Issuu on Google+


AQUÍ ESTÁ NUESTRO PRIMER “LIBRO VIAJERO” DEL CURSO 2010-2011. EN ÉL, LOS NIÑOS Y NIÑAS DE LA ESCUELA DE GERA HAN RECIBIDO ILUSTRES VISITAS, Y NOS HAN CONTADO LAS VIVENCIAS CON TAN DESTACADOS PERSONAJES. “EL GOCHO”, “LA MÉDICA”, “EL MAGO” –CHAS, A PARTIR DE AHORA-, PARCHE VERDE, “EL POLICÍA”, PEPEPÓTAMO, LA OVEJA SHAUN Y COCO SE LO HAN PASADO EN GRANDE… ¿QUIERES VERLO? PUES AQUÍ OFRECEMOS UN BREVE RESUMEN. EL LIBRO AL COMPLETO, SE MANDARÁ POR LAS CASAS CUANDO LOS NIÑOS DE TABLADO, VEGA DE REY Y BUSTIELLO LO TERMINEN.


En casa de Pablo M. y Martín, Parche Verde encontró una novia, nada más y nada menos… La famosa “Julieta Volteretas”, hizo muy buenas migas con el temible pirata…

Todo el mundo se quedó encantando con el gran Parche Verde: abuelos, primos,… hasta Adriana, a la que no asustó ni un poquito, y es que está perdiendo facultades…


Hasta se fue a dar una vuelta en tractor, aunque el pobre no está acostumbrado a tanto movimiento y hubo que sacarlo por la ventana, para que no se mareara…

Al llegar a la escuela, Parche Verde se acordaba mucho de Julieta… ¡Tranquilo, a ver si en otra ocasión viene ella a visitarte!


“El señor policía” visitó Tejero con Raquel, y cuenta que lo pasó en grande, aunque dice que nada más llegar lo pusieron a recoger hojas en un prado… Bueno, aunque sea un invitado, también tendrá que ayudar algo, ¡el muy vagoneta!


Tan cansado terminó, ya que no estaba acostumbrado a “trabajar duro”, que se quedó “sopa” paseando con Raquel en el coche de muñecas…

Raquel y él mismo nos lo contaron todo al llegar de vuelta al cole, y los dos quedaron encantados con la experiencia…


“El policía” volvió a repetir visita, en esta ocasión viajó hasta San Martín de Semproniana, el pueblo de Alex, acompañado de Coco. Se lo pasaron pipa con Epi y Blas, los gatos de la familia; y con Panda, la perra. Allí, después de conocer la casa de Alex, fueron a dar un garbeo por los hermosos parajes campestres de San Martín.


Aunque cuentan que Coco se portó un poco mal y el policía, en un exceso de autoridad, quiso meterlo en la cárcel… Por suerte, Alex le convenció de que tampoco era para tanto. Eso, unido a que estaba fuera de su jurisdicción, evitó que el pobre Coco diera con sus huesos en “la trena”… Pero, en suma, tanto Coco, como “El poli”, se quedaron muy contentos de la estancia en “Munneke’s house”, y así nos lo transmitieron cuando junto con Alex nos lo contaron a todos en la escuela.


Otro amigo nuestro que hizo las maletas fue Pepepótamo, que se fue con Rubén y Pablo F. a Valles del Teso. Allí se instaló con otros juguetes de la casa, e hicieron una pequeña escapada nocturna… Lo que no le gustó es que Pablo lo cogiera del rabo, aunque fuese para llevarlo a los columpios…

Eso sí, dicen que conoció a mucha gente e hizo un montón de amigos, como Jorge, Diego, Aitor, o Patricia.


Pablo y Rubén nos contaron en clase que Pepepótamo se portó muy bien, y se subió a un tractor, a una pala y a un camión, aunque se cayó “accidentalmente” sobre un montón de juguetes, y casi se queda allí porque no había quien lo encontrase…


“El Gocho”, por su parte, pasó una semanita de descanso en la casa de Andrea. Ella se tomó muy en serio lo de ser una buena anfitriona, cuidando al cerdito del interés de su hermano Dani…

Dani y Andrea, con el gochín.

Que por otra parte, no tenía intención de hacerle ningún daño, sólo de pasearlo en su camión…


Además, tuvo la oportunidad de salir de paseo y conocer a dos tortuguitas vecinas, con las que entabló una animada conversación. Más tarde, se pegó un reconfortante baño y se durmió al lado de la cocina, pues tenía que secarse y ponerse guapo para contarnos todas estas aventuras en su vuelta “al hogar”…


“La médica” por su parte, se subió un día en el taxi y viajó a Villar, a la casa de Paula. La llegada fue un poco “angustiosa”, porque al hermanín de Paula no le hizo mucha gracia esa bocaza tan grande y roja… Además, hizo un poco de frío esos días, así que mejor quedarse en casina bien calentina…

Allí hicimos de todo, jugar con los juguetes de Paula, trabajar con el ordenador, ver la


tele,… Y en la casa de Caillou, no te imaginas lo bien que se está… Por las noches, Paula y la médica sacaban su linterna y leían juntas un cuento, hasta quedarse dormidas.

El fin de semana lo dedicamos a visitar a la familia, y, como contaron Paula y la médica en clase, se lo pasaron genial juntas…


Tan bien lo pasó fuera de casa, que “la médica” nos abandonó unas fechas más para irse con Yanira a Mirallo. El primer día fue agotador, tanto jugó con Yanira, Avelino y papá, que se fue a dormir sin acordarse ni de cenar. En los siguientes días tampoco faltó el movimiento, ya que pudo jugar a las casitas, a las maestras, cantar y leer. Hasta se fue a dar una vuelta por el pueblo, y si caminó lo que habitualmente caminan papá, Avi y Yanira, no nos extraña que quedase “fundida”… Aunque como ella dice, el ejercicio es muy bueno para la salud.


En fin, que se lo pas贸 bomba la semana entera. Todo ello nos lo cont贸, acompa帽ada de Yanira, en su regreso a la escuela.


De todo experimentó la oveja Shaun en Campo, la casa de Enrique.

Aunque al principio, no hizo muy buenas migas con mamá, que la llamaba de forma equivocada, todo se fue arreglando con el tiempo… Tanto, que cuenta Shaun que al final ya no quería volver…


Con Enrique de maestro de ceremonias, Shaun conoció a todos sus juguetes. Pero lo mejor fue cuando juntos salieron a visitar el pueblo, y la oveja pudo entablar amistad con los caballos y al burrito de la familia. Y sobre todo, cuando Shaun pudo tocar la nieve, y es que sólo la había visto en el cine…

De vuelta al cole, la encantada oveja, a la que ya todo el mundo llamaba por su nombre, nos contó sus vivencias con ayuda de Enrique…


El último visitante fue el “Mago Chas”, que encaminó sus pasos hacia casa de Dani, en San Esteban. Tras las presentaciones, llegó el momento de la acción, y Dani lo llevó al cine Marvi a ver un teatro.

Chas con Raúl, un “viejo conocido”.

El fin de semana Dani y Chas lo dedicaron a visitar a la familia, y fueron invitados a la fiesta de Adrián, primo de Dani y hermano de Isra.


El mago Chas, encantado con los peces.

El domingo por fin, había que acostarse temprano, pues el lunes tocaba volver a la escuela y contarnos a todos lo bien que lo había pasado en casa de Dani.

Un merecido descanso…


HASTA AQUÍ, ESTA BREVE MUESTRA DEL LIBRO VIAJERO. GRACIAS A TODOS LOS NIÑOS Y A SUS FAMILIAS, PORQUE ES UNA OBRA ENTERAMENTE SUYA. EN BREVE, MANDAREMOS “EL DE VERDAD”, PARA QUE TODOS LO PODÁIS DISFRUTAR EN VUESTRAS CASAS.

FIN


UNO MÁS PARA COMER