Page 1

Viernes, 25 de julio de 2014

Split, en la costa dálmata, es una ciudad con unos 200,000 habitantes. Split, se encuentra situada a casi 400 km de la capital, Zagreb, y basa su economía no sólo en el turismo, del que se nutre en los últimos años, si no también de la industria naval, de la viticultura y numerosas empresas que hacen que esta ciudad sea un importante centro administrativo. Split se encuentra comunicado prácticamente con todo el país, es el centro neurálgico en lo que a redes de transporte se refiere, tanto el marítimo como el terrestre.

Split


Visita de Split guiada por Lada.

Comenzamos por los sótanos del Palacio de Diocleciano.

El centro antiguo de esta ciudad está unida al Imperio Romano, fue fundada en el S. IV, ya que el emperador Diocleciano, natural de esta zona, hizo construir su palacio para habitarlo una vez se retiró de la vida política, hoy en día es uno de los palacios romanos que mejor se conservan. Tiene una estructura con planta cuadrada que junto con sus murallas, que en origen median 215m de largo por 180m, hacía del monumento un lugar impenetrable. El palacio fue levantado con ladrillo de Salona y piedra caliza blanca proveniente de las canteras de la isla de Brac (tan famosa que también se utilizó para la construcción de la Casa Blanca estadounidense). Otros materiales se importaron para la decoración, como mármol fino o granito de Egipto. Pero sin duda, un lugar así necesitaba grandes cantidades de agua, así que fue construido un acueducto de 9 km de largo (aun se pueden visitar las ruinas) para proveer a las instalaciones desde el río Jadro a un ritmo de 1500 litros por segundo. En el 305 Diocleciano lo habitó. Murallas de 15 a 20 metros de alto eran las que encerraban la opulenta residencia, una de ellas dirigía su vista al mar para el disfrute del emperador, que antes de su abdicación ya se encontraba enfermo y necesitaba de algo como esto para su descanso. Alrededor de la residencia se fueron formando núcleos principalmente poblados por soldados romanos, y ya en su tiempo, entre el palacio y los alrededores, la población del lugar habría alcanzado de 8.000 a 10.000 personas. Poco a poco la futura ciudad iba tomando forma. Las instalaciones se dividían en dos mitades, amplias calles repletas de columnas daban lugar a los distintos recintos, la parte más cercana al Adriático no escatimaba en lujos (entre ellos tres templos) y era donde se encontraban los aposentos de Diocleciano. La parte restante era para la guardia, ejército y almacenes. El peristilo formaba el acceso norte a los apartamentos imperiales. En la calle norte-sur (cardo), un gran vestíbulo abovedado, se asentaba sobre un conjunto de sótanos también abovedados.


El peristilo formaba el acceso norte a los apartamentos imperiales. En la calle norte-sur (cardo), un gran vestíbulo abovedado, se asentaba sobre un conjunto de sótanos también abovedados. En el año 310 Diocleciano moría, algunos lo unen a su enfermedad, aunque otros piensan que se suicidó al ver como la ambición podía con su tetrarquía. Después de su muerte, el palacio fortificado se convirtió en una fábrica de uniformes romanos y en el núcleo de la ciudad. Pasaron los años, y con la caída del Imperio romano de Occidente en 476 Spalatum pasó a la división de Oriente, el Imperio Bizantino. Sin embargo, algo cambiaría el rumbo de la ciudad, en el 639 la invasión de Salona por parte de los ávaros y pueblos eslavos ocasionó una huida en masa de la ciudad, muchos acabaron en las islas cercanas, y otros vieron de la antigua y en la desierta fortaleza un enclave perfecto para su protección. Convirtieron el lugar en una ciudad fortificada.

Sótanos del Palacio de Diocleciano. En la época medieval esta parte se cubrió de basura, y gracias a ésto se ha preservado en buen estado hasta nuestros días. Hoy se pueden ver animados mercadillos en su interior.


Al salir de los sĂłtanos

En el s. XVII fue recon-

nos topamos con el

vertido en la Catedral de

antiguo Mausoleo de Diocleciano.

San Duje

La estructura del Mausoleo se puede observar en el dibujo .

El Peristilo es el patio interior del palacio.

En la foto vemos como se conserva en la actualidad.

AquĂ­ se encontraba el acceso a las antiguas

dependencias privadas de

Diocleciano.


La Catedral de San Duje (o San Domnius) católica.

Originalmente era el mausoleo del emperador Diocleciano, aunque fue

convertido en catedral en el s. VIII y forma parte del Palacio de Diocleciano .

Impresionante la mezcla de estilos, y con acierto,

que encontramos dentro. Lo que más llama mi atención son los capiteles, el friso circular que sostienen, el ornamentado

altar y las majestuosas puertas del arquitecto Buvina con escenas de la vida de Jesús.


Callejeamos en esta auténtica Ciudad apretujada

en el interior del palacio. Este singular centro urbano está habitado por unas 3.000 personas.

Existen dos esfinges originales traídas desde Egipto por el emperador.

Una está localizada en el Peristilo y otra en el Templo de Júpiter

Sólo se conservan restaurados los templos de Júpiter y el de Esculapio. Los techos del primero son originales, el templo fue reconvertido en el Baptisterio de San Juan (sXVI).


Templo de Júpiter

Puerta de Oro en la actualidad. Está orientada hacia Salona. La Puerta de Oro (Porta Aurea) era la principal del palacio y se situaba en la parte norte del mismo. En esta imagen se refleja como sería en tiempos de Diocleciano.


Cuando creemos que ya está prácticamente vista, decidimos darnos un capricho: un café con tarta de chocolate en el “Café Forum”, sentados en cojines

en la escalinata que rodea el peristilo, con el campanario románico-gótico de la catedral justo enfrente. ¡Todo un lujo!


Percibí cómo sonreías cuando nos sentamos en aquellos escalones del Peristilo del Palacio Romano de Split, contemplando la imponente torre que teníamos delante, mientras saboreábamos un café y un trozo de tarta de

chocolate. Y cómo se escapaba un ¡oh! de tu garganta al entrar en el Mausoleo de Diocleciano, reconvertido en catedral.

Y vuelta a caminar. Salimos del recinto del antiguo palacio por la Puerta de Hierro para dar con una bonita plaza donde comprobamos la superposición de estilos que hacen a esta ciudad muy especial.


La Plaza de la Fruta,

donde se celebraba el antiguo mercado de fruta.

El Palacio de Milesi (PalaÄ?a Milesi), muestra del toque veneciano presente en toda la ciudad (antiguo Ayuntamiento, torre del Puerto, etc.).


Nos metemos por el Barrio de Pescadores, otro laberinto de callejuelas, hasta dar con la Plaza de la República,

de estilo renacentista y que quiere dar un aire a la Plaza de San Marcos de Venecia. No en balde Split perteneció durante muchos años a la Serenísima.


Salimos al paseo marĂ­timo, donde se alinean multitud de cafĂŠs bajo idĂŠnticos toldos.

Pero echamos de menos el encanto de la ciudad vieja, encerrada en su palacio y volvemos a ella por la Puerta de Plata.


Continuamos el viaje bordeando la costa, el mar llega prácticamente

hasta la carretera y la abandonamos para buscar el restaurante donde comeremos, un lugar paradisiaco

situado en el cañón del río Cetina.

Allí, a orillas de la corriente de agua, sentados en bancos alineados a ambos lados de largas mesas de

madera, comemos ensalada, cerdo asado y unos dulces típicos de la zona: unas bolas de buñuelos que comían las gentes pobres y a las que los más pudientes añadían pasas.

Corto paseo, tras comer, por la orilla del río y vuelta al viaje.


El recorrido es entretenido ya que seguimos costeando. Hacemos una para da técnica en un restaurante de Bosnia-Herzegovina pues este país tiene

salida al Adriático en un corredor de apenas 20 km. de anchura y que Lada nos explica se debió a que la República de Dubrovnik, entonces Ragusa, lo vendió al Imperio Otomano para evitar tener frontera con Venecia que, en aquellos tiempos dominaba la costa dálmata.

El caso es que este corredor corta la continuidad de la costa croata y como

Bosnia no pertenece a la Unión Europea, puesen20 km. pasamos dos veces la frontera con su correspondiente aduana, sin complicaciones.

En Bosnia nos tomamos un helado y Reyes se hace una foto con un cartel diciendo “Estamos en Bosnia” para enviarlo a Nieves.

Seguimos el viaje y nos damos cuenta de que Dubrovnik nos lo estamos dejando a la derecha, allá abajo. Lo vislumbramos entre la abundante vegetación que bordea la carretera.


En un ensanche de la carretera, ya pasado Dubrovnik, el autobús para. Nos bajamos, la vista es preciosa, pero

comprobamos que las fotos no nos salen, la puesta del Sol y el reflejo del mar nos lo impiden.

Continuamos por una carretera con alturas de vértigo y nos preguntamos que dónde diablos está el hotel que nosotros creíamos situado en Dubrovnik. Nuestro destino es el hotel Epidaurus, cercano a Lavtav, a una media hora, más que menos, de Dubrovnik.


El cabreo que tenemos Reyes y yo es monumental y así se lo hacemos saber a la guía, aunque ella no tenga la culpa del cambio de hotel.

Parte de ese enfado se esfuma cuando en la recepción nos informan que cada media hora parten botes para Dubrovnik y, sobre todo, cuando abro la

puerta de la pequeña terraza de nuestra habitación y contemplo que nos encontramos a “pie de costa” (porque aquí no hay playa) con un paisaje y una puesta de sol de película

El hotel es enorme en extensión, que no en altura, y el bufé es agobiante con tanta gente. Tras cenar damos un pequeño paseo al lado del mar y pensamos que merecerá la pena repetirlo con luz del día.


Sábado, 26 de julio de 2014

Madrugamos y, tras desayunar, reanudamos el paseo que dejamos a medio anoche. Efectivamente, es precioso pues bordeamos una pequeña ensenada

donde los pinos llegan al agua.. Nos echamos fotos, arriesgando una caída

entre las rocas, y volvemos al hotel para coger el autobús e ir a visitar Dubrovnik.


Reyes capturó estas preciosas vistas de Dubrovnik desde el autobús.

Dubrovnik o Ragusa es una ciudad costera localizada en la región de Dalmacia. Tiene una población de 42,000 habitantes. Es uno de los

centros turísticos más importantes del mar Adriático. Se la conoce como "la perla del Adriático", "la Atenas dálmata".

La palabra Dubrovnik significa Robledal, nombre que describe la cantidad

de arboles de este tipo que existieron en la zona. La ciudad de Dubrovnik fue dominada por los Bizantinos, venecianos, húngaros y turcos. En 1272 fue

dirigida por un gobierno aristócrata alcanzando su máximo esplendor en el comercio europeo, uno de sus productos estrella era la plata aleada con oro,

llamada glama. El declive de Dubrovnik tiene su origen cuando en 1667 un terremoto asola la ciudad. Posteriormente pasa a ser propiedad de Austria.

Una de las ciudades que mas sufrió la guerra contra Serbia fue Dubrovnik,

de hecho sus heridas aún no se han cerrado a pesar de los grandes esfuerzos que se realizan para que esta bella ciudad brille como lo hizo antaño. Fue bombardeada duramente en 1991, cayeron mas de 2000 bombas durante el día 6 de Diciembre, por ello la mayoría de sus edificios y viviendas son nuevas, ya que miles de casas fueron destruidas.


Dubrovnik esta rodeada por una gran muralla que alberga 16 torres ofreciéndonos una visión única del lugar. Las murallas datan del Siglo X, aunque fueron restauradas en el siglo XVII. En total suman 1.940 metros, con un grosos de 6m. hacia tierra y 3 hacia el mar. Su altura es de 25 m. La Puerta de Pile, erigida entre los siglos XIV y XV, está abierta en un bastión semicircular, por la que accederemos a una amplia calle de piedra, la Placa, que nos conducirá a la zona más aristocrática, lugar desde el que se gobernaba la República Ragusea, la élite más aristocrática que dominó la ciudad desde 1358 hasta la entrada de Napoleón. Palacios simétricos de estilo barroco nos llevan a la Plaza Luza; el Palacio Sponza, notable por su columnata de su atrio y preciosas tallas de piedra. A su lado se encuentra la iglesia de San Blas o Sveti Vlaho, construida entre 1706 y 1715, diseñada por el arquitecto Gropelli que tomó como modelo la iglesia de San Mauri-

En la Puerta de Pile nos espera la que será nuestra guía en esta visita a Dubrovnik, Marina.


La Puerta de Pile está situada en un bastión semicircular precedido de un puente de piedra.1537. La puerta da entrada al terraplén, entre el bastión y la muralla, en la que se abre una puerta interior de estil gótico 1460. Sobre el arco ojival hay una pequeña imagen de San Blas.


Una vez superada la Puerta Pile se halla la Plaza Miliceva. A la izquierda hay una escalera que sube hasta el Camino de Ronda de las Murallas. En el centro destaca la Fuente de Onofrio. Al sur de la plaza el Convento de Santa Clara. Al norte, la Iglesia de San Salvador. A su derecha, el Convento de los Franciscanos. La Fuente de Onofrio, debe su nombre al

arquitecto Onofrio della Cava que la levanta en 1438. Adornada con 16 mĂĄscaras por cuyas

bocas mana agua. Es lo Ăşnico conservado pues

tuvo que ser reconstruida, como gran parte de

otros monumentos, tras el terremoto de 1667.

Tras ella la iglesia de El Salvador de 1520.


Al monasterio franciscano se accede a través de un estrecho pasillo por San Salvador. La puerta sur, diseñada en 1499 en estilo gótico veneciano y con una Piedad bellamente tallada en la luneta. El monasterio también incluye la iglesia de una sola nave de San Francisco, un púlpito de mármol del siglo XV y un campanario. De singular belleza es el Claustro (1317) transición del románico al gótico, con ventanales de seis luces sobre pilastras octogonales coronadas por espléndidos capiteles románicos y exhibe columnas dobles cubiertas con esculturas de humanos, animales y plantas, y un tranquilo jardín abierto con una fuente del siglo XV en el centro.


Uno de los lados del Claustro da paso a la Farmacia. La Farmacia Antigua de Dubrovnik ha estado funcionando desde 1317 y es la farmacia más antigua de Europa.

Stradun o Placa es la calle principal de Dubrovnik,. Está pavimentada con caliza, tiene una longitud de unos 300 metros y discurre por la Ciudad Vieja. Stradun discurre a través de la ciudad amurallada en dirección este-oeste, conectando la entrada oeste llamada "Puerta de Pile" con la "Puerta de Ploče" en el este. Ambos extremos están decorados con fuentes del siglo XV (la llamada Gran Fuente de

Onofrio en el oeste y la Pequeña Fuente de Onofrio en el este) y campanarios (el Campanario de Dubrovnik en el este y el campanario del monasterio franciscano en el oeste).

Stradun se convirtió en la calle principal de la ciudad en el siglo XIII, y su apariencia actual se creó, en su mayor parte, tras el devastador terremoto de 1667, en el que se destruyeron la mayoría de los edificios de Ragusa. Antes del terremoto, las casas de la calle no estaban diseñadas tan uniformemente como en la actualidad, y la mayoría de ellos tenían arcadas y decoraciones elaboradas. Tras el terremoto de 1667, la República de Ragusa aprobó una ley que especificaba el diseño de todos los futuros edificios residenciales construidos en la ciudad.


En la avenida convergen calles paralelas, particularmente atractivas son las calles que bajan hacia la acera izquierda, con estrechas y empinadas escalinatas.

En el extremo de Stradun se encuentra la Plaza de la Luža o Plaza de la Logia. Esta plaza fue construida en el siglo XV y ha sido (y sigue siendo) un sitio de reunión para los habitantes de la ciudad. Varios monumentos se alzan alrededor de esta plaza. Uno de ellos es la Torre de la Campana, de 1444. La torre de 31 metros de alto es famosa por las figuras de bronce llamadas Bara y Mara, conocidas popularmente como “Zelenci” (los verdes), que marcan las horas golpeando la campana con martillos. Las figuras actuales son reproducciones, las originales se pueden ver en el Palacio Sponza. La Torre actual es una reconstrucción realizada en 1929 ya que, como otros monumentos de Dubrovnik, la original fue severamente dañada en 1667.


A la izquierda de la plaza se alza el elegante Palacio Sponza, en el que se mezclan elementos del gótico veneciano, como el magnífico triforio del primer piso, y renacentistas. Se construyó en 1312 como Casa de la Moneda y luego Palacio de Aduanas. Entre1516 y 1522 se le añadió la armoniosa fachada y la logia. Al este de la plaza destaca la Torre del Reloj. Al lado, el Palacio de la Gran Guardia, edificación del s. XV y rehabilitada en 1706 en que se realizó la monumental portada barroca. Del edificio anterior se conserva el triforio del segundo nivel. Junto a este hay un nicho con una reproducción de la Fontana de Onofrio.

En 1418 se erigió el pedestal de la bandera, con la estatua de Orlando, símbolo de la libertad. La longitud del antebrazo del paladín (51,2 cm.) era la medida oficial en tiempos de


La Iglesia de San Blas es una iglesia barroca del siglo XVIII en la Plaza Luza, dedicada al santo patrono y protector de la ciudad. La iglesia de San Blas fue originalmente de estilo románico en el siglo XIV, pero fue gravemente dañada por el terremoto de 1667, y finalmente destruida por un incendio en 1706. La iglesia fue reconstruida en su estilo barroco actual entre 1706 y 1714. En su interior alberga numerosas obras de arte de la iglesia anterior, incluyendo una estatua de plata bañada en oro de San Blas, que sostiene un modelo del siglo XV de la ciudad, ubicados en el altar mayor.

Frente al costado derecho de la iglesia de San Blas se encuentra el Palacio de los

Rectores, que fue la sede del gobierno y del rector en los tiempos en que Dubrovnik fue una república independiente. Entramos

tras admirar su fachada con su hermosa galería de soportales con capiteles

renacentistas y su fila de ventanas góticas del piso superior.

El patio interior presenta una mezcla de

elementos góticos y renacentistas, además de una bonita escalera barroca.


Nos llama la atención las manos de piedra que

sostienen el pasamanos.

En sus estancias (que no podemos fotografiar) podemos ver diversos palanquines usados por

los ricos mercaderes que poblaban esta ciudad. Termina la visita guiada y nosotros seguimos en el interior del palacio. Visitamos las anti-

guas cárceles y una exposición de fotografías

sobre la última guerra y el bombardeo que sufrió Dubrovnik en 1991-1992. Vemos cómo protegieron o trataron de proteger sus monumentos: el Palacio del Rector y el Pedestal de Orlando parecen

embalados en cajas de madera y los mascarones de la Fuente de Onofrio protegidos con sacos de tierra. Un recordatorio del horror y lo absurdo de las guerras. Pregunto a Lada que dónde se refugiaron los habitantes, y me con-

testa que parte de ellos fueron evacuados, otros en los sótanos de sus casas y unos 600 en el Fuerte de San Juan.

Vuelvo a preguntarle que por qué atacaron la ciudad si no era una

plaza militar. Me dice que querían destruirla porque para los croatas

era el símbolo de su libertad, ya que el lema de esta ciudad es “Libertas”


Fuerte de San Juan

Damos un agradable paseo por las viejas piedras del Puerto Viejo que reflejan el rico pasado de esta ciudad. A ĂŠl no pueden acceder los cruceros, ÂĄtanto mejor!


Tras el puerto volvemos a la Plaza Luza y nos detenemos para admirar la Catedral, en cuya fachada aún se observan impactos de metralla. La Catedral de la Asunción de la virgen María es una gran catedral barroca construida después del terremoto de 1667 que había destruido una gran parte de la ciudad. Dentro se encuentra el “tesoro”, una colección increíble de pinturas, partes de cuerpos de los santos, más de 200 en total. Y un fragmento de la cruz donde murió Cristo. La catedral fue construida originalmente en el siglo VII en estilo bizantino, y luego renovada como iglesia románica en el siglo XII. Después del terremoto, se construyó esta catedral barroca, que consiste en tres naves, con partes de las antiguas catedrales incorporadas en ciertos lugares. En el altar principal hay una pintura de la Asunción por Tiziano, que es de 1552.

Es fácilmente reconocible desde la altura debido a su cúpula exterior de color azul, que destaca entre los característicos tejados rojos de la ciudad. A continuación nos metemos por las

callejuelas del barrio más antiguo de

Dubrovnik, donde nos

Desorientamos completamente y donde

apenas si se

ven turistas.


En algunas casas nos encontrรกbamos estos carteles que nos muestran el aspecto que presentaban durante la guerra.


Para evitar cargar mañana con los regalos todo el día, decidimos

comprarlos hoy, por lo que nos metemos en varias tiendas de recuerdos. En

una de ellas, sin aire acondicionado

sumado al día de más calor desde que

visitamos este país, creí derretirme. No había sudado tanto desde el día en que crucé Venecia andando con mi querida Juani.

Buscamos la Plaza Gundiliceva, presidida por el poeta Ivan

Gundulic,, donde hemos leído que

hay unos bares recomendados por su gastronomía y su relación

calidad/precio. En uno de ellos

pensamos comer mañana. Tras

encontrarla vuelta a callejear y cruzando Stradum nos vamos a la calle Prijeko, paralela a la anterior, repleta de restaurantes.

Sorteamos tropecientos camareros que

intentan

atraernos


La seguimos hasta tropezar con la Iglesia de San Nicolás

Rodeamos el Convento Dominicano y jamás había visto tanta piedra junta: a la izquierda las altísimas paredes del convento, y a la derecha, las altísimas murallas


Con razรณn fue el escenario elegido para rodar las escenas de Desembarco del Rey en la serie Juego de Tronos.


Enfilamos la salida de la ciudad y, antes y despuĂŠs de atravesar la Puerta de Ploce, con su puente levadizo, descubrimos unas excelentes vistas del Puerto Viejo.


Se acerca la hora de que nos recoja el autobĂşs al otro lado de la Puerta de Pile que se encuentra en el extremo opuesto de la ciudad, asĂ­ que nos toca correr

otra vez. Pero como nos consideramos sobrados de fuerzas, decidimos dar un rodeo por la Plaza Gundiliceva de nuevo.


Y aĂşn nos da tiempo de sacar mĂĄs fotos.

Contigo en Croacia 2  

Diario de un viaje a Croacia. Parte 2

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you