Page 1

¿A MÍ QUIÉN ME CUIDA? Isac Pérez, Mª Dolores. Santamaría Gil, Mª Victoria. HGU Gregorio Marañon. Departamento de Oncologia. El profesional que cuida al paciente oncológico esta en continuo contacto con el mundo del sufrimiento y del dolor, generando reacciones que repercutirán en su estado de ánimo y en su misma salud en sentido global. La convivencia profesional con la experiencia de la muerte y su proceso es una de las vivencias más impactantes para la mayor parte de los profesionales de la salud. La persona con un proceso oncológico se caracteriza por una limitación temporal en su vida. Disponemos de avanzada tecnología pero la vida del paciente está marcada por “si no hay mañana”. El bienestar del profesional es esencial para realizar intervenciones terapéuticas eficaces. Para ello debemos tener sistemas de apoyo y utilizar mecanismos de afrontamiento saludables que permitan abordar estas situaciones sin excesivo desgaste emocional, con la percepción de que también los profesionales nos sintamos cuidados. El objetivo de este trabajo es realizar una exploración sistemática que identifique los estresores, estrategias de afrontamiento más utilizadas y el grado de satisfacción laboral del personal de enfermería que trabaja en unidades de oncología para plantear intervenciones futuras. Realizamos un estudio descriptivo transversal utilizando 3 cuestionarios autoadministrados y anónimos. La población diana estuvo constituida por 100 profesionales, obteniendo un 65 % de participación: 41 Enfermeras/os y 24 Técnicos de cuidados auxiliares de enfermería (TCAE). De todas las variables sociolaborales estudiadas destacan por su mayor relevancia que el tiempo de permanencia en el puesto de trabajo oscilaba entre < 1 año, el 38%, y >10, el 35%. La asignación al servicio fue voluntaria en el 60 % y un 87 % refiere estar contento con su puesto de trabajo. Los resultados obtenidos fueron: Respecto a los estresores específicos cabe destacar los siguientes aspectos: Los ítems que tienen un mayor porcentaje son “bajo salario” (86,1%), “sobrecarga de trabajo” (73,8%) y “falta de tiempo para aportar apoyo emocional al paciente” (60%). En relación a las estrategias de afrontamiento la mayoría va dirigida a: “intento que mis sentimientos no interfieran en mi trabajo”, “hablo con mis compañeros, amigos, y/o pareja” y “tomo precauciones para que no ocurra de nuevo”. Encontrarse a gusto en el puesto de trabajo, bien por haberlo elegido voluntariamente o por cubrir las expectativas, es uno de los factores amortiguadores del desgaste profesional. Cabe destacar que como estrategia grupal existe un equilibrio entre el personal de reciente incorporación (<1año), y el personal experto (>10años), provocado por la ilusión del personal “nuevo” y la madurez profesional del “experto”.

PALABRAS CLAVE: Enfermería. Desgaste emocional. Cuidado de cuidadores.

A MI QUIEN ME CUIDA  

A MI QUIEN ME CUIDA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you