Page 1

EDICIÓN #03 - DICIEMBRE 2009

ENTREVISTA A

JOSÉ LUIS SEPÚLVEDA

El realizador de El Pejesapo nos habla de su última película Mitómana, co-dirigida junto a Carolina Adriazola y del festival de cine FECISO que realizan en La Pintana ADEMÁS RESEÑAS DE

EE.UU. v/s Allende Debut Registro de Existencia

www.tapiz.cl


EXHIBICIÓN DE PELÍCULAS CHILENAS EN PERÚ

FESTIVAL IN-EDIT NESCAFÉ Del 11 al 20 de diciembre se desarrollará la 6ta versión del Festival de Cine y Documental Musical In-Edit Nescafé, donde se presentarán realizaciones nacionales como el documental Supersordo, historia y geografía de un ruido de Susana Díaz, Frontwoman, La Historia de Denisse de Aguaturbia, de Alejandra Quiñones, Stephanie Servello y Alejandro Pávez, Femme Rock (2009) de Denise Elphic y El Peor de Chile (2009) de Pepe Torres y Pepe Bustamante, entre otras obras. También el festival contempla categorías como Work in Progress, Competencia de Cortos Documentales, Clásicos In-Edit y la tradicional muestra Internacional donde podremos ver realizaciones sobre los Sex Pistols, REM y Johnny Cash.

TALLER DE PRODUCCIÓN EJECUTIVA La Escuela de Cine de Valdivia (ECV) realizará un Workshop Audiovisual de Producción Ejecutiva para Cine y Televisión como parte de sus actividades de cierre del año 2009. Desarrollado por los profesores Bruno Bettati, José Luis Rivas y Gilda Cid, se llevará a cabo entre el 14 y el 18 de diciembre desde las 8:30 hasta las 18:40 hrs. con un total de 20 vacantes disponibles que deberán cumplir con una asistencia del 100%.

‘Filmonauta’ es un suplemento que busca posicionarse como una ventana de difusión para el medio audiovisual chileno, generando un espacio de encuentro en donde convergen las distintas visiones de los realizadores nacionales y el público interesado en el cine chileno. 2

Filmonauta

“El Cine Chileno Ataca Lima” es el nombre de la iniciativa que comenzó a desarrollarse el 21 de noviembre y se extenderá hasta el 13 de diciembre en la ciudad de Lima, la cual contempla la exhibición de ocho cintas nacionales recientemente estrenadas. Las últimas cuatro funciones de este mes corresponden a Te Creís la Más Linda pero Erís la Más Puta (2009) de Che Sandoval (Sábado 5, 19:30 hrs), Las Niñas (2008) de Rodrigo Marín (Domingo 6, 19:30 hrs.), Papá o 36 Mil Juicios al Mismo Proceso (2007) de Pablo Fernández (Sábado 12, 19:30 hrs.) cerrando el ciclo con la película Rabia (2007) de Óscar Cárdenas (Domingo 13, 19:30 hrs.) Todas las funciones se realizarán en el Centro Cultural José María Arguedas del CAFAE-SE y la entrada es liberada.

EN DICIEMBRE CIERRE DE CONVOCATORIA FESTIVAL DE CINE DE COQUIMBO

CINE CHILENO PRESENTE EN LA HABANA La 31° versión de este emblemático certamen, a desarrollarse entre el 3 y el 13 de diciembre en Cuba, contará en su programación con más de treinta películas nacionales en sus diferentes categorías. En el Concurso de Ficción por el premio Coral competirán La Nana (2009) de Sebastián Silva y Navidad (2009) de Sebastián Lelio, en la categoría Óperas Primas participará la cinta Huacho (2009) de Alejandro Fernández. En tanto, en la Sección Oficial de Guión Inédito nuestro país contará con cinco obras en competencia: De Jueves a Domingo de Dominga Sotomayor, Melinka de Gustavo Graef Marino y León Murillo, Paseo de Roberto Artiagoitía, María Isidora Cabezón y Pablo Illanes, Víctor de Fernando Lasalvia y ¿Alguien ha visto a Lupita? De Gonzalo Justiniano.

CONVOCATORIA DE FONDOS CONCURSABLES 2010 Ya se encuentran abiertas las postulaciones para los Fondos Concursables del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, tanto para las líneas de Becas y Pasantías del Fondart, Fomento al Perfeccionamiento del Fondo del Libro y Formación Profesional del Fondo Audiovisual, todas convocatorias para el primer semestre del 2010. Puedes descargar las bases en el sitio www.consejodelacultura.cl y el cierre de postulaciones vence el 22 de diciembre.

Equipo Dirección – Roberto Doveris Editora General – Lisette Sobarzo Diseño Gráfico – Ricardo Metayer

Colaboraron: Leopoldo Muñoz Felipe Azúa Carolina Moscoso Samuel Olivares Andrés Nazarala Isabel Orellana Udo Jacobsen Guillermo Jarpa

Este festival que cuenta con el patrocinio de la UNESCO, Sernatur y la I. Municipalidad de Coquimbo, para esta versión suma la participación de la Fundación Chilena de Imágenes en Movimiento que exhibirá películas nacionales restauradas por dicha institución. La convocatoria, dirigida a todos los realizadores nacionales y de países con oficinas de UNESCO en el mundo, contempla las categorías de Cortometrajes de Ficción, Documental, Animación, Coquimbo y su Gente (de carácter regional) y Encuentro de las Civilizaciones, dirigida a producciones en cualquier formato que aporten con temáticas sobre la tolerancia. Para más informaciones puedes llamar al fono 7-6785942 y la convocatoria para todas las categorías cierra el próximo jueves 31 de diciembre a las 17 hrs.

GANADORES DEL 21º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE VIÑA DEL MAR Luego de seis días de actividades en torno al cine, el pasado sábado 21 de noviembre finalizó la 21° versión del certamen viñamarino donde fueron reconocidas varias cintas nacionales en diferentes categorías: El Gran Paoa a Largometraje Ficción se lo adjudicó Huacho (2009) de Alejandro Fernández, quien además recibió US$ 2000 y el premio Movicenter que se entrega al Mejor Largometraje Nacional. En la categoría Largometraje Documental la ganadora fue El Poder de la Palabra (2009) de Francisco Hervé mientras que el premio Mejor Director lo ganó Sebastián Lelio por su cinta Navidad (2009). Catalina Saavedra se adjudicó el Paoa por su actuación en la película La Nana (2009), film que también obtuvo los reconocimientos del Jurado Joven, la Prensa Especializada y la Votación del Público mientras que La Vida de los Peces de Matías Bize y Población Obrera de Rodrigo Fernández lograron conquistar al jurado de la categoría Cine en Construcción.

Esta publicación es realizada gracias al Fondo de Fomento Audiovisual por el equipo Tapiz Magazine en co-producción con El Ciudadano.

www.tapiz.cl


Mediometraje Ficción

Dirección: Andrés Nazarala Guión: Andrés Nazarala Reparto: Mose Noé, Pepe Cifuentes, Ronald Smith, Pedro Pávez Duración: 66 min. El paso de crítico de cine a realizador marcó el origen de la última revolución audiovisual: La Nouvelle Vague. El ímpetu que llevó a F. Truffaut, J. Godard, C. Chabrol y E. Rohmer, desde las páginas de la revista Cahiers du Cinema a desarrollarse como directores en la “Nueva ola francesa”, es similar al mismo desafío que emprende Andrés Nazarala, que se inicia como cineasta en Debut (2009), y que no duda en tomar riesgos al retratar la vida de Mose (Mose Noé), un rockero underground de Valparaíso. En blanco y negro y con un tono semidocumental, Nazarala recurre al efecto en la imaginación que provoca los encuadres fijos, de composición estilizada, para transmitir el derrotero del músico en busca de un demo perdido y así subirse de nuevo a los escenarios.

hacerle la tarea más fácil a su hijo. Él es un joven despreocupado que casi pasa inadvertido en la relación y no responde con la misma moneda. El retrato del sacrificio que hace Mario se basa en la simpleza de gestos como lavarle la ropa o guardar la mitad de la comida aunque ni siquiera almuercen juntos. Mediante la repetición de estos gestos se va conformando un relato desgarrador que mantiene la tensión en un cuestionamiento moral sobre esta relación humana que quizás es más común de lo que creemos.

En general, el cortometraje se mantiene en una especie de objetivismo ascético y la mezcla de algunos raccord propone una mirada casi ficcional sobre el documental. Aunque a ratos la acumulación de discurso puede hacerse un poco monótona, se las arregla para mantener el interés con otras alternativas ya sea la atmósfera, la formalidad de ciertos encuadres o el mismo montaje. Un ejemplo de como mezclar una preocupación por la realidad con un punto de vista mediado por el trabajo audiovisual, son cualidades que convierten a El Hijo (2008) en un producto netamente cinematográfico. Felipe Azúa

es cuando la obra adquiere fuerza narrativa, un sentido de ser imagen en movimiento. A ratos, es demasiado difícil seguir la discursividad y nos obliga a estar atentos o corremos el riesgo de no captar el contenido completamente por la abundancia de datos y de texto, en contraste con la poca imagen. Lo que sí queda claro, es lo que sabemos al leer el título, y que se reafirma y profundiza una y otra vez; la influencia de EE.UU. en las acciones que desencadenaron el 11 de septiembre contra el gobierno de Allende y contra Chile. De todos modos, la revisión de la historia es siempre importante y en ese sentido, es un aporte cualquier trabajo que intente hacerlo. El director toma finalmente un curso interesante al decidirse traer los hechos al presente y leer sus consecuencias en nuestra cotidianidad, cosa que pareciera abrir una ventana en la tarea del documental hoy. Con un excelente material de archivo, y más aún un buen uso de fuentes de información, nos provoca el deseo de tomar los libros para leerlos con calma. No pasa más allá de si mismo, no trasciende en su observación, podría ser un documental ya visto varias veces pero por la temática, es siempre bueno darse tiempo para recordar a los traidores y héroes que nos preceden y ese rol lo cumple absolutamente. Carolina Moscoso

al espectador, pues la narración se convierte a ratos un tanto dispersa y predecible, mostrándonos reiteradamente que estamos frente a un film en donde los personajes son moldes que encajarían en cualquier drama romántico, independiente de trasfondo de denuncia que el director aspira demostrar durante los primeros 20 minutos. Si bien la cinta intenta acercar al espectador a una realidad social un tanto ausente en nuestro cine, tropieza al intentar profundizar en un tema tan complejo como lo es la salud pública recurriendo a reiterados clichés, que más que provocar empatía con el espectador, generan cierta aversión y construyen un camino dramático ya probado y hasta cierto punto, predecible. Sin embargo y a pesar de que se esfuerza en mostrar una “realidad” desconocida para el ojo capitalino, no se propone dar cátedras morales ni éticas y sólo pretende alumbrar -con artificios- la cruda realidad de los hospitales rurales y la falta de criterio de quienes toman las decisiones tanto a pequeña como a gran escala. Esta es tal vez su mayor fortaleza -o al menos intenta serlo-, constituirse como un filme de denuncia a pesar de poco logrado relato audiovisual. Lisette Sobarzo

Largometraje Documental

Colaboración de www.zapatoschinos.wordpress.com El tránsito por los recovecos del puerto abre la panorámica a curiosos e identificables personajes como el parroquiano de un bar que le asegura al protagonista que sus problemas son baladíes. Instantes que mezclan la improvisación espontánea con la comicidad latente del filme que pese a sus atmósferas sombrías despierta más de una sonrisa. Como primer trabajo audiovisual de un crítico, se atisban las preferencias autorales cercanas a Jim Jarmusch y los primeros trabajos de Wim Wenders, que se filtran en varias de las imágenes, pero también se despliega un abanico de opciones estilísticas que aunque a ratos chocan por sus diferencias, develan el afán libertario que impulsa a la apuesta de Nazarala. Esta evidente pasión por el cine alcanza su clímax gracias a un minucioso y expresivo trabajo de montaje en la secuencia en que Mose, semi inconciente por la excesiva ingesta etílica, escucha a una banda de rock en un local porteño. Instante soberbio y que por sí mismo confirma la búsqueda experimental que ocurre, habitualmente, en la mutación de crítico a cineasta. Leopoldo Muñoz

Cortometraje Documental

Año: 2009 Dirección: Víctor Jiménez Guión: Víctor Jiménez, Quena Navarro Duración: 72 min. La película intenta rescatar diversos momentos en la última década de vida de Nicanor Parra, así se van conectando hechos del pasado con su presente de tal manera que se comienza a construir (aunque de forma difusa) la figura del antipoeta.

Largometraje Documental

Año: 2008 Dirección: Diego Marín Verdugo Guión: Patricia Verdugo, Diego Marín Verdugo Duración: 60 min.

Largometraje Ficción

Dirección: Edgardo Viereck Guión: Isabel Troncoso, Edgardo Viereck Elenco: Pablo Díaz, Francisca Eyzaguirre, Julio Jung, Alejandro Trejo Duración: 90 min. La cuarta película de Edgardo Viereck, director de Mi Famosa Desconocida (2000), Gente Decente (2004) y Shopsui (estreno durante el 2010), ahonda en la problemática de la salud pública en sectores rurales del sur de Chile, a través de la mirada de un joven médico, quien deberá enfrentarse a duras situaciones que le provocarán un profundo cuestionamiento ético y moral.

Año: 2008 Dirección: Carlos Leiva Barahona Guión: Carlos Leiva Barahona Duración: 17 min. El cortometraje ganador de la categoría Gente Joven en el Festival Internacional de Cine de Valdivia 2009, es una muestra del profesionalismo y la sensibilidad que aún se puede encontrar en algunos realizadores de las nuevas generaciones. La obra narra con una sutileza visual impactante un día en la vida de Mario, un anciano que vive y se desvive para

EE.UU. v/s Allende (2008) es un documental bastante clásico, donde el contenido supera y absorbe las posibilidades de visualidad. Sólo en el momento en que el director comienza a oír la historia, a interpretarla y a meditar sobre ella,

La película, rodada durante el año pasado en Valdivia, si bien demuestra ciertos aciertos en la puesta en escena junto a una sólida dirección de fotografía, no consigue mantener del todo atento

Desde el comienzo podemos vislumbrar que la conformación del documental es un tanto barroca, sobrecargando casi en todo momento la construcción audiovisual, ya sea con música, voz en off o animaciones conformando una especie de collage fílmico que termina ensuciando el relato; haciéndolo fluctuar entre un documental sobre Nicanor Parra y otro sobre un director que pretende hacer un documental de dicho personaje, perdiendo constantemente el rumbo. . Lamentablemente la construcción del filme es pobrísima, mucho se habló que era un logro que Nicanor Parra se dejase grabar por tanto tiempo, porque es un individuo hosco. Se pensaba que este trabajo abriría nuevas aristas sobre él, porque era una labor de diez años de grabación, pero lamentablemente esas expectativas (optimistas) que ayudaron a despertar el interés del público, no se cumplen y al final de la proyección uno se termina preguntando ¿y en diez años, no hubo nada más? Samuel Olivares Colaboración de www.zapatoschinos.blogspot.com

Filmonauta

3


El responsable de la sorprendente obra El Pejesapo (2007) y co-director, junto a su pareja Carolina Adriazola de la aún no estrenada Mitómana, revisa sus películas, dispara contra el medio y muestra, en terreno, las acciones que está llevando a cabo para que se conozcan los problemas de algunos ciudadanos. Por Andrés Nazarala / Fotos: Bruno Acuña

El año pasado, mientras todos seguían haciendo planes exitistas o abrazando chovinismos en beneficio de la consolidación de una industria cinematográfica capaz de dar frutos, El Pejesapo (2007) se coló por las rendijas del cine nacional y explotó como una molotov. Película misteriosa, áspera y de un bajo presupuesto más que evidente, la ópera prima de un tal José Luis Sepúlveda formó, en apariencia, parte de la camada de producciones en digital que encontró espacio en el Centro Arte Alameda o en el Festival Cine B.

“La imagen sucia responde a la falta de presupuesto pero también fue planeada como opción estética. El equipo técnico fue de cinco personas y para iluminar ocupamos de todo lo que haya en la casa: lámparas, ampolletas,…. Jugamos un rato, no me complico mucho por cosas técnicas. La idea es alejarse de una estética burguesa y cuica”.

Sólo en apariencia, ya que Sepúlveda retiró su película de la programación del certamen en el 2007 –por considerarlo una ventana de promoción de los trabajos de la Escuela de Cine de Chile- y desde entonces, ha mantenido un bajo perfil que tiene intrigado a varios, en especial, al puñado de críticos que, contra todo pronóstico, consideramos que El Pejesapo (2007) fue una de las mejores películas chilenas estrenadas el año pasado.

Reflejo del anticuerpo del sistema frente a una película como ésta se vio hace dos años en el Festival de Cine de Valdivia, cuando participó en el Work in Progress. La explicación que le dieron a Sepúlveda fue que su largometraje no es del nivel técnico que exige el certamen. “La verdad es que el jurado llegó a la mitad de la película”, aclara el realizador, pero reconoce que su relación con el evento sureño ha mejorado, como lo prueba la exhibición de su nueva cinta Mitómana en la edición de este año.

“Es la raja que se valore porque cuesta hacer este tipo de cine”, opina el cineasta. “Todos tienen una línea estructurada, pareciera que estuvieran haciendo la misma cosa. El montaje de las películas pareciera que la hiciera el mismo montajista, la dirección de foto es casi siempre del mismo tipo. En Chile hay un rollo con la elite”, dispara, descargando las balas de un cine de guerrilla radical hacia un sistema fílmico que se ha vuelto cada vez más cerrado y homogéneo. Con un prepuesto de 250 mil pesos, El Pejesapo (2007) muestra las andanzas de Daniel S.S. (Héctor Silva), personaje desadaptado que, luego de un fallido intento de suicidio, busca una nueva oportunidad en la vida en medio de un Santiago inhóspito. La mezcla de situaciones de ficción (una escena de asesinato) con otras de carácter documental (la visita de Luisa Durán a la fábrica donde trabaja el protagonista) nos sugiere cuestionamientos sobre la verdadera naturaleza de una obra cargada de mística; una película granosa que ofrece algo que pocas veces el cine criollo entrega: coherencia entre forma y fondo.

4

Filmonauta

-Esa estética cruda, deslavada y frontal es muy adecuada para el mundo que retratas. ¿Qué te pasa con la aproximación a la marginalidad del gran grueso del cine chileno? Creo que no podí ir a comer un pastel a avenida Apoquindo y después venir a hacer una escena de pasta base. -¿Consideras que la distancia de los realizadores con ese mundo es muy grande? Depende del caso, pero creo que hay un aprovechamiento instrumental político. A la gente le gusta la morbosidad. Yo vivo en la población. Cuando chico vivía en la Villa Francia. Tengo amigos que están metidos en la pasta. Hay una mirada más horizontal.


“La ficción es un gastadero de plata gigante” La segunda parte de la entrevista se desarrolla en una calle de La Pintana, locación de Mitómana -la película que Sepúlveda acaba de realizar junto a su pareja, Carolina Adriazola- y también del FECISO, festival organizado por la dupla, que se lleva a cabo entre el 2 y el 6 de diciembre. “Ahí mataron a un cabro chico cuando filmábamos la película”, cuenta el director, apuntando hacia un rincón donde unos niños juegan a la pelota. A pocos metros se extiende una extensa muralla transparente que marca el límite de una carretera que aún no ha sido inaugurada y que arrasó con parte de la población cuando fue construida. “Mi próxima película se va a llamar Invasión y tratará el tema de cómo la gente se va compartimentando, se va encerrando como si estuviera enrejada. Es un asunto social fuerte, especialmente desde el punto de las familias”, adelanta.

Pero antes está el proceso de difusión de Mitómana, cinta que tiene como protagonista a una actriz que busca encarnar a un personaje. Nuevamente, la mentira y la verdad se fusionan en un ejercicio experimental que resulta fiel a la cosmovisión de sus creadores. Para el rodaje, la actriz Paola Lattus -Tony Manero (2008), Ilusiones Ópticas (2009)- se instaló en la casa de Sepúlveda y Adriazola durante un mes y, junto a los realizadores, recorrió este extraño territorio, atrapado entre la pobreza y los monstruos del progreso sin conciencia. La experiencia fue rara, distinta y finalmente satisfactoria para un par de cineastas poco habituados a los métodos profesionales de la intérprete protagónica. “Fue cuático porque ella pertenece al academicismo del teatro”, confiesa el director. “Le quitamos el computador y todo para concentrarnos 100% en lo que queríamos hacer. Nosotros veníamos filmando con gente de la calle y con más experiencia de vida, porque la Paola es joven todavía. Pero fue interesante el trabajo; duro y complicado eso sí”, agrega la co-directora. -¿Cómo se dio la mezcla de elementos de ficción con realidad documental esta vez? JLS: Nuevamente ocupamos la calle como escenografía y fuimos viendo cómo se daban las relaciones. La idea es ir probando conceptos, ideas. El proceso fue más intenso que con El Pejesapo (2007). Fue complejo plantear un personaje que vaya tomando otras personalidades, hablar de la actuación, del cine chileno, no es tan fácil. -¿Cuesta mucho que personas que no tienen experiencia en la actuación acepten aparecer en las películas? JLS: Hemos tenido suerte en eso. Pero creo que la misma gente quiere expresar y uno tiene la posibilidad de darles ese privilegio. CA: Siempre es más interesante trabajar con no-actores, aunque es más difícil por el compromiso. Hay gente que un día aparece y otro no. La relación humana es fundamental en este trabajo, llegar a la gente, motivarla. -¿De qué manera trabajaron a dos manos? CA: Es algo que fluyó naturalmente. El guión lo trabajamos por secuencias, teníamos un supuesto pero nunca nos cerramos frente a lo que podría pasar. JLS: Hacemos los guiones como si fueran poesía. Nos gusta más eso, porque el sistema tradicional se asocia más a un método oligárquico, vertical, donde colocamos un foco acá, la gente pasa por acá, colocamos una cruz aquí… Eso no tiene ni un brillo, es un guión propio de “los malos están aquí y ustedes ahora están acá y esto es un infierno”. Las cosas no son así. CA: Para nosotros es importante no establecer juicios previos. Lo que nos interesa es escuchar.

“Acá nunca llega la prensa y ellos siempre han estado con la gente para que se conozcan sus problemas sociales”, cuenta la dirigenta Fernanda Marcos. “No tenemos apoyo del gobierno, ni del municipio. Ellos tratan de ocultar lo que nos pasa. Los periodistas tienen miedo de venir y es importante que se conozcan todos los dramas sociales, de drogadicción y de un montón de cosas más. El festival presta apoyo para esto se pueda ver”. “Está hecho para que se hable de este tipo de problemáticas, por eso no tenemos películas del cine Hoyts. Nos interesan los temas importantes y reconocibles y que la gente pueda hablar de ellos”, acota Sepúlveda. -¿Ha sido muy difícil levantar un espacio como este? JLS: Es difícil porque estas poblaciones quedan al desmedro político de las municipalidades. No se toma a la gente en serio. Se aprovechan y van en plan de apartamiento más que de escuchar. Estas mismas ventanas de exhibición proveen nuevas posibilidades de mirada, que es lo que nosotros estamos buscando. También queremos que haya nuevos creadores, que no siempre sean los mismos. CA: Este año ha llegado una cantidad de películas, por la posibilidad que da el digital de hacer algo con una cámara. Es súper interesante; algo que no se daba años atrás. Hay mucha gente interesada en participar específicamente en este festival porque es el único de este tipo. -¿Creen que el cine está finalmente acercándose a las personas? JLS: Siempre ha sido de elite, pero al igual que la música puede acercarse más a la gente. La música de hecho ya lo logró. El evento, para el que se arrendó una gran casa en Puente Alto capaz de albergar a todos los invitados, forma parte de un objetivo único que inquieta a José Luis Sepúlveda y Carola Adriazola: difundir, a través de películas o mediante foros, la vida de aquellas personas que suelen ser satanizadas por los medios, olvidadas por las autoridades políticas y golpeadas por las alas metálicas del progreso.

Luego de un largo proceso de filmación (CA: “fue súper intermitente. No teníamos cámara, debíamos conseguirnos una”), Mitómana se pre-estrenó en el pasado Festival Internacional de Cine Valdivia, aunque se trató de un primer corte. Después sería el turno de una exhibición en el Festival de Cine Emergente de Con Con, pero a la dupla le falló el disco duro. Ahora, hace una semana, Sepúlveda y Adriazola concluyeron finalmente el montaje para el gran estreno en el festival que organizan. La proyección fue sobre un telón ubicado en el mismo perímetro donde filmaron. El evento que se realiza desde el 2007 –denominado en extenso: Festival de Cine Social, Antisocial y Hermafrodita- incluyó también películas de jóvenes de la comuna además de producciones de Argentina, Colombia, Costa Rica, México y España. Como actividad complementaria se abrió un foro social en el que los habitantes de La Pintana pudieron dar a conocer sus inquietudes.

“Lo bueno del cine es su poder de convocatoria”, explica Sepúlveda, como si su tarea fílmica no fuera más que un medio para llevar a cabo un plan mayor; político, pero distanciado de cualquier acción partidista; artística, aunque desvinculado del glamour barato del medio; humano, pese a su desligamiento de discursos manipuladores. Esto no es más que acción consecuente, urgente, vital, honesta. “Nos interesa abordar problemas reales. Por eso para nosotros es importante que las películas tengan un carácter documental. La ficción es un gastadero de plata gigante, melodrama de cuicos como el Matías Bize. Es el cine que no me interesa, no me identifica”, remata Sepúlveda. Fuerte y claro.

Filmonauta

5


DESTACADO DEL MES

Año: 2009 Dirección: Guillermo González Guión: Bruno Cuneo Duración: 46 min. El documental de Guillermo González se estructura mediante un relato episódico que nos revela el trabajo del artista visual G. Colón y la reconstrucción de desechos que realiza en sus obras plásticas. De este modo aparece La Zona, lugar en las cercanías del puerto de Valparaíso donde se acumula basura y objetos rotos de diversa índole. En este sentido, el tratamiento de imagen nos habla de una cierta búsqueda, en la cual la cámara recorre el espacio repleto de escombros con una cierta avidez. El sonido del viento nos entrega, también, una cierta sensación de misterio, como si Colón fuera un arqueólogo que intenta encontrar una verdad e historia escondida

dentro de La Zona. Y esto es precisamente lo que ocurre: el hallazgo. En este sentido, Registro de Existencia: Un tal Hugo Cortés (2009) es un nombre ilustrativo del doble dispositivo que se juega en la película, y que, de manera más amplia, nos habla sobre la labor documental y su dispositivo narrativo. Es así como, por un lado, estaría la reconstrucción del trabajo de G. Colón, en su investigación para encontrar a Hugo Cortés y de ésta forma el film nos va entregando pistas que nos remiten a la vida de aquel hombre. De a poco podemos identificar su rostro y nos sumamos como espectadores en la búsqueda de su existencia, para luego verlo envejecer en las fotos que desechó algún día en La Zona. Finalmente, el registro termina en una muestra realizada por el artista visual.

Ésta llevaba por nombre, precisamente, el mismo título que la película de González. En la exhibición podemos ver el carácter ficcional que asume Colón con respecto al relato que hace de la vida de Cortés. Y precisamente, es en este dispositivo de reconstrucción que González parece hacer un comentario sobre su propia labor como documentalista. Esto porque es imposible, dice Colón, separar aquello que realmente pertenece a Cortés y aquello que forma parte de la ficción efectuada por él. Por otro lado, el título nos hablaría sobre la narración que realiza el documental en sí, la cual es más amplia que tan sólo recomponer el hallazgo del artista. Se trata de mostrarnos un proceso del cual la vida de Hugo Cortés es ilustración, el que comienza durante los años 30’ en Valparaíso y que tiene una línea difusa de término: la modernización del puerto. Técnico de cabecera en los prostíbulos de Valparaíso, Hugo Cortés se dedicaba a reparar las radios que solían descomponerse constantemente en las fiestas de mitad de siglo. Con la tecnología, dice, “nos cortaron las manos”.

Su labor se volvió insignificante e inútil. Es así como en el documental, su retrato es testimonio de una vida y profesión en proceso de extinción a causa de una técnica avasalladora. El progreso, nos dice Cortés, abandona al ser humano y lo convierte en un objeto desechable. La Zona es, entonces, el cementerio de aquel progreso, el testimonio de la descomposición de su técnica. La labor de G. Colón, por el contrario, es la posibilidad de subversión, la necesidad de reconvertir los objetos no por su utilidad sino por su misma existencia. El ejercicio de la memoria, por lo tanto, se conforma como una de las razones por las cuales el trabajo de Colón, y por extensión del documental, adquieren trascendencia. Finalmente, cabe mencionar que el documental ha participado en diversos certámenes como el Festival de Cine de Viña del Mar y el Festival Cine de Lima. Siendo ganador, además, del premio a Mejor Película y al Mejor Diseño Sonoro en la segunda versión del Festival de Cine B. Por Isabel Orellana

EMERGENTES

CHILE INDEPENDIENTE

CINEPATA

DOCUMENTAL DEL MES

Este sitio web desarrollado por Renato Villegas, María Soledad Silva y Colomba Orrego reúne una amplia base de datos de profesionales y técnicos del área del cine y la televisión, sólo debes registrarte para compartir datos y avisos con el resto de los usuarios. También puedes encontrar entrevistas, avisos clasificados, documentos, información sobre fondos concursables y festivales nacionales e internacionales así como también puedes intercambiar banners publicitarios. www.chileindependiente.cl

Este portal está desarrollado para la descarga de películas digitales o en formato digital de forma gratuita. Puedes encontrar largometrajes de realizadores internacionales como Ezequiel Acuña o Luis Ospina y también producciones nacionales en diferentes formatos como cortometrajes, documentales y obras experimentales. Desarrollado por la productora Cinépata de Alberto Fuguet y Mauricio Varela. www.cinepata.com

Esta excelente iniciativa que surgió de la productora y distribuidora de documentales Paralell 40 en conjunto con el Programa de Acción Audiovisual de la Pontificia Universidad Católica, se desarrolla en nuestro país desde mayo pasado y contempla la exhibición de 10 documentales, un total de 8 europeos y 2 nacionales en las salas de Centro Arte Alameda, Cine UC y Cineteca Nacional. El mes pasado se pudo apreciar la exhibición de la obra nacional El Poder de la Palabra (2009) de Francisco Hervé, ganadora de numerosos premios en festivales.

CONCURSO DE DOCUMENTALES

CONTINÚA EL 2DO CICLO DE CINE ITINERANTE

FESTIVAL DE CINE DE RENGO CIERRA CONVOCATORIA

El Centro Cultural Chilereality invita a participar en la tercera versión del concurso de documentales “Mi Minuto de Verdad”, de temática libre dirigida esta oportunidad a estudiantes de enseñanza media de Ñuble que deberán desarrollar su propuesta en no más de un minuto. Para participar debes enviar en un CD o DVD a Centro Cultural Chilereality, Arauco 861, Casa 3, Chillán y tienes plazo hasta las 18 hrs. del viernes 18 de diciembre.

Durante diciembre y hasta enero del 2010 continuarán las exhibiciones de cine nacional en la Quinta Región. Nogales, Puchuncaví, Casablanca, Horcón y Olmué, entre otras, son algunas de las comunas que recibirán la visita de importantes películas nacionales como La Nana de Sebastián Silva, 31 Minutos la Película de Alejandro Rojas y Grado 3 El que Cacha, Cacha de Roberto Artiagoitía. Para más detalles sobre la programación visita el sitio www.ciclodecineitinerante.blogspot.com

La sexta versión de este festival (FECIR 2010) cierra este mes su convocatoria para todas las categorías en competencia: las internacionales de Largometrajes, Cortometrajes de Ficción y Cinema Bicentenario y las nacionales de Escuelas de Cine, Documentales y Regional Microcortos. Para participar debes llenar la ficha de inscripción disponible en www.festivaldecinerengo.cl y enviar una copia en DVD de tu obra para la preselección. El plazo final vence el viernes 18 de diciembre a las 17 hrs.

REGIONES

6

Filmonauta


Por Udo Jacobsen Camus La animación es un arte antiguo, más antiguo que el cine, hay que decirlo. Desde el teatro de sombras realizado en Java 5000 años A.C., pasando por la historia de los juguetes ópticos, particularmente durante el siglo XIX, hasta el teatro óptico de Emile Reynaud, la animación recorrió una historia que se corona a inicios del siglo XX con las primeras películas animadas, las de Cohl, De Chomón, Blackton o Starewicz. Sin embargo, como sucede en todas las manifestaciones del cine, la animación tomó dos rumbos opuestos. Por un lado, la explotación industrial de la técnica al servicio de narraciones dirigidas principalmente al público infantil (desde las incipientes industrias de Barré, Fleischer o Disney durante las décadas de los 10 y 20 hasta las actuales animaciones 3D) y, a partir de los noventa al público adulto de la televisión (Los Simpsons et alter). Pero, por otro lado, como el dios Jano, la animación muestra otra cara, habitualmente oculta, más ligada a las poéticas de vanguardia o las personales líricas de sus realizadores. Es la cara propiamente artística de la animación, que no sólo ha tenido cultores de relevancia mundial, como McLaren, Lye, Fischinger, Lenica, Servais o Svankmajer, por mencionar apenas unos pocos, sino que se ha constituido en el verdadero espacio de evolución de lo que podríamos denominar un lenguaje aparte. Es conocida la fórmula de Norman McLaren: “El dibujo animado no es el arte de mover dibujos sino el arte de animar movimientos. Es más importante lo que sucede entre las imágenes que las imágenes mismas”. A pesar de que la animación no se limita al dibujo animado, una de sus expresiones más populares, la sentencia de McLaren sirve para tomar conciencia de lo que efectivamente define a la animación como un arte en sí mismo y no como soporte para historias de cualquier tipo. Todo puede ser objeto de la animación, cualquier elemento puede ser animado: dibujos, macilla, marionetas, recortes, objetos, personas, arena, luz, etc. Todos los temas, todos los tópicos son posibles. Y lo que prevalece en cada una de esas obras es la maravillosa sensación de que hay vida en ella, de que no existe algo así como la materia muerta o inerte en el mundo de la animación porque se opone a nuestro mundo real, a pesar de hablar frecuentemente de él. El camino de la animación en Chile ha sido pedregoso, por decir lo menos. Los diversos intentos que han realizado algunos pocos pioneros en el país, han estado marcados por una cierta ambigüedad. Por un lado, como sucedió particularmente con la técnica cinematográfica durante los ochenta, la animación se vio principalmente ligada al mundo de la publicidad. Campo abonado para el desarrollo técnico, no es, sin embargo, el espacio más propicio para desarrollar propuestas personales. Éstas vendrían poco a poco de la mano de algunos cuantos animadores que, inconformes con las restricciones de la publicidad, explorarían otros campos, incluyendo la televisión. Es el caso de Alejandro Rojas, Vivienne Barry, Tomás Wells o Pablo Alibaud, por mencionar un ramillete bastante heterogéneo de los que han impulsado la animación nacional desde diferentes frentes desde la década de los noventa. Hay que sumar varios otros nombres, pero para este espacio me interesan algunas producciones más recientes de manos de algunos de los realizadores más jóvenes.

El año pasado pudimos ver una extraordinaria obra de Andrés Bustamante, Theo Court y Manuel Muñoz. Se trata de Sendero (2007), trabajo realizado utilizando una compleja técnica de animación de arena y objetos bajo la forma del collage. A diferencia de otras películas que utilizan esta técnica a contraluz (como las animaciones de Carolee Leaf), Sendero (2007) está iluminada frontalmente, lo que le permite trabajar los colores, complejizando aún más el trabajo de realización. Como es poco habitual en la animación, por lo menos tal como estamos acostumbrados a verla, la película apuesta por un tono intimista, por la voz interior del personaje que nos focaliza desde sus divagaciones. Un viaje, una voz, las texturas, la memoria y el olvido. Hay pocas obras tan maduras en el panorama de la animación nacional. Otras realizaciones recientes son Lucía y Luis (2008), de Niles Atallah, Joaquín Cosiña y Cristóbal León, dos cortometrajes que hacen pareja. La técnica escogida es aquí la del Stop Motion, animación de objetos diversos cuadro a cuadro, mezclado con el dibujo en progresión. Se trata de obras que utilizan una lógica muy habitual en la animación, que es la transformación sucesiva del espacio en un solo plano. Girando en torno al cuento del lobo, los cortos nos presentan los puntos de vista de Luis y Lucía respecto de la misma historia. La dinámica consiste en ir construyendo o destruyendo el espacio de una habitación y utilizar sus paredes para visualizar diversos episodios narrados por los personajes, que aparecen representados y que interactúan con los objetos de la habitación. Estos dos son ejemplos entre varios otros trabajos de animación que han estado viendo la luz en las pantallas de los festivales de cine. Puesto que en Chile no existen espacios adecuados para su presentación comercial, sea porque las grandes cadenas que han monopolizado la exhibición no están interesadas en este tipo de trabajo, sea porque la televisión ha perdido hace rato el rumbo y no da espacio para las manifestaciones artísticas, con alguna que otra honrosa e insuficiente excepción. La animación chilena está en uno de sus mejores momentos. Por ahí y por allá se están produciendo obras extraordinarias, tanto desde el punto de vista técnico como estético. El hecho de que sean poco visibles no ha impedido que los autores sigan adelante indagando en sus múltiples posibilidades, con distinta fortuna pero con innegable convicción. Llama la atención que el mundo de la animación se haya desarrollado mucho más en este micromundo del cortometraje de autor que en la televisión, donde los resultados no han sido de lo más vistoso, pero que esperamos avance más claramente hacia su consolidación y expansión más allá del bloque infantil donde lo tienen constreñido. De momento, los realizadores seguirán su camino de experimentación y hallazgos y, seguramente, comenzarán a tener mayor repercusión en festivales internacionales. Después de todo, en Chile estamos más acostumbrados a realizar un rodeo de validación extranjera con el fin de adquirir algo de notoriedad local.

Udo Jacobsen Camus Docente, realizador y editor de la revista de cine on-line Fuera de Campo. Ha publicado “Leyendo Cómics. Una Guía Introductoria al Lenguaje de la Historieta” y está ad portas del lanzamiento de su segundo libro, en colaboración con Sebastián Lorenzo, “La Imagen Quebrada, Palabras Cruzadas. Apuntes y Notas (provisorias) sobre el Ensayo Fílmico (en Chile)”. Es además miembro del Consejo Curatorial del Festival de Cine de Valparaíso y programador del Festival Internacional de Cine de Valdivia.

PUBLICACIONES SOBRE CINE Cine, Neoliberalismo y Cultura: Crítica de la Economía Política del Cine Chileno Contemporáneo

su dimensión económico-política, lo que transforma inmediatamente al texto en un estudio innovador y, por extensión, imprescindible para comprender el estatuto actual del cine en tanto mercancía constituidora de imaginarios simbólicos.

Autor: Roberto Trejo Año de Publicación: 2009 Editorial: Editorial Arcis Páginas: 178

La construcción discursiva del libro se despliega a partir de una estructura deductiva, delineando en primer momento los puntos esenciales de la naturaleza global de la obra-mercancía audiovisual, para posteriormente recalar en los procesos que han acontecido en la cinematografía nacional, específicamente en los últimos 20 años. La visión analítica sobre los problemas y progresos de nuestra “industria” es clara y precisa, desde dónde es posible advertir los (conflictivos) matices en la relación Estado

En tanto construcción de un campo crítico sobre estudios cinematográficos, es celebratorio el lanzamiento del libro “Cine, Neoliberalismo y Cultura”, del docente, investigador y productor Roberto Trejo, debido a que se sumerge en la descripción, análisis y crítica de la industria cultura audiovisual, desde

– Cine Chileno, elemento interesante en tanto somete a análisis los contratos implícitos que contiene una producción cuyo empuje depende de tales imbricaciones. Nos encontramos con un texto bien pensado y bien construido, abundante en datos y preciso en sus visiones. Quizás, considerando la envergadura del tema, el único problema es la carencia de posturas más propositivas, desde la cual presentar alternativas al perpetuo flujo de mercancías del mercado hegemónico audiovisual. Aún así, por el buen tratamiento del tema y lo pertinente de las ideas, es un insumo esencial para la generación de investigaciones que pretendan, de esta forma, encontrar alternativas contra-hegemónicas de producción y consumo audiovisual. Guillermo Jarpa Filmonauta

7


cartelera de cine nacional

Martes 1

Viernes 4

Miércoles 9 – Martes 29

Librería Le Monde Diplomatique San Antonio 434, Local 14, 18 hrs. Entrada Liberada

Centro Cultural Palacio La Moneda, Microcine, 16 hrs. Entrada general $ 2.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 1.000 Viernes 4 – Lunes 21 “Sexto a 1965” de Claudio Di Girólamo Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500.

Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500

Documental “Volodia 93’” de Antonio Freire

Martes 1 al Miércoles 16 “Registro de Existencia” de Guillermo González

Centro Arte Alameda $2500 General $1900 Estudiantes $1500 Miércoles Sala y horario en www.centroartealameda.cl

Martes 1 – Sábado 19

“Machuca” de Andrés Wood Centro Cultural Palacio La Moneda, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500.

Martes 1 al Miércoles 23

“Amor y Muerte del Tío Lalo Parra” de Cristián Calderón y Carlos Fuentes Centro Arte Alameda $2500 General $1900 Estudiantes $1500 Miércoles Sala y horario en www.centroartealameda.cl

Miércoles 2 al Domingo 6

4to Festival de Cine Social y Antisocial FECISO La Pintana, La Granja, San Ramón Programación completa y horario de exhibición en www.feciso.cl

Jueves 3

Estreno “Desde el Corazón” de Edgardo Viereck Ver detalle de horarios y salas en www.cinemark.cl y www.cinehoyts.cl

Jueves 3 – Domingo 20

“La Frontera” de Ricardo Larraín

“El Poder de la Palabra” de Francisco Hervé

Sábado 5

“Los Náufragos” de Miguel Littin

Jueves 10 – Domingo 27

“Amnesia” de Gonzalo Justiniano Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500

Viernes 11 – Miércoles 30

Ciclo de Cine Itinerante “Muñeca, Cuestión de Sexo” de Sebastián Arrau

“Horcón” de Rodrigo Goncalves

Nogales, Casa de la Cultura, Av. Aldunate 108, 20:30 hrs. Detalles de la exhibición en www.ciclodecineitinerante.blogspot.com

Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500

Viernes 11 al Domingo 20

Sábado 5 – Miércoles 23

6to Festival de Cine y Documental Musical de Chile In-Edit Nescafé

Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500.

Teatro Nescafé de las Artes, Centro Cultural Mori, Sala Cine UC, Centro Arte Alameda, Lastarria 90 Detalles de la programación y horarios en www.inedit-nescafe.cl

Sábado 5 al Miércoles 30

Lunes 14 al domingo 20

“La Colonia” de Orlando Lubert

“Dawson Isla 10” de Miguel Littin Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 20:30 hrs. Entrada general $ 2.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 1.000

Domingo 6 – Sábado 26

“Imagen Latente” de Pablo Perelman Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500

Martes 8

“Johnny Cien Pesos” de Gustavo Graef Marino Centro Cultural Palacio La Moneda, Sala de Cine, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500

Centro Cultural Palacio La Moneda, 18 hrs. General $ 1.000 Estudiantes, Adultos mayores y convenios $ 500.

“Turistas” de Alicia Scherson $2.500 General $1.800 Miércoles $1.500 Tercera Edad / Estudiantes $1.000 Amigos Cine Arte Cine Arte deViña del Mar, PlazaVergara 142,Viña del Mar

Martes 22

Documental “Santa María de Iquique, Cien Años Después” de Juan Pablo Minguillón Librería Le Monde Diplomatique San Antonio 434, Local 14, 18 hrs. Entrada Liberada

Martes 29

Documental “La Alegría de los Otros” de Carolina Espinoza, Ingrid Ormeño, Kika Valdés Librería Le Monde Diplomatique San Antonio 434, Local 14, 18 hrs. Entrada Liberada

Si quieres anunciar algún evento relacionado con el panorama audiovisual nacional, envíanos un e-mail a filmonauta@tapiz.cl La información de la cartelera ha sido programada hasta el día 28 de octubre y puede sufrir modificaciones ajenas a Filmonauta Colaboraron en esta edición: - Zapatos Chinos http://zapatoschinos.wordpress.com Agradecimientos: - Cine Arte Alameda

8

Filmonauta

www.tapiz.cl


Flimonauta #03  

Tercera edición del suplemento de cine chileno "Filmonauta". Realizado por Tapiz.cl en co-producción con el periódico independiente El Ciuda...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you