Page 24

Tras el éxtasis experimentado, descendemos después a la Capilla Baja o Inferior, dedicado a la Virgen y al que tenía acceso la gente común.

Bellamente policromada tiene tres naves, siendo la del centro la más grande. Observo que la bóveda está sostenida por dos tipos de columnas: las decoradas con flores de lis, símbolo de la realeza francesa,

y las columna rojas decoradas con castillos de oro, símbolos de Castilla ya que Luís IX era hijo de Blanca de Castilla.

En esta zona se encuentran también la tienda de recuerdos en la que compramos algunas postales y cuadernos.

Una semana en París 1  

Diario de un viaje a París