Page 1

La palabra dolmen fue acuñada a finales del siglo XVIII por el arqueólogo Legrand d’Anny, y a partir del bajo bretón dol-min, es decir, mesa de piedra, para referirse a lo que en la actualidad denominamos sepulcros megalíticos. Ninguna relación, sin embargo, de estas mesas con las construcciones menorquinas con una estructura central en forma de T que reciben en catalán el nombre de taules (taulas, igualmente mesas), ni formalmente, ni culturalmente, ni tampoco, a pesar de que a menudo se vende todo en el mismo lote, cronológicamente, pues los sepulcros megalíticos, que, por cierto, muy pocas veces se parecen realmente a una mesa, en el sentido de una superficie plana sobre unas patas que la sostienen en horizontal a una cierta distancia del suelo, son muy anteriores en el tiempo a las taulas talayóticas, que ni tan solo aparecen en el primer momento de su propia cultura, sino, al parecer, en un estadio ya bastante avanzado. Conocidos algunos de ellos, que no correctamente identificados como tales, desde antiguo, los dólmenes o sepulcros megalíticos de Menorca han ido, por otra parte, aumentando en número a lo largo de los años gracias a nuevos descubrimientos, a la vez que las campañas de excavación de los diversos ejemplares, ya fueran de los recién descubiertos o de los de siempre, han permitido una mejor comprensión de su estructura y evolución. En general se pueden identificar dos tipos que no estamos ni mucho menos seguros que correspondan a dos momentos diferentes: los paradólmenes, o hipogeos de fachada megalítica, y los sepulcros de corredor (aunque cabe en lo posible que alguno de estos dólmenes “exentos” no tuvieran nunca ningún pasillo). (...) Así empieza la introducción de esta monografía dedicada a un monumento prehistórico menorquín poco conocido por haber quedado eclipsado por los mucho más monumentales de la Cultura Talayótica e incluso por otros, como ellos, de la Pretalayótica, como son las navetas. Y es que, en Menorca, se conocen también hasta 11 sepulcros megalíticos de distintos tipos, los cuales son prolijamente descritos en la obra que nos ocupa, en la que, una vez más, se dan también las pautas básicas para localizarlos y llegar hasta ellos fácilmente.

LAGARDA MATA, Ferran (2007): Dólmenes menorquines. Zaragoza, 2007. 82 Páginas con 74 Ilustraciones a todo color. Idioma: Castellano (también hay una versión en Catalán). PVP: 18,00 € ISBN: 9788493478889 (castellano), 9788493478872 (catalán). De venta en: Pórtico Librerías (Zaragoza). Tel.: 976 35 32 26 Llibreria Fundació (Maó). Tel.: 971 36 35 43 Llibreria Catalana (Maó). Tel.: 971 36 55 84 Llibreria Ronda (Maó). Tel.: 971 36 89 29 Llibreria Nura (Ciutadella). Tel.: 971 38 14 09 Llibreria Pau (Ciutadella). Tel.: 971 38 37 66 Llibreria d'es Racó (Ciutadella). Tel.: 971 38 19 62 Museu Diocesà (Ciutadella): 971 48 12 97 Sa Llibreria (Ferreries). Tel.: 971 37 32 30

On line: flmeditor@balearweb.net http://www.balearweb.net/flmeditor http://www.todocoleccion.net

Puvill Libros S.A. (Barcelona). Tel.: 93 298 89 60 Premià S.L. (Barcelona). Tel.: 93 280 03 34 Librería Díaz de Santos (Barcelona). Tel.: 93 212 86 47 CELESA (Madrid). Tel.: 91 517 01 70 Arteguías de La Garma (Madrid). Tel.: 91 549 39 88 Librería Iberoamericana (Madrid). Tel.: 91 360 12 29 Librería Proteo (Málaga). Tel.: 952 219 019 Librerías Ojanguren (Oviedo). Tel.: 985 21 88 24


Dólmenes menorquines  

En Menorca, eclipsados por los magníficos monumentos de la Cultura Talayótica, también hay ejemplares de los típicos sepulcros megalíticos.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you