__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


EDITORIAL SEMANA SANTA Esta Semana Santa va a ser muy especial, el año pasado nos sorprendió la llegada de la pandemia y fue desolador ver al Santo Padre Francisco sólo en una Plaza de San Pedro vacía, esto no lo debemos olvidar, Nuestro Señor nos da la oportunidad de rectificar como humanidad una vez más porque su Amor es infinito, pero, ¿Hasta cuándo vamos a entender el mensaje que el Señor nos ha enviado de que es tiempo de voltear a verlo?


¡ Ahora es el tiempo de la Misericordia! ¡ Ahora es el tiempo de la salvación! No dejemos esta oportunidad y que nuestros corazones se transformen a semejanza del Corazón Sacratísimo de Jesús. Este mes de marzo es mes de Cuaresma, de cuarentena, de prevención y de preparación. Es mes en el que la Iglesia centra su liturgia en Cristo que vence las tentaciones, En el Padre que es misericordioso en la parábola del “Hijo pródigo” En Cristo que anuncia su Resurrección, En el Padre que “amó tanto al mundo que le mandó a su único hijo para salvarlo” Jn 3, 16. En Cristo que muere como el trigo de grano para dar mucho fruto. Y durante estos días iremos profundizando los porqués de nuestra existencia. Las respuestas a nuestras inquietudes y miedos y finalmente la gran respuesta a nuestras vidas que es Jesucristo muerto y Resucitado. Dios es Amor P. Francisco Javier Rebollo León sda


Nuestra Espiritualidad. Necesidad de Retomar El Sacrificio Nos encontramos en medio de la cuaresma, tiempo de sacrificio, ayuno y meditación profunda. Pero qué son estas palabras en un mundo que busca comodidades, saciedad y vive a las carreras El mundo nos invita a ser prácticos, a comprarlo todo ya hecho, a disfrutar de la vida sin preocuparnos por un “después”. Pareciera que, hablar de sacrificio y mortificación ya pasó de moda. Eso era válido para nuestros abuelitos o tal vez para nuestros papás, ¿pero para nosotros? O, enseñarle eso a nuestros hijos. Acaso estamos fuera de tiempo, “estamos fuera de onda” nos dirán.


Lo cierto es que, no sólo no ha pasado de moda ni se ha dejado de usar, sino que, hoy más que nunca es cuando más necesarias son en nuestra vida, para pedir perdón a Dios por tantos pecados y tantas faltas. Buscar un cambio en nuestras vidas es más necesario ahora que nunca. Ser mejores, dejar nuestros malos hábitos y, reflexionar en que nuestra verdadera vida es después de la muerte y entonces gozaremos del premio o del castigo prometido y, entonces será para toda una eternidad. San José nos recuerda el sacrificio, y lo encontramos dentro de nuestra espiritualidad de los Siervos del Divino Amor, de lo que tendrá que pasar con nosotros en esta humanidad que por no voltear a ver a Jesús a tiempo, y hoy vivimos las consecuencias, pero todavía es tiempo de voltear a ver a Jesús


“Sacrificio” Cosas fuertes de pruebas tendrán que pasar, no se espanten, pero la hora está cerca y todo esto que les pido lo hagan con fe, y en desagravio Al Corazón de Jesús, que cada día es más retada Su Misericordia. Yo les digo han sido llamados por Jesús, para que suplan a miles que no tienen fe por todo el mundo. Estos momentos ya son de recogimiento y de aprovechar el tiempo que les queda. Desde este día deben de ofrecerlo todo para la salvación de las almas. Esto será como nunca se ha visto, a partir de hoy os pido ayuno una vez al día, recuerden que lo aplicaran en desagravio, y en que los que están lejos del Corazón de Jesús volteen a ver a Jesús y se arrepientan. Mientras sus oraciones están ahorita salvando almas que es lo más importante. Que este ayuno será una semana, deseos son de Jesús que todo lo unan a María, yo los bendigo. Tomado de los Escritos de Nuestra Espiritualidad. 19 de septiembre de 2017 a las 2:00 p.m. Señor San José. Siervos del Divino Amor.


Desde hace 4 años, el Señor San José, Patrono de los Siervos del Divino Amor nos hace ver desde entonces como la humanidad sigue en su pecado y nos advierte, lo que ahora ya estamos viviendo por culpa de nuestro pecado y muchos seguimos sin enmendarnos, que San José nos ayude actualmente a ser firmes en nuestro propósito de ser mejores personas para con Dios y para con nuestros semejantes.

“Y les dijo esta parábola: Cierto hombre tenía una higuera plantada en su viña; y fue a buscar fruto de ella, y no lo halló, Y dijo al viñador: ``Mira, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo. Córtala. ¿Por qué ha de cansar la tierra?” (Lc 13,6-7) p. Jesús Leonardo Rebollo León sda


LA VOZ DEL PAPA


Jesús nos trae la misericordia del Padre. Solo aquel que es la palabra del Padre conoce al Padre. Jesús con el Evangelio nos da conocer el amor de Dios por todos sus hijos. Debemos poner escucha atenta a la Palabra de Dios que nos dice, amor de Dios, y no insinuaciones del diablo. Hay que dejar de lado todas las cosas del mundo para tener prestas nuestras acciones al amor y al servicio. Nuestro corazón debe de estar bien dispuesto a la misericordia a los demás. Sacándola del fondo del corazón. Sólo la misericordia dice el papa nos alcanza “la gracia de Dios y aquella nos asegura, mediante la fe, la oración y la penitencia, la victoria sobre el enemigo”. Es una lucha constante guiarnos de la inspiraciones del demonio (que nos ofrece el egoísmo) y las insinuaciones de Dios en nuestro corazón. Algunas veces le hacemos caso a la carne otras al demonio, pero muchas veces nos oponemos al plan de Dios. Dice el papa que si nosotros nos ponemos bajo el poder de Dios y a su voluntad podremos evadir aquellos insinuaciones del diablo, y ser por ellos verdaderamente misericordiosos con los demás.


Algo que nos puede ayudar a la misericordia es la Palabra de Dios, es en ella dónde no nos dejamos engañar por el diablo, y en donde obra el Espíritu Santo en nuestros corazones. Sabiendo escuchar la palabra de Dios, guiada por el Espíritu Santo, llegaremos a un verdadero cambio. Es en ello por lo que se nos dice que llevamos un verdadero camino de conversión, cuando sabemos con fe, sufrir con paciencia a los demás, siendo sostenes de ellos y no tropiezo, guiándonos siempre de Dios, y atacando nuestro amor propio con penitencia para alcanzar la victoria. Otro camino que nos conduce a la misericordia es el Padre, que siempre nos mirara con ternura en el hijo dice el Papa. Pongamos nuestros ojos en el Padre y perdonemos los unos a los otros con verdadera misericordia y amor. Seminarista Merlo

Francisco

J.


17 DE MARZO SAN PATRICIO San Patricio nació en medio de una familia acomodada, alrededor del año 390; en Gran Bretaña. A los dieciséis años fue apresado por piratas que lo vendieron como esclavo en Irlanda. Ahí estuvo de esclavo por más de seis años, cuidando rebaños y haciendo trabajos que le encomendaba su amo Milcho. Ese tiempo se sirvió para encontrarse con Dios, reanimar su fe y su amor hacia Dios, quien hasta ese entonces afirma él mismo que no lo conocía hasta ese momento. Un día escuchó una voz que le dijo que se fuera a la costa y escapara, que tomara un barco, el cual que lo iba a llevar gratis de regreso a su ciudad natal. Ante las negaciones del capitán, Patricio hizo oración y finalmente lo llevo a bordo. Estando de regreso en su hogar, tuvo visiones en las que le pedían que regresara a Irlanda y les ayudara. Siente ese deseo en su corazón de ser sacerdote y se prepara con oración y estudio. Es ordenado sacerdote y luego, por mandato del Papa Celestino I, es consagrado y nombrado Obispo de Irlanda, siendo un lugar difícil de misión porque abundaban varias creencias, prácticas de idolatría, incluso hechicería y otras muy arraigadas entre los lugareños.


Empezó por buscar la conversión del rey Laoghaire y los de su casa. Predicaba a las autoridades de esas regiones y sus grandes opositores, los druidas y hechiceros, que paulatinamente acabaron por ceder ante la fe de San Patricio y ante varios milagros que Dios llegó a obrar. Se cuenta que, en cierta ocasión, prendió San Patricio el fuego pascual y que intentaron los enemigos apagarlo, pero no pudieron, quedando claro que Dios es más poderoso y respalda la actuación del Santo Obispo. Consiguiendo la conversión de casi todos los habitantes de Irlanda, quienes fueron bautizados e instruidos. Fundó monasterios y establece obispos, sacerdotes y misioneros. Muere en el año 461, después de haber realizado esa obra incansable de Evangelización en Irlanda. Dios nos ayude a tener ese encuentro personal cada día con Él en la oración, en su Palabra, en la Eucaristía y con nuestro prójimo. Que Nuestro Señor nos proteja de todo peligro de alma y del cuerpo. Nos conceda una fe cierta, esa valentía y arrojo por llevar a los demás el amor de Dios, reconociendo que somos instrumentos de los cuales se vale para realizar su obra de amor. “San Patricio …ruega por nosotros”. P. Pablo Santoscoy Rebollo sda.


19 DE MARZO SAN JOSÉ Este año que el Papa Francisco, en su Carta Apostólica Patris Corde, ha pronunciado el año de San José, el cual dio inició el 8 de diciembre del 2020 y que concluirá el 8 de diciembre del 2021. Es tiempo para que pidamos su valiosa intercesión y meditemos más sobre la vida del que es el Custodio de Cristo. Porque José fue para Jesús un Padre adoptivo amoroso, que, en medio del silencio, su trabajo, con su obediencia, humildad y esa acogida a los planes divinos, siempre cumplió y amo la voluntad de Dios. San José paso por muchas vicisitudes, algunas alegrías y otros dolores o penas. Entre las penas fue el saber que María se encontraba encinta, pero su alegría fue el saber que su concepción virginal fue por obra y gracia del Espíritu Santo y que aquél pequeñito que estaba en el vientre purísimo de María era Jesús, el Mesías prometido. Otro contraste en la vida de José es el ser perseguido por Herodes que quería matar a Jesús, en esa angustiosa huida hacia Egipto. También le causó gran pena cuando lo pierde y lo encuentran en el Templo con los doctores de la ley. Sin embargo, tuvo la dicha de ver crecer a Jesús y el estar a su cuidado.


A San José le dolió el no poder estar más tiempo con Cristo cuando fue condenado a muerte y crucificado. Pero tuvo la gran alegría de poder subir al cielo junto con los demás justos que esperaban, a que Jesús mismo les abriera el cielo prometido con los méritos de su Pasión y Resurrección. Aprovechemos en este año las bendiciones y gracias especiales que se han concedido para bien de toda la Iglesia. Se puede ganar todos los días la Indulgencia plenaria, es decir: “La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos" (CIC,1471).


Se puede lucrar la indulgencia para un mismo o para una persona difunta, y sólo se puede ganar una indulgencia por día. Para esto es necesario cumplir las condiciones habituales: confesión, participar de la Misa, comulgar y por último rezar por las intenciones del Papa Francisco, con un Padre Nuestro, un Ave María, gloria, credo y haciendo la intención por quien se quiere destinar la indulgencia. Además del rezo del Santo Rosario en familia y muchas otras formas en que podemos obtener estas indulgencias en este año de gracia. Sino podemos confesarnos por la situación actual de pandemia, hagamos un acto de contracción, comunión espiritual y en cuanto nos sea posible acudir a los sacramentos de la penitencia y de la Eucaristía. Pidámosle en estos tiempos difíciles al Sr San José, Padre de pobres, enfermos y moribundos, nos socorra y a toda la Iglesia. Valoremos esta oportunidad para profundizar y pedir la ayuda de San José que es el gran custodio, que, así como estuvo al cuidado de Jesús y de María Santísima, que así esté velando por nuestra conversión y salvación. Que nos permita acercarnos a Dios de un modo particular en este tiempo de gracia, siguiendo su ejemplo de vida, de oración, de entrega y de amor. “Sr. San José Patrono Universal de la Iglesia ruega por nosotros” (oración s.d.a). P. Pablo Santoscoy Rebollo sda.


Construyendo el Seminario de San José. Oración, ayuno y caridad, tres características de la cuaresma que estamos viviendo. Oración para que Nuestro Señor siga moviendo Corazones generosos, que sigan contribuyendo a la construcción de su seminario y pronto esté lleno de vocaciones que quieran entregar su vida al servicio de su Iglesia. Ayuno, que nos recuerde que los deleites de este mundo no son para alimentar nuestro espíritu y fortalezcamos más nuestra alma. Y, caridad pensando que siempre hay hermanos necesitados a los que debemos ayudar y que tampoco necesitamos ser millonarios para seguir contribuyendo en la construcción de esta casa de formación de los nuevos sacerdotes Siervos del Divino Amor.


Dios siga bendiciendo a sus familias, a sus casas, a sus trabajos y los conserve en salud y trabajando en la construcción de su reino y la salvación de las almas. Es muy importante en esta temporada ponernos como meta el poder colar la azotea del seminario, de granito en granito todos podemos cooperar pues con eso casi estamos terminando de cerrar la obra negra de la construcción. Actualmente los albañiles no se han detenido, gracia a las oraciones de ustedes y sus aportaciones, pero podemos hacer que esto valla más rápido, si promovemos el buscar más ayuda. Dios se los recompensará y María Santísima lo cubra siempre con Su Manto.


Para tus donativos tenemos esta cuenta bancaria: BANCO: SANTANDER Jesús Leonardo Rebollo León Cuenta: 60550481196 CLABE BANCARIA PARA TRANSFERENCIAS: 014320605504811963 Depósitos en OXXO: 5579 0700 9014 3192 BANCO BBVA BANCOMER Jesus Leonardo Rebollo León CUENTA 0474762231 CLABE 012320004747622318 Depósitos en OXXO: 4152313690587774


Oración para pedir por la construcción del Seminario de San José de los Siervos del Divino Amor.

“Ahora es el momento de que Tu Señor, en esta piedra, como le dijiste a Pedro: que sobre esta piedra fundabas Tu Iglesia, con este recuerdo de La Verdad que Eres Tú, te pedimos que Tu Bendición haga prospera esta Tu Obra, para que este lugar sea para darte Gloria, que el Corazón de María, Señor San José nos ayuden a perseverar, y así este lugar sea semillero de vocaciones santas, de que su deseo sea El Tuyo y su Anhelo como el Tuyo, las almas sean su único deseo para darte Gloria a Ti Señor. Amén.”


MISA EN LÍNEA

Les invitamos a participar en la Eucaristía virtual desde el portal de Facebook del Padre Francisco de lunes a sábado a las 8:30 de la mañana y los Domingos a las 11 de la mañana. (8) Francisco Javier Rebollo Leon | Facebook


SOPA DE LETRAS

San José San Patricio Humildad Pobreza

Obediencia Caridad Silencio Trabajo

Pureza Misionero Irlanda Obispo


Antigua Carretera a Chapala No. 8005 A, Col. Insurgentes Sur, El Salto, Jalisco. C.P. 45690 Tel: (33) 36-89-02-35 MAIL javreb@hotmail.com O jesusleonardo7@hotmail.com WEB: www.siervosdeldivinoamor.com (8) Francisco Javier Rebollo Leon | Facebook

Profile for Paco

SIERVOLETÍN DE MARZO 2021  

Boletín mensual del Seminario de San José de los Siervos del Divino Amor

SIERVOLETÍN DE MARZO 2021  

Boletín mensual del Seminario de San José de los Siervos del Divino Amor

Profile for frajavreb
Advertisement