Issuu on Google+

Seminario de Investigación e-Learning Doctorado sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento Universitat Oberta de Catalunya UOC

Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas El caso INACAP e-Learning

Francisco Alderete Deney1 falderete@uoc.edu Septiembre 2004

1

Antropólogo Social, Magister en Comunicaciones (Universidad de Chile), estudiante del Doctorado Interdisciplinario sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento de la UOC (2002 – 2004), ha trabajado en e-learning para formación de profesores en el Ministerio de Educación de Chile. Actualmente es asesor en temáticas de aprendizaje, tecnologías y desarrollo, de la División Social del Ministerio de Planificación.


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Índice Resumen................................................................................................................3 Introducción ..........................................................................................................3 Marco conceptual………………………………………………………………………4 Estrategia metodológica.................................................................................... 5 Resultados……………………………………………………………………………….8 Síntesis de los resultados de investigación...................................................8 I.

ORGANIZACIÓN Y DESARROLLO DEL E-LEARNING..............................9 1. Organización del e-L en INACAP........................................................10 2. Desarrollo del e-L en INACAP ...........................................................11 II. METODOLOGÍAS Y DISEÑOS DE USO EN E-L ....................................14 1. Formar en competencias y valores................................................14 2. Aceptación y usos del e-L en INACAP.........................................16 II. APRENDIZAJES DEL E-L EN LA ORGANIZACIÓN.................................17 1. El aprendizaje de la cultura .....................................................18 2. Conocimiento local: Las sedes y el e-L ...................................19 3. La necesidad de control ..........................................................20 Conclusiones .....................................................................................................20 Lo cultural del cambio tecnológico................................................. .............20 El compromiso .............................................................................................21 El aprendizaje organizacional .....................................................................21 La Gestión del cambio..................................................................................22

Bibliografía .........................................................................................................22

El Caso INACAP e-Learning

2


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Resumen Este artículo sintetiza los resultados de un trabajo de investigación realizado en el marco del seminario de e-Learning del Programa Doctoral sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento de la Universitat Oberta de Catalunya UOC. La investigación desarrollada se configuró en torno al estudio de caso INACAP eLearning, con el propósito central de conocer las características del proceso de cambio organizacional que deviene de la implementación del e-Learning2 en la organización educativa lNACAP. Institución de Educación Superior con una larga tradición en la formación de profesionales y técnicos en Chile cuya presencial nacional suma una cantidad cercana a las 30 sedes en todas las regiones del país, con 48.000 mil estudiantes y más de 100 programas de estudio. Los principales resultados de este estudio dan cuenta de las configuraciones de sentido que definen el cambio tecnológico en una organización concreta, sobre la base de sus propias particularidades, conflictos, resistencias y valores culturales. El cambio tecnológico que resulta de la introducción intensiva de plataformas tecnológicas para la gestión de los procesos organizacionales y formativos en la institución educativa estudiada, presenta un conjunto de características en su organización y desarrollo, en las metodologías de e-L implementadas y en las resistencias, límites y potencialidades de sus usos. La cultura organizacional, aunque no estudiada en profundidad, aparece como trasfondo de sentido de las prácticas asociadas al e-L, como marco de interpretación de usos y como horizonte de cambio. En este proceso, relevamos los aprendizajes que emergen de las experiencias organizacionales, donde la tecnología adquiere sentido, al integrarse a las propias prácticas y esquemas culturales.

Palabras Clave e-Learning – Organizaciones educativas – Cultura y tecnología- Gestión del cambio tecnológico – Desarrollo organizacional del e-Learning

2

Dada la permanente repetición de la palabra e-learning que haremos en este trabajo, utilizaremos la sigla e-L para referirnos al modelo desarrollado por INACAP.

El Caso INACAP e-Learning

3


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Introducción La sociedad actual, que duda cabe, sociedad de la información y el conocimiento, se define en torno a las redes de comunicación y a sofisticados sistemas de información y control, donde emergen nuevos contextos organizacionales. Los tiempos de la revolución digital en los más diversos ámbitos de la vida en las sociedades actuales, son no obstante, irregulares y contextuales. Los hábitos de uso de las tecnologías van creciendo, pero avanzan también, las brechas de conocimiento y acceso. En este contexto, nos ocuparemos de las organizaciones como sistemas sociales que definen y vivencian, en buena parte, los fuertes cambios que emergen de esta verdadera revolución global. “A través de dispositivos organizativos diferentes y mediante expresiones culturales diversas, todas se basan en redes. Las redes son el elemento fundamental del que están y estarán hechas las nuevas organizaciones. Y son capaces de formarse y expandirse por todas las calles principales y los callejones traseros de la economía global porque se basan en el poder de la información, proporcionado por el nuevo paradigma tecnológico”. 3 Si no aún, en un futuro muy próximo, las complejas organizaciones educativas irán adquiriendo nuevos sentidos y prácticas asociadas al uso intensivo de las tecnologías de información y los entornos virtuales de aprendizaje. La tarea recae en sus propias configuraciones organizacionales, en su rol de generadoras de conocimiento y formadoras del capital humano, en el imperativo de desarrollar las competencias requeridas para que los profesionales y técnicos se inserten productivamente y adquieran las nuevas habilidades para este mundo emergente de la sociedad global del conocimiento.

Marco conceptual Resulta evidente que las decisiones, los sentidos y los procesos organizacionales se tensan y desplazan de manera diversa con la introducción de tecnologías de información y modelos de e-L. Esta relación conflictiva y necesaria entre la tecnología en instituciones educativas y el cambio cultural que deviene, configura la conclusión más extendida en los estudios sobre el tema. En Chile, las estrategias y modelos de e-Learning en las organizaciones de educación superior, tal como se observa en algunas investigaciones4”, se 3

CASTELLS, Manuel. “La Era de la Información. Vol. 1. La Sociedad Red”. Madrid: Alianza 1999 (Tercera reimpresión) (pp. 196). El estudio realizado por la Universidad Virtual – Reuna, concluye asumiendo que “... más allá de los datos arrojados por la encuesta desarrollada por este organismo y haciendo un análisis cualitativo de las experiencias de virtualización, podemos apreciar que el uso de la tecnología es aún muy básico. En este sentido podríamos afirmar que se están replicando las mismas metodologías utilizadas durante los últimos 50 años, pero con apoyo de tecnologías La Educación

4

El Caso INACAP e-Learning

4


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

encuentran en una etapa inicial o en una fase incipiente de desarrollo. Este cambio tecnológico se asienta en organizaciones tradicionales que portan sus propias lógicas culturales, que inician complejos procesos de introducción intensiva de la tecnología de manera fragmentada y con una rapidez no experimentada hasta ahora. En el contexto de las organizaciones y con mayor énfasis en esta nueva economía, los componentes culturales de la organización red son fundamentales para viabilizar una economía del conocimiento que logre generar desarrollo. “En este sentido, la empresa red materializa la cultura de la economía informacional / global: transforma señales en bienes mediante el procesamiento del conocimiento”.5). Estas transformaciones son observadas detenidamente por Tony Bates, como un proceso que para ser exitoso supone modificaciones importantes en la cultura docente y en los procesos formativos. “El éxito del uso de la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje depende también de la capacidad de introducir cambios importantes en la cultura docente (...) Si la nueva tecnología va acompañada normalmente de cambios importantes en la organización del trabajo, entonces la introducción de nuevas tecnologías para la enseñanza exigirá una evolución importante 6 hacia formas de organización postindustriales en los centros universitarios”.

Desde nuestro punto de vista, los cambios a los que alude Bates, más que impactar en la cultura docente, operan en la configuración compleja de las organizaciones que integran el e-L como estrategia tecnológica. En este contexto, podemos afirmar, junto a Bates, Duart y Martínez que “la gestión del cambio en organizaciones de servicios que trabajan con el conocimiento, como es el caso de las instituciones educativas, es la gestión adecuada del aprendizaje y del conocimiento organizacional. (…) Gestionar el cambio en una organización, quiere decir, provocar un cambio cultural, un cambio en el imaginario colectivo y en el comportamiento de la organización”7 De modo que, la discusión en torno al cambio en organizaciones educativas como resultado de la introducción intensiva de tecnologías de información y comunicaciones en los diversos ámbitos de gestión, destaca la necesidad de profundizar en los esquemas de sentido y significado culturales donde esos cambios son interpretados y por cierto, las modificaciones que operan en el ámbito de la cultura organizacional.

Virtual en Chile: Historia, estado del arte y proyecciones. Informe preparado por la Universidad Virtual – Reuna para UNESCO – IESALC. Santiago 2003. 5Castells: 1999, pag. 200 6 BATES, Tony. Cómo gestionar el cambio tecnológico. Estrategias para los responsables de centros universitarios” http://www.uoc.edu/web/esp/art/uoc/bates1101/bates1101.html 7 BATES, T; DUART, J M; MARTÍNEZ, M J. Gestión del Cambio: e-Learning como estrategia. UOC, P03/90844/01917, noviembre 2003.

El Caso INACAP e-Learning

5


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

La cultura en las organizaciones8 es un campo de investigación de una antropología social que comprende a los sistemas organizacionales, como espacios construidos socialmente y por lo tanto, inmersos en tramas significantes que delimitan los procesos de gestión y comunicación, los conocimientos e identidades de participación en las prácticas organizacionales. Al hablar de cultura en organizaciones, nos sumergimos en un mundo significante donde los valores, los saberes y los sentidos, adquieren consistencia en las prácticas concretas. Los procesos internos y la significación de los entornos organizacionales, apelan a la experiencia compartida, sobre la base esquemas de conocimiento e interpretación de la realidad que denominamos cultura. La perspectiva que seguiremos en esta investigación, integra la noción de cultura organizacional en instituciones educativas, con el cambio tecnológico que implica la incorporación de e-L a su gestión formativa y las prácticas que le dan sentido. Esta mirada se hace parte del entendimiento de las organizaciones como diseños sociales orientados a la práctica que nos propone Wenger “Las organizaciones son diseños sociales dirigidos a la práctica. En efecto, las organizaciones pueden hacer lo que hacen, pueden saber lo que saben y pueden aprender lo que aprenden mediante las prácticas que reúnen”9. Será en la observación de estas prácticas, donde los valores, costumbres, significados y comportamientos adquieran densidad cultural. Junto a ello, un marco de referencia muy cercano a los propios ejes conceptuales de esta investigación, lo entrega el trabajo de Rosalind Williams en sus análisis culturales de la historia de cambios tecnológicos que se ha experimentado la comunidad del Instituto Tecnológico de Massachussets, MIT10. Williams en su destacado análisis, se refiere críticamente a la visión simplista bastante común en las propuestas de gestión del cambio tecnológico y reingeniería de procesos, que suelen considerar la cultura como opuesta y resistente a la tecnología.. “Lo tristemente predecible es que estos conflictos suelen describirse como conflictos en los que la “cultura” se resiste a la tecnología. En el lenguaje de gestión del cambio la tecnología equivale al cambio, mientras que la cultura equivale a la resistencia al cambio”.11 La cultura en organizaciones educativas, como el caso de INACAP e-L, no debe observarse como un conjunto de resistencias a los procesos de introducción de tecnologías. Los sentidos culturales impulsan una interpretación particular y una apropiación mediada de las nuevas prácticas educativas con uso de tecnologías. La búsqueda de modelos adecuados y con pertinencia cultural debe situarse en el conocimiento de las dinámicas más asentadas en la organización y desde allí 8

ALDERETE, Francisco. Formalización y Discontinuidad: Tematizaciones de la Cultura Organizacional en la Gestión Municipal. Revista Chilena de Semiótica N° 3 1998. http://rehue.csociales.uchile.cl/rehuehome/facultad/publicaciones/semiotica/semiotica3/formali-1.htm 9 WENGER, Etienne. Comunidades de Práctica: Aprendizaje, sentido e identidad. Barcelona: PAIDÓS, 2001. 10 WILLIAMS, Rosalind. Cultura y Cambio Tecnológico: el MIT. Madrid: Alianza Editorial 2004. 11

Op cit. Pág. 114

El Caso INACAP e-Learning

6


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

provocar el cambio en las representaciones y valores con los que opera la institución educativa. De este modo, será importante, tal como es propuesto en el marco del Programa Internet Cataluña de la UOC, integrar las visiones y decisiones estratégicas de los gestores y autoridades institucionales, junto a las prácticas situadas de interpretación y uso de las TIC. “...a la hora de analizar estas transformaciones es importante tener en cuenta, por una parte, los procesos (conceptualización, diseño e implementación) y, por otra, los ámbitos de actuación (político, docente y administrativo).12 Será en estos contextos teóricos y experiencias de investigación, donde nuestro estudio adquiere pertinencia; intentando delimitar en una organización educativa particular, los sentidos que la cultura atribuye a los cambios tecnológicos.

Estrategia metodológica Se ha utilizado metodología cualitativa de investigación social con el propósito de dar cuenta de las configuraciones que construyen la experiencia de los diversos actores que participan en las iniciativas vinculadas al e-L en INACAP. La metodología cualitativa provee un acercamiento complejo y en profundidad a las significaciones y sentidos asociados a las prácticas sociales. Se optó por esta metodología para dar cuenta de las percepciones, valoraciones y sentidos que los propios actores atribuyen a su experiencia y práctica en el ámbito de participación en proyectos y cursos universitarios en modalidad e-L. El carácter de estudio de caso de esta investigación refuerza la idea de indagar en profundidad los sentidos y valores que los propios actores involucrados, le otorgan a su experiencia y a la descripción de sus prácticas. Las opiniones y percepciones que emergen de las conversaciones construidas con técnicas cualitativas de investigación, en este estudio de caso, adquieren sentido como prácticas organizacionalmente situadas. En la investigación cualitativa, el dato o lo dado está constituido por las opiniones, las conversaciones y los “decires” con los cuales los actores construyen e interpretan las experiencias asociadas a su mundo de prácticas. Las técnicas cualitativas de investigación social utilizadas se centraron en las entrevistas en profundidad con los actores seleccionados de acuerdo a criterios muestrales definidos previamente. 12

MIRALLES, Laia Y SANCHO, Teresa (Redactoras). Internet y la Red de Universidades Catalanas. Informe de Investigación. PIC – UOC. FUOC abril 2004. (Pág. 19)

El Caso INACAP e-Learning

7


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

En este trabajo se ha utilizado preferentemente, la Entrevista en Profundidad como técnica de investigación cualitativa. Sin embargo, se ha querido complementar con otros instrumentos cualitativos que permitan un contrapunto entre técnicas conversacionales individuales y grupales13. Este es un trabajo amplio de indagación favorecido por un diseño abierto, que fuera cercando (por decirlo de alguna manera) las experiencias de los actores que han estado impulsando esta compleja implementación tecnológica en INACAP. Cabe destacar que, la línea de indagación permitió observar una ramificación reticular de las tecnologías y sobre todo, los sentidos sociales y las prácticas asociadas a esas tecnologías en una organización compleja. Varios de los discursos estudiados se sitúan en el ámbito profesional y académico de la ingeniería y de la informática; pensamos que esta primera etapa de implementación del e-L en INACAP porta un impulso claro, que emerge de esos saberes profesionales y se irradia al resto de la organización. Esta observación resulta explicita para los resultados de este estudio, cuando se indica que los profesores y alumnos del área informática, han sido los más entusiastas y avanzados usuarios del sistema tecnológico

Resultados: Los sentidos del cambio tecnológico A continuación centraremos el análisis de la información recabada en la investigación reconstruyendo necesariamente el proceso de implementación desde sus políticas y definiciones más fundamentales, hasta los aprendizajes que la organización ha desarrollado en esta etapa. Es indispensable para la representación de los resultados de investigación una mirada global y descriptiva, para luego ir profundizando en las configuraciones de la experiencia desde el marco de interpretación que nos guía. INACAP es una institución educativa que inicia un proceso intensivo de cambio mediante la introducción de las tecnologías de información y comunicaciones a las diversas esferas de la gestión organizacional. La complejidad e importancia de las instituciones educativas, se abre la posibilidad de observar en toda su profundidad las dimensiones más determinantes de la gestión del conocimiento y los aprendizajes, en el contexto de esta nueva sociedad que exige cambios definitivos en los procesos formativos de los recursos humanos que desarrollen las habilidades necesarias para los desempeños, en un contexto social tensionado por las modificaciones permanentes. 13

Las breves referencias a los discursos que se utilizan harán referencia a la aplicación de esos instrumentos de la siguiente manera: Entrevistas a gestores EG1 – EG2 - EG3 – EG4 (incluyen gestores y directores de sedes); entrevistas a tutores ET1 – ET2; grupo focal alumnos GFA; cuestionarios a tutores CT.

El Caso INACAP e-Learning

8


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Ya veíamos que los procesos educativos son impactados con el uso intensivo de las TIC de diversas maneras, donde el desarrollo de competencias para hacer frente a los nuevos escenarios es un compromiso rector de la gestión institucional. Síntesis de los resultados de investigación

DIMENSIONES Organización y desarrollo del e-L

CATEGORÍAS DE ANÁLISIS Organización

CATEGORÍAS DISCURSIVAS Gerencia e-learning - Clientes internos: Educación Superior - Clientes externos: las empresas a través de Formación Continua

Desarrollo 1. 2. 3. 4. Metodologías y diseños de uso

Aprendizajes organizacionales del e-L

Definición estratégica y liderazgo directivo Diseño tecnológico integrado Formación de una red institucional para la operación del e-L Implementación de iniciativas

Competencias y El e-L de mostrar que puede llevar a la valores práctica la misión institucional Aceptación y usos del Usos no generalizados e-L Obligando al uso, formando hábitos Mayor carga de trabajo en la sedes El aprendizaje de la La cultura como problema cultura La cultura como escenario. Tensión entre tutor virtual y tutor presencial Rol fiscalizador y relevancia de las normas Conocimiento local La cercanía de interacciones en las sedes Contextos locales Necesidad de control Control y responsabilidad local /nacional

I. ORGANIZACIÓN Y DESARROLLO DEL e-L EN INACAP INACAP destaca entre las instituciones educativas de nuestro país, por haber iniciado un sostenido, generalizado y centralizado proceso de cambio tecnológico en las organizaciones de educación superior chilenas. Esta institución constituye un buen ejemplo donde observar este cambio tecnológico que remece y cultiva a una organización educativa con una larga trayectoria de 37 años como institución superior, que forma a más de 48.000 estudiantes en 30 sedes distribuidas a los largo del país, es decir, de Arica a Puntarenas. Se trata de una “Corporación de derecho Privado sin fines de lucro, administrado por un Consejo Directivo compuesto por representantes de la

El Caso INACAP e-Learning

9


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Confederación de la Producción y del Comercio, de la Corporación Nacional Privada de Desarrollo Social y del Servicio de Cooperación Técnica. La estrecha relación que INACAP mantiene con estas entidades empresariales, le permite tener un amplio conocimiento del perfil que buscan los sectores productivos del país con respecto al recurso humano que necesitan contratar. De esta manera, INACAP desarrolla y actualiza el conjunto de sus planes de estudio, cursos de capacitación y programas de post-título, con la finalidad de que resulten afines a las necesidades del mundo laboral”. 14 El Portal Web de INACAP resulta coherente con esta apuesta tecnológica, situando desde el inicio al e-L como una destaca actividad formativa de la institución. “El portal de INACAP, te lo demuestra; la primera pantalla, mira lo que hay, hay Carreras, e-Learning y capacitación, inmediatamente te dicen a ti donde es eLearning y Capacitación, tienes apoyo institucional” (EG1)

I.1 Organización del e-L en INACAP La institución define una Gerencia de e-Learning15 como la unidad que debe llevar adelante el desarrollo de la plataforma tecnológica en un primer momento, para coordinar la capacitación en torno a los recursos y usos de la plataforma, y para

14

http://www.inacap.cl/inacap_des/pag_usuarios.php?contenido=191&link=7 visitado el 22 de julio del 2004

El Caso INACAP e-Learning

10


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

colaborar en la implementación de nuevas iniciativas de formación en ambientes virtuales, sobre la base de la misión, valores y modelo pedagógico de INACAP. El rol de la Gerencia ha ido variando durante las etapas de implementación inicial de las políticas de e-L en INACAP, desde un rol de gestión directa en el desarrollo de la plataforma tecnológica y de la formación de recursos humanos en la institución para su utilización eficiente, a una función más estratégica en el seguimiento y monitoreo de las iniciativas. El lugar de la Gerencia de e-L en la estructura organizacional de INACAP se corresponde con una mediación constante entre los usuarios internos y las necesidades externas. Los clientes del e-L son, por lo tanto, Educación Superior en lo que respecta a los usos internos de la plataforma por parte de profesores y alumnos. Mientras que, a través de Formación Continua, se posicionan en la oferta de capacitación a las empresas y clientes externos. Esta doble responsabilidad sitúan al e-L como una práctica y un producto transversal para la institución. De modo que, los clientes internos serán los profesores y alumnos, mientras que los clientes externos serán las empresas demandantes de cursos de capacitación en los ámbitos de experiencia técnica de INACAP. Este carácter “bisagra” (por decirlo de algún modo) interviene los discursos de algunos actores consultados para este estudio, de forma diversa dependiendo de su mayor responsabilidad en la oferta de Formación Continua. Así se configura una experiencia diferenciada en la prestación de servicios a través del entorno virtual. Esta situación organizacional, le entrega a la Gerencia de e-L responsabilidades en la prestación de servicios educativos, donde el proyecto virtual se traslada a contextos de mayor visibilidad para la imagen institucional. La oferta externa y las necesidades internas, tensionan a la organización al hacerla competir en un mercado con lógicas propias. En rigor, el e-L de INACAP debe someterse a la creciente demanda de los mercados de capacitación en las empresas, con una oferta de calidad que prueba a diario las virtudes del modelo y exige la elaboración de sofisticadas estrategias pedagógicas, más allá de la propia frontera organizacional. I.2 Desarrollo del e-L en INACAP La instalación de una estrategia de e-L en INACAP se configura como proceso temporal que arranca desde el año 2000 que puede ser analizado siguiendo las siguientes fases: i. Definición estratégica y liderazgo directivo ii. Diseño tecnológico integrado iii. Formación de una red institucional para la operación del e-L iv. Desarrollo y monitoreo de iniciativas e-L (ayudantías virtuales, cursos de capacitación, curso en línea Computación Básica) El Caso INACAP e-Learning

11


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

i. Definición estratégica y liderazgo directivo La introducción coherente y consistente con los valores organizacionales de este modelo e-L, es favorecida por la decisión estratégica asumida por INACAP. Las máximas autoridades de la institución asumen la decisión de incorporar, a través de definiciones y acciones concretas, innovaciones organizacionales utilizando ambientes e-L para aumentar el valor de sus propios procesos organizacionales de gestión de la formación profesional y continua. Este origen jerárquico y de compromiso institucional en la gestación del e-L, contribuyó a la formación de un grupo humano preparado para iniciar la extensión del proyecto hacia toda la organización, es decir, en las diversas sedes del país. “La gran ventaja o valor que tiene INACAP en relación al e-L es que aquí hay decisiones institucionales e incorporar la tecnología a los procesos educativos” (EG1)

Con esto, el sentido estratégico del e-L o del desarrollo tecnológico de INACAP está directamente vinculado a la definición institucional y en coherencia con la misión de la organización. Desde allí, la integración de las plataformas tecnológicas avanza como una política interna que debe ser acatada por cada una de las sedes. Este enfoque estratégico definirá las características de su implementación y las dificultades que el proceso ha presentado, quedan ancladas en las formas habituales de llevar a cabo las políticas institucionales en su conjunto, jerarquizadas nacionalmente y situadas en la interpretación y compromisos de la autoridades locales. ii. Diseño tecnológico integrado El rol de la tecnología en la institución educativa estudiada adquiere sentido como una herramienta que colabora a dar valor a los procesos formativos. La finalidad tecnológica en un primer momento, pretende aprovechar las potencialidades de las tecnologías en los diversos ambientes organizacionales. Por lo mismo, la integración de los sistemas de información y de gestión, da cuenta de un sentido transversal de la tecnología en la organización. “En INACAP todos sus sistemas con distintos orígenes o en distintas épocas, se han estado integrando y hoy día están funcionando de manera integrada” (EG1)

En este mismo sentido, el lugar que se le atribuye de manera explícita a la tecnología, se despliega en un discurso bastante compartido entre los actores consultados, dando cuenta de su rol instrumental en la gestión de los procesos de

El Caso INACAP e-Learning

12


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

aprendizajes. El e-L en INACAP se plantea como una estrategia que ayuda a otorgarle mayor valor a los procesos de la organización. “El e-L para nosotros no es una panacea, no es la solución de todo, no, el e-L para nosotros es simplemente una estrategia que ayuda” (EG1)

Por ello, el e-L de INACAP se define sobre la base de un apoyo tecnológico a las actividades educativas habituales de la organización. El e-L adquiere una práctica que mezcla la virtualidad, con los usos instrumentales de las TIC, en tanto apoyo a la docencia. El modelo se describe mejor en el concepto de blended learning más propio al carácter instrumental del rol de la tecnología en la mejora de los procesos formativos. “Cuando hay estos sistemas e-learning y además esta matizado con video conferencia y además esta matizado con algunas actividades presenciales, funciona” (EG1)

La propuesta institucional de integrar la tecnología a los diversos procesos organizacionales adquiere un carácter propio en la decisión de desarrollar internamente la plataforma e-L que se utilizaría. Esta decisión no solo económica, sitúa un hacer organizacional que introduce un elemento de identidad en la apropiación integral de la tecnología. “…por eso lo hicimos internamente, cuando tu lo haces internamente, cuando tu haces algo en tu casa, es súper tuyo, es mas tuyo que si lo hubieses comprado, entonces lo cuidas lo sabes ocupar” (EG1)

iii. Formación de una red institucional para la operación del e-L Las políticas institucionales de desarrollo del e-L, incorporaron la dimensión territorial en la selección de Facilitadores en cada sede. Recursos humanos definidos sobre la base de un perfil determinado, que sin duda, en esta etapa, estarán muy determinados por sus saberes tecnológicos y de pertenencia estable a la organización. “Empezamos a pedirles a las sedes que designaran a personas como líderes. Así se llego a determinar, designado por cada sede, un docente Facilitador (…) él esta encargado de entrenar a sus colegas (EG2)

En estos líderes locales, formados especialmente en los usos y sentidos que la tecnología tiene para la organización, recae la responsabilidad de reproducir la capacitación a los docentes adscritos a cada sede. El imperativo formador y “evangelizador” de los Facilitadores locales permite ir extendiendo los valores, sentidos y usos de la tecnología en todos los segmentos de la institución. Sin embargo, la autoridad y responsabilidad siempre queda radicada en los directivos de cada sede, evidenciando que será la misma institución, en sus espacios locales, la que establezca culturalmente las prácticas y los límites de las decisiones nacionales sobre el e-L.

El Caso INACAP e-Learning

13


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas “por muy entusiasta que pueda ser el facilitador, aun cuando debería ser un asesor directo del director, no tiene la autoridad como para determinar cosas…”(EG2)

iv. Desarrollo y monitoreo de iniciativas e-L (ayudantías virtuales, cursos de capacitación, curso en línea Computación Básica) El desarrollo del e-L destaca por la coherencia y la paulatina incorporación de iniciativas formativas. Las iniciativas comienzan a tomar forma en ayudantías virtuales optativas como un recurso de apoyo a las clases presenciales, los cursos de capacitación que INACAP realiza como parte de su trabajo hacia las empresas e instituciones externas y las emergentes decisiones académicas de implementar asignaturas virtuales. Una de las últimas iniciativas INACAP e-L es la implementación del primer curso para sus alumnos regulares, desarrollado completamente en modalidad virtual. Este curso semestral denominado Computación Básica está diseñado siguiendo los estándares que conducen a la certificación ICDL16. “hoy día tenemos, estamos administrando una asignatura full Internet que es una prueba que estamos haciendo, tenemos 3.200 alumnos, es Computación Básica” (EG1)

Es posible observar inmediatamente el carácter piloto y experimental de la experiencia. Lo que permite comprender la responsabilidad asumida de introducir una oferta formativa para los alumnos de modo gradual y en permanente observación de sus resultados. Más adelante daremos cuenta de los resultados y aprendizajes de estas implementaciones, sin embargo, los tutores del curso Computación Básica on line coinciden en que las mayores dificultades se encuentran en la falta de hábitos de auto instrucción y de participación virtual que manifiestan los alumnos, junto a la necesidad de ampliar los espacios de guía presencial y actividades de inducción a las tecnologías. “La experiencia que yo tengo, hay un 20% que participa en las actividades de e-learning (EG3)

Esta incorporación gradual de materias en modalidad e-L es el resultado de una política explícita de desarrollo “cauteloso” de la virtualidad, al punto de hacer opcional su participación. Sin embargo, estas decisiones no son del todo reconocidas como prácticas adecuadas, por parte de quienes observan la implementación en las sedes. “Hemos usado ciertas políticas medio cautelosas …Por ejemplo, nosotros, aunque tenemos asignaturas por e-learning o son puramente e-learning, ninguna de ellas son obligatorias, sino que todas son optativas (EG1)

16

ICDL International Computer Driving Licence http://www.icdl.cl/

El Caso INACAP e-Learning

14


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas “Lo otro que yo cambiaría, no lo dejaría como optativo…” (EG3)

II. METODOLOGÍAS Y DISEÑOS DE USO EN e-L Las metodologías que acompañan a la implementación de la plataforma e-L en INACAP, constituyen el modo o camino concreto en el que las tecnologías adquieren sentido organizacional. Junto a la introducción de tecnologías de gestión de aprendizajes, se ha debido generar modelos y competencias para su uso por parte de los docentes y de los alumnos. Los diversos recursos disponibles en la plataforma de e-L están al servicio de profesores y alumnos para su uso en las funciones más habituales de la gestión formativa. II.1. Competencias y Valores La definición estratégica de las metodologías para el aprendizaje con uso de TIC, en el caso de INACAP, está íntimamente vinculada a la misión institucional. “INACAP es una Organización que inspira su hacer tras el cumplimiento de una misión: Formar en Competencias y Valores” 17 De este modo, la formación valórica adquiere una importancia fundamental en la institución y se extiende, por cierto, a las definiciones y prácticas del e-L, en tanto, herramienta que también contribuye a realizar esa misión. Ahí está el valor más evidente de la tecnología integrada a la gestión educativa de INACAP. Por lo tanto, integrar las plataformas tecnológicas al trabajo colaborativo y a la formación por medio de e-L, deviene un proceso asentado en el rol más propio de INACAP. “Como INACAP tiene por misión la formación en competencias y en valores, yo tenía que mostrar que a través de estos medios, también era posible generar esta formación valórica” (EG1) “La función de INACAP, en su esencia, es la colaboración y la formación de las personas” (EG1)

Convertir en práctica la misión institucional de INACAP a través del e-L, no sólo se vuelve un imperativo de la gestión de la Gerencia de e-L, sino también, deviene en el compromiso de ubicar el aporte de la tecnología, en tanto, estrategia capaz de proveer un ambiente formativo donde los valores adquieren sentido para los participantes. La construcción de una matriz de planificación pedagógica donde la dimensión valórica adquiera consistencia práctica, resulta fundamental. Así, la utilización de la tecnología encuentra el sentido estratégico que la organización demanda, al

17

INACAP. “Facilitando Aprendizajes en la Red”. Documento interno de trabajo, enero 2004 (pág.2)

El Caso INACAP e-Learning

15


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

conceptualizar el aprendizaje de determinadas habilidades y competencias en el ámbito de valores que lo sustentan. “En la planificación del aprendizaje instrumental, de los contenidos y la adquisición de competencias, también están asociadas al tratamiento de esos valores (EG2)

Los valores organizacionales que orientan la modelo formativo de INACAP se han incorporado en las propuestas metodológicas de e-L. Resulta indudable que la legitimación del cambio tecnológico requiere integrar los conceptos y las prácticas de un aprendizaje activo. Esta conceptualización de aprendizaje práctico, encuentra en el e-L un entorno muy propicio para el desarrollo de actividades orientadas a la ejercitación sobre casos concretos y nuevas competencias colaborativas y de trabajo grupal. “-... y eso de aprender haciendo, yo creo que eso es importante y es lo que se hace aquí... - claro, lo que se aprende en teoría se lleva a la práctica...”(GF) “a raíz del slogan que INACAP tiene acuñado, que es aprender haciendo, es como obvio que nosotros entremos muy fuerte en la parte metodológica (…) ponemos mucho énfasis para que la gente lo haga… (EG1)

II.2 Aceptación y usos del e-L El proceso de gestión de un modelo coherente, que haga posible conjugar el desarrollo tecnológico, con una propuesta pedagógica innovadora en el uso de la plataforma de e-L, ha sido el desafío de INACAP. Por este motivo, se ha promovido el desarrollo de hábitos de uso de la tecnología, mediante el requisito de obligatoriedad para ciertas tareas administrativas de la organización. De este modo, es obligación para los docentes utilizar la plataforma para realizar trámites y solicitudes vinculados a la gestión docente. La idea que está en el trasfondo de esta práctica de obligar ciertos usos administrativos, es generar hábitos en los profesores especialmente, para conseguir mayor familiaridad con la plataforma tecnológica de la institución. De esta forma, lograr mayor aprobación y construir la necesidad de un poblamiento y uso más intensivo de los recursos disponibles. “El hecho que haya trámites, por ejemplo, gestiones docentes obligadamente a través de los medios tecnológicos es algo que te induce al uso” (EG1) “Lo que se ha hecho hasta aquí es como obligar a usar la plataforma de la organización (…) hoy día el 100% de los profesores la utilizan, como te digo, aún cuando sea para necesidades administrativas...” (EG2)

De acuerdo a lo anterior y por la información registrada en esta investigación, es posible afirmar que en este momento del desarrollo tecnológico de INACAP, el uso de las potencialidades de su plataforma no es generalizado. Los docentes de la institución son los participantes menos dispuestos al uso de los recursos de la plataforma e-L; no obstante, los alumnos inicialmente tampoco portan las El Caso INACAP e-Learning

16


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

competencias requeridas para la participación fluida de las iniciativas e-L. La afirmación más extendida entre gestores y tutores, indica que, a pesar de la calidad de los recursos de la plataforma, la aceptación y el uso aún resulta muy limitado. “Pero estamos lejos de usar todo el potencial que tiene, estamos caminando para allá (…) hay mucho que hacer todavía y también con los alumnos, ellos no tienen la madurez suficiente” (EG2) “Ahora, insistiendo una vez mas, esto no esta generalizado, pero la idea es partir con eso y se va a ir ramificando lentamente…”(EG1)

La integración de la tecnología a los procesos de gestión de aprendizajes ha seguido de forma natural, un circuito definido desde un principio desde los ámbitos más técnicos de la ingeniería y la informática. Serán los docentes y alumnos de las carreras de ese entorno profesional quienes con menores resistencias han integrado los recursos tecnológicos de la plataforma e-L. Una de las características más propias de una organización educativa como INACAP, por su extensión regional en un país signado por su diversidad territorial y el rol destacado de cada sede en las decisiones de implementación de la s políticas nacionales, radica en la diversidad con que cada espacio local, ha hecho propio e incorporado los recursos formativos provistos por la plataforma tecnológica. “… hay algunas que son mas comprometidas con el tema, hay directores que te dicen que debería ser obligatorio, que tengamos mas actividades de estas…y hay otros que tratan de rechazarlo también y de mostrar cuales son las debilidades” (EG2)

Por ello, destaca en los discursos analizados las necesidades de ampliar los espacios de inducción que se reserva a cada actor participante del proceso. No obstante, haber desarrollado un completo plan de inducción anual a la plataforma y a los usos de la tecnología en los ámbitos formativos, las conversaciones analizadas insisten en la falta de competencias de alumnos y profesores y la necesidad de mantener e incluso, ampliar los espacios para la inducción presencial a las nuevas tecnologías. “Nosotros hemos determinado que las necesidades de inducción hacia el uso tecnológico en los alumnos son mínimas (…), pero no así los profesores…” (EG1)

III. APRENDIZAJES DEL E-L EN LA ORGANIZACIÓN La construcción de una experiencia en comunidad de los significados asociados a las prácticas de e-L resalta como uno de los aprendizajes más sostenidos en los discursos estudiados. Por cierto, no como un objetivo cumplido, sino como una propuesta de mejora continua de la calidad de las iniciativas. Cada actor consultado, a su manera, asume los aciertos y errores en una perspectiva constructiva que nos conduce a entender el carácter social de la El Caso INACAP e-Learning

17


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

experiencia tecnológica en INACAP. Los aprendizajes de la organización en el uso de la tecnología, emergen en las conversaciones dando forma a un proceso en el que, a pesar de las dificultades expuestas, va generando un saber hacer muy valioso para la continuidad del proceso. “Vas racionalizando y vas administrando con mayor know how, tu vas adquiriendo ciertas destrezas de que la primera vez ni sospechabas… ” (EG1)

III.1. El aprendizaje de la cultura La introducción de nuevas tecnologías para la gestión y la formación en la organización educativa estudiada, ha sido como indicamos, un proceso gradual donde la provocación de cambios en las actitudes y percepciones de los participantes es resultado también de la difusión de un discurso que atenúe las resistencias encontradas en la organización. Resistencias que describen miedos a la tecnología y a verse superados y desplazados laboralmente al no desarrollar las competencias en el uso de la tecnología. “¿Cómo lo atacamos? Con mucha información, con mucha comunicación, con mucha reunión con los profesores para explicarles directamente cual era la idea: “la idea no es una amenaza laboral para ustedes, sino que queremos ayudarlos, queremos esto orientado hacia elevar la calidad de la educación” (EG1)

La Cultura como discurso, se asocia, en ocasiones, a un conjunto de resistencias y carencias de determinadas prácticas asociadas a la tecnología. En estos casos, lo que se describe son determinados “problemas culturales”. Esta forma de observar y explicarse la cultura como carencia, encierra el riesgo de oponer tecnología a cultura - como observaba Rosalind Williams- y olvidar que la cultura no define resistencias ciegas, sino, modos diferenciados de significar y reaccionar frente a los cambios. “…cuando hay problemas culturales tu tienes que generar hábitos, el hábito es una cuestión de repitencia, (…) una cuestión clave para generar cultura” (EG1) “hay otra dificultad que esta relacionada con lo que son las reacciones al cambio” (EG1)

Por cierto, los cambios generalizados que se suscitan por la introducción de nuevos modelos formativos utilizando tecnologías de información, se convierten en una realidad muy exigente para los participantes del proceso. La sedes han debido enfrentar estas nuevas exigencias con los elementos que disponen; la rapidez de los cambios con sus realidades locales; las nuevas prácticas organizacionales, con sus recursos limitados. Estos cambios acelerados son evidentemente, vividos con los propios tiempos de cada sede. “la coordinación de las asignaturas e-learning es toda una forma nueva (...) puras variables distintas (...) son cosas que hay que meter en la cultura…” (EG2)

La Cultura también, puede ser vista como el escenario, como trama significante y territorializada, dotada de sentido propio y representada en las realidades locales.

El Caso INACAP e-Learning

18


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

En este caso, la Cultura es reconocida como una realidad local que hay que descubrir y valorar, una condición organizacional desde la cual construir sólidos procesos de cambio. “creo que es una herramienta súper importante, pero además, hay que conocer un poco cuál es el escenario, cuáles son las barreras que un poco impiden…” (EG4)

III.2. Conocimiento local: Las sedes y el e-L Las definiciones estratégicas sobre los nuevos modelos formativos e-L y la administración de este proceso, liderado por una gerencia nacional, tienen por cierto, su correlato significante en las unidades institucionales donde se desarrolla la interacción más inmediata, desde las conversaciones en los patios, hasta los laboratorios y las propias salas de clases. La cercanía cotidiana de las relaciones en cada sede, entre docentes, directivos y alumnos, constituye una situación que potencia la aceptación de iniciativas innovadores como el e-L. Los alumnos por su parte reconocen la cercanía con sus profesores en los espacios disponibles en sus sedes. Esta situación local, tal vez no generalizable a toda la institución, resulta determinante en la experiencia que los alumnos puedan tener con la introducción de innovaciones pedagógicas y cambios tecnológicos. La cercanía que se observa en los patios, se traslada al mundo de las comunicaciones electrónicas de manera natural, como un recurso más disponible para la interacción. “- A los docentes tengo bastante oportunidad de ubicarlos fuera de la clase, si tengo alguna duda, siempre están dispuesto a hablar con uno, no tramitan… - eso no se da solamente con los docentes, se da a todo nivel de la carrera, del coordinador, no es tan burocrático conversar con alguien, hay distintos medios para llegar a ellos: a través de mails, personalmente, etc.(GF)

Conocer la realidad local supone también, darse cuenta de la gran brecha digital del país, que se reproduce en la sedes. Las regiones más rurales y los sectores de menores recursos que pueden acceder a la educación técnica superior, presentan conductas de entrada bastante disímiles y en no pocos casos, desconocimiento total de las tecnologías de la información. “…imagínate que este universo nuestro esta conformado, también, por alumnos que vienen del colegio que tampoco nunca tuvieron un computador, que no tienen la madurez ni la autonomía como para asumir una modalidad e-learning (EG2)

Se observa claramente que las condiciones económicas o las valoraciones y exigencias de las familias hacia la educación superior, caracterizan muchas de las actitudes de ingreso a INACAP y con ello también, del acercamiento y aprovechamiento de la tecnología. “...hay otro 70% que viene a lo que salga, “no quedé en la U”, entonces toda la cosa… una cosa motivacional, entonces, de ese tipo, le dices que hay toda una cuestión de elearning, “e-qué!?” te va a decir” (EG3)

El Caso INACAP e-Learning

19


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

III.3 La necesidad de control El carácter situado de las experiencias en torno a la virtualidad como ambiente de aprendizaje, permite comprender la necesidad que manifiestan los directivos de sedes respecto al control local de los procesos. Es posible observar en INACAP, una perspectiva coincidente entre los directores de sedes, respecto al valor que se le atribuye al control organizacional y especialmente, sobre la responsabilidad que deben asumir para el éxito de las iniciativas. Este esquema de sentidos y el valor que se le asigna, es una característica propia de la cultura de la organización, y como tal, que debe ser conjugada con las posibilidades de la virtualidad evitar interponer conflicto entre las lógicas de la autoridad territorial y el liderazgo de las sedes, respecto a la desterritorialidad del espacio virtual. “Yo tengo dos tutores acá, de los dos puedo dar fe de uno que está muy preocupado del tema, porque él tiene que ver solamente con alumnos de acá... en cambio con la otra persona… él tiene alumnos de varias sedes… entonces, no puedo controlarlo”. (EG3) “El control es fundamental porque tu puedes tener buenas herramientas y puedes tener una muy buena plataforma (…)pero si el tema dentro de la sala de clases no esta controlado…” (EG4)

CONCLUSIONES El proceso de investigación llevado a cabo en el marco del seminario e-Learning del Programa Doctoral sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento de la UOC, ha permitido generar aprendizajes concretos respecto al cambio tecnológico en la organización educativa INACAP, al observar la organización y desarrollo de su programa e-Learning. Por cierto, la implementación de un proyecto de gestión de tecnologías para el conocimiento de esta envergadura, se signa desde su origen, de las características más propias de la institución de donde surge. Esto que podría ser demasiado evidente, se entiende, en el contraste de otros proyectos que se instalan casi de manera foránea o pasajera en instituciones de larga tradición. Los valores y las configuraciones de sentido que cruzan los quehaceres de toda la institución es lo que se pone en juego, de algún modo, al implementar e-L. Es en esta situación de práctica asentada en unas estructuras consolidadas donde

El Caso INACAP e-Learning

20


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Lo cultural del cambio tecnológico Desnudando el cambio cultural como una estrategia desvinculada de unas prácticas concretas y de sentidos convertidos en tradición por la convivencia, consideramos que es necesario reconocer aún más las características socio culturales de una organización educativa compleja como es INACAP. El discurso de la cultura como resistencia a las innovaciones tecnológicas no aporta al desarrollo de mejores prácticas, más bien, inhibe la generación de nuevos sentidos que si instalen sobre las configuraciones culturales ya existentes. El cambio cultural que implica la introducción de nuevas tecnologías de apoyo a la práctica académica de los profesores de la institución, supone no sólo, acostumbrarse a utilizar determinados recursos tecnológicos. La cultura organizacional desplaza sentidos y reconfigura prácticas al ir adoptando paulatina, pero consistentemente, nuevos recursos TIC. Junto a ello, el sentido y valor más profundo de una institución educativa se tensa y cuestiona, para buscar nuevas prácticas pedagógicas vinculadas al uso creciente de la plataforma e-learning de INACAP. Ya veíamos junto a Rosalind Williams18 que la tecnología no impacta simplemente la cultura, sino es en si misma, una manifestación y construcción cultural. El apropiarse culturalmente del e-L en la organización significa desarrollar las capacidades de la tecnología para dar mejores servicios, pero también, de las personas para sacar mejor provecho de las posibilidades tecnológicas. Ahí la cultura deja de ser un conjunto de resistencias que hay que disolver o cambiar, y deviene en las posibilidades de construcción de compromisos institucionales en todos los niveles para establecer lecturas con sentido de los nuevos contextos que promueven el uso intesivo de las TIC en la gestión formativa. El Compromiso El compromiso constituye una condición fundamental de las prácticas sociales y los diseños organizacionales. El compromiso mutuo con la actividad o empresa conjunta define, de acuerdo a Wenger, las comunidades de práctica. El desarrollo del e-L en INACAP requiere fortalecer el carácter comunitario de la experiencia. Buscar en cada sede a lo largo del país, los elementos que definen prácticas comunitarias y significados sociales que refuercen la implementación liderada desde la gerencia nacional de e-L. De este modo, la organización del e-L en INACAP apela, en buena medida, al compromiso de los líderes o directores de sedes y de los docentes. Sin embargo, 18

“La tecnología de la información manipula símbolos y no los objetos materiales. No “impacta” simplemente en la cultura y la sociedad; la propia tecnología es inherentemente cultural y social desde el principio. Directa e indirectamente afecta a las percepciones humanas de espacio, del tiempo, de la comunicación y de la conciencia”. Williams, R. Op cit. pág.32

El Caso INACAP e-Learning

21


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

su implementación gradual y cautelosa presenta algunas imprecisiones observadas por los actores consultados. Por un lado, se incentiva y obliga el uso administrativo de la plataforma a los docentes, mientras que, para los alumnos resulta opcional participar en las actividades e-L. En esta etapa de desarrollo del e-L, se hace preciso, junto con un programa de formación permanente de docentes y alumnos (presencial y virtual), el fortalecimiento de un compromiso personal y colectivo con el éxito del cambio tecnológico, superación de las dificultades y consolidación de las iniciativas. El compromiso colectivo arranca de los valores institucionales y los sentidos de pertenencia a INACAP, desde ahí, refuerza las iniciativas de virtualización como un valor asociado a la identidad organización. El Aprendizaje Organizacional Podemos afirmar que las organizaciones educativas, como es el caso INACAP eL, efectivamente aprenden de sus procesos y prácticas. Las tecnologías de la información implementadas como plataformas para la interacción y la comunicación se insertan en un contexto específico, pero a su vez producen intensos desplazamientos en las maneras habituales de hacer las cosas. Entonces las amenazas surgen como discursos fatalistas y como comportamientos de no integración. El cambio cultural no radica en remover esas resistencias, sino en incorporarlas con sus ritmos propios y sus escenarios habituales. Aprender de la experiencia y de la auto observación de los procesos, es una posibilidad favorecida por el uso de las tecnologías de información. En INACAP este proceso de aprendizaje organizacional parece muy incipiente aún, sin embargo, la ejecución de este estudio (modesto) permitió generar instancia de reflexión sobre la práctica y sobre le desarrollo e implementación del cambio tecnológico mediante e-L, que da cuenta del enorme valor que tiene para la organización hacer explícitos los aprendizajes que devienen de un complejo proceso de modificación en las formas habituales de hacer las cosas. La Gestión del Cambio La experiencia observada en INACAP nos habla de un proceso de gestión del cambio tecnológico bien conceptualizado y con visión estratégica. No obstante, las dimensiones más locales (sedes) de los comportamientos organizacionales vinculados a las prácticas de uso de la tecnología escapan un poco a la comprensión de los agentes nacionales. Es preciso mantener una permanente actitud de observación -autoobservación- y desarrollado de nuevos usos, pero también, de la realidad de implementación más profunda en cada El Caso INACAP e-Learning

22


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

espacio local, que haga posible promover políticas diferenciadas de acuerdo a las realidades particulares de los territorio y los actores del proceso. La integración de tecnologías para el desarrollo de la organización define un camino de entrada a nuevos procesos, sin embargo, la construcción de un recorrido coherente es una cuestión de descubrimiento permanente, de apropiación paulatina. Por esta razón, la implementación no termina con su difusión, ni con el incremento de actividades a través de la plataforma. Se requiere un impulso constante de desarrollo organizacional del e-L y la gestión permanente, incluso como una función institucionalizada. Esta gestión permanente del cambio tecnológico, debe estar radicada en los valores institucionales y ser un esfuerzo compartido entre los directivos nacionales y los líderes locales.

El Caso INACAP e-Learning

23


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

Bibliografía ALDERETE, Fco. Formalización y Discontinuidad. Tematizaciones de la Cultura Organizacional en la Gestión Municipal. Revista Chilena de Semiótica N° 3 1998. http://rehue.csociales.uchile.cl/rehuehome/facultad/publicaciones/semiotica/semiotica3/for mali-1.htm ÁNGEL, Facundo. Educación Virtual en América Latina y el Caribe: Características y Tendencias. UNESCO –IISEALC 2002. ARBUÉS, María Teresa y TARÍN, Luis. La Experiencia de la UOC para Entornos Profesionales: una oferta formativa para la Sociedad del Conocimiento. En: Carlos Pelegrín Fernández “E-Learning: La mejores prácticas en España” Madrid : Pearson Educación, 2003 ARNOLD, Marcelo. Aspectos y Dimensiones de la Cultura en Organizaciones. Santiago: Programa SPITZE, serie documentos de trabajo. Departamento de Antropología, Universidad de Chile. 1992. BATES, Tony. Cómo gestionar el cambio tecnológico. Estrategias para los responsables de centros universitarios” Documentos UOC, 2001. http://www.uoc.edu/web/esp/art/uoc/bates1101/bates1101.html BATES, T, DUART, J M. y MARTÍNEZ, M. J .Gestión del Cambio: e-learning como estrategia. UOC - Formación de Posgrado. P03/90844/01917 noviembre 2003 BAUZÁ, Guillem. Análisis Comparativo UNED – UOC. (versión para el debate, documento pdf) marzo 2001. BROWN, John Seely y DUGUID, Paul. La Vida Social de la Información. B. Aires: Pearson Educación 2001. CASTELLS, Manuel. “La Era de la Información. Vol. 1. La Sociedad Red”. Madrid: Alianza 1999 (Tercera reimpresión) (pp. 196). DUART, J.M.; SANGRÀ, A. Formación universitaria por medio de la web: un modelo integrador para el aprendizaje superior. A: DUART, J.M.; SANGRÀ, A. (comps.) Aprender en la virtualidad. Barcelona: Gedisa, 2000. MIRALLES, Laia y SANCHO, Teresa (Redactoras). Internet y la Red de Universidades Catalanas. Informe de Investigación. PIC – UOC. FUOC abril 2004. SANGRÀ, Albert. La Calidad en las Experiencias Virtuales de Educación Superior. Documentos UOC, 2001 http://www.uoc.edu/web/esp/art/uoc/0106024/sangra.html SCHANK, Roger. Designing World – Class E- Learning. NYC: McGraw- Hill, 2002.

El Caso INACAP e-Learning

24


Cambio Tecnológico en Organizaciones Educativas

VALENCIA, Patricia. Desarrollo Organizacional Aplicado a la Educación Superior: Modelo de análisis. Revista Digital UMBRAL 2000. Nº 11 Enero 2003. www.reduc.cl VILLASECA, Jordi. Tecnologías de Información y Comunicación en la Universidades. Documentos UOC, 2001. http://www.uoc.edu/web/esp/articles/vilaseca/tic.html WILLIAMS, Rosalind. Cultura y Cambio Tecnológico: el MIT. Madrid : Alianza Editorial, 2004

El Caso INACAP e-Learning

25


Inacap e learning