Page 48

Sosa

tiempo, muchos de ellos de su propia autoría y otros en coautoría con sus discípulos. Así mismo será reconocido por Universidades Nacionales de Argentina y Sociedades Científicas de este país. Durante el primer año, que permaneció en el laboratorio de la Institución Cultural Española, realizó publicaciones científicas en la Gaceta Odontológica “Macroglía y Microglía” 17 y “Neuroblastomas” en el boletín de la Academia Nacional de Medicina 18. También publicó en diversas revistas científica argentinas otros trabajos, como: “Nomenclatura y calcificación de los tumores del sistema nervioso” 19, “Neuroglia normal” 20, “Glioepitelioma al glioblastoma isomorfo” 21 y “La neuroglia de los ganglios simpáticos”22. Posteriormente, durante el año 1942, Pio del Rio Hortega, continuó con sus trabajos de investigación en el tejido nervioso, y comenzó a publicar algunos de sus trabajos en la revista fundad por él (Archivos de Histología Normal y Patológica). Ese mismo año fue nombrado Profesor honorario de la Universidad Nacional de La Plata (Buenos Aires-Argentina), distinción que le generó gran satisfacción. Continuó con sus trabajos y publicó una serie de ellos, como fueron: “La neuroglia y los ganglios sensitivos” 23, “Caracteres e interpretación de las células específicas de los neurinomas” 24 , “La neuroglia normal Conceptos de 25 angiogliona y neurogliona” , “Neuroglia de los ganglios sensitivos” 26 , “El método del carbonato argéntico” 27 . Durante este período una de las más importantes contribuciones de Pio del Rio Hortega, fue el estudio de los ganglios sensitivos espinales y ganglios simpáticos del sistema nervioso periférico, pudiendo establecer el Neurocirugía-Neurocirugía / Vol. 22 / 2013

Exilio voluntario

.

carácter neuroglial de los elementos estelares que se encontraban alrededor de las células simpáticas y de los elementos capsulares de los ganglios espinales. Así les otorgó un papel fisiológico similar a la glía del sistema nervioso central. En este año realizo una síntesis del papel fisiológico y morfológico de la oligodendroglía, aportando de esta manera, al conocimiento histofisiológico de la neuroglía 28. Por otro lado, no todo fue ciencia, en la vida de Pio del Rio Hortega, ya que muchas tardes acudía al café “La Casa de Troya” en avenida de Mayo, propiedad de un español, también exiliado, en donde pasaba las tardes recordando su querida España y disfrutando de la compañía de sus conocidos. A este café en algunas ocasiones lo acompañaba su discípulo Moises Polak. Llegado el año 1943, fue nombrado Profesor Extraordinario de Embriología e Histología de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata y Doctor honoris causa de dicha Universidad, ambos hechos lo colmaron de una gran satisfacción. Dicha ceremonia se desarrolló en el aula Pasteur de la mencionada casa de estudios, en donde se le dedicó un auténtico homenaje de admiración. Durante ese año y el siguiente concurrió los días sábados para reunirse con los estudiantes, a quienes les dictaba un curso, así también se reunía con médicos a quienes les impartía un curso práctico sobre temas neurohistólogicos. Pio del Rio Hortega manifestaba un gran afecto por la Facultad platense, por lo que continúo colaborando con ella hasta sus últimos días. Durante 1943, considerado uno de los mejores años para Pio de Rio Hortega, continuó realizando trabajos y fueron

48

Revista FLANC Nro 22  
Revista FLANC Nro 22  
Advertisement