Page 1

escape texto y fotos: carlos sánchez pereyra

Lago Leman 36

Paisajes de cultura europea

Cerca de Thollon-les-Memises, una pequeña población de esquí y de granjeros, hay un balcón natural escondido desde el cual se puede observar el gran tamaño del Lago Leman y todo su movimiento.

E

37

n pocos minutos, lo que parecía ser un atardecer nublado se convirtió en un escenario de luces y aguas celestiales. Así es este espacio natural, llamado por unos Lago Leman y por otros Lago de Ginebra. Hablamos del mayor lago de Europa, con 72 kilómetros de largo y 12 kilómetros de ancho. Sus aguas están divididas entre Suiza y Francia, dos culturas y formas de vida diferentes, si bien hermanadas por muchos años de historia en común. La belleza del entorno, con los Alpes siempre presentes, ha atraído a muchos visitantes e, incluso, a muchas personas que han optado por quedarse a vivir allí. Por ejemplo, Charles Chaplin eligió este sitio como su hogar y Lord Byron se inspiró en sus encantos medievales. La estadía en este rincón del planeta es una maravilla, ya sea que lo recorramos a pie o en bicicleta, o bien que miremos sus paisajes a través de un tren o nos quedemos sentados en algún bar frente a unos buenos vinos de uvas cosechadas ahí mismo. Decenas de caminos y terrazas habitadas por antiguos viñedos se agolpan para obtener la mejor vista de esa región vitivinícola suiza, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 2007. Aunque se sabe que el cultivo de la vid comenzó con los romanos, las actuales terrazas datan del siglo XI. Hay más de 10,000 y normalmente tienen vistas hacia el lago o los castillos, las bodegas y las iglesias. Si se desea recorrer Lavaux a pie, lo mejor será llegar al poblado medieval de St. Saphorin y desde ahí integrase a los caminos, siempre muy bien señalizados, que atraviesan las terrazas y que llegan hasta Lutry. >


< El típico encanto de los pueblos europeos puede palparse en esta zona, que en primavera luce preciosa.

38

< En Montreux, empedradas calles medievales nos conducen a galerías, cafés y tiendas.

Hay diversas rutas para llegar, por lo que es imprescindible ser selectivo, ya que se trata de 30 kilómetros de cultivos de vid, desde Montreux hasta Lausana. Para los que gustan de admirar los paisajes desde un cómodo asiento, la mejor opción es recorrer la zona en el tren que se aborda en Montreux. Antes o después de estar entre viñedos y buenos vinos, recomendamos caminar desde esta ciudad hasta el Castillo de Chillon, un escenario medieval que inspiró a Lord Byron para crear su famoso poema “El prisionero de Chillon”. Si viaja en julio, hay otro aliciente: el Festival de Jazz de Montreux, uno de los encuentros de este género más respetados en el mundo, aunque, a decir verdad, también se puede escuchar blues, reggae, soul, pop y funk. Además de esta actividad musical, la ciudad es ideal para vivir de cerca lo que un suizo añora de la Costa Azul francesa: innumerables hoteles de la belle epoque, un paseo en medio de palmeras y un puerto deportivo.

En el otro extremo del lago, 72 kilómetros después, aún en territorio suizo, se encontrará con el glamour y con varias sedes de organismos internacionales, como la central europea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Cruz Roja. Asimismo, Ginebra presume de ser una de las ciudades europeas con mejor calidad de vida. Una visita por el centro permite ver gran cantidad de bancos, museos y galerías de arte. Pero la ciudad no sólo vive de sus negocios e instituciones: también cuenta con un bagaje cultural amplísimo, pues fue fundada por filósofos, escritores, científicos y políticos. Las casas-museos de Rousseau y Voltaire son una buena muestra de ello; también Calvino nació aquí, aunque los pobladores son en su mayoría católicos. Un poco menos elegante y sin mucha intención artística es el clásico chorro de agua (jet d’eau), localizado en >


40

>

las aguas del lago. Con más de 150 metros de altura, es visible desde cualquier parte de la ciudad (y más si se está en lo alto de la parte medieval de Ginebra). Esta zona es perfecta para perderse en las enredadas y empedradas calles medievales y encontrarse fortuitamente con galerías, cafés y tiendas siempre dispuestas a ofrecer lo más original del diseño europeo. En el centro de todo esto se encuentra la catedral de St-Pierre, iniciada en el siglo XII y a la que se le fueron añadiendo nuevas secciones durante los siguientes cuatro siglos. Lausana, ubicada a medio camino entre Montreux y Ginebra, es otra ciudad suiza sede de algunos organismos internaciones, como el Comité Olímpico Internacional (COI); en el barrio de Ouchy se encuentra el Museo Olímpico. Desde este destino es posible recorrer todo el litoral suizo del lago y parte del francés, ya que de aquí parten diversas rutas en barco. La Compañía General de Navegación del Lago Leman dispone de una flota verdaderamente bella de barcos, algunos de ellos con cien años de antigüedad. Quizás sean los mismos que utilizaron varios amantes de este enclave europeo, como el pintor Oskar Kokoschka, el escritor Ernest Hemingway o el músico Freddy Mercury. Una vez puestos a navegar por el lago, la ruta llega a Yvoire, ya en tierras francesas, considerado el diamante del Lago Leman. Este rincón europeo inició hace más de nueve siglos >

El castillo de Chillon, en Suiza, inspiró a Lord Byron para crear uno de sus más famosos poemas, “El prisionero de Chillon”.

41


42

y cuenta con todo lo que una villa medieval debe tener: castillo, murallas, accesos fortificados y tiendas de recuerdos. Dado que su belleza atrae a infinidad de turistas, lo mejor es visitarlo muy temprano por la mañana o cerca del anochecer. Una vez en Francia, adéntrese en poblados como Thonon-les-Bains o Évian-les-Bains y disfrute la vida pausada de este país, siempre atento a comer bien, beber mejor y tomar el tiempo con calma. En Évian, cada sábado por la mañana se puede recorrer un mercado callejero con

productos creados en la zona, como quesos, embutidos y vinos. A pocas calles hay algunos casinos que tornarán la calma del viaje en una montaña rusa. Pero también se puede elegir el camino de la salud. En 1789 se descubrió en Évian que el agua de la fuente de Sainte-Catherine tenía un sabor excelente y cualidades benéficas. Esto pronto atrajo la atención de mucha gente, al tiempo que los negocios en torno al agua florecieron con la misma magia de la fuente, lo que hizo venir también a personajes famosos, como Greta Garbo o Winston Churchill. >

París

Francia

Suiza Berna Lago Leman

Ginebra

Lyon


Esta región no sólo ha atraído a múltiples personajes históricos, sino a todos aquellos que desean disfrutar de la alegría de vivir. < Una vez en Francia, disfrute la vida pausada de ese país, siempre atento a comer bien, beber mejor y tomar el tiempo con calma.

Información de viaje Te ofrece más información de este viaje Hospedaje En Ginebra: Hotel Beau-Rivage (www.beau-rivage.ch) Hotel Ambassador (www.hotel-ambassador.ch) En Évian: Hotel Évian Royal Resort, con golf, tratamientos de agua y mucho lujo. (www.evianroyalresort.com)

44

Restaurantes

Se puede visitar la fábrica más importante de Évian y obtener información de las fuentes de agua y sus propiedades. Desde esta ciudad se inicia el viaje a las primeras montañas que un poco más adelante desembocarán en alturas de 4,000 metros o más, ya en plenos Alpes. Para quienes buscan viajes al fondo de densos bosques y un poco de vida agrícola francesa, lo mejor es viajar con rumbo a Thollon-les-Memises y Bernex, así como a todos los pequeños pueblos de la zona (a menos de 50 kilómetros de Évian). Cada momento del día se reparte entre caminatas en parajes naturales dignos de una postal o un cuento infantil, con la vida rutinaria del granjero y vistas excepcionales de Los Alpes y del gran Lago Leman. Estas aguas no sólo han atraído a múltiples personajes de la historia, sino a todos aquellos que desean disfrutar de la buena comida, la mejor bebida y la alegría de vivir. q

En Ginebra: Chateauvieux, dos estrellas Michelin y 900 referencias de vinos (www.chateauvieux.ch). Los filetes de percha son el plato tradicional del lago. En el restaurante Le Pre de la Cure se puede degustar este plato amenizado con muy buenas vistas de Yvoire. (www.pre-delacure.com)

Cultura Festival de Jazz de Montreux (www.montreuxjazz.com) Museo de Arte e Historia de Ginebra (www.mah-ville-ge.ch) Castillo de Chillon (www.chillon.ch)

Transportación Compañía General de Navegación (www.cgn.ch) Viajes panorámicos en tren por la región (www.stc.co.uk).

Lago Leman  

Viaje por el Lago Leman Suiza - Francia. Articulo de Carlos Sanchez Pereyra publicado en la Revista Mercedes - Mexico.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you