Page 1

ENSALADA DE CUENTOS

AUTORES/AS: ALUMNADO DE 5ยบ A. CURSO 2012/13


EL FUTURO DE HAMELIN

Había una vez un niño llamado Hamelin que no sabía que ser de mayor pero un día sabía lo que le gustaba. Un día Hamelin se iba al colegio y por el camino se encontró con su amiga Blanca que estaba hablando por el móvil pero Hamelin no le llamaba Blanca si no Blancanieves ya que su rostro era tan blanca como la nieve. Ese día en el colegio al salir de clase empezaron a hablar de lo que querían ser de mayor - ARTURO - A mi me gustaría ser bibliotecario. - BLANCA - Pues a mi cantante de ópera porque me gusta mucho cantar y....tú Hamelin. - HAMELIN - No sé. No me gusta nada de trabajo. - BLANCA - Por qué no flautista, se te da muy bien la flauta nunca te equívocas con las partituras. Eso le hizo pensar , pero dijo que no , y se quedo todo el día pensando que le gustaría ser de mayor. Hamelin tenía mucha hambre después de pensar y se fue a comer una casa de chocolate que h izo su madre. Eso le dio una idea. Al día siguiente cuando vio a sus amigos les dijo que quería ser constructor. - BLANCA - Sabemos por qué quieres ser constructor, dibujaste a los músicos de Bremen y te dio la idea. - HAMELIN-No es que me encanta dibujar objetos y eso me dio una idea. Así Hamelin sabía que ser por fin de mayor, constructor.

CRISTIAN REY 5ºA


LA VIDA DE LOS LIBROS Érase una vez un niño llamado Hamelin. Hamelin quería ser de mayor cualquier cosa que tuviera que ver con leer , escribir o que fuese con libro, osea, ser bibliotecario, aparte también sabía tocar mucho instrumentos el tambor , la trompeta…pero el que más le llamaba la atención era la flauta.

Hamelin tenía muchos amigos: Blanca Nieves, Pin de ocho años (Pinocho), Aladin, Caperu (Caperucita Roja), Pedro Bread, Pulgarcito…Todos ellos preferían ver las películas antes que el libro. Hamelin en verano en vez de irse a la piscina se iba a la bañera a leer un libro, en vez de ir a jugar al parque iba al parque a LEER UN LIBRO. Cuando estaba cerca su cumpleaños y la gente le preguntaba que quería. El en vez de pedir un móvil como los amigos pedía UN LIBRO. En navidad , en su santo y en otras ocasiones ya os podéis imaginar lo que pidió…UN LIBRO. Un día salio a la venta un disco de un cantante de Bremen y todo los niños del pueblo se lo querían comprar menos el, el quería ver la opera llamada la casita de chocolate era tan listo que al escuchar la primera vez la partitura se lo aprendió. Al dia siguiente Hamelin llevo al parque un libro Los amigos estaban jugando y les preguntó si querían leerlo que era muy divertido. Uno de los amigos se levantó del tobogán con cara de tristeza y de preocupación. Hamelin imaginó que le iban a decir algo malo: Estamos hartos de escucharte hablar de esos aburridos libros y de personajes que no existen.


Hamelin, se sentía herido, no esperaba esa respuesta. Se marchó a casa triste y disgustado. Así se quedó dormido… Comenzó a soñar con los personajes de sus cuentos: Blancanieves, Pinocho, Aladin, Caperucita Roja, Pulgarcito,…todos le dijeron que le ayudarían, al día siguiente tendría una gran sorpresa. La tarde del día siguiente, Hamelin volvió al parque. Allí estaban sus amigos que se reían de él y no le hablaban. Tristemente Hamelin se sentó en el césped, sacó de su mochila un libro y cuando lo abrió…¡EMPEZARON A SALIR TODOS LOS PERSONAJES! Sus amigos se quedaron alucinados, ¡era verdad lo que Hamelin contaba! Desde ese día, todos quedaban juntos…en la biblioteca.

FIN Elena Yaque Carranza. - 5º A


El niño al que le encantaba la Ópera Había una vez un niño llamado Juan que tenía doce años al que le gustaban mucho la Opera, tocar la flauta y leer .Vivía en Hamelin un pueblecito de Madrid en el que se divertía muchísimo con sus amigos.

Un día, al llegar a su casa, sus padres le esperaban en la puerta con las maletas en las manos. Le dijeron que se iban a vivir a Bremen (Alemania) por motivos de trabajo. Iban a despedir a su madre y allí los dos tenían un trabajo con mejor sueldo que el anterior. A Juan no le gustó nada la idea ya que allí se encontraba bien y pensaba que no había motivos para irse pero sus padres tenían otra visión. Al llegar a Bremen, Juan, lo primero que hizo fue ir a ver si había alguna biblioteca o escuela de música. Al principio se desanimo por que la escuela de música valía demasiado para poder pagarla pero le reconfortó ver que la escuela de música se encontraba a dos manzanas de su casa, quiere decir, que podía ir con facilidad a la vuelta del colegio. El primer día después del colegio se fue a la biblioteca a ver si estaba abierta, y sí lo estaba. Juan se dirigió al bibliotecario diciéndole que era nuevo, que le encantaban los libros y cosas así. Como Juan iba todos los días a la biblioteca, se hizo amigo del bibliotecario y


descubrió que tenían los mismos gustos. Como casi nadie iba a la biblioteca Juan y Pepe (el bibliotecario) se pasaban tardes enteras discutiendo sobre Opera y sobre libros. Un día al salir del colegio Pepe llamó a Juan por teléfono y le dijo que hoy sin falta fuese a la biblioteca a las tres en punto de la tarde. Juan se presentó bastante puntual y no se fijó en los carteles que había en la calle. Al llegar a la biblioteca Pepe le dijo a Juan: -Tengo dos entradas para la Opera. Juan le miró extrañado: -¿De qué Ópera hablas? Pepe le explicó a Juan que iba a haber una Opera en la ciudad, a Juan le encantó la idea y no se había sentido más impaciente en su vida. -Sabes que, actúa el Premio Nobel. -Dijo el bibliotecario. -¿En serio? -Te lo prometo. Por fin llegó el gran día Juan estaba emocionadísimo y a las 18:55 salieron de la casa de Juan hacia el auditorio. Nada mas llegar allí empezó la obra y a Juan y a Pepe les extrañó que no hubiese nadie más que ellos. Entonces se dieron cuenta de que eran los únicos a los que le gustaba la ópera en toda la ciudad pero les daba igual por que a ellos si les gustaba. Curro Duque

FIN


Alicia y su fantasía Érase una vez, una niña que se llamaba Alicia. A Alicia le gustaba mucho la música pero lo que más le gustaba era tocar la flauta y aparte de la música también le gustaba leer , pero no cualquier tipo de cuento, si no cuentos como… Blancanieves y los siete enanitos, Hansel y Gretel, Caperucita Roja…. La mejor amiga de Alicia se llamaba Julia, pero a Julia no le gustaban nada los libros. Alicia siempre le decía que no podía juzgar los cuentos que no había leído. Pero Julia nunca le hacía caso. Una noche Alicia tubo un sueño… Alicia tocaba su flauta cuando de repente apareció Julia en su casa. Julia le pregunto que cuál música estaba tocando y ella le dijo que una melodía de Blancanieves. Cuando Alicia empezó a tocar la melodía pero más fuerte Julia y Alicia aparecieron en un bosque con casitas diminutas muchas flores… Y también estaban todos los personajes de los cuentos que le gustaban a Alicia, entonces Blancanieves se acercó a Julia y le dijo que debería leer mas los cuentos que Alicia le recomendaba. Por la mañana Alicia se despertó y vio que no le había sonado el despertador, puso el uniforme corriendo y desayuno lo más rápido posible cuando iba a salir por la puerta su madre se despertó y le preguntó que adónde iba con el uniforme y por qué salía corriendo. Alicia le dijo que no le había sonado el despertador y su madre le contestó que era sábado. Entonces Alicia le preguntó a su madre que si podía llamar a Julia. Cuando terminaron todos de comer Julia fue a su casa y Alicia le contó todo el sueño. Julia le dijo que iba a empezar a leerse los libros, y lo único que hicieron por la tarde fue leer.

Claudia García de Polavieja Cervera. 5ºA.


Joel y Amanda

Había una vez, en un pequeño pueblo de América, vivía Joel y su familia. Eran muy felices, su padre tenía un buen trabajo y su madre era profesora en un colegio, Joel era hijo único, pero era muy feliz a pesar de ser mucho mas bajo que los demás. Por motivos de trabajos, Joel y sus padres se tienen que ir a Bremen (Alemania), Joel no quería irse porque ahí tenía a sus amigos, pero no se podía hacer nada, porque su padre no tenía otra opción. Al llegar a Bremen, Joel fue a un colegio bilingüe para aprender alemán y por las tardes tenía que ir a clases extraescolares de alemán. Después de pasar lo que le quedaba de curso, entró en un colegio normal, pues ya dominaba el alemán. Al entrar, Joel notaba que los compañeros le decían "pulgarcito" y se reían de él. Joel estaba muy triste, porque nunca se había metido con él. En clase de música, sus compañeros se metían con él porque llevaba una flauta muy vieja y tocaba muy mal. El día de su cumpleaños sus padres le prepararon una fiestecita en la que solo estaban ellos. Estando los tres sentados en la mesa, tocaron el timbre, Joel abrió la puerta y se sorprendió, era Amanda, una compañera de su clase que se preocupaba de él, traía un regalo y Joel le dijo que pasara. Merendaron juntos en su casa y cuando abrió los regalos se puso muy contento. Amanda le había traído una flauta nueva y sus padres la regalaron un móvil. Al despedirse de Amanda, le dijo que para él era su Blancanieves, su princesa. Al día siguiente en clase y habló con los niños de su clase y les pidió que no se metieran mas con el, que era un niño muy chico pero con un corazón muy grande. La última media hora de clase, dijo la profesora que había que votar a dos bibliotecarios, Joel y Amanda se presentaron y todos los niños lo votaron. A partir de ese día a Joel lo conocieron mejor y todos se enteraron que a pesar de su altura era un niño normal. Ángel Espinosa Carvajal


JAIME EL ASTRONAUTA

Había una vez un niño llamado Jaime, a él le gustaban muchos los planetas como Marte, Júpiter ,Saturno etc. pero sobre todo Marte. En el colegio solo hablaba de el Espacio. Claro, esto trae consecuencias malas como que la gente le llame pesado, pero buenas como sacar muy buenas notas en lo exámenes de "Cono". Él de mayor quería ser astronauta pero sus amigos le decían que eso era muy difícil y que nunca lo conseguiría. ¿Por qué no? Bueno, hizo un cohete y sin probarlo se montó .Fue tremenda la que se lió, salió fuego en el patio de la vecina, hizo un agujero de cinco metros en el suelo, menos mal que puso una salida de emergencia porque sus sueños estarían hechos añicos. Le riñeron un montón. Cuando terminó la riña su perro que era tan bueno empezó a ladrar. ¿Porque sería? Pues bueno había aparecido alguien que por su físico no parecía una persona... Jaime se asustó mucho pero al ver que no le hacía daño habló con él. Lo raro es que hablaba en su mismo idioma y le explicó que el venía de Marte que era un marciano. El venía para enseñarle Marte, pero el problema era que esto que le iba a enseñar no podía contárselo a nadie. Jaime se puso un traje espacial que le dio el marciano y fue rumbo a su Mundo. Cuando iban a este planeta el marciano dijo que no tocara ningún botón. Jaime con el entusiasmo no escuchó ni pío de lo que dijo y sin querer tocó el botón de SÚPER VELOCIDAD y no veas la que se montó. Cuando llegaron la nave no pudo resistir al impacto y explotó menos mal que salieron antes de que estallase. El extraterrestre estaba muy enfadado pero continuó enseñándole Marte. Cuando volvieron el niño estaba muy agradecido y de su muestra de agradecimiento le dio unas canicas. El extraterrestre se puso muy contento porque en su planeta valía mucho el cristal tanto como un diamante en la tierra. Un día después Jaime cuando fue al colegio no contó este secreto y cuando se metían con él por lo de ser astronauta se reía a escondidas porque no sabían lo que estaban diciendo. Jaime cumplió su sueño de ser astronauta. Roberto Orozco Muñoz 5ºA


Concurso de música En una casita de chocolate en la ciudad de Bremen, vivía una chica llamada Blancanieves. Ella vivía con su amigo Pulgarcito, los chicos se estaban preparando para un Concurso de Música, a Pulgarcito le encantaba la Opera y por eso el queria tocar unas partituras de Mozart. Cuando pasaron unos minutos sono el móvil "ring, rin"g...Era Hamelin ,el asistente de Blancanieves y Pulgarcito, quería comentarles que Mozart se había puesto en contacto con la bibliotecaria de su colegio y quería actuar con ellos. Pasaron algunos meses y no sabían nada de Mozart, Blancanieves penso que tenian que ir a la ciudad natal de Mozart ,donde lo habían visto por ultima vez.Cuando llegaron a la ciudad le dijeron a un señor: disculpe señor,usted sabría decirnos dónde vive Mozart,el hombre les contestoó,claro, en la tercera ,a la derecha y luego recto, es fácil deber es una mansión muy estropeada. -Muchas gracias, es usted encandador, le dijeron .Al final llegaron a la casa llamaron a la puerta y nadie abría, se estaban yendo cuando un hombre les paroó y d:chicos ,si estáis buscando a Mozart hace mucho tiempo que nadie le ve, creo que lo han secuestrado. Desde que se enteraron de la noticia no pararon de buscar a Mozar, estuvieron buscando por unos cubos de basura.

Pulgarcito se le vino a la mente,Hamelin, ¿él ha sido? pero Blancanieves no se lo cría, entonces empezó a darle vueltas y vueltas y se lo creyó,fueron a buscar a Mozart estaba atado en un palo con una venda en los ajos y otra en la boca lo sacaron de ese infierno pero ya era tarde para el concurso pero a Mozart se le ocurrió que Pulgarcito posia tocar un nuevo tema que el había compuesto llamado la Opera,a Pulgarcito le parecio bien cuando acabo el concurso ganaron el primer puesto. estubieron ganando premios y premios por todo el mundo.Cuando paso un año la banda se ceparo para siempre por que Mozart se había metido en medio y asi fue la forma por la que la banda musical se separo.

Alba Molina.


EL FLAUTISTA HAMELÍN Y SU AMADA BLANCANIEVES.

Érase una vez el flautista Hamelín que quería a la princesaBlancanieves,pero

resulta que la princesa Blancanieves ya estaba comprometida con un príncipe. Hamelín se enteró gracias a su astucia al colarse en el castillo del padre de Blanca-Nieves.A él le entristeció mucho aquella noticia, así que fue a consultar a la biblioteca con su amigo el bibliotecario. Que le aconsejó un libro de amor.-Aquí tienes Hamelín, espero que te guste-.Dijo su amigo el bibliotecario. Hamelín se leyó aquel libro en solo ¡Una noche! No comprendía muy bien el libro ,pero el siempre se acordaba de los tres primeros pasos: 1.-Regalarle algo que le guste y hacerle un cumplido. 2.-Escribirle una carta. 3.-Darle un beso. Estos tres pasos Hamelín no los entendía. Así que decidió aprendérselos ,Hamelín no le gustaba mucho el tercero: -Uff , será muy difícil-.Pensó. –Bueno primero empezaré por el de regalarle


algo-.Dijo Hamelín. Hamelín se volvió a colar en el castillo del padre de Blancanieves. Y escuchó a Blancanieves diciendo:-Me gustaría que alguien me regalase una casita de chocolate-.Dijo Blancanieves. Hamelín cogió sus ahorrillos y los usó para comprar la casita de chocolate que Blancanieves había dicho. Al día siguiente se lo dejó en la puerta del castillo de su padre, para ella, y había una nota: -Querida Blancanieves, te regalo esta casita en forma de mi aprecio por ti. Firmado Hamelín. -Bueno-.Pensó.-Ahora voy a por el segundo paso la carta, se la dejaré también en la puerta del castillo-.Pensó Hamelín. -Querida Blancanieves-: Esta carta es para ti, porque nadie más hermosa que tú puede recibir esta carta. Eres la persona más lista, guapa, inteligente y hermosa que un hombre podría conocer. Creo que te merecías más que el cumplido y la casita así que por esto te escribo esta carta. Te quería decir que te quiero y eres lo que más quiero en el mundo entero.

Firmado Hamelín. A Blancanieves le encantó tanto que le pidió que fuese al castillo para hablar con él. -Hamelín-. Dijo Blancanieves.-Con migo no te puedes casar pero sí podemos ser amigos , vale Hamelín-. Dijo muy seria Blancanieves.-Ya lo sé, pero es que me gustas mucho-.Dijo con cara de un poco enfadado.-Tengo una idea , y si te presento a mi prima-. Dijo Blancanieves contenta.-¿Y es guapa?.-Dijo Hamelín con cara de interesado.-Sí es guapísima-.Afirmó Blancanieves.


Blancanieves se casó con el príncipe y Hamelín se casó con su prima. Hamelín se fue a vivir a Bremen para hacer su arte la flauta. También consiguió mucha famay viajó de gira por todo el mundo y la venta de sus artituras consiguió muchísimo dinero, y colorín colorado este cuento se ha acabado. Santiago Organvídez


PRIMERA SEMANA DE INSTITUTO Había una vez, un niño de 12 años llamado David. David no era un niño muy alto pero a el no le importaba ya que gracias a no ser muy alto jugaba muy bien al fútbol. Su padre era un hombre importante era un directivo de la famosa empresa de informática llamada Apple. Su madre era ama de casa era una mujer muy cariñosa tanto con David como con sus dos hermanos , Jaime , de 16 años y Daniel de 3 años. La familia vivía en un bloque de pisos de una gran ciudad. Uno de sus vecinos iba a su mismo colegio, la misma clase y también de su misma edad. Se llamaba Mario y era hijo único por lo que iba habitualmente a la casa de David. Jugaban muy bien juntos, así que cuando David se aburría y iba a usar la maquinita y su padre no le dejaba iba a casa de Mario a jugar con la suya. Era verano y hacía mucho calor. Un día cuando iba al baño, al abrir la puerta se encuentra a su hermano pequeño ocupando el váter, y después se oye a sus espaldas ¡bu! El piensa que podría ser su hermano mayor y para asegurarse mira para atrás y... si era el, David sale corriendo para que su hermano no le cogiese y se mete rápidamente en su cuarto, cierra la puerta y pone el pestillo,ve si se ha ido su hermano por la pequeña raja junto al suelo pero todavía seguía ahí. Se sienta en su cama al ver su pecera llena de agua, cayendo de la pequeña tubería, gotas de agua de las tejas de el tejado. Cada vez se sentía mas nervioso, por que no aguantaba más mira por debajo de nuevo y todavía se veían los zapatos de su hermano mayor, Jaime. Se sienta de nuevo hasta que ya no aguantaba mas, se le ocurrió una idea cogió el bate de béisbol, habré la puerta y... solo estaba su hermano pequeño Daniel con los zapatos de Jaime. ¡Ya por fin!- dice David al entrar baño. Faltaban dos días para el primer día de instituto y David, estaba muy nervioso. La noche siguiente sus padres le dijeron a Jaime que le diera unos consejos. Jaime le dijo que no mirase a nadie y que llegase al comedor pronto por que los niñ@s, si no te conocen bien, no te dejaban sentarse en la mesa. El no se lo creyó por que su hermano le engañaba frecuentemente. Al día siguiente cuando iba al instituto se encontró con su compinche Mario Bross que así le llamaba David, como de costumbre. Cuando terminaron las clases antes de salir por las puertas ,el profesor de fútbol les propuso una cosa. Como no iban a hacer deporte durante la semana por que el no podía darles la clase, jugar un partido de fútbol con los niños de la otra clase. Él se ilusiono por que era bastante ágil con el fútbol pero cuando el entrenador eligió los equipos ,vió que los del otro equipo eran gigantescos y brutísimos y los de su equipo no es que fueran muy


grandes así que en la primera jugada cuando el la tenia el balón le dieron una patada en la barriga pero no fue pitada por el árbitro, entonces el se acerco al niño que le había metido la patada y le dijo una palabrota y al otro le enfureció tanto que cuando termino el partido le dijo que al día siguiente se verían en el recreo. Al día siguiente durante el recreo David vio de lejos al niño que le dio la patada y temió que le volviera a pegar por haberle insultado. Se sintió arrepentido de sus palabras y durante varios días evito encontrarse con el. En el fin de semana no paraba de pensar, en lo que le había dicho el niño al que había insultado el otro día pensaba que le iba a caer una buena zurra de aquel niño. Al rato se le paso y llamo a su amigo Mario, cuando estaban fuera, como no sabían que hacer, decidieron ir a casa de Mario a jugar a la maquinita. Al día siguiente cuando iba al colegio pensó de nuevo en lo del niño. Cuando estaba en clase el niño que por cierto se llamaba Carlos, le miraba con mala cara. David pensó que no iba bien la cosa. En el recreo vio que el Carlos se dirigía hacía él, él empezó a correr pero Carlos le alcanzó, pero en vez de pegarle le dijo perdóname y David las aceptó, pero estaba confuso. Al día siguiente comprendió que Carlos también pensó que se había equivocado. El fin de semana le llamó Carlos y le invitó a su casa, David supo que había hecho una nueva amistad. ÁLVARO CARRETERO


LA NUEVA HISTORIA DE HANSEL Y GRETEL Erase una vez dos hermanos, Hansel y Gretel, de un pequeño pueblo llamado Waiday en Alemania donde vivían desde hace años. Allí vivieron hasta que un día un leñador murió y sus familiares pusieron la casa en venta. Sus padres rápidamente se enteraron porque una bruja les tendió una trampa. Cuando se mudaron a la casa del bosque se fueron a pasear. A los quince minutos vieron una casa entraron y vieron que era la de los tres cerditos, los cerditos les invitaron a tomar una cocacola y aceptaron, ellos se hicieron amigos y se tuvieron que ir. Hansel se dio cuenta de que el bosque estaba encantado y los personajes de los cuentos vivían en el bosque. Al rato vieron otra casa la de Caperucita Roja, miraron a través de la ventana y vieron a Caperucita y a su abuela, después distinguieron la casa de los osos miraron a través de la ventana y vieron a Ricitos de Oro. Al tiempo llegaron a una casa de chocolate donde estaba la bruja se los intento comer pero la tiraron a su caldero de hechizos y murió al instante y nunca mas se le vio por el bosque.

Francisco Sanmartín Armenta


EL MISTERIO DE LA BIBLIOTECA Iván era un alegre y simpático niño de doce años. Además de todas sus aficiones, su gran pasión era ir a la biblioteca. Le encantaba sumergirse en la lectura y no le importaba pasarse horas y horas leyendo, él disfrutaba como ningún otro. Iván era hijo único, pero no le importaba porque su amistad con Víctor era tan fuerte que parecían hermanos. Víctor tenía la misma edad que Iván, e iba a su mismo instituto, le encantaba pasar el rato con Iván, pero lo que de verdad le gustaba era la aventura: la acción, el riesgo. Cada vez que veían una película juntos, Víctor no aguantaba sentado, se movía por todo el salón como uno de los personajes y se imaginaba que estaba en su ambiente. Aunque sus aficione parecían totalmente distintas en el fondo se parecían. Un día Iván quiso que Víctor fuera con él a la biblioteca y aunque no le entusiasmaba mucho la idea fue con él. Cuando llegaron, lo primero que hizo Iván fue enseñarle y explicarle cada rincón de la biblioteca, la conocía como la palma de su mano. Cuando llegaron a la sección infantil, Iván fue recordando los libros que había leído de pequeño y se lo fue contando: -¡Mira! Estos eran algunos de mis libros favoritos: El flautista de Hamelin, Pulgarcito, Hansel y Gretel… -¿Cómo? – dijo Víctor, sin saber ni una palabra de lo que le había dicho su amigo. -Sí, ya sabes, el hombre que, con su flauta hechizaba a las ratas para que le siguieran, el niño que medía como un dedo pulgar, y los dos niños que encontraron una casita de chocolate. ¿Cómo no los conoces? – le explicó su amigo muy sorprendido. Entonces cogió uno de los libros y, cuando se lo estaba enseñando, en una página, encontraron…¡Un mapa! Al principio, pensaron que era falso, pero se fijaron bien y era justamente el dibujo de la biblioteca. La primera pista decía que tenían que ir a la sección de las plantas, en la segunda estantería y coger el libro primero de la tercera fila; leer la página 24. Y cuando llegaron, siguieron las instrucciones y cogieron el libro, buscaron la página y, junto a un dibujo de una rosa ponía: “En la rosa, sus pétalos rojos nos encantan pero al tocar su tallo, sus afilados pinchos nos engañan”. Y al leer eso Iván recordó que en una de las paredes de la biblioteca había un hermoso y muy viejo dibujo de una rosa y guió a Víctor hasta la siguiente pista. En la pared había varias flores, pero la que destacaba era la rosa y entonces, como Víctor sabía todos los trucos misteriosos descubrió que había un botón en uno de los pétalos. Lo pulsó y…¡la pared se abrió! Los dos estaban muy emocionados, y entraron en el pasadizo. Lo primero que encontraron ante ellos fue una gran escalera de caracol. Al llegar arriba se


desilusionaron al ver una gran puerta de hierro, ya que no podían abrirla. Pensaron que todo había terminado, que su aventura había llegado a un fin, pero Víctor, al apoyarse contra la pared hizo abrir inesperadamente una trampilla que les deslizó hasta una gran sala oscura y misteriosa. Ante ellos lo único que había era una mesa con cinco cofres. Todos eran preciosos y relucientes, excepto uno, que era viejo y lleno de polvo. Estuvieron mirando los cofres para decidir cuál se llevarían hasta que Iván recordó un viejo dicho: “las apariencias engañan”. Entonces decidieron coger el cofre en peor estado y salieron por una pequeña puerta que encontraron en un rincón de la sala. Al salir decidieron contárselo todo a la bibliotecaria, que les dijo asombrada: - Pero… pero… si son…¡son las antiguas partituras de la famosa cantante de ópera Ludmila Benhart! ¿Cómo las habéis encontrado? ¡Es lo único que queda de ella! - Hemos vivido una pequeña aventura…. - Chicos, hoy es un gran día; el vuestro es un gran descubrimiento, estoy orgullosa. – dijo la bibliotecaria. Entonces Iván miró a Víctor y le dijo: - Con que la biblioteca es un lugar aburrido, ¿eh? FIN

Diana Anthea Peña Sciarretta


LOS ANIMALES Carlos y todos sus compañeros de clase se fueron de excursión al un museo de la prehistoria que habían inaugurado en su ciudad. Visitaron las salas donde se encontraban fósiles de dinosaurios, vieron T. Rex, Triceratops, pero lo que más le impresionó fue un nido de Pachycephalosaurus con cinco huevos. Toda la clase pasó sin más, puesto que en este museo había cosas muy interesantes que ver, pero Carlos no reaccionó de esa manera. Se quedó contemplando el nido alucinado, le parecia haber visto que uno de los huevos se movia. Mientras que Pedro le avisaba de que se iban Carlos no le hacía ni caso, seguía mirando los huevos fijamente, no podía levantar la mirada. Hasta que finalmente pudo observar que no era uno sólo, sino que todos a la vez se movian. Pedro volvió a llamarle y Carlos volvió la mirada, pero en vez de encontrar a Pedro no vió a nadie y descubrió que era su imaginación la que simulaba la voz de Pedro. Carlos nuevamente miró los huevos y dio un paso atrás al descubrir que estos se habian abierto. Pudo ver las diminutas patitas salir de las cáscaras y cuando se dio cuenta estaba solo con las crias, sin nadie a su alrededor. Finalmente las crias salieron del cascarón haciendo esfuerzos por ponerse de pie, hasta que lo consiguieron. Primero arañaron, después mordieron y en último lugar empujaron el cristal hasta que este se rompió. En un segundo Carlos estaba rodeado, miró a ambos lados y descubrió que no estaba en la sala de los fósiles, sin saber cómo había sucedido, se habían transportado a la misma era prehistórica. Carlos pudo decir: - ¿pero qué diablos ha pasado? Él observó que de milagro sólo estaba con las crias y eso era un alivio, porque en la época de los Pachycephalosaurus había demasiados depredadores. Un gran escalofrios le recorrió la espalda, escuchó un enorme gemido detrás de él. Se dio la vuelta lentamente y allí mismo delante de él se encontraba un Pachycephalosaurus. El animal se tumbó emitiendo un gemido de dolor, Carlos se dio cuenta de que estaba herido. Tenía una rama clavada en el costado. Carlos intentó ayudarle sacándole la rama, pero le resultaba muy complicado. A pesar de los esfuerzos finalmente lo logró. Carlos miró hacia arriba y pudo ver esas hojas curativas que días antes estudiaron en su clase de ciencias. Arrancó una de ellas, pero antes de que pudiera hacer nada, el Pachycephalosaurus se puso rapidamente de pie y olfateando se acercó hacia las crias que rápidamente se acercaron a este.


Carlos reconoció esta escena, era una madre buscando a sus crias. Como pudo Carlos se arrimó hacia el Pachycephalosaurus y le puso la hoja en la herida. Carlos estaba acariciando a las crias cuando de repente sintió que una especie de hoja le abofeteaba la cara. Sigió tocando las crias, pues nunca antes había tocado una piel igual. Nuevamente la hoja le golpeó la cara: ¡¡pof pof pof!! Carlos abrió los ojos y vió que Pedro estaba justo a su lado diciéndole: - ¿qué te pasa “quillo”? ¡Te has quedado dormido! Carlos se levantó y empezó a decirles que los huevos que habían visto antes se habían abierto. Cuando Pedro dijo: - ¡Carlos esos huevos han estado cerrados toda una eternidad!- mientras señalaba hacia el nido. Todos se quedaron alucinados, los huevos estaban abiertos. El vigilante de la supuesta sala se les acercó y les dijo: -Esos huevos han estado cerrados durante miles de años, ¿qué os hace pensar que se han abierto ahora mismo?- dijo señalando los huevos. Cuando el vigilante comprobó que los huevos estaban abiertos rectificó: - Digo que esos huevos llevan abiertos miles de años…Dijo esto con la cara blanca y sudando mientras se alejaba lentamente sin querer levantar sospechas. Los niños se miraban unos a otros y salieron corriendo hacia el autobus donde estaba la seño. Carlos y sus amigos le contaron a la seño lo sucedido aunque la seño no terminó de creerselo del todo. Y así se quedo el misterio del nuevo museo.

José Carlos Sánchez


NEGROS Y BLANCOS LA AMISTAD MÁS BONITA Hubo una vez en 1920, en Gran Bretaña, una guerra entre negros y blancos, los blancos esclavizaron a los negros y los negros intentaron contraatacar, pero no pudieron.

Elizabeth era una niña blanca de 10 años, con el pelo castaño, los ojos de un color verde y era muy delgada; mientras que Nakrut era una niña negra de 10 años, de pelo muy rizado y negro y tenía unos ojos entre marrones, negruzcos y verdosos. Nakrut era muy delgada, y sus padres, muy pobres. Un día la madre de Nakrut decidió buscar trabajo, llamó a muchos móviles, y cuando preguntaban de qué color era su piel, era cuando colgaban después de oír que era negra. Hasta que un día cuando lo dijo no colgó, sino que dijo: -¡De acuerdo!, empiezas la semana que viene y cobrarás 60 dólares semanales.-No…no… ¡No se arrepentirá señora!-Dijo la madre de Nakrut entusiasmada. -¡Eso espero!-dijo la madre de Elizabeth. Entonces la madre de Nakrut se puso tan contenta que decidió hacer una casita de chocolate para cenar. La madre de Nakrut invitó a las amigas de Nakrut (que todas eran negras) a cenar. Hicieron una gran fiesta bailando y cantando, ya muy tarde decidieron que las amigas de Nakrut se quedarían a dormir, y antes de ello, decidieron que verían Blancanieves, más tarde decidieron que verían el Flautista de Hamelin (porque les impresionaba lo bien que tocaba la flauta) y si luego daba tiempo, los Músicos de Bremen. Varios días después llegó la siguiente semana y la madre de Nakrut se dirigió a su nuevo trabajo, se llevó a su hija para que no estuviera sola en casa. Allí Nakrut conoció a Elizabeth una simpática chica que no quería que se pelearan ni negros ni

blancos entre sí. Estuvieron mucho tiempo juntas y se conocieron muy bien la una a la otra,


quedaban cada dos por tres y luego no querían irse. Ellas dos no comprendían por qué se peleaban negros y blancos y no podían vivir en paz armonía como las teclas de un piano. Hasta que un día Nakrut pudo permitirse ir al colegio, pero la gente le insultaba, le pegaban y no se juntaban con ella, la pobre chica lloraba todas las noches.

La madre de Nakrut la cambió al colegio de Elizabeth dónde ella jugaba con más niñas que presentaba a Nakrut, allí no le odiaban si no que la querían mucho porque lo estaba pasando muy mal por la pobreza que tenía toda su familia. Le apoyaban le daban mimos y siempre querían jugar con ella. De repente, el alcalde decidió que los negros tenían que vivir todos fuera de Londres. Nakrut se puso a llorar y llamó a Elizabeth y todo el colegio hizo una manifestación. Hicieron pancartas en las que ponía: ¡Los negros tienen el mismo derecho que los blancos a vivir aquí! Así duraron días en la puerta hasta que el alcalde dejó que los negros tuvieran los mismos derechos a permanecer allí. Es más eligieron ese día de la manifestación para celebrar la fiesta de la igualdad. Y así fue una amistad tan grande que no importó la raza.

Ana Galán 5ºA


Blancanieves y su flauta Había una vez, una niña llamada Blancanieves. A ella le encantaba la música,entonces, un día oscuro quiso ir a las clases de música. Cuando llegó a las clases, Blancanieves se dio cuenta que se le había olvidado sus partituras ,y la profesora le regañó. Blancanieves tubo que volver a su casa, pero con la oscuridad no se veía nada y se perdió en el gran bosque oscuro. Blancanieves andó mucho, hasta que vio una luz, que salía de una casita de chocolate. Cuando llegó, entró y se encontró una silla y una chimenea para calentarse en el fuego, como Blancanieves tenía mucho frío, quiso sentarse para calentarse. Cuando se iba a sentar, se escuchó una bocecita, Blancanieves miró y se dio cuenta que era un hombrecito muy enano. Él dijo que tuviese mucho cuidado que por poco le aplasta, Blancanieves se disculpó y le preguntó como se llamaba y él le dijo que se llamaba Pulgarcito. Blancanieves no se quiso entretener más y fue corriendo a su casa. Cuando llegó, se dió cuenta que ya era muy tarde y se puso a llorar en su habitación, la madre de Blancanieves le quiso consolar pero no sirvió de mucho. La madre le animó diciéndole que mañana también podría ir a las clases. Al día siguiente, Blancanieves fue a las clases y procuró que no se le olvidase nada. Cuando llegó a las clases, la profesora le dió el turno para que tocase, cuando tocó todos los niños se pusieron a aplaudir, la profesora le dió la enhorabuena. La profesora le comentó que si quería participar en una ópera solo para flautas del Flautista de Hamelín, Blancanieves quiso tocar porque eso era su sueño, tocar delante de toda la ciudad. Cuando llegó el día, Blancanieves estaba muy nerviosa, llegó el momento, Blancanieves tocó, y cuando terminó, todo el mundo le aplaudió. Cuando todas las personas se fueron, la profesora le dió de nuevo la enhorabuena, le dieron un premio, unas flores muy bonitas, eran rosas con color rojo y con jazmines dispersos y una nueva flauta muy rara, parecía que era de madera pero lo que más le sorprendió es que dijo la profesora que era una de las mas caras. Cuando llegó a su casa su madre le felicitó, y desde entonces siempre practicaba la flauta por toda la ciudad.

FIN Ángela


UN CAMBIO DE VIDA Erase una vez, un niño llamado Carlos que tenía 12 años. Era muy bueno con los demás, pero el pobre era muy feo y la gente no quería estar con él. El siempre estaba triste, porque nadie quería jugar con él, ni le ayudaban en los deberes .Entonces los padres decidieron irse a otro país. Cuando llegaron allí todos le trataban bien, lo veían normal ya que era una persona como otra cualquiera, aunque el ser así le, daba un aire misterioso. Él se encontraba acogido en aquel lugar y le pidió al padre que nunca se fueran de aquel lugar porque él se encontraba a gusto. Todos sus amigos después de clase le ayudaban en los deberes. Pero una mañana los padres le tenían que decirle una cosa muy importante y era que se tenían que ir porque los padres de Carlos no encontraban trabajo. Así que cuando se lo dijeron se puso muy triste y se lo contó a sus compañeros de clase y a su profesora .Se pusieron muy triste .Así que la profesora creó un precioso blog y de esa manera podrían comunicarse con sus compañeros y su profesora. Cuando se marcharon, en el otro lugar había de todo. Había trabajo para sus padres y para Carlos todos unos muy buenos compañeros. Todos los días deseaba llegar al cole para estar con compañeros y después para hablar con sus amigos desde su ordenador .Sus padres estaban muy contentos de que Carlos estuviera feliz, la madre llamada María le dijo que de vez en cuando se iban a ir una semana a su casa anterior .El padre llamado Ángel pues estaba de acuerdo con lo que María había propuesto .Entonces comieron y llevaron a Carlos a la casa de Claudia una amiga de Carlos, para jugar juntos ,ella tenía una perrita de un mes llamada Vanelope era de su raza preferida “los labradores” jugaron mucho con ella y se fueron al parque .Al día siguiente fueron al colegio juntos ya que la madre de Claudia se le había estropeado el coche . Al llegar a clase Manuel su mejor amigo le preguntó que si se quería ir a jugar a su casa .Jugaron mucho, pero antes de que llegara la hora de irse para su casa la madre de Manuel llamó a la madre de Carlos para que Carlos se quedara a dormir y fueran juntos al cole. Por la noche cenaron pizza y coca cola y por la mañana tortitas con chocolate y para el cole una tostada .Carlos fue muy feliz para siempre. Sara García Marín


UN AMIGO INSEPARABLE Hoy iba a ser un día especial para Rosa, llevaba mucho tiempo esperándolo, era su cumpleaños. Había pasado toda la noche pensando y soñando en el nombre de su nueva mascota, del color de su lacito y de cuánto iba a jugar con ella.

Todo empezaba bien, el día soleado, y todos sus invitados habían confirmado su asistencia. Se acercaba la hora y todo era como ella lo había soñado, el jardín lleno de globos de colores, amigos, tarta, caramelos, juegos y muchos regalos. Rosa estaba nerviosa e impaciente porque llegara el momento de abrir los regalos, en especial el de sus padres, que era su nueva mascota. Todo iba de maravilla hasta que…¡ sorpresa!, Rosa quedó boquiabierta, su mascota no era la que ella había soñado, un yorkshire a quién ponerle sus lacitos , peinarle y pasear. Pero no, su nueva mascota era un perro de pelo corto y de gran tamaño. El final del día no fue el mejor, pero tenía su mascota y debía de cuidarla. Rosa cumplía con su trabajo de dar de comer y lavar a Yago, como había decidido llamarlo, pero no le gustaba jugar y pasear con él. Un día quedó para ir al campo con sus amigas, su madre le mandó que se llevara a Yago, pero ella como de costumbre no quería, pero su madre muy enfadada le insistió para que sacara a Yago. Paseaban por el campo y en un descuido Rosa se separó del grupo, se quedó fascinada por unas flores de bonitos colores. Todo el grupo y Yago estaban lejos de ella, cuando Rosa quiso volver con el grupo fue sorprendida por un zorro que la miraba con ojos golosos. Rosa aterrorizada y llorando no sabía qué hacer, hasta que…..sin saber cómo Yago apareció para hacerle frente al zorro , que salió corriendo asustado. Rosa corrió hacia Yago abrazándolo y de la alegría ambos terminaron revolcándose jugando juntos por la hierba. Desde entonces Rosa y Yago fueron inseparables. Yago se convirtió en el mejor amigo y mascota que Rosa pudiera haber deseado. ANNIA VERANO GARCÍA


Pulgarcito en el país de los gigantes Erase una vez un niño llamado Pulgarcito, que le gustaba mucho viajar. Hasta que un día decidió salir de la ciudad ha dar una vuelta al bosque, cogió su maleta, su saco de dormir y su tienda de campaña. En el bosque había mucha niebla, mucha oscuridad y tantos árboles que no se podía ver nada. Pulgarcito decidió sacar la linterna pero seguía sin ver así que, decidió quedarse hasta el día siguiente, montó la tienda y su sacó de dormir y se acostó. En plena noche, escucho unos ruídos muy extraños y decidió investigar fuera. Tenía miedo y no sabía donde había puesto su linterna así que tuvo que salir sin luz. Una vez que ya estaba fuera vió una sombra. Se hacercó y... ¡era una simple niña perdida en el bosque! - Hola ¿qué haces aquí en plena noche? -Hola, ayer decidí dar una vuelta por el bosque y me perdí, descanse un poco pero, hacía tanto frío que tuve que moverme de sitio. -¿Y tú? ¿ qué haces por aquí? -Yo quise dar una vuelta pero como ví que hacía mucha niebla decidí resguardarme. ¿ quieres quedarte con migo hasta que amanezca? - ¡Sí! claro, como no -vale pues si quieres vamos para dentro -Vale -¡Ah! y una cosa, ¿como te llamas?, yo Pulgarcito -Yo Blanca Nieves -Bonito nombre -Gracias, bueno ¿podríamos meternos ya? es que tengo frío -Sí claro Al día siguiente, cuando se levantaron decidieron ir juntos por el bosque. Llegaron ha unas vallas de metal que estaban oxidadas y había un cartel en el que ponía PHOHIBÍDO EL PASO. Blanca Nieves dijo: -Pulgarcito, vamonos si dice que está prohibído no podemos pasar, vamonos. -No, no me hiré quiero investigar -¡Pero si pone que esta prohibído el paso! -Me da igual, soy valiente y quiero investigarlo. -Vale me has convencido, pero tenemos que tener mucho cuidado, puede ser una trampa.


-Tranquila, estaremos bien siempre que estemos juntos. -Vale confío en ti. Una vez que ya cruzaron las vallas oxidadas y más para alante había otro cartel donde ponía: RESIDENCIA DE LOS GIGANTES. Blanca se asustó, pero siguió para alante. Llegaron a un sitio muy extraño donde había mucha suciedad y había un olor apestoso. Pulgarcito creía que estavan en una ciudad avandonada, pero Blanca Nieves no. Ella se dió cuenta de que estaban en una ciudad donde vivían unos gigantes, porque miró el cartel, y además todo era enorme. Detrás de unas rocas muy grandes se escondieron porque venían algunos gigantes. -Pulgarcito, ¡¿has visto eso?! ¡estamos en una ciudad de gigantes! -Sí, ya lo veo. Detrás de ellos había un gigante pero era pequeño, se notaba de que era un niño, y ellos no se daron cuenta. -Hola -¡¡Ahhh!!- gritaron los dos ha unísono -¿Quién eres?- le pregunto Blanca Nieves a el gigante -Soy Dalsy, ¿y vosotros? - Yo soy Pulgarcito y ella es Blanca Nieves. Y una cosa, ¿no nos vas a comer? -¡No! claro que no, yo soy vegetariano, pero es mi padre el que quiere que me coma a los desconocidos. -¡Ahh! vale- Dijeron los dos. -Bueno, ¿qué os hace venir por aquí? -Veníamos a dar una vuelta hasta que encontramos este sitio. -¿Queréis ser mis amigos?- Dijo Dalsy -¡¡¡SÍ!!!- gritaron los dos al unísono -Oye, ¿ que comídas sueles comer?- le preguntó Blanca ha Dalsy -Pues yo... brócoli, zanahorias, lechuga, tomate... y muchas más verduras. -Pues... en nuestra ciudad ¡¡¡hay una bar que hay todo tipo de verduras!!!-dijo Pulgarcito -¿Si? ¿me podríais llevar? -Sí como no.- Dijeron los dos -Pues en marcha, lo cierran hoy así que, rápido ¡no desperdiciemos nuestra oportunidad! Claudia Duro Tallafet 5ºA


Javi, un gran lector Erase una vez un niño llamado Javi .Vivía en una moderna y gran ciudad. No le faltaba de nada: teléfono móvil, televisores, ordenadores... Pero lo que de verdad le gustaba era leer .Tenía que hacerlo a escondidas y eso le cansaba. Se llevó tres años suplicándole a su padre que le mandase a un pueblo en el que le dejaran leer. Su padre le dijo: -Hasta que no cumplas los dieciocho años no te mueves-.Y claro, para eso todavía le quedaban ocho años. Un día Javi decidió coger una mochila, llenarla de libros y emprender camino, montado en su bicicleta hasta algún sitio lejos de allí. Subió hasta una colina. Allí había un pequeño pueblo .Al entrar en el pueblo todo el mundo le saludaba,-Me suena toda esta gente-, dijo Javi extrañado. Les preguntó sus nombres:-¿Cómo te llamas?-.Ella respondió con firmeza:-Yo Blancanieves-,-¿Y tú?-.-Yo Javi-.Blancanieves le dijo:-Aquí vivimos: Hansel y su hermana Gretel, el flautista de Hamelín, los enanitos y yo-. Todo el mundo tenía un trabajo. Hansel y Gretel una tienda de chuches, el flautista una tienda de música, los enanitos un puesto de comida, fruta, pasteles…,Blancanieves una fábrica de leche y Javi...¡¡El bibliotecario!! Pero un día llegó el ser más temido por la aldea, el pequeño ogro pequeño pero muy gruñón. -¡Hola “pringaos”!-saludó Ígor.-¿Cómo están mis “friquis” favoritos?-dijo Ígor. -Ígor, ¡estamos hartos de que nos insultes!-respondió Javi .-¡No te atrevas a hablarme así!-contestó Ígor.-Te reto a un duelo de espadas-, dijo Javi cruzando los dedos.-Vale hoy a las 6:30, -dijo confiado Ígor. A las 6:30 se presentó Ígor y Javi:-bueno empecemos-.dijo Ígor.-Cuando yo silbe.-contestó Javi. Javi dio un silbido y todos los enanitos lo metieron en un saco hasta llevarlo al auditorio. Allí se encontraba el músico, tocó una serenata tan bonita que Ígor se emocionó y se hizo bueno todos fueron felices y comieron perdices. Enrique Congosto Alvarez 5ºA


Un día en la nieve Esta,es Blancanieves;Blanca,para abreviar. Ella es una niña con 11 años,rubia y de ojos marrones. Le encanta la flauta y de los cuentos que le contaban de pequeña,el de El flautista de Hamelin es el que más le gusta,aparte de pulgarcito. Todo empezó una mañana,mientras desayunaban. - Ring,Ring... -Mamá,te suena el móvil.-Dijo Blanca. -Ya lo se hija.-Contestó la madre. De repente,¡bum!Se oyó un portazo inesperado. -Hola hija,¿te gustaría ir a esquiar?-preguntó el padre. -¡Claro que sí!-Dijo emocionada. Le explicó lo que había pasado: Que habían sorteado en el trabajo cuatro entradas por una papeleta de 1€,y le tocó a él. -Pero...Si son cuatro entradas y nosotros somos tres...-Dijo mientras sonreía pensativa. -¿Puedo llevar a una amiga?-?Preguntó. Su padre le dijo que sí;y Blanca se fue a pensar.A los diez minutos,ya sabía a quien quería llevar. -Quiero ir con Marta,Marta Bremen. -Vale.-Dijo el padre. Esos cinco días les fueron eternos,ya que sabía que se lo iba a pasar de miedo esquiando. Pero la mañana del sábado,se levantó muy temprano para llegar en seguida. Fueron a recoger a Marta y en el coche,la madre de Blanca propuso unas ideas. -Podemos ir a la ópera.-Propuso ella. Se lo pensaron -No,no queremos.-Respondieron. -¿Y si vamos ha ver las famosas casitas de chocolate?-Propuso de nuevo. eso,no se lo pensaron,lo dijeron al instante, -¡Sí!-Contestaron a la vez. Durante esos días,se lo pasaron muy bien;yo,personalmente,opino que debe de ser un recuerdo inolvidable.Y que las casitas de chocolate estarían muy buenas. Jesús Carrasco Vega


El trabajo del flautista Érase una vez un buen flautista al que le pagaban un buen sueldo por llevarse todas las ratas y ratones de un pueblo pobre con un rey rico. Un día el flautista repartió su sueldo con todo el pueblo. Por esa razón la bruja de Blancanieves tenía envidia de todo el dinero del pueblo. Entonces Blancanieves fue a avisar al flautista. Blanca y el flautista fueron en busca de la bruja para matarla porque estaba haciendo una poción para matar a todo el pueblo. Pasaron por un huerto. En ese huerto había un buey del que, de dentro de él, salía una vocecilla que decía: ¡Socorro soy Pulgarcito, estoy en la barriga del buey! Y Blanca y el flautista le dieron mucha lechuga para que vomitase a Pulgarcito. Pulgarcito les dio las gracias por ello. Blanca y el flautista le contaron todo, así que Pulgarcito decidió unirse a ellos. Fueron andando y se encontraron una casita de chocolate. Entraron y, sin que pasase un segundo, la bruja les ató a todos, menos a Pulgarcito, al que no vio. Los dejó en una silla atados. Vieron a Hansel en una jaula comiendo para engordar y a Gretel de criada. Pulgarcito le cogió las llaves mientras la bruja preparaba la olla para comerse a Hansel. Pulgarcito le abrió la jaula a Hansel y Hansel salió. Empujó a la bruja a la olla y la mató. Entre los dos desataron a Blanca y al flautista y ayudaron a Gretel. Casi ya era de noche, así que decidieron darse prisa. Llegando se encontraron una casa con cuatro animales: un burro, un gallo, un perro y un gato, llamados Los Músicos de Bremen. Los cinco decidieron entrar a ver si se unían a ellos. Abrió la puerta Hansel, al que se le daba muy bien abrir puertas cerradas con llave. Entraron en la casa y los cuatro músicos dijeron: Hola, ¿qué queréis? . Queremos que os unáis a nosotros para meter a la bruja de mi pueblo. ¿Por qué? ¿Qué ha hecho? Está preparando una pócima para matar a todo mi pueblo por envidia del dinero que les doy. Dijo el flautista. Pues vale, nos unimos. Dijeron los músicos de Bremen. Cuando llegaron al castillo tuvieron que pasar un puente en mal estado con cocodrilos debajo, en el agua. Cuando entraron, tuvieron que subir una torre con doscientos trece escalones. Cuando llegaron, todos muy cansados, vieron a la bruja, pero la bruja no se dio cuenta de la ausencia de las demás. La estuvieron espiando durante un buen rato hasta que la bruja terminó; dejó la pócima en una mesa y se fue. Blanca cogió la pócima y dijo: Éste es mi plan: Cojo la poción y, cuando llegue, se la echo por encima, ¿vale? Sí, dijeron los demás. Cuando llegó la bruja, se lo echó y la mató. Después, Blanca y el flautista repartieron su riqueza con todos. Todos muy contentos siguieron con lo suyo. Hansel y Gretel encontraron a su padre, le dieron el dinero y se hicieron ricos. Pulgarcito se lo dio a su madre y también se hicieron ricos. Los músicos con su oro cenaron un montón. El flautista siguió con su trabajo y Blanca siguió con lo suyo. Pablo Vega Gracia


Un sueño estraño Erase una vez , una extreña sensaión me desperté me sentia rara , empezé a caminar a lo lejos de una montaña medí cuenta que habia ...!! una casita de chocolate!! no era posible y para asegurarme que era de chocolate fui a verla , cuando llegé , la pude ver mejor era entera de chocolate tenía un aroma muy agradable . Me picó la curiosidad decidí entrar . Cuando entré se me hizo la boca agua , chocolate , chocolate y mas chocolate cogí un gran trozo de dulce , salí de la casa y seguí andando escuché algún instrumento creo que era una flauta me acerqué a un pequeño pueblo que había al otro lado de la montaña cuando lllege al pueblo me encontré una fila muy larga de !!ratas y ratones !!detrás de un señor pero , quien era ese señor cuando le mire la cara... ya está era Hamelín pero que emoción me llevé , seguí caminando y decidí explorar un poco el pueblo. Fuí ala biblioteca y me encontré con un bibliotecario y me dijo que habia una ópera en el gran teatro de la ciudad , y fui a verlo estuvo muy bonito qué mas me sorprendió que eran los Músicos de Bremen habían conseguido su sueño de ser músico y tocaban muy bien sus partituras cuando termino regresé al pueblo y caminando para llegar al ayuntamiento !!ploff !! me tropecé pero no habia nada en el suelo me agaché para ver mejor pulgarcito , guau me saludo y me dijo que iba a comprar leche para su madre , me llevé una sorpresa , y seguí caminando , ví una pequeña joven era como la nieve blanca y estaba comprando fruta , cuando me fijé bien era Blancanieves pero cuantas sorpresas algo no me cuadraba era un pueblo muy antiguo sin telefonos moviles , con vestimentas antiguas ... Y todos los personajes que ví fueron de los Hermanos Grimm algo era raro y cuando ... Cariño , cariño despierta te tienes que ir al cole . !!No puede ser todo era un sueño !! pero el sueño mas bonito de mi vida .

Melania Sánchez Peón


EN BUSCA DE LA TRANQUILIDAD PERDIDA Había una vez, un compositor de Hamelín que necesitaba inspiración para una de sus obras , pero él no quería que fuese una obra cualquiera, quería que fuese una obra muy creativa. Entonces, decidió partir hacia Bremen para encontrar inspiración. Cuando llegó, pensó en un sitio tranquilo para encontrar lo que él buscaba y ese sitio fue la biblioteca; pero con muy mala suerte no encontró la inspiración, porque pasaba mucha gente por su lado para coger libros y le dijo a la bibliotecaria que si había alguna parte dónde no pasara gente a coger libros pero ella le contestó que no había ningún sitio allí. Pero de repente, un hombre muy extraño intervino en la conversación y le dijo que conocía a una señora que sabía donde había un lugar tranquilo, el compositor le preguntó si era igual que la biblioteca, pero el hombre extraño dijo que era mucho mas silencioso; la bibliotecaria se preguntó extrañada a sí misma ¿y la biblioteca no es silenciosa?. El compositor siguió al hombre extraño a la casa de esa señora y cuando llegaron, el compositor se quedó quieto , del miedo que le dio al ver que era una casa muy negra y con murciélagos volando alrededor . A pesar de que era de día, entraron en el jardín delantero, estaba lleno de plantas y árboles muertos; llamaron a la puerta y se abrió sola, el hombre extraño gritó: ¡está aquí una persona en busca de tranquilidad y silencio! y el hombre extraño se fue corriendo, el compositor con mucho miedo entró en la casa lentamente y de pronto se cerró la puerta con un gran golpe. Escuchó un grito y se dijo a si mismo que nunca había oído un grito tan raro. Él estaba confuso pensando por dónde subir y de pronto escuchó una voz muy espantosa diciéndole que subiera las escaleras, le resultó raro, porque la voz se escuchaba desde abajo, pero él, de todas maneras, pero con miedo empezó a subir, cuando ya iba por la mitad de las escaleras vio una sombra moverse y otra tumbada pero no eran sombras normales, eran sombras parecidas a las de unos monstruos. Pero de repente, subió a un escalón y el escalón se hundió, pero no le pasó nada porque cayó en un cojín muy grande y blandito y de repente escuchó otra vez la voz tan espantosa , esta vez más cerca y vio a una bruja con muchas arrugas y le preguntó que si se había asustado de los monstruos y el dijo que sí. Después de un rato se dio cuenta de que tenía una voz muy espantosa, pero era una señora muy amable que le explicó lo de los monstruos y decía que ella estaba viviendo en el sótano por ellos, porque son muy agresivos y que uno gritó, porque se estará muriendo con la poción que le puse en la comida. El hombre ansioso por buscar un sitio tranquilo le preguntó a la bruja y la bruja le dio dónde podía encontrar ese lugar; así que le sacó un mapa y le explicó que en ese camino suele haber muchos ladrones y el le dijo que le daba igual, entonces el compositor salió por la puerta del sótano y se fue por donde le indicaba el mapa. Llegó y se dio cuenta de que era una casita de chocolate y era muy silenciosa.


Se hizo de noche cuando terminó la partitura. Así que decidió volver, pero se confundió de camino y le robaron unos ladrones la partitura. Decidió seguirlos, pero los perdió. Se quedó perdido en el bosque hasta que vio muchas luces y se dio cuenta de que había vuelto a Bremen y fue a la biblioteca a preguntar si habían visto a unos hombres corriendo por aquí y la bibliotecaria le dijo que sí, y que se fueron corriendo por esa esquina y que sabía cómo se llamaba su líder; su nombre era Pulgarcito, porque tiene los pulgares muy pequeños, así que, el compositor fue a la esquina y empezó a tocar la pared, de repente, se giraba la pared y estaba en una especie de cueva, vio a los que le habían robado la partitura y ellos le vieron a él y de pronto le ataron con una cuerda. Después de un rato, entró la bruja y atrapó a todos y soltó al compositor, la bruja le explicó que le vigilaba con su bola de cristal. Después la bruja y el compositor cogieron a los malos y los echaron a los monstruos que la bruja tenía en su casa. El compositor partió a su tierra Hamelín e hizo una obra estupenda que le encantó a todos y tuvo un gran éxito en todo el mundo.

Manuel Alonso


RAÚL Y ROSA Hacia mucho tiempo había un niño llamado Raúl y una niña llamada Rosa. estos niños eran muy amigos desde pequeños,hasta que un día(ya mayores)decidieron hacer un viaje a China,pero allí se separaron sus caminos. A Raúl le dieron un trabajo en Italia y a Rosa en Francia .desde aquel momento no se vieron más las caras. Rosa tuvo un novio y Raúl una novia, pero ellos tomaron café y se fueron ha casa, no se vieron hasta 12 años después. Rosa se casó y Raúl también pero se separaron a los 20 años después. A rosa la mandaron a Italia y se encontró con Raúl y los dos tan felices se casaron y tuvieron hijos.

María Gómez Lloret


E l des cubr imi en t o d e los p er son a jes

Jorge era un niño que vivía en Madrid. Tenía una hermana mayor de doce años y unos padres muy exigentes. A Jorge lo que le gustaba era leer con su amigo Pedro, ellos leían los libros de los hermanos Grimm por ejemplo: Blanca nieves los sietes enanitos… mientras que su hermana se pasa el día navegando por internet y hablando con sus amigos veía leer una manera de perder el tiempo. Un día me pego un coquí por decirle que se pusiera a leer, cuando exactamente hablaba con sus amigos pero yo salí ganando por que mis padres le castigaron .Era un día de verano Pedro y yo estábamos jugando al futbol le dije a Pedro que no tirase la pelota tan lejos pero no me hizo caso le dije rápidamente:! Pedro no lo hagas ¡pero ya era tarde Pedro la había embarcado en la casa abandonada .cuando abrieron la puerta estaban todos los personajes de los hermanos Grimm ,pasaron y todos los personajes se quedaron pasmados los personajes le regalaron todos sus libros , Pedro y Jorge no se lo dijeron a nadie. FIN.

Juan María Muñoz

Ensalada de cuentos  

Los niños y niñas de 5ºA han escrito cuentos mezclando protagonistas de cuentos tradicionales.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you