__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 74

COMO NUNCA ANTES, LAS EMPRESAS SE BENEFICIAN DE OFRECER OPORTUNIDADES A LOS ESTUDIANTES PARA REALIZAR PRÁCTICAS PROFESIONALES. ES UNA MANERA DE CONOCER A SUS ACTUALES Y FUTUROS CONSUMIDORES.

O

Por NGM

btener un título universitario hace 40 o 50 años era prácticamente impensable si los jóvenes de aquellos años no hubieran empezado su carrera laboral a la par de la profesional. En la mayoría, de esos pocos casos, las familias no tenían los recursos suficientes para que alguno de sus hijos pudiera tener tal nivel de estudios. Así que la manera era trabajar desde el inicio para pagar la universidad. Este escenario tenía sus ventajas y desventajas. Por un lado, los jóvenes obtenían experiencia laboral –aunque no fuera en actividades propias de su área de estudio–, pero también sufrían intensas curvas de aprendizaje, dolorosas quizá, para ambas partes.

Ya desde hace algunos años existe mayor acceso a la educación superior y son menos los jóvenes que necesitan trabajar para pagar sus estudios. Hoy, la importancia de colaborar dentro de una empresa, mientras se estudia la universidad, radica en obtener experiencia que supone mayor valor agregado al momento de terminar la carrera profesional. Para Salomón Amkie, director de Relaciones Institucionales de Santander Universidades y Universia, las prácticas profesionales también surgieron con la intención de “permitir cometer” ciertos errores a los estudiantes sin arriesgar, realmente, el empleo. “Estos programas permiten una entrada suave del egresado al mercado laboral”, dice.

FOTO: SHUTTERSTOCK

PRÁCTICAS PROFESIONALES: UNA RELACIÓN GANAR-GANAR Quizá hoy, más que nunca, las empresas se benefician de estos programas. ¿La razón? Los jóvenes, como nativos digitales, han desarrollado capacidades y habilidades que a las empresas les permite comprender mejor la manera en que se comporta su mercado actual y futuro. “Hay empresas que tienen un vínculo con una universidad en específico. Por ejemplo, ponen a un grupo de jóvenes a resolver tres o cuatro problemáticas que tiene la empresa, y el resultado de esto es muy beneficioso, Además, el joven trabaja con un problema real”, comenta Amkie. En este sentido, incorporar estudiantes a las empresas también supone responsabilidad, porque se deberán establecer estrategias específicas de trabajo para ese grupo en particular. Esto evitará malas prácticas como solicitar tareas que no contribuyen a la formación profesional del estudiante. Son cada vez más las compañías que se encuentran interesadas en

Profile for Forbes en Español

Forbes Centroamérica  

El Warren Buffett de Centroamérica

Forbes Centroamérica  

El Warren Buffett de Centroamérica

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded