Page 1

El desfile de las modelos, las 'grid girls' de la Fórmula 1, y que ya pasó a la historia…

Feminismo, homosexualismo, fascismo, y totalitarismo: ¡El pánico moral de la sociedad, en el Siglo XXI…! 1


El mundo del presente: “La tetada amazónica…”

¡La sodomización de la humanidad entera, eliminando el “tabú del incesto”, y destruyendo la cultura y la civilización humanas…!

2


“La tetada amazónica…”

¡La doctrina del “mal necesario”, y la extinción biológica, de la misma especie humana…! 3


(Borrador de la disertación en la Universidad Católica de Salta, del Licenciado Francisco Antonio Cerón García) 4


1 Y apareció en el cielo un gran signo: una Mujer revestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en su cabeza.

2 Estaba embarazada y gritaba de dolor porque iba a dar a luz.

3 Y apareció en el cielo otro signo: un enorme Dragón rojo como el fuego, con siete cabezas y diez cuernos, y en cada cabeza tenía una diadema.

4 Su cola arrastraba una tercera parte de las estrellas del cielo, y las precipitó sobre la tierra. El Dragón se puso delante de la Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su hijo en cuanto naciera.

5 La Mujer tuvo un hijo varón que debía regir a todas las naciones con un cetro de hierro. Pero el hijo fue elevado hasta Dios y hasta su trono,

6 y la Mujer huyó al desierto, donde Dios le había preparado un refugio para que allí fuera alimentada durante mil doscientos sesenta días.

5


7 Entonces se libró una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron contra el Dragón, y este contraatacó con sus ángeles,

8 pero fueron vencidos y expulsados del cielo.

9 Y así fue precipitado el enorme Dragón, la antigua Serpiente, llamada Diablo o Satanás, y el seductor del mundo entero fue arrojado sobre la tierra con todos sus ángeles.

El texto anterior, como ustedes ya lo habrán podido reconocer, es del Capítulo XII del Apocalipsis. En el mismo, aparece la Virgen María dando a luz a Jesucristo, y nos muestra el triunfo de Dios, sobre Satanás y sus demonios.

Decía Jesús: “Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos, es el Reino de los Cielos”.

Y también dijo: “El que le hace daño a un niño, a mí me lo hace”.

6


Estamos en el Siglo XXI, y si hubiera habido un verdadero plan diabólico, para destruir a la humanidad por entero en este siglo, no sería la guerra, tal como ya conocimos en el siglo XX, guerras terribles… Todavía, más terrible aún, sería usar la ideología de género.

Porque, esta ideología, a quienes ataca finalmente, es a los niños.

En Bélgica, las dirigentes feministas han pedido ya formalmente, la “legalización” de la pederastia y la pedofilia. En Canadá, se ha “legalizado” ya, la zoofilia, y no sólo se pide también la legalización de la pederastia y la pedofilia, sino hasta de la necrofilia.

En Australia, si le apetece a usted, ya se puede casar con su perro, como ha ocurrido hace poco, pues ya se “legalizó” también, el “matrimonio” con los perros.

En España, las leyes homosexuales legisladas por las Comunidades Autónomas, permiten que los homosexuales puedan entrar a los baños de las niñas, y obligan a que se quite la distinción entre baños masculinos y femeninos, transformándolos a todos, en baños “unisex”, o sea, de un solo sexo, o de ninguno.

7


En el Reino Unido, sus dirigentes feministas piden ya el encarcelamiento de los hombres, en campos de concentración.

Y finalmente, en España, los homosexuales piden el exterminio de los heterosexuales, como así rezaba hace poco, una pancarta en la misma Universidad Complutense de Madrid. Y también, en el mundo entero, hay dirigentes feministas que piden ya, el exterminio de los hombres.

Podría seguir así, enumerando una cantidad de aberraciones increíbles, que son el resultado de la aplicación de la ideología de género.

La ideología del género, es una ideología totalitaria. Es totalitaria pretende abarcar todos los aspectos de la vida personal y social del individuo. Quiere ser una nueva forma de antropología, que pretende “crear” un nuevo ser humano.

Durante el siglo pasado, las ideologías marxista y nazista fueron también totalitarias, ambas pretendieron crear un “hombre nuevo”, a costa de constantes baños de sangre, y buscaron el poder absoluto, como hoy día también lo busca el feminismo mediante el control de los medios de propaganda y la cultura.

8


La ideología de género, es la ideología más radical de toda la historia de la humanidad, puesto que busca la destrucción del ser humano, y acabar con la sociedad.

Además de ello, es la más sutil, porque no busca imponerse por la fuerza de las armas –como por ejemplo el marxismo y el nazismo–, sino utilizando la propaganda para destruir la cultura y la sociedad, sin aparente derramamiento de sangre.

La primera falsedad terrible, de esta ideología, es la invención de un nuevo significado para la palabra género, una mala traducción ex profeso, del vocablo extranjerizante anglosajón “gender”, que se debía de haber traducido como “sexo”, y no erróneamente y de adrede, como género.

Género tiene dos acepciones en la lengua castellana. La primera es “tela” o “tejido”, o sea aquello con lo que se hacen vestimentas, usando por ejemplo un “telar”, o máquinas industriales.

La otra acepción, es indicar el accidente gramatical, que en lengua castellana da lugar a las palabras masculinas, o femeninas.

9


Del Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, primera edición del año 2005 (http://lema.rae.es/dpd/srv/search?key=g%E9nero):

Los sustantivos en español pueden ser masculinos o femeninos. Cuando el sustantivo designa seres animados, lo más habitual es que exista una forma específica para cada uno de los dos géneros gramaticales, en correspondencia con la distinción biológica de sexos. En gramática significa ‘propiedad de los sustantivos y de algunos pronombres por la cual se clasifican en masculinos, femeninos y, en algunas lenguas, también en neutros’: «El pronombre él, por ejemplo, indica género masculino» (Casares Lexicografía [Esp. 1950]).

Para designar la condición orgánica, biológica, por la cual los seres vivos son masculinos o femeninos, debe emplearse el término sexo.

10


Por tanto, las palabras tienen género (y no sexo), mientras que los seres vivos tienen sexo (y no género).

Pero en la década del setenta del siglo XX, el feminismo inventó un nuevo sentido para término género, que alude a una categoría sociocultural, que implica diferencias o desigualdades de índole social, económica, política, laboral, etc.

De la Real Academia Española, edición del año 2017 (http://dle.rae.es/?id=J49ADOi):

género Del lat. genus, -ĕris.

1. m. Conjunto de seres que tienen uno o varios caracteres comunes.

2. m. Clase o tipo a que pertenecen personas o cosas. Ese género de bromas no me gusta.

11


3. m. Grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico. 4. m. En el comercio, mercancía (‖ cosa mueble).

5. m. Tela o tejido. Géneros de algodón, de hilo, de seda.

6. m. En las artes, sobre todo en la literatura, cada una de las distintas categorías o clases en que se pueden ordenar las obras según rasgos comunes de forma y de contenido.

7. m. Biol. Taxón que agrupa a especies que comparten ciertos caracteres.

8. m. Gram. Categoría gramatical inherente en sustantivos y pronombres, codificada a través de la concordancia en otras clases de palabras y que en pronombres y sustantivos animados puede expresar sexo. El género de los nombres.

12


Y si nos remontamos a su origen semántico e histórico, es revelador su sentido en la lengua castellana.

De la nueva gramática de la lengua española. Real Academia Española (http://aplica.rae.es/grweb/cgibin/buscar.cgi): “En cada un genero de cosas ai una que mide todas las otras” (Gramática de Nebrija)

13


Entonces, a la luz de todo lo que acabo de citar surge la pregunta:

¿Sexo es lo mismo que género?

Esta pregunta, aparentemente inocente, tiene una importancia “capital”, pues el postulado fundamental de la ideología del género, que toma como una verdad absoluta, y como un axioma incuestionable, es que: “El sexo es lo mismo que el género”.

Lo cual es sin embargo, una atroz falacia, una terrible mentira.

La RAE considera inadmisible que se emplee la palabra género como mero sinónimo de sexo, y advierte que para las expresiones “discriminación de género” y “violencia de género”, existen alternativas como “discriminación o violencia por razón de sexo”.

14


¿Y por qué la ideología de género atacó así, falazmente y en su misma raíz, al lenguaje?

Porque necesitaban poder formular su segunda falacia más terrible, su segunda premisa más fundamental, para convencernos a todos de sus siguientes “verdades”, o dicho de otra forma más directa:

¡Para poder engañarnos a todos, o a casi todos!

De establecer la ideología de género, como una verdad lingüística cierta e incuestionable, que el “género es lo mismo que el sexo”, entonces, continuando desde esta falsa premisa, pudo profundizar más en su manipulación torticera del lenguaje, haciéndonos creer, falazmente, que: “La violencia tiene género”

Y ya sólo con esta frase, dándole valor de veracidad absoluta, ya que el feminismo, previamente equiparó “género” con “sexo”, entonces, es de suyo natural interpretar esta afirmación, identificando la violencia, solamente, y como exclusivamente masculina.

15


Porque, al suprimir la distinción entre el género y el sexo, y al borrar también la existencia de la violencia del sexo femenino, sólo pudo quedar, y como única conclusión, que: “La violencia es exclusivamente masculina” Y de aquí en más, con esta nueva “antropología”, la ideología de género se hizo con el poder en el mundo entero…

¿Se puede comprender ahora, por qué la ideología de género atacó, así de raíz, al lenguaje?

Porque haciéndolo de esta forma, pudieron construir una nueva antropología, que partiendo de premisas absolutamente falsas, y utilizando sofismas, falacias, y mentiras, llegó a engañarnos de una forma sibilina, casi sin que nos diéramos cuenta, y en un proceso gradual, para que no se alarmara nadie, logró el control casi absoluto de la sociedad del Siglo XXI…

16


Y lo logró con la ayuda de un fenómeno colectivo, el “pánico moral”, que explico más adelante. Este “pánico moral”, fue provocado con las afirmaciones siguientes, que estableció falazmente la ideología del género: Si “la violencia es por el género”, y “la violencia es exclusivamente masculina”, luego: “Todos los hombres son asesinos, y todas la mujeres son víctimas”

A partir de aquí, sólo quedó amedrentar a los políticos, jueces, legisladores, periodistas, medios, etc., para lograr primero el dominio de los medios, y luego trasladar todas estas aberraciones, al ordenamiento jurídico…

Engañándonos también, pues nos hicieron creer, que una falacia, un sofisma, una mentira, si era impuesta por la ley, era justa, y era una verdad inmutable…

17


O sea, nos confundieron terriblemente, haciéndonos creer de una forma falaz y retorcida, que: “¡La ley era lo mismo que la justicia…!”

Si todo esto que expongo, es cierto, y muy tristemente lo es, y pueden todos ustedes, verificarlo por sí mismos, consultando las citas al respecto al final de este escrito, y que ya publiqué en Internet.

Decía, entonces, si todo esto que acabo de exponer, es cierto, surge una pregunta muy simple, pero cuya respuesta no lo es:

¿Cómo fue, que pudimos llegar a todo esto?

18


Esta pregunta, también tiene sentido, cuando uno mira la historia del Nacional Socialismo en la Alemania Nazi, y más allá del porqué, que también hablaré de ello, en relación al presente, decía, más allá de porqué, su consecuencia por ejemplo, entre otras terribles, como cinco millones de muertos, su consecuencia terrible, fueron los campos de concentración.

Y estos campos de concentración, fueron realizados, al amparo de la “ley”. O sea, fueron “legales”.

Así, lo que estoy remarcando, es que no es lo mismo, la “ley”, que la justicia. O sea, que con apariencia de justicia, se pueden llegar a legislar no ya sólo leyes injustas, sino peor aún, leyes genocidas.

Porque la primera explicación de lo que está ocurriendo, de todas estas aberraciones que estoy indicando, es esta precisamente, que estamos legislando leyes, que son “legales”, pero que son injustas.

¿O usted no cree por ejemplo, que la pederastia y la pedofilia serían injustas para con los niños?

19


Pero el feminismo, y su principales dirigentes históricas, creen que la pederastia y la pedofilia, son “buenas…”

Así pues, podemos legislar leyes, legalizando todas estas aberraciones que acabo de describir, pero camuflándolas con la “apariencia” de “justas”, cuando en realidad, son terrible y atrozmente injustas.

Esta es una primera explicación, de porque está pasando, lo que está pasando en el mundo entero, en donde la ideología de género, está haciéndose con el poder.

Pero, hay además otro recurso, que enloquece a los seres humanos, y que explica, cómo un fascismo totalitario, puede llegar a hacerse con el poder. Me refiero, al pánico “moral”.

En Salem, Nueva Inglaterra, durante el mes de febrero del año 1.692, seis niñas comenzaron a experimentar misteriosos síntomas.

20


“Los juicios por la brujería de Salem…” Tras probar todo tipo de remedios, sin obtener resultado ninguno, las fuerzas vivas determinaron que las dolencias sólo podían estar causadas, por la brujería…

Presionaron a las pequeñas, para que delataran a los supuestos culpables…

21


Y tras los encendidos sermones del reverendo, advirtiendo de la presencia del Diablo en toda la comunidad, la histeria, la sospecha y el miedo: ¡Se adueñaron de todos sus miembros…!

Tal fue la psicosis engendrada, que la más mínima desviación de las normas puritanas: ¡Acarreaba una acusación por hechicería…!

En el transcurso de ese año, ciento cuarenta y cuatro personas, en su mayoría mujeres de clase baja, fueron encarceladas por brujería… ¡Y diecinueve subieron al patíbulo para morir ahorcadas…!

22


Estos muy tristes hechos históricos, que hoy en día habríamos catalogado como “femicidios” (por “violencia de género”), son conocidos como: “Los juicios por la brujería de Salem…”

Para explicar estos fenómenos de histeria colectiva, el sociólogo Stanley Cohen acuñó en el año 1.972, un nuevo término: “Pánico Moral…” En su libro “Folks Devils and Moral Panics”, Cohen explicó la dinámica del mismo:

Las fuerzas vivas, en este caso del presente las feministas, señalan un comportamiento, o un grupo, como encarnación de la maldad, provocando una preocupación y miedo extremos en toda la población, con sentimientos que son exacerbados hasta el mismo paroxismo, hasta lograr también desembocar en una muy feroz hostilidad, hacia determinadas actitudes, o colectivos...

23


Esto mismo fue lo que ocurrió en Alemania, cuando el Nazismo señaló a los judíos, como los culpables de todos los males que aquejaban a la sociedad de ese entonces, por lo cual fueron terriblemente perseguidos, haciendo un genocidio, hasta casi su exterminio total… Esto es lo que hoy en día se denomina: “Lo que no es políticamente correcto…” Reitero, el “pánico moral”, nos lleva directamente a establecer “lo que no es políticamente correcto…”

Y lo que no es políticamente correcto, llega a tener más fuerza, que la misma ley, que la justicia, amedrentando a políticos, jueces, legisladores, periodistas, medios de comunicación, y todo aquel que pudiera llegar a tener poder, amedrentándolos a todos, de tal manera, que se pierde todo juicio racional, convirtiéndonos a todos en una masa informe de verdaderas bestias…

De esta forma, se instiga y se azota a las masas, a lanzarse y arremeter ciegamente, contra el supuesto mal, anulando el debate racional, obstaculizando la búsqueda de soluciones correctas, y desviando la atención de la crítica al poder…

24


¡La mal llamada “violencia de género” (un eufemismo cuando debería de haber sido de sexos), es el pánico moral del siglo XXI…!

Este es un fenómeno de desencadenado y alimentado ahora:

histeria

colectiva,

¡Desde el mismo poder…! La “posesión diabólica” ha sido sustituida por el “machismo imperante” y la “dominación del patriarcado”, y su nuevo vocablo, “violencia de género…”

Sustitución que se ha realizado cambiando la lucha de clases del marxismo y del comunismo, que tantos millones de muertos ha producido en la historia de la humanidad…

Decía, sustitución que se ha realizado cambiado ahora la lucha de “clases”, por la lucha del “género”, o del sexo…

¡Y posee una muy fuerte carga emocional, similar a la que tuvo la palabra “brujería”, siglos atrás…!

25


Quienes ponen en cuestión la doctrina oficial, son tachados de “herejes”, y “quemados” e incinerados, en los medios de comunicación públicos…

Igual que en Salem, se justifica la persecución de las brujas, para proteger a las “víctimas indefensas”, y librar así del mal, a toda la comunidad…

Sin embargo, todo responde a intereses de poder de grupos minoritarios, y que quieren hacernos creer falazmente que son mayoritarios, tomando la calle al asalto con sus algaradas…

Además de obedecer a muy oscuros fines ideológicos, del marxismo, como denuncio en mi último libro: “La revolución del género...”

Hoy en día los medios de comunicación, han sustituido al vehemente pastor calvinista, y reciben su suculenta parte del pastel, en forma de campañas de publicidad institucional, o de la “pauta oficial publicitaria…”

No sólo informan de cada asesinato, con abundancia de detalles morbosos, sino que van numerándolos de forma consecutiva: ¡Como si los delitos fueran cometidos por un maléfico conciliábulo…!

26


En realidad se trata de episodios inconexos, muy probablemente diferentes entre sí, cuya responsabilidad debería ser determinada caso a caso por los jueces, no en una causa general contra el maligno…

El carácter discriminatorio de las leyes de la violencia de género, como la del “femicidio” en la Argentina, no ha sido contemplado en ningún momento por los legisladores que las aprobaron, violando y conculcando expresamente entre otros, los principios constitucionales, del derecho a un juicio justo, del derecho a la igualdad, del derecho a la presunción de la inocencia…

¡Por eso denuncio públicamente, las injusticias y la discriminación de estas leyes de la violencia del género, y a las manipuladoras de la opinión pública…!

¡Y esta es la única vía para que la razón triunfe sobre el oscurantismo…!

Mientras que se censuran férreamente desde el poder, las estadísticas, de los asesinatos de hombres a manos de mujeres, que son de un orden similar… Y los asesinatos de niños a manos de sus madres, que son el doble que el de los padres…

27


Para ayudar de verdad a las víctimas, hay que dejar atrás la caza de brujas del medioevo de Salem, y darse cuenta que los casos de violencia no han disminuido (ni disminuirán ni un ápice como en España), tras la aplicación de la ley del “femicidio…”:

¡Lo mismo que las dolencias de las niñas de Salem no remitieron tras encarcelar y ajusticiar a las “brujas…”!

Y quienes demandan mayor dotación presupuestaria para erradicar el mal, no lo hacen por buscar justicia, a la que usan falazmente y como un eufemismo…

¡Sólo lo hacen por intereses espúreos y egoístas, de más poder…!

Sin embargo, ayudar a las víctimas, implica concederles nuestra simpatía y apoyo incondicional, afirmando también con toda contundencia, que hombres y mujeres somos iguales ante la ley, ciudadanos con los mismos derechos, y ser consecuentes con estos principios.

28


Ayudar a las víctimas significa, no promulgar leyes injustas, no fomentar el odio entre colectivos como varones o mujeres, y no criminalizar a la mitad de la población para obtener réditos políticos…

¡No hay un sexo bueno y otro malo!

¡La bondad y la maldad, lo mismo que el buen juicio y la estupidez, están repartidos de forma muy equitativa entre hombres y mujeres…!

Atreverse a criticar, romper el tabú, denunciar la injusticia de las leyes de la “violencia del género”, y a los manipuladores de la opinión pública, es la única vía:

¡Para que la razón triunfe sobre el oscurantismo, para que la libertad de pensamiento prevalezca, sobre las consignas de la ideología, más fascista y totalitaria…!

29


Esto que está ocurriendo entonces, pudo ocurrir, porque además de legislar leyes en apariencia justas, pero que son terriblemente injustas, la ideología de género ha usado como unos verdaderos maestros, los once principios de la propaganda, del ideólogo del nazismo alemán, Joseph Goebbels, que cito a continuación:

Principio de simplificación y del enemigo único: Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo. Principio del método de contagio: Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada. Principio de la transposición: Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan. Principio de la exageración y desfiguración: Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

30


Principio de la vulgarización: Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar. Principio de orquestación: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad". Principio de renovación: Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

31


Principio de la verosimilitud: Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias. Principio de la silenciación: Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines. Principio de la transfusión: Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

32


Principio de la unanimidad: Llegar a convencer a mucha gente de que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad. Que al final se pueden resumir, como bien decía Goebbels, en un solo lema: “Toda mentira, dicha muchas veces, se convierte en una verdad”

Y esto ha sido lo que ha hecho el feminismo hasta la saciedad.

Porque además, su ideología, la ideología del género, está llena de sofismas, falacias, y terribles mentiras, que han sido ocultadas, usando una combinación del pánico moral, de las técnicas propagandísticas de Goebbels, y del “gradualismo”. El “gradualismo”, es ir paso a paso, haciéndose con el poder, desde lo más nimio, hasta lo más importante, y en todos los planos, mediático, político, judicial, etc. O sea, coloquialmente, sin me dan la mano, me tomo el codo, y si me dan el codo, me tomo el hombro, y así sucesivamente, en una acción que no termina nunca.

33


Todo lo anterior, se ha combinado con la doctrina del “mal necesario”.

Siempre, en toda la historia de la humanidad, en el nombre del “bien”, se han hecho las peores atrocidades…

Nicolás Maquiavelo lo reflejó magistralmente, con su frase terrible: “El fin, justifica los medios…”

Que para muchísima gente, con una ambición desmedida, fuera de todo lugar, de todo límite, se lee así: “El fin, siempre, justifica los medios…”

Siempre, los movimientos ideológicos se han cubierto de eufemismos, que no son otra cosa que “buenismos”, buenas intenciones, buenas palabras, pero que no son otra cosa que un camuflaje, que oculta y vela, las verdaderas intenciones…

Que no son otras siempre, más que la toma del poder, a cualquier precio, sin límite ni contención ningunas…

34


Avanzando todavía un paso más en la concepción del asalto al poder de Maquiavelo, nos encontramos con la doctrina del “mal necesario…”

Esta doctrina ha sido usada hasta el paroxismo en nuestra sociedad contemporánea…

"El mal necesario", es la justificación que se inventó, para tapar "moralmente", las masacres de civiles, en los terribles bombardeos a las ciudades de Europa y Japón, en la Segunda Guerra Mundial, que terminaron en el Napalm y la bomba atómica…

Los aliados deberían por ello de haber sido juzgados por genocidas.

El mal en el ser humano, siempre se justifica, reitero, con el pensamiento de Maquiavelo, "el fin justifica los medios…"

Pero los medios son al final, el encarcelamiento, la hambruna, la persecución, cuando no, el asesinato de los seres humanos… Así por ejemplo, en cien años de su existencia como ideología, el comunismo y el socialismo, ya mataron a más de cien millones de seres humanos…

35


Los medios son al final, la muerte de los seres humanos… Y el fin es el poder absoluto, camuflado de "buenismos", o buenos fines, eufemismos que encubren la maldad más terrible, y la muerte…

La historia del feminismo, del homosexualismo, de la ideología de género que sustenta a estos movimientos, desvela su maldad intrínseca, en este mismo sentido...

La ideología de género, no es otra cosa más, que una versión “camuflada” del comunismo y del marxismo… Donde se sustituyó “la lucha de clases”, por “la lucha de los sexos… (O del género…)” El “buenismo”, las “buenas intenciones”, la justificación para el mal, por la ideología de género, por el feminismo, y por el homosexualismo, pasa por palabras grandielocuentes, como “equidad”, “igualdad”, “diversidad”, “racismo”, “xenofobia”, “víctimas”, y un sinnúmero de otras muchísimas más…

Pero que, vaciadas de todo contenido, y sentido original, sólo camuflan, la maldad intrínseca de estos movimientos y de su ideología…

36


Porque en nombre de este, el “mayor bien para la humanidad entera”, que es lo que pregonan a diestra y siniestra, pregonan por doquier estos movimientos, se están haciendo las peores atrocidades legales, destruyendo y conculcando al estado de derecho, a la ley, y a la Constitución…

Sí, el valor más supremo de todos, es el valor de la vida misma… Y en nombre de “salvar la vida de todas las mujeres del mundo”, estos movimientos feministas y homosexualistas, han ya logrado la absoluta imposición de la ideología de género, casi en el mundo entero… Como había que “salvar la vida de todas las mujeres del mundo”, les fue anulada a los hombres, por su condición de sexo (género), decía, les fue anulada su ciudadanía…

Y esto se hizo así: “¡Porque para lograr el bien superior (salvar la vida de todas las mujeres del mundo), había que hacer un “mal necesario” (anular la ciudadanía de los hombres)!”

37


Así pues, los hombres perdieron la presunción de la inocencia…

La presunción de la inocencia, el pilar fundamental del derecho, del estado de derecho, y de la ley…

Y la perdieron, porque los políticos, los jueces, los legisladores, todos los que detentan el poder, usaron la doctrina del “mal necesario…” Era un “mal necesario”, destruir al estado de derecho, destruir la ley, conculcando la presunción de la inocencia… Era un “mal necesario”, para salvar la vida de todas las mujeres de la humanidad… Era un “mal necesario”, colocarles a todos los hombres, la estrella de David en el pecho, sólo por su condición de sexo masculino… Como también hicieron con los judíos en la Alemania Nazi…

38


Así, como ya escribí en mi cuarto libro, “La revolución del género… (O del sexo…)”:

¡La "revolucion" del género! (O del sexo) http://issuu.com/franciscoantoniocerongarcia/docs/la_ revoluci__n_del_g__nero__portada Enlace de descarga de la “La revolución del género”, en formato PDF:

http://www.dropbox.com/s/6ii3y4oat78wmee/La%20P romesa%20IV%20%28con%20Firma%20Digital%20FMNT %29.pdf?dl=0

Decía, así como ya lo escribí:

Este mismo es el camino que usó Hitler y la Alemania Nazi, para llegar a las más terribles atrocidades, y a los millones de muertos a los que llegó…

39


Este mismo también, fue el camino y la justificación, que usaron Lenin, Stalin, Mao, los Jemeres Rojos, el Che Guevara, Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y muchísimos otros, de una lista interminable, de asesinatos y atrocidades, a millones de seres humanos, en toda la historia de la humanidad entera…

Y todo esto sólo pudo suceder, por dos razones:

La primera, es que los pueblos, las naciones, que olvidan su historia, están condenados a repetirla…

El mundo entero, ya ha olvidado, los genocidios del Marxismo, ya con más de cien millones de muertos… Y también los genocidios del Capitalismo, con los millones de muertos por ejemplo, con los bombardeos a civiles de la Segunda Guerra Mundial…

40


La segunda, es que el Capitalismo ha logrado destruir ya, el espíritu crítico, el juicio crítico, la capacidad de pensar y de analizar, del ser humano…

Y lo ha hecho de muchísimas maneras, vendiéndonos los cantos de sirena del progreso, tecnológico, científico, económico, etc. Así, en lugar de una educación integral y humanista, hoy día sólo se forman especialistas, que saben mucho de una cosa, y nada de todo lo demás… Y la lista es tan larga, que tendría que redactar otro escrito al respecto…

Pero, al Capitalismo, sólo le quedaba un último resquicio para dominar el mundo a su antojo: “la familia…” Pues así seríamos todos, toda la humanidad por entero, obedientes “consumidores…”

Y el pilar de la familia, es precisamente, quien genera la vida, el hombre, el padre…

Por ello, financiaron a los movimientos feministas y homosexualistas, logrando la destrucción de la figura paterna, del hombre, de la ciudadanía del hombre…

41


Por eso, como escribí ya en mi cuarto libro, en su capítulo final, muy paradójicamente, el marxismo terminó derrotando al capitalismo, e imponiéndose en el mundo de este nuestro Siglo XXI.

Pero, bien dije también, como dicen los españoles: “Que de aquellos barros, vinieron estos lodos…”

Hitler destruyó a su propia nación, y a media Europa, pero todavía aún peor:

¡El fascismo de la ideología del género, de los movimientos feministas y homosexualistas, sólo nos está llevando ya, no a la destrucción de un continente, como en la Segunda Guerra Mundial, sino peor aún, a la destrucción de la humanidad entera…!

Sintetizando y ordenando todo lo dicho, ya que la ideología del género forma un “corpus” desordenado, contradictorio, e incoherente: “El Género es usado como una feroz herramienta de asalto al poder.”

42


Así la llamada “teoría”, “enfoque”, “mirada”, etc., de “género”, es una ideología.

Esta es la ideología más radical de la historia, puesto que si logra imponerse, destruirá al ser humano y acabará con la sociedad.

Además de ello, esta ideología es la más sutil de todas cuantas han existido, porque no busca imponerse por la fuerza de las armas, como por ejemplo el marxismo y el nazismo, sino utilizando la propaganda para cambiar las mentes, sin aparente derramamiento de sangre.

Sin embargo, esta ideología, antes o después, desaparecerá, precisamente por su falsedad intrínseca.

Pero lo hará dejando tras de sí, un tendal de víctimas.

Como toda ideología, busca la conquista de las voluntades, para utilizarlas con un fin espúreo.

43


Por ello, la ideología de género es ambigua, y usa el engaño como un medio necesario, para alcanzar la toma del poder.

La razón de este proceder es simple de comprender:

Quienes pretenden utilizar a los demás en su propio provecho, no pueden decirlo abiertamente.

El ideólogo de género, utiliza el engaño como una herramienta diaria de trabajo, con la manipulación del lenguaje, logrando un verdadero “lavado de cerebro”, como sucede en las sectas, pero con dimensiones globales.

Esta táctica se aplica utilizando para ello los medios y el sistema educativo formal.

44


La estrategia tiene tres etapas:

La primera consiste en utilizar una palabra del lenguaje común, cambiándole el contenido en forma subrepticia. En la segunda, se va “bombardeando” a la opinión pública, a través de los medios de educación formales como la escuela, e informales como los medios. En ellos se utiliza el viejo vocablo, pero girando progresivamente hacia el nuevo significado del mismo.

Y en la tercera, finalmente la gente acepta el término antiguo, con el nuevo contenido.

Esta ideología tiene varias locuciones que utiliza para manipular hábilmente el lenguaje.

La principal es la palabra que la denomina, es decir el vocablo género. Además, en una compleja articulación utiliza otros términos, que le resultan convenientes para completar la argumentación ideológica.

45


Entre ellos se destacan los siguientes:

Opción sexual, igualdad sexual, derechos sexuales y reproductivos, salud sexual y reproductiva, igualdad y desigualdad de género, “empoderamiento” de la mujer, “patriarcado”, “sexismo”, ciudadanía, “derecho” al aborto, embarazo no deseado, “tipos” de familia, “androcentrismo”, “matrimonio” homosexual, sexualidad poliforma, “parentalidad”, “heterosexualidad obligatoria”, y “homofobia”.

Como puede verse, se trata de un nuevo lenguaje, de características esotéricas, y cuyo objetivo es provocar la confusión semántica.

En el lenguaje se define el género masculino, femenino o neutro de las palabras, de manera arbitraria, sin que medie relación alguna con la sexualidad.

Por ejemplo: la mesa es de género femenino y el vaso es de género masculino, sin que en ninguno de ambos casos, haya connotación sexual alguna.

Extrapolando esto a los seres humanos, se pretende sostener que hay un sexo biológico, con el que nacemos y, por ende, resulta definitivo; pero a la vez, toda persona podría construir libremente su sexo psicológico o género.

46


Al comienzo, se usan los términos sexo y género, de un modo intercambiable, como sinónimos, y luego, cuando la gente ya se acostumbró a utilizar la palabra género, se le va añadiendo, imperceptiblemente, el nuevo significado de “sexo construido socialmente”, por contraposición al sexo biológico.

El proceso final, es el común de los mortales hablando de género, como una autoconstrucción libre de la propia sexualidad; aun cuando esto no es posible. Y la afirmación de que es posible lo imposible, exterioriza el “lavado de cerebro” de buena parte de la sociedad. Según esta ideología, la libertad para “construir” el propio género, debe interpretarse como sinónimo de una autonomía absoluta. Y esta, en dos sentidos simultáneos:

Cada uno interpreta como se le antoja, qué es ser varón y qué es ser mujer; interpretación que, además, el sujeto podrá variar cuantas veces lo estime conveniente.

47


Cada persona puede elegir hoy y ahora, si quiere ser varón o mujer, con el contenido subjetivo que ella misma haya dado a esos términos, y cambiar de decisión cuantas veces le plazca.

Así que no solamente cada uno podría definir sin límite alguno el contenido de la masculinidad y la feminidad, sino que también podría ponerlo en práctica sin límite alguno. A esa elección absolutamente autónoma, la denominan opción sexual. Ahora bien, en la “construcción” del género, interviene también la percepción que el resto de la sociedad tiene, sobre lo que es ser varón o ser mujer. Y esto crea una doble interacción:

Por un lado, cada persona con su concepción del género influye en la sociedad; y por el otro, la sociedad toda influye en lo que cada persona percibe, como el contenido del género. Por esto se afirma que el género sería el “sexo construido socialmente”.

48


Este juego de palabras no es inocente:

Primero se le ofrece a la gente la ilusión de la autonomía absoluta en materia sexual; pero, luego de ello, quienes detentan el poder real son los que eligen, y a su conveniencia, el modo en que podrán ejercer la sexualidad, los carentes de poder.

Otro aspecto es que si el género se construye autónomamente, no tiene sentido las concepciones de la complementariedad de los sexos; y por ende, la norma de la heterosexualidad para contraer nupcias. El matrimonio sería entonces sólo una opción para quienes lo deseen, pero sería recalco, sólo una opción más, de igual valor que la cohabitación sin compromisos, las relaciones ocasionales, la prostitución, la homosexualidad, la pederastia, el bestialismo, etc. Cada uno elegiría autónomamente lo que quiere y le gusta.

Y no sólo que nadie debería impedírselo, sino que el Estado debería facilitarle los medios a cada persona, para satisfacer sus instintos sexuales a su gusto, minimizando el riesgo de un embarazo no deseado, o de contraer una enfermedad sexualmente transmitida.

49


El único límite tolerable sería la prohibición de las relaciones sexuales no consentidas, aunque todo niño o adolescente estaría facultado para prestar un consentimiento válido a cualquier forma de trato genital. Ese ejercicio sin límites, y los medios para evitar los embarazos y enfermedades de transmisión sexual, son denominados derechos sexuales y reproductivos. Paralelamente, la salud sexual y reproductiva sería el ejercicio sin límites de la sexualidad apetecida por cada quien, sin contraer ninguna enfermedad.

La desigualdad de género sería la que ocurre, cuando los varones están a cargo de la vida pública, el poder político y el trabajo; y las mujeres de la vida privada, la procreación y educación de los hijos. La función doméstica y la que cumple la mujer al concebir, les impide a las participar en la vida pública, y por ello, compartir el poder.

Así, la maternidad es vista como un mal intrínseco por el feminismo, que reivindica por ello, el derecho al aborto.

El empoderamiento de la mujer, tendería a superar la desigualdad de género, al hacerla partícipe del poder político, el trabajo y la vida pública.

50


Por contraposición, la igualdad de género, no es la igualdad de derechos entre mujeres y varones. La igualdad de género significa que mujeres y varones seríamos iguales, pero en sentido de idénticos; esto es, absolutamente intercambiables. Esto es una consecuencia del presupuesto antropológico, según el cual todo ser humano podría, con absoluta autonomía, elegir su propio género, y esto vale igualmente tanto para varones, como para mujeres. Por ello, la diferencia biológica sexual es percibida casi como una provocación a la confrontación, y no como un llamado a la complementariedad.

Otros vocablos que integran esta ideología son el sexismo y la homofobia. El sexismo sería cualquier límite puesto a la conducta sexual. Por ejemplo, prohibir la prostitución, la pornografía, la esterilización voluntaria, la homosexualidad, etc., todas ellas serían leyes sexistas. Porque si cada uno construye su género autónomamente, sin restricción alguna, es tan válido ser heterosexual como homosexual, bisexual, transexual, travestido, transgénero, y todo lo que pueda ocurrírsele a la imaginación más frondosa.

Finalmente, la homofobia, sería considerar que las relaciones naturales entre los seres humanos, son las heterosexuales, porque esto implicaría tener fobia a la igualdad, entendida como identidad, entre los géneros...

51


No debe escapar al lector, que el apoyo a la Agenda de Género viene de grupos activistas, todos interrelacionados de alguna forma o con intereses comunes, pero de alguna forma distinguibles:

Controladores de población; libertarios sexuales; activistas de los derechos de los homosexuales; los que apoyan el multiculturalismo o promueven lo políticamente correcto; ambientalistas extremistas; progresistas neo marxistas; posmodernistas o deconstruccionistas, naturistas, veganistas, animalistas, etc. La Agenda de Género también tiene el apoyo de liberales influyentes en los gobiernos y corporaciones multinacionales”. (O’Leary, Dale, “La Agenda de Género. Redefiniendo la igualdad”, Ed. Promesa, San José de Costa Rica, 2.007)

En las Naciones Unidas creen que lo que el mundo necesita es:

Menos personas; más placer sexual; la eliminación de las diferencias entre hombres y mujeres; que no existan madres a tiempo completo.

52


La ONU reconoce que aumentar el placer sexual podría aumentar el número de bebés y de madres; por lo tanto, su receta para la salvación del mundo es:

Anticonceptivos gratis y aborto legal; promoción de la homosexualidad (sexo sin bebés); cursos de educación sexual para promover la experimentación sexual entre los niños, y enseñarles cómo obtener anticonceptivos y abortos, que la homosexualidad es normal, y que hombres y mujeres son la misma cosa; eliminación de los derechos de los padres de modo que estos no puedan impedirles a los niños que tengan sexo, educación sexual, anticonceptivos y abortos; cuotas por igual para varones y mujeres; todas las mujeres en la fuerza laboral; desacreditar todas las religiones que se opongan a esta agenda. Esta es la ‘perspectiva de género’, y quieren ‘implementarla’ en todos los programas, a todo nivel y en todos los países”.

53


La ideología de género, por ser falsa y antinatural, al final termina por no convencer, y por ello sólo puede implantarse en forma totalitaria. Se trata de imponer una nueva antropología, que es el origen de una nueva cosmología, y que provoca un cambio total en las pautas morales de la sociedad.

El rechazo a esta visión ideologizada y falsa, de las relaciones entre los sexos, no debe llevarnos al extremo opuesto, como sería el negar que hubo discriminaciones injustas contra las mujeres; en especial en las culturas no cristianas. En realidad, los “heterosexuales” no existen.

Todos los seres humanos con respecto a la sexualidad, podemos ser solo varones o mujeres. No existe ningún “tercer sexo”.

Es cierto que hay personas con anomalías sexuales de muchos tipos. Esto es verdad. Entre tales anomalías hay algunas de origen biológico como el hermafroditismo; y otras de origen psíquico como la homosexualidad, el lesbianismo, el travestismo, etc.

54


Ahora bien, quien utiliza el término “heterosexual” para contraponerlo a “homosexual”, implícitamente está afirmando que ambas categorías son igualmente válidas y opcionales; por eso unos elegirían ser “heterosexuales” y otros “homosexuales”. La realidad es la contraria: la normalidad física y psíquica en materia de sexualidad tiene dos versiones únicamente: mujer y varón. Entonces, la “heterosexualidad” no existe.

Del mismo modo que a nadie se le ocurre llamar a una persona “no leproso” o “no diabético”, por contraposición a un “leproso” o un “diabético”. Es tan absurdo como incorrecto hablar de “heterosexuales”. Este vocablo no es inocente, aun cuando la mayoría de la gente utiliza el término, sin percibir que está siendo manipulada semánticamente.

55


Hablé ya entonces hasta ahora, de las técnicas usadas por el feminismo, entre otras, la legislación de leyes aparentemente justas, pero que son desde su misma raíz, verdaderamente injustas, hablé del pánico moral, de las técnicas de propaganda de Goebbels, del gradualismo, de la doctrina del mal necesario, y me queda por enunciar nuevamente, el último y más efectivo recurso, con el que el feminismo está terminando ya por conquistar el poder, en el mundo entero.

Me refiero al sistemático ataque semántico del idioma, provocando la destrucción de la lengua, y que el feminismo camufla como “deconstrucción”.

Que un Gobierno haya decidido combatir el «amor romántico» entre los jóvenes, para cualquier persona con sentido común, sonaría a una broma de muy mal gusto, propia del día de los inocentes, el 28 de diciembre...

Pero, no es una fantasía, ni una broma, sino la locura más absurda...

En el Reino de la Injusticia, en que se ha transformado el Reino de España, por la alienación del feminismo, y de las minorías homosexuales, que han copado el poder absoluto en dicho país, esta locura, se ha transformado en una realidad...

56


"¡El Gobierno de Canarias decide combatir el «amor romántico» entre los jóvenes...!"

Artículos del Periódico ABC de España: http://www.abc.es/local-canarias/20140714/abciamor-romantico-parlamento-201407121811.html http://www.abc.es/local-canarias/20140605/abcicanarias-amor-romantico-201406042152.html

Pero, antes es necesario entender, una palabra que usan las feministas, como el eufemismo de la "igualdad", para "camuflar" sin embargo, la desigualdad más absoluta, y la destrucción de la figura paterna, y por ende de la familia…

Estas Señoras tan retorcidas, viven llenas de eufemismos, porque si hablaran con las palabras coloquiales, que usamos todos los días, no habrían podido engañarnos tan terriblemente como ya lo han hecho.

El eufemismo del que hablo, es "deconstruir".

57


(Del Diccionario de la RAE)

"Deconstruir": Deshacer analíticamente los elementos que constituyen una estructura conceptual.

La deconstrucción tiene sus raíces en los escritos del filósofo francés, Jaques Derrida.

"Es la búsqueda de contradicciones y falsos supuestos".

Esta palabra fue usada, de la siguiente manera por la directora del Instituto Canario de Igualdad, Elena Máñez, quien destacó que:

"Es necesario deconstruir el modelo de amor romántico..."

58


O sea que, para esta Señora, el amor está tan lleno de contradicciones y falsos supuestos...

¡Eureka porque descubrió lo que ya todos sabíamos...!

Pero su falacia es suponer que esa, es la razón de la violencia de género...

¡Y por ello, hay que perseguir al amor entre los jóvenes, como forma de erradicar de raíz, la violencia de género...!

Claro, que para esta Señora, quien como muchas feministas, seguramente será lesbiana, y por ello, jamás habrá conocido el amor de un hombre, y por eso su concepción del amor, pasa mayormente por la homosexualidad, empoderándola como hace también ahora el Gobierno de España y el mismo Ministerio de Educación (con manuales homosexuales para los niños y adolescentes), y haciendo escarnio, mientras que se destruye así, al amor y a la familia...

Y esta Señora, como todas las feministas (y homosexuales), han olvidado que fueron engendradas por un padre...

59


Han olvidado, que fueron amadas por un padre, y por eso persiguen patológicamente a todos los hombres, con la falacia de que "todos", son asesinos...

Pero niegan, y no reconocen, y no podrían, porque se les caería todo el "andamiaje" ideológico con el que han copado el poder en España, decía, no podrían reconocer nunca, que la violencia no es por el género, o el sexo, sino que lo es de las personas, una por una, tanto de hombres, como de mujeres... “¡La falacia feminista más terrible, es decir que la violencia lo es por el género, cuando sólo es de las personas, una por una!”:

¡Todas ustedes, las feministas, son las nuevas fascistas del Siglo XXI, y las reto a un debate público, donde salgan a la luz todas sus falacias y mentiras atroces!

60


¡Por eso todas ustedes no creen en el amor, pero sí en la pederastia, la pedofilia, y todas las aberraciones sexuales de sus líderes feministas!

Así la pintura «Hylas y las ninfas», obra de JW Waterhouse, fue retirada del museo británico que la tenía expuesta al público, la Manchester Art Gallery, por la “censura” fascista del feminismo…

Para el feminismo, el amor heterosexual, debe ser destruido, y lo califican de mito, o sea de que no es real para ellas, que son en su mayoría lesbianas, y lo califican también de estereotipo, porque sólo es valedero para ellas lo homosexual.

Estas pervertidas y degeneradas, sin excepción ninguna, promueven abiertamente también como ya he dicho, además de la homosexualidad, la pederastia y la pedofilia, tal como lo dicen públicamente sus dirigentes españolas, europeas, americanas, y mundiales, y cuyas declaraciones al respecto transcribo literalmente en mi cuarto libro: “La revolución del género… (O del sexo…)”.

61


Y su Gestapo, que son los “Observatorios de violencia contra las mujeres”, que entre otros, empiezan ya a quitarse la careta falaz y mentirosa de la justicia para la mujer, y a mostrar su verdadero rostro de lobas y amazonas, tal y como el comunismo reeducó en el siglo pasado a las sociedades donde se hizo con el poder.

San Valentín, que celebra el amor heterosexual, según ellas, tiene que ser tachado de nuestra sociedad por su ideología perversa y enfermiza. Así pues, otra “perlita” de la “reingeniería” o “deconstrucción social” del feminismo es, donde los demás ven como algo “normal” cortejar a una mujer, sin embargo esto es para estas delirantes, “acoso”, mientras que ven bien que se practique la pederastia, la pedofilia, y la homosexualización, como ya está pasando en España, en Europa, en Canadá, en EEUU, y en el mundo entero…

Claro, que ninguna de estas mal nacidas, aprendió todavía, que todos nacimos de un padre y una madre, así seamos como ellas mismas (o ellos mismos), “bolleras” y lesbianas (sodomitas, maricones, putos, gays, transexuales, etc.); o sea:

¡La suma de todas las perversiones de la humanidad entera…!

62


Así, la violencia “femenina” de las madres, es el doble que la “masculina” de los padres, asesinando el doble de niños que ellos…

Pero, claro, estas estadísticas reales no interesan, porque pone el foco en las verdaderas víctimas, que son los niños, decía, no les interesan, porque no podrían haber llegado a copar el poder con ellas, tal como ya lo han hecho ocultándolas…

Lo mismo que las cifras de los asesinatos de hombres por parte de mujeres, y que son de un orden similar, aunque un poco menor, que las de los de los asesinatos de mujeres, por parte de hombres…

Esto ya tiene una trascendencia en lo real, como por ejemplo en el caso del asesinato de Fernando Pastorizzo por Nahir Galarza, donde el feminismo ya fue a agredir la casa y la familia del difunto, porque siendo ella la asesina y victimaria, sin embargo consideran de una forma aberrante y delirante, que la víctima es la misma victimaria…

63


Y así, ya se han legislado leyes que violan flagrantemente la Constitución, como la del mismo femicidio o feminicidio, donde una mujer sólo purgará por el mismo delito, sólo la tercera parte de los años que purgará un varón:

¿Por qué tiene que valer menos la vida de un hombre, que la de una mujer, conculcando entre otros el principio de la igualdad ante la ley…? Pero, como bien decía el dicho: “En el pecado, ya se lleva la penitencia…” Así, nuestros hijos varones, nietos, bisnietos, y tataranietos, serán perseguidos de por vida y siendo inocentes, como ya ocurre en España, y esto ocurrirá porque como decía Edmund Burke: “Para que triunfe el mal, es suficiente con que los buenos no hagan nada...”

La obra que un museo británico removió, un desnudo femenino, en el contexto del movimiento #MeToo (https://twitter.com/search?q=%23MeToo&src=tyah) y #Times’up (https://twitter.com/hashtag/TimesUp?src=hash):

¿No fue esto lo mismo que se hizo con los judíos en la Alemania Nazi, en que se "marcaba" sus casas pintándolas, para luego destruirlos...? Al más puro estilo del fascismo totalitario…

64


La ideología de género, es el nuevo fascismo del Siglo XXI, irracional y anticientífica.

Camuflada con el eufemismo de la igualdad, sin embargo, este movimiento sólo busca privilegios y poder absoluto, destruyendo a la figura paterna y a la familia, que es el pilar de toda sociedad.

Una ideología llena de terribles falacias, y absolutamente fascista, racista y xenófoba, hacia los heterosexuales, hacia los padres, y hacia la familia.

¡Les acuso a las feministas de violar la Constitución, y entre otros principios fundamentales, precisamente el de la igualdad! ¡Y las leyes “feministas” (y homosexualistas) que se han legislado, todas, violan la Constitución, en particular, el principio de la presunción de la inocencia!

65


En cuanto a su líderes, su totalitarismo fascista está certificado por el bloqueo que me tienen a mi persona, en todas las redes sociales, ya que no pueden contra argumentar, porque mis argumentos les voltean a su colectivo todas sus banderas, y sus argumentos falaces y mentirosos, y sólo les queda la censura fascista, como último recurso. Si los homosexuales, sean “trans”, o de cualquier otro de los miles de tipos, que se han inventado ellos mismos, con su falacia y su eufemismo de la "diversidad", se declaran asimismo "sanos", y no sólo ellos, sino también los declara "sanos" la OMS, la Organización Mundial de la Salud:

¿Por qué entonces, tienen que tener un cupo del 5% de puestos de acceso directo en la administración?

¡Si son "sanos", que trabajen, se esfuercen, estudien, y concursen, como todos los demás ciudadanos!

Pero, aquí de lo que se trata, no es de justicia, ni mucho menos, con la excusa de la reivindicación histórica...

¡Aquí de lo que se trata, es de la toma y el asalto del poder a cualquier precio, no para tener los mismos derechos civiles que los heterosexuales, sino para tener privilegios absolutos, como el del 5% ya citado…!

66


La acusación de los homosexuales, siempre es el recurso a la homofobia, otro ardid, otro eufemismo, que se inventan sólo para estigmatizar, descalificar, y perseguir, censurándolos, a los que destruyen la falacia de su movimiento, ya sea políticamente, o mediáticamente, porque no se pliegan, y no se rinden, ante su ideología fascista, totalitaria, y anticientífica...

Su mentira y su falacia más atroz, con mucho, tiene que ver con la ciencia...

¡Por mucho que se operen, con un cambio "ficticio" anatómicamente, de su sexo masculino al femenino, y viceversa, los homosexuales, seguirán siendo tanto hombres, como mujeres, porque su sexo no lo determina sus sentimientos personales (esta es su mayor mentira), sino la recombinación cromosómica XY o XX, que biológicamente, y científicamente, hacen un macho o una hembra...!

Podrán operarse todo lo que quieran, quitarse penes y ponerse vaginas y pechos, pero cada una de sus células, llevará impreso de por vida el DNI biológico de los genes XY o XX, siendo por siempre así, varones o mujeres...

67


Esta es la verdad científica, y todo lo demás son sólo las mentiras y las falacias, con las que quieren engañarnos, haciéndose las víctimas, cuando ellos mismos dicen que son "sanos", sólo para copar el poder, con la ayuda del feminismo, a cualquier precio...

¡Reto a un debate público al respecto a cualquier homosexual o feminista, que se atreva a discutir públicamente sus argumentos, falaces y mentirosos...!

La Policía del Pensamiento (nombre original en inglés: Thought Police; en neo lengua: Thinkpol) se refiere a una organización policial ficticia presente en la novela de George Orwell 1984. Se considera que está inspirada en la Gestapo y en la NKVD.

La organización orwelliana se caracteriza por arrestar a los "ciudadanos" que "piensan" en cosas que van en detrimento de las consignas del Partido. El crimen de pensamiento ("crimental" o "pensacrimen") es lógicamente el más grave de todos los crímenes sancionados por el Partido.

68


La Policía del Pensamiento utiliza unas máquinas llamadas telepantallas similares a televisores provistos de un micrófono integrado, los cuales permiten a los agentes de la Policía del Pensamiento escuchar las conversaciones realizadas entre las personas que se encuentran a cierta proximidad de la telepantalla.

El Partido obliga a los ciudadanos (principalmente a aquellos que tenían una vida sexual activa constante o a aquellos que ocupaban cargos dentro del Partido, siendo mayor el control cuanto más se ascendía en el escalafón) a poseer telepantallas en sus casas y oficinas, al punto de eliminar todo rastro de privacidad en la vida del individuo. Aparte de las telepantallas, ejercían el control mediante el uso masivo de micrófonos en las calles e, incluso, en el campo. El castigo por "pensar mal" es ser secuestrado y torturado para hacer confesar los crímenes de pensamiento y, en última instancia, si el sujeto se resistía, ser llevado a la Habitación 101, donde se le quebrantaba definitivamente.

69


Los proles (término con el que se designa al proletariado) estaban prácticamente libres del control que ejercía la Policía del Pensamiento. La delincuencia era algo común y muy extendido entre los proles, pero dado que todo eso no afectaba al Partido, se permitía: el control de la Policía se reducía a unas cuantas telepantallas y a la eliminación de elementos que fueran potencialmente peligrosos por estar desarrollando su inteligencia. Como se afirma en la novela, "los proles poseían libertad intelectual, porque estaban desprovistos de intelecto". Lo importante era que el fervor al Gran Hermano se mantuviera en el Partido, con el fin de que este no perdiera la confianza en sí mismo y fuese derrocado. En la película 1984, los miembros de la Policía del Pensamiento visten de negro, casco modelo británico, porra y cinturón negro, con las insignias del Partido en el cuello, igual que la infantería del Ejército, aunque sin mochila, con un fusil y un cinturón atado a los hombros en forma de Y.

Esto que acabo de describir, la novela de Orson Wells, es ya una realidad concreta en la España del Siglo XXI, donde se acaba de crear una “policía del pensamiento”, una “policía homosexual”, para perseguir y encarcelar a todos los heterosexuales, que no se resignen y se resistan a la toma del poder por los homosexuales, y a la “sodomización” de nuestros niños, y de la sociedad entera, con el exterminio de todos los heterosexuales…

Así, el mayor triunfo demonización de la infancia!

de

Satanás

sería:

¡La

70


71


Primero, vinieron a buscar a los comunistas, y no dije nada, porque no era comunista.

Luego vinieron a por los judíos, y no dije nada, porque yo no era judío.

Luego, vinieron por los sindicalistas, y no dije nada, porque yo no era sindicalista.

Luego vinieron por los católicos, y no dije nada, porque yo era protestante.

Luego vinieron por mí, pero para entonces, ya no quedaba nadie, que dijera nada.

Martin Niemöyer fue un pastor luterano alemán (Lippstadt, Renania del Norte-Westfalia, 14 de enero de 1892 – Wiesbaden, Hesse, 6 de marzo de 1984).

72


En la cultura universal, la figura de Herodes es el arquetipo de los opresores, que no dudan en cometer crímenes, inclusive el asesinato múltiple de víctimas indefensas, por miedo a perder el poder…

De todo lo que descubrí, y desvelé, del feminismo, lo que más me sorprendió fue, su pulsión desbordante, su pulsión de muerte…

En el Psicoanálisis se suele representar a la madre como las fauces de un cocodrilo, que contienen entre sus mandíbulas a un bebé recién nacido… Y al padre se lo suele representar como un “palito”, puesto entre las fauces, a las que sostienen, evitando que el bebé sea devorado por el cocodrilo… Claro, que no es la versión “edulcorada” del cuento de la “Cigüeña” que traía a los bebés de París, y que fue como en mi niñez me enseñaron y explicaron todo lo concerniente al sexo, la procreación, y el milagro de la vida misma…

En aquella época, hace ya más de medio siglo, con casi sesenta años que voy pronto ya a cumplir…

73


Decía, en aquella época, los niños éramos tan inocentes, que nos creíamos cualquier cosa que nos contaran…

Pero hoy en día, la maldad está tan multiplicada y acrecentada, que con la influencia además de los medios masivos de comunicación, que sólo difunden discursos e imágenes de la muerte… Decía, que en aquella época, éramos “tontos” u “opas”, a comparación de la “sagacidad” y “viveza” de los niños de hoy en día, educados en los videos juegos y en la televisión, educados en la cultura de la imagen…

Claro, que nosotros fuimos educados en los mitos, en los cuentos, como los de Walt Disney, que odian hoy en día ferozmente las feministas, descalificándolos, porque dicen que es una versión “rosa” y edulcorada, la del príncipe azul, y la de la Princesa Blanca Nieves…

Como las feministas no creen, ni practican el amor, y no me refiero necesariamente al sexo, sino al AMOR, como palabras mayúsculas, entendido como solidaridad, piedad, empatía por los demás…

74


Ellas, las feministas hablan de “sororidad…” Un extranjerismo anglófono, y cuyo origen proviene de las sectas secretas de las universidades norteamericanas, y que ellas imaginan que significa algo así como una solidaridad “femenina…”

Pero, las sectas universitarias, no son nada “solidarias”, y si muy “despiadadas” y sanguinarias… Nada más que ver los ritos “iniciáticos” de ingreso de los neófitos, con pruebas tan terribles, que a veces, cuestan, literalmente, hasta la vida misma… Es imposible la “sororidad”, o la “solidaridad” femenina, que ellas “imaginan” de una forma delirante… Es imposible además, por los celos femeninos…

No puede existir una amistad verdadera entre una mujer y otra, que no esté mediada, limitada, por los celos femeninos… Y el mejor ejemplo son los celos entre las madres y las hijas…

De esto, el Psicoanálisis sabe mucho, y al que quiera saber más, lo remito a él…

75


De lo que estoy hablando entonces, es del rasgo cruel y sanguinario del feminismo…

Del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: “sanguinario”, “sanguinaria” Del latín “sanguinarius”.

1. Adjetivo: Feroz, vengativo, que se goza en derramar sangre.

2. f. Piedra semejante al ágata, de color de sangre, a la cual se atribuía la virtud de contener los flujos.

76


“cruel” Del lat. “crudēlis”. Sup. irreg. crudelísimo, cult.; reg. cruelísimo.

1. Adjetivo: Que se deleita en hacer sufrir o se complace en los padecimientos ajenos.

2. Adjetivo: Insufrible, excesivo. Hace un frío cruel. Tuvo unos dolores crueles.

3. Adjetivo: Sangriento, duro, violento. Batalla, golpe cruel. Y lo “sanguinario”, tiene que ver así con la “sangre…”

La sangre de la menstruación, y la sangre de los abortos…

Así, el feminismo ha llevado tan lejos la apropiación de todo, todo lo que pueda existir, que se ha apropiado también, como el mismo Hitler, de la vida de todos los demás seres humanos…

77


Y no me refiero ya solamente a los seres humanos en gestación, o por nacer… Sino y mucho peor aún: ¡Me refiero a los ya nacidos…!

Sí, el feminismo, en su delirio, ha llegado a afirmar que: ¡Hay que matar también a los recién nacidos…! Esto es lo que dijo, con sabiduría excelsa “feminista”, una dirigente feminista española, Noelia Hernández, que se define como activista militante, de Izquierda Unida, licenciada en Económicas, liberal en el sexo, luchadora por los derechos del aborto y se muestra orgullosa de tener el VIH.: Lo recalco: “Hay que pedir al Congreso una ley, para que las mujeres podamos abortar hasta con 9 meses, e incluso recién nacido… Nosotras mandamos” 06/12/2015

http://elmunicipio.es/2015/12/una-dirigente-deizquierda-unida-a-favor-de-matar-a-los-bebes-reciennacidos

78


Sí, es verdad, ellas “mandan…” El homosexualismo y el feminismo, han copado ya con la agenda del género, al poder en el mundo entero, hasta en la misma ONU…

Pero, la muerte esencial que llevan en su ideología, impregna todo su ser, y se creen como Hitler y el Nacional Socialismo, con el derecho de matar ya, a todo ser humano…

¡Porque ellas mandan ya ahora, como lo hizo el mismo Hitler…! Con el “Patriarcado” y el “machismo”, siempre se legislaron leyes, que persiguieron las agresiones a las mujeres, a los hombres, a los niños, a los ancianos, etc., etc., etc…

Pero ahora en cambio, con el homosexualismo y el feminismo, se han redactado leyes, que persiguen a los padres (destruyendo así a la familia), por su condición de hombres, como los nuevos “apestados” y “leprosos”, del Siglo XXI…

79


La diferencia entre ambos regímenes estriba, en que en el “Patriarcado” y en la cultura del “machismo”, todos los hombres, todas las mujeres, y todos los niños, eran “ciudadanos…”

Mientras que ahora, en la cultura del homosexualismo y del feminismo, sólo los homosexuales y las feministas, son “ciudadanos…”

Y tanto los hombres, como los niños y las niñas, perdieron su “ciudadanía…”

Transformándose así las democracias y los estados de derecho: ¡En los reinos de las “Dictaduras del Género…”!

Así pues, las feministas son: ¡Las “eunucas” del Siglo XXI…! Este término: “La mujer eunuco”, no lo ha inventado mi persona, sino que lo acuñó en su libro, y del cual vendió más de un millón de ejemplares en el mundo entero, la escritora feminista australiana, Germaine Greer.

80


Claro, que en cambio, si en vez de ser una ultra feminista, quien hubiera usado esta definición del feminismo a ultranza, hubiera sido mi persona, que pertenezco al género masculino, hubiera sido atacado ferozmente por todas las feministas, como un misógino, que odia a las mujeres, por su distinto género del mío...

Porque para todas las feministas, no existe el hombre “bueno...”

No existe ningún hombre bueno para todas ellas, sino que para todas las feministas, el género masculino es por esencia misógino, y es quien las “esclaviza”, y quien oprime a todas las mujeres, y por eso, el mejor hombre, es el hombre muerto, o al menos, el hombre que esté preso en la cárcel...

Claro también, que todas ellas, todas estas delirantes, en su alienación galopante, olvidaron, censuraron, borraron, y forcluyeron de su mente, que todas ellas, nacieron también de un padre, nacieron también de un hombre...

Hoy día, en el mundo entero, hay un movimiento de liberación de la “esclavitud” de la mujer, a manos del hombre...

81


Hoy día, este movimiento feroz, libra una guerra sin cuartel, sin ningún límite, sin ninguna contención, contra todos los hombres, en especial los padres, sólo por su condición de género... Y verdaderamente, la “excusa” de la guerra, es la liberación de la opresión milenaria “machista...”

Pero, en el fondo, sólo es una excusa...

Porque la verdadera razón, de todas estas feministas, de todo su movimiento, es copar el poder, copar todo el poder, en el mundo entero, y a cualquier precio...

Y la mejor manera que han encontrado estas enloquecidas, es lanzar una caza de brujas, en pleno Siglo XXI, contra todos los hombres, sólo por su condición de género, porque para ellas, todos los hombres, son asesinos...

Claro, que quien las engendró, no las mató, sino que les dio como un inmenso regalo, la vida misma...

82


Pero este movimiento alienante, alienante hasta el propio autosuicidio, busca liberarse del hombre, en el extremo, buscando la reproducción de la humanidad, sin la generación de nuevos seres, por ningún hombre...

Y así, tendrán totalmente en sus manos, no ya sólo el poder político, financiero, económico, judicial, etc...

Sino, que tendrán en sus manos, el poder de la vida misma...

Claro, que olvidan e ignoran, a sabiendas y voluntariamente, que con ello, están delirando, y alienándose cada vez más...

Si yo fuera Orson Wells, quien habría aterrado a sus radio oyentes con: “La guerra de los mundos...”

El tercer ojo todopoderoso, no serían los extraterrestres, sino las feministas, enloquecidas como zombis, en la persecución y destrucción de toda la humanidad entera...

83


Porque, el feminismo, lo que realmente hace con sus acciones, con su movimiento, y con su pensamiento, es destruir a la familia misma... Pero todas estas delirantes llevan ya, en su “pecado”, su propio castigo...

Llevan en su propio síntoma, que es la esterilidad más absoluta, su propio castigo...

Y por eso, han inventado mil y una formas, y variantes, de la familia...

Porque para todas ellas, para todas las feministas, la generación de los seres humanos, por un hombre y una mujer, es “machista” y “misógina...”

Por eso, por su propia esterilidad, las feministas, todas ellas, son seres “eunucos...”

Pero, los eunucos, en toda la historia de la humanidad, fueron los hombres castrados de su sexo masculino...

84


Los hombres castrados, parcialmente de su sexo, por haberles extirpados los testículos, o totalmente, por haberles extirpado también el pene...

Y por eso, todas estas locas, se alegran exultantemente, cuando alguna mujer, se ha comido los testículos y el pene de algún hombre, además de habérselos extirpados, en un ataque habitualmente, de celos “amorosos...”

Pero, la esterilidad, no se presenta en ellas sólo como un síntoma de la incapacidad de generar nuevos seres humanos, sólo por sí mismas, sin la participación de ningún hombre...

Su esterilidad, es mucho mayor, porque su esterilidad, mucho más que una mera cuestión sexual, es una esterilidad esencial, de su propia psiquis...

Y eso mismo, es lo que las tiene enloquecidas, furiosas, furibundas, y alienadas ferozmente...

Y así, la primera consecuencia de ello, es que todas ellas, están forcluídas, negadas, muertas, para el amor...

85


Y como lo saben perfectamente, al menos en su inconsciente, su propio síntoma de esterilidad sale a la luz, permanentemente, con ensayos sustitutivos de la familia, a la que califican de “machista”, retrógrada, y fuera del “modernismo” de los tiempos que corren... Su propio síntoma sale a la luz, con la “diversidad...”

Pero no pueden, ni podrán, así la Ciencia lograse generar un ser humano, independientemente del padre, y sólo con la auto generación de la madre, decía, no pueden peor aún, quitarse de encima, su propia esterilidad mental...

86


Así, por ejemplo, las “Femmen”, de la expresión francesa “femme”, fatale, o sea la mujer fatal…

Las “Femmen” en la Catedral de Notre Dame… Decía, las “Femmen” son una muestra paradigmática, de su propia alienación y enloquecimiento... Pero ya no sólo las “Femmen”, sino que también, este movimiento ha prendido como un reguero de pólvora, en casi todo el mundo, y la locura y la alienación se expanden a marchas forzadas...

87


Porque todo esto de que hablo, de la verdadera razón de este movimiento, cual no es otra que la toma del poder en el mundo, ya ha ocurrido, ya está ocurriendo, y no terminamos todavía de percatarnos de ello, y de sus consecuencias más terribles...

En España, país que se presume un Estado de Derecho, el poder omnímodo que han llegado a adquirir estas enloquecidas, es desbordante, copando ya no sólo la política, sino también la esfera judicial...

En España, este movimiento feminista, tuvo su primer triunfo, con la cesión del poder al mismo, por el Presidente Luis Rodríguez Zapatero, quien ansiaba sentarse en el sillón a cualquier precio...

Y así, les hizo una ley a la medida, una ley penal de autor (como en el Nazismo y el Comunismo), que persigue a todos los padres, sólo por su condición de padres: ¡La Ley Integral de la Violencia del Género! (LIVG)

Y así, suprimiendo la presunción de inocencia de la Constitución del Reino de España, dos millones de niños españoles son huérfanos hoy en día, de padres vivos...

88


Claro, que los españoles consideraron una tragedia nacional, el millón de muertos de la Guerra Civil, pero paradójicamente, no les importa ni un ápice hoy en día:

¡Los dos millones de niños españoles huérfanos...!

Y esto de lo que hablo, es tan terrible, que el feminismo español, tomando el poder de forma absoluta, amedrentó ya, no sólo a los políticos, no sólo a los legisladores, no sólo a los jueces, sino también, y peor aún:

¡A las mismas Instituciones...!

Así, el Tribunal Constitucional de España prevaricó, cuando dictó una sentencia injusta a sabiendas, sabiendo que se violaba flagrantemente el artículo 24 de la Constitución, anulando el principio fundamental de la ley, la presunción de inocencia, e invirtiendo la carga de la prueba, de modo que la LIVG establece la presunción de la culpabilidad de todos los padres, sólo por el hecho de ser hombres...

Y el poder de estas alienantes y enloquecidas, es tan absoluto ya en España, que no hay quien se les oponga, dominando todos los medios de comunicación...

89


Este “virus” prendió cuerpo posteriormente en la ONU, y allí las dirigentes feministas españolas más fanáticas, como Leire Pajín (y otras muchas), una de las dirigentes más racistas, fanáticas, y xenófobas hacia los hombres, ocuparon, y ocupan, los puestos de poder más importantes...

Extendiendo así, la caza de brujas de todos los padres, sólo por su condición de hombres, al mundo entero...

Y no sólo ya en la ONU, sino y peor aún, han copado también los puestos claves en la Comunidad Europea, y así Elena Valenciano, es la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, del Parlamento Europeo:

¡Hemos puesto la zorra, a cuidar del gallinero...!

Porque, lo peor de todo el feminismo, es su impunidad más absoluta, para violar permanentemente, no ya la Constitución de los Estados, sino los derechos humanos en el mundo entero...

90


En la Argentina, la “plaga” llegó con la “Ley del Femicidio...”

¿Por qué tiene que valer la vida de un hombre, menos que la de una mujer...? Pues las aberraciones jurídicas que se “ensayaron” en las leyes españolas, ahora se trasladan a Latinoamérica entera...

Y estas enloquecidas, ensayan los mismos métodos de propaganda política que usó Joseph Goebbels en el Nazismo...

Porque, las estadísticas de las muertes se camuflan...

Las estadísticas de las muertes se camuflan porque hay tantos “asesinos” como “asesinas...”

Y eso, en el mundo entero, y desde el principio de la humanidad...

91


Pero, para tomar el poder, a cualquier precio, no se puede decir la verdad, no se puede reconocer la realidad, de una violencia similar en ambos sexos...

Y así, la falacia, la gran mentira, de todo este movimiento feminista, es la declaración de que: “La violencia es condición del género...”

Pero claro, la violencia es sólo condición del género masculino...

Porque se forcluye, se niega, se censura, la violencia del género femenino...

Y la violencia de los homosexuales, gays, lesbianas, transexuales, bisexuales, etc... (De todos los LGTB...) Y que es superior todavía a la de los heterosexuales…

Porque para ganar la guerra a cualquier precio por el poder más absoluto, hay que mentir, a como dé lugar...

92


Para todo este movimiento, para todas estas alienadas, para todas estas enloquecidas, Maquiavelo, que era sin embargo hombre, es su principal inspirador, motivador, y guía y rector, ya que para todas las feministas:

¡El fin, siempre justifica los medios...!

¡Pero, no se puede resolver una injusticia, como la de la violencia contra la mujer, negando la violencia contra el hombre, y además haciendo más injusticia, con leyes injustas por esencia, como la LIVG en España, y la Ley del Femicidio en la Argentina...! ¡Todas estas “eunucas”, tienen la estructura más cabal y ajustada del Siglo XXI, de la estructura histérica más profunda, tal y como la definieron Sigmund Freud, y Jacques Lacan…! Pero en ella, llevan su “premio”, y precisamente no es “el poder…”

Su victoria, el haber logrado el poder a cualquier precio, se vuelve, y se volverá, contra ellas mismas, y es pírrica…

93


Y así, han logrado cambiar ya el mundo de tal manera, que su huella imborrable, perdurará en al menos, dos millones de niños huérfanos españoles… Y también perdurará, en los “nuevos” eunucos:

¡Todos los hombres del Siglo XXI...!

Porque ahora, la esterilidad y la castración no son fisiológicas, sino legales, y peor aún, mentales…

El género masculino del Siglo XXI, ya es hoy en día esclavo, por su condición de padre…

Y donde su futuro, si engendra una prole, es estar condenado de por vida a la cárcel, como ocurre por las falsas denuncias en España…

Cuando no también a la miseria más atroz, pues “legalmente” se le quita absolutamente todo, todo lo que poseyere, e inclusive, si pierde su trabajo, y no paga las pensiones, terminará encarcelado, por la aberración de las nuevas y “modernas” leyes feministas, como la LIVG de España…

94


Y en ese extremo, muchos padres, optan como solución “final”, como ocurre ya masivamente en España, por el suicidio… Pero como se ocultan, se camuflan, y se “maquillan”, por decisión política, por la inmensa presión del Lobby feminista, las estadísticas reales de los suicidios masculinos, la gravísima dimensión social de los suicidios de los padres, y de la orfandad de los hijos, resultan completamente desconocidos a la luz pública...

Así, las histéricas de Sigmund Freud y Jacques Lacan, lograron llegar a realizar su deseo inconsciente, de castrar a todos los hombres, dejándolos completamente impotentes, no en su sexo, sino muchísimo peor aún, matándolos mental y legalmente... Este “masculidicio” del Siglo XXI, no tiene parangón ninguno con los “femicidios”, castigados desde siempre por las leyes, mientras que ahora, como nunca en toda la historia de la humanidad, el feminismo ha conseguido jurídicamente, la muerte “legal” de todo el género masculino…

Así, los hombres hoy en día, dejaron de ser “ciudadanos...” Y volvieron a ser: ¡Los esclavos del harén…!

95


¿Cuál es el “final” de este movimiento feminista genocida? ¿Adónde más nos llevará, además de las aberraciones adonde nos ha llevado hasta ahora?

La verdad, hacer futurología, es de lo más difícil, pero, con la experiencia que me han dado las “canas”, que ya peinan mi cabello por entero, como la misma nieve…

Hace falta darse cuenta de dos cosas.

La primera es, cómo nació este movimiento, no ya históricamente, que comenzó en Hollywood en la década del cuarenta y cincuenta, cuando los homosexuales establecieron la agenda del género para copar el poder y dominar al mundo, como así lo han conseguido ya… Muestra de esta “influencia”, es el reclamo de las feministas y los LGTB, para que la Real Academia de la Lengua Española, incorpore en un acto “igualitario”, el vocablo “femicidio...”

Claro, que en su ignorancia supina, todos estos desgraciados y desgraciadas, olvidaron, que tradujeron mal este término del anglosajón “femicide...”

96


En castellano, al igual que el “masculidicio”, que es el asesinato del hombre, por parte de la mujer, y como digo, ocurren en cifras de un orden similar a los de las mujeres por parte del hombre, decía, en castellano ya existe un vocablo que denomina correctamente el asesinato de mujeres por parte del hombre, y es el “feminicidio...” Claro, que este “extranjerismo”, “anglicismo”, y “barbarismo” del “femicidio”, sólo denota como un síntoma, el “barbarismo” más atroz y terrible de todo este movimiento, además de como digo, su ignorancia más supina…

Pero, cuando hablaba de cómo nació este movimiento, no me refería a sus antecedentes históricos, que ya lo condenan y lo marcan, en su bestialidad genocida… Me refería, a cómo nació “ideológicamente...” Porque, la “igualdad” tan cacareada, su estandarte más “enarbolado”, la palabra más usada en su discurso, es precisamente sólo una excusa, una máscara, una falacia, una atroz mentira, usada para dominar al mundo, ideológicamente…

97


Esta igualdad, traducida en la frase que todos ellos, los homosexuales y las feministas, pregonan como un axioma y una verdad fundamental e irrefutable, cuando sin embargo, es la falacia y la mentira más terrible, y que más influencia está teniendo en toda la historia de la humanidad, legalizando el genocidio, y entrando como un caballo de Troya en todas las conciencias, entrando con facilidad en ellas, por la cultura de la imagen y de la globalización, que predomina en el mundo de hoy, que sólo ha hecho seres ignorantes, incapaces de pensar, y predispuestos a seguir al llamado del primer iluminado o iluminada, que aparezca pregonando cualquier verdad “aparente”, como que: “¡La violencia lo es por el género…!” Pero, el “Becerro de Oro”, siempre tiene los “pies de barro...”

Y las mentiras, las falacias, en algún momento salen a la luz, por la fuerza irreversible de lo real…

Así, en la España de hoy en día, como hubo un millón de muertos en su Guerra Civil, hay también repetido en su presente, dos millones de huérfanos… Porque los pueblos que olvidan, que olvidan y se vuelven ignorantes, están condenados, a repetir su pasado…

98


Por eso repito el viejo dicho castellano: “En el pecado, ya se lleva la penitencia...” Hoy día, el “Becerro de Oro” de la “modernidad”, pasa ciegamente, por creer a pies juntillas, y como la verdad más absoluta, que la violencia lo es por el género, cuando la violencia sólo lo es de las personas, una por una…

Pero interesaba a este movimiento genocida, a este feminismo y homosexualismo, más recalcitrante, xenófobo, racista, y retrógrado, culpabilizar a todo un colectivo, como también hizo Hitler con los judíos, usando las técnicas ideológicas de Goebbels…

99


Interesaba, porque en este Siglo XX y XXI, cuando se dejó de formar a personas cultas, capaces de pensar autónomamente, y por sí mismas; se dejó de tener un espíritu y un juicio crítico personal, así entonces había que buscar un “perejil”, una “cabeza de turco”, un “chivo expiatorio”, que aglutinase sin pensar a todos aquellos, que de personas, se transformaron, embrutecidos, en un rebaño de ovejas, en una masa “informe”, y haciéndolas embestir, olvidaran que pudieron pensar alguna vez, olvidaran que fueron personas alguna vez, y continuando en esa ceguera fundamentalista y talibán, quedasen inmersos en el estadio más absoluto del espejo, en el estadio más absoluto del fanatismo, habiendo perdido toda capacidad de pensar por sí mismas, y siendo entonces capaces de cometer las mayores injusticias, los mayores genocidios, como hicieron los fanáticos y ciegos seguidores de Hitler, eliminando a millones de seres humanos en la cámara de gas, eliminando a todos los judíos que pudieron…

Hoy día, este movimiento homosexual feminista y genocida, quiere eliminar a todos los padres de la tierra, destruyendo a la familia, y reduciendo a todos los hombres, a la condición de esclavos…

100


Por eso, el mito en la Biblia, del “Becerro de Oro”, nos ilustra clarividentemente, esta nuestra época, similar en el fanatismo y la aberración de aquella, y donde el “nuevo” “Becerro de Oro”, es como siempre, además de hacerse rico y famoso, aunque se sea un genocida, el nuevo “Becerro de Oro” es el “igualitarismo…” Esto, es lo que persigue el feminismo y la homosexualidad, y el resto de su discurso, de sus banderas, sólo son medios para lograr este fin supremo…

Y los hombres, los padres, las familias, los huérfanos, sólo son una piedra desechable en el camino, como lo fueron los judíos, gaseados por Hitler, en la cámara de gas…

Claro, que si nos remontásemos a un pasado más reciente, también la “caza de brujas” en EEUU de los “comunistas” por el Senador McCarthy, generó una época de un fanatismo y fundamentalismo talibán, tan genocida, como el mismo feminismo y homosexualismo de hoy en día… Y por supuesto, que la “caza de las brujas” de la edad media, participa de estas mismas características, donde en nombre del “Becerro de Oro” de la “salvación”, había que quemar a todos los “brujos” y “brujas” que fueran posibles, así se supieran que eran inocentes…

101


Hoy en día, se “quema” en la hoguera del homosexualismo y del feminismo, a los padres, sólo por su condición de hombres, destruyendo a la familia y a los niños… Pero lo más absurdo es, que los “inquisidores” e “inquisidoras” de hoy en día, los homosexuales, las lesbianas, los maricones, y las feministas, todos ellos, y todas ellas, olvidaron sin embargo:

¡Que nacieron de un padre, que además les regaló la vida, en un inmenso acto de amor…! Y el “Becerro de oro” que pregonan por doquier desde este movimiento, es entonces, el “Igualitarismo” y la “Diversidad...” No hubo nada menos “igualitario”, y más injusto, que gasear a millones de seres humanos, por su condición de judíos… Y tampoco hoy en día, hay nada menos “igualitario”, que condenar a dos millones de padres en España, sólo por su condición de “hombres”, haciendo dos millones de huérfanos…

102


La aberración del “igualitarismo”, de este movimiento genocida homosexual y feminista, tiene sus raíces ideológicas más profundas, en la lucha de clases del marxismo, donde esta ideología del comunismo de Marx y Engels, que ya ocasionó millones de muertos en la humanidad, con la justificación de la “igualdad de clases”, fue transformada por las iluminadas e iluminados del feminismo y del homosexualismo, en la lucha, no de las “clases”, sino en la lucha por la “igualdad del género...”

Tan aberrante como lo fue el marxismo con sus millones de muertos, y el nazismo con sus millones de judíos gaseados, decía, tan aberrante como todos ellos, los homosexuales, y las feministas, resultan ahora estos nuevos “mesías” y “salvadores”, de la humanidad...

Pero, no sólo es una falacia y una aberración la “igualdad del género”, lo es también, la “diversidad”, lo que ellos llaman la “diversidad sexual”, y la “diversidad de la familia...” Todos estos “eufemismos”, son inventos para camuflar sus propias aberraciones e injusticias, en el tren del “igualitarismo”, más xenófobo y racista…

103


Los seres humanos, somos “diversos” y diferentes, por la genética, por la cultura, por las razas, que son una adaptación genética y cultural al clima, al medio ambiente, y a la geografía…

Lo real demuestra, y muestra, que los seres humanos somos “diversos” y diferentes, por naturaleza…

Y me repugna gramaticalmente usar y forzar este vocablo “diverso”, de la manera en que lo estoy haciendo, para mostrar la aberración del homosexualismo y del feminismo…

Porque aunque sí que existe la diferenciación étnica, de razas, de color de piel, de la genética, de la cultura, de la lengua, etc., de todos los seres humanos… Somos iguales sin embargo, como especie viviente… Pero donde no somos “diversos”, es precisamente, en la sexualidad… Porque la sexualidad, no es una imposición “cultural” del “patriarcado”, como quiere falsamente hacernos creer los homosexuales, y las feministas…

104


No somos diversos, porque la sexualidad la establece la genética, que es previa a la misma cultura… Sin la genética no existiríamos como seres humanos, y nuestra existencia como seres humanos es previa también, a la existencia de la misma cultura… Esta falacia de la “diversidad”, para establecer una “lucha de género”, es paralela a la falacia de la “igualdad” del marxismo, para establecer una “lucha de clases...”

Pero, la esterilidad de los homosexuales, de los maricones, de las lesbianas, está “camuflada” con el síntoma de la adopción de niños, formando familias “diversas...” Los eufemismos usados hoy en día, para “camuflar” la homosexualidad, con nombres nuevos, como transexuales, y una infinidad más, son solo eso, “camuflajes” de lo mismo…

Mientras que para todos los heterosexuales existen, además del pene del padre, la vagina de la madre, para todos los homosexuales en cambio, sólo existe el pene del padre, y no existe la vagina: ¡Ni la de la misma madre que los parió al mundo…!

105


Y así, todos los homosexuales “disfrazan” lo anterior, con todos los eufemismos posibles, buscando transformarse precisamente, en lo que no son, “mujeres”, que tienen vaginas, y no penes… Por eso, y de allí, su síntoma de “igualar” a los heterosexuales en su fecundidad, muestra precisamente de lo que carecen, que es la capacidad de generar nuevos seres… Pero, lo más absurdo, es que ellos mismos, las lesbianas y los maricones, eligieron voluntariamente ser estériles:

¿Por qué entonces no asumen, se hacen cargo, y responsables, ellos mismos, de su propia esterilidad…? Claro, que es más fácil, “simular” que son “normales”, imitando la fecundidad de los heterosexuales, formando una familia, con hijos que no generaron ellos mismos…

¡Qué bien, para estos maricones, para estos sodomitas (por la penetración anal), para estas lesbianas, exigir todos los derechos posibles, como que los heterosexuales les paguemos el cambio de sexo, y los subvencionemos de por vida con pensiones, mientras que ellos mismos (y la OMS) se declaran “sanos” y “normales...”!

106


¡Qué bien, para estos maricones y lesbianas, tener todos los derechos, más que ningún heterosexual, además del poder y la fama, pero no asumir ninguna responsabilidad, ni asumir las consecuencias de la propia esterilidad, que ellos mismos eligieron voluntariamente…!

Decía más atrás, que para saber cuál podría ser el futuro tan “halagüeño” que nos deparan estos nuevos genocidas, que hacía falta conocer dos cosas; la primera, su ideología, excluyente, fanática, fundamentalista, racista, y xenófoba, cuando no heterófoba, andrófoba y andrógina…

La segunda, es la mirada a la historia de los genocidios y las cazas de brujas anteriores, en la historia de la humanidad…

A ambas, ya las he reseñado, muy sucinta y brevemente, con pinceladas de templado lirismo, en los párrafos anteriores… Porque, podría escribir un tratado erudito, una muy voluminosa enciclopedia, con todos los genocidios anteriores al presente del feminismo, en toda la historia de la humanidad… Pero, un dicho español dice con sabiduría: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno...”

107


Así, no me interesa demostrar mi “sapiencia” y “conocimientos” en el tema, cuanto que transmitir, de la forma más sencilla y breve, las falacias, mentiras, y aberraciones, de este homosexualismo y feminismo, que marcan el nuevo genocidio de la humanidad en el Siglo XXI…

El futuro que nos espera, lo resume, la plaza del “genocidio”, la Plaza de Pedro Zerolo…

Porque ahora, los héroes, como ya le pasó al pueblo alemán con su ídolo, Adolf Hitler, decía, los nuevos héroes de la humanidad, son los antihéroes, los mismos genocidas, los mismos victimarios, como el difunto Pedro Zerolo… Un antihéroe, que además fue tan “solidario” con todos sus amantes, que les transmitió el Sida… Cumpliendo así el viejo dicho castellano: “El que a hierro mata, a hierro muere...”

108


Mientras, que los verdaderos héroes, las verdaderas víctimas, las víctimas reales, lo padres despojados de todos sus bienes, de su trabajo, de sus propios hijos, y peor aún, despojados de su condición de ciudadanos, yacen en el oprobio más doloroso, cuando no, en el olvido y en la exclusión más terrible, y cuando no también suicidados, en algún camposanto…

Y peor aún, para los huérfanos, los huérfanos que no votan, despojados legalmente pero injustamente, de sus padres, del derecho a tener un padre…

Así pues, el futuro que nos espera, y que ya es el presente, es:

¡El mismo Apocalipsis…!

109


El lema de la foto en la Plaza Cibeles de Madrid: "la violencia no tiene género", ya lo enuncié yo mismo en Salta, hace casi una década, a través de mis libros, y cruzó todo el Atlántico, y los catorce mil kilómetros que me separan de España...

¡La violencia no es condición del sexo, clase, etnia, color de piel, etc., al que se pertenece, según el feminismo, sino de las personas, una por una!

110


¡Esta afirmación de que “la violencia tiene género”, es del más absoluto de los racismos, xenofobias, y fascismos, una gran falacia propia del feminismo…! Y esta con mucho, que “la violencia no tiene género, es la falacia esencial, la mentira más grande, y más profundamente enraizada, en el movimiento feminista... Y es terrible también, por sus consecuencias legales…

Porque, este pensamiento, es lo que dio lugar a la existencia y aplicación de las leyes del derecho penal de autor, que usaron Hitler y el Nazismo, para justificar y realizar la persecución y el exterminio de millones de seres humanos, sólo por su condición de pertenencia a una raza, la judía…

Este mismo argumento, de la exclusión y persecución de los seres humanos, en función del color de su piel, lo encontramos en el “apartheid” de Sudáfrica, y en la exclusión que sufrió históricamente la minoría negra en Estados Unidos…

111


También lo encontramos en la “caza de brujas que hizo Mc. Arthur con el “Macartismo”, persiguiendo a miles de ciudadanos estadounidenses, sólo por su presunto “comunismo…”

Y más lejos aún en el pasado, lo encontramos en el medioevo, en la caza y quema de brujas, por su presunta “brujería”, en la inquisición…

Este tipo de argumentos racistas y xenófobos, dando lugar a la exclusión y persecución de millones de seres humanos, siempre inocentes de toda culpa y cargo, lo encontramos en toda la historia de la humanidad, desde la misma noche de los tiempos, en sus distintas manifestaciones como digo, de racismo y xenofobia, que ocasionaron ya millones de muertos y de víctimas, a la humanidad entera…

Y hoy en día, muy tristemente, después del pasado tan reciente de persecuciones y genocidios terribles, como la de los millones de judíos que fueron “gaseados” en nombre de la “pureza”, de la raza aria…

112


Decía, hoy en día, se ha reproducido este racismo extremo, y esta xenofobia irracional, en el movimiento feminista, que al igual que el nazismo, y usando sus mismas técnicas legales y de propaganda, ha dictaminado en nombre de la “pureza” de la humanidad entera, y como la verdad más absoluta, que todos los padres son asesinos, por su condición de hombres… Y que toda la violencia es absoluta, y exclusivamente, masculina…

Así, los manifiestos feministas (y homosexuales), son paralelos en su xenofobia y racismo, al de “La pureza de la raza”, de Friedrich Hegel…

Estas falacias son de un orden tan atroz y terrible, pues ni todos los hombres son asesinos, ni todas las mujeres son pacíficas, que se han reflejado como digo, en las legislaciones modernas del derecho penal de autor, como la “Ley Integral de la Violencia del Género de España”, que anuló a todos los ciudadanos españoles hombres, sólo por su pertenencia al sexo masculino, el derecho humano primordial, de la presunción a la inocencia…

113


Y la Ley del “Femicidio” en la Argentina, que penaliza a los hombres asesinos en muchísima mayor medida, que a las mujeres asesinas, violando el derecho constitucional de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley… Todo esto es de un racismo y una xenofobia inauditos, y del mismo orden que el racismo y la xenofobia con las que se persiguieron y masacraron en el pasado reciente en Europa, a todos los judíos…

El marxismo, que ya había ocasionado millones de muertos en toda la humanidad, desde Stalin hasta el presente; ha resucitado nuevamente de la mano del movimiento del feminismo, en su forma más feroz, recalcitrante y fundamentalista, habiendo cambiado ahora la lucha de clases, por la lucha de “sexos…”

Porque, por la ignorancia supina de la inmensa mayoría de las dirigentes feministas, tradujeron mal “gender”, en inglés, por “género”, cuando la traducción debía de haber sido en cambio, por “sexo…” Ya que además, “género” en castellano no es “sexo”, sino “tela…”

114


Y lo mismo cuando en la Argentina, legislaron la anticonstitucional y aberrante Ley del “Femicidio”, que se debería de haber legislado como Ley del “Feminicidio”, ya que tradujeron mal también la palabra inglesa “femicide” por “femicidio”, en lugar de usar “feminicidio” que ya existía en el idioma castellano… ¡Todos estos “errores” lingüísticos, son también eufemismos “ex profesos”, del movimiento feminista, para ocultar, camuflar, y disfrazar, su racismo, su xenofobia, y su intolerancia más absoluta, hacia los padres, hacia los hombres, y hacia la familia, y su violencia absoluta, y el fanatismo más radical, fundamentalista, y talibán, que constituyen la esencia misma del feminismo…! Porque el primer “ataque” del movimiento feminista, es siempre hacia la lengua, cambiando las palabras plenas de sentido, por otras vaciadas del sentido, como “sexo”, por eufemismos como “género”, y ocultando así sus verdaderas intenciones y acciones genocidas…

115


Hay un término, que las feministas usan continuamente como un arma arrojadiza, ante aquel que osa oponérseles ante sus argumentos e ideología fascista, y estoy hablando de su acusación permanente, a la “violencia simbólica...” Acusando de “violencia simbólica” a los políticos y a los legisladores, los han amedrentado de tal forma, que así es como han conseguido cambiar y sustituir las leyes constitucionales, por otras leyes feministas y homosexualistas, que son anticonstitucionales, y que violan sistemáticamente los derechos humanos…

Pero sin embargo, es tan paradójico, que lo que hacen las feministas con esta acusación, no es ni más ni menos, que proyectar sobre todos los demás: ¡Su propia “violencia simbólica...”!

Mientras que la acusación de violencia hacia los demás, por el feminismo, es mayormente “imaginaria”, sin embargo su propia violencia, sí que es “real”, no ya hacia los padres, hacia los hombres, hacia las familias, hacia los niños…

116


Decía, mucho peor es aún: ¡Su violencia hacia el mismo lenguaje…! Porque, como el lenguaje es “simbólico”, su atroz agresión al mismo, es verdaderamente: ¡“Violencia Simbólica...”! Sí, como bien decía el dicho castellano: “En el pecado, ya se lleva la penitencia...”

No he copiado y pegado este texto al respecto, de un miembro de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), y cuyo enlace agrego a continuación, por los límites de extensión y espacio de esta disertación, pero, recomiendo encarecidamente su lectura, que muestra cómo el feminismo es el paradigma de la violación, no ya de los derechos humanos de los padres, de los hombres, de los niños, de la familia…

Decía: ¡El feminismo es el paradigma de la violación del mismo lenguaje, vaciándolo de contenido, manipulando atrozmente el sentido, violando todas las reglas gramaticales, sintácticas, ortográficas, y llenado al idioma de extranjerismos y anglicismos, propios de la ignorancia supina de su lengua materna, el castellano, al que ni siquiera aprendieron a hablar y escribir bien…!

117


“La paranoia delirante del feminismo: Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer”

http://www.slideshare.net/fcerong/la-paranoiadelirante-del-feminismo-sexismo-linguistico-y-visibilidad-dela-mujer

Esto constituye un atroz delirio que genera una paranoia, por la cual todas las feministas se creen terriblemente “perseguidas”, por la existencia de un solo hombre… No digo ya: ¡La de todos los hombres de la humanidad entera…!

Para el feminismo, en su religión más fundamentalista y fanática, la del “estadio del espejo” de Jacques Lacan: ¡El hombre mismo es el “pecado original…”! El “pecado” del mito religioso en la Biblia, que dio lugar a todo el mal en la humanidad… Y por ello: ¡Hay que exterminar a todo el “sexo”, que no el “género”, masculino…! ¡Para todas ellas, y como afirman públicamente sus dirigentes más fanáticas, el mejor hombre, es el hombre muerto…!

118


Pero claro, este delirio, y esta paranoia galopante, tienen un límite en lo real, que es la generación biológica de los seres humanos, por el “macho”, o el “padre…”

Así pues, en coherencia con todas sus falacias y terribles mentiras, han terminado delirando, que provocarán la extinción de todos los hombres, quedándose ellas solas, las feministas, como las “amazonas”, y reproduciéndose en el futuro, como ovejas “Dolly…”

Claro, que las leyes de la genética, no son leyes arbitrarias (e injustas) como las del género del feminismo, sino leyes naturales que permiten la supervivencia de la especie humana, por la variabilidad genética, que genera la recombinación cromosómica, entre un hombre y una mujer… Por eso, los “clones” como la oveja “Dolly” no sobreviven sino muy poco tiempo, por su debilidad genética intrínseca, que los hace susceptibles a todo tipo de enfermedades…

119


Todo este “delirio” y esta esquizofrenia, que constituye el núcleo y la esencia misma, de la histeria desbordante del feminismo… Una muestra además de los “privilegios”, y del acaparamiento absoluto del poder sobre todos los demás ciudadanos, del feminismo y del homosexualismo, es el cupo del 5% para puestos en la administración argentina para los homosexuales "trans":

¿Es que no se declaran ellos mismos sanos? ¿Es que la OMS no los declara sanos? ¿Por qué entonces no trabajan como todos los "heterosexuales", con sus dos manos, y estudian, y luchan como tenemos que hacer todos los demás, mientras ellos (¿o ellas?) tienen privilegios de hijos del Rey de España...? ¿Es que no habíamos echado ya a los realistas hace dos siglos...?

Este feminismo y este homosexualismo recalcitrante, xenófobo, y racista, para con los heterosexuales, y que busca la destrucción de la figura paterna, del padre, y de la familia, para obtener el poder a cualquier precio, como ya lo han logrado en España, a costa de dos millones de huérfanos...

120


Decía que, como mis libros les voltean al feminismo y al homosexualismo, todas sus banderas y sus argumentos, sólo les queda el recurso a la descalificación del mensajero, ya que no pueden rebatir el mensaje...

Y la descalificación por su falta de argumentos y de dialéctica, muy tristemente, pasa por la proyección de su propia estupidez, cuando no la de su propia paranoia delirante, acusándome de estúpido y loco...

Claro que ignoran, porque no aprendieron ni a leer, que soy Psicoanalista, además de Licenciado...

¿Será porque muchas de ellas obtuvieron el título en la enseñanza universitaria de hoy en día, con un nivel tan bajo, que como digo y repito, no aprendieron todavía ni a leer...?

Estas enloquecidas han copado ya todos los medios, diarios, periódicos, radios, televisión, etc., y sólo se escucha ya el fanático discurso feminista, mientras que si uno osa oponerse, es literalmente censurado...

121


Hoy día, todos los medios les dan micrófono, y mi discurso desnudando y desvelando sus mentiras, y volteándoles sus banderas, no parece que capte una gran "audiencia..."

Esto repito, fue lo mismo que ya pasó en la Alemania cuando subió Hitler al poder, y así terminaron...

¡Así ahora, el feminismo repite la terrible manipulación del ideólogo del nazismo, Goebbels, “enarbolando” y levantando falsas banderas, banderas en las que ellos no creen ni practican, banderas como “igualdad”, “equidad”, “paridad”, “libertad”, “fraternidad”, “justicia”, etc.; banderas que para todas estas terroristas y fundamentalistas talibanes, sólo son “eufemismos”, palabras a las que les han vaciado completamente de su sentido…!

Como le pasa ya a la mayoría de los medios, y de los periodistas, que se han transformado ya de “demócratas”, en fundamentalistas talibanes, sumamente fanatizados, y absolutamente conversos, a “la ideología fascista, y totalitaria, del género…”

122


El participante del Concurso de Eurovisión, Rita Wurst.

En la foto anterior: ¡El “prototipo” de la humanidad del futuro, reproducido como un clon, tal y como la oveja “Dolly”, en el delirio genocida más extremo, de los homosexuales y las feministas, luego de haber muerto y exterminado a todos los heterosexuales, empezando por los hombres y los padres…!

123


Publicidad pornográfica en las marquesinas del País Vasco, en España.

124


125


La campaña de la asociación homosexual Chrysallis, que se ha lanzado con carteles en marquesinas de paradas de autobuses y del metro de las capitales vascas y Pamplona, así como en redes sociales, con un dibujo de niños desnudos y el lema "Hay niñas con pene y niños con vulva".

http://gaceta.es/noticias/ninas-pene-ninos-vulvamarquesinas-navarra-10012017-1935

http://gaceta.es/noticias/pintadas-los-cartelespromueven-transexualidad-ninos-11012017-1533

126


Cartel Soviético de 1952, con Lenin como protagonista, en el que se animaba a culpar al vecino ante cualquier sospecha, lo que provocó cientos de arrestos y encarcelamientos injustos…

Nos hicieron creer falazmente que, con la caída de la Unión Soviética o URSS, el Capitalismo había ganado la Guerra Fría del Siglo XX al Comunismo, y que este último prácticamente había desaparecido, quedando como un residuo testimonial del pasado sólo en algunos países, como China y Cuba…

127


Pero la caída del Comunismo, trajo en el Siglo XXI el imperio casi absoluto del Capitalismo, con la “Globalización…” Y hasta aquí todo parecía transcurrir “normalmente”, para las democracias occidentales, que se habían hecho con el poder en el mundo entero…

Pero el monstruo del Capitalismo se devora a sí mismo, no ya en las mismas crisis “capitalistas” y económicas, como las de Wall Street del año 1.929 o la de las hipotecas “Sub Prime” del año 2.009.

El monstruo del Capitalismo realizó un engendro aún peor todavía…

Se le ocurrió a Rockefeller, y a los grandes Capitalistas y financieros occidentales, que son verdaderamente quienes tienen todo el poder del mundo entero, decía, se les ocurrió un terrible y demoníaco plan para terminar de conquistar a la humanidad entera, por si les quedaba algún resquicio, o hueco por cubrir y dominar…

128


Así, urdieron un plan para financiar a sus antiguos enemigos, los marxistas, financiándolos con sumas multimillonarias, financiándolos con dinero, que es lo que el mundo necesita para rendirse a los pies…

Si el plan tenía éxito, resultaría destruida la familia, que desde su punto de vista, era el último bastión de la resistencia a su poder omnímodo…

Logrando así que los ciudadanos, desarraigados del núcleo familiar destruido, estuvieran tan ciegos y sometidos al consumismo, que se transformaran en los más obedientes consumidores, cuales robots sin pensamiento ni razón crítica ninguna…

Para ello había que destruir, privándoles de todos sus derechos ciudadanos, encarcelándolos y provocando una caza de brujas, cuales apestados y leprosos del Siglo XXI, a los padres, el pilar fundamental del sistema familiar ya por centurias y milenios… Y así, “empoderaron”, auparon, financiaron, al movimiento feminista…

129


El cual usaron como feroz y hábil instrumento, para conseguir este objetivo en el mundo entero…

Y les resultó bien, porque empezaron dominando de forma absoluta en España, transformando al Reino en una feroz y terrorífica “Dictadura del Género…”

Y desde allí, las dirigentes feministas españolas, se desperdigaron por el mundo entero, copando los puestos de poder en las instituciones mundiales, como la ONU y la Comunidad Europea…

Y ahora estos organismos mundiales como la ONU, reparten la epidemia y la “plaga” por el mundo entero…

¿Pero cómo consiguieron engañarnos tan terriblemente sin que tomáramos conciencia de nada de lo que acontecía…?

Usando equidad…!

tres

banderas:

¡Justicia,

igualdad,

y

130


Estas tres banderas fueron (y son) esgrimidas por el movimiento feminista, que se propone como el paladín, el paradigma, y el defensor más acérrimo de los derechos humanos en el mundo entero…

Cuando muy paradójicamente sin embargo, son los mayores violadores de los derechos humanos, en toda la historia de la humanidad, ya que no han logrado una violación “individual”, no han logrado una violación masiva en un país, como ocurrió con Hitler en la Alemania Nazi, y como ya ocurre en España…

Ahora, muchísimo peor aún que con el Nazismo, la violación de los derechos humanos se ha “globalizado”, tomando un carácter mundial, a través de la legislación de leyes anticonstitucionales, que usando el derecho penal de autor del Estalinismo y del Nazismo, conculcan las Constituciones de los países, anulando y violando entre otros principios fundamentales de las mismas, la presunción de la inocencia, pilar fundamental sobre el que se apoya y se rige, todo el derecho occidental…

No nos dimos ni cuenta, de que el marxismo había cambiado la lucha de “clases”, por la lucha de “sexos”, o la lucha del “Género…”

131


Así el “monstruo” engendrado por el Capitalismo, está ya logrando tomar hoy día el poder casi absoluto, no ya en España, sino muchísimo peor: ¡En el mundo entero…! Porque no se trataba de “justicia”, “igualdad”, “equidad”; estos sólo fueron “eufemismos”, usados por este movimiento, vaciados totalmente de sentido, y manipulados atrozmente, para lograr el poder a cualquier medio, el principio del mismo Maquiavelo, y a través de las injusticias más atroces…

Con la excusa de buscar la "justicia", la "equidad", y la "igualdad", mientras que están copando el poder absoluto, llevándonos al totalitarismo marxista y leninista más atroz y perverso, del terrible pasado del comunismo de la URSS...

De lo que este movimiento feminista ha logrado ya, en sus aberraciones delirantes, y de sus proyectos de extinguir a toda la especie humana, empezando por el hombre, y reproduciéndose como ovejas “Dolly…”

132


Y peor aún con las nuevas leyes homosexualistas y xenófobas hacia todos los heterosexuales, que han legislado por ejemplo ya en España, y entre otras Comunidades Autónomas, las de Barcelona y Madrid, donde además de conculcar también la presunción de la inocencia, ahora se pide que se denuncie anónimamente a los otros ciudadanos al 012, como en el último anuncio de la Generalitat en Barcelona, tal y como sucedió con Stalin en Rusia, haciendo de España una democracia que camufla a un endiablado estado, absolutamente totalitario y perverso, para con los padres, encarcelándolos siendo inocentes, para con la familia, destruyéndola, y para con los niños, dejándolos huérfanos de padres vivos...

Pero la injusticia y el terror del Reino de España, ya se reparten a marchas forzadas a través de sus dirigentes feministas, que coparon la ONU y otros organismos internacionales, al resto del mundo entero...

Y así, además de la anticonstitucional ley del mal llamado "Femicidio", en la Argentina, acaban ahora de aprobar la prohibición de las carreras de Galgos, tal como en Barcelona prohibieron también las corridas de toros... El “animalismo”, el “veganismo”, y otros movimientos más, son sólo otras variantes, del movimiento feminista…

133


Todo esto es el producto y la consecuencia del fanatismo y fundamentalismo más feroz del feminismo, que cambió el postulado marxista de la lucha de clases, por la lucha de sexos o de género, y cuya barbarie se extiende ahora al mundo entero, con la excusa de buscar la "justicia", la "equidad", y la "igualdad", mientras que están copando el poder, llevándonos al totalitarismo marxista y leninista más atroz y perverso...

Y llegará también la prohibición de los concursos de Belleza o Miss, lo mismo que por un piropo a una mujer, se encarcelará por cuatro años como en España...

Bueno, ya llegó a la Fórmula I, y ahora ya no podrán desfilar las modelos o azafatas, 'grid girls', sino “niños y niñas…” O sea, que irán vestidos de la misma manera “unisex”, para hacernos creer a todos, por esa sola imagen, que no pertenecen a diferentes sexos, sino al único sexo (o a ninguno), al que lleva la ideología del género, a la humanidad entera…

134


Así pues, “el nuevo mundo” feminista (y homosexualista), su nuevo “paraíso terrenal”, “la nueva tierra prometida”, no será el de las bellas azafatas:

¡Sino el del aborto libre y el del #NiUnaMenos! ¡El de las “amazonas del Siglo XXI”, las marimachos y machorras, de las “tetas al aire”, o “tetadas…”!

135


136


Los “sodomitas”:

¡Los nuevos amos del mundo…!

Licenciado Francisco Antonio Cerón García fcerong@gmail.com Mi Twitter: @FranciscoCeronG http://twitter.com/FranciscoCeronG Mi Facebook: http://www.facebook.com/Francisco.Antonio.Ceron.G arcia

137


Referencias [1] López Marina, D. “Partido político juvenil busca legalizar incesto y necrofilia en Suecia”. Artículo en Aciprensa, 24/02/16. Consultado online en: https://www.aciprensa.com/noticias/partidos-politicojuvenil-busca-legalizar-incesto-y-necrofilia-en-suecia63878/

[2] El libro de Judith Butler, tuvo por denominación original “Gender trouble: feminism and the subversion of identity” y fue publicado en Estados Unidos en, 1990 por la editorial Routledge.

[3] Kirk, Marshall; Madsen, Hunter. After the Ball: How America Will Conquer Its Fear and Hatred of Gays in the 90's. New York, Penguin Books, 1990. [4] O’Leary, Dale, “La Agenda de Género. Redefiniendo la igualdad”, Ed. Promesa, San José de Costa Rica, 2.007.

138


[5] Fuencisla C., “¿Quién financia al lobby gay?”. Artículo en Aciprensa, 18/11/2012. Consultado online en: http://www.hazteoir.org/noticia/49701-quien-financialobby-gay [6] Rubio Alicia V., “Cuando nos prohibieron ser mujeres... y os persiguieron por ser hombres: Para entender cómo nos afecta la ideología de género”, Ed. Amazón, 2016. http://www.amazon.com/Cuando-prohibieronmujeres-persiguieron-hombres/dp/8460896013 [7] Scala Jorge, “La ideología de género. O el género como herramienta de poder”, Ed. Sekotia, Madrid, España, 2.010. [8] Márquez Nicolás y Laje Agustín, “El Libro Negro de la Nueva Izquierda. Ideología de género o subversión cultural”, Ed. Unión | Centro de Estudios LIBRE, Argentina, 2.010. [9] “Mata a cualquier hombre que veas. Una dirigente feminista pide matar a los hombres y bebés varones”. Artículo en La Gaceta, 26/01/17. Consultado online en: http://gaceta.es/noticias/archivo-0/youtuber-feministadefiende-asesinato-los-hombres-26012017-1333/index.php

139


[10] Robles Juan, “El respaldo de Simone Beauvoir a la legalización de la pedofilia. La ideóloga feminista fue despedida de su trabajo como profesora en 1943, por corromper a una alumna menor de edad.” Artículo en Actuall, 09/01/2018. Consultado online en: http://www.actuall.com/criterio/familia/las-ochoverguenzas-de-simone-de-beauvoir-que-quiza-no-conocias/ [10] Solanas Valerie Jean, “Manifiesto Scum” Artículo en Wikipedia. Consultado online en: http://www.wikiwand.com/es/Valerie_Solanas http://www.wikiwand.com/es/Manifiesto_SCUM [11] Lario Parra Francisco José, “LA CELDA DE LOS INOCENTES (Denuncias falsas por maltrato, una realidad oculta)”. Ed. Círculo Rojo, 2015. http://www.amazon.es/celda-inocentes-FranciscoLario-Parra/dp/8491153195?tag=actliteratura-21

140


[12] Elentir de Vigo, “JULIE BINDEL, FEMINISTA Y LESBIANA: "ESPERO QUE LA HETEROSEXUALIDAD NO SOBREVIVA". Una famosa feminista inglesa sugiere meter a los hombres en campos de concentración.” Artículo en el Blog de Elentir, 13/09/2015 Consultado online en: http://www.outono.net/elentir/2015/09/13/una-famosafeminista-inglesa-sugiere-meter-a-los-hombres-en-camposde-concentracion/

(En mi cuarto libro, están las referencias a las publicaciones originales de estas declaraciones en los periódicos ingleses)

Sólo he citado hasta ahora, algunas referencias como muestra, y como me faltan todavía por citar de las fuentes originales de la ideología feminista y marxista del género, unas mil referencias más entre castellano e inglés, no lo haré, ya que siendo esto solo un simple borrador, no quiero aumentar substancialmente la extensión del mismo.

141


Pero el que lo desee, puede consultar además de las referencias en mi cuarto libro, las referencias de la siguiente obra, donde están prácticamente la mayoría de las importantes: Márquez Nicolás y Laje Agustín, “El Libro Negro de la Nueva Izquierda. Ideología de género o subversión cultural”, Ed. Unión, Centro de Estudios LIBRE, Argentina, 2.010.

142

Feminismo, homosexualismo, fascismo, y totalitarismo: ¡El pánico moral de la sociedad del Siglo XXI!  

¡La sodomización de la humanidad entera, eliminando el “tabú del incesto”, y destruyendo la cultura y la civilización humanas...! ¡La doctri...

Feminismo, homosexualismo, fascismo, y totalitarismo: ¡El pánico moral de la sociedad del Siglo XXI!  

¡La sodomización de la humanidad entera, eliminando el “tabú del incesto”, y destruyendo la cultura y la civilización humanas...! ¡La doctri...

Advertisement