Page 30

30 Obituario:zulu

24/9/10

18:07

Página 30

obituario

Alex MacLean, piloto acrobático y competidor de la Red Bull Airrace Extracrew l día 17 de agosto la comunidad aeronáutica perdió a uno de los mejores deportistas españoles. Alex Maclean perdió la vida en accidente de aviación mientras entrenaba en el aeródromo de Casarrubios del Monte. Siendo un niño comenzaba en el mundo de la aviación con el aeromodelismo. Ya con 18 años comenzaba a volar en ultraligeros y pronto comenzó con la acrobacia realizando un curso en EEUU. Exitoso empresario y productor audiovisual, su trabajo está plagado de aciertos y campañas conocidas por todos. Pero eso no le apartó de su pasión por volar. En acrobacia ganó varios Campeonatos de España, se clasificó entre los 10 mejores pilotos en el Cam-

E

peonato del Mundo y en el 2005 fue el Capitán de la Selección Española de Vuelo Acrobático. Cuando RED BULL creo la Airrace, Alex no lo dudó y se embarco en este apasionante deporte. Cuando se profesionalizó la carrera,

no dudó en dejar de lado su carrera como empresario para dedicarse al 100% a la carrera. Dentro de la carrera Alex ha volado prácticamente todos los aviones posibles desde el Sukhoi 26, Extra 300, Edge 540 y recientemente el MXS que él y Nigel Lamb han ayudado a desarrollar. Sus mejores clasificaciones fueron en los años 2005 y 2006, quedando en quinta posición. Recientemente consiguió el prestigioso Diploma Paul Tissandier de la FAI (Federación Aeronáutica Internacional), que iba a recibir en octubre y reconoce su trayectoria y méritos dentro de la comunidad aeronáutica. Alex deja mujer, dos hijos y una larga lista de fans y admiradores que han seguido su trayectoria en la acrobacia y la RED BULL AIRRACE O

Enrique Munné Gasau, piloto de Air Europa Barcelona, 1967 - 2010 Machi, Marcos, Mario y Gonzalo

n septiembre de 2008, le dio la vuelta al avión en su último vuelo y, con lágrimas en los ojos, le dio las gracias por tantas satisfacciones como le había dado. Y es que Enrique, cuando volaba, ponía tanta pasión que era capaz de dar vida incluso a unas toneladas de acero. Tenía la humildad suficiente como para afirmar que él también aprendía de sus alumnos en instrucción, y la elegancia suficiente como para ponerse firme con alguien sin ofender jamás. Sentía un inmenso respeto por to-

Mach. 82

E

30

das, absolutamente todas las personas que trabajaban con él, y valoraba el trabajo de cada uno de ellos.

Donde Enrique haya aterrizado más de dos veces, ha dejado amigos... y donde haya aterrizado más de tres, ha dejado huella. Cuando tus hijos quieren ser como tú, cuando tu mujer se siente afortunada por el tiempo que te ha disfrutado, cuando estás enfermo y tus compañeros están a tu lado y cuando falleces y a tu familia los siguen mimando como príncipes, es que algo bien debiste de hacer, Enrique. Afrontaremos tu ausencia con el valor y coraje que nos has enseñado estos dos últimos años y, sobretodo, sonreiremos siempre que te recordemos, porque haberte conocido no es para menos O

Mach82 Nº 149  

Revista del SEPLA