Page 1

jidos.es www.fora

BRIGADA 21 Edita: Asociación Cultural Audiovisual y Cine-Forum FORAJIDOS Colabora: Excmo. Ayutamiento de Montilla. Área para la Igualdad y el Desarrollo Social y Cultural

Persépolis ¿Cómo se puede reír uno viendo una película de animación que trata, entre otras cosas, sobre la sangrienta revolución iraní del Ayatollah Jomeini y la guerra posterior con Irak? La ironía y el buen humor son mecanismos de defensa que las personas inteligentes desarrollan en extremo ante las adversidades. A Marjane Satrapi, codirectora de la película, le sobran ambas y es que se trata de un film autobiográfico basado en un cómic, obra de la propia Marjane Satrapi. Persépolis es una genial película de animación autobiográfica que relata las vivencias de una mujer iraní de clase más bien alta y padres progresistas, partidarios de un islamismo moderado, desde que tiene 10 años, a comienzos de la revolución que en 1979 acaba con el derrocamiento del Sha Reza Pahlevi, hasta que, tras pasar 5 años en Austria entre 1984 y 1989, regresa a Irán. Por lo que el régimen iraní dejaba ver de su país y hasta los disturbios provocados por el pucherazo electoral de este año, se podía pensar que Irán es un país de fanáticos religiosos sin apenas ninguna voz discordante o lo suficientemente valiente para oponerse al régimen. La verdad es que el alto índice de analfabetismo en un país aún muy tradicionalista y religioso lo hacían terreno abonado para los integristas. A pesar de ello, Irán no deja de ser, con Irak, la cuna de las civilizaciones más antiguas del planeta y, como se puede ver en la película, existía una incipiente oposición izquierdista al régimen totalitario del Sha. Esta oposición de izquierdas pasó rápidamente de alegrarse por la caída del Sha a lamentar y sufrir la subida al poder del Ayatollah Jomeini.

Tirada: 300 Ejemplares. (Bimestral) Imprime: Imprenta San Francisco Solano SL DEPÓSITO LEGAL CO-1629-2006 ISSN 1888 - 329X NÚMERO 16

Persépolis es la historia de una mujer con la fortuna de nacer en el seno de una familia bien situada e ilustrada pero la desgracia de vivir en un país sin libertad. Comienza narrando, visto con los ojos de una niña despierta y con gran imaginación, el momento del cambio en el que las víctimas se tornan verdugos y los que tienen menos escrúpulos se aprovechan de la situación. Habla con un Dios curiosamente parecido a Karl Marx, ya que su sueño es seguir los pasos de Jesús y Mahoma. Se esfuerza por comprender un mundo marcado por el fanatismo enseñado en las escuelas, la sangrienta guerra con Irak que acaba con la juventud iraní, los bombardeos que le hacen correr de noche a los refugios y su propia marginación como mujer, que sufren también su madre y abuela. Ya al comienzo de su adolescencia sus padres comprenden que nada bueno le espera a su rebelde hija y deciden mandarla a Europa donde vivirá en Austria 4 años. Allí comienza a desarrollarse como mujer y encuentra la libertad que, debido a la incomprensión y a su soledad, no le trae la felicidad. Su inteligencia no la libra de caer en los mismos errores que suelen cometer los adolescentes e incluso llega a pasar hambre. Finalmente retorna a Irán, donde quiere creer que puede ser libre, pero las cosas no son así y volverá a conocer la decepción y la amargura. La historia de esta mujer excepcional, contada sin victimismo ni caer en el sentimentalismo y con una exquisita ironía, es una verdadera joya. Afortunadamente algo han cambiado los tiempos y Marjane Satrapi puede vivir sin que una condena de muerte pese sobre ella por su valiente crítica al régimen iraní, como le ocurre a Salman Rushdie. Quizás haya esperanza. Andrés Núñez Ruz

BRIGADA 21 es una publicación cuyo objetivo es la divulgación de la cultura audiovisual, que no hace necesariamente suyas las opiniones de sus colaboradores

Noviembre-Diciembre 2009

D 3 n e e Cin

ar ede est u p e in ro del c ños, la e el futu largo de los a u q ha D. A lo ráfica gafas 3 g l o e t s n a a e las cinem é ichos ar a ustria record las d s, n d o n i i c n c on o c o rea xteriores c ionale n 3D a s d e i n a b e e a im in m s lt c i e han trid i os de er la ú as que l a i en m enazas s intent u ic s fui a v a m e r o n , f o m n a ll í a c z e d é e u t s v q o a n nes de sas una Hace u d e J a m e s C de novacio l a c a l i d a d ue alg s borro r s in e q l n io s e d o g in l a á l e im se enido e do ad t n l r a n o a r u t c a pelícu o , n j , s m e e e o ia l v u m han ma ran una a infanc ios q cción y ctador por la g q u e r o s unas fas de es var e Avatar, a r a y v o o g l r o y p s c l e a e zu en con aquell rición d lvían del esp a o n s p v c o l o r a e marines y é o , a r e c o e s t n la l, s r in de el y azu vista nte a sd más mo ílico fán rojo n siendo más vestido alla: fre n v i n i e r o n lo t lo n e e a c d l p e s s id p ó ía n pa gía ormato f elevisi ro segu eriencia que t tecnolo nfrentan en u or sus e s p o l s a l a e exp pe y nítid ídeo os p as. La e nada m a s c o el auge del v que se n os y otr n s e n u la n ie i t u s p c r a o n r o n as a p p bie o esta Avatar micos; cómod á e n r planeta espiritualidad s c o E a e n l r . f a o o p l o uel nte, traj nos sy con aq envolve éstico paisaje . l efecto , r e o s m e o o id e t v n d u n ; o a e ig t s s u l s e q d, THX… alas y e n í se con didad y tres minerale o tal, es uno d xisten, is s u lt o n r u r ió u m s e om oca e se n rofun olby S El film, c hos de los que f e c t o s eluloid m e n , p se pretende; e éreo, D t c lu s l o e e v c , e e ión; u d e l D V D nó en definic s nes que que podemos como m d e t ó p i c o s y e más io n s o n c e dim on o ce s io n e y ga c a r g a d s, que no sup m e d i o t e le v is es pare ajes o sufrimo italizó n s ig io d la s a a c r net, le o n t tarnos a , c o n e-Ray e Inter o s perso especia a r u n r a t o g o , l a r r lo o a h p a a a r a de ch ar toc Blu ánd r e f l e j o ue algo nos va q u e e d o . S i n e m b ofrece nas, el n 3D. ¿Para cu a i n o t la c p a i l e q n e e éric ra qu imos cine entrete novado ede do sent o a la cara. llega el ’ s C a f é A m s time u n in p a n u e ió c s c y e a k «A n qu e llen aport guión e l R i c nal? Porque sonido ato 3D e la película un llegar d rgumento, el m a r e o f io m l s n e n es película s , tridime tengo e que el a ace de l , q u e n o n h la u lo e e A u a d q y s y» nale naje isua ver y goes b vencio tos, s perso culo v n á lo t . o c o c e ic f p á s n es vi era de mogr digital. nso pareci á s q u e s, creo ivo ni fil n c o m o d i d a d t m a r , r s a sé A l f o e z o n o o v s 52 i i J ls t a i r u a t l s o e e in de rep es h Jimén , planos A p a r t e estar casi tr Rueda tópicos

1 Cine en 3D 2 Centauros del desierto 3 Un lujo 3 José María Rodero 4 Persépolis


Un lujo

Centauros del desierto

«La cámara encuadra a un jinete solitario y se mueve con él. Es Ethan Edwars. Un hombre tan duro como el terreno que cruza. Ethan ya llegó a los cuarenta años y tiene una barba de tres días. Hay polvo tostado en las líneas de su cara y ensuciándole la ropa. Su silla de montar es mexicana… y en ella lleva un sarape doblado en vez del poncho texano. Atados a su silla de montar hay un sable y una vaina… con una banda de seda gris envuelta alrededor. Jinete y caballo vienen de muy lejos.» No es necesario saber el nombre del protagonista del guión escrito por Frank S. Nugent para reconocer que estamos en las imágenes iniciales de Centauros del desierto (The searchers, 1956), una de las obras maestras del cine, dirigida por John Ford. Cuando vemos una película, una de sus principales virtudes es que nosotros seamos capaces de intuir lo que las imágenes nos muestran, haciéndonos partícipes de los trasfondos emocionales y sentimentales de la historia. Es decir, no se trata de decirlo todo, sino de sugerirnos lo suficiente para que nosotros podamos adivinar el resto. Por todo eso es tan grande Centauros del desierto.

La historia se basa en un incidente real ocurrido durante la conquista del oeste, cuando el 18 de diciembre de 1860 un grupo de Rangers de Texas y de voluntarios civiles atacaron el campamento de Pease River del líder comanche Peta Nocona. Nocona y sus guerreros estaban cazando, así que todas las víctimas indias fueron sus mujeres. Sin embargo, se salvó una mujer por sus ojos azules que revelaron que era blanca; su nombre verdadero era Cynthia Ann Parker y había sido secuestrada cuando tenía nueve años (25 años atrás). Su familia nunca había dejado de buscarla. John Ford y todo su equipo se marcharon a Monument Valley, entre los estados norteamericanos de Utah y Arizona, para mostrarnos a través de las imágenes del paisaje la soledad que acompaña a los personajes, que los hace mostrarse duros y generosos en medio de la naturaleza inhóspita. Allí, en el lugar más alejado de cualquier vía de tren, montó su campamento y mostró a la naturaleza como un personaje más de la película. Ford y Wayne eran muy amigos, y juntos realizaron algunas de las mejores películas de todos los tiempos, creando un subgénero: las películas dirigidas por John Ford e interpretadas por John Wayne. En este película, el «Duque» realiza una de sus mejores interpretaciones (tal vez la mejor), mostrándonos a un personaje capaz de transmitir con la mirada frialdad y odio, o emotividad. Concluyo este acercamiento a la película, con una de sus frases más recordadas: «El indio, tanto cuando ataca como cuando huye, es inconstante. Abandona pronto, no comprende que se pueda perseguir algo sin descanso, y nosotros no descansaremos, de modo que al final daremos con ella, te lo prometo. La encontremos, tan cierto como que la Tierra da vueltas».

Ésta fue la sensación que tenía durante la interpretación de la obra teatral «Tres», escrita y dirigida por nuestro paisano Juan Carlos Rubio. La obra, que profundiza en las relaciones personales de tres amigas, es muy brillante e ingeniosa, con varios giros en la trama que desarrolla, permitiéndonos apreciar una faceta más del autor, la comedia. Las actrices y el actor están muy bien, consiguiendo que sean creíbles los personajes que interpretan durante hora y media, y, aunque tal vez el papel más agradecido sea el interpretado por Aurora Sánchez, es Kiti Mánver quien sobresale, haciendo uso de diferentes registros que nos recuerdan a sus mejores interpretaciones dentro del cine español. Pero bueno, no es el motivo de este artículo realizar una crítica, sino situar a toda persona que lo lea, y que no asistiera al teatro, ante lo que se ha perdido. Y sobre todo, agradecer a través de estas líneas a Juan Carlos que siga siendo un montillano de pro y que no se olvide de su «patria chica», pues es un verdadero lujo poder disfrutar de su talento, no sólo como autor sino también ahora en la dirección. El sábado 12 de diciembre, el Teatro Garnelo se vistió de gala para acoger la obra «Tres» y a sus intérpretes, una gala que ya se había vivido con anterioridad en nuestra ciudad con motivo de las anteriores obras del autor montillano, y que es una muestra más de su generosidad, pues el deseo de que Montilla pueda conocer sus trabajos nos iguala en calidad con las programaciones de otras ciudades. Gracias, Juan Carlos. José Manuel Repiso Carmona Hablando un día con Agustín González, el gran actor ya fallecido, se me ocurrió preguntarle si José María Rodero era el mejor actor de teatro de la historia de España. Con él, había protagonizado la obra Los inmigrados, llegando a tener que suspender varios días la representación dado el esfuerzo de los dos grandes, ya que dicha historia era de una intensidad poco vista en escena. La reacción de González fue más o menos la que acostumbraba a tener en sus papeles de cura. Evidentemente, no le había gustado la insinuación. José María Rodero fue un genio de la escena; el papel de Max Estrella en Luces de Bohemia le tuvo tres meses en París disertando en español, algo nunca visto. La muerte de un viajante, Calígula, El concierto de San Ovidio y, sobre todo, la maravillosa Doce hombres sin piedad, que todos recordamos, en la que su interpretación era equiparable a la de Henry Fonda en el cine, nos lleva a pensar en que efectivamente era el número uno, le duela a quien le duela. Viene esto a cuento porque en el cine no fue igual. Papelitos en españoladas malas, si salvamos Los tramposos, con Tony Leblanc; nada se puede destacar de sus interpretaciones, pero hay una joya desconocida para muchos amantes del cine: La larga noche de los bastones blancos, de Javier Elorrieta, que fue un gran éxito de crítica y público... pero que la quitaron de la cartelera a los quince días sin saber por qué. Ahí está que se sale interpretando el papel de ciego junto a Quique San Francisco, algo maravilloso. Rodero demuestra así sus cualidades interpretativas con unos registros impresionantes. La película es soberbia. Yo la tengo en Beta. A ver si hay algún amigo que me la copie en DVD, se lo agradecería y se haría a sí mismo un favor. Loor, pues, a José María Rodero, un actor, por cierto, amantísimo de Córdoba.

F16 José Pérez Merino

José Mª Rodero


Un lujo

Centauros del desierto

«La cámara encuadra a un jinete solitario y se mueve con él. Es Ethan Edwars. Un hombre tan duro como el terreno que cruza. Ethan ya llegó a los cuarenta años y tiene una barba de tres días. Hay polvo tostado en las líneas de su cara y ensuciándole la ropa. Su silla de montar es mexicana… y en ella lleva un sarape doblado en vez del poncho texano. Atados a su silla de montar hay un sable y una vaina… con una banda de seda gris envuelta alrededor. Jinete y caballo vienen de muy lejos.» No es necesario saber el nombre del protagonista del guión escrito por Frank S. Nugent para reconocer que estamos en las imágenes iniciales de Centauros del desierto (The searchers, 1956), una de las obras maestras del cine, dirigida por John Ford. Cuando vemos una película, una de sus principales virtudes es que nosotros seamos capaces de intuir lo que las imágenes nos muestran, haciéndonos partícipes de los trasfondos emocionales y sentimentales de la historia. Es decir, no se trata de decirlo todo, sino de sugerirnos lo suficiente para que nosotros podamos adivinar el resto. Por todo eso es tan grande Centauros del desierto.

La historia se basa en un incidente real ocurrido durante la conquista del oeste, cuando el 18 de diciembre de 1860 un grupo de Rangers de Texas y de voluntarios civiles atacaron el campamento de Pease River del líder comanche Peta Nocona. Nocona y sus guerreros estaban cazando, así que todas las víctimas indias fueron sus mujeres. Sin embargo, se salvó una mujer por sus ojos azules que revelaron que era blanca; su nombre verdadero era Cynthia Ann Parker y había sido secuestrada cuando tenía nueve años (25 años atrás). Su familia nunca había dejado de buscarla. John Ford y todo su equipo se marcharon a Monument Valley, entre los estados norteamericanos de Utah y Arizona, para mostrarnos a través de las imágenes del paisaje la soledad que acompaña a los personajes, que los hace mostrarse duros y generosos en medio de la naturaleza inhóspita. Allí, en el lugar más alejado de cualquier vía de tren, montó su campamento y mostró a la naturaleza como un personaje más de la película. Ford y Wayne eran muy amigos, y juntos realizaron algunas de las mejores películas de todos los tiempos, creando un subgénero: las películas dirigidas por John Ford e interpretadas por John Wayne. En este película, el «Duque» realiza una de sus mejores interpretaciones (tal vez la mejor), mostrándonos a un personaje capaz de transmitir con la mirada frialdad y odio, o emotividad. Concluyo este acercamiento a la película, con una de sus frases más recordadas: «El indio, tanto cuando ataca como cuando huye, es inconstante. Abandona pronto, no comprende que se pueda perseguir algo sin descanso, y nosotros no descansaremos, de modo que al final daremos con ella, te lo prometo. La encontremos, tan cierto como que la Tierra da vueltas».

Ésta fue la sensación que tenía durante la interpretación de la obra teatral «Tres», escrita y dirigida por nuestro paisano Juan Carlos Rubio. La obra, que profundiza en las relaciones personales de tres amigas, es muy brillante e ingeniosa, con varios giros en la trama que desarrolla, permitiéndonos apreciar una faceta más del autor, la comedia. Las actrices y el actor están muy bien, consiguiendo que sean creíbles los personajes que interpretan durante hora y media, y, aunque tal vez el papel más agradecido sea el interpretado por Aurora Sánchez, es Kiti Mánver quien sobresale, haciendo uso de diferentes registros que nos recuerdan a sus mejores interpretaciones dentro del cine español. Pero bueno, no es el motivo de este artículo realizar una crítica, sino situar a toda persona que lo lea, y que no asistiera al teatro, ante lo que se ha perdido. Y sobre todo, agradecer a través de estas líneas a Juan Carlos que siga siendo un montillano de pro y que no se olvide de su «patria chica», pues es un verdadero lujo poder disfrutar de su talento, no sólo como autor sino también ahora en la dirección. El sábado 12 de diciembre, el Teatro Garnelo se vistió de gala para acoger la obra «Tres» y a sus intérpretes, una gala que ya se había vivido con anterioridad en nuestra ciudad con motivo de las anteriores obras del autor montillano, y que es una muestra más de su generosidad, pues el deseo de que Montilla pueda conocer sus trabajos nos iguala en calidad con las programaciones de otras ciudades. Gracias, Juan Carlos. José Manuel Repiso Carmona Hablando un día con Agustín González, el gran actor ya fallecido, se me ocurrió preguntarle si José María Rodero era el mejor actor de teatro de la historia de España. Con él, había protagonizado la obra Los inmigrados, llegando a tener que suspender varios días la representación dado el esfuerzo de los dos grandes, ya que dicha historia era de una intensidad poco vista en escena. La reacción de González fue más o menos la que acostumbraba a tener en sus papeles de cura. Evidentemente, no le había gustado la insinuación. José María Rodero fue un genio de la escena; el papel de Max Estrella en Luces de Bohemia le tuvo tres meses en París disertando en español, algo nunca visto. La muerte de un viajante, Calígula, El concierto de San Ovidio y, sobre todo, la maravillosa Doce hombres sin piedad, que todos recordamos, en la que su interpretación era equiparable a la de Henry Fonda en el cine, nos lleva a pensar en que efectivamente era el número uno, le duela a quien le duela. Viene esto a cuento porque en el cine no fue igual. Papelitos en españoladas malas, si salvamos Los tramposos, con Tony Leblanc; nada se puede destacar de sus interpretaciones, pero hay una joya desconocida para muchos amantes del cine: La larga noche de los bastones blancos, de Javier Elorrieta, que fue un gran éxito de crítica y público... pero que la quitaron de la cartelera a los quince días sin saber por qué. Ahí está que se sale interpretando el papel de ciego junto a Quique San Francisco, algo maravilloso. Rodero demuestra así sus cualidades interpretativas con unos registros impresionantes. La película es soberbia. Yo la tengo en Beta. A ver si hay algún amigo que me la copie en DVD, se lo agradecería y se haría a sí mismo un favor. Loor, pues, a José María Rodero, un actor, por cierto, amantísimo de Córdoba.

F16 José Pérez Merino

José Mª Rodero


jidos.es www.fora

BRIGADA 21 Edita: Asociación Cultural Audiovisual y Cine-Forum FORAJIDOS Colabora: Excmo. Ayutamiento de Montilla. Área para la Igualdad y el Desarrollo Social y Cultural

Persépolis ¿Cómo se puede reír uno viendo una película de animación que trata, entre otras cosas, sobre la sangrienta revolución iraní del Ayatollah Jomeini y la guerra posterior con Irak? La ironía y el buen humor son mecanismos de defensa que las personas inteligentes desarrollan en extremo ante las adversidades. A Marjane Satrapi, codirectora de la película, le sobran ambas y es que se trata de un film autobiográfico basado en un cómic, obra de la propia Marjane Satrapi. Persépolis es una genial película de animación autobiográfica que relata las vivencias de una mujer iraní de clase más bien alta y padres progresistas, partidarios de un islamismo moderado, desde que tiene 10 años, a comienzos de la revolución que en 1979 acaba con el derrocamiento del Sha Reza Pahlevi, hasta que, tras pasar 5 años en Austria entre 1984 y 1989, regresa a Irán. Por lo que el régimen iraní dejaba ver de su país y hasta los disturbios provocados por el pucherazo electoral de este año, se podía pensar que Irán es un país de fanáticos religiosos sin apenas ninguna voz discordante o lo suficientemente valiente para oponerse al régimen. La verdad es que el alto índice de analfabetismo en un país aún muy tradicionalista y religioso lo hacían terreno abonado para los integristas. A pesar de ello, Irán no deja de ser, con Irak, la cuna de las civilizaciones más antiguas del planeta y, como se puede ver en la película, existía una incipiente oposición izquierdista al régimen totalitario del Sha. Esta oposición de izquierdas pasó rápidamente de alegrarse por la caída del Sha a lamentar y sufrir la subida al poder del Ayatollah Jomeini.

Tirada: 300 Ejemplares. (Bimestral) Imprime: Imprenta San Francisco Solano SL DEPÓSITO LEGAL CO-1629-2006 ISSN 1888 - 329X NÚMERO 16

Persépolis es la historia de una mujer con la fortuna de nacer en el seno de una familia bien situada e ilustrada pero la desgracia de vivir en un país sin libertad. Comienza narrando, visto con los ojos de una niña despierta y con gran imaginación, el momento del cambio en el que las víctimas se tornan verdugos y los que tienen menos escrúpulos se aprovechan de la situación. Habla con un Dios curiosamente parecido a Karl Marx, ya que su sueño es seguir los pasos de Jesús y Mahoma. Se esfuerza por comprender un mundo marcado por el fanatismo enseñado en las escuelas, la sangrienta guerra con Irak que acaba con la juventud iraní, los bombardeos que le hacen correr de noche a los refugios y su propia marginación como mujer, que sufren también su madre y abuela. Ya al comienzo de su adolescencia sus padres comprenden que nada bueno le espera a su rebelde hija y deciden mandarla a Europa donde vivirá en Austria 4 años. Allí comienza a desarrollarse como mujer y encuentra la libertad que, debido a la incomprensión y a su soledad, no le trae la felicidad. Su inteligencia no la libra de caer en los mismos errores que suelen cometer los adolescentes e incluso llega a pasar hambre. Finalmente retorna a Irán, donde quiere creer que puede ser libre, pero las cosas no son así y volverá a conocer la decepción y la amargura. La historia de esta mujer excepcional, contada sin victimismo ni caer en el sentimentalismo y con una exquisita ironía, es una verdadera joya. Afortunadamente algo han cambiado los tiempos y Marjane Satrapi puede vivir sin que una condena de muerte pese sobre ella por su valiente crítica al régimen iraní, como le ocurre a Salman Rushdie. Quizás haya esperanza. Andrés Núñez Ruz

BRIGADA 21 es una publicación cuyo objetivo es la divulgación de la cultura audiovisual, que no hace necesariamente suyas las opiniones de sus colaboradores

Noviembre-Diciembre 2009

D 3 n e e Cin

ar ede est u p e in ro del c ños, la e el futu largo de los a u q ha D. A lo ráfica gafas 3 g l o e t s n a a e las cinem é ichos ar a ustria record las d s, n d o n i i c n c on o c o rea xteriores c ionale n 3D a s d e i n a b e e a im in m s lt c i e han trid i os de er la ú as que l a i en m enazas s intent u ic s fui a v a m e r o n , f o m n a ll í a c z e d é e u t s v q o a n nes de sas una Hace u d e J a m e s C de novacio l a c a l i d a d ue alg s borro r s in e q l n io s e d o g in l a á l e im se enido e do ad t n l r a n o a r u t c a pelícu o , n j , s m e e e o ia l v u m han ma ran una a infanc ios q cción y ctador por la g q u e r o s unas fas de es var e Avatar, a r a y v o o g l r o y p s c l e a e zu en con aquell rición d lvían del esp a o n s p v c o l o r a e marines y é o , a r e c o e s t n la l, s r in de el y azu vista nte a sd más mo ílico fán rojo n siendo más vestido alla: fre n v i n i e r o n lo t lo n e e a c d l p e s s id p ó ía n pa gía ormato f elevisi ro segu eriencia que t tecnolo nfrentan en u or sus e s p o l s a l a e exp pe y nítid ídeo os p as. La e nada m a s c o el auge del v que se n os y otr n s e n u la n ie i t u s p c r a o n r o n as a p p bie o esta Avatar micos; cómod á e n r planeta espiritualidad s c o E a e n l r . f a o o p l o uel nte, traj nos sy con aq envolve éstico paisaje . l efecto , r e o s m e o o id e t v n d u n ; o a e ig t s s u l s e q d, THX… alas y e n í se con didad y tres minerale o tal, es uno d xisten, is s u lt o n r u r ió u m s e om oca e se n rofun olby S El film, c hos de los que f e c t o s eluloid m e n , p se pretende; e éreo, D t c lu s l o e e v c , e e ión; u d e l D V D nó en definic s nes que que podemos como m d e t ó p i c o s y e más io n s o n c e dim on o ce s io n e y ga c a r g a d s, que no sup m e d i o t e le v is es pare ajes o sufrimo italizó n s ig io d la s a a c r net, le o n t tarnos a , c o n e-Ray e Inter o s perso especia a r u n r a t o g o , l a r r lo o a h p a a a r a de ch ar toc Blu ánd r e f l e j o ue algo nos va q u e e d o . S i n e m b ofrece nas, el n 3D. ¿Para cu a i n o t la c p a i l e q n e e éric ra qu imos cine entrete novado ede do sent o a la cara. llega el ’ s C a f é A m s time u n in p a n u e ió c s c y e a k «A n qu e llen aport guión e l R i c nal? Porque sonido ato 3D e la película un llegar d rgumento, el m a r e o f io m l s n e n es película s , tridime tengo e que el a ace de l , q u e n o n h la u lo e e A u a d q y s y» nale naje isua ver y goes b vencio tos, s perso culo v n á lo t . o c o c e ic f p á s n es vi era de mogr digital. nso pareci á s q u e s, creo ivo ni fil n c o m o d i d a d t m a r , r s a sé A l f o e z o n o o v s 52 i i J ls t a i r u a t l s o e e in de rep es h Jimén , planos A p a r t e estar casi tr Rueda tópicos

1 Cine en 3D 2 Centauros del desierto 3 Un lujo 3 José María Rodero 4 Persépolis


Brigada 21 nº 52  

Revista de la Asociacion Cultural Forajidos. Noviembre-Diciembre 2009.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you