Page 1

BRIGADA 21 Publicación trimestral

MARZO 2013 TOMO 2 NÚMERO 4 DEPÓSITO LEGAL CO-1629-2006 ISSN 1888 - 329X EDITA: Asociación Cultural Audiovisual y Cine-Forum FORAJIDOS

¿RASGAMOS LAS VESTIDURAS DE SEDA? Hace unos días vimos la gala de los Goya. A decir verdad, la vi haciendo zapping porque no soy nada aficionada a discursos y gracietas más o menos de circunstancias, pero esta vez tenía cierta curiosidad, y pillé el discurso del presidente de la Academia. Ya me quedé a ver algún que otro, y, sobre todo, la cara de mi ministro favorito, ese al que tantos ratos de tertulia le debo. Como no he visto otras, y esta tampoco la he visto entera, no tengo demasiados elementos de juicio. No puedo comparar, y no voy a hacerlo. Pero sí llevo muchas horas de reflexión y de lectura sobre la ideología en el arte, y ahí sí que voy a decir algo. El arte, todo el arte, es expresión de un pensamiento, de sentimientos y de un estar en el mundo. Es, en cualquiera de sus formas, una Imago mundi que el artista comunica a sus espectadores del presente y del futuro, y no necesariamente tiene que ser conformista. De hecho, rara vez una imagen conformista alcanza categoría como para ser recordada. El cine es un arte de la era industrial. No es únicamente una máquina de adormecer conciencias, sino que ha sido desde sus orígenes más bien lo contrario, de ahí la inquina que le han mostrado los sectores más reaccionarios de las distintas religiones –no voy a meterme únicamente con el sector talibán de la Iglesia Católica: también odian el arte los talibanes musulmanes, judíos y de otras confesiones cristianas- y lo han utilizado los aparatos de propaganda de todos los to-

talitarismos y fundamentalismos políticos, desde Stalin a la oscarizada Argo pasando por el cine de la Guerra Fría. Normal, por tanto, que las películas tengan un contenido político o ideológico en sentido amplio. Normal, también, que actores, directores, guionistas y demás hierbas que pululan en las pantallas tengan una visión política e ideológica del mundo en el que viven. Extraordinariamente normal, y muy deseable, que, puesto que vivimos en democracia no sabemos por cuánto tiempo, y las leyes amparan la libertad de expresión, hagamos uso de ella. Que se critique a los actores por haber representado según qué personajes –vendedores de hipotecas- o por ir vestidos de gala a una gala, o por no pagar impuestos en un país en el que no residen, raya el esperpento. Confundir el personaje con la persona es una maniobra obscena cuando se hace desde un gobierno, sea el que sea. Negar la libertad de expresión a unos actores es negar un derecho constitucional que nos asiste a todos, afortunadamente sin excepciones. Nos reímos cuando nos cuentan la anécdota de los bisabuelos que abucheaban la pantalla porque salía viva la chica cuya muerte se había llorado el día anterior. Que un ministro abuchee a la pantalla me da mucho miedo. Que los periodistas le hagan los coros, pánico. Las únicas películas de miedo que me horrorizan son las de zombis, y los periódicos empiezan a parecer una de las peores . PEPA POLONIO ARMADA


64

ALGUNAS CURIOSIDADES DEL CINE JOSÉ PÉREZ MERINO EN MONTILLA Cuando se estrenó el sistema ro que sí, aquello de “¡aclara con SUEZ, y como no estaba Todd-AO en Córdoba, concreta- jondillón!”, y “¡la botella!, pero terminado, el alcalde de Montimente en el desaparecido Tea- ¿y a Méndez, el operador del lla amenazó valiéndose del gotro Duque de Rivas (qué pena, Cinema Palacio? Pues cuando la bernador, con cerrarlo si no esun teatro convertido en delega- película era muy mala, el grito taba terminado del todo, cosa ción de Hacienda), cuando se era ¡Méndez, apaga y pon el que el padre de los Jiménez proyectaba la película Fort Ti, NODO! hizo vendiendo una finca para un espectador vio la flecha del Hubo un tiempo que a la gente lo propio, dándose la curiosa indio tan cerca que creyó que le dio por aplaudir en el Garne- circunstancia de que el alcalde se le clavaba a era la compeél, por lo que tencia desde el agachó violentaGarnelo. mente la cabePor último, y en za, dándose tal la siguiente regolpe contra la vista seguirebutaca que tenía mos con estas delante, que curiosidades, hubieron de darvamos a contar le ocho puntos algo que ocurrió de sutura. en una gran caHemos presensa de vecinos, ciado casos muy cuando los chic urio s o s en quillos veníanuestra ciudad, mos de ver una unos serios, película nos disotros carcajeanfrazábamos de tes. Por ejemlo que habíamos plo, a un amigo visto, fuera de que nunca había Zorro, de Hércuvisto una películes, o de Toro la, le tuvimos Sentado. Teníaque sacar debaA PEPE MERINO, QUE QUIERE CINE DE VERANO Y YO TAMBIÉN mos un vecino jo de la butaca, que a los diez porque creía que el río que se lo, cuando salía un anuncio de años era todo un “mazangón”, desbordaba, se lo iba a llevar. Muebles Martínez de Córdoba, y le llamábamos EL TIO, porEn otra ocasión, allá por 1959, cachondeo que trajo a Pedro que era muy corpulento. Aquel una pareja que se iba a casar en por la calle de la amargura. Por día, se disfrazó de Rocha, el unos días, rompió el compromi- la amargura nos traía la Sema- forzudo, y dirigiéndose a una so al no haber conseguido el na Santa a los aficionados, a puerta de la casa, le dio una novio entradas para la novia y los que nos quitaban el cine patada con tal fuerza, que la la “carabina”, es decir su herma- desde el Martes Santo hasta el echó abajo, dándose la na, así que pudo más el cine Domingo de Resurrección. Nos "casualidad" que descubrió en que el amor. cuenta Isidoro que cuando pu- la cama dos vecinos casados, Curiosidad fue la primera pelí- so en marcha el Cinema Palacio cada uno por un lado, por lo cula en Cinemascope que se de invierno, que debutó con que se armó la marimorena. proyectó en Montilla, que no Tyrone Power, aquel que se Otro vecino muy aficionado al fue otra que LA TUNICA SAGRA- murió cuando se encontraba cine, pero ya mayor, susurró DA, en el Cinema Palacio, para rodando SALOMON Y LA REINA "esto sí que es una película, lo que Isidoro y Méndez inven- DE SABA, junto a GIna Lollobri- además ya tiene hasta nombre taron un sistema de sonido casi gida, y del que decían que no SECRETO TRAS LA PUERTA. de alta fidelidad. Por cierto, sabían si había muerto de una Que les aproveche. ¿saben los lectores lo que les angina de pecho o de un pecho gritaban a Don Bernabé y a Pe- de Gina, se estrenó este cine dro cuando desenfocaban? Cla-


64

ÉRASE UNA VEZ EN EL OESTE LUIS JIMÉNEZ ÁLVAREZ (ONCE UPON A TIME IN THE WEST, 1968) Es indudable que el título original es mucho mejor que el que recibió en nuestro país, en cualquier caso será el único defecto atribuible a esta obra maestra del cine. ‘Hasta que llegó su hora’ resume en todo su esplendor todo lo que su director, Sergio Leone, sentía por el western de una forma distinta a lo que hizo en su anterior Trilogía del dólar. Hombre de cine como pocos, de profesión heredada por su padre y del que sorprendió su enorme conocimiento sobre un género propiamente estadounidense, supo hacer de su obra una declaración de amor eterno hacia este género, contagiando al espectador de esta emoción. Este género parecería incompleto sin ‘Hasta que llegó su hora’, épica, lírica, violenta, bella como pocas, reúne a lo grande todos los elementos del cine de Sergio Leone. Miradas eternas, tiempos muertos, elipsis que fluyen armoniosamente, violencia, y sobre todo el paso del tiempo y la muerte, que visten su peculiar universo. La película fue un éxito en Europa, no así en los Estados Unidos, donde se estrenó recortada. En cualquier caso su influencia en el cine posterior fue de tal dimensión que justifica la existencia de varios cineastas ulteriores. El más grande western jamás rodado, sensación que queda tras su visionado, es una de esas películas que quieren volver a verse justo después de verlas. ¿Qué tipo de películas dejan ese sabor? Una obra maestra. Tan solo el hecho de convertir al buenazo de Henry Fonda (Frank) en uno de los mayores asesinos del celuloide pone los pelos de punta. Al respecto cabe señalar la anécdota en la que Fonda, no muy convencido

de aceptar el papel, se le presentó a Leone con lentillas oscuras y un gran mostacho. El director le ordenó deshacerse de ello, pues quería que el público reconociese al gran Henry Fonda en la piel de un asesino. Su aparición en escena representa un shock para todo aficionado. Tras asesinar a tres miembros de una familia, varios pistoleros con amplias gabardinas pare-

cen surgir como por arte de magia. Leone se acerca por detrás de ellos con un sugerente travelling que da la vuelta cuando llega a Fonda y nos descubre su rostro. Acto seguido mata a un niño ante el estupor de la audiencia. Leone no sólo indaga en nuestros recuerdos del western, sino que los sacude violentamente. Charles Bronson, recogiendo el testigo dejado por Eastwood a quien tras el éxito de la trilogía del dólar fue ofrecido el papel protagonista y que rechazó por discrepancias con Leone. El rostro esculpido de Bronson fue el más apropiado para dar vida a Harmónica, un pistolero sin nombre y de oscuro pasado

que representa la venganza pura y dura, a través de un flashback, marca de la casa, sabremos qué relación tiene con Frank (Fonda), al que en sus encuentros sólo le recuerda los nombres de hombres a los que aquél mató. Un magnifico Jason Robards da vida a Cheyenne, un peculiar bandido que se resiste al progreso, y que se alía con Harmónica para enfrentarse al dueño del ferrocarril. En medio de este triángulo mortal, Jill, una prostituta de Nueva Orleans, protagonizada por la bella Claudia Cardinale, que quiso abrirse camino en un nuevo hogar que nunca llegó a existir. A través de esos cuatro personajes Leone narra un cuento enmarcado en un período muy concreto de la historia de los Estados Unidos. Salvo Jill, los otros tres pertenecen a un mundo que desaparece, el de los pistoleros, que ven su forma de vida invadida por el progreso y la política. Frank intenta adaptarse a estos cambios para sobrevivir, y querrá cambiar pistolas por un despacho para tener un mayor poder, traicionando así este pasado evocador. Harmónica, Cheyenne y Frank ya no pertenecen a este nuevo mundo, al que Jill es la única que se agarra con todas sus fuerzas. Su historia de amor a tres bandas es una continua lucha entre deseo y razón. Estoicamente, con esa fuerza femenina tan característica, vive el amor mudo de Harmónica, el platónico de Cheyenne y el físico de Frank. La escena de amor entre ella y el último encierra todo lo que es ella, y todo lo que un hombre como él podría ser al lado de una mujer así. (sigue en la página siguiente)


(viene de la página anterior)

La influencia femenina en las acciones de los tres hombres es clara y contundente, mientras que al revés sólo es un episodio más, tal y como demuestra ese emocionante final en el que Jill, como olvidando los recientes hechos, da de beber a los cansados trabajadores que ayudan al avance del ferrocarril. CONTENIDO BRIGADA 21 ¿Rasgamos las vestiduras de seda?

1

Leone dice adiós a la época dorada del western, dando no sólo paso a una nueva etapa crepuscular, sino también a un lugar intermedio, suspendido en el tiempo y que le pertenece por derecho propio. Sirva como ejemplo la impresionante secuencia que da comienzo con la llegada de Jill a la estación, su posterior paso a la ciudad que crece, y antes de llegar a su destino, atraviesa Monument Valley, escenario de varios de los westerns más conocidos de John Ford. La pues-

ta en escena de Leone es de tal precisión que logra un instante de emoción única, que hurga en el pasado, sobre todo cinéfilo. Pasado, presente y futuro en la marcha de un carruaje al son de la no menos impresionante banda sonora compuesta por Ennio Morricone, quien se superó a sí mismo creando para cada personaje una melodía perfectamente reconocible, vistiendo psicológicamente a cada uno de ellos, sobre todo en el caso de Harmónica.

TINTÍN Y EL SECRETO DEL JUAN A. PÉREZ GAMA UNICORNIO

Algunas curiosidades del cine en Montilla

2

Érase una vez en el oeste

3,4

Tintín y el secreto del unicornio

4

BRIGADA 21 EDITA: Asociación Cultural Audiovisual y Cine-Forum FORAJIDOS DIRECCIÓN SOCIAL: Beato Juan de Ávila, 4-2º 14550 Montilla Imprime IMPRENTA GRÁFICA MC BRIGADA 21 es una publicación plural, y abierta a la participación, cuyo único objetivo es la divulgación de la cultura audiovisual, que no hace necesariamente suyas las opiniones de sus colaboradores. La Asociación “FORAJIDOS” carece de animo de lucro, y distribuye BRIGADA 21 de manera gratuita. Los Los artículos artículos publicados publicados en en BRIGADA 21 son propiedad BRIGADA 21 son propiedad de de sus sus autores, que han autorizado a la autores, que han autorizado a la Asociación Asociación “FORAJIDOS” “FORAJIDOS” para para que que los publique. los publique. Se Se prohíbe prohíbe la la utilización, utilización, y y reproreproducción, total o parcial, de la publiducción, total o parcial, de la publicación cación BRIGADA BRIGADA 21, 21, sin sin autorizaautorización ción expresa expresa de de la la Asociación Asociación “FORAJIDOS”. “FORAJIDOS”.

Que levante la mano a quien no le guste Tintín, un periodista que vive mil y una aventuras alrededor del mundo -o incluso en la Luna- acompañado de su mascota Milú y sus carismáticos compañeros de fatigas. Si a ese coctel añadimos los nombres de Peter Jackson y Steven Spielberg la mezcla puede ser explosiva, y lo es. Esta película contiene un sinfín de travellings, que la dotan de mucha acción pero que en su defecto, la convierten en un producto "videoclipero" al estilo del cine de Michael Bay. Y eso puede llegar a cansar. Por lo demás no tengo ninguna pega que ponerle a una película que recupera al mejor Spielberg, al cual vemos entregado en su faceta de director y mejor aún, ilusionado con su trabajo, reconvirtiéndolo en el joven que nos dejó filmes tan buenos como Tiburón. Por otra parte el productor Peter Jackson pone al servicio de la película el trabajo de Weta digital, la compañía que está creando la animación digital más realista que jamás hemos visto, que consigue

que los gestos de los personajes rocen la perfección. La labor de caracterización del área de diseño de personajes merece otra gran reverencia, ya que transformar el simple y bello trazo de los dibujos de Ergé en personajes en 3 D tiene sus peligros y ellos salen airosos de la aventura. Reconozco que fui al cine con no pocos prejuicios, porque a pesar de que Tintín siempre me ha gustado, sus cómics me aburren, y para colmo llevaba en la cabeza los recuerdos de bodrios "Spilbgerianos" de la talla de "La guerra de los mundos". Pero creo que han acertado al mezclar tres cómics en una película porque un largometraje necesita más chicha que un tebeo infantil, del mismo modo Spielberg se ha volcado con el proyecto y no ha reparado a la hora de derrochar ilusión como antes he comentado. Una cosa más, no podemos olvidar que estamos ante una película de corte infantil y que puede llegar a ser tan divertida como facilona .

Si te gusta el cine y quieres dar tu opinión, envía un correo a nuestro e-mail asociacionforajidos@yahoo.es o síguenos a través de nuestra página web http://forajidos-brigada21.blogspot.com

BRIGADA 21 T2 N4  

Cinema magazine

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you