Page 1

Revista Digital San Borondón

Rodrigo Rodríguez Kábana: “Es una pena que aquí abandonen la agricultura. Canarias tendría mucho que enseñar al mundo sobre pequeñas producciones” viernes, 17 de octubre de 2008

SB-Noticias.- Rodrigo Rodríguez Kábana es un prestigioso experto en agroecología de origen palmero, que reside en Estados Unidos, en Alabama, desde hace más de 40 años, donde desarrolla una importante y reconocida labor como profesor universitario. Estos días se encuentra de nuevo en Tazacorte (La Palma), donde transcurrió su infancia y formación. SB-Noticias ha hablado con él, interesándose por su opinión acerca de la situación de la agricultura en Canarias.

¿Cuántos años lleva fuera de su Isla? Desde al año 1965.

¿Regresa con mucha alegría a sus orígenes? Sí, y todas las veces que pueda.

¿Cómo encuentra la Isla? Cada vez más bonita, y su gente sobre todo...

Como experto en agricultura, ¿qué le parece que se esté abandonando el campo? Lo veo con mucha tristeza. Precisamente tomo siempre fotos de estas sorribas magníficas que tenemos, una cosa única en el mundo, y me entristece muchísimo, me duele en el alma cuando se abandonan. Porque la cosa más fea que hay es una sorriba cuando se abandona. Con todo ese sistema que nuestros antepasados, imagínense, siglos desarrollando esto, y uno ve que la abandonan por razones económicas o lo que sea. Eso es un golpe directo al alma.

¿Qué le diría a los políticos canarios para que apoyen el sector primario, que se está abandonando a pasos agigantados por dedicarse al turismo, a la construcción, al cemento? El turismo está bien, no nos vamos a pelear por eso. Pero lo mismo que se le ofrece al turista lo vamos perdiendo. Hay que tener un equilibrio. La agricultura, que es lo tradicional de siglos, es lo que hace atractivo, no sólo el clima, sino la gente y lo que hace la gente. Hay que tener mucho respeto a esa agricultura, porque es el alma de nuestro pueblo. Todo lo que atenta contra eso es como un suicidio. Llega un punto en el que el cemento en sí no me parece muy atractivo, aunque lo pinten, sigue siendo cemento. Ahora eso sí, las obras, el ingenio, la imaginación que ha mostrado nuestro pueblo para sobrevivir es una cosa muy bella. Es triste. Tiene que haber un equilibrio. No entrar en un desarrollo desaforado que nos destruye. Hay que andar con cuidado, mucho cuidado.

¿Pasa en Estados Unidos lo mismo que en nuestra región en lo que a nivel de autoabastecimiento se refiere? Aquí anda en un 18%... Pasa lo mismo. En el estado de la Florida, hay este desarrollo por las mismas razones turísticas, y la agricultura la van abandonando. Las antiguas plantaciones de cítricos van abriendo paso al Walt Disney y a todo este asunto del turismo, y hay muchas quejas, porque por desgracia lo rural se va empequeñeciendo. Tengo la fortuna de vivir en un estado que es rural, en Alabama. Y eso lo tenemos claro: un país, una región que no se autoabastece está sometida a un peligro muy grande. Se puede convertir en una situación de hambre, y nos parece peligrosísimo. Lo básico de cualquier lugar es asegurar la alimentación. Puede pasar cualquier desastre, que ya los han visto, por desgracia, y tienen el ejemplo de África. Muchas regiones de África hoy en día tienen que importar todo para poder autoabastecerse, y ha sido por muchas razones, entre ellas la separación de la agricultura de las actividades del hombre. Las actividades del hombre se pueden volver en vez de positivas, negativas, y empieza la destrucción de los medios de producción de alimentos. Eso es fatal. Y llegan a situaciones muy triste, muy muy tristes.

¿Qué opinión le merecen los biocombustibles? http://www.sanborondon.info

Potenciado por Joomla!

Generado: 19 October, 2008, 10:43


Revista Digital San Borondón

El biocombustible está bien. Hay lugares donde se puede hacer, y es aceptable. Hay otros lugares donde no. En Brasil se puede hacer, y lo hacen muy bien, pero recuerden que Brasil es un país muy grande, y hay tierras para todo. Ahora, cuando llegamos a Europa, y aún en los Estados Unidos, donde dedican las tierras del medio oeste, donde tradicionalmente se produce el millo, trigo...y convertir la producción en etanol, es fatal. Sube inmediatamente el precio de los alimentos. Esto es por política, y es una equivocación. En otros lugares, como Brasil, les va muy bien, porque las tierras de caña de azúcar en realidad no se pueden aprovechar para otra cosa. Y lo tienen muy bien estudiado. Pero les recuerdo que para poder hacer eso los brasileiros llevan casi cuarenta años estudiando ese producto, y lo han ido desarrollando paulatinamente, como debe de ser. En Estados Unidos no lo hemos hecho así. Eso ha sido por política, y ha tenido unos resultados... El aumento de los precios de alimentos en los últimos cinco años ha sido terrible. Yo creo que en Europa por ejemplo, pasa lo mismo. Me parece alucinante que en Europa se consideren los biocombustibles, porque Europa apenas produce para autoalimentarse. Entonces, sacar tierras que tradicionalmente son para la alimentación humana y dedicarlas al biocombustible, no se puede aceptar.

Otro tema polémico es el de los alimentos transgénicos. ¿Qué opina usted? Como siempre, son tecnologías nuevas y son tecnologías antiguas al mismo tiempo. Siempre ha habido una actividad que es el estudio de la genética para el desarrollo de variedades resistentes o variedades que producen más... Está bien. Y eso ya llevamos casi siglo y medio. Pero mientras se desarrollan variedades dentro de una especie dada, es decir, plátanos selecccionando entre plátanos. Papas, seleccionando entre papas. Pero cuando usted me empieza a hablar un gen de una cucaracha, para pasarlo a un plátano, me parece algo violento. Especies que no están ni relacionadas. Insectos a plantas, plantas a qué sé yo... Eso creo que debíamos hacerlo con mucho más cuidado, desde el punto de vista científico. Cuidado quiere decir que se tenga una experiencia no de tres o cuatro años, sino de una o dos generaciones completas, antes de entrar de lleno en ese tipo. Primero, hay que preguntarse si se necesita. ¿Es necesario? Ésa es la primera pregunta. Si no es necesario, no se metan. Desde el punto de vista científico no tengo ningún problema, porque la ciencia es así y hay que explorar eso. Pero cuando se pasa de la ciencia para a muy corto plazo entrar en la práctica, e introducir en la producción de alimentos ese tipo de cosas, me parece descabellado.

Usted como palmero, ¿qué opina del plátano? ¿Es el monocultivo que necesita Canarias? El plátano, por ejemplo, en la Isla de La Palma es fundamental. El monocultivo siempre es peligroso. Tenemos ya casi 100 años de experiencia sobre el plátano. Hablar del plátano en términos de Canarias es una cosa. Hablar del plátano en términos de Centro América, Ecuador y aún parte de África, es otra cosa. En América hablamos de fincas de 50 o 100 mil hectáreas. En Canarias estamos hablando de una agricultura artesanal, casi. Celemines, fanegas... una cosa así. El peligro que hay es que nos restringimos en competitividad. El costo de producción en relación a lo que se puede hacer en el mercado libre, pues estamos en cierta desventaja. Por otro lado, es muy bonito lo que han hecho en el plátano, a través de varias generaciones. El tipo de agricultura que se practica, cuando está bien hecha, es en realidad un modelo para el resto del mundo. Y a mi no me gustaría abandonar lo del plátano por la experiencia que se ha adquirido, y creo, y lo vamos a proponer el Doctor Antonio Bello y yo, que se establezca aquí un centro internacional de agroecología, para poder transferir los conocimientos que tenemos, sobre todo del plátano, a áreas como el África subsahariana, donde hay hambre. Porque creemos que este tipo de producción, de pequeñas hectáreas, es buena para producir alimentos, de manera que no tengamos más pateras.

Si fuera responsable de Agricultura en Canarias, ¿qué medidas tomaría? Sería un poquito duro. Internacionalizaría el quehacer agrícola de Canarias. Tenemos muchísimo que ofrecer desde el punto de vista de tecnología. Se lo digo porque vengo del exterior. Creo que hay mucha experiencia, sobre todo a nivel de pequeñas producciones, es decir, de menos de una fanegada. Tenemos mucho que enseñar al mundo en la tecnología de producción de alimentos. Por eso vuelvo a su primera pregunta. El abandono de la agricultura es serio. No se debe abandonar, porque tenemos un tesoro de conocimientos: nuestros productores, investigadores, y también políticos. Para enseñarle a la parte del mundo, que las tenemos aquí delante mismo: la zona de Marruecos y aún más al sur. Podemos enseñarles mucho, y quizás también aprender de ellos, de cómo se puede respetar el medio ambiente, producir alimentos, y hacer una cosa bonita...

Todos los sindicatos agrarios y organizaciones agrarias y ganaderas se quejan del abandono de la agricultura canaria. ¿Usted no lo ve así? Hay cierto abandono, pero hay que preguntar las causas. Hay que inmiscuir a la juventud. La agricultura está, más que ninguna otra industria, ligada al pensamiento, a la cultura de la gente. La cultura empieza en las escuelas. Yo creo que primero hay que darle respeto e interesar a la gente, sobre todo a los jóvenes, para que la perpetúen. http://www.sanborondon.info

Potenciado por Joomla!

Generado: 19 October, 2008, 10:43


Revista Digital San Borondón

¿Qué le ha traído esta vez a La Palma? Tengo una pequeña finca, una fanega y media que heredé de mi madre, que lleva más de 50 años en producción, se llama La Romera, y hay un puente sobre el barranco de Tenisca, que es crucial para poder mantener la producción de esta finca y también de otros vecinos que tengo. Son lo que llamamos celemineros. Con lo cual, se cierra ese puente y se dificulta muchísimo mantener esa producción. Entonces he venido precisamente porque el puente estaba en mal estado de mantenimiento, y se le ha condenado como una ruina. He venido a ver qué se puede hacer para mantenerlo, y recobrar ese puente que se hizo en el año 1928. es en realidad un monumento histórico para La Palma. No existe un puente igual en todas las Canarias, me atrevo a decir. Y ha sido como una joya que tenemos en Tazacorte, donde me crié, y me gustaría muchísimos que se salvara, no sólo por el interés personal que tengo, sino también por el hecho de que es parte de la red de senderos oficial. El sendero número dos, en las publicaciones oficiales. Creo que se debe mantener. Durante esta semana he empezado a empaparme en el problema, creo que tiene solución desde el punto de vista de ingeniería, y creo que hay buena voluntad de todos de poder rehabilitarlo e incorporarlo bien hecho, dentro de la red de senderos.

Cambiando de tercio, ¿cómo vive las elecciones en Estados Unidos? Bueno, por lo que le dije ya sabe de qué lado estoy... Yo nunca voy a votar por los republicanos, por la gente de Bush, porque para mí ha sido un desastre, ha sido una negación de los principios fundamentales de la República Norteamericana. Creo que el señor Obama, al cual respeto muchísimo, representa muchas cosas para nosotros. Sobre todo de Alabama, un estado que era esclavista. Miramos con mucho orgullo tener a unas personas del calibre suyo y de su señora, que nos represente como nación. Creo que va a ganar, porque no podemos seguir en esta práctica de ignorar al mundo, una práctica que es imperialista, inaceptable para los cánones fundamentales de la República Norteamericana. Va contra natura.

http://www.sanborondon.info

Potenciado por Joomla!

Generado: 19 October, 2008, 10:43

entrevista a Rodrigo Rodríguez Kábana  

Entrevista en san borondon