__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

La Notita Conmemorativa

1


La Notita es una revista interna de Formación Educativa y Musical, A.C. que, a partir de 2015, se difunde a través de nuestra página de internet. Este es el número alusivo a nuestro 40 aniversario. Toda colaboración es bienvenida. Mayores informes en el: (52) 83 17 85 60 Y (52) 83 17 28 29 CONSEJO EDITORIAL Andrés Bolaños Werren andresbolanos@formus.edu.mx

Ariadna Ramírez Garagorri ariadnarmz@prodigy.net.mx

Lolis Alatorre Jácome lolisalatorre@gmail.com

María Graciela Rodríguez Guerra mgrodriguez@intercable.net

Nora Rosa Clara Obregón Cruz kungstgalerievalle@hotmail.com

Silvia Segovia Ramírez silvia.segovia@gmail.com

Úrsula Werren de Bolaños uwerren@formus.edu.mx

PUBLICIDAD Adrián Bolaños Werren adrianbolanos@formus.edu.mx

DISEÑO GRÁFICO Graciela Patricia Garza Garza ggarza@formus.edu.mx

Gracias Esta edición conmemorativa ha sido pensada como un gesto de agradecimiento a todas las personas que han formado parte de nuestra comunidad educativa, a nuestros queridos alumnos, maestros, padres de familia, colaboradores y amigos, quienes van dejando huella, sentido, memoria y legado. A todos los que con amor hemos transitado juntos el camino y construido esta historia.

TEMAS

4 9

El Inicio Filosofía educativa 15 Formando comunidad

18 Constructivismo 21 Ciencias y matemáticas

23 Lectura 26 Nuestra forma de aprender 31 Tecnología 33 Arte 35 Música

39 Inclusión /

Integración

43 Deporte 46 Sustentabilidad 51 El arte de

convivir 62 Proyectos que nos impulsan 73 Exalumnos


Editorial Había una vez una educadora que atravesó el mar Atlántico para llegar a una tierra nueva. Así, de las vacas a las cabras, del chocolate a la machaca y del “grüezi” al “quiubo”, encontró un lugar para hacer familia y vivir su vocación. En la sala de su casa, con unos cuantos niños y niñas comenzó FORMUS, que ni nombre tenía, pero que ya era. La semilla prendió. Era buena semilla en tierra fértil y ávida. La suiza se hizo mexicana o más bien, mexi-suiza, porque a fin de cuentas las raíces sostienen. Casi nunca fue Quijote, pues la inspiración de una se convirtió rápidamente en proyecto de muchos, tantos que ya no se pueden contar. FORMUS es hoy una comunidad educativa, es selva , es ecosistema . Ha hecho del término constructivismo una aspiración de muchos, aunque todavía realidad de pocos. Con esta Notita agradecemos a cada músico y compositor que ha par ticipado en la Sinfonía Formusiana. Son cientos, son miles. A todos ellos muchas gracias. Celebramos que hay vida y que seguimos creyendo en el poder transformador de la educación. Andrés Bolaños Werren Marzo de 2015


El inicio

Por: Úrsula Werren de Bolaños La Notita 11, abril de 2010

R

ecuerdo a Alicia, amiga y compañera de mi juventud. Una de esas tardes maravillosas en las que perdíamos el tiempo tratando de arreglar no solo nuestro propio mundo, sino el mundo entero me dijo:

“A mí me parece que voy encontrando mi hilo rojo. Ese hilito delgado y a veces frágil que veo cada vez con mayor claridad cuando miro hacia atrás. El hilo rojo me va señalando el camino cuando me doy tiempo de ver hacia mi interior; puedo confiar en él cuando tengo que elegir, el hilito me va llevando.” Muchas veces, en momentos de duda y en los que me ha tocado elegir el camino, recuerdo, sonriendo, el hilito rojo de Alicia. Lo recuerdo ahora cuando me propongo escribir sobre mi proyecto de vida, relacionado con FORMUS. ¿Dónde aparece con más claridad y dónde se desvanece? Lo veo en los vínculos entrañables con la música y la naturaleza que se fueron gestando en la niña que fui, momentos relacionados con alegría y amor. Y lo veo cuando esa niña juega ser la maestra de sus alumnos imaginarios y se manifiesta, cuando sueña feliz, en el salón de la señorita Ruth: “¡Cuando sea grande voy a ser como ella!” El hilo pasa por la Normal de Maestras, cuando me cuestionaba las ideas, los paradigmas y creencias aprendidos en la niñez. ¿Se vale cambiar tan radicalmente lo que me había dado seguridad hasta ahora? Las ideas so4 La Notita Conmemorativa

“A mí me parece que voy encontrando mi hilo rojo. Ese hilito delgado y a veces frágil que veo cada vez con mayor claridad cuando miro hacia atrás. El hilo rojo me va señalando el camino cuando me doy tiempo de ver hacia mi interior; puedo confiar en él cuando tengo que elegir, el hilito me va llevando.”


bre las relaciones entre adultos y niños, la manera de educar; los valores y creencias sobre el bien y el mal; la imagen de Dios y la pregunta: ¿quién soy yo? Y evoco mi modelo: el admirado y querido, director de la institución, el Dr. Müller. Respetuoso al proceso de cada alumna, con fe de que cada una de nosotras seríamos capaces de encontrar nuestro muy personal camino. El hilito se convierte en hilo, cada vez más sólido y consistente.

Ahí gocé de mucha libertad para explorar caminos más creativos, para hacer música y arte con los niños, para tener vivencias y descubrimientos en contacto con la naturaleza, lejos de las estrechas aulas del salón de clases. Estaba “en lo mío”, el hilito rojo, fue una presencia que me dio confianza. La tentación de acomodarme y “estacionarme” ahí fue grande. Pero un acontecimiento inesperado me invitó a decidir. ¿Me quedo en Suiza o me voy seis meses a los Estados Unidos? ¿Desaprender, y reaprender de nuevo? Mi plan era quedarme un tiempo corto al otro lado del mundo para “cambiar de aires”, pero no fue así. ¿Quién se hubiera imaginado que llegaría finalmente a Monterrey? Hace 43 años, al casarme con Ernesto Bolaños, me establecí aquí, donde nacieron mis cuatro hijos y donde viven mis siete nietos. Cuando nuestros hijos eran pequeños, Ernesto y yo buscábamos una escuela de música para ellos. Al no encontrarla, retomé el hilo que aparentemente estaba guardadito en algún cajón y empecé a dar clases de Educación Musical. La familia creció, ya con el nombre que conserva hasta ahora. Llegaron amigos y amigas y los vecinos con sus hijos. De pronto ya no cabíamos en la casa. ¿Hacia dónde se extiende el hilo rojo?

Aparece cuando adquiero experiencia como maestra en una escuela comunitaria en un pequeño pueblo en los Alpes Suizos, con niños entre los seis y los quince años, todos en el mismo salón. Ahí aprendí a trabajar en un ambiente de diversidad y, sobre todo, a vivir sola y a llevarme bien conmigo misma. El hilo atraviesa por los dos años que enseñé en un internado para niños con deficiencias mentales, una institución ejemplar en esos tiempos. La realidad es que estos niños aprendían en un lugar aislado, lejos de sus familias, algo que, aún hoy, me parece doloroso y que me impulsó pensar en un sistema escolar donde ellos podrían aprender en comunidad, sin estar separados de sus hogares.

De la escuela de Música surgió el Jardín en Valle del Contry, lo que abrió la posibilidad de la Primaria y ésta dio nacimiento a la Secundaria. Me quedo mirando a mi rededor en la Estanzuela y me asombro. Lo que se fue gestando en alguna etapa de la vida, en estos momentos se va consumando. El hilo rojo está presente. Se comparte con muchos, con una comunidad que cree en los principios de respeto mutuo, del aprendizaje por medio de experiencia y reflexiones, en el uso de la libertad con responsabilidad, en la diversidad como valor y en la búsqueda de relaciones nutricias ante todo. Reflexiono y entiendo que el hilito rojo sale de las Manos amorosas del Padre Bueno que nos da la vida y la oportunidad de ser co-creadores. La gratitud es para Él, también para cada uno de ustedes, niños, padres, maestros y maestras y colaboradores. Y para ti Alicia que estuviste presente cuando empezamos a soñar y a diseñar nuestras vidas.

Recuerdo los cuatro años de trabajo feliz en Bremgarten, un pueblo en las afueras de Berna en Suiza. La Notita Conmemorativa

5


Pinceladas Por: Úrsula Werren de Bolaños / La Notita 15, diciembre de 2011

FORMUS se gestó en la música. De la mano de personas generosas y de una serie de eventos afortunados el pequeño proyecto es ahora lo que somos: una comunidad alegre, responsable, integrada y unida, que entreteje sus vivencias con notas musicales.

R

ecuerdo la mesita de latón con cinco sillitas en la entrada de la casa. Lupita, César, Lucho -hijos de amigos- , Andrés y Adrián, hijos propios, cada quien con su libro nuevo con lecciones para aprender a tocar la flauta dulce. Hay curiosidad y esperanza.

periencia se adquiere caminando paso a paso. Por el momento, es tiempo de abrir el corazón y la puerta a una nueva posibilidad: la integración. Una posibilidad que se convierte en realidad retadora, enriquecedora apuntando al futuro.

Recuerdo la invitación al Canal 28 para participar con un grupo de niños en un programa de una “Peña”. Nos recibe la asistente de producción: – ¿De qué escuela vienen? Pregunta. – Venimos de una escuela de formación musical. Contesto. Sin duda están presentes los recuerdos afectivos re- – Sí, pero ¿el nombre? Insiste la chica, apurada. lacionados con muchos niños y niñas que fueron fe- – Emmm… bueno… Form… ¡For-mus! Respondo, conta lices compañeros en el “hacer música juntos” allá en giada por el apuro. mis tiempos de maestra, soltera, en Suiza. ¿Tendrá futuro este pequeño inicio? No me hago esta pregunta, sólo me dejo llevar, fascinada, por el momento, por los primeros sonidos que intentamos producir en esa pequeña comunidad.

En ese aquí y ahora, los sonidos empiezan a sonar más limpios y claros cuando se oye un grito, más de sorpresa que de dolor: - ¡El diente! Lo empujé con la flauta y salió. Exclama el pequeño Andrés. Yo lo tomo como signo alentador, porque confirma a uno de los principios favorables de la Educación Musical: “La música nos ayuda a crecer.” ¿Pueden creerlo? Es el recuerdo de un acontecimiento que tiene 36 años y que se mantiene fresco y alentador. Recuerdo a David que llegó a romper paradigmas. Tiene Síndrome de Down y quiere estar a lado de su hermano mayor en la clase grupal. Los compañeros no tienen ningún inconveniente. Yo tengo mis dudas. No tengo experiencia. Pero la ex6

La Notita Conmemorativa


¿FORMUS? No suena mal. Ya tenemos nombre, sacado, en un momento de premura (o de inspiración), de la manga. Recuerdo los inicios y los primeros años en la Unidad Contry, las dificultades que se acumulaban y no parecían tener solución. Recuerdo con cariño a Jorge González quién me hace ver que después de la tempestad viene la calma. Hacía falta la sabiduría y el acompañamiento de muchos amigos solidarios que aportaron su confianza para seguir adelante. ¡Gracias a todos ellos! Y la música nos da esta certeza: todo saldrá bien. Recuerdo la educadora, experta en la teoría constructivista, pero incapaz de confiar en la capacidad de los niños de autogobernarse en el Trabajo Personal. Mientras más controla ella, menos confianza tienen los niños en sí mismos y la creatividad se va volando por las ventanas. Finalmente ella se retiró, ambas nos despedimos con un abrazo, tristes y frustradas. Encontrar el equilibrio entre Libertad y Responsabilidad es un arte y por lo tanto está sujeto a un largo proceso de gestación, práctica, reflexión, revisión y consolidación. Por las tardes la música seguía inspirando y nos mantenía con esperanza y ganas de seguir en la búsqueda. Recuerdo el regreso a “la casa” en Marconi (por cierto: seguimos viviendo en ella) y cómo recibimos ahí, en el segundo piso, a un grupo de niños y niñas de primero y otro de segundo grado de Primaria. Los arbustos que rodean la escalera de caracol están floreciendo con un aroma dulce y provocador. Las abejas van y vienen, generando zozobra entre los niños. Las alternativas son: cortar el arbusto o aprender a subir y bajar la escalera con tranquilidad, sin miedo ni movimientos bruscos, entre las abejas, cada quien respetando su ir y venir. Los niños toman la decisión, optan por la convivencia incluyente y pacífica. Nunca hubo agresión de ninguna de las dos partes, convivimos en paz. Ni siquiera cuando subimos el piano, mi piano, al segundo piso. Una escuela sin música es impentsable. Y cómo no recordar la decisión de instalar, ya en la Estanzuela, lo que después se tornó en tradición: cantar en tiempos de exáme-

¿Te interesa este tema? Tenemos para ti más textos recuperados del baúl de La Notita de FORMUS en nuestro blog: www.formus.edu.mx/LaNotita

Conoce nuestra escuela Un grupo de papás FORMUS interesados por conocer más y mejor nuestra escuela, se fijaron como tarea recopilar información acerca de lo que es el proyecto FORMUS, cuáles son sus bases teóricas, su filosofía, sus objetivos, y su forma de aplicación.

Convivencia con los abuelos en jardín Nos dimos a la tarea de entrevistar a nuestros invitados de honor. Ante la pregunta ¿cómo se sintieron? La respuesta era la misma, ¡muy bien! ¡muy contentos! Gracias por invitarnos. Pero su voz y su rostro reflejaba una gran emoción; emoción por haber estado “jugando” con sus nietos: jugando a cantar, jugando a la lotería, jugando a la ronda, jugando a seguir un ritmo, jugando a cocer, a pintar, a decorar, como quien sabe que en ese momento nieto y abuelo se pertenecían uno al otro. Volver a “jugar” por y con amor.

nes. Hace falta mantener en equilibrio y activado el hemisferio derecho del cerebro. Hay que cantar más. Así nacieron Las Pastorelas en diciembre y Los Encuentros Musicales en mayo y junio. Verdaderas celebraciones de las capacidades musicales, creativas y humanas que han dado a la comunidad FORMUS este sello distintivo. Este año retomamos, como proyecto institucional, con un entusiasmo renovado, la música y el arte con actividades muy concretas. Es tiempo de revalorar, de poner en su lugar de honor, de inyectarle nuevas ideas, recuperar el “primer amor” por la música que ha sido inspiración y parte de la esencia durante tantos años. Los recuerdos nos inspiran y nos fortalecen. ¡Viva la música como compañera inspiradora y amiga constante en FORMUS! La Notita Conmemorativa

7


La libertad es uno valores primordiales del constructivismo, pero aquella libertad, donde el alumno asume la responsabilidad que de esta emana; esta orientación se plasma en el lema institucional: Libertad con Responsabilidad. Se va formando a los alumnos para que, de manera responsable tomen sus decisiones, tanto en lo educativo como en lo social y moral. La construcción del colegio en la Estanzuela, se originó gracias al acuerdo conciliador que tuvo FORMUS con los vecinos de Valle del Contry, que se sentían afectados en cuestión vial, por la construcción de la primaria.

Por: Ernesto Bolaños Lozano / La Notita 19, abril de 2014

F

ORMUS surgió del sueño visionario de una persona que lo convirtió en realidad. El concepto central fue formar seres humanos plenos y felices, y nada mejor que a través de la música. De manera natural se inició con la propia familia.

A principios de la década de los setenta, Úrsula impartió las primeras clases de música a hijos, familiares, amigos y vecinos en la sala de la casa de Marconi, iniciando un proyecto familiar que ha crecido de manera sostenida. Formalmente FORMUS inició actividades en Valle del Contry, con la construcción de un edificio que albergara la Escuela de Música y el Jardín de Niños. Las clases se comenzaron, en la nueva ubicación, el año académico 198889; y en enero de 1989 se constituyó como Asociación Civil, sin fines de lucro, bajo la razón social: Formación Educativa y Musical A.C. El Logo actual que identifica a FORMUS tiene su origen en sus antecedentes.

Desde el principio se decidió la aplicación del enfoque constructivista y la filosofía humanista orientada a la formación integral, donde el niño intencionalmente participa activamente en el proceso de aprender, en contraste con la orientación tradicional que predominaba en esos años. Desde su inicio, el proyecto incluyó el concepto de integración de niños con capacidades especiales, y se estableció un programa permanente de formación para maestros. 8 La Notita Conmemorativa

Este cambio permitió ofrecer educación hasta Secundaria y aumentar a tres, los grupos por grado. Recientemente se llevó a cabo la integración de todas las áreas de FORMUS en la Estanzuela, lo que permite mejorar los procesos administrativos, el acceso vial, facilitar la formación integral de los alumnos al ofrecerles mejores instalaciones deportivas, de apoyo al arte, y mejorar la convivencia con sus maestros, sus compañeros y la naturaleza. FORMUS se consolida a través del tiempo; su identidad radica en su historia, sus sólidos vínculos personales, sus valores socio morales que han permitido enfrentar momentos de crisis. La visión compartida en torno a un propósito, da sentido de pertenencia a sus miembros, lo cual permite formar seres humanos íntegros, con capacidad para insertarse con éxito a una sociedad de cambio permanente.


Filosofía educativa

Año 1/La Notita 2, diciembre de 1993 Durante los meses de septiembre y octubre llevamos a cabo los cursos de capacitación para Padres. Agradezco mucho su asistencia y su cooperación. El objetivo fue dar una idea sobre los conceptos básicos de la Teoría del Desarrollo Cognoscitivo y Sociomoral de Piaget que sustenta nuestro proyecto educativo, la manera como lo aplicamos en la práctica y algunos consejos para apoyar a los niños en casa. Las ideas básicas de los cursos se podrían resumir de esta manera: 1º En la etapa preescolar (pensamiento preoperativo) los niños aprenden interactuando de manera directa y vivencial con su medio. Requieren de mate-

“Esperamos que nuestros alumnos sean personas: pensantes, reflexivas, respetuosas, responsables, autónomas, con alta autoestima, activas, críticas, creativas, capaces de transformar el medio.” rial sensorial que proporciona información a su vista, oído, sentido de movimiento, tacto, olfato y gusto. 2º Aprenden a observar, distinguir, ordenar, clasificar, analizar, sintetizar y relacionar. Aprenden a pensar, aprenden a aprender. 3º En el nivel de Primaria (pensamiento de operaciones concretas) los niños todavía necesitan de experiencias concretas sensoriales. Pero se incrementa su capacidad de pensamiento lógico abstracto para llegar a conclusiones. A la vez se desarrolla intensamente su habilidad de expresarse por medio del lenguaje verbal y escrito. La Notita Conmemorativa

9


4º El aprendizaje depende por un lado del desarrollo interno (maduración) y por otro de un medio rico en vivencias y situaciones sociales significativas. 5º En nuestro medio escolar los niños desarrollan habilidades importantes para su vida: -tener iniciativa -buscar alternativas de solución -tomar decisiones razonadas -comprometerse con su trabajo -evaluar su trabajo -ser sensibles a las necesidades de los demás y a cooperar -solucionar problemas interpersonales razonando y hablando 6º Esperamos que nuestros alumnos sean personas: pensantes, refelxivas, respetuosas, responsables, autónomas, con alta autoestima, activas, críticas, creativas, capaces de transformar el medio.

El papel del maestro es: a) Conocer las características de cada etapa de desarrollo. Observar en qué nivel se encuentra el niño y estar consciente de qué manera se manifiesta la siguiente etapa de maduración. b) Acondicionar el medio con materiales concretos variados y proporcionar vivencias de acuerdo a las necesidades internas del niño. Ofrecer oportunidades de aprendizaje que constituyan retos realizables.

La Asociación de Padres de Familia (APF) toma la palabra Año 3 / Notita 2, 1995, Primera APF. La dirección de FORMUS trabaja mano a mano con la Asociación de Padres de Familia (APF). Este artículo es una muestra de la reflexión de los padres interesados en la institución.

¿Qué es FORMUS? FORMUS es una escuela joven, en crecimiento. Es una escuela constructivista, cuyo objetivo básico es el respeto al desarrollo cognitivo y emocional de cad uno de sus alumnos. Es una escuela económica en relación a otras escuelas privadas. Es una escuela dirigida y supervisada por su fundadora, quien es maestra constructivista. Es una escuela donde se practica el respeto, la consideración, la tolerancia, la colaboración y la democracia.

¿A dónde va FORMUS? A consolidarse como una escuela que forme personas capaces,

c) Invitar al niño a que reflexione y piense sobre los resultados de su trabajo y que llegue a conclusiones razonadas.

10 La Notita Conmemorativa

¿Dónde está FORMUS? FORMUS se encuentra en crecimiento en todos los aspectos:

a) En lo académico, la supervi-

sión y la capacitación constante es necesaria para formar sus propios maestros constructivistas. b) En lo social, FORMUS aumenta cada día su demanda, debido al reconocimiento social que ha ido generando en sus pocos años de vida. c) En lo económico, FORMUS tiene problemas para crecer al ritmo de su demanda, actualmente está a sólo 3 años de dar su primera generación de Primaria (1997). d) Físicamente falta construcción. FORMUS podría como muchas escuelas que empiezan apoyarse en aportaciones o colegiaturas altas (ejemplo de esto son sobradamente conocidos). La decisión de la dirección ha sido no optar por ninguna de las dos opciones, sino que la escuela, igual como sus alumnos, crezca de acuerdo a sus capacidades. Como sociedad de Padres de familia, sería conveniente preguntarnos:

d) Permitir al niño que tome decisiones buenas para él y para los demás. e) Mantener en el salón un ambiente de afecto, confianza, comunicación abierta, cooperación y respeto mutuo.

abiertas al aprendizaje y la investigación. A integrar a la sociedad personas con discapacidades, reconocerlos como una parte importante de nuestra sociedad. A formar personas más creativas, FORMUS , a través de materiales artísticos pretende estimular y sensibilizar la actividad creativa (latente en todo individuo pero no favorecido por los métodos tradicionales de aprendizaje).

¿Queremos ir a donde va FORMUS? ¿Compartimos sus valores?

Este es el actual logotipo de la Asociación de Padres de Familia.

¿Compartimos sus objetivos? ¿Qué podríamos hacer, si queremos que FORMUS madure y se consolide en beneficio de nuestra sociedad?


Ideario FORMUS s la el jardín de niño Que sigan en s, la erta, los cuento acogida, la hu tos ún, los proyec puesta en com ación uitos, la celebr grandes y chiq tradicon canciones de la Navidad mamás, piñatas de las cionales y las plicaadres sin com el día de las m canuaciones con ciones, las grad ientes las caritas sonr ciones; en fin, n las mañana que so al final de cada aje de to al aprendiz que dan susten ros, los años venide Silvia Segovia, ay ndro, Ana Luis mamá de Aleja pez Segovia. Juan Andrés Ló

1. Cada niño es único. Se respeta su individualidad y singularidad. Al maestro le corresponde observar y comprender las características del niño, así como proveerlo de las vivencias necesarias para su crecimiento. 2. Motivación de auto aprendizaje. Se propician las condiciones que motiven al niño al conocimiento. No se pretende adiestrarlo en una función o amoldarlo al conformismo, por el contrario se guía al niño a que se encuentre a sí mismo, convirtiéndose en una persona autónoma, libre y responsable, capaz de usar sus recursos internos para su propio bien el de la comunidad. 3. Actitud hacia el trabajo. Se busca formar en el niño una actitud positiva y responsable hacia el trabajo, se le ayuda a que elija por sí mismo y encuentre los medios para planear, investigar, realizar un proyecto, evaluarlo y comunicarlo, asumiendo así la responsabilidad de sus logros. El premio será la satisfacción de un trabajo bien hecho (FORMUS no califica, pero sí evalúa continuamente). 4. La sensibilización al arte. El alumno tendrá actividades artísticas (música, artes visuales y expresión corporal) donde podrá expresarse, encontrase y conocerse mejor a sí mismo fortaleciendo así habilidades emocionales, intelectuales y motrices. 5. El amor a la ciencia. El desarrollo de esta área se basa en la curiosidad innata del niño, en su impulso de explorar y descubrir. Las prácticas con el material y su vivencia adecuada lo llevarán al descubrimiento y al pensamiento científico-matemático. 6. El interés por el lenguaje, la lectura y la escritura. Se usa intensivamente el lenguaje como importante medio de comunicación y expresión. También se busca y se promueve una relación positiva entre el niño y los libros.

Me encantaría que el espíritu de familia confiable, en esta familia FORMUS, no se pierda nunca. Elisa A. Cantú de De Luna, mamá Ellen, Larisa y Hernán De Luna Cantú

7. Formación de valores. Esta formación se da en cada interacción significativa entre los mismos alumnos y entre alumnos y maestros. Se busca que en cada interacción se practique el respeto, la consideración, la comprensión, la colaboración y la democracia. Desde que estos valores no pueden enseñarse de manera dogmática, se promueve en cada situación interactiva la habilidad para entender el punto de vista del otro, condición básica para convertirse en un humano socialmente maduro. También se cultiva en el alumno el amor y el respeto por sí mismo, pues como consecuencia lógica respetará a sus semejantes, a la naturaleza y a todo lo que le rodea. La Notita Conmemorativa 11


La Notita 1 de 2004

L

a reflexión sobre el hábito de “DAR GRACIAS” antes del refrigerio, nos llevó a reto-

mar el tema que, si bien es conocido por los papás, tal vez falta fundamentar y explicar.

El Diccionario Larousse define “laico” como aquello que es independiente de una autoridad de los organismos religiosos. El laicismo, tal como lo entendemos, es congruente con la filosofía y el ideario de FORMUS. El laicismo en FORMUS, entonces, se fundamenta en su orientación humanista-constructivista, la cual incluye una serie de características y valores algunas de las cuales se precisan a continuación. Nuestra manera de vivir el laicismo es incluyente, nunca excluyente. 1. Los padres y madres, las familias, son responsables de la enseñanza y práctica del aspecto religioso de sus hijos. 2. En la escuela, enseñamos y sobre todo practicamos la tolerancia y la aceptación y comprensión plena de diferentes formas de pensar. En la misma medida que espero respeto por mis creencias y convicciones la doy a los demás. 3. La diversidad de ideas y pensamientos se practica en las diferentes expresiones de la vida escolar; en el arte, ciencias, en el trabajo personal, en matemáticas y en las relaciones humanas. Esta actitud nos aporta puntos de referencia diversos lo cual enriquece nuestro trabajo. 4. Un ejemplo claro que damos al valor de la diversidad es la integración de niños que requieren una enseñanza especializada. 5. El sentido de pertenencia de nuestra comunidad se fundamenta en el saber que lo único que todo nos parecemos es que somos diferentes. 6. La oportunidad de practicar y reflexionar sobre la solidaridad, la generosidad y la comprensión nos permite aprender unos de otros y enriquece nuestra visión de las personas y de su mundo.

12 La Notita Conmemorativa

La congruencia de las acciones con los valores mencionados es confirmado por nuestra convicción que el respeto y la comprensión tienen que ser mutuos. Así, las diferencias se complementan, no se excluyen. Estos principios se conectan en muchas acciones diarias, entre las cuales se encuentran el Dar Gracias antes de comer el refrigerio. Estamos convencidos que el sentirnos agradecidos ante las cosas que recibimos y las circunstancias que nos toca vivir es una actitud sana, positiva y enriquecedora. Este sentido de agradecimiento lo consideramos como un valor fundamental que puede ser expresado de diversas maneras en respuestas a diferentes creencias. Por lo tanto, reflexionamos sobre la forma verbal que usaremos y proponemos lo siguiente: • Damos gracias a mamá y papá que nos quieren y trabajan para que tengamos lo necesario para vivir sanos y felices. • Damos gracias a la Tierra y a la naturaleza que pro duce alimentos sanos. • Damos gracias a los maestros que nos cuidan y nos enseñan a aprender. • Damos gracias a los hermanos y a los compañeros por ser nuestros amigos. • Damos gracias a quienes nos aman y por la oportu nidad que tenemos de amar. Este texto no excluye ningún credo, pero si incluye a todos por su sentido humanista universal.


Nuestro Credo La Notita 4, marzo de 2007

Cada lunes, a primera hora, nos reunimos como comunidad en el gimnasio, cumplimos con los honores a los símbolos patrios y nos motivamos para el trabajo de la semana con la presentación de un tema académico. Para finalizar nuestra Asamblea, expresamos con palabras sencillas este hermoso texto creado a través de los años en FORMUS. Le llamamos “El Credo”, ya que conjunta las ideas, los ideales y los propósitos que compartimos y que desemos llevar a la práctica. El Credo nos invita a tomar conciencia de nuestras responsabilidades individuales y colectivas. Ahora compartimos este texto, esperando que haga eco en ustedes también.

En la familia Valenzuela Bernal soñamos con un FORMUS que siga siendo reconocido tanto por los valores y actitudes que promueve, como por la promoción del talento artístico y musical de sus alumnos. ¡Felicidades por su 40 aniversario, compartimos su alegría y su entusiasmo!

YO CREO

e día, dar lo mejor est e d d a id c a p a c en mi no volverá. porque este día voy a escuchar, y r sa n e p a y o V r ribir, voy a hace sc e a y o v y r e le voy a de on el propósito c s sa o c s a st e s toda empo, y no perder el ti í m e d r jo e m dar lo no volverá. porque este día

Humberto y Paty, papás de Humberto, Karol y Pablo Valenzuela Bernal

espetar r y r a id u c a y o V mo.

mí mis a los demás y a la, ra que mi escue a p r ra e p o o c a Voy do país y este mun i m , d a id n u m o mi c co justo, más pacífi s á m r a g lu n u sean todos. y más sano para

Que la comunidad de FORMUS siempre conserve su esencia como comunidad integradora, responsable y preocupada de los demás, siempre dispuesta a ayudar a quien lo necesite... es decir ¡que FORMUS siempre conserve su esencia!!! Bruno y Nayeli, papás de Paulo y Greta Ortiz De Luna

La Notita Conmemorativa 13


Por: Ariadna Ramírez Garagorri, mamá de Andrés y Santiago Rodulfo Ramírez / La Notita 3, junio de 2007 ¿Quién eres? –preguntamos a nuestros niños y niñas. “Yo soy…” nos responden, y entonces, lo menos que podemos hacer es escuchar y contemplar con atención. ¿Cómo respondemos a esta pregunta? ¿Cómo la responden nuestras niñas y nuestros niños? Ninguna persona puede verse en forma directa, sino sólo a través del reflejo que nos devuelven esos espejos que son los demás. Si somos juzgados, aprendemos a juzgarnos; si somos apreciados por ser quienes somos, aprendemos a valorarnos y celebrar nuestra forma única de ser.

Dice Dorothy Corkille: “Hacia los cinco años, todo niño ha recogido, por lo general, imágenes –a través de lo que dicen, y sobre todo, de lo que modelan- de sí mismo en cantidad suficiente (en referencia a) su propio valor…si, en términos generales, se siente básicamente digno de que lo quieran y valioso, estará contento de ser quien es”. Entre otras cosas, nuestro modelo educativo sostiene y favorece precisamente que cada niño es único; que pueda expresar su creatividad y cimentar su autoestima a través de todo lo que hace dentro y fuera del aula. Hoy algunos amigos nos expresan quienes son, de forma por demás elocuente. Vale la pena recordar que: • Lo que los pequeños sienten respecto de sí mismos, afecta su manera de vivir la vida. • Ellos y ellas deben saber que importan por el mero hecho de existir. • La alta autoestima no es engreimiento; consiste en que el niño se sienta serenamente cómodo de ser quien es. • Existe una relación directa entre la autoestima elevada y la creatividad sin trabas.

Hemos tenido a Formus como un gran aliado para la formación de nuestros hijos como seres humanos íntegros. Llegar a Formus después de haber vivido en Centroamérica unos años es sentirnos en casa en un ambiente de aceptación y afirmación. Es una casa que aprecia la diversidad y crea ambientes de respeto para el descubrimiento y el aprendizaje con alegría. En medio de la corriente cultural deshumanizante en la cual todos vivimos hoy en día, Formus es como un oasis, una forma muy concreta de tener amistad, alegría en el trabajo y esperanza. Joel y Evis, papás de Andrés, Luz Daniela , Samuel y Miguel Sierra Martínez 14 La Notita Conmemorativa


Formando comunidad

Altar de Vida 2014

Por: Alejandra Martínez, mamá de Lucía, Genaro y Gregorio Schaffino Matrínez / La Notita 13, marzo de 2011 Cuando la APF me invitó a participar como orquestadora en la elaboración y montaje de nuestro Altar de Vida 2010, abracé la invitación como un regalo. Lo primero que vino a mi mente fue la idea de darnos a nosotros, los padres, la oportunidad de experimentar lo que nuestros hijos viven día a día en el aula del colegio: tener nuestra propia experiencia FORMUS, en donde los talentos, capacidades y habilidades de cada uno, son esenciales para conformar un todo como comunidad, como sociedad.

Pensé lo motivante que resulta para mí el sentirme útil, tomada en cuenta… sentirme parte. Este fue el motor que me movió a encontrar maneras de ser canal para lograr que más personas pudieran sentirse igual. Esta generosidad, entrega desinteresada y tolerancia desembocaron en una exitosa integración que cobró un bellísimo resultado: una noche mágica de la que todavía se escucha hablar. Eso me lleva a reflexionar que cuando se trata del desarrollo de un proyecto de expresión artística, la excelencia no se mide por la calidad de los materiales, las técnicas aplicadas o el bagaje de quienes lo elaboran. El éxito de un proyecto así se mide por los resultados. La Notita Conmemorativa 15


Altar de Vida 2014

¿Quién nos lo iba a decir…? Por: Silvia Nava, mamá de Rodrigo, Eugenio, Fernando y Patricio de la Garza Nava/La Notita 3, del año 1995 ¿Qué al iniciar nuestros pequeños hijos una nueva etapa en su vida: LA ESCUELA, nosotros íbamos también a empezar a aprender muchísimas cosas con ellos y gracias a ellos?

La muerte frustrada en FORMUS (2010)

Calavera Por: Sandra Salazar, mamá de Paty, Raúl Marcelo y Paulina Vargas La huesuda estaba enojada pues por más que practicaba no le salía la tonada de la canción que cantaba. Necesito una maestra que mejore mis talentos que me enseñe el do re mi y los demás elementos. Escuchó voces alegres y además muy entonadas de aquí soy, pensó la muerte y se cruzó de volada. Llegó a FORMUS la muy ilusa y se llevó una sorpresa pues al querer llevar a Úrsula la sentaron a la mesa. Y empezaron las preguntas y la curiosidad de los niños la marearon con cuestiones y con hartos estirones. Ya mejor me voy, pensó la muerte no es pa’tanto mis aullidos o terminaré siendo el proyecto de todos estos huerquillos.

¿Quién iba a decir que tú, papá empresario, comerciante, licenciado, doctor, ingeniero, arquitecto, político o cualquiera que sea tu profesión y/o empleo, acudirías al salón de clases de tu hijo o hija a contarles un cuento, o a mostrarles cómo se vuela un avioncito de control remoto, o a acompañarlos a sembrar y regar en la huerta, o a hacer “guardia” en un Sábado Cultural, aportando mucho de tu tiempo y de tus conocimientos según sea el tema que le corresponda al salón de tu pequeño y te pongas a investigar, o de que toda una mañana te conviertas en un alumno más de FORMUS (y tengas que llevar tu lonche), o que acudirías al teatro a ver y disfrutar de la actuación de tu(s) hijo(s), lo cual les ha llevado tiempo, esfuerzo y dedicación a todo FORMUS (Directivos, maestros y alumnos) y todo para que nosotros lo disfrutemos, o de muchísimas cosas más que ni siquiera antes te lo podrías imaginar? ¿Quién iba a decir qué tú, mamá, con similar profesión y/o empleo que los papás, te des cuenta de que haciendo un “campito” dentro de tus múltiples ocupaciones, puedes, junto con otras mamás: preparar ricas recetas con lo que cosecharon tú, tu hijo o hija y sus amigos, elaborar preciosos altares de muertos, montar una excelente escenografía, con información y presentación de gran calidad para el Sábado Cultural, una hermosa piñata (digna de concurso) para la posada del grupo, o que nos conozcamos más y mejor en un desayuno para hablar acerca de un proyecto, o de darte cuenta de que eres buena administradora, tesorera, maestra en manualidades, y más cosas que has realizado y que según tú no podías hacerlo? ¿Quién iba a decir qué gracias a la amistad que se tienen los niños, conociste a unas(os) buenas(os) amigas(os)? ¿Quién iba a decir qué te sientes triste y preocupada(o) por lo que le pasa a tu amiga(o) o por alguna diferencia que se haya presentado entre ustedes? ¿Quién iba a decir qué están tranquilos y seguros, tú y tu pareja de la educación y de los valores que reciben tus hijos porque es justamente lo que buscabas, acorde a tus ideales? ¿Quién iba a decir qué trabajando en equipo (Familia y Colegio, Colegio y Familia), podemos lograr TODO lo que nos propongamos?

16 La Notita Conmemorativa

JUNTOS LO ESTAMOS DESCUBRIENDO CON NUESTROS HIJOS Y POR ELLOS… EN FORMUS Y CON FORMUS.


simple disparate falsea y deforma este género tan digno, empleado por los primeros misioneros para catequizar a los indígenas. Los encuentros festivos entre los diablillos y los pastorcillos, o entre San Miguel y los diablillos son agregados del pueblo, “respetuosos” y totalmente justificados, como única defensa de los pastores ante el acecho del demonio.

La Pastorela Por: Silvino Jaramillo, autor de la Pastorela FORMUS/ Año 1, La Notita 2, de 1993 La Pastorela se ha hecho tradicional en FORMUS. Casi durante una docena de años ha puesto ante los ojos y oídos de nuestra comunidad, en diferentes escenarios, las incidencias argumentales que le dan vida durante el tiempo previo a la Navidad. La Pastorela nació pobre, desamparada, pero en su camino encontró la mano generosa de Úrsula, quien cada año la ha ido enriqueciendo con nueva música hasta convertirla en una Pastorela Musical. ¿Y cómo iba a ser de otra manera? La música es uno de los distintivos de FORMUS; la música es un distintivo de la Pastorela FORMUS. Esta celebración es ahora una pieza teatral en la que la música enseñorea como una gala más en el humilde pesebre de Belén. La Pastorela nació casi conmigo:

Así lo ha sentido nuestra gente desde tiempo inmemorial, con sus danzas, sus canciones y la simplicidad de sus villancicos.

desde los diez años, o tal vez antes, la vivo como ejecuntante de mandolina acompañando a las sencillas danzas que la integran y como incipiente actorcillo en el papel de Bartolo, para el que me “vio características” doña Pachita García, la maestra de Primeras Letras con Mantilla, principal promotora de este género teatral en niños y adultos de Santa María Aguacatlán, en Valle de Bravo, Estado de México. Desde esa edad penetré en la esencia de la pastorela, como realidad o como símbolo: el camino de los pastorcillos a Belén, desde que los ángeles les anuncian con grandes voces el nacimiento del Niño hasta su llegada a aquel pueblo humilde, simbolizando nuestra propia vida acosada por las tentaciones hasta que volvemos a las manos del Padre. No es otra la esencia de la Pastorela, no es otro su significado. Todo lo que sea bufonada insulsa o

El pueblo apropiándose de un género que fue creado para él y del que ahora es dueño. La Pastorela ha echado raíces en FORMUS; ojalá Úrsula continúe regándola generosamente con la música que le da vida nueva y la viste con nuevas galas en cada representación. La Notita Conmemorativa 17


Constructivismo

Por: Andrés Bolaños Werren, papá de Diego, Emilio y Marcelo Bolaños Maya/ La Notita 6, junio de 2008 El niño aprende de manera significativa cuando explora, experimenta y lo hace con todos sus sentidos. No sé ustedes, pero aún hoy cuando alguien me pregunta qué es constructivismo me resulta difícil explicarlo en pocas palabras. Así pues, aquí van algunas ideas para que las consideren: En el inicio de FORMUS, decir constructivismo sonaba a raro, vacío, quizá complicado y para algunos, elegante. Hoy, el término es de uso frecuente: ya sea como 18 La Notita Conmemorativa

artículo de venta, mera apariencia de innovación o genuino compromiso con el aprendizaje. La popularidad de la palabra trae sus ventajas, pero también sus limitaciones. Se usa, se aprovecha, aunque no necesariamente se comprende.

Por constructivismo entendemos un conjunto de explicaciones sobre cómo aprenden las personas, en particular los niños. Dicho de otra manera, es teoría del aprendizaje. Fue Jean Piaget quien de manera sistemática estableció los principios del constructivismo; ideas que resultaron tan significativas, que el mismo Albert Einstein las describió como revolucionarias y geniales.

El niño aprende con todos sus sentidos. El niño aprende de ma-

nera significativa cuando explora, experimenta y lo hace con todos sus sentidos. Observa una araña descender y se pregunta si vuela; escucha una ocarina y prueba con otros objetos para obtener sonidos parecidos; toca una pelota de goma y anticipa su capacidad de rebote. En la medida en que los niños tienen la oportunidad de entrar en contacto y experimentar con materiales, juguetes o música, se amplían las conexiones en su cerebro, adquiriendo una más completa percepción de la realidad.

El niño construye activamente el aprendizaje. En esencia,

el constructivismo establece que los niños aprenden cuando contrastan sus propias ideas (hipótesis, explicaciones, principios) con sus experiencias. En palabras de Jacqueline Brooks, experta en constructivismo, las personas sintetizamos nuevas experiencias de


acuerdo a lo que ya comprendíamos. Pensemos en el niño que conoce el agua como un objeto que fluye de manera relativamente tranquila por la llave, se deposita plácidamente en un vaso o quizá corre pacíficamente por un arroyo. La primera vez que tiene contacto con el mar se sorprende.

El niño lo observa, lo escucha, lo siente y hasta lo huele: del agua proviene un ruido estruendo-

so, su grandeza y fuerza impresionan; así, en su primera experiencia con el mar reconoce muchas de sus características anteriores (líquido, difícil sostener en las manos, se mueve), pero ahora se le agregan otras (salado, intenso, ruidoso). De aquí el niño construye una nueva idea de agua y además se liga al afecto: me gusta el mar o no me gusta (Piaget sostuvo de manera clara que el desarrollo afectivo progresaba a la par del intelectual).

El niño quiere entender. Uno de los asuntos

que más ocupa a los educadores es la motivación. ¿Cómo logramos que el alumno quiera aprender? En la educación tradicional, el uso de premios y castigos es el principal recurso. En el fondo, el uso de incentivos externos implica aceptar que el niño no disfruta de aprender, y por lo tanto necesita de cuadros de honor, sellos o dinero para hacerlo. Esta idea no es equivocada cuando el alumno se limita a escuchar la clase del maestro, copiar de un pizarrón o escribir tediosas “planas”. Los constructivistas sabemos que a los niños (y los adultos) les gusta aprender cuando encuentran una incógnita, un problema o una pregunta al alcance de su experiencia. Basta observar a un niño ordenando cubos, explorando el funcionamiento de un juguete o trabajando en un proyecto de ciencias.

Si los niños aprenden de forma profunda y significativa, es lógico pensar que la manera en que educamos tendrá que adaptarse a ésta. Entonces, constructivismo es también un sistema de enseñanza (con sus métodos, técnicas y materiales). Las siguientes son algunas características importantes del educador constructivista (maestras, padres de familia): El educador constructivista es observador incansable. Imagine un salón de clase con maestro y alumnos. La primera imagen quizá proviene de nuestro esquema tradicional: el maestro expone (habla, explica, escribe en el pizarrón) ante un grupo de alumnos que sentados en filas escuchan a su sabio mentor. Cambio de escena: en el aula constructivista vemos a alumnos trabajando en equipos,

¿Te interesa este tema? Tenemos para ti más textos recuperados del baúl de La Notita de FORMUS en nuestro blog: www.formus.edu.mx/LaNotita

Para entender el constructivismo, hay que vivirlo. Conocer y vivir diariamente en un ambiente constructivista me abrió los ojos y modificó mi manera de pensar. Pude descubrir una manera más clara y divertida para aprender, que por mi paso como alumna por primaria y secundaria, sólo había memorizado.

¿Un maestro constructivista en siglo XIII? En el baúl de FORMUS se guardan muchos tesoros, entre ellos hay un texto que desde hace años ha sido fuente de inspiración para quienes creemos en el constructivismo. Lo sorprendente es que se lo debemos a un gran pensador del Siglo XIII.

en grupo o individualmente, mientras el maestro observa, para después hacer preguntas a un alumno o grupo de ellos. Mientras el maestro observa se pregunta ¿qué está tratando de entender este niño?, ¿sigue interesado?, ¿está descubriendo, reafirmando o probando algo?

El educador constructivista cuestiona, hace preguntas retadoras. Segundo principio funda-

mental del educador constructivista, crear un ambiente que rete al intelecto del alumno. Se logra cuando el maestro llega al aula con un problema o una situación a resolver; cuando pregunta: ¿cómo podemos resolverlo?, ¿a quién se le ocurre otra manera de solucionarlo?, ¿qué pasaría si…?

La Notita Conmemorativa 19


El educador constructivista provee oportunidades para experimentar. Las ciencias y las matemáticas se aprenden experimentando. El lenguaje se desarrolla hablando, escribiendo y leyendo. Las medidas de longitud, sólo se aprenden midiendo y se construye la lógica de las operaciones contando lápices del salón, dividiendo pizza, calculando el número de mosaicos necesarios para cubrir el piso o comparando porciones (fracciones) de fruta. Se aprende también sobre las funciones de las reglas sociales o la necesidad de la empatía cuando interactuamos con otros, reflexionamos sobre las consecuencias de nuestras acciones en otros y tenemos la oportu-

Muchas gracias FORMUS por ser una escuela INCLUSIVA. Haces la diferencia en la vida de todas las familias, creciendo en el amor al próximo. ¡Felices 40! Con mucho cariño Familia Villarreal Sosa

nidad de llegar a acuerdos. Por último, una vez que realmente comprendemos cómo los niños aprenden y transformamos nuestras prácticas educativas, irremediablemente el constructivismo se convierte en una forma de vida y en un paradigma. Una vez que experimentamos sus beneficios, difícilmente hay vuelta atrás. Se vuelven hábitos las habilidades del educador constructivista: valorar las ideas de los niños, observar detenidamente, preguntar continuamente. Quien se desarrolla en el constructivismo comienza a ver las situaciones comunes como oportunidades para aprender, toma tiempo para observar y comprender lo que el niño hace, dice o escribe; plantea preguntas que favorecen la reflexión y comprende que los errores de otros y de uno mismo, son parte de un proceso para ir construyendo el conocimiento del mundo. Mi mayor deseo para FORMUS es que sigamos sembrando y cosechando su esencia: deseo pertenecer, ser, saber y sentirme parte; tener la oportunidad de contemplar en las caras de los niños el gozo de un descubrimento, disfrutar de un proceso que se necesita para llegar a un aprendizaje a través del diálogo, del intercambio con la naturaleza, con un experimento. Eso es fascinante, es nutrir nuestro espíritu; eso es mi mayor deseo, seguir emocionándome, disfrutando con ellos sus descubrimentos, nuestros descubrimientos. Evelyn Ovalle, mamá de Otto, Fernanda y Mariana Preisser Ovalle

20 La Notita Conmemorativa

Mi deseo para FORMUS es qu e siga siendo una co munidad que continúe transform ando vidas, qu e siga tocando la pa rte más sensib le de nuestros niños: su alma. Que si ga formando pers onas seguras de sí mismas e inte grales, que a su vez cambien el en torno en dond e estén. Pero sobr e todo, que si em pre siempre siemp re la escencia de su fundación esté presente en ca da clase, evento, proyecto que se lleve a cabo en los años futuros de nuestra querid a escuela. Laura Silva m amá de Javier Emilio, María Andrea y Elisa Fernanda Veláz quez Silva.


Ciencias y matemáticas

Por: Andrés Bolaños Werren / La Notita 3, junio de 2007 Nuestra capacidad de memoria nos permite “aprender” casi cualquier conocimiento sin entenderlo. Basta repetirlo muchas veces, con su respectiva dotación de premio y castigos (necesarios, pues “aprender” sin entender no es muy motivante en sí mismo), y aplicar el examen lo antes posible, ya que en estas condiciones, el deterioro es rápido. A la mayoría de los lectores adultos, esto nos suena bastante familiar.

Existe también el aprendizaje que implica una comprensión profunda y un compromiso intelectual y afectivo. Se desarrolla cuando el niño o la niña: anticipa, planea, explora, experimenta, prueba, reflexiona y concluye. Además de aprender contenidos específicos, se desarrollan habilidades fundamentales para el aprendizaje continuo y las actitudes positivas hacia sí mismos.

Presentamos dos ejemplos de esta segunda forma de aprendizaje, la constructivista.

Experimento 1: El aire está en todas partes. Los alumnos de 3º de primaria exploraron las propiedades del aire mediante el siguiente experimento: a) Sobre un recipiente de vidrio se coloca un embudo y se sella con plastilina. Es importante que la parte angosta del embudo quede a la altura de la boca del recipiente, y el sello no tenga ningún orificio. b) Se vacía agua (de preferencia de color) en el embudo. ¿Qué pasa? ¿Por qué? c) Posteriormente se perfora con un lápiz el sello de plastilina. ¿Qué pasa ahora? ¿Por qué?

Conocimiento previo. Antes del experimento, las maestras accedieron a los esquemas conocidos por los alumnos preguntando “¿Dónde podemos encon-

La Notita Conmemorativa 21


trar el aire?. Las respuestas evidencian amplios esquemas: en todas partes, en el patio, en la playa, en los bosques, la ciudad; algunos fueron más específicos: en nuestro cuerpo, en un traje de astronauta en Kidzania (menos mal).

Hipótesis. Las hipótesis de los alumnos fueron variadas, si bien la mayoría coincidió que el agua caería en el recipiente:

• “El agua pasa al bote” • “Toda el agua cae al bote” • “Se tira el agua” • “Va a caer mitad y mitad” • “Caen sólo unas gotas y el resto en el embudo” • “No pasará el agua y se quedará ahí”

Experimento 2: Disfrazando números. Hacer disfraces de números es una actividad frecuente en el aula constructivista. Por “disfraz” entendemos el encontrar diferentes combinaciones de cantidades que componen un número. Por ejemplo, un disfraz del número 10 puede ser 4 + 4+ 2. Los disfraces pueden aumentar en complejidad si el número disfrazado es mayor, si utilizamos más operaciones (suma, resta…) y si sustituimos los números con literales. Los disfraces son una excelente estrategia para comprender:

Resultados. Alex describe así el experimento y sus resultados: “Primero levantamos el embudo y le pusimos plasti alrededor, luego le pusimos agua y no pudo entrar y luego le enterramos un lápiz y salió”.

• El número como producto de una gran cantidad

Los niños concluyeron, entre otras cosas que: • “El aire lo empujó y no pudo pasar el agua”. • “El aire está en todos los lugares del mundo, aunque estén cerrados los lugares, pero antes abiertos”. • “Había mucho aire y no dejaba pasar el agua”. • “El aire estaba adentro de la botella e impedía que pasara el agua”.

Además, permiten practicar las operaciones de manera más divertida y variada. Incluimos algunos ejemplos de disfraces realizados por alumnos

Algunas conclusiones todavía muestran la necesidad de los niños de atribuir las causas a objetos más visibles y concretos, situación que por cierto es perfectamente normal para niños de esta edad: “el palito está chiquito y no puede pasar toda el agua”, “al embudo le entró plastilina”, “se pegó la plastilina”. Sin duda, el experimento mejoró la comprensión de los niños sobre algunas propiedades físicas del aire, y de pasada, también del agua y de la plastilina. Sin embargo, los beneficios más importantes están en el desarrollo de habilidades de investigación, afectivas y sociomorales. Por mencionar algunas:

• • • • • • • •

Definición de preguntas. Formulación de hipótesis. Observación. Noción de variables. Reporte de resultados –escritura. Confianza. Motivación por el descubrimiento. Diálogo y discusión.

de combinaciones y de cantidades.

• La relación entre números y operaciones. • La relación entre diferentes operaciones.

Disfraces de Cristina (1º B) Del 23: 20 + 3, 60-40-7+10

Disfraces de Jorge (1ºB)

Del 17: 10 + 7, 18-1, 200-100-90+7, 1000-900-50-40+7

Disfraz de Detlef (3ºC)

Del 200: (20x5) -8 +10=102+50-40=11250=62+100+8+10+2=182-2+10-5+15

Disfraz de Claudia (3ºA)

Del 6: (2x3)+2-2-5+10+8-(42)+3

Disfraz de Juan Carlos (3º A)

Del 10: (32)-5+(5x1)+8+8+(5x6)-31+5

Disfraz de Oscar (4ºB)

Del 638: 20 x 10 -100x6-30+45+15+10-2-4-2+(2x3)

Disfraz de Samantha (4ºB) Del 639: 80x2+40+(33)x1+1 3x1+(10x60)+9

Disfraz de Samuel (5ºB)

Del 5000: (N4-N3)=(rxN3)-(vxN3) Quizás lo más significativo de los disfraces está en el gusto e interés que los alumnos muestran cuando buscan disfrazar los números. Esto se refleja en que ellos mismos se plantean retos cada vez más complejos… y sin necesidad de premios ni calificaciones.

22 La Notita Conmemorativa


Lectura

Por: Alma Rosa Jaramillo / La Notita 17, diciembre de 2012 ¿Qué es leer?... Entender, interpretar, conocer las ideas de otro. Con cierta facilidad se puede leer un gesto, una postura corporal, una mirada o el tono de voz, lo hacemos de manera natural, casi inconsciente. Otra cosa es interpretar el lenguaje hablado, esto ya es un poco más difícil porque depende de la habilidad del hablante para estructurar su discurso y de la capacidad de quien escucha para decodificar las ideas, aunque siempre queda el recurso de una interacción entre emisor y receptor para clarificar el mensaje. Mayor grado de dificultad puede tener la interpretación del lenguaje escrito, ya que lo que se ve son solo signos de los que el lector tiene que extraer las ideas. No obstante, casi todos tenemos la

facultad de aprender a leer y eso solo nos habla de la maravilla que es el cerebro humano. Aún los niños con alguna discapacidad de tipo intelectual, con el apoyo adecuado, logran hacerlo de manera bastante fluida y con buena comprensión.

Hoy sabemos que los niños no esperan pasivamente, vemos que algunos muy pequeños, de 4 años, ya logran leer porque su curiosidad natural encuentra el medio adecuado para desarrollar esta capacidad. Es fundamental que los maestros conozcan este proceso, para favorecerlo. ¿Cómo se favorece? Quizá lo primero es dejar de “pintarlo” tan difícil. Una vez entendido el concepto de lo que es la lectura, un niño de 2 años puede “leer”, por ejemplo, las imágenes de una fotograLa Notita Conmemorativa 23


fía porque les busca un significado. Creer que los niños leen cuando se le presentan letras aisladas y las reconocen o mencionan, es un concepto equivocado. Los niños observan cuando los adultos leen y escriben y tratan de imitarlos, hacen algunos garabatos alineados, diferentes de un dibujo. Aprenden a leer y escribir, leyendo y escribiendo a su manera. Y mientras se esfuerzan, se van acercando al entendimiento del código convencional. Este proceso puede entorpecerse cuando el adulto dice “así no es” y peor aún, al poner al niño a escribir planas con letras aisladas, de manera repetitiva, pretendiendo que de esta manera aprenderá cómo escribirlas y luego leerlas.

El desarrollo de la lectoescritura se inicia con el interés, la motivación y el deseo de entender lo que está escrito y de transmitir una idea por medio de las letras. Los rasgos “bien hechos” vendrán ya después con la práctica. En FORMUS reconocemos y valoramos que cada niño piense y descubra por sí mismo, no importa cuánto dure el proceso, porque será más eficiente, así que las oportunidades en las que puedan observar y practicar como leer y escribir deben ser muchas, pero siempre funcionales, prácticas y con sentido para ellos: su nombre, letreros, listas, recetas, tarjetas, noticias, cuentos, etc. Todo lo que aumente su vocabulario y le permita entender cómo funciona el lenguaje. Una de las mejores formas de incentivar el lenguaje es a través de los cuentos. En el Club de Lectura de preescolar, las mamás y papás que participan trabajan como equipo, se preparan y van adquiriendo cada vez más experiencia sobre la selección de cuentos, la forma de leerlos, cómo de captar la atención de los niños, también han desarrollado habilidades para regular su participación. Han logrado con este proyecto que los pequeños conozcan más sobre historias, autores, ilustradores y estilos, que imaginen, recuerden, comparen, inventen… y quieran aprender a leer.

24 La Notita Conmemorativa

Lo que me hace sentir la lectura Maestras Imelda y Sandra/ La Notita 17, diciembre de 2012 En el grupo de 4°C analizamos la importancia de saber elegir un libro antes de leerlo, para que sea una experiencia interesante. Algunos recomendaron, como primer paso, leer la reseña del libro para saber si les iba a gustar. Lo que más nos llamó la atención fue el cúmulo de emociones y sentimientos provocados en torno a la lectura cuando compartieron cómo viven y disfrutan la lectura. “Cuando veo un libro, lo leo y cierro los ojos. Me imagino el cuento, me atrapa en el sueño y me lleva a un mundo nuevo, y cuando lo termino, siento cómo el libro, siempre acaba con un final feliz; como el cuento de una niña que encontró su amor y de grande se casó con él, viviendo felices para siempre. Esa es la parte que más me encanta, porque cómo dice: ‘viven felices para siempre’ y vivir feliz para siempre… es un regalo maravilloso”.

Jessica Morales Franco.

“Para escoger un libro lo tomo, checo el título y leo una parte de la reseña, así puedo saber si es el indicado o no. Si es el correcto lo siento ¡Lo presiento! Me ha pasado, cuando me ando deprimida, veo un libro y presiento que es el adecuado. Entonces me alegro, me da fuerza y me pongo contenta y a veces hasta emocionada”.

Valeria Contreras Rojas.

“Yo leo la reseña y cuando estoy leyendo, me meto como si estuviera en él y si están en un lugar, yo me siento ahí, como si yo fuera uno de los personajes”.

Eugenia Uresti Arriaga.

“Cuando leo un libro, me siento importante si es de suspenso. A veces, depende del final, si acaba triste, me siento triste, pero no tan triste como si alguien se hubiera muerto”.

Regina Aguilar Reverte.


“Si leo un libro normal, no siento nada, pero cuando leo un libro de suspenso, me siento que quiero seguir leyendo hasta que sea el final. Me siento feliz, como si estuviera dentro del libro, ¡Se siente padre!”

Rodrigo Gómez Patiño.

“Dependiendo de qué tipo de libro, me siento diferente. Cuando leo un libro de misterio, me siento curioso de qué va a pasar luego. Cuando leo un libro de acción en cambio, siento que me está pasando a mí”.

Raúl M. Vargas Salazar.

“Cuando leo un libro me siento como si estuviera en ese lugar, o lo puedo imaginar. Puedo identificar un libro leyendo la reseña. A mí me gusta leer los libros de animales, tengo uno que habla de todo tipo de animales, desde los pequeños hasta los más grandes, carnívoros, herbívoros, omnívoros, desde el más inofensivo al más desgarrador, los animales de todo el mundo…”

Andrés Moreno Elizondo.

“Siempre que estoy leyendo un libro y me dicen: “Ya nos vamos”, me lo llevo, porque me dan ganas de saber ¿Qué es lo que sigue?, ¿Qué va a pasar? y no puedo dejar de leerlo. Me hace sentir feliz, triste, emocionada y a veces enojada, no puedo parar de leer por el interés”.

Tania Carbajal Guajardo.

“Cuando leo un libro de aventuras, acción o deportes, me siento como si yo estuviera donde están contando la historia, que soy un personaje de la misma. Me siento muy feliz y me emociono mucho, cuando sigue lo mejor de la historia”.

Pato De la Garza.

“Cuando leo siento muchas emociones. Si leo algo interesante, me emociono y quiero saber qué va a pasar. Me aburro cuando no está muy interesante (para mí), pero nunca me ha tocado y cuando me gusta mucho leo una o dos veces el mismo libro. A veces lloro si está triste, otras me da miedo o me imagino qué está pasando si no tiene dibujos el cuento”.

Isabel Navarro Alatorre.

“Yo siento que estoy en el libro, como cuando escribí mi libro en tercero, porque yo me lo estaba imaginando y lo inventé. Cuando leí el primer libro me sentí que estaba yo ahí, ¡Claro, cuando es un libro que me interesa!”.

Pato Arrambide Herrera.

La Notita Conmemorativa 25


Nuestra forma de aprender

que aprender juntos promueve no solamente el logro de mejores resultados académicos, sino que nos lleva a ser, desde muy temprano, mejores personas y ciudadanos.

Por: Úrsula Werren de Bolaños / La Notita 16, mayo de 2012 El título a esta reflexión sobre el trabajo colaborativo es de James Watson, premio Nobel de fisiología y medicina. Es conocido por su contribución en los descubrimientos de la estructura molecular de doble hélice del ADN y su significado como molécula transmisora de la herencia biológica. Ha dirigido el proyecto Genoma Humano y es uno de los padres de la biología molecular. Si leemos su biografía, lo encontramos siempre acompañado de otros estudiosos, sin cuya colaboración el avance científico no pudiera haberse completado. En la filosofía educativa de FORMUS, el constructivismo, encontramos la curiosidad como el motor y la acción concreta sobre los objetos y el trabajo en común o colaborativo como los pilares del aprendizaje. Desde las y los más pequeños, invitamos a los alumnos y alumnas a trabajar juntos, construir juntos, aprender, corregir, cambiar y mejorar juntos. En lugar de la competencia, fomentamos la colaboración. Creemos 26 La Notita Conmemorativa

La premisa de la competencia es ser mejor que el otro y trabajar por lo tanto contra el otro. Bajo esta lógica, “mi triunfo depende de tu fracaso o tu derrota asegura mi triunfo”; “cuanto más ganas tú, menos conseguiré yo” y “sólo el más fuerte triunfa”. El gran problema no es sólo para “el débil”, el que fracasa, sino para la comunidad en a la cual pertenecen. Junto con el sistema competitivo, en muchos sistemas escolares se promueve además el individualismo. Cada alumno o alumna se centra en sus propios objetivos, sin relacionarse con los demás. Las premisas son: “si me esfuerzo mucho, obtengo altas calificaciones”. “El premio por mi esfuerzo será mi propio éxito, así que el proceso de mis compañeros no me preocupa, es asunto de ellos”. En el sistema educativo que promueve el trabajo colaborativo logramos objetivos compartidos, cada quien se beneficia a sí mismo y en la misma medida a quienes pertenecen al grupo. En este ambiente florecen creencias como estas: “Mi éxito te beneficias a ti y tu éxito me beneficia a mí.” “Lo logramos juntos, fallamos si estamos divididos”. “No podemos hacerlo sin ti.” Este ambiente se construye al escucharse, tomar en cuenta las ideas de todos, negociar y llegar a acuerdos, siempre con la intensión de alcanzar un beneficio mutuo mientras se avanza hacia la meta acordada.


El maestro o la maestra eligen las actividades adecuadas y les dan a los temas una estructura para ser trabajada en pequeños grupos heterogéneos o comunidades. Las actividades se adaptan al desarrollo y las capacidades de los alumnos y los problemas se planean como retos realizables.

De esta manera se crea una interdependencia positiva, una sensación de vinculación positiva que es la esencia del aprendizaje colaborativo. Cada uno en lo individual no puede alcanzar la meta, todos comparten sus recursos, se ayudan, elogian sus esfuerzos y procesos y celebran los éxitos conjuntos. Paso a paso, interactúan promoviendo el progreso unos de otros.

La gran ventaja de este sistema es que se logra un aprendizaje académico de alto nivel, pero sobre todo, se desarrollan habilidades interpersonales y sociales: La escucha, el respeto a las ideas de los demás, la responsabilidad personal con el grupo, el liderazgo, la toma de decisiones, el procesamiento del conflicto y apertura a la reconciliación. Sin duda, el mundo en el que vivimos necesita personas con esta preparación y conciencia. Bibliografía: Johnson David y Johnson Rodger, Johnson Holubec, 1999. Los nuevos círculos de aprendizaje. Aique. De los mismos autores: El aprendizaje cooperativo en el aula. Paidós Sonia Lara Ros, Una estrategia eficaz para fomentar le cooperación. Uversidad de Navarra

En ningún momento se deja de lado la responsabilidad individual. Cada quien aporta al grupo lo mejor de sí mismo: “Mi aportación es un estímulo para completar la tarea colectiva”. Finalmente, revisan y discuten si logaron los objetivos planteados, evalúan el proceso y los resultados, complementan, cambian o corrigen lo que hace falta y toman conciencia de su propio desempeño y de su conducta dentro del grupo.

Nuestros niños y jóvenes aprenden a la luz de otros paradigmas:

Por: Connie Sánchez de Cantú, mamá de José Miguel, Luis Alejandro y Amanda / La Notita 11, Abril 2010 Al terminar un proyecto el niño o la niña siente que logró una meta, que algo que le interesaba aprender ahora lo domina, que es factible compartir con más personas este interés y trabajar en equipo para cumplir con un objetivo colectivo. Desde jardín hasta secundaria nuestros alumnos están en algún proyecto. Ya sean académicos, sociales o ecológicos estos proyectos les permiten vivenciar el aprendizaje mientras se logran los objetivos.

“Conquistar por sí mismo un cierto saber, a través de investigaciones libres y de un esfuerzo espontáneo, dará como resultado una mayor facilidad para recordarlo, sobre todo, permitirá al alumno la adquisición de un método que le servirá toda la vida y ampliará sin cesar su curiosidad sin el riesgo de agotarla”. Jean Piaget (1896- 1980)

¿Cómo empezó todo? El trabajo por proyectos no es nada nuevo. Desde que los humanos aparecimos en este mundo no hemos hecho otra cosa que más que eso: emprender proyectos que nos faciliten y enriquezcan nuestras vidas. Pero el uso de esta herramienta dentro del salón de clases es otra historia. La Notita Conmemorativa 27


A finales del siglo XIX en algunos países de Europa como Francia e Italia se comenzó a dar a conocer una manera diferente de concebir la educación. Los maestros empezaron a darse cuenta de que los niños no eran adultos chiquitos y que definitivamente no aprendían mejor al estar todo el día sentados en un pupitre escribiendo planas y viendo hacia el pizarrón. Así empezó lo que se le llamó la “Escuela Nueva” y de la cual teóricos como Jean Piaget en Suiza, María Montessori en Italia y John Dewey en Estados Unidos, comenzaron a proponer maneras más activas de propiciar el aprendizaje. Sin embargo fue hasta después de la segunda guerra mundial que las metodologías llamadas “activas” comenzaron a tener un mayor auge. Tal es el caso de una región de Italia, Reggio Emilia, en donde los ciudadanos, encabezados por el maestro de escuela Loris Malaguzzi, se dieron cuenta de que necesitaban un modelo educativo que propiciara el pensamiento de los niños, un modelo que los formara intelectual y afectivamente hacia la autonomía, en síntesis, que los alejara por completo del gobierno fascista que tanto los hizo padecer.

Hoy en día, maestros de más de 90 países van periódicamente a esta pequeña ciudad italiana para recibir capacitación en el modelo escolar de Reggio Emilia y a su vez, maestros regianos viajan alrededor del mundo para promover su sistema.Además de Italia, naciones como Finlandia y Suecia han incorporado este tipo de enseñanza en todas sus escuelas públicas en los niveles de preescolar y primaria. Pero, ¿en qué se basa este modelo para que cada vez sea más popular? Pues no es en otra cosa que en aprender para la vida y eso se logra a través del trabajo por proyectos. Proyectos que surgen de los intereses de los niños, temas que van acorde con su etapa de desarrollo físico, mental y emocional. De esta manera, si los alumnos quieren saber sobre las mariposas, por ejemplo, y la maestra relaciona los contenidos curriculares con todo lo que tenga que ver con las mariposas. Así es como niños de primero de primaria que deben aprender el uso de mayúsculas en los nombres propios, lo harán con ejemplos de los tipos de mariposas; en matemáticas resolverán retos numéricos que

tengan que ver con estos insectos y en conocimiento del medio reflexionarán sobre la preservación de la naturaleza y tal vez harán carteles informativos en donde concienticen al resto de la escuela sobre la importancia de cuidar a estos seres.

El A, B, C de los proyectos Es posible que el ejemplo anterior de la impresión de que practicar esta metodología es algo sencillo; nada más alejado de la realidad. Dominar este tipo de trabajo requiere llevar a cabo cada una de sus fases, las cuales son:

A. Fase de Inicio 1. Germinación: La maestra o el

maestro, que está sensible a los intereses del grupo, realiza un esquema de los objetivos académicos y sus relaciones.

2. Formalización del tema: Se elige el tema a partir del interés de los niños, puede haber una gran variedad. Algunos ejemplos son: El espacio, el cuerpo humano, las ballenas, los globos aerostáticos, las obras de teatro, el origen de la vida, etc.

B. Fase de Desarrollo 3. Formulación del Proyecto:

Plantear preguntas de investigación, dividirlas por subtemas, por disciplinas, planear cómo se conseguirá esa información, pedir

Al terminar un proyecto el niño o la niña siente que logró una meta, que algo que le interesaba aprender ahora lo domina, que es factible compartir con otras personas este interés y trabajar en equipo para cumplir con un objetivo colectivo. Y lo mejor de esto es que los proyectos no son exclusivos del ámbito escolar, ni tienen una duración predeterminada, se pueden emprender también en casa y formar así parte de la vida. 28 La Notita Conmemorativa


apoyo de papás que deseen colaborar con el proyecto, calendarizar actividades, proponer hipótesis.

4. Ejecución de las actividades: Uso de estrategias de in-

dagación (experimentos, visitas, observación, encuestas) y de investigación (fuentes bibliográficas, internet, expertos). Maestros y alumnos relacionan los hallazgos y los ubican en las diferentes disciplinas o materias.

C. Fase de Cierre 5. Evaluación: Respuestas a las preguntas e hipótesis, evaluación de objetivos individuales de cada alumno o alumna y del proyecto. 6. Documentación: Una reco-

pilación escrita y visual (fotos/videos) del aprendizaje de los niños y del maestro o maestra a lo largo del proyecto. Debe ilustrar los intereses iniciales, los problemas que surgieron en el camino, los pequeños triunfos de cada etapa, muestras de las actividades más trascendentes. ¿El formato? Es muy variado. Puede estar en carteles en el salón, en una carpeta, en una presentación de Power Point. El objetivo es que sea la memoria de lo que sucedió en el aula, en cada uno de los participantes del aprendizaje.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y aprendo”. Benjamín Franklin (1706-1790).

Por: Connie Sánchez / La Notita 6, junio de 2008

Trabajo Personal es uno de los momentos de la mañana que más disfrutan los niños (¡y las maestras por supuesto!), en donde la “libertad con responsabilidad” toma las más diversas y sorprendentes formas. Las tres metodologías principales de las cuales “echamos mano” en FORMUS son: el trabajo por proyectos, el trabajo grupal dirigido y el trabajo personal. Es acerca de éste último sobre el que deseo profundizar y exponer por qué se emplea en una escuela constructivista como FORMUS. El Trabajo Personal (TP) es un momento en el cual el niño o la niña puede tomar un material concreto (del salón o de la naturaleza), observarlo, explorarlo, experimentar con él y emitir sus conclusiones con los demás amigos y con su maestra. Dicho material está a su alcance, corresponde a los objetivos académicos del programa, puede usarse de diferentes formas y pertenecer a una o a más áreas de estudio.

Históricamente, ¿de dónde surge la idea del TP? Los fundamentos que dieron pie a esta metodología no son nuevos, pues comenzaron a gestarse en el siglo XIX cuando la corriente educativa de la Escuela Nueva estaba en auge en Europa Occidental. Sin embargo, es María Montessori quien le encuentra una valiosa aplicación y la adopta en su sistema educativo. La Notita Conmemorativa 29


¿Qué es el Trabajo Personal para FORMUS?

• Desarrolla la autonomía al darle

En FORMUS, el TP se contempla en un momento preestablecido de la mañana y se maneja desde Jardín hasta 6º de primaria. En él, los alumnos tienen la libertad de trabajar en un tema de interés de alguna materia apoyándose en material concreto y/o bibliográfico. La maestra funge como guía, apoyando al alumno a plantearse objetivos retadores de aprendizaje, formulándole preguntas que originan desequilibrios para después plantear hipótesis y llegar a respuestas.

¿Por qué lo aplicamos? El TP se aplica en la escuela por las siguientes razones: • Favorece el aprendizaje significativo, partiendo de lo real y concreto. • Fomenta la toma de decisiones en la elección del material a trabajar. • Siembra la responsabilidad de terminar lo que se empieza.

al alumno la responsabilidad de su aprendizaje. Propicia la interacción con sus pares y con el adulto ejercitando la expresión oral, el respeto a las diversas opiniones, el compartir y ampliar el aprendizaje Toma en cuenta las características individuales de cada persona y permite adaptar los materiales y el programa según se requiera. Se busca ampliar el vocabulario utilizando un lenguaje que estimule la clasificación, el análisis, la predicción y la creatividad en los alumnos. En primaria, el chico registra por escrito sus aprendizajes, practicando así la redacción y la ortografía.

¿Cuáles son sus fases y en qué consisten? 1. Planeación:

El niño decide en qué área, con qué material y lo que busca aprender con él.

2. Ejecución:

• Ubicado en el área y con el material elegido, el niño va registrando lo que observa y sucede, al tiempo que escucha los hallazgos de sus amigos. • La maestra monitorea que los niños estén trabajando; plantea

preguntas que los hacen pensar en alternativas y favorece el planteamiento de hipótesis. • Se busca favorecer el trabajo individual y cooperativo, enfatizando la comprensión y la aplicación del concepto, y no sólo la memorización o mecanización. • Al final, los alumnos guardan el material, fomentando así los hábitos de orden y limpieza.

3. Puesta en común:

• El objetivo primordial de esta

fase es el mejoramiento progresivo en las habilidades del niño para ser crítico y objetivo ante su trabajo. Se revisan la variedad de actividades, se examina el sentir del niño hacia el trabajo que realizó y se desarrollan ideas para futuros proyectos. También se mejoran la expresión verbal de su pensamiento y aprendizajes.

Lo mejor de todo es que, además de las múltiples ventajas que nos brinda esta metodología, Trabajo Personal es uno de los momentos de la mañana que más disfrutan los niños (¡y las maestras por su puesto!), en donde la “libertad con responsabilidad” toma las más diversas y sorprendentes formas.

En nuestra página web podrás encontrar además estos artículos relacionados:

• Colaboramos • Leímos, reflexionamos

y surgió el proyecto del agua

30 La Notita Conmemorativa


Tecnología

El valor de la tecnología. Por: Andrés Bolaños Werren / La Notita 18, junio de 2013

E

n 1499, con tan solo 24 años de edad, Miguel Angel terminó La Piedad, una de sus obras escultóricas más reconocidas. María sostiene el cuerpo inerte de su hijo Jesús. En el mármol, queda la expresión de una madre dolida y al mismo tiempo segura de la vida posterior de su hijo. No hay duda que el cuerpo que sostiene ya no tiene vida. Los pliegues de la ropa, pareciera se moverán de un momento a otro conforme María ajusta su cuerpo cansado para seguir manteniendo a su hijo solo por un instante más. Se dice que Miguel Ángel veía en el bloque de piedra la obra completa que se escondía; su trabajo era remover el sobrante con martillo y cinceles. En 1972, Laszlo Toth arremetió con un martillo contra La Piedad, y aunque fue sujetado rápidamente, causó serios daños a la obra. Fue restaurada al poco tiempo, después de un arduo estudio para recuperar el sentido original de la obra. Me pregunto cuál es la diferencia entre las acciones de Miguel Angel y las acciones de Laszlo Toth. Ciertamente, la herramienta es la misma; las dos acciones fueron realizadas con un martillo. La diferencia está en la capacidad creadora, en la confianza en sí mismo, la empatía, el uso de la técnica, y en la manera de ver el mundo. Misma herramienta, intenciones y capacidades distintas, muy diferentes resultados.

Para educar en la tecnología no es suficiente entender el funcionamiento de un (i)Pad. Con todos los increíbles recursos tecnológicos que hoy existen, formar en tecnología sigue siendo un proceso profundamente (h)umano. Requiere de nuestra capacidad

(h)umana para razonar, entender al otro y buscar lo bello y lo bueno. Necesita la absolutamente (h)umana capacidad de imaginar un mundo mejor y la voluntad de hacerlo. Sí, en mi opinión para educar en tecnología, primero va la (h) y después la (i). La Notita Conmemorativa 31


La Notita 17, diciembre de 2012 Technology in the past and the present came out in one of our readings in the English book. The topic rose children’s interest. We analyzed how technology was back then and how it is today. I designed an exercise where children expressed their pros and cons of technology. Here are some of their conclusions: “Technology is the cause of many deaths but in other cases it can be helpful in a lot of ways, for example: chemotherapy for people with cancer and other diseases”. Diego Villa-

rreal, 4ºB

“Something about technology is that you can spend a lot of time on the computer, iPod, iPad, or videogames. The time you spend p l a ying you can use it to make plans to progress in life. In the old days there were no medicines to cure the ill, but science has progressed and now we have medicines to cure sick people”. Daniel Castañón Sar-

Nuestro sueño es que los niños en FORMUS sigan expresando lo que sienten y lo que piensan y así poder estar abiertos al diálogo. Que se puedan desarrollar de la mejor manera, tanto emocional como intelectualmente para poder contribuir a una sociedad mejor. Que siempre sigan, tanto personal como directivos, impulsando a los niños a que saquen lo mejor de ellos. Francisco y Yolanda, papás de Alberto y Natalia Mora Schwarzbeck

miento, 4ºB

“Technology is good to keep you entertained. But sometimes it can be harmful when you spend a lot of time watching TV, playing with your iPod, or using Xbox. You can get a headache or something like that. One day I was sleeping and I saw like if there was a game inside of my head. I began to feel pain. I think it was because I spent a lot of time using my iPod”.

Mauricio Mendez, 4ºB

“Technology has two sides; the fi rst has to do it social networks like Facebook and Twitter, including games. This is a side that makes us lose time, waste energy, money, and it can even cause addiction and can harm us too. If we use it properly and we are careful with the time, it might be a good way to entertain yourself, which is not bad. On the other side it is very useful to find information, help us with our work, math, etc. Use it properly!” Ana Sofía Olavarrieta, 4ºA 32 La Notita Conmemorativa

Quiero que FORMUS sea la segunda casa de mis hijos; un espacio donde se sientan acogidos, queridos, retados y motivados a crecer cada día, a convertirse en mejores personas, en instrumentos de paz, en agentes de cambio. Edna Hernández, mamá de Felipe y Fernando Flores Hernández.


Arte

Un gran regalo del arte, es la manera en que promueve el valor de las diferencias en los niños y el desarrollo de sentimientos de confianza y seguridad.

capacidad creadora, estimular el pensamiento divergente y dar espacio a la originalidad y a las res- puestas de independencia intelectual.

También beneficia el desarrollo socio emocional del niño al propiciar la aceptación de sí mismo, con sus posibilidades y límites. Esta aceptación va íntimamente Por: Ma. del Carmen Jiménez (Toby) / ligada al concepto que tenga de sí, el cual determinará La Notita 5, abril de 2008 su comportamiento presente y futuro. Además, estimula el desarrollo de la motricidad fina y el desarrollo ¿Clases de arte en el colegio? Mmhh… ¿no sería mejor mental. Con las clases de Arte, los alumnos desarrollan dar más matemáticas, inglés o alguna otra cosa “más su sentido estético, y en paralelo, se logra el desarrollo importante y productiva”? Aunque en FORMUS sa- creador. bemos que esta aseveración no corresponde a nuestra visión del ser humano y sus necesidades, no deja El arte también motiva, aprendiendo conceptos como de ser cierto que en muchas comunidades suele ha- duro/suave, claro/oscuro, lejos/cerca, etc. ejercitando ber cierto desdén hacia el arte y todas sus manifes- la atención, la concentración, la imaginación, así como taciones. operaciones mentales como la reversibilidad, al considerar varias formas para resolver una situación. En FORMUS buscamos apoyar la necesidad natural de expresión del ser humano y la clase de artes plásti- Un gran regalo del arte, es la manera en que promueve cas es un terreno más que propicio para favorecer su el valor de las diferencias en los niños y el desarrollo La Notita Conmemorativa 33


de sentimientos de confianza y seguridad; los alienta al autodescubrimiento al proponerle un camino para que pueda expresar aquello que es, que conoce, piensa y siente. Como vemos, el dedicar unas horas a la semana a la clase de arte es una alternativa por demás valiosa dentro de la educación, ya que las experiencias que niños y jóvenes vivan a través de él, promoverán el desarrollo de su pensamiento, su imaginación, su socialización y su capacidad creadora; y esto sin duda, afectará positivamente en cualquier ámbito de su vida.

El arte como herramienta para el pensamiento creativo Por: Ana Carolina Delgado, maestra de arte en primaria y mamá de Adriana Xie e Ian Alberto Rodríguez Delgado/ La Notita 18, junio de 2013 Cuando Úrsula me invitó a participar en este número de La Notita me pareció interesante enlazar el uso (y abuso) de la tecnología con el arte. Me pregunté: ¿por

qué es importante educar nuestros sentidos en diferentes direcciones hacia la integridad de nuestro ser?

“Mi tema es Chichen Itzá, porque un día en Cancún mi papá nos dijo que nos iba a llevar allí. Un guía nos enseñaró el lugar todo el día. Nos enseñaron el árbol de chicle, también el juego de la pelota y supimos que cuando llega la sombra, se termina.”

Félix Rodríguez González 3° C

“Me gusta trabajar en paint, yo decidí este tema porque de grande quiero ser buzo y me interesan los animales acuáticos. Lo realicé utilizando todas las herramientas; se me dificultó la ballena porque se me borró muchas veces y se me hizo fácil colorearlas después.” “La vida en el mar” La vida en el mar me pareció espectacular por eso quiero ser un buzo sin igual y todo el mar conocer.

Klaus Schmidt Flores. 3° B

“Elegí el tema de la gimnasia porque me gusta mucho. A mí se me dificultó hacer los dedos y el pelo, también fue un poco difícil el chamorro.La gimnasia es divertida y también te ejercitas.”

Ana Paula Quiroz. 3° B

34 La Notita Conmemorativa

Los beneficios del arte como medio de expresión creativa han sido registrados desde tiempo atrás. Sin embargo, su práctica ha tendido a desaparecer debido a la época en que vivimos, donde se valoran experiencias sensoriales que gratifican rápido. El arte, en contraste, se caracteriza por evolucionar paulatinamente en nuestro ser. Para mí ha sido una herramienta de gran utilidad para expresarme, conocerme y sanar. En clase de arte usamos esta herramienta para la creación espontánea, sin importar la habilidad que se tenga.La destreza se va desarrollando en el día a día, y la prioridad está en la expresión de sentimientos, pensamientos e ideas; se valora más el proceso que el producto final. Vista así, la educación en el arte fortalece el desarrollo personal y social, generando un bienestar físico, mental y espiritual. Te invito a usar el arte como el ejercicio del pensamiento creativo; actividad que da espacio a un campo de potencialidad pura donde podremos crear, inventar y encontrar respuestas. Un campo en donde las experiencias sensoriales generan emociones intensas, como la sorpresa de crear una imagen que puede transportarte por el tiempo sin sentirlo, quedándote la grata sensación de haber generado con tus manos y mente creativa, algo nuevo, algo bello.


Música

Por: Úrsula Werren de Bolaños/ La Notita 15, diciembre de 2011 La meta no es el estrellato, la fama fácil, que puede llegar por añadidura, sino encontrar el engranaje entre las características humanas y los elementos musicales correspondientes, siempre dentro del nivel de desarrollo en que se encuentra el niño. A Sergio, de siete años, le es imposible mantenerse sentado y tener sus manos tranquilas; algo en él siempre está en movimiento. Me doy cuenta que no hay una intensión de interrumpir el quehacer de la clase o de molestar a alguien: es un impulso interno, involuntario, hasta hoy inconsciente. El ritmo musical se vincula de manera natural con todo lo que somos y lo que es movimiento en nosotros. Respirar, hablar, gesticular, trasladarnos, el trabajo

constante del corazón y de todos los órganos internos, incluyendo los micro-ritmos del cerebro y el macro-ritmo de nacer y morir en esta tierra, todos estos ritmos encuentran su expresión en el ritmo musical. Sergio podrá adquirir control y usarlo con un propósito determinado, si logra vincular la posibilidad, la necesidad y la habilidad del movimiento físico para transformarlo en el ritmo musical, con un tiempo, una velocidad, con pulsaciones fuertes y débiles, con un inicio y un fin y con un propósito, un sentido. Una dificultad que parece difícil de controlar, se transforma de esta manera en una habilidad fructífera, placentera. Eso es lo que pretende hacer la pedagogía o la educación musical: dar significado y hacer fructíferos nuestras tendencias musicales naturales y así como la parte físicamotora tiene su correspondencia en el ritmo musical, nuestra afectividad se “entona”, se hace sonido, o resuena en la melodía. La Notita Conmemorativa 35


¿Cuál es tu canción? Todos tenemos canciones y melodías “especiales” que nos evocan eventos impregnados de afectos. Nadie puede escuchar música sin sentir, sin activar la parte emocional. La melodía y el sentimiento no sólo van de la mano, son una sola experiencia. Hay un encantador cuento llamado “¿Cuál es mi canción?” (Dennis, Matthew & Sheila Linn, Editorial Promexa) que relata cómo en una comunidad africana, desde el momento que la futura mamá sueña y se imagina a su futuro hijo o hija, concibe una canción para él o para ella. La canción acompaña a su criatura en todos los momentos significativos: la concepción y el nacimiento, cuando aprende a caminar, en los momentos de alegría y de dolor, en los encuentros y las despedidas, hasta en los éxitos y en los fracasos. La comunidad aprende la canción y acompaña con ella al compañero cuando se casa, cuando tiene su propio hijo, cuando enferma y cuando se alivia, y finalmente, cuando se va de este mundo. La misma canción le da significado, seguridad, pertenencia, consuelo y acogida durante la vida. Así pues, la tarea de la educación musical vista desde una dimensión humana e integradora es hacer consciente y estructurar lo que desde la herencia milenaria nos pertenece: la musicalidad. Nunca he conocido un niño que no fuera musical; todos y todas lo son. Sólo hace falta, y la pedagogía musical lo tiene como meta, desarrollar en ellos lo que ya tienen. Establece enlaces, vínculos y relaciones cada vez más conscientes entre él o ella como persona y el don de la musicalidad innata. La meta no es el estrellato, la fama fácil, que puede llegar por añadidura, sino encontrar el engranaje entre las características humanas y los elementos musicales correspondientes, siempre dentro del nivel de desarrollo en que se encuentra el niño. El maestro planea y ofrece las vivencias, las oportunidades e invita con un propósito e intensiones dirigidas al desarrollo constante.

Jueves 30 de marzo de 1995 Después de asistir al ensayo de la Orquesta Sinfónica de la UANL los niños escribieron cartas de impresiones y agradecimientos. Transcribimos una de ellas, de una alumna de 2º. grado

36 La Notita Conmemorativa

Descubrir la infinita riqueza del sonido Como dice Edgar Willems: “La música se aprende haciendo música”. Parece una afirmación demasiado obvia, mas observamos en muchos educadores la tendencia de iniciar enseñando símbolos, conceptos y explicando la música. Hacer música fue, es y será siempre escuchar y descubrir la infinita riqueza de los sonidos, seguir la necesidad del organismo y manifestarlo a través del ritmo musical. El método constructivista, directo y global, nos invita a canalizar, validar y celebrar nuestra capacidad afectiva por medio de las melodías; nos lleva de la mano a descubrirnos como co-creadores del universo, cantando cada uno su propia canción. Y entonces sí, estamos listos y deseosos de entender el código, de descubrir la estructura, los principios y reglas que conforman este lenguaje tan complejo, producto de muchísimas generaciones en búsqueda de una manera de representar la experiencia en una construcción sonora. En la etapa sensomotora, hasta los tres años, hacer música es explorar, asombrarse, hacer sonar todo lo que lo rodea; es caminar, correr y brincar; es cantar sobre lo que se relaciona con su mundo como son los juegos, los animales, el agua, las relaciones con la familia y con otros niños y niñas. En la etapa pre-operativa, entre los tres y los seis años, los niños aprenden a usar el ritmo de manera intencional y planeada; exploran los sonidos y los reconocen, los imitan, explican su procedencia y forma de producirse. Cantan cada vez más entonados y conscientes; aprenden a valorar las posibilidades expresivas, desde la tristeza hasta el júbilo.


Hacer música se convierte en una actividad social: es comunicarse y estar en sintonía con los demás. Entre los seis y los diez años ellos construyen sobre todas las vivencias musicales anteriores y descubren el orden interior, de manera cada vez más conscientes de las reglas que conforman el lenguaje musical. Es entonces que pueden leer la escritura, interpretar un instrumento musical, incluida la propia voz. Al tiempo que se escucha la música con comprensión, se participa en un coro o un conjunto instrumental, los niños y las niñas toman conciencia de su propio valor y el valor del otro; todo eso y más es aprender música. Al adolescente le permite identificar aquello que le distingue y lo unen con el otro. Su instrumento musical se convierte en un vehículo de autoconocimiento, expresión y comunicación consigo mismo y con los demás. Involucra de manera integrada las habilidades intelectuales, sociales, las técnicas –motoras con las musicales, la voluntad y la perseverancia, la imaginación y la creatividad. Se apropia de la música, se encarna en ella. ¿Y el educador musical, la educadora musical? Para verdaderamente facilitar que el alumno descubra y use su potencial musical, tiene que tener cualidades humanas maduras, ser profesional, tanto de la música y como de la pedagogía musical constructivista. El maestro Germán Romero Pacheco, coordinador del área de Educación Auditiva del Conservato-

“En México, la educación musical es un tema pendiente en todos los niveles. Aprender música es una actividad sustancial que debe comenzar a edad muy temprana de manera paralela a estudios primarios, porque es una actividad que los prepara para una formación humana más completa.” rio de Morelia dice:

¿Qué me falta agregar? – Afortunados nuestros niñas y niñas, porque tienen la oportunidad de crecer y madurar junto, por medio y con la música. ¿Podemos medir el BIENESTAR que nos aporta? Yo lo constato gozosamente con sus hijos, lo mismo en nuestras aulas que en nuestra Escuela de Música, más en esta revista tenemos algunos testimonios que convencen e invitan.

¿Te interesa este tema? Tenemos para ti más textos recuperados del baúl de La Notita de FORMUS en nuestro blog: www.formus.edu.mx/LaNotita

Clase de música y, ¿de matemáticas? La clase de música ofrece a los niños la oportunidad de desarrollar la atención auditiva, la percepción, la sensibilidad, la creatividad, la sociabilidad, etc. Y siempre está involucrada nuestra capacidad de sentir.

¿Qué es la música para los adolescentes? En un proyecto que hicieron los alumnos de segundo de Secundaria “La magia de la música”, empezamos con una sensibilización a partir de una dinámica que se llamó “Paisaje Sonoro”.

¡Tambor primero, tecnología después! Tuvimos la oportunidad de asistir a un evento de TMEA (Texas Music Educators Association) en San Antonio, Texas.

Además: ¿Aún puedo aprender música? Tomados por el arte Música para todos, todos para la música Si te mueves, ¡sales en la foto!

La Notita Conmemorativa 37


de música aventando sus libros y escenificando una intensa frustración.

Por: Úrsula Werren de Bolaños/ La Notita 3, junio de 2007 Demian llega temprano a su clase de música. Verlo me duele y me conmueve. Sus pasos, su cuerpo, su semblante, todo él expresa el enorme peso del dolor que viene cargando. Su hermano, un adolescente de 15 años, murió en un accidente automovilístico hace apenas un mes. Demian, con 17 años y síndrome de Down, se resiste a aceptar, como sus padres y todos aquellos que somos amigos de la familia, esta dura realidad. -“Demian, ¿cómo te sientes? Se pone la mano en el corazón: “Duele mucho aquí”. -“Te gustaría dibujarlo?” Asiente con la cabeza y le doy una hoja de papel en blanco y doce marcadores. Escoge el color negro y con trazos sencillos dibuja su cara con grandes y abundantes lágrimas; usa el morado para representar su corazón roto. La maestra llega, lo acoge y lo lleva a la clase de música. Media hora después Demian aparece con otro semblante, la cabeza en alto y el paso decidido. Lo invito a dibujar cómo se siente ahora. Toma el color rojo y dibuja su cara con una gran sonrisa y su corazón entero y amarillo. Nos damos un abrazo. Este recuerdo, vivo, inolvidable, se conecta con muchas otras vivencias que he tenido la fortuna de “con-vivir”. Como la de una adolescente que llega a la clase 38 La Notita Conmemorativa

La invito a trabajar. La mente se enfoca en el orden y la estructura de la obra musical; el corazón regresa al equilibrio, llenándose de serenidad y consuelo. Al final de la clase le ofrezco escuchar lo que la había alterado tanto. Me mira y sonriendo me dice: “Ya no hace falta”. Intercambiamos un beso y se va. También me viene a la memoria un pequeño niño de siete años, con una cara de que “los hombres no lloran”, quien al entonar con el grupo la canción: “Señora Santa Ana, por qué llora el niño…” empieza a sollozar desde lo más profundo de su corazón. No es el momento de hablar de su pena, pero podemos acogerlo y validar su llanto. El grupo sigue cantando, conscientes de que en este momento es la mejor manera de ayudarle al compañero afligido. Al final de la clase, los niños, las niñas y yo, le entregamos al papá un hijo sereno y consolado. Su papá me platica que la mamá del niño está internada en el hospital, pero que su hijo, “un niño fuerte y seguro”, lo había sobrellevado hasta ahora “muy bien”. Le comparto al sorprendido papá lo que pasó durante la clase de música. Reconocemos el miedo de su hijo, guardado y evidenciado después en el contacto con la música, así como su efecto sanador.

En la reunión con los alumnos egresados de FORMUS, hace poco más de un año, les pedimos contestar un cuestionario. La mayoría mencionó como eventos inolvidables los encuentros musicales y las pastorelas, acontecimientos fuertemente vinculados a la música. Como ellos, yo también reconozco y agradezco la huella imborrable que la música ha dejado en mi vida; he vivido y experimentado el efecto de esta energía motivadora y sanadora.

La música ha sido para mí un vehículo de expresión en innumerables momentos, algunas veces el único disponible, para dar salida a la emoción y convertirla en un sentimiento estable. Me ha

ayudado a encontrar estructuras a la vez sólidas y flexibles, antes de tomar decisiones importantes; con la armonía y el orden natural que le son inherentes, influye y da cadencia a la vida cotidiana. Sin duda ha sido, una y otra vez, el acceso hacia quien reconozco como mi Creador. Tomo conciencia en este momento de que a través del nombre propio de la Institución que nos hace comunidad, FORMUS, -Formación Musical- le rendimos homenaje a esta gran amiga y acompañante, la música.

na s e a lu m

de l c i

od 2 01 5 G ru p 0142 r a l e sc o

c lo


Inclusión / Integración

La Notita 2, marzo de 2007 ¿Conoces la historia de FORMUS? Acompáñanos en el recorrido a través de la pluma de Lety Saborío, la primera mamá que se atrevió a hacer la pregunta. Úrsula, ¿me permitirías entrar de oyente con mi hijo David (de 2 años) a la clase de iniciación musical de Alejandro? Me quedaré atrás, sólo observando y escuchando?... la respuesta fue afirmativa, y así empezó nuestra vivencia como familia FORMUS. Cuando Alex pasó a flauta volví a hacer la misma pregunta, sólo que ahora pedí que nos permitiera seguir en iniciación. Al tercer año, mi petición fue más atrevida “¿podrías abrir un grupo para David y sus compañeros especiales?, una vez más la respuesta fue afirmativa. Después de un gran año de experiencias musicales, se dio el hermoso paso de integrar a David, Demian, Martha y Mariano a grupos regulares de música, sin dejar su clase especial. No puedo dejar de decir lo contentos que estábamos todos, padres e hijos, al verlos INTEGRADOS en un programa musical.

Esos años fueron de grandes logros musicales, pero en el ámbito académico teníamos dificultades. Sin embargo surgió otra gran sorpresa cuando Úrsula me dijo: “son un desperdicio las instalaciones de FORMUS, en la mañana no se usan y tengo el proyecto de hacer un preescolar integrado con niños con capacidades diferentes”. Puedo decir que mi reacción al llegar a casa con mi esposo fue de llorar y darle gracias a Dios, por esta gran oportunidad de vida. Todo estaba listo para el primer año: las maestras, los programas, la cuestión administrativa, el edificio, pero faltaba la maestra de educación especial. Me pidieron que preparara un programa para conjugarlo con la escuela, lo presenté y se aprobó , y fue así que me convertí en la primera maestra de apoyo para todos los niños integrados en el colegio. Para mí fue de las bendiciones más grandes que he recibido, y creo que desde eses primer año se dio una experiencia enriquecedora para los papás, los maestros y sobre todo, para los niños. Recuerdo un día en que estaba una señora en la Dirección pidiendo informes y junto a ella, una mamá que amablemente saludó a los niños que iban pasando; éstos, incluido David, respondieron el saludo. En el acto la señora que pedía informes preguntó un La Notita Conmemorativa 39


poco sorprendida: “¿en verdad funciona la integración?”, la respuesta de la mamá FORMUS fue: “Lo estás viendo.” Ahora vivimos en Querétaro y David tiene 25 años. Mi hijo Alejandro terminó sus estudios y se casó en Monterrey, y con mucha alegría les digo que hoy mi nieta Paula Saborío Velasco, forma parte de la hermosa familia FORMUS.

Integración Por: Lic. Raquel López de los Reyes, maestra de apoyo a los niños especiales./ Notita 2 del año 1994 Como es sabido por todos, en FORMUS existe la integración de niños con discapacidades físicas y/o mentales en cada salón, tanto en el Jardín como en Primaria. En esta ocasión deseo reflexionar en lo siguiente:

Beneficios de la Integración Niño integrado: Se le ofrece la oportunidad de interactuar en un medio natural, el cual le brinda múltiples situaciones que le favorecen en el desarrollo de sus potencialidades. Además al estar en constante contacto con los niños de su salón, el modelo a imitar es el de niños regulares, ya sea en el lenguaje, en el área motora, en la planeación y ejecución de una determinada actividad, etc. Y este modelo le da la pauta para saber como hablar, actuar, planear, etc. También tiene que cumplir con las expectativas que todos (alumnos-maestros) tienen en relación a él. Los alumnos generalmente tienen expectativas muy altas respecto a su amigo integrado. “Si yo puedo, porqué él no, es un niño como yo.”

Niño regular: Los niños regulares que tienen la oportu-

nidad de tener esta experiencia, desarrollan sentimien40 La Notita Conmemorativa

tos de comprensión, responsabilidad, paciencia, respeto, capacidad para saber aceptar a personas diferentes. Les es tan común cumplir el mandato de Jesús, que dijo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Recordemos que los valores socio morales no se enseñan (o aprenden) en una clase aislada, se practican en cada momento. El beneficio de los niños regulares creo que es igual (o mayor) que el de los niños integrados, al tener la oportunidad de convivir todos los días juntos y aprender recíprocamente uno del otro.

Padres de familia: Creo que cuando nuestro hijo recibe un regalo que dura para siempre, y que además sabemos que será muy feliz y que hará feliz a quienes lo rodean nos sentimos muy dichosos y agradecidos hacia quien generosamente le brindó su regalo. Eso es precisamente parte del beneficio, que tiene para los papás la integración. También la manera de ser y pensar respecto a los discapacitados cambia. No podemos seguir siendo iguales después de estar en contacto con ellos. La sensibilidad aumenta , mejorando nuestra actitud hacia ellos, a la vez que nuestros valores espirituales se enriquecen favorablemente.

Profesionistas: A los profe-

sionistas que tenemos la responsabilidad no solo de tener niños integrados en nuestros salones, sino de conseguir que crezcan en su desarrollo social y académico, nos ha obligado a investigar y ampliar los conocimientos que necesitamos para poder desarrollar las actividades que ellos y los demás niños necesitan. Hemos crecido enormemente como profesionistas gracias e estos niños y al reto que implica tenerlos y desear que sean ciudadanos autónomos en un futuro. Además de la satisfacción de ver el avance y los logros de los niños integrados. Por eso decimos, en realidad: “Vale la pena la experiencia de la

integración.”


La Notita 19, abril de2014 Por: Armando Marines, papá de Ari, Mónica y Daniel Marines Bernal. Cada día todos nos despertamos sabiéndonos únicos, independientes y libres, algunos días con más consciencia que otros pero, a fin de cuentas, solo hace falta desearlo para poner un pie fuera de la cama, cubrir nuestras necesidades básicas,alimentarnos, movilizarnos y hacer uso de esa herramienta tan poderosa que es la comunicación. Ari ha vivido una experiencia diferente y todo aquello que muchos damos por descontado adquiere para él otro significado. Desde que iniciamos este viaje en FORMUS ha sido una lucha por conquistar esas pequeñas pero vitales libertades de las que todos gozamos, como relacionarse con personas, perder el miedo a situaciones nuevas, interactuar con amigos y maestros y de esta manera aprender.

¿Te has preguntado cómo sería vivir en un mundo de avatares donde ellos vuelan y tú no, en el que hablan un idioma incomprensible que no puedes replicar, donde sus alimentos serían tan difíciles de comer que es prácticamente imposible compartirlos? Los que conocen y quieren a alguien con discapacidad saben de lo que estamos hablando.

Este año fue muy especial para Ari, por primera vez tuvo la experiencia de desplazarse libremente dentro de una silla de ruedas automatizada - era casi un grito de emoción para quienes lo vieron por primera vez deambulando en los pasillos de la secundaria manejando su silla con su cabeza y pierna-, y su vida entera cambió, ya no estaba más horas en cama o en su silla esperando a alguien que pudiera atenderlo o transportarlo. El reto principal no sólo de Ari, sino de todos nosotros es lograr una comunicación efectiva con nuestro entorno, todos en FORMUS alguna vez fuimos testigos de su desesperación por no poder expresarse claramente. Cuando hablé por primera vez con Ari sobre el proyecto de su silla y del comunicador, su reacción era un conjunto de sentimientos encontrados (y mucho nerviosismo para mí como papá), sobre todo después de escuchar a gente bienintencionada que le decía “algún día vas a caminar”, “algún día vas a escribir un libro”, es tal vez como si alguien nos dijera “con esto vas a poder ser invisible y hablar por telepatía con los animales”, su cara era una mezcla de expectación e incredulidad. Después de investigar el desarrollo de diversas tecnologías desde lectores de pupilas, apuntadores, hasta lectores de ondas cerebrales, decidimos por probar Tobii un sistema que reconoce el movimiento ocular de las pupilas y mediante una sencilla interface con cualquier computadora puede hacer las funciones que realizan los dedos en una pantalla touch. Con mucha expectativa recibimos el paquete durante las vacaciones de Navidad en casa de sus abuelos. Al inicio fue frustrante, porque fueron necesarias una capacitación y mucha práctica, pero al ver resultados, ya no hay nada más importante para él, ahora solo quiere pasar su tiempo expresando sus ideas y necesidades. La expresión de ideas, la independencia y confianza en sí mismo son dos áreas completamente nuevas para él, ha pasado estos 16 años recibiendo información, ahora es su turno de expresarse.

Nota escrita por Ari ndo Marines Hola, me llamo Ari Arma US en 3° de seRM FO Estoy en el colegio comunicarme con cundaria, ha sido difícil puedo hablar, he las personas porque no sas gracias a mis aprendido muchas co familia y amigos. maestras, al apoyo de mi manera de comuMe siento feliz por otra do mucho la escrinicación, estoy trabajan a con el que uso tura con este nuevo sistem mis ojos para escribir ar a niños espeEn un futuro quiero enseñ a. ciales a usar este sistem Gracias comunidad FORM

US!!!!

La Notita Conmemorativa 41


¿Te interesa este tema? Tenemos para ti más textos recuperados del baúl de La Notita de FORMUS en nuestro blog: www.formus.edu.mx/LaNotita

Día de la persona con Síndrome de Down El 21 de marzo, como se ha hecho desde el año 2006, celebramos el día del Síndrome de Down. La fecha 21/3 no es arbitraria, el número coincide con el de la causa genética del síndrome: el par 21, tiene en lugar de dos, tres cromosomas.

¿Quién integra a quién? Algo que me fascina en FORMUS es el valor que se da a la diversidad, ya que cada persona es única y especial. Los alumnos integrados me han dado la oportunidad de aprender cada día más.

Importante visita El miércoles 16 de marzo tuvimos el privilegio de recibir al Sr. George Flynn en nuestro Jardín de Niños. (Año 2, notita 4).

Haciendo visible lo invisible Método de lecto-escritura Troncoso.

Elmer es diferente

El Proyecto de sensibilización tiene como objetivo, sensibilizar a los niños y a sus familias sobre lo valioso de las diferencias entre compañeros y conocer las distintas necesidades de los amigos con alguna condición especial.

42 La Notita Conmemorativa

Celebro junto con FORMUS estos 40 años da dar vida a las personas que pertenecemos a la comunidad FORMUS. Deseo que FORMUS en su trayectoria siga transformando vidas en amor, en pasión por aprender, en armonía al relacionarse, en disfrutar lo que se hace y toca hacer, en preocuparse por los demás validando la riqueza de cada ser humano, enriqueciéndose con la singularidad de cada quien, en las diferencias de cada uno, que nos lleva mucho más allá de ser una escuela inclusiva y que nos lleva cada vez más a ir abriendo este círculo de posibilidades de integrarnos en una nueva sociedad. Que FORMUS siga impactando en el deseo de aprender siempre, de no estancarse, viendo los errores como escalones que nos permiten dar pasos más firmes en nuestro crecimiento. Que el crecimiento en las personas que pertenecemos a la comunidad FORMUS, impacte a muchos más corazones para ser factores de cambio en nuestro entorno y más allá de nuestra imaginación”. Es un verdadero regalo de vida y placer ser parte del equipo de trabajo de FORMUS. Elvia Ornelas Caballero, mamá de Daniela y Jorge Luis Salastorrea Ornelas.


Deporte

Por: Adirán Bolaños Werren, papá de Adrián Mauricio e Isabel Bolaños Garza / La Notita 4, marzo de 2007

Vale la pena dar al término ganador, una interpretación en la que todos encajemos. El deporte, y en particular el deporte escolar, es una de las mejores oportunidades para desarrollar y vivir el sentido de pertenencia entre las personas. En mi experiencia, basta con recorder que los fuertes vínculos de pertenencia que tengo con todos mis amigos cercanos, nacieron y se desarrollaron alrededor de la práctica del deporte. El formar parte de un equipo, el participar en un entrenamiento o en un juego competitivo, se convirtieron finalmente en una experiencia de vida.

Esto me hace recordar la importancia del enfoque de la práctica deportiva orientada hacia obtener “metas múltiples”. Una meta, a la que nos enganchamos inmediatamente y de manera natural, es la competitiva, la de “alcanzar la victoria” y a la que sólo llegan un número limitado de contendientes. La otra meta, sin tanto atractivo natural y que puede ser alcanzada por todos los participantes, es la que tiene que ver con enseñar lecciones de vida, la que promueve el desarrollo y autonomía sociomoral. Es esta última, imprescindible para fomentar un entorno fértil para el crecimiento del sentido de pertenencia con el grupo, con el equipo; y además es perfectamente complementaria con la primera meta, cosa que en ocasiones pareciera difícil. Cabe mencionar, que los partidarios de este enfoque incluso establecen que en la medida que nos enfoquemos en la segunda meta, tendremos más probabilidades de lograr la primera. La Notita Conmemorativa 43


El éxito en la consecución de las metas, involucre la participación de: entrenadores, padres de familia, administradores y alumnos, e implica reflexionar sobre los objetivos y acciones para:

• F o m e nt a r l a d i sci p li -

n a , aprovechando entrena-

mientos y juegos para que todos mejoremos en la práctica deportiva, de acuerdo a las capacidades individuales. Vale la pena dar al término ganador una interpretación en la que todos encajemos. En este contexto, igual de valiosas serán las derrotas que las victorias.

• Ejercitar la libertad con

responsabilidad empezan-

do por definir en dónde está la responsabilidad de cada quién. Por ejemplo: es el entrenador quien debe dar las instrucciones a la hora del juego, y toca a los padres apoyar a sus hijos. Los jugadores tienen una responsabilidad individual dentro del terreno de juego y con el equipo.

• Promover el respeto mu-

tuo entre entrenadores, pa-

dres de familia, contrincantes y árbitro. Cuando participamos en situaciones en las que ponemos al niño (el jugador) entre el entrenador y el padre de familia, da como resultado una discusión que tiene efectos muy negativos. Siempre existirán los momentos y los mecanismos para compartir los desacuerdos y enfocarlos de manera positiva. Sobra hablar de dos temas comunes: por un lado, los reclamos al árbitro; y por el otro, “saber ganar” con

44 La Notita Conmemorativa

respeto hacia el contrario, y también, aceptar con respeto la “derrota” es decir, “saber perder”.

• Crear un ambiente en

el que enfatizemos el valor de la amistad y la solidaridad; no olvide-

mos que ante todo podemos ser amigos y podemos compartir excelentes momentos de diversion y esparcimiento. Apoyando incondicionalmente a nuestros hijos creamos lazos que definitivamente trascienden a la práctica deportiva.

• Crear una cultura en la que

seamos concientes del valor del deporte para nuestra salud física y mental. La práctica deportiva es fundamental para el crecimiento y desarrollo integral del ser humano. Nosotros, los ser humanos “comunes y corrientes”, difícilmente podremos jugar golf como Lorena Ochoa, lanzar el balón como Tony Romo, ni mucho menos ser un Giovanni y jugar en el Barcelona; y como bien sabemos, estos sueños suelen estar presentes en nuestros hijo(a)s. Sin embargo, está al alcance de todos pertenecer a un grupo en el que podamos desarrollar lazos, valores, habilidades y además... divertirnos.

De manera congruente, también en la cancha se forma Por: Adrián Bolaños Werren / La Notita 19, abril de 2014 ¿Es la práctica deportiva formativa?, fue la pregunta con la que inició Jaume Mora Arribas su conferencia en FORMUS. Los asistentes respondieron con un contundente sí. La práctica deportiva ofrece oportunidades invaluables para fortalecer el proceso de desarrollo integral de los alumnos; las vivencias que tengan a través del deporte y de la actividad física en general dejarán una huella para toda la vida. El deporte es, además, algo a lo que naturalmente somos atraídos y que evaluamos en base a nuestras propias experiencias, percepciones y preferencias, tan diversas que es un verdadero reto conciliar y alinear objetivos, principios y estrategias pedagógicas.

El deporte formará y se convertirá en importante apoyo en el proceso de desarrollo del niño si se lleva a cabo en ambientes propicios y si las prácticas y estrategias pedagógicas son favorecedoras y congruentes con la filosofía, principios y fundamentos pedagógicos institucionales en los que creemos.

Esta búsqueda de la congruencia no es trivial, aquí se exponen algunas reflexiones generales:

La motivación natural que los niños tienen hacia el aprendizaje se nutre de los retos individuales adecuados, basados en expectativas realistas y oportunidades de éxito. Nos debemos enfocar en promover la “competencia” individual. ¿Los retroalimentamos con referencia a sus logros o en función de los demás?


Los niños pueden hacerse responsables de sus aprendizajes y a través del deporte podemos fomentar la autonomía. Habrá que invitar al alumno a la reflexión sobre sus retos y compartir con ellos la evaluación. Queremos formar deportistas autónomos, autocríticos en los aspectos que puede mejorar y motivados para buscar formas para lograrlo. La competencia centrada en ganar – perder no es necesaria e incluso es indeseable en edades tempranas. Las experiencias del equipo en competencia externa sin embargo, nos permiten ejercitar y desarrollar aspectos importantes de la autonomía sociomoral. El conocimiento de sí mismos, el desarrollo del autocontrol y la resiliencia son elementos que buscamos promover en los alumnos. Habrá que estimular la reflexión frente a las circunstancias de éxito y no éxito en los momentos de competencia y hacerlo más allá de los aspectos tácticos y técnicos. ¿Qué comportamiento modelamos ante las victorias y derrotas? La propia individualidad se nutre y crece con la individualidad del otro. La interacción social constructiva fomenta un desarrollo intelectual y afectivo más significativo. Será importante reconocer las distintas habilidades de los niños, así como las múltiples tareas que desempeñan dentro del equipo; “tan importante es defender, como atacar”. De igual manera será importante ofrecer oportunidades a cada niño, para ejercitar el liderazgo. Se debe promover de manera prioritaria una atmósfera de respeto mutuo y cooperación. Uno de los principales beneficios de una interacción social positiva es la amistad que se desarrolla entre los niños dentro del equipo deportivo. Maestros y maestras son ejemplo y tienen un rol activo y clarificador. Propician las condiciones externas para favorecer el desarrollo de los niños de acuerdo a los principios arriba mencionados y buscan que estos aprendizajes pueden ser transferidos por los niños más allá del deporte. Esto implica un gran reto. ¿Cuál será el rol de nosotros Padres de Familia? Bajo estas premisas, no puede haber perdedores en la práctica del deporte. A fin de cuentas, buscamos formar seres humanos completos y felices para quienes la actividad deportiva sea importante, sin olvidar que es a través de la acción conjunta de escuela y familia como se logra.

Deportistas competentes Mi deseo es que como comunidad educativa, institución y padres de familia creemos entornos favorables para el desarrollo de “deportistas competentes”; autónomos, capaces de hacerse cargo de manera consciente de su desarrollo en la práctica deportiva en los aspectos técnicos y tácticos. Sensibles y solidarios con sus compañeros de equipo, activos en la construcción de un entorno positivo, es decir deportistas líderes. Conscientes y reflexivos respecto a su estado de ánimo y nivel de motivación. Proactivos para actuar en consecuencia para mantener su nivel de esfuerzo y aprovechar cada uno de los momentos para mejorar, disfrutando de hacerlo bien y manteniendo un nivel de autoestima elevado. Capaces de mantenerse ecuánimes, enfocados y aprender de y sobreponerse de la derrotas, es decir, resilientes. Adrián Bolaños Werren

Espero que este modelo, que ha sido construido con conocimiento, ideales y amor, sea replicado y perdure por muchos años. Realmente es necesario que las instituciones y personas buscan hacer una diferencia a lo establecido. En este puntual caso de Formus entendemos que navega contra la corriente en una sociedad competitiva, egocéntrica, centrada en el poder y la elite, donde predomina el individualismo a la colectividad, el bien personal al bien común. Pero sí, existen faros de luz, que inyecten esperanza en el cambio. Es posible que la educación siembre en nuestros niños y adolescentes una semilla de búsqueda de un mejor futuro. Y que las nuevas generaciones que de aquí emergen sean bastiones de los cambios sociales que urgentemente estamos necesitando. Con todo mi cariño por esta gran obra, Adriana Tobías, mamá de Loretta y Luciana Montiel Tobías La Notita Conmemorativa 45


Sustentabilidad

Por: Úrsula Werren de Bolaños / La Notita 6, junio de 2008 “Para que el hombre pueda llegar a respetar a la naturaleza debe sentir respeto por sí mismo, la familia, la comunidad, la patria, la humanidad.” Alfonso Reyes “Una sociedad sostenible será aquella en la cual en todos los aspectos de la vida personal y cívica sean compatibles con el desarrollo sostenible.” UNESCO 1997 Nos proponemos ofrecer a nuestros niños y jóvenes una educación que fomente el respeto a todas las formas de vida en la actualidad y para las generaciones futuras. Durante ocho sábados Julieta Taméz (Mamá Vivero de 6º grado), Miguel Bolaños W. (Subdirector de Servicios Generales) y yo, tuvimos la oportunidad de prepararnos en un curso impartido por maestros de FOMCEC (Fomento de Cultura Ecológica), aliados/as con el ITESM.

46 La Notita Conmemorativa


Las intenciones del curso fueron:

Reciclaje

• Comprender el concepto de Desarrollo Sostenible

• Recolectar pilas utilizadas en la Institución para su

y el papel de la educación para lograr una sociedad sostenible.

• Desarrollar acciones que contribuyan a encaminar a su comunidad hacia una sociedad sostenible.

• Ser agente multiplicador para que los valores de

respeto a la naturaleza, igualdad, libertad, tolerancia y responsabilidad sean el común denominador en nuestra comunidad”. Manual FOMCEC

Nos sensibilizamos, trabajando temas como biodiversidad, agua, aire, energía, residuos sólidos, consumo responsable, reforestación, huerto escolar, conservación y protección del ambiente. Al final del curso presentamos el proyecto de FORMUS, el cual resultó uno de los elegidos para el “Proyecto “Escuela Verde”. Para tener el impacto que deseamos en nuestra comunidad escolar, es necesario que las acciones abarquen a todos los sectores; padres de familia, alumnos y alumnas, maestras y maestros, personal administrativo y de servicio. El programa iniciará en agosto con el nuevo ciclo escolar.

correcto confinamiento.

• Implementar un programa de separación de residuos en las aulas.

• Recolectar botes de aluminio, pet y periódico y cinco acciones más.

Consumo responsable

• Utilizar hasta donde sea posible material biodegradable.

Estrategias de ahorro de energía eléctrica, agua, papel, etc.

• Revisión periódica de

conexiones de electricidad, de tubería de agua, gas y muchas estrategias más. Esperamos lograr un cambio de conciencia, de actitud, de hábitos, de compromisos y responsabilidades; en fin, una manera nueva de ver y sentir nuestro entorno natural.

Nuestro proyecto se divide en tres partes: Sensibilización:

• Equipar las áreas verdes (10;600m2) con carteles que recuerden a los adultos y a los niños el compromiso con la Tierra.

• Seguir incluyendo en nuestra revista “La Notita” artículos en la sección: “Abrazo la Tierra.”

• Aprovechar el currículum de todos los grados para promover la sensibilidad y la responsabilidad en el cuidado de nuestro entorno.

• Mantener como acciones relevantes los proyectos

Que todas las personas vivan libres en un ambiente equitativo, conviviendo en espacios compartidos y buscando la paz interior. En FORMUS aprendimos a trabajar y sentirlo así. Diana Páez, mamá de Pricila y Hannia Dávila Páez.

“Huerta”, “”Vivero”, “Jardín Botánico” y siete acciones más.

La Notita Conmemorativa 47


Una semilla para el futuro Por: Verónica Tapia, mamá colaboradora de vivero / La Notita 3, junio de 2007 Estoy muy contenta de compartir lo divertido, emotivo y enriquecedor que ha sido para mi participar en la clase de vivero con el grupo de 2ºA de primaria. Este fue mi primer año como mamá vivero y al principio no comprendía la importancia de esta experiencia. Todos estamos preocupados por la situación del medio ambiente y por lograr cambios significativos que frenen la contaminación y el calentamiento global que cada vez nos afectan con mayor fuerza.

Existen muchos esfuerzos para buscar el cambio; pero creo que el más efectivo es que nuestros niños “vivan” y se den cuenta de lo frágil pero noble que es la naturaleza, que la sientan como propia y que participen en la lucha para que una planta viva, y que una vez lograda la meta prueben sus frutos y reciban los beneficios que éstas nos dan. En las primeras clases de vivero, los niños tuvieron diferentes reacciones; una de ellas fue el sentimiento de “romper reglas” al preparar la tierra y trabajar con lodo y poder esuciarse; pero fue increíble cómo el gozo de hacerlo fue creciendo, así como el ánimo de iniciar el proyecto de siembra. Se sentía entre nosotros la esperanza de saber que “algo” pasaría. Hubo muchas preguntas e hipótesis sobre cuánto tardaría la planta en salir de la tierra, qué tamaño alcanzaría o si resitirían los diferentes climas. La mayoría de las preguntas ya han tenido respuestas, pero la verdad es que el mayor aprendizaje para todos fue que en la naturaleza no hay fórmulas y que aunque todos seguimos los mismos pasos y utilizamos los mismos materiales, los resultados fueron muy diferentes para cada uno.

tes etapas del ciclo de la vida y más de una vez sentimos la tristeza porro n Vive ió c que a algunas a r gu Reinau 2015 de nuestras ro Febre plantas les tocó morir antes, a pesar de que les dimos todos los cuidados neceEn cada clase compartimos la alegría del sarios. ¡Qué gran oportunidad de nacimiento de un “hijito” de la sábila de alguno de los compañeros, o aprendizaje! nos asombramos con el diente de ajo que apenas una semana antes habíamos plantado y que ahora se convirtió en una bella plantita, y más Estamos por terminar este año esde un amigo le puso nombre. Observamos que cada planta es diferente colar y me quedo con muchas cay celebramos que cada ser vivo en la naturaleza es único; no sólo en su ritas grabadas: caras de sorpresa, forma y color sino también en sus tiempos. Algunos niños por iniciatitristeza, alegría, impaciencia, enova propia llevaron una regla para medir los cambios en su planta cada jo, amor, pero nunca indiferencia, semana. lo cual me da mucha esperanza y la certeza de que esta clase debe También compartimos sugerencias con los que descubrían que ésta perdurar y ampliar su alcance cada no había crecido o se estaba secando! Vivimos en cada clase diferenaño. 48 La Notita Conmemorativa


Nuestro jardín botánico Por: Julieta Tamez / La Notita 4, marzo de 2007 En los alrededores del colegio, hemos sembrado muchos árboles y plantas a lo largo de los años. Ahora, unas dinámicas mamás nos ayudarán a clasificarlo. ¿Alguna vez has observado la cantidad de plantas diversas que tenemos en FORMUS?

Una de las cosas de las cuales podemos sentirnos orgullosos, es que tenemos un área verde en armonía con la naturaleza y en la que se ha respetado su vegetación nativa. Estamos conscientes de la importancia de enseñar a los alumnos a amar a la naturaleza, a respetarla y a conservarla. Este año comenzamos dentro de la clase de vivero, en los grupos de sexto grado, a darle orden y forma a estas áreas; la idea es convertirlas en un Jardín Botánico, cuya función es la preservación y conservación de la biodiversidad de nuestra zona. Este jardín, ya existe en nuestra escuela, puesto que tenemos una gran variedad de plantas en su mayoría nativas de la región. Lo que haremos ahora es clasificarlas, identificarlas y aprender a propagarlas. Este proceso requiere de mucha observación. Si las observas con atención descubrirás muchas formas y tipos de hojas, de flores y de frutos. Dentro de esas plantas tenemos algunas que son nativas: Anacua, Encino, Pirul, Retama, Palo Blanco, Cenizo, Lantana, etc.

También tenemos árboles introducidos que se han adaptado muy bien a nuestra región, como el árbol del Hule, Canelo japonés, algunas cactáceas y muy diversas plantas de ornato. Pronto todos aprenderemos a distinguirlas. A ti, papá y mamá, te invitamos a cultivar en tus hijos ese amor a nuestras plantas para contribuir a la conservación de nuestro planeta.

Importancia ecológica de la vegetación El valor que tienen las áreas verdes no puede medirse en unidades monetarias, sino en la calidad de vida que proporciona a las comunidades locales. Recordemos los beneficios ecológicos de la vegetación urbana.

Los árboles, arbustos y otros tipos de vegetación ayudan a contrarrestar el aumento de la temperatura ambiental, proporcionando sombra y frescura. • Proporcionan oxígeno al am-

biente. • Tienen una función rompevientos. • Reducen la contaminación del aire. • La cubierta vegetal evita el proceso de deser tificación. • Los árboles absorben los ruidos ocasionados por el tráfico excesivo en las ciudades. • Crean una atmósfera estética que ayuda al descanso y relajación.

La Notita Conmemorativa 49


¡Favor de no pisar a las lombrices! Por: Denisse Garza, maestra de 2ºB de jardín/ La Notita 3, junio de 2007 “…nosotros con mayor alegría compartimos nuestras lombrices y nuestros conocimientos”. En 2º de Jardín, tuvieron una experiencia muy húmeda, viscosa y fuera de lo común: descubrieron la forma de vida, hábitat y los beneficios de las lombrices. Durante nuestra investigación en la huerta, nos encontramos con un papá de 1ºA, quien cría lombrices de tierra; él nos platicó de los beneficios que brindan a las plantas para que crezcan grandes y bonitas, las oxigenen y les remuevan la tierra. También nos enseñó a criarlas en una pecera, nos trajo algunas y aprendimos lo siguiente: 1) Se alimentan con papel húmedo. 2) Se multiplican rápidamente. 3) Ponen pequeños huevos. 4) No les gusta que las toquen. 5) Hacen pipí de color amarillo y nos mancha las manos, pero no nos hace daño. 6) Si las tocan mucho, se mueren. 7) A las lombrices muertas se las comen las hormigas. 8) Siempre hay que lavarse las manos después de trabajar con ellas.

Después de tenerlas en el salón por varias semanas, decidimos llevarlas a nuestra parcela donde ya habíamos semprado acelgas y elotes, esto con la esperanza de que les ayudaran a crecer sanas y fuertes. Algunos amigos hicieron con sus dedos hoyos en la tierra, para que se pudieran meter. Después de colocarlas nos enfrentamos a varios problemas: • Teníamos que advertir a los amigos para que no las pisaran. • Teníamos muchas lombrices y podíamos compartirlas.

50 La Notita Conmemorativa

• Había que pedir permiso para ponerlas en las parcelas de los otros grupos.

• Teníamos que explicarles a los demás grupos los beneficios de tener las lobmrices en la huerta, y lo importante que es cuidarlas.

Los grupos acepatron gustosos y nosotros con mayor alegría compartimos nuestras lombrices y nuestros conocimientos. Como maestra me llenó de satisfacción el ver el interés y la motivación de los niños, así como sus caritas cuando se atrevían a tocar las lombrices. Me sorprendió la seguirdad y la convicción con la que se paraban frente a un grupo para exponer sus ideas, la preparación previa de la información, el que descubrieran en la escritura otra alternativa para expresarse. En fin, fue una experiencia muy enriquecedroa para todos.


El arte de convivir

Nuestra Constitución Por: Lucy Garza, Gaby Luna y Luisa Romo, maestras de 6º de primaria / La Notita 7, diciembre de 2008

S

i queremos funcionar, ¿en qué necesitamos ponernos de acuerdo? Los niños de 6to. nos modelan lo que como comunidad –salón, familia, empresa, sociedad- pudiéramos incorporar para funcionar mejor.

Proceso

Iniciamos el ciclo escolar conociéndonos, compartiendo sobre nuestras familias y nuestros intereses. Posteriormente, platicamos y reflexionamos sobre la forma de trabajo y la forma de relacionarnos en el salón de clases. Así fue como retomamos la idea de tener una constitución en el salón, en la que pudiéramos plasmar todas nuestras ideas y acuerdos. Surgieron muchas interrogantes: ¿qué creen que debamos hacer primero? ¿en qué necesitamos ponernos de acuerdo? ¿por qué? ¿para qué nos sirven los acuerdos y las reglas? ¿cuál es la diferencia entre un acuerdo y una regla? ¿tenemos derechos y obligaciones? ¿cuáles son? Todo esto dio inicio a la elaboración de nuestra Constitución, proceso que duró aproximadamente dos semanas y que quedó conformada por reglas, acuerdos, derechos, obligaciones, procedimientos y consecuencias lógicas aplicables en caso de no acatarse una regla o acuerdo.

Ideas de los niños

Todos los niños participaron en la elaboración de la Constitución a través de diversas formas, como lluvia de ideas, trabajo en equipo, trabajo grupal, reflexiones independientes y tareas. Algunas ideas de los niños fueron prácticas, como ponernos de acuerdo en la cantidad de veces de ir al baño durante el día y la forma de participar (levantando la mano). Otras en cambio, aludían a aspectos complejos de la realidad sociomoral como la forma de hablarnos y pedirnso las cosas unos a otros, “con respeto y sin arrebatar”. En cuanto a derechos y obligaciones, los chicos reflexionaron y escribieron todos los derechos que tienen como alumnos FORMUS: tomar el refrigerio a su hora, poder participar y dar opiniones, ir al baño, etc. Asimismo, reflexionaron y escribieron las responsabilidades que conllevan esos derechos: limpiar su mesa después de comer, participar en orden levantando la mano, respetarse al hablar, etc.

¿Para qué nos sirve una constitución?

La Constitución es un documento muy valioso que sirve como base para trabajar armónicamente en el salón.

Ayuda al buen comportamiento y al aprovechamiento del aprendizaje. Las reglas, acuerdos, derechos, responsabilidades y consecuencias escritas ahí son los límites que nuestros alumnos necesitan para trabajar y sentirse seguros. Finalmente, por ser un documento en donde las ideas de todos están representadas, promueve la justicia y la paz, valores universales que debemos promover siempre. La Notita Conmemorativa 51


Tenemos que poner límites, los niños y adolescentes los necesitan y tarde o temprano nos daremos cuenta que no saber decir NO tiene altos costos.

Por: Patricia Serrano / La Notita 7, diciembre de 2008 Estas ideas pertenecen al libro de “Familias Valiosas. Ideas para fortalecer los valores entre padres e hijos” de Alicia Molina y Aliza Chelminsky. Ser padre es una oportunidad de crecer con nuestros hijos(as) porque continuamente nos exigen congruencia y nos confrontan. Para encontrar el punto medio en el llamado efecto péndulo que se abre entre coartar y ser permisivo, es necesario que se den las siguientes condiciones:

• Que exista una autoridad que se respete y sea respetada.

• Que se valore la disciplina •

como una herramienta que aporte claridad y certidumbre. Que no se proteja a los hijos de las consecuencias de sus propios actos.

Sí es sí y no es no La disciplina comienza cuando el SÍ es SÍ y el NO es NO y cuando cada una de estas palabras tiene su propio peso. 52 La Notita Conmemorativa

En general los seres humanos cumplimos con las leyes que nos son fáciles y creemos que no podemos evitar la corrupción, pero debemos comenzar con no romper las leyes de nuestro hogar. Es a través de nuestro ejemplo como el niño y el adolescente reafirman sus valores, al tiempo que nosotros nos volvemos personas más íntegras.

Es necesario que los padres nos cuestionemos sobre qué podemos hacer a nivel familiar para que cuando nuestros hijos salgan al mundo, tal vez más difícil, puedan poner un alto a lo que no les conviene. Por ello es importante hacer entre todos un código familiar, y evidentemente, para que resulte, es necesario ponerse de acuerdo como padres y ambos ser congruentes. A veces pensamos que los pequeños actos son poca cosa, más la honestidad y la corrupción son semillas que se siembran y crecen lo mismo en las pequeñas acciones que en los grandes fraudes.

Ser siempre llamado por mi nombre me hace sentir valioso, importante”; esto parece leerse en la mirada de cada persona que acude a esta escuela: Desde los pequeños que llegan a maternal, hasta los intensos adolescentes de la secundaria; así como padres de familia, invitados externos y todas las personas que desempeñamos diferentes funciones. Gracias por este pequeño gran detalle! ¡Es mi sueño que esto perdure! Elsa Grajeda, mamá de Álex, Tatiana y Paulina Elías Grajeda


¿Libertad con responsabilidad o responsabilidad con libertad? Por: Úrsula Werren de Bolaños / La Notita 7, diciembre de 2008

Te invito a escuchar con atención el eco

establecerse entre los dos y los seis años. En consecuencia tienen dificultad para cumplir con sus tareas en el salón y en casa, ponerse en los zapatos de los demás y participar en aquellas actividades que requieren su colaboración. Su tolerancia a la frustración es baja e insisten en satisfacer sus demandas sin tardanza. En otras palabras: no son felices. El exceso de obligaciones y responsabilidades disminuye la creatividad; la libertad sin responsabilidad no sólo es estéril, sino también nos daña a nosotros y a los demás. En cambio, el equilibrio y la sana relación de interdependencia entre ambas, nos lleva a una vida fructífera para nosotros mismos y para nuestra comunidad.

dentro de ti al pronunciar con voz alta nuestro lema institucional, invirtiendo el orden de los conceptos. ¿Responsabilidad con libertad? El efecto me sorprende y me reta. Cada vez que interactúo con niños, cuando escucho a padres y madres de familia, cuando intercambiamos ideas y comentarios entre compañeros y compañeras de trabajo, advierto la importancia que tiene el mantener el equilibrio entre ambas perspectivas. Me doy cuenta que ninguno de los dos conceptos se sostiene sin el otro; ambos, para ser guía o lema, tienen que mantenerse en un movimiento dinámico y buscar el equilibro. La responsabilidad sin la libertad limita la vida a obligaciones y deberes, restringe la capacidad de tomar decisiones autónomas y creativas; no permite la entrada a la chispa, lo lúdico, la alegría, la ocurrencia, la búsqueda de lo nuevo, la visión para las oportunidades, la apertura al cambio. En las aulas, encontramos muy pocos niños o niñas que manifiestan haber sido educados en un ambiente de responsabilidad excesiva. En nuestra sociedad el péndulo se ha movido en la dirección de una libertad gratuita. Observamos cada vez más niños y niñas que se acostumbraron a vivir en libertad, sin saber usarla todavía responsablemente. Les cuesta trabajo respetar los límites razonablemente establecidos y no saben obedecer cuando es necesario. No han aprendido a reconocer la autoridad legítima en sus padres y maestros, un proceso que debe

En mi familia hay reglas Por: Mónica Hernández, Ángeles Vargas e Imelda Rodríguez, maestras de 4°grado de primaria / La Notita 12, noviembre de 2010 Cuando hay reglas no hay discusiones y problemas en la casa o en la escuela. Preguntamos a los alumnos y alumnas de cuarto año si en su familia hay reglas y acuerdos. Nos enteramos que las hay en todos los hogares. Pero lo que realmente nos sorprendió fue que ellos las relacionan no con el “deber”, con una imposición, sino como un medio para lograr un mayor bienestar para ellos mismos y para los demás miembros de la familia. Les compartimos algunas muestras de la gran riqueza de reportes que ellos nos entregaron. En casa no pegamos a los invitados ni lastimamos a nadie. Y tenemos un horario para ver la TV y todos gozamos y la vemos felices de la vida”. Pato Luis 4º C

La Notita Conmemorativa 53


“En mi familia nadie puede decir maldiciones y eso nos ayuda a no ser groseros”. Pato Guerrero 4º C “En mi casa y en mi familia hay cinco mascotas, pero mi hermano y yo nos peleamos por darles de comer. Entonces mi mamá hizo un horario para que sea más fácil y eso nos beneficia a todos”. Nina Schmidt 4º C “Cuando mi hermano empezó a leer no sabía leer en la mente y siempre nos peleamos porque a mí no me dejaba leer. Él apenas había entrado a la Primaria y yo le dejé que leyera 10 minutos. Cuando él terminaba se iba a bañar mientras que yo leía y después me quedaba leyendo 1 hora más mientras que él escuchaba un cuento que leía mi mamá. Así ya no peleamos. Ya le están enseñando a leer en la mente y ya pronto no voy a tener que hacer esta regla”. Lucy Schaffino 4º C “Cuando era viernes yo llegaba de la escuela, comía y me ponía a jugar y hacía las tareas los sábados o los domingos. Un día, mi hermano y yo nos íbamos a quedar a dormir, pero no pudimos porque teníamos que hacer la tarea. Ahora hacemos la tarea el viernes y tenemos dos días libres”. Naty Garza 4º C “No jugamos brusco mi hermano y yo y eso nos beneficia a no salir lastimados y a no vengarse y a tener una mejor convivencia”. Lidia Garza 4º C “Una regla que ha ayudado a toda la familia es la obediencia, haciendo todos los deberes de la casa. Cuando me piden algo lo hago con obediencia”. Andrés Castañón 4º C “La regla que más beneficia a mí y a mi familia es hacer caso a mis papás. Así hay orden en la casa y mis papás nos hacen de comer”. Emilio Benítez 4º C “La regla que más cumplo es ayudarle a mi mamá a cuidar a mi hermano de 2 años”. Mauricio Quijano 4ºA “Cuando me baño me beneficio: no huelo feo y cuando respeto a los demás tengo más amistades”. Paulina Elías 4º A 54 La Notita Conmemorativa

Lejos de las espantosas equis Fue completamente espontáneo, desde lo hondo y sin mediar nada, salió la expresión de que, en el hipotético caso de que Santiago hiciera esto o aquello, yo le daría una espantosa equis... -¿Y qué es una espantosa equis, mamá?, me paró en seco. Me sonreí, reparé y agradecí que él no haya experimentado hasta hoy las indeseables equis, ni a sus hermanas, las famosas estrellitas, como lapidarias sentencias de su aprendizaje, y más, como medida de valía, como calificación del ser. Acto seguido, experimenté un profundo agradecimiento por la compañía cercana y respetuosa de todas y todos los maestros que han iniciado a Santiago en el mundo de los procedimientos, las letras, los números, las reglas, los acuerdos, los experimentos, las fracciones, los proyectos y las puestas en común. Agradecí su ignorancia de los premios y los castigos, de los cuadros de honor y las medallas al saber. Qué bien que el error no sea motivo de vergüenza, ni el acierto de artificiosos aplausos; qué maravilla que el foco esté en descubrir, en querer saber. Por elección personal y también por trabajo me ha tocado experimentar y acompañar a otros a mudar de piel para sacudirnos las etiquetas que acompañaron las estrellas y las equis en nuestra niñez, distorsionando el increíble potencial que cada uno y cada una atesoramos; sustituyendo nuestra natural confianza por miedo. Miedo a ser vistos o no serlo; a ser devorados o a ser aislados; a recibir regaños o a perder privilegios; miedo a expresar, a cuestionar, a saber o a ignorar... Cuando entro a un salón a leer un cuento o en una deliciosa mañana de trabajo, lo último que me reflejan esas caritas diversas es miedo. No hay frentes con estrellas, ni espantosas equis en las libretas. Hay en cambio, niñas y niños con gozo, que van creciendo con el gozo y la avidez de quien confía en sí mismo y en el entorno que le rodea, y esa es una fabulosa noticia para las mujeres y los hombres que algún día serán. A mi FORMUS me infunde esperanza, más aún en un entorno tan deshumanizante y deshumanizado como el que nos toca vivir, y con frecuencia me veo celebrando esas pequeñas y grandes cosas que hacen a esta comunidad educativa tan especial, singular y entrañable. Ariadna Ramírez Garagorri, mamá de Andrés y Santiago Rodulfo Ramírez


Andrés Bolaños Werren / La Notita 19, abril de 2014

M

ientras camina por la calle, Fabricia observa a una señora que mientras espera su taxi, sin darse cuenta deja caer un billete. El viento arrastra el billete hacia la joven, quien lo recoge. Son 200 pesos, que bien valen una comida con su novio Rolo o para por fin pagar una apuesta que le dejó su afición al Barcelona. Fabricia se pregunta si devolver el billete. Algunas ideas pasan por su cabeza: “mejor no lo devuelvo, si al cabo se ve que a la señora le sobra la lana y además nadie vio”. Sus dedos comienzan a envolver el billete para que quede bien escondido en su mano, cuando nuevos pensamientos surgen:

“¿y si los 200 son para pagar el taxi y cuando llegue a su casa se mete en un problemón con el taxista?... ¿y si hay cámara escondida y mañana salgo en un programa de esos de bromas y hago tremendo ridículo?”

Durante los últimos 70 años, Piaget, Kohlberg (y muchos otros estudiosos del tema de razonamiento moral) encontraron que las personas, niños, jóvenes y adultos, pasamos por diferentes etapas en la manera en que pensamos cuando tomamos una decisión moral (como devolver un billete o comprar una película pirata o “clon”, para darle más categoría al término).

La historia del billete de 200 pesos o cómo piensan moralmente los alumnos FORMUS En una etapa inicial, correspondiente a los primeros años de la infancia, tomamos decisiones morales o hacemos cosas buenas para recibir un premio o evitar un castigo. Como por ejemplo, “no le pego a mi hermanito porque me castigan la tele tres días”. En una segunda etapa, que normalmente se presenta de los 8 años en adelante, lo bueno o moral depende de lo que otros hacen u opinan. Así, el razonamiento para comprar DVD clonados es “porque todo mundo lo hace” o no comprarlos porque “que vergüenza”, como aquel spot publicitario en donde la niña confiesa que en su familia se compran películas pirata y todas las comadres se le quedan viendo a la mamá en cuestión con cara de “uff, que naca”, mientras ella se muere de la vergüenza. En la adolescencia

estamos capacitados intelectualmente para razonar en los niveles más altos de moralidad. En esta etapa, las decisiones morales responden a principios internalizados: hacemos lo bueno no por miedo al castigo terrenal o divino, o por evitar la vergüenza de que me cachen o por recibir el reconocimiento de la “raza” o de mi gurú espiritual (sacerdote, pastor o rabino). Decido lo bueno porque creo que la confianza es esencial en una relación, o porque creo que la democracia es un mejor camino, o la justicia lleva a la paz.

¿Y qué con FORMUS? Simple. La misión de FORMUS es promover el desarrollo la autonomía moral e intelectual de nuestros alumnos y alumnas, que pensándolo bien es, --como dice mi compadre--, una LT, es decir Labor Titánica. En otras palabras, cada día necesitamos ofrecer una educación que lleve al alumno a tomar decisiones morales basados en principios internalizados; una especie de “pienso en hacer lo correcto porque es lo mejor para mí y los demás”.

Que el espíritu de amor y respeto que habita en FORMUS, continúe por siempre tocando el alma de los niños para que descubran sus mayores talentos y así, día a día, entre regletas y geo planos, pastorelas y encuentros musicales, juegos y amigos, cada uno construya su mejor versión para compartirla con la comunidad. Con mucho cariño, Familia Arratia Velarde.

La Notita Conmemorativa 55


Úrsula Werren de Bolaños / La Notita 5, abril de 2008 “La seguridad de que van a ser escuchados sin crítica y sin regaño.” Fueron los niños y las niñas que nombraron a mi oficina “Casita Blanca”, simplemente por su apariencia. Es fácil de encontrarla, ya que se encuentra entre la Primaria Menor y la Mayor, rodeada de flores, arbustos y árboles. Parece que el jardín invade también la oficina, ya que hay belenes, listones, un clavel africano, y otras plantas que buscan la luz que entra por las ventanas. En la mesa de centro se pueden encontrar piedras, conchas, un Jardín Zen y un péndulo que, cuando está en movimiento, dibuja hermosos óvalos sobrepuestos en la arena. En las paredes hay fotografías de niños de muchos países. También hay dibujos y textos que alguien ha puesto ahí para no olvidar un momento valioso de encuentro. Todo lo que hay en la Casita Blanca tiene un significado, expresa algo: un momento compartido, una plática inolvidable, interacciones que quiero retener, instantes de vida, ya sean luminosos o difíciles, que de alguna manera nos marcaron. Con un símbolo visible recupero el momento y lo vuelvo a vivir. El lugar quiere inspirar confianza e invitar a los que entran, a abrirse y compartir lo que hay adentro de cada quien y desea ser descubierto, ser expresado.

Una de las experiencias que me llama mucho la atención, es ver a los niños y a las niñas tomar conciencia de sus propios procesos y encontrar recursos y soluciones, cuando logran expresar con claridad y honestidad sus problemas. La condición para que se animen a expresar, es el clima de confianza,

56 La Notita Conmemorativa

la seguridad de que van a ser escuchados sin crítica y sin regaño, y de que el adulto confía en su capacidad de encontrar soluciones. Por supuesto, los niños menores de seis años, necesitan más orientación de parte del adulto. Recuerdo a Teresita, de siete años, cuando toma conciencia de que alguien se está aprovechando de ella, y relata el incidente que acaba de pasar para expresar sus sentimientos de impotencia y desesperanza. - “¡Y no te gusta sentirte así, Teresita! ¿Se te ocurre algo que podrías hacer, para que no vuelva a ocurrir?” - “Podría pedir ayuda a la maestra.” - “Me parece muy bien. Y qué más.” - “Podría pedir ayuda a una compañera o un compañero.” – “Buena idea. ¿Y qué más?” - “Podría levantar la mano y gritar: ¡no quiero que me quites mis cosas”. – “¿Podrías mostrar cómo lo harías?” Teresita ensaya varias veces y sale de la “Casita” confiada y segura que ella es dueña de su vida. Saúl, de ocho años, se enojó… perdió la cabeza; empujó y tumbó a su amigo Lalo. Viene y relata con detalle todo el suceso, sin culpar a nadie y lamentándose de su acción impulsiva, al ver el moretón en la pierna de Lalo. Reflexiona y dice: -“No quería lastimar a Lalo, es mi amigo. Pero a cada rato me enojo y me pasan estas cosas.” – “¿Crees que puedes hacer algo para que no te gane el enojo y lastimes a alguien?


-“Pues…podría pedir permiso de ir a tomar agua o ir al baño.” – “¿Crees que con eso ya no necesitarías pegarle a alguien?” -“Iría corriendo y regresaría corriendo y así ya no me acordaría del enojo. Tal vez lloraría y gritaría en el baño. Además podría hablar con la maestra o un amigo.” – “¿Y…algo más?” - “Voy a probar si eso me ayuda. Si no, pensaría en algo más”. La expresión verbal, es decir, clarificar sus propios pensamientos y sentimientos, resulta difícil para algunos niños, especialmente cuando no han tenido la oportunidad de practicarlo. Muchos niños, sobre todo cuando la emoción es muy fuerte, son más asertivos al dibujar lo que les causa tristeza, miedo, ira o frustración. Generalmente, pueden -observando su dibujo después de un tiempo de descanso- expresar verbalmente lo que dibujaron. Si no desean traducirlo en palabras, respetamos su silencio. Es probable que nos busque espontáneamente, si mantenemos la paciencia y nuestra disposición de escucha. Para mí, la Casita Blanca ha sido un espacio de muchas experiencias inolvidables y de aprendizajes de gran valor. Aprovecho para dar las gracias a todos y a todas, chicos y grandes, que han compartido en algún momento sus pensamientos y sentimientos. Estoy segura que en algo nos ha cambiado nuestro encuentro, visión y perspectiva de nuestra relación y de nuestra existencia.

all around. Bullying is one of the most common problems in schools. It is seen when a person hurts or threatens others repeatedly. Students are afraid to go to school, and when they get there, they´re afraid of going to recess. Strangely enough school should be a place where a child can feel safe, but the adults that are around sometimes don´t even know that the problem exists. Kids often feel ignored, and when this situation presents itself, they tend not to tell anyone, especially an adult (teachers or parents). This problem brings serious consequences to a child’s life, sometimes even dictating how it’s going to be lived. That’s why teachers and students have to look out, reach out, and take out this problem.

But does this problem happen in our school? In an effort to create awareness and deal with this problem, some kids from 5th grade went out and asked their fellow students if they´ve ever been in this situation and/or how they feel about it? Hopefully this will help us learn and know that the problem exist and give us tools to take actions against bullying.

The Bullying Project:

By: Fatima, Gerardo and Agustin. We interviewed almost all the school about bullying. In these interviews we realized that bullying (these are the things that the kids said) “started off as a game and finished fighting”. We also realize that there are bullies in our school. Bullying can be really dangerous, kids commit suicide because of bullying. Bullies abuse other children in three different ways;

Time to act

• Verbal • Physical • Emotional

By Teacher Roberto Rodríguez / La Notita 16, mayo de 2012

Interviews:

“When another person makes you suffer, it is because he suffers deeply within himself, and his suffering is spilling over. He does not need punishment; he needs help. That’s the message he is sending.” Thich Nhat Hanh In almost every school in the world this situation presents itself, causing fear, grief, and anxiety in students

We interviewed a lot of kids from each classroom and many kids said that they have been bullied. We liked very much that kids were sincere with us when we asked them if they have been a bully or have been bullied. We liked that they told us that if they saw someone bullying a classmate they would defend him, some other kids said that if they saw that a bully was doing something to someone else, they would run away and scream HELP!!!!!. La Notita Conmemorativa 57


In the interviews we found out that kids are bullied because they are new in the school, because of the way they look, or because they have no friends. We also found out that this situation makes kids feel sad, angry and many times guilty. Some of the solutions that kids expressed were to tell a trusted adult (parents and teachers), as well as to ask the bully to stop teasing because it makes the person feel uncomfortable. We think that bullying must be stopped in schools everywhere in the world.

If you want to be a real friend don’t be a bully.

Dibujando sonrisas Por alumnos de Secundaria / La Notita 5, abril de 2008 En la Navidad pasada, los muchachos de Secundaria aceptaron la invitación de Sylvia González para “dibujar sonrisas” y se unieron a la campaña “Apadrina a

un niño”.

De lo que para ellos significó esta experiencia, éstos son algunos testimonios: Primero, el nombre me llamó la atención; luego pensé, yo soy muy afortunado en tener cosas que yo quiero pero que no necesito y sé que no soy el único. Me sentí un poco mal y quise dar tan siquiera un poco de mi fortuna para que otra persona se sintiera bien. Fue una experiencia interesante, pues no recuerdo haberlo hecho antes. Rubén R. Maciel Uresti 1° A En esta Navidad tuve la oportunidad de compartir lo que tengo con los niños que viven en las comunidades marginadas. Me dio gusto ver, en el video, lo felices que se ponían en las Navidades pasadas cuando recibían su regalo. Me motivó mucho escuchar que algunos de ellos pedían en esta Navidad un regalo que no era para ellos sino para sus hermanitos.

Judith N. Rodríguez Garza 2° B 58 La Notita Conmemorativa

Cuando nos explicaron en qué consistía el proyecto de “Apadrina un Niño”, a mí me pareció una muy buena idea, como todas las otras en que hemos participado. Pero, después de ver el video y las fotos de la entrega de regalos que se hizo el año pasado a los niños, al ver las condiciones en las que vivían y cómo a pesar de eso se mostraban felices con su carita iluminada al ver sus regalos, yo no pude evitar que se me salieran las lágrimas. Después de haber hecho a un niño feliz en Navidad, me siento muy bien y siento que he regresado algo, aunque sea un poco, de todo lo que tengo. Andrea P. Maraboto Escarria 2° A Cuando a mí me dijeron de esta campaña, pensé que sería como cualquier otra en la que te piden juguetes o dinero, lo das y después ya no sabes lo que pasó; piensas que les llegaron a los niños, que todo salió bien, que hiciste una buena obra y continúas con tu vida. Pero después, la organizadora de “Apadrina un Niño” nos comenzó a platicar de cómo sería el proceso, me di cuenta que sería diferente, que me involucraría más. Me dijeron que además de comprar los juguetes, tendría la oportunidad de participar en otras actividades del proyecto, no lo dudé y dije sí. En verdad estoy muy contenta de haberlo hecho, no pensé que pudiéramos ayudar tanto como lo hicimos. Me di

cuenta que poniendo cada uno nuestro granito de arena, realmente podemos conseguir algo muy grande.

Las otras actividades del proyecto en las que participé fueron acomodar los regalos de toda la escuela e ir al centro donde recibíamos los regalos, no sólo todos los de Monterrey, sino también de otras ciudades. Además a mí me tocó la lista general de los regalos, en la que anotaba todos los juguetes que llegaban de todas partes, lo que me permitió darme cuenta de la magnitud de este proyecto, hablamos de más de 3,500 juguetes, más de 3,000 niños de escasos recursos recibiendo lo que habían pedido para Navidad gracias a nuestro esfuerzo, ¡el de todos! El ver tantos regalos e imaginarme a los niños recibiéndolos, verdaderamente me hizo sentir muy gratificada y contenta de haber podido ayudar. Si tuviera la oportunidad de volverlo a hacer, sin duda lo haría, se siente uno muy bien y todo el esfuerzo vale la pena.

Andrea C. Lozano Ortiz 3° B


México Por: Silvino Jaramillo / Notita 1 del año 1999 El nombre de México resuena en todas partes por los éxitos obtenidos en Francia por los jugadores mexicanos de fútbol. México en las gargantas de los aficionados presentes en los estadios gálicos: México en los gritos eufóricos de los millones de aficionados atentos a las pantallas de televisión; México en las exclamaciones de los aficionados con los oídos puestos en la radio. El nombre de México en todas partes gracias a la participación de la Selección Nacional en el Campeonato Mundial de Futbol “Francia 98”. Pero México no es sólo el grito enorgullecido por el triunfo de algún connacional; México es también el espíritu que nos identifica con la tierra que nos vio nacer o hemos adoptado como nuestra; México es todo lo que el mexicano ha creado en torno a sí mismo como un sello distintivo que lo distingue de los demás seres humanos. México es la canción infantil que, dentro de su ingenuidad literario-musical, va abriendo caminos al niño para ir moldeando su inteligencia o sus sentimienots. México es la ronda o el juego infantil que colabora a establecer lazos de convivencia entre los niños para ir afinando su sentido de solidaridad. México en el trabalenguas como instrumento para unir la palabra a la inteligenia en un ejercicio lúdico de comunicación niña. México en la adivinanza conformada con elementos de un objeto como un enigma que atrapa la atención infantil y lo va acostumbrando al éxito y al fracaso. México en sus jugetes artesanales que unen generaciones en el niño de hoy que revive al niño de ayer con el que no existen diferencias. México en el trompo; México en la matatena. México que se va prendiendo en el niño que los redescubre y los hace nuevamente suyos, México en la cuerda que poco a poco va dando agilidad a las niñas en su salto. México en sus danzas folklóricas. México en su música tan inconfundible. México en sus canciones que son el reflejo de toda la gama de sentimientos del corazón mexicano. Este es el México que vivieron los niños de FORMUS en su espectáculo del Auidotorio San Pedro, el lunes anterior.

Quisiera desearle a la escuela que le ayude a los niños y a sus papás a comprender que lo más importante en la vida no es una buena calificación o un título especial, sino el saberse y experimentarse amados y aceptados tal y como somos. Arturo Garza, exalumno 1a. generación FORMUS, desde la Universidad Gregoriana de Roma.

La Notita Conmemorativa 59


Los primeros pasos del ciudadano Por: Úrsula Werren de Bolaños / La Notita 13, marzo de 2011

Acompañar a nuestros niños y jóvenes en el largo camino hacia la meta de ser ciudadanos del mundo, comprometidos por el bien de los demás, es una gran aventura y una enorme responsabilidad. Desde la Casita Blanca quiero ofrecer algunas pistas que espero sean útiles para los lectores y las lectoras que desean ir este camino a lado de sus hijos. Para iniciar les cuento que Zoltan Koday, famoso educador musical húngaro, (1882–1867) respondiendo a la pregunta sobre cuándo inicia la educación musical, dijo: “Inicia cuando nace la mamá del niño”. Una mamá y un papá educados musicalmente serán los mejores promotores de la educación musical de su hijo. Lo mismo se aplica a la educación cívica.

El bebé amado incondicionalmente,

cuyas necesidades vitales están satisfechas: ser alimentado, arrullado, abrazado, en comunicación afectiva y sensorial estrecha, aprende a tener una sana dependencia de sus padres. Le transmitimos lo que nosotros también hemos recibido y lo damos de manera amorosa, consciente e intencional.

60 La Notita Conmemorativa

Esta experiencia de seguridad física y emocional le ayudará convertirse poco a poco en una persona con una autoimagen positiva y una autoestima sana. Así inicia de manera afortunada el camino hacia la madurez social.

En una segunda etapa,

a partir de los 18 meses, el niño se dedica a explorar incansablemente y a descubrir con entusiasmo las características y propiedades de su ambiente. Además se descubre a sí mismo como actor que intenta transformar a su gusto y su voluntad lo que le rodea. Es tiempo de desarrollar una fuerte autoafirmación y una gran confianza en las relaciones con los demás. Todo lo que le gusta es suyo, todo lo que desea le pertenece. Pero es también tiempo de descubrir una nueva realidad: hay límites, existe la palabra “no”, hay una organización en la familia, hay un lugar y un tiempo para cada cosa y una manera de interactuar con los demás. El niño va descubriendo al adulto como autoridad amorosa y firme y él aprende a adaptarse a esta nueva relación.

Entre los 3 y los 6 años,

junto con la intensa acti vidad exploradora del entorno y el uso cada vez más complejo del lenguaje, aprende a aceptar límites y

seguir instrucciones y reglas que están relacionadas con la seguridad física y el respeto de los demás. Aprende a colaborar guardando sus juguetes, a comer con cuchara y junto con la familia, aprende a quitase las calcetas y ponerlas en el cesto de la ropa sucia, y a interactuar con los demás con respeto, sin usar la violencia. Va formando par te

del primer grupo social y de sus valores, de la familia. Aprende lo que es “bueno” o “malo”, lo que le hace bien o le hace daño. El adulto, consciente de su responsabilidad de ser autoridad amorosa y firme, le anima por un lado descubrir su mundo y por otro lado le pone los límites necesarios, proporcionando así amor, orientación y seguridad. Su yo egocéntrico poco a poco se va transformando en un yo social. El

gran

descubrimiento

entre los 7 y los 11 años

es el formar parte de una comunidad más allá de la


familia: pertenezco a mi grupo escolar. La equidad y la justicia, todavía inflexibles (ojo por ojo), rigen su pensamiento, sus decisiones, sus relaciones y sus acciones. Justo es: para todos lo mismo, siempre con una pequeña ventaja para mí. El adulto deja de ser la autoridad todopoderosa, omnipresente y omnisapiente. El niño, la niña, se descubren como personas pensantes, diferentes a los demás, con sus propias opiniones. El adulto como autoridad, cede algo de su poder a favor de la autonomía del niño (autonomía entendida como: saber tomar decisiones responsables para sí mismo y para los demás). La libertad se gana y se conquista siendo responsable. La autonomía interna y el pensamiento moral se van fortaleciendo. Ahora la tarea consiste en aprender a llegar a acuerdos, con los compañeros y los adultos. El acuerdo grupal toma el lugar de la autoridad externa. Pero también el reto grande es crecer en el camino de la solidaridad, la comprensión y la compasión, más allá de la justicia, usando con mayor madurez la empatía, la capacidad de ponerse en los zapatos de los demás.

En la adolescencia, de los 12 años en adelante,

entra en juego y en conflicto la consciencia moral interna, ya muy elaborada y fortalecida, con la necesidad imperiosa de pertenecer al grupo social y por lo tanto, la tendencia de seguir “sus reglas”. Es también la edad de descubrir la fidelidad y solidaridad a toda prueba con los amigos que pertenecen al grupo social de la propia elección. La presencia y cercanía del adulto como autoridad, como modelo con credibilidad moral, y con confianza en la capacidad de autodeterminación es de enorme importancia y le ofrece la seguridad necesaria al joven.

La meta de la educación es la autonomía de la persona. Pasando por la identificación, la solidaridad y el compromiso con el grupo de elección personal en la adolescencia, va llegando al ideal, convirtiéndose en Ciudadano del Mundo que acoge los Derechos Universales, deja atrás todos los prejuicios, trabaja y se compromete a favor del Bien Universal que tenemos todos en común. Para llegar, desde el egocentrismo a la generosidad y compasión más amplia y profunda, no podemos saltar ningún escalón. Cada uno tiene su valor y el niño tiene derecho de recibir apoyo y respeto al tiempo necesario para estar listo y poder crecer hacia la siguiente etapa. Así que sólo me queda desearles: ¡Buen viaje!

Hoy después de 10 años de conocer, vivir y aprender junto con FORMUS recordamos desde la primera entrevista que tuvimos para aplicar a la admisión y nuestra disposición a desaprender cómo habíamos sido educados para adoptar un nuevo modelo educativo: el constructivismo de FORMUS. Nos unimos a la felicitación como familia de una historia que comenzó en el corazón de Úrsula Werren y que después de todos estos años nos ha abrazado a quienes formamos parte de esta cultura de aceptación, inclusión, solidaridad, escucha, individualidad, colaboración, y sobre todo amor por una vida digna, justa, libre y responsable, coherente con su lema de “Libertad con responsabilidad”. FORMUS nos ha acompañado como familia diariamente, haciendo realidad la frase en esa junta de nuevo ingreso:”Nuestros niños vienen no porque tienen que venir a aprender sino porque les GUSTA aprender”, y así ha sido estos 10 años, cuando las faltas de nuestros hijos han sido contadas por una enfermedad o por una causa de fuerza mayor; cuando llegan felices compartiendo lo que ese día aprendieron o cuando comparten sus reflexiones de qué hacer para cambiar algo que no les gusta con la confianza de que como familia contamos con la escuela, como una verdadera amiga que nos apoyará en lo necesario; cuando ante una adversidad como familia podemos hablar en sentimientos, escuchar y encontrar una solución entre todos; cuando al hacer viajes, vivir las academias y compartir partidos o recitales nos hacemos amigos de otras familias y conocemos a nuestra comunidad. A nosotros nos han tocado 10 años de los 40 que cumplen y han sido años maravillosos. Seguros estamos de que esto apenas es el inicio de otros 40 donde nuestra ciudad y país se verá aún más enriquecido por una comunidad e institución como la de FORMUS. Si FORMUS fuera una persona como tú o yo, además de cantarle las mañanitas y agradecerle le diríamos: disfruta el esfuerzo, goza los logros, ábrete a los cambios para seguir creciendo y aprendiendo y continúa amando lo que haces, para ser la mejor institución que puedes llegar a ser. Estamos convencidos que tu legado realmente transforma el mundo en un mundo mejor.

Jaime y Brenda papás de Julieta y Jaime Olivas Jiménez

La Notita Conmemorativa 61


Proyectos que nos impuslan Por: Úrsula Werren de Bolaños / Marzo de 2015 En este año de celebración, junto con muchas otras sorpresas, apareció inesperadamente como gran REGALO, Ashoka. Hace unos meses no conocíamos ni el nombre, ni su significado. Hoy, después de pasar por un proceso en el que Ashoka conoció nuestro modelo y práctica educativa, nos integramos a esta sorprendente organización.

Así, formamos parte de un esfuerzo internacional que agrupa a empresas, universidades y escuelas en 84 países alrededor del mundo que buscan la transformación por medio de la empatía, compartiendo todos la aspiración por “crear un mundo donde todos los niños y jóvenes sean líderes empáticos, capaces de trabajar en equipos para solucionar problemas y conducir el cambio para el bien de todos.” Sólo hace algunos meses, en octubre del 2014, llegó un correo con una invitación que captó nuestro interés inmediatamente. Ante nuestra respuesta afirmativa, recibimos a las pocas semanas a representantes de Ashoka. En su visita a Formus, observaron y entrevistaron a un grupo diverso y numeroso de alumnos, maestros, padres de familia y directivos. Compartimos con ellos nuestra historia y el proyecto educativo. Hablamos de nuestra capacidad innovadora, de la vocación hacia el enfoque colaborativo y de nuestro entusiasmo por compartir y aprender unos de otros. Describimos la manera de cómo nos relacionamos, nos comunicamos y nos compartimos unos con otros hacia el interior y hacia el exterior. 62 La Notita Conmemorativa

Después de su visita, nos hicieron llegar su resolución, la cual se transcribe textualmente:

“Nos llena de emoción compartir con ustedes estos resultados e invitarlos a formar parte de la Red de Escuelas Transformadoras-Empatía de Ashoka. Reconocemos el gran liderazgo y compromiso de sus directivos, coordinadores, docentes y familias, así como los buenos resultados en su comunidad de estudiantes y confiamos que, juntos trabajando con otras comunidades escolares, serán poderosos agentes de cambio para el bienestar social de México y el mundo”. En una última etapa, tuve la fortuna, como directora de Formus, de viajar a la ciudad de México para conocer la sede de Ashoka y conocer a nuestros nuevos compañeros y compañeras. Tuve entrevistas con diferentes personas de esta gran organización. Me impresionó la gran afinidad y la fuerte empatía que desde el inicio nos unió. A pesar de venir de diferentes países, teníamos el mismo convencimiento de que las instituciones educativas podemos hacer una diferencia y ser una esperanza para la transformación de la educación en el mundo. El 13 de enero de 2015 recibimos la carta oficial de Aceptación a la Red de Escuelas Transformadoras-Empatía. ¿Qué sigue? Como miembros de esta red, nos comprometemos a mejorar y compartir las mejores prácticas de nuestra escuela con otros educadores y a la vez aprender de ellos. Sin duda: un regalo inigualable. Nos confirma el valor de nuestro modelo educativo y a la vez nos invita abrir las ventanas y las puertas hacia los demás, hacia un mundo lleno de posibilidades.Para más información de Ashoka:

https://www.ashoka.org y http://mexico.ashoka.org


Bachillerato Internacional Por: Andrés Bolaños Werren / Marzo de 2015 FORMUS se internacionaliza: Programa Bachillerato Internacional en la secundaria A partir del próximo ciclo escolar comienza una nueva aventura: la secundaria FORMUS inicia el camino para formar parte del mundo BI (Bachillerato Internacional). Surgido en la década de los 60 y con sede en Ginebra, la organización BI agrupa a casi 4,000 escuelas y colegios en 150 países. Su misión: “crear un mundo mejor a través de la educación”. La creación del Bachillerato Internacional respondió a la necesidad de formar una conciencia de la manera en que todas las personas y sociedades en el mundo estamos entrelazados, fundamento para crear un mundo más pacífico. Los principios del IB, que aquí transcribimos, son claramente congruentes con la filosofía FORMUS. Establece el IB, “fomentamos el entendimiento y el respeto intercultural, no como alternativa al sentido de identidad cultural y nacional, sino como un aspecto esencial de la vida en el siglo XXI… El Bachillerato Internacional tiene como meta formar jóvenes solidarios, informados y ávidos de conocimiento, capaces de contribuir a crear un mundo mejor y más pacífico, en el marco del entendimiento mutuo y el respeto intercultural.”

manejo de la información, propuesta de soluciones e iniciativa para actuar y resolver. No basta con SABER, hay que SABER HACER para RESOLVER y DESARROLLAR dentro de un marco de RESPETO A LA DIGNIDAD HUMANA y la COLABORACIÓN. El BI en secundaria se orienta en este sentido. Desde luego, se desarrollan los contenidos propios de secundaria, si bien siempre en el contexto de su aplicación.

Consolida el modelo constructivista. El BI fundamenta su modelo pedagógico en el constructivismo a través del círculo de aprendizaje: INDAGACIÓN – ACCIÓN – REFLEXIÓN. Sin duda, un modelo que en FORMUS es ya parte de nuestra esencia y práctica. Promueve el contacto con una comunidad de aprendizaje internacional.

Alumnos y maestros podrán construir una noción más directa de la multiculturalidad al poder entrar en contacto con las comunidades educativas de todo el mundo.

¿Qué sigue? Un Programa que requiere el logro de estándares de clase mundial implica un periodo de preparación y adecuación. El BI contempla que este proceso dure entre uno y dos años antes de obtener la autorización. Les estaremos informando sobre los avances. Por lo pronto pueden consultar más información en la página del BI http://www.ibo.org.

El primer programa se dirigió a nivel bachillerato, probablemente el más conocido en Monterrey. Con los años, el Bachillerato Internacional se volvió un éxito por lo que se generalizó al nivel de secundaria (llamado Programa de Años Intermedios o PAI) y primaria.

¿Por qué el BI en la secundaria FORMUS? Amplía el enfoque educativo FORMUS hacia la globalidad e interculturalidad.

Los alumnos y alumnas de la secundaria tendrán la oportunidad de analizar y proponer soluciones para los grandes temas que como humanidad enfrentamos, a través de acciones locales y globales.

Desarrollo de habilidades del Siglo XXI.

Cada vez es más claro que el siglo XXI requiere de personas con habilidades y actitudes para el La Notita Conmemorativa 63


El Consejo Estudiantil La Notita 16, mayo de 2012

El Consejo Estudiantil, un ejemplo de generosidad y altruismo. En pro de ti, en pro de todos. Al final de cada ciclo escolar, se elige al nuevo Consejo de Estudiantes de la secundaria FORMUS mediante una votación anónima. El Consejo se integra por un presidente, un vicepresidente, un secretario, un tesorero y los vocales representantes de cada uno de los grupos. Nosotros tuvimos la oportunidad de ser los nuevos representantes del alumnado de la secundaria, lo cual nos motivó mucho y nos hizo trabajar en conjunto para un bien común. Al decidir formar nuestra planilla le dimos el nombre de PRO (Planilla Responsable y Objetiva) y nuestro lema fue: “En pro de ti, en pro de todos”. Posteriormente, definimos los puestos de la siguiente manera: Mario Andrés Arratia como presidente, Daniel Franco como vicepresidente, Tamara Medina como secretaria y Silvia Cantú como tesorera. Una vez que comenzó el año, empezamos a trabajar en la elección de los representantes de los grupos (vocales).Nuestra meta más grande era reunir dinero para equipar la cancha de la arena sport con pasto sintético para que la calidad y la comodidad durante los juegos fueran más altas, pero debido a los elevados costos, decidimos concentrarnos en proyectos más pequeños y que pudiéramos realizar exitosamente en la secundaria. Actualmente, hay ventas de alimentos durante el recreo cada dos semanas, hemos organizado algunos festejos como el de Navidad y compramos materiales para mejorar las instalaciones y las actividades que ahí se realizan.

64 La Notita Conmemorativa

Recientemente adquirimos dos juegos de futbolitos de mesa, que ya están en uso. Agradecemos la aportación que el anterior Consejo nos proporcionó para poder adquirirlos, pues han sido un éxito. Dentro de unos meses habrá una carrera que planeamos realizar junto con la Asociación de Padres de Familia (APF), pero como requerimos fondos para todas las actividades que planeamos realizar, organizaremos un Carwash y una rifa. Ambos eventos están en mente como posibilidades para generar dinero. También tenemos planeadas visitas de diversos expertos para darnos pláticas de temas relevantes como lo son el calentamiento global y medidas de protección ante diversas situaciones. De igual manera hemos motivado la participación en campañas de reciclaje y anti-bullying. Lo que deseamos es que todos los alumnos de la secundaria tengan un buen año, que se diviertan y aprendan en un buen entorno.

Queremos que sepan que nosotros hacemos esto por el placer de ayudar a nuestros compañeros y por el amor que le tenemos a esta escuela. Al retirarnos anhelamos que las futuras generaciones tengan una mejor escuela y que la disfruten igual que nosotros. Estamos dispuestos a dar lo mejor cada día, a escuchar las sugerencias de todos y generar buenos cambios que perduren al pasar de los años.


Club de Alimentación

Vanessa de la Cruz, mamá de Andrés y Javier de la Garza/ La Notita 19, abril de 2014 ¿Un platillo delicioso o un platillo delicioso y saludable? Las mamás del Club de Alimentación nos explican su labor en FORMUS y la manera en cómo orientan a los niños para que aprendan a elegir.

El Club de Alimentación nació por iniciativa de un grupo de mamás preocupadas y, claro, ocupadas en ofrecer a la familia alimentos nutritivos, de “tener y dar salud a nuestros hijos”. Estamos seguras que la felicidad que deseamos va de la mano con estar y permanecer sanos. Como papás buscamos equilibrar educación tanto académica, artística, deportiva pero ¿qué hay de la vida práctica? A nuestros hijos les enseñamos lo que creemos congruente con su bienestar. Por lo tanto, somos responsables de la alimentación que los niños reciben en casa y en la escuela, cuando les enviamos el lonche. Sin embargo, hay tantas opciones en el mercado que a veces es fácil perderse en el camino y dejarse llevar por la mercadotecnia o la moda al comprar. Necesitamos aprender a preparar alimentos saludables con el mejor sabor posible, ¡un gran reto! Aquí es donde entra la labor del Club en FORMUS. Pensamos que si desde su educación escolar, compartimos con los niños información sobre alimentación sana, contribuimos a que sus decisiones futuras se rijan más por la consciencia que por el mero placer de comer algo rico. Esto es algo que nos motiva. En los talleres que impartimos también les enseñamos a preparar un snack o bebida saludable para que sepan lo fácil que esto puede llegar a ser. Poco a poco hemos crecido, gracias a mamás y papás que voluntariamente ofrecen su tiempo y esfuerzo en presentar a los niños la información en los salones, que comparten recetas y asisten a los talleres. Hemos crecido también gracias al apoyo de la dirección de FORMUS, que nos ha facilitado la organización de actividades del Club y nos ha permitido llegar al salón de clases desde preescolar a primaria.

Unidos, padres, hijos y escuela, seguimos buscando bienestar de nuestra comunidad, aprovechando lo que la naturaleza nos ofrece ya que somos parte de ella también. La Notita Conmemorativa 65


¿Qué nos deja Odyssey of the Mind? Por: Andrés Bolaños Werren/ La Notita 14, junio de 2011 En un artículo de la revista Educational Leadership del mes de marzo de este año, Lynne Munson describe los resultados de un estudio que analiza los programas curriculares de los países que obtienen los puntajes más altos en matemáticas y lectura (de acuerdo a PISA, la prueba internacional con mayor difusión hoy en día). Su pregunta fundamental ¿qué aprenden los niños y niñas en estos países? ¿Será que los niños y niñas de estos países dedican gran parte de su horario escolar a clases de lectura y matemáticas? Seguramente los padres de familia con hijos o hijas participando en Odyssey of the Mind, se preguntarán en algún momento si realmente vale la pena (pregunta que parece tomar fuerza el sábado temprano cuando hay que llevarlos a trabajar con su equipo). Después de haberlo vivido personalmente como papá, co-coach y coach, mi respuesta es un rotundo Sí vale la pena o más bien Sí vale el esfuerzo… y mucho.

rápidas. Hay que trabajar mucho, hay que perseverar mucho y hay que administrar el tiempo; las tres, herramientas fundamentales para ser usadas toda la vida. Por último, y tan importante como todo lo anterior, es el acercamiento de los padres de familia con sus hijos. En particular, los coaches y co-coaches tienen la oportunidad de convivir con sus hijos y sus amigos en un objetivo común. Hay papás-coaches que me han comentado que han conocido mucho mejor a sus hijos y que los lazos de confianza se han estrechado. Por cierto, de acuerdo al estudio con el que inicié este texto, Finlandia, Hong Kong, Corea del Sur, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Australia, Holanda y Suiza no se dedican prioritariamente a enseñar matemáticas y lectura. Sus programas curriculares buscan un balance de contenidos y habilidades en diversas áreas formativas: arte, ciencias, matemáticas, historia, música, ética, economía, lectura, escritura y creatividad. Nuestro cerebro forma redes, no cajones. Así, aprendemos mucho mejor de las experiencias enriquecidas y realistas. Por esto, creo que Odyssey of the Mind es valioso. Por esto, creo que nuestros alumnos FORMUS han tenido resultados extraordinarios.

Quienes lo han presenciado coincidirán conmigo, las sesiones de preparación para resolver su problema de largo plazo son fuente inagotable de aprendizajes para los niños y jóvenes. Necesitan leer y comprender claramente las condiciones del problema, formular hipótesis y experimentar con diferentes alternativas. Se equivocan y corrigen, comprendiendo que de los errores se aprende. Dialogan y en ocasiones discuten, lo que los lleva a tomar acuerdos o vivir la consecuencia natural de no hacerlo. Como parte del proceso, los participantes de Odyssey ejercitan la toma de decisiones de manera continua. Por la complejidad de la tarea, el trabajo en equipo se vuelve una necesidad y aprovechar la diversidad su mejor fortaleza. Desde luego, ejercitan su creatividad de una manera realista, en donde las propuestas son llevadas a la práctica y no quedan en meras ideas alucinantes. Aún más, una característica esencial del proceso Odyssey es que el problema de largo plazo es REALMENTE de largo plazo. No hay soluciones fáciles ni 66 La Notita Conmemorativa

Grupo de alumnos participantes en ciclo escolar 2014-2015


Construir aprendizajes Por: Fermín Resines Sierra, papá de Fermín, Ana Laura y Maite Resines de la Garza / La Notita 14, junio de 2011

y aquí les comparto sus respuestas. Me contestaron que aprendieron a usar una caladora, un taladro, un martillo, hacer circuitos eléctricos, desarmar y armar motores, pegar tubería de PVC; a pedir pizzas dominator a domicilio, a montar escenarios, a planear-decidir-ejecutar; actuar, hablar fuerte y claro y otras cosas más que no incluí. Pero además de cuestiones técnicas, operativas y habilidades comunicativas, tuvimos otros aprendizajes fundamentales:

Creatividad. El más obvio, y que se ve cada semana. En Odyssey se premian las ideas creativas aun cuando éstas fallen. Más de una vez han surgido problemas con temor que la solución en la que el equipo ha venido trabajando durante muchas semanas, no va a funcionar. Pero siempre ha surgido alguna solución muy creativa de parte de alguno de los niños que yo jamás hubiera podido imaginar. Recuerdo que una vez debíamos hacer un carrito autopropulsado que ejecutara algunas tareas. Ya estaba la fecha de la competencia cercana, pero algo falló imposibilitando su funcionamiento. Estuve toda la semana dándole vueltas al problema y no se me ocurrió ninguna forma en que pudieran arreglarlo. Verdaderamente no sabía qué hacer, (además de jalarme los pelos). En la siguiente reunión pregunté por soluciones y cuál fue mi sorpresa, cuando con toda naturalidad me dijeron: ¿Por qué no ponemos los motores por acá y unas llantas locas por allá y de esa manera no sólo resolveremos el problema, sino que también lograremos que el carro pueda girar? Y efectivamente así fue.

Al Igual que muchas familias FORMUS, nosotros somos una familia involucrada en Odyssey. He sido coach durante cuatro años. Nuestros hijos Fermín, Ana Laura y Maite han participado dos, tres y dos años respectivamente. Tere, mi esposa, ha sido un apoyo detrás de cámaras, gracias al cual hemos logrado que todo funcione sin que nos volvamos locos. Además, hemos tenido la suerte de estar a punto de ir a los mundiales y finalmente lograr participar en la fase mundial. Y es que Odyssey fluye de manera natural para nosotros y las familias FORMUS. Vemos con naturalidad que tanto mamás como papás tomen el rol de coaches; que los hijos trabajen en equipo y que construyan, por sí mismos, sus aprendizajes y las soluciones a los problemas a largo plazo; que se respeten entre ellos, que trabajen en un ambiente propicio. Sabemos que lo importante es el proceso, más que la calificación o el lugar obtenido. Les pregunté a mis hijos y a algunos de sus compañeros de equipo qué han aprendido en Odyssey

Trabajo en equipo. En Odyssey se tiene que trabajar en equipo para completar todo el trabajo de los problemas a largo plazo y los espontáneos. Esto significa saber escuchar, ponerse de acuerdo, criticar constructivamente, a las ideas y no a las personas, saber ceder cuando el equipo decide algo diferente a lo que yo proponía y también entrar al quite cuando alguien se enferma. En uno de los mundiales un integrante de nuestro equipo se enfermó, tuvo que quedarse en cama y fueron sus compañeros quienes presentaron el problema espontáneo sin él, dándole tiempo para recuperarse y poder hacer la presentación del problema a largo plazo. Autoestima. Qué mejor manera de ganarla, que trabajando en un proyecto a largo plazo en el que no puedes recibir ayuda externa. La satisfacción y el orgullo que sienten al terminar y presentar una solución, ya es una inyección de autoestima que les va ayudar durante toda la vida. Otro aprendizaje que me compartieron: valorarse. Porque si no te valoras y crees en ti mismo, ¿Cómo puedes atreverte a decir tus ideas? Y más difícil aún, ¿Cómo puedes aceptar las ideas de los demás y hacerlas tuyas? ¿Cómo puedes llegar con seguridad a la competencia?

La Notita Conmemorativa 67


Perseverancia y visión a largo plazo. Una de mis

hijas ha participado en el equipo durante tres años. Los primeros dos años el equipo quedó en tercer lugar en la competencia nacional y no pasaron a las mundiales. Pero la tercera es la vencida y este año, ganaron junto con otro equipo de FORMUS el premio Ranatra Fusca (que es el más alto que da Odyssey). ¡Este premio les dio el pase a las mundiales! Qué bonito ver un equipo que pierde un año y decide seguir compitiendo el siguiente. ¡Eso es perseverancia! Elevar su visión. Hay muchas oportunidades al alcance de los niños, pero a veces no las ven ellos y tampoco las vemos los papás. Odyssey les da la oportunidad de elevar sus visiones y visualizar más allá de su diario vivir. Una ocasión, mientras caminábamos por la universidad en algún mundial, uno de los chavos me dijo: “algún día yo voy a estudiar aquí”. Quizá lo logre, o quizá no, pero la semilla ya está sembrada y si no lo logra, seguramente logrará otras cosas igual o más valiosas que no hubiera hecho si no elevara sus visiones.

Globalización. ¿O cómo llamarle al competir contra

equipos de China, Singapur, Polonia, Estados Unidos, Canadá y otros muchos lugares más? ¿Y que se comparen y vean que están a la par y que sí pueden? Después de muchos meses trabajando en un problema, es muy educativo ver las diferentes soluciones al mismo problema aportadas por equipos de otras partes, ver que su solución está a la altura de las de ellos, admirar y respetar a los equipos que hicieron algo mejor, porque saben qué implicó esa mejor solución. Este es el mundo que les va a tocar vivir, y qué bueno que lo vayan conociendo a lado de sus amigos y en un ambiente de competencia fraterna.

Amistad. La amistad entre nuestros hijos y sus

compañeros de equipo, que ya la traían pero se acrecentó con el trabajo de cada semana y con las experiencias compartidas. Amistad entre nuestros hijos y sus nuevos amigos de otros equipos y lugares (me acaba de decir uno de ellos que su Buddy Team de hace dos años volvió a ganar y van a ir otra vez a las mundiales, o sea que siguen en contacto). Pero también amistad entre los papás del equipo que no

68 La Notita Conmemorativa

sólo nos vemos cada semana, sino que compartimos el intenso trabajo, las alegrías y angustias de la competencia. Cada año en la competencia nacional, algún papá o mamá me dice: Fermín, tengo sentimientos encontrados, se merecen y quiero que ganen por todo el trabajo que han hecho, pero si ganan… ¡Qué “trabajo” se nos viene encima! ¿Y cuánto decías que cuesta ir a la mundial? O sea, alegrías y angustias compartidas.

Ver el lado positivo. O como dicen ellos: move on;

lo que los psicólogos llaman: resiliencia. Les ayuda a no dejarse abatir por las adversidades y seguir adelante. Que se cayó el escenario en el que has estado trabajando tres semanas y se rompió… ¡Move on! Por algo suceden las cosas, no te atores en el pasado, vuélvelo a hacer y aprovecha para mejorarlo. Que el traje todo decorado con escarcha se está rompiendo una semana antes de la competencia… ¡Move on! Que alguien desconectó el cargador de pilas y estamos sin pila 30 minutos antes de la competencia… ¡Move on! Que el carrito se rompió, o la máquina falló, o el contacto no tiene electricidad justo en la competencia… ¡Move on! Para ellos, aunque nadie mencionara las medallas ni los premios que han obtenido, se sentirían igualmente satisfechos, porque saben que el espíritu de Odyssey va por otro lado, por el de la creatividad, el trabajo en equipo y la diversión. Y vaya que hay diversión. Todo el esfuerzo que Odyssey ha implicado para Tere y para mí, ha valido la pena. No sólo por la cercanía que nos ha dado con nuestros hijos y sus amigos, sino por toda la gran diversión y los ratos agradables que hemos tenido con la familia y nuestros amigos. ¡Sólo por esto vale la pena participar! * “Ranatra fusca” es el premio a una creatividad ejemplar en la fase mundial de la competencia Odyssey of the Mind, porque este insecto sirvió como inspiración a soluciones creativas para problemas durante las primeras épocas del programa.


not having food or shelter and all that stuff. That´s why we have to make it happen. TS What do we have to make happen? F The change. We have to change the way the world is now. TS What was your role in this adventure? MR A supportive role. I did help gathering some information. I had some discussions with Fermin about the information trying to put all the ideas together. The final ideas on the Position Paper were his. TS What happened right after the conuntry, Spain, was assigned to him? MR We liked the country for some reason. My grandfather came from Spain., so we have some cultural attachments. Besides that, we thought it was an interesting country and were going to be able to find enough information about it. TS How did you feel during the event? F Nervous TS Always? F The first day and part of the second day, but then I was not nervous anymore and willing to participate. La Notita 3, Junio 2007 Fist I did not participate as much as I hoped I would. You think your answers are going to be wrong, but when my answers were right I felt proyd of myself. TS I remember you took Fermin to The American Shool Foundation were the Simulation took place and Participating in a United Nations Simulation boost you walked into the building with him. What did you an important change in a sutdent’s social, cognitive perceived? and personal áreas. Those fully commitment into it, MR You know, the feeling of watching so many peodescribe it as an experience filled with challenges ple all over, putting a lot of effort on that and taking (researching, public speaking and writing skills), conit seriously. I enjoyed looking at these young people frontation of ideas and new friends. The outcome at all dressed up, it´s taken so seriously. You just can´t the end is that most of the stop thinking that they put a lot students come up with a of hours on that. greater understanding of TS If you had something tos ay to themselves and their role the world, what would it be? in shaping our world´s F Make it happen! Make the peace. Fermin, a 6th grade change happen. Change the way student, and his father shathe world is right now. We have re their experience with us. to take care of the water; many people are dying because of the TS Teacher Sergio need of wáter. We can make a F FERMIN foundation to help these people. MR MR. Resines TS How did this experience change your life? TS this was your fist expeF I wasn´t concerned about all rience in a united nations the things I learned; now I am. simulations. How did you T How did this experience chanfeel? ge Fermin´s life? Were you touF I felt nervous because it ched in any way? Fermín Resines, Daniela D. Leal, Ramiro Garza was something i had never MR Your have a compromise afdone before. I didn´t know ter listening to your son talking how it was going to be. about these issues. There is a gradual change in FerTS What made it worthy? ming. He is giving himself a bost to his self esteem as F It was fun, the topics were interesting and it also he learns about the adult´s world. Now he can make a makes you think you can do something when you are difference, he can make it happen! a grown-up. The sessions were interesting. TS Was here an event/incident that felt a mark? F The things I learned about other people in the world

United Nations Simulation

A Wonderful experience!

La Notita Conmemorativa 69


Aprender y compartir Por: Lolis Alatorre, mamá de Isabel y Anabel Navarro Alatorre / La Notita 18, junio de 2013 En FORMUS los amigos comparten sus logros, juguetes, el refrigerio, las noticias de casa, información nueva; los maestros comparten sus logros, dificultades y retos; los padres de familia compartimos nuestro tiempo, intereses, habilidades e inquietudes. Todos los miembros de la comunidad nos vemos involucrados en esta rica sinergia, en este intercambio. Lo mismo sucede en la Escuela de Extensión, donde se imparten cursos, pláticas y diplomados. Expertos en el tema, comparten sus conocimientos y experiencias, a su vez, los participantes ponen en común su propia vivencia. Lo que hace enriquecedor este espacio es la diversidad de quienes participan. Actualmente en el Diplomado de Educación Constructivista asisten: maestras, mamás, directivos de diferentes instituciones; con profesiones distintas, como psicólogos, doctores, enfermeras, químicas; personas con distinto estado civil, con hijos, nietos; que al estar reunidos, forman una gran comunidad de aprendizaje.

Deseo con todo mi corazón y cariño que sigan prosperando en cada paso que den, que sigan brindándole a las familias un granito de arena para formar generaciones de niños y familias más comprometidos e íntegras con ellos mismos y su comunidad. Sueño con un México en donde el compromiso educativo que he vivido en FORMUS se encuentre en cada una de sus escuelas. Deseo volver al FORMUS en un futuro y encontrar ya bien consolidada cada área del colegio y lleno de familias buenas en sinergia con FORMUS. ¡Bendiciones y felicidades por sus primeros cuarenta! Con cariño, Gaby Ibarra Vega, mamá de Vicente Alejandro y Luis Fernando Lomelín Ibarra. 70 La Notita Conmemorativa

El tema en común nos lleva a estar todos interesados, y a tener un aprendizaje significativo. Para mí, saber de primera mano, el trabajo enorme que hacen las maestras, y todo lo que implica estar al frente de un grupo, retar a cada alumno según el nivel individual, su forma de aprender, y además cumplir con un programa académico, ha sido increíble.

El diplomado comenzó con un viaje al interior, pues para enseñar, es necesario conocerte, saber cuáles son tus áreas de oportunidad y tus fortalezas, y así poder mirar más allá, mirar a la persona que está enfrente de ti. Y el viaje ha continuado fantástico, un recorrido histórico por la educación, hasta conocer las etapas de los niños, desde todos los puntos de vista, técnicas, tips… en fin. En este proceso, lo mejor ha sido compartir nuestra vida, nuestras creencias y conocimientos previos y contrastarlos con los nuevos, para así construir el aprendizaje, que más tarde cada quien empleará de forma distinta, ya incorporados a la propia vida.


La paz en el día del arte Alumnos de 5º y 4º de primaria / La Notita 19, abril de 2014 Desde hace años el 3 de marzo, en FORMUS, celebramos del día del arte. Este año el tema fue la paz vista desde las diferentes expresiones artísticas. Presentamos algunos de los comentarios de los amigos de primaria sobre este día y el tema. La paz es genial: “Para mí, la paz representa la música y el arte, así como lo vivimos el Día del Arte en la escuela… este día todos estábamos en paz”.

Patricio 5° C Para mí, eso es paz: “Para mí, hacer los Mandalas significa expresar muchos sentimientos y eso es una forma de hacer arte y estar en paz. Puedes dibujar, moldear o construir en barro o lo que te gusta, siempre expresando lo que sientes. Por eso a mí me gusta mucho el arte”. Andrés 5°C Eso es lo que me gustó más: “A mí me gustó mucho la música flamenca. Me sorprendieron los zapatos y el sonido que produjo con ellos la bailarina sobre la madera. Me encantó su vestido y sobre todo el sonido de la música”. Ana Camila 4° B Esta fue una bonita experiencia: “A mí me gustó mucho la obra de teatro de Luchito y de Luchita y del Enmascarado de Plata. Nos enseñó que lo importante es estar en familia y enfrentar las cosas. Pero también me gustó mucho hacer vitrales con papel transparente con muchos colores. Con ellos hicimos símbolos de la paz”. Ana Isabel 4° B

En camino a la paz: “La paz se transmite de varias formas. Una que más me gusta es la música. ¡Tantos tipos de música! El Día del Arte hicimos Mandalas y al hacerlos y verlos sientes paz y felicidad. Sé que no en todos lados se ve la paz. Pero estoy segura que en el fondo de todas las personas del mundo hay paz. Una pizquita de paz. Para fomentar la paz, para encaminar la paz, solo la tenemos que descubrir: está dentro de nosotros. Solo pongámosla en práctica, solo encamínala. Tener la paz es tener el amor que es la esencia de la vida”. Ana O. 5° C Me gusta mucho el Arte: “La obra me enseñó muchas cosas: tenemos que ser fuertes, respetuosos y decir la verdad y muchas cosas más. También disfruté de hacer el vitral que muestra lo que sentimos sobre la Paz”. Melissa 4° B No conocía el “cajón”: “A mí me gustó mucho la música flamenca. Me encantó el ‘cantaor’ que cantó y al final bailó. Me gustó la ‘bailadora’ que bailó: los detalles de su vestido rojo, la peineta y los aretes. La guitarra sonaba muy bien y me sorprendió el cajón”.

Isabela P. 4°B us se 40 años de Form Deseo que estos persoseguir formando prolonguen para su mprometidas con nas integrales y co ras de social, conocedo entorno natural y lor del versidad y del va la riqueza de la di del aprendizaje. error como parte i amá de Clío y Ka Nora Obregón, m egón. Dautzenberg Obr

La Notita Conmemorativa 71


Por: Ariadna Ramírez, mamá de Andrés y de Santiago Rodulfo Ramírez/ Notita 19, abril de 2014 Encuentro por la Paz FORMUS-Mater vimos a dos

Durante

el

entusiastas comunidades académicas haciendo sinergia para generar un foro de reflexión y convivencia de primer nivel que responde a una inquietud común: ¿Qué postura adoptamos ante la avalancha de consumismo y violencia a la que estamos expuestos? Cada minuto y peso invertido en las charlas y talleres por quienes participamos fue en sí mismo un motivo de esperanza y alegría porque, como lo dijo Úrsula Werren durante la primera ponencia, nos reconocemos como “buscadores, promotores, modelos, desposeídos y forjadores de paz”. Sostuvo que cada interacción cotidiana y cada etapa del desarrollo nos ofrece oportunidades para construir la paz, para retar (al otro, a nosotros mismos) a salir del yo y posibilitar el encuentro. En su intervención a dos voces, Rosario y Sergio Michel, abordaron la necesidad de construir cotidianamente espacios protegidos para no dejar pasar los conflictos sin solucionarlos, pues sólo así es posible ser y desarrollar personas emocionalmente sanas, creativas y éticamente responsables. Y aunque todos queremos y buscamos eso, nos cuesta trabajo por una razón: “Del 100% de mis respuestas, afirmó Sergio, 99 tienen que ver con el ego, que es lo que impide el diálogo y me mantiene aferrado a mi propia postura… Cuando somos capaces de preguntarnos cuál es el sentimiento detrás del reclamo que nos hacen, cambiamos el eslabón de la violencia al de la conexión…” La expresión y sobre todo, la actitud que prende las neuronas espejo que posibilitan la empatía, es la de imaginar, validar y verbalizar ante el otro cómo imaginamos que se siente respecto al acto reclamado. Con una charla amena y confrontante a la vez, en la tercera conferencia Luis Eugenio Espinosa nos cuestionó sobre qué valores estamos enfatizando 72 La Notita Conmemorativa

cada uno en nuestras dinámicas de pareja y familia, en nuestras interacciones sociales. Compramos modelos en base a aquello que enfatizamos. Representamos la realidad a través de mapas, en que valoramos ciertas cosas y desestimamos otras, pero no hay mapas axiológicos sin intenciones atrás, y lo que se nos ha ofrecido durante las últimas tres décadas ha sido “el mapa” de ganar dinero, en donde la persona se convierte en mercancía y vale por lo que hace, por lo que acumula y consume. ¿Tenemos opciones? ¡Claro! Eugenio nos dejó algunas tareas: necesitamos conectar con el mundo; abrirnos a otras visiones, sospechar de los pensamientos únicos. Hay que despertar, estar atentos a las trampas; aprender a posponer. Para ello ayuda experimentar otras realidades, compartir, ubicarnos y ubicar a nuestros hijos y darnos la oportunidad de re-crear la utopía en el sentido de volver a crearla y disfrutar del proceso. Por su parte, Vidal Schmill nos invitó a fortalecer y reconocer las conductas adecuadas, partiendo de que la disciplina es el medio, no un fin en sí mismo; buscamos el desarrollo ético de la persona, ese que le permite distinguir lo correcto y lo incorrecto en el entorno social. Vidal habló de tres estrategias: 1. Fortalecer lazos afectivos no ansiosos 2. Rescatar una autoridad sustentada en la credibilidad, no en el temor 3. Reforzar la estructura y el funcionamiento del hogar (quién hace qué, cuándo, a qué hora) Los límites deben ser claros, concretos, concisos, cumplidos y consistentes para que los hijos sepan qué pueden esperar. Cuando esos límites se rebasan, las consecuencias deben apuntar hacia la reparación del daño; estar relacionadas, ser proporcionadas e incluir un seguimiento. Por la tarde, la concurrencia se movilizó a dos de los ocho talleres que se ofrecieron en un abanico muy amplio de temas, aportando ese toque de diversidad y de cómo aprendemos unos de otros, en comunidad. La paz, sin duda, se quedó en nosotros.


EXALUMNOS

Al mirar atrás me doy cuenta que soy así, gracias a ti Por: Andrea Lozano Ortiz, exalumna de FORMUS / La Notita 7, diciembre de 2008 Discurso de la alumna Andrea Lozano, pronunciado en la ceremonia de graduación de tercero de secundaria, en junio de 2008. Hace trece años entramos a esta Institución. La mayoría apenas podíamos hablar. Hubo quienes la escogieron después y déjenme decirles que fue una elección inteligente; de cualquier manera, sólo nos queda agradecer a nuestros padres y sentirnos súper afortunados por eso.

Percibo una revoltura de emociones a las cuales no encontraba cómo llamarles; así que inventé una que yo llamo: FORMUSigría. Es alegría y satisfacción por tantos momentos de felicidad en FORMUS. La FORMUSigría también incluye los llantos, enojos, los aprendizajes y los regaños. Los maestros que nos hicieron ver los obstáculos y las complicaciones como formas de crecer y superarnos.

Y como dice la canción que hicimos para el día del estudiante: “Al mirar atrás me doy cuenta que soy así, gracias a ti.” Y es que pienso que todos hemos sido marcados por cada uno con nuestras acciones, y gracias a eso hemos adquirido valores y actitudes que forman parte de lo que somos. Como es costumbre, debemos agradecer, y el sentimiento de FORMUSigría es una manera de dar gracias a todas y a todos los que siempre nos han apoyado. A los maestros y maestras con quienes muchas veces tuvimos desacuerdos y que siempre nos ayudaron a continuar, a tomar riesgos y a hacer de los temores y debilidades oportunidades para crecer. Gracias a nuestros familiares por su comprensión y sus consejos, los cuales en ocasiones “tiramos al león”, pero que a fin de cuentas, nos ayudan a entender la elección de una u otra manera. Lo que me encanta es que somos una generación con mucha diversidad. A veces se forman grupitos y lo que quieran, pero al final del día, en los momentos que se necesita unirnos, lo hacemos y de una manera La Notita Conmemorativa 73


impresionante, dejando de lado todo lo demás. Simplemente, en la dinámica final de la “ranchada”: fue impresionante ver cómo todos dimos lo mejor de cada uno y siendo súper-especiales cada uno, nos unimos para hacer algo lindo como la melodía que formamos, que a mi en lo personal me encantó porque traía todo el flow. Con muchos de ustedes he pasado 12 o 13 años en FORMUS, lo que significa prácticamente toda la vida, por lo que se ocuparía una “mega-máquina de borra memorias” para olvidarlos, lo que espero que no suceda.

Coincidimos por la música

La experiencia para nosotros tres ha sido muy enriquecedora y nos ha dado la oportunidad, no solo de conocer el ambiente actual de la industria de la música, sino que también hemos podido observar cómo nuestra amistad crece a pesar de muchas circunstancias. Pero menos sobre esto y más sobre la música. Desde que salimos de FORMUS hemos participado en varios conciertos o tocadas, a pesar de que todas éstas eran informales aprendimos mucho. Aprendimos a cuidar nuestros instrumentos, lo más importante; a no conectar más de cuatro amplificadores a un solo distribuidor de corriente; que al momento de ensayar el baño puede ser el mejor cuarto del mundo para hacer que, después de tres años, podamos entender lo que el vocalista dice en sus letras.

Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho hasta ahora. Para muchos es poco estar produciendo una canción, o tocar solo entre amigos y no frente a un enorme público, pero es un placer estar haciendo lo que en FORMUS nos enseñaron: a disfrutar la música.

Tal vez no toquemos una pieza clásica, pero sí apreciamos este bello arte, al que estamos expuestos desde muy pequeños. Es extraño pensar que hace tres años no pensábamos en grabar, solo en poder tener un espacio en donde tocar. También es extraño pensar que después de tres años de tocar y ensayar las mismas canciones, éstas no nos aburran y que nos inciten a seguir tocando. Creo que eso es lo extraño de la música, la repetición no aburre, nos

Por: Juan Cristóbal Collado / La Notita 16, mayo de 2012 Hace tres años que salí de FORMUS. Por esas fechas otros dos amigos (Diego y Rodrigo) y yo, nos juntamos por primera vez para hacer música, ahora estamos grabando nuestra primera canción en un estudio profesional. Una agradable coincidencia es que nuestro “ingeniero de sonido/productor/gurú musical” es el maestro Daniel Tonda, quien por mucho tiempo nos dio clases de guitarra en la Primaria y Secundaria de FORMUS, y que fue nuestra mayor inspiración para hacer nuestra banda Red In Aqua. 74 La Notita Conmemorativa

Nuestra tocada más exitosa fue en el Woodstock Plaza, sobre la Carretera Nacional. Participamos en una guerra de bandas y sorpresivamente, logramos quedar en un tercer lugar de entre diez bandas con más años tocando juntos y con mejor preparación técnica.

mueve a seguir intentando, a seguir tocando y a seguir sintiendo.


Una pizca de lo que he recibido Los egresados de FORMUS participan activamente en la sociedad. Entre los ambientalistas, líderes estudiantiles y promotores culturales de Nuevo León hay alumnos de nuestra escuela. Alex y Tatiana Elías participan en actividades de servicio social y nos narran su experiencia. La Notita 18, junio de 2013 Mi nombre es Alex Elías Grajeda y soy exalumno FORMUS de la generación 2006. Estudio la carrera de Ingeniero Mecánico Administrador y espero graduarme en diciembre de este año. Al mismo tiempo practico deporte y convivo con amigos de toda la vida de mi generación y de otras generaciones de FORMUS. Formo parte del grupo estudiantil Ohana, en el que trabajamos con niños de casas hogar, fomentando en ellos la autovaloración y autorreconocimiento de sus cualidades y virtudes, para que puedan forjarse metas y sueños y sean capaces de lograrlos. Organizamos un campamento en el verano donde participan más de 100 niños y a lo largo del año, visitamos las casas donde viven para monitorear y observar su evolución y desarrollo social-educativo. Realizamos un evento anual de fin de semana, también llamado Ohana Inc. donde tratamos de involucrar a los niños en el conocimiento y mundo empresarial, para que identifiquen las posibilidades que tienen de lograr lo que se propongan. Organizamos otro fin de semana para un programa llamado Ohanapoly, donde apoyamos a los niños para su desarrollo cultural, a través del conocimiento de otras culturas.

Hola, soy Tatiana Elías Grajeda, egresada de FORMUS en la generación 2007, actualmente curso el tercer año de medicina. Desde mi entrada a la prepa y hasta el día de hoy, he tenido la oportunidad de participar en diversas actividades, de servicio social y culturales, algunas forman parte del currículum académico y en otras participo como voluntaria. Les comparto algunas: simulacros de la ONU; Niño Feliz: asistir a algún hospital a jugar con niños internados; recolección y entrega de juguetes el día del niño en el hospital 25 del IMSS, así como de alimentos y ropa en asilos; brigadas médicas para hacer glucometrías; hacer conciencia acerca del cáncer de mama y diabetes: apoyo a la Secretaría de Salud en campañas de vacunación. Dentro de la escuela tuve la oportunidad de trabajar junto a la fundación cim*ab en una campaña para concientizar sobre el cáncer de mama entre alumnos del campus Monterrey del Tecnológico de Monterrey, lo cual aportó donativos para la fundación; también participé en la creación del proyecto de donación de sangre Don-hemos en el Tec. A lo largo de estos años, he participado en diversas campañas porque me permiten crecer como persona y me mantienen enamorada de mi carrera. Asimismo, he aprendido que el cuerpo humano es una máquina muy compleja e interesante por lo cual es importante que todos estemos conscientes de lo que implica cuidarlo y mantenernos saludables nos brinda bienestar integral.

La Notita Conmemorativa 75


Por los bosques de FORMUS Con mucha emoción hemos recibido como comunidad FORMUS este correo. María Fernanda García es exalumna y describe su visión sobre la diversidad y la integración. Por: María Fernanda García, exalumna de FORMUS/ La Notita 19, abril de 2014

Ya son varias las veces que he encontrado a mis pensamientos divagando por los bosques de FORMUS y por todo lo que ahí viví. Recuerdo los pedazos de mármol rosa al otro lado de la reja, donde cabía perfectamente la mano de un niño, que intentaba alcanzar aquel tesoro que esperaba sobre la grava. Recuerdo los gusanos que se colgaban de los árboles, el lodo húmedo, la música y canciones que marcaron mi infancia. Aquellas imágenes me llevan a analizar qué fue lo que FORMUS me enseñó y cómo, hoy por hoy, está tan presente en la persona que soy. Cada vez que la gente me pregunta cómo elegí mi profesión intento describir que nuestras clases eran integradas en donde todos éramos iguales, todos le debíamos respeto al vecino; explico la distribución de las mesas que nos obligaba a trabajar en equipo aún con las diferencias que nos caracterizaban. Fue ahí donde comenzó mi pasión por celebrar lo que nos hace diferentes. Después de graduarme de la Universidad trabajé por un año en una escuela privada en Manhattan a cargo del caso de un chavo de 18 años con autismo. Mi meta no era trabajar con adolecentes, fue lo que me ofrecieron en ese momento y lo acepté. Ingenua. Me adentré a un mundo que me enseñó más de lo que pude haber imaginado. Aprendí que los niños con discapacidad crecen dejando a padres y familias muer76 La Notita Conmemorativa

tas de miedo pues no saben qué es lo que sigue para el futuro de sus hijos o hermanos. ¿Qué pasa con estos chavos cuando cumplen 21 años? ¿A qué se dedicarán? ¿Cómo emplearán su tiempo? ¿Qué oportunidades hay para ellos? Tuve la fortuna de trabajar bajo la supervisión del Dr. Peter Gerhardt, quien se especializa en entender los obstáculos a los que enfrentan los adolescentes y adultos con autismo. Al trabajar con él entendí que mi obligación no era enseñar a leer o escribir a mi alumno, sino ayudarle a valerse por sí mismo. Trabajé con padres comprometidos, trabajadores y con una pasión que nunca antes había tenido la oportunidad de experimentar. El Dr. Gerhardt me invitó a escribir con él un capítulo de un libro académico que trata sobre la pubertad y sus obstáculos en personas con autismo. Después de un año de mucho aprendizaje comencé la maestría en Educación Especial en Columbia University. El programa es arduo pues es obligatorio trabajar como investigador de tiempo completo y asistir a clases en la noche, sin embargo, sé que este entrenamiento que me servirá de base para enfocarme más en los derechos de personas con discapacidades a nivel educativo y laboral. Mi sueño es trabajar para las Naciones Unidas, donde podré contribuir, desde un ángulo diferente, a apoyar a más países. Para comenzar a expandir mi experiencia en los derechos humanos decidí aplicar para una posición en el verano con la ONU en un proyecto que trata con personas con discapacidad en el ambiente de trabajo. No hay día que no recuerde la neblina sobre la Sierra Madre, acompañada del aroma dulce que desprendían los árboles en la Estanzuela. El olor del barniz de las sillas y la sensación de pertenencia que sentía en las acogidas, todo eso sigue presente. Es gracias a FORMUS que soy lo que soy hoy. Espero seguir descubriendo cómo una excelente educación impacta la vida de una persona para toda la vida. Todo mi cariño, María Fernanda García


¡No más de panzazo!

objetivo una educación de calidad referenciándose con otros bachilleres del mundo que cuenten con el mismo programa. Dentro del BI voy a realizar mi servicio social que conjunta creatividad, acción y servicio. Voy a dar asesorías de matemáticas y español a niños de primaria de la escuela “ El Renacimiento”, ubicada Por: Jorge G. Aragón Villarreal, egresado de en el municipio de Santiago, Nuevo León.

FORMUS / La Notita 17, diciembre 2012

Yo me inspiré para apoyar a la educación en México a Yo creo, al igual que Francisco I. Madero, que la edu- través del documental “De Panzazo”, el cual muestra cación es lo que hace libre a los individuos y los trans- la realidad educativa de nuestro amado país. La realiforma en ciudadanos libres. dad es triste y desgarradora, por En México la educación es uno de los principales problemas de carácter social. Por eso he decidido ayudar a mi comunidad a tener una educación de verdadera calidad, usando como base la que he recibido por parte de la UDEM, del programa IBO y del colegio FORMUS, dando asesorías a los alumnos de un colegio de carácter privado pero de naturaleza humilde, para así poder elevar su nivel educativo, y el de México a la vez.

lo que decidí enfocar mi proyecto a 1 año, y luchar por este problema que tanto aqueja a nuestra sociedad mexicana. Invité a compañeros míos a que se unieran a mi causa: una mejor educación en México. Lo que planeo hacer es atender a comunidades humildes de todo el país, empezando desde las bases de la educación y con este “grupo piloto” llegar a esparcir este proyecto que parte de la UDEM hacia todo México.

Este año me uní al programa de bachillerato internacional o sistema BI dentro de la preparatoria UDEM, el cual tiene como

De mamás FORUMS a abuelas FORMUS Por: Irma de la Garza de Rodríguez, Guadalupe Sosa de Salazar, Leticia Gutiérrez de Salinas, Irlanda Arévalo de Alejandro, Haydée Porras de Bezies, Mayte Duhne de Llerenas, Alicia González de Alonso / La Notita 16, mayo de 2012 Siete mamás FORMUS, como lo hacemos muchas de nosotras, se reunían con sus hijos por las tardes o para los eventos familiares. Compartieron, y comparten, buenos y malos momentos que se fueron tejiendo en sus corazones, como en muchas de nosotras. Son las mamás FORMUS de la primera generación de egresados las que nos cuentan sus historias.

Somos un pequeño grupo de amigas que luego nos convertimos en comadres. Mientras nuestros hijos cursaban el jardín, la primaria y la secundaria, nosotros nos seguimos frecuentando y los muchachos también. Las reuniones que iniciaron con piñatas, primeras comuniones, días de campo, fiestas de quince años, actualmente las continuamos con despedidas de solteras, bodas y baby showers. FORMUS fue el eje en el cual giramos, el mástil al que nos aferramos, el faro que aun hoy, después de tantos años nos indica el camino de los cinco sentidos. Todavía nos emociona recordar muchas de las anécdotas que vivimos. Fuimos llegando de una por una a solicitar información para que nuestros hijos ingresaran al Jardín de Niños que acababa de abrir sus puertas. Fue una sorpresa que Úrsula, la directora nos invitara a una plática informativa sobre el proyecto FORMUS, nos dijo sobre la forma de trabajar con los niños con el método constructivista, pero lo que más nos llamó la atención fue que en cada grupo habría niños con capacidades diferentes. Nuestros hijos convivirían con ellos, lo cual era un plus en la enseñanza que recibirían, porque La Notita Conmemorativa 77


aprenderían a respetarlos, cuidarlos, no había duda, los que saldrían ganando eran los nuestros que con la convivencia crecerían en todos sentidos. Desde el principio se apreció la calidad y calidez de la enseñanza, la dedicación de las maestras, la guía omnipresente de Úrsula y su disposición para escuchar a los padres que acudíamos con alguna inquietud sobre la crianza de los hijos. Nuestros hijos terminaron el Jardín e iniciaron la primaria, no sin dificultades, por algunas oposiciones de los vecinos, pero los padres continuábamos allí, con la esperanza de que se normalizara la situación, lo que se dio al construir la Unidad La Estanzuela. En la primaria se integraron nuevos niños y crecieron los grupos, los niños se adaptaron rápidamente y con la convivencia de ellos las mamás nos acercamos, no solamente al colegio, sino que nos reuníamos con cierta regularidad en torno a nuestros hijos y luego por nuestra cuenta.

Alicia platica: “Con cariño recuerdo el primer día de clases de Yoana en FORMUS. Como todas las madres me sentía inquieta de dejarla en este nuevo ambiente, pero Úrsula me tranquilizó diciéndome que todo iba a estar muy bien. Toda la mañana estuve pensando qué sería de mi niña, quizá estaría llorando y añorando a su mamá, pero no fue así. Yoana era una niña muy tímida, pero poco a poco fue adquiriendo confianza en sí misma, gracias a las orientaciones y consejos que Úrsula le daba. Desde ese día supe que Úrsula al frente de FORMUS era la mejor opción de educación, no solamente para mis hijas, sino para todos los niños que necesitan apoyo. Mis hijas, mi esposo y yo, solamente tenemos agradecimiento para quien con su don de gentes y máximo esfuerzo ha consolidado el colegio FORMUS”. Irlanda recuerda: “Había que buscar un Jardín de Niños, era 1992, mi hija tenía 3 años, y no sabía dónde podría ser aceptada por su discapacidad auditiva. A pesar de que los grupos estaban llenos la maestra Úrsula nos comentó: ‘No se preocupen, la voy a aceptar, creo que es una buena oportunidad que se nos presenta para todos’ si después de decir eso la maestra siguió hablando, no puedo recordarlo, solo pensaba en la oportunidad que teníamos y sé que fue muy bien aprovechada”. Haydée platica: “El primer día de clases, hace 22

años, antes de la salida ya estaba allí, muy emocionada esperando saber cómo le había ido a mi hija. Me llevé una agradable sorpresa al ver salir de los salones a varios niños con distintas capacidades muy conten-

78 La Notita Conmemorativa

tos. Comprendí la filosofía de FORMUS, y lo que realmente significaba constructivismo, mi reflexión personal fue: ‘existen otras formas de aprendizaje que son más naturales y dentro de estas formas vamos descubriendo habilidades que todos tenemos, pero que muchas veces la sociedad, la familia, la escuela tradicional nos limitan y de alguna manera se pierden’. Así que lo que puedo resumir como experiencia para mi esposo y para mí, ha sido hasta la fecha ¡aprender y desaprender! y para nuestros cuatro hijos la manera más sencilla de hacerlos conscientes de que los valores como compartir, aprender y armonizar nos ensanchan el corazón y enriquecen la vida todos los días. Gracias Úrsula, porque ha sido tu perseverancia un ejemplo para estas mamás que motivaste a seguirte y que te admiramos por tu amor a la educación”. Algunas mamás se fueron integrando a lo largo de la escuela primaria, ampliando el grupo de amistades. Lupita: recuerdo con cariño la venta en el estacionamiento de tortillas de harina, chorizos y empalmes que organizábamos las mamás con ayuda de los niños, los viernes a la salida, con el fin de obtener fondos para que los alumnos de sexto año fueran al viaje de estudios. Cómo cooperaban los papás que recogían a sus hijos, generalmente se vendía todo la mercancía.

Beatriz dice: “De FORMUS guardo maravillosos recuerdos, conservo amistades, que lo serán para siempre y vivo el extraordinario milagro de ver a Lore felizmente integrada a la vida regular. FORMUS fue para Lore, una experiencia positiva de vivir, fue un camino que hubo de recorrer, una oportunidad que pudo aprovechar. Todo esto se refleja hoy en la felicidad que ella goza, en el compromiso con el que vive día a día, en la responsabilidad con la que realiza su trabajo y en el orgullo que ella siente por ser independiente.” Lety con orgullo platica: que gracias a la formación que recibieron sus tres hijos en FORMUS han podido realizar el sueño familiar de tener un colegio donde toda la familia desarrolla un papel trascendental. Irma siente que en la formación de sus hijas, tuvo

mucha influencia el colegio, la responsabilidad que adquirieron para hacer frente a los estudios posteriores fue definitiva. Este pequeño grupo, surgido de la convivencia cotidiana en el siglo pasado, se ha ido consolidando, nos reunimos regularmente y al salir de la casa avisamos: voy a reunirme con las mamás FORMUS, aunque próximamente cambiaremos a las abuelas FORMUS.


Ca帽贸n de la Mesa 6745 La Estanzuela, Monterrey N.L. www.formus.edu.mx T. (81) 8317-8560 / 8317-9350 8317-9550 / 8317-9351 / 8317-8081 / 8104-0353

Profile for Formus

La Notita Conmemorativa FORMUS  

La Notita es una revista interna de Formación Educativa y Musical, A.C. que, a partir de 2015, se difunde a través de nuestra página de inte...

La Notita Conmemorativa FORMUS  

La Notita es una revista interna de Formación Educativa y Musical, A.C. que, a partir de 2015, se difunde a través de nuestra página de inte...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded