Issuu on Google+

-1-


SUMARIO EDITORIAL -

Nuevo órgano de difusión de Frente Orden Nacional…………….3

GENERAL -

Nuestro Movimiento Nacionalsocialista ……………………………4

-

Nuestras Banderas……………………………………….…………...7

-

Sobre el partidismo politiquero…………………………….………...8

-

Combate de la Concepción………………………………….……….9

-

Sobre el racismo………………………………………………..…….12

-

Episodios Nacionales: En mis dominios no se pone el sol……....14

Pedidos a: revista_rayo_fon @hotmail.com -2-


Nuevo Órgano de difusión de Frente Orden Nacional Amor Patrio, ésta es la expresión más exacta para demostrar lo que sentimos. Es éste sentimiento el que nos insta cada día a buscar, trabajar y ofrecer nuevas formas de expresión y de difusión de nuestra cosmovisión. Somos jóvenes enamorados, enamorados de nuestro Chile, de su historia y su cultura, y no podía ser de otra forma. En éste actual sistema en que nos desenvolvemos, cada vez son más escasos los medios que difunden este noble sentimiento de amor a nuestra sangre y suelo, el nacionalismo, el patriotismo, el espíritu de comunidad y unión, pero aún así, todavía quedan hombres y mujeres que aspiran a un Chile grandioso unido en un solo haz. Los valores actuales nos introducen constantemente la aceptación de una “identidad universal”, una cultura apátrida que a la vez destruye lo que grandes héroes nos legaron. Cada día que pasa la juventud está más dormida ante estos hechos, y a la vista y paciencia de sus padres o abuelos que observan atónitos el comportamiento de las actuales generaciones. Es por esto que consideramos intrínsecamente necesario agotar todos los medios a nuestro alcance, todas las instancias que nos permitan dar a conocer lo que nos es propio, nuestra identidad, nuestros valores, tradiciones, historias, mitos, leyendas. Cada día más y más jóvenes se suman a la lucha Nacionalsocialista, y se hace imperioso entregar un medio de difusión de nuestra doctrina y visión del mundo. Hoy Frente Orden Nacional trabaja de manera incansable para fortalecerse tanto interna como externamente, ya contamos con cuatro sedes a lo largo de Chile (Iquique, Antofagasta, Valparaíso y Santiago), centros donde llegan y trabajan todos aquellos que crean que Chile vale más que cualquier comodidad o ambición personal. Hace cinco años, nuestro Movimiento no era más que un pequeño grupo de jóvenes que tenía inquietudes similares, luego éstos jóvenes comenzaron a difundir sus creencias, se creó un sitio web para recibir y aglutinar a los interesados, se comenzó a pegar propaganda en las calles, pronto la idea se expandió más allá de los límites de una ciudad para trasladarse a otra, gracias a la tecnología, comenzamos a trabajar en nuestra propia radio on-line, con programas que pronto se hicieron conocidos dentro del mundo nacionalsocialista… Meses después, producto del esfuerzo y dedicación de nuestros camisas grises, nace éste boletín doctrinario, órgano de difusión escrita oficial de Frente Orden Nacional: RAYO Porque nuestra lucha es de Revolución Aristocracia Y Orden. ¡Chilenos a la Acción!

El Director

-3-


Nuestro Movimiento Nacionalsocialista Por D. Castillo Nuestro movimiento Nacional Socialista ha estado presente en nuestra nación desde ya bastantes años. Ha gozado de períodos en los cuales logró consagrarse como un partido político importante y consecuente, en Chile. Todos estos momentos y posteriores etapas del Nacional Socialismo Chileno, han perdido su fuerza y también han desaparecido en la memoria de los chilenos como por arte de magia. Quizás por una falsa propaganda democrática por parte del gobierno y de la prensa, quizás por que somos una de las pocas naciones en donde somos chilenos “SOLO” en algunas ocasiones durante el año y donde ser un nacionalista y lucir la bandera, es condenado por la opinión pública. Pero también estoy seguro que somos responsables en gran parte de permitir que esto suceda y que el nombre de nuestro movimiento se haya ensuciado durante décadas. Muchos de nosotros hemos sido testigos en foros, por Internet, también en conversaciones cotidianas con simpatizantes de nuestro ideal y con personas ajenas al movimiento, y es ahí donde nos damos cuenta de que existen camaradas que solo entorpecen nuestra verdadera labor, consistente en organizar a la nación en torno a nuestra cosmovisión Nacional Socialista. Esto lo afirmo, por que a la hora de dar explicaciones o de aclarar dudas existentes en las personas ajenas al Nacional Socialismo, las cuales, obviamente, no tienen noción de lo que verdaderamente significa este movimiento, lo que representó en Alemania, en Italia, en Chile y en el mundo, y sobre todo, lo que es la figura del Führer para nosotros. Ante estas dudas que surgen, lo que es más común escuchar de boca de camaradas, son frases como ¡Infórmate primero antes de hablar! . Si bien estamos de acuerdo que la norma fundamental para poder entablar un debate con argumentos, es informándose e investigando sobre el tema tratado, pero también debemos tener en cuenta lo siguiente: la juventud actual no se interesa por temas tan profundos como lo puede llegar a ser la historia de Chile y mucho menos por la historia universal, por lo tanto, debemos sacar como conclusión de esto, que lo que se está aprendiendo hoy en día y lo que recibió ese joven como parte de su educación muchas veces corresponde a visiones personalizadas por parte del docente, con respecto a la historia, y por ende se crea una perspectiva controlada en el joven y posteriormente una opinión de este, programada durante su educación. La juventud tampoco se interesa por temas políticos de nuestra nación, sino por el contrario, lo toman como algo totalmente ajeno a la ciudadanía y a la población, generando con ello una barrera entre el pueblo y el estado nacional.

-4-


A todo lo antes mencionado debemos agregarle la forma en que se manipulan y tergiversan las informaciones en los distintos medios de comunicación. Por todo esto, es que considero que es labor nuestra orientar a nuestros compatriotas y enseñarle todo en cuanto respecta al movimiento Nacional Socialista Chileno, no podemos seguir dejando en manos de otros la labor propia, los cuales han logrado aprovechar estas circunstancias a favor de su propia conveniencia, poniendo en contra a toda los integrantes de la nación. No podemos ser tan individualistas y mediocres. Encerrándonos a estudiar o privando a otros de aprender de lo nuestro, no creo que sea la forma de obtener el apoyo de la población. Nuestra labor en la nación ya no solo consiste en estudiar a nuestra sociedad y con ello encontrar solución a sus problemas. Esto es nuestro fin, sin duda, pero antes de aquel tenemos otro más importante aún, consistente en informar y aclarar las dudas que existan en torno al movimiento y al ideal Nacionalsocialista. Estaremos perdidos si dejamos que la sociedad chilena se informe sola. No podemos dejar esta labor en manos de los medios de prensa, los cuales todos sabemos que son manejados por las oscuras manos sionistas, que moldean la opinión pública y la hacen portadora y ejecutora de todos sus fines antinaturales. Nuestra tarea en la sociedad no es fácil, algo de cierto tiene la idea de que los nacionales socialistas somos personas que han elegido el camino difícil de la vida, pero esto solo nos agrega valor como personas correctas y objetivas, decididas y entregadas al ideal. Es hora de que despertemos a los dormidos y a los embriagados por esta falsa democracia, que al pueblo chileno lo impregnemos de fe y de valor espiritual, racial y de amor patrio. Que se alisten a nuestras filas para darle a la nación un partido político verdadero, despojando al materialismo de la sociedad, instaurando un orden natural, y creando mentes y espíritus nacionalistas y defensores de la cultura Occidental. Es muy fácil sin embargo, interactuar en la sociedad y ser uno más, pero ese no es nuestro objetivo ni labor aquí. Debemos enseñar a los jóvenes a respetar y a amar todo lo nuestro, a sentir orgullo por lo creado y ganado como nación, a identificar los males que afligen nuestra vida que mayoritariamente son métodos extranjeros implantados en la patria, a encontrar y desenmascarar a los usureros que se aprovechan en el gobierno, a implantar una nueva democracia, donde verdaderamente el pueblo tenga intervención y representación. Debemos contribuir a nuestra naturaleza, a nuestro suelo, cuidándola y aprendiendo a convivir e interactuar con ella. Recordemos que fue el sostén de nuestra creación, el escenario de tantas batallas y será el nicho donde descansaremos luego de vencer y de haber logrado nuestro anhelo. Como nacionales socialistas debemos engendrar el orgullo, el honor, el valor, el coraje, la fuerza de la sangre que nos creó como nación, el amor a nuestro pasado histórico, nuestro pueblo debe ser el receptor de todo esto, es necesario sembrar en la sociedad el respeto extraviado hacia nuestros semejantes y esto, camaradas, no se logra ignorando a la ignorancia, ni por muy ajena a nuestra situación que se encuentre, debemos adoptarla como si fuera propia y trabajar con ella, para lograr darle un giro definitivo a la situación actual, enseñando y no aprovechando esa ignorancia para conseguir seguidores sin valor interno. Es necesario brindar las herramientas necesarias que se encuentren en nuestras manos para así generar conciencias y personas consecuentes, con ganas de luchar, y emprender esta larga batalla teniendo a nuestro lado personas capaces y entregadas.

-5-


Cuando tengamos la oportunidad de aclarar apreciaciones erróneas, hagámoslo, no dejemos a nuestros compatriotas a la deriva del monstruo sionista enceguecedor de la sociedad mundial. No sigamos cometiendo errores, por creer que de esta manera nos rebajamos a los demás, hagamos que los demás alcancen nuestra visión superior de las cosas y así lograremos ver nuestra patria unida por su sangre y cultura, vigorosa y comprometida con nuestro ideal natural.

-6-


Nuestras Banderas A través de la bandera de nuestro Movimiento buscamos el engrandecer la otra, la más grande, nuestra bandera nacional, por la cual muchos compatriotas han sabido sacrificar sus vidas. Nuestra gran tricolor chilena representa muchas cosas, muchos sentimientos, recuerdos, guerras, batallas, nuestra Patria.

Es en éstos gratos días de multiculturalidad, pluralismo e igualdad donde se vuelve un tanto complicado alzar banderas de identidad nacional, sin generar sentimientos de rechazo y hasta hostilidad en aquellos que defienden la “diversidad” y “tolerancia”. Desde que la concertación de partidos por la democracia obtuvo el poder, ha habido un progresivo trabajo (¿involuntario?) por desnacionalizar el alma nacional de los chilenos, partiendo por la blandeza diplomática con la que se han tratado los asuntos limítrofes, la santificación y glorificación de los derechos humanos al momento de tomar medidas con el lumpen y antisociales en general, pasando por el olvido de nuestros héroes, siendo éstos reemplazados por “artistas” y “políticos” del ala política de izquierda, reivindicando valores internacionalistas y de universalidad y endiosando a algunos “líderes” políticos como si hubieran sido personajes positivos para nuestra historia, cuando todo lo contrario, fueron irremediablemente funestos. Como última táctica de desnacionalización, se suma el problema de la inmigración descontrolada y la falta de entrega de valores en la educación básica y media. Vulgarmente hablando, Chile es hoy una mujer de piernas abiertas al mundo, prostituyéndose con cuanto ente globalizador aparece. Es en el Chile que describo en el cual levantamos nuestras banderas y las hacemos flamear. Chile ha engendrado grandes hijos a través de su historia y no existe el derecho a olvidarlos, al contrario, es nuestra obligación recordarlos, homenajearlos y volverlos inmortales. Nuestras banderas flamean al unísono y una es parte de la otra.

El blanco es la luz del sol reflejada en la nieve de nuestra hermosa cordillera de los andes, el rojo es la sangre de todos aquellos que han muerto por nuestra Patria y sus valores, el azul es nuestro cielo, y su estrella solitaria, Venus, para algunos es la Virgen del Carmen, patrona de Chile, observando y cuidando a sus hijos. La otra bandera, nuestra bandera de lucha, no es sólo un símbolo partidario con los colores patrios porque si, ésta bandera representa nuestra Patria y nuestra gente, y mas allá de eso, simboliza un ideal de país y una concepción del mundo.

-7-


Nuestro majestuoso relámpago, nuestro rayo, símbolo de una nueva aristocracia de hombres decididos, conscientes de sus deberes para con su pueblo, es la fuerza eléctrica que redirigirá los destinos de Chile hacia una nueva dirección. A velocidad vertiginosa, nuestro rayo ascendente eliminará todos los obstáculos que hoy dividen a nuestro pueblo y lo unificará en un solo rumbo, el de bienestar, de trabajo, el de la disciplina y el sacrificio. Finalmente, el color blanco de nuestro Rayo, es la pureza de nuestro ideal, porque el rayo en forma de “N” es la

síntesis gráfica de nuestra cosmovisión Nacionalsocialista, única fuerza capaz de enderezar el actual rumbo suicida que los últimos gobiernos le han dado a Chile. Éstas son nuestras banderas, nuestros estandartes, los que llevamos de manera gustosa en nuestras vidas, y aunque seamos vistos con malas caras por el prejuicio de algunos, eso no será obstáculo para luchar por nuestra verdad, la del Chile grandioso y superior.

Sobre el partidismo politiquero Por F. G. Para que existen los partidos políticos: ¿para representarnos?, ¿Para servir al país? ¿Para que gobernar de diferente forma? Muchas son las preguntas que nos podemos hacer frente a la diversidad de partidos políticos. Es cierto que todos ven en su partido una representación o aceptación de sus principios, pero ¿representan fielmente los intereses colectivos de la comunidad nacional? Claramente no, de eso nos damos cuenta al escuchar decir a la gente de que cada vez cree menos en los partidos políticos, y ver que cada vez son menos los jóvenes que se inscriben para votar. Eso se debe a que no se sienten representados, cosa que no debiera ser. ¿Entonces para que existen los partidos políticos? Todos enaltecemos la democracia, porque gracias a ella se puede tener diferentes formas de gobernar, en donde el hombre es quien decide como gobernarse. Creados los partidos políticos y la lucha en que cada uno se enfrentara para llegar al poder.

-8-

Para todos, esto es normal, escudándose siempre en la libertad de pensamiento, pero les diría que ese pensamiento político debe estar adaptado a nuestra idiosincrasia y por sobre todo anteponer el bien común, que es lo que la gente quiere, moral y social. Si todos los partidos lo hacen por el bien nacional: ¿porque existe tanto odio entre personas de diferentes partidos? Siempre hay que tener en cuenta la amistad, que eso hoy en nuestra tierra no existe o dejó de existir. La historia partidista dividió a Chile, los partidos actuales dividieron a Chile y se encargaron de que el rencor más terrible se descargara sobre otros compatriotas de un diferente partido. ¿Pero porque? ¿Acaso la política no debe servir para unir a un país, y hacer parte de ella a todos los chilenos que la componen? Hoy la política de todos los sectores pretende más que nada, que prevalezcan


sus intereses, los partidos no se adaptan, siguen sus mismos patrones que ya se han demostrado que no sirven. Ya la gente se aburre de la política y los políticos, es que nadie busca la solución, si un representante de un partido lo hiciera, primero deberá ser aprobada por su partido, sin mencionar al parlamento que también está hecho para representar a la gente y no lo hace, mas aún, la disputa política entre partidos no lo lleva a nada concreto. Al final todo se vuelve una farsa para la gente. Otro punto a mencionar, es que para estos partidos solo existe el bienestar social de la personas, intentan abogar por eso, pero ¿es lo necesario para levantar a un país? ¿Y la delincuencia, las drogas, la degeneración, lo decadente de este mundo, los antivalores?

Su doctrina es netamente materialista y ese es un gran problema. Como Frente Orden Nacional creemos rotundamente en los valores de lo espiritual, la gente sin voluntad no creará nunca nada, sin esto, ningún obstáculo podrá ser superado, la salud moral, intelectual y espiritual en nuestra gente parece a los partidos no importarle mucho. A nosotros si. Porque un pueblo no sólo vive de billetes y monedas, sino también del alimento espiritual, y no me refiero a credo alguno o religión, sino, a la creencia en el destino unido, en la identidad de destino nacional, al honor, a la lealtad…. Valores que hoy sólo viven en el recuerdo de algunos hombres del siglo pasado, y que hoy son símbolo de burla. Nosotros, sin ser ancianos, creemos en estos valores y lo que ello conlleva.

Combate de la Concepción Por F. G. Llega al poblado de la concepción la sangre del héroe. Tierra extranjera señalada de la sierra peruana para ser templo del sacrificio de un regimiento compuesto por 77 valientes hombres chilenos. Al mando el joven capitán Ignacio Carrera Pinto, hombre noble y valiente, que tras establecer su posición, iza en lo alto de una iglesia nuestra orgullosa bandera. En cuanto a los enemigos con sus montoneras, desean entablar la guerra. En tal combate desigual, la vida se transforma en cobardía, y solo la lucha implica el honor y da razón de existencia. Fue la muerte la que escogió mi capitán Carrera Pinto, por su abuelo José Miguel, por su sangre, por su patria, jamás se iba a rendir, porque el chileno no se rinde.

-9-


Y empieza la batalla, y los soldados solo ven a un enemigo numeroso al cual tienen que hacer frente. Las balas desgarran el viento tibio, la sangre tiñe de rojo el suelo empolvado, los gritos de batalla y el ¡Viva Chile! Mantiene al guerrero en firme posición, mas su valor incorruptible y la eterna convicción de que pertenecen a un pueblo heroico y valiente, mantienen al Chacabuco disparando y muriendo, matando y amando, combatiendo y sufriendo el rigor que impone cada batalla. Es la guerra la que forja al guerrero, y ellos, estos fieros, son alumnos en esta cruenta escuela que les enseña el camino de la lealtad, el camino del niño al hombre, del hombre al guerrero. Es así tal batalla desigual, en la que de los 77 chacabucanos, uno a uno iba cayendo, y el sol se escondía asombrado de tanta lucha para contarle el secreto a la luna, la cual con su vista de plata pudo observar a los infantes de bronce con qué bravura peleaban. Muchos cayeron mientras el sol se ponía rojo. Negro era el color de la escena, negro era el humo que salía de la incendiada iglesia y negro era el color de la muerte acechando en medio de las balas, rojo era el color de la sangre la cual se derramaba en la lucha, porque rojo mismo era el cruento combate, entre llamas y el fervor con que se peleaba, azul era el cielo, tan claro que los astros podían ver atentamente el espectacular acto de bravura y arrojo con la que - 10 -

que izada orgullosa entre las llamas de la iglesia, nunca osara nadie arriarla. Blanco será el color de la vida que nace entre tanta muerte, un niño con sangre chilena nace en el fulgor de la batalla, ese niño llamado Ignacio sufrirá el peso de la guerra, naciendo soldado. En tal combate desigual en la que los chilenos con pocas balas pero con el valor para saltar a la bayoneta, ya habían muerto. Ya siendo de mañana, estaban ya tendidos tres héroes caídos, mi capitán Ignacio Carrera Pinto yace entre la muerte con su sable en la mano, inseparables, pero ya idos. También estaban Arturo Pérez Canto y Julio Montt Salamanca, ambos también ya idos, sabiendo cumplir con su deber de inmortalidad, cumpliendo su mandato divino. Pero entre la batalla y el alto al fuego, callaron los truenos en el aire, y la rendición pidieron al ultimo oficial al mando, un niño, un hombre de solo 16 años, era Luis Cruz Martínez, que ante el amor de su amada y la bandera, supo cumplir con su patria, lanzándose a la bayoneta, a la carga con cuatro soldados a cargo. Rasantes los tiros tumbaron a los chilenos… Y el joven héroe herido de muerte mata a uno y cae entre sus camaradas. Muertos era lo que solamente se veía, una bandera aun flameaba, invicta, inclusive hasta en el combate mas desigual. Todos supieron morir


como hombres, supieron morir con el famoso honor que muchos buscan, estos 77 ya estando juntos marcharon con gloria hacia el reino de los héroes, cargados de inmortalidad con razón ganada. Pero eran 78 en los brazos de mi capitán, el bebe soldado, Ignacio, también marcha en los brazos hacia dicho reino inmortal. Los relatos sobre el combate fueron impresionantes, como chileno debemos sentir el orgullo de poseer la misma sangre que se derramó hasta la muerte en la Concepción, todo por nuestra patria, por nuestra bandera. Son palabras que hoy en día parecen absurdas, absurdas para los hijos de la traición, porque cuando se lucha por la patria siempre a existido la gloria o la muerte y gracias a eso es que hemos sido grandes en nuestra historia.

Ese 9 y 10 de julio de 1883, en el templo de la Concepción, ese nombre señalado fue testigo de grandes chilenos, en que cuatro oficiales supieron conducir hacia la gloria a sus hombres, pero sus corazones aun existen, aun se conservan en un altar de la catedral, y aun laten, laten ahora más fuerte, cuando se olvida nuestro orgullo, nuestra identidad guerrera. Pocos sentimos ese latir de sus corazones, entre el sonido electrónico y demoníaco internacional que amenaza con destruir nuestra identidad. Por que su eterno palpitar guerrero, late hoy en nuestros corazones, con el mismo ímpetu y heroísmo que nuestros soldados demostraron. ¡Salve Héroes de la Concepción!

- 11 -


Sobre el Racismo Por D. C. La palabra “racismo” ó sus derivados; “racista”, corresponden, hoy en día, a un término que el lenguaje de nuestro pueblo chileno emplea frecuentemente, pero que sin embargo, lo hace de mala manera o simplemente, producto de la ignorancia de las masas y el lobby que existe a nivel mundial sobre ciertos temas, la expresión se ve falseada y la anexan a significados que se encuentran a años luz de la realidad. Si bien “racismo” puede interpretarse como “discriminación, clasificación”, etc. esto no tiene nada de malo ni mucho menos de anormal, puesto que, discriminar significa según la lengua española; …separar o clasificar algún objeto o ser, con respecto a alguna cualidad o característica especial de dicho elemento (…) Esto lo vemos, en la actualidad, reflejado comúnmente con ejemplos de supuestos actos de odio y violencia, pero demás está decir que la prensa y el poder ejecutivo de las naciones, ocupa dicha ambigüedad del término para generar un rechazo por parte de la población hacia todo ser u organización con principios racistas reales. Pero, ¿Cuál es el verdadero significado de esta mal interpretada palabra?....Para responder a esto, primero es necesario saber lo que ¡NO! es racismo. No es racismo; _El odio hacia las distintas razas del mundo. De hecho esto es anti-racismo, puesto que, es un acto que atenta contra lo natural y la convivencia armónica de las diversidades existentes. _El sentido de superioridad con respecto a otra raza, por el contrario, es imposible comparar una con otra raza, debido a que cada cual tiene una riqueza y unos valores distintos, necesarios para la convivencia de nuestro ecosistema. _El agredir a inmigrantes de otras razas, esto no es racismo, sino delincuencia. Este último punto ha sido el arma favorita que se ha utilizado por el sistema para poder desprestigiar ante la mirada de la nación nuestra ideología que precisamente está en contra de actos violentistas por motivos raciales. Por lo tanto, lo que ¡Si! es Racismo; _El tener pleno convencimiento de que las razas y sus implicaciones culturales y étnicas dentro del pueblo tienen una importancia decisiva y que debe ser tenida en cuenta dentro del desarrollo de este mismo. _Hacemos racismo cuando creemos que la raza influye decisivamente en el comportamiento de un pueblo. _Racismo, también, es considerar que la variedad de cultura y la riqueza, es algo que se debe mantener mediante el apoyo a la diversidad étnica, no mediante la unión de las razas o mestizaje.

- 12 -


Esta es la base del racismo, y no todo lo que los gobiernos y los medios se han preocupado de mostrar a la gente. La existencia de casos puntuales de violencia entre unos y otros por causas raciales, son ejemplos aislados, pero que con un toque de maldad proveniente del cuarto poder del estado !La prensa!,son tergiversados y manipulados. Ahora queridos compatriotas, saquen ustedes mismos su propia apreciación sobre el tema y notaran que todo es creación del verdadero odio de sectores manipuladores de la opinión pública, que se canaliza al final en un odio a la nación y que nos hacen parecer verdaderas marionetas, protagonistas de un show que lamentablemente cada día atrae más espectadores y participantes. Lo que nos hace mal en este momento a todos nosotros, chilenos, no son las políticas racistas, sino por el contrario, son las actuales políticas integracionistas del gobierno, que solo buscan y persiguen la perdida de nuestra identidad nacional. El discriminar a un pueblo culturalmente distinto al nuestro y por lo tanto ajeno a la realidad propia de esta hermosa patria, no es sinónimo de odio, ni de barbaridad, sino que es un acto que busca la conservación de las identidades sin mezclar las unas con las otras. Señores, ya bastantes cosas nos han quitado los elementos ajenos, externos a nuestra nación, ya mucho hemos perdido. Creemos que es el momento de luchar y activar los valores de antaño que en el presente se encuentran perdidos, ya hemos entregado mucho como país, regalando de todo, incluso la libertad y el derecho que como nación tenemos de autogobernarnos, nuestra anhelada independencia ya es solo un paradigma muy antiguo, hoy en día, dejó de pertenecer a la realidad actual. No dejemos que se pierda lo más preciado que aún nos queda. Nuestra raza y cultura.

- 13 -


Episodios Nacionales:

En mis dominios no se pone el sol El día 24 de septiembre de 1513, un pelotón de hombres armados en guerra, después de dejar a sus espaldas el luminoso mar antillano, trepó a la cima solitaria de una montaña en descanso forzoso, pues la larga caminata los había fatigado. Eran estos 67 caballeros fijodalgos españoles y que, desde el pueblo de Santa María del Darién, en Panamá, avanzaban hacia el sur, en su anhelo de descubrir nuevas tierras para hacer aún más dilatado y poderoso el inmenso imperio de Carlos V. Los habitantes de aquellos lugares dejados por el pelotón de conquistadores, eran los indios “mosquitos”, quienes, hostilizados a fondo por la férrea disciplina militar que se imprimía en sus valles, no habían trepidado en aconsejar a los guerrilleros de España, que saliesen rumbo al sur donde existían otros valles riquísimos en oro. Vasco Núñez de Balboa comandaba aquellos tercios. Tenía el continente guerrero y altivo de los hombres de esa edad. Recio, valiente, dinámico, no sabía detenerse ante obstáculo alguno. El espíritu inmortal del Cid era su guía. Y en esa jornada heroica tuvo que lanzar a sus soldados y lebreles contra los indios que querían cerrarle el paso. Al amanecer del 25 de septiembre de 1513, la visión del mar desconocido, saturó en llama viva de inquietud el alma esforzada de ese puñado de valientes. ¡Tierra nueva! ¡Horizontes infinitos donde flamearía desde ese instante, el viejo y glorioso pabellón de Castilla! Vasco Núñez de Balboa se arrodilló y otro tanto hicieron los soldados de su brillante escolta. Era un minuto trémulo y emocionante frente al nuevo océano. Por entre los zarzales, aparecieron numerosos indios que observaban atónitos el aparato militar. Y ahí en la arena movediza, mientras el estandarte de la expedición elevaba a la brisa mañanera sus franjas de conquista, los hombres de armas españoles, tomaron posesión de la tierra en nombre de su augusto Rey Carlos V. Vasco Núñez de Balboa había constatado la existencia de un mar desconocido para todos. Desde ese instante, la atención del mundo habría de fijarse en el nuevo hecho, que revolucionaba un estado de cosas anteriores. Desde aquél mismo instante, Carlos V podía decir “en mis dominios no se pone el sol”. Y era verdad. Porque en el mismo instante que la sombra de la tierra caía en ala de bruma sobre el imperio español de Europa, el disco rojo aparecía en el nuevo y claro firmamento americano. Se abría un nuevo mar, y sería en él donde, desde poco años después, se empezarían a vivir las más legendarias hazañas del espíritu castellano. La quimera del oro aparecía en las costas largas de ése océano, atrayendo a los más audaces y a los más valientes a una colonización que duraría siglos.

- 14 -


- 15 -


Rayo Nº1 JUL'09