Page 4

después de que hayamos valorizado, jerarquizado todos los detalles, siguiendo un modo vertical derivado de la gravedad.

“D

ios pornógrafo”

Dadá no puede reconocer a Dios fuera del gran flujo vital que anima todas las cosas.

Para Tzara la verdad no existe: su búsqueda no ha llevado a nada más que a fragmentar la percepción de la realidad. Veinte siglos de historia no ha servido más que para demostrar la verdad de los manifiestos ,porque la verdad no existe : el lenguaje es un juego de niños ;la moral y las leyes de la casualidad nos han cortado la vida en pedazos ,bajo formas diferentes: arte ,filosofía ,sociología ,política, psicología, etc.

P

icabia se acompaña del rechazo a las religiones reveladas:

“Enseño mentiras. Dios creó el cielo y la tierra Estamos cansados Dios y yo De teorías enojosas. Las maravillas son una explicación. De las frías gargantas Que suspenden Indefinidamente la transmisión del pensamiento”. Pero el Dios que maneja Dadá, cuando no es garante de un desorden establecido, se parece mucho al gran relojero del Universo que concibieron los filósofos. ¿De dónde viene Dios? De la cima vaga de la ordenación de todo el universo,

Huelsenbeck: De todo lo que me rodea ,los acontecimientos cotidianos, la gran ciudad ,el circo Dadá ,los ruidos, los gritos, las sirenas, las fachadas de las casas y los olores del asado de ternera, recibió un impulso que me indica la acción directa ,el porvenir, la gran X, y me lanzan hacia ellos.

Dadá no hay más que vida, una P ara vida que no obedece a ninguna ley. de los sistemas es E lnomásteneraceptable ninguno por principio Otto Flake:”La condición del arte, así como la de la religión es el dualismo: la criatura y la nostalgia por un lado, el universo y la realización por otro. Cuando la criatura no se sienta separada de dios, llamando dios a la suma de la existencia sin desplazar la metafísica a un más allá sino a un cerebro, entonces se alcanza el estado monista.

la revuelta necesaría  

Soy un gamberro sin moral, inquietante perturbador y bárbaro sin cultura que alimento malos propósitos contra los sombreros, sus cajas d...