Page 1


Para empezar, cuéntanos un poco acerca de ti. Nací en Murcia en el 65, siempre me gustó dibujar y pintar, pero sobre todo me gustaba la naturaleza. Tuve la suerte de veranear en un pueblo chiquitito de costa de Alicante, la Torre de la Horadada, donde todavía se podía vivir libremente y mi infancia la recuerdo con mucha felicidad corriendo con los amigos cazando ranas, viendo pájaros o haciendo cabañas en los árboles. Este contacto con la libertad es posiblemente lo que me ha hecho después cuestionarme la sociedad que hemos creado a través de mi obra, contando a mi manera lo que me disgusta y no soy capaz de contar con palabras. ¿Qué haces en tu tiempo libre? Me encanta la naturaleza, colaboro con la web www.elclickverde.com y aprovecho cuando puedo para escaparme al monte. ¿Cómo y cuándo empezaste en la pintura? Es una vocación de siempre, pero la tuve abandonada durante unos años. Me dieron unas vacaciones en el mes de febrero y me compré un lienzo, témperas y me fui a la playa. Así retomé mi vocación como un hobby, pero diez años después, me planteé que debía intentar al menos una vez en la vida hacer lo que realmente me gustaba, que era pintar, entonces en una situación laboral que se produjo surgió la oportunidad, era ahora o nunca, y desde entonces ya son 15 años. ¿Porqué pintura realista o hiperrealista? Creo que es el carácter el que determina el estilo, pero sólo al principio, el ser perfeccionista y el deseo de conseguir reflejar la realidad es un impulso que motiva mucho pero poco a poco se va perdiendo el interés por conseguirla y al final lo que hago es utilizarla para construir realidades imposibles que me lleven a poder contar lo que siento y que sea legible por los demás. ¿El primer cuadro que recuerdas que te hizo sentir algo especial? No tengo un cuadro fetiche, pero siempre me han impresionado los artistas que consiguen dibujar lo que se proponen. Me encanta Cesar Galicia, Eduardo Naranjo, Antonio López, claro, pero también me gusta mucho Lucio Muñoz, Guayasamín o Cristóbal Gabarrón. Me gusta la pintura en todas sus líneas tanto el collage como la pintura matérica… me interesa menos el arte de vanguardia tipo performance, la vida ya es una performance.


¿Tus ideas son fruto de un estudio previo o surgen naturalmente? Todo surge de un rumor, de un runrún en el alma que me chirría, algo con lo que no estoy conforme pero que no sé contar… entonces se me van asociando ideas o imágenes con esa vibración, muchas veces sin un sentido aparente y poco a poco va surgiendo la obra o la serie de obras que acabarán componiendo la exposición. ¿Recuerdas tu primer cuadro? Si. Terrorífico, un paisaje de montañas verdes nevadas por el que discurría un rio azul bajo un cielo también azul de nubes que parecían bolas de algodón. Vamos, la imagen arquetípica ideal del paraíso. ¿Grandes cuadros o pequeños? De todo. Cada idea tiene su cuadro, a veces no es necesario un gran formato para contar algo, pero sí que en mis exposiciones le doy más importancia a las ideas-fuerza que quiero transmitir haciendo más grandes esos cuadros, de esa manera acentúo el interés del espectador y le incito a fijarse más, eso ayuda a que, a partir de esas ideas más importantes, el espectador complete el discurso de la exposición. ¿Cuál es el próximo cuadro que tienes en mente? Pues estoy trabajando con el mundo de la inspiración, los libros, las musas, me gustaría contar el camino que hay entre el personaje-objeto y la emoción que transmite, por ejemplo Ivanhoe y la aventura y utilizando un determinado elemento que se repite el todos los cuadros de la serie que hace referencia al lector que vuela sobre la historia encapsulado en su propia burbuja…. Ya lo veréis. ¿Cuándo no hay inspiración qué haces para recuperarla? La inspiración aparece cuando tiene que aparecer. Normalmente no hay una metodología o al menos yo no la tengo, como comentaba, aparece ese runrún, esas ganas de contar algo que no se sabe qué es pero que está ahí, y entonces poco a poco van apareciendo lqas imágenes y se van colocando solas. Pero eso no es de golpe sino que hay cuadros que surgen mentalmente de una vez y a lo largo de la realización salen directos sin modificar y otros llevan un gran proceso de maduración y mientras se van pintando van cambiando. Algunos cuadros pueden estar años en proceso hasta que me encuentro a gusto y los doy por terminados. ¿Usas las redes sociales? ¿Cuáles? Si, claro. Facebook sobre todo, porque me permite tener un escaparate abierto las 24h para quien quiera interactuar y tiene la velocidad justa para que pueda controlarlo. También uso twitter, pero muy poco, mi experiencia con esta red me dice que yo no necesito tanta información para hacer mi trabajo ni genero dicha información. Mi obra cuando surge es para colgarla y dejarla un tiempo para que sea vista y discutida y twitter sirve para quien genera información rápida basada en ideas intangibles, además es necesario demasiado tiempo del que no dispongo. ¿Qué consejo te hubiese gustado recibir, cuando empezaste en la pintura? No tengas miedo a la crítica. Las personas tendemos a sacar juicios de valor de todo lo que nos rodea, pero muchas veces nos dejamos llevar por la opinión de otro aparentemente más preparado y entonces ‘retwitteamos’ sin pensar. El espíritu crítico se está perdiendo y yo he visto obras hechas en un momento sin más pensar que un par de cañas entre amigos y al final ganar premios. Por eso, creo que sólo debemos escuchar a nuestro interior ya que él sólo sabe si está bien o mal, pero ojo, hay que escucharlo todo y aprender para desarrollar ese espíritu.


Cuando un edificio está torcido, está torcido y por mucho que nos engañemos el espectador también lo sabe, y nos lo dirá. Supongo que usas las fotografías para hacer tus cuadros. A veces, procuro tener modelos delante, pero para poder componer los escenarios de mis cuadros necesito tener todas las imágenes en el lienzo. ¿Las realizas tú o mandas que te las haga algún amigo, profesional? Para algunas cosas técnicas como catálogos o así es mucho mejor que las haga un profesional, pero para mis composiciones hace muchos años tengo la percepción de que el alma de una foto la pone el que la hace y claro, creo que mis cuadros deben tener la mía y no la de otra persona. Una vez, un pintor me dijo que fotógrafo podía ser cualquiera. ¿También puede cualquiera ser pintor? Posiblemente sí, pues la técnica se aprende, pero a ser un artista o un creativo no te enseña nadie. Si lo llevas dentro, lo derramas por tu obra ya sea fotografía, pintura o cualquier otra cosa.


Gracias Antonio Tapia

Nombre: Antonio Tapia Ciudad: Murcia, Espa単a Web: http://tapiamur.wix.com/antonio-tapia#!

Foto Nivel 11  

Antonio Tapia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you