Page 1

CULTURAS Y SOCIEDAD

Lunes 03.01.11 SUR

39

El lado poético de Francisco Daniel Medina El autor malagueño logra una mención en un premio internacional mientras prepara su tercera novela las ‘Un mundo sin cuentos’ (Huerga & Fierro, 1999, Premio Gustavo Adolfo Bécquer de Literatura Juvenil) y ‘Cuando las luces de la ciudad se apaguen’ (Staf The New Pop Books, 2005 y apadrinada por el escritor malagueño Pablo Aranda). Ahora, Medina se siente preparado para mostrar su faceta lírica: «Tengo un libro de poemas terminado y muchas ganas de que vea la luz. Creo que mi trabajo poético está alcanzando el nivel mínimo que yo le exigía para permitir que empezara a ser visible, y eso lo he conseguido, básicamente, a través de muchas lecturas y de la redacción de múltiples borradores». Otra forma, entonces, de hacer música con las palabras. «Para mí un aspecto fundamental del poema es la musicalidad, la respiración, cómo ciertas palabras se juntan para formar un verso, cuyo significado puedes incluso no entender, pero que suena increíblemente bien y genera un fotograma precioso en tu cabeza», prosigue el autor. Esas reminiscencias musicales, aparecen incluso en el fallo del jurado que le ha concedido la men-

ANTONIO JAVIER LÓPEZ  ajlopez@diariosur.es

‘La conciencia de las moscas’ consigue un accésit en el certamen promovido por el blog de crítica literaria Addison de Witt MÁLAGA. Su primera novela empieza: «Hubo un tiempo en el que todos éramos tan buenos mintiendo como Billy Corgan escribiendo canciones». Luego publica la segunda, con ecos de Jeff Buckley y Sonic Youth. Y más adelante, uno de sus poemas concluye: «Un trato: te cambio a Paul McCartney / por Budy Holly». Firma todo lo anterior Francisco Daniel Medina, en cuya obra se conjugan música y literatura. Quizá sean la misma cosa. O muy parecidas. Ritmo. Melodía. Igual que la poesía. Así que el siguiente paso parecía marcado por el devenir de su propia trayectoria. Aunque el pudor le haya podido durante mucho tiempo, al final, Medina (Málaga, 1975) se ha decidido a sacar a la luz sus poemas. Uno –‘La conciencia de las moscas’– incluso se ha llevado un accésit en el I Premio Internacional de Poesía Addison de Witt, promovido por el blog literario del mismo nombre creado en 2007. «Escribo poesía prácticamente desde siempre; lo único que sucede es que siempre me ha dado más pudor mostrar esta faceta. Es como si me sintiese más seguro con la novela, arropado por cientos de páginas entre las cuales algún que otro déficit podría pasar más inadvertido. La poesía es más parecida a quedarte desnudo frente al mundo. Pensar que un poema no admite ni un minúsculo error, siempre me ha hecho titubear», admite el autor, que ya dio a la imprenta las nove-

SUS LIBROS Un mundo sin cuentos Editada por Huerga & Ferro en 1999, obtuvo el Premio Gustavo Adolfo Bécquer de Literatura Juvenil 1998.

Cuando las luces de la ciudad se apaguen Aires de ‘road movie’ y ecos de Sonic Youth o Jeff Buckley surcan esta historia «patológicamente romántica». Francisco Daniel Medina se adentra en el territorio poético. :: SUR

Michael Nyman regresa a los escenarios mientras afianza su faceta cinematográfica :: JULIO SORIA MADRID. Michael Nyman, que esta semana actúa en Madrid y La Coruña, ha dedicado una parte importante de su obra a musicalizar películas, así que bien puede entenderse la curiosidad del compositor por la dirección cinematográfica, una actividad que le resta varias horas a su

jornada laboral. «Me resulta muy estimulante estar al frente de mis propias imágenes musicales y visuales. Mi última película, ‘Nyman with a movie camera’, es un reemplazo toma a toma de ‘Man with a movie camera’, el filme de Dziga Vertov para el cual escribí una banda sonora hace ocho años», explica Nyman.

Mientras se consolida su carrera cinematográfica, el compositor regresa a los escenarios con ‘Dreams’, un espectáculo que hoy visita el Teatro Compac Gran Vía de Madrid. «Es un trabajo teatral, que envuelve narrativa, actores, cantantes, bailarines y acróbatas», adelanta. Como no podía ser de otra ma-

nera, Nyman ha compuesto la música de esta función que «resulta lo más parecido a un circo que has visto en toda tu vida, algo pleno de imaginación, luces, sombras y actividades simultáneas». Será una experiencia «diferente» para el pianista inglés, poco acostumbrado a ceder el poder creativo. «Cuando compongo una ópera, soy yo quien elige al libretista, quien elige al director y quien se implica en todo lo referente al trabajo visual, mientras que ahora presto mi música a la visión de otra persona», razona. Nacido bajo el nombre de Denis

ción. «Algunas de las estrofas del poema (...) alcanzan una buena altura lírica. Llega a ser original en la propuesta temática filosófica-pop», reza la decisión de quienes han tenido que seleccionar entre más de 150 poetas procedentes de 14 países diferentes, como recuerda el escritor malagueño.

Una mentalidad distinta Ahora, Medina acomete la redacción de su tercera novela y espera que su libro de versos encuentre editorial. «Pienso seguir combinando poesía y narrativa durante el resto de mi vida. Cada género, independientemente de que sean limítrofes, me produce sensaciones distintas y me permite explorar y expresar estados mentales diferentes», aclara. Y acota: «La poesía para mí es más fisiológica, y la experimento de un modo similar a como lo hace uno de los poetas a los que admiro: Antonio Gamoneda. El lenguaje poético requiere un acercamiento con una mentalidad distinta. Para mí, la poesía es un idioma en sí». Pese a las referencias a grupos y cantantes surgidos de los años 70 en adelante, Medina declina la etiqueta de autor joven cuya obra se dirige a un lector también joven. «Aunque pueda sonar un poco a tópico, no escribo pensando en un lector concreto; es más, no escribo pensando en absoluto en los lectores y no sé hasta qué punto eso podrá ser malo o bueno. La cuestión es que, si tenemos en cuenta que los integrantes de Sonic Youth rondan ya el medio siglo, no sé si más bien deberían leerlas (sus novelas) los más viejos», sostiene. «Creo que en mis libros tienen más peso las historias y los personajes que hablan acerca de esos discos que la alusión a los discos en sí, aunque me han comentado a menudo que, al citar referencias muy concretas y nada gratuitas, consigo que el lector se inmiscuya aún más en el universo o atmósfera concreta que pretendo transmitir. En este sentido, las referencias, para nada casuales, pasarían a convertirse, por mor de la asociación de ideas, en un recurso literario más», concluye el autor recién distinguido.

Abramovich Kaufman, Dziga Vertov pasó a la historia como director vanguardista y revolucionario del documental, donde retrató la sociedad soviética de los años 20. A finales de 2010, musicalizó otras dos producciones de Vertov, ‘The eleventh year’ y ‘The sixth part of the world’. Pertenecientes a la época del cine mudo, estos filmes han supuesto un agradable descubrimiento para Nyman: «La música no compite con los diálogos en el cine mudo, lo que permite componer piezas largas sin interferencias de las demandas narrativas».

Profile for Fancisco Daniel Medina

Diario Sur  

Entrevista a Francisco Daniel Medina en el diario malagueño Sur.

Diario Sur  

Entrevista a Francisco Daniel Medina en el diario malagueño Sur.