Page 1

Departamento de Tecnología, de la Información y la Comunicación Granada College Atarfe, Granada

El libro de la CREATIVIDAD

Fran Castilla Puerta 1º ESO Pascal Curso académico 2011-2012


Este libro se lo dedico a mi hermano por ayudarme en todo y a mi amigo Pepe por estar siempre ahĂ­


Índice • • • • • • • •

Historia de terror: Halloween Historia de navidad: Cambio de opinión Poesía: Estaciones Trabajo de investigación: China

Andalucía: Turismo Trabajo colaborativo: Google docs Cómic: Venganza Ergonomía


Halloween Fran Castilla 1º Pascal -¡Jack, despierta!-Sonó una voz desde el interior de la habitación. Él estaba atónito, pero supo de quién provenía esa voz. -¡Despierta, es Halloween!-Insistió Josh. -Vale, vale, pero déjame dormir ya, pesado.-Replicó Jack. -Por favor, despierta, que son las 10:00, que no esta Mamá, y quiero desayunar.-Dijo Josh. -Bueno... pero sólo hoy te haré el desayuno, eh, no te acostumbres. -¡Bien! ya estaba muerto de hambre.-Exclamó su hermano. Jack era un chico con la edad de 13 años, que vivía en un humilde pueblo llamado Claytown, con su hermano de 7 años, y con su madre, Susan, de 41 años. Su padre había muerto en una misión del ejercito, ya que era militar. -¿Que hora has dicho que era?-Preguntó Jack. -Las 10:00, ¿por qué lo dices?-Dijo Josh. -Oh, no, había quedado con Jay en el parque a las 10:25, y todavía le tengo que hacer el desayuno al comilón estepensó el mayor. -Oye, ¿pasa algo?- preguntó Josh. -No, nada, sólo... De repente, sonó la puerta, era su madre, venía cargada de bolsas de la frutería. -Uf, salvado por los pelos, ahora mi madre le hará el desayuno a Josh, y yo podré llegar a tiempo al parque con Jay. Jack era un niño muy astuto, y con bastantes amigos con los que salir los días de fin de semana, por lo tanto, la mayoría del tiempo, estaba en la calle con Jay o algún otro amigo. Después de lavarse los dientes, vestirse y desayunar rápidamente, estaba preparado para salir de casa, y eran las 10:22, le faltaban 3 minutos para llegar al parque, así que le dijo a su madre gritando: -¡Mama, me voy al parque! A las dos vuelvo. Susan había estado limpiando desde que Jack se había ido, y no se había percatado de todo el tiempo transcurrido hasta ese momento, así que se dispuso a mirar la hora. Eran las 2, y Jack estaba a punto de venir, y todavía no se había puesto ni a preparar la comida. -¡Mamá, tengo hambre!-Gritó Josh. -Vale, vale, ahora mismo hago de comer, espera un poco.- Dijo la madre Pasaron los minutos. Ya eran las 2 y cuarto, y Jack, no había venido. La comida ya estaba encima de la mesa, y la madre estuvo tan concentrada en la cocina, que no escuchó a Jack llegar, así que supuso que ya había llegado. Por lo tanto gritó: -¡Niños, a comer! Josh, se sentó a la mesa, y preguntó: -¿Dónde está Jack? -¿Es que no ha venido ya?-Preguntó la madre. -No, y dijo que vendría a las 2, qué raro.-Dijo el pequeño. -Bueno, ya vendrá, vamos a seguir comiendo. A medida que transcurrían los minutos, la madre se fue poniendo más nerviosa, hasta que tiró el tenedor al suelo y decidió pasar a la acción. Ya estaba llamando a la policía cuando se quiso dar cuenta de la gravedad del asunto: Su hijo había desaparecido. Al cabo de un rato, la puerta sonó. -Espero que sea Jack.-Pensó Susan Fue a abrir, y no era Jack, eran los agentes de policía. -Vale, tranquilícese y cuéntenos.-Dijeron con aires de profesionalidad. -Resulta que mi hijo, ha desaparecido.-Dijo ella nerviosa.


-Vamos dentro del coche, a buscarlo, tráigase al pequeño. Subieron al coche los cuatro. -¿Qué está pasando?-Preguntó Josh. -Vamos a ver.-Dijo el agente.-¿Tú sabes dónde ha ido tu hermano? -Sí, dijo que iba al parque con ese amigo suyo. -En marcha, al parque.- dijo el agente. Llegaron al parque, que no estaba muy lejos de la casa, y preguntaron a la gente si habían visto a un chico con ojos verdes y pelo negro como el hollín, pero todo el mundo le decía que no. -Llegados a este punto, habrá que ir a todos los sitios donde le gustaba ir a Jack, díganos a qué sitios le gustaba ir.Dijo él con franqueza. -Pues sólo sé que a veces iba a las canchas de baloncesto, al sur de aquí.-Señaló ella, que llevaba un buen rato sin hablar a causa de su miedo. Ya en las canchas de baloncesto, siguieron el mismo procedimiento que el del parque, pero no dio resultado. A medida que pasaba el tiempo la tensión crecía en aquel coche, y Josh, ya parecía haberse enterado de todo, así que las lágrimas empezaron a caer por su mejilla, pero la madre lo tranquilizó diciéndole que encontrarían a su hermano. -Perdone, pero, ¿le gustaba a su hijo Halloween?-Preguntó el agente de policía. -Pues la verdad es que este año tenía un especial interés por ello pero otros años no había tenido la misma sensación.-Dijo la madre. -¿Le dijo algo de que iba a montar una gran fiesta esta noche?-Volvió a preguntar él. -Pues ahora que lo dice, ayer me dijo que por la noche iba a salir, pero no me dijo a qué. Quizás es que está montando una fiesta, pero Jack es un chico responsable, y me lo habría dicho. -Vale, vamos a buscarlo por toda la ciudad, y si no aparece, habrá que enviar a todo el mundo a buscarlo. Llevaban todo el día buscándolo, y no encontraban nada, ni una sola pista. Ya estaban poniendo los primeros carteles por el pueblo, les llegó la noticia de que alguien había visto a Jack con un niño, un hombre y una mujer en el cementerio. Cuando la madre lo supo, no pensó en otra cosa que en ir al cementerio, así que arrancó el coche y se dirigieron al cementerio. Allí encontraron huellas de distintos tipos. Las siguieron, y las huellas acababan detrás de una pequeña caseta abandonada. Allí, por fin, encontraron a Jack, con Jay, con la madre de Jay y con su padre. Susan fue a abrazar a Jack. -¿Que haces tú aquí mamá?-preguntó Jack.-¿Y por qué me abrazas?, no entiendo nada. -¿Cómo? ¿Que qué hago? Estaba muy preocupada por ti, creía que no volvería a verte.-Dijo Susan indignada. -Pero si te dije por el móvil de Jay que iba a quedarme a comer en su casa y que después íbamos a montar una fiesta en el cementerio. ¿Es que no miras el móvil? -Vaya, por tener sin batería el móvil ha pasado todo esto.-Dijo ella.-Estaba muy preocupada, y tu hermano más, incluso. -Pero ya está todo ha pasado.-les tranquilizó Jack.-Todo ha pasado. El agente de policía se fue, y siguieron hablando. Le explicaron a Susan y a Josh que iban a tener una fiesta esa medianoche, y los invitaron a los dos. También iban a venir todos los amigos de Jack y de Jay, es decir, lo iban a pasar en grande. Se quedaron todos preparando las cosas para medianoche, globos, piñatas, matasuegras, gorros y demás. Ya estaba todo preparado, y en la fiesta vino toda la gente invitada, lo pasaron en grande, y al acabar la fiesta tan entretenida, quedaron solo Jay, sus padres, Jack, Susan y Josh dormido en el regazo de su madre. -Menos mal que después del susto que me he llevado, ha habido una recompensa, ¿verdad?-Dijo Susan. -Y que lo digas Mamá, una recompensa perfecta.


Cambio de opinión Fran Castilla 1º Pascal

En la cama estaba. Sudando. Soñoliento, pero no durmiendo. Aquella noche fue de las peores. No podía dormir, y además, toda la familia, se iba a reunir en un sitio, para celebrar una gran fiesta de Navidad. Pensando en ello, me quedé dormido. Me pareció un corto espacio de tiempo, pero no, ya era de día, y toda mi casa estaba patas arriba. Es más, por un momento, me pareció que no era mi casa. Miré el reloj. Las 8 y media. Me levanté. -Buenos días Frank, estoy haciendo las maletas, ya sabes, partimos en 2 horas a Valladolid. Tu hermana está viendo la tele en el cuarto de estar, si quieres, acompáñala.-Dijo mi madre. No contesté. En ese mismo instante, el mundo se me vino encima. Odio la Navidad, y odio reunirme con mi familia. No entiendo por qué siempre tengo que ir con gente que es mi familia, pero que a la mayoría no los conozco de nada, y los que conozco, no son más que mi madre, y mis 2 abuelos. Por lo menos, están mis abuelos, a los que le tengo mucho cariño y si algún día les pasara algo, no sabría como reaccionar. Me senté un rato en el sofá a ver la tele. Allí estaba ella, mi hermana mayor. A ella no le preocupaba la Navidad, ya que tenía 22 años, y podía ir donde quisiese en esas fechas. Mi madre entró en la habitación. -Frank, ve preparándote, salimos dentro de poco. Haz también la maleta, este año, nos quedamos allí a dormir. -vale mamá.-Dije yo Intenté esconder mi desanimado estado, porque a mi madre le encanta la Navidad, y le partiría el corazón si le dijera que yo la odiaba, y que odiaba sobre todo estar con la familia, y odiaba irme de mi casa, con tanto frío. Resumiendo, si algo no soportaba, era la Navidad y ojalá no existiera. Me dispuse a hacer la maleta. Intenté meter en ella todas las cosas que pude para estar feliz, aun en esta época tan odiosa. Desistí, porque sabía que aunque metiera todas mis pertenencias más queridas, iba a estar estrepitosamente enfadado, pero tenía que hacer un esfuerzo por ocultar mis emociones. Al final, metí solo lo necesario en la maleta. Ya estábamos preparados para salir hacia la estación de autobuses. Cogí la maleta y nos fuimos andando hacia la estación. Ya estabamos en la estación. Anunciaron por megafonía la salida de nuestro autobús, y nos subimos en él. Nos esperaba un largo viaje de 7 horas. El autobús empezó a moverse. Pensé qué hacer para no aburrirme. Debería haberme traído mi consola. ¡Cómo echaba ahora mismo de menos mi consola! Al final opté por dormir. En 7 minutos, me quedé dormido. -Frank, Frank, despierta, ya hemos llegado.-Era la voz susurrante de mi madre. -Qué, qué, qué pasa.-Respondí yo un tanto adormilado. -Venga, vamos, hemos llegado. Ya habíamos llegado. El viaje se me hizo mucho más corto de lo que yo pensé, y me alegré de no haber tenido que pasarlo aburrido, pensando en nada, y haciendo nada. Íbamos camino a la casa de mis primos hermanos, donde se iba a hacer la cena. Habíamos venido ya bastantes años, así que no estaba totalmente desorientado como la primera vez que vine. Me acuerdo todavía de esa primera vez. Fue hace 5 años, cuando yo tenía 8. Desde ese momento mi afán por la Navidad desapareció, y creo que fue a causa del viaje, y de ir con la familia a Valladolid todos los años. Tuvimos que coger un taxi, como de costumbre, ya que la casa estaba bastante lejos, y no queríamos andar, principalmente por el gran desayuno de la mañana. Sin él, estoy muy seguro de que podríamos movernos, y si hiciera falta, correr sin problemas de estómago. Nos subimos al taxi.


-A la Avenida Principal.-Le dijo mi madre al taxista. Comenzamos a movernos. Fuimos viendo el paisaje desde dentro del coche. Sin duda, Valladolid había cambiado mucho desde la primera vez que vine: Había bastantes más edificios que antes, y habían construido una fábrica. Se podían apreciar a lo lejos, los obreros trabajando en un nuevo puente, que haría posible la comunicación entre Valladolid y la carretera de Palencia. Al cabo de un rato, nos bajamos del taxi, y fuimos derechos a casa de mi tía. Llegábamos un poco pronto, pero seguramente, nuestra llegada le agradaría. Llegamos allí y ya nos tenían preparada una buena bienvenida. Mi tía era bastante precavida, y se notó, porque aunque habíamos llegado pronto, tenía todo preparado. Habíamos llegado sobre las 4 y media, y teníamos muchísima hambre. Comimos una buena comida, pollo asado y patatas. Se me hizo raro comer tan tarde, aunque como tenía un apetito voraz, la comida me sentó de maravilla. Como todavía era pronto, nos sentamos en el sofá. Mi tía y mi madre se prepararon un té de canela, que tomaron con mucho gusto. Mis 2 primos y yo, no tomamos nada, nos sentamos con ellas en un sofá. No tenía mucho trato con mis primos, tampoco me caían muy bien, así que ante el aburrimiento no jugué con ellos ni nada por el estilo. Estuvimos todos sentados un buen rato viendo la tele. Ya eran las 6, y los demás invitados estaban al caer. Esperamos un buen rato, hasta que sonó el timbre. -Espero que sean mis abuelos.-Pensé. Se abrío la puerta, escuché una voz, pero no provenía de ninguno de mis abuelos. Entró en la sala un hombre muy alto y seguido de él... ¡mi abuelo! Estaba muy ilusionado, nos saludamos, y los dos nos sentamos en el sofá. Empezamos a hablar, y entre muchas otras cosas, me contó que mi otro abuelo, el de Zamora, no había podido venir. Me desilusioné, pero pensé, que de todas formas estaba él. Pasaron las horas. Ya eran las 8, y todos los invitados habían venido. Yo ya estaba harto de muchas cosas, y estaba a punto de explotar, porque todo el mundo me saludaba, pero no tenía ni idea de quién eran. Además tenía frío y hambre, pero me daba cosa pedir algo, ya que no era mi casa. Por fin, al cabo de un rato, yo, mi hambre canina, y el resto de mi familia, nos sentamos a comer en una larga mesa, en la que cabían unas 14 personas, y eran justamente los que estábamos. Nos encontrábamos muy apretados, y yo ya estaba empezando a cansarme de todo. Encima, para colmo, la comida no me gustaba, asi que exploté, delante de todos montando el número y gritando: -¡Estoy harto de vosotros y de la Navidad, no puede uno quedarse en su casa tranquilo sin venir a este asco de casa y de cena! Cuando acabé de hablar todos se quedaron sorprendidos, menos mi abuelo, que era muy sabio, y dijo: -Frank, si no te gusta la Navidad, piensa en lo que te voy a decir. La Navidad es una época para estar con la familia, y te deberías sentir un niño afortunado, porque hay niños que no tienen nada, y tampoco con quien pasar las navidades. Piénsalo. En ese momento, me levanté de la silla, y los dos nos dimos un gran abrazo. Desde ese momento, adoro la Navidad.


Las estaciones Cuando la primavera aparece las flores florecen y el sol amanece radiante. Mas tarde, llega el verano, con piscinas rebosando de agua y un extenso mar, donde delfines felices nadan al son de las olas. Cuando llega el otoño, los árboles caducos, caen desnudos, pasan frío con la helada lluvia, y en casa nosotros, castañas asando. Al final, llega el invierno, con extensas nevadas que dejan prados blancos, y papeles de polvorones abundando.

Fran Castilla Puerta 1º Pascal


China Fran Castilla Puerta 1º Pascal

Geografía Política China es, con 9.596.961 km cuadrados, el cuarto país más grande del mundo, después de Rusia, Estados Unidos y Canadá. Aún así, es el país más poblado del mundo con 1.339.724.852 habitantes. El territorio de china está dividido en 22 provincias, 5 regiones autónomas, 4 municipalidades y 2 regiones administrativas especiales, que son Hong Kong y Macao, que conservan su propio sistema económico y judicial. Además tienen su propia moneda, dominio de Internet, prefijo telefónico, bandera, etc. Estas provincias y regiones autónomas se dividen en prefecturas autónomas, distritos, distritos autónomos y ciudades. los distritos y distritos autónomos se reparten en cantones, cantones de minorías étnicas y poblados. China es la 2ª economía y potencia comercial más grande del mundo. Su régimen político está inspirado en el comunismo soviético, siendo un estado unipartidista, liderado por el Partido comunista de China. Sin embargo económicamente es un estado capitalista y se estima que en 2016 sobrepase al crecimiento económico estadounidense. Con esto, China sería la mayor potencia en cuanto a la economía.

Geografía Física En términos generales, el territorio es montañoso en el oeste y llano en el este, y en consecuencia, los principales ríos van en dirección este. Al suroeste, se encuentra la cordillera del Himalaya sobre la Meseta del Tibet, que además de servir de frontera para Bután, India, Nepal y Pakistan, es donde se encuentra el punto más alto del planeta: el monte Everest, con 8.848 metros de altitud sobre el nivel del mar, aunque también cuenta con numerosos picos de gran altura, superando los 8 100 metros. Al Norte, compartiendo de frontera con Mongolia, se encuentra el Desierto del Gobi uno de los más grandes del planeta. Al Este, se encuentra el Mar Amarillo y el Mar de China Oriental, donde desembocan los ríos Yangtsé (Que es el río mas largo del país) y Hoang Hó. Estos ríos, junto con otros de menor importancia hacen de una de las hidrografías más caudalosas del mundo. Tiene más de 50.000 cuencas hidrográficas de más de 100 km cuadrados, y más de 2 800 lagos de más de 1km cuadrado. Tiene además diversas vertientes por sus numerosos ríos y extensos lagos.


Turismo El turismo se ha convertido en un factor importante en la mejora de la competitividad internacional del país. En 2009, China fue el 5º país que más extranjeros recibió con 50,9 millones de personas. El sector turístico ha crecido notablemente en los últimos años. En 2007 suponía un 6,1% de su PIB y en 2020 se estima que ocupará el 11%, también de su PIB. Además, el gobierno estima que conseguirá duplicar los visados en 2012 y alcanzar los 500.000 visados emitidos para que consiga este crecimiento del 11% en su PIB. Las atracciones turísticas que mayoritariamente hacen esto posible son: La Gran Muralla china: es una antigua muralla china construida y reconstruida entre el siglo V a.c y el siglo XVI para proteger la frontera norte del imperio chino durante las sucesivas dinastías imperiales de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria. Contando sus ramificaciones y construcciones secundarias, se calcula que tiene 8.851,8 kilómetros de largo, desde la frontera con Corea al borde del río Yalu hasta el Desierto del Gobi, entre el norte de China y el sur de Mongolia. La Ciudad Prohibida: fue el palacio imperial de China desde la Dinastía Ming hasta el final de la Dinastía Qing. Se sitúa en el centro de Pekín, y hoy en día alberga el Museo Palacio. Durante más de 500 años, fue residencia del Emperador de China y su corte, así como centro ceremonial y político del gobierno chino. Construida entre 1406 y 1420, el complejo comprende 980 edificios con 8707 habitaciones y ocupa una superficie de 720000 metros cuadrados. El complejo ejemplifica la arquitectura china y ha sido influyente en el desarrollo cultural y arquitectónico en Asia Oriental y otros lugares. Los Guerreros de Terracota: son un conjunto de más de 7000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real, que fueron enterradas cerca del autoproclamado primer emperador de China de la Dinastía Qin, Qin Shi Huang, en 210-209. Se encuentran dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang, también conocido como Mausoleo del Primer Emperador Qin, y fueron descubiertas en marzo de 1974. Desde el año 1987 están consideradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Estas atracciones, aparte de otras como el río Yangtsé, las montañas de Guilín, el Palacio de Potala y el valle de Jiuzhaigou, hacen de china un país muy vistoso al igual que visitado, con sus 58,9 millones de visitantes cada año.


Turismo Fran Castilla Puerta 1º Pascal

En Andalucía, el turismo es uno de los sectores más importantes en cuanto a la economía. En cada provincia hay diferentes atracciones turísticas.

GRANADA En Granada, las atracciones turísticas más importantes son: La Alhambra: Es una ciudad Andalusí que alojaba a la corte del reino nazarí de Granada y al monarca. Sus vistosas decoraciones y la belleza de los palacios han hecho de ella uno de los mas visitados monumentos históricos de España y del mundo entero. Gracias a la Alhambra, Granada es una ciudad muy visitada. El Albaycín: Es un barrio situado al este de la ciudad sobre una altura de entre 700 y 800 metros. Este barrio es una atracción turística por los numerosos conjuntos monumentales de las épocas Nazaritas y renacentistas.

ALMERÍA En Almería, las atracciones turísticas más importantes son: Cabo De Gata: Es un cabo localizado en el Sur de Almería, en el Mar Mediterráneo. Sobre él, Hay un faro de 18 metros a 50 metros sobre el nivel del mar. Lanza destellos cada 30 segundos. Playas: Las playas de Almería abarcan muchos turistas, ya que su extensión es de 217 kilómetros.

JAÉN En Jaén, las atracciones turísticas más importantes son: La Catedral de la Asunción en Jaén: Esta catedral es de estilo renacentista, concebida en el S. XVI y concluída en el S. XVIII. Es una atracción turistica por su belleza y porque ha servido como modelo para la construcción de otras catedrales en América y Europa. Úbeda y Baeza: Estas ciudades aportan una auténtica recopilación de las ideas, soluciones y prácticas del urbanismo renacentista, , pero adecuándolas a una realidad sociopolitica cultural muy distinta a la italiana. Úbeda y Baeza son "cátedra del renacimiento". Las ciudades de Úbeda y Baeza suponen una fuente de riqueza cultural, y por ello, son ciudades interesantes de visitar.


CÓRDOBA La atracción más importante de Córdoba es: Mezquita: Actual catedral y antigua mezquita. El edificio, declarado Patrimonio cultural de la Humanidad, se comenzó a construir en el 786 en el lugar que ocupaba una basílica visigótica.En 1238, tras la Reconquista, se llevó a cabo la conversión de la mezquita en una catedral cristiana con la ordenación episcopal de su primer obispo, Lope de Fitero. En 1523 se empezó la construcción de una basílica renacentista de estilo plateresco en el centro del edificio musulmán. Hoy constituye el monumento más importante de Córdoba, y también de toda la arquitectura andalusí, junto con la Alhambra.

SEVILLA La plaza de España: Es un gran espacio abierto monumental que contiene todas las imágenes de las provincias de España. La gente de España se sienta en un banco de al lado de la imagen de su provincia. La Giralda: Es el campanario de la catedral de Sevilla es la torre más representativa de la ciudad y de toda la comunidad autónoma, Andalucía.

MÁLAGA Las atracciones turísticas más importantes de Málaga son: Museo Picasso: Es uno de los seis museos dedicados a Pablo Ruiz Picasso en España y uno de los dos museos situados en su ciudad natal. En este museo se muestran tanto su vida como sus obras representativas. Playas: Málaga cuenta con 16 playas de diversa naturaleza con mucha biodiversidad. Son playas bajas semiurbanas con arena oscura e inusualmente con arena clara.

HUELVA La atracción turística más importante de Huelva es: Parque Nacional y Natural de Doñana: Doñana es un espacio natural protegido. su gran extensión de marismas acoge durante el invierno a numerosas especies de aves acuáticas, que suelen alcanzar cada año los 200.000 individuos. Debido a su privilegiada situación geográfica entre dos continentes y su proximidad al lugar de encuentro del Atlántico y del Mediterráneo, el Estrecho de Gibraltar, en Doñana se pueden observar más de 300 especies diferentes de aves al año, al ser lugar de paso, cría e invernada para miles de ellas (acuáticas y terrestres) europeas y africanas. Aquí reposan aves acuáticas de toda Europa Occidental, localizándose infinidad de especies en las marismas y alrededores procedentes de África y Europa.


CÁDIZ Las atracciones turísticas más importantes de Cádiz son: Puerta de Tierra: Es un monumento arquitectónico que fue la muralla de entrada a Cádiz. Fue levantada en el S. XVIII, para que las tropas enemigas no penetraran en la ciudad. Está hecha de mármol blanco. Punta de Tarifa: Es un cabo perteneciente a Tarifa, situado en la costa Atlántica. Situada en el extremo suroeste de la Isla de las Palomas o isla de Tarifa constituye el punto más meridional de Europa, además de ser la divisoria geográfica entre el Atlántico y el Mediterráneo. Este punto está a 14 kilómetros de distancia del continente africano. En las playas de tarifa se practican muchos deportes acuaticos como el kitesurf y el windsurf, debido a las fuertes ráfagas de viento.


Francisco Castilla Puerta- José Manuel Moreno- Pepe Chinchilla Cuesta- Daniel Navarrete RuizLucía Moreno Garrido

Aturdido y con la boca seca, me desperté. Estaba un poco desorientado, pero empecé a incorporarme. No sabía dónde estaba, ni recordaba nada, simplemente tenía el mero recuerdo de que anoche estaba en una fiesta, a partir de eso nada, absolutamente nada. Cuando quise darme cuenta ya estaba de pie. Al parecer, estaba en el jardín de mi casa. No sé cómo llegué allí, pero lo importante es que me encontraba en mi casa. De repente, algo dentro de mí quería salir, y acto seguido, vomité. Pensé que era del alcohol, pero no, no era la misma sensación. La sensación era muy rara, era como si mi estómago se estuviera muriendo por dentro. Volví a vomitar. Me sentía fatal, por lo que decidí ir al médico. Aunque era una urgencia, me obligaron a esperar en la sala de espera. Me daban pinchazos en la barriga. A duras penas aguantaba las ganas de vomitar, creía que me iba a morir. Entonces, salió un tipo bajo con las cejas marcadas y me invitó a entrar en la consulta. Le conté los síntomas que había padecido y la conclusión del médico fue hacerme una analítica. Lo peor de todo era que no soportaba que me sacaran sangre porque me mareaba. Me mentalicé a que no podía dejarme llevar por el pánico, y así fue. Una enfermera, que parecía algo simpática se dispuso a ello. Me apretó con una goma por encima de la vena y sentí cómo ese dispositivo para extraer sangre llamado aguja penetraba en mi antebrazo. Me extrajeron toda la sangre necesaria y una vez llegados a este punto me tocaba esperar a los resultados. Estuve esperando durante mucho tiempo hasta que por fin me llamó el médico y me dijo que lo que me pasaba era que había ingerido una toxina que perjudicaba a mi aparato digestivo y que ésta se disolvía en líquido. Me informó que me iban a poner un suero, ya que conforme el líquido fuese entrando en mi interior iría desapareciendo la dichosa toxina. Pensé en lo que había tomado la noche anterior, pero me dolía la cabeza exageradamente. ¡Ah, claro, la sangría! Ahora me acordaba de que acudí a una fiesta de verano y la sangría fue su ingrediente esencial. Habían envenenado la sangría pero, ¿quién lo había hecho?. De repente, el médico sacó una aguja y me la puso en el brazo. Ahora sólo faltaba esperar. Pasaron dos horas, pero no me hacía efecto, de hecho, el dolor en el estómago estaba empeorando, por lo que fui al servicio a vomitar. El vomitó contenía sangre. Le dije al médico lo que había pasado y me dijo que probablemente la toxina desmenuzaba los tejidos internos. Me dormí en la butaca. Al despertar me sentía mucho mejor que antes de dormirme así que di mil vueltas a mi cabeza pensando quien podría haber hecho una cosa tan diabólica como era aquella. Pensé en todos los invitados de la fiesta, y solo unos pocos me parecían extremadamente extraños, a si que me dispuse


a indagar un poquito sobre cada uno de ellos. El primero se llamaba Mike, analize todo su expediente y no vi nada raro, ni un solo hurto ni una sola incidencia, su expediente se podía decir que estaba limpio. A continuación busqué en google sobre un tal Osama bin Laden. Cuando vi su expediente me eche las manos a la cabeza, al ver que había tomado parte en la guerra soviética en Afganistán, en la guerra contra el terrorismo, en las guerras de Afganistán y en la del noroeste de Pakistán. Esta información me impacto mucho a si que me puse a llamar a todos los presentes en la fiesta para informarles con quien estábamos tratando entre tanto jaleo me empecé a sentir mal, seguidamente se me descompuso la cara y vomité. El vómito resultó raro a si que rápidamente llamé al médico. Esta vez el vómito era color marrón. Le expliqué al doctor de nuevo lo que me había ocurrido al vomitar, pero esta vez, el doctor puso una cara diferente y se puso serio, tanto como para asustarme. Me dijo que era grave, muy grave. Resultó que la toxina, aparte de desmenuzar los tejidos internos, afectaba al sistema circulatorio, en la parte donde los riñones limpian la sangre. Lo raro fue que la toxina afectó solamente a un riñón, y acto seguido el doctor dijo que había que operar y quitarme el riñón. Estaba muy nervioso, pero lo único que quería yo ahora mismo era curarme y no vomitar más. Llegué a quirófano. Me dijeron que la anestesia era local, por lo que yo me alteré aún más de lo que estaba. También me contactaron que la operación duraría 2 horas, y que mediante ésta, no me moviera, ni viera lo que estaban haciendo en mi cuerpo. Me inyectaron la anestesia. Me sentía adormilado, pero no podía dormir. Para no pensar en lo que hacían los médicos, medité sobre Osama Bin Laden. En aquella fiesta parecía un tipo enrollado y además no presentaba ningún rasgo de ser sospechoso, pero mis investigaciones demostraban totalmente lo contrario. Me resultó raro haberme topado con un terrorista, por lo que mi mente estaba un tanto descolocada, al igual que mi conciencia y mis pensamientos. Justo en ese momento me dormí. Cuando desperté vino una enfermera muy amable y me dijo que la operación había finalizado con éxito. Me puse muy contento, le tenía mucho miedo a aquella operación. Ahora que ya había terminado, podía empezar a investigar a Osama Bin Laden. Salí del hospital, llegué a mi casa y una vez allí llame a un detective. Él vino a mi casa y mientras tomábamos un té se lo expliqué todo, me dijo que era un trabajo difícil y que me cobraría cincuenta euros por día. Al poco tiempo recibí una llamada de número oculto y no lo cogí. Tal número oculto llamó repetidamente hasta que un día lo cogí. Al cogerlo se puso un hombre de voz muy grave y hablando en musulmán, me pasó con otro hombre y este era el detective que había contratado. Me contó que lo habían pillado espiándolos y que lo habían cogido prisionero. Acto seguido llamé a la policía. No lo podía creer. La policía no tenía ningún interés en lo que me había pasado, todo era muy raro. Aún así, mandaron a un oficial a mi casa junto a otro detective. Me hicieron muchas preguntas, y pasaron las horas lentamente. Al final, llegamos a la conclusión de que Osama Bin Laden se había hecho pasar por Bun En-Hundie, un famoso empresario árabe. Empecé a recordar que en la fiesta


yo fui al baño y observé a Osama hablando con un hombre desconocido. Me enteré de que Osama estaba traficando diversas drogas por el Golfo Pérsico. Creí que no me vieron, pero al parecer si fue así, ya que he estado a punto de morir envenenado. Osama debió introducir el veneno en mi vaso sin que yo lo viera, para matarme. Los policías me dijeron que era casi imposible detener a Bin Laden, ya que tenía contactos por todo el mundo y escondites casi inaccesibles para las autoridades. Recordé lo que hablaron, era que los policías iraníes habían encontrado un almacén clandestino en el que Bin Laden tenía escondida cocaina. Por eso el hombre extraño con el que estaba hablando le iba a ayudar a esconderse en Abbottabad, Pakistán, en una residencia en el número 54 de la calle Baraacka. La policía envió esta información a la CIA, que se puso en búsqueda del villano. La mañana siguiente fui informado de que Bin Laden había sido capturado y matado por integrantes de la CIA. Me sorprendió la eficacia del cuerpo de seguridad. Los policías me dijeron que descansara. Debía preocuparme por mi salud. Creí que todo había acabado pero justo unos días después de la muerte de Osama Bin Laden unos matones contratados por sus “amiguitos”, encontraron mi casa y al verlos eche a correr silenciosamente hacia el garage. Allí encendi mi coche y me dispuse hacia el aeropuerto. No me siguieron ya que no me reconocieron y creían que era un simple vecino. Ya en el aeropuerto compré un billete hacia el punto más lejos y más discreto de España, pero solo había billetes para un vuelo. Aquel sitio no me parecía muy seguro pero pensando friamente prefería estar en cualquier lugar excepto España, aquel lugar era Tokio. El avión salía en cinco minutos así que corrí hacia la puerta de embarque para subir al avión. En el avión empecé a sentirme muy mal. Llamé a la azafata para que me diera alguna medicina, pero solo tenía una simple manzanilla . Me bebí la manzanilla. Por raro que pareciera, resultó efectiva, desapareció el dolor al cabo de un rato. Pensé que no resultaría efectiva, ya que lo mío era mucho más serio que un simple dolor de tripa. Gracias a esto, me sentí mucho mejor, la toxina había desaparecido, o al menos eso parecía. Durante el viaje me aburrí bastante, por lo que empecé a recapacitar. Mé pregunté a lo que me dedicaría yo en Tokio, y no tenía nada claro. De repente se me encendió una luz en la mente; había conocido un japonés hacía poco. Éste se llamaba Fuji Miyamoto, y la verdad es que había hecho muy buenas migas con él, por lo que me dispuse a llamarlo. Durante la conversación hablamos sobre nuestras vidas, y ya que yo le había caído bien, me ofreció que me quedara en su casa hasta que encontrara un trabajo. Le dije que sería dificil encontrar un trabajo, pero él, seguidamente, me dijo que en Japón no había tanta crisis como en España, así que yo estaba contento y con muchas ganas de rehacer mi vida. Me instalé en su casa, era un piso espaciado donde vivían él y su mujer, Nani. Eran muy hospitalarios, pero yo no podía vivir a costa de sus sueldos, por lo que me dispuse a salir a buscar trabajo. En Estados Unidos yo era traductor, y sé hablar Francés, Español, Portugués, Chino y Japonés, por lo que el idioma no era problema. Fuji me recomendó una empresa turística que estaba buscando un traductor, por lo tanto les presenté mi currículum y me admitieron. El siguiente paso para mi era deshacerme de la tarjeta PIN de mi móvil. La rompí y la tiré a un vertedero en las afueras de la ciudad para que no hubiese rastro de mi anterior identidad. Fuji me regaló un antiguo


móvil suyo y le inserté una tarjeta PIN que compré en una tienda de móviles. Con el sueldo de mi nuevo trabajo me instalé en un piso de alquiler cercano a la casa de Fuji. Mi nueva vida me gustaba mucho, además él me presentaba algunos amigos suyos y pasamos muy buenos ratos. A la semana de incorporarme a mi nuevo trabajo me ofrecieron un viaje especial con un grupo reducido de científicos, querían viajar a la Península de Kamchatka, Rusia. Los científicos emprendieron viaje en un aeropuerto de Tokio. En aquella península lo que querían investigar eran hechos prehistóricos, sobre los que yo tenía que traducir al español, ya que entre ellos viajaba uno, todos los demás eran ingleses, por lo que mi trabajo en ese momento me pareció bastante fácil. Cuando llegamos a Rusia nos fuimos directos a un campamento que se encontraba en la misma península. Aquel lugar para mí era nuevo, por lo que me sentí un poco raro. Era un lugar desierto, no tenia nada alrededor. Me quedé alucinado viendo lo que hacían los científicos, hablaban sobre cosas que yo nunca entendería, yo lo único que tenía que hacer era poco. Allí encontraron una cueva que estaba completamente helada, lo extraño era que en aquel momento era verano y no hacía tan baja temperatura para que pudiese pasar ese fenómeno. Parecía como si el tiempo se hubiese parado en la estación de invierno. Lo más raro era que solo había una parte de la cueva congelada. Entraron dentro de ella, y observaron que cada vez que se adentraban más en ella hacía una temperatura más alta que era lo más raro. Me parecía alucinante el trabajo que realizaban, estaba bastante intrigado por lo que resultaría ser al final y por saber lo que pasaría a continuación. Se me pasó el día rapidísimo y estaba con muchas ganas de saber lo que pasaría al día siguiente. Montaron las tiendas de campaña. No podía dormir por lo que salí fuera de mi tienda a tomar el aire, pensando en aquel fenómeno me llevó a ir a aquella cueva. Me adentré yo solo en aquella cueva, era demasiado grande por lo que me perdí en ella, estaba muy asustado, estaba todo oscuro pero me aterrorizaba más aun el pensar que al levantarse los científicos no me encontrasen ni me viesen por ningún lado. Me senté en un rincón de la cueva a pensar que podría hacer. Ya que tenía el móvil en la tienda, no me podía comunicar con los demás. Pensé que debería esperar a que saliera el sol para encontrar el camino de salida si la luz llegaba hasta donde yo estaba, así que me dormí. Cuando me desperté, miré mi reloj. Eran las 10 de la mañana, pero no veía ninguna luz. Entonces me llegó el momento de la desesperación. No tenía agua ni comida, ¿qué iba a hacer, morir aquí? Logré relajarme un poco y me propuse a escuchar haber si oía el ruido de las gaviotas ahí fuera. Logré captar un sonido, pero no era de gaviotas, eran voces humanas. Me acerqué al lugar de donde procedían y ahí estaban. Varios hombres árabes yacían sentados en sillas hablando en su idioma. Mencionaron a Bin-Laden y a mí. Yo entiendo un poco de árabe, y entendí que decían que yo estaba muerto y que ya no había problema, pero que debían esconderse en un sitio mejor. En ese momento me resbalé y caí al suelo haciendo mucho ruido. Los hombres se percataron de ello y me cogieron. Me preguntaron todo lo que sabía sobre sus asuntos, pero yo no accedí a responder. Les dije que se


lo diría si me mostraban la salida, pero antes debían mostrármela. Me llevaron fuera. Entonces, Uwashi, uno de los científicos, apareció por detrás de uno de ellos y le pegó un tiro. Lo mismo hizo con los demás, pero dejó vivo a uno. Atamos al que quedaba y Uwashi me dijo que de no ser porque se me había caído un pañuelo al suelo no me habría encontrado. Dando gracias al destino me pregunté una cosa. ¿Porque Uwashi había dejado a uno vivo? Se lo pregunté. Me dijo que era para entregarlo a la policía, pero sus palabras no parecían muy creíbles. Empecé a sospechar y pensé. Cuando empecé a pensar me asestaron un golpe por detrás. El agresor pensó que me dejaría desmayado, pero no, me quedé simplemente un poco atónito. Me recuperé en menos de un segundo por lo que le di yo un gran golpe, y esta vez fue él el que cayó desmayado. Fui con el cuerpo a cuestas hasta los demás y les dije a todos que Uwashi era un delincuente y les expliqué lo que había hecho él. De repente, uno de los científicos se levantó y le quitó la máscara a Uwashi. Resultó que era uno de los hombres de Bin Laden, que querían desvelar al mundo los secretos de los científicos. Los científicos dieron por terminada la expedición a la cueva, y entre todos llevamos al supuesto Uwashi a comisaría. Me dijeron que me fuera a mi casa, y así fue. Ya en mi casa empecé a hablar con Fuji y le conté todo lo que me había pasado en estos últimos días. Era impresionate, mi vida ahora era una montaña rusa, y todo por la sangría de la fiesta. Estaba muy feliz por la vida que tenía y pensé en el pasado, en ese momento en el que me estaba muriendo, vomitando y siendo atrapado por los hombres de un terrorista. Ahora pienso en el vuelco que ha dado mi vida, cada vez que me voy a dormir, y todas las noches, quiero que llegué la luz del día para tener otro mañana excitante.


La venganza


Fran Castilla Puerta 1ยบ Pascal


Ergonomía Fran Castilla Puerta 1º Pascal

Visión La vista es muy importante a la hora de trabajar con el ordenador, ya que si la visión del monitor no es adecuada podríamos no ver el monitor, y con el tiempo, sufrir lesiones oculares que podrían ser graves. En la foto se aprecia que puedo ver bien el monitor con un ángulo de 60 grados frente a la pantalla, y un ángulo de 40 grados con el teclado. Además, la distancia con el ordenador es perfecta, justo de 40 centímetros, cosa que nunca me creará miopía. En la foto también se puede ver que la ventana está en el lado, ni al frente, ni detrás, por lo que no me crea un reflejo en el momento de ver el monitor. El único problema es que no uso un filtro de pantalla por lo que la vista se me cansa fácilmente.

Hombros y cuello Las personas, durante los últimos años han tenido muchos problemas de cervicales, por esto hay que cuidar muy bien estas posturas usando los ordenadores. En la imagen se ve que mi cuello no está en tensión y la barbilla no está muy inclinada. Eso es porque tengo un buen ángulo de visión y porque mi silla puede regular su altura y no tengo que mover el cuello. La foto, con respecto a mis hombros no es correcta, ya que mis hombros están bastante atrás. Para solucionar este problema, el teclado debería de colocarse más alejado y la cabeza estar en línea recta con el cuerpo.


Espalda y piernas Las malas posturas con las piernas causan acumulación de grasa en los muslos y en la espalda, las malas posturas causan dolores de distinta intensidad en las lumbares. El asiento es lo más importante que hay que tener en cuenta, por ello, he puesto mi asiento en la foto, y se puede apreciar que es bastante cómodo y con ruedas, una gran ventaja. Este asiento está estructurado de manera que mis articulaciones forman ángulos de 90º, nunca tendré malas posturas debido a esto. Además el asiento es regulable por lo que no tengo problemas de altura con respecto al escritorio. Los únicos problemas que tengo son que no puedo apoyar los pies en ningún sitio y que ni siquiera tengo reposa brazos. Además el respaldo no puede inclinarse.

Mano Las posturas de la mano deben ser muy buenas a la hora de trabajar, usando ratón y teclado. Si éstos no son adecuados, se puede formar el síndrome del túnel metacarpiano, bastante común hoy en día. En la foto se aprecia que el teclado es ergonómico, pero no es el mejor, se recomienda comprar un teclado partido en dos. También se aprecia que el ratón no es muy ergonómico ya que es demasiado curvado y hay que hacer esfuerzo a la hora de hacer clic. Se recomienda comprar uno plano y sensible. La mano no solo tiene que adaptarse a los objetos sino que se tiene que adaptar a su lugar. El teclado tiene que estar por debajo de los codos, en superficie plana y con una inclinación de 15 grados. El ratón tiene que estar a la derecha del teclado, a no ser que seas zurdo.


Espacio En tu mesa debe haber un amplio espacio donde colocar las cosas del trabajo. Así se evitarán las distracciones creadas por el movimiento a otro lugar para coger alguna otra cosa en la mesa. Principalmente, la mesa tendría que tener como un metro de altura y de ancho la longitud dependería de las cosas encontradas encima del escritorio. Mi mesa no tiene 1 metro ni mucho menos, mi espacio está reducido a 50 cm o incluso menos. En los primeros 25 cm se tiene que colocar el teclado y el ratón. En los 50 cm siguientes se coloca la pantalla, la torre y otras cosas útiles como el teléfono. Fuera de este espacio se coloca lo demás atendiendo a las distintas utilidades de los aparatos, tales como la impresora o algunos documentos de poca importancia. En mi caso, no atiendo a ninguna de las normas, debido a la escasez del tamaño de mi mesa, por lo que todos mis aparatos están apretados en 40 cm. En la imagen no se ve la impresora por el hecho de que no tengo. Ésto no es muy beneficioso para mí, pero al menos ahorro espacio. De todas maneras esto se contrarresta por el espacio ocupado con los altavoces. De todas maneras, el tener el espacio tan reducido no es tan malo, porque no tengo que moverme, cosa que no me causará tensión en la espalda ni problemas de circulación en las piernas. Principalmente se evita la fatiga y dolores, sean leves o graves. Detrás de la mesa se tienen que dejar unos 100 cm, pero no puedo acatar esa norma porque mi cuarto es demasiado pequeño. La mesa con respecto al suelo debe ser de 70 cm que es lo único que está bien en mi mesa.


Fran Castilla Puerta Junio 2012


Libro_FranCastilla  

mi libro digital

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you