Page 5

05 carta presidente:05 carta presidente

24/9/10

17:53

Página 5

Carta del Presidente

Aquellos chalados con sus locos cacharros un después en la historia de la aviación española. Poco a poco, y gracias a un trabajo constante desarrollado a diario, nació la Fundación Infante de Orleans, por la cual podemos presumir de tener una de las colecciones de aviones en vuelo más importantes de Europa. Gracias a este grupo de filántropos, los amantes de la aviación podemos disfrutar de piezas únicas en vuelo, como el famoso Dragón Rapide, el Rata o el Comper Swift. Pero su trabajo no se limita tan sólo a volar estas reliquias. Su constante labor de mantenimiento, investigación y recuperación de documentación permite que estas inigualables piezas de coleccionista se conserven como el primer día, retrotrayendo a quien tiene el honor de disfrutarlas al momento histórico en el que fueron fabricadas. Su labor de difusión tampoco se ha quedado corta. Muchos de nosotros tenemos una grata experiencia de la labor que hacen, y podemos disfrutar cada primer domingo de mes de las exhibiciones que tienen lugar en el aeródromo de Cuatro Vientos, donde no sólo asisten profesionales de este mundo, sino también familias enteras a las que se ve contemplar el espectáculo con total sorpresa y admiración. Sin embargo, mantener y transmitir este patrimonio a las siguientes generaciones no es fácil, y nosotros, profesionales de la aviación, tenemos que sentir su perpetuación en el tiempo no sólo como un derecho, sino como un deber al que es necesario contribuir con la colaboración de todos nosotros. Recientemente, la Fundación se ha comprometido a introducir a un miembro de SEPLA en su Patronato, lo que nos otorga la capacidad de hacer oír nuestra voz dentro de la institución, además de participar activamente en su trabajo. Así, en representación de sus afiliados, el representante de SEPLA se enfrentará al estimulante reto de canalizar las inquietudes y los intereses de los pilotos del Sindicato en los temas relacionados con la aviación histórica. Es por todo esto que necesitamos tu ayuda. La Fundación necesita nuevos socios y más re-

cursos para sus proyectos futuros, de los que es vital que todos nos sintamos parte. Como pilotos, tenemos la oportunidad de ayudar en la conservación de nuestro patrimonio histórico, ése que nos ha configurado tal y como somos hoy en día, tanto material como espiritualmente. La historia del siglo XX no se entiende sin la contribución de la aviación, y nosotros, como aviadores, tenemos el orgullo de haber jugado un papel clave en el pasado y presente de nuestro país. Pero para que esta parte de la historia no caiga en el olvido, es imprescindible que colaboremos todos.

Marcando el paso En otro orden de cosas, SEPLA está de enhorabuena por la reciente ratificación de los primeros Convenios Colectivos de dos aerolíneas con una corta historia en nuestro Sindicato, Vueling e Easyjet. Los delegados sindicales de ambas compañías han dado toda una lección saber hacer, y su predisposición para lograr un acuerdo que regule las condiciones de todos sus trabajadores en un marco de equidad e igualdad, sienta las bases para seguir avanzando en nuevos acuerdos de cara al futuro. Muchos meses de trabajo, de conversaciones, e incluso, por qué no, de tensiones que, esta vez, no han desembocado en las posturas irreconciliables empresa-trabajadores a los que muchos de nosotros estamos acostumbrados. Los pilotos de estas aerolíneas llamadas de “nueva generación” -que no hay que confundir con low cost-, demuestran así que no conciben un proyecto empresarial del que no formen parte, y que son el principal activo para la solvencia y viabilidad futura de sus empresas. Nuestras más sinceras felicitaciones por el gran trabajo que han hecho estos delegados sindicales, después de meses de esfuerzo y sudor. Los pilotos no podemos mas que agradecerles su sacrificio, muchas veces personal, para contribuir al bienestar de todo nuestro colectivo, formado cada día por más profesionales. JAVIER MARTÍNEZ DE VELASCO Presidente del SEPLA

Mach. 82

ace años, unos visionarios cargados de ilusión H montaron un club donde acoger una serie de aviones antiguos que habían marcado un antes y

5

Mach82 Nº 149  

Revista del SEPLA

Advertisement