimiento. Pero, al margen de esta consideración, hemos de decir que se sigue reflexionando y trabajando para darles la respuesta adecuada. Uno de ellos, tal vez el que ahora empieza a pesar más en la mente de quienes dirigen la Obra, quedaba ya esbozado al final del Informe anual de 2013, que concluía haciendo referencia a que los muchachos crecen, y eso obliga a buscar soluciones concretas para su futuro, porque no se sigue, en el Lar, el tema de la mayoría de edad como criterio para que tengan que abandonar el Centro. A falta de una familia que pueda ayudarles en su proceso de independizarse para poder formar su propia familia, y de otras instituciones a las que solicitar algún tipo de ayuda para estos casos, una vez más han de ser los Misioneros quienes tengan que buscar y ofrecerles una salida esperanzadora: porque –decíamos entonces– “no tendría sentido sacarles de la calle sólo para volver a mandarlos a ella con unos cuantos años más”.

7

De momento, se va resolviendo el problema ofreciendo a los jóvenes la posibilidad de seguir alguno de los cursos de Formação Profissional que se imparten en nuestro Centro, y que están dando muy buenos resultados con los jóvenes del entorno que los frecuentan: son una herramienta más en sus manos, que les abre al futuro. Pero es muy urgente un programa para facilitar el proceso de independencia de estos jóvenes, que pasa por disponer de alguna vivienda y por apoyarles en la búsqueda de un trabajo digno; y esto último es ya más complicado, porque el mercado de trabajo, en Mozambique, es prácticamente inexistente. Registro de Fundaciones Asistenciales, n. 28-1456 - NIF G85126639


Fundación Somasca EMILIANI

Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

Cualquiera de estos pasos supone un desembolso económico que los jóvenes no se pueden permitir. Ni los jóvenes ni, de momento, el Centro. Sin embargo, el equipo directivo del Lar está valorando y estudiando la posibilidad, los pros y los contra, de la elaboración de un Proyecto viable y sensato, que permita que no hayan sido inútiles todos los esfuerzos realizados hasta ahora para sacar adelante a estos, hoy jóvenes, que el Lar São Jerónimo y los Padres Somascos acogieron niños, hace algunos años, directamente de la calle.

8

BBVA: ES15 0182 0954 6102 0159 6607 – La Caixa: ES73 2100 1676 8902 0008 5831


c/ Islas Aleutianas, 26 - 28035 MADRID Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

Anexo

Para una mejor comprensión de cómo la Obra que los Misioneros Somascos desarrollan en el Lar São Jerónimo, de Beira, incide en la vida de los muchachos, adjuntamos a continuación algunos testimonios redactados por ellos.

Rachide Vicente

Chamo-me Rachide Vicente tenho 17 anos de idade, frequento a 9ª classe tenho boas nota entrei no lar com 12 anos sem família e esto muito feliz por estar onde eu to agora só muito bem tratado agradeço a todos padres que cuidam de mim gostaria de entrar numa faculdade e meu sonho e ser arquitecto.

Me llamo “Rachide” (Daizane) Vicente, tengo 17 años, estoy en el 9º curso (de Enseñanza General), tengo buenas notas. Entré en el Hogar con 12 años y sin familia y estoy muy feliz por estar donde estoy ahora y que me tratan tan bien. Doy las gracias a todos los padres que me cuidan. Me gustaría entrar en una facultad, mi sueño es ser arquitecto.

Hélio Américo Alfane Nome: Hélio Américo Alfane, tenho 16 anos de idade frequento 9ª classe, tenho bons resultados entrei no lar com os meu 9 anos de idade, e estou muito feliz aqui, só muito bem tratado tenho boas refeições diariamente não falta nada, e no futuro gostaria fazer universidade e para ser um piloto e gostaria de ter uma casa porque no fim quando eu sair daqui não tenho lugar onde posso ficar não tenho família, e agradeço a Deus por me dar esta oportunidade em fim também agradeço a todos padres que cuidam bem de mi.

Nombre: Hélio Américo Alfane, tengo 16 años, estoy en 9º curso (de la Enseñanza General), tengo buenos resultados. Entré en el Hogar con 9 años y aquí estoy muy feliz. Me tratan bien, puedo comer a diario y no me falta nada. En el futuro me gustaría estudiar en la universidad para ser piloto. Me gustaría tener una casa, porque, cuando llegue el momento de salir de aquí, no tengo un lugar a dónde ir, no tengo familia, y doy gracias a Dios por darme esta oportunidad; y, para terminar, también quiero agradecer a todos los padres que cuidan tan bien de mí.

António Besta Manecas Data de nascimento: 03/06/1997

9

Eu cresci com a minha avó, não conheci meu pai nem minha mãe. Comecei a viver com meu tio e meu tio

Fecha de nacimiento: 03-06-1997 Yo me crié con mi abuela, no conocí a mis padres. Pasé una temporada con mi tío, que me maltrataba. Decidí es-

Registro de Fundaciones Asistenciales, n. 28-1456 - NIF G85126639


Fundación Somasca EMILIANI

Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

me maltratava. Depois sai de casa, foi para a rua e comecei a viver na rua durante dois anos. E meus amigos disseram-me que vamos para a Beira e eu disse a eles: eu não conheço a Beira, e meus amigos disseram-me que “vamos, vais conhecer”, e começamos a caminhar de Chimoio até cá, na Beira, e depois ficamos três meses, logo fomos para Acção Social irmos pedir ajuda, e fomos levados para um centro, depois de uma semana fomos transferidos para aqui, no S. Jerónimo, depois comecei a estudar com doce anos. Fico muito triste por ter começado a estudar com tantos anos assim. Sofri muito para eu estar aqui. Agradeço aos meus amigos por me ter levado para cá, na Beira, e por Deus ter-me acompanhado nos meus passos e espero mais uma vez para minha vida correr bem e no futuro para eu ter a minha família e os meus filhos e agradeço muito para as pessoas que estão a me criar. Na Beira, 28 de Junho de 2014

Felisberto

10

Chamo-me Felisberto, tenho 17 anos, vivo no centro Lar São Jerónimo, sou estudante de 11ª classe, estou sob responsabilidade do Centro dos Padres. Para começar: dizer que passei por situações de vida muito grave antes de chegar ao Centro, onde eu não tinha direito de ir a escola e nem alimentação. Tudo começou com a morte dos meus pais, porque eu nasci e pouco tempo o meu pai morreu; até este tempo a situação se encontrava normal e eu tinha apenas 2 anos de vida,

capar de casa, y durante dos años estuve viviendo en la calle; allí mis amigos me animaban a ir a Beira (distante unos 200 km), yo les decía que era una ciudad que no conocía, e insistían “vamos, ya la conocerás”, y fuimos andando de Chimoio hasta Beira; aquí estuvimos tres meses dando vueltas, hasta que fuimos a pedir ayuda a los Servicios Sociales, nos llevaron a un Centro, y una semana después nos transfirieron aquí, al São Jerónimo. Fue entonces cuando empecé a ir a la escuela, con doce años. Me entristece pensar que empecé a estudiar con esa edad. He sufrido mucho hasta llegar aquí. Agradezco a mis amigos que me trajesen a Beira y a Dios por acompañar mis pasos. Espero que en adelante mi vida vaya bien y en el futuro pueda formar una familia con mis propios hijos, y doy las gracias a las personas que me están ayudando a crecer. Beira, 28 de Junio de 2014

Me llamo Felisberto, tengo 17 años, vivo en el centro Lar São Jerónimo, soy estudiante de 11º curso (de la Enseñanza General), estoy bajo responsabilidad del Centro de los Padres. Para comenzar, decir que pasé por situaciones de vida muy duras antes de venir al Centro: no tenía acceso a la escolarización ni a la alimentación. Todo empezó con la muerte de mis padres, pues mi padre murió poco después de nacer yo; hasta dicha fecha la situación era normal. En aquel

BBVA: ES15 0182 0954 6102 0159 6607 – La Caixa: ES73 2100 1676 8902 0008 5831


c/ Islas Aleutianas, 26 - 28035 MADRID Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

11

tinha que passar por muito sofrimento junto com a minha mãe, onde foram surgindo graves sofrimentos, isto é, crise de alimentação e outros direitos; passando o tempo, quando eu fiz 8 anos, a minha mãe faleceu e a situação ficou mais pior, porque eu já não tinha abrigo. Passei a pedir esmola; passei a viver na rua, quase já não tinha mais vontade para viver, mas eu acreditava que um dia a minha vida poderia mudar. Neste caso o meu pai morreu em 1999 e a minha mãe em 2006. Certo dia eu resolvi procurar viver no centro; antes de conhecer o centro Lar São Jerónimo passei por um centro de nome Remar, onde que não havia diferencias de eu estar na rua, a única diferença foi que eu passei a ir a escola mas como o Centro estava em péssimas condições foi fechado e tinha que voltar mais na rua, porque quando os meus pais morreram a minha família abandonou-me. Mas como o meu maior objectivo era de encontrar melhor condições de vida para continuar a estudar, e um dia cheguei ao centro Lar São Jerónimo, e eles me acolheram com mãos abertas, a partir dai a minha vida mudou, isto é, passei a ir a escola, cheguei quando frequentava 7ª classe. Passei a ter direito de ir a escola, alimentação, segurança na vida social; foi-me dedicando mais na escola e me tornei melhor aluno da Escola na 8ª até 10ª classe, tudo com ajuda do Centro. Até hoje o Centro tem me ajudado muito, eu pretendo adquirir conhecimento

tiempo yo apenas tenía dos años, después sufrí mucho solo con mi madre, debido a la falta de alimentos así como de otras necesidades. Cuando cumplí ocho años, con la muerte de mi madre la situación empeoró, pues quedé sin amparo. Empecé a pedir limosna, a vivir en la calle, casi había perdido las ganas de vivir, pero confiaba que un día mi vida podría cambiar. Mi padre había muerto en 1999 y mi madre, en 2006. Un día decidí intentar entrar en un Centro. Antes de conocer el centro Lar São Jerónimo pasé por otro centro llamado Remar, donde prácticamente no había diferencias con como vivía en la calle, la única diferencia es que empecé a ir a la escuela; pero, debido a las pésimas condiciones en las que estaba, fue clausurado, y tuve que volver de nuevo a la calle, porque mi familia me abandonó tras la muerte de mis padres. A pesar de ello me había propuesto como objetivo principal mejorar las condiciones de vida para seguir estudiando, y así llegué cierto día al centro Lar São Jerónimo, donde fui acogido con los brazos abiertos; a partir de esa fecha mi vida cambió, es decir, volví a estudiar, llegué cuando estaba haciendo 7º curso. De nuevo tuve acceso a la escolarización, a la alimentación, a una estabilidad social; me esforcé más en las clases y me convertí en el mejor alumno de la Escuela desde 8º hasta 10º (curso), siempre con la ayuda del Centro. Hasta la fecha, el Hogar me ha ayudado mucho; estoy intentando

Registro de Fundaciones Asistenciales, n. 28-1456 - NIF G85126639


Fundación Somasca EMILIANI

Tel. 91 3169909 - emiliani.ong@somascos.org

para poder me formar o homem do amanhã, ter lugar para viver futuramente, para poder formar a minha própria família eu ainda preciso muito da ajuda deles, porque ainda estou a fazer 11ª classe, isto significa que ainda falta um grande percurso pela fronte. Isto é pedir ajuda para conseguir entrar na faculdade, porque eu, a partir desta grande ajuda, não quer mais voltar à rua pedindo esmola, recolhendo lixo; eu pretendo me formar homem de grande responsabilidade, por isso eu continuo a estudar com muita força e vontade, porque agora me encontro nas condições favoráveis e boas de vida. Agradeço muito a Deus pelo caminho que Ele me deu, o seja, que Ele me mostrou; agradeço muito aos Padres por o grande apoio que eles têm me dado, porque é por eles que a minha vida mudou.

12

adquirir una formación para ser el día de mañana un hombre de provecho, y poder tener un buen futuro, y poder formar mi propia familia, y para eso todavía necesito mucho su ayuda, porque aún estoy en 11º, lo que significa que me queda un largo camino por andar. De momento pido ayuda para entrar en la facultad y, con esa gran ayuda, no tener que volver a mendigar por las calles ni recoger basura… Pretendo ser una persona responsable, por eso sigo estudiando con gran fuerza de voluntad, aprovechando las condiciones de vida favorables de las que disfruto actualmente. Mucho le agradezco a Dios el camino por el que me ha llevado, o sea, el que me ha ido mostrando. Muchas gracias les doy a los Padres por el gran apoyo que me han ofrecido, pues gracias a ellos, mi vida cambió.

BBVA: ES15 0182 0954 6102 0159 6607 – La Caixa: ES73 2100 1676 8902 0008 5831

Emianual2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you