Page 1


Ferran Lagarda Mata

Historias de Sobradiel

Ferran Lagarda Mata -EditorSobradiel 2011


Lagarda Mata, Ferran Historias de Sobradiel / Ferran Lagarda Mata.Sobradiel: Ferran Lagarda Mata - Editor, dl Z-115-11.- 198 p. : 73 il.; 22 cm.ISBN: 978-84-96810-18-1 1. Sobradiel 2. Zaragoza 3. Aragón 908 (946.022) (929.5)

Texto: Ferran Lagarda Mata Fotografías y Gráficos: Ferran Lagarda Mata (a no ser que se indique otra autoría) Edita: Ferran Lagarda Mata - Editor Tel./Fax: 976 53 64 85 E-mail: flmeditor@balearweb.net © Ferran Lagarda Mata Primera Edición: Sobradiel, Marzo de 2011 ISBN: 978-84-96810-18-1 Depósito Legal: Z-115-11

©

2

Marca de agua de la página anterior efectuada a partir de un dibujo original de SanchoPanzaXXI, bajo la licencia Creative Commons de Atribución/Compartir-Igual 3.0: http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/deed.es


SUMARIO

Preámbulo Se levanta brevemente el telón: Roma y antes de Roma, o, mejor, al revés Sop̃tello, Sopratello, Supratella, Subratiyãll, Supratel… Saliendo de las sombras Doña Talesa Los Alagón Los Ladrón Los Luna Los Cerdán y los Celdrán. Dos que no una Los Cavero Bibliografía


4


Preámbulo

Cuando empiezo a “pergeñar” las primeras líneas de este trabajo, soy muy consciente de que queda aún mucho por investigar, de que, más que la Historia de Sobradiel, e incluso, como acostumbran a titular los británicos, “una” Historia de Sobradiel, estoy ante la primera Historia de Sobradiel, o, mejor, de ahí el título, ante una serie de Historias, de detalles destacables que trataré de interconectar para dar una cierta continuidad al texto, a una narración que pretendo que se extienda más o menos ininterrumpidamente desde un remoto pasado prehistórico de escasos vestigios hasta la independencia lograda a mediados del siglo XX a costa de los nobles que señorearon las tierras del hoy pequeño municipio a unos 20 km al Norte de la capital aragonesa, puesto que lo sucedido tras la intervención del Instituto Nacional de Colonización considero que no es Historia, sólo noticias cuasi periodísticas que sólo el tiempo dirá si pasarán o no a formar parte de ella. Aún cuando ya hace más de un par de años que soy vecino empadronado de esta localidad, no es éste el hecho que me ha movido a documentarme sobre la misma y su devenir histórico, tampoco ningún contrato con la Administración Pública, ni mucho menos el creer que pueda ser una oportunidad (mi oportunidad), de éstas tan de moda, para salir particularmente de la crisis que atenaza el país, y menos en una región tan excesivamente volcada al ahorro que nunca ha representado ningún tipo de fuente de riqueza. Ha sido un acontecimiento más casual, el de que mi segunda boda vaya a tener lugar en el ayuntamiento de la población, en lo que queda del antiguo palacio de los Condes de Sobradiel, levantado sobre el aún más antiguo, y totalmente desaparecido, castillo de los Señores que les precedieron.

5


Para un historiador, ni que sea más bien arqueólogo, el esplendor de la antigua nobleza y sus residencias no deja de ser un tema atractivo, por más que sea muy consciente que la auténtica Historia no la escribieron, o no la escribieron “sólo”, reyes y aristócratas, aunque, desgraciadamente sea casi exclusivamente de ellos de los que tengamos noticias durante largo tiempo, ya fuere porque eran quienes las pagaban, quienes “cortaban el bacalao” o a quienes todos, o casi, querían parecerse o, mejor, ser. Por esta razón, no ha de extrañar al lector, que esta obrita, al margen de lo poco que podamos describir de un pasado más remoto, tenga como hilo conductor las cinco, más bien seis o siete, grandes familias que se sucedieron en el “trono” de este antiguo señorío, no únicamente dos como la machacona publicidad institucional intenta hacernos creer, probablemente por auténtico e inocente desconocimiento. Los famosos Cerdán y Cavero del actual escudo municipal fueron precedidos por largo tiempo por los Alagón y los Luna, sin que podamos olvidar tampoco el papel, más o menos breve pero intenso y decisivo, jugado por los Bearn y los Ladrón. Puede parecer extraño, por otra parte, que la extensa bibliografía del final sólo haya dado para algo tan, relativamente, reducido, pero no resultará difícil de comprender si señalamos que los datos obtenidos de tan ingente cantidad de obras y trabajos ocupan a menudo menos de una línea en muchos de ellos. Sobradiel se cita, pero muchos autores ignoran, precisamente, las “citas” de los demás, con lo que hemos de decir que nos hemos encontrado con un auténtico puzzle de más de 300 piezas, las cuales carecen, además, a menudo de los apéndices que permiten en un “juego” de este tipo interrelacionarlas, lo que nos ha llevado en ocasiones a llevar a exprimirnos literalmente la sesera para intentar comprender como encajaban, que piezas faltaban y cuales resultaron mal recortadas, hecho que dificultaba el colocarlas correctamente en su sitio.

6


En fin, como decíamos, no es más que una “primera Historia”, un trabajo que persigue no sólo devolver un pasado no menos glorioso, quizás más, que el presente a este rincón aragonés, sino trazar las líneas maestras sobre las que se puedan sustentar estudios posteriores, que no tendrán que rebuscar, pues, ya tanto, aunque sea probable que sus autores prefieran, como éste, ver los documentos originales que fiarse de las palabras del “mensajero”, o del “traductor”. Y, para acabar, dado que una boda motivó lo que sigue a continuación, vaya la dedicatoria de este libro a la que cuando lo concluya será ya, legalmente, mi mujer, la cual no cree que esté loco por dedicarme a estos temas y no a otros más lucrativos. Ferran Lagarda Mata (Sobradiel, Mayo de 2010)

7


Estructuras del yacimiento de la Edad del Hierro del Castillo de Miranda, en Juslibol.

El fragmento mejor conservado del llamado Mosaico de Utebo, datado hacia el siglo II d.C.

8


1.- Se levanta brevemente el telón: Roma y antes de Roma, o, mejor, al revés.

Asentado sobre los fértiles campos de la vega del caudaloso Ebro, sobre los limos y aluviones de este, por lo demás, cambiante río, cuyo curso, en el tiempo, tan pronto ondula como se rectifica, alejándose o acercándose a los riscos del terciario margo-yesífero Escarpe de Remolinos1 que delimita su margen izquierda a su paso por el territorio del municipio, resultan realmente escasos los restos prehistóricos, protohistóricos e incluso romanos hallados en el actual término de Sobradiel, en gran medida sin duda a causa de estos caprichos fluviales, que habrían acabado arrastrándolos en una época u otra, pero también porque la riqueza que proporcionan dichos campos viene pareja a la peligrosidad de los mismos, de excesivo fácil acceso para cualquier delincuente o invasor.

Si alguna vez hubo en ellos alguna estructura arquitectónica de importancia, quizás fuera la de una villa romana como aquélla cuyos pocos restos, que incluyen los de un magnífico mosaico báquico, fueron hallados no ha mucho en la cercana población de Utebo.2

1

Tal denominación, aunque no es la única, obedece a ser Remolinos la población de la Ribera Alta del Ebro, y en la orilla izquierda del mismo, más centrada con respecto a dicho accidente geográfico (ECHEVARRÍA, M.ª T. (2005): El relieve de la Ribera Alta del Ebro. En HERMOSO, M. y VÁZQUEZ, M. (Coords.) (2005): Comarca de Ribera Alta del Ebro. Col. “Territorio”, 15. Págs. 17-33. Gobierno de Aragón. Zaragoza. (Véase pág. 22)). 2 BLÁZQUEZ, J.M.ª (1984): Mosaicos báquicos de la Península Ibérica. “Archivo Español de Arqueología”, 57. Págs. 69-95. CSIC. Madrid. LÓPEZ, G. (1999): The Triumph of Dionysus in Two Mosaics in Spain. “Assaph”, 4. Págs. 35-60. Universidad de Tel-Aviv. Tel-Aviv. La pieza fue descubierta en 1971.

9


Incluso podríamos considerar que hubiera habido aquí alguna dependencia aún ignota de la misma, por otra parte no muy alejada probablemente de Castra Aelia, una ciudad romana junto a la cual acampó Quinto Sertorio en el invierno del 77-76 a.C. durante su rebelión contra Sila y que Adolf Schulten situaba algo más aguas arriba, en la confluencia del Jalón con el Ebro, es decir, en lo que desde el siglo XII se conoce como El Castellar, en las proximidades del núcleo urbano de Torres de Berrellén, al otro lado del río.3

La realidad sigue siendo, sin embargo, que, en el área concreta de Sobradiel, los únicos hallazgos de los que se puede hablar, los cuales, por otra parte, no parecen haber sido nunca científicamente contrastados, son prácticamente aquéllos de los que, en 1932, el Padre Longinos Navás daba noticia de su descubrimiento en la margen izquierda del río:4 “dos hachas de la edad de la piedra pulimentada, ambas incompletas, con la pátina de los siglos adherida en algunos sitios” halladas en Septiembre de aquel año y algunos “picos, hachas y martillos” prehistóricos aparecidos posteriormente, así como, una cuchilla obtenida a base de pulimentar una cara de una esquirla de un canto rodado de color verde oscuro algo violáceo,5 trozos de tejas romanas, fragmentos de cerámica de seis hechuras o épocas distintas,6 de los que, al parecer, algunos han sido considerados, después, altoimperiales (de 3

GASCÓN, A. (2007): El hechizo de El Castellar. Col. “Cuadernos de Aragón”, 35. Institución Fernando el Católico. CSIC. Zaragoza. Pág. 16. 4 NAVÁS, L. (1932): Faúnula de Sobradiel. “Revista de la Academia de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de Zaragoza”, XVI. Págs. 11-28. Zaragoza, 1933. Págs. 27-28. 5 ROMERO, J. (1932): Estudio petrográfico de unas hachas prehistóricas descubiertas por el R.P. Longinos Navas, S.J. “Revista de la Academia de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de Zaragoza”, XVI. Págs. 29-37. Zaragoza, 1933. 6 Los fragmentos fueron recogidos en el exterior de una mina de sal, probablemente la llamada Mina Real, situada al Sudeste del actual santuario de Nuestra Señora del Castellar, al Este de Torres de Berrellén y al Norte de Sobradiel, pero en el término municipal de Zaragoza, que ocupa las alturas de la margen izquierda del Ebro. A la entrada de ésta se distingue perfectamente un sillar romano (GASCÓN, A. (2007): El hechizo de El Castellar. Col. “Cuadernos de Aragón”, 35. Institución Fernando el Católico. CSIC. Zaragoza. Pág. 144).

10


LAGARDA MATA, Ferran (2011): Historias de Sobradiel. Sobradiel, 2011. 198 Páginas con 73 Ilustraciones a todo color. Idioma: Castellano. PVP: 25,00 € ISBN: 9788496810181 De venta en: Estanco de Sobradiel (Sobradiel). Tel.: 976 13 96 92 Pórtico Librerías (Zaragoza). Tel.: 976 35 32 26 Puvill Libros S.A. (Barcelona). Tel.: 93 298 89 60 Premià S.L. (Barcelona). Tel.: 93 280 03 34 Librería Díaz de Santos (Barcelona). Tel.: 93 212 86 47 CELESA (Madrid). Tel.: 91 517 01 70 Arteguías de La Garma (Madrid). Tel.: 91 549 39 88 Librería Iberoamericana (Madrid). Tel.: 91 360 12 29 Librería Proteo (Málaga). Tel.: 952 219 019 Librerías Ojanguren (Oviedo). Tel.: 985 21 88 24 Librería Hojablanca (Toledo). Tel. : 925 25 44 06 On line: flmeditor@balearweb.net http://www.balearweb.net/flmeditor http://www.todocoleccion.net

Historias de Sobradiel  

La historia del municipio, señorío y condado de Sobradiel (Zaragoza).