Page 25

“O corpo aberto”: Novas aportacións etnográficas José Ángel Rodríguez

olhos abertos....Pensei que tinha tido um ataque: – Ó tio Cândido, vocemessê o que é que tem? – Atiraram comigo..., atiraram comigo.... Passaram com uma burra muito grande... - Mas aqui não passa uma burra! – Atiraram comigo moça....”

psiquicamente coa súa simple presenza ou provocar enfermidades (o codo nos meniños). Para aplacalos hai que facer ofrendas, celebrarlles ‘nove misas’ ou, debido á súa necesidade de ‘iluminación’, pórlles un cirio tódoTamén os desencadeantes da sin- los días durante un ano... tomatoloxía son diversos en Pesqueiras: a alma que penaba Dito isto, podemos intuír o rol polos terreos entramponados; as de mediador que adquire o corpo cinco persoas da familia da moli- aberto, ao dicir as “cousas boas” nera; o cura que dicía a oración que di, ao revelar as demandas en latín... Ningunha delas lle dos defuntos, restablece o equiliachega nada á muller de Leirado, brio nas relacións vivos-mortos, non hai parentesco entre eles. permite que as almas atormentadas que andan penando poidan Os dous informes coinciden no descansar: hai que devolver as procedemento de pechar os cor- terras inxustamente apropiadas, pos abertos a través dos cregos e hai que facer unha misa por fuladas cousas bendicidas, das cha- no de tal, hai que seguir uns proves: santocristos, medallas, reli- cedementos curativos para sandar quias, pulseiras. A pérdida da a loucura do marido enfermo, etc. chave, que desaparece misteriosamente, supón a re-apertura do corpo e unha nova crise. O simV bolismo é nidio. Invítovos agora a un breve En canto ás revelacións, antes é excurso no pasado clásico. primordial entender as relacións Platón, no Fedro (244a - 245a), de dereitos e deberes que enlazan ademais da Pitia, cita as sacerdoa vivos e mortos ([8]). Os vivos tisas de Dodona, a Sibila e os teñen obrigas cos mortos (‘morre poetas, todos eles embargados ás escuras, que os sobriños non por unha loucura que “procede lle puxeron unha vela’) e obvialas dos deuses” e todos eles revelaocasiona consecuencias, os espí- dores da palabra divina. Quixera, ritos poden inducir o espanto no primeiramente, facer unha parada gando; poden tomar formas de na Pitia de Delfos (Vian 1970: animais e, poñamos por caso, 311): asustar os regantes nocturnos; poden tamén empurrar e bater á En los asuntos graves la Pitia xente (‘algún ser que tirara concomunicaba la divina voluntad bajo el influjo del delirio profético. migo’); cambiar o carácter dun Platón lo atestigua en el Fedro y neno e facelo desobediente e Plutarco, que fue sacerdote de inquedo ([9]); consumir física e Delfos, lo confirma. Ya Esquilo, [8] As pequenas notas que seguen proceden de S. Martiño de Vilaboa.

9] En Sto. Adrán de Cobres, falando dun rapaciño traveso e revoltoso, decían: ‘ten un poder do outro mundo, ou un espíritu dalghún difunto’. Por Forcarei (Mariño Bobillo

Fol de Veleno

nº 1 2010

dando al dios el calificativo adecuado a su ministerio, dice que Apolo está “poseído por el espíritu de Zeus” (eu0eoz). No es sorprendente que Apolo provoque accesos de inspirado frenesí, ya que su culto implica aspectos místicos e irracionales [...]. La Pitia profetiza sobre su trípode dentro de la cripta del templo, cerca de la áurea estatua de Apolo y de la tumba de Dioniso. Los consultantes y el profeta esperan en un vestíbulo situado al mismo nivel que el recinto profético. Al menos esto es lo que sugieren los relatos de Plutarco y el dispositivo subterráneo que L. Robert ha encontrado en el templo de Apolo en Claros. Es preciso no engañarse sobre la naturaleza del delirio que se apoderaba de la Pitia. No era la visionaria histérica, excitada por trances, que describen los autores tardíos. Platón compara su “furor” con la inspiración poética debida a las Musas y a los arrebatos amorosos. En los monumentos que la representan en la época clásica, impresiona por su calma y la concentración de su mirada. Nada hay de común con el “entusiasmo” dionisíaco que se manifiesta en una desordenada agitación. La Pitia no sale de sí para encontrar su dios; siente cómo se manifiesta en ella, replegándose sobre sí misma escucha sus voces interiores, prestando oído como Sócrates a su demonio interior. ¿Cómo puede alcanzar tal estado? El misterio es tanto mayor cuanto que a diferencia de adivinos y sibilas a los que el delirio les asalta de una manera imprevista, la Pitia es una “funcionaria” que profetiza a fecha fija. Procedía a fumigaciones de laurel y harina de avena, masticaba laurel y bebía agua de la fuente Casotis; pero ni el laurel ni el agua de Delfos tienen especiales virtudes y parece que sólo servían para puri-

1959: 363-364): ‘A veces las penas que sufren los familiares en la otra vida son la causa de las faltas morales o físicas que padecen los que aún viven. En una ocasión una mujer tenía un hijo sumamente desobediente. Le dijeron que podía deberse a la influencia de un difunto de aquella casa cuya alma no gozaba de paz. Tuvo una novena y el niño obedeció’.

- 25 -

FOL DE VELENO. Revista de Etnografía e Historia de Galiza. Nº1. Ano 2010  

Publicación divulgativa sobre etnografía e historia de Galiza.

FOL DE VELENO. Revista de Etnografía e Historia de Galiza. Nº1. Ano 2010  

Publicación divulgativa sobre etnografía e historia de Galiza.

Advertisement