Issuu on Google+

Una relaci贸n isl谩mica Escrito Por: Alfonso L贸pez

E-mail: scum.icecream@gmail.com Tel茅fono: 615375217


INT.DORMITORIO DE HAFED.DÍA Marieta, 33 años y Hafed, 35 años, con barba y piel morena, están desnudos y recostados en la cama, con las espaldas apoyadas en el cabecero. Ambos fuman. MARIETA Hafed, ¿seguro que tú eres de Cuenca? HAFED Sí, de Valdecabras, ya te lo he dicho. MARIETA Ay, no sé, yo es que te veo tan tostao... Si ni siquiera fueras de la costa, pues todavía me lo explicaba. Vamos, que yo nunca he estado en Valdecabras, eso también te lo digo. Que me pones a cuarenta personas delante y no sabría decirte cuál es de tu pueblo. Pero no sé, que me imaginaba yo a la gente de Cuenca como más blanquecina, más paliducha, no sé... HAFED Pues ese es el problema, Marieta, que tú nunca has estado en Cuenca. Y que tienes una imaginación muy grande. ¿Tú no te has planteado escribir? MARIETA Ay, qué tonterías dices... Calla, calla. HAFED Te lo digo en serio. Yo te veo una mujer muy creativa. MARIETA (con timidez) Bueno... En realidad ya he hecho mis pinitos. HAFED Ah, ¿sí? Cuenta.

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

2. MARIETA Tengo una pequeña colección de relatos. HAFED ¿Es literatura erótica? MARIETA Por Dios, Hafed. Qué cosas tienes. Es literatura romántica. HAFED Como tú.

Se dan un beso. MARIETA ¿Y a tí qué te gusta leer? HAFED Bueno, principalmente el Corán. MARIETA (sorprendida) ¿El Corán? Hafed, ¿seguro que eres de Valdecabras? HAFED Que sí, cariño. Lo que pasa es que yo soy un tío moderno, y el catolicismo ya no se lleva. Yo te respeto porque tú eres muy devota... MARIETA De San Judas Tadeo, sí. El que mira por los imposibles como yo. HAFED Pues eso, yo te respeto. Pero que sepas que lo que se lleva ahora es el Islam. MARIETA Si tú lo dices... No sabía yo que la fe era cuestión de modas. Hafed se levanta, coge la ropa que tiene tirada en el suelo y se viste con rapidez. HAFED Marieta, si no vas a confiar en mí...

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

3.

MARIETA No te enfades, cariño. Si yo confío, sólo que me parece raro. Pero ya está, ya no te pregunto más. Venga, vuelve a la cama, anda... HAFED No puedo. Tengo que irme. Vuelvo en una hora. MARIETA ¿Dónde vas? HAFED No puedo decírtelo. Quédate aquí y no hagas nada. Si quieres, tienes cuscús en la nevera. Y, por favor, no toques nada. MARIETA Descuida hijo, que yo otra cosa no tendré, pero mis padres me han enseñado unos principios y unos valores y lo de fisgar en las casas ajenas a mí nunca me ha gustado. HAFED Vuelvo pronto. Se dan un beso y Hafed sale del dormitorio. MARIETA (sorprendida) ¿Cuscús? INT.SALÓN DE CASA DE HAFED.DÍA Marieta está hablando por teléfono móvil. Lleva un plato de cuscús en una mano. Se sienta en el sofá y deja el plato en una mesa situada frente a ella. MARIETA Chari, mira, yo no es que quiera desconfiar, porque tú sabes que yo me entrego pasionalmente en todas mis relaciones, pero a mí hay algo que me mosquea de este chico. Y yo lo último que quiero es volver a pasarlo mal, que me estoy quedando aplataná de tanto disgusto.

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

4.

CHARI De tanto disgusto y de tanta pastilla. MARIETA Es que el muy jodío no tiene ni una foto suya en toda la casa. Y mira que la he revuelto de arriba a abajo. Pero nada. Sino, te la mandaba y me decías tú si un tío tan tostao puede ser de Cuenca. CHARI Hija, pues no sé, se habrá puesto rayos. Tú también eres más desconfiá... Marieta prueba una cucharada de cuscús y habla con la boca llena. MARIETA Si es que me estoy volviendo loca. Ya no sé ni lo que es normal ni lo que no. Pero tampoco está la cosa para ir desperdiciando oportunidades como ésta. Marieta mira con disgusto el plato de cuscús. CHARI Pues sí Marieta, porque tú ya tienes una edad. MARIETA La misma que tú, guapa. Marieta se levanta y anda por el salón. CHARI Bueno, a ver, ¿este chico tiene ordenador? MARIETA Sí, aquí tiene uno. CHARI Pues enciéndelo y busca fotos ahí. Que la gente ya no tiene fotos en papel. MARIETA Qué lista eres cuando quieres, jodía. (CONTINÚA)


CONTINÚA:

5.

Marieta se sienta junto a una mesa con un ordenador, y enciende éste. MARIETA Pues sí que le tiene que gustar viajar a este chico, porque tiene un mapa de carreteras de fondo de pantalla... CHARI Bueno, venga, céntrate en lo importante. Mira a ver si tiene alguna carpeta con fotos. MARIETA No sé, yo no veo nada... Una carpeta se llama mapas; otra operaciones; otra material... CHARI ¿Ni una foto? MARIETA Nada. CHARI A lo mejor su religión no le permite hacerse fotos. MARIETA Voy a probar a buscar en el Google "gente de Cuenca". A ver qué sale. CHARI ¿Y eso para qué? MARIETA No sé, a ver cómo son... CHARI Desde luego Marieta, como detective no tienes precio. MARIETA Pues mira, hay una mujer así como morenita asando un cerdo, luego ves a un futbolista negro, un cartel de rastafaris... CHARI Pues va a ser verdad que en Cuenca son más oscuros de lo que tú pensabas.

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

6.

MARIETA (susurrando) Chari, estoy escuchando ruidos, te dejo. Marieta apaga el ordenador rápidamente y vuelve al sofá. Coge el plato y sigue comiendo cuscús. Se abre la puerta de la calle, junto al salón, y entra Hafed acompañado de dos chicos. HAFED Hola nena. Estos son Karim y Hassan. MARIETA (sarcástica) ¿También de Cuenca? HAFED No, ellos son de Guadalajara. MARIETA Pues encantada. Yo soy Marieta. HAFED Nena, mira, tengo que resolver unos asuntos con mis hermanos. MARIETA Vaya, yo pensaba que eras hijo único. HAFED Es una forma de hablar. Si no te importa, lo dejamos para luego. MARIETA Bueno, pues nada. No os quiero molestar. HAFED Venga, no te enfades. Esta noche te llamo. MARIETA En casa estaré. Esperando. Se dan un beso. Marieta coge su bolso y se marcha. KARIM ¿Nos podemos fiar de ella?

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

7.

HAFED Tranquilos, es inofensiva. INT.DORMITORIO DE HAFED.NOCHE Marieta y Hafed están desnudos y tumbados en la cama. MARIETA Hafed, ¿y esos amigos tuyos? HAFED Mira, nena, mi vida es muy complicada. Es mejor que nos limitemos a pasarlo bien y dejemos las cosas serias aparte. MARIETA Si yo me lo paso muy bien contigo. Pero yo lo comparto todo, y de ti sólo sé que lees el Corán, que haces cosas muy serias e importantes y que eres de Valdecabras. HAFED Bueno, alguna cosa más te he enseñado, ¿no? Se dan un beso. HAFED Voy a darme una ducha, que hace ya un par de días que no me lavo. MARIETA Yo no quería decirte nada, pero ya que sacas el tema... No voy a negarte que un poco de agua no te sentaría mal. Se vuelven a besar. Hafed sale del dormitorio. Marieta enciende un cigarro, se levanta de la cama y observa las estanterías. Encuentra guías de carreteras, un ejemplar de El Corán, un cartón de tabaco y varias cajas cerradas. Suena el timbre y se escuchan golpes en la puerta. Marieta se pone su vestido, que estaba sobre una silla y se dirige a abrir. Antes de llegar a la puerta, ésta es tirada abajo por un grupo de policías encapuchados y armados. Marieta pega un grito.

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

8.

POLICÍA 1 (apuntándole con una pistola) ¡No se mueva! ¡Levante las manos y póngalas en la cabeza! Marieta obedece y un segundo policía le esposa. El resto avanza por toda la casa. MARIETA ¡Yo no he hecho nada, yo no he hecho nada! INT.COMISARÍA DE POLICÍA.NOCHE Marieta está junto a una agente de policía en un pasillo. La agente introduce una tarjeta en una cabina telefónica. POLICÍA No te enrolles, que esto no es el Party Line. Marieta está nerviosa y llora. Marca un número de teléfono. CHARI ¿Sí? MARIETA Chari, soy Marieta. Tienes que ayudarme. CHARI Marieta, son las tres de la madrugada. ¿No puedes dejarlo para mañana? MARIETA Chari, estoy en comisaría. CHARI (alterada) ¿Qué has hecho? MARIETA Yo no he hecho nada, Chari. Es Hafed. Que al final no era de Cuenca.


9.

INT.CASA DE CHARI.DÍA Chari y Marieta entran en la casa. Pasan al salón y Marieta se sienta en un sillón. Se quita los zapatos y se masajea los pies. CHARI ¿Te traigo algo? ¿Quieres una manzanilla? MARIETA Sí gracias. Y échale un chorrito de whisky, anda. CHARI Ya vengo. MARIETA (hablando sola) Si esto me lo estaba yo barruntando. Ay, madre mía, no gano para disgustos. Chari trae una bandeja con un frasco de whisky, una cubitera, dos vasos y una caja de pastillas. La deja sobre una mesa de baja altura y se sienta junto a Marieta. Le sirve una copa. MARIETA Que me detengan por terrorista era lo último que me quedaba por vivir. CHARI Es que no se puede ir de buena por la vida, Marieta. Y tú eres muy ingenua. Por eso se aprovechan los hombres de ti. MARIETA Anda, dame un Orfidal, que se me pase este berrinche que tengo. INT.CASA DE CHARI.NOCHE Marieta está durmiendo en el sofá del salón de Chari. Lleva puesta la misma ropa de esa mañana. Despierta, enciende la luz y se sirve una copa de whisky de la bandeja que Chari ha dejado sobre la mesa. Junto a ella está el mando de la televisión. La enciende y aparece un anuncio de teletienda.

(CONTINÚA)


CONTINÚA:

10.

VOZ EN OFF Diga adios a esos antiestéticos michelines. Marieta cambia de canal. Están emitiendo un reportaje sobre su detención de la pasada noche. VOZ EN OFF 2 Los detenidos pertenecen presuntamente a una célula terrorista vinculada con Al-Qaeda. La mayoría de ellos son españoles e hijos de inmigrantes marroquíes, residentes en las provincias castellano-manchegas de Cuenca y Guadalajara... Marieta bebe la copa de un trago. Enciende un cigarrillo y romper a llorar. FIN


Una relación islámica