Issuu on Google+

Cuentos policiales

Sexto grado Escuela 22 DE 4 Dr. Guillermo Rawson


Nunca termina Eran la 6:00 AM el señor Roca había ido con su perro Rick a la comisaría a quejarse porque le cortaron la luz. Se peleó con el policía Harry. Más tarde fue a comer con su hijo Axel, tomó sopa y vino tinto con hielo. Volvió a su casa a las 12:30 AM. Al entrar se cayó en la alfombra. Su perro Rick avisó a los vecinos y revisaron el cuerpo. Los médicos dijeron que había veneno en su hígado y le preguntaron al hijo si hicieron algo más juntos. Él respondió que no. Mas al revisar la sopa y el vino detectaron algo raro. En la sopa había veneno . No se sabía quien lo puso. Revisamos en su casa y no había nada, pero en su pantalón se encontró un frasquito de veneno . Y me dije ¡Se suicidó!... Lourdes Stein Rica y solitaria heredera recibe llamadas misteriosas. Juana heredó cantidades enormes de dinero al morir su padre. Una tarde llegando de trabajar vio en su teléfono fijo que tenía un mensaje. Este decía que después de las siete moriría. La chica se quedó impactada del miedo. La voz era de un hombre. Juana, con mucho temor, fue hasta la comisaría para hacer la denuncia. Los policías investigaron el caso. Intervinieron hackers. Ellos obtuvieron el número de teléfono del sujeto que había llamado a Juana. Localizaron donde estaba el teléfono con un GPS. Los policías empezaron a seguir el celular por días, cuando lo encontraron se dieron cuenta de que lo había puesto en otro lado para distraerlos y así poder matar a la joven. Cuando la policía volvió a la casa de Juana para informarle que el chico había cambiado el chip, Juana no respondía. Entraron por la fuerza. Fueron hasta la habitación donde estaba Juana, en su cama, muerta. Aida Cabrera

Robo en el museo


Fui al Museo Nacional Argentino, para charlar con el gerente Ortiz sobre el caso. Me contó que habían robado una momia egipcia que tenía una corona con un diamante que valía mil millones de dólares. El gerente estaba desesperado por recuperar la momia. Le pregunté si podía ver el video de la cámara de seguridad. Me dijo que no quedó nada registrado porque hubo problemas en el sistema. Me indicó que el hecho ocurrió el domingo por la noche, después del cierre del museo. Al día siguiente fui al museo e interrogué a todo el personal, me contaron que no notaron nada raro, que era lo mismo de todos los días. Empecé a investigar el caso y encontré una pista: en el tacho del baño de hombres había un maletín con ropa, no era de ninguno del personal. Luego encontré otra pista que la ropa era de talla pequeña y eso descartaba al personal del museo. Continué investigando, se me ocurió ver el registro de entrada y salida del museo. Cuando leí un apellido, me resultó conocido, lo comparé con el registro de la policía, para ver si coincidía con lo que había leído. Era Jorge Horócopo, la misma persona que había robado bancos y ahora se dedicaba a robar museos. Lucas Chaves

Muerto en el zoológico Estaba en el zoológico. El primer chico era rubio, gordo y bajo. El segundo chico era morocho y alto. El tercero era petiso y flaco. Y el cuarto estaba muerto. Comisario:-¿Quién lo mató? Primer chico:-Yo no. Segundo chico:-Yo menos. Tercer chico:-Yo tampoco. Comisario:-¿Qué estaban viendo? Primer chico:-Yo miraba a las jirafas. Segundo chico:-Yo a los monos. Tercer chico:-Yo a los elefantes. El cuarto chico murió mirando a los pinguinos. El comisario les vió las remeras: El primer chico tenía una remera verde manchada de atrás. El segundo chico tenía una remera roja manchada adelante. Y el tercer chico tenía una remera azul manchada atrás.


Comisario:-Fue el segundo chico, él estaba mirando a los monos que estaban en frente de los pingüinos. También tenía la remera manchada de adelante; se tuvo que dar vuelta para matarlo y no se pudo dar vuelta rápido. Además el muerto tenía un balazo en la frente. El primer y tercer chico eran petizos no podían llegar, usted sí. El pirmer y tercer chico se fueron y el segundo se quedó en la cárcel por 10 años. Sabrina Algamis La muerte de Shakira. Un día Shakira se había peleado con su marido. Él se enojó porque ella le dijo que llevara sus cosas a un hotel ya que habían terminado. Él buscó un fierro. Esperó que se fuese a bañar, la mató y se fue a México . Lo peor fue que no limpió sus huellas digitales, entonces pudieron saber que él era el primer y único sospechoso Maritos Baracus. Lo encontré y lo llevé a la cárcel. Murió dos días después. Daiana Susaniche El cuento policial El robo a la joyería Vangelico ocurrió el martes 16 a las 11:00 AM. Las personas que estaban en la joyería fueron adormecidas con el anestesiante “Good night” y las cámaras fueron baleadas con una carabina. Se dice que las motos con que se efectuó el escape fueron unas Sánchez 750. El detective López fue el encargado de este caso, en el que se llevaron más de un millón de dólares. Se obtuvieron las escuchas del teléfono público en ellas se decía “Ya robamos el anestesiante y las motos.Sólo nos faltan las carabinas y estamos listos para el golpe a Vangelico.” Se escuchaba una voz ronca y en la grabación tosía mucho, por eso el detective pensó que el criminal era fumador. El investigador López buscó en todos los regitros de compras de cigarrillos y encontró a Jonhatan Rodríguez quien también el lunes 15 había comprado unas carabinas a las 17:00 y a las 17:05 emitió un llamado en el que decía “la seguridad del Shopping tiene armas nuevas”. Claramente no era el criminal porque tenía una voz muy aguda. Luego el detective encontró a Nicolás Travezaño quien además de comprar cigarrillos a diario es acusado de robar varios lugares de alto valor.


También está acusado de robar un cargemento de armas del ejército. Fue interrogado, él tenía una voz ronca igual a la del teléfono. Encajaba con la descripción que había dado el encargado de Vangelico: “una persona que había visitado el lugar y sacaba fotos”, según él recordando el lugar. Nicolás Travezaño fue encarcelado. Pero, ¿por qué lo hizo?, fue la pregunta del juez. Travezaño dijo que lo hizo, porque un detective le había pedido que robe algo para trabajar en un crimen. Nicolás reconoció al detective López apenas lo vio. Y uno de los investigadores más brillantes fue encerrado. Atahualpa De Luis El mistero de Anubis Detective :- Hace mucho años yo era una detective, resolvía muchos casos pero el de la momia egipcia fue muy difícil nietitos. Nietos:-Contanos

Detective:- Bueno. Hace mucho tiempo existía un museo de Anubis, había un policía que lo cuidaba toda la noche. Un día Juan, el

policía, estaba revisando las cámaras de seguridad y de repente

empezaron a andar mal. Fue a ver y la momia egipcia ya no estaba. Me llamaron para resolver el caso y la primera sospechosa era

Johanna Sueldo, una millonaria malhumorada. A la madrugada siguiente vino ella y me dijo :- ¿En serio piensa que fui yo ? ¡No tiene sentido !

- Me informaron que usted queria demoler este antiguo museo ¿ por qué ? - le pregunté. Me respondió: - ¡ No es de su incunvencia !

Bueno, lo averiguaremos nosotros. Mañana la espero a las 22:00 hs en el bosque de Belgrano.

Allí estaba todo oscuro y no había nadie, creo que era el momento para decirle la verdad.

– ¡Llegué!- gritó Johanna

– ¡Que bueno! - contesté y ...paff , la golpeé en la cabeza. Cuando despertó le dije la verdad. Yo había robado la momia y he dejado evidencia para que Johanna fuera la culpable. -¿Por qué hizo eso ? - me dijo sorprendida.

Respondícon tranquilidad :- ¿ Por qué no hacerlo ? No se acuerda de


esa noche del 17/8/89, ibamos con mi marido y mi hija en el auto, se cruzó un coche negro y mi esposo murió. No fue capas de bajar del auto y ayudarme.

Se fue muy rápido. Mi hija se acordó de un rostro y aquí estoy para hacer venganza... ¡Dulces sueños ! Guillermina Vidal Un cuento policial La famosa actriz Soledad Pastoruti, la cual tiene un gato que lleva a todos, tuvo que ir a la televisión. Lo ató al asiento y se fue a cantar, cuando volvió su gato, Atún, había desaparecido. Lo buscó pero, no lo encontró. Fue a la casa para ver si estaba allí, pero no estaba. Tres horas más tarde llamaron a Soledad y le dijeron: - En media hora venga sola a buscar a su gato, si lo quiere ver vivo. A lo que ella respondió: - Ire a buscarlo, pero no le hagan nada, les llevo lo que me pidan. -No le iba a pedir nada pero ya que está, quiero $2.000. Tiene 1 hora. Trató de buscar la plata pidiéndole a sus padres, que le dieron $1.500. A la hora fue a buscarlo y el ladrón le dijo: - Estaba en el baño y se escapó, no sé donde puede estar. Ella respondió: - Entonces la plata es mía. Él gritó:- ¡No! Le robó el bolso con el dinero. Ella empezó a perseguirlo y al pasar por una veterinaria vio a su gato comiendo comida para “gatos”. Ella abandonó la persecusión, entró, agarró al gato y a la comida y se fueron a la casa. Dalila Razik

El cuento policial El cadáver fue encontrado a las 10:10 am por la policía. Fue asesinada de cuarenta y cinco puñaladas con destrozo de craneo. Había mucha sangre pero casi ninguna huella del atacante. Nadie había entrado en la casa desde las 3:10 pm, según el portero. La señora Floppy, la apuñalada, siempre dejaba la puerta abierta. Era fácil


pensar que la había matado alguien del edificio. Los detectives investigaban su casa sin resultado alguno. No había huellas del asesino. Un día el detective Marc volvió a buscar huellas en la cocina, y de repente, encontró una uña y un whisky entreabierto. Fue al laboratorio para analizar la evidencia y el culpable del homicidio era... el portero, Mr. Stuch. Fueron y lo detuvieron. Él negó el crimen, pero el ADN era compatible. Matías Santana Crimen en El Calafate Mi nombre es Ángel Gómez, soy detective privado. Me llamaron por un asesinato cometido en el parque Nacional Los Glaciares, en el Glaciar Perito Moreno, de una pareja que encontraron flotando en el Lago Argentino. Salí para el Calafate a las 5:15 de la mañana, mientras en el avión me iban informando sobre el caso. Llegué a las 8:25 AM, donde me esperaban para ir al lugar del crimen. Al llegar encontramos una cámara de fotos, las huellas digitales eran de un hombre cuyo nombre era Juan Martín Rojo. Averiguamos que trabajaba en el lugar. Al revelar las fotos, nos dimos cuenta de que había sucedido el día anterior. Habían muchos sospechosos como el guía que estuvo con ellos y el de las huellas. Atrapamos al hombre culpable en el aeropuerto, intentando salír del país. Al comparar sus huellas digitales, nos dimos cuenta de que era la persona de la cámara de fotos. Lo descubrieron porque a todos los sospechosos del caso les cerraron el acceso a los aviones para salír del país o de la provincia, y en su pasaje estaba su nombre. Después de tres días en la comisaria y de estudiar los resultados, dieron que era esquizofrénico. En ese caso, era ininputable. Gian Luca Sanz 6°B

La chica del despertador Una chica llamada Carolina salió del colegio a las 4:20PM y la raptaron a las 5:00PM. El chico que la raptó se llama Facundo. La llevó a una bodega. Luego la ató contra la pared y le pegó hasta matarla. Los familiares de la chica preocupados la encontraron muerta en la bodega y la policiá mandó el cuerpo al laboratoro de huellas . Descubrieron que las huellas de Facundo estaban en el cuerpo de Carolina. Los padres de la chica se quisieron vengar y raptaron a Facundo. Lo llevaron a un río y lo ataron debajo del agua para que se ahogue.


_¡¡¡Aaaaaaaaaahhhhhhhhhh!!!- Carolina suspira y se despierta. Todo esto fue un sueño. Nahuel Lambierto


Cuentos policiales