Page 1

432

HISTORIA.

judicial, hubiera un juez de paz, con jurisdiccion y facultades sobre asuntos civiles y criminales conferidas pOl' las leyes. Lo::; juece::; eran 110111brados pOl' el gobernador general, a propuesta del presidente de la audiencia de Manila, dan dose dichos notnbramientos sola mente a personas que fueran abogados 0 que tuvieran alg6n tltulo acac1cmico 0 profesional, 0 a aq ueHas "cuya posicion y circunstancias" 10 garantizaban. Cuando no se encontraren dichas personas, los gobernadorci110s de los lllunicipios actuarian como jueees de paz. En caso de estar vaeante el eargo de juez de primera imltaneia, 0 en su auseneia 0 enfel'medad, e1 jnoz de paz mas inmediato que fuera abogado estaba Hamado a desempenar los doberes de aqlH~I, proveyendose 01 cargo de juez de paz mecljante nornbramiento interino hecho pOl' el gobernl1dor general. Los gobernadoreillo::l tenJun la obHgacion de dosemponar sus deberes en presencia de testigos que certifieahan de sns funciones, que eran mayores de edad, estuvieran en cl pleno uso de sus del'echos ci"iles y supieran leer y escribir. En virtud del real decreto de 3 de febrero de 1888, se hizo extensiva a Filipinas la ley de enjuiciamiento civil de Espana que concecHu. a los juzg'aclos de paz jlll.;isdiccion sobre asuntos civiles 'cuando la cantidad en cuestion no excediera de un valor de 200 pesos 0 1,000 pesetas. At decidi r los delitos de caracter criminal, las penas impuestas se ajustahan a los requisitos exigidos pOl' el codigo penal de Filipinas, que fue puesto en vigor en virtud de real decreto de 17 de diciembre de 1886. El real decreto de 5 de enero de 1891, que se puso en vigor en Filipinas a los veinte dlas siguientes asu publicacion en la Gaceta Oficial, era una compilacion legal de las disposiciones ol'ganicas concernientes a la administracion de justicia en todas las pl'ovincias y posesiones ooloniales. Modificaba en derto punto los decretos ya mencionados y abo11a las disposiciones legales que 10 contradedan, y estuyo en vigor hasta que fue revocado pOl' el gobierno insular americano. Este decreto es de fecha tan reciente y la pueden encontrar con tanta facilidad en e1 Ministerio de la Guerra de los Estados Unidos aque110s que esten interesados en verla que una revista detallada de sus disposiciones, aparece innecesaria a causa de las razones ya expuestas. En l'ealidad puso en operacion en Filipinas el sistema judicial de Espana en todos sus ramos, y ha sido considerado, y sin duda 10 es, una concesion muy liberal. Todavla queda pOI' hacer mencion de un ramo del sistema judicial espano1 aplicado a.Bllipinas, y esa es 01 ministel'io publico del g-obierno de Su Majestad, que en sus atl'ibutos equivale anuestro Departamento de J usticia. En Filipinas el jefe del ministerio era el fiscal de la audiencia de Manila, y sus subalterno~ y asistentes en la audiencia y tribunales inferiores se llamaban tenientes fiscales, abogados fiscales, y promotores


TRIBUNALES ESPECIALES.

433

fiscales. Segun el decreto de 1891 se 1'equeria que fuesen Espanoles mayores de 25 anos, y, excepto los de los juzgad0s municipales, teman que ser graduados de una universidad mantenida pOl' el estado. E1'an nombrados pOl' el fil:ical <Ie la au<Iiencia territorial, con 0 sin la recomendacion de las audiencias criminales, 0 con la recomendacion que pudiera requerirse de las autoridades judiciales 0 adrninistrativas. El Ministerio Ptiblico del gobierno de Su Majestad tenia el deber de vigilar el cumplimiento de todas las leyes, decretos, etc., 1'efCl'entes a la ad11linistracion de justicia, inspeccionar los aetos de los fiscales subaitel'llos, representar y defender a los rnenores 0 personas incapacitadas 0 a los ausentes cuyos deJ'echos estuvieren en litigio, mantener intaetos los poderes y la cornpetencia de los tribunales ordinarios, representar al gobierno y a las instituciones para el cumplimiento de las leyes, y en todas las acciones civiles y criminales en los que el estado fuere parte, etc. TRIBUN ALES ESPECIALES.

Ademas de los tribunales de jurisdiccion ordinaria que ya se han descrito, habla en Filipi{las tribunales especiales, que tenlan sus prototipo:-; ('11 let madre patria, y cuya existencia se debla en gran parte al caracter centralizador y teocr:Hico de la administracion del gobierno y a los privilegios de que ozaban ciert, s clases. Mas importantes que los dern~s, eriw los tribunales eclesiasticos, que tenlan jurisdiccion sobre todos delitos y faltas civiles cometidos pOl' el elero U otras personas que tenlan caracter sacerdotal, sobre los rnatrimonios y los divorcios, y las violaciones de la ley canonica. En virtud de la real orden de 20 de diciem bre de 1835, se hizo una excepcion en el caso de los delitos graves oometidos por eJ cJero, sobre los cuales se dio jurisdiccion a los tribunales civiles. Durante muchos anos la jurisdiccion de los tribunales eclesiasticos estaba exclusivarnente ejercida pOl' los jueces de pl"imera instancia, que estaban designados comos jueces eclesiasticos, y considerados como vicarios judiciales del arzobispo de Manila y de los obispos sufraganeos de las otras diocesis. En 1898 el tribunal eclesiastico de Manila estaba compuesto de un pro visor y vicario general, 0 j uez eclesiastico, un fiscal eclesiastico, un notario, y pam el gobierno supremo, de un secretarjo, un vice secretario, un archivero y un contador; los obispos sufraganeos de Nueva Caceres, Nueva Segovia, Cebu y Jaro tenlan tribunales sernejantes. La mayor parte de estos funcionarios eran miembros de las ordenes religiosas. Trib1tnales del ejeroito y de la GIJ'?nada. - Estos tribunales eran semejantes en su jurisdiccion a los juzgados eclesiasticos, y entendlan no solamente de los delitos pUl'arnente militares, sino tambien de los asuntos civiles y militares que afectaban a los soldados y otras personatl 13707-vOL 1-05-28


434

HISTORIA.

que gozaban de privilegios militares. Se podia apelar en los asuntol'l civiles ante la audiencia de Manila, y pOl' esta razon los anditores del ejercito y de la armada fUel'on en un tiempo miembl'os de la sala de 10 civil, como se ha dicho mas arriba. Tribunal de l~acienda.- El real decreto de Âą de diciembl'e de ] 78G dispuso el nombramiento en Espana de un intendente cOl'l'egidor con jurisdiccion sohre todos los asuntos legales en que la real hacienda fuera parte, incluyendo el contrabando, etc. El real decreto de 16 de septiembre de 1813 quito al intendente corregidor esta jurisdiccion, para SCI' transladada a los jueces civiles letrados, y que conocian de los asuntos en primera instancia, con apelacion a la audiencia. Este decreto fue confirmado porIa real cedula de 30 de enero de 1855, pero no fue puesto en vigor en Filipinas hasta el ano 1856, cuando el real decreto de 16 de diciemhre de aquel ano establecio el tribunal de hacienda. EI trihunal celebraba sus sesiones en Manila, y estaha compuesto de un juez civil de la categorla de termino, con jurisdiccion en primera instancia sobre todos los asuntos de hacienda, con apelacion a la audiencia. El t1,tbll17al de co)nercto.--EBte tribunal reemplazo al tribunal del c01l8ulado y fue estahlecido en Manila pOI' p,ll'oal det:reto de 26 de julio de 1832, quo hizo exten~ivo a Filipinas el codigo de comercto. Estaba compuesto de un prior, do con ules y dos yiceconsules, estando cl per80nal subalterno formado de acuerdo con las disposicionos del real decreto de 7 de fobrero do 1831. El gobernador generalnombl'aba los indiYiduos del tribunal, 01 cual tenIa jmisdiccion sohre todas las transacciones, contratos y otros convenios 6 asuntos originados del comercio de las islas. Elreal decreto de 1 de febrero de 1869, que unificaba la jurisdiccion de los diferentes tribunales, declaro que los tribunales de jurisdiccion ordinaria tenlan compotencia ,para conocer solamente de asunto~ ciyiles y criminales, de delitos y faltas cometidas pOI' los eclesiasticos, de los asuntos civiles y criminales que afectaran a los oficiales del ejercito y de la armada, de los asuntos del tesoro y de los del comercio, incluyendo los casos de fraude, contrabando, etc. En su consecuencia fueron abolidos los -tribunales de hacienda y del comercio,la jurisdiccion civil y criminal de los tribunales eclesiasticos y militares fue trasladada a los tribunales ordinario:;, y se anularon los privilegios personales del elero y del ejercito y de la armadl1. En realidad, si bien e1 decreto de 1 de febrero de 1869 fuc publicado en Manila en 1 de junio de 1869, y se ordeno su cumplimiento, nunca se aplieo al clero dicho decreto, pues todo aquello que se referfa a enos fue puesto en suspelH;o pOl' cl gobernadol' general ha~ta que se recibiese una decision definitiva del gobierno central. Nunca se recibio esta decision, pero cuando en diciembre de 1889 se puso en yigor


TRIBUNALES ESPECIALES.

435

el codigo civil, e1 gobernador general autorizo la suspension de ciertos tltulo~, qne exceptuaba rea1mente al cloro de la j urisdiccion de los tribuna1e~ ordinarios, men08 en el caso de los delitotl gravel:>, por la comision de los cuales sus individuos estaban sujetos a la j urisdiccion de los tribunales civile::; desde la promulgacion de la real orden de 20 de octuhre de 1835. El t1'ib1.mal contencioso.-E1 consejo de administracion del cual se ha hecho menci6n fue cl'cado en virtud del real decreto de 4 de junio de I ~)(i1. Estaba compuesto del gohernabor y capitan general, como presidente; el arzobispo; los oficiales generaler:; de mayor graduacion del ejeJ'cito y de 1tt armada, respectivarnente; los cuatro obispos sufraguneos; cl rogente de la audiencia de Manila; el intendente general de hacienda; e1 fiscal del gobierno de Su Majestad; cl presidente de la camara de comercio, y el director de ]a administl'acion ci\'il-todos miemhros natos- y otros varios consejeros en nUlllcro de cHez 0 doce, tres de los cuales repre:sentahall a ]a itila de Luzon y tres a1 grupo de hts Visayatl, siendo estos dosignados pOl' las juntas provinciales. El (;onsejo tenia en cierto modo un canlctel' reprcsentatiyo, }T tenia e1 dehcr dc examinar Jas cuontas generales de ingresos y gastos en todos 101:> ramos del gobierno, immlar y local; prepal'ar las reg1ati 6 instruc.ciOllel:> (juc e1 gobcrnadol' gen ral creyera conveniel1te proponer al gohi01'110 cen tral; estudiar 101:> asuntol:> concernienteti al real patronato, y otros asuntos "q ue se eneomendaban a su consideracion pOl' el gobel'l1adol' genera), .Y respecto de los cllales 131 mismo deseaba tener tiU consejo. Para el mejor despacho de lOt:! asuntos del consejo, e::;te estaba dividido en sccciones 0 subeornisiones debidamente organizadas. Como resultante del decreto ya 11leneionado y formando parte del eOllsejo de adminititraci6n existla el tribunal contencioso, que estahn, eompucl:!to del presidente y de dos magistrados, designados del seno de la "a udieneia por tUl'l10, y de dos magistrados 0 jueces administrativos nornbrados pOI' real orden. En virtud dcl real decreto de 3 de junio de 186(-), el persona) del tribunal fue reducido aun presidente y tres magistrados. Se elevaban quejas contra la administraci6n del gobierno ante el tribunal, con apelacion ante 01 consejo de estac10 de Espana. En virtud del real decreto de 7 de febrero de 1869, ]a jurisdiccion investida cn el consejo de administraeion fue trasladacla ala audieneia de Manila, ('on apelacion al tribunal tiupremo de Etipana; pero en virtud d,el real del'l'eto de 19 de marzo de 1875, se vohTio a el:!tablccer como antes e1 tribunal contencioso, pero fue abolido 0 suspendido pOl' el real decreto de ~3 de noviembre de 1888, que ereo el tribwwl contencioso administrativo. ERta era nna nueya ol'ganizacion independiente dcl consejo de administril,~i(m, Y ci')tahn. cornpue::;ta del pl'csidcnte de 1a ancliencia, dos mn.gistradol:! de lu rnisma y dos magistrados administrativos. Este continuo


436

HISTORIA.

hasta elIde enero de 1890, euando el tribunal fue tra::;lac1ado al consejo de admini::;tracion, en donde fue conocido con el nombre de secre-

tCt7'ia del tl'ibunal contencioso y consejo de administmcion.

~

Adem~ts de los tribunales mencionados mas arriba habia establecido en Filipinas un tribunal de testalllentarias para la resolucion de los asuntos de te::;tamentarias. El real decreto de 22 de junio de 1883 supl'imio este tribunal, y 10::; asuntos sobre los que ejerda jurisdiccion fueron encomelldados a 10::; jueces de primera instancia. Tales eran los tribunale::; de j u::;ticia de Filipinas, pOl' medio de los cuale::; se cumpllan las diferente::; formas de justicia. POl' 10 geneml, hasta el fin de la soberania espanola, 10::; jueces que estaban encarg-ados de los tribunales eran espaooles, y todo el sistema judicial, incluyendo los codigos de enjuiciamientQ civil y criminal segulan paso a pa::;o, sino eon exaotitud, las forma::; ob::;ClTadas en Espana. E::;taban ostas earacterizadas de muchos procedimientos y disposiciones encamilladas a demorar indefinidamente ellitigio, para aumentar los gastos judiciales, para tener a los preso::; en las carceles durante largo tiempo y para evitar una administracion de justicia imparcial y rap ida. Entre otras razones que produoian el aumento de las molestias y ga::;tos para los litigante ' existia la de la ignoraneia absoluta de <Jlle adoledan los alcaldes mayores, ,) muchos de los jueees de prilllel':t instancia, de las leyes y de los metodo::; de pro('edimiento, pues ('stO<:i oficiales eran nombrados, pOl' 10 general, pOI' lllotiyos politicos 0 pOl' casi cualquiera otra razon q ne no era la de su capacidad, basta despuos que se efectuo hi separacion de las funciones gubel'nativas y j l1diciales, como ::;e ha dicho arriba. Ademas, los jueees de primera instancia y los fiscales gozaban de sueldos mu)' pequenos y los juece::; de paz y escl'ibanos y secretarios de los tribunales no tenlan ningLm sueldo, teniendo que dependel' para::;u l'emuneracion de los derecho. - y otras gl'atificaciones que los litigantes podian y deseaban pagar. El resultado de esto fue mucha corrupcion y extorcion, y, ademas de muchos OhSt3.Clllos legales de que siempre se clisponia, y se empleaban pOI' parte de los pooos honrados y sin escr6pulo, elllevar los litigios a los tribunalcs se hacia tan costoso que estaba mny fUel'a del alcance de la masa general del pueblo filipino. En resumen, parece que aunque las leyes eran por 10 general humanas y sahia::;, y e::;tahan adaptada::; a1 estado de ]a soeiedad en. Filipinas, los codigos de enjuiciamiento ye1 personal de los tribunales se poclian facilmente C'onvertir en obstaculos bastante grande::; y permanentes para haeer creer al pueblo que las 1eyes no estahan administradas pOl' los tribunales para ::;u proteccion, .r no es improbable qne esta manera de sentir hara dado paJmlo a la oposieion general que se demostro contra Espana mas tarde; i pucs que g-ohierno puede COI18ervar por largo tiempo el respeto y el afecto de sus gobernados si


TRIBUNALES ESPECIALES.

437

pel'llIite la existencia de un sistema judicial ala sombra del cual se niega al pohre y al indefenHo la cOlllpleta protecci6n de las leyee? En la fccha de la ocupaci6n de Manila pOl' loc Amel'icanOe el 13 de ag'osto de 1898, las audiencias de Uebll y de Vigan hahian en realidad dejado de existir, pum; los magistrados que lac componlan se retiraron ii. I lIgarcs de mayor seguridad bajo la protecci6n de las tropas espailolas. Al dla signiente, 01 14: de agosto, el gobernadol' militar mayor genC'ml WeHley Merritt puhlic6 una prodama en la que decla:

* * ,x, El gobierno eRtablecido entre vosotros pOl' el Ejercito de los Estados Unidos PH un gohierno de ocupaci(m militar. Interinamente se ordena que leyes Illt1Ili<.:ipales <Ill(' afectan los derC'C',hos referentes a. personas y propiedades, sociedades particularrs, aSl como las leycs penales para el castigo de toda clase de faltas, continuen en vigor Riempre que sean compatiLles con los fines de este gobierno militar. Dichas lcyes senil1 adminsitraclas pOI' los tribunales ordinarios como hasta aqui pero ]Jor empleados nomhrac]os pOl' el gobierno de ocupaci6n. Sent nombra<lo un mariscal preLoste general para la ciudad de Manila y SllS varios distritoH. Este territorio sera, eli vi<lido en barrios, {t cacla uno de los ('uales se seiialara. un delega<lo del mariscal preboste g<.'neral. Las atribuciones del maris('al preboste general y sus delegados l'e <laran :.t conocer detalladamente en disposicione:; posteriores. En tcrminos generales, cstar'lll iJwestielos de atribueiones para poder l'rendet' {t to<la clase de infrac:tores, tanto militares ('oruo civiles, envianJo ~i los primCl'os :i sus respcctivos jefes para ,;er jnzgados en consejos de guena, con una relaci6n de ,;us faltas )~ Hombres de los t<.'stigos, y detenienllo en custodia a todos los clem,ls infractores para se~' juzgados pOI' cOllllsioncl:ll1lililares, tribnnales ordillarios 6 pOI' tribunales criminales indfgenas de ('onfol'midad ('011 la leye instruceiones que sepuhlicarcll1 mas adelante; ,x, * 路x路 En Yirtud de esta proclama se l>uspondi6 la. jnrisc1iccion crimiual de la audieneia territorial do Maniln, y de otl'OS tribnnale':i in拢el'iores de las islas; y el 22 de agosto los tl'ibnnales locales fueron despojadoe de toda jurisdicci6n sobre delitos r faltas cometiclol> pOl' 6 en contra de cualquiera persona que estuviere al HelTicio <..1el Ejel'cito; dichos delitos hablan de sel' juzgados ante comisiones militares cnyos castigos hablan de" estar de conformidad con hs lereH de guerra. de lOl> Estados U nidos 0 de cualquio/'a de SUc Estados, 6 de las eostUJ1] hres de la guerra." La jnrisdicci6n de 10l> tribunales clel prebostn,zgo se extendi6 a los (lelitoH y faltas que no se haMan de jnzg-ar exclusiyamellto ante un consejo de guerra 6 una comisi6n militar, inclllyendo las violaciones de lal> 6rdenes y leyes de la gnerra, y tenlan la facultacl de imponel' un castigo que no excediera de un ano de pril>ion y una llluita que no pasare de $1,000. El tribunal del prebostazgo de Manila podIa imponel' una sentencia de dos anos con multa de $5,000. Los <..1elitos capitales r las faltas se juzgaban ante las comisiones militares 6 los consejos de guerra. Las sentencias de llluerte 6 las pl'isiones que excedieran de diez anos requerian ]a apl'obaci6n del comandante en jefe de la dh'i:-;ion. Los tribunales del prebostazgo estaban servidos pOl' oficiales del Ejercito y estaban organizados en todas las


438

HISTORIA.

provincias sujetas a la ocupacion militar, entre tanto que no se reorganizal'an los tribunales civiles de las islat-)o EI 7 de octubre de 1898, en virtud de la orden general numero 8, los tribunale::; civiles de todas las islas, que funcionaban y administraban justicia bajo las leyes de Espana hast a el 13 de agosto, fueron autorizados a encargarse de la jurisdiccion civil bajo la direccion del gobifrno militar. EI 30 de enero de 1899, se suspendio la jurisdiccion civil de la audiencia de Manila, pero en 29 de mayo de 1899, se restablecio tanto la jllrisdiooion civil como ]a criminal de este tribuna], y flle organizado con el nombre de oorte suprema de las Islas Filipinas con el siguiente personal: un presidente, una sala de 10 civil con un presidente y dos magistrados, una sala de 10 criminal con un presidente y cuatro magistrados, un fiscal y un teniente fiscal. De los magistrados, cuatro eran Filipinos y tres oficiales del Ejercito. EI presidente era el Senor Arellano, que es el actual jefe de la administracion de justicia en Filipinas. EI 5 de junio de 1899, se restablecieron los juzgados de primm路a instancia y de paz de Ja provincia de Manila con ]a jurisdiccion civil y criminal que tenran antes del 13 de agosto de 1898, que se iba a ejercer en cuanto fuera compati . le con la soberanla de los Estados Unidos. Habiendo la isla de N egros reconocido ]a sobcranj'a de 10;; Esta<1os Unidos, la orden general numero 30, del 22 de julio de 1899, dispw;o ]a creacion de una judicatura compuesta de un tribunal superior de tres j ueces, en e] cual estaba investido el poder judicial, y otros tl'ibunales inferiores que se establecieren mas ade]ante. Las apelaciones Be podlan llevar ante la corte suprema de Manila. 拢.. medida que se fum路on pacificando las varias provincia::;, se fueron estableciendo los juzgados locales. Se hiCiel'on varias enmiendas al codigo de procedimiento criminal pOI' disposicion del gobernador milital', y se autorizo a todos los tl'ibunales, desde los superiores hasta los inferiores, con ]a facultad de expedil' mandamientos de lUlueas corpus (28 de abril de 1900). Dc::;de esta fecha basta eli de julio de 1901, cuando el gobierno civil reemplazo al gobierno Imlitar, los tl'ibunales civiles y milital'es continuaron ejerciendo sus funciones simultaneamente bajo la direccion del gobierno militar, cada uno dentro de ~u propia esfel'l1, siendo Filipinos todos los jueces de todos los tribunales civiles excepto los de la corte suprema. l El 11 de junio de 1901, la Comision Filipina aprobola ley nurnero 136, que fue I>uesta en vigor el16 de junio, que reorganizo los tribunU]f:-; Y establecio el sistema judicial actual. Seg-un sus disposiciones " el pocler 1 A. ca.usa. de lu8 animosidades que existfun entre los Filipinos y los Espafioles, se vi6 que era materialmente imposibJe e1 que un Espanol ejerciera las fnllciones de juez sin acarrearse la mala voluntad de parte de los naturales.-El Ditector'.


TRIBUNALES ESPECIALES.

439

judicial del gol)ierno de las Islas Filipinas estaba in vel:itido en una corte suprema, con un presidente y seis magistrados; un juzgado de primera instancia en eada provincia en donde se hubiese el:itablecido el gobierno civil; y un juzgado de paz en cada municipio de una provincia en donde hubiere un juzgado de primm'a instancia." Se encontraran en la ley mencionada la org'anizacion y jurisdiccion de estos tribunales. Esta ley tambien proveia los cargos de fiscal general, abog'aclo fiscal general, y procumdor general; -abolia la jurisdiccion de los tribunales del prehostazgo sobre los juicios civiles, y trasladaba dichos juicios pel1dientes ante los tribunales del prebostazgo a los tribunale::; civiles correspondientes ante los cuales se hubiesen llevado segem las disposiciones de la ley si dichos juicios se hubiesen comenzado despU<3s de haberse dictada la misilla. Con esto se termino la jurisdiccion de todos los tribunales militares sobre los asuntos civiles, excepto en aquellas partes de Filipinas que todavla permanecen bajo el gobierno militar. Seg(m la ley- n6mero 140, de fecha 12 de junio de 1901, las is las Filipinas quedaron divididas en 15 distl'itos judiciales para los juzgados de primera instancia, oonstituyendo la ciudad de Manila un solo distrito, yen 27 de jnnio se ina~guraron los muchos. e importantes cambios beneficiosos llevados a cal 0 pOl' e1 gobierno insular, -Of que comenzanclo pOl' sustituir a los amanuenses de los tribunales con taquigrafos y escribientes a maq nina, y comprendiendo en todos sus detalles todo sistema judicial colonial de Espana tal como existia en Filipinas al tiempo de comenzar la ocupacion americana, 10 han trasformado en un sistema hajo el cual tenemON un codigo de procedimiento civil y otl'O de procedimiento criminal mas sencillos, arreglados segun los metodol-; amerieanoB, y que evitan lets grandes demol'as que anteriormente tie cauFiaban cuando se tl'a.taba de despaehar las causas y criminales. En realidad, la demOl'a depenc1e ahora mas bien del numero de j necel-; que se necesitan ma.s que, como antes, de las fOl'malic1ades nnmerosas y abKtl'USaS, y de las apela.ciones intel'locutorias insignificantes u otros medios de ohi;;truil' y suspend01' el curso de la j Llsticia. Es a todas lnces evidente la imposibilidad de encerrar en una breve l'eseffa de esta naturaleza todo 10 que se ha heeho en sus detalles en pro de 1m,; Filipinos en esta materia, pri'llcipaimente si se tiene en cuenta que Ia persona que trate de haeer un estudio de la misma 10 puede encontral' en las leyes y memorias pnblicadas porIa Comision. Es hastante decir que los pasos sucesivos adoptados para la modificacion del sil-;tema judicial son de gran interes, e ilustran de una rnanera palpable la adaptahilidad de las instituciones legales amel'icanas a la mas grande de nuestras posesiones. Hasta elide enero de 1006, el espanol sern. el idioma oficial de todos 101-; tribunales, y despues sera reemplazaclo pOl' el inglei::!. Entre tanto


440

HISTORIA.

la corte suprema J los juzgados de primer instancia pueden en su caso ordenar la preparaci6n de expedientes pOl' duplicado en el caso de un as unto que se ventile en el idioma ingIes siempre que, a juicio del tribunal, la conveniencia publica J el inten3S de las partes litigantes asi 10 requieran. Esto es un arreglo feliz de una cuestlon diflcil J es igualmente justa para los abogados que hablan el idioma ingles como para los que hablan el idiom a espanol, ademas de evital' el resentimiento que se hubiera causado de habel'se impuesto al pueblo pOl' fuerza el idioma ingles en virtud de una leJ.

)


POBLACION. I

I. HISTORIA DE LA POBLACION. Tribus Cristianas 6 Civilizadas.- T ribus Infieles 6 Salvajes.-Chinos y otros Elementos Extranjeros en las Razas Filipinas. POR EL DOCTOR DAVID P. BARROWS, J efe de la Secci6n de Tribus Infieles.

Las tribus filipinas cristianizadas ep la actualidad constituyen un total de cerca de 7,000,000 almas. Es probable que sus antepasados no pasaron de medio mi1lon en la epoea de la colonizacion espanola. Sin con tar las actuales tri~us pagan as y mabometanas, el pueblo filipino se ba multiplioado como utorce V'ec~s en tl'escientos anos qne ban transcurrido desde que Ma . allanes llego a Ceb6.. La enumeracion primCl'a y mas completa de las islas parece babel' sido la " Relaoion de .R''Jl,oomÂŁendas'' que fue becba en el ano de 1591, es decir, veintiseis, anos despues de la llegada de Legaspi. En aqueUa epoca la conquista espanola de las Islas se babia ~ompletado y el Arcbipielago estaba casi tan completamente en la poses ion militar de Espana como 10 estuvo durante los 'dos siglos siguientes. Una gran parte de la cristianizacion de la poblacion estaba altn pOl' efectuarse, pero desde el valle de Rio Grande de Cagayan basta la costa norte de Mindanao, a los naturale~ del pais se les hab1a becho sentir la mana del conquistador espanol y . e sometieron a Ia autoridad espanola. La relacion de encomiendas dice que el nllmero total de almas en 1591 en todas las provincias Islas que se redujo al poder de Espana fue de 667,612. A eontinuaoion tendremos ocasion de examinar mas detalladamente esta ennmeraeion, mas pOl' ahora podemos ocuparnos en unos cuantos datos Ilue confirman de Ia escasez general de poblacion en Ia epoca del descubrimiento. Tanto etnologica como g'eograficamente, las Islas Filipinas pertenecen al arebipielitgo malayo. Con excepcion de los Negritos, los cuales se encuentran todav1a babitando en los bosques en gran n6mero de localidades, todas las tribus de las is las ya sean cristianas, mahometanas 0 pag-anas a mi juicio se del'ivan de la raza malaya. Es probable que

e

(441)


442

POBLACI6N.

en estas tribus tengamos dOB tipos que representan uoa ola ma~ prim itiva de inmigracioll, pero todas vinieron del SUI', todas hablan idioma<; que pertenecen a un origen com6n, y todas estan Illtimamente relacionadas flsica y moralmente. El Igorrote puede mencionarse como representante del primer movimiento de inmigracion, es decir, los guerreros decapitadores del norte de Luzon, y de las 61timas casi cualquiera de !::tR actuaJes tribus cristianas 0 mahometanas. El periodo de imnigracion de este llitimo tipo, que constituye el grueso de ]a presente poblacion de las islas, esta cubierto casi pOI' las primeras l'elaciones histol'icas de la exploracion y colonizacion del Oriente. Ha,ce cuatroeientos arros cuando los deseubridores y conquistadores portugue~es llegaron a Asia, encontraron la larga peninsula en 1a cual tcrmina el continente, y a las islas que se extendian hacia el sur y hacia el este en este mayor y mas famoso de los archipielagos, habitadm; pOl' una rn.za que se denominaba malaya. En la isla de Java esta raza diez siglos antes habfu. sido conquistado pOl' Ind6s Bramanes de India, CllyOS gran des monumentos y telllpios todavla existen en las l'uinas de Boro Budor. Gracias a In. influeneia y poderlo de los Indus 1a cultum lllalaya hizo un progreso considerable y un elemento sanscrito que en algunos caso ' aHcendio a un 20 pOI' ciento de las palabras se intl'odujo en 16s idiom, s mala~os. ILa investigaeion para cletermilll:tl' hasta que punto se extendio realmente la conquista y colonizacion del lndll, constituye un estudio interesantlsimo pero apenas puede detel'minarse todavia. El Ind6 puede haber colonizado las l'ibel'as de 1a hahla de Manila y la costa de Luzon, donde los nOlllbres de numerosos lugn.res antiguos muestmn un origen samlcrito. El elelllento RanBcl'ito es mas notahle en las lenguas de los Tagalos y de los Moros. (Pardo de Tavera, El 8ctnscrito en lct L enqua Tagala.) A los Indus les siguieron los Arabes en el Arehipiell1go Malayo. Vinieron primeramente como navegantes y comel'ciantes y en este lugar como en todas partes el Arabe fue rnisionel'o y su fe se pl'opago rapidamente. Mucho antes de ht llegada de los POl'tugueses el isla.misrno habia sucedido al Bramanismo y el Arahe se habia snstituido al Ind6. Doscientos cincuenta anos antes de 1a llegada de los POl'tUgueses Marc.o Polo, a su regreso de China, habIa pasl1do pOl' el Al'('hipielago Malayo y habia permanecido seis meses en la costa oriental do Sumatra. Aun en esa epoca, es decir, en el ano de 1260, el nos dieE' que la poblacion de la costa consistla de Sarracenos. El mahometanismo I:le abrio paso gradual mente hasta que, a 1a Hegada de los Enropeos, sus frontel'as entn casi iguales 6, las de la propia raza malaya. E1 pueblo que propago esta fe, y cuyn categoria aun representa el tipo de la raza, fue la poblacion marinera que vivia en lal'! em barcaciones asi como en las riberas, que regia en las islas de los estrechos

/


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

443

entre Sumatra, Ia penInsula de M~Llaya y Borneo. Los Portugueses Ie dieron a e~te pueblo el nombre de (/eltates, una cOl'l'uptela de Oranq 8cdrJ,t (gentc marincra). Esta raza bajo Ia influencia del mahornetanisrno que parece haber tenido su ol'igen en Sumatra mejoro su cultura, formaron varias colonias y comunidades, y, debido a sus h6hitos marineros, su comercio y su Heel de pi rate rIa llevaron su nombre (Mala.yu), RU idioma y Ia religion mahometana que hablan adoptaelo pOl' to do el Archipielago Malayo. Es probable que ya en 1300 estos aventureros establecieron una colonia en el norte de Borneo, frente a la isla de Labuan, Ia cual colonia l'ecihio elnombre de Brunei, del cual se ha derivado el nombre de toda la isla de Borneo.! La isla estaba ya habitada pOl' tl'ibus malayas de una cultnra mas primitiva, de las cuales la mejor conocida es la Dayak. De esta colonia de Borneo el malayo mahometano extendio Btl influencia y sus c010nias hasta el Archipielago de J 0)0, a Mindanao, a Mindoro y la bahla de Manila. Esta conquista mahometana estaba haciendo un progreso formidable cuando e1 soldado espanol y misionero tan fanatico como e! 1smo Malayo, y con todo el odio hacia Islam engendl'ado pOI' el hechb de habel' combatido aquella religion durante ochocientos anos en Africa y Espana, llego a Filipinas pOl' Yia de America y Ie hizo frento otl'a, vez al manometanismo en sus fl'onteras mas orienta)es. Aqul empiezan los anales historicos del pueblo filipino. Despucs de su tenible y sin rival navegacion alrededor de America del Sur y u. traves del PacHico, Magallanes arribo a la costa oriental de Samar en el mes de marzo de 1521. Pigafetta, el cronista de dicho viaje, dice 10 lciiguiente: El sabado, 15 de marzo, divisamos una isla qne tiene elevadas montanas; poco despu('s supimos que se llamaha Zamal, y que estaba il nna distallcia de 300 leguas de las islas de LadroneR. (Pl'im er l'ir(j e a./recleclor del mundo, traducci6n espanola h echa por-Amoretti, en Madrid, en ]899, pagina 27.)

Al dla sig-uien te 1n. expedicion, ya cans ada de na-v egar, desem barco en una islita desiel'ta al sur de Samar, gue Pig-afetta denomina Humunu, y que toda'Tl~t se conoce pOl' Homonhon, Malhon 0 Jomonjol. En este lugar vieI'on pOl' vez primera al puehlo de Filipinas, habienc10 sido ,risitados pOl' l1ue-ve hombres que vineron en canoas. ViOl'OI1 otras embarcaciones que peseaban pOl' al11 cerca, y supieron que toda esta gente procedla de una peguena isla que se denominaba SU}llan, situada al este de Homonhon como a 20 kilometros. Abora bien, i q uienes eran estos pescadores con sus peq uenas colonlas en las riberaR de Su16an ~ No eran tal vez hombres tlpicos del resto de la pob1aci6n que Magallanes encontr6 escasamente espa-rcida pOl' Jas ISin entlm.l'go, el HomlJre tie Borne, Pone, etc., puede haber sido anterior colonia.

a esta


444

POBLAcr6N.

costas de varias de las islas centrales, pero eran casi sin duda del mismo origen del cual descendia pl'incipa1mente el gran pueblo visaya actual. Muchas cosas me hacen creer que estos nativos habfan venido en colonias que se extendlan sucesivamente hacia arriba de la costa occidental de Mindanao des de el archipielago de Jolo. La palabra Su16an significa" donde hay Suluyas," es decir, hombre de Sulu 0 de Jolo. Este mismo archipielago de Jolo en la actualidad 10 habitan dos pueblos, a saber, el de Jolo yel de Samar. El de Jolo es e1 pueblo malayo cuyo hogar hace tiempo ha sido la isla de J 0]0, y que en c1icha localidad parece haber sido convertido al mahometanismo. EI de Samar 0 Samal Laut (Mar de Sarnal) es e1 Orang Salat de los estrechos de Malaya. Ahora bien, es notable que casi las dos primeraH il-,;\as de que habla Pigafetta lle\ran los nombres de estos dos pueblos del archipielago del sur, Samal (Samar) y Suluan. Hasta la fecha, tanto el tipo flsico como el idioma sigue siendo invariable a pesar de los cambios de cultura y se relaciona mucho el Visaya al Moro. Ademas de estas llegadas del archipielago de J 010 es probable que hubiera una pobladon malaya mas primitiva a quienes estos llitimos ya hablan sometido mas 0 men os asi, como los Moros aun en la actualidad rigen :i los pagan os en el interior de Mindanao. Se diee que este pueblo se pinta, se tatua y q u Beyan ornamentos en las orejas. Pigafetta dice tambien que el perro constitula una parte de su dieta y habla de haber visto casas en los arboles. Estas son las costumhres de l()s Malayos primitivos y todavia existen en las Filipinas, aunque ('n la actualidad no existen entre los Malayos ni entre los Moros. AHI pues podemos c~legir que en la epoca del descubrimiento habia en estas jO!las del centro del Archipielago un pueblo primitivo pintado malayo que pol' una parte se relacionaba con las tribus aun primitiva-; y paganas de las Filipinas y pOl' otra parte con las tribns de g'uerr('ros clecapitadores salvag'es de Borneo, y que adem as intervenian y clominaban a los llltimos que llegaban, qne fueron los navagantes malayos. Ahora debemos notal' que la poblacion de las is1as Visayas era mny escasa. Pigafetta dice que elIos permanecieron ocho dias en la isla. de Homonhon. A pesar de los articulos atrayentes que se les ofrecieron en canje, los nativoO! trajeron muy pocas provisiones. Todo 10 que so ohtuvo fue un os cuantos cocos y naranjas, \Tino de palma que ell08 llamaban arak, dandolo el nombre Hindu, y uno 0 dos pollos. El dfa 95 la flota se hizo la vela otra vez y paso pOl' cuatl'O islitas desiertas, y hasta la noche del 28 no vol vieron a vel' fuego, y al dirigirsc hacia dicho fuego, l1egaron a la islita del Limasagua. En esta isla hahia una aldea y alll encontraron a dos caciques-reyes como les llama Pjg'afetta, y dice que sus nombres el'an Raja Calamb6 y Raja Siag6. Es evid('nte que las palabras mahometanas dato y 8ult{(J/ aun no hahlan sUHtit.nido el titulo indo de raja. Estos dos caciques no tenlan O!us residenciaH en

I


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

445

Limasagua, sino en la isla de Mindanao, uno en Batuan y el otro en Calagan, siondo probable que este ultimo lugal fuese Cagayan de Misamis. Magallanes necesitaba cada vez mas de las provisiones yeolllo quiera que los recursos con que contaba entn enteramente inadecuados para abastecer sm; buques, pregunt6 donde habia islas en las cuales pudiera cambial' sus morcancias pOl' provisiones, y Ie dijeron que habia tres islas, a saber, Ceil6n (que tal yez era Leyte), Calagan (Mindanao), Zubu (Cobu), y quo esta ultima era la mejor y a fin de que llegase a clieha i::lla Ie pl'opol'eiOnarlan gulas. (Primer Viclje, pagina 36.) Salieron de Liml1sagua y navegaron hacia Cebu, en direcci6n noroeste y pasaron pOl' cinco islas, a saber, Cie16n, Bohol, Canigao, Bayaban, y Gatigan, sin decir que habian yisto pueblos 6 poblaciones ni obtenido ning(m alimento, excopto uno de los gran des lllurcielagos comunes con los cnales se saborearon de tal manera que cretan que Ia carne de este era como Ia de polIo. Llegaron al puerto de Ceb{l el domingo, 7 de abriL Es innecesario disC'util' ahora los acontecimientos de la permanencia de Magallanes, ni fiU muerte Oll la it;lita de Mactan. Baste advertir que en aquellas cercanias habla Ii la saz6n na poblaci6n ~robablemente de 4,000 a 5,000 almas. PigaÂŁotta menciolla cinco colopias nativas en la isla de Cebu, todas las ~males se sometieron al regmlen espanol. (Prim eI' ViÂŁ{je, pagina 57.) La fuEirza nativa que fue con Magallanes a atacar a Maetan Ilenaron de ~o a 30 balangayol'l. .Lt juzgar porIa capacidad de los buques do guerra moros de estos 61timos tiempos, esta fuerza no podia exceder de 800 hombres. Los nativos que los derrotaron en Mactan y que l1mtaron al gran descubridor, segem opini6n de Pigafetta, ascendian a 1,500, pero tenemos que conceder algo poria exageraci6n de un partido derrotado. Adelllas, la famosa earta l'elativa al viaje de Magallanes intitulada, ".De Helucois Insulis," dice que los Espanoles en Cebu bautizaron nUls de 2,200 indios. No cabe duda de que la primitiv.a Cebu era una colonia de alguna importancia, siendo aSl que a ella llegaban buques de puertos distantes para llevar a cabo e1 comercio de oro y la Lrata de esclavos. En ella encontr6 l\Iagallanes un comerciante mahometano y se Ie dijo que ~na embaraci6n habra salido pant Siam justamente antes de su llegada. El pueblo de dicha isla era pagano, puesto que adoraban ldolos y una di~dac1 :ila cual denominaban "Abba." Despues de la partida de la expedici6n de Magallanes de Cehu, 108 Espanoles pasaron pOI' una isla que denominaron Panialong-an, que sin duda era la isla de Panglao, "cuyos habitan.tes, " dice Pigafetta, "son negros como los de Etiopia." Esta es la {lllica menci6n que el hace de los NegTitos, que a la saz6n constitulan casi la unica poblaci6n de la vecina isla de N egros.


446

POBLAcr6N.

EI proximo lugar donde se desembarcaron parece haber sido en la costa noroeste de Mindanao en un punto denominado Quipit. En este lugar babla una coloD:ia. EI mismo Pigafetta fue a tierra y visito al "rey." La aldea como la mayor parte de las colonias moras de :Mindanao, estaba ::;ituada a varias millis bacia el interior en direccion hacia atnis de las cienagas de manglares que circundan estas playas. En este Ingar la poblaci6n probablemente no era numerosa. Parece que hahia sido una poblacion 6 pequenas comunidades que tanto abundan en el pals de los Moros. Sin embargo, en este lugar es donde Pigafetta habla de la isla mas famosa de las Filipinas-Luzon. "Hacia 01 noroosto ados dias de yiaje," dice Pigaietta, "esta la isla de Luzon, que es muy grande, a la cual van seis 0 ocho embarcaciones todos 101:> anos en busca de trMico desde 01 pais de los Lechios." COli este {lltimo nombre sin duda quiso significal' una de las provincias costems de China. En este lugar tUYO ocasion de vel' tambien vaso::; de porcelana y otras vasijas de ornamentaci61J, que sin duda hahlan sido importadas antignamente de China y que todav-ia la~ tienen en gran estimacion los Subanones de esta penillfmla y se venden pOl' gruesas sumas de dinel'o. Navegando desde Quipit y volviendo bacia el occidente, esta flota llogo a una isla aislada en el medio del mar de J 010, Cayagan J 010. Estaba casi desierta, y sus pocos habitantes jnahometanos hahlan ::;ido expulsados de Borneo. Los Espafioles no pudioron obtener provisiones en este lugar y ya en un grado de desesperacion continual'on hacia eloc(;idente y llegaron a la isla de Faragua. Pigafotta dico 10 siguiente: Esta es una gran isla y tuvimos la fortuna de encontrar una buena provisi611 de comestibles, de la eual tenfamos gran neeesidad. Tan agotados est{tbamos por esta necesidad que mas de una vez estuvimos Ii. punto LIe abandonar nuestros buques y estahlecernos en cnalqniera tierra donde pudieramos vivir. Esta fue para 110S0tros Ia tierra de promision.

Los habitantes, a juzgal' porIa relacion que hace Pigafetta, parecen haber sido mahometanos, 0 pOl' 10 menos Malayos marineros establecidos en estas playas. E~ imposible precisar el numero de elI os 0 en que bahla anclo la flota espanola. Estas c06tas en Ia actualidad no tienen mas que alg-unas peq uenas aldeas de Moros de J 010. De este punto los Espanoles navegaron basta el sur hasta Borneo 0 Brunei. cuya primitiva fundacion ya se ha descrito. La corte barbara del sultan de esta colonia malaya la ha d~scrito Pigafetta. En ella yieron elefantes, caballos y carabaos. Seg-un este cronista, la poblacion mahometana con tenIa 25,000 familias cuyos hogares se hablan ~on足 struido sobre el agua de acuerdo con ]a costurubre de los mariner os malayos. Expulsados pOl' yirtnd del rompiruiento de relaciones am istosas con Borneo, los Espafioles retornaron pOI' Stl ruta a Balabac ~. desde alll otra vez hacia el oriente, habiendo pasado mur cerea de las il:ilas de J 010 Y Basilan, cuya pesca de perla~ desperto en e110s vivlsimo


TRIRUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

447

interes. Tarnhien navegaron porIa costa sur de Mindanao y uno de los lugares que mencionan que denominan S~lbanim, sug-iere una colonia de los actuales aborigenes de aquella parte de Mindanao que se conocen por Suhanon. Tambien en este lugar vieron las famosas "gitana13 del mar," Ia Bajau 6 Sa-mal Laut, cuyas embarcaciones errantes entonces, como ahora, camhial'on sus estaciones con el cambio de los monzones. Tamhicn oyeron bablul' de 108 Moros de Maguindanao y de su importante colonia situada entre la costa y el lago Liguasan. Mas bacia el sur desembarcal'on en Sarangani, donde encontraron oro y perlas y habitantes paganos. Desde este punto consiguieron practicos para efeetuar el viaje hacia el sur basta las Molucas. Lo que podcmos deducil' en cuanto a la poblaci6n en vista de estas l'elaciones de este primer descubl'irniento es que a principios del siglo dieciseis el mahometanismo se habia establecido en Borneo, en el archipielago de ,1016, Mindanao, Cagayan J 016, Paragua y Luz6n. Los buques mercantes de los Malayof:i que hablan adoptado 01 mabometanismo yj"itaron con algnna fl'ecnencia todos lugares del ArchipiBlago Filipino. De identica manera vinieron ewbarcaeiones chinas en ')Usca de trafico como 10 hicieron trescientos afios antes cuando flleron a Luz6n, las islas Visayas y Ia costa norte de Mindinao. Sin emhargo, la poblaci6n era mny el3casa, Y como aeontece todavia en nmchas regiones del arcbip' ela~o de J 016, preferlan establecerse en los islotes y cayos de coral que les proporcionaban un huen Ingar para Ia pesea y que sin duda estaban maf:> exentos de los peligr05 del paIudismo que las grandes idlas l'nontuosas del archipielago. A pesar de las nurnerosas islas que vi6 y vislt6 esta expedici6n, dude que la â&#x20AC;˘ encontraron los Espanoles en las poblaci6n de todas las colonias que Filipinas ascendieron a 10,000 alma::;. Los viajes que se hicieron inmediatamente despues de la expedici6n de Magallanes, es decir, la de Loasia en 1526, la de Saavedra en 1528 y la de Villalohos en 1541 hasta 1543, nos p:roporcionan pocos datos adicionales, por cuanto como quiera que estas expediciones apenas lograron entrar en las Islas Visayas sino que pasaron hacia e1 sur a 10 largo de la costa de Mindanao -basta Molucas, Unicamente cuando tomamos en consideraci6n la expedici6n que COll exito hizo Legaspi, ('ncontramos otra vez datos sorprendentes relati vos al pueblo que los EHpafioles encontraron en dicho lugar. Lo que Ie sucedi6 ala flota de Legaspi (en 1569-1571) al huscar costas pop1110sas y tratar de conseguir provisiones de boca, fue casi una repetici6n de 10 que les aconteci6 a los viajeros que Ie hablan precedido en los anos anteriores del mismo siglo. Los peql1efios mares que clividlan las isla::; del sur de Visayas ram yez los perturbahan el transito de las proas nativas. La mayor parte de las islas no contenlan habitantes ni terrenos desmontados. Los grandes bosql1es verdes y tl'opi-


448

POBLACI6N.

cales se extendian sin interrupci6n desde la cima de lat; colina::; hasta la playa. La islita de Limasagua, que habia sido muy populosa en la epoca de Magallanes, estaba casi desierta. "Contiene," escrihi6 Legaspi, "menos de 20 habitantes." (Las Islas Filipinas, tomo II, pagina 205.) Las colonias con algunas excepciones eran pequeffas y algunas de elIas, a las cuales se les hom6 con el nombre de pueblos, no contenlan mas de 20 6 30 habitantes. (Obl'a citada, pagina 203.) En aquella epoca aSl como en la epoca de Magallanes Ceb6 era la mas populosa de estas islas del sur. Una expedici6n exploradora que sali6 de la flota de Legaspi y navego completamente alrededor de la isla, anuncio que hablan encontrado catorce 0 quince aldeas en la costa y que en comparacion estaba densamente poblada. (Obm citada, pagina::; 27 y 214:.) En la imperiosa necesidad de llegar a una poblacion que tuviese 1'ecursos suficientes para surtir de provisionet; de boca a BU hambrienta expedici6n, Legaspi naveg6 hast~t Cebu y anclo en frente del sitio donde en la aetualidad se halla la ciudad, el dla 27 de abril de 1565. Los nativos Ie fueron hostiles y se apresuraron a rechazar a los illYaSOres. "El auxilio de hombres," escribi6 Legaspi en su carta al Rey, "habra venido en proas de fuera, de manera que el numero de dicho auxilio tiene que haber sido de 2,000 guerreros." (Obm citada, pagina 213.) En vista de este calculo de hombres armados acaso podemos colegir que la poblacion en los alrededores de Ceb(i ascendeda a nnas 9,000 0 10,000 almas. Despues de efectuar aqul una colonia, Legaspi, h~biendo emTiado otra vez a la Nueva Espana mas de la mitad de su expedicion, se mantuvo desde el 1 de junio de 1565, hasta el mes tIe agosto de 1568, fecha en que llegaron 1'esfuerzos de Acapulco. Durante este periodo de mas de tres anos, es probable que el tenia menos de 150 hombres, fuerza que no em pOl' cierto suficiente pam hacer frente al enemigo si hubiel'a hahido una poblaci6n considerable en las islas Visayas, y, sin embargo, la cronica de estos tres an os demuestra una necesidad y escasez de provisiones de boca casi constante, y de expediciones que se em'iaron a las islas vecinas de Leyte, Bohol, Mindanao y Panay en busca de provisiones. En 1569 la potencia de sus refuerzos asi como la necesiclad de obtener mayores abastecimientos de provisiones, indujo a Legaspi a hacer la conquista de Panay. En este lugar los Espanoles encontraron una poblaci6n mayor y mas abundancia de comestihles. Entonces como ahora la protegida costa de DoHo frente a la isla de Guimanls, parece haber sido relativamente populosa. Desde Iloilo, como base, la conquista de las islas se llevo adelante hacia Mindoro y Luzon . TenemoH la fortuna de poseer de este interesantisimo episodio de la l'onquista, una relacion de un sujeto que tomo parte en la ~xpedicion y que era un soldado a 10 que parece, quien, en 1572, en la ciudad de Manila, escl'ibi6 10 que el titula "Relaci6n del ])escubrilmiento y Oon-


TRIBUS CRISTIANAS 6 CIVILIZADAS. 449 -----------------------------------------------------------

qui8ta de la Isla de Luz6n y Mindoro." (Impreso pOl' vez primera en el .A?'cl~ivo del Bibli6filo FÂŁlipino, tomo I V, Retana.) En esta relaâ&#x20AC;˘ cion hay calculos interesantisimos de la poblacion de las is]as mas impol'tantes del Archlpielago hechos pOl' un testigo presencial de su conquista. El cronista mas de una vez dice que habian circulado en N neva Espana informes muy exagerados ace rca de la poblacion. La expedicion para hacer e] descubl'imiento de Luzon salio de Panay y subio hacia la costa occidental de Mindoro y ataco el fuerte del enemigo de Mambul'ao, que Ii la sazon, era como 10 ha sido durante algullos siglos despues, un centro de piratas mahometanos. No solo esta isla, sino tambien la de Lubang, situada entre Mindoro y la entrada ala babra de Manila, la colonizaron los Malayos procedentes de Borneo. En]a epoca de la llegada de Legaspi, venlan en nllmeros Cl'ecientes a las Filipinas. Con excepcion de estos Malayos la poblacion de Mindoro no era en verdad grande. Dicho cronista dice 10 siguiente: El mariscal de campo llego a la isla de Mindoro, a un pueblo y puerto que tenia fama de ser muy grande y muy fuerte, pero se descubri6 que era 10 contrario, por cuanto el pueblo es pequeno y s610 contiene 3,000 6 4,000 habitantes (pagina 10).

Seg'un este escl'itor, Manila misma se decia que tenia 80,000 Moros en sus alrededores, pero en realidad de vel'dad, con excepcion de las mujeres y ninos, no pudiel'on rel!mirse mas de 2,000 de estos enemigos mahometanos para hacer e frente Ii los Espanoles. Cainta, que fue tom ada pOl' ]a compania de Salcedo, se dice que solo tenia 1,000 habitantes, "de los cuales los Espanoles matal'on 400 en - el asalto," (pagina 22). La caida de Cainta trajo a Salcedo a la entrada de Laguna de Bay. Salcedo dice 10 siguiente: Cuando la fortaleza de Cainta. se habia destruido de la manera que he descrito, esta fortaleza 6 poblaci6n se encontro que estaba muy pr6xima en verdad a un gran lago de agua dulce, que esta a una distancia como de 4 leguas de la ciudad de Manila, y que se habla dicho que era muy grande ' y muy populosa, aunqUQ en cuanto a este ultimo no es posible que haya la decima parte de 10 que se habfa dicho. Las poblaciones que se hallan todas alrededor de este lago las pacific6 el capitan Juan de Sauzedo y tal vez tengall de 24,000 a 26,000 hombres. (ReZaCYion, pagina 24.)

Es caso seguro que la palabl'a "hombres" en este caso significa almas, y que la poblacion total en la epoca a que refiere Salcedo en las playas de la bahIa, no podia haber sido mas del numero que arriba se ha indicado, 10 muestran las 111timas enumeraciones que se hicieron para la cobranza de los tributos. Veinte anos mas tarde la relacion de encomiendas dice que la poblacion de la provincia de La Laguna, que inclula a Morong y las aldeas situadas al oeste de Laguna de Bay, ascendia solamente a 48,000 almas. Otl'as observaci0nes posteriores bechas en esta relacion no son men08 interesantes. Se dice que la isla de Mindanao "es muy grande y ' 13707-vOL 1-05-29


4:50

POBLAUI6N.

C~cu.S'1l.11elltc

poblada, por ]0 menos en la parte que yo he visto, que es cl TI0 de Butuan basta el cabo Ua]imita, 0 sea 80 leg-uas de costa" (pilg-ina 32). "La proxima isla cs la de Neg-ros, que esta toda pacificac1a. Uontiene 20,000 alma::; y esta <livida en repartimientos 0 encomicndas, entre los Espafioles que pcrmaneciel'on en Cebu. En dicha isla se dice que hay minas de oro. Esta isla queda cerca de la mi:;ma isla de Cebu y esta escasamentc poblada. Entre estas tres islaH hay otras muchas islitas 0 islotes, alg-unas de las cuales estan poblada~ y otras despobladas y en todas elIas hay minas" (pag-ina 3Âą). Se dice que ]a isla de Panay est{i bien pohlada y es fertil, ahundando en ella el arroz, los cerdos, los pollos, ht cera y la miel de abeja. " El oro que de ella se saca es muy fino, pero mientras el g-obernador permaneci6 en esta isla, a causa de nuestros pecados 0 de los de los naturales del pals, 0 pOl' alg-llll otro motivo 6 causa que Dios Habra, a dicha isla, vino una gran plaga de lang-ostas y que duro tres afios sin haberse podido exterminar todavla. Destruyeron toclos los campos de al'l'oz, y a consecuencia de dicha plag-a sobrevino una g-ran' hambre entre los nativos de ]a isla y una epidemia que mato a mas de elloR Y aSl contin6an muriendo hasta que D~os aplaquc su ira contra ellos." Lo:; informes que se hicieron en Ia epoca de esta Relacion tumbien hahlan lleg-ado a los Espafioles de otras dos reg-jones que estaban densamente pobladas y que basta entonces nadie habla visitado. Eran estas reg-iones el valle del rio Blcol en Ambos Camarinel:' y In. co:;ta de cle~de

110C08.

ASl pues, las reg-iones mas notables pOl' su poblacion en Ia rpoca de ]a Heg-ada de los Espafio]es fueron Ceb(l, la costa de 110110, :\lanila, y alrcdedor de la Laguna de Bay, los yalles de los dos Grande de la Pampang-a y el Blcol y la costa de Ilocos. Pero aun en estas reg-iones la. pohlacion solo ascendla a unos cuantos millares. En esa epoca 10:; gl'andes pueblos de 20,000 y 30,0()0 qabitantes ten ian sus rivales lmicamente en pequenas rancberlas de 20 0 50 familias. Esta escasez de poblacion explica principalmente Ia rapida y facil conquista hecha pOl' 10:; Espanoles. No habla g-ranues centros de poblaei6n ni estaban los Filipinos uoidos en ning-(m punto en unidades pollticas de ning-un tamafio. La comunidad de nnos cuantos miles de almas bajo su innependiente dato 0 raja era Ia unidad mas formidahle a la cual tenlan que hacerle frente los conquistadores. Uasi la unica resistencia ttwo efrcto en las cercanla8 de :Manila, donde se bahlan establecido los .Malayos mahometanos procedentes ne Borneo, y donde empezaha a aparecer Ia potenuia del dato, pero aun en este Ing-ar no habla. pl'rncipes ritos 0 podf'roMoH como 10:'; que se cnuontraban mas haeia el Sllr en el archipielag-o malayo en donde el nmholl1ctanismo habra !leg-ado ante:;, y obtenido re:;ultac1os mas importantcs. Nacla baMa aqul, qne siquiera puc1iese iguaiar It los ::mltancl:J de Borneo y Jolo, 0 los rajaes


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

451

bal'baros de Ternate y Tidol', cuya magnificencia y riqueza de especias dcslumbraron los ojos del gran Drake, quien derroto repetidamente y can tan gran exito las expediciones armadas de los Portugueses y de 10:-; Espanoles. Pod cmos ahora volver a referirnos a la notable memoria acerca de los repartimientos 0 encomiendas de las Filipinas que se Ie presentaron al Rey desde Manila el dla 31 de mayo de 1591. Este documento 10 encontro Retana en los Arcbivos de Indias en Sevilla y el 10 publico pOI' vez primera en 1898. (ArchifL'o del Bibli6filo Filipino, tomo IV.) Como antes se ha indicado, ya en 1591 la conquista militar espanola del archipi61ago era completa" Ya se habian fundado las ciudades de Manila, Nueva Segovia (Lal-lo), Vigan, Nueva Caceres, Arevalo (IloHo) y Ceb6 . Las i~las donde quiera que tenian habitantes habian sido divididos en repartimientos, instituci6n caracterlstica de la colonizacion espanola que se habia hecho famosa pOl' virtud de las investiga- . ciones hechas pOI' Helps y otros historiadores. El tal repartimiento, tal como se puso en practica en America y se traslad6 desde alll a las FiIipinas, consistla en una concesion real hecha pOI' el Rey a un subdito de cierta cantidad de terreno con su poblaci6n nativa, conce路 diendole el derecho de cobraI' de estos nativos el tributo y gozar, bajo ciel'tas l'estricciones, de los beneficios d~ su industria. Estando relacionada originalmente con las concesioues de terreno y teniendo pOl' tanto, eierto caractel' de feudalismo, se prescindio con el tiempo de la necesidad de poseer terrenos, y en America se cedie:ron en alquilel' grandes numeros de indios y trabajaron practicamente como esclavos. J... estas concesiones de lo~ nativos se les dio el nombre de encomiendas. En los primeros informes y peticiones que se hicieron para obtener socorro y que fueron enviados pOl' Legaspi desde Cebll, estaba la peticion al Rey de que se diesen las islas y e1 pueblo en encomiendas a los capitanes y soldados que hablan efectuado la conquista. EI Rey permitio esta politica, que llevaron a cabo los colonizadores. J... los soldados, a medida que se retiraban del-servicio, se les asignaban ciertas comunidades para su beneficio especial, y se reservaron otras aldeas nativas que quedaban a beneficio del Rey. Como quiera que cada familia nativa representaba una renta para el Espanol, la colonizacion de las islas se llevo a cabo vigorosamente donde quiera que babia poblacion para ello, y podemos estar casi ciertos de que la division final de estas encomiendas, becha en una epoca en que las islas se babian sometido pOl' completo al conquistador, incluian practicamente toda la poblacion disponible excepto el Igorrot~ de la montana y los implacahIes Malayos mabomctanos del sur. A los que escaparon de este sistf'Ula dche tamblen agregarse e1 NegTito v ag-a hll 11 do de ]os bosques, que se fugo basta donde no pudo perseguirle el conqui~tador, y que con raras excepciones, no cayo bajo el poder de las encomiendas.

-----


:1:52

POBLAOI6N.

ASI pues considero el informe que se envio al Rey tie un total de 166,903 tributos como un calculo aproximado del n{unero de familias filipinas en 1591, cuyos descendientes constituyen en la actualidad los pueblos filipinos eristianizados. 8in embargo, puede haber sido una exageraclOn. Los Espanoles calculaban la cobranza de un tributo por cada cuatro almas, 10 cual hace una poblacion segun se ha indicado, de 667,612. Una mayoria de los nombres de las encomiendas se pueden reconocer hoy como los nombres de poblaciones y aldeas de las Filipinas. Las islas ya hablan sido divididas en pl'ovincias que incluian a Manila, Pampanga, Pangasinan, Ilocos, Oagayan, La Laguna, Camarines, Masbate, (Jebu (que comprendia a Samar, Leyte, Bohol y Mindanao del norte), Panay y Oalilaya, siendo esta ultima una jurisdiccion que incluia a Mindoro, Lu bang, Batangas, las Calamianes y Marinduque. Oon arreglo a este informe oficial, Manila junto con la costa de la , bahia de Manila y las encomiendas de Oavite y Maragondong, contenian como 30,640 almas; Pampanga, que incluia a Bataan y Bulacan, contenJa como 75,000 almas; Pangasinan, donde la poblacion se limitaba a las inmediatas cercanias del golfo de Lingayen, incluyendo el cabo de Bolinao, tenia 24,000 habitantes. EI interior del llano central de Luzon, comprend'do en la actualidad pOl' las provincias de Tarlac y Nueva Ecija, parece que entonces no tenia practicamente ningulla poblacion,o pOI' 10 me os esta region no estaba dividida en encomiendas, ni se hace en las relaciones historicas ninguna men cion de haber~e encontrado poblacion alguna entre el rio Pampa.nga y el golfo de Lingayen. Es muy probab[e Que entonces cubrieron grandes bosques este valle interior cuyos huellas todavia pueden verse, El valle del Cagayan tenia una poblacion relativamente grande, es decir, 97,000, pero esta incluia una encomienda de Igorrotes salvajes situ ada en las aguas altas del rIo, las islas Babuyanes, Oalayan y Oamiguin y tomando en consideracion los calculos que se hicieron a principios del siglo pasado, dichos calculos pueden babel' sido una gran exageracion del numero verdadero. Ilocos, toda la costa angosta que queda frente al mar chino desde la extremidad norte de Luzon hasta el golfo de Lingayen, pago 17,130 tributos, incluyendo "El Abl"a de Bigan" que nos da una poblaci6n de 68,520 almas, que es un numero mayor que el que dan los recaudadores de tributos un siglo y medio despues, Los alrededores de La Laguna, incluso Morong, contenlan -4:8,000 habitantes. EI pais blcol y las Camarines, incluso las islas de Oapul y Oatanduanes, y tal vez una encomienda en el punto mas bacia el norte de Samar, representaban 86,640 almas. Las Islas de Masbate y Burias contenian cada una 400 tl'ibutos. La j urisdiccion de Oeb6 era muy e"Artensa. Adernas de la isla misma, inclula a Masbate, Burias, Leyte y NegTos, las colonias de Oagayan y Butuan al norte de Mindanao, Oaraga en la costa oriental de Mindanao,


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

453

las dos costas de Samar, las islitas de Camotes, Mactan y otros islotes innumerables que pueblan este mal'. Considerada en conjunto la poblacion solo pagaba 15,833 tributos, que hacen un total de menos de 65,000 almas. Bohol parece haber estado sin habitantes durante algun tiempo. Negros no tenia encomienda salvo en la extremidad norte, 10 cual parece que obedecia al hecho de que su poblacion primitiva se componia casi enteramente de N egritos a quienes los Espnoles no pudieron capturar ni dominaI'. . De identica manera la gran peninsula de Surigao tampoco tenia colonias y no se menciona pr3,ctic:lmente jamas en lal-! relaciones histol'icas de esta epoca. De toda esta parte de las Visayas, la isla de Leyte era la que estaba poblada mas densamente y en ella se anunciaban no menos de 10 encomiendas importantes. La pohlacion deCebu especialmente en la::; cercanias de la ciudad al parecer habla disminuido. Es evidente que los nativos preferian alejarse de Jas cercanias de una colonia espanola tan importante. En la jurisdiccion de Panay que incluia las Islas de Guimaras, Tablas, Cabuyan y Cuyo, habra una poblacion relativamente grande, es decir, 70,000 almas. De este numero en la islita de Cuyo se cobraron pOI' ]0 menos 1,000 tributos, y esta islita constitula la encomienda del capitan Juan Pablo. La jurisdiccion de Calil~Ja como antes se ha dicho, era una jurisdiccion curiosa. Esta jurisdiccion contenla en conjunto como 22,000 almas. En la isla de Lubang, que habia sido un antiguo centro de Moros, babia 2,000 habitantes. En Mindoro, en las cercanias del rio Baco y Calapan, habia como 2,800 habitantes; en los alrededol'es de la bahra de Batangas habia 5,600 almas; al paso que en las cercanias del rlO y lago de Bombon (Taal) fle encontraba una de las mayo res poblaciones de todas las localidades, la cual ascendla a 16,000 habitantes. Su potencia puede verse en vista del hecho que muchos anos anteriores hablan expulsado al feroz joven soldado Salcedo. En las Calamianes se cobraron 2,500 tributos y con" los Negrillos" que bacen una poblacion como de 10,000 almas, siendo probable que estos incluyen las colonias establecidas en la costa norte de Paragua. Debe notarse otl'O distrito mas del archipielago, es decir, la costa oriental 0 PacIfica de Luzon. En esta costa ~e encontral'on unas cuantas colonias muy antiguas de Tagalos, cuya poblacion desde aquella fecba hasta ahora ha permanecido casi estacionaria. Mauban contema 3,000 almas; Casiguran tenia 2,000, y Baler con tenia casi el mismo numero. Otros datos que proporciona esta Relacion muestran que aun en aquella fecha habla 140 frailes misioneros en las islas, pero que de las 267 encomiendas 161 carecian de instruccion cristiana. De este numero de encomiendas, 31' pagaron tributo al Rey y 236 10 pagaban a particulares. Habia 12 alcaldes mayores y 15 teniente alcaldes para la admi-


454

POBLACI6N.

nistracion de justicia y e1 gobierno del pais. En las ciudades que se hn.bian fundado para ::;er la l'e::;idencia de los Espafioles, la de Manila tenia como 300 habitantes europeos; Nueva Segovia tenia muchos residentes espafioles, numero que se hace dificil determinal', puesto que Vigan 0 Villa Fernandina solo tenia 5 0 6 residentes; Nueva Caceres tenia como 30 y un convento de Franciscanos; Cebu tenla un 11ume1'o igllal, y Arevalo, que e~taha situada muy proxima a In actual ciudad de 110110, tenia poco m{ts de 20 habitante.s. En aquella epoca se dijo que haMa 3,000 Chinos en las islas, 2,000 en Manila en ::;ll barrio denominado el Parian y 1,000 m:ls en ot1'as partes de las islas. El sistema de encomiendas p1'evalecio en las Filipinas desde la epoca de Legaspi hasta principios del siglo diecisiete. Entonces cayo este sistema, debido a los repetido::; asaltos de los frailes misioneros. Al principio de la conquista, los misionel'os, ofreciendo un gran contraste con los beneficios de que mus ta.rde gozaron, parece que no recibJan ninguna renta del trabajo de sus pl'oselitos. ASl pues, tanto pOl' motivos de interes propio como pOI' humanidad, se opusieron a las encomiendas, y en sus escritos de esta fecha tenemos descripciones ba8tante negras del tratamiento y estado de la poblacion iilipina bajo este sistema de gobierno primitivo. Es de notal' que el numero de nath'os que se asignaba a un solo encomendel'o en Filipinas ora grande. POl' un decreto de 1512, el Rey Fel'l1ando de Espana habia pl'ohibido que nadie, sea cual fuese sn ran go, podia tener mas de 300 indios de America en ninguna isla. (Este decreto aparece en los Documentos Ineditos, tomo I, pagina 236.) Pero en las Filipina::; un solo Espanoillego a tener 1,200 tributantes en una encomienda. Los misioneros acusaban al encomendero de bus car ganancias excesivas y la falta de cumplimiento de los deberes que las Leyes de Indias les imponia, a saber, el adelanto espiritual y temporal de los nativos que se les habian cencedido en encomienda. El malestar de los nativos bajo este sistema ::;e echa:ba de verde varias maneras. Con frecuencia abandonaban f;US aldeas donde se les oblig'aba a pagar tribut08 y a trabajar con rigor, y so iban a otras regiones 0 islas. Este hecho explicaria en Uluchos casos la repentina disminncion de poblacion en ciertas com areas y pro\'incias despues de la ocupacion por los Espanoles. Ya8eaque ~c fueron0 remontaron i':iimplementeal interior,oquesetrasladaron a otras localidades fuera del alcance de dichos encomenderos, es 10 cierto que ell'esultado para Ia poblacion fue ig-ual. Sus quejas so yen tambien en los frecuentes le\'antamientos que ocul'l'ieron en los {lltimos anos del siglo dieciseis, pOl' ejemplo, los levantamientos eran casi continuos durante el aiio 1583. EI gobernadol' Santiago de Vera que llego el ano sig-uiente, trajo ordenes del Rey para efectuar Ia refonna del sistema y castigal' a ciertoB encomenderos, entre los cuales


;l'RIBUS CRISTIANAS 6 CIVILIZADAS.

455

so (menta el de Abuyo, Leyte; pero a pesar de las reformaR, 10:-; nati"OS de Palllpanga y los do Manila se unieron a-los comerciantes malayos mahometanos procedentes de Borneo y tramaron el plan de incondial' Ia ciudad y destruir a los Espafioles. Ambas costas de la isla de Samar y la isla de Leyte se revolucional'on otl'a vez. En este lug-ar los indios so habian indignado con motivo de la injusta cobranza de trihl1tos que :-;0 pag-aban en cera, siendo asi que el peso de esta se detel'minaba con una romulla falsa. Expulsaron al encomendero de la isla J este eHcapo milagrosamente con la vida fugandose en una banca a la isla de Cebll. Tl'e:-3 afios despues, la isla de Leyte se declaro otra vez en robelion, y en 1589 Cagayan se indigno al extremo de declararse ell l'cbelion, y en Ia poblacion de Dingnis, en lloros, los nativos se lcvantaron contra los recaudadores de tributos y matal'on a seis Espanoles del pueblo de Vigan. (Zuniga, Hist01'ia de Filipinas, paginas 157 y 165.) En 1583 Domingo de Salazar, primer obispo de las islas, dirigio al Rey una amal'ga qneja contra los encomenderos y la administracion civil en conjunto. -(I(elaci6n de laS Oosas en Filipina..'1 en el A1'chivo del Bibli6filo Filipino, tomo III.) EI obispo se quej6 de que en los ric08 campos de Bulacan y Pal,1lpanga, gl'andes cuadrillas de obreros habian sido. obligados a cor tal' la madera pai'a la constl'uccion de flotas que habian de llsar los gobernadores en sus expediciones al sur, y para la captul'a de la:'! Molucas; que el gobernador -Ronquillo habia hecho entl'ar fOl'zadamente a muchos indios en las minas de Ilocos, donde los indios hablan muertos a causa del trabajo 0 habian vuelto en un estado de debilidad tal que no les era posible sembrar sus campos de an路oz. E1 bambre y la inanirion habian hecho estragos en todo el valle de lu Pampanga, y en la sola encomienda de Guido de Lavezares mas de 1,000 indios hnbian mum'to de hambre. Salazar dice ad ems,s que a los natiYOB se les sometio a terribles tOl'turas pOl' dejal' de pagar los tributos 0 se les vendieron como esclavos. "Lleg-an basta cobraI' tributos de los paryulos y de los ancian-os y de los escla vos, y muchos no-se cas an porque tienen que pagal' tributos y otros se ven ohligados a matar a sus hijos." (Relacion, paginas 13 y 14.) A pesar de estos malos informes de las islas bajo el sistema de oncomiendas, la poblacion parece haber aumentado lentamente y ti pl'incipios del sig-lo diecisiete pal'ecia haberse establecido mas permanentamente en sns hogares, haberse distribuido mas extensamente y adquil'ido mayor importancia. Los hailes misioneros que vinieron en gran nlnneI'o, ya a fines del sig-Io hablan fundado muchos de estos centl'os de poblacion que de entonces aca se han convertido en pueblos. Los primm'os misioneros fueron los Agusti~os, y muchos de estos frailes "iniel'on con Legaspi. A eUos les siguieron los frailes de la orden de San Francisco. Entonces vinieron los pl'lmeros Jesuitas, en com-


456

POBLACI6N.

paula del primer obispo en 1580, cuyo numero era reducido y a.l principio cared a de recursos. Despues de los Jesuitas vinieron los Dominicos y ultirnamente vinieron los Recoletos oAgustinos descalzos. El Archipielago fue dividido entre estas ordenes con el fin de establecer misiones y para efectuar la civilizacion de los nativos. Los Agustinos tenian muchas parroquias en las islas Visayas, casi todas las ilocanas y algunas parroquias de Pangasinan y todas las de Pampanga. Los Dominicos tenian unos cuantos curatos en Pangasinan y todos los del valle del rio Grande del Cagayan. Los Franciscanos tenian conventos e iglesias en las cercanias de Manila, en Laguna de Bay, y desde alll hacia el sur a traves de Camarines. Al principio los Jesuitas fueron asignados a las parroquias de Taytay y Los Banos, pero en 1592 se envio un Jesuita a la encomienda de Tigbauan, en la isla de Panay, y despues se enviaron otros a Cebu, Leyte y Samar. La relacion historica mas antigua de las Islas Filipinas (La Relaci6n de las Islas Filipinas) la escribio uno de los Jesuitas, el padre Pedro Cbirino, y fue publicada en Roma en 1604. De esta valiosa relacion podemos obtener algunos informes acerca del numero y el estado de 10:> nativos a fines del siglo. Chirino habla brevemente de las Islas en general y dice que la menciol?adas y mas pobladas eran "Manila, Mindoro, Luban, Marin uque, la isla de Fuegos, la isla de Negros, Cnimaras~ la isla de Cabras, Masbate, Capul, y Ibavao (Leyte), Bohol, Panay, Cagayan, Cuyo, Calamianes y Paranan, sin mencionar algunas de menos importancia, aunque estaban pobladas, que en su totalidad ascenderian a cuarenta 0 mas; adem as de otras i~las que no estaban habitadas, algunas de las cuales eran pequeuas y otras de un tarnafio regular." Tig'bauan, que esta' situada a 14 millas al oeste de IloIlo, en la epoclt en que escribio Chirino tenIa una poblacion considerable de Negritos, entre la cual y la poblacion malaya de la costa algunas veces habla guerra. Despues Chirino fue trasladado a Leyte, que en aquella epoca era la isla mas populosa de las Visayas. EI hace alusion a ella y dice que" esta poblada de muchlsima gente." "Y asi pues," dice cl, " los pueblos no estan muy distantes unos de otros yen ninguno de ellos falta una gran arboleda de palmas y uu hermoso y transparente rio." Los J esuitas establecieron cinco colonias en esta isla, es decir, en Dulag, Carigara, Palo, Alangalang y en Ormoc. POl' desgracia las desrip. ciones de Chirino son muy indefinidas. POI' ejemplo, 131 alude aIbabao, como la costa occidental de Samar se denominaba entonces, y di<.:e que era "grande y estaba bien poblada, y que por todos lados tenia islas adyacentes que tambien estaban pobladas y muy dispuestas a la evangelizacion." El primer Jesuita que se establecio aqui fue el padre Francisco de Otaso en la aldea de Tinaogan. Poco tiempo despues de habel' comenzado sn obra una epidernia arraso toda la isla. Chirino dice que de los que murieron Otaso buutizo a 1,000. Sus descripciones


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

457

de ]a poblaci6n concuerdan con la relaci6n de encomiendas, la cual clemuestra que Ley teOy la costa occidental de Samar han sido mas populosa que ninguna otra parte de las islas Visayas con excepci60 de Panay del Sur. Su descripci6n de la isla de Bohol, en la cual se dice que estaba poblada de mucha gente, se hace todavla mas dificil de creel', puesto que como ya hemos visto, en la epoca de la llegada de Legaspi, la poblaci6n era muy escasa, y en 1591 al parecer no habia ninguna. Chirino dice que en ocho meses la pob1aci6n de Baclay6n se convirti6, junto con sus barrios, aSl como Loboe, que estaba construida en un rio" en el eual hay mas de 3,000 almas." Habia algunos caciques nativos bajo cuyo dominio estaban grande~ pueblos, como los rajaes de Cebu y Manila, pel'o la mayor parte de la poblaei6n estaba esparcida y siempre se mostraba dispuesta a internal'se en los bosques. POl' esta raz6n la primet'a tarea del padre Cosme de Flores, del pueblo de AnangaJang, segun describe Chirino, fue reuoir la poblaci6n eo un pueblo, 10 cual efectu6 y despues instruy6 a los habitantes en la religi6n cristiana. As! pues, en el ano de 600 se formaron dos pueblos de 300 casas cada uno y un tercer pueblo que tenia 500 casas que contenfan 4,500 almas y de estas ellos bautizaron aquel ano mas de 100.

Esta relaci6n del estado del pueblo antes de la llegada de los Espanoles concuerda enteramente con el presente estado de las tribus pl1ganas de Mindanao, cuyos hogares estan esparcidos pOI' todas las colinas y bosques, y jamas se encuentran en comunidades fijas, y en su obra misionera en estos ultimos anos en la costa oriental de Mindanao yen el golfo de Davao, los Jesuitas han seg'uido la misma politic de reunir primero la poblaci6n y estimularlos a establecer pueblos ensenandoles a construir casas y una iglesia, y despues de tomar estas medidas, 6 dar estos pasos hacia la civilizaci6n, proceder ala obra de su conversi6n. No cabe duda de que de esta manera se formaron muchos de los pueblos en las Filipinas. Sin embargo, tenemos relaciones de co10nias anteriores a la llegada de los Espanoles en las cuales la poblaci6n, a la manera de las aldeas de Moros de la presente epoca, t,enlan sus casas muy pegadas a las riberas de un rio navegahIe. Creo que la manera pOl' muchos conceptos interesante de estos pasos que se dieron hacia una vida ordenada de los nativos, se echa de vel' en la formaei6n 6 reuni6n de la poblaci6n de Bohol. Como a fines del siglo dieciseis el obispo de Cebu se dice que visit6 ocho pueblos fundados poria Soeiedad de Jesus yen ellos confirm6 a 3,000 proselitos. Las aldeas en esta isla parecen haberse reclutado de leis nativos salvajes esparcidos en el interior que venian a las costas y se establecian bajo la jurisdicci6n de los misioneros y tam bien mediante la eolonizaci6n de los marineros malayos. En las ultimas paginas de su libro, Chirino haee menci6n de la plaga


458

POBLACI6N.

qne durante ~iglo.s habla de diezmal' la poblacion de las Visaya~. Sus enemigos, dice Chirino, "eran los indiqs de la isla de Mindanao que se reunieron con las isla.s de Terremtte y Muluco clonde profesaba.n la fe de Mahoma. Entre ese pueblo se formo una armada de 70 buques pequenos que al bajar a estas Islas que estan sujetas a.l gobierno de Manila h1cieron mucho dana en el ano de 1600. Destruyeron el pneblo cle Banta.yan y los caserlo~ construido::> en el 1'10 de Pana.y en el cnal quemaron las iglesias." Ellos navegaron por la costa alrededor de otra"l isla,:; robanuo y destruyendo, y pOl' {t1timo se llevaron como cautivos "a 1,200 almas." (Relaci6n de las Islas FI:lijJinas, pagina 222.) A principios del siglo diecisiete se escribio una relacion touavla mas valio::>a de la de Cbirino. Dicha ÂŁamosa relacion se titula " 8ttcesos de l([s L~las Ftlipinas," por el Doctor Antonio Morga. Esta relacion fue escrita en una epoca en que Manila estaba en el apogeo de BU prosperidad y poder. En 1580, pOl' virtud de la anexion de Portugal a Espana, Manila vino aser Ia capital de todas las colonias espanolas y port-nguesas del Oriente. En esta epoca Manila era mas importante desde e1 pun to de vista comercial que cua1quiera otra colonia europea al este del Mediterr!lueo. Espana no ,ruso trabas al comercio en los primeros anos de~ siglo diecisiete, y el comel'cio de Manila con todos los paises orientales "desde e1 J apon basta la India era notabilisima. EI comercio entre America yel remoto Oriente todo paso durante cierto tiernpo pOl' el puerto de Manila.. Este comercio era muy codiciado por las colonias espanolas de Mejico, Per6 y Chile, pero los egoistas y rapaces comercianteH de Espana infiuyeron de talmanera 1a polltica de Ia madre patria que ahogaron este comercio e impidieron durante mas de doscientos a,nos el legHimo desarrollo de las islas. Desde principios del siglo diecisiete hasta el ano de 1837 las Filipinas pel'manecieron bajo las garras de un monopolio injusto que no solo impidio el desarrollo productivo del suelo, sino que mantuvo a los Filipinos redncidos-a un n6mero consiguiente a un pueblo que no produce mas de 10 que diariamente consume. Si hay alguna leccion que aprendel' de 10 que queda expuesto y de cua1quier otro estudio de aumento de pohlacion en un pais fertiI y tropical, consiste en que la poblacion aumenta en proporcion directa de la produccion agricola y la exportacion. Los in formes parroquiales de las ordenes l'eligiosas que -cjtan el nllmero de almas que haMa dentro de su jurisdiccion eclesiastica, suministran una continua relacion del crecimiento de pohlacion en to~as las provincias. Una de dichas relaciones que ha sido pub1icada merece especial mencion por cuanto trata de la poblacion en las inmediatas cercanlas de Manila y el centro de Luzon. Esta relacion es un memorial intitulado ".E'ntmda de la 8erafica Reliqion de Nuestro F S. Francisco en las Islas Filipinas (Retana, A'l'chivo del B iU i6filo Fi! t-


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

459

pino, tomo I.), manuscrito an6nimo que lleva la fecba de 1649. Hace un resumen de la obra de la orden Franciscana en las Filipinas desde la epoca de 1a llegada de estos misioneros en 1577 basta mediados del siglo diecisiete. La introducci6n es digna de citarse aqui, pOI' cuanto cxhihe, como efectivamente 10 hace, los motivos que indujeron al envlo de misioneros a. estas is las y a. su metodo de operaci6n a su Begada: La sagrada Majestad de Nuestro Rey y Senor, Felipe II, fue movida pOl' su gran celo cristiano y cat61ico {l fundal' este reino de Filipinas y establecer en ella doctrina evangelica pOI' medio de nuestro serafico padre, San Francisco. Con este fin Su Majestac1 en vi6 al padre Pedro de Alfaro con 17 hijos religiosos de la provincia de San Jose de Jos frailes descalzos. Trece de e110s eran clerigos, dos coristas y dos liermanos legos. En el viaje murieron seis religiosos; pero en Mejico se les unieron seil':! mas y llegaron a Manila el dla 2 de agosto de 1577. Se alojaron en Wla casa de harnbu, donde el mariscal Don Gabriel de Rivera les construy6 Wla iglesia de madel'!\. y el padre Alfaro comenzo su misi6n, distribuyendo todos sus companeros pOI' todas Jas provincias del reino, los cnales cogiendo a los indios procedentes de las partes mas asperas de las montafias y convirtiendolos en poblaciones fijas, los bautizaron e instruyeron en los misterios de nuestra santa religi6n y construyeron iglesias y org:l.llizal'on pueblos. En la actuaLidad La provincia administra en estas islas 52 'parroquias en la forma siguiente.

El territol'io que esta :1. cargo de los Franciscanos, segun esta 1'elaci6n, se divide en dos distritos denominados Provincia de Tagcbios, y Provincia d~ Oa?llarines. :u~ lista de parroquias comienza con el "COI1vento de Nuestra Senora de la Candelaria de Dilao," el Paco actual, que es un suburbio de Manila. El decano, Don Francisco de Arellano, fund6 esta mision a su propio costo con la iglesia y casa de piedra. Esta situada fuera de las murallas de la ciudad de Manila. Le pagan 300 tributos, que hacen un total de 1,200 personas de todas edades. En este convento se administran los servicios religiosos a los japoneses cristianos con su propio ministro japones que los dirige. En dicho convento viven permanentemente cuatro religiosos. A tres cuartos de legua a 10 largo del rio de Manila esta el conyento de Nuestra Senora de Loreto de San Palok (Sampaloc), iglesia y casa de madera que fund6 el mariscal de campo, Don Pedro de Gomez it su pro pia costa junto con una pequefia capilla que estaba, a media legua de alIi. Aquf se administran sel'vicios religiosos a 200 personas que pagan tributos, que ascienden a 800 personas de todas edades. En este convento vive Wl padre. Un poco mas arriba del rio se halla el con vento de SaJ;lta Ana de Sapa, iglesia y casa de piedra que construy6 el almirante Don Juan Pardo de Lasada a su propia C:lsta. Cobra 200 tl'ibutos, que asci end en Ii 800 almas de todas edades. En este convento vive un religioso.

Estas citas nos dan una idea muyexacta de aquellos suburbios de Manila tan populosos e importantes en la actualidad para l'esidencias particulal'es, que en aquellos tiempos eran pequenas aldelOtS que_ conten Ian unos cuantos centenal'es de almas. Al sur de la ciudad, pero bajo otl'OS administradol'es eclesiasticos, estaban las pequenas aldeas de Bag-umbayan, que mas tarde se llamaron Ermita, en honor del convento de los Ag-ustinos, y Maalat (Malate). Al norte, en la municipalidad actual de Bulacan, los Franciscanos tenian otros cargos. El convento de San Dieg"o de Polo tenia una


460

POBLACION.

iglesia y casa de piedra, cobraba 300 tributos y tenia una poblacion de 1,200 almas. En este punto Ia relacion dice que los obreros chinos cristianos reciblan instruccion separada, y en este convento vivIan constantemente dos religiosos. A 11egua de distancia de alH estaba el convento de San Francisco de Meycauayan, que tenIa una pequefia capilla en las montafias. Se cpbraban 130 tributos de 600 almas. Dos leguas mas distante estaba el con vento de San Martin de Bocaue, que tenia 700 almas. En todas estas colonias reconocemo:; nombres que aun existen. Debe notarse que los piadosps misioneros adoptal'on los mismos nombres antiguos de lugares pOl' los cuales los nativos conodan estos sitios y a elIos les agregaron el nombre de un santo que ha venido a sel' el patrono del pueblo. Sin embargo, no es menos interesante contemplar como el nombre nativo del lugar ha subsistido en la mayor parte de los casos, mas bien que el nombre del santo. Polo, Meycauayan, Bocaue, y Samapa,loc son en la actualidad los nombres de estos pueblos. Sin embargo, en el caso de Santa de Sapa,Ia parte cristiana del titulo ha sobrevivido y no la parte nativa. Todo el valle de Laguna de Bay estaba bajo el mando exclusivo de los Franciscanos. Tenian a su cargo los conventos de Santa Ursula de Binangonan, que tenia 150 almas; el de San Jeronimo de Morong, que t"enia 400 almas; el de San Ildefonso de Tanay, que tenia 340 almal:l; el de Santa Maria de Magdalena de Pililla, que tenia 1,200 almas; el de San Antonia de Pila, que tenia 800 almas; el de Santa Cruz, que tenIa 600 almas; el de San Francisco de Lumban, que tenia 2,000 almas; el de Santiago de Paete, que tenia 1,000 almas; el de la Natividad de Pangil, que tenia 1,800 almas; el de San Pedro de Siniloan, que tenia 450 a..mas; el de Santa Maria de Mabltac, que tenIa 800 almas; el de Santa Maria de Caboan, que tenia 450 alma:;; el de San Bartolome de Nagcarlan, que tenia 2,800 almas; el de San Juan Bautista de Lilio, que tenia 1,200 almas; el de San Gregorio de Majayjay, que tenIa 4,000 almas; el de San Salvador de Cavinti, que tenia 450 almas, y el de San Luis de Luchan, que tenia 1,600 almas. Estas colonias que entonces eran pequefias estaciones misioneras, que tenian una ig'lesia y un convento y generalmente dos frailes misioneros, y que en la actualidad se han convertido en ciudades grandes y notables, eran en aquella epoca en su mayor parte, segun puede verse, aldeas pequefiisimas. La mayor de ellos era MajRyjay, que tenia 4,000 almas, pero la mayor parte de ellos solo contenia de 150 a 800 almas. Toda la enumeracion da un total de 22,440, cifra que, segun se notara, resulta menor que el calculo que se hizo en la epoca de la conquista de Salcedo y menos de la mitad de la poblacion calculada en 1591. En la actualidad esta misma region contiene una poblacion de mas de 203,000, es decir, desde 164:9 se ha multiplicado como nueve veces. Sin embargo, bas tara fijar:;e un poco mas en e.sta ruisma memoria


â&#x20AC;˘ TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

461

para notar que una gran region de Luzon donde la poblacion durante 10:-; tre:-;cientos affos 61timoi::i ha permanecido casi estacionaria. Esta es la costa del Pacifico 0 la contracosta de Luzon, al norte de la provincia de Am h08 Camarines. Segun ya se ha indicado, cuando los Espafioles llegaron, estas playas silvestres y casi desiertas contenlan na;-da mas que um1S cuantas colonias tagalas que han permanecido casi en su eshldo y tamano primitivo durante trescientos cincuenta afios que ban transcurrido desd..0 que 8alcedo las vio pOl' vez primera. En el siglo diecisiete los Franciscanos se bicieron cargo de su j urisdiccion eclesiastica. EI expresado memorial dice aSl: En la costa del mar esta el convento de San Buenaventura de Mahuban, que tenia 200 tributos, es decir, 800 personas. Tanto la iglesia como la casa son de bambu, porque el pueblo fue quemado por el enemigo, los Holandeses. En este convento hay dos religiosos. A 10 leguas de aquf, en la ribera del mar, esta el convento de San Marcos de Binangonan: a este convento le pagan 120 tributos, es decir, 400 personas, y bay una pequefia capilla a una distancia de 8 leguas por mar y 10 leguas por tierra. En dicho convento bay un reHgioso. El con vento de Cadiguran de San Antonio esta a 24 leguas por mar y Ie pagan 320 tributos, 6 sean 712 personas, y tiene una iglesia y casa de bambu. AU( no hay mas que un religioso, porque su compaiiero esta establecida cielta di~tancia mas alla en la pequefia capilla denominada Palanan, ala cualle pagan 250 tributo'S, que representan 700 personas.

Estas cifras en cuanto a la poblacion son menores que las que se consign an .en la relacion de encomiendas en 1591. La historia de estas cuatro pequefias colonias ba sido un tanto vaga. EHas no han efectuado casi ninguna conquista de los bosques ni del suelo. Si la poblacion coni::iumio todos los medios regulares de subsistencia., tiene que habel' emigTado constantemente. Sin embargo, me indino a creer que la ley natural que mantiene la poblaci6n justamente hasta el lImite que permiten los recursos de 1a localidad ba hecho su efecto en esta costa. Ha quedado intacta y pOl' consiguiente los grandes cambios economicos no la han afectado, y la gran prosperidad agricola que ha convertido otras partes del Archipielago en regiones famosas y de exportacion tampoco la ha afectado. La unica poblaci6n que muestra un aumento notable en cuanto al numero de sus babitantes es MauMn. En una epoca parecia que Binangonan, que en la actualidad se llama Infanta, pudo babel' adquirido cierta importancia como puerto de entrada para las Filipinas. El gobernador Arandia anuncio el proyecto de trasladar el arsenal de Cavite a este punto, hacer que los gale ones procedentes de Mejico arribasen regularmente aqul y trasladar sus pasajeros y pl'ovisiones a tl~aves de 1a tierra basta Laguna de Bay. Esto se deseaba hacer a fin de evitar los peligros de los piratas en e~ estrecbo de San Bernardino. En realidad de verdad, 108 galeones espafioles algnnas veces se vieron obligados a entrar en esta costa pOl' sus perseguidores. El g'ale6n que trajo al famoso padre


462

POBLACI6N.

Navarrete a las islas en 1646, se bar6 y quem6 aqui para escapar la captura, habiendose perdido parcialmente el rico cargamento que se trajo de Mejico. Sin embargo, la comunicaci6n entre Laguna de Bay y Binangonan todavla permanece ]0 mismo que en la epoca de Salcedo, es decir, un aspero camino de montana horriblemente plagado de sangucjuelos. Los nombres . de estas humildes y aisladas comunidades dcben ser muy familiares para los oldos americanos. :Fue en Baler precisamente donde los insurrectos capturaron al infortunado teniente Gillmore y a su expedjci6n. Fue en Casigur~n, mas hacia el norte, donde el general Funston con su fuerza de Macabebes desembarc6 para sorprender a Aguinaldo, y en Palanan, mas arriba poria costa, donde se efectu6 la captura. Aqui, pOl' desgracia, no puede hacerse mas menci6n de los informes del memorial franClscano relativo a las otras parroquias hacia el sur pOl' las Camarines y Tayabas. Muchas comunidades a 10 largo de am bas costas fueron invadidas pOl' los Holandeses. Se dice que las iglesias y los hogares de los clerigos con frecuencia han sido quemados. No solamente los Holandeses sino tambien los piratas de Mindanao contribuyeron al pillaje de estas costas. Se construyeron fortalezas y murallas para la deÂŁensa contra el enemigo, y las colonias se trasladaban al interior a gran distancia de la costa a fin de que los bugues invasores no pudiesen llegar Ii ellas. En esta relaci6n, se dice que la poblaci6n total de Camarines desde Paracale al sur hasta la extremidad de Albay asciende a 33,610. En la actualidad estas mismas regiones contienen una poblaci6n que no BaJa de 589,000, es decir, diecisiete y media veces mas que la poblaci6n que habla hace doscientos cincuenta y cuatro anos. Creo que este aumento aSl como el gran aumento de poblaci6n que esta pemnsula del sur de Luz6n tiene en la actualidad, ]0 explica el heeho, de que la abertura del comercio de estas is las vino a dar gran prominencia al cultivo y exportaci6n de abaca que produce mucho, y es superior en las regiones de Albay y Sorsog6n. Los siglos diecisiete y dieciocho no s610 fueron siglos de oscurantismo para las Filipinas sino tambien de un largo perlodo de decadencia. Segun ya se ba indicado, el gobierno espanol destruy6 el comercio de Manila. Limit6se el comercio al buque anual que viajaba desde Acapulco hasta Manila y de esta Ii Acapulco. La administraci6n no s610 era corrompida, egoista y deficiente, siendo aSl que se provocaba constantes disensiones con la iglesia, sino que las rentas de la isla arrojaban un deficit ano tras ano. En ningun tiempo antes del sig'lo diecinueve pudo el gobierno colonial de Filipinas cubrir sus propios gastos. Una subvenci6n que se denominaba el situado, fue sUll1inistrado anualmente pOl' el gobierno de Mejico, de:l cual depencHan tanto econ6mica como administrativamente las Filipinas. Esta subvenci6n vema de Mejico en plata mejicana que constitula el cargamento del


TRlBUS CRlSTlANAS

6

CIVILIZADAS.

463

galeon a sn regreso de Acapulco, y servia para mantener en las islas la poblacion c'"'paflola y mel:ltiza. 1 Las industrial:! y la agricultura se c:-,timulaban tan poco en lal:! Filipinas que decada tras decada estas islas dependlan en cllanto a las provisiones de boca de la China, y una gran parLe del situac10 pasaba anualmente de las Filipinas a manos de los Ubinol:l, que venlan a ellas para hacer negocios. No habfa exportaciones de productos filipinos. Hasta a los ciudadanos espanoles se les prohibla establecerse en el pals con el fin de desarrollar sus intereses ag:ricolas, y tan celosos se mostraban los frailes respecto de sus parroguias, que I:!e oponfan energicamente a la colonizacion de otros individnos que no fueron eHos mil:>mos en las provineias. Ademas de la paralisis que existfa en los asuntol:> interiores habla los atropellos incesantes que llevaban II cabo los Moros. Este estado de cosas duro easi sin interl'upeion desde prineipios del siglo diecisiete hasta mediados del sigolo dieeinueve. No tenia llmitei:i la audacia de estos piratas y el gobierno espaflol nunea poseyo los reeursos, el valor moral, ni el poder para defender las islas. La eaptura que los lngleses 11icie1'on de Manila en 1762 contribuyo un tanto a romper este largo perJodo de paralizaci6n, y los cambios que en Europa se efectuaron con motivo de la revoluci6n franeesa junto con las revoluciones del gobiel'l1o en Espana produjeron aqui sus naturales efectoR, y fueron causa de qVe se efeetuasen cam bios que comenzaron a haeerse sentir pOl' 81 mismos en los primeros anos del giglo diecinue.-e. Tenemos la fortuna de poseer una excelente descripci6n del estado de las islas bajo el antiguo regimen de los misioneros. Esta e::; el famoso E'Jtadis1no de las blaB Filipinas, por un historiado1' ag'ustino, el padre MartInez de Zuniga. (" Estadis17w de las blaB Fi,Upinas 6 1nis viajes por este pais, pO?' el padre F R . Joaq'l.dn J!拢artinez de Zl.tiiiga, Agustino calzado." Publica, esta obra pm' primera vez extensamente cvnotada Tv. 1':. Retane. Dos tomos, 1893.) Esta obra fnc escl'ita en 1803, mas 6 menos, y, aunque se han sacado otras relaciones de las islas de estos manuseritos, como pOl' ejemplo el IJiccionCl1'io de Buzeta, dicha obra pl'opiamente dicho no vio la luz hasta que se pnblic6 hace UllOS cuantos aflos. Como arriba se ha indicado, en la epoca en que :Zuniga escribio, la ac1ministraci6n de las i::;la::; y las 'condiciones que rodeaban la vida y los pl'oductos de los natiyos hablan sufrido muy pocos cambios. EI cultivo del tabaco se habla introducido en las islas, pero este era enteram~l1te 1 Para los Espauoles una persona que descend fa de una madre filipina y padre chino se c0I111da ("01))0 mestizo; si el padre era espanol y la madre filipina, se Ie lIamal>a espailol-filipino. ~i el padre era de cualrtuier otra nacionalidad la persona lo"ra ('onHi<lenl(la C0l110 filipina 6 india. Descle la oc:upaci6n americana se ha establccid:1 1:1 ('?stlllUhre d~ lIamar mestizos a todas las personas de padres extranjeros Y lllaures filiplllas.路-Et DL7'ectot'.


464

POBLACI6N.

un monopolio del g'obierno y estaba bajo el poder, con el mayor rigor posible, de los administradores de las rentas. Se castigaba severamente e1- cultivo particular del tabaco. EI gale6n de Acapulco todavla hacia su viaje anual entre Manila y Mejico y todo el comercio de las islas se limitaba practicamente a esta ruta pOl' mas que algunos anos antes el gobierno espanol al adoptar una poHtica diferente relativa a la industria y comercio de las islas habla autorizado debidamente la Real Compania de Filipinas y concedldole un monopolio de todo el nuevo comercio estimulandola para que desarrollase productos para la exportaci6n desde las islas. Esta companla no tuvo exito, y en la epoca en que Zuniga hizo SUi> viajes no habla producido realmente DiDgun cambio en la agricultura en las Filipinas. Algunos an os antes, el gobernador Basco habla ideado vario:; proyectos con el fin de estimular la agricultura. Su plan general econ6mico tenIa pOl' objeto el estlmulo del cultivo del algod6n, la plantaci6n de la mora y la propagaci6n del g'usano de seda, aSI como el cultivo de las especias y la cana de azucar. En 1780 fund6 la Sociedad Econ6mica de Amigos del Pals, que ofreci6 premioi> a los que tuvieran exito en dichas empresas. ASI pues en todos estos movimie'ntos advertimos los comieDzos de cam bios radicales, que habian de transf0rmar la indole de las islas, pero que entonces no hablan empezado a funcionar practicamente. Las Filipinas todavla e::;taban practicamente en el mismo estado en que hablan permanecido desde mediad os del siglo diec~iete. Las parroquias todavla estaban bajo la administraci6n paternal de los frailes. El gobierno central de Manila no sabia practicarnente nada del estado del pais excepto 10 que sabla pOl' conducto de estos curas misioneros. Todavla no habla empezado la pl'oducci6n en exceso del consumo local, y la poblaci6n aun era pequena y aumentaba lentamente. Segun 10 expresa Zuniga, basado en los tributos, y calculando cuatro almas pOl' cada pago de tributo, en el ano en que el escribi6 que hara probablemente cien anos, la po blaci6n ascendla a 1,561,251. Zuniga hizo sus viajes en compania de un oficial de la marina e::;panola apellidado Alava, que habla sido enviado al mando de una escuadra espanola y que manifest6 un deseo extraordinal'io de vel' alg'o del Archipie.lago mas aHa de los alrededores de Manila y Cavite. En su primer viaje fueron de Pasay a Muntinlupa, pOI' las playas de Laguna de Bay y desde alH fueron a Calamba yasI sucesivamente pOI' ]a provincia de Batangas. La relaci6n de sus viajes a traves de estos rico~campos contiene abundantes descripciones de frutas y plantas nativas, pero es de notal' que ninguna de estas son pl'oductos que hayan venido a sel' famosas para la exportaci6n. Zuniga dice que la poblaci6n de la provincia de La Laguna en aquella epoca ascendla a 58,912. Esto representa solamente 10,00{) almas maR que 10 que se ha bla consignado en el primer empadronamiento de encomienda:; en 1591. Al


TRIBUS CRISTIANAS

0 CIVILIZADAS.

465

principio de eHtc informe hemos visto que la region de Laguna de Bay en la epoca de la conquista era notable por su poblacion. Esta poblacion en IOH afio~ siguientes, disminuyo rapidamente en vez de aumentar. La relacion de las misiones de los Franciscanos, segun ya hemos visto, Holo da un total de 22,440 almas. En 1735 un historiador franciscano dijo que a~cendia a 32,488 almas. En Ia actualidad la poblaci6n es sin duda tres veces mayor que 10 que era hace cien afios. La pohlacion de Batangas que antes, habra sido muy pequena, empezo a aumentar. TaaI, que siempre habra sido notable por su poblat:ion, tenia pOl' 10 menos 14,000 almas. Son interesantes las palabras del mismo Zuniga en las cuales hace un rptmmen de Ia pohlacion de las dos provincias, como sigue: Los indios de Laguna de Bay hablan el idiom a tagal0 y descienden de los de l\Ianila y de la misma nacion que los de Batangas y Mindoro. Tienen las mismas supersticiones que los otros, las mismas costumbres, los mismos alimentos, el mismo traje y observan las mismas costumbres en las ceremonias nupciales y funebres. En cuanto a su dieta no son tan miserables como los de Batangas, puesto que el lago les suministra mucho pescado que viene a aumentar sus comestibles. Los individuos que pagan tributos ascienden a 14,392 indios y 336 mestizos. En el ano de 1735 habra 8,]22 que pagaban tributos, pero como quiera que el pueblo de San Pablo se ha trasladado e incorporado Ii l,a provincia de Batangas, no es estrafio que el aumento de esta provincia no pueda comp'aTarse al de Batangas. En verdad que aun tomando en consideraci6n este hecho, e iste una gran desproporcion entre 131 proporcion de anmento de estas dos provincias. Batangas en el mismo ano (1735) tenia 3,151 indio viduos que pagaban tributos y en la actualidad tiene 15,465, y es mayor que La Laguna. Aun prescindiendo del pueblo de San Pablo, es que tiene 1,500 individuos qne pagan tributos, y agregalldo estos {L los otros se vera que Batangas ha aumentado considerablemente lll<lS pronto que la otm. No me es posible descubrir la causa que ha producido esta diferencia y solo me es dado supouer que el hecho de que La Laguna tiene muchos pueblos pequenos, doude los infortunados nativos suh'en mucho a causa de los poloa y servicios y que Batangas tiene pueblos gran des donde no Se molesta tanto los habitantes, ha sido la causa del mayor aumento de poblacion en una provincia respecto ,1, la otra. Batangas tiene unicamente diez pueblos, al paso que Laguna tiene casi treinta.

En la actualidad la distribucion de la poblacion de Batangas muestra que su~ aumentos han sido recientes. Los pueblos grandes, donde la poblacion es densa, tienen Ia configuracion de un anzuelo, comenzando pOl' e1 norte cerca de Laguna de Bay, y se extiendc hacia el sur y alrededor hast~ el cabo del lago Taa!. Un poco mas hacia e1 oriente y extendiendose hacia la costa en San Juan de Bocboc, en la actualidad el pais, que es rico y fertil, no es muy popuIoso. A principios del siglo diecinueve Mindoro habra sido casi despoblado a causa de las invasiones 0 estragos de los piratas moros. En la relacion de Zuniga se expresa la manera como estas flotas procedentes de , J 010 Y Mindanao, permanecian cerca de los esteros y las retiradas bah las de esta isla. En 1735 tenIa una poblacion cristiana como de 8,000 almas. Segun la relaci6n de Zuniga esta poblacion se habia 13707-\'01J 1-05--30


466

POBLAcrON.

aumentado a 12,000 a 13,000, pero creo que a prinClplOs del siglo diecisiete ]a, isla tenia una poblacion mayor que en cualquiera de estos ultimos periodos. La pohlacion habra sido expulsada de estas playas pOl' las invasiones de los piratas y en realidad desde entonces no ha vueIto a ocupar pOl' completo estas costas. Mindoro aun eontinua siendo conspicua pOl' sus fertiles terrenos costeros que unicamente tienen pequenas aldeas. La isla gozo de mala reputacion a causa de las fiebres pero creo que la verdadera 1'azon de su actual estado de . atraso se encuentl'a. en el prolongado periodo en que estuvo expuesta ~1 los peligros y no ofl'e.cla seguridad. La ciudad de Cavite, que ha sido tan importante a las flotas y para efectuar la defensa de Manila, es objeto de un comentario desfavorable pOl' parte de Z(li'iiga. Cavite es una pequeiia cin(lacl fea y sucia. Tiene un gobernador 6 alcalde nOJ))brado por el Rey que percibe UIl sueldo de 1,000 pesos, un ~argento mayor como asistente), una compafifa compuesta de nativos de Malabar.

Zllniga alude a las fuerte::; ventajas de defen::;a quc posee Cavite, pe1'o dice que los Es~anoles las miraban con indifer<:'ncia y no Ie daban impo1'tancia en cuanto ala defensa de la ciudad de Manila. Sus comentarioR acerca de la provincia de Cavite muestran que si hien esta region esta muy proxima a Manila y tiene un terreno fertii que atrayiesan mnchos dos, no es men os ciel'to que su poblacion aumentaba lentamente. Homos visto que en la epoca en que 8e fundo la ciudad de Manila, las colonins en esta co::;ta oriental de la bahia eran muy pocas. Ztlniga dice to siguiente: Antiguamente esta provincia era muy pequefia y en 1735 solo babfa1,211 personas que pagasen tributbS sin con tar los mestizos chinos ni los vagos. En la actualidau esta provincia tiene 5,724 indios que pagan tributos y 859 mestizoI:'. Como quiera que en estos lugares habia muy pocos indios cuando los Espafio]es llegaron y eomo los terrenos no estaban cultivados con excepcion de unos cuantos campos de maiz que habian cultivado los nativos de Bacool y Cavite Viejo, es decir, dos rancberfas pequefias, el Rey se las concedio como una gracia {L los primeros conquistadores y esta provincia est{L llena de haciendas.

Estas haciendas pasaron a manos de las ordenes religiosas, y este palTafo de Zllniga mucstra en cierto sentido como fue que Uavite "ino a estal' economicamcnte bajo el poder de los frailes. Cuando estaJ16 la revolucion, esta provincia era el centro revolucionario. Los habitantes de todo este distrito ascendlan a 50,000, en BU mayor parte indios y mestizos; 30,000 de ellos estaban registrados y el resto COll::;tituia una poblacion errante. Zl1iiig'a dice tam bien 10 que sigue: En la cindad de Cavite hay muy pocos Espafio]es. La mayor parte de los hahitantes son indios, Chinos, Malabares, negros y las castas resultantes del cruzamiento de estas razas. Todos ell os deb en pagar tributo al Rey, pero ninguno de ellos 10 paga.


TRIBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

467

Zuniga tamhien habia de la colonia que hay en 1a municipalidad de Maragondong que establecier'on 1013 cristianos que acompanaron a 108. J esuitas dei3de Ia isla de Ternate cuando los Espanoles abandonaron las Molucas, en 1660. Y anade Zuniga:

A esta genie se les dieron terrenos en esta provincia a fin de que defendiera la costa contra los Moros y para que anunciasen al gobierno la llegada de buques a eetas islas. Son cristianos, y se han mantenido sin mezclarse con otras razas hasta ahora, y dependen del pueblo de Maragondong para su direcci6n espiritual y temporal. La colonia de esta poblaci6n procedente de Ternate todavla se distingue de los habitantes tagalos de este pueblo. Constituye una de e~as poblaciones pequefias muy curiosas, que aqul y alll en las islas conservan su caracter 6 modo de ser especial de una generaci6n en otra. EI pals montanQso al sur de Cavite y entre esa provincia y Batangas, que en estos ultimos anos ha sido muy notorio como paradero de insurrectos y ladrones, dice Zuniga que contiene una poblaci6n de ladrones que eran pagan os y se hablan fugado tanto de la jurisdicci6n del pueblo como de los misioneros. Alava y Zuniga en sus viajes posteriores pasaron al norte hasta Bulacan y Pampanga. El gran comercio que se hace hacia abajo de los dos de esta;:; provincias que llega a Manila por la bahla era conspicuo en la epoca de Zuniga. E te laabla especialmente del gran comercio que se hacia Tamb6bong que en la actualidad se llama general mente Malab6n. Zuniga dice ]0 sriguiente: Antiguamente apenas era mas que una rancheria de pescadores que dependia del pueblo de Tond6, pero @n la actualidad paga como 3,000 tributos que representan 15,000 almas. La mitad de ellos son indios y la otra mitad mestizos chinos. TodoH los que vienen de la provincia de Pampanga y Bulacan pasan pOl' estos lugares, y los de Tamb6bong compran sus efectos y los conservan, y no contentos con esto van e110s mismos con botes pOl' esteros que conducen a estas provincias y compran todos los productos que necesitan para el consumo en Manila, tales como azucar, arroz, etc.

Por medio de este comercio los habitantes de Tamb6bong, especialmente los mestizos chinos, hablan acumulado fortunas considerables. "Sin duda," dice Zuniga, "hay algunos mestizos que poseen propiedades que valen 40,000 pesos." Este elemento mestizo chino en la poblaci6n resulta muy evidente hoy, tanto en la provincia de Bulacan como en la de Pampang路a. Es probable que coni:ltituye el elemento principal entre los due nos nativos de haciendas y de los ricos generalmente. Un poco mas adelante eBcontramos una interesante discusi6n de la cuesti6n de Ia ensenanza del espanol a los Filipinos. Z6niga se queja de que los Espanoles acusan injustamente a los frailes de haber impedido que los nativos adquiriesen el conocimiento de la lengua espanola. Como una refu.taci6n de estos cargos el llama la atenci6n hacia el hecho de que en el Big-lo anterior cuando el gobernador Anda ordena que nadie debla ser gobernadorcillo de un pueblo que no


468

POBLACI6N.

entendiese e.l espanol, era necesario en casi todos los pueblos nombrar a los criados personales de los padres. Aun en la actualidad, dice Zuniga, "8i se encuentra a cualquier indio que entienda el espanol es pOl'que ha sido criado 6 sirviente de algun religi080 6 de algun Espanol en Manila." Esta resulta una relaci6n muy interesante en cuanto a la extensi6n de la, educaci6n en las Filipinas hace cien anos. La existencia de un numero considerable de Negritos en las cercanlas de Angat, Bulacan, en la epoca en que nuestro autor visit6 dicha provincia, tam bien es interesante. Estos Negritos todavla viven en esta vecindad en numero considerable. Ellos negocian con los Tagalos y sacan productos de los montes, tales como madera y cera y todavla hay un gran numero de ellos, pero ya no hacen las operaciones de caza a que alude Zuniga, ni tampoco causan temor ya a la poblaci6n cristiana. Los motivos que Zuniga atribuye a los Negritos al tratar de decapitar a sus enemigos son identicos a los que hoy impulsan a los 19orrotes e lbilaos y los decapitadores tlpicos del norte de Luz6n. Esta identidad de motivos y de costumbres resulta muy curioRa y podrla inducir a in:vestigar si el N:egrito adopt6esta costumbre de los Malayos 6 si los Malayos la adoptaron de los Negritos. La costumbre de guardar con gran estima estos horripilantes trofeos parece ser caracterlstica tanto de as tribus de Melanesia como del archipielago malayo. La descripci6n que Zuniga hace de la parte alta de la mesa central de Luz6n hace que resulte claro, que esta gran mesa comprendida en la actualidad en la jurisdicci6n de Nueva Ecija y Tarlac, a la saz6n estaba casi despoblada. Sus pocas colonias eran misiones, 111 mas cerca de las cuales era Mabalacat, que pagaba 124 tributos y que tenIa una poblaci6n de 600 mas 6 men os. Tambien habla varias otras misiones, que en la actualidad constituyen las municipalidades de Tarlac, Bamban, que paga 66 tributos, Capas, que paga 110 tributos, y Patling. Esta ultima es una pequena aldea de la actual cabeceI'a de Tarlac, y a ella alude Zuniga en los terminos siguientes: Esta es una nueva estaci6n donde se han convertido algunos indios descendientes de los Pangasinanes. Los otros pueblos que habitan estos lugares son Negritos, de los cuales ;no se han podido convertir ningunos, pues si bien es verdad que estan dispuestos a bautizarse, tam bien es cierto que no se les administra este sacramento porque tan luego como salen del pueblo se jnternan en las montafias sin recordar que son cristianos. (Estadismo, tomo I, pagina 422. )

En aquella epoca Pampanga comprendla el llano central al norte de Bulacan hasta "las misiones de Cagayan y sus montanal!l," pero pronto habla de dividirse. Stl ha establecido una provincia hacia la parte oriental de la isla en la contracosta, denominada Nueva Ecija. No me extrai'iaria que dicha tierra de Pampanga se tome para aumentar el tamafio de esta nueva provincia pero creo que esta adici6n Be ha de


TRIBUS CRISTlANAS --------- --- ---

6

CIVILIZADAS.

469

----

limitar a las ll1isiones de Puncan, Pantabangan y Carranglan, que las administran los frailes franeisranos que, aunque aumente considerablemcnte la extension del territorio, son de muy poca importancia porvirtud del nlimero de sus habitantes. La alta Palllpanga (y csta signifi('a la Nueva "F;cija) e. 'ta poco pob\ada, pero la parte baja de la provincia tiene una poblacion numerosa, 10 mismo que todas las tierras que se hallan aired odor de la bahla de Manila hasta donde alcanza la marea. En el ano de 1738 esta provincia tenIa 9,275 tributos de indios y 870 de mestizos chinos. En 1799 tenia 16,604~ trihutos de indios y 2,641 de mestizos y debe advertirse que en aquella epoca se hahfan separado mas de 3,000 tributos a fin de formar la provincia de Bataan. Esto haee que resulte evidente como se aument6 el I1l1111ero de indios en Filipinas. (Es/mlismo, tumo I, pagina 461.)

El aqueHa epoca la parte oriental de Pangasin:in, que en la actualidac1 contiene una gran pohlacion en el valle del rlO Agno, estaba representada pOl' Ja mision de Tayug, junto COll su capilla pequena tributaria de San Nicolas, que tenia 279 tributos, sin con tar los que se han convertic10 recientemente. Esta mision estaba bajo la c1ireccion de los Agnstinotl, que tam bien administraban la de Pantabangan basta que se la entregal'On a los Franciscanos para que la unieran a su mision en Baler, en la costa del Pacifico. Dice Z6niga que" Pantabailgan tiene 56 casas y Carranglan tiene 82. " Debe advertirse que esta parte norte de . Nueva Ecija todavia esta escasamente habitada y pOl' la misma razon en la actualidad, a que hace referencia Z6niga haee cien afios, a saber: la falta de garantias de yida::; y haciendas. Los Ibilaos, que babitan en las montanas de Nueva Ecija, pueden mencionarse entre los guerreros decapitadol'es mas tenaces del norte de Luzon. Sus invasiones en las colonias cristianas de Nueva Ecija son incesantes, y repetidas veces han matado a varias personas en las cercanias de Carranglan y de Pantabangan en estos (titimos dOB 0 tres anos. La descripcion que Z6niga hace de Zambales no es muy satisiactoria. A 10 que parece el no visito personaJmente esta provincia. El alude al pueblo como una tribu distinta, que tiene su propio dialecto, el cual llO se entiende en ninguna otra parte de las Filipinas. Sin embargo, en la actualidad la provincia pOl' el norte la habitan casi por completo los Pangasinanes e Ilocanos, y pOI' el sur la habitan los Tagalos; y los primitivos " Zamhalenos " se han llmitado a vivir en las poblaciones centrales en las cercanias de Iba. El desarrollo de esta costa se ha retardado pOl' virtud de la existencia de pira,tas moros y hace cien afios antes de haber empezado la inmigracion, estaba escasamente poblada. Solo habia, seg6n Zl1niga dice, 1,136 tributos procedentes de Zambales, y este n6mero vendria a rendir una poblacion total de menos de 6,000 almas. En la actnalidad la poblacion ha aumentado grandemente seg6n arriba se ha indicado, a causa de la inmigracion y asciende a 100,953, que representa una multiplicacion de mas de dieciseis veces en el curso de un siglo.


470

POBLACI6N.

Las p1'o\rincias que ya i:ie han descrito-a saber: Tondo, Cavite, La Laguna, Pangasinan, Mindoro, Bulacan, Pampanga, Bataan y Zambales-constitulan el a.rzobispado de Manila. Segun el calculo de Zuniga, la poblacion total hubiera路 sido como medio millon de almas, incluyendo la ciudad de Manila, junto con los mestizos chinos, que pagaban 10,517 t1'ibutos, y quienes con sus familias tenian que haber ascendido a un n6me1'o va1'ias veces mayor que el expresado numero de almas. En 1735, es decir, como Resenta y cinco anos antes, el . n6.mero total de tributos solo habla ascendido a 37,408, 0 sea una poblacion de 175,000. La distribueion de los mestizos chinos es interesante. Mas de 8,000 de los 10,500 tributos que se cobral'on a los mestizos pl'ocedian de las provincias que estaban justamente al norte de Manila, es decir, Tondo, Bulacan y Pampanga. La Laguna y Batangas tenlan relativamente poco~ Chinos y Mindoro apenas tenia una docena. No cabe duda de que en Batangas se encuentra el tipo tagaJo en su mayor pureza. Este arzobispado parece haber sido el unico lugar de las islas en el cual Z6.niga viajo personalmente, pero despues en capltulos breves trata de otros tres obispados, es decir, de Nueva Segovia, Nueva Caceres 0 Camarines y Ceb6.. EI primer obispado s formaba de tres provincias, a saber, Ilocos, Pangasinan y Cagayan. En todas el:itas pl'ovincias el gobierno espanol mantuvo su monopolio del tabaco. Z'uniga dice 10 siguiente ace rca de Ilocos: Cuando los Espafioles entraron aqul, encontral'on muy poca gente y los que efectivamente encontraron estaban en pesimas condiciones pOl'que estaban siempre en guerra entre SI y se mataban un os a los otros con el mas leve pretexto, como en la actualidad 10 hacen los indios de las montafias.

Para tener una idea de la pequena poblacion que tenia TIocos bastara fijarse en la enumeracion que se hizo en 1735, la cual nos proporciona el historiador Franciscano. En este a.no solo se enumeraron, incluyendo los mestizos chinos, 10,041 tributos, y en el ano de 1800 habia 44,836 tl'ibutos de nativos y 631 de mestizos. Asi pues, la poblaci6n pal'ece haber aumentado en sesenta y cinco anos de 50,000 almas que antes tenia, a un cual'to de millon. Zuniga alude u. los Tinguianes y :i los Igorrotes pagan os que habitaban las montanas de Ilocos. Algunos de los Tinguianes hasta ahora cien anos habian bajado de Jas montanas y habian formado pueblos cerca de los cristianos y pagaean tributo al Rey. Pero ahora cien anos los Espanoles no habian comenzado su conquista de la cordillera central, y los Igorrotes estaban enteramente fuera de su dominio. Pucde deducirse 10 poco que se conocia del interior de las montanas, pol' el hecho de que Zuniga crela en 10 que se decia ace rca de la existencia de un gran lago en Ia cordillera central. Zuniga dice 10 siguiente:


TIUBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

471

Los Igorrotes traen Ii los pueblos de los crifltianos ni fios para venderlos, los cuales niiios capturan en sus pequenas guerras, y aunque esta prohibido eselavizar:i los hahilantes de estas islas, los espafioles COll1pran estos nifios no para tratal'los como cauti vos sino para enseiiarlos en sus hogares. Yo mismo tenia dos niiias de corta edad y al preguntarles como las habfan heeho prisioneras me contestaron que estaban en Jas riberas delmar con sus maclres y que unos hombres vinieron yse las lleval'on. Ahora bien, de esto puede dedueirse que no es posible que en las montafias hay un mar y no cabe duda de que era algun lago, que los indios en su idioll1allamaban mar, de 10 cual colego que no puede negarse que en eRtas montaiias hay un lago. Dicen tam bien que hay un volean y gran des temblores de tierra de los cuales !lOGOS habia sido exento en otros tiempos.

Aeel'ca de Pangasinan Z6iiiga dice 10 que signe: En la epoea de la eonquista habia muy poca gente en Pangasinan, segun puede verf;8 pOI' las antiguas y modernas enumeraciones. En el ano de 1735 encontraron en la provincia (incluyendo :i Zam bales, que despues se separ6 y vino (~ formal' una provincia aparte, que pagaba 1,209 tributos) solamente ]4,661 tributos, yen la actualidad existenentre mestizos y nativos 20,556, 10 eual representa un aumeuto prodigioso si se toma en cuenta el gran numero que muri6 en la insurreci6n, y los que se han mudado de Zambales.

La poblacion de Cagayan no habia aumentado en proporcion con la de las otras provincias. En 1735 tenIa 7,036 tributos y en 1800 tenIa 51,888. Ya hernos visto q e la reIaciJon de encomiendas en 1591 atribula :1 cste valle del Cagayan n numero to~avla mayor de tribntos que el llc eualquiera de estas provincias. La mision de !tuy, es decir, Nneya Vi;/,caya, en Ia epoca de Zuniga estaba acaso en el apogeo de su exito, pC'ro como qniel'a que los proselitos de esta mision se enumeraron jllnto con los de Panique en Nueva Ecija, no es posible detel'minar sepal'adamente 811 numero. El obispado de Nue\'a Caceres incIuIa Ambos Camarines, Albay y las Islas de Ticao, Masbate y las Catanduane8, y Ia provincia de Tayaba8 y la contraeosta de Luzon inclu80 :Nlauban, Baler, Binang'onan y CaHiguran. La cl'ianza de caballos constitula una indu::;tl'ia importante en los Camal'ines, y tambien se ha descl'ito el abaca, aunque la exportacion no tenia ninguna importancia. La mayor parte de esta fibra se uso para tejer los generos tlpicos de las Filipinas, como pOl' ejemp]o el sinimay, aunque una parte de dicha :libra se empleaba en haeer sog-as y cables para astillel'os locales. A pesar de los continuos ataques de los moros, que asediaban constantemente esta costa, esta poblacjon de un n6mc1'0 que no Uegaba a 50,000 almas en 1735 a::;cendio probablemente a 100,000 en 1800. En esa epoca, como en ]a actnalidad, las montai'las contenian muchos Negl'itos 0 Aetas que jamas habian ::;ido convel'tidos, a::;1 como una poblacion malaya in:liel. La poblacion de Albay no estasepal'ada de Ia de Ticao y Catanduanes. En 1800 tellllL 12,390 tl'ihutos que pagalla.n los indios y 1:1:6 que pagaban mestizos, al paso que se::;enta ano::; antes solo tenIa :1:,664


472

POBLACI6N.

tributos todos contados. Segun Zuniga, la poblaci6n total de este obi:::;pado ascendla a cerca de 40,000 tributos 6 sean 200,000 almas. ~ Todo el resto de las Filipinas incluyendo las actuales populosas islas de las Visayas, a saber, Samar, Panay, eebu, Leyte y Bohol, asi como MJndanao del norte, constitulan el obispado de Ceb6. Las islas de Bohol y Leyte estaban asimismo bajo el dominio del solo alcalde de Cebu y tambil:~n estaban las islitas de Siquijor y Panglao, pero los pueblos de Mindanao se habian separado pal;a constituir la provincia de Misamis, y a la isla de Negros se Ie habia dado un corregidor separado. Sin embargo, en el afio de 1735 en todas estas islas solo se habian cobrado 8,114 tributos, que probablemente representaban un numero que no excedia de 40,000 nativos convertidos. En la epoca de Zuniga la poblaci6n era de 20,812t tributos procedentes de indios y 625 procedentes de mestizos, 10 cual hace una poblaci6n de como 100,000 almas. Basta comparar esto con Ia actual poblacj6n de estas islas para advertir cuan sorprendente ha sido el aumento de poblaci6n. La provincia de Samar incluia toda la isla de ese nombre junto con los islotes adyacentes. Su indole aspera y montanosa se ha descrito asi como sus llanos an fertiles para el cu-Itivo del arroz y del abaca. Dice Z6fiiga que" todos los productos de las otras islas se obtienen en Samar, pero los nati'Vos se contentan con los productos arriba mellcionados, a los cuales podria anadirse el coco y el cacao." En 1800 los tributos de esta provincia ascendian a 3,042 procedentes de indios y 13 procedelltes de mestizo~. Esto da una poblaci6n en toda la isla de poco mas de 12,000. almas. En la actualidad Samar, a pesar de los estragos de la reciente guerra, ha podido enumerar un censo de 265,000 almas. Leyte, que habia sido conspicua pOI' su poblacion en los primeros afios -de Ia conquista, tambien se habia quedado rezagada comparada con las regiones del norte del archipielago. Zuniga dice 10 siguiente: La cabecera de Leyte es Carigara, un pequeno pueblo, razon poria cual los alcaldes mayores acostumbran vivir en Barugo. Los tributos de toda la provincia asci end en a 6,678 indios y 37 mestizos. Si anadimos los indios y los mestizos de Samar, ascienden a 10,860 tributos. En el ano de l735 estas dos islas constituian una sola provincia y tenian 11,331 tributos por los cuales puede verse que el pueblo de estas islas habfa disminuido en vez de aumentar. No es necesario buscar otra causa para esto que las invasiones de los Moros, que escondidos en las inumerables bahias pequefias habfan hecho SIlS continuos estragos en todos los pueblos. Los indios de Leyte par todos conceptos son iguales a los de Samar. Los Jesuitas los instruyeron en la religirm cristiana, pero despues de la expulsion de los J esui tas, los Agt,lStinos entraron en estos curat.os aunque algunos de estos fueron capturados pOl' los Moros, otr08 perdieron el juicio, y por fin, se les obligo a que 8e dieren al clero secular 0 nativo la mitad de sus parroquias. (Estadismo, tomo II, pagina 70.)

En la costa oriental de Mindanao estaba situado aquel antiguo centro fTonterizo del poder espafiol, es decir, la colonia de Caraga, bajo la adminbtracion de los Recoletos. En 1735 Caraga pagaba 1,357 tribu-


GOBERNADOR-INSPECTOR PHILLIPS,

PRESIDENTE~

Y mrUMERADORES, C(,YO, PROVINCIA DE PARAGUA (C:U YONES ).

GOBEI\);ADOR-TNSPECTOR DTCHOSo" Y PRESlDENTES PI\OYINCIA DE ISABEI.A (CAG A YANES ).


I


TRIBUS URISTIA.NAS

6

CIVILIZADAS.

473

to:-;, lOR cuales en 1800 hablan aseendido a 3,497 tributos. DeSpll(~S del rcgTeso de los .Jesllitas, en 1860 mas 0 menos, y cuando volvierou a ocupal' estas mi .. iones en la costa oriental de Miudanao, se hizo un nipido aumento en la poblacion cristiana, gracias a sus esfuerzos eutre las tribus inneles del interior, a las cuales alude Zuniga con el nombre de "Tagaboloyes" y "Manubos." Hace cieu anos que Caraga constitula un cstablecimicnto muy costoso para los Espanoles pOl' cuanto signifi('aha el mantenimiento de presidi05 0 pequenas fortalezas para efectuar la defensa contra los Moros, como 10 eran tambien las otras colonias fl'onterizas dcl sur, a saber, Misamis y Zamboanga. Esta ultima colonia es la mas famosa de todos los presidios de las Filipinas. Tras muchas yicisitudes, durante el primer siglo del regimen esp3Jiol, fue ahandonada en 1662, pero en 1718 dicba colonia fue tomada otra ,' ez pOl' los Espafioles y entonces se construyo la actual fortaleza. Segun Z(lfiiga, "Zamboanga tenia 1,562, almas, contando los indios, los sol 路路 dados, los Espafioles y los miembros del presidio," y era dudoso al parecer si el aumento sCrIa grande. Constitula una gran parte del cos to de In defensa contra los Moros, que ascendla a 100,000 pesos al ano. La isla de Negros, que de entonces aca se ha hecbo tan famosa pOl' sus haeiendas de azucar y gran poblacion, en 1800 no tenia mas de 30,000 a.lmas con excepcion de la poblacion Malaya y de Neg-ritos infieles que aun continua siendo relativamente numeroso en las montafias. Dicba isla pagaba 5,741 t.ributos. En la pagina y media que Zuniga consagra a esta isla no se encuentra ninguna indicacion acerca de su gran importancia economica posterior. La isla de Panay se habla dividido en tres provincias, la cuales existen todavia, a saber, Ilono, Capiz y Antique. La primera de estas pagaba 29,723 tributos de indios y de mestizos, en tanto que sesenta anos antes el numero de tributos en aquella epoca que incluia algunos tributos de la isla de Negros, solo ascendian a 11,695. Los pueblos infieles del interior denominados "mundos," una contraccion hecba pOl' los indios de la palabra espanola vaqamwndos y el NegTito se mencionan bl'evemente. Entonces, como ahora, la provincia era famosa pOI' sus hel'mosas fabricas de tejidos nativos. Uapiz que en 1735 pagaba 9,267 tributos tuvo un ligero aumento en su poblacion y en 1800 anuncio 11,459 tributos pagados pOI' los indios y 89 pagados pOI' mestizos. Los pueblos cI'istianos de la provincia estaban sujetos a los ataquespor una parte de las flotas de los Moros y pOl' otm parte de las partidas de los infieles Malayos y Negritos. Antique todavia estaba mas escasamente poblada. Aunque la cobranza de los tributos resultaba diflcil, siendo aSl que se cobraron como 9,288 tributos de los indios, no babla ni un solo cbino mestizo y segun Zuniga esto "es una calamidad porque aunque los Chinos son un tanto per-


474

POBLACI6N.

judiciales a los pueblos por ciertos conceptos, sin embargo, el10s proporcionan ciertos servicios por otra parte." Parece que la poblacion habia sido imperiectamente convertida y Zuniga dice qlle cuatro alios antes el pueblo de Sibalon haMa empleado a alg-unas mujeres que eran conocidas por el antiguo nombre de "Babaylanes," para que hicieran sacrificios a idol os de madera. Hubo un levantamiento notable de babaylanis1no en relacion con In insulTeccion filipinn de estos ultimos ailos. Las ultimas de las Islas Filipinns que Zuniga mellciona son las Cnlamianes, las cnales entonces como en In actualidad tenlan una poblacion cl'istialla pOl' mas que estaban expuestas a los terribles ataques de los Moros. Ya hemos visto que las encomiendas aqui en 1591 anunciaron 2,500 tributos, pero en 1737 toda la alcaldla solo tenia 1,384 tributos, 10 cual sin duda se debla al hecho de que habian sido perseguidos con. tinuamente pOI' los Moros do Jolo 'y de Borneo. En la epoca de Zuniga hublan aumentado otra vez y eFltonces anunciaron 2,289 tributos. La desaparicion de los estragos de los Moros en estos ultimos anos Ie ha prop0l'cionado a estas isletas una oportunidad para aumentar, y en la actualidad son sumamente populosas. Zunig-a sabe apreciar cumplidamente las aptitudes de Ia raza para el progreso y la futura pr0speridad de las islas. Esto resulta evidente en todas sus discusionel3. Pide constantemente una defensa mejor, mejor gobierno, exencion de abusos oficiales, el exterminio de los monopolios y de las restricciones que estorban la produccion y el estlmulo de otras medidas que conduzcan 0 propenden ala prosperidad y desarrollo de Ia colonia. Sin embargo, no es menos digno de tenerse en cuenta que en ning'un caso suena siquiera con la gran importancia que las isla::; huMan de tener pronto en el comercio extranjero. A pesar de su libe ralidad, se fijaba continuamente y vela Ia situacion desde el punto de vista del misionero. Mientras mayor fuese Ia libertacl y exencion de Ia intervencion gubernamentaI, mayor habla de ser el poder de 10::; frailes. Su ideal no ' era otro sino el ideal de las ordenes I'eligiosa::; siempre, es decir, un cuerpo floreciente, prospero, de campesillos dociles e ignorantes que no estaban en contacto con la vida modern a, a quienes no afectaba Ia corriente del comercio y que conoclan muy remotamente el poder civil, pero guiado y dominado en el concepto secular y en el espiritual pOl' el mismo fraile. Sus ultimas palabras son muy interesantes: De esta manera se prueba que en poco mas de sesenta alios la poblacion de este pais se ha duplicado, y dentro de poco tiempo habra en estas isJas dos millones de almas, que sin duda constituinin una colonia prospel'a y de gl'an utilidad ala nadon. Ojala, que Dios conceda a nuestros jefes la sabidurfa para realizarlo .

â&#x20AC;˘


TIUBUS CRISTIANAS

6

CIVILIZADAS.

475

Por-tan1i9 si empezamos con nuestro ca,lculo original de la poblacion cn la epoca de la conquista (1565), que ascend'ia a 500,000 almas, pOl' m:h; que como iacilmente se comprendera hay razon para creel' que estc ctUculo es excesivo, y aceptamos los calcu10s que se han hecho en difcrentes. epocas, tenemos el siguiente crecimiento aparente de la poblacion: B:n 1591 el calculo que aparece en el informe sobre las encomiendas era de 667,612 almas. En 1735, poco mas 0 menos, los calculos hechos pOl' el padre San Antonio, histol'iador franciscano, ascendla a 837,182 almas. En 1800 seg6n los calculos.hechos pOl' Z6liiga la poblacion ascendia a 1,501,251 almas . Lo!:> aumentos posteriores considerados en conjunto son como sig-ue: Como a mediados del siglo, es decir, en 1845, tenemos una discusion notable sobre la poblacion en el Ihccionario Geoqrafico Estadistico IIiIJt6'rico de las,Filipinas, sostenida pOI' el misionario agustino Fray Manuel Buzeta. Acaso no pueda yo hacer nada mejor que citar con alguna extension algunos parrafos de su resumen re1ativo al aumento de poblacion tal como aparece consignado en e1 tomo II, pagina 53: Ya hemos visto como en los ultimos alios del Ilasado siglo y el primero de este siglo la condici6n politica de las Filipiuas presentaba en 25 provincias 1,522,221 almas y 312,251 tributos, y con arreglo al estado de la poblaci6n publicado pOl' orden de su excelencia el ayuntamiento de Manila, esta poblaci6n aumentaba de tal manera que eu 1808 el numero de almas ascendia {L 1,741,034; en 1812 ascendia Ii 1,933,331; en 1815 ascendia a 2,052,992; 1 en 1817 ascendia Ii 2,062,805 almas; en 1818 ascendia :i 2,106,836 almas. Tenemos varios datos cuya exactitud no podemos garantizar que dan en 1829 2,593,287 almas yen 1833 dan una poblaci6n de 3,153,2flO. La Guia de Manila del ano 1840 dice que la poblaci6n ascendfa a 3,209,077, y comparada con la poblaci6n que ya hemos visto que anunci6 en 1735, apareceria que las 837,182 almas de la epoca anterior guardaban la relaci611 respecto de la poblaci611 de 1840 que hay de 1 a 3, propOl.'ci6n que representa un aumento de un 283 por ciellto en ciento y cinco alios. En los cinco aDOS desde que la poblaci6n de las Filipinas habia empezado a aumentar it razon de 1.7 por ciento anual, de manera que en 1845 el numero de almas ascend fa ~\ 3,488,258.

Hablan occurrido notables cam bios economicos y la poblacion aumentaba con gran rapidez. Buzeta dice que la poblacion total de las islas uscencHa a 3,488,258. ASl pues, en los cincuenta y ocho alios transcurridos desde 1845 Ii la presente epoca la poblacion se ha duplicado justamente. 1 Estas cifras segun las consigna Buzeta sin duda contienen un error, que se ha corregido en la presente.


POBL...~CI6N.

476

Podemos mostral' este aumento en forma de tabla de la manera siguiente: Ail"o.

1591 ________________________ 1735 ___________ _____________

Poblaci611 (ci vilizada) .

667,612

.

\

1

144

169,[>70

25.4

0.15

} } }

65

724,069

86.5

0.96

45

1,927,007

123.4

l. 80

"58

3,491:1,428

100.3

1. 21

837, 182 f

1800 ________________________

1,561,251

1845 _______ _________________

3,488,258

18G3 __________________ " _____

6,987,686

-

Proporci6n Intervalo Aumento ver- Proporci6n de deaumento (auos). dadero. aumento. por ano .

I

Cuando los datos que se acaban de citar se examinan de esta manera no resultan del todo convincentes y la hacen a uno creer que la relacion de encomiendas de 1591 exagero considerablemente la poblacion. No cabe duda de que nuestro calculo de medio millon de almas en la epoca de la conquista nQ es demasiado pequeno. Mi propia creeocia es que ]a poblacion del rchipielago era considerablemente menor cuanuo Legaspi desembarco en Ceb6.. Pero yo creo que esta creencia 0 conclusion ]a han de m~'al' con tal sorpresa muchos estudiantes de las Filipinas que he vacilado pOl' razones de prudencia, en fijarla en un nnmero todavia mas bajo, pOl' cuanto que los datos que tenemos para fijar un punto tan impo:r tante son. muy escasos. , Si aceptamos el calculo de las encomiendas como aproximadamente _conecto, la tabla que antecede muestra que el aumento de poblacion durante los ciento ci1lcuenta aDOS primeros de dominacion espanola fue excesivamente pequeno. En realidad de verdad, la raza parece haber perdido much os habitantes durante los cincuenta anos primeros, y haber permanecido casi en un estado estacionario durante el siglo siguiente. Sin embargo, despues de mediados del siglo dieciocho el aumento es notable, siendo aSI que asciende a un 86 pOI' ciento en sesenta y cinco anos. Ademas, este aumento se debla casi pOI' completo al crecimiento de poblacion en la isla de Luzon. Las Visayas, con excepcion de Panay, aumentaron muy poco, habiendo estado expuestos como efectivamente ]0 estuvieron a Ia ful'ia tenaz de los MoroE'. En la actualidad las Visayas exceden en numero a cualquier otra tl'ibu, pero esta preponderancia se ha verificado practicamente dentro de los F,e,tenta y cinco anos 6.ltimos y desde el exterminio de la pirate ria del sur. E] mayor aumento parece haberse efectuado en la primeramitad del ultimo siglo, epoca en que en cuarenta y cinco anos sobre poco mas 0 menos, la poblacion de 1,561,000 que antes era se elevo a 3,488,000, 0 sea a ra;zou de 1.8 pOI' ciento anual. Esta proporcion puede compal'arse ventajosamente con la de cualquiera de los aumentos de poblacion

/


TRIBU8 CRISTIANA8

6

CIVILIZADA8.

477

l'apidoi; conocidos. El crecimiento fenomenal del pueblo de los Estados U nidos de America desde 1800 hasta 1810, que tanto llamo la atencion de Malthus, fue de 3.15 por ciento anual. La proporcion de aumento anual en Java que se ha negado a considerar como sorprendente, durante el ultimo sigl0 ha arrojado una proporcion media de 2.1 por ciento. El aumento de poblacion en el Japon durante el ano de 1898 fue de 1.22 pOl' ciento. (Statesman's Yearbook for 1900.) EI termino medio de aumento anua] en las Filipinas durante los cincuenta y ocho an os ultimos ha dado un promedio solo de 1.21 por ciento anual, mostrando aSl una disminuci6n en la proporcion l'especto de la pl'imera mitad del siglo, pero debe tenerse en cuenta ademas, que la poblacion de las Filipinas era probablemente tan. grande hace seis o siete anos como 10 es en la actualidad. 路En estos ultimos cinco anos la poblacion ha sufrido los horrores de la guerra, la destruccion de la industria y sobre todo las recrudescencias de la viruela y una terrible epidemia del colera. No es posible determinar el total de estas perdidas pero las defunciones o<;Jasionadas en su mayor parte por el c61era, en la sola provincia de lono, el ano pasado hizo desapal'ecel' casi una sexta parte de la poblaci6n segun el censo. La poblaci6n apenas puede haber aumentado en los seis ultimos anos. Las m uertes verdaderas causadas por la guer a solamente IilO fueron bastante numerosas para afectar grandemcnte el numero de habitantes, pe1'o los traslados y cambios de la poblaci6n, los incendios de millares de hogares, y sobre todo la enfel'medad epidemica disminuyeron la poblaci6n. En los 6ltimos cinCllenta anos varias veces las islas han .sido castigadas pOl' el c61era asiatico, y esto basta para darse cuenta de la diferencia en la proporci6n qne se advierte entre la primera y Ia segunda mitad del sig路lo. La ve1'dadera perdida de poblaci6n de 1881 a 1883 a causa de las epidemias no se ha fijado con exactitud, pero no cabe duda de que estas epidemias fueron una gran remora, que no ha po dido compensarse dnrante varios anos de crecimiento normal y de prosperidad. La conclusi6n que se sac a es que la poblaci6n filipina cristiana muestra un poder de multiplicacion que apenas 10 supera ninguna otra raza. La esperanza de crear aqul un pueblo en 01 transcurso de unas cuantat:J generaciones que sea igual en numero y l'ecursos naturales al pueblo japones en la actualidad, no parece en verdad ilusoria. Tratandose de una raza prolifica, y existiendo una prosperidad y comercio erecientes adem as de condiciones politicas favorables, la poblaci6n segun ha po dido probarse hist6ricamente con centenares de ejemplos puede aumentarse rapidamente. Creo que este conjunto de condiciones puede lograrse aqul en las Filipinas. Mucho depende tam bien de las aptitudes mentales del pueblo. 8i el pueblo se muestra 11eno de esperanza y de ambici6ny estimulado pOl' las crecientes


478

POBLACI6N.

ganancias y las oportunidades, entonces tendremos un factor de grandisima importancia. El mayor enemigo del aumento de poblaci6n es el apocamiento de animo y la melancolia. Hay una profunda sabiduria en las intenciones que tiene el gobierno americano de ir todavla mas alIa en sus concesiones de las vehementes aspiraciones de esta razr EI sorprendente desarrollo de Ja poblaci6n durante el ultimo sigw coincide con el adelanto econ6mico de las islas, siendo asi que ambos, crecimientos progresaron juntos. Los primeros veinticinco anos del siglo diecinueve trajeron consig0 acontecimientos a las Filipinas que estaban destinados a l'evolucionar la la sociedad y la industria. Mejico obtuvo su independencia de Espana en 1820, y despues de este acontecimiento, toda la comunicaci6n entre Filipinas y 10 que habia sido una colonia dominante ces6. EI comercio entre Espana y las Filipinas se efectuaba entonces pOl' medio de buques de velas que hacian el viaje alrededor del cabo de Buena Esperanza. EI ultimo gale6n filipino habfa regresado de Mejico en el ano de 1814. La Real Compania Filipina, que tenia un monopolio del cornercio, dej6 de existir en 1835 sin haber logrado un exito comercial ni habel' dado beneficios econ6micos verdaderos a las islas. A esto sucedi6 dos anos mas tarde en 1837, Ia abertura del puerto de Manila al comercio extranjero. Esta fue una echa y un acontecirniento de gran trascendencja, en la historia de la industria y el cornercio de Filipinas. PorIa estadlstica del ano de 1810 puede verse cuan pequena fue la parte que toc6 a las islas del cornercio del mundo. En aquel afio las importaciones ascendieron a 5,329,000 pesos y mas de la mitad de esta surna consistla de plata enviada de Mejico. Las importaciones hechas de los Estados U nidos de America y de Europa incluyendo a Espana hablan ascendido a 175,000 pesos. Las exportaciones durante elmismo ano fueron todavia menores, siendo asi que las importaciones al archipielago el'an mayores que sus exportaciones. Estas asciendieron a 4,795,000 pesos pero de esta suma mas de 1,500,000 consistla de plata mejicana exportada a China. La cantidad total de las exportaciones a Europa y a los Estados Unidos s610 ascendi6 a 250,000 pesos. No habia practicamentc ninguna exp0l'taci6n de los gl'andes productos, tales como el abaca, cl tabaco, el azucal', el cafe y el coprax, que pORteriormente enriquecicron las islas y estimularon este crecimiento fenomenal de poblaci6n. En 1831 la exportaci6n del abaca ascendi6 solamente a 346 toneladas, pero el efecto inmediato que produjo en la producci6n, la abertura del puerto de Manila al comercio extranjero se echa de vel' en la exportaci6n, f.;eis afios despues, de 2,585 toneladas. En 1858 la exportaci6n del abaca agcendi6 a 27,500 toneladas. Casi dos terceras partes de esta cantidad fue a los Estados U nidos para el aparejo de buques que hicieron famosa la marina americana por su velocidad y arrojo durante toda la primera mitad del ultimo siglo. Las exportaciones de azucar en 1858 ascen-

I


TRIBUS CIUSTIANA8

6

CIVILIZADAS.

479

diet'on a, 557 piculs, de los cuales mas de la mitad fue enviada a Inglaten:a. ' En 1814 se habia concedido perrniso a. los extranjeros para que estableciesen casas de comercio en Manila, y ya en 1858 haMa quince casas de estas establecidas, siete de las cua1es eran ing'lesas y tres arne,¡ ricanas. (V ease Bowring, "A Visit to the Philippine Islands.") En 1855 se abrieron tres puertos mas al comercio extranjero, es decir, el de Sual en Pangasinan para estimular la exportacion del excedente de la produccion de arroz; e1 de IloHo y el de Zamboanga; yen 1865 Cebu tambien se declaro como un puerto habilitado. Desde estas fechas la prosperidad de las Islas Filipinas aumento constante y rapidamente, sin intel'rupcion hasta el principio de la insurreccion filipina hace seis allos. A este periodo se debe la propagacion de los campos de abaca de Ambos Camarines, Albay y Sorsog6n; la plantaci6n de innumerables arboledas de coco; las haciendas de azucar de Pampanga y Negros; las vegas de tahaco de Cagayan, y de las provincias de lIocos; el cafe de Batangas y la utilizacion en todas partes de los terrenos que eran especial mente propicios para la produccion de estos admirables artlculos de comercio. Una cosa es digna de notarse, y reviste importancia al calcular e1 futuro desarrollo de las Islas. EI dinero que se inverti6 aqul no 10 trajeron capitalistas sino que se hizo aqul. Humilde fue el origen de las haciendas y esta continuada prosperidad, a 10 que parece, no su£rio ninguna dislllinncion 0 impedimento hasta qne Vlinieron a interl'umpirla los estragos y la desolacion de la guen'a. Sin embargo, hay un detalle digno de notarse respecto de 1a adicion de esta riqueza a las Islas y consit:lte en que dicha l'iqueza no fue igualmente distribuida entre la poblacion, sino qne vino a enriquecel' ciertas y determinadas familias espallolas y mestizas en su mayor parte, asi como ala antigua aristocracia, es decir, a los principales. La gran mas a de la poblacion obtuvo muy pocas ganancias 0 beneficios materiales de esta aumentada riqueza del Archipielago. Durante este perlodo de prosperi dad fue cuando se adoptaron medidas para el establecimiento de pueblos y la construcci6n de edifici08 p6hlico;.; y en esta epoca se construyeron las hermosas moradas de la clage mas acomodada de la poblacion nativa. Este adelanto en la condicion material por 'parte de los caudillos del pueblo fue igualada con un despertamiento correspondiente de la mente del pueblo. En 1810 las Cortes espanoles durante un breve pel'iodo de gobierno constitucional, en un explosion de entusiasmo liberal habfan declal'ado que los nativos de las colonias de Espana gozaban de igual categoJ'la y dignidad y tenian los mismos derechos y privilegios que los mismos Espanoles de la Peninsula. Esta declaracion la recibieron los Filipinos con gran satis£accion y elIos creyeron que pol' virtud de ella se les l1braria del honoroso servicio del corvee. Sin embal'g'o, con la vuelta al poder del borbon autocrata, es decir, del Re)T Fernando VII, en 1814, se abolieron estas medidas liberales. A esto sucedi6 en


480

POBLACI6N.

las Filipinas la famosa rebelion de !locos, es decir, la primCl'a insurreccion que ocurrio en las islas, en la cual parece figuraron ideas de un gobierno liberal. Los motines anteriores hablan sido simplemente le\'antamientos de un pueblo oprimido e ignorante, debido a las exigencias de los encomenderos 0 misioneros. El crecimiento de un sentimiento revolucionario en estas islas se debe real mente, sin embargo, ala actitud de los Espanoles mismos, a las opiniones de los administradores de ideas liberales y de corazon generoso, asi como a las quejas de los Espanoles nativos de Filipinas, quienp.s, con arreglo a la ley espanola, jamas gozaron de iguales privilegios que los "Peninsulares." Es digoo de notarse otro acontecimiento en el desarrollo intelectual del pueblo y este consiste en el establecimiento de un sistema de escuelas publicas pOI' el ministro de la guerra, el general O'Donnell, en 1860. Esta politica con el tiempo vino a darle a las islas una escuela prima ria, aunque de una capacidad limitada, atodo pueblo organizado. Al mismo tiempo el regreso de los Jesuit,as a las Filipinas constituia un medio de que los nativos recibieran una educacion mas esmerada, la cual hasta ahora habla sido completamente abandonada. Desde esta epoca en adelante, los Filipinos podian obtener cierta educacion que los ponian en condiciones de ser caudillos intelectuales y politicos de su propio pueblo. De estos acontecimientos cuya indole era en parte material y en parte intelectual, se derivo la pl'eparacion para el levantamiento y la independencia. El estado de las islas justamente antes de los sucesos que dieron pOI' resultado la ocupacioo americana, parece haber sido de gran prospel'idad economica, cuyos adelantos 0 \rentajas, sin embargo, solo los gozaban nna clase limitada, con la aspiracion y ambicion que se aumentaba rapidamente pOl' parte de la clase educada de los Filipinos, a la cual se oponia un partido muy reaccionario y hostil, acaudillado pOI' las ordenes religiosas, que veian claramente en el adelanto de sus feligreses el :fin de su dominacion. Los sucesos de los 6ltimos anos han continuado elevando las aspiraciones pollticas e intelectuales de la taza. Ademas, e110s han comunicado estas ideas que solo abrigaban unos cuantos al principio, a la masa de la poblacion extensamente, de manera que en la actualidad el humilde campesino y el pescador abrigan la esperanza de obtener el adelanto social de sus hijos, Asi pues, la poblacion cristiana de las islas en la actualidad se ha aumentado practicamente a un total de 7,000,000. Con su conversion y la prolongada sujecion 0 sometimiento al poder de los frailes y al poder civil, todas las partes de las Islas han recibido un grado semejante de cultura. Un pueblo en el valle del Cagayan ofrece el mismo estilo de arquitectura, los mismos barrios circundantes, tiene la misma clase de establecimientos V sus habitantes se visten de una manera semejante


PRESrnGI'TES y EI'U~lERADORES, PROVINCIA DE LA LAGUNA ('fA-GALOS)


TRIBUS CRISTIANAS

0

CIVILIZADAS.

481

{L lIna mnnicipalidad eristiana en la isla de Mindanao. Sin emhargo, (L pcsar de estos hechos, la poblacion ha permanecido dividida pnicticamente ell las tribus 0 grupos originales, siendo aSl que cada una de e\las haHa un idioma distinto, y siente con vehemencia su aislamiento de las demas. Cada una de estas tribus ::;e ha adherido tenazmente a /jIlS propias tierras originales pOl' mas que ha habido cierta emigracion de 110ean08 al valle del Cagayan y hacia el s ur hasta Pangasinan y se han establecido pequei'Jas colonias de Taga,los en ciel'tos pueblos de las islas Visayas. COlllenzando en Ia. extremidacl norte del arehipielago una enUllleraei(lIl de C/jtILS tribus cristiallas es eomo sigue: Los do::; gl'llpos de islitas que yaeen entre Luzon y Forll1o::;a, es decir la::; Batne::; y Bahuyanes, antiguamente tenian una poblacion que parece haher sido cl e1':lhthon de conexion entre los IgolTotes de la cordillera del norte y un elemento malayo primitivo semejante en la isla de Formosa. LO/j Espafioles visitaron aotiguamente estas i::;las, pero debido a Hll falta de fertilidad, y al hecho i.e que estaban sitnadas precisamente ('Il 01 paso de los bagnIOS, jamas atrayeron colo no::; espanoles, ni t~Lll1pOCO han tenido ning-LIll desarrollo notable. La R elacion de Encollliendas dice 10 siguiente del grupo que q ueda mas cerca de Luzon:

Esta encomienda de las Babuyanes son dos islas que se dieron :i Esteban de la i-\rl'Jla Y II Franeiseo Castillo. Esws h;las se hallan a 2 leguas de distancia una de oLra. DiclJa eneomienda tiene 500 incli\'iduos que pagan tributos, los cuales represcntan 2,000 personas. Toclos ell os son infieles. Han de necesital' un misionero que lOH instruyen y que viva en ruga y que "isite a Aparri. Las islas de Calayan y Call1iguing tam bien estaban bajo el dominio de las encomiencias, habiendose datlo la primm'a de ellas {l Esteban de la Serna, y la cual pagaba 400 tributos; la segunda se lli() :.tAlonzo l\Iartin, y pagaha 500 tributos. Hay otras islas de las cuales hemos tenino noticia, pOl' mas que todavia no se han visto r que tam bien se han de dar en cncomiendas.

E::;to se reD.ere sin duda a1 gl'upo de Batao, que esta situado a 100 willas mas hacia e1 norte y mucho mafi proximo a Formosa. Sin em.hal'go, e::;taH eneomiendas parecen que practicamente no teoian valor. Veiote ano::; despucs Morga, a1 escribir de Babuyaoes, dice 10 siguiente : No estan encoruendadas ni tam poco se cobran tributos entre ellas ni hay Espafioles alli, pOl'que este pu(!blo tiene un cOl1cepto liUY limitado de 10 que es el gobierno, Y lIullca .ha habido cristianos entre ell os ni tampoco tienen jueces.

Este estado de cosas parece habel' continuado hasta e1 ano de 1585 mas 0 menos, epoca en que e1 gobernador Basco yolvio a ocupar las islas y los misioneros domioicos forma1'on 0 e:;tableciel'on misiones en ellas. POI' este ::;ervicio hecho a 1a Corona, e1 gobel'l1adol' 1'ecibio el tLltisonante titulo de "Coode de 1a Conquista de Bataoes." En 1834 lin fntile pUblico un cateci'IDo del dialecto que se hahla en las Islas de Babin. El examen de este ,'ocabulario ha heeho que e1 Doctor Pardo 13707-roL 1-05--31


482

POBLACI6N.

de Tavera deduzca que cl idioma aborigen se diferenciaba considerablemente de los otros dialeotos nlipinos puesto que contenla el sonido" tsch" y un sonido nasal ~emejante a lu, voz "en" en frances. Sin embargo, en la aetualidad me inclino a creel' que la poblaci6n de las B~ttane~, a~l como la de las Babuyanes, se oompone mayormente de Ibanagues del vane del Cagayan, que fueron introducido~ alH como colonos pOl' los fraile:::; dominicos. En la actualidad la poblaci6n es cristiana y ~e dedica principalmente u la crianza de ganado. El puehlo que vi,'e a 10 largo y pr6ximo a his riberas del rlO Grande de Cagayan desde su hoca hacia al ::;ur ha:::;ta Echagi.'lc, y tambien a 10 largo de las aguas de su atluyente el 1'10 Chico, hacia aniha de este Imsta Tnao, pertenecen a una raza comun euyo dialeeto :::;e denomina 1M.nag, pOl' lllaS que este pueblo se conoce mas pOl' el nombre espanol de Oagayan . Parecen haber descendido de una de las ramas de los ll1arineros malayos y creo que esta colonia la establecieron 108 viajeros dc esta gran raza poco tiempo dcspues de las colonizaciones en las eostas de Ilocos y el sur de Luz6n. Como antes se ha dicho, la pohlaei6n em relativamente nUOlel'OSa en 1591, y aunque jama~ ha cxtendido su . cultivos a illucha distaneia de las ribera:::; del propio rio, en este lugar la pohludon ha crecido con:::;iderablemente, debido :1. la gran riqueza del terrenQ y al antiguo cultivo del tabaro. Alrededor ck Echagi.'le en la provincia de Isabela el dialedo se difereneia nn tanto del Ibanag y se conoce pOI' Yogad. Por toda la extensi6n de este valle se encuentran eolonias qne pOl' 10 general son barrios pequenos de los pueblos de Iloeanos que han venido como inmigrantcs de:::;de Ilocos Norte. Esta pobladon ilocana no se ha mezclado mucho conla eaga.yana, pero ha eonservado cn gran parte tanto su sentimiento de trihu separada como ::;u dialccto. Esta inmigraci6n fue en gran mallera estimulada y acaso obligada pOl' el gobicrno espanol afin de :::;uministrar eolonos y obrer08 para las hacicndas de tabaco de este gran valle, que durante muchos afios constitllJa un monopolio 6 estanco del g路obierno. Los Ilocanos tambien emigmron toclavla mas hacia el sm hasta el aislado valle del alto Mag-at, que conHtitllye la herJllosa aunque aislada provincia de Nueva Vizcaya. Sin embargo, el gTueso de la pohlaeion aqui se diferencia notahlemente de casi todo el l'esto de la pohlaeion cristiana del Archipielago. Dicha poblaci6n se compone de pros6lito::; de dos de las tl'i bus de Igorrotes de la . Illontanas que ann tienC'n representantes infieles en esta provincia y en Isahela. Estos son 1m, Isanayas y los Gaddanges. Muy a principios del :::;iglo dieeisiete 10:-; frailes agustinos trataron nuevamente de extender sns emprcsas de mlSlOneros. En 16:32 establecieron nna misi6n en este apartado yalle conocida pOl' Ituy 6 Isinay. (ReZac/on de l()s Suceso8 de Z(f ])拢l8i(;11 (1(, Buy en el A1'CAivo del Bibli6filo Filipino, tomo XI, pagina 5.) E!'ta mision di6 pOl' resu1tado que se agl'ego al gobierno espafiolunn lltlCnt


GOBERN,\ roOR-INSPECTOR CRIS6LOGO Y PRESIDENTES

PROVr:<CIA DE ILOCOS Sl'R (ILOCA;SOS).

GOBER;SA[JOH-I:<SI'ECTOR AGCAOILI Y PHESIDE:<TES, PROYINCI..\. DE ILO COS NORTE (ILOCANO ) .


)


TIUBUS CRISTIANAf)

6

CIVILIZADAS.

483

proyincia, y di6 Ingar al eBtablecimiento de los pueblos de Aritao, Dupax y Ba.mhang, que balJitan los Isanayas cristianos, yel de Bayombong, Bagahag c Ibung, que habitan 10::; Gaddanges cristiauos. Las hermosas y antiguas iglesias que aun sin7 en de adorno a estos puehlos fueron constl'uid~ts nJgTlllas de cllas en 1'776. Sin embargo, la poblaci6n no se ba multiplicado grandemente y en la actualidad s610 ascieode a 3,0006 ±,OOO almas de cada una de ei:tas tribw" siendo asi que el resto de la poblucion cristiana de la provincia se compone de inmigrantes ilocanos. La tribu de /t()Can08 6 Ilokos e.s una de las mas industriosas y que mas promete en 01 Archipiclago. Su hogar es eillano costero ango~to frcnte al mar Chino do::;clo la extremidad norte de Luzon hasta el golfo de Lingaycn. Sus emigraciones ya so han notado. La palabra Iloco es el noml)l·e por 01 eual so conoclan estos nativos en la epoca on que Salcedo cvnquisto esta costa en 1572. No caba duda de que dicha palabl'a se relaciona COLl Ipukao, I£ugao e Igorrote, siendo asi que el prcfijo "I" Oil el idioma filipin significa" pueblo de." (Etimologia de t08 .L\~)lJIbres d e las .Raz({s F/Zipinas, pOl' el Doctor T. H. Pardo de Tavera, Manil~t, 19()O.) La primeI:a meQ.ci6n de este nombre de tribll Iloco la enClH'ntl'O en la Rclaci6n que ya hemos citado con frecuencia acerea, de la conquista de Lckon, esorita en Manila ell 1572, justamente antes de qne Salcedo hiciera la exploracion del norte. Dicho escrito dice 10 ::;igniento: Desde Manila ei:!ta isla se exiiende hasta una gran clistancia hacia el oeste y por el sur (u6tense los enores en la direcci6n); bay una provincia denominacla YlofjL!io, cloncle dicen qne ahuncla mucho el oro. Los Espafioles no la han visto toclavia.

Pr6ximos :1 Ilocos hacia el::;ur estan los Pangasinanes. ereo que este nombre el:> una corrupciou de jxtlyasinan, que en pampango significa "fabricantes de ::;al." Ell la actualidad la fabricacion de sal todavia constituye nna indn::;tria muy importante en las cienaga::> proximas a Oagupan, donde de::;embarcaron primeramente los exploradores espanoles. Seg6n se expresa eula Relacion de Encomiendas, los Pangasinanes en la epoca de la r.onqui::;ta espanola constitula un pueblo cuyo ntlmero era reducido. Aun continllan siendo una de las tribn8 cristianas menos numerosa. La provincia de Pangasinun (;ontiene muchos inmigrantes de Ilocos, a1 paso que algunos de los Panga::;inanes han utrave::;ado las montana::; y han Hegado :1 Zambale::;. La tl'ibu dn Pampanga occupa el rico valle central de Luz6n, 0 sea el llano del Rio Grande de Pumpanga. La antigua forma de o::;te nomhrc es ChpangpangrtJ/ que se compane de la palahra pallgan, "hanco de 1'10," siendo asi que el prefijo ca 6 kCb significa un lugar y el sufijo ((1 fiignifica ll1ultitucl, ,'ignificando el to do "Iugar donde ha3' muchas ribera::; clel rIo," nombre natural aplicable a esta region cuando tOl1lamos en consideraci6n los inumcrables estero::> y bocas de rlOS que atl'a viesan


484

POBLACI6N.

la parte baja de esta provincia que da a la ribera nor to de la bahla de Manila. La primera lloticia que he encontl'ado de esta Lribu 0 distrito se halla en la Relacion de la Conq uista. Dicha mencion es la siguiente: Ciertos indios vinieron doude estaba el gobernador para decide que en ]a provincia de Capanpanga habia muchos r10S bien poblados y que la mayor parte de los habitantes no estaban dispuestos de hacer amigos de los Espafioles.

Aun en aqnella epoca de la conquista, pOl' ]0 menos ]a parte sur de esta provincia, que entonces compl'endfa 10 que en la actualidad es Buluc:.'in, contenla una poblacion relativamente grande. Esta region era lUuy importante para los Espanoles, pOl' cuanto les suministraha madera, piedras de construccion, provisiones de hoca para la ciudad de :iHanila y los astilleros de Cavite. En esta::; ultimas d6cudas, se ha hecho notable pOl' sus haciendas de cafia de azucar y campOi:l de an路oz. El pueblo mas conocido de los pueblos filipinol:i y acaso 01 mas importante aunque no es el mas numeroso, es el tagalo. El Doctor Pardo de Tavera dice que este nombre provieno del prefijo com(m "taga," nativo 0 habitante de, y la rafz arcaica aiog, que ya no se encuentra en el tagalo, pero qlle aun se consel'va en Pangasimin y significa (( tierras bajas cubiertas de agua en tiempo de tempestn,des." No estoy cierto en cuanto 6. Ia epoca en que ernpezo ii. usarse este nombre. Los conquit:ltadores espafioles de Manila por 10 general hablaban 0 al udia.n a los habitantes como Moros. En aq nella epoca 01 centro de Ja poblacion de Tagalos parece habol' ef;tado mas hacia al este y al sur cerca del lago Taal en Batangas, que en aq uol entonces se conoda pOl' Comintan, yen las riberas de la Laguna de Bay. A pl'incipioi:l del siglo diecisiete la palabra tagalo se usaba con frecuellcia en lOti el:>critos espanoles. Los Tagalos hablan tenido mas cOlltacto con los pueblos del exterior que ninguna de las otras tribus, y es probable que esten mas mezclados en cuanto a la sangre y descendencia. En algunos casos la proporcion considerable de la sangre del Nogrito que clejaron los aborigenes l'esulta evidente en la poblacion, aUI1(lue tal vez no sea mayor en los habitantes de Ambos Camarines y de NegTos. La influencia de los Indus es mas marcada en el idioma tagalo que en ningun otro de los dialectos filipinos, salvo que puede descnbrirse una infillencia del sanscrito semejante en los dialectos de los Moros de Mindanao y de J 016. La bahla de Manila desde tiernpos IllUY relllotos ha sido un centro de flotas comerciales procedentes de todos 108 paSses del mundo. Los buques ehinos procedentes de Fukien ya hacl'an negocios en Manila en 1250 y 10 mismo hadan los de Siam; al paso tItle cuanc10 llegaron los Espano\ef; los Mala.ros nmbometanos de Borneo vcnlan agul con frecnen('ia y no s610 hnbfan encontl'ado :1 Manila y Uainta sino probablemente a otras colonias en Bulaca,n, en ]a Laguna do Bay y la costa de Batang-a:::;. Lo::; Tag-alo::>, exceptnando la ciudacl de Manila que contiene una gran pl'oporcion de ca::,i todo cl puelJlo


'flUBUS CRIS'fIANAS

6

CIVILIZADAS.

485

e-ril>tiano de la isla, habitan la mayor parte del centro de Luzon, que eomprende las provine-ietl> de Bulacan, Rizal, Bataan (con exe-epeion del plleblo tle Sama1), Cuvite, La Laguna, Batanga:-;, 'fayaba::; y una parte de Ambo::; Camarinee. La forma debida de la palabra ee tal como 10 pronuntian los nativos, es decil' "tagalo," tanto 01 singular como el plural, euhktanti\'o y adjetiTo, con el acento en la segunda ::;11ah:1. La penimmla irregular en Ia, cual termina la isla de Luzon y que es una de las mai' rieas e importantli'limas regionee productoras de abaca de la, Islas Filipinas, desde loi' tiempof'l espanoles lahan habitado los Rieolos. Est(' nomh1'e He deri\Ta del rio Bicol, en el Hur de Camarines, clonde esta situada la antigua 6 importante ciudad de Nueva Ct1.ceres. 1£1 autor de la H,elacion de la Conquista dice 10 siguiente: "Cerea de estas minas (de Paracale) ha.>, un rio grande y muy poblado que se denomina Blcol." Creo que eete es la primera notieia 0 menei6n q ne se hace de Ia palahra.. Blcol en tagalo es el nom bre de un iirhol. 1£1 idioma es enteramente dii'tinto del tagal0 y se 1'elaciona mas con el visaya, del cHal se considera una r~ma. Como ya hemos vitlto, lo~ Visayas fllcron los primm'os Filipinos con quienes los E8panoles se pU'ieron en contacto y ~eg(ll1 hemos tenido ocasion de m:mifestar ma:; adelante", :1. pe, ar de sn reducido n(unero al principio, y los continuoR estrngos q ne e tre ello:; b icieron los piratas moros, en la adnalidacl es la tribu mas numerosa de Filipinas, y oe11pan regiones en las cuales la densidad de poblaei6n cs la mayor que existe en el Archipielago. EI p'l'imer nombre q1l€~, los E~pailoles les aplicaron a estos isleno:; fue los pintados, a. cau:,;a a 10 que parece de tener la costnm bre de marcarse, eostumbre qne describe minueiosamente Chil'ino. Este 110l11bre se UeO mueho tiempo. La palabra Visaya se encuentra en lu Relaeion de la Conquista, <'(ue a.lude a los indioN pintadoN,- nnestrol') amigos que en su propio iclioma se llaman "Vi::;eys." EHte idioma tiene dos dialecto:; pl'ineipalcs qne se diferencian mucho entre 8i, a. Raber, el cebul1no, que se bab1a en CebCt yen NegTos Oriental, y el panayano, que se habla en las i~las de Panay, Samar, Leyte, Bohol, Mindanao del norte y del oriente, Masbate y ROlllhlon. En Zamhoanga yen algunos otros antiguos puertos espanoles del sur Mindanao hay nna poblacion filipina bastante mezclacla, pero en ]a eual predomina la sangre visaya. Este pueblo desciencle de los escla\Tos crist janos rescatados de los Moros, de los cantineros de las guarniciones espanolas, de colonm; visayas que introdujeron los J e:,;uitas misioneros y en algunos casos de presidiarios que se jneorporaban en las fuerzas lllilitares eNpanolas. Sin em bargo, DO hablan e1 yisaya, :;;ino un espanol COlTLllllpido, que se denomina clIa7)({ca71o en espanol. Creo que el::lta ennmeraeion incluye con suficiente exactitud todos los


486

POBLACl()N.

plll'hlm; <:1"i~tianos de Ia~ i~las ('x('('pLo Pi d~' Cuyo Y cl grllpo de Cnlamia,nes. E i: i tas i::,litas teulall una polJbcioli tlatinl de l\Ialayos prillliti \'os que existen toc1avla, en la, isla de nnsll~dlg路a en cl pLlelJlo :-;ahoaje de Ta,g-ban(la" pe1'o el elemento cristiano se componla mayormente de la, inmigrucion de 10::; Malayos marinerm; proced('ntcs df'l sur. Debido :1 la, potencia de los O1onzone8 que dura,nte Itt mayor parte del ano asolan estas isla::; 01 tntfico entre eHas es Inny dificultoso, pucsto que el hot(' qne sale en una direccion encuentra qlle es imposihle retoruar en llIuchos meses. De esta ll1ilnern. ban ::;urgido el aislamiento local y Ia ya,riacion con::;iderahle del dialecto, pero el idioma que pre-domina se conoee por Cuyono 0 Calcum路ctn. Aunque]o habla una poblacion rplativamente pequena creo que debe considerarse como nno de los icliomas Heparados 0 distintos de Ia poblacion filipina cristianfl. En rt'Hnl1lel1, tenemOH las siguientes como trihlls ciyjlizac1as 0 cristia11ft::;: La de Blcol, la de CagaYtin, la de I1ocano, ]a de Pampallga, la de Pallgasimln, Ia de Tagalo, la de Visaya y ]a de Zambalan. LAS TRIBUS INFIELES.

La clasifieacion de las tribus cristianas de las Filipinas es nna tar('a relati\'amellte facil. TenelTIos varias fuentes de informacion indl1~o diccionari08 y gramatica de estas lengna8, informacion que se bu, wnido lwnlTIulando lentamente durante tres sigloR, pero cuando pretendemoH dasificar .y ellumerar las trihus infiele8 y mabometanas, que ba~tu eRtc punto en nuestro tratamiento hemos dejado intencionalm('nte a un lado, e1 resnltado ohtenido no es tan satisfactorio. Estas trilms las han yenido 6, conocer los mismos Espanoles hace solo unas deca.da~. Cllllmlo Zuniga escribio hace un sig-Io, ]0:; Moros eran ferozmente h6RtikF; y los e::;ruerzo::l de los Espanoll's para defenderse hablan Hegado a sn mayor impoteneia. El no tenIa de las trihus infieles del norte de Luzon, mus informes qno los que tenla Morga doscientos anos ante:;. Pero ('I) los cincuenta ultimos anos de regimen e8panol s(' efcctllo 11n gran cambio. No solo fUCI路on los Moros deuota,dos y despojados de Hll soberanla del sur de Mindanao y de J 010, sino que los solda<1os y miHio11eros eHpanoles establecieron sus fuerte::; .y misiones pOl' toda la g-ran cord illera central del norte de Luzon. Estos hech08 sin"ieron .y ("011tribuyeron para llamar la atencion bacia el campo etnol6gico HIlJ11flmente rico que presentaban las Filipinas, .y las islas no solo las "isitarol1 hom hres de ciencia, Alemanes .y Fmnce::les, Hino q Lie en toda En ropa cl A I"chipielago filipino vi no a ser considerlldo, la claye de IllIlt'hoH prohlel1laH eomplejos etnologicos que presentahan los paises del remoto Oriente.r 1\Ialayo-Po]inesia. Si II ('1Tl barg-o, creo q Ge una de las i1l1presioneH que ha tomaclo H,rraigo re::;p('do de ln,s tribus de las Filipinas ('s e'lTone'a, Y cs Ia que' He- rdif'l'e al numero de tipo' 0 l'azas distinta::l )' it la mllltiplicidad de laB LriiJll::i.


TRIBUS INFIELES.

487

Dehido al hecho de que en ninguna parte de Filipinas encontramo~ gran des cuerpos 0 unidades pollticas, tenemos un nLlmero superlativo de denominaciones de pueblos que son practicamente idcnticos. La tribu propiamente dicba considerada como un cuerpo poHtico no se (;onoce en este Al'chipielago. Los Malayos jamas han efectuado pOl' medio de su propio esfuerzo una organizacion poll~ica tan importante. Las gran des yefieaees confederaciones, tales como las.que encontramoB entre los indios de Norte America, estan mucho mas alla de la capacidad de lOR Filipinos de cualquiera clase. Por ejemplo, entre los poderosos y numerosos Igorrotes del norte de Luzon el unico CUOl'PO po1itico que existe se encuentra en la comunidad independiente. En circunstancias normales los puehlos a traves del valle constituyen un enemigo y atentan decapitar ~l suo "ecinos. Yo me he colocado en un solo pueblo igolTote y he vi:-;to a traves de las colinas perpendiculares y valles del do en todas dirccciones dentro de un radio de 6 millas, clonde nadie tendria la vida segm;a. Be Ie hubiera cortado sin duda la cabeza si se hubiera atrevido uno a sa.lir de su casa a. una distancia semejante. Este becho de la,falta de union :-:ocial ha dado porresultado la aplicacion de nn nllluero indefinido de denominaeiones :l estos Igorrotes de las montanas, guienes en toda la cordillera, es decir ell una distancia de 150 millas, 'on todos l;lliembros de nna raza comun. En todas partes se enc\Hwtran en las isIas e1'1'ores de nomenclatura. Algunas veees se han aplicaclo tres 0 cuatro nombres diferentes a identicas tribus y todas estas denomi naciones han contribuido a aumental' ef snpnesto nLlmero de tribus iilipinas; pOl' ejemplo' Blumentritt dice ([ue existen 82 tribus distintas; los .Tesuitas, que ban sido diligentes reQogedorcs de in formes de aqnl, como en todas partes, dicen que hay 07 tribntl; y los enumeradOl"e8 del censo incluyen en sus tablas un total de 115 tltulot' cliferentes que habra r:;ido neeesario explicar .r sistematizar. Las ilwestiga,cioneH hechas por In, comitlion de estudios etnologicos de las Isla:-; Filipinas, las cuales so han cfectuado durante los 61timos dos ailos, han dado por resultado n.rrojal' bastante luz aeerca de las relaciones de estas nnmerosas tribus y c1isminuir g-randemellte el numero de dcnolllinacioncs necesarial'l. En resumen, Ins tribur:; infieles de las itllas pneden eseribirse de Ia manera sig路uiente: Lo::! NegTitos son sin dnda 10. aborigenes del Archipiclago. Esta raza hace mucho tiempo que ba despertado gran interes como uno de los pueblos pigmeos del globo. Son los miembros mas pequeuos de la raza humana. Por ejeulplo, nueye hombres cornpletamente desarrollaclo:-; perteneciel1tes a una cOllmnidad y a quienes yo medi', tenlan un promedio de estatura de 1,450 miHmetros (56.5 pulgadas). El mas alto de estos nueve individuos midio 1,502 millmetros y elm:ls bajo midio 1,37-! millmetros. Las mujeres son notablf'lllente mas pequenas, y su tez es oscura con cierto tinte alllal'illcnto, nariz ancha, chata y pelo


488

POBLACI6N.

crespo, caraeteristicos de ]a, raza negra; y sin embargo Ia cabeza dl' 108 individuos de estas tribus no es larga como las de 108 Africanos y lOt; Malanesianos, sino muy reuonda. Viven' en un estado completamente l:mIvaje en much as partes ue las Filipinas. Aun no ha podido determinarse el Ol'igen de esta gente pequena, pero sabemos que ann en tiempos hist6ricos.estaban mas extensamente distribuidos, si no cran mas numerosos, que en la actualidad, y el hecho de existjr el misll10 tipo pequeno en la peninbUla malaya y en las islas de Anuaman en cl oceano fndieo hace deducir que hubo un tiempo en que elIos ocuparon tal vez pOl' completo el archipielago malayo y la tierra firme adyaccnte, clesde las islas de Anuaman hasta las Filipinas. Este pueblo fne clescl'ito a principios del siglo trece pOl' el ge6grafo chino Chao In Kna, cuando hizo su relaci6n del comercio filipino que ya hemos mencionado. Tal)] bien hemos visto que Pigafetta se :/ij6 en elI os en la isla de Pang'lao, y las relaciones snbsecuentes de los Espanoles muestran quo He cd)aban de vel' mucho en el sig'lo dieciseis en N egros, Panay, Luz6n, hH Calamianes -:l en otras partes. Al contrario de 10 que con frecuencia se ha dicho, el nlnllero de esta trihll no parece uisminuirse, 6 pOl' 10 menos no dismim~ye con tanta rapidez como se ha supuesto. Ell ia actualichd, en Filip·nas hay pOl' ]0 menos 30,000 si incluimos las razas meze1auas en las eual s el elemento negrito predomina, y estan espal'-<:idos pOl' una gran pa 'te dol Archipi61ago, desdo el cabo Engano pOl' c1 norte hasta Surigao, y tal vez hasta el golfo ue Davao en Mindanao. En muchos lugares el tipo del NegTito se ha eorrnmpido por]a nWZdtL con los pr6fugos de ]013 pueblos filipinos 6 de las tribus malayas pl'imiti\ras, POI' ejemplo, en Mindoro, el Mangyan y el Negrito se han mozclauo considerablemente. En Ia mis111a comuniuad do Manguian be visto personas de c1escenc1encia realmente malaya y otras que se ascmcjaban mucho al tipo negTito puro. Aun no t;e sabe si to(l:n la existen los Neg-ritos puros en Mindoro, pero no cabe duda que exit;lieron en una epoca, y Navarette, que fue cura en aquella isla en 1650, mas 6 menos, describe un grupo de ellos. En 1899, el Doctor A. B. Meyer, que ha estucliado durante largo tiempo e] problema de los Neg-ritos y que J1ft visto esta raza en Filipillas yen otros lugares, pnblieo una notable monogra1'la intitulada "La J)i~­ tribuci6n de lot; Neg-ritos en Filipinas y en otros Lugares" (The Distribution of the Neg-ritos in the Philippinet; anc1 Elsewhere), y ('11 la cual monografia hace un resumen de los in£ormes que basta entoll('C's existian aeerca de Ia localidad de estos Negritos. Ell'esultaclo de su resumen so expresa en los siguientes terminos: Puede considerarse como probado con certeza que se encuentran los Negritos en Luzon, Alabat, Corregidor, Panay, Tahlas y Cebu, en la CQ,-ta nore!'!te de Mindanao yen Palallall, ER dudo '0 que existan en la isla de Guimaras, ell el sur de Panay, en Mindoro y en las Calamianes.

/


TRlBUR INFIELES,

489

Bin em hargo, nuestral' investigaciones pl'opins nuts recientes nOR hacen fonnar conclusionet; un tanto difel'enteH, En la actualidad no hay Negrito::; en Ia isla de Corregidor, pOl' rna::; que viven justamente a trtLv6.':l de la::; angostas aguas en, las faidas de Mari veles. En la actualiclad las investigaciones mas diligentes no han podiclo encontrar Negritos en Cebli, pero todavia pnecle huber algunos alll, pOI' mas que los nati\'oR, que est(m infonnados sobre este particn'Jal', dicen que no hay ningllnos, Los Negritos, ya senn de un tipo perfectnmente puro 6 mezc1ados con los Mnlayo~, prcdominando en clloH Itt sangre del NegTito, se encu(,lltrnn todavia en Ins :-;ignientes proyincias: Cagayan, Isabela, 110c08 Norte, Ahra, Nneya Vizcaya, Tayahas incluyendo las excomandancias del Principe 0 Infanta, Nueva Ecija, Bulacan, l~izal, Pangasi nan, Tiirlac, Zambales, Pampangn, Bataan, Ambos Camarines, Albay (nnos cuantos criados 0 esclavos en las casas de Filipinos), cn Rombion (en las iHlas de Tabhts y Sibuyan), en Mindoro, Paragua, Capiz, AI1tilIue, Negros Oecidental, Negros Oriental, Surigao y Davao. Con stituye un hecho curioso de su distribucion, el que los Negritos todayia se cncnentran en yat'as de las i:-;litas donde podrla suponerse que es doncle mcno:.:; protecci' n en~ontl'arlan contra sus afl \'cl'sarios malayos. POI' ejemplo, et; easi cierto que h~ty Negritos, aunque de un tipo mixto, ell todas laH islitas que ac ntinuacion Re mencionan, adyacentes a la costa oriental de Tayahas y Amhos Camarines: Polillo, Alahat, las Calag'llaH, .T omalig, y Bantamnan. El nombre qne 10i; Tagalos de tierra nnne dan ii los N egl'itoH on ostas islitas es Dllmagat, que se dice signiflca pueblo maritimo. Tmnbien se dice que existen NegTitos en Ia islita mOlltuosa de Buracay, pr6ximo al cabo de Panay al noroeste, donde hay una comunidad de Nrgl'itos. Localmente los NegTitos son ('.onoaidos pOl' yarios nombreF;. EI mal' eom(m de estos es ..!l eta, que se COI1yiel'te en Ita, Eta y Agta. En otros puntos se les denomina Baluga, YOZ que eri el idioma pampango sign ifica "sangre mezclacla," seg6n ante:" se ha indicado; Dnmugat en otros puntoFl, Ahunlong se Haman en Zambales, y en Ia penInsula de Surigao :::;e les llama inval'iablemente Mall1amannas, palabra qne puede traducirse" ahorlgenes" yquese compOlle del pl'efijo ma, "pueblo," "hahitante," y 177.a路n1W, una variacion (Ie bWl1w, "palR," "tierrn." A los NegTitos signe Ja descripcion de los Igorrotes. Esta es la gran raza que, seg(m ya se ha explicado, hahita en la cordillera central desde la extremiclad norte de Luzon hacia el sur de los llanos de Pangasinan y Nueva Ecija. Esta denominacion en la forma espanola 11sna1, Jgorl'ote, se ha usado mucho tiempo y extensamente. Morga, en IGOn, 10 usa en su forma original 6 nativa, es decir, Ig010t. Ell varios idiomas malayof:i estn. palahra significa "puehlo de las montaib:-;," pOl' ejemplo, entre los Moros de Samal, molot significR "mol1hlfias," (( interior," etc. EI ])l'cfijo I ya se ha descrito. Algunos


490

POBLAcr6N.

escritol'(,::; hall limitado d Hombre de Igorrote it la::; trihu::; de Bengue t Meyer y Sclmdenberg 10 limitan il los pueblos de Beng-uet .r Lepanto, pero cn reali dad de ,'erdad , 'U uso es mucho mas amplio en el norte de Luzon. De::;de el punto de "i::;ta etimologico es una clenominacion digna y tan bien conocida ciellWieamente .r entre los puebloR filipino1-i, Llue hl he adoptaclo como nnn denominacion general para todo ('sie ('uerpo de tribus Illalayas primitinl::; del norte de Luzon qne tienen 1111 mi::;lllO tipo fisico, que hablan idiomas Illtimamente re]acionaclos y que ofrocen el mismo grado de cultum, y pertenecen ca::;i sin duda il 11n 1"0]0 periodo de inmigracion y a una sola, fnente etllica. Tamhicn prefiel'o u::;ar 1a pa1abra en 'm forma filipina y tal como se pronullcia reg ularmente, Igorot (Igol'l'ote en espao01), tanto en el singular como en el pIma\. Bajo la denominacion de Igorot podemo::; conocer \'arias tribu s ::;cclllldarias, tn.1es eowo Gaddang, Dadayag 0 Mayoyao. E ::;tos gl'UpOS 110 estan ::;eparados pOl' una organizacion de trihu1-i como antes ::;0 ba explicado, puesto que entre estos pueblos no existiu nin g-una org-anizacion de tribu, sino que se di"iden lll1icamente ligeras difereneia::; de dialecto. No se ba determinado pOI' complcto, cnantos de esto1'3 d ialectos sepal' ados debemos reconocer. El que I>uscribe ha 3studiado persona1mente y ha recogido yocabularios de doce dialecto::;. Creo que estos incluyen a todos los dial ectos con excepci6n do ltlg-unut! val'iaciones l1lenores y una rama en 1a extl'emidad norte de lao cordillera qne hemm; denominacio Apayao. Esta ultima trilm 1-ie cnc.uentra en ambas faldal> de la corclill('l'H, p cro es mU<.:ho mas numero;-;u en el lado de Cag-aj'tll1. En 10~ (lltimos aool:) de la. denom i uaci6n espaoola entre ellos se fundaron las <los ('omunclancias polltico-mi1ital'es de Apayao y Cabugaoan. Gozan de pel:)ima reputacion pOl' I>U sed de sang-re y cl'ueldacles tanto entre 101'3 Jlocanol:) cl'itltianos como entre 101:) Cagayanel:). Desde la termillation del regimen espanol apenas han sido ,' i~itadas, y no tenemos informes relatiVOl:) il. sn preBen te est-ado. Viajando hacia el ::;Ul' porIa cordillera, en el centro del )')0 Chico de Cag-aynn encontramos otl'O pueblo ig-ol'l'ote intere1-iantc (l11e habln. un dialccto q ne se clenomina el Dac1ayag. Hay Dumerosos pueblos hien ('onstruidol:) en el pie de las c01inas de la cordillera en lrr:-:; cnales "iven estas trihus, y en este punto estaba e~tahlecida antignament(' la ('omandan cia y mision eHpafi01a de Itaves. En uno de los es<.:alollc1-i natll rales que da bacia e1 rio todada existen "arios he1'1nosos edi6cios de esta estacion, que 011 la adualidacl estil. ahandonada. Mas hHcia. el sur, viajando pOl' I,mbela el pie de las mismas colinas de ]a <':01'<li1lel'a, He encuentran las aldeas de los Ga<ldanges, 10:-3 (,lHllf'1-i ('omo antes Sf' ha indicado, tienen repres('ntantes Cl'i1-itiulloS ell la provincia de Nucnl Vizcaya.

y a las mmiticacioll('1-i del sur de la Cordillera Central.


'13 ,

4 , 5.

COLECCION DEL SR. DEAN C. WORCESTER.

~I ETODO DE AUMENTAR EL .~Gl'.)f: RO EN EL L6Bl'LO DE LA ORF.)A. 2. ~1 l'JER lGOIlROTE CON CABELLO CIRADO CON Cl'EIlIH DE ZAC'ATE. 3. eN .10VEN IGOIlROTE. 4. PADIlE t. IIIJA lGOIlIlOTES. 5. Gl'ERRERO IGOIlROTE EN LA FLOR DE Sl' EDAD.

1. UNA JOVEN TGORROTE, MOSTRANDO EL


TIUBUS INFIELES. IIacia al e:-;tC' hay

llll

491

pueblo igorrote eonocido pOl' Kaling-a, que

LieJlC' Ullas CLlalltas colonial:) a 10 largo del rio Cagayan cerca de Ilagan,

as! uomo ell el valle, del Calabugan, tl'ibutario del 1'10 Grande. Esta es una palabra ibanag y sign inca :-;implemente enemigo. Kalinga 10 apl ica con fl'ecuencia al pueblo cristiano de este "aIle casi a cualquier grupo de los Igorrotes y generalmente a los Apaos. Los Kalingas al este de Ilagan con frecuencia se han denominado Kalibuganes, procedentes del valle del rio clonde habitan, pero esta palabra no se conoce como una denominacion de tribu en aquella vecindad. Su biendo el rio Chico de Cagayan llega uno al punto mas al norte de las tres grandes divisiones que romp en Ja cadena de montanas de oeste :i este. Haee muchos anos que en este punto hubo un camino militar espanol que conducia de ]a provincia de Abra a traves de la cordillera en Balbalasan hasta Lalmagan. El gobierno espanol tuvo inteucion de cornpietar este camino bacia abajo por el rio Cbico hasta el valle del Cagayan, pero este proyeeto jamas se 11evo a cabo. A]a mitad de la distanci!1 que hay entre Balbalasan y Labuagan, aSI como en el valle del Saltan, un poeo mas hacia el norte, en las montanas hay grupos de rancherias de cuyas relaciones con otros Igorrotes no estoy ciel'to. Meyer y Shaden burg les llaman Banaos, aJoptando el nombre de uno de sus 路ancherlas intitulada Banao, pero parece que toda la triou habla, co alguna vari~cion, el dialecto conocido pOl' Itancg 0 Ecnig, la misma Iengua que hablan en Abra los Tinguianes. Est.e pueblo banao, que en Ahra se nama alcados, creo que es el prototipo del actual Tinguian mas clvilizado. Viajando mus hacia el sur y subiendo toclavla mas hasta llegar a las montana " encontramos Ia region mas popu]osa y la mas notable por muchos conceptos de todo el paIs igorrote, a saber, el distrito de Bontoc. En este punto hay ' ' 'a rios pueblos construidos de una manera compacta que contienen, muchos de ellos, varios millares de habitantes cach nno. Las montanas que estan escalonaclas para efectuar la creacion de jardines'y eampos de arroz, obtienen un desarrollo maximo, y ofl:ecen una apariencia notable que no tiene rhTal en ninguna parte d~l mundo, en igua1es cil'cunstancias. Estos Igorrotes de Bontoc que acat;O sean los mas famosos de todos los guerreros decapitadores se denominan as1l1lismos Ipukao, voz que en muchos de estos idiomas, significa "hombre" 0 "pueblo." La he usado como la denorninacion del dialecto que se bab1a en esta zona de eultivo. Hacia el sudeste sobre una sierra 0 cordillera divisoria se encnentra e1 distrito de Quiang路an. Las fuertes guarniciones qne los Espanoles tuvieron en este lugar no se ban repuesto januls y durante los llltimos alios esta populosa region ha gozado de nna verdadera orgia de de.capitacion. Hayen este lugar por 10 menos dos dialectos bien conocidos, a saber, el Bunnayan y el Silipan, al paso que mas hacia el 91'iente, en la linea di\risoria elltre


492

POBLAC16N.

Qniang'un y la provincia de lsabela, hay guerreros igorrotes que hahlan el .i\layoyao. Los Igorrotes que viven en las sierras al oeste de la parte civilizada de Nueva Vizcaya hablan el Isanay. En la falda occidental de la cordillera, en Lepanto tenemos varios dialectos que se diferencian un tanto entre sl, y que se asemejan a los de las trihus vecinas. POl' el norte el Igorrote es muy parecido al Itneg del Tinguian de Abra. En las rancherlas del este se aproxima al Ipukao de Bontoc en tanto que en las raneherlas del norte el dialecto denominado Kankanay 10 hahlan en el norte de Benguet y en Amburayan. El Nahiloi Re habla en el Rur de Benguet :r al este del valle Agno, en ]a antigua comandancia de Cayapa. En mi opini6n dehen pasarse pOl' alto otms varias designacioncs de tribus que han surgido de los ei::itudios irregulares de mucbos irwestigadores. Muebas de ellas se han derivado de rancherfas 6 nomhres de lugares; otras como la palabra burik, pOl' ejempl0, que signifiea "tatu" se deI'iva de alguna peculiaridad clel pueblo y se aplica a los Igorrotes nnas yeces en un lugar y otras en otra. Para los finei::i de la clasificaci6n etnQl6gica todos estos pueblos representan nn grupo y a este grupo agregarla yo hasta eJ 'Linguian mas ci,-ilizado y desarrollaclo. La rnitad de la poblaci6n de la provincia de Ahra constitnye el Tingnian. Esta gent yi,'e en comunidades fijas, son pacl'.hCOi::i {> indm;triosos, saben tejer como tamhien 10 saben much as tribns de los Igonotes, Y FlU aparienciru 6 af'pecto es conspicuo a causa de pulscras yanillos de lat6n que Hevan en Jas piernas, y el a. 'eado y elegantc peinado entre las mnjeres. Considerados desde cste punto de vista ofrecen nn a"lpccto un tanto diferente del Igorrote ordinario. Tanto la cara como el cuerpo de estos indios parecen ser mas l'ohui::itos y seg(m ante's se bn. indicado, son mai::i acicalados en euanto a su traje pero crco qne el tipo llHieo y el origen etnico es el mismo. La palahra Ting-nian :-;e dCl'im de tinYlles, que sig-nifica "montann," palahra malara, al'caiea y cUi::ii anticuada en la actual idad en el idioma tagalo, y el Hufijo (f II. Dicha palahra se us6 hace tl'escientoi::i arios en 10:-; alrededores de Laguna de Bay para designar el puehlo de las montanas, y Cbil'ino hahhL talllhien del pueblo de la montana de Bohol como Tingniun, pero cl uso de (11cba palabra se ha ahol ido en estos lug-ares. Durante cerea de clos sig-los He ba llsado para significar e. tc puehlo infiel de Ahl'a. Tinguian e Itlleg son los nombres que tambien se aplicnn a un pequeiio gl'npo de Ig-onotes que viven un tanto aislados dell'esto de su raza en htH montaiias cerca de Cuyap6, Nueva Ecija. Cerca del nacimiento del rio Grande de Cagayan, en Ia provincia de Isabela, en las montanas densas de Caraballos Sur y descle alH haci~l el sudeste pOl' las partes montanosas de Nueva Ecija y Prlncipe, hay una triuu llIUY cUl'io~a de guel'rel'os decapitadores conocic1os pOl' llmlaos entre el pueblo de Nueva Vizcttya, pero alguna~ yeces se Iai::i del10Hlina


COLECCION DEL SR . DEAN C. WORCESTER.

2. UN JOVEI< ( RE~lOI<TADO). 3.1}:<A .JO\,E~ (RDIOI'TADA ) . ~. I-J(DIBRE ~ATlYO COl' SAI'GRE XEGRITO ( RE~lO~TADO ) . 5. l' ~A JOVE~ (GADDAN ) . 6. MUJER (GADDAI<).

1. M\'JER I<ATIYA rOI< SAI'GRE Dr, I'EGRITO ( HEMONTADO).


T1UBUS INFIELES.

493

Ilongotcll. EI tipo fl~ic.:o es entemmente difel'ente del de los Igol'l'otes de Ia Cordillera Central. La cam delgada y nerviosa de los hombres e~w' cubierta de muy poea bal'ba y el pelo etl ondeado y 10 Hevan hasta los hombros. Este pueblo representa una raza malaya muy primitiva pero ell la actualiclad no pretendo fijar la cpoca de su dependencia. Su nlunero e::; pequeno; su organizacion social es tan Iimitada y deficiente que cad a pequefia comunidad trata de robar la::; otl'as rancherla~ de la misma trihu en su gran caza de cabezas humanas. Aunque su n6mero es pequeno ci puehlo de Nueya Ecija les teme y la parte nOl'er::;te de 0sta provincia apenas la habitan los cristianos a causa de las invasiones ell' esto::; guerl'cros decapitadores. Viajanc10 hacia el sur basta dentro de un pals montanoso al norte cle Ia proYineiu. de Rizal, tenemos unas cuantas familias malayas enantes, que pOl' 10 rcg:ular viven en associacion con los Negritos y con frecuencia se mezcla con esta raza y los cuaies eran conocidos de los Espanoles como l'emontados, vago::;, nomada::;, etc. Parecen que l'epl'esentan el ot1'O cJemento de bandidos de los pueblos cristianos. Yo VI un gTan I1ll111erO de e110s una vez junto con los Negritos con quiene::; "ivlan, .f que fnm'on tmldos del pueblo de lVIontalban pOl' el general insurrecto Geronilllo. Era 6sta una partida curiosa de razas mezcladar::; que se (>xLendlan desde los extr os dellYIalayo puro hasta el NCgTito mas plll'O. Emn enteramente 'ahaje::;, casi der::;nudo::; y ::;in medios de sub::;istencia excepto la caza Y !'alces silvestres. Este tipo salvaje llue pOI' Sll bdo malayo es probable que estc relacionado Intimamente con la pohlacion criHtiam1 actual se encuentra en muchos puntos 6 itllas del al'chipielago. En Ambo::; Camarines en el monte Isarog, hay muchos de ellos, y alll se les conocen pOl' Igol'l'otes. Jagor, el viajel'o aleman, vi::;ito :1 este pueblo de Isarog en 1869. En Negros y en Panay {i. este pueblo, del interior, pOI' 10 regular se Ie llama monteses, pOl' mas que se les ha aplicado d5ferenteH nomhres. Se les ba llamado "illundos," y los nombre.,; que en e::;tos ultimos anos han venido a significar tanto j n;;urreccion como berejes, pulijanes y babilanes. En cstos casos parecen Hef un elemento visaya PUl'O que se escapo de la cOllversion y que han pel'manecic1o en el interior de e::;tas islas, desde la epoca de la conquista espanola hasta la fecha. He adoptado la voz Bukidnon como un tcrmino grueral para todos, ya sea que se encuentl'en en 'Luzon 0 en las islas del grupo visaya. Esta palabra es nati,'a y con algunas val'iaciones se cneuentra en muchos de los idiomas filipinos. Significa pueblo del bnkid 0 bosq'ues de la montana y puec1e compara.rse con la palabra tag-ala tagabuquit y l~alahm bornea orang huquit. En Mindoro tenemos otro tipo lUuy primitiyo y de una cultura muy inferior que en algunos casm; est:i mezclado con el NegTito y se conoc路c pOI' Mangyan. Esta palabra se esqrihe de nLrio;; modo::; y conseno In


494

POBLAcr6N.

autografla que se aproxima mas a la pronunciaci6n local. Hay colonia~ de estas gentes salvajes en la parte norte de Mindoro en las ribera;.; elf'l rIo Bac6 r hacia atras del puerto Galera, pero pal'ecen ser mas nllmerosos en el sur en las cercanlas de Bulalacao. Como antes se ha dicho , en muchos lugares estan muy mezclados con los Negritos. Sin emhargo, Stl idiom a a juzgar pOI' un pequeno vocahulario que he recogido de unn, colonia en una de las faldas del monte Halc6n, est:i mny lntillluJIlcnte aliado a los idiom as de los Filipinos cristianos y no cabe dnda dc qnc han practicado el arte de escribir en uno de esos metodos de e~crihil' pOl' sllabas que poselan la mayor parte de las tribns de las FiJipillas antes de la venida de los Espanoles. EI Doctor Pardo de Tavera dice 10 siguiente acerca de la eiimologia del nombre Manydan: En tagalo, bicol y visaya, Manguian significa "salvaje," "montanes," " infiel," "negro." AcaSo suceda que el uso de esta palabra es aplicable a un gran nlull('l'O do Filipinos, pero no obstante, se ha aplicado unicamente ,t cicrtos haj,itantes de l\Iindoro. Aun en los tiempos primitivos no cahe cluda que e~te nOJllhre f:'0 10 (lit) ,t los individuos de aquella isla que hoy 10 llevan, pero su empleo en tr(' s i<1iomas 111 ipiI1<lS muestra que el l1giat!- radical en todas estas 1enguas tenia una signifieaciun que en 1a actualida(l se ha olvidado. En pampango todavfa existe esta terminatiun y signifka antiguo, de 10 cual podelllos deducir que dicbo nom bre se ap1ic6 a los hombre;! qll~' ~e rreian sel' los antiguos habi tan tes, y qne estos hombres fueron reehazados haf'ta 01 interior pOl' los invasores modernos, en euyo idioma se les denominaba los antiguos. (Etirnolog~a

de nombres de j路C/za.s de Pitipinas,

Manil(~,

1901.)

Ya se ha mencionado el Tagban6a, de Busuanga, otl'O puchlo malayo primitivo, que se encuentra todavla en mayor nlunero en la i la de Paragua. Este pueblo es numeroso en las cercanlas del Puerto Princesa, donde todavla se usa entre elIos una forma 6 sistema de escritura pOl' sHabas. Mas hacia el norte en Paragua hay otra rama malaya semejante muy mezclada con e1 negrito que se ('ono('c ('omo Batal.;. E1 nombre Taghanna se compone de la p~lahra malaya poli!lesia banua (man ua, famta, etc.) y e1 prefijo taga/ las palabras comhinadas .'ig-nifican pueblo del pals. Esto nos trae a los pueblos infieles de Minuanao. Con respecto ~1 estos puehlos existe una gran di\'crsidad de opiniones y e1 prohlema todavla no puede resolverse satisfactoriamente. Mi opinion ('~ q lie tenemo~ aqul, sin c6ntal' los Negritos de Surigao, 1m; Mamalluas, las (micas tribus malayas que pueden compararse con los mismos Plleblos que hemos visto mas hacia el norte en las Filipinas. La pohlacion cristiana al norte de ~Ilindanao se limita muy a la costa del norte y del este. Haria atras en el interior desde estos pueblo~ tanto en la provincia de Misarnis como en la de Surigao hay una pohIa.cion inficl ('onsiderahle que habitan en las aldeas, pero que camhia SllS hog-nr(',.; ('on mucha frecuencia. En el oeste se les conoce pOl' Monteses 0 ~I()ntC's, y en las montanas mas arriba del 1'10 Agusan se les conoce pOI' e1

I


TRIBU8 INFIELE8.

495

:\Iallohu. La primel'a do estas palabras es cimplemente la YOZ OHpaiioia <jllC significa pueblo de la montana, la cual se ha aplicado de una munonL tan general que creemos que debe desechan;e. J.1Ianouo es una palabra nati\,a, qlle cn 01 idioma bagobo on el golfo do Davao sig-nifica hom bro. ASl apareco en el vocabnlario del padro Gishert y tambien en un vocabulal'io especial qne se toma poria ofieina de estudios etnologieo:>. Sin embargo, Blumentritt sugiore, y creo que con razon, que Manobo en el norte de Mindanao es un derivado de Manubo, que a su vez se deriva de lvIasuba, que significa pueblo del rio. Esta palahra manoho debe conserval'se para todo este gran grupo que vive a 10 largo de los afluentes del rio Agusan, .f croo que dieha voz podrfa cxtendc]'sc con pl'opiedad a los Monteses mas hacia al oeste y hacia atr:is de MiHamis. 8i hubiere alg'un inconvenicnte para ap iicar 1ft palabl'a manobo a estos infieles de Misamis, indical'la quese aplica::;e nuestro t(~rlllino general de Bukidnon. Los 8uhanos e::;tan en la co::;ta occidental de Mindanao y viven alrededor de la bahla de Sibuguey y la bahla d<? Dumanquilas y tambien :>e extienden a cierta distancia bacia el sur pOl' las montanas hasta la peninsula de Zamboanga. Este es el (lOi('o pueblo infiel de Mindanao ontre eJ eual he perma ecido el tiempo suficiente para poder juzgar del tipo, cl idioma y su cu tura. Pareco ser este puehlo un tipo que rCpl'OHellt~L la l'aza malaya primitiva, d~stbbuida extensamente pOl' e1 archipi61ago lllala.yo, que ha sido rechazada desde el mar hai'>ta el interior porIa Hega,da y las persecuciones de los Malayoi'> marineros tanto antes Gomo despues de la conversion de estos al mahometanismo. Esta raza es dclgn.da, un poco menos de la estatura mediana, cabello flechudo, faceiones nerviosas, tanto inquietos como debiles, nariz un tanto ehata, pero nada mas que un poco ancha, labios gl'uesos y una barba hundida. Este es en verdad e1 mismo tipo que encontramos tan extensamente propagado en todas las FiJipinas y que seg6n creo es casi identico al uo las trihus interiores de Borneo, Oelebes y acaso Sumatra. Oomo tal tipo, se difel'encia muy poco del Ibilao del norte 0 del Yakan mahomotano de la isla de Basilan, al cual se aludira mas adelante. La palabra Subanon se deriva de la palabra malaya muy com(lll "8Itba," que signifiea "rio," y el sufijo "non," que signinca "pueblo de." E::; una denominacion de tribu, se usa genel'almente y hace ll111cbo tiempo que se ha anot;tdo. Oombes, el histol'iadol' ,fesuita, en su Historia de Mindanao y ,Tolo, que se publico primeramente en 1667, emplea frecuentemente dicho nombre y segun ya se ha indicado, es prohable que llegase al conocimiento de Pigafetta en Ia epoca de Ja vi8ita de h expedicion de Magallanes a la costa sur de Mindanao . Yendo bacia el este en Mindanao y al pasar porIa region de los Jagos habitada entel'amentc pOl' 10:> Moros Lanaos, lleg-amos a otra::; tl'ibu s que hasta donde he poclido averiguar no se dife1'(Jllcia mucho de los


496 POBLACI6N. --------------------------------------------------Subanotl que acalmmotl de describir. En lOtl alredcLlores del nacimiento del rio Grande de Mindanao :;13 Ie::> denomina Manobos. Al sur del rio Grande :se les llama Timray, Bilan, ManoLos y otro:s nombres. No se ba explicado sati:sfactoriamellte la razon para adoptar e1 uso de estos nombres diferentes. No cabe duda de que hay eambios de c1ialecto entre eUos comparah1es eon 101::> cambios que ellcontramos entre los Igorrotes en 131 norte de Luzon, pero creo que apena:::; puede justiticarse dividir 0 fraccionar en tribw; sepai-adas UDa pohlacion que es completamente homogenea como parecen ser esto::; infieles de Mindanao. Segun e1 Doctor Pardo de Tavera b palahra Tirumy se del'iva dc (btew rooter, es decir un pueblo que vive encima 0 sea en la parte superior del rio. Seglll1 advierte B1umentritt, Bilan puede lu)'berse derivado de BulCLU,Il, nombre del lago pantanoso que hay en 131 centro de Mindanao y quc lllarca su localidad. En los alrededores de ht ribera del golfo de Davao se encuentran pl'incipalmente dos pueblos a los cuales creo que se refiel'en, 1a mayor parte de las numerosas tFdbus que se han anun<.:iado en aquella region. Estos pueblos son el Bagobo, ell 131 lado oecidental del golfo, con e1 .Tagacaoto intimamente relaeionado con ellos pOI' cl ::>lll", y el JJjwuluy(t qne vive en 131 norte del golfo de Duvao hacia e1 este basta 1a co::;ta del PacHico y hacia el norte ha::>tf1 Surigao. Entre estas triblls se dice qne existe una estatllra mati alta y -';llej6r c1e:::;arrollo ÂŁlsieo, y e::;to ha he('ho que surjan las teorla::; <ite Montano y de otro:::; e:::;critore::> y ha contribuido a que se les denomina Inclonesianos. En la explicaeioll ordinaria de esta pa1abl'a esto significaria que estan relacionadotl eon un pueblo de sangre caucasia mezclada que en los tiempos primitivos se propago a traves del archipielago malayo y cuyo tipo superviviente llUltl puro se encuentra en las istas polinesianos. Ahora bien, e::>ta teorla tal como se aplica a estas tribus del este de Mindanao me parece que descansa sobre bases muy d6biles. El aumento perceptible en et:ltn.tllra en los pueblos no parece que esta acompanado de otl'OS distintivos de 10::> caucasianos 0 de los polinesianos. POI' ahora pre:fi.ero cOll:::;iderarTos con otra::> tribus in:fi.eles de las Fitipinas como Malayos. Todo este pueblo de Mindanao si bien no es esencialmente belicoso, tambicn es ciCltO que tiene las cl'eencias y la::> costumbres ceremonia1e:::; que incitall :1 acto:::; crueles y sangrientes. No solo se Hevan las cabezas del enemig'o conquistado sino tambien las manos y e~ corazon como 10 haccn los Ibilaos de Luzon. Tienen 1a costumbre y 10 han pue~to en practica v.arias veces en estos 111timos meses, de haeer sacrificios humanos ofreciendo la vida de un esclavo a su deidad, que es Diwata. Este e::; un nombre sanscrito malayo que 10 usan mucho las tl'ibns no mahomctanas en 131 archipielago malayo. Sin embargo, no ::;on !-limplemente l:;a1vajes. Cosechan en sus bosque::; maiz, arroz de ta::; Ulontanf1S tllI'O , y una cla:::;e superior de abaca. Praeticamente todo 131 abaca (Iue pasa

/


"j

o

"


TRIBUiS INFIELE .

497

pOl' 101:; puerto::; de Mindanao 10 cultivan y ]impian las tribus infieles. Ellos tifien Otita fibra de abaca do coloros muy curiosoti y do ornamentaei6n, y 10 tojen y hacen trajos hormoso::; y atractivo::;. Ellos no se ll1ultiplican a causa de Sll vida erranto, y Stl estado ha sido deprimido dnrante siglo::; pOl' elregimeo y exigoncias crueles de 10::; Moros. Llogamo::; al fin a los Malayo::; rnahomotanos. La entrada y propagaci6n dol itilami::;rno on las i::;hts del I:;ur de Filipinas se ha do::;crito ya ell la primm'a parte do este memoria. La fe muy al principio obtuvo un fil'll1e arraigo en la isla, do J 016 y entre los Moros Maguindanaos, en cl valle del 1'10 Grando de Mindanao. E::;tos do::; puohlos siempre He han illlpuesto entre lu::; tribus lllahometana::; de et-ltas islaH. Antiguamonte cl sultan de J 016 yel ::;ulb,ln de Maguindanao se dividieron entre S1 Ia sOlJerallla de las isla::; de J 016 y Ia costa sur de Mindanao. La palabra "11101'0," por la cual ::;0 conOCOIl generalmente todas estas tribus, se Ia aplicaron los E::;pafiolo::; y significa preei::;amento 10 que el vocahlo "Moor" significaba para los Ingleses haec tres cientos anos, es deeil', mahollletano y nacla mas ( uo esa. Si bien esta es una denominaci6n valiosa para significar 6 indicar todas esttLs tribu::; en conjunto, debe ad,'ertirse que no os absolutamente llna palabra etno16gica. Los Moros do Mindanao j7 de J 016 pertenecen {t varias tribus diferentes, las cnales c1e::;cl'ibirelllo::; U eontinnaei6 . Sulu es la denominaci6n na iva tanto de ~a isla como del pueblo y J 016 es una corrupci6n espanola qe la mLsllla palabra. Sulu se escribe de Vl1riRS maneras, {isahel', SuuI, Sug y Sulug, y es probable queesta Mtima sea mas frecuelltc y que se acerca mas a 10 correcto pero prefiel'o dejar la palahra Snlu como ht forma que se ha empleado pOl' mas tiempo. Esto pueblo parece haber ~ido los sci\ores de la i~la de J 016 antes de haberse convertido al lllahometanismo y jamas ha perdido esta posici6n dominante. No s610 pretende el sultan de J 016 tener toclavla soberanla sobre las tribus de Samar y Yaktln, del Archipielago, sino que la mayor parte de los datos ~ubalternos y panglimas en los pueblos de Samar son tambien nacidos en ,J 016 6 de::;cendient~s de J 016. El grueso de los Moros de Jol6 se encuentra on la isla de Jol6 y las islas que estan precisamente al sur hasta Siassi y Pandami. Alrodedor de e::;tas islas hay alcleas, algunas de las cuales son rouy populosas, en que habitan los Samales. En su propio idi0ma la palabra samal 6 sama significa companero, y el pu~blo que lleva este nombre constituye un elemento muy importante de la poblaci6n del - archipielago de .J 016. Descienden a 10 qne parece, del Samal Laut del .T ohore y del estrecho de Malaca, pero han abandonado la vida de sus hotes pOl' la vida ma::; estahle en las playas, habiendo de esta manera mejorado su condici6n material y aumentado Ia proiundic1ad de su fe en el mahometanismo. Ya no 80n n6madas que vagan a merced de los cambios de 10H 1ll0nzoneH, que alberg-nan sns iragiles embarcaciones en 13707-VQL

1-05-3~

,


498

POBLACI6N.

una pequefia bahia y se hacen ala vela hacia otra boca 0 mar al siguiente dla 0 meso Su fe y I'U cambio de vida les ha hecho sentirse mucho la diferencia que exi:::;te entre ell 0:::; y sus aliados los Samal Laut 6 hombres del mar que estan nada mas que medio convertidos al islamismo. Estos Sam ales tienen mnchas a1deas gran des en e1 archipielago sur de Jolo, pero no han e::;cogido para el asiento de estas colonias las Islas altas montanosas y volcanica:::; del grupo sino los arrecifes hajos de coral que tienen playas anchas y areno:::;as que algunas veces son muy pequefias y que casi siempre carecen de manantiales de agua dulce. Sorprende yer un aldea de este pueblo con sus casas construidas sobre el mar frente al anecife de coral angosto y en frente de las casas en la playa una hi1era de cocotero:::; entre los cuales yacen las tum bas de sus finados. Algunas veces, eomo Rllcede en la idla populosa de Ubian del Sur, no hay agua mas cerea de su pueblo que a una distaneia de 15 y 20 millas. Dependen para e1 abastecimiento de agua do la que se trae en grandes vasijas de barro en sus botel-> y tamhien del agua ne los cocos tiernos. En Lamenusa, cerca de Sia:::;si, en Ubiun del Sur, y en RUS islas adyacentes, hay pneblos muy grandes de el;tos Sam ales. Las Islas de Tanduhas, Secllbun, Mantahuan, Banaran, Manoque, Manca y Simonor, tam bien contienen aldeas de tamafio considerable. Ha.,T"arias colonias pequefias en la isl itas en la extremidad sndoe..;te de Tawi Tawi cerca de Bongao, pero no hay ningun pueblo 11101'0 en la i61a de Tawi Tawi propiarnente dicha, que es volcanica, alta y de densos hosqlles, excepto e1 antiguo centro piratieo de Balimbim. Este pueblo de Samal es famoso como constructor de hotes. Hay otras peqllefias aldeas mas hacia e1 sur en los p quefia:::; arrcrifes de coral, frente a1 lado occidental de Sibutu, que constitu),e una parte de la poblacion que los Estados Unidos adquirieron por Yirtud del t.ratado suplemental'io eon Espana despues del tratado de Pari's. Al oeste de Tawi Tawi la poblacion de estas Islas os muy escasa. No hay hu.bitantes en el banco Perla 0 las islas Tagao, pero hay pequenas co10nias en Ja isla de Cap, Ubiall del Norte y Pangutarang. Estas islas no son atl'ayentes siendo a,sl que en eHas hay una veg-etacion repug-nante y un asperto de deso1acion, que no posee ning(lJ) u.tractivo. 8i bien es yerdad que, segun antes se ha dicbo, este pueblo es ea::;i enteramente un pueblo de Sam ales, no es men os cierto que sus datos son de Jo16, descendiente.s de las familias reale:::; de J 010. Pero el verdadel'o centro de los Samales donde existieron antignamente en gran numero y donde se hablo e1 dialecto pnro de los Samales, em e1 grupo de islas sitnadas entre Basilan y Jolo qne a,nn se conocen pol' las islas Sama,les, especialmente la isla, de Tongnil y Balanguingua. E~taH islas fueron los 6ltimos refugios de la piraterla. que hablan de dcstl'uil' las Espanoles. Hasta, 1849 las [-Iotas de e::;tos Suma1es venlan cada, ano porIa costa occidental de Mindanao y permanecian algunos


1, 5. COLECC ION DEL SR . DEAN C. WORCESTER.

1. MORO )rAGl'l~nA"Ao-E POS.\ DEL DATO AI.L 2. )Il'J lm MORA DE I.A ('LI SE ALTA, ZA~rB O足 ANGA. 3. nATO)' '1..' :<OI"lA . 4 . MORO DEL LAGO LA:<AO , )1l l"DANAO. 5. MORO DE ,lOLO , \' A RO:< A Dl'I.TO.


TRIBUS INFIELES.

499

meses en las islas Visaya,s, quemaban pueblos y se llevab!1n todo 10 que podian ronal' y algunos cautivos y despucs navegaban lentamente hacia abajo de la costa oriental de Mindanao con elmonzon nordeste otra yez a i-;US hogares. EHpafia no puclo hasta la introd uccion de las cafioneras uurante la administracion ue Clayerla, ataear y del'l'otar estos piratas en sus pl'opios centros. Dos expeuiciones notables llevaron a cabo esta empresa, y Ia pobIaci6n no fuc solamente derrotada, sino que fue expull4ada eo gran escala de estas islas, habi6nuose esparcido bacia arriba y hacia abajo en la penJnsula de Zamboanga, al paso que un nlullero consiclerahle de personas de alto rango fUel'on desterradas pOl' el gobiemo espanol a la provincia de Isabela en Luzon donde sus descendientes vivlan aCtn en haciendas cerca de llagan cuando aquella provincia fue visitada en 1900 porIa Comision Filipina. Ademas de estos Samales establecidos, los Samales Laut 0 " Bajau" se. encuentran en gran nl1mero de lugares en todo el archipielago de J 010 y la costa sur de Mindanao, Ya se ha descrito su manera de vivir. Estos indios se encuentran en una familia en cada bote en pequenas flotas de media docena de buques deI velas que subsisten casi exclusivamente de elementos qu obtienen del mar. Su comercio se lilllita enteramente de estas agua. Son expertos buzos y sacan unas cuantas conchas de perlas de cuand ~n cuando, pescan tl'ipang 0 beche de mer, algunos artlculos vegetales marltimos, aletas de tiburones, que cambian en 1m; estaciones donde los Ohinos hacen negocios poria tapioca de los Moros de tiel'l'a y las ropas bat'atas que constituyen su traje. Parece que no tienen organizacion legltima propia y obeclecen y pagan tributo al dato 0 a 10H caciques en cuyas aguas han encontrado albergue pOl' ahora. Hay algunos paradel'os falllosos de estos botes, uno de los cnales es Talnksangay, en la costa oriental de la penInsula de Zam boanga, y otros alrededor de Tonguil, lugar en, que el verdadero Samal casi ha desaparecido, otro en la isla de J 016, Y muchos botes foodean y pescan en las cercanla::; de Sia::;si. En la isla de Basilan encontrall1os un tipo de Moro muy dife1'ente, Este tipo es el Yakall, que es una tribu malaya primitiva de ig-uaJ tipo y cnltu1'a g-eneral que los SUbl1110S de tierra firme de Mindanao y que hace algunas generaciones fue1'on convertidos al mahollletanismo y son fanaticos pal'tidarios de e8ta fe. Viven espal'cidos pOl' toda la isla cllitivando un poco de maiz, a1'roz y tapioca, sacan algunos productos de los bosques pero pOl' 10 general viven en la miseria. Ellos hacen una e::;pecie de ÂŁ(18i1 nemmLtico muy inte1'esante que denominan "sllmpitan," que en ,TCZ del arco y la flecha parece sel' el arma de proyectil caracterlstico del Malayo pl'imitivo. Alg-unos de estos Yakanes ban emigTado l~ la penillsula de Zamboang-a y a las islas adyacentes a esta costa. Hay un pueblo que se dcnolllina Calibugan que vive en pequenas


500

POBLACI6N.

a1deas a 10 largo de la costa de Zamboanga y que se mezcla con otros colonizadores moros, e1 cual pueblo parece ser de Subanones que se han convertido recientamente al mahometanismo. Andando mas hacia el norte a 10 largo de la costa de Zamhoanga Hegamos ados proftmdas indentaciones, a saber, la babla de Sibuguey. y la de Dumanq uilas. Estas dos regjones las colonizaron los Moros de Mindanao hacia a1gunas generaciones cuando vinieron de las reg-iones alrededor de Cottabato. Su numero, 0 por 10 menos la importancia de estas colonias, ha disminuido considerablemente, en la actualidad, pero hace sesenta afios los Espafioles creyeron q uc cran formidables e importantes, y los caciques que descendlan directamente de la nobleza recibieron de los Espanoles el titulo de prlncipes de Sibuguey. En el profundo golfo de 1a costa sur de Min(lanao, entre punta Flechas y el actual cuartel de Malabang, viven los Moros conocido~ por llanos. En la. actualidad su nllmero es muy reducido, pe1'o em 6pocas pas ad as gozaron de una gran re"Rutacion como piratas. Su nombre significa pueblo del1anao 0 lugo y sug-ieren una cosa muy probable, a saber, que estan Intimamente relacionados con los Malanaos 0 Moros que habitan en el valle del lago intel:ior de Mindanao. Estol:l ttl timos son relativamente nurnerosos y los Espanoles jamas pudiel'on subjugarlos, pero han sido astigados 0 derrotados f3evel'amente pOl' el ejercito americano en est~s dos llltiDlo anos. Llegamos ahora a los Maguindanaos, llltimas tl'ibus mahometanas, es decil', 1a tribu que Ie ha dado Hombre a la isla. La palabra signirica pueblo que viene del lago, y se ha m;ado durallte mucho tiempo ya1'a significar bs tribus mahometanas belicosas del rio Grande. Estos fuel'on casi los primel'os Moros con quienes los Espanoles se pusieron en contacto. EI gobierno espanol hizo varias tentativas aUll en los pl'imeros ai'ios, para establecer colonias cerca de la, boca de cste rIo, pero fueron rechazados y estos Moros no vinieron a ';er enteramcllte derrotados hasta hace pocos afios cuando e1 genera,} "Vey leI' fue gobel'nador de Mindanao. Desde esa epoca hasta la fecha su importancia htl disminuido constantemente. En 1a actualidad .e1 sultan de Mindanao es un desterrado procedente del rio Grande, que tiene su paradero CIl la babla de Dumanquilas. Este sultan ha perdido su prestigio; esta pobre, a tal extremo que carece de los recu1'SOS m:i~ perentorio.s, y j:1mas vol vera a recuperar la posicion que ocupal'on sus pl'edecc~oI'cs. Tal parece sel' la suede de dichos sultanes entre e::;tas tril)Us :-3iempre que el poder nativo se encuentra con una oposicion formidable y cae, como tenia sin duda que caeI' en manos de un prIncipe dehil y corrompido. El reinado de tales sultanes de J010 se aproxirna a par:>o gigantesco al estado de debi1idad y c1ecadencia qne: reprcsenta el sultan de Mindanao, y a menos que el gobicl'l1o de los Estados U nidos 10 apoye, no podra durantc mucho ticmpo hacerse obedecer de 1m; Moros del archipielago de J 016. Lu epoc<1 del podel' de los Moros ha


TRIBUS INFIELES.

501

pa:-:ado yfl.. Durante treK sig-Ios desafiaron a1 Enropeo y lle,'aron la gnerra COli irnpuniclad hasta sns tel'l'itorios. Genel'aciones tras generacionel:) e1 Espafio1 pel'll1:.l11Ccla simplelllente a la defensiva y procuro obtenel' pOl' medio de 101:) tratados y la subvencion 10 que no podIa ohtencr pOl' medio de la conquista. Tiene que haber habiclo a1gun esplendor 0 pompn. barbara entre el>tos n.ntigllos estadOfl piratas cuando I>e hallaban en el apogeo de I>U podel' :r de I"lll audacia. Tara tener una idea de ln, infinencia que ejercian en 1a opinion de los Europeos delle UIlO leer el notable libro de 1 capitan FOlTel"lt intitulado "Un Viaje a N neva Guinea." En 177G, el capitan Forreqt visito y celehro una aliall?;a con el sultan de Mindanao. ~u decadencia casi inspira melancolia. Las unicas hazafias pollticas de algllna importancia que hicieron los pueblos de las Filipinas se deben a los Moros pero su desapn.ricion marca, empero, un gran adelanto para Ia civilizacion. POl' lal:) muchai':l citas que ya se han hecho resulta e-ddellte que se ha escrito nmcbo ace rca del pueblo de FiliJ!>inas, pel'O las principales tentativas C)lH' Ke han becbo 6, fin de chtsifi<;arlos pOI' pueblos 0 trihus 1>011 en primer termino las que 11izo' el profesol' Blumentl'itt, puhlicada::; en el Zeitsc1m'ft (If!)' GesellschaJ<t fit]' Ercllutmde Z'U B erlin, en 1890, y que se tradujel'on .r voh~iel'on a publicar en la memoria presentada pOl' el Smithl:)onian lnl'titution corr ~pondiente al ano de 1809, y ell segundo tenuino la ohra de la orden J esuita en la cual se basa la clasificacion puhlicada en el Atlas de Filipinas, que preparo e1 padre .Jose Algue, y qne puhLico en 1899 e1 United Rtates Coast and Geodetic Survey, y las relaciones hechas en el primer informe de hI, primera Comi::;ion Filipina. Estas dos listas esbln de acnerdo en 1'eCOl1oce1' que hay un gra.n n(lIlle1'o de tribllH. c~pecialmente en la;; regiones menos conocidas, a sahel', las ele,'adn.::; montafias del norte de Luzon y la isla de Mindanao. El Bureau de Etnologfa de Filipiml,::;. ha hecho extensas ilwestig-aciones desde ]a feelm de la pll hlicaeion de las mencionadas memorias, especialmente en las dol' regiones que se acaba de mencionar. Uno de los resultados ell' estas invel"ltigaciones ba sielo e1 disminuir gl'andemente e1 n(lIl1ero de diferentes tribus, puesto que al conoce1' hien c::;tas gentes se dismilluyeron las diferencias que se crela que existlan entre elias. Las 82 trilms de Blumentl'itt y las 67 tribus de las .J esuitas de esta man era se reducen a 24 incluyendo las 8 trihns del puehlo cri::;tia11o. LOI-i ennillcradores del censo proporcionan tablas que tienen 116 denominaeioncs, contando todas las yariaciones en ortog'l'afla y forma de nom hrc y toclos los tCl'lllinOK descripti ~'os, tales como infiele::;, uoel"istiano::;, P~l'o si I-i(' suprillJCI1 todas las i'ariaciones en la ortog'mfla ann CJl1edan 83 denominacioll(,:-;, illaK cuales debe afiadil'l"le los nombres de la::; 8 trihus ci,-ilizaclas a fin ell' qne' b lista sea comparable u. las de Blumentritt y las de los pac1w.; J('snitfls.


502

POBLACI6N.

Comparando la lista del censo de las denominaciones aSl modificada con las otras dos, l:ie encueQtran varios casos de omisiones pOl' ambas partes. La lista de los enumeradol'es contiene cierto numero de nombres que no aparecen en ninguna de las otras listas y vice ven3a, cada una de ellas contiene nombres que no se encuentran en la lista del censo. Al examinar minuciosamente los nombres que se encuentran en las listas de Blumentl'itt y de los padres J esuitas, y que no se encuentran en la lista del censo, se ve que en todos los cas os se incluyen bajo denominaciones mal:i generales. POI' ejemplo, los Cuyonos r Calamianes se incluyen en los Visayas, otros se incluyen bajo 'la denominacion de Igorrotes, otros se incluyen bajo la denominacion de Cagayanes, y otros bajo la denominacion de Tagbanuas, y pOl' tanto aparece que se ba abarcado toda la lista y no se ha suprimido en la enumeracion ningun grupo de pueblo mencionado como tribu porestas dos autoridades. La siguiente lista muestra los varios nombres locales con los cl.1ales los enumeradores ban designado las tribus infieles en sus respectivos distritos, a las cuales se han anadido algunos otros nombres que no han usado los enumeradores pero que se emplean en otros lugares. La primera columna, 0 sea la de la izquierda, ll1uestra el nombl'e local que usaron los en umera40res y la proyj ncia en donde se en llmerarOll; la columna del medio indica el nombl'~ de la tribu a la cual se supone pel'tenece la tribu ramal local que asi se designa, y la ultima, 0 la tercera columna, contiene anotaciones que explican Stl relacion '5' hasta donde ba sido posible la significacion y el odgen de los nom bres locales que han usado los enumeradol路es. Dicha lista solo indiea 16 tribus, que tienen 111 nombres locales, tal como se muestra en las tablas del censo, 'y en otras partes de este informe. ClaB'fficac:i6n de tribus irifieles. NOUBRE LOCAL DE LA TRIBU USADO POR LOS ENUMERADORES Y OTROS.

Nombres propios de tribus.

Observaciones.

Aburlin (Tarlac) ____ . ____ . Negrito_._. Estos Almr1ines que se enumeraron en e1 pueblo de Moriones son Negritos. Este norubre es puramente local y jamas 10 he visto antes. Pued.e aliarse en cuanto it su analogfa al nombre "Abunlon" aplicaclo al Negrito-Malayode Zamhales. Aetas (Isabela, Pam panga, .. _. _id ____ _ Aeta es e1 nombre mas antiguo conociclo que se ha aplicado a los Negritos. Se Tayabas, Bataan, Bulausaba mucho antes de la conquista can, y Antique). espanola y aparece en escritos chinos del siglo trece como" Haitan." Se han propuesto "arias derivaciones de dicho Hombre, pero es probable que se deriva del tagalo "itim," negro (en malayo hitam). La palabraAeta tiene muchas formas modificadas, tales como Ita, Eta, AHa, Agtas, etc.


503

TRIBUS INFIELES. ('/osificari6n de trilms injieZf's-Continua. N,.M aR II !.oeA!. DE I_A TRI BU URAno "<m LOS gNUMEltADORES Y OTROS.

Observaciolle~.

Norobrcs pro路 pios de tribus.

Aeta ).burlin (ZaJllbalef<) .. Xegrito .... Por 10 general "Abunlon," nombre qne se aplica localrnente al Negrito-Malayo mezclado, infieles de Zambales. Aeta Buquit (Tarlac) ..... . ..... i..1. ... . Aeta Buquit significa silllplemente Aeta del bosque. Aeta Mltas (Antique) ........... io .... . Mala ortografla de "Aeta mixta," que signifiC'a Aeta mezclado. Agt{l (Ambos Camarines) ....... io .... . Yariacion de Aeta. Id. Agtas (IRabela) ................. iel .. . . . Aitas (Negros Oriental) ......... id .... . Id. Alamit (Nueva \"izeaya) ... Igorrote .. . Poblacion de IgolTotes que "ive a 10 largo del rio Alamit en el distrito de Quimig,\n. Pertenecen al oialecto del grupo "Si lipan." ApayaoR ....................... itl .... . Pueblo que vlve ell el distrito de Ayangan, en la comandancia de Quian-gan. Ata y Ala Ang (D'ivao).... Ata. Atid (Ambos Camariue \ .. Negrito .... Esta palabra ('s otra variaci6n local de Aeta 6 se del'iva oe Ati, que se explica en el Vocabulario de la Lengua Tagala de oceda y Sanlucar, como una excla路 maci6n que usan los Aetas cuando se Haman Ull0S a otr08. Ayangan (Nueva \'izcaya). Igorrotes" Perteneqen al grupo del (lialeeto de Bunnayan. HagoboH (f),i\'ao, Cottauato; Bagoho .... 1 Tribu malay a primitiva infiel, que tiene 111ll)' ]l()('()~ en estu t'titima algunos pro~elitos cl'istianos recientes regi(m) . que viYen en la costa occidental de Dtt\'ao y el intt'rior. Uall1ga~ (Nueva f;l'ija, Ta路 " Balnga," en el iJioma paOlpallgo, sigyahas, T.irlac). nifica mestizo. Se usa much'o para indicar I egritos-i\Julayos, ladrones e infieles. Banao . . . . . . . . . . . .. . . . . . .. J !!OlTote~. BarigoJl (Mindoro) ........ 1\Ia ngyan .. E te nom bre se lIa anotado en una forma levemente distinta, es decir, Bangat, aplicado al 1\langyan en los alrededores de Bulalucao y Pinanmalayan. Blllmentritt 10 menciona. No puedo descubrir su derivacion. Bangoll en tagalo signilka "Ievantarse." BanuaOll (Surigao) ........ Manobo .. . E ta palabrase usa localmente pOl' i\Ianobo tanto en ::;uriago como en Butuan. e deri va de "banua," que , ignifica tierra, pais, y el sufijo yisaya lWI1, que signifiC'a un natl\'o de, habitante de. La pal aura puede traducirse "pueblo del pais, aborigenes. " Batae ....... _...... _. __ . .. Ba tuk .... . Raza malaya del norte de Paragua que tiene una cantida(l considerable de sanI gn' negrito, pero que es probable qne predomine el elemento malayo. Batanganef! (l\Iinooro)..... l\langyaJl. Uilanes (Duvao) ........... Bllan ...... 1 Nomure general mente aceptado. BIllmentritt dice que su nom bre se derl\'a de Bu!uan, nombre del lago pantano 0 que hay ell los Ifmites de su localidad. "Por tanto deben haberse lIamado prl meramente Tagalmluan." (Comparase Tagalwlias. ) I Bilam; (Cottabato) ..... _....... _i<l. .. ( \' ea,=,c a rri ba. )

[\'

,

I


504

POBLAcrON. Clasifirrtr'i6n de trihns

NOMBRE LOCAL DE J"A TRIBU USADO POR LOS ENUMERADORES Y OTROS.

Nombres propios de tribus.

ir~/ieles-Contin(la.

Observaciones.

BUlInayan (Nueva Vi?;caya) _ Igorrote __ _ Bunnayan es el nombre del dialecto que se habla en los pueblos poderosos en el centro de In. comandancia de Quiangan. Buquidnones(NegrosOriell- Bukidnon_ Pueblo del" huquid" 0 los bosques de In. montana. Compli.rase con la voz tagalo tal). "Tagalmf]uit" 0 la de Borneo "Orang Buquit." Esta gente son los Visayas primitivos que se escaparon de la conversion cuando se cristianizaron las islas. Tienen muchos nombres- "Remontados," 0 gente que ha fugado Ii. las montanas; "Monteses," gente de las montanas; "Babylanes" en Panay, "Pulijanes" en Negros, etc. Buquit (Mindoro) ___ __ ____ Mangyan __ Una abreviatura ue Tagabuquit 6 Buquitnon . En tagalo "buquit" quiere decir los campos de arroz adyacentes Ii. los pueblos. Calaganes (Dii.vao) ___ ______ Bagobo. Calingas (Isabela) _____ ____ Igorrote __ _ Tam bien Re escribe Ka.linga.. Esta palabra en ilxinag y en varios de los dialectos del borte significa "enemigo," y se ha apli\. ca<)o pOl' los cristianos del valle del Cagay{m tl varios grupos de Igorrotes decapitadores. Su uso como nombre de un dialecto debe limitarse Ii. los IgorrotC'H cerca de !lagan y tal vez 6. los de la ('0L mandancia de Apayaos, provincia de Cagayan. Catalanges (Isabela) ____________ id. ___ _ No se emplea esta palabra en In enumeraci6n de Isabela; el termino es fiUY usado yaparece en los mapas espai'ioles yen varios documentos para designar los . Igorrotes que viven en las l110ntanas al este de Ilagan. No hay, sIn embargo, tal nombre de tl'ibu. La palabra no se emplea como nom bre de ninglll1 pueblo ni loentienden en la provincia de Isabela. Catahul'gan es 01 nom hre del rio que desemboca en el Cagaya.l1, y en el valle del eual vive mucha de esta gente. Ell os hahlan el mismo dialecto como los Igonotes, conocido pOl' el nom bre "Kalinga. " Catbaganes (Tayabas) _____ Bukidnon_ Este nombre se emplea generalmente en Tayabas para designar la poblacion malaya infiel que vive en las montafias de aquella provincia. Son los primitivos infieles tagalos 0 bfcoles, y son los miflmos quese COllocen en Ambos Camarines como Igol'rotes 6 Cimarrones <lei monte Isarog. No he podido descnhrir el origen de Ia palabTa "Catahagan," que tambien se eseribe "Catabangan." Cristiana Negrita (Sorsogon) Negrito ___ _ Estos Negritos, Regun carta.'! rpdhhlaf: pOl' este bureau clel gobernaclor J. T. LiYingston, son criados (actnalmente esrlavos) en luf'l ca~as de los Bfc-olE's. Pne(len f'lf'1' lOR VE'Rtigios de una ]Joblaei6n pril1liti va que o('upo esta region antel:! de la

J


505

T.RIB1TS INFIELES. ('lasijicadoll de !?'ifJII$ il(fieleR-Continua. NOM lin" L<)('.\I~ TIll LA TRTBU USAVO l'OR LOS I,NU~IERADORES Y OTROS.

Nombres pro路 pios de trii;us.

Ousel'Y!lciones.

- - - - - - - - - - -- -1- - -- - -1 - - - - - - - - - - - -- -- - - -

CriRLiana Negrita g6n )-Continua.

(801'80-

NcgritoCon.

llegada de las tribus malayas, 6 puede ser que pasaron;1. Sorsog6n pOl' medio de compra 6 de otm manera de AIlJay, donde son mucho mas numerosos y todavia mantienen comunidades distintas.

Dac1ayag...... ............ Jgorrote. DUl1lG1.gat.. . ... . ..... . . .. .. Negrito. Ecnig (L<'panto-Bouto(') ... Jgol'1'ote ... Bcnig es una variacion de Itneg, e1 dialecto que hablan los Tinguianes e Igorrotes de semejante raza (en el norte de Bontoe), en el valle del Saltan. Bpoc:ao, Jpu(;ao (Lepanto- _.... itl ..... Epocao es una forma e!T6nea de Ipokao, Bontoc ). una palabra qne se encuentra en casi todos los vocabularios de los Igorrotes, que quiere decir "pueblo 6 gente." Tiene mucbas formas, como Ifugao, Ipukao, etc, Eta .................. _. _.. Negrito. Gacldanes, UarlLlang (lsa- Igorrote ... (Tn ramo de los Igorrotes que viven en la bela). parte oc:cidental de Isabela y hab1a el dialecto gaddan, Son conocidos generalmente pOl' clicho nom brc. Una parte de 1a tribu que vive en NuevaVizcaya fue convertida it fines del siglo 'dieciocho y habita los pueblos en 1a parte norte de la Pllovincia. (iihahalll1 (D,lvao)......... Mandaya. I..:iuanga (]){lvao). . . ...... ... Ba,gollo. ] bilao (Isabela, N uevaEcija) I1ongotc ... 1ha1ao, 6 Ibilaw, es el nom bre con que se clenominft el Ilongote, sal vajes c1ecapitadores de Carabal10B ~lel Sur y de lat) I montafias de Nneya Ecija y Principe pOl' las municipalidades del f:ur de N neva Vizcaya, La etimologfa de ht palabra se desconoce. Los Ilongotes se han conocido tambien pOl' Italones, que quiere elecir en el dialecto de los Gaddanes " gente de las montafias." Jfu!!ao (1:oabcla) ........... Jgorrote .. . (Vease las observaciones sobre los Epo-

,

CHOS. )

Tgorrote::; (lIoeoi'd\'Oltl', Pall- .... .icl .... . Esta palabra en su forma espaiiola "1gogasi~l;\n, La U ni{l\l). note" se ba usado pOI' mucho tiempo. Morga la. emplea en su forma original, "Igolot" en 1609. 8u significado en varios idiomas malayos es " gente de las montafias." Algunos escritores hau procUl'ado limitar su empleo a las tribus de Bengl.lct y las que habitan la parte sur de Ia Cordillera Central. Meyer & Schadenberg 10 limita a Benguet y Lepanto, pero 1ft verdad es que sn empleo en el norte de Luz6n es mucho ])1<18 general. Es una clesignaci6n de merito en cuanto ,1. su etimologfa., y es tan bien conocic1a, tanto cientificamente como entre los Filipinos, qne 10 he adoptado como una deRignaci6n general para toclas las tribus malayas del norte de LUZ(lll, qne tienen los mismos tipOR ffsicof', y muestran el mismo grado de cultura.


506

POBLAUI6N. ClClS~fic((C'i6n

NOMBRE LOCAL DE LA TRIEU USADO ]' OR LOS ENUMEUADORES Y OTltOS.

de trilms itlfielps-Con tinua.

Nombrcs \)ropios de tl'ibu .

Igorrotes(Ilocos Norte, Pan- Igorrotesgasimin, La Uni6n)-ConContinua. tinua.

Illano (Zamboanga) _____ .. Moro .... _.

Ilongotes (Isabela, Nueva Vizcaya, Tayabas, es deeir, Principe Viejo).

Ilongote . _.

Infielet; (Capiz) ....... ___ . BukidnOIl. Infleles (!locos Sur, Pangasinan).

Igorrote _._

ObserYaeiones.

Lo empleo para incluir varios su bgrupos tales como los Gaddaes, Dadayages, Mayoyaos, etc., cuyos miem bros no son separados pOl' ninguna organizacion de tribu, puesto que no hay tal cosa, pero pOl' leves diferencias de dialectos. Prefiero emplear la palabra en su forma filipin a y como 10 pronuncian localmente, es decir, "Igorot," si n variaci6n para el plural. Tambien se escribe "Illanum." La pal abra signitica "gente del Jago." Se emplea para designar una tribu mahometanizada 6 de Moros que viven en la costa snr de Mindanao, clesde pnnta Flechas basta Polloe. He agregado a los varios titulos de las tri bus mahometanas el termino popular de "Moro." (Vease la llota acerca de Jbilao.) Yo pl'efiero Ilon!1:ot, la pronuTIciaci6n filipin a tanto en el singular como en el plural, en yez de la forma espanola, " Ilongotes." Infleles de Panay, son los restos de la po路 blacion original de las Visayas. Los Espai'ioles clasificaron los babitantes de Filipinas en cristianos, infieles y Moros. I,a palabra infieles debe supl'imirse.

Ipukao (Lepanto-Bontoc) .. Igorrote. hanay (Nueva Vizcaya) ........ id .... _ Variacion de Isinay. Id. Isinac (Nueva Yizcaya) ......... id .... _ Isinay (Nueva Yizcaya) ......... id .... . Isinay es el idiomaq ne hablall los Igorrotes de las montanas en la parte occidental de N.ueva Vizcaya, y pOl' una parte de la poblaci6n de los pueblos de Aritao, Dupax y Bambang, que es de odgen igorrote, pero cuyos antepasados [ueron convertidos en la (Iltima mitad del siglo dieciocbo. Ita ........ _.... _......... Negrito .. __ (V ease Aetas. ) Itneg .......... _. .. .. .. ... Igorrote. _. (Vease Ecnig.) Joloano (Zamb0anga) .... _ .Moro ...... Jol6 es una cOlTupcion de Sulu. He pre路 ferido la forma" 8ulu" pant el pueblo, dejando Jo16, COIllO el nombre de In isla y de la poblacii'lI1. EI archipiplago, sinem bargo, es pOI' regiageneraillamado el al'chipielago de Jolo. Kalibugan (Isabela) . __ .. _. Igorrpte. Kalibugan (Zamboanga) __ . Moro ... _.. Kalibugan es el nOlll bre local que He uplica a los proselitos mahometanos qlle "e han convertido de 108 Suballo;t pagano,.,. Ell algunos casos SOil mezcladU!:i ('011 los Moros Samales y los Yakan Morof', pero SOil todavia en su mayor parte Kuhanos en cuanto de su sangre e icliollla. Kalingas (Cagayan) .. _.... IgorroLe __ . Al emplear esta palabra para indica!' el subgrupo de los 19orrote~, prefiero empleaI' la forma nati \'a de "Kalinga" tanto para el singular como para el plural.


507

TRIBUS INFIELES. Clasifimciol1 de lriulls

:O~IIIIlE

llSATJol pios NomiJres pro' i de tribus.

LOC'A I. IlE LA TRIIIl' POll LOH El<nllm.\1I0RE.~ Y OTR()S.

-

infiele.~-Continlta.

Obse r\'a cion es.

-------------------------------

---.

l\Ialll,!ian (\Iindoro) ....... Mangyan .. Con respecto de la derivaci6n de esta palabra el Doctor Pardo de Tavera dice: "En el tagalo, bicol, y visaya, Manguian significa 'salvaje,' (montes,' 'negro pagano.' Puede ser que dicha palabra puede aplicarse a un gran numero de Filipinos, pero esta limitado a ciertos habitantes de l\1indoro. Sin duua en los tiempos primitivos este nomDre se aplicaba a los que 10 lle\'an hasta ahora, pero su empleo en tres idiom as filipinos muestra que el radical ngian ten ian en toclos ellos un significado que ya se ha perdido. En pampango esta terminacion radical todavJa existe y significa 'antiguo,' de la cual podemos deducir que el nom bre sa aplicaba a los hom bres que se consideraban como los habitantes antiguos, ?' como estos fueron empujados al interior por los invasores mas modernos se los llamaron 'antiguos.'" ( Elimologict de l08 NOlllbres de Razas de Filipinas, Manila, 1901.) i\Janguanga (Da\-ao) _______ l\1andaya. na variaci6n de Mangyan, la forma que Ma lIg'uianes (Mindoro) .... Mangyan .. prefiero, puesto que se asemeja mas a la pronunciaci6n local. Maguindanau (Cottabato, !l10ro ..... . La palabra significa "gente que viene del lago" (danao, lanao), y se ha empleado haUl boanga, Da vao) . pormucho tiempo para indicar las tribus mahometanas del riO Grande. Estas tribus fueron casi las primeras con quienes los Espaiioles ten Ian trato, y Stl nombre se traspas6 a la isla misma. Los de Zamboanga y de Dli vao son emigrantes del rIo Grande. l\lalanao(Laguna de Lanao ) .. _. _.id. ___ . Palabra que se deriva del prefijo comun rna, que quiere decil' "gente de, " y latlao, "laguna." Esta palabra se ha empleado por mucho tiempo para distingllir a los l\Joros que viven cerca del lago de Lanao. Mumanuas (Surigao) ______ . Negrito __ __ l\Jamanua sederiva del prefijoma y manua, una variaci6n comun dela palabrauclI1ua, que quiel'e decir "tierra," "pars." Podemos tradueir la palabra "aborfgenes." o se sabe la derivaci6n. :'Ilanclayas (Cottabato, Maudaya .. 1);[\,<10).

I

;\-Iani(li (Amb08Camarines). Negrito .... No se sabe la derivaci6n. l\laJloi>OR (Cottabato, Sud- I Manobo ___ Esta palabra en el dialecto de los Bagobos quiere decir "hombre." (Pardo de gao, D:l vaG ). Tavera.) :'II al\OV08 (Surigao) _______ -'- ____ id ____ . Mal manera de escribir Manobo. :\Ial\~aea (Da\'ao) ... _.... __ l\Iandaya. :'Ilayuyau _________________ IgolTote. IIlontanes (Iloilo) â&#x20AC;˘ _____ . __ Bukidn6n Una palabra espanola que indica" gente de la montana." PJ'efiero aballdonarlo pOI' completo y emplear la palabra tilipina Bukidn6n, que indica la misma cosa.


508

POBLACI()N. ------ ----------------------Cl((l$\ficarHm de

NO~!BRE LO CAL DE LA TRIBU ,"' SADO

P OR LOS ENUMERADORES Y OTROS.

Iril)l~S

Nombres pro路 pios de tribus.

inj'ieZes-Contim'la. ObserYnciones.

Montes (Misamis, Ilollo). __ Buki(ln6n _ En espanol Rignifica salvaje, 6 creado ell los montes, siendo una variaci6n <1e Montancs. Montescos (Antique) ___________ id ____ _ Monteses Negros (Negros ~egrito ___ _ Una variaci6n del antiguo tCrmino "Negrito del monte." Occidental) . Moro Filipinos (!ligan) ________ jeL ___ _ (Vease Malanao.) Moros (Malabang, Paragua Moro _____ _ Siempre empleo esta palabra junto con cl nombre de la tribu, como por ejemplo, SUI', Cottabato, J 016, DaMoro de Jo16, Moros de Yakan, etc. pitan, Zamboanga, MiLa palabra cs espafiola y quiere dedr samis). mahometllno, 6 Moro, puesto que esta palabra se empleaba generalmente en ingles hace tres siglos. No es una designaci6n etno16gica, pero es un nom bre .conveniente para todas las tribus y pueblos de Mindanao y el archipielago de J a16, qne profesan la religi6n de Islam. Sn uso en este sentido es muy antiguo y sin ciUlla continuant. Moros J oloanos (Siassi) ____ lHoros. ____ _ (Vease Bulu.) MorosSamal (Tawi Tawi) __ j _____ id ____ _ ( Vease S,imal.) Mundos (Iloilo) _. ____ . ____ Bukidn6n_ (V ease arriba.) No conozco la clerivacibn de esta palabra curiosa. Sehaempleado para los "Hemontaclos" de Cebu, pero no se debe continual' us,lndose. Ncgritos (Isabela, Ilocos Negrito ___ _ "Pequefios negros;" muy antiguamente este nombre se aplicaba:i estos negros Norte, Zambales, Tayapigmeos tanto pOl' los Portugueses ('omo bas, Negros Oriental, por los Espafioles. En la Relaci6n de Ilollo ). Encomiendas de 1591 se ell1plea otro diminuti vo de la palahra negro, es decir negrillo, y esta ell1plea Chirino en 1604, pero De Quatrefages ha hecho una clistinci6n de estas dos formas, el1lpl~ando "Negrillo" para los pigmeos de Africa solamente, y "Negritos" para lOR pigmeos del archipiclago l\Ialayo, y otros Ie han seguido. Consi(lero N egrito como e1ll1ejor terll1ino al hablar de los aborfgenes de Filipinas. Hay ll1uchas otras palabras locales empleadas en pste archipielago como pOl' ejemplo, Aeta, Ita, Eta, Agta, Aita, Bal uga (Pampanga), DUll1agat (costa Pacffica de Lur-6n), Mall1anua (Surigao), etc. En algnnos casos la rar-a se ha mer-c1ado con sangre malaya. Por tanto he empleado la palabra Negrito c10nde qniera que la rar-a original parece predominar y 10 he rechar-a<lo c10nde el clemento principal es malayo, COIllO pOl" ejell1plo lOR Batak, Tagban lta y l\Iangyall. Negritos Att,ts (Cagayan) _______ id. ___ . (Yease ani ha. ) Negros (C.tpir-) . ________________ icL ___ _ ( Yease ani ha. ) No eristianos(Minrloro). ___ Mangyan __ No rriHtianos (Igorrotes) Jgorrotc __ . (V{oaRe arriba.) (Bengnet). , No erislianos (Negritos) Negrito __ '_ 1 (\'(.a~ea1Tiha.) (Nueva Yizcaya).

,.


509

TRIBUS INFIELES. Clasifimciun de tl'iliU8 ill./iele8-Contiulla.

I

~O~fBn;;j:CAj,-j): j,,\ '~HJBU -- ~Aj)O ~omhrcH pro- / port LOS F;NUl\IERAUOltES Y OTROS. pios de trilJus.

OlJservaciOlleH.

-----------------------------No criHLiunos (Zalllbales) .. Negri!.u .... Este termino se ha adoptado pOl' el gohierno de Filipinas para designar los pueblos paganos y mahometanos de Filipinas para distillguirlos de los que esbtn cristianizados. NOlllaclaH (Rizul) .......... Bukidn'm. NuO1adas 6" Remontados.' , Esta palabra indica un grnpo de Tag,Uos sal "ajes, CJ..ue segun la tradici'm, se fugo del pueblo de San Mateo, y cuyos descendientes viven en las montaiias cerca de Montalban, asociandose con los Negritos. N ue V(JS cri RLianoH (Pan. Jgurrote ... "Nuevos cristianos" es un termino que gasln,tn). empleaban los Espaiioles para clistinguir a los paganos recien bautizados del norte de Luzon y de Mindanao. Casi todos los que he visto han vuelto alpaganismo desde que los Espafioles abandonaron Jas islas. "(j.ente de Palawan:" asf en el censo se Palawanos y Palauanas (Paragua Stll'). han denominado dos grupos de nativos cuyo numero asciende a 338. Yo creo que son aborigenes, es decir, no son inmigrantes de Sulu 0 ele S,l.mal, y pOl' 10 tanto los he incluidocon los Tagbanua. ParanaJlE'S (Cagay,ll1) ..... . La derivacion y el significado de esta palabra se desconocen. Se emplea para designar una rancheria compuesta de 84 arlmas en ellllunicipio de Baggao. Sal vajes ele sangre negrito'lllalaya que andan pOl' las montanas. En Stl tipo y modo de vivir asemejan a los Negritos. SaOlU Bitali (ZulIllJoanga) .. Moro ...... (Vease Sa.mal, mas abajo.) Los S<l.males que viven en la costa de Zamboanga tienen mucbos nombres locales. SamH, Lipid (ZamlJoanga) ....... id ..... Una variacion local aplicaelaa un pequeno grupo en una isla 拢I'ente de la costa de Zamboanga. 8ama Lntangcn (Zamho路 ..... ilL .... Estagente representa un estado intermedio ang-a). entre los Samales marinCl'os y los que llevan una vida terrestre. Algunos ban cODstruielo casas sobre las aguas y ('stan abandonando su viela marItima; otros todavia "iven en sus embarcaciones. Ral11a Narvan (Zal1lhoang-a) .... jd .... . Un Dombre local para los Samales. Riimal (Zamhoanga, Basilan, ..... id .... . (Vease abajo, "Samal Laut.") Los SaD:ivao). males son un elemento lllUY importantc en el archipielago (Ic Jo16. Stl habita路 cion anterior, donde se habla el dialecto sa mal en su pureza, es en las islas que yacen entre Basilan y J 016, especialmente Tongnil y Balanguingui. Estas islas fueron las l1ltimas moraclas de los piratas que destruyeron ,t los Espafioles. Los Samales ahora est{m esparciclos a 10 largo de la costa ele Zamboanga yen ra,'3i todas partes del archipielago de .r 010.


510

POBLAcr6N. Clasificaci6n de tribus infieles-Continua.

NOMBR~] LOCAL DE I,A TRIBU USADO

POR LOS ENUMERADORES Y OTROS.

Simal Laut (Zamboanga; tambien pOl' todo el archipielago de Jolo ya 10 largo de la costa sur de Mindanao) .

Nombres pro路 pios de tribus.

Observaciones.

Moro ..... _ La palabra quiere decir "Samal del mar," y se J'efiere a los hibitos de cstos puehlos que yiYen casi enteramente sobre 1m, aguas, en sus pequenas embal'caciones, f10tas de las cuales na\'egan de iflla lL isla con los cam bios del monzon. ERta gente se encuentra pOl' iodo el Rl'chipielago malayo, y se conoce bajo los nombres de "Orang Lant" (hombre;> del mar) y "Bajau" -este {tltimo nom hre se emplea pOI' los Bugis de Celebes. Procedieron originalmente de Johore y las islas en el estrecho de l\lalakka r estan soio pareialmente mahometanizados, algunos de e110s siendo pagan os. Los Samales que viven en muehos de los grandes pueblos del archipielago de Jolo y a 10 largo de la costa de Zamboanga f'on en mi opinion deseendientes de los "Sarnal Lant" 0 "Bajan," que han abandonado SUH em bareaciones para la vida mas permanente de la playa. Su efltado material se ha mejorado y estan ahora m,is mahometanizados y sienten ladiferenciaque existe entre ellos mismos y sus hermamos "los hombres del mar." Rangil (D::tvao) __ . _.. ___________ id. ___ . Sangil es una palabra local que se deriva probablemente del yoldm del mismo nombre. AIgnnas veces se aplica a las tri bus pagan as de aq uella region y aveees a los Moros de 1\Iaguindanao que se han establecido entre Craan y Makar. Sanguil (D::tvao) _... _...... Bilan. 8ilipanes (Nueva Vizcaya) .. IgolTote ... Los Sili panes forman un grupo fuerte con su propio dialecto en la coman dan cia de Quiafigan. I:)imaron (Ambos Camari- Bukidnon_ Sirnaron es un metodo erraneo de eseribir Cimarron. (Vease aniba.) nes. Subanon (Zamhoanga, Mi- Rubanon. __ Esta palabra esta compuesta de "suba," rio, y el sufijo "non," y quiere decir sam is) . "gente del rio." Esta palabra es .buena para distinguil' la tribu y est,t uRada generalmente, y se ha empleado pOI' mucho tiempo. Combes en su IIis/orin de Mindanao y Jo16, 1667, la emplea fl'ecuentemente. La tribu e~importante. Ru banos (Zam boanga y Da- ... _. id ... - . Una forma espanola de Subanon. pitan ). Suiu (Zamboanga) .... __ . _. Moro - - - - _. Sulu es una palabra nativa para la hda y pueblo deJol6; la llltima forma siendo una corruption ef:pafiola de la misma palahra. Sulu Re pronuncia de varias maneras, "Suul," "Sug," Y "Sulug," probahlementf' esta {tltima ~iendo la mas general, pero prefiero la forma "Sulu," que se ha ell1plcado pOl' mucho tiempo. Taban{lfI (Paragua y Para- Tagball1'ta. Compuesta de la palabra malaya-polinesiana IHlnua (manua, fanua, etc. ) y el gua Sur). prefijo taga. La palabra quiere decir


TRrBUS INFIELES.

511

('lasijicaci6n de triuus imjieles-Continua. =-.-

=

======;=====;============= Nombres ÂťroObservaciones. pios de tnbus.

NOMBRE LOCAL DE I.A TRIBU USADA rna LOS ENUMERADORBS Y OTROS.

"gente del pais," "aborigenes." Es un termino general mente aceptado y bien conocido para esta trihu de Paragua. Tagaillis (Cottabato) _______ Tagabili __ _ Gente de Bili, que tal vez quiere decir lago de Buluan; se escribe tam bien Ii veces Tagabaloy. Tagacaolos (Cottabato, Du- Bagobo ___ _ Tal vez se deriva de la palabra "olo," cabeza, y de alIi los manantiales de un vao). rio, y la palabra lw, "hac::ia," y el prefijo taga. Toda la palabl'a indica " gente que va hacia arriha en direcci6n de las fuentes del rio," para distinguirles de los "Tagabawa," gente que vivenen los llanos, significando bawa., "hacia abajo, 6 tierra baja." Tagaud (D{LVao) _- __ - - - - _.. Malldaya __ Tagban(la (Paragua~' Para- Tagbafi6a _ ( Vease arriba.) gua Sur). Tandalanes (Paragua) _____ _ Batak ____ _ No se nada de esta palabra; se emplea ~omo el nombre de la tri bu d':l 17 almas que vi ven en una rancheria en la regi6n de Batak . Tigaonoll (Surigao) _______ _ egrito ___ _ .Esta palabra parece ser compuesta del sufijo non y Tagao, un pueblo allende de las montafias de Bllt6an, en la costa \ pacifica de Surigao. La palabra debe sigllificar "gente de Tigao." Son probablemente Mamanuas mixtos. Tinguianes (Ilocos Sur, Igorrote __ _ Esta palabra sederiva de tin.ques, qlle quiete decir "montana," una palabl'a malaya Abra) . muy antigua y ya no se emplea en el tag:Ho, con el sufijo an. Mas antes la palabm se empleaba en Laguna de Bay para distinguir "la gente de la montana," los "Tagabundok," pero s u uso esta va casi abandonado. Race dos siglos' fue empleada para indicar los paganos de Abra. Esta gente son en mi opinion descendientes de los Igorrotes. Su dialecto "Itneg" se habla pOl' los Igorrotes en el norte de Bontoc yen el valle del rio Saltan, pero han desarrolIado una vida ci vilizada., siendo casi i~ual con los llocanos, y son bien conocldos tanto en estas islas y en Ii bros acerca de Filipinas. Tinguianes (Nueva Ecija) __ Igorrote __ _ Estos llamados "Tinguianes" pertenecen en cuanto a su dialecto a los Igorrotes de Benguet. Tirurays (Cottabato) _______ Timray Seg6n el Dr. Pardo de Tavera, esta palabra se deriva de atew rooter, "gente que vive arriba,)) es decir hacia arriba del rio. Vilanes (DIi\'ao) __________ â&#x20AC;˘ Bilall ____ _ YiRayan (Negros Occi- Bukirlnon _ Estos son los vestigios de la antigua pobla(len tal ). cion infiel de la.s Visayas. Una tribu importante mahometana de Yakam; (ZHJJ1 hoanga, Basilall). Malayos primitivos que ocupan todo el interior de Basilan. Tabanlla (Paragua y Paragila Sur) -Oontimia.

TagbanIIaCon.


512

PODLACH1N.

EL UlIlNO Y 01'ltOS ELE.M ENT08 EXTRANJEROS EN LAS H.AZAS FILIPINAS.

, .

En la parte anterior de este informe 01 tratar:J.iento se ha limitado en gran parte a una di::;cusion dol ol'igen malayo de 10::; puehlos filipin08 y al cl'ocimiento y oxtonsion dol element.o malayo. En esto punto aca::;o sea convenionte tomar en consideracion quo olomentos oxtrn.njoros ::;011 10::; que so hu,n mezclado en este Al'chipiela,g o para venir i\, formal' 01 actual puohlo filipino. En el extranjero parece prodominar Ia idoa do que 01 pueblo filipino es un Pl'OdllctO muy mezclado y quo la sangro do las varias llH,cionalidadoi:i so ha mezclado con Ia raza original 011 cantidadei:i :-;uficientes panL ejercer una inllnoncia pe1'manento y doci::;iva en la, razu" pero paroce acorcal'i:iO mas {i, Ia \'el'dad decir quo el tipo do todo Filipino cri::;tiano e::; principalmente mn.layo. La {Lllica do las otras razas quo l1 juicio del qno ::;u::;cribo ha tcnido ::;nficiento importancla pa~'a modificar dicbo tipo os el Negrito, y Ia ha. tonido {lllieamente on ciertos d~stritos. Pm'oco qne 01 NegTito ba.doolLparecido porIa ah::;oreion do muchos lugarotl donde bubo un tiempo cuando fue l'elativa Feute 11lu).Je1;oso. POl' medio de un procedimicnto Iento y gradual los dos elementos 6tnicos del Malayo y el Negrito parocon haberso ulo7<dILdo. Sin emhdrgo, el nllllloro y podel' del primoro eran sin duda ::;upcl'iores, clo manCl'i1 quo el tilJO quo queda es malayo mas bien quo llegrito. A.I mismo tlcmpo, en Illuchas cOPlUnidades y en millare::; do babitantes cc las i::;lai:i, ::;e nota la, sangre llel NOgTito en Ia estatura lcvemonte l'odncida, e1 polo oudeado, rohustez do la cam y del CUOl'PO, b ancbnl'a de la Hariz y otros rasgo::; caraetorl::;tico::; <lUG no os necer:;al'io moncionar llthora. Esta mezcla ha dado pOl' l'csultado aumentar la buena apal'ioncia del nativo mit::; bien que diHminuirla.. Sobrc todo 01 polo olldeado que solo puede atribuil'se al origcn ncgrito, proporciona cierta helJeza y expresion 6, 1n, cam y 6, In cft\)cza. Creo que bien puede Cl'eer::;e que antes de la conquista e::;pafiola esta::; do::; razas eran las dos {micas fuentes 6tnicas ue la poblacion filipina. La hipoteslr:; que con frecuencia enoontramos ace rca de los elementoH japoneses y chinos, sobre todo on la.s tl'ibus Cn 01 norte de Luzon, no son rna::; que repeticiones de lar::! teol'las allticientificas quo so i:iustontaron hace sig-los pOl' parte de 1m; pl'imitivo::; escdtol'es espafioleH. Apella::; bay razones para justifical' dichas creencias. A 10 que pal'c<"o 11 i 10::; J aponeses ni los Chinos tenlan colonias en ostas is las antes de la ('011quistft espanola. Segun hemos de vel' a continuacion lOA Chinos negociaban considerab1emente desde Luzon hacia el sur hasta Mindanao, pero no hfty pruebas de colonias chinas en las Filipinas como las hay pn 01 norte de Borneo, donde la prosencia de los inmigrantes chinotl se I'evela en los nomhre::; de los 1ngares y en In,s tradiciones. La colonizacion espafiolu, a Ja, ('lUll Big-llio el matrin,lOnio entre los

I


CHINOS Y OTROS ELEMENTOS EXTRANJEROS.

513

Espanoles y Filipinos, dio pOl' resultado modificar la raza hasta cierto grado, pero ha de entender:;e de una manera terminante, que no Imbo tal coionizacion de Espaffoies en las Filipina,s como 10 hubo en Mejico. l\llly pocos Espaffoles de los que vinieron a las islas durante los prime1'os anos dejal'On descendientes Existe una intel'esante carta del famo.'.;o capitan marino, Sebastian Bi:;caino, escrita en los ultimos afios del siglo dieciseis, en la cual lamenta la perdida de vidas espanolas consig'uientes a la conq uista de las Filipinas. " EI pals," dice el capitan, "es muy insalnbl'e para los Espanoles puesto que en estos veinte afios de los 11,000 Espanolcs que han ido a las Filipinas han mUel'to 13,000 y no han quedado 1,000 vivos." (Hakluyt's Voyages, edicion de 1698, tomo I, pagina 5{)0.) Fuera de las ordene:> religiosas habla muy pooos Espafioles en las Filipinas basta mediados del ultimo siglo. Creo que la propol'cion de la pohlacion filipina de sangre espanola mixta ha sido calculada con exactitud por Martinez de Z6niga a principios del {Lltirno sig-lo. El expl'esa acerca de casi todas las provincias, el numero de tri butos pagados pOl' mestizos comparado con los que pagaban los Filipinos puros. En toclo 01 archipielago habi~L como 14,000 familias o per~onas que pagaban tl'ibutos pOT cuyas venas con'la sangre espanola. Esto representaba \ma proporcion de 4:.8 pOl' t iento en una poblaci6n cristiana total como de. 277,000 familias. La-propol'cion de las familias mestizas era may r en las pTovincias de Tondo, Bulucan y Pampanga y tambien era l'elativamente grande en Cavite. En estas provincias asoendi6 a un 19.5, 10.8, 13.7 Y 13 pOl' ciento respectivamento. En Tayabas era mny pequena la proporcion, es decil', 12 familia::; bolamente de un total de 7,39,6; y tambien era pequena en Mindol'o, Ley to y Capiz. En La Laguna y Batangas la proporcion era casi la misma, es decir, 336 familias en un total de 14,392 en Ia primera provincia, y 451 de un total de 15,000 familias en la segunda. La proporcion era mucho menor en Ilollo de 10 que pudiera haberse espcrado, siendo usi que este e>:>critor solo expresa 166 de un total de cerca, de 30,000. La proporcion de las familias espafiolas en Ceba se diferencia notablemente de Ia de Iloiio, siencW aSI que asciendia a 625 de un total de 20,812. Esta proporcion como de un 5 pOl' ciento de mezcla de sangre espanola creo que no cambio notablemente en los llltimos afios del gobiel'no espanol. La abel'tura del canal de Suez y ef establecimiento de la comunicacion pOl' vapor pOI' vIa del Meditera- , lIeo trajo muchos colonos espanoles en In. ultima mitad del siglo diecinueve y a eUos f;e debe en alto grac10 el mal'cado desarrollo industrial que caracterizo la;;; (dtimas decaclas del regimen espanol, y estos Espanoles que se habfan casado con hijas del pal>:> en la actualidacl con sus hijos, constituyen una clase espe-cial de gTan infiuencia entre e1 pueblo filipino, pero su n(lmero es mucho menol' de 10 que gcneralmente se supone y constituye (micamente unas Cllt1ntas familia::, en cad a provincia. 13707-vOL 1-05-33


514

POBLACI6N.

Aparte de los Chinos y los Espafioles, la mezcla de poblacion extranjera ha sido tan insignificante, que puede pasal'se pOl' alto. Esta es la opinion de Blumentritt, que ha estudiado detenidamente esta cuestion. (V ease la introduccion a su Versuc1~ Einer Ethnoqraphie der rhilip)Jinen.) Como cuestion de interes historico mas bien que :1 causa de una importancia ~tnica puede hacerse un resumen de las otras influencias de razas extranjeras. La colonia de Manila y el aumento del comercio en este puerto :1 la terminacion del siglo dieciseis trajo a este lugar muchos pueblos asiatieos, con el fin de comerciar. En sus Sucesos de las Islas Filipinas Morga describe extensamente lOti buques que entre los meseti de octubre y junio fondeaban en frente de la boca del Pasig. Habla una flota procedente de China que se componia de 30 a 40 buques, que se denominaban champanas; los buques japoneses procedentes de Nagasaki que traian cargamentos de trigo, sedas, efectos 0 articulos de arte, yarmas; las flotas de Portug'al procedentes de India y Moluca; buques mel'cantes procedentes de Cambodia y Siam; y las pequeuas embarcaciones malay as procedentes de Borneo y del archipielago de J 010; pero estos buques merca.ntes no produjeron ninguna lllodifieacion de indole etnica en los habitantes de las Filipinas, al menQs fuera de la cuidad de Manila qlle desde su fundacion ha sido siempre cosmopolita ell cuanto a su poblacion. Como a la terminacion del siglo dieciseis los J aponeses se establecieron aqui en pequeno nltrnero. Su comunidad se hallaba entre eJ Pari an 0 barrio chino y el barrio de " Laguio" que probablemente es la de Paco. Morga dice que en su epoca habla como 500 de ellos. Los Franciscanos ejel'clan autoridad ecJesiastica sobre elIos y habian convertido algunos, pe'.ro un08 cuantos afios despues de esto empezaron las persecuciones de los misioneros espanoles en el Japan y este imperio naturalmente cerro sus puertos Ii la comunicacion extranjera y de entonces aca no ha habido ninguna colonizacion japonesa en el archipielago. Los J aponeses han estado viniendo en pequenos numeros desde la ocupacion americana. Los buques mereantes portugueses trajeron unos cuantos negroB esclavos de Africa y de India. Morga los menciona y tarnbien se mencionan en la R elaci6n franciscana ya citada, la cllaJ dice que un corto numero de ellos que estaban en pesimas condiciones .y muri6ndose de hambre los cuidaron los hermanos franciscanos, pero no cabe duda deque estos cuantos mise rabIes no podian habel' tenido ning-una influencia en el caracter 0 indole de 1a raza. Parece haber habido val'ios millal'es de indios mejicanos que fucron traidos a las islas como soldados en diferentes epoeas. EI famoso regimiento del Rey, que era en realidad 01 {mico cjel'cito regular que existia en ciertas epocas y que se compol1ia de 400 a 600 indivlduos,


CHINOS Y OTROS ELEMENTOS EXTRANJEROS.

515

se 811Ponia ei'tar compuesto de indios de Mejico y de Peru, pero un U(llllOl'O ta.n pequono de colonos como este, en vista de una poblaci6n como ya hemo:-; visto que ::le wultiplicaha continuamente, hubiera prodll("ido una influeneia demasiada pequena para tomarse en considcmeion. Al retirar:-3e los Espauoles de las Molucas en 1660, los Jesuitas mil"lionel'OH trajeron consigo de la i:sla de Ternate una pequena colonia de pros(.litos con sus familia::; quo se establecieron cerca de 1Ylaragondon, en la provincia de Cayite, donde aun habitan sus descendientes en lllm pequciia comunidad c1enominada Ternate, que lleva este nom1>1'e como l'ceuel'c1o de dicha isla. En el curso de dos siglos y medio que han tl'anscul'l'ido desde la Hegada de sus antepasac10s este pueblo 1-i0 1m vnelto 1ilipino en todas las manifestaciones extomas de la vida, pero Ia localidad aun consel'va algo especial de su Indole, y muchas pequcfhtH peculiaridades de idiollm y, de costumbres que diferencian la comlLn idad de los otros pueblos tagalos que los circnndan. Los ejomplol"l que se acaban de citar hasta donde ha podido averiguar 01 que sus~ribe son los (micos de colonizacion extranjera en las islas tilipimt::; durante este periodo hiqtoI;ico con excepcion de 10K Chinos. Como tum conclusion general l'especto de la indole etnica de esta raza, pucdo dccirsc que cs en todas partes de un orig-en malayo com(lD. Los l1utrineros Malayos que replfesentaban el elemento dominante acaso en ~LIg-UIlO~ ca::;ot:; absol'bfan los habitantes terrestres que eran 1\lalayos priLlliti\Tos que les habIan precedido en b ocupacion del terri to rio. 1ÂŁ1 tipo y la calidad de la ruza en muchos casos ha sido influenciado pOl' nn elemento de sa'l1gre negTita pero sin embarg'o en todas partes predomina la raza malaya. Entre su clase superior y mas rica pero comprendiendo {micamente un n6mero relativamente peqneno de indivlduos de toda la poblacion, 8e encuentran los que tienen sangre espanola y china en sus venas, pero en los casos de estas dos 11ltimas razas la influencia extranjera por virtud del crnzamiento no ha afectado la raza to do sino (micamente algunas familias. Despups de los Espanoles la influencia mayor ha sido la de los Chinos y estos han representado un papel tan conspicuo en la historia del archipi61ago y su presencia en las Filipinas constituye ntl problema politico tan illlpoi'tante para el porvenir, que son acreedores de un eetlldio lll~l::; detenido. El comercio chino con las Filipinas e::; mucho mas antiguo que la conquista espanola. Los siglo::; que precedieron inlllediatamente al descubrimiento que Europa hizo del Remoto Oriente, pedodo que contelllplo la fnndacion de .Manila y la de la prosperidad primitiva de dicha ciudad, sucedio en]a epoca en que el imperio de China estaba precisamcnte bajo su 61tima dinastla nativa, el Ming. EI regimen de esta famosa casa es notable en China, no solo pOI' sus gTandcs azaffas literarias, Ia construccion de grandes obms publicas, en


516

POBLACI6N.

laR cuales se incluye el gran canal, sino tambien pOl' un espiritu de hospitalidad, progreso y conquista comercial que no~ parece enteramente ajena a. la actitud de la China de In. prelSente cpoca. Dur:lIlte este poriodo fuc cuando los Chinos extendieron mucho ::;u comercio. Las flotas de buques chinos no solo ::;e familiazaron con las islas ricas de las Indias orientales que yadan al sur de China, sino que atravesaron 01 oceano indico haRta las costas de India. Los in formes de los cOlllerciantes arabes que llegaron ala costa de Malabar, casi cn aquella misma cpoca, describen la preseneia en el gran emporio de Calicut de Ia flotu de gran des buques chinos con ::;us velas de esteras, sus jardines curiosos, SUIS hogares en donde habitaban centenares de personas (lne yi"Ian en un solo buque y hace una relacion de los viajes anuales de estos buques mercantes de la China a la India y de su retorno . .l( este esplritu de actividad comercial de China las Islas Filipinas con sn escasa poblacion y::;us productos eomerciales que aun no estahan desarrollados tenIa menos que ofrecerle que el archipi61ago al sur olaR costas ei \rilizadas de India. Sin embargo, sabemos que como tl'e::;cielltos anos antes del dcscnbrlmiento de Magallanes, las flotas chinas visitaban con regnlaridad a Luzon y Mindanao y comerC'iaball eon elIas y ('on las islas que yacen entre elIas. Las obralS del ge6grafo chino Chao .T u Kua, obralS que se publicaron pOl' 10 llleno~ en 1~50 y pl'obablemente algunas dccadas antes, nos proporcionan una relaci6n de este comert"io de China. En estas obras el pals de FilipinalS be describe y ::;e Ie denornlna Mayi. Se describen pOl' 10 menolS nueve islas del grupo, pero el comercio sin duda tenIa su centro en la. babla de Manila. Diee Chao J u Kua que una comunidad de 1,000 familia::; nativas habla estado viviendo aqui en los bancos de un 1'10 tortuoso que ISin duda debe ser e] pasig. Los buques mercantes chinos anclaban en irente de ]a bora del 1'10 y el mercado parece estaba e::;tablecido en la ribera. LoIS Uhino:-; tI'alan loza, plomo, cuentas de yidrio, calderos de hierro, agujas de hierro y en canje reciblan los productos del pals, que ilIa sazon eran cera, pel'las, conchas, nueces de buya y generos y tclas nativas, aSI como esteras finas. En sus viajes malS hacia el ::;Ul' en el archipielago, los Chinos no acostumbraban ~t desembarcar, pero anullciaban su 11egada batiendo gTandes U gongs" que dahan pOl' resultaclo las visitas dc los nativos en sus embarcacioncs. .Mas tal'ue se ereo LUI mCl'eado COil los Chinos en BntLlan, a.l norte de Mindanao, donde se camhiaban l'1 oro y 108 esclavos por los pl'oductos qne tralan los Chinos, pero to do ese comercio chino hasta la colonizacion de loIS ElSpanole'l en Manila parece haberse limita.do a nn solo viaje anual de sn:-: lmqlle::;. Entonces los pedidos de los Espa.noles de cornestiblelS, las mCl"<.'adcrla::; y genero.,; de China, la necesidad de criados y obre1'08 chinos .1 sobre todo, las enorllles cantidades de plata mejicana qne trajeron para el sostento de


CTllNOS Y OTROS ELEMENTOS EXTRAN.JEROS.

517

In, ('olonia filipina ('ontrihllyo a 1ft creacion de un gran comercio yal oHlahlc(,lllli<'llto de millal'eB de ChillOB ell las islas. l~l atlL(ll1e del pil':1ta chi110 Linmhong en 1574:, produjo una gran ('onlllocion it IlL idea do soguridad q ne ten1an los Espanoles de la cual no pudicl'on Stlstraerse en largo tiempo. Casi Clen an os despues se ahunclonal'on las MolucaFl pOl' temor do un ataque semejante del pi rata QIJ(\ Sing', ric Formosa., pero 1:1 artitud delmismo g'obierno chino segun 10 mostraron 10H 'dre,\'cR de Fuquien y de las pro\Tiocias adyacentes, 1'n{- sin durin. fa\'orll.ble al gobierno espll.ilol de las islas, y mostro que s610 c\<>s<'ll.ha tC'ller rehciones comel'cill.les. EI podel' de Limahong no llahla. ::lido clestl'uido pOl' eompleto en Ill. isla de Luzon antes de la llegada de nn emhll.jador de ]a pl'o\Tincia de Fuqnlen piclienclo Ia entrega del pimta a. fin de lle\Tarlo a Sll paIR para castig'arlo, )' el siguiente ano so 11h1'i6 al ('omercio ·de los Espanoles un puerto de China que probable. mente era. Amov. . A l'H1Z de estos sneesos los Chinos ganaron un puesto may importanto en .Ill. yida comercill.l e industrial de Manila. Vinieron en el intel'es especial r bajo la protecci6n de los frailes rnisioneros que se mo:-:t.raban celosos de In. eonquista eclesiuRtica del imperio de China r BU esta.do de florecimieoto en la historill. primitiva ne la colonia se describe en una carta del itay Domingq Salazar, primer obispo de Filipin~L:-:, cscl'ita al Rey, con fccha 2:1: de junio de 1590. ( Ca?'ta R elac1(;n (1£'. lits COS({8 de Za Clzinay de 70S Chinos cle7rPar£an de .Mcmiia, en el A1'CAi1'O dl,l Bi1Jli(ffilo Filipino de Retana, tomo III.) En csta carta cl obispo dice 10 siglliente: Gna-nell) llegne ii esta tierra vf en I1n puehlo qne fle denomina Tond6, cerca de esta cindarl, nn 1'10 C'ntre dichos puntos, qne habfa Ull gran numero de habitantes sangleycf;, nlgU1lOi'J (Ie ellos cristianos pero la mayor parte infieles. Habfa tambien en esllt cindacl algullos SanglcycH que f;0 hahfan establecido ani para 'vender sus mercandas, y pOI' conroigniente pcrmanec{an en clicho Iugal' de un ailo (L otro. Estos Sanglc)'C's estahan esparci(los entre 10fl Espaiiolcs Rin tener ningllll punta Bjo clonde yivir, hal-,ta qne DOll GOl1zalo Ronquillo les asign{) un Ingar donde debfan habitar, especie de mel'eado b aleaicerfa quo aquf llamamos 01 Parian, con cnatl'o grandes barrios. En este Ingar eonstl'llyel'Oll muchos establecimientos y comenll6 ,l, haeerse un negocio mayor y ll11lchos Sangleyes vinieron ll. esta ciudatl. Yo, que deseaiJa efectual' la COI1v('rflion (le ostc pueblo, en segni(la me frje en 61, y procure (jue se Ie tl'atara bien, pOl'C]ne de esta manera habian de apegarse a. l1uC'st.ra ley, sabielldo que este era el de~eo de Su l\Iujestad; pOl'qne (lon(le qnicl'a qlle hay Espaiioles siempre hay algunos que 110 acatal1 Ia ley y Rill pensar en el buen ejemplo que debeu dar it estos infleles, Io!; tratan mu.l.

Entonc('s cl obispo describe la protecci6n que Ie ha pl'estado a los ChinoH, In, gratitud de Cl"itos, 01 consiguieote aumento del comercio, e1 lUayor n(lI11oro de llcg'aclas do 0hino:-> u las islas, y las medidas que el tom6 pant cOl1vel'tirlos. Hablan esta.do previamente a cargo lIe los religio::;os de San AgustIn, <Iue pl'edicabau y les instrllian en la doctl'ina


518

POBLAcr6N.

cristiana uo en chino sino en 01 idioma de lOti Filipinoti. Sin emhargo, eon la llegada de los Dominieos en e1 ano de 158G, el bienei;tar espil'itual de los Chinos 8e lei; confio a ellos, su iglesia se eontitruyo cerea del Parian y el Pari an mismo fue reconstruido de una manera mas solida. Salallar describe el activo comercio e industria que se llevaba a cabo en este barrio chino de la manera siguiente: Ademas de los comerciantes y artel:'anos ordinarios habfa cn el Parian los medicos y boticarios, plateros, grabadores, pintorcs, etc, Tambicn habfa 111uchos jardineros entre estos Chinos, y con los cereales y la harina que se traia de China, los panaderos chinos abastecfan de pan a la ciudad. Entre las ventajas que el anmento de estos Chinos han traiuo a la ciudad hay una, y no es esta la menor de elIas, a saber, que al paso que en Espana la albanilaria es muy costosa y dificil, en esta ciudad gracias ala diligencia y trabajo eficaz de los Chinos, las casas de mamposteria se hacen buenas y econ6micas y en un tiempo tan breve que en un ano hubo un bombre en esta ciuda(l que construy6 una casa en Ia cual podia vivi1'. Y contim'lan construyenuo casas suntuosas, iglesias, monasterios, hospitales y una fortale7.a, todo ello con una brcyedad tal que es digna de admiraci6n. Ellos hacen ladrillos y tejas en grandes cantidades, baratos y 111UY buenos. Al pJ;incipio la cal se hacia de piedra 10 mismo que en Espana, pero los Chinos se inclinan Ii bacel'la de picdrecitas que se encuentran en esta costa y que se del10mina corales blancos, y tambien de la concba de las ostras, de las cuales hay una gran cantidad; y si bien es verdad que al principio esta 110 nos parecia una buena clase ae cal, no es menos cierto que m,l,s tarde demostr6 ser tan buena que en esta ciudad no se usa ot1'a. EI jomal de los Sangleyes cuando trabajaban pOl' tarea es 1 real al dla con su roanutenci6n. Son grandes tl'abajadores y rouy ahorrati,路os. En el Pari{m viven generalment.e 3,000 6 4,000 Sangleyes ademas de los que vienen y van en buques que ascienden a m{ls de 2,000 y con estos y los que residen en Tond6 junto con- los pescauol'es y jan1inellos que viven en 108 subnrbios, los padres dominicos me (licen qlle pOI: 10 regular tiene ,l, sn cargo de 6,000 6 7,000 Chinos en cuya cOI'versi6n y adll1inistraci6n se ocnpan cuatro religiosos de esta orden.

Este numero acaso indique con exactitnd los C0101108 Y cOINerciantes chinos veinte alios despues de ]a fundacion de Manila, pero Itt Relacion de Encomiendati qne preparo el gobernador Gomez Porez Dasmarinas y que se Ie envio al Roy en mayo de 1591, dice qne el numero de 1'esidentes chinos en 1a ciudad en nqnella fecha em mucho menos. Dentro de esta ciudau est(L la alcaiccrla del Parian, que es e1 mel'cado de los comerciantes de Sangley, que tiene 200 establecimientos Cll los cnales pne(le haber 2,000 Sangleyes, mas 6 menos, con 8n juez y alcalde, y ademas de eiltos es probable que en la ciudad en Tond6 y esparcidos pOI' todus las islas en diferentes negocios haya roLlS de 1,000 otros.

El nombre de Sang-ley por 01. cual se conocen est os Chinos hasta In epoca presente parece de1'ivarse de las palabras chinas" Kang Liu," 0 comerciante. NaYarrete, al escribir en 1650 mas 0 menos, dice 10 siguiente: Los comerciantes chinos que desem bare an para Manila al preguntarseles quienes cran y a que venian contestaban Xu,ng Lei, es decir, venimos a negociar. Los Espai'ioles qne no entendian el idioma (Ie lo~ Cbinos cl'eyen<lo que era el nombre del pais, y uniendo ambas palabras hieieron una de las dos porIa cual touavia distinguen


CHINOS Y OTB-Ot; ELEMENTOS EXTRANJEROS.

519

Chinos Ilaman(lolos Sangleyes. De esta manera nosotros los Europeos corrumpilltOS lI111chas otras palabras en aquellos puntos. El nombre de las Islas Filipinas es Liu ZWlg; los Espaiio1es corrompieron estas palabras y las Hamaroll Luzon. 1

]01>

En e.'lta epoca primiti va del regimen espanol las Fillpinas eran tan pohrcs en recu1'sos y Sl1 poblacion natiya era tan escasa que no les era po~ibJe sumini~tl'al' pro\'isiones de boca suficiente, ni trabajo a los colonos espafioles. La vida pl'imiti-nL de Manila dependla del trabajo chino y del comcrcio chino. De los buques venlan no solo las sedas y mereanc1a::-; costo~as, con las cnales se cargaban los galeones de Acapulco, Hino tam bien e1 gana,do vacnno, los caballos, las yoguas, comestihles, trutas y hasta h tinta y el papel, y aun mas, seg1m dice el padre Chirino, primer hiHtoriador de Filipinas, "de la China vienen los que prc8tan toda clase de servicio:--;, todo habil, pronto y barato, los medicos y harberoH hasta los cal'gadol'es y porteros. ElIos son los sastl'es y zapatel'os, 101:> que trabajan el metal, los tejidores y todo clase de obrer08 en Ia comunidad." (Rela c,1'6n de las Islas Filiphws, 1603, segunda edicion, pagina 18.) Sin embargo, entonce como ahora, babla muchas opiniones distintas ace rca de Ia com'eniencia de los Chinos en las Filipinas. Entre los documentos mas interesantes que se han publicado recientemente ell la serie de tomos intitulada "The Philippine Islands, 1492-1898," hay uno que describe el efecto causado porIa presencia de los Chinos en la pohlaci6n natim de las Filipinas. Bajo el mando de Gomez Perez Da~m:1rifias, en 1593 se ordello que se hicieren investigaciones accrC:1 de las causas de la ociosidad y decadencia de la poblacion naLiva de Pam pang-a y las cercanlas de Manila. En ciel'to numero de puehlos en los alrededores de la capital se tomaron declal'aciones, r el reSllmen de las conclusione8 es como sig-ue: La llegnda de los EspaiJoIe::; habla tmldo grancles cantidades de plata mejicaua. La distribucion de esta plata en pago de sueldo::;, el pago de sl1eldos a los criados, etc., habra traiclo u. ]a eiudacl un gran n1,mero de natiyos a tal extremo qne cliezmada 1ft pohlacion rU1':11, paralizo el cnltiyo del ar1'OZ r oca. siono la suspencion general de la industria. Como los nativos habian ohtcnido de lo~ EspauoJes plata en pago de sel'vicios, en vez de culti,,'al' para BU pl'opia subsistencia y de tejer las telus natiyas para sus pJ'opios vestidos, compraban tanto los comestibles como la ropa a los Chinos. De esta mancra ]a industria nativa de tejidos habla dismiImido y estaba en pe'ligl'o de desaparecer pOl' completo. No es menos intel'e~ante que cualquiera de los decretos de los gobernadores espanoles el que expidio e1 gobernardor Dasmarifias, que \'ino a remedial' 1 Una re1aci{1ll del Imperio de China, y tamhien 1\1uc11os Pasajes Notables y Cosas Dig-nas de Ohf'er\'arRe en vtras Cost-ati en \'arios Viajes, escritos en espaiio} por el padre Domingo F'ern:indez Navarrete, catedniiico en teologfa en e1 Co1egio y UniverRi( lad de Santo Tomas en Manila, misionero apost6lico en China, etc. En los Viajes de Churchill, tOillO 1.


520

POBLAcr6N.

esto estado eeouomico. En 1593 expicli6 una orden en la cual se probi1>la en ah~oluto que los Uhino~ YOl1diesen gcneros de algodon U lo~ babitantes filipilioB. En Octo decroto y en nl1 testimonio que 10 acompana se retrata claramC'ute Itt desconfianza y recelo que siempre proyocaron la competcncia china. A medicla qno los anos pasaron y que se aumentaba continuamente el 116mero de Chinos, encontmmos que este sentimiento crec'fa entre los Espanoles, a tal extremo que hasta un obseiTador tan inteligente e impal'cial como el Doctor Morga, presiclente de la audiencia yen una epoca gobel'l1adol' de la,s islas, estuyo abiertamente opuesto a la presencia de los Chinos en las islas. El manifesto que el numero de estos era tan grande que en la isla, no habia vel'dadera seguridad; que hacian una vida mala, y viciosa; que it causa del contacto con eJlos los nativos adelantaban muy poco en su conversion al cl'istianismo y en las costum bres eristianas, y que los Chinos eran nnos gastronomos tan terribles, q ne disminulan eOl1siderablemente las provisiones de boca y fueron causa de qne los preeios do estas sullieron mucho. Si se les permitiese los Chinos irian pOl' todas las islas en pro de la ganancia 0 lucro y del negocio, eometiendo millares de abusos y of ens as. Enos exploraron todos los rIOS, estel'OS y puel'tos y conocian e1 pals aun mejor que los Espafioh;~s, ete manera que si yenla un enemigo podian causal' mucho dano. (Suceso8 de las Islas Filipt:nas, segunda edici6n, pagina 364.) La descl'ipcion que Morga baee de elIos nos hace retl'oceder los primel'os an os del sig-lo diecisiete, epoca en que OCUlTi6 el primer levantamiento y matanza de los Chinos. En 1603, si es que podemos tener confial1za en la historia general de la.t:; Filipinas, escl'ita pOl' Fray Concepcion, habla en las Islas mas de 20,000 Chinos, mientl':1s que los Espafioles en Manila y en sus aJl'edodores 110 aseendlan 6, 800. En el mes de marzo de aquel ano 1'inie1'OI1 en una de laR cbampanas .0 grandes buques mercantes tres nJtos mandal'ines que declan babel' sido endados pOl' el emperado1' de China it investigal' ace rca de la existencia de una montana de oro en la provincia de Oavite. Teniendo en euenta las gruesas sumas de plata mejie~Lna que hablnn venido de Manila it China desde la colonizaci6n espanola, la (>xistencia de una fabula semejante entre los Chinos aeaso no sea tan sorpl'emlente. De todos modos no es un mito mas absurdo "que el que los mismos Espanole::; persiguieron en tocla la extension de America,l pero la visita de dicbos mandari nes hizo sospecba1' a. los Espanoles qne se tratase de una invasion. "Sus intenciones," dice Concepcion, "eran deSCllbl'il' y estudiar cuidaclosamente nneRtras pequenas y debiles fnerzas de modo que al con1'encerse

a

1 Comparese el mite americano de El DOl'aclo y la terrilJle p{'rdida de vidas eRpaiiolas ell Ja tentativa y esfuerzos hedlOs para descubrir este tesol'o. (Vease e1 Hombre Dorado de Bandelier.)


CHINOS Y OTl{OS ELEMENTO::3 EXTRANJEROS.

521

de 10 q ne emn, e1 imperio chino (,n\'iarl~L escnac1l'ones para la conquisla." (Fmy Juan de hi Concep<;ion, lIistu)'ia (Jelleml de lrl8 FiliPIf/rliS, Manila, L788, tomo IV, pagin.n 51.) E:-:ta mision uejo a lOt> Et>pafioles lUuy ansiol;os y temerosos, r en .'leguida cmpezaron los preparati,os para haccr1c Irente anna insurreclOn. Se les distribllyeron lanzas i\. los indios, pero dice Fray Concepcion, "los Chinos cada ,'ez estahan mas uudaccs y mas insolentes, y pOl' l1ltimo, en In, noche de la fiesta del glorioso San Francisco, q uiwndOHe Ia carr('ta, Re c1cclararon abiertamente contra lao ciudad, tocaron sus tl'ompetas, oHtcntal'on SllS cstanclartcs gnerl'eros, y comenzal'on en s('g'uida a matn.r ol pueblo y a q uemar los hogares." El resultado fue el cxterminio casi completo de los Chinos. A los Espa/i'oles se les ha criticado 8eYeramente pOI' esta matanza de los Chi~lOS. Foreman haec nnl'etrato ahsurdo de los Chinos qne, segun el, fUPl'on forzados practicamente a declaral' eRta inSlllTeccion; siendo aSI qne ll1uchos ue ellos con hlgrimas en los ojos, empufln.l'oll muy contra su vollll1tad las al'mar-;. Pero todos los hechos y todo 10 que se sabe de lor-; {'olonos chinos se 0Rone termimmtemente a semejn.nte intel'pretaeioll de diehn. situacion. Los Espanoles eran pocos, los Chino::; erall IlUl1ler080 .., y a 10 que parece mlly Yieiol:!o~ e insolcntes. Tenlan poder sutici('nte, pOl' 10 menos en uanto al numero, pn.l'a abrig-ar In. esperanza ell' obtener exito en Stl leyantamiento. POc1ClllOS formarnos un caloulo mucho mas equitativo de las callsas prohah1cs y de los me.tocl08 cll).pleados, si Ia eompal'amos con la. insul'l'('ccion de los Chinos ('11 Sarawak ('I) 1S.:>7 en la rpoca de Raja Charles Brooke. En Borneo 10::; Chinos se leyantaron repclltinamente contra el gohierno enropeo, matarOl1 todos los qne cayel'on hajo sn podel', ohtu \'ie:ron un breve dominio y dentl'o de nnas pom8 semana:::; debido a SlI falta UP ol'g-anizacion y al hecbo de babel' flaqucado su valor aSI COUlO a In. traicion de sus caudillos, pet'dim'on todo 10 que' hablan ganado j' flleron presos pOl' las trilms malaros q ne les circnnclalml1. Sir Spencer St.â&#x20AC;˘Tohn, que presencio e1 Icyantamiento, 10 describe gn1,ficamente de Ia mancra ::;ig-ui(mte:

â&#x20AC;˘

As! termin6 la rebeli6n mas criminal y gratliita que jamus oeUlTi6, la enal durante su ('ontinllacion clcspieg() todas las fasefl () rasgos caracterlstieos del canlcter chino, :i "ab!:'!', armgancia, Rigilo, ]a combillaei6n y la abRolllta incapaciclac1 de pef'ar las conse('uelleia~ (Ie Ins sueesos 6 actOR, y cierk'], ereencia en su pl'Opio poder y valor que de. Illentfa ra(la aeontecimiento. Bajo sns rauclillos nativos los Chinos jatl1<lS han peieado ni siquiera ron cleroro, y sin embargo hasta el mismo momento de la lueha, He ('omportaroll rual si fueron im'encihles. Ami juieio est a insurrereion 1l10stro que, aun<jue lOR Chinos f<iempre exigen la vigilallt'ia, no debe consider:1rseles pOl' ningun t'OllC(>pto un enemigo formidable . (El Rqj(~ Brooke, pOI' Sir Hpenser St.. John, London, 1899, pllgina 107.)

Los historiadores espa/i'oIes annncian qne 11, l::t rebelion de los Chinos en 1(j03, siguio Ia legislacion prohibiti,'a ue Sll entrada en la.s islas. No


522

POBLAcr6N.

puedo encontrar copias de estas leyes, y no existen en los archivos de la ciudad de Manila. De tiempo en tiempo durante el siglo diecisiete se sancionaron otras leyes que tenian pOl' objeto impedir la colonizaci6n de Chinos en las islas, las cuales leyes se discutiran a continuaci6n. Pero - 6, pesar de la rigidez con que se dictaron estas medidas, no fueron acatadas estrictamente en las Filipinas. Los Chinos empezaron a retornar a las is las casi en seguida despucs de la suspensi6n de los trastornos de 1603, y al cabo de unos cuantos anos la poblaci6n china excedia 6, la poblaci6n que babia antes de la rebeli6n. A pesar del becho de que los Filipinos los recbazaban, y de que muchos Espanolos administradores los consideraban como un elemento funesto en las islas, pOl' cuanto aumentaban, como efectivamente 10 baclan, la disinclinaci6n que los l'lativos tenian al trabajo, haciendole abandonar los negocios e impidiendo que aprendiesen los varios oficios necesarios para el desarrollo de las isl.as, sin embargo se encontr6 que los Chinos eran tan nece~ml'ios para el desarrollo de la colonia, sobre todo los artesanos, que se les dej6 entrar en numeros crecientes. Extendiendose y esparciendose desde Manila, siguieron bacia arriba del rio Pasig, cultivando jardines de hortaliza y practicando en dicho lugar los mismos metodos laboriosos de cultivo que abundan en China, y se establecieron en creci'dos :humeros en las ribeFas del sur de Laguna de Bay, en las cereanias Cle Calamba. En este lugar en el otono de 1639 se levantaron en una segunda insurrecci6n. El historiador fray Juan de]a Concepci6n dice que la causa de sn desafecci6n h~bla sido deb ida a la acci6n del gobernador Corcuera. Este ultimo considerando que el comercio habia sido estimulado indcbidamente en anos anteriores, en 1639 no envi6 el gale6n a Acapulco para que biciese su viaje de costumbl'e. Como consecnencia, el abastecimiento de costumbre de plata mejicana no pudo conseguirse para los fines del comercio, y los Chinos que absorbian la mayor parte de esta moneda sufrieronde una manera correspondiente. (Jorcllera activaba mucho sus conquistas entre los Moros del sur de Mindanao, y los grandes armamentos y expediciones que se Ie prepararon exiglan el aumento de las contribuciones, que recayeron mayonnente en los Chinos. Sin embargo, la revoluci6n no comenz6 con los Chinos del Parian sino pOl' los jardineros y agricu]tol'es de las riberas de la Laguna de Bay. Estos se levantaron en noviembre de 1639, mataron e1 alcalde IDn,yor de La Laguna y al cura encargado de aque1 distrito y en un moHn repentino y prccipitado bajaron pOI' el 1'10 Pasig, quemando .r robando a diestro y siniestl'o. Muchos de los Chinos del Parian y de los distritos de Tond6 abandonaron las cercanias de Manila y subiel'on pOl' el rio y se nnieron con los Chinos de Laguna de Bay. Unidos aSl atacaron Ia casa de los J esuitas en San Pedro Macatl, y alrededor de csta quinta fue donde se efec1u61a unica batalla campal de esta insurrecci6n.


CHINOS Y OTROS ELEMENTOS EXTRANJEROS.

523

Las fnerzai-l e~parrola,s fneron acaudilladas pOl' el sarjento mayor y se eompoTlJau como de 200 sold ados ei->pafioles, 100 indios de Pampanga y i()O hombres armados con areos y llechas pl'ocedentes de Zambalau. Los Chinos fuel'on denotados y desparramados. Partidas dispel'sas ,ragahuncleahan pOl' todo cl pals, atacando las aldcas indias, robandolas, y a flU yez fum'on matados pOI' los natiyos. Los Chinos destruyeron el plleblo de Tay Tar, qucmaron ]a iglesia J picotearon las imagenes y cl altar {t pOHar de la resistcncia que Ie hicieron los indios. Estos disturbios duraron desde no,Tiembre hasta cl signiente mes de marzo, y segun fray Juan de la Concepcion, los Chinos perdieoron 22,000 hombres, los Espaiioles 50 hombres, y 300 Filipinos. Siete mil C~inosse presentaron espontulleamelltc a los Espanoles a la terminacioll de estos disturbios, y fum'on condenados a las galel'as C01110 remeros de las flotas expedicionarias dc Corcuera. EI valor peculiar de los Chinos que a peRar de su timidez innata 10 llevara a cualquier punto en medio del peligro y de las penalidades con un fin ('omercial, fue desplegado inmediatamente en el caso de las Filipinas, y paredan no tener t6nnino las visitas de los buques mercantes que anclaron anualmente frente de Ia boca del 1'10 Pasig para hacer comercio con la colonia espanola y de estos buques Manila empezo inmediatamente a recibil' colon os permanenteR que se quedaron despues de haherse ido la flota a principiol'> del verano de regreso a China yque pron~o empezaron a lIenal' otra yez los estahlecimientos y talleres del Parian. Se dice con frccuencia que hubo una tcrccra matanza de Chinos en el siglo diecisiete en la epoca en qne el pil'atn. chino Kne Sing amenaz6 conquistal' las Filipinas. La carrera de e~tc sorprendente Chino se ha descrito eon frecuencia, y NaYflrretc la describe minnciosamente, siendo n.sl quc eRtc escritor fuc nn contemporaneo de estc hom bre y un misionero ell China durante los ultimoI'> anos del poder dc Ming. Ell lOot, l11ni-l 0 men os, arrehato la isla de Formosa de los HoLandeRes y resol do reducil' las Filipina~ a surnision J ,TaRallaje, CJ1Yiando un misionero dominico n. Manila con sus arrog-antcs demandas. A pel:lar dc la firme actitncl de los Espafioles, los natiyos snfrieron un panico a cmiHa de esta amenaza ode conquista. POl' orden del gobernador:i todos los Chinos, ('on cxcepcion dc los cristiauos, se leI" exigio que salieran de las Filipinas. A los buqucs mcrcantes chinos que estaban anclados en la hahra se les ordeno que embarcaran sus mercancias y que se hieieran :l h1 mar. lntimidados r alarm ados probahlementc pOl' estas ordenes y no habiendo comprendido sl:! ycrdadero ohjeto, los Chinos se IC\Tantal'on y n.salta,ron Ia ciudacl, pero fueron rechazados terriblemonte porIa artmeria que :l, la sazon cRtn.ba montada en la puerta del Pariiln y en el halnal'te de San Clemente. Algunos de los Chinos escapal'on de ia ciudad en botes y suhiel'on porIa costa occidental de 째


524

POBLAcr()N.

Lm:fm hn~hl.. FormOHn.. Otl'OH S(' fngaron al campo, habienrlo o('a~io颅 na<lo Y pl'O\-ocado lll.lleiloH desol'd('nes. Sin emhal'go, este tl.l.lllultO ~e aplaeo (illalmcntc pOl' medio de tum proclama del goberuadol', pennitienclo U. 108 Chinos qne Halie~ell de lU8 h;la~ a excepci6n de lo~ cristianoH que cleseasen pe1'1l1anecel' en elias, y al publi('arse esta proclama se l'el';)tahlecio el orden y mnchos de los Chinos se quedal'on en la::; islas. Los preparati,'os de los Espaflolcs para n.tacar n. Kue Sing fueron yohementes y raclical('H pel'O jamns He 11e,'o a caho dicllO ataq ue. Kue Sing 1ll.ul'io antes de que la contestacion del gobernadol' espafloillegase asUt> manos, y ]a amcnaza de unn. iUY!tHion chinn. se alejo pOl' ttltima vez dl' las FilipinaR. . Durante 1m:! sig10s diccis6is, diecisiete y dieciocho se expidieron yarios decretos y ordcnes qn(' t.cnlan pOl' objeto la exclusion de los Chino:,;. Aunque fueron impucstol';) de una manera impedecta mostraron la indole de In leg-islacion espaflola contra. los Chinos y junto con la::; matn.nzas periodicas qlle oCllniel'on, yinieron il impedil' eficazmente todo al1mento considerable en el nlunero de ChinoI';) y sirvieron tamhien para impedir qne la o, Filipinas en ningttn sentido se cOllYirtiescn en una colonia china. A la terminacion del sig'lo cliecisiete cHeese qne aseendfan como rt 6,000 Y el sabio viajcro italiano Caned, doctor en leyes, 108 descrihio de una manera mn)' intel'esn.nte. (CluiJ'chill'8 lc)y((gl!s, tomo IV.) En 1762, cpoca en que los Ingle> "1es ocuparon It Manila, los Chino~ sllfrieron otra disp(,l'sion y matanza. Con una ansia caracterlstica pOl' 01 botin, ayudaron a los lngleses a robar In. ciudad y despues ayudrrron a las fuerza~ inyn.soras. Un gran ntlll1Cro de elloR se retiral'on a la pro"incia dr Bnlacan y ('11 este punto, seg-lm MartInez de Z6fliga, se pusieron de acuel'Clo para lJe\'nr a caho un leyantamiento traicionero contra 01 Espaiiol Anela, que estn.ba re:;istiendo In. inyasion ingleRa. Anela descubl'io e8ta conspiracion Y illato n. muchos Chino~ Y ahorco a los caudillos. Pero desplH~s de la retirad}L de los lngleses de las Filipinas se rest ablecio el comercio chino, y una orden 0 decreto de mayo de 1777 COHtiene muchos detn.Hcs acerca de Ia reg'ulacion de los Chinos que yisitnn las islas; se el';)pecificn.n la~ cIn.ses y culidades de las mercaderfas, y se hacen lll.uchas prescripciones con cl fin de impedir e1 framle. En ]a prim era parte de este n.rtlclllo se ha notaclo ya la importancia y riqueza de los Chinos a la tenninacion del sig-lo dieciocho en las provineias que esUin inmedin.tamente en los alrededores ele Manila, Tomlo, Bulacan ~' Pampang-a. 路 En este punto acaso mas fjUe en ningtm otro lugar en Filipinas los Chinos se estahlecieron como rf'sidentes )' colonizadores del pals, casandose con mujeres nativas y habiendo


CHINOS Y OTROS ELEMENTOS EXTRANJEROS.

525

venido ii pOl;oor hi~nes y p1'opiedade:-; y 01ementoH importantes en e1 comereio. En 11)28 cl gohicl'Jlo declu,l'o vigente un nuevo :-;i:-;tema de reglamento de 1u:-; Chinos conocido pOl' b C'apitacion de Chinos, pOl' virtud de la cua1 ]a l'C'nta que se derivaba de lOt! Chinos se aumento grandernente. Los Chinos so diviJieron en gohiel'l1os loeal es pequeilos, cada uno de el1o:-; hajo Ullf\, cabeza que se eneal'gaha de ha.ce1' la cobranzH, de 1a contrihucion personal y de dar cuenta al a.lcalde mayor de la provincia. Todo::; 10::; Chinol; que 10 deseaban, podian retornal' libl'cmente a 8U pa,IS dcntro de un perlodo de seis mesel;. Si lOt! Chinos no pagaban la C011trihucion en el tcrmino de tl'es meses ten ian que contratarse con los duefios de haciendas pOl' 10 lllenos a l'azon de 2 reales pOl' dia, jornal que hah}a de pagarse al alcalde mayor. Buzeta dice 10 sig'uiente : Esta c1isposici6n alier6 cOlllpletamente el espiritu de la legislacion relatiya It los Chinos, siendo asi que tenia pOl' objeto impedil' COllstantemente quo se ocuparan en el camercio, quo hablanclo en terminos generales era Stl ocupacion. LaB autol'idades de J\lanila prepararon una orden YOIUlllinosa para poneI' en practica cl decreto del gobierno, vencer las clificultades y dil:lipar las gra\'es dudas que hacia abrigar su realizaci6n. Telliendo en cuenca ef 11ec110 de que un gran numero de Chinos no pod fa ganar 1a cantidatl necesari par31 adq uirir la e::;ca,;a y frugal tlieta a. que estaban aeostumlJratlos, y que no podfan pagnI' alJsolutamente los 2 pesos mensuales que se les exigfa a. la tercera clase de Chit os, estable(;ieron una cual'ta clase que solo pagaba 1 peso al I11\:'S. Como quiel'a que c路 i el total de los Chinos yi via en los suburbios de Santa Cruz, Ton:d6 y Billondo, el corregidor de estlos pueulos fue facultado para que hiciese las veces de colector de rentas, y designase las chtses y localidades do las cnales debfall COhra1'8e los triUutos. Estas cl~sposiciones dieron pOI' resllltado la demostraci6n de que habia 5,708 Chinos, de los cuales 5,278 habitaban en la provincia de Ton<l6 y el resto en Ca\,ite y en otros puntos en la isla de Luzon, d~ los cuales 7 pertelledan tt Ia primera clase de comel'ciantes al pOl' mayor, 166 a la segullcla clase 6 sea ll.los tenderos, 4,509 pertenecian t\ Ia tercera clase, tales (;omo duenos, directores de talleres y f:1brims, 830 (., Ia cuarta clase 6 sea a los 'obreros, quedando un llllmero de 196 que no pagabaIl tributo pOl'que pasaban de 60 anos de edacl y l'ellllian otras condiciones expresadas en las leyes. La cobranza de los tJ'ibutos ofrecieron infinitas dificl1lta(les; mas de 800 Chinos se preparaJ'On para retornar ,t Sll pais; 1,083 se fugaron a las ITlOutafias, donde pretendieron esconclerse y buscal'on proteccion entre los natiyos, y 453 fueron puestos en prisi6n rt tl'abajo forzado pOl'que no tenian recnrsos pam pagar I'U "iaje <1 su pais Ili para pagar los tril.mtos. El intendente que fur un tpstigo presencia] cJe e::;tos sncesof', bizo una en0rgica repref'entacic')J1 al gohierno en 183], y el 10 dl' agosto de 1834 se Ie autorizo para que hieiese una nu路_路ya imposicifin de tributos bajo una base mas cOllciliatol'ia, con el fin de que ~in pel'juicio de los intel'eses del estado, aliYiase hasta donde fuesc po~ible la coudiciou de los Chinos, quienes ten ian ll1u)' pocas probabilidades de pagar tl'ihutos. (DicciulI((l'io Gcogntfico EN/ad/sliell de las Islas Filipil1((s, tontO I, pllgina 135.)

Estas prescl'ipciones fuel'on enmellcladas )01' un decreto pOl' el gobenHLdor Corcnera en lS4:fI. En laB (dtimas clecaclas 'clell'egimen espail'Ol el numel'o de Chinos tLumento notablcmente. Seg{lIl el censo de 1876, ha.b1a mas de 30,000 en las islas, y en 1886 este nlllllel'O sehabb ele,'aclo a cerca de 100,000.


526

POBLACION.

Se dice que mucbos entraron clanc1.estinalllente en las islas pOl' el archipielago de Jolo pOl' vIa de I3orneo. j( tin de impcdir esta entrada ilegal aSl como tambion para qnitur, :1 10 quc parece, el comercio lucrativo moro de las manos de los Chinos qne 10 monopolizal>a.n casi pOl' COI11pleto hasta, la fecha, un deCI'eto expedido pOl' cl gobernador general en el mes de cnero dc 1~8G impedla a los Chinos cl vi vir permanentc en In.s provincias, )' lel'5 prohibru absolutalllcnte hacer ncgocios COll los 1\loros; y otro decreto de 29 de julio de 1888 les prohibla a toc1os los Chinos que residiesen en Mindanao. En los archivos de la ciudad de l\lanila existe una protesta muy intel'el'5ante hecha tres afios despucs, pOl' el gohernadorcillo de Sung-ley, protestando contra la.:; nueva::; cliHposiciones y requi.:;itos. Este parece haber sido practieamente el estado de 10::; Chinos cuando Manila se entreg6 a las fnerza.:; americana.:;. En septiemhre de 1898, pOl' orden del g-obernadol' milital', las leyes sobre exclnsi6n que est.aban vigentes en los E::;tado.:; U nidos ~e hicieron extel1Hivas ala::; Islas Filipinas. En conformidad con esta ley todos 10H 0hi110H con excepci6n de los antiguos re::;iclentes qUQ hablan salido de las islas del 31 de diciembre de 1895 H,l llles de setielllbre de 1898 y a los Chinos (pIe pel'tenecen a las clase~ exceptuadas, se Ie::; ha negado el pel'mi::;o para desembarcar en las Islas. Del 1 de enero de 1899 al 111el'5 de mayo de 27,G97 Chinos que retol'l1aban y 1901 se les permiti6 desembarcar durante ellllis1110 perlodo 23,058 Chino.:; salieron de Maniln.. (Allnll((l R eport (~f th.e .LlI ' ilita't'Y (]o'V131'nOJ' uf tlle Pltilippin6 islands, 1901, toruo II, pag-ina 21.)

a


I

II. CARACTERES DE LAS TRIBUS CIVILIZADAS 0 CRISTIANAS. Extractos de Relaciones e Informes Primitivos-Comentarios de Viajeros Recientes y Sacerdotes-Opini6n de algunos de los Gobernadores Americanos e Inspectores del Censo-Descripci6n de los Rasgos y Costumbres de los Fihpinos por el Gohemador Taft.

Bajo al pnnto de vista intelectual, moral y fisico, existe lUI parecido pronunciado entre 108 individuos pertenecientes a las ocho tribus ei vili~adas, siendo su diferencia principal la de semejanza de leng-uaje. Esto He hace mas evidente cuando ellos se hallan reunidos en g:randes lllllllel'OS, aHl como tambien en 10 referente a sus man eras Y costumbres yaBtl modo de tratar con Jus persona;:; Y las cosas. El Doctor Barrows ha discutido en sn plenitud las diferencias que predominan en los varios dialectos y las causas probables de estas vlitriaciones. Basta decir que si bien como medio de conlllnicacion los c1ialectos son tan distintos que una tribu no puede entender a otra, much as de la8 palabras tienen al parecer una comlm base filologica. Sea 10 que fuere, no cabe dud a a,lguna de que los Filipinos tienen un origen comun de raza y que, en un tiempo, tuvieron un lenguaje COmlll1; y que su division en tribus con diferentes dialectos se debio en gran manera a las luchas que incesalltemellte prevaleciall, y aun subsisten entre ciertas ramas de la tribu de los Igorrotes y entre otras tribus, cuya libre comunicacion no ha sido illterrumpida pOl' cualquier otro obstaculo, natural 0 artificial. Muchlsimo se ha escrito y dicho acerca de los caracteres, maneras, costumhre8 y supersticiones de los Filipinos civilizados. Todo viajero profesional de alguna celebridad que ha visitado las i81as durante los doscientos y cincuenta anos pasados, y una multitud de otras personas, han hecho publicas sus opiniones y conclusiones, que difieren tanto en sus puntos esenciales que no es facil, en vista de sus manife:=;tacione8, lIegar a una conclusion refel'ente al caracter general de los Filipin08 civilizados, excepto en sentido muy illcomprensible, 0 que los mismos son un pueblo a quienes cuadraria cualquiera descripcioll qne He hiciera entre los llmites de la, ignorancia y la ilustracion, la capaeidad e incapacidad intelectnal, la virtud y el -vicio, la traicion y la fidelidad, la cobal'dia y el valor, la mentira y la vel'acidad, el des" honor y la hOlll'a. Algunos de estos comentaristas estu\'ieron anos liUY

(527)


528

POBLACI6N.

entel'OS en contacto intimo y en observaci6n de los Filipinos; otros han tenido tan poca experiencia. de vida con ello::> que mal'avilla.n a uno pOl' las mal1ifm,taeiol1es qne bn,cen, al paso que entre ambo::> extl'emos se encuel1tran aqucllos que han tenido facilidades razonables para la observ~tci6n y ellya::; opinione::; ::;on conservadol'as, y no menos convincente::; pOl' este motivo. Como e::;to es un asunto de grandlsimo interes, se tiene cl prop6t>ito de citar, Sill comentario alguno, 108 escritos de aquellos que pOI' ha.bel' cstado en las Islas Filipinas durante bastante tiempo, merecen que sus opiniones scan tenidas en cuenta, y que han tenido la oportunidad de estudiar el caracter, las man eras , las costumhres y las supersticiones de lOt> naturales. Al leer estas diversas opiniones no estara pOl' demas el tener en cuenta el punto de vista adoptado pOl' el narradol', asi cortio tambien su actitud intelectual con respecto Ii la materia. Legaspi, que lleg'6 a Filipinas en 1565, describe de esta manera a los Filipinos de Ceb6: Esta gente lleva vestidos, pero va descalza. Sus vestidos estan hechos de algod6n 6 de una clase de yerb~'1. que se asemeja a la seda cruda. 'k * * ElIos son H8tutos y tntidores y tienen capa'Vidad para cDrnpl'enrler todo. * * * Son pOl' naturalcza de disposicion cobarde y desconfia(Ul, y si alglillo les tratare mal que no 6spere que elI os vuelvan. * l(. .* on un puehlo extremadamellte vieioso, voluble, poco amigo de la verdad, y lleno de otras supersticiones. Nillguna ley ata al pariente al pariente, los padres con los bijos, 6 al bermano con el hermano. Ninguna perHona hace un favor ,t otra, a menos que sea para su propio provecho. POl' otro lado, si a1glm hOlllbl'e ell tiempo de necesidad da abrigo ,1, un pariente 6,1, un hermano en su casa, Ie mantiene, y Ie procura alimento durante algunos dim;, {>1 se cree que aquel pariente se ha converLido desde entonces en esclavo suyo, y realmente Ie presta serVIClOS. * * -* Cuando esta gente regala, 6 da en prestamo, alguna COf!a :i otra persona, el favor se ha de pagar dos "eces su valor, aun cualldo esto sucediera entre padres e hijos, 6 entl'e hermanos. A veces venden a sus propios hijos cuando no hay necesidacf de bucerlo asf. La pirateria y e1 robo ejerC'en una atracci6n natural para eUos. Siempre que se presenta Ia ocasi6n, se roban el UI10 a1 otro, alll cuando sean vecinos 6 parienteR, y cuando se ven y enCl1entran al anochecer en campo abierto se rooan y clesbalijan los unos a los ot-ros. * * * Todo indigena que tenga en su poder un cesto lleno de arroll no ansiara tener mus, 6 hacer otro trabajo hasta que este aquel "acio. De esta manera su pereza sobrepuja sn codicia. * * le- Estoy en la creencia de que estos naturales podran sel' ftlCillllente subYl1gados mediante el buen trato y el empleo de amabilidafl. * * 'k Pero si nos comprometieramos a subyugarles porIa fuerza fle las armas, y les hicieramoE guerra, ellos perecerfan y nosotro" perderiamos amigos y enemigos, pues elI os fiicilmente abandonan sus casas y pueblos para marcharse a otros lllgares, 6 dispersarse precipitadamente pOI' las montauas y alturas, clescuic1anclo las plantaciones de sus campos. ' 1<- * .* Esto se vera facilmente si se tiene en cuenta cu{m largo tielllpo se necesita para hacerles volver de nuevo [1 un pnehlo que 11a sido saqneaclo, aun cuando nillgmlO tIc ell os haya Rido llluerto <> hceho prCHO. * *. * Con facilida<l creen 10 que se le1" dice y presenta de una manera COlwincente. Poseen algunas supersticiones, como la de bacer suertes antes de hacer algl1na cosa, y otras practicas perversas, todas las cuales POCirull hacerse desaparecer i,tcilmente si c1isposieramos de alguI).os sacerdotes que conocieran su lenguaje y predicaran entre ellos.


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

529

Cuando esto se escribi6, Legaspi llevaba cuatro arros de residencia en las islas. FranciRco de Sandc, que fue, gobel'l1adol' de 1575 a 1580, decia 10 siglliente en una carta al Rey Felipe IV: La mayor parte de los indios son idolatras, pero careecn de creencia inj;electual 6 lIigllllas ceremonias. Creen en sus antepasa(los y, cuando estan para emprender aigunH. cmpresa, se eneomiendall {~ e110s pidiendoles su intereesi6n. 8e dan mueho a Ill. liecncia ya la cmhriaguez, yest{m acostumbrados a robar yengafiarse liutuamente. 'foclos . 011 USllreros, clando prestado dinero a iuteres, y aun hasta el punto de hacer escla\'os {~ sns deudores, que es el metodo en yoga de conseguir esclavos. Elotro medio es consecucncia de sus guerras, justas 6 injl1stas. * * * Ellos no comprend(>J1 uinguna elase de trabajo {t menos que se tratare de haec I' alguna cosa realmente necesaria, ('omo por ejempl0, el eomitl'l1ir sus casas, que est::in heehas de estacas co10eadas a su manera, cl pescar seg6n sus metotlos, el remar y desem penal' los deberes (Ie marineros yel eulti varia tierra. .r. -)(. -)(. Los naturales son toc1os muy perezosos. Si solamente se apliearan ellos pOl' algllll tiempo {t su trabajo, tendrfan todo 10 que c1eseau, pero como el pais es ea1uroso y ellos son una gente lXLrbara, van desnudos. Sin embargo, todos saben culti val' el algodon y la sed a, y en todas partes la gente sabe hilar paTa haeer sus vestidos. Na(lie neccsita gas tar oro, puesto que e110s mismos cogen el pescado que comen, el vino se hacc de palmas que crecen en abundancia, y de estos mismos arbole.路 obtiencn ellos aceite y vinagre. Existen en las montafias jabalfes, venados y carabaos que ellos matan en el numero que quieren. EI arroz, que es el pan del pais, se cul'tiva en abundancia. No estall e11os, pOl' consiguientc, afligidos porIa po breza, ),,8610 deseanlUatarse Illutuamente, considerandolo un gran triunfo el cOital' las cabeza (le sus sel1lejantes y el hacer prisioneros.

Antonio de Morga, que ret>idi6 en Filipinas durante varios alios, siendo el primer oidol' de la andiencia de Manila, en su libro Hamado " Las It> las Fili pinal'l," pu bIicaclo en 1609, al descl'] bir alos naturales de Amhos Camal']nes dice 10 siguiente: El pueblo qne habita esta gran isla de Luz6n, en la provincia de Camarines, hasta las inmediaciones de Manila, tanto en SllS distritos mariiimos como en el inteTior, est{~ compuesto de naturales de esta isla, de estatura mediana, de color aceitunado, de buenos rai'4gos fisionomicos, tanto en los hombres como ell las mujeres, de cabello muy negro, harlJa escasa, de gran aptitn<l para todo 10 que !leven a cabo, de mucha astncia, coraje y resolucion. 'fo(10s vi veu de su trabajo, de sus ganancias, de la pesqllerfa y del eomercio, na\'egando pOI' mar de una isla a otra, y yendo de una provineia {~ otl'a pOl' tierra. * -* 路x路 General111ellte bafian todo BU eucrpo en las aguas de los ri08 y esteros, viejos y j6venes, sin reparo algl1110, pues nunca semejante pl'ictica les haec dano. * * *

Gaspar .de San Agustin, un frailc agut>tino, escrihi6 10 siguiente acerca de lOt> natu rales de FiJi pinas hacia el ano de 1703: POI' 10 general son inconstantes, desconfiados, maliciosos, sonolientos, perezosos, trmidoR, yamigos de viajar pOl' los dos, lagoD y mares. * * -)(- Son en\'idiosos, mal c<lucado. , 'c impertinentes. i(- .,. ~- Cuiclan de sus propios platos, yexhiben en flllS mora(las algunos que posc(an antes de la 11egada de los Espanoles, pero en los C'Oll\'entos y en las casas rompen sl1ficicnte numcro de platos para cmpobreccr (t sns alllos. -)(- -x- * Son atre\'idos e insolentes cuando se trata de hacer peticiones irrazonablcs, sin tener en cuenta el tielllpo I) la mallera rle hacerlaH. .* * * Piden un centenal' de pesos pOl' cuatro huevos. ;(- .X- * Eso importa poco, sin embargo, 13707-voL 1-05--3-:1:


530

l'OBLACI6N.

puesto que ellos salen tan contentos cuando no consiguen 10 que desean, como cuando 100btienen. * * * Al vender una cosa piden treinta paTa aceptar seisj ell os toman el riesgo de engafiar. * l<. l<. . Los indios demuestran gran indiferencia hacia el peligroj no salen del camino pOI' donde ha de pasar un caballo desbocado, ni tam poco toman una barca grande en vez de una peql1ena. En e1 ri0l. si ven venir a un crococlilo, no Ie hacell caso, ni toman precaucion alguua. El OOrGtll dice que carla uno tiene su clestino escrito en las lineas de su frentej as! 10 creen los indios, no porque elIos hubiesen leirIo el Ooran sino pOl' causa de su propia locura, que les expone a desgracias continuas. Son muy credulos entre sf. * * * Es evidente que el acto de fe es soLrenatllral cuando e110s reconocen los misterios divinos ensefiados pOl' los Espafioles. Con respecto a otras materias ellos.no creen en nada que este en contra rle sus intereses. Ellos 110 se oponen a robar a los Espafioles, aun <1, los ministros de la religi6n. * * *

Joaquin Martinez de Z6niga, un fraile agustino, que estuvo vivien do entre los Filipinos durante diecisiete anos, public6 en Manila en 1803 "Una Revjsta Hist6rica de las Islas Filipinas," en la que 61 decia: Los indios que los Espafioles encontraron aquf eran de estatura regular, y de color aceitunado, nariz chata, ojos grandes, y cabellos largos. Todos estaban imhuidos de algunos principios elementales de gobierno, bueno 6 malo, y ca a naci6n se distinguia pOl' un nombre diferentej pero la semejanza de sus vestidos y maneras da a entender que todos ellos tenfan un mismo origen.

Tomas de Comyn, que residi6 durante ocbo anos en Manila, en su libro " Estado de las Islas Filipinas," publieado en Madrid en 1820 (traducido pOl' William Walton), dijo 10 siguiente: Son credulos y supersticiosos, astutos, pero con todo de capacirlades d6biles, y es probable que un gran 11l1mero de sus defectos sociales sean rlebidos a su ignorancia, talta de ci vilizaci6n y mala administraci6n de j usticia. Son, sin em bargo, hospitalarios con los estrafios, y, haciendo excepci6n de sus rgbos, piraterias, y aetos de vengallza, pu blica y pri "arla, son inofensi vos en sus maneras. Son muy amigos de la demostraci6n y pompa exterior, y cierta.rnente qne pOI' este moti vo ninguna otra religi6n que posea menos ceremonias y ostentaci6n po<lria haberles cautivado tan facilo,1ente como la cat6lica. Ademas de la distal1cia de la madre patria, y como se vEn'a pOl' 1a historia, las tenibles desgracias que COIl frecuencia ban experimentado, la natnraleza voluble c incierta de las leyes que se han establecido para su gobierno, la hostilidad de los ri"alos europeos, yel espiritu litigioso de los mismos habitantes, asi como tambirn los continuos litigios y disensiones a que esto ha dado lugar, Illln sido la causa mas importante de los danos experimentados porIa colonia.

EI Doctor Paul de la Gironiere, un clistinguido medico frances, que vivi6 en Filipinas durante veinte anos, y en 185:1: escribi6 un relato de sus observaciones, describe de este modo a los naturales: He estado estudiando suficientemente el caricter de estos indios y estoy seguTo que solamente pude dominarles con estricta justicia y razonable severidad; * * .X- El caracter del Tagalo es muy diffcil de definir. Lavater y Gall se hubieran visto en frente de un enigma en Filipinas, en donde la fisionomfa y la craneologfa aparecen frecuentemente defectuosas. El cadeter del indio es una combinaci6n singular de vidos y Yirtudes. Un digllo religioso, hablando de los Tagalos, dijo que "ellos son niiios grandes, a quienes 1?e leI? ha de tra~r coo")o si fueron :poquenuelos." EI retratQ moral


UARAUTERES I)J~ L.\S 'l'RIBPS CRI;-;TIANA~.

531

ell' estOl< natnrale" <1 .. la" FilipinLtf-l ('s IlIny cnrio~o de pintar, y es aun mas curioso de oiJRen'aI', 1';1 indio l"ulII[llc HlI I'alahl'a, y ('011 tOllo t'H un lll(;ntiroso; til'lle hOl'wr a la ira, ('ollll'unlflclolo a Ia IOI"IlJ'a, .\ <'IlII~idcral}(lu l a peul' aun qnc la clll "l'iague~, que el 10 <lespr'l"cia sin (,lllhargfJ. ['am YCllgar una injuria, (,1 no ticnc escrupulos en haeer lISO (Ie 1:1 11 dagaj 1(1 'JI1{' ul 1I1('1l0H ~m(rira es eI alJuso, aUll ('uando 10 merezea, U. ted Ie puc(le ll ugelar cuand!) {Ol 1m cOllletido una falta, y no Ie oid quejaI'sej pero se IIlUeHtra in<1igIHulo a1 ofr l'alalJras Juras. Ei:! valicnte, gcner01:l0, fatalista. La vida de un lu(ln'mle place }lor raz(m de f'U libCl'tad y cxcitaciull, no pOl' causa de las riquezas (Juc {O1 puede ad<luirir llevanuo la lllisma. POl' 10 general los Tagalos son buenos padrl's y hu enos maridos, dot! cualidatlcs que raramenLe van separadas. lIorriblenJCntc celosos de BU;; ('sposas, se descni<lan (le1 honor de sus bijati, y no h acen caso de las faltas que sns [lrolllelidas pUI lie~cn haber cOlllctitlu anteRdelmatrimonio. * * * Odian {I los colmrdc::!, pero con faciliua<l se dejau !levar del homhre 'lue es bastante valiente para d Cl'preeiar el peligro, t:lu pasion dOlllillante l'S el juego. Son alicionados a las Iwleas entre animalc::!, especiaImcute la pclca lIe gallos. * * * El Tagalo csta. bicn forma<lo, de estatura mat! bicn elm'ada que haja. * * * EI es de car:.ldcr alegre yagraLlalJle. Bs !lIUY alicionado a la lllusica ya1 bailej ama con ardor, es crncl con SLlS enemigos, y se venga COil el punal, que, COIllO el cris de los i\Ialayos, eH su arm:1 f:lYorita. .lE- * * Ru solJric{lall es admirablej un poco de agua, un \ pequcna cantiuad de arro~ y pescado salado bastan para su sustento. El venera let ancianitlad. Denlro de la falllilia, ell todo<i ~os perfodos de la vida, el mas joven sielllpre obcdcce al m:1S viejo. eu hospitalillad no es egofsta ni tampoco interc~ada. BI estrafio qne entrase en la ('<thana lIe un ilHlio (t Ia. hora (Ie la. comilla, aUIl cuando 110 huhiese m.ls que 10 e. tJ'ictamente snfidenLc para eJ susieuto IG h familia, l'F'tlt segura de sel' ilwitado a. ocupar un asienLu alrededur de la IlICsa. Cuando llli humbre anciano, a <luien la eclad Ie illlpi(le trab,tjar, se enl'uentra <lcs\'alido cl se ya u. viyir enla casa de su vecino, All f se Ie considera como U. IUlO de 1a familia, y etibl. en libertad de permaneccr con aqucUa hasta la hora de Hll lIluerle, le路 * 路x路

Robert 1\Iuc1\1icki:ng, comcrc iante ingles de Singapore, que estuvo rei;idiendo en Filipinus pOl' espl1c io de tWOS tres aiios, y en 1851 publico una obm sobre Filipinas, dice 10 siguiente ace rca. de los natumles: Los indio naturale;; pareccll tener un bllen oido para la 11ll1siea, y ejecntall ('on sentiruiento y cxprcsiun Jl1udms ue las mejoras operas. .lE- * * BI pueblo parece estal' po:>eido (1(' lin \'igor U fre14eura de inLeligencia en gra{lu superior ,L los habitantes ue Elll'opa, 6 a los lIe los JIabit<llltes lIe los palses lllas ]lopulosos. .j(- * * En el caractcf del indio natural se encuentmn lllncha<i llllenas dispo icioncs. * * * Lo l'asgos m,ls llotorios ell e1 canl.cter lIe Ius indio,; de Fi1ipin<1:O parecell Rf'r sn hospitalidad, Imen caru.cler, y amahiiillad, de <Jue 1a mayor parle lIe ell of' esbi.n dotados. Ellos son de temperaruento yi\'oj pero, como toclos los hombres {Ic su naturaleza, despnes de haeer Sl1 demostraciull, pronto \'tlClvcn a ea J JUar~e, * * le- En todo 10 que hc vi sto U hedlO con ellos nunca h e notado qne hayan siLlo ellos los agresoresj rsto ha ocnrrido solamente ('uando prrsonas hlancas, deRpreciando el color moreno (Ie sn tez, se han ah'c\'illo ii obsen'ar hacia Cl10R una cnnducta injn. tificable, y enionccs he f'ahido que cllus se han queri<lo \'cngar pOl' su pl'opio mano. Sin embargo, cmuHlo ('lIos estan cnn\'enci(los dc que han ohrado lIlal, Y RC les h a Lratado de castigar durau1l'nlc, Dunea he RaIJido t'i oido II ' quc ellos hayan recurrido al holo, y con frel'uentia !t'l:! he vi~tn rel'ibir 108 1Il,1~ <lurus ca,<;tigos ('orporall's pOl' C<1u~a de faltas muy tri dales. Con facilidad f'e les m<1ntiene en orden pOl' ll1edio de Ull trato dulce, pero tienen espfritu sufidenLe para resentil'se de un mal trato inmerecido.


532

POBLACION.

Su cad,cter general es aquel de un puehlo de buena disposici6n y alegre, InUY predispueslo a disfrutar de la vida pl'esente sin importarle nada la futura, En 10 que respocta a sn vigor personal Y <l su acti vi(lad 6 facultad intclectnal, son mucho l11<lS snpel'iores a cnalquiera de los Javaneses 0 l\Ialayos que he visto en Java, Batavia y Singaporc. Pero, seglll1 nuestra manera de pelli:lar, ellllayor defecLo de que adolccen es BU indolencia y poco agrado bacia cualquier ejercicio corporal. ,x' .)(- * Un rasgo mny agradable es, {L mi juicio, sn casi universal franqueza y su porte de call1lidez que la naturaleza ha estampado sobrc su Di:lonol11ia, liue cuando est:i acolllpaiiado de esa suavidad de maneras muy COlllllll en todos los Asiaticos, se bacen especialmente agradables en el sexo bello de la hlllnanidad. * * * Los naturales encuentran gran placer en el bano, y esto se observa allll en las clases bajas, que parecen ser tan amigos del agua como los patos, y nunca parecen estar mils contentos que cuando se estan revolcando en ella, pues casi todas las mujeres saben nadar. * * *

El Senor Feodor Jag-or, un etn610go aleman, que residi6 dos alios en las Islas Filipioas y llev6 a cabo un estuclio critico de SUi) habitantes, dice de ellos 10 sig-uiente: En vano se han de encontrar costumbres nacionales distintamente marcadas, que cualquiera supondria descubrir naturalmellte en una parle del mundo tan aislada. * .* * Ellos imitan todo aquello que se presente ante sus ojos sin estar poseidos de fuerza intelectual para apreciarlo. Es osto 10 que les hace a ellos Y {L sus produeciones artlstiras tener un rasgo de iastidio, clesprovisto de originalidad, y, pnedo aiiaclir, falta de naturalidad, ,t pesar de la habilidad y paciencia a que se dedic-an a ellas. Adem.ls, estas dos pcculiaridades se encuelltran invariablemente entre los pueblos cuya civilizaeion est<i. poco desarrollada. La paeiencia que tanto se aclmira en Glllos no es mas, con frecuencia, que p6rdida de tiempo y tra.bajo, sin Lener en cuenta el proposito que se tenia al realizarlo, y la balJilidad desplegada es la consecuencia de un estado atrasado de la di vision del trabajo.

Sh' John Bowring, gobernador de Hong-kong, que visit6 las Islas Filipinas en diciembre de 1858 y permaneci6 alli hasta cl 15 de enero de 1859, durante cuyo periodo estu\'o viajando por las isla::; bajo circuostanciai) muy favorables, eo la descripci6n que se public6 de BU visita, deda: Son inI1umerables los ejemplos que se pueden dar acerea de ]a credulidad de los indios. * .* * Enos guardan Illucha deferencia hacia todo aljuello que Heve llll sello de aristocracia entre ellos. ,x, ~. * El bano es uni versa.l entre ellos. * ~. * POI' 10 general no he encolltrado entre estos indios alguno que se halla distinguido porIa superioridad de su inteligencia. Algunos se distinguieron algllll tanto por su cOllocimiento de las artes mecanica::;; .* * * asi como tambien pOl' su alllor casi universal y c1evociun al arte musical, y pOl' el aprecio que dellluestran de los lllcritos de los compositores europeos. * * * Las impresiones que 61 recibe en su mente son transitorias, y s610 retiene una ligera memoria de 10 que pa.'la delante de sf 0 de los acontecimientos pasados. * * * El no reeibe fa\'ores y no puede, pur ronsiguiente, sel' mal agradecido; tiene pora ambici6n, y pm 10 tanto tiene poc-as inquietudes; sns necesidades son pequeiias, y de aqul es que no sea ni enyidioso ni celoso; rlno se mete en los asuntos de su v('cino, ni trunpo("o preshL mucha atenci(m a los 811YOR. Su vicio dominante ('s Ia indolellda, que OR Hll felic-idad. El so declica refunfunando al trabajo que la necesic1ad Ie obliga a hacer. j(. * *


UARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

533

EI tado fl talrnto de imitaei(m esta mny elE'S arrollado entre los indios, * * * IWI''' dh'er~aH y (,()llll'ariu:-< opiniol1CH se elH'llenlran aCCl'ca de sus aptitudes. * * * EIl('IU'lltro (Jlt~' el alllor y let inlerprctaei{lll ,Ie la musicacs uni\'el'r:al entre ellos, * * * I';xn'plo Ull raraH o('al'iol1es, el indio es sobrio y eeoubmico, pero el FlalJe hacel' esfuerzos (h' oslentar 10 qtll' tiene cnan(lo desca honrar U RUS huespede:>. * * * Por otra parte, los rasgos cal'acterfsticos que deshonran al pueblo SOll, entre otros, ~u al1lOl' uni\'el'sal al juego, C)ne se manifiesta entre los indios pOI' medio de su paAibu porIa pelca de gall os, que es un jne~o que produce llna fuente de ingresos para 01 estado. Los artiHtas gE'nel'almente pl'esentan a1 indio filipino con un gallo de p(>lt'a (lehajo df' ~u brazo, COll el cnal pare('e estar tan identificado como el Arabe lll'(luino con fln ('a!Jallo, 8e <lice que ma>; de una \'ez ha permiticlo el indio que su c'RJlosa (. h ijos )ll'rezcan en las llamas, rstando sn casa incendiandose, Rin haber jamas dejarlo dr flah'a1' 11rl peligro flU gallo fa\'orito, * * .*

Dellihl'o de \'iajes puhlieado pOl' el Senor vYilliam Gifford Palgrave, diplomatico qne estnvo en Manila desde 1876 hasta 1878 como conHul hritanico, leemos 10 ~;igujente: LOfl l\Ialayos ilo(':mos ocnpan el norte, 101'1 Tagalos el centro y los Visayas el sur. De estas trcs Rubrazas, la primeramenLe nombrada es la m,ls numerosa y la que esta fisieamente mejor formada, pero de rapaeiclad intelectual mas debil y de fnerza de adaptabiliclad maR pequeiia ljur las clos t'iltimas, La segun(la es de estatura nUls peqneila, dr color m(Lfl 111oreno, y mas [nerte como raza, distinguiendose de las otras dos porIa energfa de Rll cararter, pOl' sn intellgencia y pOl' su perse\'erancia. Los \'iHayas estan dotados de gracia, de belleza de fonnas r gentileza de maneras, difieren 1>0('0 en capacidall natural y otro, dotes de la mejor clase de sus congeneres de Borneo. ResultantcR () recihiendo su origen de estas tres ramas pl'incipales son las tribus de menor importan('ia, 'X * .)f Pero el tipo p1'edominante, fnertemente marcado <lei l\Ialayo annqne absolnLamente pU1'o, como entre los Visayas, 6 mezelado con Rangre cxtranjera-en ha8tante cantidad en (>;;ta, y en cantidad insignificante en a!]nella-como su('erle entre los TagalOf~, Ilocanos y sus snbdiyisiones, predomina en todos ellos. Una vez reconocido ese tipo, jamtls fle Ie puede confundir con otro; Y pOl' sf solo, ann en defecto de ot1'a prueba, hastarfa para atestigua1' el pal'entesco mong61ieo del Malayo, La cabe:r.a rellondeacla, el pequeiio pel'o expresivo ojo negro con sn ligera inclinaci6n haeia arriba y hac:ia a[uera, el cabello lacio y negro, la piel lisa y las extl'rmidades peqneiiaR, tanto las manos como lo!" pies, no Ron menos particularmente los caracteres ffsicos del origen turanio, como son la tenaciclac1 de sn animo, el poder organizador cohe~i\'o, la facultacl im'entiYa limitada, y la inmntahilillad mas qne consel"Yadora, como sus rasgos inteleeLuales. Aii{Ldese:i esto, un respecto de sf mismo reconcentl'ado y nunea descuidado-qne tiene porl'esultado natura lun dominio de S1 mismo habitual tanto en la palabra como en el hecho-que solamente, y fiUY rams y('cefl, se I'ompe pOl' causa de nna proyoeaci6n que incluee al indiyiduo a una 10CUTa )Ja~ajera pero fatal, conocida con el nombre <1r "amok," y entonees en una sola hora el Malayo exhibe sus srntimentos en forma (Ie una venganza sangriellta yeiega; aii:ldese una cortE'sla innata, igualmente imhuida en todas las dases, altas 6 bajas, e1 (lrcot'O eontinuo, la prudE'ncia, la precaucion, una alegrla que no molesta, una hospitaliclml abiel'ta, un gusto correcto aunqne no iJ1Yentivo y una tcndencia mareada ha('ia (>1 culto de la ancianidad. Tales son, srgull estull dcscritos por los miLs cuida<lOf'OS observadorrs yel mas yer(llico de los narradores en su obra "El Archipielago Malayo," los aLrilmtos genrrales de la raza malaya, de que estan eopiosamente doiallm; los habHanles (Ie las Ifllas Filipinas, aun cuando ellos han sufrido ciertos cambio;;, algunos favorables, otl'09 desfa\'ol'ables. * * *


534

POBLACI6N.

El Sefior A. Featherman, en sn "Historia Socia.l de las Razas Humanas," publicada en 1887, al refcrirse a los Tag-alos, dice: Los Tagalos de las mejores clases que habitan el interior han conseryado algunos rasgos nobl es de su cktl'acter. En su trato social son carii'iosos basta la generosiclad. Agradecen los beneficios que reciben, y son fieles, atentos y calmosos. Son muy hospitalarios, consideranclo un alto honor el recibir ;1 un estrano, hasta el extremo de hacer todos los sac-rincios posibles para manifestar Stl alta estimacion de su huesped. Son de genio voluble y con facili(lad se dejan lleval' de la influencia de circunstancias exteriores. En su porte son general mente orgullosos y son implacables y vengativos para con sus enegimos. Los de la clase baja son tlmidos. Con dificultad les mueven los reproches y actos de aI1101", pero se apl'ovechan de la debilidad de sus snperiores, pero fUcilmente se someten al clominio de sus amos y ann sufren castigos corporales con igualdad de animo. Como son indolentes por inclinaci6n natural, se dedican al tl'abajo solamente cuando les obliga la fuerza de las circunstancias. Son admirables por estar dotados de un sentimiento de verglienza personal llamado " hycÂŁ," que les hace muy susceptibles al insulto y les hace respetar los sentimientos de los demas. Reciben con igualda(l de animo las desgracias y muestran indiferencia hacia la muerte, pues creen en un destino inexorable, y el ,fatalisll1o les convierte en hero'es. Prestan obediencia ciega a sus jefes y una clefereneia grande a todo aquello que sea aristocnltico, y guard an grandisima reverencia hacia sus consejeros e.:pirituales. Como soldados, demuestran gran valor y nunca dejan de cUl11plir con su d~bel' en el campo de batalla. Sl1 capacidacl intelectnal es mas que mediana, llunque jamas se balJa entre ellos alglln ejel11plo de talellto 6 genio extraordinario. Son de in aginaeioJ!l viva 6 ingeniosa; Stl facultad imita,tivll es DlUY admirable, y sin estar pos idos de aprelldizaje previo, son artesanos y l11eCiinicos habiles. Sus facultacles intelectuaJ es SOl1 Jl1uy lim itaLl as. ElIos ignoran llluchas veces Stl propia edad y tam poco saben nada acel'ca de StlS antepasaclos.

Rudolf Virchow, en 811 obra, " Tile Peopl1"nrJ of tl/,e Philippines," publicada en 1897, escribe 10 siguente: Blumentritt presume que all( existe una raza primitiva de gente negra y sostiene que tuvieron lugar tres invasiones malayas separadas, cuyas ralllas tienen muchos rasgos parecidos {L los Dayaks de Borneo, especiallnente a los guerreros decapitadores. La segunda que tuvo lugar antes de la llegada de los Espafloles, a la que perteneeen los Tagalos, Visayas, Bicoles, 11ocanos y otras tribus. La tercera, mahometana, que emigr6 de Borneo, y que pudiera haber sielo interrumpicla porIa llegada de los Espafioles, y que estuvo acompafiacla de una emigracion de las Molueas. * * * No sabemos si ocurrieron otras invasiones anteriormente, pues esto 10 podemos deelucir solamente de las tribus actuales y si es posible de los restos de las tribus mas primitivas 6 quiz,is ya extinguidas. Esta posibilidacL ha sido casi admitida en Filipinas mediante dep6sitos descubiertos en cuevas. Tenemos que agratlecer l1uef'.tro primer infol'me al viajero Jilgor, euyo talento excepcional como col ector nos ha puesto en posesi611 de un rico material, especialmente en craneos. A BU excelente memoria Lle su viaje ya he dedicado un capitulo especial, en el cnal he presentado 6 ilnstraclo en parte no solamente los craneos hallados en las cuevas, sino tam bien una serie de otros craneos.

Dean C. Worcester, que visit6 las Islas Filipinas en septiemhre de 1887, permaneciendo once meses, y mas tarde vol vi6 en agosto de 1890, cuando permaneei6 en las islas pOl' dos ano:; y ocho meses, en su libro sobre las Islas Filipinas y sus babitantes, publicado en 1898, dice:


CARACTE.RES DE LAS TRrBUS CR1STIANAS. EI natural e:-; un filbsofo.

Trahaja cuanrl0 se \'e obligadC)

t'L

535

ello y clescansa siempre

IJlle ti("1lI:lla opurtunidad de hacel'io. * * ;.:. Desde un principio nuestros sirvientes JlO:; C'stlll'ieroll robanclo. ,x, * * L01:l Filipinos nacen lIlLlSicos. * 'K * Su hos-

pitaJidad siellJllre ahierta nos tiene admirados. El natural de Filipinas parece estar siell1pre (lispnesto a matar la ultima gallina que 1e queda para ofrecerla a. un estrafio () clllllpartir con el su nltill1a olla de an路oz. Cuamlo }lm"amos ell una choza y pedimos de beber, su':! hahitan Les no querian ofrecernos agua con ten ida en cascara de coco, que let; servlan de vasos, y saHan a buscar y laval' antiguas vasijas 6 iban a. pedirlas de algL'lll "edno. Ademas del vasa de agua siempre nos daban un pedazo de panocha, para aumentar llUestra sed. POl' 10 general, creo que ellos son bastante inteligentes pur llaturaleza, yest,Ln muy ansiosos de obteller alguna educacion. .lE- * * Los naturales Uluy pocas veces confiesan voluntariamente sus faltas y con frecuencia lllienLen inconcientemente para encubrir algun defecto tri vial. En realidad con ireeueneia y sin eXCllsa alguna dicen mentha, a menos que esto sea causado pOl' la saLiHfa('('i(m <leri\'ada de su talento admirable en este particular. 'Cuando alguno de ellof:l se Ie descubre en alguna falsedad cometida, deplora simplemellte el que su acto no haya sido Ilevado a cabo de mejor manera. EI no tiene idea de la culpabilidad moral, y no comprende 10 que es el sel' castigado pOl' una cosa que a su jllicio no el:l culpa. * * * La demai-;iada bondad es muy probalJle que Ie haya mal criado. pues (\1 respeta mas Ii un all10 que haee nso del hejneo, cuando llega el caso, que a otro que no emplea dieho inRtrumento de castigo. POI' otro 1ado, COll faci1idad se resiente de 10 que (\1 considera una injusticia, yes capaz cite contar el tiempo que el necesita para que se realize su \'enganz:1 pl'onta y seg ra. Con fl'ecuencia se ha dicho que '1 CaTec~ de ori~路nalidad. Si esto quiere decir que 61 jamas 11:1 contribuido de alguna manera conside1'able hacia el progreso de las ciencia:;, de la literatura () de las artes, esta afirmaci6n es admisible, allnque Ia l'aza tagala pOf'ee un p.illtor (Ie mcrito, un antor no menos notable, y algtUlos escultores que han hecho obras a(lmil'ables. Pero el indigena en general, tal como se encuentra no se puede esperar que realice algun adelanto en las mismas. Deutr'o de los Hmites de su vida, H es sin dnda alguna ingeuioso, siempre dotado de Ia facultad de aplicar un remedio ,l algtll1 disperfecto 0 desgracia que pudiera ocmI'il'" * * * COil frecuencia se Ie acusa al indio * * * de ser irremisiblemente indolente. De que es indolente no cabe duda algulla, pero de que 10 sea irremisible es otra cuesU6n. * * * Nadie pnede trabajar aHa como 10 haria en un clima templado y Yl\'IJ', La naturaleza 11a hecho tanto pOl' los naturales de aquellas islas que el10s no ne('csitan trabajar mucho t, fin de satisfacer sus neeesidades exigllas y sencillas. * * * )拢>:1 posible que RU pel'eza pueda remediarse aumentando sus necesidades. * 路x- * El Filipino posee ciertamente llluchas buenas cualidades que contrarrestan sus malos defectos. El via.jero no puede dejar de illpresionarse pOl' su abierta y sineel'a llOspitalidad. El Filipino se sacrificani, y con frecuencia con no poco gasto de su parte, a. fin de acomodar algun extl'ano, que de su parte 110 .tiene ningun derecho a. l'eclamar de cl algun servicio, y tampoco ocurre que el haya cerrado las puel'tas -de Sll casa a aIglm individuo de BU propia raza. Si la limpieza es una cualidad' que sigue en gl'aclo ala piedad, ciertamente que bay mucho que apreciar en el. Cada aldea tiene su lugar de bano, y siellpre que hay oca8i6n para ello, hombres, mujeres y niilos acudell a. e1. Si la situaci6n de un pueblo fuera tal que no hubiere sitio para un barro, sus habitantes llevariau el agua desde una gran distancia si fuera necesario, y sL1ceda 10 que suceda se mantendrfan aseados. Poco menos digno de admiraci6n que sn hospitalidad casi universal, son sus hogares bien dispnestos, asi como la felicidad de que se goza en la familia y que uno encuentra liue es general entre ellos. Los ninos i:le mantienen en orden, son respetuosos y


536

POBLAcr6N.

obediente.. {, sus padres. A las eSj)0sas se les permite cierto grado de libertad pocas veces igualado en algll11 otro pai" orienta.], y ellas pocm; veces abusall de ella. * * * El natural tiene ronciencia dc 10 que es el respeto ~le Rf mismo y posee un dominio de su prollia persona en un grado venladel'amente admirable. :(~l suIre con paciencia, la desgracia y sabe contenerse en presencia de una provocaci6n. Al paso que seria un poco exagerado el decir que el l1unca revel a su coraje, es 10 cierto que el aventaja al europeo en general en dominarse a si mismo. Sin embargo, cuando el se deja lIe val' de sus sentimientos, es mu)' posible que pOl' l111 momento se convierta en un loco y que haga {, alguno algllll dano. El es un padre carifiOSO y un hijo cumplidor de sus deberes. Sus parientes ancianos jamas quedan en la miseria, 8i no son traidos a su casa e invitaclos ,1 participar de 10 poco que el posee basta el fin de sus dias. Entre sus compafieros el es alegl'e y social. Le gusta cantal', bailal' y divertirse. El es musico de nacimiento, y teniendo en cuent.a la clase de instrumentos de que dispone, yespecialmente las facilidades bien limitadas que el tiene para peffeccionarse en su uso, su ejecuci6n en ellos e" bien admirable. EI es por naturaleza valiente, y nada despierta mas su aclmiraci6n haeia los demas que el valor. Bajo el manclo de buenos oficiales el hace un sold ado excelente, y el esta. clispuesto a morir pe]eando pOl' su honor 6 pOl' su pais. 1(. l(. *

EI Senor Juan Forema:n, que estuvo residiendo en las Filipinas durante cierto nUll)ero (le afios en su obra, "Las Islas Filipinas," publicada en Londres en 1899, dice ]0 siguiente: Varios escritores han tratado de dibujar con exactituu el canicter del natural de Filipinas, pero solamente h ,1 lJegac10 a conseguirlo hasta cierto grado. En presencia de semejante anomalia, los I as eminentes fisionomistas tendrlan ciertamente opiniones diferentes al realizar SllS estudios acerca del natural de Filipinas de la presente epoea. Esa :6gura catoniana, COIl un semblante placido y de graved ad solemne en 10.; rasgos de su rostro, con facilidad engaiiaria a rualqniera acerca de la verdadera organizaci6n interior de su inteligencia. Un antiguo cura purroco del pueblo de Alaminos, de Ia provincia de Batangas-fraile Franciscano, que vivi6 la mitad de sus afios en aquelJa colonia-dej6 un pequefio manuscrito ace rca del cariicter del natnral de Filipinas. Tuve ocasi6n de leerlo. .A.. su juicio el natural es un fen6meno inexplicable, el principal objeto de su manera de pensar y el motivo que gufa sus acciones jamas ha sido y no seril, quizas, mmca descubierto. Un indigena servi.ra con satisfacci6n a. su amo durante anos enteros, y despues escaparse de sllbito, 0 cometer {, algun crimen horrible, como, por ejemplo, el ullirse a una partida de malhechores para asesinar la falnilia de aquel y saquear 8U casa. * * * Tiene afici6n al iuego, es gastaeJor, amigo de hacer promesas, pero muy parco en su cumplimiento. Jamas har:i una confesi6n franca para descargar su cOllciencia de una falta cometida 6 siquiera de un accidente perdonable, sino que tratara de ocultarlo hasta que sea descubierto. Al igual que muchos individuos de razas no europeas, un acto de generosidad 6 una C'oncesion voluntaria hecha en justicia es considerada como un signo de debilidad. De alii es que el eUl'opeo de experiencia se yea con frecuencia obligado a mostrarse mus severo que lo.que los implllsos de su corazon Ie dictan. .* * 1(. Si alguno pagare a un indfgena 20 centavos pOl' un servicio prestado, y esa sea la suma que se acostumbra :J. dar como remuneracion, el no dint una paJabra, pero si algllll Rentimiento de compasi6n Ie indujese a alguno a pagar 30 centavos, e1 recipiente protestara a gran des yoces dicienc10 que eI deberfa recibir mas dinero. * * * Si el natural estuviere necesitado dp. una cosa insignificante, que el podrfa conseguirla con s610 pedirla, comenzara pOl' contal' una larga historia, diciendo pOl' ejemplo, una menth'a, y mientras tanto que el se esta invariablemente rascando la cabeza, al mismo tiempo se pondra a bacer rodeos hasta que final mente


()ARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANA~.

537

viene a parar al punto de su narraci()n ("rm un tono suplicante y una actitlld heat.ffica quc ('11(路111>1'(' un ("ollllo de fal::;('da.l. 路x路 * * AUll lOR naturale;.! que pertcll('cen }l la nwjol' ('IHI-<(, tall1poco apreeian ni sienlC'n graLitml, ni auu l'iC]uicra par('cen comprender el si~nifit'a<1() de una donacion c~pont;lnea. Parece que ellmi Jlegan {L apreciar e1 favor heebo euando uno accede u SllS ruegos. Los que pertenecen u las clases bajas lHll1Ca Fe dan nada mntuamente. 8i un Ell1'opeo hace una (lonacion voluntaria a un nat.nral, se Ie considera un l1lentpcato-se Ie mira con desprecio, sentimiento que despurs !-,Ie COli vierte en una imped.ineneia intolerable. * * Cual1rlo un ind(gena roba (en PALe punto debo indicar que ellos se portan con bastante hOlll'adez), el burta solamente aque110 que necesita. Regun su c6digo social uno de los adQs mas intolerables es e1 dar un paso sobre otra persona qne esta dormi(la SOhl'B el suelo. EI suelio es para ellos nna cosa de gran solell1llidad. Ellos se oponen sil'mpre a despertar u cualquiera, pues ere en que durante el suelio de una persona el alma e;;;tu ausente del cuerpo, y que si dieha persona se despertare st'tbital1Iente, es posi ble que su alma no haya ieniclo tiempo de regresar. Una persona que conoce los hubitos del inuige:na, al vil:litarle, si Ie dicen estu unrmiendo, no hace esfuerzoe de verlo. Lo demus se comprende-quiere decir que la persona tendnt que esperar por un tiempo indefinido hasta que el durmiente se despierte; asi es que Ie vale mas el salir. * ;(. * La manera de razonar ele un natural difiere tant.o de la de un Europeo que los imPUbOR intelectnaJes (Ie las dos razas estun en continua lucha. Muchos alios de trato sodal f'in provecho material l no inspiraran en el corazon del natural un sentimiento de simpatfa hacia la 1"30a blanca. Las excep("iones (L eRta regJa son siempre eontadas. EI natural de Visayas en particular exhilJe un estoieismo frio. El suire SIlS propias desgracias sin alterarse, y miral'{L con illdiferencia solemne {L otro qne cstuviere en peligro inminelilte. A donde quicra que estuve en todo el arcbipi{>lago-ya sea cerca de la capital 6 ii 500 millas de ella-he vist.o u Jas mad res ensenando a ;;;u;;; hijos a que consideren a1 europeo eomo a un ser endemoniaclo, un . esplrit,l1maligno, 6 ]:01' 10 menos lm enemigo :i quien se ha de temer. Si un nifio se pOlle (L ]]ol"ar, sus gritos se acallan par media de la exclamacioll "Castilla!" * * * El Filipino, a1 igual que Ill, mayor patte de los orientales, es un buen imitador. Pero careciendo de genio iniciador, 610s ueuciente en todo. Si 8e Ie diere un 11l0delo, el ~e poncld. {L copiarlo un bupn numero de vece禄, pero nl1l1ca se cOl1segnira que el haga dOf:l copias tan iguales que no Re pucda distinguir Ja una de la otra. E1 no tiene apego a una ocupaci6n en particular. Este (lia estara tras un arauo, manana estara en el peRcante de un veh (culo, cobrando cuentas, siryienclo como eriado 6 como mm'inero, y asi sucesivameute, y a 10 mejol' rennTIciad ;L dcsell1peilar esos ofil"ios Ii la sociedad para estar vaganclo como Ull malhechor. El natural es indolente en extremo y nunca se cansa de estar sentado sin tener 1a mirada fija ell algwla cosa ell particular. El no se presta lL hacer un trabajo ni tampoco haeer progresos ell ello; no se puede creer en sn palabra; es fecunclo en explicaciones {~e disculpa; es obedient.e por elmomento, y con to<lo siente aversiull }t la RnjeCi(lll. EI aparellta sentir amistad pero carece de lea1tacl; es calmudo ~' f:ilpllCioS0, pero llO Fabe guan\ar un secreto; es temerario pOl' e1 momento, pero deja de serlo si se pone a refJeecionar sus actos; es falto de compasiun hacia los a,nimales, cruel para el enemigodesvalido, pero carifioso con sus hijos. Si Ii un natural se ledispensafallliliaridad su atrevimiento no tiene lfmites. E1 'ragalo es dacil, pero se resiente profundamente (Ie un acto de injusticia. La.superstieion del natural y su credulidad son Hciles de abusar. Unanoticia que se de pOl' via de hl'oma 6 con visos de venlad se propaga con una rapidez alarmante, y Jas consecuellcias con frecnencia han sielo graves. Rams veces comprende una brOllla y menos aun sabe haeer otra. Nunca exhibe RU ira, pero con Ill, calma mas profunda se v ngara, esperando pacientemente que Uegue la oportunidatl para hacer -l(.


538

POBLAcr6N.

llSO de Sll bolo con efecto seguro. La mutilacion de un enemigo vencido es comun entre estos islefios. Si el reeonoce en conciencia una fa:lta que ha cometiido, reci bid pali7.as Sill resentimiellto 0 qlleja; si al contl'ario no esllt convencido de la falta cOllletida, esperad. que tenga la ocasion de dar riemla suelta a su rencor. La gente de mas edad de su casa y los latigazos que justamellte recibe son los que lmicamente Ie illspiran profundo respeto. * * * Las familias estan muy unidas entre sf y es cosa comun entre elias el ayudarse y protegerse, no importa 10 lejano que sea el parentesco. * * * El natural es un buen padre y un buen marido, irrazonablemente celoso de Stl esposa, descuidado dey honor de sus hijas, y sin importarle las indiscreciones cometidas pOl' su eeposa antes del matrimonio. Se sabe de casos de indfgenas que han huido del incendio de sus chozas, tratando de salvar sus gallos de lidio, que han dejado a sus esposas 6 hijos a que se salven como puedan. * * * Si se Ie hace de repente una prcgunta a un indfgena, este al parecer pierde su presencia de {mimo y da la contestacion que mas Ie conviene para salvarse de molestias, castigo 0 reprensioll. La da 10 mismo el as! sea su contestacioll verdadera o no. Despues, u. medida de qne se estu. vel'ificando una in vesti gacion , el se il'J. retractando basta路 que finalmente 61 llega It aumitir que su primera explicacion era falsa .. Uno que conozca el canicter del indigena, hasta donde sus misterioB son comprensibles, nunca tratara de lJegar u. la verdad de nil asullto pOl' medio de una investigacion directa. Lo que oonviene hacer es dar rodeos y alcanzar la verdad pOI' partes. Tam poco los indf,enas, ricos 0 pobres, de cualquiel'a clase (1 ocupacion a que pertem~zcan, excepto en rams excepciones en toda la poblacion, parecen considerar que la menth'a es un pecado, sino que creen que la misma es un medio legitim~ aunque astuto al que se debe recurrir siempre que sea necesario. Mi opinion franca es que el1os, en sus conciencias, so tienen que elmentir no es una falta. Si el mentil'otlO es descubierto y examinaclo, raras veces se desconcierta. Su actitud raras veces denota sorpresa al descubrimiento 6 despecho de no haber logrado el objeto que tuvo en menth.. Como este es uno de los caracteres mas notables de los naturales de ambos sex~s en todos los perfodos de la vida, 10 he discutido repetidas veces con los sacerdotes, algunos de los cua-les me asegul'aron que este hctbito prevalece alm ell la confesion. El natural es tan rebelde, tan contrario al orden social, que solamente se Ie puede dominar pOl' coercion 0 pordemostracion de fuerza. Hombres y mujeres encuentran un placer exagerado en ellitigio, que puede dural' ailos entel'os. Son tininicos entre sf mismos. Carecen de vercladero sentimiento, honor 0 magnanimidad, y con excepcion de su hospitalidad, en la que ellos (especialmente los Tagalos) exceden a los EUl'opeos, todos sns actos parecen estar solamente guiados pOl' el miedo 6 pOl' el interes, 0 pOl' ambos {t la ve7.. * * * Pero el Filipino esta dotado de muchas excelentes cualidades que en gran parie hacen olvidar sus defectos. Es pacienzudo, observa bue~l comportamiento, es sobrio, constante, ansioso de satisfacer llnicamente SllS inme.diatas necesidades, y pocas "eces hace castillos en el aire. En su persona yen su casa puecle servir de modelo de aaeo para las otras razas tropicales del Oriente. Piensa poco en el dia de manana, y por consiguiente nunca ocupa -sn mente con acontecimientos Cjue pertenecen al porvenil' en el mundo politico 0 en otra orden de cosas. COil indiferencia deja que todo euceda como pueda acontecer, con una resignaci6n sorprendente. El TagcUo en particular es alegre y social pOI' naturaleza. El indigena en general puede pasarse sin comer muchas horas sin quejarse. El pescado, el arroz, el I;>uyo y el tabaco son sus artlculos de primera necesidad. Cuando un EUJ'opeo viaja, el nunca tiene que molestarse en averiguar donde 0 cuando se procurad. alimento para su criado, 0 donde dormira; este ultimo sabe cuidarse a si mismo. Cuando un natural viaja, el se deja caeI' entre cualquier grupo de


CARACTERES DE L.h8 TIUBUS CRISTIANAS.

539

paiRanos sUyJS aquienes encuentra tomando su comida a un lado del camino, y donde !juit'ra que Ie coja la noche allf se tiende a dormir. El nunca se desr.oncierta. 8i su casita ('St:L ('aY(~lldoOie ella compone con caiia y bejllcos. 8i Sll vebiculo se rompe, se (>stl'o)lca Ja guarnid(iIl, 0 Sll cmhal'caci(,u se agujprea 0 se sumergc, {Ol siempre tiene Ull I'ellleuio:i la llJano. El soporta las desgracias de todo genel'o con la mayor il1diferen('iu y sin aparentar la menor emocion. Bajo el ojo de su amo el es el mas d6cil de todus los seres. * * * Eluatural no comprende una organizaci6n en grande escala, de aqui es que una l'evolucion no es posible que tenga exito si solamente ha de ser llevada a. cabo porIa pohlaci61l purarnente imHgena sin estar ayuuada de las ott'as, como los mestizos y extranjeros. El es valiente y no teme las consecuencias cuando pelea con 6 esta ayudado de su:; iguales, 6 esta dirigido pOl' sus superiores, pero la con\'iccion de la 8uperiol'idacl moral 0 fi'sica, de su a(lvel'sario Ie abate. Un exceso de audacia Ie calma y atel'roriza mas bien que Ie in'ita. Rn ailmiraei6n hacia el valor y el desprecio del peligl'o se puede solamente comparal' a SlI dpspl'ccio a la cobardfa y puel'ilidad, y este es realmente el secreto del despl'ecio COil que el natural mira a la raza china. Bajo el mando de buenos oficiales enropeos ell08 hacen excelentes solclados; sin embargo, una vez caitlo el jefe, ellos se desmoJ'alizan en seguida. Nada les deleita mas que el pillaje, la clestrucci6n ye1 del'l'amalDiento ue sangre y una vez que ellos se hacen duefios de 1a situacion en un encuentro su codicia y cl'1leldad sal vaje no tienen lfmites. * * * Los naturales tienen una pasion inherente porIa musica. Se encuentran musicos en todas las pohlaciones, y aun en 'e,las clases mas 1l0b1'es. Apenas habfa una parroquia que no tuviera su orquesta, y estc gusto artfstico natural recibfa estfmulos de los curaR. AlgnnaR (Ie estas bandas tlCJuirieron gran fama en la localidad y se las Jlamahan {L dOIHie quiera que hubiese .u na fiesta dcntro de una distancia de Jt1uchas millas. Los music'os parecfan gozar con la m(1 ica tanto como los oyentes, y aquellos continuaban toeando pOl' espacio de horas enteras hasta que se agotaba Ia resistencia de SIlS Cllel'pos. Niiias de 6 afios de edud en a(lelante aprenden (L to car el arpa casi por inl:;tinto, y las colegiales con facilidad aprendcl1 el piano. Hay una falta de expresilJll en la ejecuci6n de trozos de 6pe1'as (q ne s610 se encuentra en el Europeo), y esta es la lll1ica deficiencia que se encuentra para que e110s lleguen a ser excelen~es artistas. PorIa misma raz611 la musica clasica es mny poco conocida del pueblo filipino, que prefiere las pie7.as de baile y la ll1uRica de canto. * * *

EL Seiior Frederic H. Sawyer, ingeniel'o civil que estuvo en las Islas Filipina:; durante catorce aiios, en su libro Hamado "Los Habitantes de Filipin:1s," pnblicado en Londre::; en 1900, dice ]0 siguiente: El Filipino po see hastante aprecio de sf mismo, y su comportamiento es pacffico y decoroso. El es cortes con los dc'mas y espera que todos Ie tl'aten can cortes]a. El esta opuesto a tumultos 0 mal os tratos de cnalquier genero y evita el ofender a alguno. * * * Para ser un habitante de los tr6picos 131 es bastante inclustri08o, Y (L \,eceil mny trabajador. Aquellos que Ie ban yisto emplljanclo los caacos contra la corriente del Pasig admitinin la verdad de esto. El es aficionado al sport, y f:1cillnente opnes!:.'l. su dinero en su caballo 6 gallo de lidia favol'ito; tam bien es amigo de otras fOl'lnas de juego. La posicion obtenida pOl' las mujeres en una co 11111nidau Ole considera con frecuencia como prueba del grado de ci\'ilizacion qne ba adquirido. Medidos los Filipinos pOl' esta regIa, salen bien pal'auos, pues entre elio:; la esposa ejerce gran inftllencia en la familia y elmariuo raras veces !leva u cabo algun negocio importante sin hahcr consnltaclo Sl1 parecer. Los Filipinos tratal1 a sus hijos con gran carino y uomlad. Los pudieutes demuestran gran interes pOl' dar usus hijos uua il1st1'ucci611 eSl1lel'ada, y esto 10 hacen au 11 con sus hijas. La autoridad paterna se extiende hasta el ultimo periodo de la \'ida.


540

POBLA{JI6N.

He visto ,l un hombre de 50 anos acercarse respetuosamente, como si fuera un nino,

a hesar la mana (Ie 1lUS pa<.lrcs al:hacosos cuando so no la campanada del angelus, y esto {~ pesa!' de la presencia ell' visitantcs europeos en la rasa. Los ninos {~ su vez, clem ucstran gran respeto hacia sus patl res, y lllanana y nochc besan sus manos. .X- * * Se les educa en las buenas maneras c1esde edad temprana, con Ia palahra y con el ejemplo. * ". * EI sentido de la clignidad personal y respeto a sf mismo, sentimiento que pl'edomina en el canicter de los Malayos, se demuestra en los Filipinos en un aseo general de sus personas y en sus vestidos. POl' 10 general "iven cerca del agua, y casi todos ellos saben nadal". J(. * * El Filipino es mny supersticioso, y al igual que sus parientes, los Dayaks, el cree en malos agtleros, aun cuando el no ha llegado al punto de sistematizarlos pOl' rompleto, y los tres siglos de cristiandad han hecho tOlllar su supersticion otros rumbos. Para su imaginaci6n cada cueva, cada arroyo, cada montana, cada charco, caua corriente tiene su esplritu guardi{m, y ofen del' 6 asustar allllisLUo podrfa ocasionar peligro. Estos equivalen a los jinni del sur de AralJia y Socotra. * * * Una mujer filipina lleva muchae veces hasta tree escapularios provistos de cordones de seda colgados de su cuello y colocados debajo de sn vestido exterior. Generalmente colocan dos sobre el pecho, en donde creen que el peligro eR mayor y rolocan otro sobre la espalcla pOl' vfa de precauci6n contra un ataqne. Llevanclo estos amuletos sagracios y habiendose hecho la seiial de Ia cruz y recitado una oraci6n antes de bajar las escaleras poJ' la manana, Ia esposa 6 joven filipina cree que ella ha hecho todo 10 que estaha de su parte y si alguna cosa Ie sucediese durante el dfa, no serIL pOI' culpa suya. Ella tiene mucha fe en los numeros afortunados. .X- * *

Entre los much os testigos que COl parecieron ante la Comision Filipina presidida pOl' el Senor Scburman, en' 1899, lo~ siguientes testificaron cerca de ciel'tos cal'acteres filipinos. El Doctor Manuel Xerez, jefe de la direccion de estadistica, y natural de Filipinas, manifesto que" Ordinariamente el natural de Filipinas, pOl' causa de habel' estado durante larg'o tiempo bajo la influencia del fraile, es estoico. Es amigo de trabajar basta cierto punto. Trabaja ~o necesario para ganal'se el ~ustento. :No ha aprendido aun:i aborral' 10 que ba ganado con su trabajo, pues se ha visto siempre obligado, siempre que ha estado en poder de algun dinero, a darlo a la iglesia, y e:-;te es el motivo del porque no Ie importa nada el ahorrar. Cuando se pone a bablar en sn pl'opio lenguaje, con facilidad se vera que la imaginacion del indfgena es mny viva y muy susceptible de despertarse, tenieudo en cuenta el pequeno grado de instrnccion que ha recibido. A cansa de habel' 8ido educado en el fanatismo considera que la vida presente es un estaclo transitorio, y se muestra indiferente a la muerte. Esto no es asi porque sea prccisamente valiente, sino que cree que en la vida futura gozara de mcjor vida que en la presente. El presenciaI' la ll1uerte de un lahrador en Filipinas, es como estar presente en la hora de muerte de un santo, pues ann cnando esta el sufriendo intensamente Stl ll1uerte e8 tranquiia, confiando en Dios. Al referirse a la sensibilidad del Filipino, el afiadio:


CARACTERES DE LA~ TRIBUB CRISTIANAB.

541

EI Filipino pOl' re!(la general esta muy dado iL imital' al pueblo a, guien {>l (Tef' Ie Ruperior ('11 enltuJ'a; y co III 0 es amigo (Ie Ja cllltura tiene deseos de obtenel'la. Cnando Ull f'3eerdoic He Cl1contraba eOll un hombre (Ine habfa recibido alguna in,;trllcd(m (J que Illlbie,;c tcnido aJguna e<Iu(;acion, en un pueblo en c1ol1(le los hahitantes e:;;t;lll bast.ante airasaflos, y 10 tuviesc frente <l Illueha gente, generalmente Ie dirfa 10 Ri!(lIicnw: "Oh, sllpongo que listed esta ahma heeho un Espanol. Muy pronto HC har{t protestallte y hereje, y ill uy pronto SCr{l tam bi('Jl cxcom lllgado," y lIaturalmente esto avergonzalJa a nuestro hOlll bl'e. Y el fraiJe solla anadir, "Usted (lebe a\'f'rgollzarse dc prO(;llrar illlitar a los Espanoles; usted ~e pareee mas {l un IDono, Y no ticne derecho de separarse de los carahaos." Un fraile esC'ribi6 una llovela que produjo Ull odio grandfsimo contra los frailes. En est a 110vela dijo 61, que los Filipinos y los carabaos eran 11er111a1108 y jamas delJerfan separarse; tal1lbi6n dijo gne era inlilil (lue 10::; Filipinos tratasen de edut"arse-quc ~u illtelige11eia no era capaz de aprender algo que fUCI'a cientinco, elevado 6 culto. ('I';

EIlDayor Frank S. Bourns, medico del ejercito de Yoluntal'ios, que ine jefe de la oficina de sanidad de 'Manila, en 1899, en sns declaraeiones ante la Comision dijo qne 61 vi~ito pOl' primera yez las Isla::; Filipinas Hiendo miembro de una sociedad cientltiea de zoologla, en agosto de 1887, permaneciendo hasta el mes de julio de 1888, volviendo en septiernbre de 1890 y permancclendo hasta elmes de dicielllbre de 1892. EI tuvo ocasion de visitar las islas de Luzon, Mindoro, Panay, Gl1imaras, Siquijol', Abu, Samar, Masbate, Marinduque, Mindanao, Basilan, Paragua, los grnpos de Ta wi Tawi, Siassi, .r J 010, las isla~ Ualamianes y Cagayan de J 010. En todas e~tas i~las estllvo 61 como z0610go, vi.':litando ll1ucha~ 10calidades y poniendose en contacto con todo::! los elementos de lo~ habitantes, eon 10 mejor y nub inteligente de los pueblos y la clase pohre de fuera de la~ poblaciones, a~i COUlO ('on los salvajes del interior. EI encontl'o a los habitantes hien dispnestos hacia con los estranos, ann e.n puntos considerados como peligroso~ pOl' los E~pafioles, que Ie aconsejaron no 10::; yi::;itaml1. Pero el crey6 que como ellos eran personas que hablaban el ingl6s podrlan ir Ii toda~ partes, Jl)ientra~ tanto qne ob::;ClTaran una conc1ucta de trato bondadoso y justa con lo~ naturales. Durante lo~ primm'os dias de Ia ocupaci6n americana 61 sirvi6 en \':1rios puestos y establecio un ~istel1la de espiollaje, que Ie permitio estar en contacto eon toda clase de los naturales del puis, euya confianza 61 gano pOl' medio de su conocimiento de los dialectos del pais y su manera de tratarIes. H,e.specto al eal'aetel' general de los Filipinos el manifesto 10 ~ig-uiente como resultado de ~u personal observacion: Las gra11df'R masas de la poblaci6n del pais son ignorantes. Tif'nen nna idea muy yaga de 10 gue es la independencia 6 la libertad par sf. Creo que les importa muy I)()('O 0 que les es in(liferente la clase de golJierno gue tengan, mientras rste 110 sea opresor, mientras se les permila sin lIlolpshules prosegnir f'll ocupa~i{ll1 eotidiana, (lue les permita f'ustentar l1 flUS familia;;. * * l(. Ureo CJue Ron l11uyeapacf's de adlluirir Ull progreso grande. La raza ticnc lIna grail f:M路ilillad en aprenc1er y tien(' hastanle buena capacidad natural, pero la elase Gaja tiene que sel' prillleramente instruida


542

POBLACI6N.

antes de que caiga en sns man os una responsahilidad tan grande. * * * Mi opinion acerca del empleo de los serdcios de los Filipinos en estas islas es qne si se les asociara a un lltll11ero suficiente de Americanos que fuesen hom'ados y justos en su trato, de parte de los Filipinos n~cerfa una tendencia muy fuerte hacia el espiritu de trabajar a! igual que sus com pan eros. Ellos son imitadores pOI' naturalezaj este es un car{Lcter de raza y, ami juicio, si ell os vieran que su jefe 0 sus compafieros no fueran _ justos en su manem de trabajar ni tampoc0 enteramente honrados, habria de parte de elI os una gran tendencia <1, seguirles en sus pasos. Esto se aplica no solamente a funcionarios de igual categoria" sino tambi6n a la fuerza numerosa de subaltemos que trabajan en las varias oficinas.

El mayor general Arthur MacAl'thur, gobernador militar de las Filipinas, deda 10 sjguiente en sus memorias anua1es de 1900 y 1901: Los Filipinos no SOIl un pueblo guerrero yâ&#x20AC;˘ feroz. Dejados a su propia suerte, un gran nllmero de eUos (quizas una mayoria considerable) aceptarfa de buen grado la soherania americana que elios III, van apreciando poco a poco y significa la libertad individual y la seguridad absoluta de sus vidas y haciendas. * * * Son inteligentes, generosos y dociles. .* * *

El Senor. Angel Fabi, que fue capitan del puerto de la isla de Mindoro bajo 01 gobierlQ.o de Aguinaldo, manifest6: Mas adelante el exi~o co1'ona1'a vuestros esfuerzos y los Filipinos seran mas Americanos que los lllismos Americanos. Es un pueblo pacifico, que se puede gobernar facilmente pero Hunca deben ust des dejarles sentir que el gobierno les teme. Los Filipinos carecel~ <\I.e opiniones p lfticas, y todas sus ideas son las de sus caudillos. * * *

El Reverendo HomeI' C. Stuntz, minitltro del evangelio de la iglesia metodista episcopal que lleg6 a las Islas Filipinas en abril de 1901, en su libl'o sobre Filipinas publicado en 1904, dice 10 siguiente: Entre los cualidades desfavorables que acerca del pueblo filipino mencionall sus crfticos aparecen los de deslealtad, indolencia, ingratitud y crueldad. Estas acusaciones tienen por desgracia, en mayor 0 menor grado, demasiado fundamento en los becbos de la vida diaria para permi til' <l sus m{ts entusiastas admiradores el hacer una refutacion en toda regIa. La (miea actitl1d franca y h011rosa que se puede adoptar es el admitir que existe algun viso de verdau en estas duras acusaciones y 11,1 mismo tiempo rIal' explicaciones y haeer distinciones segun 10 pennita e! caso. * * * La deslealtad, debemos recordar, es una falta comun a, todas las naciones. Si lus Filipinos estan poseidos de un grado mayor ue este defecto feo que los demas pueblos, debe recordarse que elIos hace solamente tres siglos que salieron de un salvajismo relativo, y tal ha sido la injusticia yel reino de fuerza bajo el cual han estado viviendo que la decepci6n era la l.lnica defensa que tenian contra una opresion dura. Tengase en cuenta tambien, que aun las ensefianzas de sus directo1'es espirituales no ponian un obstaculo insuperable ,1, sn engaiio. * * * La yida que ha ido llevando el pueblo filipino no podria haber estado mejor adaptada para alentar BU deslealtau en grande escala. * * .* La illdolencia es un hecho en la "ida de! Filipino que molesta especialmente ,1, los Americanos. * .* .* No puede haher evasivas en eBte asunto. Se pueden cncontrar f{Lcilmente distinciones y explicaciones de estas declaraciollcs generales, pero desprovistas de suficiente peso para contrarrcstar su fuerza. Muchos Filipinos son dignoB de imita1'se pOI' su trabajo. * * * En cuanto a Jas otras aCllsacioncs-de ingratitlld, crlleldad, y otras por el estilono sQn tall graves ni faciles de probar. * * * La pasion pOl' el juego es un defecto


CARACTERES DE LAS TRrBUS CRISTIANAS.

543

grave ('11 ('\ eanicter (lei Filipino. De>;pn0s de dos afios de residencia en el pals he Ilegado a. conveneel'lne que el jl1ego es el peor vieio oel pais. Los naturales DO se exeerlen ell la hehida pero como pneblo en general son vfctimas de este hllbito vergOIl7.0SO. Hr I'onoeido hombres que pagan un interes cle 200 pOI' ciento por sumas de dinero que elllplean para apoRtadas en su gallo de lidia favorito. ElloR arriesgarian 10 poco que les q llecla de sus hieneR, y aun llegarian al punto de apostar a sus hijos 6 eSpOF'a,'l, tanta cs su afici6n. l(. -)(. * Sus cualidades £~tvorables son numerosas. El pueblo filipino es cortes. Esto es innato en ellos. Ni los Persas ni los Japoneses tienen mayor afabilidad instintiva. Alguiell ha dicho: La ('ortesla es hacer y dccir La mejol' co~a de la mejor manera,

y segtlll eAta definici6n la poblaci6n de aquellas islas aventaja mueho a los pueblos de la tierra. ERe eneanto en las maneras, esa suavidad en su comportamiento en los lugareH pllhlicos, estan en marcado contraste con esa posesi6n 11e sf mismo que se ohserva eUllneHtro pueblo. Despues de un ano 6 mas de residencia en Filipinas estas maneras, () la auseneia de ellas, en nuestros carros de tranvfas 6 en lugares }Jublicos Ie parecen :.L uno descaradas y llloiestas en extremo. La hospitalirlad es uno de los rasgos mas marcados del caracter del indigena. No existe un hotel en las Islas Filipinas sea adecuado al movimiento rle su poblaci6n. Manila, con SLl pobla.ci6n de unos 300,000 habitantes, no tiene tal hoteL No es necesario. Todo el que vien ala ciudad se va a vivir con alle!l:ados 6 parientes; con al1Jigos 0 conocidos. No se pie sa en hacer otra cosa. En todos mis \'iajes por las provil1l'ia~ he participado de una hospitalidad que no ha escatimado nada de 10 que habia en su cesto, dispensa, jardfn II otras. comodidades (~e la casa, haciendo esfuerzo para hacerme se11tir COlllO si fum·a un i~dividuo de, la misma casa e hiciera uso de todo 10 qne hahfa en ella. La lealtall a los lazos de la familia es otro de las laudables cualidades del Filipino (Ine os Il1UY universaL No existen asilos para }Johres en estas islas. No son neceHarios. ·x· * * Dentro del cfrculo de parientes todo individuo tiene derecho a partieipar de eicrta eantidad de alimentos, yen un rinc6n de la casa, no importa el llumel"O de sus ocnpantes, encontrara cl sn albergue, y {t todo esto nadie pone mala ('ant ni FIe oemucHtra el esfuerzo que se haee por e1 favor. Se considera como un deber el 'Inc el pariente l)ien acomodaclo facilite casa y eomida al pariente que no ha tenido mejor l-xito en la lncha de la vida, y ann a los perezosos de la familia. La capacidad para Ia cllltnra se puede \'er en abllndancia que existe entre todas las clases (Ie la poIJlaci611. Al paso qne sus dotes relncen mejor en los estudios en donde se reql1ieren la. memoria y la imitacion, sin embargo, existen pruebas de que ellos sobresalel1 en las ciencias y en las ])l'ofesio11es. * * * Todos los observadorescompetentes han notado que los Filipinos tienen una aptitud para la instrncci6n, siendo los ninos de intel igencia vi va. -)(. * ·x· Los Filipinos tienen una gran afici6n hacia la lDusica. Casi todas las casas estan pro vistas de aigLII1 instrumento, y pOl' 10 menos un miembro de la familia 10 sabe tocar. * * * Las funciones de las orquestas 6 bandas filipinas son iguales a las de su clase en America 0 Europa.

Ante la Comisi6n Filipina pl'esidida pOl' el Senor Taft, 01 obispo de Jaro, un fraile agllstino que estuvo residienc10 en las Filipinas pOl' espacio de alg:11nos veil1til16s aliOS, dijo 10 siguiente acorca de los Vi:·-;a.yas en comparaci6n con los Tagalos: l\fas pacfficos y tranquilos, son m{Ls humildes Y sllmisos. Una de las pruebas de esto es que todos los Tagalos que salen de aqul se imponen al l1lleb10 y saC~ll e1 mejor partido de e1. * * *


544

POBLACI6N.

. .Creo que 1m; Visayas son menos adictos aun al trabajo que los Tagalos, pues ellos 10 tienen todo a la mano y nada les invita a trabajar. Sin embargo, en aquellos lugares en doude los adelantos de la vida han creado mIls necesidades ellos trabajan bien, y dnrante mis veintidos anos de residencia el progreso de la agricultura ha sido mlly grande. Creo que eon snsceptibles de acostumbrarse a trabajar. * * * Son mec:micos h~lbiles bajo el punto de vista imitativo. Carecen de iniciativa. Aun 'en la agricultura, ellos no inventan uada por sf mismos. * .* .* Como criados sou unos rateros. Por ejemplo, los Ilocanos SOil considerados como buenos criados y los demas como malos; pero hablaudo en general, todos son iguales. Aquellos que han estado mtts en contaeto con los padres han sabido conducirse con mas honradez. Los Ilocanos hacen mejores criados; son mejores en 10 moral, y sirven en una casa durante mils largo tiempo. * .* * En cnanto a su industria, su fhlelidad y sn moralidad, los Ilocanos son los mejores. * * * Todos son gastaclores. * ,x, * Enos no saben ahorrar dinero. Sobre todo, se dedican al juego. Gastan el dinero en joyas; no pueden resistir la tentaci6n de poseel' piedras preciosas, asi como ala cle llevar una vida desordenada. * * * Hablando generalmente, los nifios tienen facilidad en aprender. Tienen una ca,pacidad extraordinaria, para aprender una lengua extranjera-ayer el espanol, hoy el ingles.

El arzobispo Nozaleda, que estuvo viviendo en las Islas Filipinas durante unos veintiseis afios, pl'eg-untado si observ6 el caracter de los Tagalos y otras l'azas de las islas, contest6 del modo sig-uiente: Es natural, que uno qne este viviendo en la.<; Filipinas no deje de notal' las diferencias que existen entre las v rias razas; * *' ,1(. ~t medida que uno se pone en contacto mas intimo con el pueblo podra apreciar mejor estas diferencias. Estas diferencias podnin mejor denom,i narse como esencialmente diferentes bajo el punto de vista de sus rasgos y de su caracter que bajo el punto de vista zoologico. Las mismas diterencias que existen entre las razas fJlanca y negra no seobservan entre estegente. Es una raza que tiene aptitucl para aprender, * * * y se prestan a ser instruidos. Ticnen muy poca dific111tacl en aprendel' idiomas. Enos no los aprenden profunda 6 filosoficamente, pero esto les basta para los usos de la vida social y para la conversaci6n, y tienen faciliLlad en aprender. * 1(. * Es una raza de espfl'itu mas bien SllSceptible, que con facilidad se influye pOl' los placeres, por el baile y la mllsica. Difieren en gran manera de la raza earopea, en ese sentimieQto innato que impulsa a los Europeos. EHos se dejan neVal' de influeneias exterioresmasque de sentimientos 6 impulsos innatos. * * * He estado observando a casi toclas las ramificaciones de la raza malaya, y no he visto ninguna otra raza existente que responda mas a los llama,mielltos de las influencias qne las rodeall. Careciendo de cste modo de individllalidad propia, si e110s viven en un amblente bueno seran buenos, pero si 10 que les rodea es malo seran tam bien malos. * * * No est{m dotados de caracter firme. EUos no pueden concebir una idea y pOl' medio de un esfuerzo mental propio determinar si es~t idea es buena 6 mala. * * .* Ellos estan sufir.ientemente posefdos de la facultad 16gica inherente a seres raciollales. * .* * Ellos no estan poseidos de sufieiente eapacidad mental para comprender una cllesti6n abstraeta. * * * Ellos carecen de sentido pr{wtico. Apenas se les poclrfa clasificar como una raza artistica, excepto en grado ll1uy limitado. Ellos no pueden proyedar cosn nneya pOl' sf miHlllos, pero ell la imitaci6n son muy superiores. Tienen una faeuitad marayillosa en recorder la l1luRica, y ticnen una capacidall para estc arte, pero no tienen originalidad en Ia creaci61l de la musica. * * * Tienen uua memoria prodigiosa pero la mayorfa (Ic ellos toea de of do. Esta memoria prodigiosa se observa en otras cosas tanto como en la


CARAUTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

545

--------

musica. * * * He tenido discipulos, disciplJ-los religiosos, que podian tomar un libro y aprenderlo desde el principio basta el fin y recitarlo como un loro e ignorar 10 que (Ineria decir. En esto son admirables. * * * En su exterior ellos son imperturbables, pero esto es simulado. No es esto 10 que son eUos. Este es un gran error en el que los que los observan caen con facilidad. Creer en esa imperturbabilidad e imaginal' que ellos son valientes, que tienen tenacidad, de la quo sin embargo carecen. * * * El carino que demuestran por sus hijos tiene mas de animal que de humano . . Lo mismo que en los animales es muy expresivo pero aun con eso, para demostrar que ese sentimiento tiene mas de animal que de humano, a veces eUos son feroces y llagana extremos que solamente los anilllaies alcanzarfan en el trato de sus hijos. No existe absolutamente alguna sinceridad en su amistad y no saben sentiI' la piedad. En tiempos ya pasados, antes de la revoluci6n de 1896, la masa del pueblo tenia una simpleza que era realmente encantadora. Cualquiera podia viajar sin guardias pOl' las provincias (0 ir en medio de un inmenso gentio, con la seguridad de 8er siompre recibiclo COIl los brazos abiertos. * -1:' * Esta es una raza muy pusiLinime. Ha babido casos de gente que ha muerto de miedo. Y esto es natural, si se tiene ell cuenta el alimento que comen. * -1:. * La mujer supera al hombre en todos respectos-en inteligencia, en virtud yen trabajo-yes mucho mas econOmica. Si algunos del'echos 6 privilegios se han de conceder a los naturales, denselos a las mujeres no a los hombres. * * * Pues, aun en los campos, es la mujer quien trabaja. ". * * Es l~ mujer quien mantiene al hombre en este pais; asi es que toda ley justa pide que aun en la vida politica tengan eJlas mayo res privilegios que los hombres. Uno tiene que conformarse con la naturaleza. Debo rendir justo tl'ibnto al Ejercito Americano en e('itas islas. He observado constantemente la consideraci6n que han prestado a las mujeres, que es digna ae alabanza.

El obispo de Vigan, fraile dominico que residio en Filipinas pOl' espacio de un os diez anos, al ser pl'eguntado si los llocanos son 0 no una 1'11za mejor que los Tagalos contesto de la sigu~ente manera: La son, y ahonan mejor, son mas econ6micos y mas industriosos. * * * ElIos no trabajall con exceso pero trabajall mas que los Tagalos. Ellos no se mataran trabajando. PorIa general son m~'is honrados que los Tagalos. En las provincias de CagaYlin Y Ambos -Ilocos, son muy sumisos. * * * Los naturales estall siempre predispuestos a abusar de su autoridad. Si no hubiese aqui alguno obre ellos, ellos estarian continuamente abusando de su antoridad. _* * * Ellos son terribles can gente de su raza-son unos tiranos. Los preHidentes de los pueblos que son naturales gobiernan a sus subordinaclos pOl' medio del terror. Enos gobiernan aqui par el terror. * * * Elias son mn)' celosos; los Ilocanos son los peores. Se vuelven absolutamente locos, y nunca quedan satisfechos hasta haber causado la muerte de su vlctima. * ". *

El Senor Ramon Reyes Lala, natural de Manila, ha dado la siguiente descripcion de su pro pia raza: La primera cosa que acerca del cal'acter del natural impresiona a1 viajero es su conducta que llega hasta la impasibilidad, y su impertnrbabilidad. El nace est6ico y fatalista par naturaleza. De alli resulta que sea calmudo ante e1 peligro y tenga intrepidez aun frente a peligros insuperables. Este rasgo del cankter malayo se ha demostrado con frecuencia en los confiictos que esta raza ha tenido con los Europeos de las Indias Orientales. Ann cuando muy poco amigo de la disciplina, bajo mando competente se puede hacer del naturalnll excelente soldado. Tambien como 13707-voL 1-0535


546

POBLACI6N.

ma1'ineros no creo que tengan igual. Agiles, activos y amigos del agua los Malayos siempre han demostrado su inclinaci6n al mar. * * * Son todos excelentes nadadores y no temen absolutamente al agua. * * * Como resnltado de este estoicismo en el canicter del natural, el nunca lamenta una desgraeia ni tampoco teme a la muerte. Cuando sucede algo 13110 atribuye simplemente al destino, y tranqnilamente atienue Ii sus negocios como si nada hubiese ocnrrido. Con frecuencia los Europeos parecen notar en ellos 10 que e110s creen ser una falta de simpat.ia pOI' . las desgracias de los demas, pero esto no es mas que el estado de resignaci6n Ii aceptar 10 inevitable. Esto, es necesario confesar, les evita mas de un sinsabor. E1 natural ilush'ado, sin embargo, pOl' estar su inteligencia impregnada de la mejor filosofia del mundo civilizado, no es en modo algimo tan imperturbable. Si bien sufre tanto como los demas, 131 siente mas las desgracias de sus semejantes. Despues de to do no sabemos si su sabiduria Ie hace mas feliz. En todo natural se observan contradicciones dificiles de explicar. La gente que estudia su canlcter puede, pOI' 10 tanto, dedicarse afios enteros a la observaci6n de los Filipinos y, ' con todo, no poder obtener una idea definida acerca de sus cualidades morales e intelectuales. POI' supuesto, la gente qne vive en las ciudades es mas accesible al fisionomista y al etn610go, pnesto que ya han desaparecido 6 cambiado las peculiaritlades endemicas 6 los rasgos de raza no son tan'obvios. * .", * Todos los viajeros unanimemeute atriouyen a los naturales una carino extremo hacia 1:1 familia. Son muy carifiosos con sus hijos, que, pOl' regla general, son respetuosos y bien educados. Son, enteramente desconocidos los chicuelos mal criados de las ciudades europeas y americanas. A 10;:; ancianos se les cuida con carino y se les venera, al paso que en Cal i todas las casas pertenecientes a gente bien acomodada encuentran albergue uno ados parientes, que, si bien viven como pedigiiefios, sin embargo, son recibidos eOl los brazos abiertos en la mesa de su anfitrion. Y en verdad, la hospitalidad del Filipino es proverbial. A un huespecl se Ie recibe siempre con los brazos abiertos, y se Ie ofrece 10 mejor de la casa. Tamhien, la gente acomodada se alegra de tener la oportunidad de festejar al vecino 6 al estrafio que pisa los umbrales de su casa. POI' regia general, el pueblo es supersticioso y credulo; pew no puede ser otra cosa. Durante trescientos anos se les ha negado aun la libertad de investigar, durante cuyo tiempo ninguna Inz, excepto la vacilante de los cOl1ventos, pudo rasgar el vela que cubria la inteligencia de la multitud. Aquellos que han recibido instrucci6n han demostrado ser un os proselitos fervientes-demasiado aptos, al decir de los fmiles y de los Espanoles-de la ciencia y de la investigaci6n moderna. El natural raras veces es graciaoso 6 chistoso. Con dificnltad se pl'ovoca su ira, y cuando esta enfadado pocas veces 10 demuestra. Si esto sucediese, como el Malayo de Java, 131 esM expuesto aperder el dominio de si mismo, y con una energia destructora destruye todo 10 que encuentra en su paso. Esto no es frecuente, sin embargo, pew es una coea que puede ocurrir en cualquier tiempo. Si un natural ha sido castigado injustamente jamas 10 olvidara, sino conservara en su memoria el mal que se Ie ha hecho hasta que se presente la ocasi6n de realizar su venganza. Como todo pueblo valiente, 131 desprecia la cobardfa y la pusilanimidad. El tiene, pOl' 10 tanto, poco aprecio al el timido y sumiso Chino, que prefiere mas olvidar un insulto que vengarse de ello. El estima mucho al Europeo que esta posefdo de las cualidades que 131 admira, y a quien el no tiene inconveniente en seguir sus pasos hasta la muerte. Con facilidad se Ie aterroriza pOI' una demostraci6n de fuerza superior, y se Ie puede mejor gobernar pOI' una coercion suave pero firme, que tenga pOl' base la justicia. El es raras veces ambicioso excepto bajo el punta de vista social y con el fin de hacer alguna ostentaci6n, siendo amigo de la ceremonia y de la la pompa y brillantez de una procesi6n. E1 es sobrio, paciente y siempre aseado.


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

547

Esto se puede decir de habitantes de muy pocas naciones.

El con facilidad se adapta Como sirviente â&#x20AC;˘ es honrado, obediente Y dispuesto a hacer 10 que se Ie dice. Debe hacerse notar que es muy amigo de litigios en grado mayor de 10 que Ie conviene iudi vidualmente 6 en illtel"(~s de la coloma. Es posible que exista alguna raz6n psico16gica que explique esto. Sin duda alguna pone en juego la sutileza de la mente oriental. Se dice de el que earece del espiritu de iniciativa; afirmacion que e8 basta cierto punto cierta. La reciente conducta de Aguinaldo-un indfgena de pura l'aza-pl'ueha, sin embargo, que el no esta del todo falto de facultad agresiva ni tampoeo ol'ganizadora. Annque no tan al'tlsticos como los Japoneses, han dado los Filipinos muchas prnebas evidentes de poseel' este talento. Esto se ve en el bordado de las mujeres, as! ('01)10 tam bien en las obras de los pintores y escultores naturales del pais. Algunos de estos han si(10 hom'ados con altos premios en la exposici6n artfstica de Madrid. Recuerc10 particularmente {t los hermanos Luna. Dno se educo en Espana y aHa se clistingni6 pOl' Sl1 sobresaliente talento en elmanejo del pincel; el otl'O fue bien conocido pOl' su babilidad. Ademas, los Filipinos en ninguna eosa sobresalen mejor que en la mll.sica. Cada poblaci6n tiene su orquesta, y al anochecer toda ella se va al sitio clonde aquella suele toeal' para disfrutar de sus conciertos. En realidad todo natural nace hecho un lllllSico; aun ninos y niiias de solamente 5 0 6 anos toean el arpa, la gllitarra 6 el piano como pOT instinto; al paso que los ya mayores demuestrftn una aptiturl que, si se con it'leran las medios de que esMn rodeados, es realmente asomorosa. El clero, compl' ndiendo que la mllsica es enemiga del vicio y promovedora de la yirtud, con mucha raz6n ha ido alentando i los naturales en el cultivo de este arte. En la actualidad e enSefia en toda~ las eseuelas de segunda ensefianza de la colonia. En todas las nu erosas fiestas, religiosas y civiles, que son la delieia de los naturales, la mllsica es siempre e1 numero mas agradable de la fiesta, toeando las bandas durante horas enteras, yestando los musicos y oyentes tan profundamente embebidos que no se apercioen nada del trascurso del tiempo.¡

a nueyas condiciones y lDUY pronto saca partido de 10 que Ie rod ea.

El Doctor David P . Barrows, superintendente general de instruceion publica y antig'uamente jefe de la inspeccion general de tribus infieles, que ha adquirido una grande experiencia en su trato con los Filipinos, al prestar declaracion ante la Comision del Benado sobre asnntos de Filipinas en 1902, dijo : En las Islas Filipinas, segL'in mi observaeion, se encuentran en la presente epoca dos grande elementos, uno de los cuales es comunmellte conocido bajo el nom bre de gente ilustrada, que es la clase instruida, y otro que es la gente baja, 0 la clase subordinada. * * -1<. Si uno se va a un pueblo de 10,000 0 12,000 babitantes se eneontrara quiziis, con una docena, y generalmente men os, de familias que representan el elemento social c10minante de alli, que es ilustrado, ha reeibido alguna instruecion espanola, es rico de posicion social y se Ie repl'esenta comunmente como el tipo del pueblo filipino . Este elemento es el tipo, pero es solamente uno de los tip os del pueblo filipino. 1(. * * El elemento dominante posee riquezas, habita hermosas casas, y tiene gran influeneia social. * * * Mi observaci6n, al hablar acerca de la condici6n historica, es que este elemento desciende directamente, 6 pOI' 10 menos su prestigio social es una hereneia directa del estado de cosas que los Espanoles en contra ron allf haee trescientos anos. El resto de la poblaci6n carece de instruccion, no tiene riqueza, y economica y socialmente esta dominada por la clase snperior, 0 como se dice la gente ilustrada. * * * Esta clase superior es muy ambiciosa. Esa es una de sus cualidades principales,


548

POBLACI6N.

segun creo la que mas llama la atenci6n. Esa clase es extremadamente ambicosadeseosa de educarse, ansiosa de tomar parte en los asunto politicos de la islas. Esa clase est(t dispuesta it hacer grandes sacrificios con tal de conseguir aquello que nosotros, a mi juicio, consideramos que es un campo legitimo para el desarrollo de sus aspiraciones. Los miembros de esta clase son sumamente hospitalariosj son una gen~e que tiene un deseo muy grande de ser complacientesj estan dispuestos a entretener a uno, no solamente a cuerpo de rey, sino tambien con sincera hospitalidad. Son la gente mas encantadora que he tenido el gusto de conocer. Oreo que aventajan favorable mente a los de su misma clase del Jap6n, pOl' 10 menos en 10 tocante a sus cualidades intelectuales. * * * Yo creo que los sentimientos de esta clase, que es la que umcamente merece nuestra consideraci6n, han sufI'ido varios cambios desde el comienzo de la ocupaci6n americana.

Los siguiente parrafos estan entresacados de las memorias de varios inspectores del censo. EI gobernador inspector de la provincia (ilocana) de La Union dice aSl: Los Ilocanos son de estatura regular, color oscuro, constituci6n regular, y disfrutan pOl' 10 general de buena saludj sus c0stumbres son higienicas, yentre e11as predominan su moralidad y honradez, castidad y amor para el hogar, y a pesar del hecho de que ell os son de un cantcter sumiso, obediente y tfmido, cuando se les ofend~ en su honor, .y cuando n les es posible conseguir una venganza mas satisfactoria de la infidelidad conyugal e11o.,8 11egaran al extremo de cometer un crimen, y eso da lugar a la muerte del ofensor y de conyuge infiel de manos del ofendido. Las supersticiones de los h bitantes de esta comarca se pueden reducfr a dos, pues son las mas comunes, y son e1 "alalia," yel "pugot." El alalia consiste en creer en la aparici6n de un difunto ante personas vivas, especialmente ante los miembros de su familia a sus parientes mas cercanos, a personas que estuvieron en amistad mas amenos intima con el muerto. Estas apariciones tienen lugar dentro de los nueve dias que siguen {t la muerte, especialmente ala tercera noche despues de que occurria la misma. El "p~bgot" consiste en la aparici6n en lugares oscuros, a en edificios grandes y deshabitados, a en aque110s que esMn en un estado ruinoso, de espfritus malignos de diferentes formas, ya en forma humana pero gigantesca, a en forma de animales, como pOl' ejemplo perros, cerdos, etc.

El gobernador inspector de la provincia (ilocana) de Ilocos Sur dice: Las costumbres de los naturales en sus maneras de vestirse, comer y conducirse son muy sencillos, y en general son muy daciles y obedientes a las autoridades constituidas, y son tan tfmidos que, aun cuando sufren vejaciones de las personas, que ejercen alguna autoridad en sus pueblos, elIos raras veces hacen oil' sus quejas. Oomo todos los pueblos del mundo, e110s tienen muchas y variadas supersticiones. Entre e110s se puede mencionar Eil hecho de que e110s jamas se ban an, casan aviajan en los martes. El cuervo es un pajaro de mal agi'tero para ellos, y cuando este pajaro grita, es senal de alguna desgraciaj si un j ugador encontrase a una mujer en su camino hacia la casa de juego, 1.')1 se vuelve, pues cree que es senal de mala suerte, etc.

EI gobernador inspector de la provincia (de Cagayanes de Cagayan dice aSl:

e Ilocanos)

Las costumbres de los habitantes de esta provincia son sencillas; enos son obedientes a las autoridades y su caracter es pacifico, hospitalario, moderado y frugal en la comida y en la bebida. Las supersticiones que se observaban antiguamente en casi todos los pueblos, y que


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

549

aun existen son las siguientes: Si alglin miembro de la familia cayere enfermo y llamase a un curandero, este comienza preguntando en d6nde estu vo y a donde fue antes de vol vel' a su casa; si el (el enfermo) adquiri6 la enfermedacl en el campo mientras estaban labrando la tierra, recomendeni que se sacrifique un animal pertelleciente a la persona enferma, la clase del cual depende de su riqueza, por 10 general, un carabao si el enfermo es rico, un cerdo gordo si es de mediana posici6n, 6 en ~ltimo caso un gallo de lidia 6 gallina; si el animal que se ha de sacrificar es un carabao, la â&#x20AC;˘ cabeza de este, cruua, puesta en un plato, es lIevada al campo y colocada en medio del mismo en el sitio en donde se supone que la persona adquiri6 el mal, adem{ls de una torta hecho de arroz, leche de coco y azucar, conocido en esta provincia bajo el nombre de "de('o," y de "bebincn" en el idioma tagalo, una botella de licor de cafia de aZllCar, conociclo bajo el nom bre ,d e" basi," uno 6 dos paquetes de cigarros, algunas docenas de buyo~, y mientras tanto la esposa, los hijos y los parientes de la persona enferma ruegan al "cmnani," un espiritu, que pcrdone al enfel'mo si este pertub6 su tl'anqui lidad trillando los campos, puesto que el ignoraba que el (el espiritu) estaba decansando en aquellugar, y rogandole al mismo tiempo que devuelva la salud a tlicho enfermo. En la casa de este ultimo, como es natural, tiene lugar un gran fiesta para hacer honor al ganado sacrificado, gran parte de cuya carne va a parar en manos del curandero 6 mediquillo en pago de sus hQnorarios; a veces este ultimo hace uso del higado del animal para aplicarlo como un emplasto sobre la parte enferma. Si la persona enferma no sanase al cabo de tres dias 6 una semana, se Ie bautiza con otro nombre. Si se cura entonces se, Ie llama pOl' su nuevo nombre pues existe la creencia de que el santo del ultimo 110mbl'e tie.ne maY01' poder de curar el mal que el santo del primer nombre del paciente. Si e'l paciente no sanase a la seman a despues de haber sido bautizado pOl' la segun la vez, entonces e Ie lleva a otl'a casa que regularmente es la de un pariente 6 amigo Este traslado tlebe tener lugar de noche, cuando no brilla la luna, colociindose al enfermo en una tlamaea de bejuco, con agujeros en cada extremo pOl' clonde pasan troios de cafia fuerte que se ponen sobre los hombros de cuatro hombres, dos delante y dos detras. Escoltan al paciente cuatro 6 seis individuos de la familia, que marchan en orden a ambos lados de la hamaca, armados de grandes bolos desenvainados. La hamaca sale de la casa bien cubierta de saban as, y no se descubre hasta que este dentro de la casa a donde se Ie traslada al paciente. El traslado se efectlia de noche para que el "annani" no se entere de que el paciente se ha marchado, y se Ie escolta en Ia calle para evital' que los "annani" se acerquen ala casa. Debe notarse que las personas. que sirven de escolta 1levan sus bolos desenvainados a fin de ahuyentar a los espfritus malignos. Otros mediquillos administran a sus enfermos ciertas pociones, pero antes que se les permita beberlos es necesario que enciendan una vela delante de la imagen de un santo; que la persona enierma reze el Padre Nuestro, el Ave l'l'1arfa y el Creo en Dios Padre; pero no es necesario que se diga todo este ultimo rezo sino solamente basta ll egani las palabras "fue crucificado," y entonces el paciente bebe la poci6n preparada pOl' el doctor. Tambien emplean una medicina q.e uso externo, que consiste en yerbas solamente conocidas de ellos, con que frotan al enfermo desde la cabeza hasta los pies, comenzando por bacer la senal de la cruz sobre la corona de Ia cabeza, despues sobre el pecho, y entonces la unci6n tiene Iugar sobre todas las partes del cuerpo con el acompai'iamiento de ciertos rezos. Otros mediquillos creen que el aire que penetl'a en el cuerpo humane es la causa de todas las enfermedades, ya fin de extraerlo proceden a un masaje del paciente, y para evitar que el mismo (el aire) se traslade al cuerpo del mediquillo ~1 medida que el esta haciendo el masaje, el procUI'a eruptar a fin de echar fuera el aire que, al salir del cuerpo del paciente, pudiera babel' penetrado porsu cuerpo. Este es un tratamiento que con frecuencia se aplicaba a personas enfermas de calentura. En casos de erisipeia u otras enfermedades cubineas habia mediquillos y mediquillas que sometfan


550

POBLACI6N.

al paciente al siguiente tratamiento: Mascaban buyo y ciertas yerbas y escupfan el jugo sobre la parte afectada. Este tratamiento tenia lugar dos veces al dia. Los naturales de la provincia tienen una gran aversion al bubo, y si por casualiqacl alguna entrase uno en la casa, 10 cogen y entierran al pie de la esralera sin matarle, pues si el buho pudiera escaparse de ]a casa alguna desgracia sucederfa a sus ocuparrtes, y si, pOI' otra parte, 10 matasen mientras estuvieren trataurlo de cogerlo 'es senal de que uno de los habitantes de ]a casa se moriria. POI' este motivo se e fUeI'zan en cogerlo vivo y enterrarlo {t fin de destruir su mal aguero. Cuando una mariposa negra entra por ]a casa, eso era senal de la muerte de un pariente 0 amigo que esta ausente; pero con excepcion del buho y del cuervo, la mariposa blanca 0 encarnada, ]a paloma y otras aves, el boa y el anay eran sen ales de buena suerte y de riquezas. Al cuervo se Ie mira con horror, pues se Ie considera como el pajaro del diablo. I Esbin en la creencia de que las almas de las personas que mueren permanecen en este mundo y adoptan las formas de espectros6fantasmas llamados "al111ani" y "aman ?nunda" en eJ dialecto de la provincia, y aveces toman formas humanas, que aparecen ante sus parientes y amigos, y Ii vec'es se introducen en los cuerpos de los parientes hablando por medio de las bocas de los ultimos, exhortando a veces, otras censurando o aconsejando 0 dando disposiciones acerca de los bienes que hubiesen dejado. La persona dentro de cuyo CUeI'pO se introduce el alma de un muerto, principia por sen til' vertigo y tener sud ores frios con gran excitacion nerviosa; pierde los sentidos, se poue rigid a y catah~ptica, durante cuyo estado se pone .'L habJar, imitando la voz de la persona euyo espiritu e ha apoderado de ella, pOl' CllyO medio y pOl' el aSllnto de que trata es posible saber quien es el espiritu que habla. Cuando termina de hablar se Ie cubre con una tela negra, usada pOl' viudos de ambos sex os y entre tanto recobra los sentidos sin tener conocimiento de 10 que dijo. Los Ilocanos de Ilocos Norte tienen otra supersticion grave, que es la siguiente: Si una persona agonizante, en el momento de expirar extendiese uno de los dedos de sus manos significa que necesita tanto nllmero de vidas como dedos tiene extendidos para que -se salve su aJma del infierno; y esta indicacion la seguian sus parientes que JJegan al extremo de matar gente para este fin. Esta supersticion recibfa el nombre de "sebru1n," que tam bien se empJeaba para dl:mominar los asesinatos cometidos para cumpJir con el supnesto deseo del difunto. Los Ilocanos tienen mayor numero de supersticiones que los naturales de Cagayan, pues ademas de poseer los suyos propios, adn1itfan aqueJlas de los segun<los, como el de no colocar la escaJera de la casa con vista al oeste; ninguna casa ya terminada de construir se debfa ensanchar hacia el norte, al ir Ii una ga Hera II otro sitio de juego, si se encontrasen en el camino con un entierro, se volvian sobre sus paso.-, pues el proseguir les producirfa mala suerte, obscrvando analoga conducta si un rcptil cruzaba su camino. Entre los Iiocanos, asi romo entre los Cagayanes, no es costumbre sentarse alrededol' de una mesa que ya tiene sentadas a doce persona, Y la ultima que llegare tend ria que harer el nllmero trece; y si trece personas se hubieren inadvertidamente sentac10 alredec10r de la mesa, tan pronto como 10 notan cesan de comer y no continuan hasta que otra persona se siente, para que el numel'Q se convierta en catorce, 6 uno de los trece se levante para que s610 queden doce.

El gobernador inspector de Ia provincia (Ilocana, Tinguiana) de Abra dice: La poblaci6n de la provincia esta formada de dos clases, los Ilocanos que IJegan

a

34,948, los Tinguianes cuyo numero asciende a 16,339 y los Igorrotes, fngitivoR y n6mados, cuyo nllmero no ha sido posible averiguar, pero que.no pasan de 500. ~ill


PRESIDEl\TF..

AGE:<TE

ESPEClALES DET. CE:<SO, PROYT:<CIA DE CAGAyAs.


)


PRESIDE:"TES .

AGENTES ESPECIALES DEL CEKSO. l'ROVIXCIA DE CAGAYAN.


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

551

pasar a averiguar si pertenecen a una 6 mas razas distintas, pues eso es de la incumbencia de la etnologfa, mi memoria tratan'L solamente de exponer las diferencias qne se observan en ellos en cuanto a su manera de vivir. Esta gente se diferencia entre e:l pOl' sus idiomas, sus cl'eencias religiosas, la constitucion de la, familia, la manera de disponer de los muertos, esto lUtimo debido a sus diferentes opiniones acerca de la vida futura. Tambien se distinguen pOl' medio de diferencias radicales en su manera de vestirse, pero todos generalmente se mantienen de los rendimientos de la agricultura y de los bOHques, y, como to do el que vive del sudor de su rostro, estan libres de pasiones violentas. Su manera de viviF es sencilla, su caracter es afable, y sus costumbres son tan moderadas que es diffcil encontrar entre los indfgenas de nacimiento la falsedad nacida de un instinto pervertido. POI' otra parte, la experiencia de afios pasados les ha convencido que el suelo fertil, pOl' medio de un cultivo asiduo, cubrira sus sencillas necesidades. Ellos no estan dominados porIa pasion de acumular riquezas, ni tam poco porIa vanidad de hacer ostentacion de elJa. El numero de los habitantes de la provincia, comparado con los medios po ibles de existencia y la extension de tierra, es suceptible de aumentarse en un numero equivalente a los dos tercios de Ill, poblacion actual. De las dos poblaciones arriba descritas, la de los Tinguianes es mucho mas supersticiosa que la de los Ilocanos, pues el culto id6latra de los primero::; consiste de ceremonias supersticiosas, mas 0 menos groseras y matel'ialistas; pero los incultos Ilocanos tam bien tienen supei'Sticiones heredadas de sus antepasados, siendo las mas principales aquellas que se refieren al mat6monio y a las enfennedades. Y esta gente, si bien no se puede consicLrar rica, no esta sumida en la pobreza qne embrutece al pobre en las grandes ciudade de Europa, consistiendo solamente su pobreza en sufrir, de tiempo en tiempo, alguna ificnltact en conseguir granos cuando las cosechas anuales son malas por espacio de dos ai'ios pOI' cal!lsa de mal tiempo 0 porIa destruccion hecha pOl' los insectos, en cuyo caso, como en el ano presente, el precio del arroz y del maiz es tres veces mayor que el precio ordinario que se paga en afios normales. El costo actual de la vida asciende a un termino medio de 1 peso diario para cada familia de la clase media, suma que varia ;muy poco en los pueblos 6 en los barrios.l

El gobernador inspector de la provincia (pangasinan-ilocana) de Pangasinan dice: Los habitantes de esta provincia son por 10 general industriosos, pacificos, pacientes, obedientes a la ley, y ansiosos de la paz y del progreso; toclos ellos son catolicos, religiosos, pero no estan exentos de superstici6n. No existen grandes fortunas en esta provincia, pero tam poco se conoce la miseria, pues la propiedad esta muy distribuida. * * *

E I gobernadol' in!:ipectol' de la provincia (zambal-ilocana) de Zambales dice : Los habitantes son Cristianos de orfgenes diferentes y tambien hablan diferentes dialectos, slendo los principales el zambal, ilocano, tagalo, y pangasinan. A pesar del cankter heterogeneo de la poblacion, no existe animosidad algnna entre los babitalltes, pues, antes al contrario, viven en gran harmonIa, poseyenclo todos casi los mismos habitos y costnmbres, y especial mente pOl'que ellos profesan la misma religion, a saber, la catolica. Sn manera de vivir es rouy sencilla. Varones que no han recibido instruccion alguna se visten de pantalones y camisa, pero van descaJzos y no usa n sombreros; los 1 E I numero de los indi vidnos de una familia. pOI' termino medlO, en Ja provlllcia de Ahra es de 4.2 personas.


552

POBLACI6N.

que han recibido instrucci6n lie visten a la Europea y tienen las mismas costumbres de los Espafioles, con quienes han estado viviendo pOl' largo tiempo . Las mujeres pobres y que no han recibido instrucci6n Bevan una camisa de mangas anchas y falda de tela negra ordinaria, y pafiuelo de tela negra 6 blanca sobre sus cabezas, y van uescalzas excepto en dias de fiesta. Las que han recibido instrucci6n y pert!'lnecen a familias acomodadas usan zapatos, y visten con mas lujo, y tambh~n us an sortijas y aretes de oro con diamantes 6 perlas, y otras alhajas de valor. POl' 10 general Hsan un pafiuelo alrededor del cuello y ponen una tela de sed a sobre la falda. Con excepci6n de la gente muy pobre, tanto los hombres como las mujeres, son pOl' 10 general aseados. Se alimentan de arroz, carne, pescado y verduras, los precios de euyos artlculos han subido de un modo considerable desde la epoca de la revoluci6n. El cara.cter caritati vo de los habitantes de esta provincia es proverbial. Cnalquier indigente que se acerca ,1, sus puertas jarnas sale de ellas sin que se Ie haya dado con todo el coraz6n alguna cosa. Es tambien costumbre entre ellos el aumit.ir en sus casas it cualquier viajero que les pida hospitalidad, sin exigirles pago 6 remuneraci6n de alguna especie, y tratandoles con verdadera cordialidad. ELIos profesan una fe muy grande en el catolicismo, religi6n que profesan, aunque no pOI' convicci6n, de parte de muchos de elIos, hecho quizas debido 11 que los fI'ailes . durante la soberania monacal en estas is1as no les han instruido, ni tampoco ensefiadoles las doctrinas sublimes del cristianismo, limitandose simplemente a hacer de ellos LlIlOS fanaticos pOl' medio de la historia admirable de la vida y milagros de los santos. La gente que no ha recibido educaci6n tiene algunas ~upersticiones. Una de ellas es el creel' que el diablo entra en el cuerpo de un hombre, que se enferma gravamente, y permanece en ste estado mienfras el esplritu maligno Ie tiene poseido; al fin de ahuyentar al espfri u exorcisan a la persona enferma con agua bendita, pronunciando al mismo tiemp,? algunas palabras inenteligibles, pormedio de las cuales ruegan que el espfritu maligno deje al paciente. Si este l.'tltimo, al cabo de algunos dias, recobra la salud, atribuyen este hecho a la virtud del exorcismo, pero si por el contrario continuase enfermo, repiten la misma operaci6n, y si no recobra la salud aun, entonces dejan de atribuir la causa de la enfermedad a Ja influencia del demonio y si a la de otros espiritus a quienes el paciente pudiera haber ofendido inconcientemente, y a fin de aplacarles celebran el acto del" anito," que consiste en matar a un poilo, que se ha de hervir sin sal, y una vez cocido 10 ponen sobre un plato y 10 Jlevan a los bosques, en donde 10 dejan al pie de un arbol, ademas de un plato de arroz cocido en agua, llamado "maJagquit," invitando a. los espiritus {, que coman estas sustancias que se les ofl'ecen en nombre del paciente. Tambi!~n creen en el "mulam," que quiere decir que algunas personas pueden contagiaI' a. otras de alguna enfermedad, aun sin tocal'las 6 administrarles alguna sustancia perniciosa para Ja salud, recibiendQ las primeras el nombre de "mangC'uculan," que pOl' 10 general son objeto del miedo de la gente ignol'ante. 1 Ocu1'rio el caso de un marido cuya esposa al estar enferma, sospech6 que su enfennedad era el efecto del "mularn," y lIamando {, la persona a quien el atribuia la causa de la enfermedad, Ie obJig6 a que cnrase a la enferma, amenazandole en caso contrario con la muerte; en su vista el acusa(lo de "mangcuculan" acudi6 [t los tribunales de justicia, presentalldo una demanda contra el marido de la enferma, acusandole de amenazas graves. Algunos de los que han recibido instrucci6n tienen tamhien ciertas supersticiones como por ejemplo, el creer que es peligroso el que tl'ece personas se sienten alrededor de una mesa, pues se dice que uno de los trece lllorira. dentro de un ano despues de dicha ocasi6n. Estas snpersticiones, asf como otras que sedan rouy largas de mencionar, fueron importadas par Jos Espanoles. 1 Mucbos Filipinos atribuyeron .t los Americanos la causa del desarrollo de la epidenlla del c61era, diciendo que los segundos trataban de roatarJes.-El Dil'eclol路.

I


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

553

POI' 10 general, los babitantes de esta provincia tienen la costumbre de banarse con frecuenci~ y, salvo raras exceptiones, tienen siempre aseadas sus babitaciones. Aunque existe cierto numero de gente aficionada Ii bebidas intoxicantes, que no estan en mayoria afortunadamellte, sin embargo nUllca se ve alguno que llegue Ii un grado de embriaguez que perturbe la paz del vecindario.

El gobernadol' inspector de la provincia (de Tagalos, Ilocanos, Pampangos y Pangasinanes) de Nueva Ecija dice asi: La manera de vivil' de los habitantes es, pOl' 10 general, pacifica y hasta cierto lJunto, tfnli(la y desconfiada, especialmente en los pueblos del norte de la provincia. Sus IlllbitoFl son moderados y sencillos, y son supersticiosos )" por 10 tanto, victimas f{wil('s de los ceremonias de demagogos e impostores. La poblaci6n es, pOl' regIa general, pol)l'e en la actualidad, efecto de los resultados rle la guerra, la epizootia, el c(llera, Jas langostas y otras calamidades p6blicas. El precio de los artfculos de primera necesidad es muy subido, siendo mas del doble de 10 que solla ser bace seis anos, siendo 1 peso mexicano pOl' dla el termino medio de 10 que cuesta el mantenilliento de una familia de cuatro personas, en los pueblos y en los barrios.

El gohernado-r inspector de la provincia (ilocana) de Tarlac dice : La poblaci6n de esta provincia es bastante heterogenea y es dificil condensar en umt memoria 10 que son sus costumbres, manera de vivir, etc., pues es una de las mas modern as de Luz6n, habiendo tenido lugar su creaci6n solamente durante el segundo tercio del siglo pasado. Esta provincia esM, compuesta de pueblos cedidos pOl' las provincias adyacentes la de Pangasinan al norte, la de la Pampanga al SUI', Nueva Ecija al este, y las montafias de Zambales al oeste, entre cuyas cordilleras, en Bambam, O'Donnell, Oriones, Santa Ignacia y Oamiling esMn distribuidas "arias rancherias, hahitadas pOl' un numero considerable de Aetas 6 Negritos que pertenecen a tribus infieles. La (liferencia en el origen de sus habitantes se debe tam bien a la diversidad de los dialectos que hablan-el pampango pOl' aquellos de la Pampal1ga, el pangasinan pOl' los habital1tes de dicha provincia, el tagalo pOI' los de Nueva Ecija, y el zambal pOl' los Aetas y Negritos, tambien el ilocal1o, pOI' raz6n del gran cOl1til1gente de familias \'enidas de las provincias ilocanas. POI' esta raz611 sus costumbres y manera de vivir son diferentes. Los Tagalos y los Pampangos estan relativamente mejor instruidos y vi ven mas It, la moderna que los Ilocanos, que pOl' regIa general pertenecen a familias pobres que han emigrado de su provincia en husca de una prosperidad relativa y que se e. tahleeieron primeramente aqul, trabajando en los bosques, y que, pOI' causa de su gran numero, pnede decirse que forman la clase baja e iaculta de esta provincia. Oon reflpecto a los Aetas 6 Negritos, que constituyen la mayoria, e110s habitan aun ell las montaiias y Hen en su propia religi6n, sus supersticiones y sus creencias id61atras. La clase baja tiene tamhien sus supersticiones, como el creer en apariciones 6 espectros de esplritus benignos y malignos que tienen su inftuencia en Ia fortuna 6 desgraciu, la buena salud 6 enfermedad de los hombres, produciendose de esta manel'a ese temor que pOl' instillto sienten e110s cuando se hayan solos 6 en la oscuridad, y ese caracter casi fatalista respecto <1 su vida e intereses. POl' 10 general el pueblo esM acostumhrado al aseo en sus personas, y no pasa lilla semUlla sin <]ue se banen tres 6 cuatro veces y se muden de ropa despues del bano; pero en cuanto {L sus casas, especialmente las de aquellos que habitan en los campos, son e110s tan deficientes que apenas tienen alguna cosa que les abrigue de los elementos, y los mas de elIos estan alojados en sitios malsanos. El uso del alcohol y otros bl'evajes intoxicantes no es muy general entre los habitantes; no se puede decir 10 mismo del buyo y del tabaco, pues easi el 70 pOI' ciento


554

POBLACI6N.

de los adultos 10 fuma 6 masca, usando tambien el Hamado "basi," que consiste en el jugo fermentado de la cafia de azucar, hacia el cual la poblaci6n ilocana de esta provincia es muy aficionada y que produce un efecto estimulante 6 intoxicante si se toma en grandes cantidades. Es general la creencia entre eHos que el uso del buyo, del tabaco para mascar y del basi, a la vez 6 separadamente, tonifica el est6mago y les hace capaces de resistir los efectos del hambre y del trabajo, y tan cierto es esto, que muchos de eHos solo comen dos veces al dia y ni se fmferman ni se debilitan, y aun parece que les defiende contra los dolores de dientes. A. causa de las costumbres primitivas de sus habitantes, las relaciones de familia son muy intimas-hasta tal punto que muchos, aun cuando ya tengan hijos 6 hijas que esten casados, no permiten que los ultimos abandonen sus casas, y 10 sienten mucho si asC 10 hicieren, de modo que con frecuencia se puede observar que en una misma casa habitan los abuelos, los hijos, los yernos 6 nueras y nietos; y tam bien, pOI' causa de estas costumbres patriarcales, los parientes cercanos vigilan y aconsejan a las doncellas, yes muy raro el que alguna de eHas cometa alguna indiscreci6n, y cllando van a casarse celebran un matrimonio legal ante un sacerdote de su religi6n, y muchas veces sin dejar la casa de sus padres 6 el seno de sus familias pOl' raz6n de dicho afecto. Como consecuencia natural de esta costumbre general, las uniones ilegales y, pOl' consiglliente los hijos ilegftimos, son insignificantes en numero, siendo, pOl' decirlo asi, una excepci6n de la regIa.

El gobernador inspector de Ia provincia (tagala) de Bulacan dice: El canicter y babitos de la poblaci6n en general de esta provincia puede describirse por medio de la declaraci6n favorable de que no tiene vicios comunes y que los crfmenes graves no ocurren con frecuencia, un caracterque revela a un tiempo sobriedad, homadez y buenas costumbl'es, babiendo desaparecido las supersticiones que antiguamente tenlan . La agricultura es su principal fuente de riqueza, aunque durante los ultimos afios pasados esta ha sllfrido mucho, y aun cuando esta provincia no se puede considerar rica, sin embargo, no se Ie puede clasificar entre las pobres. POI' razon del nuevo estado de cosas, el precio de los articulos de primera necesidad ha ido siguiendo las fluctuaciones del dollar, costando todo el doble de 10 que Rolfa costal' antes, y por consiguiente los gastbs para el mantenimiento de una familia pobre, que en todas partes esta en mayoria, 'ascienden a un termino medio de 1.50 pesos mexicanos en los pueblos, y 1 peso en los barrios, cada dia.

El gobernador inspector de la provincia (pampanga) de la Pampanga dice: La nacionalidad representada pOI' esta provincia es muy notable, con su dialecto especial, caracter, y aun fisionomfa, it pesar de sn cercanfa de lVIanila. Asf desde eJ principio de la historia de la colonizaci6n espafiola los Pampangos siempre han aventajado a los demas; siempre han conservado su fortaJeza de canicter en un grado superior al observado pOI' 10 general entre los naturales, y aun en medio de las inS\lrrecciones ban demostrado po seer considerable prudencia, ocurriendo disturbiofl en otras provincias mientras esta permanecfa pacifica; sus costumbres son pacificas, son generosos, bospitalarios y amigos del orden y del trabajo. Ellos no estin libres de las varias y numerosas supersticiones que afligen al pueblo, que, pOl' desgracia, dejan mucho que desear en su cultnra e instrucci6n, especialmente si a esto se afiaden los fanatismos religiosos que esbin tan extendidos entre Jas masas. * * * Por 10 general los Pampangos son aseados y limpios en sus personas y habitaciones, pero esto no quiere decir que ellos cumplen escrupulosamente con las reglas mas rudimeutarias de la higiene.


/


CARACTERES DE LAtl TRIBUS CRISTIANAS.

555

En esta provincia no predomina, ni ha predominado jamas el uso de bebidas intoxican tes. El uso del buyo, compuesto de la hoja del buyo, cal hecha de la concha de ostras, y un trocito de honga, es muy general, especiahnente entre la c1ase pobre, y se puede decir sin exageracion que mas de una mitad de elJa considera aL buyo como una cosa de suprema neceRidarl, como un tonico y astringente.

El gobcrnador inspector de ]a provincia (tagala) de Bataan dice: La poblaci6n pertenece a La tribu tagala, con mezC'la de Pampangos en los pueblo' que esUn cerea de la provincia de Pampauga. Los habitantes son naturales de pura raza, de color o. curo, y de cstatura mediana, existiendo en la provincia entera un numero tan pequeno de habitantes que tengan sangre blanca 0 europea que es diffcil el (lar un numero aproximado de su proporcion; pues BU numero es muy pequeno. El lenguajc que se habla es el tagalo, siendo muy pequeno el numero de los que en cada pueblo pueden hablar y escribir el espano!. De entre el nu mere total de cOTlsejeros ll1unic路ipales de la provincia solamente una mitad puede leer y escribir el espano!. Sus maneras y costumbres son casi las mismas de las de los TagaLos de otras provincias. Son siempre hospitalarios, corteses y carifiosos entre sf y con los estrafiosj son 1'e petuosos hacia las auto1'idades y no estan inclinados a realizar aetos en contra de la ley. Estan aco 路tumllrados casi universalmente ala observancia de las ceremonias del culto de la Iglesia catolica romana, y, salvo una excepcion, tienen sacerdotes indigenas a cargo de toda,' las pa1'roquias. Parecen estar satisfechos de la Iglesia cat6lica romana, y ague los que gustan de diseutir los principios eclesi:isticos parecen estar opuestos ii nuevos c.redos 6 innovacioues. La fiesta religiosa es obse1'varIa, pOl' toda la pohlaci6n y es de ocurrencia frecuente, durante la eual caRi todo trabajo y tarea quedan suspendidos, y si la fiesta es del pueblo se hace clifleil el ,'on, eguir obreros U otros servicios durante algunos dias, antes 0 despues de la fiesta. ])nrante estos elIas de fiesta el pueblo se dedica al culto, a hacer visitas, a rec1'eos, .:'L hailes y otras di ve1'siones. La gente parece esta1' apegada a sus casaR, y muy raras veces trasladan su residencia {l otro pueblo 0 proyincia. Su manera de vestir segun sus recursos, es muy pa1'ecida {L la de la gente de Manila.

El gobornador inspector de la provincia (tag-ala) de Rizal dice: En general, los habitantes de esta provincia son sencillos en sus costumbres y h{lbitOR, hospitalarios, exentos de superstici6n, 6 si 10 tienen 10 poseen en pequeno grado, todos eUos profe~an el catolicislllo hasta el fanatismo, esto debido a la instruc:Ci(lll religiosa dl'ficicnte (lue recibie1'on de sus antiguos opresores. Pero despues vino la civilizacion acompafiada de sus cOlllodidades relativus YHUS exigencias naturales, y es evidente que el pueblo filipino, acomodanc1o, e a estas nuevas costumbres y haciendo uso de la perfecta libertad que Ie garantiza el nuevo estarlo de cosas, esta hacienclo grandes esfuerzos pOl' entrar de Heno en el curso de la civilizaci6n progresiva, a cuyo hecho ,e debe la formaci6n 0 establecimiento de yarias sociedades particulares y religiosas. Existen dos credos religiosos en esta provincia; el aglipayano y el p1'otestante reEormado, de los ritos metodista y evangelico. Ambos credos celebran reuniones religiosas cada semana, sin que sean necesario el que las autoridades hayan tenido que intervenir hMta el presente, cuyo hecho sen cillo demuestra claramente eL uso justo y p1'opio que estos habitantes cstlln haciendo de sus derechos.

El gobernador inspector de la provincia (tagala) de Batangas dice: Las maneras y costum bres de los naturales de esta provincia clifieren muy poco, si es que existe diferencia alguna entre aquellos y los otros habitantes del archipielago, siendo este el caso mas especialmente con rcspecto ti las pro\'inc:ias tagalas de LUz{lIl.


556

POBLACI6N.

POI' 10 general, el Filipino de Batangas es muy hospitalario, sencillo, sobrio, religioso y muy apegado al suelo en donde naci6-caracteres que disti~guen la raza en general. La sencillez es tambh~n uno de los caracteres mas salientes de los naturales de esta provincia. * * * Los habitantes de esta provincia sienten mucho apego al suelo en donde nacieron, y solamente obligados por la necesidad emigran a otro punto; muy raras veces 10 hacen asi por el solo motivo de mejorar sus fortunas. El cadcter aYenturero que distingue en gran manera a los blancos, yespecialmente ala raza anglo-sajona, de los otros' paises del mundo, no se presenta en los naturales de osta provincia. Con facilidad se explica el afecto natural que el indfgena de esta provincia siente pOl' el suelo en donde ha nacido, pues teniendo solamente pocas necesillados y desconociendo el lujo, 131110 se ve obligado a, buscar en otra parte 10 poco que necesita para '>1\7ir, pues en vista de la prodigalidad de la naturaleza en ests comarca 131 tiene mas de 10 que necesita. Ademas de ser sobrios y tempI ados los habitantes de esta provincia son sencillas. Se ]luede decir que son muy raras las personas que viven con lujo, y aun las familias mlls ricas se contentan con ~'>1r en medio de una comodidad y moderaci6n l'elatitivas. * * * Uno de los rasgos mas salientes del caracter del Batanguefio es su timidez y el profundo respeto que 131 tiene bacia las autoridades y la gente instruida, a quien el considera como perteneciente a una clase superior. EI demuestra gran cortedad en dirigirse a sus semejant~, habla cLlando es necesario, y rams veces bace ostentaci(m de SLl entusiasmo; pero cLlando el se dirig :i personas investidas de alguna autoridad y que se hayan distinguido de las masas, de alguna manera pOI' susconocimientos y instrucci6n, entonces su timidez y respeto se hace aun mas notorios. El cadetel' timido del Batangueno se debe:i la instrllcci6n deficiente que 131 ha recibido, imbuyendole principios contrarios :i la diguidad de un hombre que la desigualdad entre las personas sanriona. Una de las inclinaciones proverbialcs de los naturales de esta provincia, que ('asi se puede con iderar corno una costumbrc, es la referente:i la pelea de gallos, que es para el Filipino 10 que la corrida de toros es para el Espafiol y el pugilato para el Anglo-Saj6n. La preparaci6n de gallos de pelea es una tarea que tiene diariamente oeupados a muchos jugadores, asf como tambien a personas qne se dedican a la misma y ganan de ella un medio de vivir; gaIlos preparados y bien cuidados, en E'l caso de que tengan buenas cpalidades para lidiar, son yendidos a precios elevac1os, llegando algunos al precio fabuloso de $100 mejicanos y a veces mas. De las costumbres antiguas que constituian el derecho de los Tagalos existen aun mllchas huellas de las mismas en esta provincia. EI padre de una familia, al igual c1d antiguo paterfamilias de los Romanos, esta investido de una Dlultitud de dererhos semejantes a aquellos que el antiguo derecho romano investia en la autoridad paterna. Ann se conserva el respeto religioso que los ninos sentfan hace sus padres, y los ultimos eran obedecidos y sin titubear se cumplian sus 6rdcnes. Es muy raro el caso de un bijo que obrase contra la voluntad de sus padres, no importa cuan desp6tica sea. Pero, a peRar del hecbo de que los padres estan, pOl' costumbre, in\'e~­ t.i(los de un poder casi ahsoluto, son muy raros los casos en que ellos abusan de su autoridad. Lasujeci6nalaautoridacl paterna escompleta mientras tanto la persona no esta emancipada. En esLe ultimo caso 131 no posee nada, y to do 10 que gana pOl' medio de su trabajo personal pertenece al jefe de la familia, que puede disponer de ello a sn antojo. A fin de adoptar alguna determ: .â&#x20AC;˘ 'cion en asuntos de importancia, el pide el permiso de su parlre 6 el de la persona que ejerce la autoridad paterna. Yaun despues de la emancipaci6n debe el hijo consultar, en mucbos casos, la voluntad paterna 6 materna antes de con traer una obligacion grave. La casi absoluta autoridad del padre de una familia se extiende no solamente a los hijos sino tambit~n a la


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

557

madre de los mismos, que al casarse no se emancipa, sino que entra en un nuevo genero de autoridacl paterna representada pOl' el marido. En general, lacondici6n de la mujer en esta provincia, comparada con la de la mujer euporea 6 americana, es aun bastante primitiva y deja mucho que desear. l\Iientras permanece soHera, aun cuando sea mayor de edad, ella continua sujeta a la autoridad paterna y nunca queda emancipada. Cuando ella se casa su casamiento da Iugar a la emancipaci6n, pero esto no es mas que una ficcion de derecho, puesto que ella se con vierte rcaImcnte en subdita de una nueva autoridad paterna, que es la del marido, :i veces mus deKp(Jtica que la del padre. La sujecion de la hija 11la autoridad paterna del padrc es mus completa que la del hijo, puesto que ni aun Ie es permitida el dejar la casa para ir :1 un punto situado a cierta distancia cuando alg(m asnnto aS1 10 requiera; ye1 campo que ella tiene para el desarrollo de su actividad es algt'lll tanto lilllitado, siendo lllUchas veccs reducido a la casa misma. COIl respecto a los clerechos de los hijos a la herencia de sus padres, generalmente tienen las hijas poca participacion en ella, y cuando el padre se muerl(l y se verifica la distribuci6n de sus bienea el hijo I¡ecibe la mejor y mas grande porci6n de los mislTlos. Cuanuo la mujer se casa y trae cODsigo bie:t;les al matrimonio, el marido se encarga de administrarlos, disponiendo de ellos como si fuesen suyos propios. Una 111ujer casada no puerie celebrar contratos por S1 misma, yen cualquier negocio, por insigniiicanto qne Reu, ella necesita de la intorveDcion 0 autorizaci6n de su marido. Una de las costumbres mas curiosas, el origen de la cual se pierde en la oscuridad de la tradicion, y que aun se ODserva, es una Qlase de ley de costumbres entre las clases no instruidas acerca del matrimonio y de sus contratos preliminares. Despues que el novio haya sido formal mente aceptado, se 1 obliga a que preste servicios pel"sonales en la casa de los padres de la novia por espacio de uno, dos, y a veces mas afios, hasta que Hegue el dla fijado lJara la celebracion del casamiento. Durante este Liel1lpo el nov10 hace los trabajos mG~s pesados en la casa a fin de ganarse la vol un tad de sus futuros suegros, y hacerse una reputaci6n de ser un joven trabajador, y asegurar con ello la realizaci6n de su casamiento, pues si la c0nducta que eI observare durante el tiempo de su servicio no fuere tal C01110 se esperaba 6 no se amoldare a los caprichos de sus futuros suegros, la proyectada union no se realiza con seguridad. .A. veces el pretendiente no solamente presta servicios personales, sino que tambien trae consigo a sus amigos de vez en cuando yen dlas cuando se necesitan mG1s servidores en la casa en donde el esM sirviendo, teniendo lugar esto siempre durante el perlodo de la preparacion del terreno para la siembra del arroz y de la cafia de aZllcar, y cuando estas plantas requieren el cuidado del hombre para su coinpleto desarrollo y (ll1ral1te el tiempo de la cosecha. Es tambien costumbre el hacer regalos mGls 0 mOllO" costosos a los parientes de la prometida, seglln los recursos de los padres del p retcndien teo A la llegada del dia cODvenido para la celebracion del matrimonio, cuando este tiene lugar entre personas acomodadas se celebra un convenio entre los padres de los futuros esposos acerca de la dote que aql1eJlos del esposo han de dar it la esposa 0 a los padres de 0sta. En esta provincili se conocen dos clases de dote, una que se entrega a los padres de la muchacha, que segun general aceptacion no es estrictamente una dote, y constituye una especie de regalo que el pretendiente 0 sus padres dan a '111, prometida, y la otra es la que en esta provincia ha recibido el Dombre de "bigaycaya." Los padres del novio designan la can tid ad de la dote, que puede consistir en met:llico 6 en otros bienes, y al mismo tiempo los padres de la novia manifiestan una cierta suma, ,t fin de que despues de celebrar el matrimonio tengan los recien casados 10 suficiente para cubrir las primm¡as necesidades de su estado matrimonial y pueda servir como base para el principo de sus negocios. A veces los padres del

â&#x20AC;˘


558

POBLACION.

novio son los unicos que dan la dote, los padres de la muchacha se abstienen de hacerlo aSl mediante un convenio especial entre ambas partes. En cuanto a una costumbre que prevalece, vemos 10 que el Senor Sastron, gobernadol' espanol de esta provincia durante el regimen espanol, dijo en la pagina 52 de su obra titulada "Batangas y su Provincia:" "Otra costum bre que es digna de ser considerada es la que predomina entre los naturales de Batangas, de reunirse durante los nueve dfas siguientes ~lla muerte de un pariente en la casa en donde aquella tuvo lugar, para el fin de rezar el santo rosario en la iglesia porIa manana y porIa tal¡de. A la terminaci6n de los nueve dias los parientes yamigos del difunto se reunen en la misma casa y despues de un rezo breve pOI' el eterno descanso del difunto, se sientan a un banquete, que siempre es suculento, pero que se hace segun los recursos de la familia." â&#x20AC;˘ El respeto que en esta provincia se tiene pOl' el muerto raya Ii veces en una verdadera idolatda, y de alli es que todo el mundo se quita el sombrero, murmurando algun rezo pOI' el descanso del fallecido, cuando un funeral Ie sale al encuentro. Es muy raro el caso de un muerto de quien algo se diga mal. Debido Ii la sencillez de los habitantes y a la falta de instrucci6n de las masas, se conservan aun muchas supersticiones, legado triste de edades pasadas. La educacion l'eligiosa que recibieron, y que en gran manera favoreci6 la dificultad que se encontraba de abolir la supersticion, ha inflllido tambien en mucho para que las masas profesen una creencia general en actos sobrenaturales, que ejercian impresi6n profunda sobre su imaginaci6n oriental. POI' esta razon, a pesar de los cambios radicales que se han operado en esta comunidad, hasta la fecha tenemos que lamentar el que una mayoda de nuestros naturales crean en milagros y supercherias. La clase baja conserva aun su fe en el "anting-anting" (una clase de amuleto) y cree en la eficacia de las l'ezos en Latin para librar Ii una persona de un mal venidero. Como en el siglo pasado, en la presente epoca, todavfa se cree en la existencia del "Nono," "Tigbalan," "Asuang," "Patianac," "Lumalabas," "Mangcuculan," "Iqui," y otros espfritus malign os. Segun la creencia general, el "Nono" es el espll'itu de la gente de edad avanzada. Consiste la supersticion en pedir permiso del Nono, al entrar pOI' lugares desconocidos, como en los bosques, rios, arroyos, montafias, y otros sitios pOI' donde se va por primera vez; pues si no se pidiera perm iso, se incurre en la ira del Nono y esto causara alguna desgracia. Es tambien costumbre el pedir permiso del Nono cllando se tiep.e que cortar alg6n arbol grande, cuando se sacan algunas frutas, 0 cuando se esta preparando una parcel a de teneno inculto para su cultivo. Y cuando una persona cae enferma sin que se pueda encontrar alglln motivo que explica su enfermedad, se atribuye la misma Ii la mala voluntad del Nono, cuyo desagrado se ha causado mediante algun acto de falta de respeto de parte del paciente. El Tigbalan es un fantasma que, segun comun creencia, tiene la facultad de aparecer ante una persona bajo diferentes formas. Se cree que puecle imitar el parecido de alguna persona 6 cualquier animal, y se dice de personas que habiendo hecho amistad ~on el Tigbalan, se han convertido en salvajes y ya 110 quieren vivir en los pueblos. El Asuang es tambien un espiritu maligno que sllele aparE'cer de noche en forma de un perro 6 cerdo debajo de las casas ocupadas por mujeres en cinta 6 de aquellas que esbin en el acto del parto, a fin de matar el feto. El Patianac es el fantasm a de los Espafioles, y se cree aqui que es el alma de un nino que ha muerto antes de recibir el bautismo, y se dice que aparece en los bosques y canta como un pajaro. El Lumalabas es, segun popular creencia, el alma de una persona muerLa que aparece al hombre en este mundo en forma horrible. A veces su aparici6n ha causado la demencia 6 enfermedad grave de la persona a quien se ha aparecido. Serfa una cosa muy larga de contar 6 enumerar las form as que el Lumalabas adopta en sus apariciones delante de un ser viviente. El Mangcuculan es un hombre 6 una mujer que posee el poder de causar la enfermedad y aun la muerte de

I


1. PRESIDE:<TE DE AGUS ,,:< ( YI ..11"A:<O).

2. PRES ID E:<TE DE OROQ l ' IET ,1 ( \,1'-\1"":<0). 3. PRESIfn; :<TE DE ~II SA )"R ( YI , AYA:<O). 4. E:< OIER.I DOHES DE )IAHI:<Vl' Ql'E (T.\ GALOS). ,';. E:<l' )I EHAVOHES VE MA SBAT I-. ( \'I A 1"..\:< OS).


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

559

una persona que ha incurrido en su desagrado. Esta creencia es tan extendida que cuando se esparce el rumor de que una persona es un Mangcuculan muy pocas se acercan a la primera, y aquellas que as! 10 hacen, hacen todos los medios que estan de su parte para agradar a el 6 a ella. El Iqui es una persona que durante la noche tiene la Yirtud de volar, dejando parte de su cuerpo, de cintura abajo, en su casa. Se dice que el Iqui s610 vive del bfgado del hombre, y cuando el \"erifica sus excursiones nocturnas se estaciona en los tejados de las casas, y desde all( mata a personas enfermas por mâ&#x201A;Ź'dio de una lengua tan tina que apenas se puede distinguir, pareciendose a un hilo de a1godon, que penetra pOl' sus intestinos y causa su muerte. Lo que no se explica es el metodo que emplea para ex traer e1 hfgado. Entre los jugadores existe tambien la supersticion de que si a1 salir de su casa se encontrasen con un cadaver 6 unos funerales pasando porIa calle, ellos no deben de proseguir su camino hacia la casa del juego 6 la gallera, pues perderian irremisihlemente. Otras supersticiones hay que son de poca importancia y que dejare de mencionar, en esta memoria, a fin de evitar el que su lectura se haga larga y fastidiosa.

El gobernador inspector de la isla (taga la) de Marinduque dice: Aunque los Filipinos de todo ol archil?ielago tiene una base 0 fundamento comun de SllS maneras y costumbres, lIada mas justa es, sin embargo, el manifesiar que los hahitantes de dos municipios pOl' Jo menos de lVIarinduque se diferencian alglm tanto de sus compatriotas en 10 que se refiere :i la cuftura y al gran cleseo de asimilarse toclo aquello que se relaciona con la civilizacion moderna. Los residentes de Boac y Gasan, por ejemplo, rivalizan lUutuamente pOI' adquirir la supremacia en instruccion, a ricultura y comercio, un deseo que constituye un noble orgullo, puesto que su fin remoto es procurar el ensalzamiento del municipio a que pertenece. Una gentil aparencia, desprovi ta sin embargo de lnjo, aun entre los mas bajos campesinos de ambos sex os, lma economia en la vida sin llegar a la penuria, la aUHencia de grandes vicios, ~a proscripci6n del juego 6 del uso del tabaco de parte de las mujeres, y mas que todo la instruccion-estos son los caracteres laudaLles que se observan en los habitantes de esta isla. Es ciertamente muy agradable el ver pueblos como los arriba ciiados en donde las personas de mas imporiancia por rallon de su posicion y grado de instruccion no acuden a las galleras, que por desgracia es el vicio general en todo el pars. Tan cierto es esto que no existe una gallera ell Boac, pueato que jamas ha rendido buenas ganancias, y en Gasan el contratista se vio obl igado a intentar abrir su gallera tres veces, sin haber conseguido dar juegos consecutivos durante el curso de un ano. * * * Pero ademas de estas buenas cualidades es muy doloroso tener que confesar que existen costumbres que forman una nube densa que solamente la instruccion sera capaz de disipar can e1 tiempo pOI' medio de sus luces. Me refiero fi las supersticiones. Es un hecho que la supersticion esta en razon directa con el grado dejgnorancia; es decir, que mientras m,ls ignorante sea un pueblo mas snpersticioso es. De alIi es que los otros pueblos de la isla son relativamente mas supersticiosos que los arriba citados, sin que esto quiera decir que las supersticiones que estos tienen y practican sean en reducido numero. Las supersticiones mas importantes son hijas del fanatisl110 religioso y son comunes a todos los habitantes del archipielago. Estas son la creencia en el "antin-antin" (amuleto); el invocar y encimder una vela fl San Antonio cuando se pierde alguna cosa y se desea saber en poder de quien se halla; el veriticar la cosecha del arroz solamente durante el primero 6 ultimo cuarto de la luna, a pesar de ex istir razones poderosas para hacerlo cuanto antes, (;omo pOl' ejemplo la presencia de la langosta. La raz6n de esto es el creer que la cosecha serla mas abundante de 10 que generalmente podria ser. Existen otras supersticiones, acerca de los cuales no puedo decir


560

POBLACrGN.

si son 6 no comunes en el archipUllago, pero las cuales se practican en esta comarca. Esas son las siguientes: Cuando alguna familia pierde alguna cosa y sospec.pa que alguno de los criados en la casa es responsable de la desaparicion, se Ie hace masticar arroz crudo. Si la saliva que se forma es clara y acuosa, entonces la persona que ha masticado el arroz es inocente, de otro modo se Ie considera culpable. Cuando se construye una casa no se han de caval' hoyos para los arigues del costado derecho de la misma, si estos no se han de colocar en enos durante el dia 6 antes del crepusculo, pues de otro modo algun miem bro de la familia estaria en peligro de mori.r, pues se considera que el hoyo se parece a una sepultura de un cadaver. Pero se cree que eIlos pueden evitar este peligro, cuando las cosas ocurren contra su voluntad y se les hace imposible el colocar los pilares en el hoyo durante el mismo dfa, colocando provisionahnente en enos uno 6 mas palos de cualquiera clase que hagan Jas veces de los verdaderos postes; entonces el agujero deja de ser una sepultum, puesto que el fin para que sea abierto es manifiesto. El primer pilar que se ponga debe tener en su base pOI' 10 menos Wla moneda de plata, puesto que de este modo el dueno de la casa siempre tenc1nt dinero, annque moy poco, C01110 producto de su trabajo. El dinero entenado had. que el dl1eno de la casa viva con mucha economfa. En la construccion de una puerm, si la casa es de can a, se deben construir antes los postes de la puerta principal, pues de esta manera el dueno de la casa siempre encontrara. dinero facilmente-es decir, el dinero entrara en la casa con rapidez. La cafia usada en la construccion <1e urna casa no ha de estar quemada, pues de 10 contrario los cienpies caerian del techo. Otro tantro ocurriria si se barriese la casa de noche. A fin de sembrar arroz ~n, un, ca'ing7Jne el duefio del terreno debe ir el mismo a las 12 de la noche del dia anterior al en que se ha de verificar la siembra, y depositar en el mislllo la semilla con gran cuidado al pie de una cruz colocada de antemano en medio del campo. Algun0s granos de la semilla ~e llevan consigno y se entierran. Esto se hace ,1, causa de la creencia de que cuando la semilla germina no ha de ser molcstaela pOl' los pajaros 6 insectos, aun cuando no se cuide el terreno; y cuando al verificarse la cosecha del arroz se observare que parte de la siembra ha sielo destruida pOl' las ratas, el duefio trata de ocultal' este becho a los otros, y aun a su propia esposa, y recoge del suelo los granos esparcidos, enternl,ndolos en un sitio lejano, pues con esto se cree que las ratas no volveran a molestar la siem bfa. Despues que el arroz haya llegado a su madurez el dueno debe de sacar el cesto mas pequeno de que dispone y poner dentro de el, de antemano, dos 6 tres paquetes de arroz todavfa en su paja, pero esto se ha de hacer mientras la marea esta alta, puesto que asi, pOI' pequeno que sea el terreno, la cosecha ha de ser grande. Siempre que se ha de trillar el arroz nadie debe de tocar la bodega en clonde esta clepositado antes que su mismo dueno, pues de otro modo la cantidad del arroz que sc ha de trillal' se disminuirfa. Existen otras supersticiones entre la gente del pueblo, pero su naturaleza se COllfunde tanto con el fanatismo religioso que este ultimo nombre deberia de aplicarse realmente a ellos, y pOI' este motivo no se explican aqul.

El gobernador inspector de la provincia (tagala) de Masbate, dice: Los naturales de esta provincia son, pOl' 10 general, indolentes a causa de sus pocas necesidades y la fertilidad del suelo. Ellos son de temperamento alegre y vivo; son amantes de estar en la sociedad, de las diversiones y placeres. Profesan un amor profundo a su hogar, y conservan en su pureza, Ja fe y religion de sus antepasados. Son templados en el comer, modestos en el vestir y sencillos en sus maneras. Son pacificos, comedidos, respetuosos, hospitalarios y agradecidos hacia aquellos que les


CARAUTERES DE LAS TIUBUS CRISTIANAS.

561

tratan bien, pero muy rencorosos y silenciosos y paciente cuando se les maltrata, y dados a pelear y son vengativos cuaudo se les ofrece una buena ocasi6n. Son mu)' del:lconfiados de los estraftos, debido al hecho de que los extranjeros, con mLl)' pocas y bOl1rosas excepciones, han explotado las idiosincracias arriba mencionadas de la gente de esta region. J uzgando nuestro pasado, examinando con cuidado el presente, y dil:lclltiemlo el porvenir, toda ley 6 disposici6n qne emane del gobierno 0 de las alltoriclades const.ituidas es para e110s objeto de opiniones 6 conjeturas. Ellos cstan ellteramente poseidos de los derbc .10S legitimos del pueblo fili pino y sin excepcion aSpil'all a let auionomia, y, convencrdos de la inutilidad de las medidas violentas, cspera.n cOllseguir ese regimen pOl' medio de la evoluci6n pacifica del desinteres proverhial ch- la naci6n magniiuima de Monroe. Entre las clases bajas y menos instruidas se practican algunas supersticiones rei'erentcs ,1, la agricultura, { la curaci6n de enfermedades, :i la pesqueria y al matrimonio. Existen creencias supersticiosas acerca del origen de las enfermedades, la apal'lcion de espectros, espiritus malignos, y la virtud de los amuletos, ya con l'espeto 6, los viajes 6 la pl'edicci6n de acontecimientos futul'os. Pero de dia en dia se puecie nolal' claramente que tales evidencias del paganismo van dando lugar (t la march a conquisiaclora de la civilizaciuu, que a pasos gigantescos va penetrando allll pOl' las cabanas campestres.

El g-obemadol' inspector de la provincia (blcol. y tag-ala) de Ambos Uamal'ines dice: Ambos Camarines es conocida como una provincia bieol, y su capital, Nueva C,tceres, esta reconocida como 1 centro de la regi6n bicol, incluyendo las ]Jrovincias de Albay y Sorsog6n. La inmensa mayorfa de 1 s habitantes de la provincia pertenecen ll.la tribu bieol, siendo la unica excepci6n importante Camarines Norte, que anteriol'mente cOllstitula una provincia separada, en donde predominan los Tagalos. En aquel (listrito los pueblos de Capalonga, LaM, Indan, Paracale, MambUlao y San Vicente son casi todos enteramente Tagalos; Basod, el pueblo mas cercano a. los lfmiies de Camarines Sur, es bicol. Daet y Talisay tienen poblaci6n mezclada, predominando la tribu tagala. Cerca de Daet es donde parece existir la lfnea en donde se juntan y entremezclan los habitantes de ambas tribus, y en elicha localidad ambos idiomas, el tagalo y el bicol, se hab}an al mismo tiempo. SegCll1 he ido observando, los pel'juicios de tl'ibu ejercen muy poca 6 ninguna influencia sobre las relacioues sociales 6 polfticas dâ&#x201A;Ź los habitantes, y, apesar de una impresi6n mas 6 menOl:, general existente entre los Americanos y extranjâ&#x201A;Źros, los Tagalos de Camarines Norte son buellOs cilldadanos, tan pacificamente dispuestos y leales hacia el golJiel'l1o como los habitantes de cualquier otra tribu 6 distrito. El municipio de Duet, un pueblo hahitado pOl' Bicoles y Tagalos, puede 8ervir de modelo, pues sus funcionarios y conHejeros municipales forman un cuerpo de personas excepcionalmente capaces, y si bien l'epresentan intereses variados y los m,ls de elIos son competidores y ri vales comerciales, la nu'is completa harmonia existe entre ellos cuando se reL1nen para el desempeno de sus deberes o11ciales y para tratar de asuntos que se re11eren al bienestar publico. En todo el resto de la provincia el idioma mas generalmente usado es el bicol, pero rstc est,t sujeto a tan grandes variaciones en las diferentes localidades que se haya real mente tlividiuo en distintos dialectos, cada uno con un sinmimero de diversidades en su pronnnciacion, acento y localismos. Como la inmensa mayoria del pueblo no tiene conocimiellto del espaiiol, y pOI' consiguiente s610 dispone del dialecto local COlllO Stl tinico medio de comunicaci6n, elI os eshtll mu)' lejos de constituir un pueblo unido, pues los residentes de pueblos sepalrados solamente por unas cnantas mil1as, se consideran ml1tuamente como extranjeros. Sin embargo, la disposici6n pacifica 13707-YOL 1-05-3{)


562

POBLACI6N.

del pueblo, adem as del hecho de que sus lu'i,bitos no les impiden mucho a realizar viajes, evita que la falta de harmonia en 10 tocante allenguaje sea la causa de disenciones 6 de una rivalidad entre las diferentes partes de la provincia. Los distritos montanosos contienen un numero relativamente pequeno de llamados "Igorrotes," mas propiamente denominados, segun creo, "Negritos." Est-a gente recibe diferentes nombres, segun Ia localidad que habitan, como" Agta," "Aeta," etc., pero todos son del tipo negrito. Mezclados con los Negritos de las montanas existe otra clase conocido con el nom bre de "Cimarr6n," que son los cristianos Filipinos renegados y los descendientes de estos, y las personas que han preferido voluntariamente una vida salvaje a la de vivir en comunidades civilizadas. Entre la clase cimarr6n tambien se encuentran criminales escapados y fllgitivos de Ia justicia. Esta clase no es de importancia en numero ni bajo otro concepto. Las masas del pueblo en tiempos pasados no han tenido facilidades para la instrucci6n y son en extremo ig.q.orantes y supersticiosas. J efes de importancia con facilidad les dirigen y mandan; son credulos como los nmos,. cuando tratan con personas en quienes tienen confianza, pero son ariscos y descollfiados de los extranjeros. Son de cadLcter comedido, respetan la ley, de natural pacifico, y de buen humor, y poseen una capacidad intelectual tal que a mi juicio, la instrucci6n universal yel aumento de las facilidades les elevarfan a un grado de civilizaci6n mayor que el de cualquier otro pueblo asiatico. Un cadcter muy notable de la gente de aqui es la facultad agresiva que demuestrall las mujeres y su evidente superioridad sobre los varones en 10 tocante a los negocios. Siempre que una familia se eleva de la clase baja de la sociedad a una posici6n relatiyamente acomodada y de importancia social, pOI' 10 general se sabe que esto se debe al tacto, energia y atenc' 6n a los negocios desplegado porIa mujer en esta sociedad matrimonial. Las mujer s son, cllando s inclinan a ello, fuertes jugadoras, y usan bebidas intoxicantes, y son mas inclinadas a sentiI' rencor pOl' alguna violencia personal empleada al tl'atal' de arreglar sus diferencias que los misJl10s hombres. Los habitantes son general mente sociales, muy aficionados a la musica y al baile, demostrando gran habilidad en ambas artes, y son sumamente hospitalarios. El vicio que les empequenece es el juego. La pasi6n pOl' el juego esM muy arraigada en todas las c1ases y es la causa路 de muchos malos resultados. Existen, sin embargo, motivos para creer que con el tiempo, con la extension de la instrucci6n y el aumento de los conocimientos en general, y la intl'oducci6n de los juegos atleticos y otras formas de sport y divel'siones racionales y legitim as, desapareceran la influencia de Ia mesa del juego y de la gallera; y si bien no es posible esperar que el mal del juego ha de desaparecel' pOl' completo, es 10 cierto que, pOI' los medios arriba mencionados se pueden disminuir muchisimo. Considerandolo todo, pue(:le decirse que los habitantes de esta provincia se encuentran en la actualidad en un estado bastante pr6spero, y la situaoi6n es mucho mejor de 10 que era hace dos anos. Juzgados bajo un punto de vista occidental, no puede decirse que este pueblo es ambicioso y trabajador. Ellos no son gente dada a penRar en la manana, sin6 que viven al dia y no estan generalmente dispuestoB a trabajar mas de 10 que necesitan para subvenir a sus inmediatas necesidades. Son, sin embargo, fieles y laboriosos cuando se les da un trabajo que les promete una buena remuneraci6n, pero una vez terminado el trabajo, y tan pronto como ellos se encuentran en posesi6n de una cantidad suficiente para su sustento pOI' espacio de algunos dias, no a,~ostumbran, pOl' 10 general, buscar otro empleo hasta tanto que este pequeno ahorro se haya t.erminado.

EI gobernador-inspector de la provincia (visaya) de Capiz dice: Hasta la presente epoca, una de las costumbres observadas es el prof undo l'espeto que se tiene hacia la gente de mas edad, basta tal punto que una falta de l'espeto


CARACTEREH DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

563

(Iemm;trada por un hijo hacia sus padres es conRiderado como un sacrflegio y trae ('onsigo la maldici6n. Un joven qne este galanteando una muchacha esta tam bien obligado aprestar servicios a los padr"i:! de AU pretendida por un espacio de dos ailoR, y ll. tener su propia rafla, sin cuyos l'Cflui.itOA no se Ie puede aceptar como marido de aquella. RJlOfl ROil, por 10 general, supersticiosos y creen en apariciones, encantos y otras, supercherfa:-;. 1\Tuc'hol'l (licen que uno (Ie sus antepasados se muri6 porque se puso acortar un arbol Hamado "I/1'o/l/;" (viejo), el otro por haber visto una aparici6n Hamada "tiktik" 0 "aSII!(fltg" (espfritus malignos en forma de animales, como un gato 0 perro, 0 en forma Illlmana, ya de un viejo 0 de una yieja), en los bajos de la casa y durante la enfermeda(l (Ie un miembro de la familia. Aun en la misma babfa de Bataan, en donde existen peAqnerfas de perlas, se halla un sitio en donde un buzo no se atreve a trabajar, puC's se cree que en el fondo, en doude se encuentran conchas que contieuen perlas de Jmen tamaiio, nadie puede estar, a causa de la presencia de un pescado enonnc que guanla aWlellos lugares y matad a todo ser humano que路descienda hasta el [ol1c10. Entre las tribus de las montafias y la clase baja se 'c ree en la transmigracion de las almas, y en la actualidad hay algunos pillos que se hacen pasar como el Papa Macario y cl Padr(' Juan, que lllurieron haee alios. El primero adquirio celebridad durante la revolu('i(lll contra Espana, pOl' haber sido uno de los jefes de las tribus de las montailas de Tapaz y Jamindan, que quemaron y saquearon los pueblos. EJ otro era un f'acel'dote coadjutor que estu\'o \'iviendo en las montanas, haciendo milagroR)' cmas maravWosas, segun 10 manifiestan los habitantes viejos, y que murio en la i~la de la l'aragua, a donde fue deJ?ortado pOl' los Espanoles.

EI g'ohernador-inspector de la pl:ovincia (visaya) de Bohol dice: POI' regia general, los habitantes de Bohol no se diferencian mucho en sus costumhres (Ie los dcm:.ls Filipinos ci vilizados, pero con tOllo sus caracteres son el amor a la paz y a la justicia, su respetuosidad bajo todas las circunstancias, su modestia, hospitalidad y trato cortes hacia los miembros de la familia yestrafios, y su moralidad. Existell tradiciones respecto de antigua co tumbres supersticiosas, que la gente de la generacion presente las ha desarraigado pOl' completo-es decir, no las practica ya, !lues las considera contrarias a los dogmas de la religion que profesan. 1 Los habitantcs de Bohol siguen una yida adaptada a las necesidades de sus costumbres, y bajo un punto de vista economico puede decirse que su manera de Yivir ba estado y esta adapatacla a las circunstancias de los tiempos. Es posible que la adopci{m de nuevos metodos y la relegacion de los medios anticuados que solian emplear para el desarrollo y progreso de la agricultura, industria y comercio, que se hallan paralizados 0 en un estado embrionario, causen su prosperidacl, hacicndoles que C<'lmbien en una condicion diferente de la que hasta el presente tienen-es decir, un estado que no se puede calificar de pobre ni tampoco de rico.

El gobernador-inspectol' de la provincia (visaya) de Negro!:> Oriental dice: La pohlacion se puede considerar dividida en tres clases, La primera esta compuesta de familias que, (l causa de su riqueza y cultura, gozan de lma posici6n acomoda (0 in(lependiente. La segunda elase se com pone, en su mayor parte, de familias honradas 6 industriosas, de regular fortuna, que son lllUY economicas, tienen pora ambici<m, son amantes del orden y hospitalarias. Son felices pOl'que no tienen 1 Se ('ree qne eRta manifestacion es bastantc radical, pues se tiene entemlido que todos los Visaya;; tienen poeo mas 0 menos las mismas superstieiones.-El Di1路ecloj'.


564

POBLAcr6N.

mas que pequenas necedidades, y tienen una posicion relat.ivamente acomodada. La tercera clase esta formada por los pobres, que son los labradores de los campos, los criados, pescadores, etc. Son, por regIa general, ignorantes, y, pOl' 10 tanto, fanaticos y supersticiosos. Su falta de instrucCion ha creado solamente muy pocas necesidades, y esto les hace pOl' consiguiente indolentes. Son generalmente sobrios y de constituci6n fuerte. Los mas de e110s solo comen dos veces al dia, y su alimentaci6n consiste en mafz cocido en agua, y pescaditos salados, de tal manera que por Mrmino medio la alimentaci6n de una familia que vive en el campo solo cuesta 25 centimos en moneda mejicaua al dia, y de 40 a 50 centavos si es en los pueblos.

El gobernador-inspector de la provincia (visaya) de Negros Occidental dice: Existe la creencia de que esta isla fue primeramente habitada por los N egritos, de quienes tom6 su nombre actual, y que mas tarde fueron aquellos empujados hacia el interior pOl' los primitivos Malayos. Siend(}ambas razas refractarias a la civilizaci6n que les ofrecieron los habitantes de Panay y de Cebu, fueron a su vez obligadas a vivir en las montaiias pOl' los nuevos pobladores, que pusieron la isla en su estado actual. Los habitantes de Panay y Ceb~l trajeron consigo ,'1, la isla de Negros su civilizari6n, habitos y costum bres. Po,r esta raz6n, en la zona al oeste de la cordillera de montanas se habla el visaya panayallo y se observan las costumbres de Panay, al paso que en la zona oriental se habla el visaya de Cebu y se observall las costumbl'es y habitos de la isla cercana Ii la regi6n que las practica. Con respecto a la provincia de Negros Occidental, sus treinta y un pueblos, desde lsiu hasta Sagay, situ ados en la costa occidental, hablan el panayano, al paso que el idioma que se habla en los pueblos de Escalante, Calatrava y San Carlos, situados en la costa oriental, hablan el cebuano. Los Filipinos, pOl' consiguiente, de esta parte de la isla no se diferencian de los demns del l'esto del al'chipielago, especialmente de, los de las islas vecinas. Su caractel' eR pacifico y respetuoso, y las costumbres de la clase rica e ilustl'ada son tan diferentes de las de la clase pobre (1 obrera, que al paso que la primm'a vive a la EUl'opea y es estudiosa e industriosa, la segunda todavfa tiene los resabios de la civilizaci6n primitiva yes fanatica en su religi6n y pasa su existencia sin preocuparse mucho del manana. Entre la clase no instruida, compuesta de gente pobre, predomina la superstici6n, y BUS formas son tan variadas que se podria escribir un libro acerca de ellas. Bastara, sin embargo, mencionar algunas de elias, como, por ejemplo, el creer que despues de alg11na invocacion vuelven los espil'itus de sus antepasados, de modo que existfa pOl' aquf el espiritualismo mucho antes aun que la obra de Allen Kardec Ie hiciera famosoLa creencia en el espiritu de los bosques yen el espiritu del arroz entre la gente cam. pesina merece notarse por causa de su caracter general. Antes que se trabaje en un terreno, pOI' pequeno que sea, y antes de plantarse la semilla, de recogerse la cosecha, se hacen ofrecimientos especiales a estos espiritus. Tambien se cree en los amuletos, asi como tam bien en los pronosticos, encantos, y otras muchas cosas que seria imposible mencionar en una memoria, pero que, pOI' su caracter, serfa posible considerarlas como importadas al pais a causa de su semejanza con supersticiones conocidas entre ciertas clases del pueblo espanol. Se hace tambien necesario confesar, aunque el hacerlo asf nos avergiienza, que la prostituci6n de la religi6n cat6lica, que las comunidades religiosas ensefian en este palS de la manera que les place, ha contribuido en gran manera a la creencia en sllpersticiones y al terrible fanatismo del pueblo ignorante. Esto ha dado motivo a que este crea en los milagros mas estupendos y ridfculos, a las practicas mas risibles, pretendiendo obtener la intercesion de los abogados celestiales en las cosas mas


CAHACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

565

triviaJes de ]a vida ordinaria, y a otl'as creencias surgidas de la ignorancia fanatica y de la fermentaci6n de un estado primitivo, credulo e incivilizado. La riqueza y la pobreza de este distrito estan por 10 general en un estado permanente. La primera ee, por decirlo asi, el patrimonio de la clase superior, que, segun se ha manifestado mas arriba, es la clase estudiosa y diligente, puesto que persigue su ideal de vivir con comodidad, con lujo y hasta con placer. Raras veces se arruina una familia que est:i en posesi6n de fortuna regular, sino que, al contrario, este patrimonio se aumenta de dia en dia, debido al trabajo incesante que se emplea para agrandarlo. Un Filipino acaudalado raras veces se aventura en arrieegar su fortuna en especulaciones, como 10 hace el Anglo-8aj6n, que aumenta su capital en proporciones fabulosas 610 reduce a un minimo insignificante. El se queda satisfecho con ganar una pequefia suma, y esa suma pequefia bajo bases seguras. Oasi todos estill dedicados a la agricultura. La pobreza es caracteristica de la clase trabajadora, yes permanente en la misma. Ha habido casos-muy raros, por cierto-en que un obrero, pOl' medio de trabajo constante, costumbres ejelllplares y mucho cuidado, se haya despues de cierto tiempo encontrado en posesi6n de una pequefia fortuna que Ie proporciona un regular pasar. La pobreza, asi Hamada propiamente, no existe sin embargo en esta provincia. Esto es debido al hecho de que la vida es relativamente barata, pues la naturaleza es muy pr6diga en el palS, y sin gran esfuerzo la fertilidad del sue]o facilita 10 suficiente para su sostenimiento.

EI g-obernador-inspect0r de la provincia (visaya) de llollo dice: Las costumbres y manera de vivi1' de los habitantes de ]a provincia son flor 10 general identicas 6 muy semejante a jas de las otr provincias del archipielago; ellos sOn comedidos, templados, sencill s y hospitalarios, en todos sentidos. Estan muy apegados a sus hogares y {L sus fampias, de los que no se separan sino cuando se ven obligados ~t buscarse la vida en otl'a parte. 8iguiendo Sll costumbre primitiva, en ]a mayoria de los pueblos del interior de la provincia, los padres hacen que sus hijos se casen {t una edad muy temprana. No es cosa rara el vel' a nifiafl de 12 afios para arriba, aun muy tiernas, casarse con j6venes de 14 6 15. Ni tampoco es raro vel' en algunos puntos que los hijos contraigan matrimonio antes de haber llegado a la pubertad, y que se consuman tan pronto como la esposa Hega a. la edad de 12 afios. Esta -costwnbre vii, sin embargo, desapareciendo gradualmente, y en la presente epoca SOil muy raros los matrimonios de este genero. Existe tam bien Wla costumbre, pOI' 10 menos en los pueblos del interior, que consiste en que, cuando los padres de la muchacha aceptan la oferta de matrimonio del pretendiente, Ie piden algo; si el es pobre, que preste servicios a la familia pOI' cierto tiempo antes del matrimonio; si es rico, que haga construu' una, casa qne ha de servir de habitaci6n de la pareja cuando se caRe, 6 de ot.ro modo que mejore 6 agralJde la casa de los padres de su prometida. 8i estos requisitos no se cnm plen entonces los padres de la prometicla se consic1eran pOI' su parte relevados de la obligaci6n. Si ellos son comedidos y templados en sus costwnbres, no 10 son menos en su alimentaci6n. Oon la excepci6n de aquellos que viven en la capital de la provlllcia y en los pueblos vecinos y del litoral, en donde la carne y el pescado constitnyen los artfculos principales de sn alimentaci6n, la comida principal de los de la dase pobre consiste en verlluras y otros prodnctos de ]a tierra, que a. cansa de sn fertilidad facilita al hombre todo 10 que necesita con poco esfl1erzo de su parte. Puede clecirse que los habilantes ill1strados de ]a provincia no son supersticiosos, aunque la clase ignoralJte todavfa COllserva algo de sus antiguas supersticiones, como el de 110 atreverse It cortar ciertos {u'holes que enos cl'een que puede producir cierta enfermedad, 6 el temor de hacer a]gunas excavaciones en el terreno (UttngStl cl)


566

POBLAcr6N.

por la misma raz6n, y otras creencias populares de este genero. Las antiguas creencias supersticiosas ban desaparecido bajo la influencia de la religi6n catoIica y de la ci"ilizacion; pero pOl' razon de otras pntcticas que se han introducido aquf, puede decirse que en esta provincia, como en todo el archipielago, existe entre los habitantes un verdadero fanatisruo religioso.

El gobernador-inspectol' de la provincia (visaya) de Ceb(l dice: Apenas existen peculiaridades que puedan de un modo muy marcado distingnir a los Cebuanos de los demas habitantes de la islas. 8u cultura, religiun, idiosincracias, maneras y costumbres son semejantes. N6tase, sin embargo, entre ellos, mayor actividad industrial que en las provincias vecinas, especialmente en 10 que respecta ,t la agricultura, debido quizas a la necesidacl de aumentar la producci6n. EI suelo de Cebll no es por naturaleza extremadamente fertil, y se necesita el trabajo manual a fin de poder cubrir las necesidades del hombre. La gente com11n es pOl' 10 general dada a dar creencia ,l supersticiones. Tienen ellos mucha fe en la religion cat6lica, alguuos de cuyos santos son objeto de gran veneracion y devocion, haciendo los babitantes de un pueblo peregrinaciones a otros pueblos cuando sc celeb ran las festividades religiosas. Son, pOl' 10 general, indnstriosos, y la proporcion de los perezosos y vagos es muy insignificante. Las mujeres son mas activas que las de sn sexo de las otras provincias. No solo ayudan al hombre, sino que tam bien compiten con el, u veces, yen las labores de la casa y en negocios al pOl' men or Ie aventajan. La guerra ha creado en ellos independencia de caracter, y es cansa de Sll desr'onfianza hacia los extranjeros. Tambien la guerra ha causado una gran postraci(m a causa de la destruccion de m~cbas fuentes de riqueza.

El gohernador-inspector de la prodncia (visaya) de Samar dice: Con respecto {t la poblaciun de esta provincia, la manera de vi vir del pueblo es sumamente buena, y es pacifica y respetuosa hacia las alltoridades. Como gobernadol' de esta provincia, tengo el honor de manifestar que el pueblo cumple religiosamente' las 6rdenes dictadas pOl' el gobierno. Debe hacerse entender, con todo, que un pequeno numero de los habitantes es sumaruente ignorante y, debido quizas a este estado de ignorancia, es en extremo supersticioso. Creen en superchenas, apariciones y espfritus, en la virtud de los amuletos y del" antil1g-anting," siendo ellos los que forman el nucleo del bandolerismo en esta provincia de Samar. El celebre bandido Pahlo de la Cruz, Ilamado Papa Pablo 6 San Pablo, que tanto dio que bacer en tiempos del gobierno espanol y que hasta hace poco ha estado perturbando la paz de esta proyincia, es uno de los miembros del mismo. Las costnlll bres del pueblo son patriarcales; es una gente sencilla y hospitalaria y, pOl' 10 general, de regular fortuna, pues la provincia es rica en S1.

EI gobernador-inspector de la provincia (visaya) de Surigao dice: Los naturales son hospitalarios y gustan de diversiones y reuniones de familia. La mayoria cree en milagros de los santos y en el "anliflg-Clntitlg." Gastan la mayor parte de su dinero 0 ahorros en celebrar cada dia la festividad del anto patr6n del pueblo, y en fuuerales y misas pOl' el eterno descanso de las almas de los difuntos. POI' 10 general, cada uno tiene un pedazo de terreno, con cuyos productos tiene 10 suficiente para mantenerse. Siendo de regular pasar, no puede cIecirse que son pobres, ni tam poco se les pucde considerar ricos. Este estado es permanente, no estancIo inc1uidos aquellos que disponen de medios para vivir con holgura. Una gran mayoria de la gente no acostumbra a lavarse cuando se levanta al amanecer, pero en cambio se baria una 6 dos veces ala semana y es limpia y aseada en sus vestidos. Barren sus habitaciolles ca(la dia pero no las friegan.


GOBERNADOR- I NSPEC'fOH CLIMACO \' PRESIDEXTES, PROYlNCU DE C Imll (nSAYAI'OS ) ,

PRESIDENTE

DE 1.0

Pl'EBLOS DE .TARO Y LA P,' Z, COl' Er. GOBERNADOR-II' PECTOR DELGADO, PRO \'l I'CIA Dr: TLO I LO ( \'IS A YANO ).


/


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS.

567

La vida sencilla e industrit'lsa de estos naturales, yel genero de su alimentaci6n, que solamente consiste en aquelIo que cosechan en sus campos, contribuyen en general a su buen estado de salud y a que bajo condiciones ordinarias Ueguen a una edad avanzada.

El g-obernador-inspector de la provincia (visaya) de Misamis dice: Los babitantes de esta provincia son generalmente francos y sinceros, pues la mil:lma ha sido visitada por pequeno numero de extranjel'os 6 inmigrantes de otras provincias del arcbipielago, con excepci6n de Bohol, cuyos habitantes son d6ciles; por consiguiente se couservan las costumbres patriarcales y hay lUuy poco vicio. La riqueza de Mindanao facilita a sus habitantes los medios de vida a muy poca costa. Este hecho sumado a. su natural sobriedad, hace que 10 que es conocido entre nosotros bajo el nombre de "lucba por la existencia" sea desconocido entre ellos, y se nota por 10 tanto entre elIos bastante apatia y muy poco deseo de trabajar y economizar. En los pueblos mas lejanos de la cabecera y de los pueblos mas adelantadoH es en donde esta indolencia se hace mas notable. El indolente vive :i costa del trabajador; los primeros estan seguros de que no les faltarii, que comer mediante la hospitaJidad de los segundos, que pOl' Sll parte son tan poco previsores que se acuerdan del porvenir. La snperstici6n esta muy arraigacla entre las masas ignorantes, y jamas se ba presentado de un modo tan alarmante como basta el presente, 6 desde que se ba C'stablecido la lib61'tad de, cultos. De la anal isis hecho ace ca de esta materia se pueden bacer Jas siguientes deduc("iones : Las clases bajas de esta provincia, y quizas de todo el archipielago, el:'tan IIllly predispuestas :i las supe,stici(!)nes, y los padres 6 frailes se dedicaron a cultivar ('sta predisposici6n en vista de los beneficios materiales que sacaban de ella. La C'l'eencia en bechos sobrenaturales 6 milagros era el medio empleado para aumental' la venta de escapularios y rosarios, y para conseguir ricas of rend as para las iglesias {: imllgenes consideradas como milagl'osas. 路 Las peregrinaciones a conocidos santuarios, con sus novenas y misas cantadas, producfan una fuente de ingresos que no era de despreciar, sin contar ademas con el prestigio y la fama que se adquiria pol' fi'llo y que les servIa de protecci6n para imponerse sobre los fieles. Sin embargo, Ja superstici6n tenIa pOI' {mico objeto e1 beneficiar II Ja iglesia y estaba reglamentada y monopolizada por la misma. La iglesia procuraba que los cristianos convertidos en ciegos creyentes no se separasen de la fe indicada a ellos. Con todo, la revoluci6n vino, Jas iglesias parroquiales se encontraron desiertas, y el plleblo sumergido en la sl1perstici6n se encontru de repente sin gUlas, y Jos agitadores se aprovecharon de esta aberraci6n religiosa y predisposici6n religiosa especial para formal' sociedades que comenzando pOl' celebrar servicios religiosos fue1'on degenerando en una rebeli6n contra el gobierno constituido. No se conocen grandes fortunas en esta provincia, ni tampoco Ja pobreza entre las cJases indigentes lIega a un grado de sufrimiento verdadero, puesto que su caracter templado pOl' naturaleza hace que eUos se acostumbren a las circllnstancias y a medir sus necesidades. Las costumbres y habitos generales de estos habitantes, Sll vida pacifica, sus ambiciones limitadas, su moderaci6n en el desgaste de sns facultades moraJes y fisicas, podrian ser los motivos principales de Ja conservaci6n de su salud y 101lgevidad, si ellos tuvieran siquiera una ligera idea de 10 que es la sanidad y conocimientos senci110s de las medicinas easeras y de Ia tel'apeutica racional, que sean para su propio bien, no en casos de enfermedades graves que requiemn Jos servicios de un medico, sino en padecimientos comunes que, aunque insignificantes en un principio, al cabo de algtin tiempo se hacen peligrosbs por causa de un tratamiento er1'6neo. La calentura malaria, pOl' ejempIo, cuyo remedio especifico es la qui nina, no ba causado tantos


568

POBLACI6N.

(laiio en la capital, pOl'que la gente es mas ilustrada y ha sabido empleal' este reme<lio, al paso que en los pueblos en que, a causa de su ignorancia, los habitantes desconocen attn la existenoia de este remedio valioso, esta enfermedad ba causado mM; yfctimas que el mismo c6lera.

El honorable W. II. Taft, Secretario de la Guerra, que como gobernador de las Islas Filipinas, estuvo visitando todos los puntos del arcbipieJago, estuvo en frecuente contacto personal con naturales de todas Jas clases sociales, y que ba hecbo un estudjo profundo de sus caracteres, los describe del modo siguiente: Contrasten 11. los Filipinos con otros lYIalayos y pueblos orientales, y les pido que me mencionen a otro pueblo que ofrezca mas oportunidades para su desarrollo segun 10 exige la ll1anera de pensar de los Americanos que los babitantes de estas islas. POl' de pronto bay que notar que ellos son cristianos, y asf 10 han sido p ,1' espacio de trescientos aiios. No se dint que be sido parcial bacia los frailes espanoles y la sobcranfa espanola en el pafs, pero estoy dispuesto a admitir de la manera mas cOlllpleta, la deuda que estos habitantes yel mundo entero deben a Espana y a sus frail es }lor h aber cl'istianizado a siete ll1illones de Malayos y por baberlcs dado, hablando en terminos generales, principios oristiano modernos. Es verdad que su religion cristiana difiere 11 "eees de la de Europa 6 America, pero para los fines de haeer que el inc1ividuo sea susceptible de recibir la influencia elcvadom de In instru cci6n y otros adelantos de la ci vilizaci6n, estos h abitantes sobrepujan en mucho. siglos 11. los J\Iahometanos y Budistas. El Mabometano, el Budista y el Chino mirall con superioridnd desdeJ10sa los esfue.,r7.0s que una l1acjon europea cristiana hace porll1ejorar su condicion. ElIos]]o desean un gobierno popular, no ambicionan libertad individual. A un desarrollo de este genero e LI os presentan un muro insuperable de deaden y desprecio. * * * Espero que se me considere como un hombre razonahIe, y que se entienda que no estoy dispuesto a renirme con aquellos que no piensan 10 mismo que yo. Se que los hlibitos del criado filipino son insoportables para el Americano que acaba de desembarcar en las islas; se que la indol encia y cl poeo c1eseo de alquilar su vchfeulo que demuestra el cochero son suficientes para hacer que uno cste maldiciendo. Se que tenemos ejemplos de traici6n muy horrible y de crneldad de pil'te de Jos Filipinos; se que el Filipino esta predispue. to a ocultar sus verdaderos f'entimientos, cuando estos se oponen a la persona con quien esM el bablando, y sr, tambicn, que esta manera de ser es bastante para impacientar al Americano y para que ('ste maldiga de la raza. Cuando se excitan los sentimientos de animadversion de uno es diflcil el que uno se contenga y no de expresi6n a sus sentimientOR. Yo ('reo que la acusaciun de traiciun que se les hace es injusta, pOI' este motivo; eUos 8011 ori ental es, y gente de esa raza acostumbra a decir a la persona con quien esta hablando Rolamente aquello que el cree sent agradable para sus ofdos. Esa es la tendencia de la raza. Ustedes se qnejan de la tendencia que tienen los Espafioles a usar hiperboles, y los orientales tienen esa tendencia sin adolecer de la mezcla e!3paiiola, yel Filipino Ie hablant 11 uno en un le{!guaje que, si uno 11 0 10 pesa ('on cuidado, esM expuesto a que no Ie entienda y iI. quedc imbuido en un error aeerea de 10 que Ie estlt dici endo. Re Ie figura {l el que uno se tomanl el trabajo de husear el Yel'dadero senti(lo de 10 que el estl1 dicielldo, y . en el caso de que uno FIe abstcnga de haeer eso, de ahf viene la acusaci6n que se les hace de que son engafiOsos. J la1)la el easo de los presidentes locales que estaban expuestos a ser a~esinados pOl' los in. urrectos, si no les prestaban ayuda alguna, y a ser presos pOl' los Americanos, si hacfan 10 cOlltrario, em causa de que ellos pl'efil'ieran prestar eRa ayuda y sel' arrestados despues. Esto ha dado motivo a la acusacion de traiei6n contra toda Ia raza en tera.


ENU MERADORES DEL GEN 0, PROYlNCIA DE LA LAGUNA ('rAGALOS ) .


I


CARACTERES DE LAS TRIBUS CRISTIANAS. .

569

Segun mis observaciones, el Filipino esM inclinado a obrar pOl' las razones que impulsan {t sus semejantes a hacer cosas semejantes. Es posib1e que los crfmenes, las emboscaclas y los asesinatos sean mas frecuentes alii que en otros paises, pero tam bien es cierto que el emp1eo de la benevolencia para con el Je hacen mucho menos ansioso y menos deseoso de recurrir Ii 1a violencia contra uno que si uno fuera violento y nada conciliador en sus maneras de proceder. * * * EI hecho de que ellos Flon carifiosos para con sus hijos y viven con regularidad con su familia, creo que es cierto. * * * El 90 pOl' ciento de los Filipinos cristianos que no hablan el espano] son en realidad cristianos. Ellos tienen capacidad para ser instruidos, y entre enos no existen diterencias de casta U otras costumbres arbitrarias que pongan obstaculos {L su progreso conforme a Ja civilizaci6n cristiana. Lo que hayes que ellos estan en estado de pupilaje cristiano. Tambien se distinguen e110s porIa facu1tad imitati va. Se alegran de recibir instrucci6n, de estudiar otro lenguaje ademas del suyo propio, y de adoptar las ideas europeas y americanas. En estos respectos ellos se diferimcian en gran manera de los habitantes de la India Oriental, de los Ma1ayos de Java y de aquellos de Singapore, y esto hace que e1 problema que tenemos entre manos sea diferente y ll1ucho mas facil que el que tienen que resolver Inglaterra y Holanda. * * * Ellos 110 son gente amiga de hacer aspavientos 6 de tnmultos. Si no se les provoca, ellos se mantienen en su actitud carifiosa y bondadosa. Como todo pueblo oriental, ellos son gente muy desconfiada, una vez que se ha ganado su confianza, se entregan a uno ciegamente. Estanclo en . guerra, cuando se despiertan SlV sentimientos irritados, eUos se hacen crueles, y ejecutan las 6rdenes de tm superior de cometer un homicidio con un estoicismo e indiferencia que llosotros, gente nacida en hemisferio occidental! apenas podemos comprencler. Ignorantes como son eli os, eon facilidad oyen a las sugestiones de personas de su propia raza que ademiis de hablar su mismo idioma ejercen sobre ellos una influencia ganada por la riqueza y 1a ilnstraci6n. La debilidad grande de este pueblo consiste en que un can(lillo tras otro puede ganar su apoy,o, y que se pueden crear facciones y proclucir la anarquia por medio de las encontraclas am biciones de politicos instruiclos que carecen de escrllpulos. La gente ilustrada se clasifica en aquellos que son ricos y consel'\'acloreR, y aquellos que son j6venes, ambiciosos y amigos de recurrir a medidas yiolentas y extremadas. Entre la gente que es conservadora uno encuentra personas de cultlll'a, honor, honradez y de opiniones muy razonables acerca de todos los asunto!O ;' pero talC's illlembros conservadores de la sociedad son generalmellte Hlllidos ante las declaraciones violentas de los "charlatanes" ilustrados, cuyas frase. lIen as de entusiasmo y de excitacion con faci1idad encuentran apoyo en todos los" taos" y delll{ls gente de 1a c1ase baja que se pone bajo su influencia. * -~ * El pueblo , cuyos medios de comunicaci6n se reclucen a nn solo dialecto del pais, desprovisto de todo, 6 quizus con muy poco conocimiento literario, de un lenguaje que solo se hab1a en a1gunas provincias, aun cuando pnedall leer y escribir en dicho dialecto, tienen tan pocas facilidades para adquirir y obte~er lloticias que no se puede cleciI' que se hallan en comunicacion con el mundo moderno. Bajo la teocracia que los frai1es mantnvieron en las islas, los habitantes eran generalmente sencillos, cump1idores de sus cleberes religiosos, amantes de sus familias, y con la debilidad oriental de 1a afici6n por el juego; pero eran comedidos, obeclientes de la ley y respetuosos de las autoridades. Nose distingufan pOl' su excesi va industria, pero eRtaban acostumbrados a trabajar bajo 1a direcci6n de los encomenderos, 6 bajo la influencia del cura de 1a parroquia. Habian aprenclido un pequei'io cateCiRillO, y estaban en un estado de pupilaje cristiano. Me refiero a 1a gran masa cle los Filipinos que se diferencian de los ilush'ados, 6 instruidos miembros de la comunidad. 1(.

-l(.

*


570

POBLACI6N.

Cuando los frailes se marcharon, y ya no habia nada que les sujetara, ellos se hicieron susceptibles de someterse a la influencia de aquellos de su gente que tienen dinero e instrucci6n. Se les puede llevar atados porIa nariz. Durante el perfodo de perturbaci6n en las islas, cuando la guerra existla pOl' los anos de 1898 a 1901, se cometieron los mas atroces crfmenes pOI' "taos" humildes, ignorantes, al parecer pacificos y libres de vicios, sencillamente porque personas ricas yacomodadas de su raza, 0 gente de posicion oficial, les dijeron que obraran asi. Se dedicaron a en terral' viva, u degollar 0 ~l mutilar a la gente, con la imperturbabilidad del oriental, snpol1iencIo que estaban libres de responsabilidad en virtud cIe las ordenes que recibiel"ol1 cIe sns superiores en instruccion yen riqueza cIe su misma raza. Esto es 10 que se llama cw路iquismo. Es la sujecion cIel Filipino de la clase baja y sin educaci6n a.l cacique 6 senor que vive en la vecincIad, y que pOI' razon de su riqueza c instruccion se Ie considera con derecho de someter Ii su influencia al "tao" ignorante. No existe con todo una relacion feudal determinada. La poblaci6n no es fija. Un jefe o cacique tras otl"O puede dirigir y dominar en Ia direccion y forma que Ie plazca, siempre que entienda al pueblo y sepa cIespertar sus sentimientos, y con esto se Ie mira como a un Filipino cIe instruccion y posicion acomodada. * * * No existen difel'sncias de casta entre ellos, ni tampoco tradiciones que impidan su adelanto conforme a las ideas europeas 0 american as. Su educacion cristiana les ha hecho entender y abrazar, una vez que esten suficientemente instruidos, los principios europeos y american os. Los que son :dcus cinstruidos entre ellos adoptall con avidez las costumbl'es, el vcstido y las maneras de los Europeos. * * * Ellos aprecian el arte; aprecian la escultura y aprccian la pintura. Entre elIos se han distinguido dos 0 tres excelentes al'tistas. * * * Ya he cIicho que ellos tienen capacidad para ser maquinistas y operarios habiles. * * * Esta gente tiene capacidad para desarrollar su habilidad. La gente de la clase ilustracIa sabe apreciar el arte. * * * Los ninos de pacIres pobres eignorantes tienell facilidad para aprender y sus padres tienell deseos de que ellos aprendan. Para que se yea que ellos aprecian quizas en demasla el valor de la instrucci6n se pueue mencionar el hecho de que ellos se someten it la influencia de personas de su pro pia raza de un modo asombroso y sin restricciones. La presencia de Europeos entre ellos durante tl'escientos anos y el nacimiento de muchos mestizos, es decir, de sangre mezclada, seguida del interes natural desplcgado pOl' los Europeos pOI' los mestizos, dio motivo a Ia instrucci6n de cstos con preferencia a la de los naturales, y esta es Ia razon del porquc Ia ayor parte de los Filipinos ricos c llustrados son mestizos generalmente.


III. CARACTERES DE LAS TRIBUS INFIELES. Los N egritos- Los Igorrotes - Los llongotes- Los Manguianes- Los T agbanuasLos Tirurayes- Los Subanos- Los Bilanes- Los Bagobos y los MandayasLos Moros.

POl' medio de los mspectores del censo se hicieron esfuerzos pOl' recoger Ia mayor cantidad posible de datos acerca de Ia coodicion actual y Ia maoera de vivir de Ia poblacion salvaj e 0 infiel. Esto 10 hicieroo los mismos in spectores en persona, 6 por medio de ag路eotes y eoumeradores especiales que el'ltuvieron entre ellos, mientras se hacian )01:5 trabajos del censo, y el resultado de sus observaciones se encuentra en Jas siguientes narraciones que han sido compiladas de sus informes ttl Director del Censo y preparadas con arreglo a las exigencias de esta obra LOS NEGRITOS.

Como 10 ba manifestado e] Doctor Barrows, se cree que los Negritos son los ab~:n路lgines de Fi]ipinas, Y. que aun qnedan 23,000 de ellos. Se encuentran, aunque no en todas, en muchn de las provincias, viviendo en un estado primitivo. Son de estatnra muy baja, siendo la altura ordinaria de los varones de U1!lOS 4 pies y 10 pulgadas, al paso que las mnjeres son l11ncho mas baj~1s . Su cutis es de color negro, 811 cabello e.., hnndo y ensortijado, los dedos de los pies son notablemente prensiles, pues enos bacen uso de estos tao bien como de sus dedos de la mano. No llevan vestidos con excepcion. de un taparabos; se alimentan de]o que encuentran a su paso; no tienen babitacion II oCllpacion fija, sino que estan vagando pOl' los bosques; tienen muy poco contacto eon otra clase de gente, excepto para el trafico de algunos articulos. Demuestran habilidad en el uso del arco, en arrojar piedras y en bacer fuego, 10 cual 10 consiguen medianteel frotamiento de dos trozos ne cana seea. Como es 10 usual en las razas no ci\,jIizadas, las mujeres son las que bacen todos los trabajo" . Ellos no estiin faltos de creencias religiosas; su deidad principal es la -luna. Ellos son timidos y desconfiados ; parece que cuantos csfuerzos se han hecho pOI' civilizarles ba resultado inatiles. Parece probable que los Negritos se aproximan mas a la concepcion del hombre primitivo que cualquiera otra raza de gente que se ha descubierto basta la fecha. (571)


572

POBLAOI6N.

A la llegada de los Malayos a las Islas Filipinas, los Negritos se retiraron gradnalmente, 0 iueroll desalojados de las costas hacia las lllontanas, pero ann se les encuentran en las provincias de Cagay'{i,n, / Isabe]a, nocos Norte, 110cos Sur, Abra, Bataan, Ambos Camarines, Albay, Oa,piz, Antique, Negros Occidental, Negros Oriental, Surigao, SOl'sogon e Iloilo. LOS IGORROTES.

Esta tribu, despues de la de los Moros, es ]a mas numerosa de los habitantes de Filipinas que estan comunmente consideradoH como salvajes. Se les encuentm en 11 provincias del norte de Luzon, que se ve en la siguiente tabla : Lepanto-Bontoc _____ ____ _______ 70,283 Nueva Vizcaya _________________ 45,817 Benguet _______ ________________ 21, 828 II ocos SUL _________ _ ______ . _ _ _ _ 11, 151 Cagayan _______________________ 10, 819 La Union ______________________ 9, 820 J ~abela, ________________________ 5,513

Pangasinan __ _. _______________ Ilocos N orte ~ ___ _____ __ ____ â&#x20AC;˘ __ Abra _. ___ ____ ____ . __________ Nueva Ecija ____ ___ _. ____ . _. ___

3,386 2, 148 2, 053 501

Total _______ _. . _________ 183,319

Ademas de 10 xpuesto arriba, existen algunos mezclados con la poblacion cristiana ue iueron enumerados en el cuadro 1. Tal como se les estudia. en este lugar, los IgolTotes comprenden muchas subtribus del norte de Luzon, que tienen una semejanza flsica muy apl'oximada y euyos idiomas estan intimamente relacionadas. Existen bajo nombres diferentes, en varias provincias, come se vera en la lista de tribus sa.lva.jes. Esta gente difiere muchlsimo en BU desarrollo, desde los que estan parcial mente civilizados hasta los mas salvajes 0 decapitadores de hombres. Los que estan mayormente civilizados viven generalmente en la parte occidental de la comarca igorrote de las provincias ilocanas y de La Union, y en la parte occidental de Lepanto y Beng-uet, al paso que las mas no civilizadas s~ encuentran en los llmites orientales de Bontoc, Cagayan, Isabelay Nueva Vizcaya. Las comarcas q ne habitan estan formadas pOl' cordilleras de montanas y valles de alguna elevacion, con un clima bastante fresco . Esto quizas es causa de que los Igorrotes, comparados con los Filipinos que habitan Jas comarcas bajas, esten flsicamente mejor formados, y sean mas fuertes y acti vos. Ellos son vivo;-l, amables y de una disposicion abierta y son industriosos. En cuanto a los detalles referentes a su actualmanera de vivir, los siguicntes extrados tornados de los informes del gobernador Dinwiddie, de Lepanto-Bontoc, y del gobernador Pack, de Benguet, al Director del Oenso, ofrecen relatos interesantes acerca de su estado actual : La poblaci6n de Lepanto-Bontoc-que comprende Lepanto, con ]a subpro\'incia de Am burayan hacia e1 oeste, llegando casi a tocal' e1 mar, y Bontoc bacia e1 nordeste-


COLECC ION DEL SR. DEAN C. WORCESTER.

TI='GUl.I.I'ES.- l. l ' I'A JO Y E=' HI LA='OO. 2. l ' I'A .IOVE=' rON Yf:ST I OO T I P ICO. ='IXO. 4. \:='A JO Y E=' OPER .\ :<[)" l' =, OES)!OTAOOR DE ALGOo6=,.

8.

~lUJER Y


573 IGORROTES .. ------- ------------------------------------------------esta casi formarIa rle Igorrotes 0 infieles. La principal poblaci6n cristiana 6 filipina se encuentra en Lepanto, en los caminos que se dirigen <l la costa, en los pueblos de Concepcion, San Emilio y Cervantes, en donde la poblaci6n esM, se puede cIecir, re-. partida entre cristianos e infieles, pero en todos los demas la inmensa mayoria es infiel, al paso que en Bontoc, fuera del pueblo de este nombre, la poblaci6n est<l compuesta en su totalidad de Igorrotes. Casi el 95 por ciento de la poblacion de Bengllet esta compuesta de Igorrotesj la de Nueva Vizcaya contiene los dos tercios, al paso que las otras provincias los tienen en una proporcion mucho menor. Las maneras, costum bres y supersticiones de los Igorrotes si bien tienen parecidos muy pronunciados, juzgados bajo el punto de vista de un etnologo, on-ecen muchos contrastesj pOl' ejemplo, la gente que habita cerea de la costa, 0 sea en Ambllrayan, demuestra, en un grado mils 0 menos marcado, la influencia de la civilizacion eRpa.fiola y filipina, usa mas artfculos de vestir flue sus hermanos que vi ven mas aislados, entre los cuales se encuentran en Bontoc los que no llevan casi nada sobre su cuerpo, clonde los nifios (de am bos sexos) van desD lldos hasta 1a edacl de 10 afios, y los hombres no llevan siquiera un taparabos, sino que estan provistos de un peq ueno pedazo de tela 6 bolsa que cuelga pOl' delante amarrada <l un cintnroll estrecho de tela, al paso que las mujeres amanan sobre su cintura una pieza de tela, de 4 pies de largo y 2 pies de ancho, y la mantienen en posicion pOl' medio de un cinturon hecho de cuerda. Tomando el barrio eomo la unidad, existe un gobierno comunalen toda la provincia de Lepanto-BontOc, aunque en los clistritos del oeste 0 cerca de la costa este sistema de gobierno se halt a refun ido con los gobiernos de distrito que fUl1cionaban descle el tiempo de la dominacion espafiola, y de aqul es que la unidacl tenga mayor esfera de influencia que hacia el este. Los liabitantes de los puntos del oeste comprenden bien y respetan el gobierno central, 1 paso que en Bontoc, aunque el elemento comwlal defensivo se halta fnerte en los L1eblos, se hace oco caso de los reglal11entos dictados pOl' el gobierno civil, aUIl cuando 10 hayan sido porlos jefesdelos pueblos, reduciendose, en este particular, el interes comwlal a los grupos pequefios de la poblacion 0 a los tribuna.les de La misma. aldea. En Benguet, y pOl' 10 general en la porcion occidental de la comarca igorrote, el gobierno local es muy parecido al de la parte occidental de Lepanto, al paso que en el este el estado de Jas cosas se asemeja mucho al de Bontoc. Cada pueblo igorrote tiene su propio tribunal, 0 10 que se puede llamar un tribunal de al'bitraje, compuesto de los ancianos de la aldea, ante quienes cualquiera puecle presental' sus quejas y obtener nn remedio. Este tribunal entiende de asuntos de todas clases, desde los mas insiguificantes cle los asuntos domesticos hasta los crimenes mas graves, y la decision de los ancianos es recibida como definitiva aun cuando entre los habitantes situados mas hacia el oeste se esta extendiendo mas r{Lpidamento la costumbre de apelar contra sus decisiones ante el gobernador, 0 ante Ull juez de paz nombrado pOI' el gobierno americano, cuando no est,tn satisfechos. Cuando surge una disputa 0 se co mete un robo entre las familias que pertenecen a lill tribunal, las personas ancianas de ese tribunal resuelven el asunto, determinan la culpa, sefialan las penas para el ladron, hac.en la debida distribucion de los bienes, etc., esto es, con tal que las cuestiones no sean de importancia general para el pueblo o no afecten a gente perteneciente :1 otros tribunales, en cuyo caso algunos ancianos esoogidos de entre los tribunales interesados se ret'men y pronuncian la decision, 6, cuando la cuestion es aun de mayor extension y todo el pueblo esM interesado 0 se origina un litigio entre diferentes pueblos, se reunen los represelltantes de todos los tribunales. Se me ha dicho que aun las causas pOl' asesinato se sentencian de esta manera, y e1 valor de una vida se mide en su equivalente en vacunos 0 en carabaos. E1 robo entre gente del mismo pueblo estli castigado muy sevel'amentej pOl' ejemplo, si un hombre roba un puerco y se Ie coge, 1a pena 11a de ser probab1emente la de restituir


574

POBLACI6N.

cinco cabezas de este animal, no a la persona cuyo cerdo ha sido robado, sin em bargo, sino como una contribucion para una fiesta de la aldea que recibe el nombre de canao, / . yendo a parar los pedazos mas escogidos de la carne del animal a manos de los ancianos 0 Jueces. 8i el animal robado pertenece a otro pueblo no se considera el acto como particularmente reprensible, a menos que sea cogido el ladron; todavia existe una creencia antigua, aun entre los m{ls viejos, de que todos los habitantes que no pertenecen a una unidad comunal son enemigos entre sf, 6 que al menos, siempre que llega la ocasion, se ha de aprovecharse de las ventajas para causar dano a los demas. Cnando los animales u articulos han sido robados de otro y la evidencia del crimen es incontestable, es la costumbre entre las personas culpables, el llegar ~l un arreglo con los duenos de las cosas robadas, y la cantidad que se ha de pagar, en dinero 6 en vacunos, la determinan generalmente los ancianos. 8i bien existe manera de calcular e1 numero de causas de robo que se han sentenciado sin haber sido llevadas ante los funcionarios de la provincia, no existe duda alguna de que las mismas son numerosas. Sin embargo, se va haciendo general la costumbre de nevar estas causas ante el gobernador de la provincia, para que este pneda redactar los papeles concernientes al arreglo del asunto, y tam bien de apelar segt'tn la ley ante un juez de paz. Los anciauos 0 jueces no solamente arbitran, reciben pruebas, y sefialan las pen as, cosas que estan fuera de la jurisdiccion del gobierno ci viI de la provincia, sino tambien determinan la culpabilidad depersonas en quienes recaen sospechas sobre la c0111isi6n de un deli to, medi~te el empleo de ciertas ceremonias. Las tres mas principales son las siguientes: PJ;imera, el POri:Ltng, 6 la ceremonia de sangre, segun la cual la persona acusada y el ae,usador (que es el duefio de la propiedad en caso de un robo), bajo la direccion 13 insp ccion, de cinco jueces, hacen que se produzcan simnItaneamente agnjeros sobre la iel de sus respe tivos cra.neos, y aquel que ech,a mas sangre es declarado culpable. El acusado ponia una cantidad de dinero equivalente al valor de la cosa robada, el acusador una mitac1 de esta sum a, y el que ganaba, sea el acnsado o el acusador, se quedaba COlil todo el dinero; el acusador, sin embargo, si 131 ha sido obligado ~l. suhir esta ceremonia it causa de prnebas dadas contra 61 pOl' tercel'as partes, puede ser reem bolsado de sn dinero pOI' estos testigos falsos. Segunda, cuando de entre cierto numero de personas se encuentra el aeuE'ado, seacostumbra dar a cada una un pnfiado de arroz seco para que 10 ll1astique, para escnpirlo despues sobre las manos de los jneces, y la mezcla que delllnestre la menor can tid ad de saliva se .considel'a que pone en evidencia la culpabilidad de la persona que 10 escupio, segun aquel principio de que" una persona culpable tiene la boca seca." Y pOl' llitimo, se puede hacer que los acusados introduzcan sus manos en agua hirviendo, y la negativa a ello, 6 cualquiera queja de dolor durante 0 despues de esta operaci6n, determina sn culpabilidad. Los Igorrotes mas adelantados creen en un solo Dios. Elios no practican una expresion 0 forma exterior de culto, pero segun tradici6n transmitida de padre a hijo, es una ley positiva que se debe obedecer sin tener en cuenta las autoridades terrenales, Ia creencia de que un Igorrote nace libre del pecado, y no puede pecar a menos que se apodere de el algun espiritu maligno, y que es el deber de todos y cada uno el protegerse mutuamente contra estos espiritus malignos. De aqui es que los Igorrotes creen qne despues de se muerte se van a reunir en una montana, en donde van a disfrutar de una eternidad de felicidad en proporci6n con sus ideas acerca del placer y de Ia libertad de las obligaciones impuestas a ellos en la vida. De este modo muchos de los actos de los tribunales indigenas 6 de los jefes de elIos, que nosotros consideramos naturalmente como castigos, son en realidad las penas impuestas para el fin de libertar al pobre Igorrote de la posesi6n de ese espiritu maligno que Ie ha impulsado a obrar mal. La idea del bien y del mal es um~ cualidad que est;.\. completamente desarrollada en la mente del Igorrote, en todas las estaciones de la vida y de


IGORROTES.

575

perfecto acuerdo con la presente concepci6n civilizada que se tiene de 10 bueno y de 10 malo. Ellos creen en la virtud tanto en el hombre como en la mujer; ellos creen ell la honradez y fidelidad en el desempefio de algun deber, no importa euan dificil 10 hacen para elios, los que ejercen autoridad, y e110s hacen esos trabajos de buena galla. El Igorrote salvaje cree que el sol es un dios grande y que la luna es su hermano pequeno; la gente de edad cree en la existencia de muchos espiritus rnalignos, pero los de menos edad no les temen tanto. Su dios, 6 dioses, se conocen bajo el nombre comlln de anitas. Cuando deja de Hover, alguno esta enfermo, parte una expediei6n de clecapitadores, se siembran granos, se hace la cosecha y en muchas otras ocasiones el canao 6 la fiesta de los eerdos 0 gallinas se pueden emplear para las ceremonias religiosas, aunque en otras fiestas se comen perros y carabaos. Todos los ca.nao.~ tienen sus acompafiamientos de baile, el estilo del cual difiere mucho con la clase de la gente; los Igorrotes del oeste, 6 de las comarcas mas civilizadas, mientras estan bailando hacen pocos movimientos con sus pies y manos, veri[kando movimientos acompasados y ligeros de los pies que apenas se levantan del suelo. La mllsica 10 forma general mente un tarnbor hecho de un trozo de madera hueco, de calidad blanda y 5 pies de longitud, de forma ligeramente conica en ambos extremos y de unos 8 pulgadas de diametro en el centro, con una punta solamente cubierta con pergamino; se bate este instrumento con ambas manos, una de elias produciendo los sonidos mas graves, al paso que la otra produce los mas ligeros y nipidos. Generalmente fle coloca el tambor cerca del musl0 izquierdo, sentandose el tocador sobre el suel0 con el antebrazo izquierdo descansando sobre el cuerpo del instrumento y la mana 0 dedos a,'!idos sobre la boca del tambor; la mana derecha produce los sonidos. Ademas del tambor ellos usan de las gantas, 6 gongs de fabricacion china, que son un as plamchas circulares de laton templado, de 10 a 15 pulgadas de diarnetro, con el borde doblado en angulo recto en 1 6 2 pulgadas de ancho a Ja manera de la cubierta de una caja de hojalata pero en tamafio mayor, 6, mejor dicho, como los gongs empleados para las comidas en los ferrocarriles en las estaciones de "veinte minutos para comer." Se to can estas gantas con un pedazo de bambtl 0 cualquier otro trozo de madera. El elemento final de esta instrumentacion singular consiste en un pedazo de hierro, madera 0 piedra que se pega Ii otro pedazo de piedra en unisono con otros instrumentos. Facilmente se ha de comprender que la musica que producen es desagradable, pero, a pesal' de ello, hay ritmo en la cadencia ascendente y descendente hasta en los sonidos sencillos que son aceptables a pesar rle su barbarie. Cuaudo comienza la musica, un hombre venido de las multitudes de espectadores salta hacia el interior del cfrculo formado, con los brazos extendidos y revestido de saban as a la manera de alas extendidas, dando pasos al mismo tiempo que la musica, y ondulando ligeramente su cuerpo y sus brazos de un lado pOI' el otro; con frecuencia Ie preceden dos tocadores de gantas, que tambien bailan. Despues que el primero haya recurrido el cfrcul0 durante una 6 dos veces, una mujer sale de entre la multitud y Ie sigue, bailando con movimientos mas pronunciados del cuerpo. El espectaculo sugiere mucho aquel del faisan macho, seguido de la hembra en la epoca del celo. Los bailarines continuan hasta que se cansan, entonces son reemplazados pOl' otros. En canaos grandes, se verifican el baile y la fiesta continuamente casi durante diez dfas. Otra clase de baile de los habitantes de las comarcas del oeste-de que tambien, a veces, gustan los habitantes decapitadores-est:i formado de cualquier numero de hombres, generaJmente de cuatro 0 cinco a quince, que ponen sus brazos en forma de anillos sobre los bombros de otro y as! encadenados verifican movimientos simulbtneos hacia adelante y bacia atras a medida que se van moviendo poco a poco aIrâ&#x201A;Ź'dedor del circulo, mientras el que les dirige canta l)'n canto improvisado; el resto de


576

POBLACI6N.

los bailarines repite las ultimas palabras que ha dicho aquel. Cuando cesa cl canto, las mujeres-que han adoptado uno posicion parecida detnis de los homb.res-cantan en contestacion con un tono mets alto. Se me ha dicllO que los cantos (que con frecuencia producen la hilaridad entre la multitud) son salidas m~ls 6 menos inocelltes inventadas pOl' los hombres, a las que las mujures contestan de la misma manera. Hams veces tiene lugar este baile hasta que los bailarines hayan llegado e1, un estado bien pronunciado de embriaguez causado por la bebida del tapttey 0 bassi, que es el jugo fermentado del arroz 0 cafia de aZllcar. En todos los canaos que se celehran en 111. comarca occidental se bebe grandes cantidades de estas bebidas algo alc6holicas, y, si se toman sin mezda, se requieren veinticuatro horas de bebida continua de estos licores para producir la borrachera. Cuando se llega a un estaclo de intoxicaci6n completa, el individuo se tiende sobre el sllelo, se cubre pOl' completo e1 cuerpo y la cabeza, y se duerme para quitar los efectos, para acercarse de nuevo {L 111. fuente del licor cuando se despierta, en el caso de que aun continlla el canoa 6 111. fiesta. En las secciones del este y del norte, entre los decapitadores, el baile tUllJa una forma mas activa, y muchos de los hombres, mientras esM golpeando una ganta, toman una parte activa en el circulo moviente. La manera de bailar de csta gente se asemeja muchisimo ellos bailes guerreros de los indios de Norte Am6rica. Cada hombre en el cfrculo mantiene sus movimientos con uniformidad con respecto a los de los otros, y esta uniformidad se observa en la musica extraordinaria producida pOl' 111. ganta, que es general mente el unico instrumento empleado. En una 1arga linea apretada de hombres, estos levantan sus pies bien altos del suel0, doblandose sobre la rodilla, con sns cuerpos bien erectos, 0 inclinundose hacia adelante, como disponiendose a atacar al enemigo, 0 tambh~n moviendose cadenciosamente hacia adelante alrededor del circulo, 0 'tambien 1>ailando con pasos retardados en direcci6n hacia atras como temiendo ser descubiertos, para avanzar de nuevo hacia adelante con fnertes golpes del laton, pero siempre 'observando uniformidad perfecto en el movimiento. Con frecuencia, mientras se estaba bailando este baile agitado, un hombre provisto del hacha de los decapitadores 0 de una lanza y un escudo, se entremezcla en el ritmo de la musica COD pasos levantados; a veces 61 se mue\'e alrededor de los bail adores con cara fiera y te~'sa, retrocediendo u veces, en otras avanzando, maniobrando el hacha cerca del suelo 0 en alto hacia el aire, y haciendo ademan de arrojar el dardo. El conjunto es una pantomima realista de como se mata el enemigo, que llena de emocion ala muchedumbre y causa que la misma se desborda en clamoreos tumultuosos. Bailando a la claridad de una hoguera, con el caldero inmenso e hirviente conteniendo la carne cerca de e11os, y los restos todavfa sangrientos de la fiesta expuestos ~l la vista, los cuerpos brillosos, llenos de sudor y desnudos, de los bailadores y los espectadores con su larga cabellera negra, el sombrero e~ manera de cesto decorado fantasticamente y colocado en la parte posterior de la cabeza, los lobulos agrandados de sus orcjas llenos de aretes de madera 0 de otros ornamentos, las mujeres desnudas desde la cintura para arriba y desde las rodillas para abajo, con el cabello lleno de rosarios de abalorio, al paso que estrujandose y apretandose y tratando de hacerse lugar entre aquella masa humana, se encnentran sin nllmero de ninos desnudos, con ojos vivos, negros y excitados-todo esto contribuye para pintar un cuadro de un salvajismo magnifico. Entre los habitantes m<ls civilizados del territorio occidental ya no esta en uso la decapitaci6n de seres humanos, pues eso es una practica desconocida desde hace muchas generaciones, de modo que la gente viaja con libertad en muchos distritos y cerca de la costa; pero a medida que uno se va internando mas y mas hacia el este y hacia elnorte se hace mayor el temor de que se apodera de la gente de recorrer el pais hasta que pOl' ultimo uno Uega a poblaciones pequefias situadas al norte de Bontoc, en donde la gente no se atreve de saliT de las inmediaciones de su aldea (una area de 3 0 4 millas, probablero<lpte) por miecto de perder SU:3 cabezas. No existen lineas


u

o

!-

Z

C

'6" !-

Z

-< "-

OJ ,...,


)


IGORROTES.

577

pronunciada.'3 de demarcaci6n que separen ~t la gente pacIfica de los de decapitadores, pero existe una diferencia gradual que partiendo de aquella gente que nunca ha cortado cabezas y paeando pOI' aquellos que de vez en cuando se hacen culpables de esta pnlctica, se acentua en aquellos que nunca pierdan la oportunidad de posesionarse de una cabeza, sea esta la de un hombre, de una mujer 6 de un nifio. Aun entre las poblaciones de fieros deeapitadores uno encuentra algunos que son amigos de uno u otros dos pueblos-una paz que no es, sin embargo, de caracter muy estable. La costumbre de decapitar seres humanos ha hecho sn impresi6n aun en la gente mas pacifica en forma de torres de vigfa en algunos de los pueblos, en donde esa practica ha cesado hace setenta afios 0 mas. En toda la poblaci6n vemos que las mujeres lIevan el peso de los trabajos, aunque esto no quiere decir de ninguna manera que los hombres sean un os indolentes, pues ell os hacen grandes trabajos de construccion de casas, diques, canales de irrigaci6n, diques en las plantaciones de arroz, arreglo de carretelas, explotacion de minas, carga de objetos pesados 6 empaqlle de efectos. Tampoco encontramos la linea marcada que determine la clase de trabajo ~t que se dedica la mujer, tal como 10 encontramos entre los indios american os. El motivo de esta distribucion desigual del trabajo fue sin duda de cara.cter defensivo, como se ve en la actualidad entre los decapitadores de los.distritos del norte y del este, en donde las mujeres trabajan en las plantaciones de arroz y de camote, siempre bajo la proteoci6n constante de los hombres, que armados d!llanzas, hachas y escudos vig'ilan durante todo el dia los puntos mas culm inantes de las colinas para defenderse de SlJIS enemigos. Ellos saben gozar de la parte alegre de la vida siempre que tienen ocasion para ello, con facilidad se mueven a risa, pePo, com.,o el indio americano, son estoicos en la tOl'tnra. Su {mica riqueza es Stl contento, Rues viven ordinariamente de arroz y camote, nunca matan un anim I, exlcepto para Jonvidal' a sns vecinos para una fiesta, y mas que ninguna otra, la earn de perro es la que mas les agrada. Las masas de la poblaci6n sori pobres, 10 cUaiI no quiere decir que esto sea poco usual 6 anormal, pues, como gente primiti\;a ellos no quieren nada de dinero, disponiendo dentro de los Hmites de BU comunidad casi todo 10 que BU manera de vivir y sus costumbres exig&n para sus necesidades ordinarias, ellos han sido siempre pobres; con excepcion de algunos casos aislados, no se ha conocido todavia alguna ambici6n pOI' acumular 6 rodeal'se de Chlalesquiera de las comodidades de la vida, siquiera sea esto conforme ,1. la conocida entre los Filipinos mas pobres. Los tipos de casas habitadas por los Igorrotes varian muchisimo. En la porci6n occidental de la provincia, en 10 que se refiere {L la comodidad, esM.n mejor construidas que en el este, pues son mas calientes, estan hechas de madera 6 de runo y estan levantadas del suelo. Las del oeste tienen con frecllencia dos 6 tres habitaciones al paso que las del este solo tienen una; los hogares para la lumbre estan separados de los lugares para dormil'; a veces se usa.n bancos en vez de camas 0 se cubre el suelo con cafia entretejida, 10 cnal da 1111 sitio para dormir muy comodo. En las secciones del este, en donde las noches son frias, las casas de un solo cuarto con frecuencia no tienen otra cosa mas que la tierra pOl' suelo; estan desprovistas de ventanas y sus puertas son bajas y estrechas, ~l traves de las cuales ellos tienen que agacharse sobre sus manos y rodillas para introducierse en un agujero oscuro lleno de humo y con las paredes y la techumbre ennegrecidos pOl' el hollin. Familias enteras estan tendidas acurrucadas sobre la tierra que si1'\'e de suelo durante la noche para mantenerse en calor. Las camas-cuando elIos disponen de algunas-son tablazones solidas, de 2 pulgadas de espesor, 18 pulgadas de ancho, 5 pies de largo, con la parte media ligeramente eavada. Un trozo de madera hace el papel de una almohada. En Bontoc las casas son algun tanto elaboradas en el sentido de que en la parte superior y debajo de los tech os, hechos de nipa y de forma angular, se constrllye una habitaci6n para el deposito de palay y camotes secos. La familia vive sobre el piso de tierra 13707-vOL 1-05--37


578

â&#x20AC;˘

POBLAcr6N.

en nna habitaci6n bien ventilada durante el dla, pueFl se mantiene abierto para el paso del aire en sus costados ~1 una distancia de 3 pies entre la pareel hecha de tablas, de 3 pies de alto, y el techo de nira, haciendose la coccion (Ie los alimentos en un angulo de la habitati6n con fuego libre desde cuyo sitio el humo enenenira paso y salida hacia afne1'a. Uno de los extremos de la habitaciOll est:1 usado para lugal'es de dormir en forma de un dormitorio que se alarga enteramente pOl' todo el extremo de la casa en nnos 15 pies de largo, pOl' 5 pies de ancho, y 3 pies con 6 pulgadas de alto. El piso de tierra es el suelo de esta habitacion. POI' la noche cuando Ia familia se \'a acosta me se hace fuego en el piso del dormitorio, y cuando el hogar esta bien calelltado se apaga el fuego y la familia acurrucandose denb'o del dormitorio, 10 eierra bien y se va a do1'mir, desr,e ndiendo Ia temperatura c1esde su estado de calor excesi vo hasta Ia de un frio considerable cuando llega Ia mafi-ana. Para man teller el calor denlro de la habitacion, se cierran cuidadosamente con barro las rendijas del dormitorio, 10 cual da por resultado un compartimiento hermcticamente cerrado, en donde nadie puedeu encontrar ventilaci6n para respirar. No es sorprelldente encontrar a muchos de esta gente sufriendo en varios grad os con los ojos inflamados pOl' el humo, y en muchos casos perdienclo enteramentc la vi5ta. . En todas las casas del c1istrito del este, el corral de ceI'dos es un elemento importante y consiste de un hoyo hundido aJ lado de la caf'a con un agujero para el refugio de los animales debajo de la casa, todo 10 ('ual estu rodeado de una pared de piedras. EI alimento ordinario de los Igorrotes es el arroz y el eamote. Ellos "iven de eFlta com ida sencilla durante toda su ,rida-de. arroz cuando 10 tienen, de camote cuando no disponen de aquel grano costoso. Parece que los IgolTotes apenas comen carne, excepto en las ceremonias religiosafl, 0 cuando la roban, 6 cuando cogen un venado persiguiendolo y ech;i,ndole una red. O~ando ellos ti nen carne-..ea esta de perro, caballo, carabao, cerdo 0 venado-Ia conSllmen hasta la piel, tan pronto como puedell, pues parece que es un principio entre ell os 0.1 no cesar de comer mientras existen un pedazo. Los intestinos son considerados como delicadezas del paladar. Durante la estacion de las langostas su alimentaci6n varia, pues poblaciones f'nteras con redes y sacos salen para coger estos insectos. Despues de haber sido ('ocidos f'n piedras 0 fritos en guijalTos de barro, 10 corn en hasta que no queda un solo animal, y si quecla algo 10 secau al sol y 10 guardan para la pr6xima com ida. Tengo entendido que las langostas son Ull alimento cxtendido en las islas. El costo de los artieulos de alimentacion es mas bajo en las secciones cerca de la costa. El arroz cuesta mas en la parte occid ental de la provincia en la epoca actual, que en anos pasados, y sin embargo 01 precio del picul nunca ha subiclo de 6 pesos. En el distrito de Bontoc el precio ordinario ha sido, yes actual mente, <Ie unos 2.25 pesos por picul, aun cuando se ya haciendo dWeil conseguir alTOZ, a C3Uf'a de la e>!tacion anormalmente seca que ha reinado en esta provincia este ano, y que ha resultado en la extinci6n de pOl' 10 menos una 11litad de la siCllJbra. EI camote, 0 patata duke, se vencle a 1 peseta el cesto, y siemprc abunda. Los cerdos andan escasos y f'0 dice que estan carus, pues un cerdo pequeno cuesta 2 pesos y uno grande de peso regular de 5 a 6 pesos, al paso que los muy grandes cuestan de 8 ~l15 pesos. Los vacunos se vend en ,\ 50 pesos a cabeza si se les compra en partidas, y de 80 ,l 100 pesos ai !-'e le:3 compra pOl' unidadeR. Los carabaos se vend en de 60 ,\ 100 pesos pOI' cabeza. Los ('arneros, que no abundan, Re venden de 2 a 5 pesos pOl' cabeza; los caballos de 50 pesos, si son pencos, a. 150 si Ron buenos, aunq ue es diflcil eonseguirlos aun pagantlo cualquier precio. Los pollos de tamaiio regular euestan desde 1 peseta para arriba, al paso que las gallinas y gallos cuestan 1 peso, pues In mayoria de estas aves "iellen de la costa trafdas pOl' vendedores; y 10 miSDlO se pnedc decir de los cerdos. Los huevos en la eomarca oriental se yen den en pequefias eantidades a 15 centavos la docena, cuyo precio se duplica 6 triplica en la comarca occidental. Apenas se vende


o z

« w o

'"'" -' w o

z

"

U o ~ o o


IGORROTES.

579

carne en la provincia pero el precio ordinario es de 2 pesetas pOl' libra, cuando se mata alg(m vacnno () venado para el mercado. En realidad, ~i hien estos preeias de los articulos comestibles se dan tal como se cotizan, son diffeiles de comprar las provisiones, con excepci6n del (;amote, pues e1 Igorrote tielle poco do vendedor, y pOl' 10 general tiene solamentc 10 bastante para cubrir sus necesidades illmediatas. Sin los almacenes de provisiones de la policia insular, 0 un jardfn, plantadon de arroz 0 ganado de su propieclad, un Americano apenas podrfa vi vir en esta provincia. En f'sta provincia se desconoce la harilla entre la gente; de vez en cuando se siem bra l1laiz en pequenas cantidades, y una vez al ano pOl' 10 general se siem bran tomates muy pequenas y patatas y frijoles. El Igorrote sal vaje no siembra arboles de platanos U otras frutas, pero S1 el cristiano, aunque en pequonas rantidades. Es clirkil dcterminar el costo de la manera de vivir de lma familia ordinaria, pero no hay <luc1a de que es muy pequeno; descontando el trabajo, el Igorrote ordinario no g~sta quizas mas de 5 pesos al ano para S1 y su familia, y esta ca~tidad la cmplea ~olamente para comprar arroz en la costa, algunas hojas malas de tabaco, alambre de laton, y de vez en cuando una lanza 0 una hacha, si el vive en la parte oriental de la provincia. Tomada como unidad la familia se mantiene pOI' si misma, pOl' 10 menos dentro del barrio, pues ell os tejen sus propias mantas, taparabos y c1n. turones para las Illujeres, siemoran sus propios granos y tuberculos y cuidan sus animales-el hombre ordi.nario pOl' 10 general solo tiene illl cerdo-y construyen y arreglan sus casas. Calculando el gasto anual de una familia segun el trahajo hecho, Lendremos en Bontoc al 0 parecido a esto, Iundado en una escala de salarios de 6 centavos al dia para el hombre, 4 para la mujer y 2 para elnino, 0 sean 16 al dia si todos trabajaroD; haciendo u caleulo aproxirnado del trabajo de cliez horasal diaes posi Ille que tengamos ciento ciV- uenta dias enteros durante un ano, 6 sean 24 peso~ al ailO de tl'abajo necesario para el mantenimellto de una familia. En las comarcas del oesto el precio de los salarios para trabajos particulares es dos veces y media mayor. La tarifa de los salarios sed, objeto de estudio en su propio lugar. Toda la poblaci6n incligena se mantiene estacionaria, en el senticlo de que nunca sale路de un area muy limitada, digamoslo de algunas millas, y esta tendencia ,\ vi\'ir en comunidades y el temor ~ viajar estan tan arraigados que la gente del este muy apenas visita la costa 0 salen de sus distritos propios, y ell algunos pueblos no se atreven a sal iI', aun cuando quisiesen, de los limites reducidos de la poblacion y de los campos pOI' temor de perder sus cabezas. Los esfuerzos Cjue en este ano se bicieron en esta provincia para conseguir trabajadores para el camino de Bengnet s610 dieron por resultaclo el inducir a ocho hombres a realizar el viaje, ann cnando los salarios ofrecidos ademas de la com ida, eran diez veces mas de 10 que podian ganar en Bontoc y dos veces y media mils de 10 q路ue se pagaban en Lepanto. Para estos habitantes el resto dellllundo eshi. plagado de espiritus maligllos y gente mala. Es, sin embargo, la costnmbre de que una poblacion entera se traslalle il otro sitio, que siempre ba de estar a muy pocas millas de di:;tallcia del anterior, y esto tiene lugar solamenle cuando ha habido alguna provocacion grave, como P9r ejelllplo, el hallar sangre sabre las rocas que constituyen el tribunal, la sospecha de la comisi6n de alguna muerte 0 a causa de la razon mas practica de conseguir otras tien'as mejores para el cultivo. POI' regIa general, las caeas de los Igorrotes de Benguet, y los solares que rodean estas casas; estan bien limpios. En sus personas el1os.parecen ser muy poco aseados. Se dice que los de Nueva Vizcaya son sumamente sucias, tanto en sus personas como en SllS casas. Las llltimas eShl.ll llenas be bichos, los gallos y gallinas "iven en cestos colgados de las vigas del tejado y los cel'dos "iven debajo de las casas. La gente raras veces se banan y esta con frecuencia padeciendo de enfermedades de la piel. Ellos consumen licores intoxicantes en mucha mayor cantidad que los habitantes


580

POBLACI6N.

civilizados y con frecuencia demuestran los efectos de sus excesos. El uso del buyo no es tan general como en otras tribus. Las condiciones climatol6gicas son saludables, pero no 10 es la manera de vivir de la gente, y se cree que el numero de faUecimientos es grande, especialmente entre los nifios de corta edad. Parece que los habitantes han sido eastigados en aDOS recientes por las epidemias. La epidemia del c61era de 1902 que se desarroll6 en Benguet hizo 706 vlctimas. Invadi6 Nueva Vizcaya ligel'amente, y no llego a Lepanto-Bontoc. En Benguet el c61era fue seguido de la virnela. Be dice que existen seis hijos igorrotes ilegitimos en Benguet, nno de padre negro, otro de padre americano, y los demas de padrea espafioles 6 mestizos espafioles. Se cuentan 30 hijos mestizos igorrotes, estando sus mad res casad as seglln las costumbres de la raza, 10 cual, pOl' desgracia no obliga al padre a guardar sus relaciones maritales si el vuelve a su tierra natal. Facilito estas cifras para el fin de hacer vel' hasta que grado admirable se adhiere esta gente a sus tradiciones en 10 t.ocante a la virtud. Be puede decir con seguridad que las relaciones de familia son muy intimas en Lepanto-Bontoc, si se tiene en cuenta que la inmoralidad de parte de alguna persona no es considerada como un obstaculo para unas relacionas muy intimas entre los padres ni tampoco para los nifios, y alguna falta anterior no impide que al hombre 0 la mujer puedan con traer lazos nupciales intimas, ya esten fntimament.e unidos 6 no. Como los Igorrotes tienen una ceremonia nupcial propia, se presume que sn metodo de unir en matrimonio se ha de considerar legal y los hijos ~on recibidos como legitimos. A. veces una mujer igorrote tiene hijos ilegftimos antes de "erificar su alianza con otro hombre. No se conoce la pobreza entre los Igorrotes; eUos son relativamente pobres, pero no hay ninguno que haya tenido que depender como pobre de la caridad publica, estrana 6 del gobierno. Si alguno tiene la deRgracia de estar in('apacitado de ganarse su sllstento, se Ie cuida en la misma comunidad II que perteneee, y esto se hace tan ocultamente que pacas veces se oye algo ace rca de ello, y no se puede deeir que es la regIa general. Cuando alguno se lDuere, aun cuando fuere rico, la comunidad come la mitad de todas sus propiedades comestibles y la mitad de sus ganados y rebanof', y el mismo, de cnerpo presente, se sienta atado a una silla en la casa mientras tiene lugar el proceso de la divisi6n de sus propiedades hasta que esto se termina, a fin de asegurarse de que ningul10 de sus eneIDigos sea posestbnado de algo que haya sido fruto de su trabajo. Un hombre vigila esta divisi6n durante seis IDeses despues de la muerte. De esta manera la propiedad se hace tan comlm para la comunidad que la palabra pobreza no encuentra uso para las personas inclividllalmente sumidas en la miserfa. Be sabe de un hombre que ha estado rematadamente loco ,durante nueve afios. Be Ie tuvo prisionero en una casucha con uno de sus pies sujeto con cadenas durante todo este tieIDpo. Durante estos nueve afios dos hombres designados pOl' toda la comunidad, cada IDes, han estado vigihlndole dla y noehe, alimentandole y teniendole limpio asf como su habitaci6n. Esto ha venido {t ReI', naluralmente, nna carga pllblica para la comunidad, pero parece que se toma la cosa como un asunto de familia. Los instrumentos de labranza de Lepanto-Bontoc son po cos y primitiv~s-un arado de madera y de un solo mango, provisto a veces de una sola punta de hierro, se usa de cuando en cuando en las plantaciones de arroz, pero por 10 ordillario un palo Plll1tiagudo y chamuscado, manejado pOI' mujeres, es bastante para surear la tierra, y los pies y las manos hacen la siembra. No existe maquinaria alguna para la cosecha, pues el arroz se golpea en morieros de piedra 6 madera con un palo de madera. No se cllltiva la cafia de azucar en rantJdades suficientes para que sean objeto de alguna atenei6n, pues no existen plantaciones de Ja misma y Ja cosecha s610 proviene de unos euantos pedazos de terreno cuidados pOI' Ilocanos, y Ja cafia es machacada entre pequefios rodillos de madera que dan vueltas a mano.


COLECCION DEL SR. DEAN C. WORCESTER.

BA~A\.'E. 2. TGORROTE. 3. DECAPTTADOR IGORROTE, 4. !GORROTE NI~A CON VESTIOO DE HELECHO. 5. \.'NA JOVEN, ~(AYOYAO

1. UN !GORROTE MAYOYAO, "CACTQ.l.'E " DE LEPANTO路BO~<TOC. I GORROTE .


IGORROTES.

581

Tan insignificante es 10 que hasta la fecha se ha hecho en Lepanto-Bontoc, bajo el punto de vista de la agricultura, con excepci6n del cultivo del arroz, camote y cafe, que es diffcil decir que clase de semillas pueden mejor cultivarse en su suelo; y ademas, la provincia tiene una variaci6n muy extensa en su clima, desde el tropical a 900 pies sobre el l1ive1 del mar, hasta el marcadamente templado entre 5,000 a 6,000 pies. Sin embargo, se puede decir con toda seguridad, que. mediante la irrigaci6n esta provincia puede convertirse en un verdadero jardfn para e1 hombre blallco, para el cultivo de tales productos como el cafe, cacao, tabaco, yIang-yIang, guta percha y 'abaC{L. En tiempos pasados se ha cultivado el cafe en una escala bastante grande, habiendo sido fomentado pOl' el gobierno espanol, quedando o,bligado cada natural a sembrar un area determinada de dicha planta; pero la debilidad de este sistema consisti6 en el hecho de que el Igorrote no reportaba beneficio alguno de su labor ob1igatorio, ye1 empleado espanol, en 10 que ha sido posib1e saber, se embolsaba todos los beneficios, sienclo resultado en la actualidad, que el Igorrote muestra una cara indiferente a cualquiera proposici6n que se Ie baga para 1a siembra de semillas que se Ie dan gratuitamente. ,\ la desaparici6n de 1a infiuencia espanola desaparecieron tam bien las plantaciones de cafe a causa del descuido y la falta de irrigaci6n, excepto en aquellos que estahan al cnidado de ciudadanos espafioles particulares que continuaron vi viendo de sus tierras. Es general mente aceptado que el cafe de mejor aroma y gusto que se cultiva en el archipielago crece en estas montanas, pero, aun con eso, mucho se puede hacer para mejorar 1a siembra ye1 culti vo. EI cafe de aqul pertenece absolntamente :i la variedad ar{tbiga, la cua1 se sup one que requiere sombra y muchaagua, ]Jero aquf no tiene ni una ni otra; tampoco se observa sistema alguno en su cui dado, y esto da pOl' resultado el que I planta del cafe brote y cresca alta, desarrollandose rapidamente durante 1a estaci61 de lluvias, pero secandose y muriendose durante la ef'.tacion de secas del ano. No hay duda a1gnna de que si aqul se signiera el mismo sistema adoptado en Puerto Rico-producit路 som bra pOI' med io de plantas leguminosas de hojas finas y emplear los metodos propios de irrigaci6n-se podrfa evitar ]a cesacion perjudicial del crecimiento del arbIDI y se au~entaJ'(a en gran manera la cantidad de las dos cosechas anuales. El cacao crece en abundancia, si se Ie cuida de alguna manera, pero una vez mas vemos aquIla [alta de sombra y de agua durante la estaci6n de secas. El abaca ha crecido muy bien a una elevaci6n de 4,000 pies, y la fibra era larga, fuerte y de un ligero color de crema. J... os arboles de ylang-ylang adquieren una altura de mncllas yardas y parecen mpy prolfticas. El tabaco crece bien y sin di ficultad, pero po cas veces planta el Igorrote mas de una pequena extension de terreno, y cuida muy poco de 10 que siembra. Otras plantas de jardines de todas clases Horecen de una manera asombrosa, y, :i altitudes elevadas, se puede decil' sin cometer ningun error, que todo aquello que se puede plantar en el sur de California se podra tambien sembrar aquf. El metodo para la cosecha del arroz, que es el producto principal de la provincia, es mny primitivo. Se corta cada paja pOl' separado con un cuchillo pequeno que tiene ima hoja de 2 pulgadas de largo y menos de media pulgada de ancho, se Ie coge dentr路o de la palma de la mano; cada manojo se amarra con sacate y varios punados de estos hacen un monton 6 manojo comercial. Se trasportan estos manojos colocados en los extremos de palos llamados pingas 0 cuando alguna persona tiene una co'secha grande-pol' 10 general un Igorrote rico que es de alguna importancia entre ellos-se amontonan en pajares. EI metodo de plantar una sementera, trasplantar por medio de la mano, etc., no se diferencia en modo alguno del empleado ordinariamente en las tierras bajas, 0 en la seccion extensa del pafs en donde se cultiva el an'oz. _ Muy poco efecto ha dejado sentir la guerra sobre las cosechas de Lepanto-Bontoc, y, en realidad, apenas se puede decir que aqul ha existido la guerra. Es cierto que


582

POBLACI6N.

Aguinaldo en su huida recol'l'i6 esta provincia, pa1'l1.ndose en varios de sus pueblos, y los insurrectos mataron para su alimentaci6n 6 se llevaron parte del ganado vacuno. Tampoco las langostas han tornado una parte importantâ&#x201A;Ź: en la clestrucei6n de las cosecbas, aun cuando, pOl' espacio de algunas boras, estos insectos de vez en cuando y dentro de areas limitadas han aparecido por miriadas como nubes, para ser desalojados rapidamente pOl' "ientos fuertes venidos de las montanas. El dana mas grande que las cosec has de 1902 han sufrido ha sido causado poria seca, habiendo sido aquel ailo considerado como sumamente seco. Esto produjo graves danos ala coseeha de arroz secando yagrietando los terrenos palaueros en donde acaban de plantarse plantas ann tiernas. Con excepci6n de los campos sitl1ados a bastante elevaci6n en los costados de las montanas, no ha habido motivo, sin em bargo, que justifique el dano causado a las cosechas, pues los dos de los valles tienen agl1a suficiente para regar cien veces mas campos de los que se plantan, si los Igorrotes construyesen amplios diques para la irrigaci6n. AUIl cuando se hiciera esta crftica, eon todo, debe decirse, en justicia a los habitantes, que estos son un os acllllirables constructores de plantaciones de arroz e irrigadores, cOllstruyendo, como ellos hacen, escal6n sobre escal6n en las plantaciones llegando sin interrupcion desde el lecho de los rIOS hasta lugares sitl1aclos en los costados de las montanas a mil pies de elevaci6n. La vista que ofrece el campo en algunos de los valles estrechos de las montanas rivaliza con los del J apon, y a veces el agua tiene acceso pOl' medio de excavaciones, pOl' medio de empalizadas bechas de cafia y de troncos de madera, de algLmas millas de exten. ion. Los rios grandes estin provistos de diques en todas partes para lcvantar el nivel del agua hacia los canales yel agl1a esta canalizada a ambos lados del rio pOI' medio de grandes troncos de madera. Sin embargo, la {mica CORa que falta es la cel :;trucci6n de grandes canales de riego, para hacer los cuales serfan necesaria la cooneracion de toda 1a poblacion. La provincia no ha sufritlo mucho de epizootia. En las veredas principales que vienen desde la costa ha hecbo su aparici6n y matado algunos animales. Pal'ece que mayor numero de cerdos ha n;merto de esta e]1fermeqad que de vacunos. Los eaminos principales de la provincia han estado, se puede decir, inservibles durante la primm'a mitad del ano de 1902, pero mediante trabajo continuo hecho desde entonces basta la actualidad, han vuelto (t mejorarse )' estan ahora en una condici6n excelente. Se les encontro en muy mal estado a causa del hecho de que no habfan sido arreglac10s durante los llltimos cinco anos. Para cOl1servarlos en buen estatlo es necesario emplear una gran suma para arreglos cacla ano. Uno de los caminos principales viene de San Esteban, en la costa de Ilocos Sur, y atra\'iesa San Emilio hasta Angaqui, desde allf se une a otro camino que viene de Cand6n, por Salcedo y Concepcion, y continua hasta Cervantes hasta Hegar a los Hmites del sur de la provincia par Mancayall Y 8u)'0. En Cervantes otro camino se tlirige hacia el nordeste a Cayan, a 6 millas de distaneia, alli se bifW'ca, para volver {t unirse en el pueblo de Bontoe; la bifurcaci6n izquierda pasa por Bangnen y Sagada, pasantlo sabre las montafias {t unos 6,000 pies de elevacion, y el ramal de la )llanO derecha pasa pOl' Banco y Sabal1gan, por el valle del rio de Bontoc, a un nivelmucbo mas bajo. Desde Bontoc una al1tigua vereda espanola' corre hacia el nordeste hasta el valle del Cagayan, pero no se ha terminaclo jam{ts. Otra carretera corta espanola va desde Bontoc {t Malnit, un pueblo que tiene manantiales calicntes salinos a 8 miUas de distancia, Y otra carretera va al sureste desde Bontoc, atravie:>a los lfmites del snr de la provincia, y llega hasta Bayombong, la cabecerade Nueva Vizcaya. Todas las carreteras llltimall1ente l1leneionadas, se encuentran cn un estado deplorable, pues no han sido arregladas dW'ante algunos anos, pero demuestran mediciones e il1genierfa excelentes de parte de los Espanoles, y la carretera ultill1amente ll1encionada atraviesa 1a comarca del valle de Quiangal1 habitado por la peor clase de Igorrote:; decapita-


1, 3, 4. COLECCION DEL SR. DEAN C. WORCESTER.

1. UNA. CASA GADDAN DE ALTl'RA REGULAR . 2. CAS.-\. DE LOS MAND .~YAS, ELEYADA M,(S ALLA DEL ALCANCE DE LAS LANZA. 3. UN ,ITO EN TALUBj~, IGORROTE. 4. CAS.-\. DE [G OR ROTES, BAGNEN, LEPANTO-BONTOC.


IGORROTES.

5~3

dores, en clonde los habit.antes de cada pueblo estan absolutamente aislados del resto del llundo a cam:a de los enemigos que les rodean. Otra carretera antigua espanola, que ahora se encuentra en mal estado, se ramifica de la principal en Sabangan, y sube sobrc la eordillera central hasta Sapalo, otra regi6n famosa de habitantes decapitadorelS. En un viaje reciente hecho por el inspector de mayor categoria de la provincia a la porci6n septentrional de Bontoc, que aun aparece senalada en el mapa . bajo el nombre de Abra, se descubri6 una carretera ancha espanola, en estado inservihIe, que corda hacia el rio de Saltan y partfa probablemente de la eapital de Abra. En la sUbprovincia de Amburayan no existen carreteras y sf solamente pasos sobre los que no pueden pasar los caballos, con excepci6n de la carretera de Tagudin, en la costa, a AliJero, la capital, y una carretera rouy pobre para caballos desde Alilem a Santa Cruz, en el norte. Empleando obreros igorrotes se ha conseguido construir una carretera excelente desde Naguilfan, en La Uni6n, [1 Bagnio, de 25 millas. Ademas de esto los pueblos y las rancherias se comunican entre sf pOl' medio de carreteras en todas direcciones. El fomentar el adelanto de la civilizaci6n de una manera apropiada esta fuera de duda que es necesario, no solamente para proveer de caminos al mismo pueblo sino talObien para que los funcionarios de la provincia puedan con frecuencia y con facilidad ponerse en contacto con los habitantes. El que los caminos han sido la via de entrada para el mejoramiento de su estado y su direcci6n hacia cosa.'3 mejores se prueba pOl' el hecho de que los Igorrotes mas civilizados viven en las cercanlas de las carreteras que vienen de la costa, en donde los viajes y el trafiÂŤo tienen mas vidal Y la manera de vivir llega gradualmente a ser mas primitiva a medida que nos vamos separando de estos puntos de. partida, hasta que llegamos a regiones en clonde un individuo no puede salii' dellado de su hogar sin ponerse en peligro de perder su vida Y la gente tiene que salir .' la fuerza para cultivar sus campos mientra.'3 tanto est an protegidos pOl' hombres armados. Ademas, el gran desorden, desaseo y falta de cLl idado se encuentran en las poblaciones que estan en mas diffcil comunicaci6n con las calTetelas principales. Segt'tn la costumbre espanola l0S Igorrotes pocas veces erall pagados pOl' su trabajo pllblico, sino que se les obligaba i'L trabajar pOl' millares, Ii hacer el oficio de cargadores de los empleados, construir edificios y otras cosas para el gobierno, sin recibir pago alguno, y esto les restaba de sus plantaciones agr.icolas hasta tal punto qu~ sus cosechas sufrfan dano considerable. POI' 10 mismo que elIos ten ian que proveerse sus propias raeiones ademas del trabajo que hadan, se causaba doble perjuicio. Bajo la dOl!1inaci6n americana todo hombre, mnjer, 6 nifio que trabaja para el gobierno 6 para ciudadanos particulares recibe sn salarro, que Ie permite subvenir a sus necesiclades onlinarias, de modo que hoy dfa se observa una gran tendencia a disfrutar de mayor prosperidad. La economia y la industria encuentran ciertamente un ejemplo en las plantaciones inmensas de arroz provistas de diques que pertenecen a estos habitantes, sobre los cuales muros de 20 Ii 30 pies han de constmirse con frecuencia antes que puecla tenerse la tierra en disposici6n para la siembra, yesto tiene lugar tam bien en muchos terrenos de camote situados en los costados de las montafias. Existen valles en esta provincia en donde cada pie de terreno disponible est:.t preparado para la siembra del arroz, )" de otro modo, para el cultivo del camote. Las ceremonias religiosas y los ('anaos restan muchos elfas del numero de elIas laborables del ano, y es raras veceS grande el a.rea del terl'eno cultivado pOl' una sola persona. Cad a hombre, mujer y nino contribuye al trabajo de cult ivaI' la tierra, yes mlly comun vel' a ninos de 9 6 10 anos trabajando a mas no poder en los campos. El empleo de salarios en la provincia se limita a los trabajos del gobierno, a las minas, y como obreros en los trabajos que se realizan en algunas plantaciones espanolas, y americanae, aun cuando es muy com un el trabajar a pToporciones iguales,


584

POBLACI6N.

facilitando el dueno del terreno las semillas y animales de labor. El salario ordinario en los distritos mineros es en la actualidad de 50 centavos al dfa, 6 sea tres veces mayor que 10 que soHa ser antes de 1902, y es muy probable que antes que pase otro afio dicha suma llegue a un dallal', pues in1 subiendo Ii causa de la necesidad de trabajo en que se encuentran los mineros americanos y el pequefio numero de obreros que se encuentra en los distritos mencionados. El precio del salario dado por el gobierno en los trabajos de los caminos publicos da de 1 peseta al dfa para los hombres y 10 centavos para los nifios, y cada individuo que desea trabajar puede encontrar empleo. EI trabajo particular se paga Ii 15 centavos diarios para los hombres, 10 centavos para las mujeres y de 6 ~t 8 centavos para los ninos. * * * EI sistema de trabajo empleado es dificultoso para el capitalista, pues el Igorrote jamas trabaja mas de seis dias de una sola vez en los trabajos del gobierno, y menos en trabajos particulares, excepto en muy raras veces, cuando otro hombre de su mismo barrio Ie reetnplaza. Se inauguro este metodo durante la domiuacion espafiola, cuando no se pagaba nada por el. trabajo, sacandose el numero necesario de hombres de los varios pueblos de Ull distrito, {t quienes, despues de trabajar durante una semana, se les permitfa vol vel' a sus hogares, siendo estos reemplazados por otra conscripci6n equivalente. Como el gobierno no alimentaba a estos hombres, y como las personas mas ricas y de mas importancia de los pueblos 8iempre ordenaban a los mas probres de entre elIos a que se vayan a' trabajar, vino a ser la costumbre en el pueblo, como una comunidad, el proveerles de comida para su sostenimiento que estaban trabajando, ~ntribuyendo cada familia con su parte. Durante el afio 1902 suosisti6 este modo de proveer comida, pero ahora va desapareciendo, debido al hecho de que los residentes de un barrio van empezando a comprenderque un obrero que percibe salario estli en la obligaci6n de proveerse de 10 que el come. Sin embargo, el trabajo pOI' semana todavfa perdura, y nuevos hombres son enviados para sustituir ~t los que estan trabajando durante la semana. En la actualidad el Igorrote recibe su peseta y esM dos dias sin trabajar y sin recibir salario, sin importarle nada el tiempo y cansancio que emplea para ir y vol vel' dellugar donde trabaja a su casa. Como un obrero bien vigilado el Igorrote es excelente, trabajando asiduamente durante diez horas al dia, y ciertamente, en las pocas clases de trabajos que el entiende-como es el construir diques, cercos, canales de riegos y carreteras-se Ie puede comparar casi ala clase de extranjeroR que hacen la misma clase de tralJajos bajo el mando de capataces en America. Sin embargo, se Ie debe mantener bajo vigilancia constante con paciencia y buen humor, pues cnalquiera demostracion tle desagrado 6 de abuso Ie hace insolente e inMil, yahora que comprende que no se impone pena alguna pOl' negarse a traba,ar el esta siempre dispuesto 11 abandonar su trabajo si cree se Ie hace alguna injusticia. Por cargal' efectos desde Naguilian a Bagulo, una distancia de 25 millas y una elevacion de 4,000 pies ellos reciben 1 Pp.so adem as de la com ida, diez veces mas de 10 que recibian en tiempo de los Espafioles. Todos los muebles, provisiones de boca y otros artfculos para la capit~I ' incipiente de Bagulo, se trasportan sobre la carretela lIevandolos los Igorrotes sobre sus espaldas.

Acerca de los Kalingas, una ramitieacion de 1a gran tl'ibu de los 19'orrotes, el gobernador Gonzaga, inspector de 1a proyincia de Cagaran, dice 10 siguiente: Ademas de los habitantes cristianos 0 civilizados, existen otras razas salvajes que habitan en las faldas 6 costados de las montafias, formando rancherfas diferentes de las de los cristianos. Estas razas estan divididas en las de los" Kalingas" y de los "Aetas." Los anteriores tienen pelo lacio, son de color oscuro aceitunado, de constituci6n fuerte y robusta y viven en grllpos Ilamados "rancherias." Construyen casas de cana, de tejado hecho de hojas de palmas, muy c6modas, que se parecen mucho a las


IGORROTES.

585

casuchas de cai'ia de los cristianos, con una puerta de entrada pero sin ventanas, coeiDa U otras divisiones. 8610 consisten de una sola habitaci6n por 10 general, que solamente se usa como dormitorio; su indumentaria consiste, para los hombres, de una camisa que llega hasta el abdomen, apretada y casi adjustada a la forma del cuerpa, can una abertura sobre el pecha, y de mangas estrechas; algunos de ellos estan provistoR de cuello ef'trecho y otros no 10 tienen, y tienen cintas de media centlllletro de ancho que 10 am arran en forma de corbata para cenar la abertura; no usan pantalones, y tienen sus piernas desnudas, y un trozo de tela de 20 centfmetros de aneho y 1 metro y medio de largo se arrolla alrededor de la eintura, se pasa entre ambos musios y se amarra atras. Las mujeres usan una camisa semejante a Ja uf'ada par las mujeres filipinas pero con una abertura mas pequefia en el cuello, mangaR estrechas, y faldas que les llegan hasta los tobillos, y otras, en vez de usar una falda usan una prenda de vestir en forma de un saco sin fondo, que se sujeta a Ja cintura pOl" media de una cinta. Todas Jas telas que usan son tejidas por las mujeres, hechas de algod6n sembl'ado por los hombres. Todos los hombres, al igual que las mujeres, llf'van aretes, pero generalmente los hombres s610 los llevan en una oreja, annque algunos como las ffiujeres, los tienen en am bas. Las mujeres, especialmente las sol teras, llevan collares que ronsisten de monedas perforadas 6 en pasta trasparente de color lie am bar en forma de granitos, y pulseras de cobre 6 plata que elias compran de los Chinos. Los Kalingas, que en el dialecto ibanag sigFlitlca "enemigos," se dedican al culti vo del tabaco, malz, arroz y camote, y tam bien a la caza de venados, jabalies .y carabaos cimarrones. Ellos tienen carabaos para las Jabores del campo y caballos de montar para su uso personal y para hacer excursione~ Enos emplean Ja misma clase de arado que los cristianos usan para labrar sus t~erras. Como arma de gueiTa, ellos emplean una lanza pro vista de unta de hierro muy agucla y de mango de madera de metro y medio de largo, poco mas 0 menos, ~Il adornos de cobre 0 de hoja de lata; una especie de hacha; de poco espesor, COI1 el filo de un cuchillo, de 146 15 centfmetros de ancho y de Ul108 10 de largo, de forma irregular y de adOl'nos semejantes a Jos de una lanza, y un escudo de madera ligera hecho artisticamente, de 1 pie de ancho y medio pie de alto. Rus metoclos en Jos trabajos agricolas son identicos a los de los cristianos y se mencionariLn mas abajo. Ello!:! no tienen una religi6n determllJada; algunos rind en culto al sol sill explicarse el POl'qUe; otros alloran a un sel' grande, el hacedor de todas las cosas lJ ue vemos, y otros veneralJ las almas de sus antepasaclos; el mas valiente entre ellos es su rey, y los mas viejos hacen el otlcio de jueces y de oraculos. Castigan el adulterio y el robo dentro de la rancheria cometidos POl' los indivicluos de la misma, pero no 10 hacen as! cuando el delito ha sido cometido en otra rancheria. Celebran. fiestas con bailes y cantos al son de sus instrumentos, que consisten en una ganta que tiene la forma de una plancha de cobre que se golpea con una mano como 1111 tamboril, y una fiauta pequefia de cafia aoernas de una trompeta de bambui los bailes 10 bailan los hombres y las mujel'es solos y llunca pOl' parejas 6 juntos. Levantan sus manos al aire como en actitud de voJar y correll alrecledor de un drculo, arreglando sus pasos al tiempo de la musica, y de vez en cuando dando gritos agudos como los aulliclus de un perro 0 de illl venado. Cuando se muere un Kalinga poderoso, se colnca RU cadaver en posicion sentado en una si 1I a, y se celebran fiestas durante el tiempo necesario para consumir los vacunos que el difunto ha dejado. Asisten todos los miem bros de la rancheJ'ia aSl como aquellos de las rancherfa8 aliaclas 6 amigas. Ellos comell y bebell bebiclas espiriillosas y bailan durante el dia y la noche delallte oel cauuver, que es enterrado despues que los animales del difunto han sido manducados; de esta manera si el difulltO fue pobre, no tenia mas que un carabao, se entierra su cadiLver al dia siguiente. A. juzgar pOl' su fisionomia, los Kalingas deben haberse derivado de la raza malaya.


586

POBLAcr6N. LOS ILONGOTES.

AI describir a los Ilongotes, el gobernador L. E. Bennett, de la provincia de Nueva Vjzcaya' que hizo la enumeraci6n del cen80, dice 10 siguiente: Ellos son absolutamente salvajes y decapitadores de seres humanos, y ningun joven es aceptado en matrimonio hasta que haya presentado {L su futura esposa una cabeza humana, no importa de quien haya aido. Pudiera ser la cabeza de un hombre, mujer 6 nifio perteneciente a otra rancheria de su propia raza, pero nunca debe pertenecer a un individuo de su propia rancheria, siendo esta la unica restricci6n. Despl1es de decapitar a un individuo, el decapitador lleva una cubierta bien adornada sobre su cabeza, cuyo armaz6n esM. hecho de bejuco adornado de alambres de co ore, pelos blancos de cabano, estambre rojo y conchas 6 botones. Proyectando desde su fre11te a casi 1 pie de longitud eilleva el pico rojo de un pajaro, conocido entre n080tros como un cuerno de pico. Se celebran fiestas y otras di versiones, y la pareja se considera casada C despues que el hombre haya regalado Ii su futura esposa la cabeza de un hombre. Los jefes de toclas estas rancherias me asegurarop que el adulterio era desconocido entre su gente y que las relaciones de familia se observaban de un modo muy estricto. Me dijeron ademas que nunca haNan oido del caso de Ulla joven que haya dado a luz antes de su casamient.o. No se puede decir que enos tengari religi6n alguna, pero CI'een en fantasmas, espiritus malignos y son muy supersticiosos. EIlos no tienen carre teras 6 caminos bien trazados, sino que viajan a trave de bosques espesos en donde ellos viven como muchos venados monteses, trepando y haciendose lUg'ar en medio de la espesa vegetaci6n con sus cabezas agachadas y sin odeI' caminar COll el cuerpo derecho It causa de 10 crecidos que estan los arbustos y las matas .â&#x20AC;˘En donde ellos 10 puedel1 hacer, ellos utilizan los lecbos de los pequefios arroyos de las montafias como caminos, pues el agua borra sus huellas y sus enemigos no les puec'l.en seguir. Estan eUos tan acostumbrados al asesinato que dicen que si e1l0s viajaran siempre por caminos bien trazados, sus enemigos sabrfan pOl' donde habl')an de pasar y se escondel'ian esperandoles para matarles, pero si no tuvieren caminos nadie sabria pOl' donde habian ellos de pasar. Ellos suben los arboles retorciendo sus cuellos en todas direcciones en busca de miel de abeja, frutas y otros prDductos de los bosques, que ellos aprecian, pues viven pn gran manera de los productos naturales de los bosques. Cazan los jabaHe-s yvenados con arcos, ftechas y lanzas. Cada persona escoge su propio nombre cuando llega a la edad conveniente para . tomar uno, y adoptau los nom bres pOl' 10 general de rocas, arboles, montaiias, rios y ot.l'OS objetos de la naturaleza. Despues se cambian de nombres COil frecuencia si creen que e1 antiguo les trae mala suerte, 6 despues de haber estado enfermos para que e1 mal espfritu no les reconozca en 10 sucesivo. Son la gente mas primitiva que se puede imaginar y no tienen manera de recordar el tiempo. Cuentan con sus dedos solamente hasta diez unidades. POI' ejemplo, ends no pueden contar ocho personas, sin hacer uso de sus dedoE', sino que tiellt'n que coger a eada individuo y apartarle a un lado, y contarlos todos de una vez, anotando su cuenta con sus dedos. Recogen los productos de los bm;ques para trocarlos con los cl'istianos con telas y otros objetos, y hacen citas de antemano de bajal' el llano a la mitad de la distancia, en un terreno neutral y haeer el cambio. Apuntan el dla convenic1o para la cita de la siguiente manera: Si la cita ha de tener lugar de ocho dfas en adelante, el Ilongote hace ocho nudos en una cuerda, uno para cada dia, y entonces a medida que trascurre el tiempo 131 va cortando un nudo con cada dia que pasa, y cuando solamente queda un nudo en la cuerda el sabe que al dfa siguiente debed acudir a su cita, y comienza su viaje llevandose su cera de abejas y


ILONGOTES.

587

otros articulos para el trMico. Tanto los hombres como las mujeres llevan el cabello largo Y 10 tienen general mente atado con pafio rojo, alambre, y pelo de caballo. Las casas de los Ilongotes est.in construidas sobre postes de madera de 5 a 9 pies de elevatioll sobre el suelo, y est{m hechas de cana, bejuco 0 bambu, con el techo hecho de ilojns de palmas. En su construccion no se usan c1avos y solamente trozitos de madera, y la (mica herramienta que tienen es un bolo largo y pesado. Las c:asas no tiellen mas que una sola habitacion, y son de 8 a 20 pies cuadrados, COil un hogar de fuego para cocinar, situado en un rincon y hecho de ba.rro all1aza<\o de varias pulgadas de altura sobre el suelo, el cual se endurece, gracias al calor del fuego. Son muy amigos de los perras y tienen hasta 20 alijados en una casucha pequefia, todos los cuales c1uermen sobre el suelo con la familia. Ellos hacen fuego usando el pedernal y un pedazo de acero. Los craneos de animales son nlUY buscados para adornar el interior y el exterior de las casas. Esta gente no vive ell un mislllo lugar durante mas de uno 6 dos anos. Ellos cOltan un buen numero de arboles para plantar camotes y otros productos con que cubril' sus necesidades, y despues de <los alios a 10 mas, se trasladan a otro lugar y esta,n continuamente ('[till biando los nom bres de' sus ranchel'ias. Los artfculos principaJes de comer son el camote, los platanos, el anoz, el babi, el maiz, y otros frutos y nueces de los bosques. Ellos comen con sus dedos. Destilan de la cafia de aZL1car una clase de ron y son muy aficionados a las bebiclas alcoholicas cuando 10 pueden conseguir. Los Ilongotes dependen de la caza para conseguir Stl carne. Cazan el venado y los jabalies, que abundan y son excelentes tiradores de su arco y fiecha. Para la caza emplean perros, redes, arcos y fiechas, lanzas y preparan trampas, etc. Tam bien usan fiechas envenenadas, cuya ponzolia Ja extraen de ciertas pJantas y arboles que eUos encuelltran en los bosques. Esta gente cultiva el suelo en un grado muy limitado, y las herramientas que usan son las paJas de madera y bolos. Para el cultivo del suelo las mujeres trabajan tanto 6 mas que los hombres. Los prolluctos que cultivan son el camote, alguna cantidad de arr03, pJatano, gabi, tabaco, maiz, canas de azucar, algunas cebollas y calabazas. Abunda tanto la tierra que nunca disputan acerca de-clerechos lie propiedad. Parece que no saben nacla acerca de minerales 0 de minas, y si existe aJgun mineral en su cliHtrito no se sabe narla acerca de ello, y serfa una eomarca muy dificil cle explorar. Ellos recogen cantic1acles considerables de miel de abeja y cera virgen. Se comen Ja miel y trocau la cera con los cristianos pol' vesticlos, etc. La cera se emplea para haeer velas. Esta gente esM continuamente en lucha entre sf. Un grupo pequefio de cuatro rancherias, compuesto de 200 !l 300 habitantes, podia estar en relaeiones amistosas entre sl; pero !t 5 6 6 millas de distancia, las tres 0 cuatro rancherias cereanas de la misma tribu y lenguaje, estaran con seguridad en lucha constante. Nunca luchal)- en campo abierto, sino que emp!ean pOl' completo el asesinato y la emboscada. EmpJazan eapas puntiagudas y ballestas para cad a uno en los sitios en clonde se supone que el enemigo frecuenta, y usan lanzas y are os y fiechas con Jas puntas envenenadas cuando se ponen a peJear. Siempre matan el herido y Ie cortall la cabeza que se !levan consigo como trofeo a sus casas. No se conoce la esclavitud, excepto en ca,os muy raros cuando un indivicluo de una rancherfa consigue hacer prisionero a, un nifio perteneciente a una rallcheria enemiga. Entonces el nino capturado no es, por 10 general, objeto de venta sino que permanece en la propiedad del que 10 cautivu y se Ie trata de La misma manera que si fuera un miembro de Ja familia, y final mente se casa con alguna mnjer de sn tribu adoptiva y sus hijos dejan de ser considerados como eseJavOfl. Esta gente vive en pequefias rancherfas. Las casas esMn muy dispersas y eSCOlldidas en sitios inaccesibJes escogidos a causa de su posici6n estrategica, y ocultos de la vista de los demas en 10 que sea posible.


588

POBLAcrON.

Por consentimiento mutuo de la mayoria de los habitantes se elige Ii una persona como jefe 6 capitan de la rancherfa. Esta es por 10 general duefia de la propiedad mas grande de la rancheria, pero pudiera ser que se hubiera escogido tambien porque es la persona mas valiente. Generalmente el individuo mas valiente de la rancheria esta tambien en posesi6n de los bienes mas grandes. Enos tienen un c6digo . bien recollocido, pem no escrito, de derecho coml'tn que regula el pago de deudas, los derechos de propiedad, el matrimonio, el divorcio yel adulterio, y son por 10 general gente de mucha moralidad. Tanto los hombres como las mujeres pueden poseer bienes. Si se contrae matrimonio con una mujer que posee bienes en otra rancheria, el hombre debe ir a vivir en la rancheria de la roujer con quien va Ii casarse. Si la lImjer carece de bienes y el hombre es el que las posee, entonces ella se va a vivir en la mujer rancheria de su marido. Las enfermedades prineipales son las enfermedades de la piel, la fiebre, la viruela y la tisis. Parece que no tienen idea de 10 que es la medicina 6 el tratamiento de una enfermedad. Atribuyen las enfermedades Ii la influencia de espiritus malignos. Om'an las heridas mediante la aplicaci6n de ciertas hojas de arboles. Ellos soportan las enfermedades y el dolor con una resignacion est6ica y jamas se quejan. No tienen medicos ni curanderos. Entierran a sus muertos en una posici6n sentada en cualquier lugar escogido para el efecto por los amigos 6 parientes, y no tienen lugares aprop6sito designados para enterrar sus muertos. Esta gente tiene mny pocos animales domesticos y -110 posee vacunos 6 caballos. Los animales de que disponen son los perros, cerdos, gaUos y gallinas y algunos pocos gatos. Las industrias de esta triba son fiUY insignificantes y se reducen a recoger cera para hacer velas, y coger otros frutos de los bosques que tienen su valor en las rancherfas de cristianos. Ellos haceD algunos p~tates hechos de hojas de palmas y de fibras, cestos y bolos que eUos compran de los cristianos y dan la forma que se les ocurre, poniendo adOl'nos de bronce en los mangos y vainas. Tambien hacen enos sus saetas de acero y madera dura y algunas lanzas. LOS MANGUIANES.

Esta gente salvaje, que habita las montafias de Mindoro, es pl'obablemente un cruzamiento entre N egritos con otros Filip;nos, y es probable que los que viven en algunos puntos tienen alguna mezcla de sangre blanca. Acerca de enos el capitan R. G. OfHey, del Ejercito de los Estados Unidos, inspector del censo y gobernador de Mindoro, informa ]0 siguiente: Ellos no son cristianos, pero tam poco son salvajes por naturaleza 6 por habito; se echan Ii correr a la vista de un extrafio si la venida e intenciones de este no han sido anunciaclas de antemano; su indumentaria consiste de un taparabos, adem as de, en el caso de las mllchachas, algunas 40 a 80 yardas de bejuco arrolladas' a la cintura. Estun di vididos en varias tribus, siendo los principales la de "Buquit," "Bangon" y "Batanganes," que viven en grupos 6 en familias haciendo el mas viejo el papel de jefe; son trabajadores y construyen casi todas las bancas usadas en la provincia; no tienen conocimiento alguna de la agricultura, e ignoran el valor del dinero, hecho de que el Filipino se aprovecha para darle un punado de sal pOI' una banca, al paso que el precio de un bolo pequeno de trabajo ha costado al Manguian diez afios de servidum bre. He visitado recientamente Ii los "Batanganes," de quien se dice ser la "tribu blanca" de Mindoro, pero, con excepci6n de una nariz de estilo romano pronunciado, no he encontrado trazas de sangre blanca en la tribu. Entre ellos como entre los


TAGBANUAS.

589

Filipinos, algunos son de color mas 6 menos blanco, debido a protecci6n contra los rayos dfll sol, pero no creo una palabra de los cuentos que se han propalado acerca de su origen. LOS TAGBANUAS.

Con la excepclOn de alg'unos miles de Filipinos cristianos, la isla de Paragua est a poblada de 108 individuos de este tribu, de algunos' Bataks y de Moros. Los Moros se han establecido sobre la costa de la parte sur de la isla, al paso que los Tagbanuas ocupan las montafias del interior. Lo siguiente es un extracto tornado del informe del mayor L. A. Lovering, del Ejercito de los Estados Unidos, que, como coman dante mili.tar de aquel distrito, actuQ como inspector del censo: La tribu esM compuesto de Malayos, que son tfmidos y supersticiosos, pera van comenzando a asociarse con los Filipinos y Americanos. Tienen alguna pequefia iDstruccion yun alfabeto propio, que se asemeja al primitivo alfabeto tagalo. Cuando escriben, 10 hacen generalmente sobre trozos de cafia. Esta gente cultiva arroz, recoge miel para su alimento, cera y almaciga, y hacen nipa para su propio uso y para la venta. Sus casas son muy pequefias, 6 a veces no son mas que cobertores sin tabiques. Cuando se acaba su provisi6n de pa1ay y IDiel de abeja vi ven de raices, camotes y algunas verduras que cultivan. EsMn gobernados per jefes 11amados "maguerares" y un consejo de ancianos.- No se sabe la forma en que se lIevan it cabo las relaciones entlle los jefes y el consejo. Son inofensi vos y no causan molestias. Viven por 10 general en un sitio durante una estacion del afio, para despues abandonar sus casuchas 0 viviendas e ir a otro lugar, cortan las malezas y las queman, y siembran palay por espacio de un ano. No tienen vacunos 0 carabaos, y les es mas facil cortar las matas y malezas que despejar el campo de zacate y otras yerbas. Por 10 general habitan las faldas de las colinas 6 montafias. Los "Palauanuas" no son mas que una rama de la tribu de TagbaDlias, pues hablan el mismo lenguaje 6 un dialecto que varia muy poco dellenguaje regular. Viven sobre la costll, se asocian con los Moros y muchos de e110s se han convertido a la religi6n mahometana. En las montafias que estin cerca de Bono Bono existen algunos Tagbanuas que no se comunican con otra gente, ni aun con los demas de su tribu, y no permiten a nadie entrar los lfmites de su territorio de la montana. Los Moros y los demas Tagbanuas los temen y tienen horror a sus cervatanas, pOl' medio de las cuales se dice que ellos enV1an saetas emponzofiadas. Trafican con otras tribus de una manera muy peculiar. Cada individuo coloca sus artfculos (cera y almaciga de parte de los Tagbanuas salvajes, y bolos, telas, tabaco, etc., de parte de los Moros U otros Tagbanuas) en un lugar designado, y entonces se verifica la transacci6n a una distancia por 10 general mayor que el alcance de la cervatana, y entonces cada individuo aparta separadamente los generos que Ie pertenecen despues que se ha terminado la transaccion. Todos los Tagbanuas fabrican y emplean cervatanas hechas de cana pequefia. Ellos tiran saetas pequefias que, en algunos casos, estan envenenadas. Enos matan pajaros y caza pequefia. Todos estan provistos de bolos que los compran de los Filipinos 6 Moros. . Los Tagbanuas cosechan gran cantidad de arroz. Fabrican y usan implementos de agricultura hechos de madera dura y cafia. Los Tagbanuas que viven cerca de Puerta Princes a van comprando y usando mas articulos y herramientas cada ano. En 1900 hubo una epidemia de viruelas, que continu6 hasta 1902. Parece que


590

POBLACI6N.

sigui6 tlU curso y se extingui6 de S1. S~ dice que dos terceras partes de la poblacion de mnchos barrios han muerto de esta enfermedad. Los Tagbanuas no beben grandes cantidades de bebidas intoxicantes, pero usan el buyo. Viven hasta una edad bastante avanzada aun cuando sus h~ibitos y manera de vivir no parece que les Bevan a la longevidad. Ellos poseen muy poca 0 ninguna propiedad. Por 10 general no Hevan mas que un del antal, con excepci6n de aquellos â&#x20AC;˘ que viven cerea de los puertos 6 barrios que, cuando se van a traficar, llevan vestidos filipinos. . Son generalmente pacificos entre sl, y son tfmidos cuando se ponen en contacto con Filipinos U otras personas blancas. LOS TIRURAYES.

Lo siguiente esta tornado del in forme que sobre los Tirurayes de Cottabato ha escrito el primer teniente G. S. Turner, del decimo regirniento de infanteria del Ejercito de los Estados U nidos, que ha estado entre ellos, y ha tornado. parte activa en recoger datos para el censo: El territorio habitado por los Tirurayes se puede decir que tiene la forma triangular; limitado en un lado por el rio Grande (en su ramificaci6n sur), en el otro lado pOl' e1 mar, y en el tercero con una linea trazada desde Taviran, en la parte del SUT, basta la boca del rio Little Tran. En el valle situado allado de las montafias cerca de Taliyan existen algunos ot.ros individuos de esta tribu, cuyo numero se calcula en unos 200. Estos Tiruray<>s de Taliyan se diferencian alglln tanto de la porcion principal de la tribu en cuanlo al lenguaje, maneras, costumbres, etc. No se alian Cll matrimonio l:on indi\'iduOB de la propia tribu, y mantienen pocas relaciones con elI os. En todo este informe no se les ba her-ho objeto de alguna narracion general. Los pequefios datos que he obtenido acerca de el10s han sido facilitados pOl' el Oafaduan BrU110, en Ocwan. No he visto a. ninguno de e11os, ni tam poco he "isitado su territorio. La COlllarca habitada pOl' los Tirurayes esta llena de bosques y montafias. Existen dos sierras bien marcadas, una que s.e extiende a 10 largo de la costa y la otra hacia ellado occidental del valle del rio Grande. El territorio intennedio es muy inaccesible y quebrado. No hemos visto valles abierto; de alguna extension, con excepcion de uno en las inmediaciones del origen del rio Matabal. Los rios Tibuan, Matabal y Malibakac son los l1nicos de alguna impol'tancia aUlllJue existen un sinnumero de arroyos y esteros en todo el distrito. EI rio Tibuan y el de Matabal son navegables para "vintas" pequefias {t poca distancia de sus hocas, pero los Tirurayes raras veces se arriesgan sobre el agua. Las casas de los individuos de la tribu eshl,n invariablemellte edificadas sobre las cimas de las colinas 0 sobre ladel'as casi inaccesibles y se levantan II J 0 6 15 pies del snelo. Se apoyan so]n'e postes pequefios 6 sobre el trollCO de UIT arhol que ha sido cortado a la altura deseada. El techo esta. hecho de nipa 6 de hojas de otras plantns, pero a veces no tienen tabiques. Se tiene acceso ala casa pOl' medio <Ie un poste que se quit.a nor la noche. Se emplea el bejuco para sujetar los J1Jaderos, et('. El suelo esM 110 de tablas, de corteza de arboles, 0 de cafia macbacada. TocIa la constrncci6n es insegura y produce mucho ruido. El gobierno de la tribu se puede decir que se aproxima mas al sistema patriarcal que a cualquiera otra forma determinada. La facultad de imponel' mnltas (al par('e~r, su unico medio ordinario de castigar) y decidir las disputas de todas cIa 'e" esti investida en el jefe, 6 "cafaduan," del barrio. Existen varios grados de cstns cafacluanes, algunos mas elevados en la escala social que otros, pero toclos parE'n' que ejercen igual jurisdiccion en su propio territorio. Estos puestos son todos heredita-


1.

BA 1 LARTNA TJROR.AY, COTTABATO.

2. ATA DR

nAVAO. 3.

GRTT PO nl~ ;\f ANGAYANE.'S DE MINDORO . DI路: ;\II SAi'II S.

5.

;\IONTESES, PROV I NC IA

1 2. COLECC ION DEL SR. DEAN C. WORCESTER

4 . ;\I ANG"\Y "\~t PROVINCIA DI<~ MI Noono


TIRURAYES.

591

rios, pasando por todos los hijos de un cafaduan antes que deRdendan a los hijos val'Ones del hijo mayor. Parece que las faltas mas principales son el robo, el adulterio, y los delitos de igual naturaleza. Se aceptan mnltas ordinarias de cierto nllmero de lanzas, tam bores, ornamentos, etc., pOI' los delitos cometidos. Estas multas son impueFltas por el eafaduan, que esM, sin embargo, asistido en la resoluci6n de los MuntoB clel barrio por los hombres ancianos. La gente vive en grupos que comprenden tres a. ocho fanlilias, muchas de las cnales estun mas 6 menos elDparentadas. No se COllstrll),en las casas lUll)' cercanas llnas a otms; a veces ocupan algunas millas de territorio. Caua rancherfa tiene su cafaduall, euya autoridad se limita {t an propia gente. Las disputas que se originan entre individuos de harrios diferentes son arregladas pOl' los cafaduanes de las partes interesadas. Si bien esios varios grupos son nominalmentegrupos de familias:1 veces el matrimonio hace entrar en su seno la gente de otros grupo~. Ellos reconocen los males del matrimonio entre parientes )' por 10 general las partes contratantes vienen de diferentes barrios. Por 10 general las familias <lel joven y de la muchachaarreglanel matrimonio, con frecuencia sin el conocimiento de los interesados. Orclinariamente el padre del joyen toma la iniciativa. Una dote 6 dinero de compra, euya cantidad depende de los atractivos de la futuraesposa, debe ser pagado al padre de la prometida antes de celebrarRe el contrato. 'foda la ceremonia del matrimonio, que cOJisiste en bailes, fiestas, etc., puede dural' dos 0 tres dias, pero el mismo acto de matrimonio es muy sencillo y corto. La ceremonia se celebra sin el auxilio de sacerdotes 6 de ritos religioRos. Estoy inclinado fl creer que en esfos dias se han omitido las ceremonias de forma de tiempos anteriores, siendo Ja dote e1 requisito que aun subsiste. Esto ocurre principa1mente con la gente que ha estado en contacto con la civiJizacion durante cierto numero de afios. En realidad, creo que gran 1111111erO rle supel'sticiones y creencias, 131 bien recihen m6.s 6 menos consideraci6n y respeto, han camLiado 6 se han moclificauo en gran manera, gracias a su contacto con los Filipinos, Espanoles, y basta cierto punto con los Americanos. Entre ellos hay uua especie de sacerdote lIamado "bali{m." En la actualidad existEm l1lU)' pocos de su clase. Estan mantenidos pOl' e1 pueblo, pero parece que ejercen ll1UY poca inftuencia sobre ellos. Los balianes pretenden que ellos tienen e1 poder de dejar el mundo, sllbir al cielo y eomUniCal\ e con Dios. Dicen tambien que Dios desciende y toma parte en la comida en sus casas. De ei"ta manera engaiian a todos los que les traen comida-que los balianes no tardan en apro\'echarse de ella. Estos sacerdotes tienen a1g111laS ceremonias, tales como bailes y cantos. A veces ell os pretenden estar en estado de extasis y predicen los acontecimientos futuros. He encontrado a ll1uchos de esta gente que ridiculizall a los balianes y sus hecbos Y Sll poder va desapareciendo . . La gente cree en la vida futura, tanto buena como mala. Sin embargo, todos ellos esperan cOl1sejZuir la parte buena de la vida futnra. Conservan tradiciones de un buen numero de gente buena que existi6 en tiempos anteriores, pero ningul10 es conFliderado como una divinidad. No se de ceremonias algunas religiosas que se celebral1 ,\ intervalos determinados, 6 de dia en dfa. Parece que sus rezos se dirigen {l los (,Rpiritus malignos y a los demonios, en quienes elI os tienen firme creencia. ElIos tienen sinnllmero de amuletos para la protecci6n propia, para adquirir herll10sura, {'ausar daiio tt SIIS enell1igos, predecir 10 futuro, etc. Sus viajes y empresas est6.n con frecuencia supeditados a1 canto de una c1ase de paloma silvestre llarriada " Iemugan." La nota 6 la direcci6n de donde se ha oido el canto hace ;lignificar un huen 0 mal agiiero. Esta superstici6n particular parece que est~t muy arriagada en todo e1 pueblo. Se practica la poligamia hasta cierto punto, pero por 10 general la gente es demasiado pobre para poder sostener mas de una esposa. Tambien se conoce entre el10s


592

POBLACI6N.

1a esc1avitud a causa de deudas, pero son muy raros los casos en que hayan realmente apelado a este castigo. POl' 10 general toma la forma de un embargo de los hijos del deudor despues de la muerte de este. Las mujeres, si bien estin bastante bien tratadas, tienen que hacer gran parte de los trabajos. Ayudan a los hombres en la limpieza de las tierras y en el sembrado, pero cosechan sin la aYllda de aquellos. Se les exige que tl'aigan el agua necesal'ia para los usos de la casa, y como esta esta generalmente constrnida a una distancia considerable' delillgar en donde se ha de sacar aquella, la tarea no etl facil. Ellas hacen los cestos que usan para llevar sus articulos y tambien hacen la mayor parte de los petates que se encuentran en el mercado de Cottabato. Ellas cocinan y estan encargadas generalmente de los trabajos caseros. Los hombres hacen sus arcos y flechas, cazan, y preparan trampas para los venados, cerdos y pajaros; buscan rakes y yerbas, y ayudan en la limpieza del terre no yen la siembra. A veces llevan los procluctos al mercado, pero generalmente este trabajo esM a cargo de las mujeres. POI' regIa general, las familias son pequefias; de si esto es natural 0 pOI' dcsignio propio no puedo decir. Se dice que ellos comprendell la preparaci6n de una mediciua de rakes y yerbas que evita la concepcion. Ellos no tienen curanderos 0 medicos, pero los ancianos y mujeres estan mas 0 menos famjliarizados con el uso y preparacion de plantas y yerbas. Los Tamontacas, los Cusiones y los otros Tirurayes adyacentes It Cottahato comercian con los Chinos; los Tirurayes de la. costa comercian con los ChinoH y los Moros, mientras que los ' pueblos del interio emplean los Manohos como intermediarios, Estos compran poco del extranjero pero 10 que compran comprende casi todo 10 que poseen. Sus armas son lanzas, crises, arcos y flecbas, bolos y algunos cel'vantanes. Solamente fabrican sus arcos y flechas y cervantanes. Sus yasijas de barro para cocinar se procuran fuera de su pais .. EI hilar y tejer les es desconoeido. El ropaje de los hombres consiste de un par d pantalones cortos y una camisa, con nn panuelo qilE' usan alrededor de sus cabezas; las mujeres llevan un sarong que se usa coruo saya y una chaqueta algo parecida a la de los hombres, pero que es milS corta y se usa muy ajustada. Los saronges genel'almente son hechos pOl' los 1\1oros y las camisas y pantalones se compran de los Ohinos. Ambos son manufacturados de algod6n. Los hombres y las mujel'es todos mascan el buyo, y se ennegrecen y afilan sus dientes. Los hombres que viven cerca de la costa frecuentemente se cortan la parte interior de los lobulos de las orejas. Nunca he visto algo que se parezc:a a un arete usado en los lobulos. Las mujeres, pOI' el contrario, llevan en sus oreja.'l eadenas de cuentas y conchas trabajadas con Dlucho esmero, que pasan porIa garganta de una oreja a la otra. Tambien llevan ellas collares de cuentas y conchas, engastados a veces en plata. Ciiien sus cinturas con cinturones de piezas de latOn ef'lJirales, a vecei'lllnidos a cuentas. Los tobillos y las mufiecas los cubren con pulseras <le loton. Algunas de las muchachas a mi juicio deben llevar libras de elias. Peinan sus cabell os de manera de hacer un nudo alto en la cabeza con un ligero cerquillo en la frente. Los labios con frecuencia los tifien rojos. Como las chaquetas de las mujeres raramente se abotonan y con igual rareza Hegan al sarong mas abajo, el efecto de todos estos adOl'nos es muy marcado. LOB hombres lIevan los cabell os largos y amarrados en un uudo bajo sus paiiuelos, o los cOl'tan MTente. Tienen muy poca barba 0 bigotes, y no llevan adOl'nos. Los adornos que las mujeres usan los cornpran de los Chinos, y los generos los compran en piezas 6 ya confeccionados en diferentes articulos. El" agun" 0 tambor de laton tambieulo compran de los Chinos. La tribu es pobre, y una gran parte del poco dinero que acufian se destina iI, la compra de estos adornos inutiles, tam bores, etc" pOI' los c:uales pagan unos precios sumamente excesivos en vista de su pobreza, Con la excepcion de algunas esteras


SUBANOS.

593

y cest08 confeC'C'ionados cerca de Cottabato sus unicas entradas resul tan de sus cosechas y de la poca guta-percba (Iue pueden recoger. Sus llnicos animales domesticos son los perros y las gallinas. Las ('()sechas que e110s producen consisten de arroz, maiz, cebollas, un poco de tabaco y camotes; estos ultimos compl'enden probablemente las cuatl'O quintas partes de la entel'a cosecha. Rara vez siembran mas de uno 6 dos alios en el mismo lugar, yabandonan sus casas, fabricando nuevas cerca de los nuevos campos que escogen. Invariablemellte siembran en tiel'ras desmontadas en las lomas yen las faldas. Una v('z que han cortado los arboles y quemado las malezas hacen sus siembras entre los troncos calcillados y cenizas. Este desmonte no se hace sin mucho tl'abajo, y a veces les toma varios meses. No yeo yo el porque es este cambio y desperdicio necesario, pOl'que estoy seguro que la tierra es bastante rica para Ia siembra de varias cosechas. <.irandes areas de terreno han quedado sin arboles pOl' esta raz6n. La siembra se lleva a cabo con palos puntiagudos, yel pueblo entero va al trabajo del campo. En el interior' los campos se cultivan poco mas 6 menos pOl' todo el pueblo en comunidad, pero al acercarse a puntos civilizados el individuo aparece en evidencia. Ko emplean dinero alguno entre ellos y solamente 10 emplean COj.l los pueblos civilizados. Las cosechas Ioolamente rinden 10 necesario para sus necesidades inmediatas, y las unicas l'iquezas que atesoran son los tom-toms, armas y aclornos femeniles. EI idiollla que hablan es propio de ellos. Tiene muchas palabras moras, y se me ha (lieho que es algo parecido al idioma de los l\Ianobos. Los miem bros de la tribu no son industlriosos pero son bastante honrados. Su conclucta Illoral, pal'ticularmente la de las mujeres, es mala. Aunque no son belicosos, no puede decirse que son cobardes. Con irecnencia amenazan suicidarse, pero rara vez 10 llevan a cabo. No son muy firmes en sus pl'op6sitos y son hiciles de manejal'. No se atienen con tenacidad 11 sQ,s lUlbitos, costl1m bres y roodos de vi vir p'rimiti vos. 1':)011 mny l"l1persticiosos, tienen poca religi6n y no son adictos a las ceremonias. Son afables y generosos. No son crueles y tratan ~t sus ninos con carino. En su ffsico son inferiores a los Moros. Como r!:'gla general son salvajes ignorantes e imp1'6viclos, guiados porIa superstici6n yel miedo con poco freno moral 6 legal so bre sus deseos 6 pasiones. Los Moros y l\Tanobos los atacaban antes con frecuencia, pero yano sufren mas en este respecto. LOS S UBANOS.

Esta tribu pagana se encuentra en la parte occidental de la isla de Mindanao. Su te.rritorio incluye las montanas de la peninsula de Zamboanga y se extiende algo hacia el este a Cottabato, Misamis y Dapitan. Los Subanos viven en los valles cerca de 10::> manantiales de los rlOS, mientras que los Mahometanos viven cerca de la costa. El numero de csta tribu asciende a 23,583, yestan distribuidos de la manera siguiente entre los distrito::> de su zona: Dapitan ____ ... _________________ .. _. _______ . _________________ . ______ . ___ Cottabato .. ______ .. _________ ______________________________________ . ___ . _ Alisamis . ____ . ____ . ______ . _______ ___ ________ ___________ . __ . _. __ ... ______ . 7:amboanga . ___________________ _____ _____________________ . ______ . ____ .. _

5, 995 1,000 3, 418 13,170

La siguiente descripci6n de esta tribu se ha tornado de informes hechos pOl' los Senores Emerson Christie, F. P. Williamson y Frank W. Redding, quienes actuaron como enumeradol'es del censo de las tribus infieles de ~ste distrito. 13707-YOL 1-05-38


594

POBLACI6N.

Los Subanos son de un color mas claro que los Mahometanos de ]a costa. Bu apariencia no es feroz, sus facciones son pronunciadas con Ilarices chatas, el cabello largo, lacio y negro, sus miembros bien torneados, sus donceles y doncellas de muy buen parecer. Lo claro del color de esta tribu se debe probablemente al hecho cie que no estan mucho al sol, pues casi toda su vida se pasa en las profulldidades de las selvas. Son fuertes y robustos y capaces de soportar el mlls arduo trabajo fisico. Las mujeres tienen un porte gracioso, agradables en apariencia, y serian hermosas si no obedecieren el h:ibito universal de limarse y ennegrecerse los dientes. Los Subanos no son aseados en sus personas 6- habitaciones. Fahrican sus casas sobre estacas, con tech os de b{tlago procedentes de la palma. Los de~echos de la cocina y la basura que acumulan en sus rasas se tiran de ellas pOl' las rendijas que hay en los piBos, los cuales consisten de tabloncillos. Los pisos estan de 4: a 6 pies sobre el snelo. Es la costumbre de tener bajo las casas varios cerdos, los cuales se suponen viven de 10 que cae del pi so de arriba. Los hombres visten de pantalones largos, muy anchos en la parte inferior como balones, y una chaqueta muy ajustada. El cabello 10 llevan largo. Siempre tienen consigo su bolo, que se lleva en una vailla de madera al costado. Cuando "an de viaje, llevan una lanza que inspira ll1iedo, y la cual nUllea tendrfall el "alor de emplear a no ser que fuera contra un jabalf 0 ciervo. Son aficionados a los colores subidos en su ropaje y joyeria y con orgullo ostentan en los dedos de SIlS manos varios anillos de lat6n con piedras artificiales grandes, verdes 0 rojas. Las mujeres emplean doblado, en sus cinturas, un pano que les llega l1, las rodillas, y tambicn una chaqueta muy ajustada. El cabello 10 llevan largo, y entretejen con el una trenza de igual tamano procedente de la fibra de alguna planta que tiiien de negro para que se asemeja al cabello, con un tipte que hacen de zumo de limon e bierro viejo y el jugo de un arbol. l\1a~足 can el buro como 10 hacen los hombres con cal de caracol y la hoja de la bunga. Contrario a los Moros no practican la poligamia. Son 1l10nogaOlos, tienen un alto respeto al yugo conyugal y son muy fieles en sus relaciones maritales. Las Illujeres son de conducta moral y la infidelidad es muy rara. Imponen multas como castigo por los delitos de seduccion y cohabitacion ilicita, cuyas multas generalmente se pagan en generos y van a beneficial' al timbuay que las impone. En sus relaciones domesticas la mujer es tratada a la par que el hombre, yen general el marido cede:i sus consejos en la mayor parte de los asnntos. Las familias, aun cuando do 0 mas ocupan la misma casa, \'iven en paz y concordia. Los nii'ios son doriles y obedecen a sus padres, quienes a su vez los tratan con el mayor carino y bondad. Al llegar a la edad de pubertad el varon y la hembra e afilan y ennegrecen la parte anterior de los dientes como 10 hacen los Moros. DentrC1'de diez 6 quince anos despues los dientes han sido afilados hasta las encillas; a veces los reemplazan pOl' falsos que ingeniosamente confeccionan de cuerno de carabao y los unen a las rakes de los dientes. Estos no les son muy serviciales y solamente los emplean para tene ' mejor semblante. El 16bulo de la oreja de la nina 10 perfOl'an cuando aun es !lill y joven, y una hoja de nipa arrollada se inserta en e1 agujero hecho para em:ancllarl o. A medida que crece la nina el 1'0110 se hace mas y mas grande hasta que a la edad ell' quince anos e1 agujero se ha ensanchado de manera que tiene el tamano de una pesE'ta. Esta operaci6n que se lleva II cabo durante tantos anos tiene que ser acompanado COil bastante dolor, pero se sufre con gran fortitud porque ellos creen que da realce' a Sll belleza. En una edaa temprana el varon sufre una operacion de quemadura sobre los brazos y pecho para ensenar1e come soportar los dolores. Si ha habido descuido en hacer esto cuando el nino llega hacer un doncel el mismo se hare las quemaduras, pues si no llevare las cicatrices, Ie serfa diffcilobtener una esposa, porque las mujeres desprecian los hombres sin cicatrices. Los Subanos son paganos, muy ignorantes y superstidosos. De cuando en cuando ce1ebran ciertas ceremonias para ahuyentar los espiritus malignos y enfermedades, y


595

SUBANOS.

se solemnizan las pompas funebres derramando la sangre de un cerdo a la vez que se acompafia esto con incantaciones. Erigen cerca de sus casas 10 que pueden llamarse monumentos genealogicos, que llevan modelos pequefios de botes y casas hechos de madera, en los que ponen com ida y bebida como una of rend a a un espfritu poderoso o dios que temen mucho. Muchas y muy curiosas son las tradiciones que existen en esta tribu, las que han sido conmemoradas y trasmitidas en cantares concertados comunmente en un estilo jactancioso y panegirista; una tradicion, pOl' ejemplo, es al efecto que los Subanos de Sibuguey fueron los primitivos pueblos y que de aquel punto su descendencia gradualmente se extendio y poblo la tierra entera. El Subano es ttmido y pactfico. Viviendo como 10 ha hecho pOI' generaciones bajo la servidumbre de los datos moros su espfritu se ha acorbadado. Paga tributo y obedece las ordenes de su dato sin oposicion y ni siquiera entretiene Ill, idea de resistencia. El es, no obstante, un adepto en men til' y consumado artifice en e1 arte de engafiar, de manera que pOl' su habil practica de estas cualidades elude con frecuencia el pago de su tributo. Pocas veces se encontrara en la casa de un Subano viveres para mas de uno ados dias, los cuales, con unos cuantos toscos utensilios de cocilla, esteras para dormir y almohadas, componen el contenido de su casa. Esto no representa, sin em bargo, la verdadera magnitud de sus bienes, pues los objetos de valor y su acopio de palay y viveres siempre 10 atesora en una pequefia choza escondida entre las selvas a cierta distancia de su hogar, ala cual no hay vereda que la revele, y que el dliefio visita solamente cuando la necesidad Ie obliga. Este escondite 10 considera el necesario, pues de otra manera si se averigll{tse que gozaba el de un sobrante de viveres, etc., los Moros se 10 quitarfan bajo algun pretexto. Su lenguaje es un dialecto que es probablemente de origen malayo; es informe, poco desalTollado, y muy diHcil de aprender pOI' una persona de otro pais, diferenciandose en este punto del de los Moros, que se puede aprender 10 suficiente en poco tiempo para darse a entender. En 10 que he podido averiguar no poseen lenguaje escrito que sea slJ.yo propio, y no he encontrado un Subano que sepa leer escribir en lenguaje alguno. No poseen escuelas y tam poco se ocupan en 10 mas minimo de la educacian de sus hijos: en este punta son salvajes pura y simplemente. La mayor parte de este pueblo habla en lenguaje moro que ha adquirido en su:!! relaciones comerciales y trato con aquella raza . . EI Sefior Christie ha tenido conversaciones con varios de sus sacerdotes curanderos que Haman balianes \palabra derivada de binduan, que significa mujer que canta encantamientos). Varios de estos balianes pretenden que pueden con vocal' el divata (palabra derivada del sanscrito, que significa un dios inferior), a espiritu que a!loran. El Sefior Christie presencio una de estas funciones que tuvo lugar, como si~mpre, de noche. EI hadji, algunos Subanos y el se hallaron en uno de los dos cuartos de la casa divata. En el cuarto adyacente, casi a oscuras, estaba el balian. Dio la 1 de la manana antes que se presentare el divata; ala sazan el hadji y el Senor Christie habian salido de la casa divata, habiendose sugerido que quizas la presencia de los desconocidos mantenfan el divata alejado .. Se les avis6 en aquella hora que el di vata se habfa mostrado, pero se les exigi6 a cada uno de ellos que diese su palabra de honor que no castigarian al bali an pOl' su parte en el asunto. H abiendo dado la palabra volvieron a la casa divata, donde el Senor Christie hizo algunas preguntas pOI' medio de un interprete en el dialecto subano. En seguida el bali an repetfa la pregunta en alta voz al divata, y despues de un rato el divata (I:'egun crefan los naturales) contest6 en alta voz en el mismo dialecto subano, cuya contestaci6n fue tradueida al que preguntaba. La voz aludida era notablemente diferente de la del balian, y este 0 podia modular su voz muy bien 0 tenia un c6mplice. Segun laa

a


596

POBLAcr6N.

respuestas del divata existen divatas varones y hem bras; los val'ones rigen los clestinos de los hombres de este mundo y las hembras los de las mujeres. Estos divatas tambien gozan de descendencia, y son muchos y tienen rey y reina. El divata que hablaba rehus6 revelar los nombres del rey y la reina, alegando que el era solamente. el hermano mas joven del rey, y no tenia autorizaci6n para revelar nombres. El divata di6 esta disculpa tan Ii menudo que pronto comprendieron los oyentes que no deseaba contestar mas preguntas, y el Senor Ohristie y sus companeros desde luego se despidieron. Los Subanos son de opini6n que las enfermedades provienen de algun divata, y cuando se ven atacados por ellas Haman al balian, quien sacri:fica un gallo, entonces aplica un poca de saliva al paciente y hace algunos pases con un palo. Antes de hacer sus siembras tambh~n con frecuencia sacri:fican un gallo. Ouando fallece un hombre su familia algunas semanas despues hacen el sacri:ficio de un gallo a 10 eual sigue una orgfa. Hasta entonces la rancheria esta de cluelo. El jefe de una comunidad se llama timbuay. Este decide sus disputas ligeras, arregla los casamientos y cuida de los cobros de todas clases hechos al dato 111oro del distrito en donde reside. Estos timbuayes SOl1 110m brad os en la mayor parte pOl' 6 con el consentimiento de los datos moros, por su influencia en la tribu, 6 el oficio es bereditario como 10 es ell el caso del timbuay de Siay, que su tribu llama "dato Lucas," pero cuyo verdadero 1101nbre es Boutas, y cuyo padre fue timbuay de las aldeas subanas sobre el rio Siay. Este Boutas tiene un destillo poco agradable para 131, pues vive ail un distrito que ha sido gobernado pOI' centenares de anos pOl' los Moros de Maguindanao, depcendientes del calife SaJigay A busu. Paga tributo al sultan de Mindanao, quiell tlS su verdadel'o soberano, y quienle impone multas cuando obedece las 6rdenes del dato Saculuran (Gondoon), que Ie cobra trihuto en nomhre del raja Muda Mandi, el cual tiene mucha influencia con las autoridades america路nas. Oomo el territorio del dato Mandi nunca se consider6 se extiendiese, aun bajo 131 autoridad americana, mas ana de Buluan, ya se hubieran suscitado disturbios por esta causa si no fuese que corre la voz que el dato Malldi esta apoyado en sus gestiones pOl" el gobierno americano. Las relaciones que existen entre los Subanos y los Mahometanos de este distrito no son de hoy, sino que datan de hace mucho tiempo. La regi6n que se Je asign6 al Senor Ohristie para la enumeracion del censo formaba en el pasado parte integra de los dominios de los sultanes de Mindanao. Bajo su gobierno los Sllbanos estaban obligados a pagarles a e110s 6 a sus representantes ciertas contribnciones que llevaban los nombres de siwaka y pamllku. EI siwaka consistia de un tributo (Ie arroz cosechado en tierra alta y de otros productos subanos que se cobraban {t cada matrimonio anualmente por tres an09 cIespues de su casamiento. Una vez trascurridos los tl'es afios la familia se vela libre de esta cOl1tribucion pero entonces quedaba sujeta a otra de un tipo especial que se llamaba pamuka. Esta l'dUma se colJraba de la manera siguiente: El sultan 6 uno de sus datos enviaba a una rantherfa de Subanos un regalo, y la rancheria a su vez se vela obligada de hacerie un regalo, pero era condicion que este ultimo fuese de doble valor que el que habfa sido enviado pOl' el sultan 6 su dato. Era esto meramente una manera menos humlllante de courar cOl1tribuciones. 8i los 8ubanos 110 se hallaban en condici6n de corresponder al regalo pagando el doble y preferla.n devolverl0, 10 podian efectuar, siempre y cuando 10 acompaiiaron con la . mitad de su valor en productos suyos para conciliar al dato 6 al sulUn. Con el :fin de cui dar que el siwaka y el pamuka fuesen satisfechos con prontitud, los cobradores de estos tributos eran enviados a "ivir entre los Subanos. Estos cobradores, conocidos bajo el nombre de panguku, tenfan que vivir de 10 que podrfan expl:imir de los j6venes casados de ambos sexos. Ouando los Espanoles enviaron cafioneros a estos lugares trataron de prescindir de estos pagos ~t los Moros, pero ]ograron Rvitarlos parcialmente en s610 determinados lugares. Tan pronto como los Espafioles

/


SUBANOS.

597

salieron del paifl este Ristema de sl1b\'enciones tom6 realce y mas vigor, y la condicion dE> los Subanos fue peor que antes. Hoyel siwaka y el pamuka se exige, pero el siwaka se cohra 1l1l1S amenuuo pOl' el sultan de Mindanao y los datos en el contorno de la hah(a (le f:lihuguey que en el territorio que se encuentra bajo la jnrisdicci(m de l\Iandi, por la raz6n que Mandi tiene un sistema mas eficaz. En el pasado ano un easo notorio y singular de cobro del pamuka se efectuo pOl' uno de los subditos de }landi, aunque el importe flle pequeno. El panglima Sahah, que era uno de los satflitos del rlato Saculuran, envi{) una pequena lantaca a los Subanos de Guibauan IJara cambiarla pOl' 50 batiles de palay, y se devolviese la lantaca con un aumento de 20 batiles de palay. EI desearo atrevido de este procedimiento nace del becbo de que Sahah no es Roherano ell' estos Subanos ni es dato siquiera, pero los Subanos temran rehmial' pOl' no contrariar a un sat61ito de Saculuran. Una tE>rcel'a clase de contribuci6n aparece en 131 forma de bubuhis. Esta se diferencia del si waka en Rer una contribuci6n anual perpetua, en lugar de regir durante de Ull nl! mero determ inado de aiios. Esta es 131 forma que emplea lVlandi. Segun he podi(lo avel'iguar cinco timl>llayes Ie pagan bubuhis. Su montante asciende a 150 gantas procedente de cada uno de ell os. En vista de que estas gantas de los bubuhis SOll dp eloble tamai'io que las gantas usadas en el comercio, segun los in formes que Nuno me ha dado, podeJ1los con facilirlad calcular un pago de 300 gantas pOl' cada timbllay. Para el cobro de esta contribuci6n IVlancli tiene a su vez pangukus. Pero estal:l clasel:l de ('ontribueiones pOl' las cuales no se rind en servicios equi\'alentes pOl' los jefes mahometanos son quiz~li:l menos reprebensibles que la constante opresi6n y violencia it que estan sujetos os Bubanos, s~mplemente porque son tlO1idos, yestan peor armatlos que los Moros, y pOl'que no teniendo la supremacia maritima de que gozan los Mahometanos no pueden oponer resist ncia eficaz. Tantos casos de tratamie;lto arbitrario e injusto en 1 materia han Uap1ado la atenci6n de Nuno y del Senor Christie que a la verdad serfa necesario un Ii brito para enl1lllerarlos. Se dani como ejemplo 80lamente uno, no porque sea peor que los demas, pero S1 pOl' ser reciente, habiendo ocurrido {L la !3azon que se tomaba el censo. Cuamlo e1 Senor Christie trabajaba en el censo en Buluan a fines de abril, interrogo a los Joloan08 si ten fan algun2s quejas que presental'. - Dijeron que S1: declararon que hacia unos cinco elias una rancherfa entera de Subanos se habfan fugado del lugar sin pagar sus deu<;las, y habian colocado en 8U pista trQj~itos puntiagudos de bambu ell lugares escondidos del rastra para evitar que se les siguiera. Como los Joloanos no podian decirle el montante, etc., de la deuda, y como su fama de em busteros es muy conocida (pues el Senor Christie estaba entonces en una casa que anteriormente era el hogar de un Filipino y mestizo que habia sido muel'to unos tres anos atra.s pOI' estos Joloanos) , no qued6 satisfecho con la versi6.n joloana, y quiso hacer averigllaciones sobre el particular. Con este fin trat6 de averiguar dande se hallaban los Subanos fugitivo,.;, pero solamente varias semanas despues al tomar el censo en 1a vedndad de pnnta Quipit, allado opuesto de la peninsula de Zamboanga, pudo averiguar su paradero. Di6 con elIos al fin en la rancher fa del pang lima Panganudan, que era Kalibllgan a Rubano, y a pesar de sus solemnes declaraciones llenas de terror proteShtJldo que ni ann sabIa donde se encontraban los fugitivos, Nuno y el Senor Christie al entral' en una de las casas del lugar dieron con elIos. Cnando se les explic6 que la visiLa favorererla sus intereses, una mujer, esposa del fanglima que era uno de los jefes de los fugitiyos, se postr6 cl los pies del hadji, y despues ante el Reiior Christie, rogandoies no los delataran al dato 0 cl su satelito de Buluan. Una. vez quedaron los fugitivos convencidos qu~ nada tenfan que temer de los visitantes; sus dos jefes, el panglima Anung y el timbuay Ookukh, se adelantaron y dieron YOZ ,t la siguiente narraci6n que se trascribe como la declaral'on exrepto qUE' se ha hecho lUllS condsa: "::li los Subanos debian digamos productos por valor de 50 pesos, a Husein y Ie


598

POBLAcr6N.

satisfacfan una parte por valor de 20 pesos a cuenta, Husein despues negaba que 10 babfan efectuado y exigfa la entera suma de nuevo. Por ejemplo, los Subanos debian 2,000 piezas de abaca crudo que tenfan un valor de unos 4 pesos. Como no pagaban esto el dia fijado por Hatib Husein, este secuestraba dos carabaos pertenedentes Ii los Subanos como multa y les informaba que la deudaentonceserade20,000 piezasj y los Subanos por consiguiente no solamente pagaban este ultimo Dllmero sino que ademas perdfan los dos carabaos como multa. En vista de esta lecci6n, el timbuay Ookukb y el panglima Anung aconsejaron Ii sus secuaces no contrayesen mas deudas de cualquiera clase con el pueblo de Husein e igualmente rogaron Ii Husein no tuviese negocios al fiado con los Subanos Ii no ser que fuesen lIevados a cabo ante los jefes subanos. Husein respondi6 al jefe subano que 10 dejarfa cesante en su destino si continuaba siendQ obst::lculo a su comercio y sigui6 oblig3Jndo a los hombres que compraran de los Joloanos al fiado, cargando desput"s el montante total al jefe subano. De esta manera consigui6 de nuevo que los SulJanos Ie debiesen, segun el, 300 bolas de guta. La seca no permiti6 que el juga fuese abnndante, asf que esta guta no pudo entregarse. Entonces Husein dijo que podfan satisfacer la deuda con tangal. Todos los hombres trabajadores snbanos fueron enviados al campo Ii recoger esta cortez a, pero Husein declar6 que las mujeres tam bien ten fan que salir Ii trabajar para el en la cosecha. Tambien hizo amenazas, y secuestrando al panglima Anung y Ookukh, los retuvo como rehenes para ]a garantfa del pago. Tres otros Subanos fueron prendidos a la vez que estos jefes, dos de los cuales, llamados Asoh y Atug, fueron sometidos a tormento pero lograron luego escaparsej el tercero, lIamado Buani, aun se encuentra en manos de Husein. EI) fin, vienc10 que realmente se estaban quedando esclavos los Subanos despues de conseguir una gran cantidad de tangal, con astucia burlaron la vigilancia de sus guardianes y abandonalldo todo 10 que posefan cruza,ron las selvas con rumbo al otro lado de la peninsula." La queja que antecede, que en sus puntos esenciales podrfa duplicarse much as veces, se debe It la pesima condici6n del estado civil. Los Mahometanos, con excepci6n de illUY pocas tribus, no cultivan los campos, y necesitan no obstante el arroz para subsistirj de aqui parte una gran mayorfa de los abusos. La maneJa mas eficaz de remediar estos males sobrevendda con un progreso econ6mico que consistiera en que los semin6madas Mahometanos se c1edicasen en puntos fijos al cultivo de las tierras. El mismo hadji dato NUDo, que es hijo de un jefe pirata de Simisa, puede contar con la ayuda de unos 200 de sus paisanos que aprendieron el arte de cosechar el tabaco durante su destierro en Luz6n. La opini6n del badji es que se establezca una gran vega de tabaco-pues el ya ha becho experimentos con las plantas y Ie ban dado buenos resultados-y de esa manera conseguir que sus paisanos se vuelvan agricultores y asf aprendan aganar dinero. La mortalidad del carabao por la peste, no obstante, los imposibilita emprender en este trabajo a no ser que el gobierno yea una manera de facilitarles modestos adelantos que serfan reembolsados en plazos m6dicos. Una mejor inversi6n para el bien del pats no podrfa hacerBe por el gobierno. En terminos generales, los Subanos son industriosos y dependen {"asi el1teramente de las tierras que cultivan, y si no fuera por el miedo que tienen de que se lea privaria de los frutos de su trabajo cultivarian sin duda muchas mas tierras con un producto mayor que el que rinden hoy. Entre los ani males domesticos cuental1 con los carabaos y vacas, pero el numero es reducido. Los cerdos abundan, y no hay familia, por pobre que sea, que no sea duefia de uno 6 mas de estos provechosos ani males. El perro y gato sin cola siempre se eucuel1tran aqu! como en otros puntos de la isla. Las gallinas son las unicas aves que tienen de.crta, y cada casa tiene un numero mas 0 menos grande. Los venados y jabaHes abundan y se cazan y benefician en las mOl1tafias. Los rfos rindeu peces, cangrejos, anguilas y camarones. Los Bn banos hacen sus trabajos de herrerfa en una fragua in forme en la que emplean el carb6n vegetal como combustible, y en ella


SUBANOS.

599

amartillan, modelan y templall los instrumentos y herramientas como los bolos, C"uchillos, hachas pequenas,- etc. Los productos forestales que e8te pueblo acumula son la guta percha, la cera de abeja, 1a corteza de la canela, y la almaciga, todos los cuales los canjean con los Moros por mercancfas, baratijas, etc. Tambien consiguen gran cantidad de resinas de las cnales fabrican antorchas para su alumbrado. El uso del aceite de carbon 0 petroleo ~e va exten(1iendo y se prefiere a la luz que se obtiene de las antorchas de resina, y delltro de poco, sin duda, sustituira a las antorchas de resina en las casas de los 811banos que pueden sufragar este gasto. Las mujeres eon a su manera tan industriosas como los hombres. Todas las casas tienen su telar, en el eual tejen tel as de algodon yabaca que confeccionan despues en trajes 6 ropa. Las mujeres tejen a ratos, usualmente de noche despues de concluir con las faenaf! de la casa, y parece que miran a. esta ocupaci6n como un recreo a diversion despups del trabajo del dla. Tambien drmuestrall habilidad en confeccionar petates 6 rsteras, cestos, y sacos para envasar el palay y sagll, cuyas confecciones las trjen de las hojas de nipa, que se adaptan admirablemente para los usos para que se les destinan. Aun siendo como es, una tribu subdita y avasallada, este pueblo se deleita en celebra l' "catapm;anes" como los casamientos, ritos funerarios, etc., y mientras duran las fiestas COl1f~umen grandes cantidades de 10 que puede llamarse la bebida nacional, el "pangasi," brebaje que se obtiene del arroz fermentado :i 10 cual se afiade la rafz de gengibre y otros ingred' entes desconocidos que dan pOl' resultado una bebida muy parecida ,1 la cerveza en sus efectos, aunque no en su sabor. Los hombres, las mujeres y los nifios bebell de nna manera excesi\'a en estas reuniones, asi que cuando tocan a. Sll fin, degeneran casi en orgfas. Sus instrumentos de musica consisten de organos, flalltas de cana, y un instrumento tosco parecido ala guitarra, ~ue lleva cu~rdas de abacci. torcicta. EI Renor Redding ha trabajado entre este gente pOI' espacio de mas de dos afios, minaIH10 el carbon de piedra que se halla en las minas situ ad as en esta seccion, y a la vez romerciando hasta cierto pun to con ellos en los productos del pais. Son cultivadores en un sentido, y ganan su vida de 10 que produce la tierra. Siembran malz, arroz, cana de aZllcar, gabi (un tn berculo), names, platanos y tabaco, cdan algunos cerdos y :i veces tienen algunas vacas y carabaos. Para las siembras escogen las faldas pendientes de las lomas, derriban los pocos arboles grandes que hallaren y lirupian ellocal de malezas, bejucos, etc., que queman, una vez estan secos. Con un palo puntiagudo hacen un agujero en Ill, tierra, depositall en 131 un grano de mafz, 10 cubren, y rara vez vuelven a atenderlo a no ser que sea para espantar los monos, hasta que lIega el tiempo de sn cosecha. Mientras que el ma(z va creciendo siembran arroz de la clase de tierra alta entre los tallos de ma(z. EI malz se cosecha segun los granos van endnreciendose, es decir varias mazorcas cada dia; pero el arroz se permite madl11'ar, cuando tiene lugar una cosecha general, cortando las espigas con un pequeno cuchillo. Tan pronto cortan varias espigas las atan en un pequeno manojo y las ponen a un lado, repitiendo la operacion. El grano se separa de Ill, espiga pisandolo con pies desnudos en una plataforma de barro que ha sido preparacla al efecto. Despues de esto se separa la paja del grano, unos 2 litros a la vez, que se pisan en un tronco ahnecado en la forma de un gran mortero, como se hace en otras partes del arch ipielago. Este trabajo se hace todo pOl' las mujeres y los muchachos, excepto la Jimpieza de los campos, parte de la cual se hace pOI' los hombres. Estas sitios claros rara vez dE' gran extension no se siembran frecuentemente mas de una 0 dos veces, y despnes de las cosec has se abandonan y hacen otros de nuevo, pues les es muy f<\cillimpiar 1111 nuevo local en la selva virgen, donde hay algunos arboles grandes, a grandes distancias unos de los otros (que sucecle en general en esta parte de Mindanao), que produceu. bastante sombra para evitar muchas malezas, cog6n, etc., y les


600

POBLACI6N.

es mas facil que limpiar un local clonde los arboles y la'l malezas han crecido de nuevo y los arboles j6yenes se encuentran mas pr6ximos los unos a los otros que en una selva antigua. De esta manera esta gente sin pensarlo estctn ayudando al crecimiento de los bosques para los afios venideros delTibanclo los llrboles yiejos que son pocos y se encuentran a grandes distancias los unos de los otros, y permiten <]ue una rica, vigorosa y nueva yegetacion nazca en su lugar. El numero de aumento (Ie arboles en un lugar dado es de varios centenares POl' ciento. Al preparar el maiz para el consumo la mazorca se f'aca de la paja poco antes Je comerlo, cuando las hojas exteriores se quitan dejando la ultima sabre el maiz. Se coloca despues la mazorca sobre el fuego y se tuesta, comiendose despues eli la maZOl'ca. El maiz se campara favorablemente en sabol' can el mejor maiz dulce de America, aunque las mazorcas son chicas. El alT(lZ se ('uece en la mayor parte en pequefias vasijas de barro de manufactura mora, aunque tiene ollas de hierro fabrieadas en Alemania que tam bien compran de los 1\1oros, los cuales viajan en sus bates pequefi6s a puntas millas distantes elf' ~u residencia, mientras que los Bubanos par otra parte rara vez dejan su domieilio, y entonces s610 10 hacen par sus veredas montafiesas 6 de un lugar a otro en los rio~ ell canoas hechas de trancos de arboles, raramente atreviendose a llegar :i la boea del rio pOl' miedo 11 los 1\1oros. Cuando el grano de arroz se separa de la espiga se almacena en su paja en un cilindro grande de 3 6 4 pies de diametro, hecbo de la corteza de arboles y amarrado con bejuco, 6 10 guardan en batiles que contienell como media fan ega y que confeccionah de la misma fibra que se usa en hacer esteras delgadas. El arroz 10 almacenan en\onces en pequefias chozas en diferentes lugai'eR de las mon" taBas, una aquf, una alia, con su 10za y otros tesoros que poseen, illeluyendo vasijas grandes en las que hacen el pangasi 0 argon, etc. EI arroz que ha sido <:'f'condido de esta manera solame:ote 10 saean en ocasiones de grandes fieRtas 0 euando 10 necesitan de tiempo en tiempo. No obstante, ellos no son previsores, y se cuic1an poco ell guardar algo para dias de necesidad, pues nl.lllca pueden decir el dla en que pasen 1\1oros porIa localidad, y en e1 nombre de algun dato se lleven todo cuanto encnentren. Biendo un pueblo tfmido, pacifico y cobarde no pelean aun cuando sus mujeres e hijos se llevan en cautiverio; pero 10 yue les falta en valor 10 tienen en el lute de engaBar, mentir y clefraudar, en el cual son adeptos obligados por la obligation de protegerse de los cobros de tributo de parte de los Moros. Los Bubanos se sostieneri con el sagu cuando se les agota el al'roz. Este se toma de la palma sagL1, de la cual cuatro clases abundan en 101:l pantanos y en los valles de los ri6s de esta secci6n. El tn'bol que les es de mas provecho se llama la IUJll hia; tambien extraell el sagu del anibomg y del pugahall, pero estos dos ultimos no rinden tan buena harina y produce, segun elloR, una erupci6n de la piel. Estos arholes lumbia crecen en los terrenos bajos y no dejan de asemejarse a los cocoteros cuando se ven a alguna distancia, aunque no alcanzan la altura de estos y al mismo tiempo tienen el tronco mucho nlltS grueso. Para obtener el sagu, se derriban los arboles con pequeiias hachas de hierro cuya pieza de hierro cortante se retiene en una ar>prtura longitudinal de nn mango de palo de la misma manera que 10 hace el indio ameriC'allO con su hacha de guerra; una vez elerribados los ,trbole5>, elividen los troncos en Hecciolles y estas {L sn vez en mitades. Estos arboles tienen una corteza de 1 a 2 pulgadas de espesor de madera muy dura que consiste de fihras entretejidas sin regularidad pero no en cIrculos concentricos COIDO sucede con los arboles de las palmas, y tienen un meollo interior de un color blanco amarillento; Rua\'e al tacto, quo tam bien estU atravesado por fihras longitudinales a grandes distancias unas de otras. Estas secciones divididas en mitades como queda dicho, se llevan a la ribera de un rio donde se fabrica una plataforma sobre el agua; sobre esta plataforma se coloca una estera s01)re la cual se deposita el meollo despues que ha sielo extraido. El meollo se pisa con pies desnudos, afiadiendose agua de cuando en cuando y se recibe bajo la plataforma en


SUBANOS.

601

un re('C'ptaculo que generalmente es un bote pequeno; de esta manera las fibras quedan arriba sobre In estera mientras que la !larina sagu se cuela por los intersticios de la est(,l'a a la vez que gotea el agua. Se desagua entonces el aglla del hote y la harina que CJlleda Re pone a Reear al sol. La harina Sagll poco despues se CllC'ce en una vasija sobre un fuego lento, revolviendola de pJ'isa para que no se queme. Gradnalmente ella He ('oncenira en pelotas hlandas como del tamano de un hueyo y en su sabol' Re asemeja a una pastiHa de goma arabica viscosa sin el sabol' dulce de esta. A veces la Imrilla Re cnece agregundole aeeite de coco 6 manteea de cerdo, y con frecuencia el jugo de Ia cana de azucar se expl'ime sobre ella mientl'as se cuece 6 despues. Los f;llhanos no tienen horas fijas de dia 6 (Ie noche para comeI' 0 cocinar. Cualquiera de los miembros (Ie una familia que acaso tU\'iere apetito se pone a preparar la eomida, los demas se unen 6 no en lao preparaci6n, pero una vez cocinada comen todos a ('ualquiera hora del dia 0 de la noche. Gllerrean poco y cazan menos. Pescan algunos peces con anzuelos comunes que compran a los MoroiS, y a veres cazan con lanza algun jabali, cuyo animal abunda mucho. Un mCtodo favorito de pesear entre ellos consiste en bnscaJ' un charco no profundo que ha quedado despUl?s que la creciente de un rio grande ha bajado, 10 enlodan completamente y pasan de un lugar a otro impulsando bacia su fondo un ('epto en forma de embudo que tiene un agujero en la parte superior, en el cual introducen la mano y el brazo para saraI' eJ pez cuando sienten que toea los lados. De esta manera rogen much os arrobas de dalates en un dia.

En el curso de sus viajes el Senor Christie tuvo noticias poria::; coovel'saciooes tenidas c(')n Mahometanos y Subanos a la vez relativas a relatos l'epetidos de saerificios bumanos que se hablan celebrado en honor de timuayes que hablan muel'to. Al principio, no di6 cn3dito a e::;tos cuentos, pero al fin $e cunvenci6 que estos sacl'ificios se hibian efectuado dentro del perlodo de pocos anos atnis, fuera del distrito que se babla marcado, y quizas en un lugar dentro de su jurisdicci6n. Para facilitar una averigmici60 de los bechos eo caso de que el gobierno deseal'e bacerla, los nombre::; de dos de sus informantes se dan mas abajo, con los puntos pl'incipales de sus declaraciones: 1. El tim buay Pogud, residente de la regi6n de Gliibauall (0 hahia de Sibuguey), clerlal'u que hare poco mas de dos aDOS presencio un sacrificio humano (balu-balu) liue se celebr~ en Siay en honor del padre del timbuay Bantas. Varios Subanos que presencial'on osta entre vista coufirmaron la declaraci6n de Poglld en todas sus partes, dieiendo que elloR habfan asistido :i la ceremonia. 2. El uato Nllnllng, residente de Siookul1, que hace algunos alios vivfa en la region de Sindangan, actuando como representallte de su pariente el dato Molana (que es un titulo) de Siookull, que a sn ver, era el descendiente de Ulla de las ramas mal:! jovenes de la familia de los sultanes de Mindanao, y que habfa sido destinal]o a Siookllll para tpner en sujerci6n al pais oajo el rpgilllen de dichos sultanes. Durante su estadio en la regi6n de Sindallgan llluri6 el timbnay Lajahguuun, y cnando se cnmpli6 el periodo del duelo acost 11 III brad 0 de cien dias se decidi6 pOl' el pueblo celebrar un sacrifido hWllano. El dato Nunung, que es el que habla, como sl1berano que era de la region, rue invitado :i presenoiarlo, y como de costumbre Ie fne concedido el honor de dar el primer golpe. El que habla encontr6 it su llegada allugar desiguado que tonos los Hubanos que residfan enla comarca deutro de un radio de muchas millas se habfan rcunido alIi, vesticlos ron tl'ajes de gala de colores muy subiclos, y los rostros de los antiguos sllbditos del finado timbuay resplandecfat1 a l'eflultas del bano ceremonial que habfan tornado COtIlO preparativo para la oeremonia en que iban a


602

POBLAcr6N.

tomar parte. El dato se hizo paso entre la muchedumbre que a su vez Ie abri6 respetuosamente camino, y al fin se encontro el bajo un techado 6 cobertizo abierto en SUB cuatro costados que se babla erigido al efecto. Creo que el dato me dijo que todo esto OCUl"fi6 de noche, que es la hora en que comunmente tienen lugar las ceremonias religiosas los Subanos, }:Jero no estoy seguro de ello. Bajo el cobertizo que estaba rodeado porIa muchedumbre de Subanos armados con bolos y lanzas el dato que hab1a divis6 1a victima, que era un esclavo; contrario a 10 que esperaba el dicente la vfctima no estaba atada. Estaba sentado en el suelo con las piernas cruzadas, y dos Subanos armados estaban sentados sobre sus rodillas para asegurarse de que no se fugarfa. Como todos los preEentes con la excepci6n del eAclavo iban armados, mal podia la victima alentar la esperanza de fugarse y segura sentado como abobado sin llorar 6 pronunciar pa1abra alguna. Al dato en su calidad de soberano se Ie pidio diese principio a 1a ceremonia dando el primer golpe. El dato, segun la declaracion que me hizo, no gustaba nada de esta clase de ceremonias pero crey6 que no tenia derecho de violar una costumbre establecida yal efecto Ie di6 a la victima un ligero golpe con su barong. Tan pronto como 1a linea encarnada que siguio el golpe se iba ensanchando, todos los animos que habian estado reprimidos durante e1 periodo del due10 estallaron en un bullicio en que se confundian los toques de los gongos, los movimientos de la lanzas y los gritos desenfrenados de jubi10. Todos los presentes Ie dieron un golpe a 1a victima, hasta las mujeres y ninos tomaron parte con palos de bambu puntiagudos 0 cua1quier otra cosa que encontraron a 1a mano. E1 dato que hablaba no sabe si el esclavo grit6 0 no; era imposible distinguir un sonido en aquella algarabia. Con el sacrincio del esc1avo culmino y se acab6 e1 periodo de duelo, y los Subanos consideraron que. habian salido de 1ft sombra de 1a llluerte y se entregaron al toque de los gongos ya beber cerveza de arroz, hasta que una vez agotado el liquor gradualmente pasaron de 1a alegria a un est upor indolente. LOS BILANES.

Este pueblo timido y salvaje habitan las montanas al sur y al oeste del lago Buluan en el sur de Mindanao, halhindose sus campos al sudeste de los que habitan los Tirurayes. Los escasos inrormes ace rca de ellos que tenelllOS aqul los proporciona el teniente H. Rodgers, de los gUlas filipinos, que rue inspector del distrito de Makar. Escribe como sigue: Poco se pueue decir sobre esta gente. Huyen al acercarse los Americanos, 6 aun los Moros a quienes no conocen. Su religi6n es una especie de adoraci6n a satanas 6 de aetos propiciatorios a los espiritus malignos, y son superstieiosos en un sumo grado tocante a prognosticos, agi.leros, etc. No viven en pueblos, pero cada familia en su casa pro pia, que generalmente se siMa a 10 menos media milia de cualquiera otra. Es nn pueblo de montaneses en e1 p1eno sentido de la pa1abra Segun he podido juzgar despues de un exam en de las casas que visiM y de las cuales los moradores hahian huido a mi llegada diria que es una raza superior a la de los Moros-mas aseada y mas industriosa y mas l路ica. E st.oy inclinado a creer de que si se pudiera dar con un medio para vencer la timidez natural de los Bilanes se podia mejorar su condicion y conseguir que se formasen, comparativamente, miembros utiles de la sociedad polftica. Necesitarian no obstante una fuerza militar poderosa para su proteccion, pues los Moros no les permiten traficar directamente con las casas comerciales chinas, aunque asi 10 desearen. Este medio de comercio es una fuente muy productiva para los datos Moros, que se resentirian si se dieren pasos para darle salida a los Bilanes. He tratado yo de iniciar este comercio de una manera-tentativa, pero estoy convencido que no puede lleval'se Ii cabo este fin sin el apoyo de una potente fuerza militar.


1 J 2.

COlECCION OEl SR. OEAN C. WORCESTER .

1. MA ESTRO DE MU leo Y DEL BAILE D~: LOS BAGOBOS. 2. GUERREROS BAGOBOS, MOSTRANDO SU TRA.IE DE LU.IO. 3. Mosrcos BAGOBOS DE D.t VAO .


BAGOBOS Y MANDAYAS.

603

LOS BAGOBOS Y LOS MANDA Y AS.

Estos pueblos se hallan en la provincia de Dlivao, y su censo fue tornado bajo la inspecci6n del comandante M. W. Day del noveno regimiento de caballeria de los Estados Unidos, quien habla residido entre ellos pOl' dos 6 mas ano::>. En su informe de operaciones referentes al censo que se tom6 se refiere a esos pueblos de la manera siguiente: Los naturales de la provincia de Davao pueden ser divididos en dos clases generales: Primera, los Visayanes, que son cristianos, visten el traje comun de los naturales y no son migratorios. 8egunda, las tribus infieles como los Moros, los Bagobos y los Manclayas, que son migratorios aunqne no salen de la provincia, y visten de trajes pintorescos adornados de cuentas y campanillas 6 con bordados. Mucbos de ellos han sido bautizados pOl' los ft'ailes y son conocidos como nuevos cristianos pero poseen una idea muy crucla de la religi6n cristiana. Los Moros pract-ican una forma elemental cle la fe mabometana, mientras que los Bagobos se dicen son adictos al culto del fuego. Toclos los de laclase segunda respetan la vendetta 6 ri na de sangre y esperan anos en teros para tener la oportunidad de atacar con el bolo 6 la lanza It un enemigo 6 a un miembro de BU familia. Se considera que si un hombre paga el precio de muerte (que es pOl' termino medio el de un caballo 6 el de dos 6 tres colintos como se denominan los gongos), no se Ie puede castigar pOl' homicidio. Los Bagobos ban descontinuado sus sacrificios bumanos anuales, cuyas Vlctimas comlan, pero los Mandayas los continuan. No son lOB Mandayas, a pesar de esto cltnibales, pues solamente amputan las manos, los pies y las orejas de la victi)I1a que sacrificaJ;l para exbibirlos en su barrio como prueba de haberla matado. Toclos enos tienen esclavos que han obtenido por compra 6 captura. Con frecuencia los padres venden a sus hijos y ayudan ~l sus duefios a capturar de nuevo <l los que logran fugarse. La esclavitud esta prohibida, pero sera necesario proveer asilos 6 casas para recoger los nifios y ancianos de manera que se pueda respetar la ley. Con excepci6n de los Moros, los pueblos son en su generalidad aseados en sus personas y moradas; Ull Humero pequeno de ellos tienen sus casas entre las ramas de los arboles, fuera del alcance de las lanzas. La mayor parte de 10.' habitantes beben licores intoxicantes pero en moderaci6n, y rara vez demuestran sus efectos. Beben 1a tuba segun sale del arbol que la produce antes que se haya fermentado mucbo. La hunga, la hoja buyo y e1 tabaco se usan pOI' todas las tribus infieles y por mucbos Visayanes; hasta los ninos de 6 5 afios de ambos sexos mascan constanteIllente. Este excesivo mascar no parece que les produce resultados danosos.

'*

LOS MOROS.

Los Moros forman el mas numeroso pueblo de Filipinas, que com unmente se consideran como salvaje y abraza todos los que pl'actican la religi6n mahometana aunque difieren entre sl en su lenguaje, sus cost,umbres y su grado de civilizaci6n. Se clasifican pl'imeramente en Moros, Samales y Bajaus. Los primeros pueden dividirse ademas en llanos, J oloanos, Kalibuganes, Maguindanaos, Malanaos y Moros yakanes. Debido al hecho de que estas subdivisiones del pueblo moro no han sido siempre re:::;petadas pOl' los enumeradores del censo, ha sido


604

POBLACI6N.

imposible separal'los en tablas que demuestran el numero y clasificaci6n de las difel'entet-' tribus salvajes, y en las cuales todas necesariamente van simplemente clasificadas como Moros. Las siguielltes relaeiones sobre la presenLe condici6n de los Moros han sido compiladas de los infol'mes rendidos por el capitan James Baylies, del decimo regimiento de infanterla de los Estados U nidos; del comandante L. V\T. V. Kennon, del decimo regimiento de infantel'la ue lo~ Estados Unidos; del capitan John .r. Pershing, del regimiento decimoquinto de caballeria de los Estados Onidos; del capitan J. E. Mahoney, del Cuerpo Marino de ]013 Estados U nidos; del capitan H. R. Hickok, del regimiento decimoquinto de caballel'ia de los Estados Onido::>; y del capitan K. W. Walker, dell'egimiento decimoquintode caballeria de los Estados Unidos, inspectol'es que fueron del cen80 respectivamente de los distritos militareH de Cottabato, lligan, lago Lanao, Basilan, Siassi y Tawi Tawi, y tambien del informe rendido pOl' el Senor Emerson Christie, agente especial deJ cenHO para el distrito de Zamboanga: Los Moros malanaos viven en el territorio que se extiende alrededor de los lagos Lanao y Dapao, y llegan tan al sur que toearian a una linea trazada de este a oeste y que pasare por las cascadas :Mataling y el camino de Ganassi que va de Malabang a los lagos; en Sll extension al norte, llega ~t las inmediaciones del rio Agus hasta Iligan y en su extension al oeste se en~uentran a lo largo de la cost.a de Misamis ha~ta la bahia rle Panguil. 'Su numero total se calcula ser unos 95,893, bas~do en las enumeraciones efectuadas en los dos dLtritos del censo de Iligan y en el lago Lanao. Los Moros maguindanaos se hallen principalmente en el distrito de Cottabato. Partiendo del valle del rio Grande de Mindanao se han extendido hacia el este a traves de las montaiias hasta el golfo de Davao y hacia el oeste a 10 largo de la costa hasta la bahia de Dumanquilas, en el di13trito de Zamboanga. Su numero alcanza a un total de UllOS 50,000, de los cuales 35,690 se hallen en el distrito (le Cottabato. Los Moros ilanos viven a 10 largo de la costa al oeste de Malabang, internandose en el distrito de Zamboanga. Su nllmero es pequeiio. Los KaJibnganes consisten de una tribu mixta de Moros y Subanos, y habitan en el interior de Zamboanga. Los Moros joloanos se encuentran principalmente en el grupo de Jol{), donde est& tribu forma el elemento dominante. Igualmente se hallan en numeros crecidos en el archipielago de Siassi, donde componen la mayorfa de la poblacion. Varios centen ares de ellos han emigrado a Zamboanga, clonde, aunque son pocos en numero, pol' Sll caracter fuerte y ernpuje han ejercido una infiuencia que se deja sentir. Los Moros yakanes se enCllentran principalmcnte en la isla de Basilan, y quizlis en corto nllmero en algunas islas del archipielago de Basilan. Varios centenares (le ellos han cruzado el estrecho y se han establecido en Zamboanga. En la isla de Basilan este pueblo se limita al interior, y los habitantes de la costa son de la tribu dp los Samales. Es imposible dar a conocer el nllmero de Yakanes pOl'que la pohlacion de Basilan no se c1asific6 pOl' los enumeradores teniendo cuidado de separar 10e de las dos tribus. De todas las tribus moras la de las Sam ales es la ultima que inmigr6 al pais, habiendo venido de Johore en una fecha comparativamente reciente. En algunos Ingal'es como sucede en el distl'ito de Zamboanga es el elemento dominante, siendo superiores a Jas de mas tribus moras en vigor e inteligencia. Los Samales eran


605

MOROS.

antiguamente los piratas malayos a que se refiere la historia reciente. Recorrian los mares y las costas de Borneo a Luz6n y de Siam a Mindanao, acopiando boHn y capturando esclavos. Los Espanoles organizaron tres expediciones con el fin de aeahar con elJos en los anos de 1848, 1858 Y 1864 respectivamente, y al fin los vencieron. Los Samales se encuentran bajo varios nombres por todo el archipielago de JolC>, 10 mismo que en Zamboanga yen la isla de Samal, en la parte interior del golfo de D<ivao. El archipielago de Tawi Tawi est<\. habitado principalmente por ellos. Forman nn elemento numeroso en las islas de Siassi 6 Tapul y se encuentran en numeros <lesconocidos en las islas de J 016 Y Basilau. Como regIa general se hallan ocupando la costa del mar, y rara vez viven en el interior. Los Moros se diferencian unos de los otros en sus habitos y costumbres, manera de vivir y creencias; en general . Ias diferencias que existen entre ell os aparecen deberse a las diferencias en su gr-ado de civilizaci6n. Varios de estos pueblos son inactivos, viven en aldeas, en 6 cerca n.e las costas, donde, adem as de ejercer la industria universal de la pesca, cultivan un poco sus herras y hasta se oeupan en industrias elementales. Tales son los habitantes de Zamboanga que algunas veces se dimominan los "Samal Laut," y que son los habitantes que predominan en la peninsula. Partiendo de ellos, que cOl1stituyen el pueblo dominante de la peninsula, 108 habitantes se gradlla,n tendiendo a. grados inferiores hasta que damos con los Bajaus de Zamboanga y del archipielago de Jo16. A 10 largo de la costa Qe ~amboanga y par toda Ja extensi6n del archipielago de Jo16 se eneuentra distribuida una tribu que se llama los Bajaus, 0 gitanos maritimos. Vagan de un lugar ~1. otro, y, con freeuenoia viven pol' meses enteros en sus botes toscos con pescantes. Su ocup,aei6n consiste de l.t pesea, y canjean los productos del mar pOl' arroz y telas. Son uy trabajadores, paeificos, y con frecuencia pose en muchas propiedades. Se considera que go zan de un grado de civilizaci6n inferior Ii l~s S:llllales; pOl' quienes son m~s 0 menos tratados con dureza injusta, pues se les exige que pesquen para los jefes del pais, quienes <i veces les roban eon el pretexto de imponer multas. Se dice tienen una religion diferente, y los :M ahometanos hablan ct e ellos como Kapiles, pero emil es su religi6n 6 si tienen una, no se ha averiguado. Lo mismo que los Mahometanos no comen la carne de cerdo pero se diferencian de aquellos en tener solamente una sola esposa. Si son de pura sangre, que generalmente resulta, los Moros tienen las ma1'cas caracteristicas ffsicas de la raza malaya. . La tez es de color castano aceitunado, el cabello es lacio y negro. Son algo m,~s alto de talla que la mayor parte de los Filipinos, derechos y bien formados y con frecuencia son fuertes y de un porte vigoroso, con pantorillas bien desarrolladas. Sus pies son anchos en la parte de los dedos, los cuales en general se hall an muy separados debido 11 la costumbre de andar descalzos, y a los usos a que los ponen. En muehas de sus ocupaeiones diarias emplean los dedos de los pies de la misma manera que otras personas usall las cte las manos como pOl' ejemplo, en subir los {trboles los dedos de los pies se agar ran de la cuerda que usan para subir, 6 cuando salen en bote de vela enreden la vela alrededor del dedo mayor del pie que aslla retiene firme. El vestido de las tribus mahometanas es simple en los hombres y mujeres igualmente. En los primeros, consiste can frecuencia solamente de un sarong, que es una larga pieza de pano unida en los extremos y que se dobla en la cintura. A eces usan un taparabos, y en ocasiones especiaJes usan un traje que cOl1siste de una chaqueta ajustada y pantalones cenidas a las piernas abotol1ados hasta Jos tobi1los y ancho en los fondillos. Estos trajes con frecuencia se confeccionan en colo1'e8 b;iIlantes y los adornan con botones relucientes. En los dobleces del sarong com unmente llevan una daga chica, 6 si el hombre es de alto rango, el cris. El ordinario . vestuario de las mujeres se limita universalmente al sarong, que consiste de una tira

..


606

POBLACI6N.

de pano de algodon como de 4 pies de ancho por 10 de largo, micntras qUE' su vestido m,Ls primoroso consiste en general de una chaqueta ajustada y cal zones anchos; los zapatos 0 sandalias son desconocidos por los habit antes del pueblo de ambos sexos y e1 adorno favorito de las cabezas es una banda de color resaltante que los hombres enrollan en forma de turban. .A veces sombreros de paja de confeccion domestica y de un tamafio enorme se usan pOl' los hombres, pero el turban es mas popular. Los ninos y nifias usan poca ropa 6 ninguna en sus casas, y con frecuencia un sarong ÂŁuera de ellas. No es raro ver las mujeres moras adornadas con anillos y pulseras que son manufacturas de artifices nativoo, y los cuales demuestran mucha habilidad en trabajar el laton y los metales preciosos. Los hombres lIe van largo el cabello, mientras que las mujeres 10 llevan atado en un nudo que tuercen de una manera mas 6 menos fantlistica. Los Moros se bafian con frecuencia, y pasan mucho tiempo en el agua pero a pesar de esto no puede decirse que son aseados. Las casas que habitan y sus alrededores con frecuencia se hallan en un estado mu)' sucio. Los habitantes no alcanzall ni con mucho el modelo de Mahoma, de quien se decia que la limpieza formaba la base de su religi6n. . Una costumbre que llama la atenci6n es ellimar y ennegrecer de los dientes. Los dientes se liman cerca de las encias J rara vez en los extremos y parece se hace asi para darle una curva hacia afllera. Este proceso que es doloroso 10 em piezan a efectuar los hombres y mujeres en su mocedad, y 10 cOlltinuan haciendo varios afios. Los dientes del frente se liman con cobre no con el fin de evitar el careo sino como adorno. Dientes postizos de asta 6 cuerno a veces se insertan en sus bocas pero son inservibles. El tinte que se usa para ennegrecer los dientes consiste de una mezcla que se prepara de diferentes maneras, perd con frecuencia se hace de zumo de lim6n, 6xido de hierro y cierto jugo vegetal. . El Moro es por instincto,guerrero y demuestra crueldad hacia sus enemigos, cOllJo es la costumbre entre los salvajes. Listo y deseoso de de'rramar sangre, independiente, )' celoso por naturaleza, guerrea con poca proyocacion. No es sincero ni honrado en laopelea, y con frecuencia se vale de ardites cobardes de ataque. Todo hombre cuando se halla fuera de su morada 0 viaja va armado con el cris 0 el barong, los cuales son sus armas de guerra. A veces llevan lanzas, y en ocasiones una especie de garrote de guerra que tiene la forma de un bomerang. El barong es un arma de filo que tiene una hoja de 12, 15 6 18 pulgadas de largo con sus partes de frente y trasera ovaladas y que se encuentran en un angulo agudo en la punta. Los crises son de dos cJases ondulados y rectos, y se usan para cor tar y atravesar el cuerpo atacadQ. Se les da gran valor pOT el servicio que han rendido en haber matado un gran numero de personas, y su precio de venta se ha fijado en consecuencia de ello. Los rifles se estiman en gran valor pero son dificiles de obtener. Debido a la naturaleza de sus arm as las tacticas de combate entre los Moros se cifien a pelear a distancia de una brazada. Indiyidualmente pOI' esa razon e1 Moro es de temer pero en cuerpos en guerra abierta poco tienen que temer de ellos las t.ropas organizadas. Los articulos principales de consumo casero son e1 arroz, que sustituyen a veces con el maiz, el pescado, los pollos, vegetales, frutas silvestres, yel aceite de coco. .A los naturales Ie gustan mucho los pollos y los huevos y muchas familias tienen crias de gallinas para suplir el consumo de sus mesas. La carne de cerdo esta. prohibida pOl' la religion mahometana y el consumo de la carne de venado 0 la del carabao, vaca, carnero 0 cabra es limitada, pues parece que a los Moros no les gusta mucho comer carne. Como resulta con todos los Malayos, el pescado es un producto importante y un plato favorito . Los pescados se conser van simplemente abriendolos sin lim piarlos y secandolos al sol: asf se secan y se pudreu en parte, y de resulta de esto tienen un olor desagradable. S~ consefvan estos pescados secos mucho tiempo y los naturales


NATIV .t\ DE LAS TR I BllS C I \, r LlZADAS.

2. CAS.-\ MonA DE C.tU",,\ H.A,lADA DEL 路PUEBLO Oo~roN Y LOS gSCLAVOS. 3. ARQU ITECTUIt ...\ l'tYEZCL A DA LA PARTE 1~F'ERIOH DE l'IlAi'IIllOSTEl{iA ('0:-: .-\Rl\f.\z6N DE J'fADEH.A AHRIBA. ':I. MODELO DE; tTNA ~S'l'RUCTtTRAf."" INA DE NIPA.

1. CASAS i\IORAS EN EL nio GRA[\DI!:, COT'fAI3ATO, lU I NDANAO.


MOROS.

607

fle saborean COil e11os. Estos peces con frecuencia se pescan y conservan pOl' grandes partidas de pesca que se reunen en algun lago con este objeto, y que pOl' regIa general duran dos 0 tres dias y celebran una fiesta campestre a la saz6n. Entre los yegetales el camote es, quizas, el quemasgeneralmente se usa, aunquelas calabazas, de clases parecidas a las americanas se cultivan en gran numero, y el gabi, que es una planta grande parecida al ruibarbo, es un articulo muy conocido de consumo de mesa. El phitano es muy apreciado, aun las clases silvestres que contienen muchas semillas y no tienen sabol'. Los habitantes gustan mucho del azucar, la cual se elabora de la caiia de azucar en cantidades pequeiias y de una manera primitiva. Variai' clases de frutas silvestres se consumen, los mangos siendo las mas apetecidas, pero ninguna de ellas se cnltiva. La nuez de coco la comen con moderaci6n como manjar pero su aceite tiene un consumo mny extenso. Este aceite se saca de la nnez de una manera mny primitiva y despucs de extraido se hierve hasta obtener la consistencia deseada. Como el consnmo de la manteca del cerdo esta prohibido pOl' su religion, y la de vaca no siendo posible obtenerse, el aceite de coco llena una verdadera necesidad y les da una materia oleaginosa a su dieta simple. La comida de los gitanos maritimos consiste casi toda de pescado y tapioca. Los alimentos se preparan por las mujeres en un fog6n excesivamente simple que no l'ollsiste de mas que de un pequeno fuego sobre el cual se colocan una 0 dos marmitas. El arte de guisar se !leva a cabo con frecuencia debajo de las casas, 0 sobre nn pequeno monton de tierra en el suelo del cuarto principal de la morada. Este fuego solamente se necesita para cocinar y se enciende con fosforos, aunque la manera de sa car fuego del pedernal y del acero es conocida pOl' todos los Moros y aun se emplea a veces el metodo prim itivo de obtenerlo frotando una pieza de bambu contra otra. 'La tribu come usando sus dedos-pues se desconocen los cuchillos, teneClores y el servicio de mesa. Como todos los Mahometanos . on gentes ~ohriaJS en el consumo de licores alcoh6.licos. La venta de bebidas intoxicantes ef'tli probibida en muchos distritos. El tabaco se cultiva en cantidatles pequenas suficientes para las necesidades de la familia que 10 siembra, pero {t veces un sobrante 10 comercian en los pequeiios mercados que se encuentran proxiruos a sns moradas y los cnales abnndan en todos Ingares. En realidad poco de este tabaco se fnma pero es casi todo mascado de una manel'a universal unido a la nuez betel. El 11<lbito de mascar la nuez betel es un vicio que domina firmemente a todos los habitantes-hombres, mujeres y a veces los niftos-pero no se considera dai'iino. ,\ntes pOl' el contrario sedice que es provechoso porque produce una abundante saliva que ayuda la digesti6n, conserva la dentadura, y alivia el cansancio del cuerro si se hallare fatigado. La habilitaci6n que lleva el individuo que consume la nuez betel consiste de una pe.quena caja de lat6n, un cuchillo, un morterito para mezclarla, un po('o de cal de caracol, varias nueces betel de la palma areca y un 1'0110 de hojas de buyo. El abastecimiento visible para satisfaeer este vicio parece a primera vista es del todo insuficiente; la palma areca que 10 produce no se ve con frecnenia, mientras ~ne la planta de la pimienta de la eual se obtiene el buyo parece ser ann mas escasa, y los habitantes no se cuidan 0 tratan de cultivar la una ni la otra; a pesar de todo esto, estas nueces y hojas, 10 mismo que la cal, parece que abundan 10 suficiente para cubrir el extenso consumo. El uso del opio entre los Moros yakanes se dice va en aumento. El juego de azar es un vicio que tiel1e grandes atractivos para much os de los naturales aunque el Koran preYiene a sus discipulos se abstengan de practicarlo. La poligamia es ul1iYersal entre ellos y esM sancionada pOl' sn religi6n, de manera que un hombre tiene todas las mujeres que puede mantenel'. EIKoran permite cllatl'O esposas legales, pelO con frecuencia todas las mujeres excepto Ul~a son esclayas cuyol3 hijos no heredan el rango 6 los titulos del padre. Las esposas se compran en la practica, el novio paga una suma porIa novia que previamente ha sido convenida


608

l'OBLAcr6N.

porIa familia ue la futura eRposa. Las ceremonias {, ritm~ dp ca"amiento He ('t'lebran pOl' HIS Raceruotes y con fn'cuencia son bastante cnrioFla:-~, a('ompafillndose ue fieRta~ con llllisica y baile. Los Moros tienen muchos hijos )' las relaciouef' de familia fion muy estrictas. Las lDujeres cuando f<alen de sus ca~as llevan los uiiios sobre las caderas como se acosturnbre entre los Filipinos. El nurnero de nacimientos ilegitim08 eH pequeiio. La edad nllhil ue las Illujeres es la de 13 allos. Entre los 1\1oros rualanaos el divorcio eR i,lcil de obtenet'. El marido y la esposa se pllcden separar pOl' (,OIlYenio mutuo, y la ll1ujer en ese caso vuelve {l su familia Hev,iuclose todoH lOR regalos rccibidns uel esposo durante sn vida de casada. 8i un hUlllbre a\'eriguare (lU e' sus entradas no Ie permiten mantener todas sus e<iposa~, til'ue el pOller ue dL'Yolvel' una 0 mas de e11as l\ sus familias reRlledivas de quiellc~ las uhtuyo. La ('ondicion de las mujeres entre los Moros es bastante distinguida, I'll que recihen un tratamiento carifioso y a veces el amor de sns maridoR, y i"e les consulta en asuntos llue concierne a la familia. Ambos padres parecen am an a sus hijOH. Los ::\lo1'OS de todas condiciones 0 estauos fahricall I'US casas de la mi8IUa mallera, de una manera igual a la de los otros JUalay08. Etas casas se enctll'nlran levalltauas subre estacas de 3 a 10 pies sobre la superficie del terreno, Y ('all fl'ecnencia se lahrican cerca 6 sohre el agua. Los maderos que i:le usan en Hll ('olll'truccion yan alados y reteniclos en su lugar eon tir:.s\de ('ana de Indias 0 lJeju('oR. LOR teehos (Ie las mil'mas se colJijan con la nipa U otra dase de palma, y los c08tados I'on de salaga, qne e~ Ulla especie de hoja rle palma cosida. Algunas tablas ~in aeepilJar 0 tiras de hambll forlllan el suelo. Estas construccioue~ no SOil fumtes pero en la pntctka I:!OIl impermeahles al agua, dan abrigo al sol, y resisten 108 frecuentC's temblores de tierra Fin derribarse. Los Bajaufl, 6 gitanos maritimos, vi ven en SllS hotcR, su ocupacion siendo la pesca. , Aql1ellos que no pasau toda su vida en e1 mar fahrican sus casas en las costas flobre el aglla. Las colQnias saUlales estlln fahl'iearlas (Ie una manera compacta 11.10 largo de las costas; mientras que las de los Yakanes se encuentran esparcidas y los hahitantes viven en pequeiias rancherias en sus casas qne distan lllucho 1m:! uuas de las otras. En general los Moros, propiamente llamados as I, viven mal' internados en el pais que los S{lmal Laut. El mohiliario de las ('asas no es muy primoroso 0 numeroso pero es suficiente para l'ubrir las necesidades de los moradores. Las sillas 0 mesaR nu se nl'Ce"itall pol'que las naturales se sientan en el suelo. Algunas talJlas fijas a la pan路J quiz;is ~e usan para ('olo('al' articulos de barro y los utensilios de cocina, toeIos los wales son primiti V0R, y consiRten de tazas y vasijas de laton, calabazas secaR, ('aRcos <1f' ('0('0, hojas de plata no )' eestos informes. Las eRtel'aS se u~an para. clormil', eX('('pto en las casa~ de los (latos donde pueden verse camas proveidas de 1110squitel'tJs, almoha<la~ y ('olcholleFl. Entre los mas ricos de ellos las paredes de las casas se adornan eon crist's y lanza. ; y tom-toms y otros intrumentos de mllsica fignran entre las pose~iolles de las familia~. Ae'emas de estos objetos cada familia usualmente es dueiiR de un bnle y de una canoa. La luz artifieial cuando la necesitan, la ohtienen de un Jiu (le1gado de resina en fOl'lua de antonha, que va 'envuelto en una hoja verde, y tambien Fe sirven para el' caso una platilla de aceite de coco en el cual nada una mecha. Los habitantes gozan en 10 general de un estado prospero, pert) yiviendo como 10 hacen, en una tierra de fertilidad asombrosa, donde el clima ofrece mny poeo incentivo a la energla 0 a la ambici6n, no hacen los hombres grandes l'sfucl'zOS para mejorar las condiciones entre las cuales han nacido. Todo el llI11nUO allf eRta 8081.'gado y feliz, y del punto de vista americano quizas se les clasificarfa de Itaragancs, pero debe recordarse que el ser industrioso dada poco pro\'echo ,1 per;:ona>, rodeadas pOl' las cireunstancias de vida que tiene:t;J, ellosa sualrededor; a pesaI' de totlo esto pn mudlas oeasiones se han encontrado Moros que se sabe han trahajado mucho. Como regia !(eneral no Flon provisores, gastando libremente 10 que poseen, pero en eRto I'on igllalmente victimas de su estado de vida, que ofrece pocas yentajas al que lticiere altorros. Los


MOROS.

609

Morol'l lanaOR, qne viYen alrededor dellago, se dice, est{m en nna condici6n prospera en geut'ral, ienienclo bienes, 10 cual demnestra son provisores e industriosos. Los Moros de J olll demnestran gran orgullo en hazanas especiales. Los hombres hacen todo 01 trabajo fuera de sus casas, aran los campos, salen en expediciones de varias ('lases y atienden a la pesca. Los individuos que son adeptos en las pequefias cosas inciclentes a su vida cliaria adquieren una fama local. Uno se distingue en navegar el bote de yela mas veloz, otro pOl' ser el mejor artesano en la manufactura de los haronges y de mangos para los crises, 6 vainas, un tercero COUlO pescador primoroso en cojer jaibas y cangrejo', otro en bucea)", y asi Bucesivamente pOl' todas las ocupaciones de los naturales. Entre los Samal Laut hay poco empleo para los trabajadores. EI hombre de posici6n posee esclavos 0 personas que depend en de el Y 4ue hacen todo su trabajo, asi qnc pocos de ellos dan trabajo a los demas Moros. Cuando se necesitan trabajadOf(~s pOl' las autoridades militares americanas son dificiles de conseguir, y solamente fle obtiene entre los esclavos fugados que se hallan bajo la protecci6n militar. Existen muchos Moros que son esclavos 6 que dependen de otros Y no poseen propiedad algnna. Casi toda la industria mora es casera y su conjunto no es grande. Las herramientas con la ayuda de las cuales todo se fabrica SOll casi todas hechas en sus moradas. AquI, como en otros puntos de la economia mora, se pierde con frecuencia mucha ingenuidad en tratar de usar una herramienta para muches fines en lugar de inventar otras propias para el trabajo del caso. Aun entre los Moros ha habido pOGa palticularizaci6n en los trabajos, aSl que el resultado es que todos los hombres no son heneros 6 artifices en labrar la madera. Igualmente ha reconocido el Moro algo la necesidad de tener trabajador~ peritos en las diferentes industrias y oficios, aun entre la pequena division del tra'bajo que su orga~lizaci6n oirece, pero esta tendencia no e::l muy marcada. Los Moros son principalmente agricultores, y ademas algunos de ell os se han ocupado de otros trabajos, pero por mas adeptos que resulten en la ocupacion secundaria, parecen que obtienen sus medios de vivir del cultivo de las tlenas, nunca confiando en su oficio de nuanera que puedan depender enteramente de el. Los trabajadores de hierro 6 hen'eros son los nuts adeptos de estos artesanos a medias. Su equipo es primitivo, pero demuestra mucha ingenuidad, y su trabajo es excelente. Obtiel1en el hierro y el acero de los Chinos en su fnifico, y de aquellos fabrican los numerosos crIses, bolos, cuchillos, dagas y lanzas, con los cuales los llabitantes se deleitan mucho. El oficio de herrero se tiene en gran honra entre ellos. Otra lmportante industria del pals es la de construir botes~ Los Moros son medio anfibios, y cuando no estan dentro del agua se hall an sobre ella en pequefi.as canoas. En la practica todas las familias poseen a 10 menos un bote y {L veces varios, pero aunque los pedidos son muchos, no se ha desarrollado un ramo especial cle constructores cle botes, pues todo hombre es capaz de construir una Ii otra clase de navichuelo, ya ~ea cano'a, barco, batel, esquife olancha para su uso personal. Le lleva a un hombre como tres semanas para construir una canoa orcllllaria de 20 pies de largo, pero las herramientas que emplea son primitivas y no satisfactorias. La alfareria 6 arte de iabricar articulos de barro no esta distribuida en general, ni es trabajo para sus mujeres, como 10 es con irecuencia entre los pueblos no ci vilizados. Una rueda cle alfarero de modelo tosco se usa pOI' ell os, y el material que se trabaja consil':te de un fango de origen volcanico que se obtiene de los sedimentos de los rios. El material no es al parecer rico en arcilla, pero es bastante duradero despues de cocido. Los artfculos que se han amoldado se cuecen al fuego, poniendolosdentro de Ull fuego com Lll1 donde una grau parte de ellos se desperdkia, pero del cual los demas resu ltan endurecidos y suficiente tenaces para el uso casero. El homo para e1 objeto esta desconocido entre ellos. 39 13707- vOL 1-05-


610

POBLACI6N.

Algunos de los artesallos mas ingeniosos trabajan ellat611, martillando 6 moldeandolo en variedad de articulos. El arte de hacer esta clase de trabajos se encuentra hoy en muy raros casos, y se fabrican pocos articulos a. no ser que sean las cajas para la nuez betel, los adornos, y los mangos para los crises. Algunos de estos trabajadores pueden trabajar la plata, pero en habilidad no igualan a los Navajos U ot1'OS intlios de la America. Las mujeres tejan telas de buena calidad, de las cuales las confecciones comunes son el sarong y los pafiuelos grandes, y estos y aquel constituyen el vestido ordinario de ambos se::cos. Este trabajo se lleva :i cabo en telares que estan construidos de una manera muy primitiva pero que dan buenos resultados, y con frecuencia las confecciones son artlsticas, ademas de estar acabadas con habilidad. Poco uso se hace de tejer tejidos cruzados, diagonales U otros de fantasia, pero se consiguen variaciones en las telas con la manipulaCi6n de muchos hilos cle colol'es. Los hilos 6 filamentos se obtienen de los Chinos, pues las mujeres conoeen muy poco el arte de hilar. Tifien las telas en sus casas con tintes que generalmente son duraderos y buenos y que obtienen de cortezas, raices y flores. Las mujeres tambien fabrican cestos y esteras que no se diferencian a pesal' de ser hechas por ellas de los articulos de igual clase que se confeccionan en otras partes delmundo. ' Con los Bajaus 6 gitanos maritimos, la pesca es en la practica su {mica ocupaci6n, los hombres ocuplindose en obtene!' pescado, nacar (beelLe de mel') y otros produrtos de fiar que cam bian 1 visitar los habitantes de tierra firme por articulos de consumo. Entre algunas tribus moras la pesca no es la ocupaci6n principal, es meramente casual, pues no se la mira como un oficio 6 trabajo exclusivo, y se oeupan en ella solamente cuando sus ne esidades les obligan Ii recurrir a ella. Los peces abundan en casi todos los rios y lag s, y poces avios de pesca se requiere para pescarlos. Los Moros consumen una gran cantidad de pescados, pero por 10 regular solaillente pes can la cantidad necesaria para cubrir sus necesidades, y si resultare un sobrante 10 canjean por otros viveres. 路 Estan eHos provistos de botes y demuestran destreza en su manejo, as! que la pesca resulta poco mas que un recreo para elIos. Con la excepci6n de la tribu maritima, los Moros son agricultores en el sentido que viven de los campps aunque llO los culti\'an extensamente. El arroz 10 siembran en las tierras bajas y altas, y ell los lugares que pueden librarse de las langostas es bastante productivo. Ninguno de los metodos modernos ~e emplean en su agricultura, y los arados son casi desconocidos. El terreno 10 rompen y preparan para las siembras que desean hacer ~on un palo pesado y puntiagudo, y lL veces con la ayuda . del siempre util bolo. No se Ie da mas cultivo a esta siembra que Iimpiarla de la yerba cnando esto se puede hacer con 1a mano. Este metodo primitivo de sembrar satisface a los naturales, quienes con facilidad podrian emp1ear aperos y maquinarias de campo en vista de que los carabaos dan buenos resultados como animales de tiro. Un malz de mazorca peqnefi.a y de poca talla se cosecha mucho, principalmente pOI' la raz6n de que no 10 ataca Ia langosta. Recibe poco cultivo esta siembra aparte de 1a lim pia de yerba, que se hace muchas veces, y la calidad de la semilla es tan mala que Ia cosecha que resulta esta. muy distante de ser satisfactoria. Poco adelanto en Ia can tid ad 6 calidad de este articulo de consumo puede esperarse hasta que se Ie ensefien a. los Moros Ja necesidad de la rotaci6n de las cosechas y el empleo de la buena semilla de maiz, pues la que usan se encuentra empobrecida COIl el empleo de la misma c1ase pOl' siglos y siglos sin mezc1a 6 mejora. Los camotes forman una cosecha que nunca falta, pues pal'ece que nace el bejuco ano tras ano sin que se siembl'e de nuevo, pero estos tambien se podian mejorar introduciendo mejoJ' semilla y con el em pI eo de metodos agricolas modernos. El pl:itano es muy producti vo, pero apenas puede clasificarse como un producto de cultivo, porque aunque se ven grandes platanales pOl' todas partes estos reciben poco cuidado. Los cocoteros abundan cerca


MOROS.

611

de la costa y los naturales hacen uso de ellos de muchas maneras, siendo su aceite un im portante articulo de consumo casero. EI tabaco se cosecha para el consumo de la familia, 10 mismo que una pequeiia cantidad lie lacafia de azucar, de Ill. cual elaboran el aZllC:ar de una ll1anera primiti va. Los cogollos de caua se siem bran en mayo, Y los tall os estan listos para el corte en el enero siguiente. .P ara obtener el azucar la caiia se corta generalmente en trozos pequeiios que se machacan it mano y entonces se cuecen. Existen al!!unos trapiches para moler Ill. cafia pero son de un modele muy primitivo. Las ca1abazas, el carnoting cahoy, e1 gabi, 1a papaya y los productos propios {L Filipinas se cosechan tambi6n. Hay pocas frutas de cu1tivo. Los 1\1oros que viven en los alrededores dellago de Lan'ao cosechan Ull cafe de una calidad superior, y todos los que habitan Ill. isla de Mindanao cosechan grandes cantitlades de guta perch a, goma elastica y abaca. Elmercado es una institucion importante entre este pueblo. Muchos lugares tienen sus dias fijos de abrir su mercado, durante los cuales los naturales de diferentes localidades se relmen para trafiear en sus productos. La costumbre es antigua y existe en toda Ja extension del territorio de Mindanao. Los animales domesticos, que consisten de los carabaos, los perros, las gallinas y it veces algunos jacoB, cabras y carneros, se tienen debajo de Ia.s c'tsas. EI nllmero de carabao:; que un particular posee indica el,grado de su riqueza yel que tiene mas de diez se considera WI hombre rico. Estes carabaos se venden pOl' Ull0S 40 pesos cada uno, pero generalmente no estan de venta. Debido {L Ill. prevalencia de la epizootia durante dos 0 mas au os el ganado vacuno esta eseaso. No paJ'ece que se ha hecho mucho esfllerzo para empl I' los animales domes.ticos en la agricultllra. La organizacion social de los Moros puede diferenciarse poco en sus detalles entre las "arias trihus, pero ell los PtJntos principales, es la misma y tipica {\ los Moros en su caracter general. La clasilicacion de los Habitantes demuestra jefes, hombres libres y escla\'os. EI gobierno es patriarcal, siendo su miembro lllaS principal el jefe y generalnH:~llte 10 llaman dato, aunque a veces se conoce bajo los titulos de sultan, rajtL II otro nombre. Pero sea cnal fuere su nombre su autoridad siempre se acata pOl' los mielO bros de su clan, y goza de gran poder entre sus secuaces. EI destino es generallOente hereditario, pasando casi siempre al hijo mayor 0 mas capaz. El numel'o de subditos varia mucho y se cuenta de media docena a quizas 10,000, pero la importancia del jefe no se mide pOI' el numero de sus subditoR, 11l1es otras consideraciones, como la sangre noble 0 grandes riquezas con frecuencia se toma en cuenta al determil1ar el rango del dato y la infl.nencia que goza entre sus pares. Parece que existe una tendencia a reconocer el valor social del hombre de riqueza solamente, que si aumentare traera cam bios cOllsiderables en el estado social. POI' ahora esta idea 110 se ha desarrollado bastante para amenazar la pORi cion del dato que .reina pOI' derecho de sangre y ejerce la autoridad suprema. Todos los datos, y especialemente los importantes, tratan de retener en servicio continuo cerea de ellos un nllmero de guerreros arm ado!!, que no solamente les sirven de sal\'agllardias "sino que tambien ejercen actos de una naturaleza gubernamental. La autoridad indiyidual de los datos no se disminuye en 10 mas minimo con tener esta clase de comitiva, pues ell os derivan toda su autoridad de el, y son responsables a 61 solamente de la manera que ejercen sus poderes. EI despotismo personal del dato se modera en gran parte en la pnictica porIa gran deferencia que se hace a las costumbres del pais pOI' todos los miembros de Ill. comunidad, iucluso el mismo. No parece existir codigo de ley que gobierne este pneblo, pero se rijen pOI' 10 que estilan costumbres moras que son los usos reputados de sus antepasados, en obediencia de los cuales son bastante estrictos, y de los cuales son muy tenaces. EI precedente es el gran legislador y tribunal de ultima instancia. No se Ie ocurrirfa, ni pOl' casualidad, ~t un dato instituir nuevas leyes para el gobierno de su pueblo, y un adelanto que se bas~e sobre tal accion encontrarfa el desapruebo general. Los Moros no com-


612

POBLACI6N.

prenden 10 que encierra y significa 1a palabra gobierno, reconociendo solamente como 10 hacen un poder central. Cuando se tomaba e1 ce11SO, con frecuencia preguntaball bajo ordenes de quien se hacia, y cuando se les decia que del gobierno no llegaban {t comprender 10 que 1a palabra significaba. Si se les decia pOl' 10 contrario que e1 gobernador 10 habfa ordenado quedaban satisfechos. Toda autoridad verdadera se concentra en el dato quien es presumible aetua para el provecho de sus eubditos. El dec1ara 1a guerra, 1a sostiene y hace ]a paz. Como no siempre es capaz de llevar el mando en la guerra, con frecuencia es necesario nombrar un jefe al efecto. E1 desempefio de este destino de jefe guerrero tiene comparativamente poca importancia en vista del estado pacifico de los l11timos alios, pero aun en estos dias e1 jefe mas i mportan te de Cottabato descansa en y se fla mucho de la opini6n de su ministro de guerra, y todavia se considera tanto la necesidad de soldados que esta tratando de poneI' en praetica un sistema que no difiera mucho de un reclutamiento general. La administracion de justicia es un prerogativo que guarda e1 dato con cel0, y ce1ebra las sesiones del tribunal en persona, presidiendo, si no en todos los casos, a 10 menos en aquellos que vienen ante 131 en ape1aci6n, procedente de los tribuna1es inferiores. Si e1 caso presentare dificultades no comunes, puede conferenciar con sus panditas que son de presumir doctos en 1a {mica ley escrita que es e1 Koran, y que son de los mas ancianos de su sequito individual. E1 titulo de dominio a todas las tierras que ocupa la tribu se encuentra en el dato, pero aunque su ocupaci6n pOl' sus p1ebeyos 10 hacen con su permiso 0 cOllfol'midad, los ocupantes de 1a tierra gozan de todas las ventajas de propiedad, ineiuyendo en una mayoria de los casos la d'e duenos en perpetuidad. Entre los Moros ma1anaos, los sultanes y datos con frecuencia son elegidos. En asuntos de importancia e1 sultan actua pOl' y con e1 consejo y consentimiento de sus oficia1es subaltern os. E1 titulo de sultan parece ser flexible, pero general mente sc da a un jefe que tiene varios datos bajo su autoridad. Puede, no obstante, no tener ningunos datos bajo el, y existen datos que a veces tienen mas riqueza 13 influencia que su sultan. E1 dato no obedece necesariamente al sultan, pero si no 10 hiciere se expone a sufrir castigo si su jefe principal es bastante potente para declararle la guerra. Jefes de alto rango nunca se escogen de entre la tribu de los Bajau aunque elIos tienen un jefe para cada comunidad llamado e1 capitan Bajau. Natura1mente, del canicter de la organizacion social que existe en e1 pals moro, no puede haber sino como hay poca uniformidad en la definicion de los crlmenes, la manera de administrar la justicia 6 e1 cadder de las pen as impuestas. Lo que ocurre en un 1ugar 0 ocasion puede diferir mucho de 10 que ocurriria en otra localidad en diferente tiempo. EI metodo de castigos impuestos depende mucho de qUlen asume jurisdiccion. POI' regIa general los crfmenes se castigan con multas 0 la esclavitud en caso que las primeras no sean pagadas. Entre los Samal Laut de Zamboanga el jefe local toma conocimiento de una disputa que se suscite entre dos personas de la misma aldea, conferenciando con todos los interesados y se viene a una decision entre ell os. Si e1 acusado y e1 jefe no llegan a un acuerdo el caso se lleva ante otro jefe que tenga ran go mayor, como 10 puede ser . un segundo dato y otra vez: discutido el caso, los resultados aun no siendo satisfactorios se eleva en apelacion a1 dato mayor de la regi6n y su decision es final. En caso de homicidio U otra ofensa grave e1 gobierno mihtar el"pera ejercer su autoridad. Si la dificultad que se I"uscitare conClerne aindiyiduos de diferentes aldeas, los jefes respectivos la toman en consideracion, y el caso est:i sujeto ,\, apelaeion de la misma manera que ha sido expuesto arriba. La autoridad suprema, 0 e1 soberano, tiene derecho de anular cualquiera decision hecha previamente a. la de el. Los asuntos menores, como regIa general, se arreglan Sill recurso a una apelaci6n. Las siguientes costumbres se observan y reconocen entre los Sarna1 Laut:


MOROS.

613

El arlnlterio en la mnjer tiene que probarse pOl' 10 menos dos testigos, y la pena impuesta es una fuerte IDulta pagadera pOl' ella 0 Stl familia <i su esposo, cuyo IDontanLe (,,QJuparte 61 con los datos 0 jefes qne conoeieron de la vista del caso. Si la mujer no pudiere pagar ella se vuelve una esclaya y el marido tiene el derecbo de venciel'la. La esposa no puede tener di voreio pOl' razon del adulterio de parte del marido. Un marido que ha sido sentenciado pOl' baber cometido adulterio esta Rujeto a una multa que es el doble de la que se Ie exige a una esposa adultera. Este <linero Yfl al e.路poso ofen dido quien 10 divide con los jefes. Si no la pagare el reo, se vuel ve nn esclavo y se vende. Los indi viduos que se sorprenden en el acto de eometer un adulterio pueden matarse segun justieia pOI' el esposo injuriado. POl' el crimen de fornicaci6n el homlil'e se castiga el doble que la muchacha, el primero pagando una multa de 100 pesos al padre de la muchacba y la IDucbacha 50 pesos a los jueces que conocen del caso. La falta de pago dentro de un tiempo razonable se sigue con la esclavitud. El incesto y el estupro de una mucbacha joven se castigan con la pena de muerte. Un laclron convicto esM obligado Ii pagar ala victima de su robo el doble del montante de 10 robado, ademus de una multa que va a los jefes. Si el caso viniere ante un dato el recibe toda la mnlta, pel'o se espera que la compartira con los jefes que Ie ayudaron en la vista del caso. La falta del pago significa la esclavitud del reo, quien, a veees, sustituye uno de sus hijos que de esta manera se vuelve un esclavo vitalicio. El bomicidio se castiga con una fuerte n11Jllta que se divide entre la familia de-la victim a y 16s jueces que co:qocen del caso, un dato recibiendo una porcion extra. Si un hombre cometiere un crimen mieatras se encontrare intoxicado, el caso se investiga para averiguar si er lIego a ese estado voluntariamente 6 si otros tenfan la culpa en pade y esto se toma e consideracion en la imposicion de Ja pena. Como se vera de 10 expuesto arriba las leyes e costumbres de estos pueblos permite al dinero arreglar casi todo' los crfmenes. En verdad, esta ha sido siempre la pl'actica entre los Malayos de Jas Islas Filipinas. Con los Samal Laut este metodo es natural, en yista del hecho que no solaJll'lente la vida incierta y n6mada de la tribu no es favorable a inventar modos de cuidar de los presos pero ademas porque el sistema de multas es una fuente de riquel\a para los jefes. Los Moros de Maguindanao tienen pocos criminales yen general los tratan sumariamente, el castigo siendo en la mayoridad de los casos multas. En casos extremos y muy rams los que ofend en SOil sentenciados al encierro, y en la ausencia de carceles II otros edificios fuertes se aprisionan amarrandoles un gran trozo de madera al tobillo. Entre las tribus de Jo16 el sultan nombra un juez ante qui en se conocen todas las causas. Un individuo que cOllletiere un robo grande 6 pequeno es sentenciac1o'li que se Ie confisquen 150 pesos mejicanos. La mlJita pOl' homicidio es 210 pesos mejicanos por cad a individno matado. En falta de pago, pOl' cualquier crimen el culpable es sentenciado {t la esclavitud. Seglln las reglas de evidencia el acusaclo no puede dec1arar en su favor. Pllede sel' sentenciarlo el acusado, con la dec1araci6n de un solo testigo, cuyo hecho, unido :t la costumbre de dar la mitacl de la l11ulta al testigo que presentare la querelJa, con frecuencia hace del prisionero una vlctima de una venganza. Los Moros malanaos castigan el adulterio en la mujer con ]a pena de muerta. Los otros crlmenes pllnibles son el homicidio y el robo, y la tlnica pena que se impone pOl' los do::; es la de muerte, que usualmente se lleva a cabo decapitando elreo. Un punto caracterlstico de la organizaci6n social de los Moros que no concuerda con las ideas civilizadas, es el sistema de esclavitud que prevalece muy en general. Difiere material mente de la instituci6n de esclavitud africana que existia en los Estac10s Uni<ios, y en muchos casos el canti \'erio 6 servidllmbre es nominal. A veces el esclavo es de una tribu extranjera 6 es un hombre que ha sido capturado en las selvas, pero en los mas casos es de pura sangre mora. El duefio y los esclavos gen-


614

POBLAcr6N.

eralmente residen en una misma casa, comen de la misma comirla y viven de la misma manera. Sus simples necesidades se les satisfacen y sin duda ll111chos sil'vientes esclavos prefiel'en la segura y comoda vida que Heven en la caRa de un dueno fuerte, que siempre tiene bastante pescado y aI'l'OZ, al azar de la vida que traeria su libertad. La muje1' esclava con frecuencia ocnpa un lugar de sllll1a importancia. Se 1'econocen dife1'entes grados de esclavitud. Los esclavos se obtienen como cauti vos en las gnerI'as, en castigo de crfmenes cometidos, como garantia de dinero p1'estallo, y otras deudas, 6 porIa orden desp6tica de algllll jefe. Pueden vendel'se y eomprarse. Un particular que deseare pedir dinero a prestamo, entrega como gal'antfa algun pariente 0 persona que de {>l depende, el cual queda obligado ~t sel' esclavo hasta: que se paga la deuda. Las personas que dejan de pagar sus deudas estan sujetas a sel'vidumbre, y acausa de los tipos altos de intereses y costo de manutenci6n pueden permanece1' en la esclavitud el remanente de sus vidas. Con f1'ecuencia, no obstante, In esclavitud es temporal, mient1'as se arregla la deuda. Los Samal Laut, en los dias de pirateria, consegufan un gran numero de esclavos como resultas de sus expediciones. Entre estos esclavos figuraban los Filipinos cristianos, los infieles y los Mahometanos. No daban la libertad a los prisioneros que profesaban su fe de ellos ni Ii los que deseaban abrazarla, cosa que los Mahometanos ol'todoxos reconocen como ley del Koran. Entre los Bajaus la esclavitud es general y se l'equiere que todo individuo trabaje I1no 6 dos dias de cada semana para su jefe. Ninguna esfuerzo ha sido hecho para demostrar el nl1me1'O actual de esclavos que existen, debido a la gran dificultad de obtener informes fidedignos sobre la materia. No existen institucione pLlblicas que sostene1', y las contribuciones entre los Moros no son opresivas. En la teo ria ninguna de las contl'ibuciones van al dato, siendo ellas diezmos de la iglesia, pero indirectamente una parte consideralJle de ellas viene a parar al tesoro del dato. Es buena poHtica 6 astucia el ql1e sus Sllbditos Ie hagan pequenos regalos de aves die patio 0 productos del campo con regularidad, y los delincuentes estan expuestos Ii recibil' una visita de su sequito armado. La administraci6n de justicia se sostiene pors1 misma pOl'lnedio de multas, que son las pen as comunes de castigo, y el dato recibe una porcion generosa pOl' conocer de los pleitos y causas que ocurren. Muchas otras fuentes de renta 0 entrada contrihuyen a su riqueza, e incluyendo los honorarios de casamiento, contribuciones sobre los mercados, etc.., en verdad casi todas las ordinarias transacciones de la comunidad pagan tributo al soberano. No existen puentes ni bay caminos publicos. Algunos senderos se extienden de la costa ~l pequenos sitios rasos en los hosques clonde ellos benefician los maderos. El medio principal de comunicaci6n es la vinta, pequeno bote en que se llevan los procluctos de las rancherfas u, los mercados. COIl muy pocas excepciones los Moros estan desprovistos de esouelas. Un nll111ero pequeno de los habitantes pueden leer y escribil', y los maestros son los sacerdotes mahometanos. El alfabeto arabigo es el que se usa en escl'ibir ellenguaje, qne es un clialecto de la lengua malaya. El unico libro escl'ito en urabe es el Koran. Los padres demuestran poco intel'cs en la educaci6n de sus hijos. Entre los tjamal Laut los muchachos se preparan para el sacerdocio yiviendo en casa de los saceJ'clotes, clonde permanecen pOI' muchos anos en las calidacles de sil'Yiente y pupiJo. A veces, despues de Hegar {L su mayoria, son enviados {L Singapore para continuar sus estudios, pero estos casos son muy raros. Si un individuo fuere a Meca se Ie da un titulo honoriftco de peregrino y se Ie tiene en alta consideraci6n. Los Moros son amantes de la musica pero su oido esta muy mal educado. Tocan varios instrumentos, pero segun los model os de gusto l'ecollociclos, no hay ni ritmo ni 111elo(Ha en los sonidos 1l10nMonos y de din clan. El principal instrumento toscamente se asemeja a un xilofono, que las mujeres a veces tocan nllly bien, pudiendo


MOROS.

615

flE'guir SU 1ll1lSI('<l pOl' horas sin descanso. Bsta Il1l1sica li veces la acompafia la yocal, y cl esiriIJillo de 1m; cantos es el amor, la gnerra, las dichas de ht par. y la prosperidad, y las palabras se cantan 6 recitan seglm el pensamiento 6 el ar.ar 10 sugiere. Tam bien tienen un tamhor como de pie y medio de largo y 8 pulgadas de dilimetro; 10 fabrican de una sccci6n de arbol que ahuecan, y los extremos 10 Cllbren con piel cruda. }};te se toca con las manos, algunas veces un extreT110, otras veces las dos, produciel1do un rnido confllso y bajo. Los Moros fabriean .algunos violil'les imitando el morlelo c:omlll1, y algunos de los hombres llegan ii tener gran perieia en su toque. Los gongos chinos se usan {l veCCH para proc1ucir la mllsica. Los mayores de estos, CHfli de ] pie de di{unetro, Hevan un pequeno agnjero al borde por el cual pasa un cordel que luego se ata a un clavo () elavija en la pared. Una vez suspendido el gongo se toea con nn palo parecido al que se usa para un tambor mayor, y produce un sonido profundo y reo 路(mante. <:iongos mlis pequenos de 4 ~l, 8 pulgadas de diametro Re eolocan en una serie segllll la escala Y fle sostienen sobre una mesa por dos cordelE's paralelos. Bstos clespues se tocan con martillos, qno en cad a mano, de una mallera ignal al toque de un xilofono. Todos estos iustrumellt,os diferentes de JUlisica se tocan poco de dia, pero supien el entretenimiento por la noche hasta una hora muy avanzada. Los M01'OS son supersticiosos y no dados al progreso, y aunque par todas partes se mira el Koran con gran reverencia como re~la general son muy ignorantes en su doctrina y no son fir1l1es en las pr:icticas d('l la fe mahometana. Aparte de algunos ritos religiosos y de abstenerse de comer carne de puerco, apenas se puede decir que e110s viYen segun las leyes que rigen los ~1ahometanos. Ellos tienen sacerdotes llamados panditas, y les dan u\t respeto nominal pero no se apuran mucho en pagar los diezmos que se esperan de ell s. Oon Ill, excepcli6n de los sacerdotes nadie observa Ias cinco horas diarias de oraci6n. Existen sola ente may pocas casas de cuIto, y (,,,tas son unas.roezquitas modestas 6 capillas (en realidad hajareljUeS de nipa) donde Jas ceremonias se celebranlos viel'lles, que es el domingo del Mahometano. Los sacel'dotes leen en esas ocasiones trozos escogidos del Koran en arabe 6 malayo, pero la mayor parte de los oyentes no comprenden 10 que se lee. En muchas aldeas no existen casas de cuIto. La religi6n no obstante permite el culto casero, y sin duda Jl1uchos Moros son devotos y leales a BU fe. En casos de enfermedad se llama al sacerdote .1, la casa para que repita f6rmulas religiosas sobre un vaso de agua euyo contenido despues se bebe por el enfermo. Aparte de hacer exhortaciones de gum'rear contra los enemigos de la fc3 y de la latitud permitida en el numero de esposas, el Koran representa justicia, estabilidad, temperancia y civilizaci6n. La religi6n mora 'os en gran parte un asunto gubernamental en muchos de sus aspectos, una especie de iglesia de estado, y los actos que se hacen en su nombre son respectaclos. Los Espafioles convirtieron algunos :Moros al cristianismo, los cuales estan repartidos pol' toda la costa en la vecinc1ad de Zamboanga. Todas las tribus tienen muchas supersticiones. Entre elias es costumbre poner banderas blancas en las casas en epoca de epidemia para ahuyentar los espiritus malign os. Tambien a veces habilitan nn bote can ropa, comida路, dinero y agua y 10 echan al mar sin rumbo entreteniendo la idea que cuando el espfritu maligno que envia la plaga encuentre este bote se contented, con su conteniclo y no visitad el lugar. Aunque los Moros parecen ser fuertes y saludables, pocas personas muy ancianas se han visto en las rancherfas, y el termino de vida es probaulemente mas corto que el de los Europeos Ii otros pueblos civilizados. La mortandad entre los ninos se supone es muy crecida, debiendose sin ducla ala ignorancia por parte de los padres de las leyes higienicas. La enfermedad que reclama m,ls vlctimas es el c6lpra, que castig6 el pais en los meses de noviembre, diciembre y enel'O de 1902 :i 1903, lledndose un gran nllmero de los habitantes. En una inspecci6n hecha en 300 casas en


616

POBLAcr6N.

Cottabato se averigu6 que cerca del 19 pOl' cientQ rle sus morado)'<.'f' habiallllluerto (lei c6lera. Estas casas estaban esparcidas en una extension considerable de terreno, y como las condiciones que las afectaron eran poco mas 0 menos generales pOl' todo el distrito es probable qne en Cotta-hato el c61era rebajo la poblacion C01110 de una qninta parte. Debido a la plaga de las langostas muchos de los Moros estabau escasos de alimentos nutritivos y en su e;;tado poure de salud debilitado pOI' los malos alimentos no pudieron sobrellevar los ataques violentos de esa enfermedad. Una vez atacarlos poco se podIa hacer para refrenal' sn curso. No existlan medicinas snficiente~, y probablemente hubiesen darlo pocos resultados, pues los Moros persisten cn I'ehusar tomarlas bajo ninguna circnnstancia. Los Moros de Malanao son fatalistas, y rehusan hervir el agua y de esa manera evitar la infeccifln del C()lera, dando ell os la exensa que si Dios quiere que ell os mueran de ninguna manera podrfan ellos e"itario, y si EI quiere que "ivan, vividn. En Tawi Tawi el eirujano del cuartel del ejercito di60rdenes a los jeres sobre la proteccion de abastecimiento cle agua potable, y como estas ordenes se cUll1plieron 10 bastante el progreso del c61era se refren6 algo. En el dish'ito alrededor del lago Lanao se calcula que 1,500 murieroll de la epidemia, ,\ pef'ar del hecho de que a los Moros se les ensen6 como evitar el desarrollo de la enfermedad. Los habitantes sufren mucho de fiebres y otras enfermedades que se cleben en gran parte a la falta de leyes de cnarentena y de sanidad. Existell casos de tisis y ue lepra, pero estos son comparativamente pocos y los males no parecen que eslun aumentando. Los S~lmal Laut con su tlieta limitaua de pescado y tapioca sufren de enfermedades cutanea , debidas ,t un alimento imperfecto, adem,ls que ,I la falta <Ie limpieza. En algunos pueblos la proporcion que snfre de estos males es de uno en cacla euatro 0 cinco personas. A. la vista estas personas repelan, pues ,llS ('uel'po se hayan 1l1uy desfigurados. Tambien se ha observado la escr6fula y el ("lneer entre ellos. Las mujeres moras de tierra pasan muchas horas drl dla en su,' casas y pOl' eOI1siguiente son mas 0 menos ancmic:aR, asf que sus vidas pOl' eso "on menos largas que las de los hombres. Se casan jovenes, tienen muchos hijos y el1\'ejccen T<lpidamente. La reverencia hacia los mllertos es genel'al entre los Moros, que siempre pro\'~en para sus difuntos un lugar aproposito y los duelos se aeompanan de una ceremonia nuts 0 menos religiosa. La muerte de un dato 0 deotra persona de posiciun se celebra con gran pompa porIa trihu de Malanao. El cadaver se amasa, para librarl0 de todas las impurezas, y entonces se envuelve en un pano, y se repete el proceso hasta que queda bien empaquetado. Despues se entierra, al acompai'iamiento de rezos <Ie parte de los panditas, cuya ('eremonia se continua pOl' un perioclo de dnelo. Al fin de esta, se da una fiesta a la enal t.odos los amigos del difnnto son invitados. Entre los S{1I11al Laut al aeerearse la muerte se llama a I1n . acerdote a la casa para que lea del Koran 6 para intonar ol'aciones. EI cadaver del rlifunto se lava bien y despues se envueh'e en nn pano blanco; u si la familia es de pocos recursos se u~a pano de otro color y a veeps esteras. EI eadaver despues I"e coloca en una caja de madera y se entierra con los ojos abiertos y la eara 1I1iranrlo hacia l\1eca Una ceremonia simple que consiste de oraciones y trows selectos del Koran tJene lugar en el sitio de la sepultura, la cual u veces se rocfa con agua de sandalo. EI lugar geucralmente se marca con un modesto docel u pabellun de pano que 10 so~tiene e tacas pequenas. Al Yolver ,t sn morada la familia del difunto tiene la obligacion de pasar varias noches 1I0ranrlo al Illuerto y leyendo el Koran. Los tom toms se tocan de una manera triste como senal de soledad, especial mente si el hombre ha trnido alguna posicion. A pesar de viyir ('asi siempre en sus botes y de viajar de un lugar:i otro, los Bajaus no dan sepuitura a sus muertos en el mar, pero siempre proce<len :i una 1~la (路"'pP('JaI,


1, 3. CQLECCION DEL SR. DEAN C. WORCESTER.

1. CASA GADDAN

E~ UN ARBOI,.

2. CASA DE [,OS MA~lAN(jAS. 3. CASA TINGVIAN EN PADANGITA- CELEBR .U;DO L' N B .4~QUETE.


MOROS.

617

sin dar cuenta a la distancia que tienen que viajar a 'u cementerio. Todos Ins hienes que pertenecen :i un Bajau incluyendo su dinero se entierran con el. Aun su bote se divide en secciones y se entierra.

Ell una monog-raila interesante, escrita en 1901 pOl' el reverendo Plo Pi, provincial de los J esuitas en las Filipinas, y publicada pOl' el mayor general George W. Davis, del Ejercito de los Estados Unidos, que ejerda el mando de 1ft division de las Filipinas, en su informe anual de 1903, aquel escritor ofrece una opinion concreta y escrita de una manera muy cuidadosa sobre los Moros, basada en la experiencia de los padres jesuitas que fueron misioneros entre ellos pormuchos anos. Los ::;iguientes pasajes van algo abreviados para adaptarlos a este informe: No ten go escrupulo en afirmar, dice el, y no creo que existe persona alguna que sea tan tellleraria que niegue que el obstaculo principal que impide la reducci6n y civilizaci6n de Mindanao y Jol6 es elMoro. Dedicare algunos parrafos para pro bar este punto y para indicar algunos medios para vencer este obstaculo. Son los Moros pOl' dos razones opuestos a la reducci6n y cu1tura en el Archipielago. Primero, en que evitan la reducci6n y civilizaci6n de ellos mismos; y segundo, que eJlos ponen obst{tculos en que esa civilizaci6n alcance las otras razas infieles. Los Moros tienen interes y est<lTl ansiosos de que Mindanao continlle en e1 statu quo presente pOl' un tiempo indefinido en toda la extensi6n de aquel territorio, viendo que no pllede extender Sll soberania 'POl' todo el mism . Y con este fin los influencia prillIlel'o su individ alidad; segundo, su historia 6 tradici6n; tercerQ, su fanatismo; cuarto, sus intereses, Tocante a estos cuatro puntos hare unas cuantas breves observaciones: CAIRACTERES.

Los Moros son sober bios, independientes y dominantes. Se consideran que son los (micos hijos de Dios. Nadie es mas celoso que el en la genealogia de Bll familia. A touos los naturales que no 80n Moros les dan el nombre despreciativo de \Tisayas, 6 como nosotros diriamos pari as. En su porte, actitud, modales, y comercio acostumhran uemostrar gran aspereza y desprecio. Aunque pobres, miserables y necesitadoe, casi no demuestran gratitud algunaa las personas que los amparan. La historia con elocuencia registra la tenacidad con que ell os ban resistido todo dominio; con que insinceridad se ban sometido, con que traiciones se han rebelado. La sumisi6n al pago de tributo alguno 6 de reconocer al gobierno espanol, aun entre esos Moros que viven mas cerca de las colonias espanolas, donde el poder del gol>ierno espanol alcanzaba con mas facilidad, siempre ba sido una empresa muy ardua y casi siempre se ba evadido. Puede muy bien decirse que son indiferentes aLUl a la legislaci6n mas comun y no cuidan de observar pOl' ejemplo el reglamento de sanidad publica, las leyes iorestales, etc" como si estuviesen exentos de cumplir la ley. Ellos se consideran los ycrdaderos soberanos de Mindanao y de Jo16. Miran Ii todas las otras razas del pais como sus inferiores, y de todas ellas en 10 mas posible, cobran tributo, las explotan, vejan y les roban como si sus vecinos no tuviesen otros derechos que los que ellos (es decir, los Moros) consienten en concederles. Es tan comun el que el10s entren los pueblos y aldeas de infieles y cristianos y les roban, los maten, capluren individuous y destruyan propiedades, como 10 era para sus antepasados recorrer los mares en sus expediciolls piraticas, pOl'que entonces el10s se creian soberanos de los mares a su vez. Sus antepasados eran rebeldes Ii toda reduc-


618

POBLAcr6N.

ci6n y civilizaci6n y ellol'l ahora desean ser iguales a los primeros. Yen verdad tal es la historia de mas de tres siglos, 6 en otras palabras, de todo el periodo de soberania espanola en estas islas. Los 1\1oros han sido los uuicos, pero Ri los constantes y tenaces enemigos de la civilizaci611 traida aqui pOl' Eflpafia. Rec6rrase la lista de los sultanes de J 016 Y Mindanao e investiguese las hazafias de los principales datos y se vera claramente a pesar del trascurso de los siglos, que 10 que fue hecho por un AliAliudin fue hecho tambien pOl' un Amitol-Quiram; 10 que hizo un Corralot 10 ha repetido Uto en 10 que concierne {t aceptar el dominio y la ci\"ilizari6n de los Europeos. La unica diferencia resulta en el grado de resistencia ofrecida pOl' el uno y por el otro, mlls 6 menos rigurosa, mas 6 menos declarada, mas 6 menos eficaz, segun el poder con que podfacontar el citado dato, 6 la importancia a que habiasido reducido. La oposici611 mas fuerte de alma y de instinto, la resistencia pasiva mas terca, Ia intenci6n mas obstinada y esmerada de rebelarse realmente asi fuere porIa fuerza 6 astucia, al mismo mOlllento que la imposibilidad material de exito cesa, 6 su conveniencia personal que 10 hizo sumiso temporal mente 6 con hipocresia, estH. amenazada. Esta lL 10 menos es la actitud y disposici6n perenne del Moro en general y de sn raza contra la naci6n que 10 domina, sea cual fuere el poder material qUI:! 10 tiene bajo su dominio temporalmente, 6 su obligaci6n moral 6 legal de obedecer los trataclos 6 convenios mas sagrados. La ignorancia religiosa del Moro del Archipielago Filipino es universal y casi absoluta aun tocante iL los asuntos que conciernen al mahometanismo, pues todo su instrucci6n, poca como es, se limita a una lectura elemental del Koran sin entender 10 que lee. Tienen, no obstante un odio ciego y sempiterno a tolias las cosas cristianas, ya sean catOlicas, cismaticas 6 protestantes; y esta cosa 10 sabe en verdad-que Mahoma orden6 una guerra, santa sill tI'egua 6 fill contra los cristianos, quienes, segun su idea, son infieles (6 capir); y que ellos creen que es meritorio robar a los cristianos y para ganar el cielo es suficiente mataTlos. As! que tienen que ce~ar de ser Moros para resignarse 11 consentir a un dominio tan opuesto a sus creenc-ias {alsas. Los Moros adquieren sus riquezas y las conservan principal mente pOl' medio de Ia escla\"itud, pues sus esclavos son a. la vez sus sir\"ientes ell sus moradas y en sus viajes; son sus peones en los campos, los trabajadores en SllS pequefias industrias, los instrumentos de su rapina, de sus extorsiones y de sus vejaciones. Estos esclavos son los articulos deseados de su comercio y los medios mas a mano para celebrar los tratados, arreglar sus asuntos y diferencias y para celebrar matrimonios, a todo 10 cnal el dato tiene que dar atenci6n para Sll sostenimiento y comodidad. El dato que posee muchos esclavos es rico, y el que no los tiene, no tiene los medios para alimentarse; pOl' eso la energia se ejerce para obtener eRclavos sin con~iderar los medios por los cuales se obtienen; el robo continuo de nifioR, no solamente de pueblos de otra raza, pero aun de Moros de otr08 pueblo., y el asesinato en much as ocasiones de los padres para de esa manera robar los ninos m<~s facilmente, se explica. Es evidente que esta Fuente principal de riqueza de los datos Moros tiene que cesar el dla en que la l'educci6n que el gobierno trata de bacer los alcance. Las tierras ocupadas todavia pOl' los Moros en Mindanao y J 016 son numerosas, de vasta extensi6n y muy bien situadas. Abrazan no muy pocas islas enteras, territorios fertiles, grandes extensiones de costa, las vfas y valles de ml1chos rios navegables 6 una gran parte de ellos y el gran y bonito lago Lanao con sus playas y cascadas; todo 10 cual es cosa de mucha importancia, no solamente en la materia del dominio efectivo q'le ellos ejercen sobre la tierra, pero tambicn en la autoridad que ejercen sobre los pueblos que son sus vecinos y a quienes no les permiten acercarse a los rios () las costas del mar, de manera que as! pueden mejor encerrarlos 6 limita~'los al interior, y tenerI os sin comunicaci6n con el exterior, y dominarlos y explotarioH con mus ventaja de la manera ya especificada. POl' estas razones los Moros comprenden


619

MOROS.

perfectamente que en la proporeion ,t que SLl reclucci6n y civilizaci6n adelantan en lOA palses que hahitan, sel";-ln mcnos capaees de mantener sus posesiones y posicion ventajoRH, ,\ 10 mcnos hajn la::; condiciones en las que oeupall hoy, y mucho mellOS las mantcndr{lll para Al sin cstorbo de la raza blanca, que es la manera en que ellos deRean estar y vivir. El dia en que Ia reducci6n sea UJ;l heeho, toda su autonomfa y su organizacion politica, militar y religiosa tcmlr(L que dejar de existir; una organizar.i6n que asegura ala raza su cohesion y dnracitm Cll el pais, y la ellal hasta ciCl-tO punto estiman; y si Ron amenaza(los con su perdida resolvedn can preferencia y sin vacilation abandonar la region que oenpan, sus pueblos, sus bienes y cosec has, todos sus medios de vida. Ahora, ;,C(1I110 viyirfan sus sultanes, datos, panditas y panglimas, exeepto enan(10 en 10 mejor, hechos unos meros adornos 0 figurines hist6ricos, nombres sin significaci(m, y destinos sin utilidad; hasta se les privarfa en poco tiempo de la servil snmisibn y veneracion estlJpida de sus sacopes; y todo 10 uno y 10 otro con solamente el recnerdo de su exenci6n de los efectos de la ley en tiempos que han pasados? Bien Raben ell os que esto seria la perdicla de la cOl1stitLlcion de su pueblo, el fin de su nacionaJitlad que 'aun hoy se sostiene en estas islas, y sobre todo su desaparicion como nna raza distinta. A priori entonces queda probado que lejos de que los Moros sean un elemen~ favorable ,L la redueci6n, col(;mizacion y civilizaci6n de Mindanao y de J 016, eonstiiuyen ellos en sn actual estado, como 10 ser{m mientras gozan de sn autonomfa y organizaei6n, el mas potente 0bst,\,culo (wutra obtener el fin deseado.

*

*

*

*

*

*

-x.

*

*

Pero existe un hecho, aunque negativo, que con firma esta declaraci6n a;-posteriori, es decir, la c1isposici6n h6stil de 10s Moros a toelo 0 que implica la reducci6n, colonizaci6n y eivilizaci6n .del pais. ~Quien, en Y rdad-Espanol, extranjero 6 ann natural-ha si~lo bastante audaz de situar establecimiento algnl1o, emprender una exploraci6n, romper 6 cultivar cualql1ier parte de la tierra, entre los pueblos moros? Ann en las colonias cristianas ya establecidas, el numero de fincas es pequeno y estas pocas existen solamente en los disb'itos fronterizos y bajo el abrigo de un destaeamiento militar. Uno de estos pocos es la finca de Rosales y Compania, adyacente al campo militar de Parang Parang; ~y cuantas depredaciones no ha sufrielo? jCmtntas victimas, Espafioles y soldatlos, no ha costado! jCuantas veces no fue necesario que las -tropas eliesen castigos pOI' las violencias cometi([as alIi pOI' sus ve~inos moros! Lo mismo pnede decirse de toda otra finca en Cottabato, en Isabela de Basilan, 6 cerca del pneblo 0 fortificaeiones de .Tolo. Y si en este ultimo punto el Aleman, el Senor Shuck, consiguio establecerse el mismo, aun antes de la ocupaci6n espanola en 1876, a(lquirie:ndo y cultivallelo algunas areas de terreno que sus hijos aun poseen, averiguariamos Rin duda para la explicaci6n de este hecho singular razones peculiares, <t 10 menos en los Illas aclmirables convenios pollticos hechos con . el sultan por ese mercador de otro tiempo; cuando como tal, hacia viajes de Singapore 1t Maibun, y de l\Iaiblll1 a Singapore de retorno. i,Podremos entonces negar gran significacion ,t este ascasez general de tocla clase de emprcsas en tel'ritorio moro, aun de parte de los que han viviclo en las mismas rpgiones como vecinos y han estado en relaciones continuas con los Moros? Sent ncccsario 1'e('onocer el heeho que en proximidad y trato no inspiraron los Moros intimidadni confiam:a.

*

7-.-

路x-

*

*

Y como prevemos que contra 10 que vamos sostenienc1o, algun hecho particular sin duda se ofrecera, explicaremos estos hechos brevemente de manera que se vea que no prueban nada contra 10 qne decimos. No puede negarse, en verdad, que han asistido algunos datos moros que siempre .) pOl' un tiempo nU1s 6 menos largo se han mostrac\o amigos sinceros del gobierno


620

POBLACI6N.

espanol, y qnienes ademas reconocierOll al gobierno a1J1E']'icano, tan pronto ('omo eRte tomo posesi6n tlel territorio. ~Por que cntollces, no podrfalllOs e:;perar de lOt< otros caciques de esta raza hacer 10 mi6ulO, y esperal' ademas que tou06 ayudarfan a. la reuuccion y reconciliacion de los Moros al regimen lluevo, COlllUli y ci vilizador que los Americanos establecel'ian, especialmente si ese gobiel'llo adopta la politica de conciliacion? /,No serian los Moros asi sumisos y aten(lidos, un ejemplo y un instrumento para la sumision de las otras tribus infieles de Mindanao que er-<tariall pl'Ontas a imitarlos, asr facilitando y adelantanclo la redu('ci(m y ciyilizaci6n de toda eRta isla? l(-

*

*

*

*

*

"

POl' eso, teniendo presente el nt'imero reducido de tales datos, qUieneR son, bajo que circunstancias y COil que motivos trabajan, y en vista de CJue sn lfnea de condueta es diferente a la de los ot1'os Moros, y no comun entre ellos, ~que puede deducirne de estos casos especiales cuando se comparan con las tendencia conRtantes, generales y que nunc<'l. faltan de los Moros de este pais y de todo el lllundo? jNada, absolutamente nada! Es necesario eliminar el obstaculo que present an los Moros, pues tIe otra manera la reducci6n nunca se realizara y mucho menos la ciyilizaci6n ele las islas que ocupan los Moros se efectuara. En tratar con esta raza que es refractaria a todo 10 bueno, mncho puede decirse, y, desgraciadamente, todo que se diga es malo. Cuando dijimos que era opuesto a todo 10 bueno, a torla civilizacion, se nos debe entenuer que hablamos (Ie su presente organizaci6n con sus sultanes, datos y panditas, porque si en un (]fa dado todos eRtos "pajaros" del archipit:lago desapareciesen, los otros Moros obede('erfan las autoridades constituidas y se volverian dociles como corderos. Los datos moros como regIa general, pa:oan sus vidas jugando, y ('uando no tienen fond os para hacerlo yendeQ. 10 primero que vienen a. la mano, es decir, los bienes de sus vasallos, de cuyas vidas y propiedades son soberanos absolutos. Mucbas yeees he oldo quejas sobre este punto de parte de los 1\1oros que habian sido robado de su unico carabao, y que no se les consideraba con derecho ~t reelamarlo 6 recobrarlo, los -duenos actuales habiendoselo comprado al dato; y se mira como dicha en el juego si vendieren solamente los carabaos de sus sacopes, pues {l veces yenderfan un miembl'o de su familia como sucedio en el ('aso de Emilio Calumpit, que fue perdido pOl' su dato en el juego, y quien despues de varias yicisitudes Heg6 ,t Tamontaca y se yoh'i6 un cristiano. EI dato que recientemente Il1Ul'io, Hamado Galan, que era el jugadol' lllaS famoso y el mayo! charlattln de todo el rio, juga la hija de su esdava, y ni los ruegos ni las lagl'imas sirvieron de nada para hacerle desistir de arran('al'la de los brazos de su madre y entregarla a la persona que la gan6 en el juego. Los datos moros son 110torios pOl' su crneldad. Uto, el una vez famoso Uto, quiz,ls uno de los hombres mas c:rueles de estos ultimos dias, imponia a veces a, Uf; esclavoH y saeopes, aun pOl' las m,ls insignificantes faltas, penas no conocidas; y otl'OS datos han heebo 10 mismo au.nque con Illenos frecuencia. Los que se fugaban de 01 eran castigados eortandoles los tendones debajo de las rodiUas para que no pudieran (,OITer, YRolamente caminarcon dificultad. Di6 6rdenes que otrosfuesen atados en un lugal'en el cual abundaban hOl'migas rojas que son muy bravas), cuyas picadas son yenenosas y flO pueden sufrirse. A otros hizo que fuesen atados de>;l1udos a los troncos de arbolel-' y expue~tos de dia a los rayos abrasantes del sol y de noche a los tormentos agonizantes de los mosquitos que infestan y 1l10lestan aqueJla parte del mundo. Para poder telH'l' una idea de este tOl'lllento solamente dire que una vez un te]'nero fue COlllprado en TUlllbao para beneficiarlo el dfa signiente. EI ternero pasfJ el'a noche atado a un arbol y Ja manana siguiente se Ie encontro muerto. Todos atribuyeron su lllllerte al enjambl'e de mosquitos que paso pOl' alii. En 10 que a mi me toca puedo decir que una noche en Tumbao estaba sentado en una s!11a con asiento y respalda de lona y me VI obhgada levantarme pOl'que los mosquitos penetraban c:on sus Ian zetas no solalllente la lona sino mi vestido y mis pantalones. Los hombres de la guarnici6n de la Reina

J


MOROS.

621

HegcuLc Hiempre colocan peri{Jdicos sobre los asientos de sus sillas, pues es la unica mancra de evitar las picadas de los mosquito... Una yez sucedi6 que Uto puso a. Ull indivi(ll1o en el repo donde mud6 paulatinamente de hambre y de dolor, pues la unica ('omida que se Ie snministraba consistia de algunas mazorcas de malz que se Ie tiraban todas las tardes de la misl1la manera que se hubiera hecho con un cerdo, 10 cual servia solamente mas para prolongar su martirio que para ali men tar su cuerpo. Una yez un comandante de un caiionero visit6 la casa de Uto ell Chapacan y eneontr6 un 1'101'0 all( que habia muerto en el cepo; allf habia acabado sus dias y ni siquiera se habian tomado la molestia de en terral' su cada,yer. Otro de los castigos impuestos pOI' los datos consiste ell arrojar ,t los rios a los que dosean castigar atados '" un gran bloque de piedra, pero de manera que cuando sube la, maroa en la pleamar, la vic.:tima tiene que estirarse 10 mas que puede para evitar [JUC cI agua no Ie penetre las narices ni la boca; asi dejan a las victim as a. veces por sell1anas enteras en el agua siempre expuestas a. ahogarse. Una vez nIl escla\'o se escapo del cruel dato Andung (que fue el que orden6 la Illuer(c de Piang) y se apresuro a. refugiarse en Tamontaca, pero desgraciadall1ente el dato averigu6 su fuga poco despues de haberse aquel fugado en su banquita. Andung 10 persigui6 y en cuanto 10 aleanz6 10 mat6 con un cris. En el alio de 1885 una goleta eapitaneada pOI' un HolandCs visit6 a Cottabato. Pal'ece que entre sus artleulos de comercio llevaba armas, y creyendo sin duda que podda haeer ncgocios con el se dirigi6 ala mOl'ada del sultan. El resultado de la visita fue que se Ie robe) todo cuanto tenia en su goleta a la cual se Ie abri6 una gran abertura en el fondo y fue echada a pique; se hizo prisionera a. la tripulaci6n y el IIolandCs fue atado desnudo it un arhol mientras que los Moros a. su rededor probaban los filos de sus crises en sn cuerpo, aSI matandolo de una manera cruel y paulatina. Guillermo Galmes (6 Uring), c'uando se eyacuo Cottabato, permaneci6 en Tamon(aca y un elra, apercibiendo una banquita que f'eguia a la merced de la corriente la eaptl1l'll. Esto averigu6 Sll dato Diambungan ,l quiell el bote pertenecfa y acus6 a Galmes de robo, y pOl' este robo supuesto, Ie impuso una multa de 60 pesos. Como el acnsado no pudo pagarla 10 condeno !l un cauti,'erio junto con su esposa y cinco hijol'. Algun tiempo despues un Jesuita, el padre Beunasar, fue al Iugar y con la ayuda del gobernador reclam6 la citada familia. La esposa y los hijos fueron entregaLios pero al hombre se Ie habra matado en una tentativa de fuga. nno de los caballeros que vino ('on la comisi6n civil americana escribi6 que en J 016 habra dsto ,t un Moro que siempre habra usado un gran vendaje para ocultar de los ojos del pllblieo Sll hoca repugnante, que era atroz, no por defecto natural, sino porque habienc10 un elia hablado sin el debido respeto a un dato, este jefe di6 6rdenes que sus labios se Ie rajasen con un cris transveTsalmente, llegando la herida Ii la articnlaci6n de la quijada, as! pOl' consecuencia la boca se agrand6 de una manera extraordinaria. Al dato no se Ie molest6 pOl' esto. Segun sus leyes y costumbres podIa hacer 10 que se Ie antojaba. 1\0 creo seria tarea fJell el encontrar una gente mas orgullosa que los datos moros. En 10 general es una clase miserable pero se creen tan importantes como los Czares de Rusia. Su ol'gullo se re\'ela en todos sus aetos. Al pasar de un Iugar !1 otro tienen slClllpre que ir bajo un "palio," 6 en otras palabras un quitasol, decorado fastosamente, y rodeado de guardias de honor armados con el eris 6 campilal1; y si viajaren en sus vintas la ley exige que los tam hores y agung los acompafien en sus.. botes. Son considerados iucapaces de peear, Y pOl' gran des que sean sus faltas no se les hace re;;ponsable pOl' ellas. El dato Acco present6 esta defensa en la disputa que se sllseit() ('n el destaeamento de Tamontaea, para evitar que se Ie ejecutara 0 reduciera il Pl'lSlOll. No sabian ell os que aunqlle el datu se supone invulnerable y de consecuencia no punible entre los Moros, no es a~;f en(,re los cri~tianos.


622

POBLACI6N. ----- - - ---

-

--

Una vez algunos Moros que viajaban en una hanca con su dato piclieron variaR cosas al que es hoy el difunto H. Vinolas, y cuando se les rehus6 rec;ibi6 Ii contestacion, .eEl que 10 pide es el dato." Yinolas las neg6 de nuevo, y una vez ma.s se Ie intima que era el dato quilln queria las cosas. Los Moros se 11enaron de sorpresa al vel' que contrario a sus costumbres, aqm31 negaba al dato 10 que pedia. Uto acostumbraba montar su caballo poniendo un pie sobre los hombros de nno de sus sirVientes que se doblaba a propasito para acomodar al magnate. El que escrihe vi6 una vez este acto efectuarse en Bacat. EI dato Mamon orden6 la ejecnci6n inmediata ,Ie uno de sus vasa110s que Ie habia hecho un gesto irreverente. HelTIos visto con frecuencia regal os hechos a algunos datos, y aunque esos regalos eran de algun valor y cosas que eUos apreciahan siempre los recibfan con indiferencia aparente como si no fueran de importancia para eUos; todo csto resulta de su caracter altanero. Las esposas de los datos viajan tam bien bajo un toklo, y son acompaiiadas de sus ('amareras que las rodean intonando cantos de una indole funebre, pero que {L elias les suena como mllsica agradable. A veces tam bien montan estas esposas sus caballos ue la lTIisma manera que los datos, yemplean los hombros de sus esclavas como si fueran peldaiios 6 escalones. Como los Moros son muy fana.ticos y ~uperstieiosos miran a los datos como si fUel'an estos seres sobrenatUl,ales y a esfa creencia los panditas contribuyen mucho con sus enganos; y as[ se pued~ explicar que II pesar de la crueldad con la que ordinariamente visitan a sus vasaIlos, rara vez se encuentra un caRo en que alguno de eUos se ha insubordinado 6 rebelad contra su dato; 10 mas que hacen los vasaIlos es tratar de fugarse, si se presentar la ocasi6n, a un lugar lejano. Asi que, altaneros como 10 son, no e8 ex;trafio que eUos rehusan de someterse a. las lcyes de un gobierno civilizado. No desean ser gobernados pOl' persona alguna, ni tampoco tener trato de cualquier cIase con seres civilizados. Es 10 suficiente situar un grupo de casas de indios cristianos cerca de una colollia mora para vel' a estos Moros desaparecer poco a poco. Todos los Moros que al principio de la ocupacion de Tamontaca vivian en SUB alrededores han desapareeido gradualmellte. El general Salcedo propuso establecer una aldea mora en Tukuran, pero pocas sellwnas despues de la ocupaci6n de ese lugar pOI' las tropas espanolas no existia una sola casa mora de la muchas que antes habia alli. Que los Moros no desean ser gobernados pOl' persona alguna se prueha por las guerras de J 016, las de Uto en 1889, las de Lanao en 1897 y 1898, Sill contar la.'3 guerras anteriores que Espaiia e.stuvo constantemente obligada a sostener contra elIos. Todas las diferentes r.azas de las Filipinas, una tras otra, se sometieron al yugo de ERpafia, y aceptaron las costumbres de su civilizaci6n. ~y los Moros? En 10 que atafia a los tiempos recientes la unica cosa que se ha conseguido de esta raza consiste en 10 que se efectu6 en Tamontaca, y sabemos bien como se ohtuvo, pOI' que medios y a que costo. Y en aquel lugar ni un Bolo dato inc hautir.ado, no pOl'que no se podian convertir, sino pOl'que su organizaci6n y autonomia hacen su evangclizaci6n muy ardua y dificultosa. Entre los Moros apenas existe un individuo que no sea un ladron, Esto no es extrafio It una persona que conoce algo la raza, porqne siel1(10 e1 dato el que roba con mas descaro, wuede esperarse que sus vasallos no roben tambien? Y no crea el lector que este vicio se limita a los datos s01amente; es ('omlln Ii. toclos los habitantes. No cometen los robos ellos mismos, pero tienen asns 61'1 lenes illdivl(1nos que son adeptos y acostumbrados路::i. esa vocaci6n. Una vez un Tirmay que conoda perfectamente bien este tinglado me 10 explicaba y decia: "El dato A tiene tantos, etc." Una de sns m{lXimas es que robar a otro pueblo, especialmente si existiere alguna enemistad entre los moradores de los dos, no es un delito. Estos actos son tan generales que es


MOROS .

623

la practica comun de todos. En la boca sur del rio Grande de Mjndanao vivia y aun yi\'e el dato Ara, <Jue sin duda es el 111,[13 cuerdo y decente de todos los babitantes de ese r10; y a. pm'ar de esto sabemos que entre sus carabaos existen algunos marcarlos con una cruz que es la marca del ganado perteneciente a la misi6n de Tamontaca. 80hre la historia de los Moros ~e puede afiadir que no es nada mas 6 menos sino una serie de traiciones cometidas tanto en Espana COUlO en nuestras posesiones, en Marruecos y Jas Filipinas, lPues coundo se ha visto que los Moros ban cumplido sus prol1lesas y ban .. ido fides? Se some ten a la reducci6n pOl' conveniencia 0 porque no tienen la potencia para com batirla. 6, en otras palabras, son fieles en observar los tratados mientras les conviene, 6 mientras no tienen la potencia para librarse de ellos. Dentro del pasado ano y medio un tal Mariano Doz, que varias veces fue patr6n de la "Tnta del padre Beul1asar, en sus viajes a Lebac encontr6 un buen campo de arroz en cllugar conocido pOl' Linas, cerca del Rio Tran. Como tenia una buena sielllilra de arroz que iba {t dar una gran cosecha, no dejo de haber amigos que Ie previnieron no se Base de los :Moros, pero el no hizo caso de estos avisos. Un dia varios Moros ellviados por Matabalan, que era el dato del rio Tran, 10 visitaron y sostuvieron una conversaci6n lUlly interesante con el en la playa del mar; segun la costumbre clel pais mascaron el buyo juntos pero subitamente los Moros desenvainaron sus crises y 10 asesinaron. Inmediatamente despues aparecieron dos vintas mas que se ha11aban cerca delll1gar y, mientras una tom6 su posicion en la punta como eentinela los otros Moros se ocnparon en segar el arroz y llevclrselo al dato. A eso del ano 1884 dos Moro .. que se escaparon de las garras de Uto llegaron a Talllontaca. Ambos recibiero instnucci6n cristiana para prepararlos para el bautismo. Un dia en el sitio del 11 ercado del mismo lugar un einisario de Uto entr6 en conveJ'saci6n amistosa con uno de ellos; mientras masca.b an el buyo juntos el emisario del magnate, que habia sido enviado, como se supo despues, para efectuarlo, desenvain6 su cris y decapit6 el cristiano; sin haber sido capturado se escap6 el . asesino elltre e1 gentio que se qued6 aterrorizado con la osadia del hecho. Poco antes de la evacuaci6n de Zamboanga por las tropas espaiiolas varias familias que habfan seguido a los padres a esa capital, desearon volver de nuevo al antiguo sitio. COll este fin se fietaron dos 6 tres vintas grandes. El padre Beunasar les di6 cartas de recomendaci6n para los datos Benito y Momogueten, el primm'o de los cuales ha.bfa sielllpre celebrado ,1, los Espafioles, y el ultimo habia sido gran amigo del padre Juan Mart!, de ql1ien habla recibido muchos favores. El primero orden6 la mnerte de varios de esos habitantes, y el cautiverio de otros con el de varias mujeres, aunque despues los libertO :i pedimento de MandL Con el mismo fin otros de los habitantes fueron detenidos un dla y .una noche; y si no 11evo ~1. cabo el dato Sll idea, fue debido a que nno de los prisioneros hizo la amenaza de que el padre Beunasar volveda a Cottabato en em rafionero. Otro caso que podia citarse para probar la traicion de los Moros es la de Balabag. pOLIncA PUBLICA HACIA LOS MOROS.

"Cu,1.l, entollces, debe ser el plan de procedercon eUos? Se nos ha ensefiado con abundante experiencia, y expondremos hrevemente un plan basado sobre esa experiencia. Sobre todo entiendase que no yamos <\, defender el exterminio de la raza mahometana; antes al contrario, rechazamos ese plan como injusto, inhumano, impolitico, muy tlillcil y muy costoso. l I Vease el memorandum escrito por el padre Pablo Pastell, ex-provincial de la misi611 de esta orden, publicado como apendice al tomo IX de las Cartas de los l\Iisioneros.


624

l'OBLACI6N.

EI sistema que vamos <t proponeI' para la reduccion {l la "ilia ci"il lie las t1'ilms infieles de Mindanao y J 016 bajo el gobierno del arehipiclago es lliferente, Se dehe recordar que algunos Moros se han sometido, aunque no yoluntariamente, mil'ntl'as otros no, y de que entre las tribus infieles 6 montaiiesa', algunas se encuentran hajo la mano del Moro, mientras otros no. El sistema de <'lecion politiea de parte riel gobierno tiene que incluir las cuatro siguientes empresas II operaeiones que van nnidas de una manera intima unas con las otras, el adelanto haci('ndose gradllalmcnte en cada una de ellas, aunque {l Ja par en todas: Primero, Ja asil11i1aci6n de los Moros (lue se han sometido y a quienes la acci6n del gobierno alcanza con el resto de la poblaci6n de las islas; segundo, la libertad 6 emancipacion de la esc\l:witud mora (Ie a<juelIos infieles que se hallaren bajo el dominio de aquella raza; tercero, la extenRi6n del dominio efectivo del gobierno sobre los Moros que aun no se han realmente sometidos 0 se encuentran fuera de 1a aeci6n del gobierno; y cuarto, la protecci{m decidida de la evangelizaci6n cat6lica a. toda la region. Ampliaremos este pensamiento punto pOl' punto. Las cuatro razones que vall explicadas arriba de pOl' que Jos Moros prc~entan un gran obstaculo a la reduccion de Mindanao y Jol6 eesadn de existir tan pronto como la asimi1acion de la raza bajo un regimen com(m se ereeLIle. Se debe notal' no obstante, que esas cuatro cualidades que bemos descrito en el 1\101'0 no exiFten entre todos los habitantes en general, pero sf entre los que podfamos llamar la aristocracia, 0 mejor dicho los caciques, quienes, como se sabe bien, 10 son pOl' dereeho de sangre, y en 1a parte que participa la masa del pueblo en er.:as cl1ali(laucs en el mif'llll) grado 10 derivan de sus jefes que las fomentan. El pueblo moro de las Filipinas es 10 que es debido a. sus sultanes, datos, panditas y panglimas. Una vez Sl1prilllida esta organizacion, no en 10 que se refieTe a cuestiones puramente rcligiosas (que sora. necesario tolerar en el mismo grado que se tolera las otras falsas religiones), PCI'O sf en cuestiones polfticas y militares, la poblacion mora de las Filipinas sera nalla maR ni menos en muy pocas generaciones que 10 que es 10 demas de la poblaci6n. Lo que hem os dicho relativo de los caracteres del Moro-su orgullo, independencia y porte dOlllinante-se debe decir principal mente de sus datos y panrlitae. Estos son, ademas, los unicos guardianes celosos de sus tradiciones, supersticiones y oelio fanatico de la cristiandad, y ell os y no el pueblo son los que verdaderamente estall interesados en que se mantenga el status quo social y politico suyo. Es necesario, para comprender bien 10 que decimos, saber yaun mejor reali7.ar pOl' experiencia 10 que son estos datos entre los Moros. EI dato es, como regia general y con muy raras excepciones, semi-salvaje cuando no es salvaje pOl' entero; es tan orgulloso como ignorante, embrutecido pOI' las pasiones mas negras, la poligamia y otros vicios. Se Ie tiene por sus saeopes, y se representa pOl' sus panditas 0 sacerdotes como un ser extraordinario, un semidi6s, contra quien el que osare levantar la mano o despreciar se tendra pOl' desgl'aciado ante los hombres y sent maldecido de Di6s. As! se puede explicar que {l pesar de sus costumbres y horribles crueldades no se registran casos en que uno de sus. 'acopes ha tratado de haeer el 11I,ls leve clafio a la persona del dato; y de la misma manera se explica porque rara vez se atreven a. fugarse de su poder tiranico, porque ereen (y los panditas tienen buen cuidado de fortalecerlos en esta creencia) que si se fugasen, sin duda una ealamidad mayor les visitarfa que la esclavitud y mal trato que suIren. De todo eso resulta que el dato es un verdadero soberano sobre las vidas y pl'opiedades de sus sltbditoR, y que puede tomar estas a. su pro,'echo sin reserva, sin que sus dl1eiios verdarleros pueden f1l1ejarse y menos acudir {l otra autoridad (,llando >'e les (le:;poja, explota 6 eastiga (Ie una manera inhumana y arbitraria casi incl'efble; y finallllente el dato es el tlllieo que se interesa en mantener Ja esclavitlHl como hemos dicho arriba. l, Que aprecio de la civilizacion que a el se Ie ofrece puecle tener un hombre que se encuentl'a satisfecho con su orgullo y pasiones bestiales, un hombre que no realiza la existencla de cosas


625

MOROS.

mf'jores que las que el posee? l C6mo acceptaria de buena gana un estado social ordenado y regido segun 10 demanda el mejor bienestar del publico, el quien es la ley y reina seglm Ie dictan sus pasiones? 8i, entonces, los datos de Mindanao y J 016 son asf en su proceder unos con otros, como asf en yerdad 10 son, y estan en perfecto acuerdo tocante a los objetos de su comlm y principal interes, considerese que grande sent la oposicion del moroismo filipino, extenso como ya 10 es, influenciado y gobernado tan latamente por una aristocracia de esta clase. Es pOl' eso evidente que la obra de l1l1 buen g0bierno debe dirigirse {L destruir un organismo como es el que constituye e1 moroismo, que es una nacionalidad 6 un estado dentro de otra soberania sistem:Wcamente y tercamente opuesta a los prop6sitos ci vilizadores del que gobierna. lPorque, entonces, liO se hace que los Moros que se han sometidos 0 aquellos' que se Haman sumisos 6 quieren pasar como tales, se sometan a la organizaci6n popular adoptada genera1mente en Mindanao para la reduecion de estos infieles? No haee muehos alios se probo hacer esto y no dej6 de dar buenos resultados entre los Moros del cuarto distritci (Davao) que empezaron a vi vir bajo gobernadorcillos, tenientes y jueces electos pOl' el pueblo y los tenian sujotos a ciertos servicios y l1l1as contribuciones de trabajo personal. Este arreglo uebe seguirse y continuarse sin interrupcion hasta que gradualmente y en e1 debido tiempo, como ya 10 hemos indicaclo previamente, se haya alcanzado la completa uniformidad polltica, aclministrativa y judiciaL

*

*

*

*

*

*

*

Ya hemos hablado de la triste opresi6n y estado miserable en que los Moros de Mindanao tienen e imp on en i los infieles vecinos que forman las tribus en la parte sur y una parte considerable de la del norte. De estas tribus se proveen de esclavos; Gol)ran contribueiones en la for a de viveres e imponen trabajos; roban6 a10 menos, compran de eIlos por cualquier oagatela que se les antoja darles sus escasas cosechas y pocas manufacturas. Les impiden traficar en todo comercio que no se haya bajo la supervisi611 de los Moros mismos; tratan, cuando es po sible, de esconderlos 6 tone1'1os {t gran distancia del misionero; ejercen contra eUos toda clase de medidas arbitrarias, y cuando a ello se inclinall les hacen la guerra e invaden sus hogares, llevando el incendio y la muerte consigo; is c6mo esta gente, que trata 1 sus sl.lbditos tau severamE'nte como hemos visto arriba, tratant a un pueLlo extranjero? La empresa, entonces, de 1a emancipacion de estos pobres naturales, una emancipaci6n que seria un acto clegran humanidad hacia todo individuo, es una.de rigurosa justicia para el gobierno de la nacion que es soberana del territorio. Por otra parte, es una empresa que debe emprenderse, porque existe la necesidad de poblar una isla que aun se encuentra escasamente poblada, y este es el principal elemento con que tenemos que contar. Es verdad, que mientras hay personas que han escrito sobre el archipielago que han disputado entre si pOl' much os afios, sin resultado, soLre el problema de la colonizacion de la isla, valiendose de este 6 aquel plan de inmigracion, apoyado pOl' el gobierno de las Filipinas, los misioneros se han ocupado en reunir en pueblos llluchos miles de illfieles, qne antes eran completamente inutiles para los fines de colonizacion, en vista de que se acababan los l1l10S a otros en eonflietos sin importancia, completando los estragos heehos entre eUos por el hambre y la peste, y asi causando la muerte ~t los que habian escapado los desastres. 1 EI sistema ann entonces era muy lento pero es m,'ls seguro que cualquier otro; no ofrece las gran des incol1wniencias de todos los demas que se han probado, y hasta

----- - ----------------------------------------------------I E1 11llll1CrO de los habitantes reducidos a la vida civilizada y bautizados pOl' los misionerOfI Jesuitas solamente llega, {L mas de 70,000, y representan el trabajo de cuarenta afios, annque al principio de ese periodo solamente tenian los J esuitas bajo su cuidado sino unas poeas misiones 6 celltros de accion.-El Director.

13707-voL 1-05----40


626

POBLACI6N.

hoy es el unico eficaz, si prescindimos de la no pequena inmigraci6n esponMnea que ha tenido lugar de las otras islas del archipielago. EI que desee obtener mas informes relativos a 10 que hemos dicho, debe estudiar los in formes estaclisticos que anualmente se publican por la misi6n de la Sociedarl de JesLls, y leer el arriba citado memorandum del padre Pastell y el relato del padre Juan Ricart, otro exprovincial de la misi6n. Este relato se encontranl. en el tODlO X de las cartas de los misioneros. EI aumento de la poblacion cristiana y civil en 1I1indanao en los ultimos doce anos del dominio espanol obedece :i dos causas, {t saber, la evangelizaci6n y la inmigraci6n indigena, pOl' partes iguales. El gobierno de las Filipinas debe favorecerse y ayudarse en esta empresa en vista de que los infieles aun existen en gran numero en Mindanao; que estos no SOil monos inteligentes que los Moros y ciertamente mas d6ciles y de mas htcil trato, y muchos de eUos tan suceptibles ~lla cultura como los habitantes perteneeientes :1 las mejores razas del archipielago; que el trabajo que se emprende en su redtH'ci(m y cristianizamiento bajo iguales circunstancias da muchos mejores resultados que los que se em plean en ci vilizar a los Moros, y que el distrito poco poblado de Mindanao dol snr se hubiese encontrado hoy muy diferente, y las cosecbasde abaca, azuear, cafC', cacao, copra, etc., cubririan mas terrenos y serian mas beneficiosas en esas regiones DlUY fel'tiles, si los Subanos, los Tirnrayes y otros infieles se bubiesen visto libres de la tirania desoladora de los Moros, r si estos distritos hubiesen estado lib res de su dominio efectivo, que siempre se ba mostrado esteril yesterilizador donde quiera que ha existido. Para ayudar la emancipacion en todas las vias posibles ser{lnecesario, primero, que el gobierno declare de una. manera PLlblica y formal que recibir:t y protegenL bajo su bandera, poderio y protecci(m, igual para todos, a todos sus subditos de Mindanao que 10 reconozcan, sea cual fuera la raza :i que pertenecieren, y de que pOl' consiguiente las autoridades de Ja isla y los oficiales administraran la justicia con la misma igualdad entre individuos, como entre comunidades de distintas razas; segundo, que se Ie prohiba absolutamente a todo individuo 6 cacique de cualquier raza que sea, capturar 0 esclavizar a otros individuos de otra raza; tercero, que todo esclavo 0 cautivo, as! sea de una raza extranjera 6 de la misma raza del lugar, que de manera alguna efectuare su fuga y se pusiere bajo la protecci6n del gobierno se Ie considerarfa libre de toda servidumbre bacia su dueno, y que el elueno no tuviere derecho alguna de indemnificaci6n; cuarto, que a los Moros 6 {t cualesquier otros pueblos estableci(los en las costas, en los "alles, 6 en las bocas de los rios se les obligue peJ'lllitir el paso libre pOl' las vias de agua y tierra ademas que libre acceso a las playas y sitios de anclaje para todas las otras razas que "iven en el interior, y que no impidan :i nadie el pasar de un Iugar a otro; quinto, que se decrete una prohibici6n general de cobral' tributo de cualquiera clase de los naturales u otras razas sin la aprobaci6n expresa del gobierno; sexto, que se provea que cualquiera violencia 6 acto arbitrario que se cometa por los caciques de cualquiera raza que sean a las personas 0 propiedades de los individuos de otra raza, sea cual iuere la posicion social u oficial de la persona que la cometiere, se castigara rigurosamente; septimo, que se provea que algunos buques del gobierno hagan la ronda de las costas ocupadas pOI' los Moros y se ancIen frente a sus colonias, y que canoneros de poco calado asciendan los 1'108 na\'egal>les en las partes donde "iven los Moros con el fin de que un oficial del gobierno visite los pueblos, corriga los abusos, de audiencias y ofrezca protecci6n a la persona que se considere agraviada; octayO, que se procure que todas estas disposiciones y las otras que se hicieren con el mismo fin se cumplan :i la letra, de manera que despues de imponer varios castigos severos se eviten l11ucbos disturbios y se realice el fin que fie desea. En nuestra opinion, y mas especialmente de 10 que acabamos de discutir que es de gran interes para el pais y es una cosa bacia la cual el gobierno debe dirigir


MOROS.

627

ef'fuerzf)s poHticos con ahinco, fJue el gobierno proceda a la reduccion del l110rOIF'tnO R<,gllI1 existe en las Filipinas, llevandolo a una completa asimilacion con el resto lie la pohlaci6n bajo una ley comun a to dos, y que haga esto so pena de expuli:;arloH del territorio pOl' mcdio de La guerra, a no ser que el gobierno prefiera reco'lccntrarlus en Ull lugar dado (por ejemplo, en una isla determinada 0 grupo de islas.1, (]onrje los Moros pudiesen vivir con mas 0 menos autonomia y proteccion 0 con absoluta indepcn<]encia. De otra manera, la raza mahometana-malaya sera sil'lDpre en las Filipiuas, y no solamente en Mindanao 6 Jo16, Ull elemento fuerte de tlisturhio. EI a<]optar ell'onsejo tercero, es decir, reconcentrar la raza en un punto dado del archipi6lago, no parece sel' un remedio suficientemente radical ni tampoco una solucion muy digna de las ideas civilizadores que acaricia una naci6n de cultura en au trato cle una raza tan baja, traicionera, y que puede sublevarse en rebelion. Nuestro completo deseo es obtener la perfecta asimilacion de los Moros con las otras razas, pOl'que, aparte cle otras consideraciones, el morolsUlo constituye un 1ll1deo de pohlaci6n que no se debe despreciar, aun suponiendo que el numero cleclarado cle 350,000 existe en Mindanao solamente (este ntlmero parece a muchas personas algo exagl'rado), y serviria mucho para nuestro proposito recordar en un Aentido mayor 0 menor 10 que ya dejamoa dicho, 10 mismo que otras cosas qne no hemos anotado. Pero si al fin el morofsmo existe y se resuel ve e1 a toda costa en conservar su prCRcnte autonomia y organizacion, y si pOl' otra parte su reconcentracion en una raja limitada de territorio-una reservacion-no se adopta por el gobierno y se acepta !Jor los 1\101'01:, no queda otra vfa abierta sino recurrir u. las armas para obtener sin yaciladon la asilllilacion de los CJ...ue se someten, y la expulsion de los que prefieren el <le~tierro a la sumisioll. Dc todos los ,Puntos de vista, sean cual fueren los designios del gobierno, no podemos suponer que consentirfa de que exista otra bandera que la suya en toda la extensi6n del territorio filipino, 0 que se ejerza otra y muy distinta soberania en el pais, grande 0 pequena, que aqmU ocnpare. Y para no quedar callado en lo que concierne las medidas que ,1. toda apariencia !;<on buenas de adoptar inmediatamente COIl el fin de hacer extensiva la eficacia del dOlllillio de todo el territorio de los Moros que no se hayan sometidos, solamente no haremos m;ls qne indicar estas tres: 1. La recuperaci6n pOl' el Ejercito y la Escuadra de todos los puertos, bahias y sitios de anclaje, fuertes y lugares estratejicos y avanzadas que fueron ocupados en los ultimos dias de la soberanfa espanola por el ejercito espanol y la escuadra, de manera que mas adelante se puedan tomar otras posiciones gradnalmente. 2. Hacer la ronda 10 mas frecuente posible con cafioneros 6 lanchas de guerra por las costas y los rios navegahles habitados por los Moros que no han sido conquistados. Esto solamente sera 10 suficiente para alcanzar 0 su sumisi6n con la celebracion con el los de un tratado ('on la raza dominante, 6 su emigraci6n a un lugar dondc no se les molestare con yisitas que no desean. 3. Tn.tar de establecer entre ell os mielltras tanto un digno, justo y rigoroso sistema de gobierno, que a la YCZ que no sea irritante 0 aspero no de evidencia de cobardfa 6 miedo, no reyele debilidad alguna, que no f'e permitan abusos contra ellos (los Moros) allll de parte de let raza blanca, y que los individuos que dafiaren en manera algul1a al dato 6 sultan sean castigados sin vacilacion; que los habitantes de esa raza 6 cualquiera otra tribn se pl'otejan contra tocla illjusticia cometida pOI' los caciques; que el ~obierno permit:l al Moro todo comercio que sea J(cito; que utilice de y haga la recornpensa dehida ;1. sus trabajos y servicios aun en las obras pUblicas. Quizas algunas personas (larfan el nombre de "sistema cle gobierno pOI' atracci6n" a este sistema que aconsejamos; en ese caso no nos quejamos del sentido que se le da. Pero

RUS


628

POBLAcr6N.

de ninguna manera aprobarfamos 1Ul sistema de gobierno que Rca tlH1S lisonjero 6 menos decoroso en el trato de los Moros, llumasele como se quiere. 1 Los Moros son piratas sin igual, y los esclavos constituyen sus mayores ri<Juezas. Se sabe bien que dentro de los ultimos veinticinco anos saHan ilotas fortnidables de vintas eontinuamente de Jol0 y del .do Grande, y despues de saqucar los pueblos de los Visayas vol vian a sus fortalezas eargadas de botfn y con cristianos capturadoH. ;;u odio les inspiraba a veces {L acercarse a los muros de Manila. EI que era entonces obispo de Cebu, el Sefior Gimeno, no desistio en solicitar al gobierno e::;panol que ocupase la parte sur de Mindanao para dar fin a esa piraterfa. EI enyiaba eada ano un pOl'menor que demostraba el numero de habitantes de su di6cesis que habian sido capturados por los 1\1oros ya veces alcam~6 el numero de 2,000. A veces pueblos enteros fum'on capturados y las iglesias saqueadas de todo articulo de valor que se encontraha aUi. Al fin se ocup6 el rio Grande y despues Jolo. Varias fallias se enviaron allf, pero eran tan pesadas que cuando los remeros las remaban casi no Re mOYlan, mielltras que los Moros en sus vintas, que eran pOl' regIa general muy ligeras y de poco calado, se burlaban de ellos. ' POl' eso las faluas resultaron inutiles para evitar la piraterfa, pero mas tarde llegaron los cafioneros y cambiola fase de la situaciOn. Las vintas que se divisaban en el mar ~e perseguian y se alcanzaban, y si se sospecbaba de eUas se registraban, y cuando He hallabacontrabando se Ie confiscaba y la marinerfa se reducfa aprision. Muchas de elias se ecbaron a pique, y asi en menos de un afio se estirpo la piraterfa en el sur. Despues de esa fecba los Moros no padian mas llevar a cabo sus expedicioneH piniticas contra los Visayas u otros pueblos. fero entonces empezaron con el roho de los nifios entre sf. Los Moros no pueden existir sin esclavos y cuando no los pueden obtener eristianos los procuran entre su misma raza. Malaban y Bants ban sido por lllueho tiem po los principales mereados de. carne h umana, y {L esos puntos eran llevados los capturados en Lanao para venderlos <1. los Chinos de Cottabato 6 ii los Moros del do Grande. Y aUi tam bien se vendian en turno <1. los Moros de Lanao los capturados en el rio Grande. Por eso hasta cierto punto el fugarse de sus duefios era casi imposible, pues los capturados se hallaban durante su cautiverio lejos de sus moradas yen un Ingar deseonocido. La inmensa mayoria de los nifios que vinieron <lIas casas de refugio establecidas en Tamontaca eran Malanaos, y era cosa ruuy interef'ante oirles con tar la ruanera como fueron capturados. Desde la epoca en que los cafioneros empezaron <t cruzar los mares del sur ecs6, basta cierto punto la pirateria; durante lOB diecisiete anos que permaneci yo en cl rio Grande solamente se me notific6 de la captura de tres 6 cuatro cristianos. Pero la practica tom6 nuevo ahinco despues de la evacuaci6n de los Espafioles, cuando se dej6 alii un gobierno filipino en Cottabato. Este fue sucedido pOl' el gobierno americano 1 Yo entiendo y creo que es la creencia C0J1111n que la conducta de Espana hacia los Moros de Mindanao y J 016 en sus ultimos dias de soberania bajo el pretexto de atraerlos se caracterizaba de excesiva tolerancia 6 condescendencia. No se si este estado de cosas se debi6 a la individualidad y temperaruento de los gobernadores afables que no eran muy escrupulosos en sostener la dignidad y honor de su pafs, 6 se debi6 al temor infundado de su parte ii las complicaciones que pod ian resultar de un modo de obrar rigorosamente; y quien sahe. si a veces no se debi6 al tODO moral rehajado de su vida privada 6 a la corrnpcion polftica de los oficiales de alto 6 bajo rango, que solamente pensaban en Ilenar sns hoUlIos. Este modo de golJcrnal' se llevaba a cabo violando abiertamente las leyei!' f'in illlpunidarl, haciencln illmllnida<lt路i" o<lioflas, en dar una preferencia marcada y favores a laraza mora, y la ol>seqlliosidad indebida que se hacia de sus mlly l'epugnantes magnates y laR corteslas inmerccitlas y atenciones con que se les visitaba. Yo mismo fUt testigo }lor yarios afios de la yergiienza yembarazo que experimentO el elemento espanol, especialmente los militares que viVIan en las iRlas del sur, bajo ese eobarrle gobierno, porque el resultado obtenido era contrario {L lo de<:;eado, plleR resultaban en hacer mas altaneros a los Moros que se babian sometido y a los que no 10 babian heeho.-El Director.


MOROS.

629

uespues que hubo un r,ataclismo de crimen y violencia que todos conocemos muy hicn. (JollcluYCIlUO este aflunto anotare 路10 siguiente; Race algun tiempo, hablando con el Gorone1 americano destacado en Zamboanga y con el general al mando de Cottabato, lea dije que me pareda que los Moros iban al rIo Grande y sus playas yecinas en pancos joloanos cargados de armas, las cuales vendian en estos lugares y despues I'rtornaban cargados de Tirurayes. Aunque estos oficiales no negaron esto, 10 pusieron I'll dlltia, 6 ereyeron it 10 menos que el cuento era exagerado. El siguiente aconteciJUiente vino a disipar sus dudas. El (1[a 29 de abrilla 1ancha de Cottabato que habfa arribado en Zamboanga tres dias antes hizo su viaje de retorno, llevando entre sus pasajeros al que escribe y it dOH oflciales american os. A media distancia, antes de aleanzar a punta Flechas, divisam os un objeto blanco a babor. Pronto averiguamos que era una vinta. El patron de la 1ancha observo, "Segul'amente ese es un panco joloano, y si va con ese rumbo seguramente lleva armas, y si viene de aHa lleva Tirurayes. En el perfodo espanol este bote se hubiera visitado y registrado." "Lo registraremos," dijo el patron, como defendiendo su honor. Esto se practic6 tan pronto como fue posible. Resulto en verdad ser un panco joloano, cn;ya marineria al vel' que ibamos a abordarlos, amainaron las velas e izaron 1a bandera americana. A pesar de este proceder no les va1io nada. El capit,l,ll Jo abol'do con cuatro marinos y empez6 su registro. En men os de medio minuto descubrieron en Ja bodega un gran numero de cartuchos, carabinas de varias clases, de rifles (Remington) y una gran caja c;le capsulas y pistolas. El panco se tom6 despues a remoJque, y junto con su trip1!llaci6n se condujo a Cottabato, ell cuyo Jugal' FlU patr6n y Ja tripulaci6n se redujeron a prision. Nuestra tarea toca a, su c(mclusi{m. Sera un dia feliz cuando el gobierno de los Estados Unidos se convenza de lk existencia def obstacu10 a 1a civilizaci6n que hemos denWlciado y de la posibiliclad y necesidacl de extirparlo para e1 bienestar de todos en estas islas.



â&#x20AC;˘

/

APENDICE I. [Num.467.] LEY Di Aponi endo

ql1t'

AC Icvantc eJ cCllm de Jas lAJas Filipinas.

Por autoriz(wi6n de los ESlados Uilidos, la Com'isi6n en F'ilipinas decreta: ARTicULO 1. De conformidad con la ley del Congreso aprobada el primero de julio de mil novecieutos (los, en el ano de mil novecientos tres se levantara el censo de la poblaci6n de cada una de las provincias, municipios y otras oi visiones ci \'iles de las I~las Filipinas, baciendo constar los nombres, edades, razas,6 tribus de los habitantes, lugar de nacimiento, instrucci6n, asistencia escolar, los que son propietarios de casas, y otros datos estad isticos industriales y sociales. ART. 2. En el Departamento de Instrucci6n P6blira se establecera la Oficina del Censo cuyo jefe se denominara Director del Canso, y sera nom brado pOl' el gobernador C'ivil con la aprobaci6n y consentimiento de la Comisi6n, El Director del Censo queda encargado de recoger las estadfsticas que,dispone la presente ley y publicarlas en forma de estados. Con el consentimiento del Presidente de los Estados Unidos el Director del Censo puede ser un general del Ejercito de los Estados Unidos y en este caso, en vez de 10 que COl'l'csponde por combustible, forraje y alojamiento, en virtud de los reglamentos ~l el Ejercito, recibira: la surna de diez dollars pOl' dia, que se pagaritn pOI' la Tesorerfa Insular. En la Oficina del Censo habra tambien dos Directores Auxiliares, que nombrara el gohel'Ilador civil, con la aprobaci6n y consentimiento de la Comisi6n. Dichos Directores Auxiliares deben ser estadistas pnlcticos y experimentados, y recibiran un sueldo de setecientos veinte dollars pOl' mes cada uno. Sus nombramient08 como Directores Auxiliares del censo puede cancelarlos el Director del Censo tan pronto como 10 juzgue conveniente despues que hayan vuelto dicbos au xiii ares a los Estados Unidos: Entendielldose, sin ell/bal'go, Que nada de 10 contenido en este articulo ha de interpretal'se en el sentido de que se establece pel'manentemente la Oficina del Censo. ART. 3. Durante la ausencia 6 incapacidad del Director del Censo, aquel de los Directol'es Auxiliares que el designe, desempefiara las funciones de Director; pOI' 10 dem:is, los Directores Auxiliares deRempefianln los deber es que el Director les prescriba. ART. 4. El Director del Censo nombrara para su oficina un ofidal mayor, con el sueldo de dos mil doscientos cincuenta dollars pOl' ano; tl'es secl'etarios, con el sueldo de ciento r incuenta dollars pOl' mes cada uno; seis empleados con el sueldo de ciento treinta y tl'es dollars y treinta y tres centavos pOl' mes cada uno, y un n6mero de t'lllpleados y jornaleros con sueldos de sesenta a ocbenta y cinco dollars pOI' mes, que Re nombranin ruando sea necesario al pronto despacbo de los asuntos encomendados ,\ esta oficina. ART. 5. Bajo la direcci6n del Director del Censo, la recolecci6n de los' datos que exige la presente ley la haran pOI' in spedores, enumeradores y agel1tes especiales, euyo deber es recoger datos para las est~dfsticas de la poblaci6n, escuelas, la agricultura, la indllstria y las sociedades, separadamente para cada provincia, mnnicipio 6 otl'a divisi6n ci ril, como 10 exijan las tablas de l censo que apruebe el Secretario de (631)


APENDICE. Instruccion Pt'lblica: Entendiendose, Que cuando sea necesario hacer registro oticial de las estadisticas demogrMicas 0 de otra referentf s ,I, la manufactura, los ferroearrilcs, jlesquerias, mineria, telegrafos, expresos, transportes, seguros, bancos 0 cualesqnier otras industrias que disponga el Secretario de Instrucci6n Publica, [-:i dichas estadfsticas existen 6 se han venido haciendo, el Director del Censo puede emplear peritos 0 agentes especiales para examinar si estiin correctas. ART_ 6. Los inspectores, en umeraclores y agentes especiales senin nombraclos pOl' el Director del Cenao con el consentimiento y la aprobaci6n del Gobernador Ciyil: Entendiendose, Que seran elegibles todas los fUllcionarios insulares, mnnicipaleR y provinciales asi co~o los oficiales y soldados del Ejrrcito que pne(1a designar el COllandante General de la Division de Filipinas. ART. 7. Para levantar este censo, el Director del mismo dividid las Islas Filipinas aproximadamente en cincuenta distritos de inspecci(m, y enando sea practicahle, los ]fmites de estos distritos coincidintn con los de las provincias insulares. Cada uno de los inspectores recibini al nombramiento correspondiente expedirlo pOl' el Gohernador Civil, y antes-de entrar en el desempefio del cargo prest.'Lnt bajo su firma e1 siguiente juramente ante cualquier funcionario autorizado para recibir juramentos: "Yo, ____ __ __ __________ ____________ _____ __, inspector del distrito de inspecci6rr ______ ______ ________ , juro solemnemente que reconozco y acepto la suprema autoridac1 de los Estados Unidos de America Y'que Ie mantenc1re verdadera fe y lealtadj que segun mi leal saber y entender ennmerare 0 hare que se enwneren todos los habitautes del mencionado distrito y; recogere 6 hare que se recogen dentro del mismo los otros datos estadfsticos que exigen la ley 0 los l'eglamentos de 1a materia, y que cumplire fielmente todos loa debere que me impone la ley disponiendo que se levante el censo. Asf Dios me ayude." Despues del debido otorgamiento de este juramento se Ie remitini al Director <leI Censo, quien 10 hara archivar en su oficina . . ART. 8. Cada uno de los inspectores del censo esht obligado a desempefiar en flU distrito respectivo los siguientes deberes: Primero. Consultar con el Director del Oenso acerca de la divisi6n de su distrito en los distritos de enumeracion mas convenientes para hacer la enumeraci6n yel Director del Censo fijara dichos distritos y sus llmites. Segundo. Manifestar al Director del Censo el nombre de las personas id6neas que en calidad de enumeradores y agentes especiales tiene en su distrito-uno 6 ll1tlS para cada distrito de enumeraci6n-debiendo ser estas personas residelltes de dicho distrito. En caso de que en cualquiera de los distritos de enumeracion no se encnentran personas calificadas 0 deseosas de desempefiar el cargo de enumerador, el inspector puede nombrar al efecto la persona que crea competente: Entendiendose, Que en ningull caso el inspector puede nombrar para el cargo de enumerador 0 agente especial {L sus padres, hijos, hermanos, sobrinos ni cuaJquier otro pariente consanguineo 6 por matrimonio dentro del cuarto grado de parentesco. Tercero. Dar ,t los enumeradores y agentes especiales las instrucciones y 6rdenes convenientes relativas al cargo, y cuidar de que queden perfecta mente enterados de cuales son sus deberes. Cuarto. Examinar cuidadosamente las tablas del censo y los otros informes que presenten los enumeradores y agentes especiales y hacer Cjue se eorrijan las discrepancias 6 deficiencias que existan, enviando los mencionados informes al Director cuando y como este 10 disponga.. Quinto. Hacer en su dish路ito las visitas de inspecci6n que sean necesarias con el objeto de averiguar el progreso y la eficacia ~e la enumeraci6n. Sexto. Preparar y enviar sin perdida de tiempo al fin de cada mes al oficial pagadol' de su distrito encargarlo de pagar pOI' los trabajos del censo, todas las cuentas y los comprobantes 'r eferentes asu servicios, y a los de sus empleados, mensajeros yenu-


LEY DEL CENSO FILIPINO.

633

meradores, asi como los de otros gastos necesarios. El inspector cel'tificara la verdad y correcci6n de dichos comprobantes. Los pagos se haran pOl' media de cheques libraclos a favor de cada uno de las personas interesadas, 6 en dinero efectivo segun sea mas conveniente. Los agentes especiales yenumeradores juranin la correcci6n y verdad de las cuentas que presenten al inspector de distrito, para que este la certifique a'fin de que las pague el ofi~ial pagador nombrado al efecto. Los inspectores esM,n obligados a desempefiar todos los deberes que les impone la pl'esente ley, en todo y pOl' todo de acuerdo con las instrucciones y disposiciones del Director del Censo. El inspector que abandonare 6 c1esempefiare de una manera negligepte 6 impropia los deberes que Ie impone la presente ley, puede sel' destituido路 pOl' el Director del Censo. Cada uno de los inspectores recibira el sueldo de ciento setenta y cinco dollars por mes en pago de todos sus servicios y de los gastos en que pueda incurrir: Entendiendose, win ernbm'go, Que cuando viajare en virtud de 6rdenes 6 en caso de emergencia seria que se presentare durante la enumeraci6n de su distrito, 6 quese relacionan con la enumeraci6n de cualesquiera de las subdivisiones de dicho distrito, podra concedersele, a juicio del Director del Censo, los _gastos verdaderos de viaje y un dollar y cincuenta centavos, moneda de los Estados Unidos, pordia, para sus gastos de alimentaci6n durante la ausencia necesaria del punta en donde reside en el distrito correspondiente. Tambien tiene d'erecho a: un empleado con el sueldo de sesenta dollars pOl' mes y un mensajero con el de treinta dollars por mes: Entendiendose, Que la mitad del sueldo que cOlTesponde tl, cada uno de los inspectores quedara retenida y no se Ie pagani hasta que haya e tregado debidamente al Director del Censo las tablas II otros dat~s 6 infol'mes que se Ie e,xijan. ART. 9. El Director del Cen expedira el nOPlbramiento de los enumeradores y agentes especiales y estos, antes de entrar en el Clesempefio de los cargos respectivos prestaran bajo su firma el siguiente juramento ante el inspector del distrito 0 cualquier funcionario autorizado para recibir juramentos: "Yo, . . .. _................. _., enumerador (6 agente especial) del distrito de inspeccion " _. _.... _. . _. .... . _, juro solemnemente que reconozco y accepto la suprema autoridad de los Estados Unidos de America y que Ie mantendre verdadera fe y lealtad; que hare la enumeraci6n exacta y verdadera de todos los habitantes dentro del distrito de enumeraci6n que me corresponde, y que con toda fidelidad recogere los otros datos estadisticos de dicho distrito coino 10 dispone la ley disponiendo que se levante el censo, y de acuerdo con todas las instrucciones legales que reciba, rindiendo cuenta exacta de todo esto, de conformidad con la ley. As! Dios me ayude." Despues del debido otorgamiento de este juramento se Ie remitir:i al inspector, qillen a su vez 10 envianl al Director del Censo, quien 10 hara archivar en su oficina. ART. 10. Cada uno de los enumeradores esta encargado de recoger en su distrito de enumeracion respectivo todos los informes y datos estadisticos que exigen las tablas de la poblacion y cualesquier otraaqlle el Secretario de Instrucci6n Publica disponga que se usen en ellevantamiento del censo. En la fecba que en 10 sucesivo dispongala Comisi6n pam el leyantamiento del censo, cada uno de los enumeradores esta en el deher de visitar personalmente cada una de las casas de habitacion de su distrito, caJa familia que viva en ellas y toda persona que viva sola en cualquier casa; pedini al jefe de la familia 0 a cualquiera de los individuos que la compongan y que a Sl1 parecer sea m,ls digno de predito, y a cada individuo que viva solo, todos y cada uno de los datos necesarios que exijan las tablas del censo. En el caso de que no se puedan obtener en la casa de la familia 6 de la persona que vive sola respuestas ('onvenientes a las I)reguntas que se hagan en virtud de las disposiciones de esta ley, el enumerador queda facultado para obtener los inf()1'mes necesarios, 6 los que mas se aproximen {~ la verdad, de las familias 6 personas que vivan cerca de la rnencionada


634

APENDICE.

cao:a. Cada enumerador esM en el deher de llevar personalmente 6 enyiar por correo, segun sea mas expedito y seguro, la tabla original dehidamente certificada al inspector del cellSO del disb'ito reHpectivo, y en caso de existir discrepancia 6 deficiencia en la tabla, tratani con toda la diligencia posible de corregir estos defectos, como 10 disponga el im,pector del distrito. Siempre que sea posible los distritos de enumeraci{jn deben colindar con los municipios, barrios enteros, 6 ciudades incorporadaR; pero cuando esto no se pudiere hacer y en un distrito de enumeraci6n estuviere incluida parte de un municipio, barrio 6 cindad como queda dicho, el enumerador est:i en el deber de distinguir y separar clara e inteligiblemente en las tab las de la poblaci6n, los habi tantes de la parte del municipio, barrio 6 ciudad incluido en su distrito de los que no 10 estan. Los enumeradores y agentes especiales recibiran un sueldo de dos dollars y cincuenta centavos por dia en pago de todos sus servicios y de todos los gastos en que ocurran, exceptuando alquiler de ban cas cuando sean de necesidad imprescindible, para 10 cual se les concederan los gastos verdaderos que apmebe el inspector de Stl distrito: Entendihtdose, Quo ocho horas de trabajo acti vo constituyen un dia de labor, y que la mitad del sueldo que corresponde a cada uno de los enumeraclores 6 ilgentes especiales quedani retenida y no se les pagani hasta que hayan entregado debidamente al inspector del distrito las tab las 11 otros datos 0 informes que se les exijan. ART. 11. En caso de muerLe de un inspector, enumerador, U otro empleado dpl censo, despnes de haber sido nombra<1o y estar desempefiando sus deberes, el Director del Censo estu autorizado para pagar al representante legal del difunto la c!antidad que estime jusfa y equitati "a por los servicios prestadoR, siempl'e que no exceda en ningun caso a, la cantidad diaria que prescribe el articulo anterior, pOl' el numero de dias durante los cualcs el difunto estuvo trabajando. ART. 12. El dist.rito que se designe a, calla enumerador no contendru mas de mil quinientos habitantes si fuere urbano, ni m,ts de mil si fUeJ'e rural, segllll el calculo que el Director del Censo consiuere ra7.0l1able, sienclo los llmites de los distritos de enumeracion, siempre que sea posible, los mismos de los barrios 1.1 otras divisiones civiles, rios, caminos U otras !ineas que se pueclan distinguir facilmente: Elltendif:ndose, Que cuando conyenga se路 podran emplear enumeradores para el empadronamiento especial de las instituciones, y que tambien pueden emplearse mujeres id6neas en el levantamiento del censo. ART. 13. Los inspectores del censo pueden, con la aprobacion del Director, destituir en Stl clistrito u cualquier enumerador y tam bien pueden cubrir las yacantes que resulten pOl' clestituci6n 6 de cualquier otra manera. Cuando parte de la enumeraci6n y empadronamiento que dispone esta ley haya sielo hecha negligente 6 impropiamente, y que por consiguiente est,i incompleta 6 errada el Director del Ceneo puede hacerla enmendar 0 disponer que se haga de nuevo por los medios que juzgue practicables. ART. 14. El Director del Censo puede emplear interpretes que ayuden Ii losenumeradores de sus distritos respectivos para hacer el empadronamiento y autorizar y disponer que los inspectores del censo los cmpleen. La compenRacion de dichos interpretes no excedera de dos ddllars y cincnenta centavos por cada dia qne bayan estado necesario y actual mente empleados. ART. 15. No podni entrar {L desempeiiar sus deberes ningun empleado, interprete 0 mensajero hasta que no haya prestado bajo su finna et siglliente juramiento: "Yo, . _. ____ . __ _.. ___ _____ __., juro solell1nemente que reconozco y acepto la suprema autoridad de los Estados Unidos de America; que Ie mantendre verdadera fe y lealtad; y que desempefiare hom'ada y fielmente 10.' deberes relacionados con el censo de Filipinas que se me conflan. As! Dios me ayude." Despues del debido otorgamiento de este juramento Re Ie enyiaru por conducto del inspector del censo de la provincia respectiva al Director del Censo, Cjuien 10 archivara en su oficina. Los inspectores y sus em pleac1os, los enumeradores 6 agentes especiales


LEY DEL CENSO FILIPINO.

635

no pod ran estar acompaiiados ni tener como auxiliares para el desempeno de sus (leberes a. ninguna persona que no haya sido debidamente nombrada funcionario 0 ernpleado del cenf'O de Filipinas y que no haya prestado el juramento 0 afirmacion cxigidos. Toclas las personas llombradas yempleadas como 10 dispone esta ley 10 sera.u unicamente por raz6n de sus aptitudes para el desempeno de los deberes del cargo, y siempre que sea posible senin naturales de las Islas Filipinas; diclios empleaclOR y nombracIos no estal'Ll,n sujetos 11 las diRposiciones de la ley numero cinco del Servicio Oiyil y sus enmiendaR: EntendiendoRe, Rin embargo, Que el Director del Oellso est{t autorizaclo para acudir ala Junta de18erdcio Civil en los casos en que 10 juzgue conveniente para (lue Ie sumihistre una liRta certincada de elegibles para cualqui er cargo que d!:'ua lIenan:;e por nom bramiento en su oncina, quedando dicho Junta en la obligaci6n de expedir la eertificaci6n como en otros casos. ART. 16. La enumeraci (m de la poblaci6n que dispone esta ley comenzara en la fecha que el Gobernador Oiyil disponga pOI' proclama y as! se fechar{t el censo. La prodama del (.i-obernadnl' Oivil especincara tambien los perfodo.'3 dentro de los cuales Re han de devolYer It los inspectores respecti vos las tablas de enumeraci6n. Todos lo~ enumeradores estan en el deber de terminar la enumeraci6n de sus distritos, preparar las tablas c inform es que les corresponden y hacer los entregar al inspector del censo de sus distritos respectivoR, para el dla designado en la proclama del GobernatIor Oivil. ART. 17. EI que recibiere 6 consiguiere para sf honorarios, gratificaci6n 6 recompensa pOl' eillom bramien tQ, empleo 6 conservaci6n de cualquier persona en el puesto de enumera(lor U otro empleo de cualquier clase relacionado con el censo, se considerara culpable de una falta que se catigani con multa que no exceda de mil dollars, () con prisi6n que 110 pase de uh ano, 0 con am bas penas. ART. 18. EI inspector 0 su e pleac1o, el enumerador, interprete, agente especial () cualquier otro empleado que ;habiendo prestado y suscrito el juramento. de cargo que exige esta ley, sin causa justificable dejare de cumptir los deberes que Ie incumhen 6 rehusare eumplirlos; y el que sin aJutorizacion del Director del Oenso cOl11unicare cualesquier informes que haya obtenido en el desempei'io de su cargo {t una persona que no esta autorizada para saberlos, se considerara culpable de una falta que se castigant can multa que no exceda de quinielltos dollars. Si cualquiera de los mencionaclos fllncionarios voluntariamente y it sabiendas jurare 6 anrmare en falso, sera eulpable de perjurio y castigado como 10 dispone la ley; y si voluntariamente y a sabiendas extendiere una cert.if:icaci6n falsa 6 una tabla de em padronamiento ncticio, 6 falsificare cualquier dato 6 illforme, se Ie considerani culpable de una falta y se Ie castigara con ll1ulta que no exceda de dos mil dollars y con prisi6n que no pase de dos anos. ART. 19. Se exije Ii todas las personas mayores de veinte anos que pertenezcan a las familias residentes dentI路o de los distritos de enumeraci6n, yen el caso de ausencia (leI jefe u otros individuos de la familia, a los representantes de ella que al ser requeridos pOI' el inspector, enumerador, 6 agente especial den una relaci6n verdadera, segun su leal saber y entender, de cada una de las personas pertenecientes Ii la familia, asf como los informes referentes a los datos que se requieren; y el que voluntariamente (lejare de dar esta relaci6n verdadera sera considerado culpable de una falta que se caRtiga con multa que no exceda de cien dollars. Todo presidente, tesorero, secret.\lrio, director, agente 6 cualquier otro funcionario de una corporaci6n, establecimiento de industria productiva, 6 institllcion social 6 religiosa, y cualquiera sociedad dirigida por particulares, ya sea comQ corporaci6n 6 como companfa limitada, y el dueiio, arrendatario, agente 6 administrador de cualquier hacienda 0 plantaci6n que volllntariamente clejaren de contestar de una manela verfdica y completa las preguntas contenidas en cualquiera de las tablas 0 interrogatorios estadfsticos que dispone esta


636

APENDICE.

ley, cuando as! se 10 exija el director, un director auxiliar, inspector, enumerador 6 agente especial; y el que diere informes falsos referentes a estas preguntas sera culpable de una falta y castigado con multa que no exceda de tres mil dollars y esta penalidad puede aumentarse con prisi6n que no pase de un alio. Nadie esta obligado a contestar las preguntas del censo, ni sera castigado pOl' babel' dejado voluntariamente de hacerlo si la persona que las haga a solicitud del pl'eguntado dejare de mostrarle sn nombramiento legal de inspector, enumerador 6 agente especial pOI' el cua! eshl autol'izaclo para hacer las referidas preguntas. El que se hiciere pasar falsamente como inspector, enumeradol', agente especial 6 cualquier otro funcionario 6 emplea<10 del censo con el objeto de introducirse en una casa particular, obtener informes 6 con cualquier otro fin, sent castigado con una multa que no exceda de mil dollars 6 con prisi6n que no pase de un ano 6 con ambas penas, }\ discreci6n del tribunal. AR'l'. 20. El Director del Cp.nso esta facultado para autorizar el gasto de la cantidad que sea necesaria para el pago de clietas y gastos de viaje de los inspectores, enumeradores y agentes especiales con las restricciones antes mencionadas en esta ley. Tambien estU. autorizado para proceder de identica manera en cuanto se refiere ,\ dietas y gastos de viaje de otros funcional'ios yempleados del censo necesarios para cllmplir con las disposiciones de esta ley. Esta sumas las fijara el Director del Censo, como 10 juzglle conveniente. ART. 21. Toda la materia postal de cualquiel' clase que sea.relativa al censo de Fili-, pinas y dirigido al Director, los directores auxiliares 6 a ' cualquier inspector 6 enumerador del censo y que Heve la frases "Servicio oficial, Censo de Filipinas" (Official business, Philippine Census) sera ~onducida pOI' correo libre de porte; y todos los telegramas relacionadas con el censo de Filipinas que se trasmitan 6 que se reciban dirigidos a los funcionarios mencionados pOI' todas las lineas de teleÂŁonos y telegrafos del dominio p6bliob en las islas, seran trasmitidos y entregados gratis. EI que biciere uso de la franquicia postal y telegrafica mencionadas con el objeto de eludir el pago de porte 6 de telegram.as para enviar partes, cartas, bultos 6 cualesquier otra cosa del servicio del telegl'afo 6 del correo sera culpable de una falta y castigado con multa de trescientos dollars. El Director del Censo esta autorizado para emplear, cnando 10 juzgue cOrlveniente, propios 6 correos con la compensacion que el fije, con el objeto de facilitar el envio del correo oficial del censo, de cualquier clase que sea, a cualquier punto. ART. 22. Los pagos de la oficina del censo en Manila los bani un oficial pagador nom brado de acuerdo con las disposiciones de la ley numero ciento cuarenta y cinco y los de cada uno de los distritos del censo situados fuera de la ciudad de Manila, el tesorero provincial del distrito correspondiente. En cada uno de los distritos del censo que quede fuera de las provincias organizadas actuanl como oficial pagador el olicial del Ejercito de los Eatados Unidos que nombre el gobernador civil con el consentimiento del general al mando de la divisi6n. A estos oficiales del Ejercito 110 se les exigi-r a fianza. Los tesQl'eros provinciales y otros oficiales pagadores desempeiiaran sus deberes de conformidad con la ley y presentaran sus cuentas al auditor del Archipielago como 10 disponen la ley numero noventa y sus enmiendas. El tesorero provincial que desempefie los funciones de oficial pagador como 10 dispone la presente ley, l'ecibini de la suma votada para la otlcina del censo una remllneraci6n igual a. siete pOI' ciento de su sueldo anual como tesorero, adem as del sueldo que como tesorero provincial recibe de los fond os provinciales. AR'l'. 23. Todos los funcionarios insulares, provincionales y l11unicipales estin en la obligacioll de ayudar, cuando asi se les exija al Director, :i los db'ectores auxiliares, inspectores, enumeradores 6 agentes especiales del censo en todo cuanto sea necesario para facilitar el clIDlplimiento de las disposiciones de esta ley.


LEY DEL UENSO FILIPINO.

637

ART. 24. Exigiendo el bien publico el pronto establecimiento 4e esta ley, porIa prf'senie se dispone su aprobaci6n inmediata de acuerdo con el artfculo segundo cIe la "Ley prescribiendo el orden de procedimientos porIa Comisi6n para decretal' leyes," aprobada en veintiseis de septiembre de mil noyecientos . â&#x20AC;˘1RT. 25. Esta ley tellrldt eiecto en cuanto sea aprobada. Aprobula, 6 de octubre de 1902.

[Num.

486.J

LEY Reformanno la ley 1I1lmerO cuatrocieutos sesenL!t y siete, titulana "Ley dispouieudo que se levante el censo de las Isla Filipinas."

Por au.t01¡izaci6 n de los Estado.~ Unidos, let Comisi6n en Filipinas clecreta: 1. PorIa presente se reforma la ley 1111mero cuatrocientos sesenia y siete, titlllacla "J~ey disponiendo que se levante el censo de las islas Filipinas," de modo CJue se lea como sigue: "El Director del Censo nombrant para su oficina un oficial mayor, con el sueldo de dos wil doscientos cincuenta dollars pOI' afio; tres secretarios con el sueldo de ciento cincuenta dollars pOI' mes cad a uno; siete empleados con el sueldo de ciento trcinta y tres dollars y treinta y tres centavos pOl' mes cada uno; el numero de empleaclos nombrados de vez en cuando con un sneldo no mayor de ochenta y cinco dollars pOl' mes y eInllmero de jornaleros que sea necesario para el pronto despacho dc los asuntos encomendad~s a esta oficina, a los salarios que fije el jefe de la misma." ART. 2. Se reform a el llltimo lXlrrafo del anticulo ocho de la citada ley, de modo que se lea como sigue: "Cada uno de los inspectores ecibint el sueldo de ciento cincuenta dollars pOl' mes, en pago de todos sns sel'vicios y los gastos en que pueda illcurrir: Entendiendose, sin ell1bal'go, Que cuando viajare en virtud de 6rdenes 6 en caso de emergencia serla que se presentare durante la enumeracion de su dish'ito, 0 se relacione con la enumeraei6n de cnalesquiera de las subdlvisiones de dicho distrito, podd. concedersele, a jllicio del Director del Censo, los gastos vel'cladel'os de viaje y un dolIa.r y cincuenta centa\'o" moneda de los Estados Unidos, pOI' dla para sus gastos de alimentaci6n durante la ansencia necesaria del punto en donde reside en el distrito corresponc1iente, cuya cantic1ad puede sel' aumentado pOI' el Director del Censo a tres dollars y cincuenta centavos 'por dia, siempre que el inspector sea Hamado ,t Manila para consulta con el Director. Tambien tiene dereeho ~t un empleado con el sueldo de sesenta dollars pOl' mes y un mensajero con el de treinta dollars pormes: Entendifmdose, Que la mitad del snelclo que corresponde a cada uuo de los inspectores quedal'a retenida y no se Ie pagani. hasta qne haya entregado debidamente al Director del Censo las tablas li otros datos 6 infol'mes que se Ie pidan. "Los gobe1'l1aclores de provincia y dem{ts funcionarios pl'ovincionalefi seran elegibles para nombramiento como inspectores del censo en las provincial'l, y tendnin dereeho a percebir, adem as de su sueldo ordinario como funcionarios pl'ovinciales, la cantidad dispuesta en la presente C01110 i'emuneraci6n para los inspectores." ART. 3. PorIa presente se l'eforma el artIculo diez de la citacla ley disponiendo que cad a ennmerador y agente especial percibira un suelclo de dos dollars pOl' dla, moneda de los EHtados Unidos, en vez de dos dollars y cincuenta centavos como se dispone en dicho artfculo, y ai'iadiendo ,tla tel'minaci()Il <leI mismo 10 siguiente: "LOR funcionarios lllunicipales, jueces de paz y jueces (Ie paz auxiliares sentn elegibles para llombramiento como enumeradol'eR 6 agentes eRpeciale,' del cenRO y una vez nombradOl:! debidamente, percibidn la paga prescrita en la presente para los enumeradores ademtlfl de sus sueldos ordinarios u otra remuneraci6n oficial mientras esten asi empleados. " ARTICULO


638

APENDICE.

ART. 4. Exigiendo el bien publico el pronto establecimiento de esta ley, por la presente se dispone su aprobaci6n inmediata de acuerdo COIl el articulo segundo de la "ley prescribiendo el orden de procedimientos por la Comisi6n para decretar leyes," aprobada en veintiseis de septiembre de mil novecientos. ART. 5. Esta ley tenclra efecto en cuanto sea aprobada. Aprobada, 24 de octubre de 1902.

[Nlun. 507.J LEY Reformanclo la ley mlmero cuatrocientos sesenta y siete, titulada "Ley disponiendo que se levante el censo de las Islas Filipinas."

PO?' autorizaci6n de los Estados Uniclos, la Comisi6n en Fili:pi.nas deaeta: ARTICULO 1. Por la presente se reforma el articulo ocho de la ley nllmero cuatrocientos sesenta y siete, titulada "Ley disponiendo que se levante el censo de las Islas Filipinas," reformada por la ley numero cuatrocientos ochenta y seis, afiadiendo ~t la terminaci6n de dicho articulo 10 siguiente: "Toda persona en el servicio insular, provincial 6 municipal del gobierno de las Islas Filipinas, si tiene las necesarias calificaciones, sera elegible para nombramiento como enumerador, agente especial, empleado 6 mensajero, segun dispone esta ley, y tendra dm'echo a percebir ademcls de su sueldo ordinario como funcionario insular, provincial 6 municipal, la cantidad dispuesta en la presenta como reml1neraci6n para los enumeradores, agentes especiales, empleados 6 mensajeros. En el caso de un oficial del Ejercito que haya sido rebajado del servicio para ser gobernador provincial dealguna provincia que sea nombrado inspector del censo, no perceblra la remuneraci6n dispuesta en este articulo, pero recibinl una dieta de cinco dollars de los fondos insulares, ademas de la dieta que reciba de la provincia en vez de todos los gastos en que incurra como inspector, suj-eto a los pr0v1sos contenidos en este articulo ooferente a la remuneraci6n de los inspectores del censo." ART. 2. Exigiendo el bien plilblico el pronto establecimiento de esta ley, porIa presente se dispone su aprobaci6n inmediata de acuerdo con el articulo segundo de la "Ley prescribiendo el orden de procedimientos poria Comisi6n para decretal' leyes," aprobada en veintiseis de septiembre de milnovecientos. ART. 3. Esta ley tenddL efecto ell cuanto sea aprobada. Aprobada, 10 de noviembre de 1902.

[Nl1m. 539.J LEY Reformando la ley nlimel'o cnatrooiontoR sesenta y sietc, tituJada "Ley clisponiendo que se levante cJ censo de Jas Islas Filipinlls," refol'macla por las leyes nlimcros cuatrocicntos ochenta y seis y q uinien tos siete.

POI' aUIorizaci6n de los Estados Unidos, la Cbmision en Filipiuas decreta: AR'riCULO 1. PorIa presente se reforma la ley nU111ero cuatrocientos sesenta y seis, titulada "Ley disponiendo que se levante el censo de las Islas Filipinas,)) reformada pOI' las leyes 111lmeros cuatrocientos ochenta y seis y quinientos siete, cambianc10 los artfculos veinticuatro y veinticinco para qne se lean veinticinco y veintiseis respectivamente, e insertando un nuevo articulo con elnllmero veintieuatro, que se leenl como sigue: "ART. 24. La ciudad de Manila Rcra un distrito de inspeci6n. Si el insper:tor de Manila, cuando sea nombrado, desempeiiare algun otro cargo civil, sn remllneraci6n sera igual a la de los demas inspectores nombrados en virtlld de esta ley. Sin embargo, si no desempefiare algun otro cargo civil, su remuneraci6n Sela de tres-

/


LEY DEL CENSO FILIPINO.

639

('ientos dollars par mes, cuya cantidad sera como remuneraci6n pOl' todos los servicios prestados y gastos en que haya incurrido: Entendiendose, sin embcwgo, Que el Director del Oenso puede, {t BU discrec:i6n, conceder una cantidad razonable 'para el arrendamiento de las oficinas necesarias y para los gastos necesarios y verdaderos de transportes para el curnplimiento de sus deberes en la ciudad de Manila. Tambipn tendra derecbo a un empleado con el sueldo mensual de cien dollars y ct un mensajero con el suelclo de treinta dollars mensuales; tambien sera aplicable al inspector de Manila la condici6n de que la mitad del sueldo correspondiente a cada inspector Rei'll. retenido y no Ie sera abonado basta que haya entregado debidamente al Director del Oenso las tablas U otros datos 6 imformes que se Ie exijan. Los miembros del servicio civil, ya sean los del gobierne insular 6 de la ciudacl de MauiJa, eran clegihles para el cargo de inspector de la ciudad de Manila, y tendnlll derecho a recibir como aumento a sus sueldos ordinarios, como funcionarios ci viles, la cantidad dispuesta como rem uneraci6n para los inspectores del cen80." ART. 2. Exigiendo el bien publico el pronto establecimiento de esta. ley , porIa presente se dispone su aprobaci6n inmediata de acuerdo COI1 el articulo segundo de la "ley prescribienclo el orden de procedilllientos porIa 00rnisi6n para decretal' leyes," aprobada en veintiesis de septiembre de mil novecientos. ART. 3. Esta ley tendra efecto en cuanto sea aprobada. Aprobada, 28 de noviembre de 1902.

[Num. 673.]

I

I,EY Alltorizando h1 propnesta al Dire 路tor del Censo, de ciertos enllmerac10res y agentes especiales del mismo. no obstante las c1isposicion~s en contrario contenic1as en el inciso dos d el articulo ocbo de la ley m'tmero cllatrocient.os sesenta y siete.

POI" aUI.07路izaci6n de los Estados Unidos, la Comisi6n en F'iliZJinas decreta: . ARTICULO 1. Por Ja presente se alltoriza y faculta al inspector clel censo del distrito comprendido en la provincia def Bohol, para proponer a1 Director del Oenso, a Gerarda O1arin, Andrea Olarin, Ramos Olarin, Froilan Gallardo, Oh'i!o Olarin, Proceso ()larin, Santiago Butalid, Andres Lnmain, Pedro Lumain, Olaudio Buta1id, Fortunato Butalid, Macario Lumain, Luis Buta.lirl, Protasio Oladn, Severino O1arin, Ocidio Gallardo, Gaudencio Mendoza, Esteban Lumain, Nicol,ts Butalid y Simeon Olarin como enlllneradores y agentes especiales del censo dentro de su distrito, a pesar de su parentesco con ellos por afinidad 6 consauguinidad, no .obstante las disposiciol1es en contrario contenidas en el inciso dos del articulo ocho de la ley nurnero cuatrocientos sesenta y siete, titulada "Ley disponiendo el levantamiento del censo en las Islas FiJi pinas. " ART. 2. Tambien se autoriza y faculta al inspector del censo del distrito cornprendido en la provincia de Misamis, para proponer al Director del Oenso, {L Pedro Roa, Pedro Va1ez y Pio Roa como enumeradores y agentes especiales del censo dentro de su distrito, a pesar de su parentesco con ellos pOI' afini(lad 6 consaguindad, no obstante las disposiciones en cootrario contenidas en el inciso dos del artIculo ocho de Ja ley numero cuatrociento ~eRenta y sicte, titulada "Ley disponiendo el levantarnieuto del censo en Jas Islas Filipinas." ART. 3. Exigiendo el bien pt"iblico el pronte establecimiento de esta ley, por la presente se dispone sn aprobacfon inmediata de acuerdo con el articulo segundo de Ia "ley prescribiendo el orden de procedilllientos porIa 00misi6n para decretal' leyes," aprobada en veintiseis de septiembre de mil novecientos. ART. 't. Esta ley tendra etecto en cual1to sea aprobada. Aprobada, 9 de marzo de 1903.


I

APENDICE II. ORGANIZACI6N DEL CENSO DE FILIPINAS. EL DIRECTOR. Mayor General J. P. SANGER, del Ejercito de los Estados Unic1os, Retirado. Primer Teniente T. B. TAYLOR, del Undecimo Regimiento de Caballeria, ayudante de campo. DIRECTORES A UXILIARES. HENltY GANNETT. VICTOR H. OLMS1'ED. SECRETARIOS. A. H. '짜HELPLEY. NATHAN GAMl\ION. SIDNEY C. SCRW ARTZKOPF. LOUISE DENNINGTON. l EUGENE A. SWITZER. OFICIALES MAYORES. ALFRED E. WOOD, desde noviembre 1 de 1902 hasta diciembre 9 de 1902. J. C. CRENSHAW, desde'diciembre 9 de 1902 hasta febrero 25 de 1903. LOUIS M. LANG, desde febrero 25 de 1903 hasta marzo 31 de 1904. OFICIALES PAGADORES. NATHAN GAMMON, desde noviembre 1 de 1902 hasta diciembre 20 de 1902. LOUIS M. LANG, desde diciembre 20 de 1902 hasta marzo 31 de 1904. 2 EMPLEADOS AMERICANOS EN LA OFICINA DEL DIRECTOR. Entre no-viembre 1 c;1e 1902 y septiembre 1 de 1903.

Capt. J. Y. M. Blunt. William Dinwiddie. Nicholas W. Campanole. Sidney C. Schwartzkopf. Norman W. McAllen.

Albert J. Brazee. Frank P. Cook. J. K. Barrett. S. B. Trissel. Paul V. Halley.

T. A. Sanderson. Edgar T. Bogle. Harry C. Flora. J. C. Crenshaw.

AGENTES ESPECIALES. Dr. David P. Barrows, para las tribus infieles. Senor A. J. Brazee, encargado de las tablas referentes a los bancos. Senor Alberto Barreto, encargado de estadisticas de terrenos, Bilibid y las de mortalidad. Senor L. E. Bennett, reenumeraci6n de las tribus infieles, provincia de Isabela. Senor N. L. Miller, reenumeraci6n de Jas tribus infieles, provincia de Surigao. Senor Will. A. Reed, reenumeraci6n de las tribus infieles, provincia de Negros Occidental. Senores Jose Calata, Joaquin Velasquez, Hilario Logaso, reenumeraci6n de las tribus infieles, provincia de Isabela. TRADUCTORES. F. L. J oannini. M. E. Beall. POl' un error se omiti6 el nombre de esta secretal'ia en la edici6n inglesa. oficial pagador deJ distrito de inspecci6n NUill. 18 Y de los distritos mliltares. (641) 13707-vOL 1-05-41 1

~':l'ambien


642

APENDICE. EMPLEADOS NATIVOS.

C. B. Troplong. Agustin Chofie. Vicente Estrella. Ramju Sadick. J oaqufn Balmori. Constancia Poblete. Tomas Barreto. Yalentina del Rosario. Jose M. Paterno. Santiago A. de Basterrechea. Mariana Warren. Potenciano Sabas. Manuela L6pez Palma. Francisco Paterno. Juan El vena. Marcos Ventus. Roberto Santos. Felipe Juan. Severo Guerrero. Benito Laureano. Martin G. Fermin. Manuel Natividad. Marcelo Reyes. Leandro Albano.

Lino Scarello. Eduardo Bernardo. Godofredo Dancel. Juan Mauricio. Mariano Asunci6n. Luis Cucullu. Teodorico Angeles. Eduardo Torres. Benito Barahona. Jose FloI' Mata. Bimplicio Changco. Jose R. Flores. Eulogio Mendoza. Manuel Morillo. Trinidad Carrios. Francisco Zuniga. Manuel Linchoco. Luis Bernardo. Federico Segovia. Paciano Puentebella. Dalmacio Ger6nimo. Marcelino Bustos.

Nicolas de Le6n. Benigno Coronel. Luis Moreno. Ger6nimo PaIlls. Manuel Miguel. Esperanza Maniquiz. Jose Reyes. Manuel Espinosa. Inocencio Quintanilla. Francisco Bautista. Tomas Lindianquin. Benito Dujua. Arcadio Diaz. Horacio Gonza.lez Liquete. Pal! Bulalio. Jose G6mez de Arce. Juan C. de Vega. Benigno Marino. Ramon Sityar. Cirilo Gutierrez. Jose Reyes Santa Maria. Perpetuo Romero.

MENSAJEROS Y JORNALEROS. Hilario Sanc)lez. Manuel Linchoco. Domingo Estanislac. Antonio IV!. PaJterno.

DISTRITO DE INSPECCI6N NUM. 1. PROVINCIA DE ILOCOS NORTE. Inspector ........... Gobernador Julio Agcaoili. Oficial pagador ...... J. M. Currie, tesorero provincial. Empleado ........... Domingo Caluya. Mensajero ........... Raimundo Villasenor.

Agentes E.spemales. Municipio.

â&#x20AC;˘

Bacarra ..... __ Badoc . ____ ... Bangui - - - - - - Banna .... ____ Batac ......... Dingnis .... . .. Laoag .... ____ . Nagpartfan ....

Agente especial. Andres Lazo. Eugenio Rubio. M6nico Andres. Domingo Dimaya. Juan Verzosa. Joaquin Madamba. Mauricio Castro. Juan Ignacio.

Municipio. Paoay . ______ . Pasuquin ..... Piddig .. ____ . San Miguel ... San Nicolas ... Solsona ... --... -Vintar. ____ ..

Agente especial. Teodoro Evangelista. Gregorio Salm6n. Claro Caluya. Cipriano Vel'. Juan Madamba. Pablo Danbada. Florencio Camaquin.


643

ORGANIZACI6N. Distritos de }!)numeracion y Enumeradores.

Barrio.

Municipio.

1

Vintar

-_ ....... - ....

2

Vintar

... ------

3

Vintar ...................

4

Vintar Vintar Vintar Vintal' Vintar Vintar Piddig

4~

5 6

6~

7 8 9

Piddig

--------

................

.................... ........................

.. ... ... ... ... .. ... ... ...................... .......................

.......................

91 Piddig .................. 10 Piddig ...................... 10~

13

Piddig Piddig Piddig Piddig Piddig Piddig

14

Bacarra ...... - .......

15

Bacarra -------

16 17

Bacarra ............... Bacarra -------

18 Ul

Bacarra ------Bacarra .......

20 21 22

Bacarra .... __ . Bacarra ....... Bacarra . __ . __ .

23

Bacarra .......

24 25

Bacarra Bacarra .......

26

San Miguel ....

27

San Miguel ....

28

San Miguel ....

29

Miguel .... Miguel .... Miguel .... Miguel ....

11 1l~

12

12~

San San 30 San 30t San

29~

--------------.................

_ ... -------------- .. -----

Poblaci6n (San Roque), Lubnac, Pait. Poblaci6n (San Nicolas), Poblaci6n (San Pedro), Poblaci6n (Santa Maria). Poblaci6n (San Ram6n), Salpad, Cabisocolan. Manarang, Bago .. __ .. _. ___ __ Oabayo ______ .. ____ . _______ __ Tungel, Cabangaran, Oangagan Tamdagan, Alsem ... _..... _._ Agapang . ..... ____ .. _..... _. Estel', Bulbulala .. ____ ...... . Poblaci6n (Oabaroan), Poblaci6n (Anao), POblaci6n (Loing) . Bimmanga, Guidiguid, Mangitayag. Tonoton .. ____ . ___ ....... __ __ Sucsuquin, Ababut, Arnaay .. _ __________ . __ . __ __ Maababaca., Libnaoan _... _. _. Lagandit .. _. ............. _.. Oalambeg, Pagogo, Gayamat.. Maruaya . __ . __ . ____ .. __ .. __ . Maababucay, Abucay, Nagpapalcan. Poblaci6n (San Vicente), Poblaci6n (San Jose). Po blaci6n (San Pedro), Poblaci6n (San Sim6n). Poblaci6n (San Andres) ____ __ Poblaci6n (San Gabriel), Poblaci6n (Santa Filomena). Poblaci6n (Santa Rita) . __ . __ . Poblaci6n (Santo Oristo), Poblaci6n (San Roque). San Alberto, San Antonio .... . Santa Ver6nica, Santa Rosa .. . Nuestra Senora del Carmen, San Rafael. Nuestra Senora de 'la Paz, San Miguel. San Manuel, San Benigno .. _. Nuestra Senora de la Merced, Santa Catalina. Poblaci6n (San Leandro), Poblaci6n (San Vicente). Poblaci6n (San Joaquin), Poblaci6n (San Agustin), Poblaci6n (Santa Barbara). Po blaci6n (San Francisco), Binaratan, Cabatio. Lisud, Patad. ______ . ______ . __ Oababaan ______ . __________ __ Parang, Masiplang .......... . Bagbag ........ _.....â&#x20AC;˘....... Tanggaoa~.

Enumerador. Cornelio Pasis. Jose L. Pasis. Saturnino Kaluya. Federico Nagtal6n. Timoteo Balatian. Francisco Agcaoili. Tomas Tamayo. Andres Camaguin. Arcadio Caluya. Esteban Lagaska. SeglUlclo Asis. Irineo Beltran. Manuel Aquino, Florentino Triunfante. Basilio Piedad. Mariano Ibay. Juan Quesada. Guillermo Flores. Tomas Puruganan. Florencio Castro. Marcelo Dacuycuy. Isidoro Castro. Cipriano Lagasca. Cecilio Albano. Macario Castro. Agustin Albano. Justo Carlos. Agapito Cadiz. Felix Castro. Vicente Albano. Antonio Albano. Rafael Albano. Urbano Ner. Tomas Mina. Anastasio de la Cuesta. MaUl'o Guevedo. Te6dulo Ruiz. Lucio 1. de Resala. Felix Paraiso.


644

APENDICE. Di8tritos de Enwmeraci6n y Enumeradores-Continua.

8

-::l

Municipio.

Enumerador.

Barrio.

Z

San Miguel ____ Calungbuyan, Tecca, Nagcarsuan. 3H San Miguel ____ Pangdan ____________________ 32 San 1\1iguel ____ Bangar, Masanot, Agamid ____ 33 San Miguel ____ Taboc, San Lorenzo, San Antonio. 34 Dingras _______ Poblacion ___________________ 35 Dingnls _______ Poblacion, Bungcag, Luguit __ 36 Dingrils _______ Buyo, Capasan, Bacsil, BaguL _ 37 Dingras _______ Bulbulala, Gabon ____________ 38 Dingras ______ _ Baldias, Cali _________________ 39 Dingras ______ . Aro-o, Biding, Alabaan ___ . ___ 40 Dingras . _____ . Tabtabagan, Ragas, Baracbac _ 41 Dingras ______ . Agunit, Lanas _________ .. ____ 42 Dingras _. ____ . Padong, Muldadec, Palaniag, DOIlgga16. 43 Dingras _____ .. Sa~patan, San Esteban, Manaloque. 44 Pasuquin _____ . Poblaci611 (San Antonio), Poblacion (San Mateo). 45 Pasuqufn ______ Poblacion (San Gregorio), Santo Tomas. 46 Pasuqufn _____ . Poblacion (Concepci6n), Santa Catalina. 47 Pasuqufn ______ POblacion Santa MatiIde), San Pedro. 48 Pasuqufn . ___ .. Santo Domingo ______________ 49 Nagpartian ____ Poblacion, Nagsurot, Tanap, Barat. 50 Nagpartfan .. _. Afj3ga, Davila, Narapunan, obon. 51 Banna. _. _. ___ . Poblacion (San Roque del Sur), Poblaci6n eSan Roque del Norte), San Agustin, San Juan, Caribquib, Santiago, Bugasi. Banna. ________ Raoraoang, Capacacan, Santo 52 Nino, Narbaan, Caladdungan, Balioeg. 53 BanmL _____ . _. Binggao, Caniogan, Bariquir, Mangcarmay, Connoy, Cabson. 54 Paoay _________ PobIaci6n (San Roque), Poblaci6n (Nalboan), Poblaci6n (Veronica), Poblaci6n (Laoa). 55 Paoay _________ Poblaci6n (Cayubog), PobIacion (Pambaran), Poblacion (Paratong), Poblacion. 56 Paoay _________ Poblacion (San Juan), PobIacion (Santa Rita), Poblacion (Cabagoan), Poblacion (Dolores ). 57 Paoay ________ . Poblacion (Cabangaran), Poblaci6n (Salbang), Poblacion (San Blas), Poblaci6n ~San Agustin), Poblacion Pannaratan) .

31

Fermin Molina. Fernando Edralin. Eufemio Payoya. J ustino Pena. Epifanio Madam ba. Tomas Madam ba. MartIn del Prado. Juan l\:I. de Agcaoili. Silvino l\1adamba. J nan M. de Bonilla. Luis Vergosa. Abrahan de Peralta. Eduardo Alba. Isidro Madamba. Calixto de Luna. AIigdio de Luna, Gavino Wisco. Timoteo Peralta. Fulgencio Lagaza. Pedro de Ocampo. Briccio Campanano.

-

Antonio Garalde. Facundo Estevan.

Justo Braceros. Melanio Braceros. Blas Espiritu.

Adriano Borja. Esteban Tabijo.

Eulalio Diaz. ,


645

ORGANIZACION. Distritos de Enumel'aci6n y Enume1'ad01'es-Continua.

S

,~

Municipio.

Barrio.

Enumel'ador.

Z

58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 70~

71

7lt 72

73 73! 74 74! 75 76 77

78 79 80 81 82 83 84 85 86 87

Paoay ..... _._. Po blaci6n ~Surgui), Poblaci61l (Nalasin , Nagbacalan, Saoang. Paoay _.. __ . ___ Bactlil, Masintoc, Callagnip. _._ Paoay __ . _.. ___ Pangil, Cnrrimao, Lioes _______ Paoay _________ Gaang, Pi11~ Maglaoi _. _______ Paoay . _______ . Cnllabeng, alayap _. __ . _. ____ San Nicolas ___ . Poblaci6n, Poblaci6n (Andalllcia), Poblaci6n (Navarra). San Nicolas _. __ Po blaci6n (Luz6n), PobIaci611 (Mindanao) . San Nicolas .. __ , Poblaci6n (Fili inaS), PobIaci6n (V isayas . San Nicolis ___ . Poblaci6n (San Felipe), Poblaci6n (Pamitacan). San Nicolas. ___ Poblaci6n (San Fernando), Po blaci6n (San E)ifanio). San Nicolas ... _ Poblaci6n (Ara~on, Poblaci6n (San Jose . San Nicolas .... Poblac'6n (San Gregorio), Paya , Catuguing'. San Nicolas ... _ Samac, Bipgao _....... __ ..... San Nicolas. _. _ Poblaei6n (Alfareria) _....... San Nicolas. _.. San Pablo, 'Eamorong, J\1alingeb San Nicolas. _.. San Antonio ..... __ .. __ .. ____ Solsona. '.' .... _ Poblaei6n (San Agustin), P0blaci6n (San Pedro), Poblaci6n (Santiago), Poblaci6n (Santa Ana), Natayag, Ca· bulalaan. Solsona _. _..... M"aananteng, San Vicente, Lipay, Nalasin, Bungcayao. Solsona .. ______ Maananunang, Darasdas_ .. ___ Solsona ...... __ Dipdippig, San Pablo, Bagbag bassit, Bagbag, Capurictan. Solsona ..... _. _ San Juan .. ____ ...... _. _. ___ . Solsona ....... _ Barcelona, Cabatuan, Lalaoi .. Solsona .. ___ . _. Bagbago, Nagpatpatan, Poblaci6n (Santa Ana). B:Hac __ . _. _. _. Poblaci6n (Callaguip), Labucao. Batac ___ ...... Poblaci6n (Lacub), PobIaci6n (Caoayan), Poblaci6n (Be· nagan) . Batac .. ____ ... Poblaci6n (Benagan), PobIaci6n (Paipalicong), Poblaci6n (CaIUngbur,an). Batac ___ .. __ .. Poblaci6n (Iloilo, Poblaci6n (Caunayan) . Batac ____ .. _ .. Poblaci6n (San Julian) , Poblaci6n (Suavit), Quiling. Batac ________ . Tabug, Magnuang, Cubol ..... Batac . _. _____ . Cu16, Guiom, Maipalig .. _..... Batac _... _. _._ Bumitog, Sumader, Sarnap .... Batae __ . ____ . _ Labucao, Allangigan, Cabaroan. Batac ____ . _. _. Capacuan, San Mateo, San Pe· dro. Batac ____ .... _ Ver6nica, Alalabang .•.•.. ____

0

Antonio Diaz. Canuto Butardo. Rufino Diaz. Simplicio Clemente. Estanislao Apeles. Cayetano l\lauamba. Ignacio Arzaga. Luciano Reyes. Pedro N. LardizabaL Evaristo Lavala. Abelino Barba. Felix Barba. Gregorio Bonilla. Adriano Ma.damba. Manuel Palafox. Victorino ROfmles. Leandro Bueno.

Doroteo Vivez. Vicente Cayetano. Pedro Manligas. Pastor Mata. Nicolas Morales. Gregorio Peralta. Sabas Rigollan. Claudio Asunci6n. Andres Castillo. Eugenio Andres. Jose Andres. Leon Rigonan. SaMs Ventura. Benigno Asuncio. Eugenio Flor. Isaac AbelIon. Mauricio SaMs.


646

APENDICE. Distritos de Enumeraci6n y Emlmeradol'es-Contimia.

,~ Z

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Batac ... _..... Nagbacalan, Busel _.. _____ ... Leoncio Crisl>stomo, Leon Obien. 89 Batac ......... Anangui, Billoca .... _........ Marcelino Habanal. 90 Batac ......... Baay dacquel, Baay bassit .... Casimiro GarcIa. 91 Bangui ........ Poblacion, Nagbalagan ....... Lorenzo Agullalla. 92 Bangui ........ Tongotong, Pagud pud ...•.... Arcadio Galina. 9 2 ~ Bangui ........ Burayoc .... ___ ... ___ ........ Modesto Aguilana. 93 Bangui .... _... Pasaleng, Subec, Lusong ...... Mariano Fabi. 9'* Bangui ........ Tarrag, Dampig .............. Elias Lanse. 95 Bangui ........ Lanao, Abaca.. ___ ........... Juan Galina. 96 Bangui ........ Masiquil, Cadagasan, Payac ... Maximo Sales. 96 ~ Bangui _. ...... Baruyen ..... __ . __ ........... Justo Mata. 97 Laoag ......... Po blacion (San Lorenzo), Po· l\Iaximino Espiritu. blacion (Santa Joaquina). 98 Laoag ......... Poblaci6n (San Guillerlllo), Severino P. Cid. Po blaci6n San Pedro). . 99 Laoag ~ ........ Poblaci6n (San Agustin), Po· P etronilo Castro. blacion (Natividad de Nues· tl'a Sen ora ) . ]00 Laoag ....... __ Poblaci6n ~an Vicente), Po· Florencio Lagasca. blacion ( anta Angela). ]01 Laoag ....... _. Poblaci6n (San Jose), Pobla· Roque Tamayo. cion (San Isidro). 102 Laoag. _.. _.... Poblaci6n (Santa Balbina), Lorenzo Bnuoan. 'Poblacion CNuestra Senora de Visitacion). ]03 Laoag __ ....... Poblacion (Santo Tomas), Esteban Castro. Poblaci6n (San Jacinto). 104 Laoag . _... _. _. Poblacion (San Francisco), Procopio Ruiz. Po blaci6n (San Quirino). 105 Laoag ... _..... Poblaci6n (San Migu e l), Melchor Agbayani. Poblacion (San Pedro). 106 Laoag __ ....... Poblaci6n (San Andres), Manuel Javier. Poblaci6n (San Matias) . ' 107 Laoag .. __ ._._. Poblacion (Nuestra Senora de Florencio Castro. Consolaci6n), Poblaci6n (Santa Ca etana). 108 Laoag .. __ .... _ Poblaci6n Sant-a Soledad), Enrique Ligot. Poblacioll ~San Bernabe). 109 Laoag ..... _... Poblaci6n ( anto Tomas), Francisco Martinez. Rioen!!'. 110 Laoag . _. _. _. _. Lataag, Bacsil ___ ... _. __ . ____ . Plawn Pur iRma. 111 Laoag ......... La~ui, Bulangon . ____ .. _____ . Florencio Il ernando. 112 Laoag ..... _... Ngl bab, Dibua .... _. _.. _. _... Carlos Legaspi. 113 Laoag ......... Caaoacan, Cataban, Navotas_. Carlos Abadilla. 113t Laoag ......... Doro ............. ___ . _.. _... Leon Adarte. 114 Laoag ......... Casili, Santa Maria ..... _... _. Mariano N. Castro. 114t Laoag ......... Poblacion (Nuestra Senora Severo Hernando. del Rosario). 115 Laoag ......... Pallduyucan Oriental, Pandu· Pedro Hernando. yucan Occidental. 115~ Laoag ._ ....... Lubbot .... _....... _. ___ ... _. Victor Rabago. 116 Laoag ......... Gabo Norte .... _.. _.... _..... Atanacio ERpfl'itu. 117 Laoag _______ .. Poblaci6n (Santa Marcela). Antonio l\lata. Cavit, Aranio. 118 Laoag. ____ .... Gabo Sur, Atimon, Santa Rosa. Nemesio Segundo. 118~ Laoag .. ______ . Calayab Sur __ ............... Bernardino Romero. 119 Laoag _________ Balatong, Poblaci6n(San Man- Celestino Peralta. ricio ), Cala y ab Norte.

88

8


647

ORGANIZACI6N. Distritos de Enwmerac:i6n y Enumerad07'es-Continua,

S

'::l

Barrio,

Municipio.

Enumerador,

Z

1191 Laoag ________ _ Laoag ________ _ 120~ Laoag ______ . __ 121 Laoag ___ . ____ _ 122 Laoag ___ . ____ . 122~ Laoag _____ . __ _ 128" Badoc ___ .. ___ _

120

12-1

Badoc _______ . _

12.5

Badoc ________ _

]26

Badoc ___ . ____ _

127

Badoc __ . _____ .

128

Badoe _____ . _. _

129

Badoc . _______ _

130 131

Badoc ________ _ Badoc ________ _

Apadi .. ____________________ . Claro Palting. Cabungaoan, Caliangan. _____ _ Severino Palting. PoblaCl6n (San Catalino) . ___ _ Francisco Cid. Capalugan, Tangib, Lusong __ _ Severo Romero. Buttong, Raraburan. ________ _ Eleuterio Ruiz. Nangalisan _________________ _ Fernando Ruiz. Poblaci6n (Canaam), Pobla- Tomas Ladera. ci6n (Alogoog), Paratong. Bangbanga, Lingsat, Apatut, Lino N aidas. Napo. Capangdanan, Badiolaud, Ba- Gregorio Cajigal. diodaya. Mabusag, Parang, Poblacion Teodoro Rubio. (Garrita) . Tartarabang, Salanap, Puga- . Hipolito Tol~mtino. oan, Barbar. Sacritan, Camanga, Balbaldes, Dionisio Ladera. Nagrebcan. Turod, Pacieneia, 'appiguit, Joaquin Oasan. Lubigan. Ligsay, Sucoc, Tapao ________ _ Antonio Cajigal. Morong", Pagsanaan _________ _ Pomposo Dumbrigue.

Enum&l'ado1' de las tl'ibus infieles. Le6n Garcia.

DISTRiTO DE INSPECCI6N NUM. 2. PROVINCIA DE CAGAyAN. Inspector ___________ Gobernador Gracio Gonzaga. Oficial pagador ______ W. W. Barclay, tesorero provincial. Emple!!-do ___________ Ricardo Paredes. Mensajero ___________ Severo Chi ppo.

Agentes Especiales. Municipio. AbUlug _. _______ Alcala __________ Amtllung _______ Aparri __________ Baggao _________ Buguey _________ Calayan _________ Camalaniugan ___ Claverfa _. _____ . Cordoba ________ Emile __________ Gattaran . ______ . Iguig _. _______ .. Isbayat ______ . __ Lal-16 ___________

Agente especfal.

Juan Saggdilig. Fernando Gannaban. Juan Soriano. Gabriel Formoso. Melchor Verbo. Ramon Talosig. Angel Castillejos. Antonio Uringan. Jose Fanacier. Filomeno Catalos. Tomas Carag. Juan Bayucan. Francisco Bautista. Alfonso Camacho. Luis Aguilar, Tomas Aguinaldo. Malaueg ________ Froihin Gundan. Mauanan _. _____ Jose Narag.

Municipio.

Agente especial.

Nassiping _______ Pamplona ______ Pena Blanca ___ . Pi4.t - - - - - __ - _- _San Carlos, 01" Magatao. San Jose, or Ibanag. San Vicente, or Saptan. Sanchez Mira ___ Santo Domingo, or Basco. Santo Nino _____ Solana __________ Tuao _____ . _____ Tuguegarao _____

Luis Manuel. Mateo Revano. Severino Perez. Bonifacio Gannaban. Bonifacio Caddarao. Luciano Barsana. Claudio Castillejos. C6sme Marzan. Juan Abad. Pablo Triunfante. Vicente Carag. Juan Guzman. Esteban Quinto.


648

APENDICE. Distritos de Enumeraci6n y Ervumemdores.

,~ Z

1

2 3 4

5 6

7 8 9

10 11

12 13

14

15 16

17 18 19 20 21 22 23

24 25 26 27 28 29 30

31 32

33

Municipio.

Barrio.

Enurnerador.

AbUlug _______ _ Po blaci6n __________________ . Arcadio Orcaris. AbUlug __ . ____ _ Minanga, Danaili, Siguiran, Pedro Perez. Alinunu. AbUlug _______ _ Muru, Tupanna, Panabbatan, Silvestre Sagguilig. Cabicalan, Tayutay, Dungun, Bannag, Gubu, Bagu. AbUlug _______ _ Simayung, Caloc, Fottol, Dun- Fortunato Maya. gun, Dugue, Alinunu. AbUlug _______ _ Santa Filomena, Cabuluan, Leoncia Deza. Cabaritan. AbUlug _______ _ Cabaritan __________ . ________ _ Cornelio Deocampo. AbUlug _______ . Santa Cruz, Mabuttal, Guid- Guido Regis. dam. Alcala ________ _ Poblaci6n, Tupang __________ _ Vicente Catral. Alcala. __ ,___ . __ Maraburab, Masin, Baculud, Constantino Rodrfguez. Dalanig, Fusian. Alcala ________ _ Baguilao, Agani, Baybayug, Santiago Siasson. Pinupuc, Calantac, Jurisdicci6n. Alcala _____ . __ _ Afusing Batu, Dumurug, Nan- Severino Mendoza. tatapian, Nangalisan, CaraHangan. Alcala ________ _ Tamban, Malalatan, Afusing, Tomas Rodriguez. Abbeg. Amulung _____ _ Pop,laci6n, Baculuq, Jurisdic- Valentin Canapi. cion, Afusing, Lanna, Gabu, Dugayung, Concepci6n, Babuyan. Amulung _____ . Estefania, Anguira, Atad, Ma- Gaspar Guzman. rubbob, Manalo, Monte Alegre, Calamagul, Dadda. Amulung _____ _ Bacuit, Banan, Paca, Logun __ _ Martin Aquilo. Amulung _____ _ Pasuguin, Abolo, Tana,Araya, Jnan M. del Rosario. Annabulculan, Nangattaban. Aparri. _______ _ Po blaci6n __________________ _ Lucas Gonzalo. Aparri ________ _ Po blaci6n ________ . _____ . ___ _ Jose C. Foz. Aparri. _______ _ Santelmo _____ .. _________ . __ _ Juan Lisboa. Aparri. _______ _ Santelmo ______ . ________ . _. __ .Fermin Macamiya. Aparri. _______ _ Maura _______ . ____ . _____ .. __ . Domingo Siriban. Aparri. _______ _ Paddaya ______________ . ___ . __ Domingo Alvarado. Aparri. _______ _ Tallungan _____ . ___________ . _ Adolfo Velasco. Aparri. _______ _ Toran _____________ . ________ . Francisco Emengan. AparrL ____ . __ _ Paruddun _____________ . ____ . Alejandro Alcarado. AparrL _______ _ Cacaluan _____ . _____________ _ Jose de Escasi. AparrL _______ _ Li nao ______________________ _ Florencio Ramos. AparrL _______ _ Santa Cruz _________________ _ Sebastian Layugan. Aparri. _______ _ San ta Cruz _________________ . Dionisio Agcanili. Baggao _______ _ Poblaci6n, Canagatan, Magal- Melchor Verbo. layao, Ibulu, Bagunot, Carnpian, Taguing. Baggao ___ . ___ _ Callao, Masical, Temblique, Gabriel Algarra. Adauag, Asassi, Singayen, Teytay, Ajjao, Sipaga. Baggao _______ _ Ubitag, Bat.tuquit, Tunguel, Severino Cruz. Anayatan, Santor, Asinga, Dabba, Imurung, Bacajan, Bayabat. Buguey _______ . Poblaci6n, Mala, Paddaya, Leocadio Siloran. Dalaya.


649

ORGANIZACI6N. Distl'it08 de Enumeraci6n y Enumeradores-Oontinua.

,~ Z

34 35

36 37

38

39 40 41 42 43 44 45 46

47 48 49 50

51 52 53

54 55

56 57 58 59

60 61 62

63 64

65 66 67 68

Municipio.

Barrio.

Buguey _______ _ Balsa, J ula, Pattao, Masi, Mision, Oabo Engafio. Oamalaniugan _ Poblacion, Baggao, Agusi ____ _ Oamalaniugan _ Allilino, Bangag, Oatotoran, Dacallafugu, Oasili, Bulala. Oamalaniugan _ Minanga, Ziminila, Tagung, Gangugo, Dammang. _______________________ _ Dugo Oamalaniugan _ FUi:lina _____________________ _ Oamalaniugan _ Ola veria ______ _ Poblaci6n (San Jose), Poblaci6n (San Miguel). Olaverfa ______ _ Poblaci6n (San Rafael), Pata_ Olaveria ______ _ Santiago, Alimuan __________ _ Olaveria ______ _ Nagsabaran, Uni6n __________ _ Olaverfa ______ _ Oadcadir ___________________ _ 06rdoba ______ _ Poblaci6n, Nagasalanan, Annafatan, Palayag. 06rdoba ______ _ Bayabo, Abba~, Balanini, Goran, Agguil'lc. Eurile ________ _ Poblaci6n __________________ _ Eurile ________ _ San Felipe, San Vicente, San Roque. Eurile ________ _ San Jacinto, San sidro _. ____ _ Eurile ________ _ San Joaquin, Santa Maria, San Jose, Santa Filomena, ,an Oarlos. Eurile ________ _ San Juan, Tabag, Nuestra Senora de la Paz. Gattaran _____ _ Poblaci6n, Oasicallan, Jumgu, Zunindungan. Gattaran _____ _ Oalapangan, Guisin, Dummun, Nablacayan. Lalloc ________ _ Poblaci6n, Poblaci6n (Bagull1bayan). Lalloc ________ _ Magsingal __________________ _ Lal10c ________ _ Oatayauan, Oonquista _______ _ Lalloc ________ _ Paranun, Binag, Malanao ____ _ Lalloc ________ _ Oatugan, F,tbrica, Laftl ______ _ Lalloc ________ _ Fusina, Oullit _______________ _ Malaueg ______ _ Batu, Gagabutan, Illuru, Nanan atan , Oambabangan. Malaueg ______ _ Poblaci6n, Duyun, Siniguing, Linno. Mauanan ____ . _ Poblaci6n, Baluncanag, Gaddangao, Dungan, Sambrana, Nanungaran, Anungu, Liuan. Nassiping _____ . Poblaci6n, Nabuccayan, Dungao, Matalao, Piggatan, Oacag, Tamucu, Abariongan. Pamplona ____ _ Poblaci6n, Sau Juan, Oasitan, Bidduang. Pamplona ____ _ Pattung, Bagu, Zimigui, Ziuanan. Pamplona ____ _ Silong __ ____________________ _ Pena Blanca __ _ Poblaci6n, Alimannao, Dotlan, Parabba. Pefia Blanca __ _ Namarian, Oumao, Taui, Litto, Parabba.

Enumerador. Eusebio Limun. Isidro Estaris. Manuel Littana. Tomas Orisostomo. Pedro Oarag. Lucio Bejel'. Feli pe Pasis. Bartolome Nebab. Maximo Fres. Juan Aguillo. Nicolas Nebab. 06sme Liggayu. Jose Rivero. Nicolas Panig. Aurelio Dolorl1no. Ricardo Guzman. Matfafi Bunagan. Jose Gumangan. Elias Estabillo. Hugo Leano. Tomas Aguinaldo. Simeon Quetulio. Oarlos Lagaget. Mariano de Leon. Juan Dazo. Abrab,1n Otaysa. Severino Palm ea. Pedro Gundan. Domingo Bosi.

Atanasio Labrador. Olemente Maquiraya. Juan Bm'romeo. Esteban Meneses. Mariano Tajuinsad. Segismundo Perez.


650

APENDICE. Distritos de Bnumeraci6n y Bnumeradores-Oontinua. Municipio.

69 70

71

72 73 74 75 76 77 78

79

80 81 82 83

84 85 86 87 88 89 90

91 92 93

94 95

96 97 98

99 100 101 102 103 104 105 106 107

Barrio.

Pena Blanca ___ Oallao, Malibabag, Taui, Aguggaddan, Quibal, Lagum. Pefia Blanca __ . Baliuag, Vi cal, Abaca, Oabasan, Oabb6, Oongcong, Macusi, Bugatay, Agguraban, Oarouan, Lagum. PiaL _________ . Poblaci6n, Aquib, Bitog, Apayao, Minanga. Piat ___________ Poblaci6n, Macapil, Gumarueng, Dugayung, Abucay. PhH _______ . ___ Maguilling, Gadu, Oabbungao, Nabbayugan, Aggalan. Sanchez Mira __ Poblaci6n, Bangan, Ananca __ _ Sanchez Mira __ Labbeng, Masisit, Oallungan __ Sanchez Mil-a_. Nalugquit, Nagrantayan, Namoac. Santo Nino ____ Poblaci6n, San Manuel, Santa Felicitas, Sidiran, Patusao. Santo NUlo _. _, Niog, Masical, Balauin, Lubo_. Santo Nino _. _. , Lattac, Tabang, Santa Maria, San Jose. Solana ._. _____ P-oblaci6n, Basi. ____ . _______ _ Solana ______ .. Maraque, Natapian. _________ _ Solana ________ Lanna, Oattaran, Bangag _____ _ Solana ________ Anc1rayan __________________ _ Solana ________ ~auanJ I raga, Badang _______ _ Solana ________ Ipil, Malacabibi, Dassun _____ _ Solana ________ Tugu, Malalam, Oalamagui, Lingu. Solano ________ Madarulug, Atayao, Accanni, Naguilian, Maguirig, Oabaruan. Tuao __________ Oagunitan, Bulagao, Poblaci6n_ Tuao __________ Acrillan, Alabiao, Jugu ______ _ Tuao __________ Alabug, Pata, Mungo ________ _ Tuao __________ Battung, Lingay _____ ________ _ Tuao __________ Bagumbayan, Lallayug ______ _ Tuao __________ Oato, Balisi, Gurengad, Malumin. Tuguegarao ____ Po blaci6n __________________ _ Tuguegarao ____ Po blaci6n __________________ _ Tuguegarao ____ Poblaci6n __________________ _ Tuguegarao ____ Oaritan, Atulayan, Oarig, Oaggay, Ruyu, Daluragin. Tuguegarao ____ Annafunan _________________ _ Tuguegarao ____ Linao, Oagoran ______________ _ Tuguegarao ____ Bay6. Dumpao, Libag, Gosi, Tagga. Tuguegarao ____ Namambalan, Oatengtengan, Bagay. Tuguegarao ____ U gac _____ . _________________ _ Tuguegarao. ___ Pallua, Buntun .. ____________ _ Tuguegarao ____ Pardo ______________________ _ Tuguegarao ____ Oataggaman ________________ _ Tuguegarao ___ . Oapatan, Lariol1 _____________ _ Iguig __________ Poblaci611, Salama~ui, Dumpao, Oampo, AqUllaqUllao.

Enumerador. Agustin Saquin. Pedro Oarag.

Fructuoso Santo Tomas. Evaristo Balinag. Aquilino Oasibang. Salustiano Pulido. Oatalino Pulido. Juan Franco. Severino Lazo. Silvestre Sumabat. Antonio Baquiran. Tomas Lasam. Gabriel Lasam. Guillermo Ligot. Hermogenes Arizabal. Octavio Bayona. Juan Oarag. Vicente Oalimag. Francisco Santo Tomas. Sisenando Alvendia. Fernando Daguial. Santiago Baligod. Jose Baligod. Julian Ponciano. Antonio Oarag. Severo A vila. Manuel Guzman. Perfecto Purugganan. Benito Asido. Esteban Turingan. Isidro Maguiggad. Arturo Oomin. Andres Bolinas. Leoncio Purugganan. Antonio Soriano. Narciso Purugganan. Nicasio Navarro. Oipriano Perez. Andres Canapi.


651

ORGANIZACI6N. Distritos de Enumei'Ctci6n y Ji)numerad01路es-Continua. Municipio. 108 109

Enumerador.

Barrio.

19uig - - - - - __ - - - Aquilaquilao, Redondo, Santiago, Malabbag, Atulut, Gammad, Macaluay. Iguig _- - - - _- _- - Asit, Bay6, Santa R.osa, Ugac, Baculud, Bugueg, Capitan, Macallacallat, Santa Barbara.

BIas Rey. Vicente Rosales.

ISLAS BATANES.

110 111 112 113 114 115 116 117

Santo Domingo, San Joaquin, Santa Marfa _____ 6 Basco. Santo Domingo, San Antonio, San Miguel, San 6 Basco. Lazaro. San Carlos, 6 ______________________________ Magatao. San Jose, 6 San Francisco, Santo Nino, Ibanag. San Vicente. San Jose, 6 ltbud, San Antonio ___________ Ibanag. San Vicente, 6 San Vicente, Santa I nes, Saptan. Santo Tomas, San Luis. Calayan ____________________________________ IsbayaL _______ ______________________________

Te6filo Castillejos. Vicente Barsana. Pascual Meonada. Mariano Barsana. Te6filo de los Santos. Jose Ballesteros. Valentin Abad. Emeterio de Borja.

ISLAS BABUYANES.

118

Aparri ________ J ugu, Camiguing, Babuyan.

Dalupiri,

Frnctuoso SilOl路an.

Ji)ny,merador de las 'l!ribus- Injieles. Gracio Gonzaga.


652

APENDICE.

NUM.

DISTRITO DE INSPECCI6N

3.

'PROVINCIA DE ILOCOS SUR. Inspector ___________ Gobernador Mena Cris6logo. Oficial pagador ______ George R. Grau, teserero provincial. Em pleado ___________ Luis Encarnaci6n. Mensajero _.•••.•••• Marcelino Pilar. Agentes Especiales.

Municipio. Bantay ___ •.. ___ CabUZao --. ---- Cand n _________ Caoayan ________ Lapo •...••.. ___ Magsingal _______ Narvacan • ______ Nueva Coveta ___ Salcedo _•. _• ____ San Esteban _____ San Ildefonso ____ San Jose _.• ___ ._

Agente especial. Pio Pilar.

Gorgonio Sison. Basilio Madarang. Manuel Llanes. Rafael Viloria, Melchor Padua. Vicente Tolentino. Rufino B. y Marcelo. Francisco Bollalon, Julian Directo. DiONisio Bilaoen, Sime6n de Castro. Dimas Espejo, Eulogio Mendoza. Angel PUl:isima, Gil Lazo. Vicente Biligan, Felix Quilop.

Municipio.

Agente especial.

San Vicente _____ Inocente Revilla. Santa ..• _______ Jose Bello. Santa Catalina __ Domingo P. y Lacandola. Santa Cruz _____ . Pedro Talavera, Mariano J osua. Santa Lucia _____ Tomas J oven. Santa Maria _____ Sinforoso Tamayo, Saturnino Formoso. Santiago ________ Domingo Agbulos. Santo Domingo __ J acobo Tesoro, Wenceslao Soliven. Sevilla _________ Castor Latorilla. Sinai t _________ _ Doreteo Inis, Hilari6n Iadao. Tagudin ________ Apolonio Villanueva. Vigan __________ P edro Formoso.

Distritos de Enwmeraci6n y Enumeradores.

S

'P

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

1 2

3

4

5

Sinait _________ Poblaci6n . ____ ______________ Sinait _________ Talogtog, Madamguis, Pagsanaan, Bongro, Portaqueda, Teppeng, Sapilang, Pugos, Ganongon, Sabangan, Paratong. Sinait _________ Obog, Namortaan, Sitio, Guimuallogong, Supit, Aliyanguga, Salacapa, Sapat, GuUguiling, Baracbac, Ayon. Sinait _________ Caconigan, Cortin, Catarataraan, Recodo, Purag, Masadag, Gabangab, Capcapoyo, Duyayat, Nagsabaran, Poroc, Nagbalioartian, Aguing. Sinait __ . ______ Dalayap, Tubigay, Cadanglaan, Balingasa, N agungburan, Malintanay, Quibitquibit, Naguillunban, Ubbug .

Bonifacio Quijano. Claudio Academia.

Hilari6n Agayan, Ilustre. Leanrlro.L. Bautista.

Martin lnis.

Cristino


653

ORGANIZACI6N. Distritos de Enumeraci6n y EnumerCtd01-es-Contimia.

S

';::J

Z

6 7

8 9

Municipio.

Sinait ________ _ Calhigayal1, Marnay, Binacod, Cabaramballan, Cabulalaan, Sapriana. Sinait ________ _ Jordan, Pasis, San Carlos, Tapaoan, Santa Cruz, Becques, Battag. Sinait ________ _ Dadalaquiten, Cabangtal an, Sagaba, Tapao, Apaya. Cahllgao .. ____ _ Po blaci6n (San Marcos) ___ .. _

11

Cab6gao ______ _ CabUgao ______ .

12

Cabugao ______ _

13

CabUgao ______ _

14

Cab6gao ______ _

15 16

Lapo _________ _ Lapo ____ . ____ .

17

Lapo _________ _

18

Lapo _________ _

19

Lapo ____ . ____ _

20

Magsingal ____ _ Magsingal ____ _ Magsingal ____ _

10

21

22

Barrio.

Enumerador. Tiburcio Inis. Marcelino Ianoria. Timoteo Inocelda.

Angel Pads y Azkweta de San Mateo. Poblad6n (San Roque) ______ _ Lorenzo Pads y Azkweta. Pugos, Pudual, Bato, Reppaac, Gregorio N. Sison. Sabong, Kabulalaan, Kabidayan, Nagsantaan, Maradodon, Rio, Ayon, Kaillayan Este, Dlayos, KinaHan. Balayaran, E'adayog, Kailla- Domingo J. Singson. yan Oeste, Naguirangan, Aragan, Baguingao, Katucdaan, Sisim, Alinaay, Gabor, Baltao, Patak, Karusipan, Kuantacla, Kobocob, Ortok, Kuancabal, Labbeng, L~it, Kakan~ongan, Lubong dacquel, Caparoan, Balongabin, Madula, Daranmagan, Sagsagat. â&#x20AC;˘ Sagayaden, Dardarat, Pila, Antonio M. Pacis. Salomague, Along along, Sabang, Turud, Nagrebcan, BuruboI', Cabugao. Panayogan, Kakarsan, Nanga- Bernardino Soller. puan, Pitpitac, Kaloy, Suyo, Namruangan, Daklapan, Salapasap, Bugnay, Balayoac, Bungro, Lubong, Margaay, Aglem, Labut. Po blaci611 .. ________________ _ Sandencio Veracruz. Poblaci6n, Labuig, Caronoan, Panfilo Singson. Cacalldongan, Malammin, Darao, Moraaya. Poblaci6n, Barbar, Nagsaba- Gregorio Farolan. ran, Nagsupu tan , Bacsil, Immayos. Guim6d, Guisit, Saoang, Sa- Juan Aquino. bangan buaya,Camindoroan. Solotsolot, Sungguiam, Surn- Flaviano Reyes. git, Refaro, Lapting. Po blaci6n __________________ . Higinio Vitalis. Poblaci6n __________________ _ Lorenzo Carino. Poblaci6n, Tarudtud, Cabana- Te6filo Tolentino. yan, Nagcularan, Caraisan, Puroc, Liccaong, Macatcatud, Subbuc, Latoo, Bayyabas, Maratodo, Cabacab, Quimmalapao, Maasasin, Tayac, Sinalamaguian, Patong, Tagaipus, Lagagnen.


654

APENDICE. Dif3trilo8

de Enumeraci6n y

Municipio.

23

24

25 26 27 28 29 30 31

Ent~merad01路es-Continua.

Barrio.

Enumerador.

Magsingal ____ _ Santa Monica, Quinaoayanan, Lucas Guerreroz. Bacar, Butubut, Libton~, Pagsanaan, GODgogon, Annaya, Lussoc, Suyo. Magsingal ____ _ Nalasin, Cabaroan, Casiguran, Justo Tolentino. Dacutan, Manzante, Mindalag, Apaleng, Namalpalan, Madalig, Panay, Puro Pingit or San Luis. I Santo Domingo_ Poblacion __________________ _ Rafael Lahoz. Poblacion __________________ _ Sotero Purugganan. Santo Domingo_ Santo Domingo_ Napo, Paras, Calantit, Boro- Isidro Villafuerte. bor, Lussoc. San to Domingo _ Quimmarayan, Nagbuquel, Na- Januario TobIas. mongtoan, Nambaran, Carmay. Santo Domingo_ Naglavaan, Sucsuquit, Nauer- Gomimiano Villanueva. man, Padu Grande, Binalayangan, Cabaritau. Santo Domingo_ Carabaoan, PadullLo, Padu Mariano Reinante. Chico, Paguraper, Bfugao, Cabigbigaan, Calayab. Santo Domingo_ Pingit, Sibed, Casili, Pang- Francisco Esposo. pangdan, Alangan, Cabigbi~aan.

32 33 . 34 35 36

Santo Domingo_ San Ildefonso __ San Ildefonso __ Bantay ________ Bantay ________

37

Bantay ________

38

Bantay ________

39

Bantay ________

40

Bantay ________

41 42 43

San Vicente ___ San Vicente ___ San Vicente ___

44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55

San Vicente ____ Santa Catalina _ Santa Catalina_ Santa Catalina _ Santa Catalina _ Santa Catalina _ Vigan _________ Vigan _________ Vigan _________ Vigan _________ Vigan _________ Vigan _________

Santa Cruz, Flora, Panay ____ _ Poblacion, Sagsagat _____ . ___ _ Busiing, Baet, Bongro, Sagneb_ Poblacion _____ _____________ _ Poblacion, Balaleug, Sagpat, Guimod, Mira, Nagurayan. Aggay, Cabaroan, Buquig, San Julian, Puspus, Sinabaan, Taguipuro. Taleb, Sallacong, Banaoang, Paing, Tagtagllinting. Bulay, Nangiddayan, Nagbaugan, Ora, Cabalangan. Ballangao, Capangdanan, Tu- I rod, Cabusligan, Manglingeb, Tayac, Anannam, Lingsat. Poblacion, Lubong __________ _ Lubong, Bayubay, Nalasin __ _ Bantaoay, Pudoc Sur, Pudoc Norte. Hermita, San Sebastian ___ - _-Po blacion, Sinabaan _____ - _- __ Para tong, Subec ________ - ____ _ Tamorong, Cabaroan _____ - - - _ Pangada, Caboloan _. ____ . __ - _ Cabittaogan ___________ - - - - - Poblacion _____________ - - - - -Poblacion ___________ - - - __ - - _ Poblacion __________________ _ Po blacion _______ - ~ - - - - - - - - - Poblaci6n ___________ - - - - - - -Paoa, Pagbantayan, Ayusan Norte.

Eustaquio Tesoro. Romualdo Soriano. Marcos Purisima. Gregorio P. Benito. Daniel Paz. Felix P. Benito.

I Jose Purug!<anan. Benito P. Pilar. Leocadio r. Benito.

Espiridion Laso. Victoriano Lazo. Filomeno Dancel. Pastor Arroyo. Teodoro Gorospe. Leon Arce. Luis Calip. Segundo Estela. Jose Reyes. Pedro A vila. Melquiades Abella. Gil Avila. Pablo Cal tillo. Rafael Aurellado. Feliciano Figueras.


655

ORGANIZACI6N. Distl'itos de Enumeraci6n y Enumeradores-Continua.

s

';j

Z

Municipio.

56 57 58 59 60

Vigan ... ____ ._ Vigan ........ _ Vigan .... __ .. . Vigan . __ ..... . Vigan .. _..... .

61

Vigan .. _.... _.

62 63 64

Vigan ........ . Vigan ........ . Vigan ... _.... _

65

Vigan .... __ . __

66 67 68

Caoayan __ . ___ _ Caoayan .. _. __ . Caoayan_ .. ___ .

69

Caoayan. __ . __ _

70

Caoayan __ .. _..

71 72

Santa ____ .... _ Santa ____ ... _.

73

Santa ________ _

74

Santa . _______ _

75

Santa ________ _

76

Santa ________ _

77

Narvacan .... _. Narvacan ... __ .

78

Barrio. Ayusan Sur, Bulala . ________ _ Salindeg, Tamag ____________ . Pongol, San Pedro __________ _ Mindoro, Paratong. _________ _ Pantay laud, Pantay daya, Cadaratan. Ca pangpangan, San J u li an Norte. Caniogan, Puroc dacquel, Raois Rugsuanan, Nagsangalan .. __ _ San Julian Sur, Cabalangegan, Cabaroan. Nalasin, Bongtoolan, Camangaan, Beddeng. Poblaci6n, Luzong, Pulsot ___ _ Fuerte, Manangat _. __ . __ ..... Anonang, NaguiHan, Inansiagao, Pagbacsayan. Puduc, Capariaan, Pantay, Tamorong, Na.gtupacan, Barra de Luz6n. CacotollfLn, San Miguel de Puro, 1]dan dan. Poblacio . ______ ... _______ ._ Poblaci6n, DUl'go, Puroc bassit, Battog, Sangol, Namalangan, PUl'OC dacquel, Iquing, Banga, Davalos, Cueva. Ampandula, Maningo, Basug, Pleyto, Bocaboc, Caliddegan, Balotictic, Liddag, Bago dacquel, Bago bassit, Cabangaran, Damguisen, Bactan, Palangat. Manueva, Caniogan bassit, Caniogan dacquel, Mabilbila, Labut, Pasungol, Casiber. Rancho, Magno, Dammay, Catongtonglan, Talipugo, Patucannay. Bucalag, Subec, San Miguel, Quinamantirisan, Paoad, Pandayan, Inandiquet, Nagbunagan, Pagdaanan, Aparri. Poblaci6n (Santa Lucia) ... __ . Poblacion (San Jose). __ ._ .. _.

80

Narvacan ... __ . Paratong ..... _........ _.... . Narvacan._. __ . Sulvec, Margaay . ___ .... ____ _

81 82 83 84 85 86 87 88

Narvacan _. ____ Narvacan ... ___ Narvacan ... __ . Narvacan _. ___ . Narvacan ... _.. Narvacan .... _. Narvac,m .. ___ . Narvacan .. ____

79

Camarao, Quimmarayan ______ Lungog .. ___ . __ . __ . _..... __ .. Abuor, Dinalaoan .. _. _.. ____ . Aquib, Ambologan, Parparia __ Banglayan, Tupac, Maroso ... _ Casilagan, Cadacad, Mapisi ___ Mision, Cadoog ___ .... _. __ . __ San Pablo ___________________

Enumerador. Francisco Arboleda. Susano Singson. Mariano Purugganan. Lupo Azurin. Benedicto Centeno. Pedro Arroyo y Garcia. Leoncio Ochosa. Ildefol1so Mendoza. Gabino R. Rojas. Quintin Alcid. Severo Purugganan. Victoriano Pichay. Apolinario Querubin. Fulgencio Querubin. Matias Quirino. Cipriano Brillantes. Florencio Ramirez.

Buenaventura Belmonte.

Mariano Bello y Peralta. Luis Bello Cardenas. Melit6l1 Prudencio Foz.

Lucio Perin. Jacinto Cordero, Germlm Gines. Tomas Bautista. Victorino Maximino Damasco. Baltazar Nartatez. Pedro Nartatez. Ponciano Martinez. Gregorio Navarro. Felipe Gaerlan. Juan Mina. Saturnino Zarsosa. Fermin Caballero.


656

APENDICE. Distritos de. En'l1,meraci6n y ElnMmemdores-Continua. /

8

';::l

Z

Municipio.

89 90 91 92 93 94 95

Narvacan ..... . Narvacan ..... . Narvacan ..... . NarvacalL .... . Santa Maria .. . Santa Marfa .. . Santa Marfa .. .

96 97 98 99 100 101

Santa Maria .. . Santa Marfa .. . Santa Marfa .. . San ta Marfa .. . Santa Maria .. . Santa Maria .. .

102

San Esteban ...

103

San Esteban ...

104

Nueva Coveta ..

105

Santiago ...... .

106

Santiago. ____ ..

107

San tiago. ____ ..

108 109 110 112 113

III

Candon Candon Can don Can don Can don Cand6n

114 115 116 117

Candou Candon Candon Uandon

118

Candon

119

Can don

120

Candon

121 122 123

Candon Candon Salcedo ....... .

124 125

Santa Lucia .... Santa Lucia .. _.

126

Santa Lucia ___ .

127

Santa Lucia ••••

Barrio. Orense _. _... _... _. _. _.... __ . Rivadavia, San Pedro ...... _. San Antonio, Nanguneg .... _.. Palicud, Cagayongan, Sucoc ... Poblacion ___ . __ ......... __ .. Po blaci6n __ . ____ . _____ .. __ __ Mainganay Norte, Sumagui, Laslasong, Tinaan. Balio, Mainganay Sur, Panar . Danuman, Biao,Lingsat, Nalvo. Suso, Tangaoan, Lu bong ... _.. Butir, Agagrao, Balballasivan . Cabaroan, Silag, Gusing ... _.. Ampuagan, Pacang, Cab caburao, Dulao. Poblaci6n, San Rafael, San Nicolas, Apatot. San Pablo, Benggang, Cappacappa, Cabarvan, Ansad. Poblaci6n, Callitong, Patac, Balugang, Bessang,Padayao, Bangbangar. Poblaci6n Bigbiga, Mambug, Sabangan, J3araoas. Langayan, San Roque, Bulbulala, Gabao, Bntol, DanaI', Nalasin,01o 010, Salincub, Ubbog, Caburao. Poblaci6n '" __ .......... _.. . Poblacion _...... ___ ..... _.. . San Agustin, Villarica ....... . Talogtog, Darapidap ...... _.. . 'Tamorong _........ _........ . Caterman, Balingaoan. _..... .

Enumerador. Eulalio Caballero. Alipio Funtanilla. Severino Cordero. Lorenzo Villanueva. Quiterio Florendo. Romualdo Floresca. Esteban Perra. Severino Sebastian. Modesto Dacquel. Olegario Reyes. Patricio Lazo. Tiburcio Macabco. Silverio Foronda. Carlos Imperial. Lope Calip. Fernando Perez. Juan Sipin Sales. Pedro N. Directo. Francisco Imperial.

Isabelo Madarang. Aniceto B. Cadena. Gregorio Mati. Antonio Mati. Eulogio Gloria. Miguel Caima, Cenon Cadena. Langlangca _. _... _____ ...... . Santiago Abaya. Limtic . __ .......... _______ __ Manuel Llanes. Tablac, Bagani. _... ______ .. __ Guillermo Al vial'. San Jose de Bugnay, Santa Leonardo Dario. Maria, Patac. Toggo, Santo Tomas, Oaig Eusebio Abaya. daya, Allangigan. Palacapac, Parioc, Cubcub- Victorino Balbin buot, San Andres. San Nicolas, Paras, Paypayad, Pio Abaya. San Pedro. Calavaan, Calungbuyan .... _.. Jorge Soma hat. Patpata, Ayudante .......... . Fernando Guirnaldo. Magsingal, Sorioan, Dinaratan, Luis Gamisera. Calioaquio, Pias, Arangin, Poblacion. Po blaci6n . _.. _. _. _. _..... _.. Pedro Aguilar. Sabuanan, Vical, Luba, Para- Julian Gracia. tong, Catayagan, Bugayong, Lubong. Alincaoeg, Banbanaba, Pila, Eduardo Pimentel. Araro, Palali Norte, San Maximo, Sapang. Conconig, Palali Sur, Buliclic, Fermin Rivera. San Pedro, Damacuag.


657

ORGANIZACI6N. Distr-ito8 de Enumeraci6n y E n:umeradm·es- Continua.

~

-

128

12:) 130 131 132 133 134 135 136 137 138 ]39 140 HI

142 14:1

Barrio.

M111lic:i pio.

~

Enulllerador.

Santa Lucia .... Madsarang, Namatican, San Clemente, San Tiburcio, Paoc, Valuarte, Luplupa, Cabal'itan. Santa Lucia .... Baoas, Nagrebcan, Nangali· san, Ronda, Nagpanaoan. Sauta Cruz ..... Poblaci6n, Suyo .............. Santa Crnz ..... Suyo, Lassud, Manoc, Baybay, Balio. Santa Cruz ..... Lantag, Besalan, Calaoaan, Bacsayan, Bayugao. Santa Cruz ..... Sagat, Dili, Villagracia, Nag· tenga. f-1an Jose ....... Poblaci6n, Cabaroan, Banaoa, Padaoil, San P edro. San Jos(' ....... Amarao, Babayoan, Cabidayan. Sevilla ........ Paratong, Casilagan, Capa· riaan, Poblacion. Tagudin ....... Poblacion ................... Tagudfll ....... Poblacioll ....... .. ........... Tagudfn ....... Lallt.ag, Baritao, Bucao ....... Tagud ill ....... , Pacac, Pudoc, TarangQtong ... Tagndfn ....... Bimmaliga, Libtong, Becques, Borono, Tampogo. Tagndin ....... Bitalag, Baringcucurong, Nao· boan, Ga 'itan , Cabugbuganl. Taguc1 fn ....... Cabulanglangan, Agaguman, - Ambalayat.

Mariano F ernandez.

Francisco Sa ldevar. Pailor Apeles. Timoteo Talavera. Alejandro Velasco. Norberto Joven. Eliseo Domino. Jose Quilop. Nicohls Olivert, Benito E s· trella. Juan Lardisaba l. Ambrosio Mifi a. Mariano Jo!-;ue. Hipolito Encarnacion. Juan Mallzan a. Honesto Mifia. Pedro Bunoan.

-

Em.m erado?·es de lets TI·ibt.s I-njieles. Atanasio Abaya. Angel Talavera.

DISTRITO DE INSPECCI6N NUlvl. 4. PROVINCIA DE ABRA. Inspector ........... Gobernador Juan Villamor. Oficial pagador ...... B. T. Reamy, tesorero provincial. Empleado ........... Roque Bayguen. Mensajero ........... Raimulldo Ferrar~n.

Agentes E8peC'iales. :x=---=-.

Municipio. -. Bangued ........ Bueay __________ Dolores ......... La Paz __________

Pidigan ......... Pilar . __ . __ . ____ San Gregorio .... San Jose ________

13707-YOL

Agente especial. Juan Feraren. Narciso Torres. Rosalio Eduarte. Severo Escala, Mel· f]uiades Nono. Severo Parifias. Daniel Busque. Agustin Elpa. Fa bi an Benedicto, Luis Catriz. ]-05- ·~2

Municipio.

Agente espscial.

.

San Juan ______ . Agustin Llan e za , Pedro Balmaceda. San Quintin .... Jose Cordoncillo, Re· migio Bravo. Tayum ......... Tomas Casifio, Donato Cardenas. Villavieja ...•.. Fructuoso Belleza.


658

APENDICE. Distl-itOS de Enu,meraci6n y Ertumemd01'es. Barrio.

Municipio.

10

Bangued Bangued Banglled Bangued Bangued Banglled Bangued Bangued Bangued Bangued

11 12 13 14

Tayum _______ . Tayum ______ __ Tayum _______ _ Bucay ________ _

15

B6cay ________ _

16 17 18 19

Dolores Dolores Dolores Dolores

20 21

Pidigan Pidigan

22

San Quintin ___ _

23

Pilar __________

1

2 3 4

5 6 7 8 9

_____ _ _____ _ _____ _ _____ _ ____ ._ _____ _ _____ _ _____ . _____ _ _____ _

. . - --

24

Villavieja

25

San Gregorio ___

26 27

La Paz ________ La Paz ________

28

San Juan ______

29

San Jose _______

~

Poblaci6n __ •••• _. _____ : ______ _ Poblaci6n ____________________ _ Oalaba, Dangdailgla, Patucannay Ousili, Macarcarmay ____ . ____ _ San Antonio, Quillat __________ _ Santa Rosa, Lipcan ____________ _ Oabuluan _____________________ _ NagtaJabungan, Palao, Saoatan __ Angad, Agtailgao, Lubong _____ _ Malita, Tablac, Sappaac, Patoc, Poblaci6n. Poblaci6n, Budac _____________ _ Basbasa, Pi as, Patucannay _____ _ Deet, Bagalay, Bumagcat ______ _ Poblaci6n, Labon, Pagala, Alipasapas. Salnec, Sioasi6, Quimlooilg, Tabiog, Nalasin. Poblaci6n, Pacac, Pattaoig _____ _ Isit, Tubua,c, Pudao ___________ _ Aguet, Pallao _________________ _ Talogtog, Barbaracbac, Layben, Lagangilang, Malagui, Poblaci6n, Induyoilg, Arab ____ _ Oaburao, Pamoti, Sideg, San Diego, Langiol1. Poblaci6n, Alantin, Oabaruyan, Olaveria, Padildil, Vica, Mabunglot. Poblaci6n, Quimmalasag, Kagutuilgan, Dalimag, Manayday, MalipJipit (Villa Rosa), Balioag. Poblaci6n, Ocop, Dintan, Dalit, Pal'lgot, Bolbolo, Kinaviti, San Juan, Baliuag, Bollilising. Poblaci6n, Mudeilg, Sagap, U dallgan, Liguis, Barbarioan, Bucao, Benben, Taytay, Qllimbas, Toon. Poblaci6n, Buli, Kanan, Toon __ _ Pan gal , Oaupasan, Danglas, Malablabbaga, Pidipid, Damuiug, Polot, Lagayan, Oalambaty Oullago. ' Poblaci6n, Guimba, Lamag, Daoidao, Baliniog, Oolioilg, Lupa, Oulabaoan, Abualan. Poblaci6n, Bantaoay, Patoc, 8anto Tomas, Talugtug, Ankilen, Llagan, San Juan, Manabo.

Enumerador. DOloteo Torrijos. Andres Agcaoili. Sisenando Valera. Oesario Valera. Hugo Bayle. Mariano Blancaflor. Florencio Seares. Anselmo Bringas. Enrique Oolet. Silvino Astudillo. Isidro Flores. Santiago Alejandre. Guillermo Blancaflor. Marcos Alzate. Francisco Bello. Placido Angco. Florentino Buenafe. Venancio Buenafe. Fruto Oliver. Miguel Parinas. Andres Pena. Ignacio Bersamin. Oatalino Valera.

Oarlos Valera. Leoncio A"eeilla.

Isabelo Blancaftor. Oatalino AI verne.

Timoteo Orisologo. Oornelio Valeros.

Enumeradores de las Tribtts I'YIfieles. Montero. Policarpo Valera. Matfas Rule . . Agustin Belisario. Gervasio Oris6logo.


659

ORGANIZACI6N. DISTRITO DE INSPECCI6N

NlTIvI. 5.

PROVINCIA DE LEPANTO-BONTOC. Inspector __. ________ Gobernador William Dinwiddie. Oficial pagarlor ______ Bernard Lichtig,secretario y tesorero provincial. Empleado ___________ Anna Bruce Lichtig. Mensajero ___________ COllstantino F. Bravo. Intcrprete_. _. ___ . __ _T. K. Hunt. -,JgGntes ES)l('ciales.

Rancherfa.

Agente especial.

I

Rancheria.

I

Agente especial.

I

Am bllrayan _____ Bernardo de la Pefia. . Anga<]ui, Con- Angel Dario. cepei6n. Cervantes _______ Sinforoso Bondad.

Distl'itos de

Ent~me'l'((('i6n

Rancheria. 1 2 3 4 5

San Emilio _____ Gregorio Malines. Los demas dis- Lino Cardenas. tritos de Lepan to-Bon toc. y EnnrneracloTes.

Barrio.

Enumerador.

Cervantes .... __ . ___. __ ___ . ______ ________________ San Emilio _____ ____ _____________ . _______________ Angaqui, Concepcion _____________ ________ _______ Amburayan _____________________________________ LOR c1emas distritos -de Lepanto- _...... _. _____ .. Bontoc.

DISTRITO DE INSPECCI6N

Sabas Gaerlan. Arcadio Imperial. Andres Padua. E. C. Wisely. J. E. Gaffney.

NUM.

6.

PROVINCIA DE ISABELA. Inspector ____ _______ Gobernador Francisco Dichoso. Ofirial pagador ______ N. B. Stewart, tesorero provincial. Empleados __________ Cayo Alonso, Henry lVI. Wagenblass. Mensajero. _. _. ______ TomclS Golotoyen. Agel1les ESZJeciales.

Municipio.

Agente especial.

Allgadanan ______ .Y[artillano Allagan, Filomeno Siquian. Cabagan Nuevo __ Miguel Gatan. Cabagan Viejo ___ Antonio Pagulayan, Jose Samus. Carig __ _________ Vicente Al varez, Caspar ALalam. Cauayan __ ______ Pascual Dalupang. Cordon ________ . Agapito Andaya. c a~ue ________ Federico Calingal. Eh Gamn _____ _____ Pedro Monforte.

Municipio.

Agen te especial.

Ilagan __________ Pascual Pasguirigan, Bernado Castro. NaguiHan _______ Seyero Fermin, Gregorio del Leon. Palanan ____ ___ _ Benjamin Cortes. Reina Mercecles_ Francisco Gaffud. Santa Maria ____ Valeriano Esquirra, Carlos Canaque. Santo Tomas ____ Rafael Bautista. Tamauini __ ___ __ Patricio Bucad, Raimundo Vinario.


660

APENDICE. Distrito8 de Enumemci6n y Enumerad01'es.

Municipio.

1

Barrio.

Ranta Marfa ... San Isidro, Bangad, Calamagui,

Enumerarlor. Felipe Narag.

Lingalin~.

2

Santa Maria .. . San Antolllo, San Rafael, Pobla· C~?D, ?uinagabian. 3 Santa Maria ... MOJJOZZIU ............... .... .. 4 Cabagan Viejo. Auitan, Guminga, Catentengan, Ballacayu, Caralucud, LattU. 5 Cabagan Viejo. Simanu, Bungad, Dalena, Cad· dangan, Poblaci6n . 6 Cabagan Viejo. Bingua~, lVlinal1ga. Hizon, Cala· magm. , 7 Cabagan Nuevo Patan, Ugad, Catabayungan, Andal, Lalug, Santo Domingo, Casibarag. 8 Cabagan Nuevo Tari, Anao, Luquilu, Poblaci6n . 9 Cabagan Nuevo Ngarag, Cuba~, Angancasilian, Canzan, 'anta, Balasig, Pilig, Magassi, Calamagui, Masipf. 10 Santo Tomas ... Saui, Aggub, San Juan ......... 11 Santo Tomas ... Baluarte, Poblacion, San Rafael, San Vicente. 12 Santo Tomas ... CaDogan, Uanang, Banco ....... 13 TamauinL ... __ San Francisco, Malamag, Fugu ~orte, Lanna, Sihippil. 14 Tamauini_ .... _ Ragan Norte, Abbuatan, Ragan Sur, Lingaling, Fugu Sur, Poblacion, Compania, Cali. 15 TamauinL .. .. . Assantu, Balug, Camasi, Fusi, Minanga, Paragu, Pili tan, La· pogan. 16 [lagan ......... San Juan, Santa Isabel ...... _.. 17 Ilagan ......... Canapi, NaguiHa;n, Lullutan . _._ 18 Ilagan .... ... .. Bangad, Capo, Marana, Alinguigan. 19 Ilagan .... ..... Almguigan, Bagabag, Ballacong, San Mariano. . 20 llagan ......... San Antonio __ . _. ... ... . -. -. _.. 21 Ifagan_ . .... ... San Antonio __ . ....... .. _. - - .. 22 Ilagan ......... San Antonio ___ . __ . _.'... _- -... _ 23 llagan _. _...... San Antonio, Angasian .... _... _ 24 llagan ....... __ l\l[aluno ... _..... _..... .... _.. _. 25 Ilagan _. _. . .... Poblacion __ .. _. _. .. _. ......... 26 llagan ......... Guinatang, Cam munatan , Cala· magui, Fugll. 27 Ilaga~ ... .. .... Alibagu, Upi, Pilar, Cabanuugan_ 28 Gamu ..... .... Poblaci6n __ . ___ __ .. - - - .... . - .. 29 Gam6 ......... Upi, Lenson, Furao _... -. - .... _ 30 Gamu _. _. ..... Villa ComiJlas, l\IaJlalatang _.... 31 Naguilian _. __ .. Poblacion _______ . . _____ . _... __ 32 Naguilfan __ ... _ Anipa, Tomines __ . ___ .. __ ...... 33 Naguilfan .. _... PalatIao, Mansibang, Minallo, Naccurutan, Minanga. _34 ReinaMercedes Callering, Mallalatang, Poblaci6n 35 ReinaMercedes Banquero, Santor, Nappaccu, Mac-afiao. 36 Callayan ___ . _._ Tagaran, Minanga, Poblaci6n, Mabantacl, Carabatan, Gaga· butan.

Lin Masingang. Ventura Cabantan. A~ustin Miro. Jose Sam as. Juan Bana. Leodegario Baua. Alejo BangL1Dg. Laureano Guzman. Marcelo Baquiran. Espidio Ramirez. Domingo Bautista. Raymundo Yinario. Andres Taccao. Ramon Paguirigan. Felix Pagabao. Carmelo Gangan. Bartolome Gangan. Pedro Gangan. Baltazar Garcia. Juan Cuaclras. Justo BaJais. Maximo Tevez. Juan Pico. Faustino (';angan. Domingo 1\1. Francisco. Marciano Salinas. Damso Fermin. Gregorio de Le6n. Dimez 1\[artinez. Romualdo .l\1ina. Juan Canilan. Vicente Canistan, Vicente perer.. Florentino Luna. Domingo Damatan.


061

ORGANIZACI6N. Distritos de Enurnerar:i6n y Enumeradores-Continaa.

Municipio.

Enumerador.

Barrio.

Cauayan. . . .. .. Duruinit, Andarayan, Dabburab, Marauirauf, Ammobocan, Ba· rengin. a8 Angadanan .... Canangan, Sinalugan, Viga, San Jose, Duruc, Mallannao, Fu· garu. 39 Angadanan .... Cumu, Salay,. Aquiqui, Bunnay, Bauit. 40 Angadanan .. .. Inclusutan, Camucauan, Baran· cuag, Poblaci6n, Dalenat. 41 Angadanal1 .... Alanguigan, Minanga, Bani cat, Sinabbaran, Pappat, Pissay, Leiva, Afiog. 42 Echague ...... Tandul, Oscaris, Camarag, Fugu, Patanad, Gum bauan. 43 Echague ...... Macalauat, Kalackab, Karulay, Bllngug, Annafunan, Sinab· baran. 44 Echague ...... I1 Poblaci6n, TUttllb, .vugayul1g, Tllguegarao, Gucab. 45 Ecaague ...... Dammang, Garit, J3inikalan, , Cap'itall, Mali tao. 46 Echague ..... . Ipil, L.·caray, Pangal, Dumab· barui, Payac, Caoallnuangan, Palag,i,o, 47 Echaglle ...... Disimpit, l.acab, Addalam, Aru· bub. 48 Echague ...... \ Mangartungut, Abolan, Diarao, Dipallguit. 49 Carig .......... , Batal, Nabuan, Pata, Dinuigan, I Poblaci6n, Duvinan. 50 Carig.......... Sapang, Bayug, Santiago, Burahit.

37

51 52

Le6n Banigan. Pedro Guiab. Demetrio Lucas. Catalino Peralta. Rafael Gulab. Romualdo Gaffuu. Perfecto Angoluan-:Francisco Atip. Pastor Alindad a. Eugenio Angoluan. Eufracio Gaffutl. Domingo Danga.

~~f~~~~ :::::::!::::::::::::::::::::::::::::::::

Manuel Bayaua. Francisco Bayaua. \' icente Bria. PlaciJo Buensllceso.

DISTRITO DE INSPECCr6N NUM. 7. PROVINCIA DE LA UNION. Inspector ........... Gobernaclor J . Ortega. Oficial pagador ...... Dean Tompkins, tesorero pl'Ovincial. Empleaclo . ......... Oiriaco Olavyclez. Mensajero .......... Juan 'radial' Hidalgo. Agentes E sp eciales.

Municipio.

Agente especial.

Agoo . - - . - ---Aringay ........ Bacnotan ....... Balaoan ......... Bangal' ., ....... Bliuang ......... Caba ..... ____ .. Galiano .........

Mariano Orencia. Marcos Madarang. Casimiro Carbonel. Valentin Octaviano. Anastasio de Castro. Antonio Robello . Lucas Runes. Hilario Oochere, An· dres Val buena.

~

~

r

Municipio.

Agente especial.

NaguiHan - - ---- Simon Cacdal'. Namagpacan .... Tomas Newal, Lucas Ancheta. Rosario --- . ---- Francisco de Guzman. San Fernando .. Gaspar Flores. San Juan ....... Mariano Gaerlan. -San to Tomas .... Luis Basco. Tubao .......... Ambrosio Orehillo.


662

APENDICE. Distritos de EnumeraC'i6n y Enurnemdores.

Municipio. 1

2 3 4

5 6

7

Barrio.

Agoo _________ _ Poblacion, Consolacion, San Antonio, San Nicolas, Santa Barbara. Ago6 _________ _ Santa Barbara, San Vicente, San Pedro, Santa Rita. Agoo _________ _ Santa Rita, Paratong, Baybay __ _ Agoo _________ _ Baybay, San Joaquin __________ _ Agoo _________ _ Poroc, San Nicolas, San J uli,~n __ Ago6. ________ _ San Julian, San Vicente, Santa Barbara. Agoo _________ _ Santa Ana, Nazareno, San Agus-

Enul11erador. Silverio Suguitan. Leandro Dacallay. Trif6n Asprer. Narciso Estonila. Gregorio C. Bnenal'entura. Daniel Asperin. Felix Aguilar.

tin.

8 9 10 11

12 13 14

15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

26 27

28

29 30

31 32 33 34

35 36 37 38 39

Agoo _________ _ San Agustin, Toting, Macalva __ _ Agoo _________ _ San Antonio, San Jose, Pongpong_ Aringay ______ _ Poblaci6n, San Benito, Nabuclao, Rongos. AriIigay ______ _ Sapsapang, San Juan, }\I!acahat6, Cadanglaan, San Simon. Arhigay ______ _ San Antonio, Pidpid, Santa Cecilia. Aringay ______ _ ;Barcelona, Pangaoaoan, Santo Cristo, San Eugenio, Santa Rita. Aringay ______ _ Santo Rosario ____ • ____________ _ Santa Lucia ___________________ _ Aringay ______ _ Bauang _______ _ Poblaci6n, Bacuit _____________ _ Bauang _______ _ Pagdalagan, Paringao _________ _ Bauang _______ _ Puttot, Palintocang ___________ _ Bauang _______ _ Quinavite, San Agustin, Acao __ _ Bauang ___ ____ _ Ballay, BUyUtall ______________ _ Bauang _______ _ Calumbaya, Nagrebcan, Pariau __ Bauang _______ _ Payncpuc Norte, Pug6, Payucpuc Sur. Bauang _______ _ Santiago, Urayong, Bagbag ____ _ Balaoan ______ _ Poblaci6n, Calungbayan _______ _ Balaoan ______ _ Pagbennecan, Nagsabaran, Patpata, Masupe, Paraoir. Balaoan ______ _ Apatot, Camiling, Ararampang, Guinaburan. Bahioan ______ _ Lipay, Pagleddegan, Bnlbulala, Pao. Balaoan ______ _ Lettac, Corrooy, Butubut Sur, Sagma quen. Balaoan ______ _ Paagan, Caliat, Bigbiga ____ ____ _ Balaoan ______ _ Nagburtongan, Baybayabas, Baracbac, Panrol' Sur. Balaoan ______ _ Sinapangan, Tallipugo, Sablot. __ BaIaoan ______ _ Cabuaan, Pan tar Norte, San Pablo, Betang, Napaset. Bangar ___ ____ _ Poblaci6n, San BIas ___________ _ Bangar _______ _ Reina Regente, Agdeppa, Paratong, Nagsabaran. Bangar _______ _ Mindoro, Caggao, Quintarong __ _ Bangar _______ _ Alzate, Maria Cristina, General Ten·ero. Bangar _______ _ Barraca, Consuegra, General Prin Bangar _______ _ Lusong, Sinapangan, Rissing ___ _ Bangar _______ _ Cubuar, Ipet, Gndel Sengugat. __

Mariano Orenda. Vicente Pnzou. Agapito Carbone!. Juan A hell era. Hipolito Lozano. Hillluu Mamaril. Pedro Dacanay. Fulgencio ("lue:;ada. Esteban Balagot. Sinforoso DUnlo. FilomeJlo Campos. Juan FJoresca. Vitaliallo Dumu('. BernaLe Mallare, Ambrosio Remorin. Victoriano ])umuc. Juan Balagot. Pedro ObilJo. Florentino Ordinario. Francisco Lbpez. Oandido Carbone!' Agustin 08trea. Toma!:! OLillo. Policarpo Zam hrano. Miguel Nisce. Narciso Viloria. Francisco Barba. Manuel Vergara. Marcelo CorpnR. Franci~c{) lkl.l1tista.

.J ulio de la refia. H,ufo Masal1("ay. Mariano A Ilcheta.


660

ORGANIZACI6N. Disl,.itos de Enumeraciun y Enumeradores-Oontinua. Municipio. -- ----- -

40 41 42

43 44 45

46 47

48

49 50 51

52 53

54 55 56

57

58 59 60

61

62

63 64 65 66

67 68 69 70

Barrio.

Enumerarlor.

- ---------------1------------

Bangar __ __ ___ _ San Rafael, Bangaoilan, OadapH, Ran Crist6bal, Ubbog. Bacnotan _____ _ Poblaci()n, Nagsimbaanan, Babio, Rauis, Nagsarabuan. Bacnotan . ____ _ Bagutot, Bacsil, Legleg, Lisqueb, Zaragoza, Bossauit, Burayoc, Agtipal. Bacnotan. ____ _ Bacqui, Pangpang, Sapilang, SalilOcob, Santa Rita, Sayoan, Casiaman. Bacllotan _____ . Oabugao, Guinabang, Oalantit, Samping, Vitalag, NangaliBan, Narnara. Bacnoian _____ _ Oarcarmay, Nagatiran, Ballogo, Oyaoy, Obbog, Paagall. Bacnotan _____ _ Dumaran, Mabanengbeng, Maragayap, Oammocalao, Oabarsican, (jalungeu. Bacnotan _____ _ Bulala, Santa Cruz, Oaharman, Pandall, Sipuio, San Martin. OahU _________ _ Poblac'on,Sobredillo, GanaF'antiago, LaBsud. Oab,i _________ . San Oarlos ,Venceslao, Bautista, Urayong. CaM _________ _ San Fermft)., Liquicia, San Gregorio, San Jose, San Oornelio. Naguilfan _____ _ Poblacion, Baraoas Sur ________ _ Naguilian _____ _ Bal'iquir, Baraoas Norte, Lioac, Oasilagan. NaguiHan _____ _ Gusil1g Sur, Gusing Norte, Tuddingan. NaguiHan _____ _ Manating Sur, Manating Norte, Bimmutubut. Naguilfan _____ _ Ban agan, Daramuangan, Dallipaoen. Naguilfan _____ _ Oabaritan Norte, Oabaritan Sur, Sugnidian Sur. Nagui]fa~ _____ _ Suguidian Norte, Nagsidorisan, Ambaracao Este. Naguilfan _____ _ Ambaracao Sur, Magungunay, Balecbec. Nagl1ilfan _____ _ Alalinao Sur, Alalinao Norte, Aguioas, Maribsuan. Naguilfan _____ _ Sili, Guesset, Angin, Bato ______ _ Namagpacan __ _ Poblacion (Zalcedo), Alcala, Magallanes. Namagpacan __ _ Victoria, Barrientos, Santo Domingo. Namagpacan __ _ Rimus _______________________ _ Namagpacitn __ _ -Oaqui, Napaset, Rissing _______ _ Namagpadll __ _ Barangobong, Suyo, Oantoria __ _ Namagpacan __ _ Buselbusel, Nagrebcan, Taliaoen, Magsiping. Namagpacan __ _ Nalvo, Sococ __________________ _ Namagpacan __ _ Pitpitac, Oabalitocan, Ayaoan __ _ Namagpaclm __ . Darigayos, Pi la, Bueao, Oabugbugan, Bnng-ro. Rosario _______ '1Poblacion, Huhusoh, Gnila, Oasilagan, Enmestampa.

Apolonio Ramirez. Pedro Aguilar. Antonio Lopez. Dionisio Oarganilla. Anastasio Posadas. Ramon Dacanay. \Tictor Guzman. Liberto Buccat. Matfas Runess. Oarlos Maglaya. Mariano Benitez. l\Iiguel Floresca. Alejandro Vergara. Joaquin Bananal. FrllctuosO Rimando. Ponciano Vergara. Oalixto Soriano. Martin Rimando. Pedro Rimando. Oen6n Roriano. Juan Estepa. Mariano Resurrcccifln. Mamerto Singsoll. Domingo Ringson. Angel Bautista. Gregorio Medina. Jose Nuval Velasco. Primitivo Resurrecci(m. Agustin Snfable. Agapi to Hesurreccillll. Jose Aquitania.


G04

APENDICE. Distritos de Enurnemci6n y Enurneradores-Continua.

,~ Z

71

72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98

Municipio.

Barrio.

Rosari 0 _______ _ Parasapas, Cabatacan, Inabaan, Maoasoas, Am bangonan, Mabat6, Salet. Rosario ________ 'ranglag, Gumot, Rabon, Bani, Damurtis, Concepci6n, Carnnuan. San Fernando __ Poblaci6n, PantaJ{m, Ilocanos Sur, Catbangen. San Fernando __ Ilocanos Norte, Abutni Aran, Pagdaraoan, Bulala, Carlatan Sur, Carlatan Norte, Lingsat. San Fernando __ Bugbug, Dalumpinas, Bancw,ay, Bat6 Norte, San Fernando __ BatO Sm, Saoay, Abut, Maweltac, DalJangayan, Namtutan. San Fernando __ Puspus, Calabugao, BacsiJ, Apaleng, Pias, CadacJan. San Fernando __ Biday Norte, Biday Sur, Negro, Dallangayan, Santiago Norte. San Fernando __ Santiago Sur, Camansi, Laneuas, Tanqui, Bironget. San Fernando __ Nagyubuyuban, Baraoas, Bangbangolan, Pacpac6, Pao Norte, Pao Sur. San Fernando __ Cabarsican, Sacyud, Masicong, Sibuanotong, Pila, Tanquigan. San Fernando __ Sagayad, Nana Oeste, Nana :Este, Bongro, Sevilla. San Fernando __ Pagdalagan, Pagudpuu, Baracbac, Parian. San Fernando __ Madayegdeg, Canauay, Poro ___ _ SanJuan ______ Poblaci6n ____________________ . San Juan ______ Taboc, Panicsican, Taiogtog, Sinapangan, Santo Rosario. San Juan ______ Gusod, Caculangan, Quiuem, Caanian, Caiincamasan, Legleg, Aludaid, Guiuguinabang. San Juan ______ San Felipe, Sabbaguit, Bucsayan, Dangdangla, Carosipan. San Juan ______ Capacuan, Naguirangan, San Gabriel, Bonbuneg, Buga. San Juan ______ Carabasa, Bucao, Duplas, Balballosa, Dasay, Nagyubuyuban. San Juan ______ Nagsabaran, Allangnigan, Nadsaag, Hambanay, Obien. San Juan ______ Oaguing, Catdongan, Rara("at, Pacpacac, Bucbuccao, Pagdildilan. San Juan ______ Cacapian, Casilagan, Dinanum, Lubing, Nagguit.nban, Urbi::;tondo. Santo Tomas ___ Poblaci6n, Barraca, Ubagan, Patac, Rauis. Santo 'romas ___ Namonitan, Cupang ___________ _ Santo Tomas ___ Bail, Pongpong, Lomboy, Linong. Santo Tomas ___ Namboongan, 'fotoc ____________ Santo Tomas ___ Malabago, Baybay __________ . __

Enumerador. Diego Bejar. J nan Posadas. Ramon Moreno. Edelberto Aquino. Dionisio Flores.

J OSt'

HiuaJ~o.

J os6 Castaneda. Hlas Tarliar f-\al"atera. Le<m Aricheta. Sinforoso Casuga. Francisco Flores. Jos6 Zafra. Juan Lucero. Juan V. de los Santos. Antonio Uaerlan. Norverto Aricheta. Domingo Osh路ea. Bernabe Borja, A ]fonso l\ljnino.

Eulalio Aquino. Teodoro Padua. l\Iatlas A(lUino. Timoteo ])emundon. Rufino Carpio. Vicente Ungsol1. Carlos Villanueya. Antonio Hl'\'e8. Juan AlawJ.)ra.


665

ORGANIZACI6N. Di8tritos de Enumeraci6n y Enumeradores-Oontinua.

8 '::s Z

Municipio.

99 100 101

Barrio.

Enumerador.

T6 hao _________ Dacanay, Poblaci6n, Macutau, Pias, Marruecos, Piccio, Amallapay. Ttl hao ___ ___ ___ Pangaoaoan, Am boot, Oalupaan, Peflaplata, Santa Teresa, Santa Oatalina, Oruz Bao. Ttl hao _________ I Masalip, Oabaraoasan, Llaban, Anduyan, Simminublan. T>\b", _____ __ __ Bintuean, San Pascual, Guinitaban, Bugaren, Oupang. T6bao. _______ . Damosil, Ambangonan, Linapes, Oanigui, Pideg. Galiano .. _____ Poblaci6n, Lunes, Basca ____ . .. _

Dionisio Tavora. Gregorio Leones. Marcos Acosta.

102 1

Teodorico Asprer.

103

Fabian Fangonil.

104

I

Teh~sforo

Abubo.

Enumemdol'es de las Tribus lnfieles. J. K. Douglass. Anselmo Garda.

DISTRITO DE INSPECCr6N NUM. 8. PROVINCIA DE BENGUET. Inspector _. . ______ . _Gobernador Wm. F. Pack. Ofieial pagador. ___ _P. S. Wagar, secretario provincial. Empleado . _... __ . __ Lucio Almazan. Mensajero . __ .... ___ Emigdio Octaviano.

Agentes Especiales. Rancherfa.

Agente especial.

Adaoay .. ____ . Roman Oomiling. Ampusnri"g(m. _ Salvado Isio, Oeferino Rulloda. Atok .. _.. _... Nicolas Oarbonell. Bagui6. ____ ... Basilio Ajanastro. Buguias_. _.. _. Pedro Zarate. Balakbak _. . _. Gregorio Bossi. Bokod __ ... '" Maximino Pimentel. Oayapa ____ .. _ Jose Tianga, Miguel Picart.

Rancherfa. Daklan . ______ Disd is __ . _____ Itogon _______ Kabayan . _. _. Kapallgttn _... Kibungan . ___ La Trinidad __ Lo6 __ . _... __ . Palina. ___ . __ . Tublay ____ . __

Agente especial. Marcos Pieart. Andres Val buena. Miguel Pieart. Luciano Rulloda. Mariano L~a sia. Francisco Bel ino. Juan Valdez. Toribio Lagasca. Espiridi6n Flores. Juan P. Leygo.

Distritos de Enumeraci6n y Enumemdores.

S

'::l

Z

Rancherfa.

Barrio.

Enumerador.

-

1

~

BagnIo _______ . Poblaci6n, Kisad, Paedal, Loa- Benito Zam brano. kan, Balangabang, Ivisan. Itogon _____ . _. Poblaci6n, Butuang, Antamok __ Jd. Disdis __ ....... Poblaci6n, Pappa _. _. _. ____ . ___ Id. La Trinidad ... Poblaci6n, Oruz, Buyagan, Pic6, Fernando OavilL Bacong, Agno, Sabla;n, y el resto del municipio.


666

APENDICE. DISTRITO DE INSPECCI6N NUN!. 9. PROVINCIA DE NUEVA VIZCAY A. Inspector ........... Gobernador Laurence E. Bennett. Oficial pagador ...... R. H. Morley, secretario y tesorero provincial. Empleado ........... Wenceslao Valera. Mensajeros ...... : ... Domingo Maddela, Tomas Maddela. Agentes Especiales .

. Municipio.

Agenie especial.

Aritao ........ Manuel Manalbung. Bagabag ...... Carilo Gaduang, Andrrs Bariuan. Bambang ..... Zacarias Ciscar.

Municipio.

Agente especial.

Bayombong .. Jose Cabauatan, Juan Carahbacan. Dupax ....... Genaro Evaristo. Solano ....... Pio Ramira, Justo Danguilan.

Dist'l"itos dB Enumel'((ci6n y Enumel'adores.

S

,~

Municipio.

Z

1 2 3 4

5 6

7 8 9

10 11 12 13 14

Solano Solano ................ Solano _. ___ . __ Solano ---- .. - -Du pax _. _. _... Dupax . __ . __ .. Bagiibag ... _... BagtLbag __ . _. _. Bayolll bong ___ Bay 0111 bong __ . BayoU! hong __ . Bam bang. _.... Bam bang . _.. _. Aritao. ___ .. __ . ~~-~~---

Enumerador.

Banio.

1.. t_.I.J. __ ........

Poblaci6n __ Poblaci6n _. _. _.... ___ . __ ... __ . Bascaran, Aggub, Maddiangat .. Ibung, Bintuan, Tucal, Tantanan. Poblaci6n ... ----- .. -------------Ineangan, Lama, Mabasa _____ ._ Po blaci6n _. __ . _.. _... __ . _. __ . _ Tuao, Marung . ____ .. __ . _. _.... Latorre, Cutug ....... ___ .. ___ .. Bonfal, Poblaci6n .•. _.. _. _. ___ . Poblaci6n ... __ ... ___ ...... __ . _ Poblaci6n • _...... __ .... _... _._ Poblaci6n ....•••. ____________ . Poblaci6n .. __ . ___ . _.. __ . _. ___ .

Fausto Sagadraca. Pablo Gallaba. Eustaquio Manayan. Andres Cabanag. Alfonso Castaneda. Daniel Glion. Francisco Guiab. Inocente Gaduang. Hugo Madam ba. Domingo Madela. Anselmo Ambatali. T0mas Tolentino. Melquiades Non Gab Dula. Melchor Ambingayan.

Enumerad01'es de las Tribus Irifieles. Silerio Alindada. Joaquin Velasquez. Rafael Bulayongan. Mateo Caddauan. Jose Calata.


I'

667

ORG ANIZACI6N. D1STIUTO DE INSPECGI6N NUM. 10. PRO \'INOlA DE ZAMBALES. Inspector ........... Gobernador Potenciano Lesaca. Oficial pagador ...... Arthur S. Emery, tesorero provincial. Empleauo ........... Basilio ue la Rosa. Mensajero ....: ....•. Tomas Balagtas.

Agentes Especiales. Municipio.

Ag(-'nte especial.

Municipio.

- - -- -

1- - - - - - - -

-

To I1l as N. E\·angelista. Francisco Reynoso. D,1l11aso Baldez. J Utlto Camaro. Bruno Braganza. :1Gregorio J. Oblanco. Bolillao ........ . Vicente Alegri. Botolan ........ . Francisco Aguilar. Caballgan ...... . Cellun Donor. Canuelaria ..... . Juan Ebron. Casti lIejw; ...... . Jose tIel Fierro. Dasol .......... . Nazario Narar. Iba ............ . Sebastian Mercado. Agno .......... . Alalllinos ...... . Alus ........... . Anua .......... .

~~~t~c.~~~i~::::

l

Agente especial.

Infanta. _. _.... . Masinloc ...... . Olongapo ...... . Palan ig ........ . San Antonio ... . San Felipe ..... . San Isidro ..... . ~all Marcelino .. Sa1l Narciso .... . Santa Cruz ..... . S (i bic ......... . Zaragoza ..... - . ~

Silvino MiHora. J uliano Estrella. DalLaso Esteban. JacintoL. Concepcion. Felix l\Iagsaysay. Satl1l'l1ino Pastor. Carlos Ruiz. Juan Rodrfguez. Yicente Po..;adas. Marcelino Marti. Saturnino Ponce. Isaac Nacion.

,

Distl'ilos ele Enmneracion !J Jj)num el'ac/UI'PN.

Municipio. Iba. _........ . 1 ba ......... __ Iba ......... __ 4 Iba ........ _._ 4~ Botolan ...... _ 5- Botolall ._._ .. . 6 Botolan ...... . 7 Botolau ...... _ 8 Botolan __ .... . 9 Caballgan ... _.. 1

2 3

10

Caballglin ..... .

]1

Cabangan ..... .

l~ l:{

San San San San San

]q SanFelipe .... . 14

15 16 17 18 ]~ 20

Felipe .... . Felipe .... . Felipe .... . Narciso ... . Narciso ... . ~an Narciso. _" San Narciso ... . San Narci:io ... . San Narciso ..•.

Barrio. Poblacion ...... _............. . Poblaciull, Dirita,Bal1gantalil\'ga. A mur\'gan , San Agl1Htlll .... _... . I'langillan .... _............... . Bangcal ...................... . Po blacion, Batonlapoc __ ....... . Halltiago, Mambog .. _..... _... . Ran Juan, Poon bato, Biangue .. . San Miguel, Panan ............ . Dolores, San Vicente, Banuanbayo. Poblaci6n, Poblacion (SanJ uan), Poblacion(San Roque), PobIacion (~an Isidro), Poblacibn (San Antonio), San Isidro, San Roq lle. Carmen .......... _..•......... Aguimatillg .. _. _...... _....... . Poblaci6n ... __ ......... __ ... __ Poblacion .. ___ ....... _....... . Poblacion _.... _. _.. _____ ..... . Poblacion ....... __ ........... . Poblaci6n ........... __ .... __ .. Po blacion ............. __ .. __ .. Poblacion .............. _.... __ Poblaciun ..... ___ .. ___ . _..... . La Paz .... _..... __ ........... .

Enumerador. Benedicto Gonzales. Zacarfas de Leon. Roque Trinidad. Francisco de la Rosa. Do. Domingo Villanueva. Jose Orozco. Plo Encarnacion. Juliall Crispin. Sebastian l\Iauricio. Antonio Barreto.

J llStO Alinea. Do. Mateo Galareta. l\lacario l\Iangliemot. Simeon l\Iariiion. .J nan Posado". Angel Dumlao. H. Yillanne"a. Mariano Fabie. Donato Amon. Sebastian Posados.


668

APENDICE. Distritos de Ervumeraci6n y Enumer'adores-Continua.

8

,~

Municipio.

Barrio.

Z

21 22 23 24 25

26 27 28 29 30 31 32 33 ' 34 35 36 37 37~

38 39

39~

40

41 42 43 44 45 45i 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64

Poblaci6n .... __ ............... Poblaci6n ..................... Poblaci6n ..................... San Miguel .................... Poblaci6n .................•... Poblaci6n ..................... Poblaci6n ..................... Poblacion ..................... Asunci6n, Pilar, San Roque, San Agustin. Castillejos ..... San Pablo, San Jose ............ Castillejos ..... San Nicolas, San Agustin, Santa Maria, San Juan. Subic . ........ Poblaei6n, Calapandayan, Cabi· taugan. Sabic ......... Matanget, Calapacuan, Balay· bay, Pamatauan, Nibangon. Olongap6 ...... Poblaci6n, Binictican, Ban.icain . Palauig ........ \ Poblaci6n, Santo Tomas, Bato .. Palauig ........ Lioson, Subic, Balauen, Salasa, Cauyan. ·PahLuig ........ InayranaI\ ..................... Masinloc ..... . San Lorenzo, San Salvador, Bani. Masinloc ...... Pol:>laci6n, Tapuac, Agopop, Ta· lugtog. Masinloc ...... Taltal, Pulange ................ Candelaria ..... Binabalian, Lauis .. ___ .... ..... Candelaria ... __ Poblaci6n, Pamibian, Malabon, Bancal. Candelaria ..... Santo Nino, San Isidro, Oaean ... Santa Cruz .. .. . Poblaci6n., Lipay, Malahago ..... Santa Cruz ..... Tubotu bo, Bolitoc, Lucapen ..... SantaCruz ..... LOJ? bo?" Pamloran ............. SantaCruz ..... GUlSgUlS ....... __ .............. Infanta ........ Nayonl .........•.............. Infanta ........ Poblaci6n, Cato ................ Infanta ........ . San Juan, Doliman, Babuyan ... Infanta ........ Bamban, Bayamban ............ Dasol ......... Poblaci6n, Alilao, Amalbalan, Eguia, Pantol. Dasol .... .... : VIi, Tambobong, Bobonot ...... San Isidro ....• Poblaci6n, Tambacan, Sa.n Vi· cente, Sapa. San Isidro .... _ Concordia, Papallasen, Ilioilio, San Pascual. Balincaguin ... Poblaci6n, Nibalio, Tagudin ..... Balincaguin ... Carrada,Magalong,Cabinuangan. Balincaguin ... Caranglaan, Bacnit, Cabanaitan. Alamillos ...... Poblaci6n ..................... Alaminos ...... Casboran, Pogo, Bisocol ........ Alaminos . ..... Balongabong, Polo ............. Alaminos ...... San Jose, Baleyaraan ........... Alaminos ...... Lucap, San Vicente ............. Alaminos .. .... Bolaney, Cabatuan, Tanaytay ... Alaminos ...... Bued, Tilbaug ................ __ Alaminos ...... Illirangan, Taointaoin .......... Alaminos ...... Amangbangan, Dulaca.g, Bala· youg, Abo. San Antonio ... San Antonio ... San Antonio ... San Antonio ... San Marcelino. San Marcelino. San Marcelino . San Marcelino . Castillejos .....

Enumerador. lsabelo Pablo. Jacinto Pablo. Domingo Garcia. Eulogio Rodolfo. Ezequiel Magsaysay. Lucas Trinidad. Antonio Rolls. Aniceto Baltran. Jose de Castro. Miguel J amais. Fabia.n Viloria. Nicetas Lesaea. Jose Corus. Ru perto Arce. Tomas Manzano. Eugenio <leI Zierro. Moises Abueg. Lucas Trinidad. Roman Constantino. Rafael Trinidad. Id. Basilio Elianza. Vicente dc la Llana. Buenaveniura Marti. Ignacio Merza. Jacinto Eliaso. Francisco Sanchez. Id. Jose Millora. Lazaro Madarang. Gregorio Maya. Paulino MelHlolI,a. Celedonio Ebuen. Tomas Braga. Jacinto Braga. Cirilio Braganza. Isaias Eruul. Santiago RumOR. Ildefonso Quimson. Pedro Reynoso. Agustfn Braganza. Yictoriano Braganza. Felix de CaHtru. Tral).quilino l\J ontemayor. Femando Harela. Francisco RodrIguez. Narciso Rangel.


669

ORGANIZACI6N. I>istrito8 de Enumeraci6n y Enumerad01路es-Continlla. Municipio.

65 66

Bolinao Bolinao

67 68 69 70

Bolinao ...... . Bolinao ...... . Bolinao ...... . Bani ......... . Bani ......... . Bani ......... . Bani ......... . Agno ......... .

71 72

73 74

75 76 77 78 78t 79 80

81 82 83

84

Agno ......... . Agno ....... _.. Agno ......... . Agno .... _.... _ San Isidro .... . Anela ......... . Anda ......... . Anda ......... . Alos ......... . Alas ......... . Zaragoza ......-

Barrio. Concordia, Luciente ........... . Poblacion, Balingasay, Ilogmalino. Amadeo, Luna ................ _ Lucero, Binabalian, Ducoy ..... . Salud, Pilar ................... . Poblacion, Quinaoayanan ...... . Ambabaay, Ranom Iloco ...... . Banog, Laplap, AM ........... . Lambes, Macabit. ............. . Poblaci6n, Santa Catalina, Sabangan. San Bruno, Cayungan ......... . Sabangan Oda, Patarl. .......... . Tupa, San Juan ... . . . .. _...... . San Vicente ................... . Cabaruan ............... __.... . Poblaci6n, San Jose, Allle ...... . Toritori, Saulig, Macalieng, Ton路 dol. Cabun~n, Cal:ot, Dolaoan ...... . PoblaclOl1, GUlboar, Manga .... . Tancaran, Mani . ."............. . Poblacion, Dulunbayan, Gagaban, Lambues Norte, Lasep, Macabit, Matarangas.

Enumerador. Pascual de Perio. Narciso Peczon. Justo de Perio. Tranquilino Cele. Feliciano Uampued. Ludovico Oboso. Gre~orio Boradi. Manano Cedro Bautista. Mariano Castello. Segundo Peczon, Timoteo Casiano. Marcelino Rivera. Miguel Napoles. Mateo Espanol. Felipe Casiano. 1d.

Sotero Elgincolin. Sotero Cerdan. Mauro Ortiz. Zacarias BugarIn. Josr. Montemavor. Rosendo Villanueva.

EntLnll'md01路es de Zas Tribus Infieles. Andres Dunaplin. Alfonso Mamul.


670

APENDICE. DISTRITO DE INSPECCr6N

NUM.

11.

PROVINCIA DE PANGASINAN. Inspector ... ~ ....... Gobernador Macario Favila. Oficial pagador ...... Thomas Hardeman, tesorero provincial. EmpJeado ........... Pedro Jalas. Mensajero ........... Le6n Sison. Agentes Especiales.

Municipio. --------

Agente especial.

Aguilar ........ . Saturnino Suratan, Manuel Sisano. Alava .......... . Victor Rodriguez, Macario Fortich. AI~a~a ......... . Clemente Castaneda. Asmgan ....... . Placido Ramos. Balungao ...... . I'ascual Dacil, Aga· pito Curaroen. Bautista . _..... . Teh~sforo Carungay. Bayambang .... . Julio Gloria. Binalonan ..... . SilvestreMalong, Ale· jandro Mendoza. Binmaley ...... . Leocadio de Guzman. Calasiao. _...... . Enriqu~ J ovellanos. Dagupan ....... . Juan ViVamil. Lingayen ...... . Nazario aol Castillo. Magaldan ...... . Apolonio Costos, Ulpiano de Vera. Malasiqui ...... . Federico Macaranas, Francisco Macasieb. Manaoag ....... . Manuel Garda. Mangatarem ... . Jos6 Valenzuela. Mapandan ..... . Antonio Soriano, Juan Lagam. Natividad ...... . Valeriano Madayag, Isidro Ufana.

Municipio.

Agente especial.

Pozorubio ..... . Rosales ........ . Salasa ......... . San Carlos ..... .

Jacinto Peralta. Luis Miglana. Chilo Espino. Macario Posadas, Pas· cual Bondong. Inigno Dispo, Ambro· sio Erie Megia. Elias Garcia, Mariano Parras. Sim611 Pasana. Eriberto Villa16n. Al berto Megia. Mateo Casuyuran. Angel Ungson. Patricio Lamagna. Fernando Mina. Benigno Padilla. Domingo Patajo. Fermin Gonzales. Silvestre Vistro, Ma· riano Macameg. Luis Untalen, Rufo Ichong. Ram6n Ulanday.

San Fabian ..... San Isidro ..... .

I

San Jacinto .... . San ManueL ... . San Nicoh~s .... . San Quin tin ... . San ta Barbara .. Santa Maria ... . Santo Tomas ... . Sual .......... . . Tayup ......... . Umingan ...... . Urbiztondo .... . Urdaneta ...... . Villasis ........ .

Dish-itas de Ennmeraci6n y Enumemdares.

S

' ;:l

Municipio.

Enumerador.

Barrio.

Z -I 2

3 4

5 6 7

8 9

10 11 12

12~·

13

Aguilar. . _. ... . Aguilar ........ Aguilar ........ 4guilal'. ....... 4 lava ......... Alava ......... Alava ......... A leala ......... AleahL ........ Alcaht. ........ Alcala ......... AlcahL ...... _. Alcala ......... Alcala ..... _.. _

Anastasio Arrieta. Narciso Caguiao. Jose N. Sayson. Hilari6n Magno. Macario Fortich. Marcelino Torres. Macario Rocabo. J aco bo R. Manaois. San J nan, Gualsic .............. 1 Socorro Reyes. San Vicente ............ _....... 1 Pedro Asnnci6n. Anulid .................. __ .... 1 C. Duqne. Satnrnino Dumlao. Pindangan, San Nicolas Pindal~an ..................... Pedro Asunci6n. San Pe ro Cap iddigan .... _.... Timoteo D. Ancheta. Poblaci6n, Baybay ............. Pogomboa, Galsib .............. Cagubay, Bocboc, Bocaclio ..... Buer, Pogonsile ........ _....... Poblaci6n, Samuyao, Pindangan. AsaIl, CauringaIl._ .............

~~~r:~~6~' ~i~~~:~~~: ~~~~~~l~: I

.·······1


671

ORGANIZACI6N. . Ifistl'ito8 de .FJnumel'aci6n y .FJnu?nemdol'es-Contimia. Municipio. 14

15 16 17 18 ]9 20

21 22

23 24 25 26 27

28 29 30

31 32 33 34

35 36 37 38 39

40 41 42 43

44 45

46 47 48

49 50

51 52 53 54

55 56

57 58

59

60 61 62 63

64 65

66 67

Barrio.

_. ____ . Poblacion •.. ___ . ________ . _- - - . Asmgan ______ . Baro ___ . _______________ ... ___ . Asiilgan _. _____ Cabalitian, Sanchez ________ .. _. As~~an .. ____ . San Francisco, Carosucan ______ . AS~I~an _______ Dumam pot, Ariston ________ .. _. Asmgan _______ Bantog, Cabaruan ___ . __ . _. __ ... Asingan _... ___ San Vicente, Dupac _______ . ___ _ As!nJan _. __ .. ·1San Pablo, Macalong - . -, - - . - . - . Asmgan _____ -' 1Toboy, Sobol - - - - -. - - - - - - - - - - -Asillgan _______ Pasileng, Calepaan ____________ . Balungao ______ Poblacion, Quitaquita ______ . __ _ Balungao. _____ Santo Tomas, Angayan ____ . ___ _ Balungao ______ San Aurelio ___________________ _ Balungao . _____ Esmeralda, l{ajal, San Leon ____ _ Balungao . _____ San J Qaquin, San Raimundo, San Marcelino. Bautista _______ Poblacion ___________ . ________ _ Bautista ______ . Cafeal1, Poblacion, Mandacan __ _ Bautista _______ Bayuyot, Cabilol1 __________ . __ _ Bautista _______ Villanueva ____ .. ____ .. _______ _ Bayam bang ____ Po blaci6n ____________________ _ Bayam bang ____ Buayae,n _____________________ _ Bayam bang ____ Oaoa ___________________ . _____ _ Bayambang ____ Daraoey > __________________ • __ • Bayambang ____ Hermosa ______________ ._ . ____ _ Bayam bang ____ Tokoc _____ . ____________ ~ _____ _ Bayalllbang ____ Bacnono, Bongato _____________ _ Bayambang ____ Sapang, Nalsian _______________ _ Binmaley ______ Poblacion, Malindong _________ _ Binmaley ______ Caloocan __________________ . __ . Binmaley ______ Caloocan ____________________ . _ Binmaley ______ Baybay ________________ . _____ _ Binmaley. _____ Santa Filomena, Sabangan, Buenlag, Duto. Binmaley ______ San Isidro,' Biec _______________ _ Binmaley ______ Canaoalan, Linoc ___ . _________ . Binmaley ______ Linoc __ . _____________________ _ Binmaley ______ Naguilayan, Balogo ________ . __ _ Binmaley ___ . _. Gayamau, Camaley _. _________ _ Binmaley ______ Papagueyan, Parayao __________ _ Bil1maley. _____ Lomboy, Dulag _______________ _ Binmaley ______ Nagpalangan, Basing __________ . Binalonan _____ Poblacion ____________________ _ Binalonan _____ Ppblacion ___ . ________ . _______ _ Binalonan _____ Santo Nifio, Soyoc ______ . _____ _ Binalonan _____ San Pablo, Balaanohong, Taboyoc. Binalonan _____ Caocaoa, Bued, Sumabnit, Linmansangan. Binalonan _____ Cabolalaan ___________ . _______ _ Binalonan _____ Potpot, Anoyao, Caa,butan, Tabao Binalonan _____ Domayat, Vacante ____________ _ Binalonan _____ Bugayong, Casubiduan, Limmayao. Binalonan _____ Labot, Santa Catalina ____ . ____ _ Binalonan ___ .. Palapad, San Felipe, Aruas ____ _ Calasiao _______ Poblaci6n, San MigueL ________ _ Calasiao _______ Lasip _________________ . _. _____ _ Calasiao _______ Tali baeo .. __________ .• __ . _____ _ As~~an

Enumerador. Manuel Pinlac. Leandro Soloria. Vicente Vijunco. Basilio Ignacio. Dionisio Zaballa. Felix FloI' Mata. Ciriaco Malong. Sofronio Blando. Teodorico L. Bauzon. Francisco Caoili. Jose Castillo. Agapito Curamen. Angel Murillo. Simplicio Sansano. Juan Cargue. G. Panganiban. Marciano Guzman. Felipe N. Ramos. Felipe lango. Juan Fajardo. Gavino de Guzman. Mateo Mananzan. Agustin Carungay. Alejo C. Sison. Evaristo Dimalanta. Albino Garcia. Honorato Carungay. Saturnino Zarate Flores. Crispulo Vinluan. Pedro FloI'. Hugo Zarate. Quirino Fernandez. Miguel Maron. Vicente de Leon. Francisco Guarin. Pedro Fernandez. Miguel Leon Guzman. Felix Gutierrez. Juan Castro Suri. Epifanio Fernandez. Florentino Villarin. Alejandro R. Mendoza. Ruperto Cortes. Jose Perez. Antonio Palisoc. Marcial Ventura. Vivencio B,omero. Anselmo Gomez. Baldomero Alvear. Joaquin Kaspellan Pastor Sison. Sotero Macasieb. Jose T. Peckson. Agustin Salvador.


672

APENDICE. Distrito8 de Enumemcion y Enttmerad01'es-Continua.

8

':::1

Municipio.

Barrio.

Z

68 69 70

83 84

Longos, Malabago ..... ,.". _.. . Buenleg ..................... .. Duyong, Macabito ........ ,." .. Nagsaing .................... .. Am buetel ......... _.......... . Dinalaoan ................... .. Banaoang .................... . Nalsian .. , .................... . Ambonao ..................... . Gabon _...................... . Bued .... , ...... , ............. . Poblaci6n .................... . Poblaci6n .......... _....... _.. Pogo Chico, Pogo Grande, Malued. Dagupan ... " .. Lasip Grande, Lasip Chico, Bacayao. Dagupan ."'_'" Lucao . __ . , ... , . , .... , .• , .. , .. . Dagupan - - ~ - - - Calmay _, ..... ,_,_, ...... _... .

85 86 87 88 89

Dagupan .--.-Dagupan ---.-. Dagupal1 ...... Dagupal1 ...... Dagupal1 ------

90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112

Dagupal1 ...... Dagupal1 ...... Dagupan ...... Dagupan . __ ... Lil1gayen .. _... Lingayen ...... Lingayen ...... Lingayel1 ...... Lingayen .. __ .. Lingayen ...... Lingayen ... " ". Lingayen ...... Lingayen ...... Lingayen .. _... Lingayen .. _... Lingayen ...... Lingayen ...... Lingayen ...... Lingayen .. _... Lingayen ...... Lingayen ...... Lingayen ...... Lingayen ......

113 114 115 116 117 118 119 120 121

Malasiqui ...... Malasiqui ...... Malasiqui. ..... Malasiqui. ..... Malasiqui ...... Malasiqui. ..... Malasiqui. ..... Malasiqui ...... Malasiqui. .....

71

72 73 74 75 76 77 78 79 80 81 82

Calasiao ... " . " . Calasiao .. "." .. Calasiao ....... Calasiao ....... Calasiao ....... Calasiao ... " ... Calasiao .. " .. ". Calasiao ....... Calasiao ....... Calasiao ....... Calasiao ....... Dagnpan . ----Dagupan . _.. _. Dagupan ......

Enumerador. Antonio G. Sison. Manuel Dizon. Vicente Gonzalez. Jorge M. Velasco. Jos~ Ferrer. Andres Domagas. Antonio Dizon. Ildefonso Parayno. Hugo Enrada. Casimiro del Rosario. Felipe Fontanilla. Antonio Fernandez . Eulalio C. Reyes. Marcelo Quebral, Andres Uson. Juan Gal van.

Antonio Llamas. Modesto H. Coquia, Rai" mundo Hortaleza. Carael ..... , ... , , ....... , , .... . Miguel Llamas. l\'fayombo - _.................. . Eustaquio del Rosario. Pantal .""., ....... , ........ . Jose Valerio. Pa:Q. taL ... , , _..... , , .......... . Fabi,~n Villamil. Bonoan Gueset. _.. , , ... , ...... . Gregorio Beltn~n, Antonio Llamas. Bonoan Boquig ....• __ •. __ ...... Ciriaco Palaganas. Tambac, Bolosan, Binloc ....... Carlos Vojar. SaTisay, Manguin ............... Andres Uson. Tu beng, Caranglaan .... _.. .. ... Justo Lomibao. Poblaci6n ............. _....... Numeriano Macasieb. Poblaci6n ............. _. . . . . .. Gregorio FloI' Mata. Tonton, Namolan .............. Victor Tomelden. Libsong ....................... Jose C. Ramos. Libsong • . . ... ... . . . . . . . . . . . . .. Antonio M. Fortich. Maniboc. . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . .. Ram6n Bernabe. Maniboc ..... __ ......... _. . . . .. Antonio Sison. Pangapisan .. _... _.. _.. _. _..... Sisenando Uson. Balangobong .................. Jose V. L6pez. Malimpuec •.. . . . . . .. .. . .. . . . .. Lope Silo. Estanza .....•................. Francisco Majarreis. Estanza ....................... Gregorio Friala. Baay ...... .... ................ Casiana Jimpnez. Domalandan. . . . . . . . . . . . . . . . . .. Marcelino Mendoza. Domalandan. . . . . .. . . . . . . . . . . . Gabriel Abalos. Balococ, Tumbar, Talogtog. . . . .. Eliseo Jimenez. Ql1ibaol, Matalaba ............. Francisco de Orozco. Naguelguel, Dulag. . . . . . . . . . . . .. Jose B. Santos. Bolusan, Basing, Lasip, Rosario, Aurelio Espina. Alioeeoeo. Poblaci6n .......•. ~." " .. , .. . Januario Macaraeg. Taloy, Anolid.,., .. ,.", ...... . Marcelo Lambino. Maculuet, Bogtong, lcan" ..... . Francisco Macasieb. TolOIlguat, Talospatang, Canan .. Jose Domangtay Menor. Loqueb .. ,., ...... " ... , ...... . Doroteo Domangtay. Calbueg, Lunec .. , ... ,......... . Jose de Rosario. Polong .......... " ........ , .. . Pedro Quintans. lngalagala, Omando, Patacbo .. . Jose Cavestany. San J ulill,n, , , , . ' •••....•••.•. , . Victoriano Acosta.


673

ORGANIZACI6N. Disl1'itos de Erl1tmel'(wi6n y lVnwnerodores-Contimia.

Municipio.

Barrio.

123 ]24 125 126 127 128 129 130 131

MalasiquL ___ .. San Julian, Bongal', Tobor, Corareng. Manaoag . ___ .. Poblacion. ______________ . _. ___ . _______________ . _____ . _. _. Licsi Manaoag . ___ .. Manaoag _. _.. . Licsi _________________________ . Manaoag _... _. Pao, Talogtog _________________ _ Manuoag ... _.. Lipit _________________________ _ Manaoag ..... . Calaoagan, Panaga ___________ . __ Mamloag ... __ . Laoac ___________________ . ____ _ Manaoag .... _. Laoac __________ . __ .... _...... . Manaoag _... _. Santa Ines, Caaringayan _... ___ _

132 133 134 135 36 137 138

Manaoag ...... Manaoag .... _. Manuoag _.. _.. Manaoag ...... Magaldan .. _: .. Magaldan. _.... Magaldan. ____ .

122

138~

139 1.40 141 142 142~

143 144

145 l-J:6 l-J:7

148 149 150 151

152 153

154 155

156

157 158 159

160 161 162 163 164 165 166

167

168 1139

Enumerador. Yicente Domangtay. Antonio Aquino. Agapito Valenzuela. Edelberto Bautista. Rosendo Soriano. Mariano A. Mangon6n. Pablo Tiong. Ignacio Santa Maria. Domingo Barrozo. Rafael Aquino, Ignacio Santa Marfa. Mariano Ordofia. Norberto Quebl'al. Com'ado de Guzman. Florencio Santa Maria. Ulpiano Ballesteros. Ulpiano de Vera. Vicente J. Magno.

Lebueg _____ . _. __ .. ___ ... _... _. Inamotan. ____ ... _... _....... _. lVlaoacat, Baritao ... _... _.... _.. Babasit ____ . ____ . _. _. _. _. ____ .. Poblaci6n, Guilig ...... __ ... _.. . Bari, Malabago, Anolid_ .. _. _.. . Banaoang, Buenlag, Amansabina, Alitaya. Magaldan __ .... Alitaya __________ .. _. _. __ .. ___ . Macario Legaspi. Magaldan. _.... Gueguesan~uen, David, Guesang. Camilo Calimlim. Magaldan_. __ .. Landas, OSlem, Nabaluan .. __ .. . l\Iacario Legaspi. Magaldan ...... Guiguilonen, Embarcadero _... . Luis A. Callanta. Magaldan _... _. Nibalio __ . _. __ . __ . _______ . _. __ Miguel Mamayson. Magaldiin: _____ Macayug, Tebag, Inlambo, Ni- Jose C. Flores. balio. Magaldan. ___ .. Salaan, Palua, Pogo _________ . __ Pedro Estayo. Magaldan. __ ... ' Bantayan, Bateng, Talogtog. _. _. Gregorio Frianesa. Magaldan .. _. __ Salay, Lanas, ~Iaasin __ .. ______ . Jose Biason. Mangatarem ... Poblaci6n ____ ... _.. ___ . _____ . __ Pablo Cruz. Mangatarem . _. Poblacion _____________ .... ___ . _. Lorenzo Ventenilla. Mangatarem .. _ Poblaci6n .. ___ . ____ .. ___ ... __ .. Manuel Jasmin. Mangatarem . _. Silag, Quetegan, Bunlalacao, Ca- Tomas Sison. lomboyan, DOl'ongan. Mangatarem . __ Quetaquet, Caturay, Cabayao路 Cipriano Jasmin. asan, Bueno, Bunao. Mangatarem ___ 010, Cabayugan, Nan casal an ___ _ Esteban Sison. Mangatarem ___ Bugtong, Taquipan, Macarang. __ Mariano Seril. Mangatarem ___ Tagac, Cabarwan, Cabaluyan, Ram6n Oaoile. Naguilayan, Tococ, Pacalat. Mapandan ____ . Poblaci6n, Apaya, Amanoaoac, Doroteo Suratos. Jimenez. Mapandan _____ Torres, Luyan, Baloling _____ ... Hilario Aquino. Mapandan . __ .. Pias, NilomboL. __________ . ___ . 1 Juan Lagera, Saturnino Orana. Natividad _____ . Poblaci6n _____________________ _ Saturnino OralIa. Nati vidad. ____ . San Eugenio. _____ . _________ ... Isidro Hufana. Natividad .. ____ San Modesto, San Pedro ___ . _. __ Victor R. Rivera. Natividad .... __ . Santiago .. ____________________ _ Rosendo Espiritu. Natividad .. ___ . San Zenon ________________ . __ ._ Raimundo F. Mata. Natividad ..... San Pablo ____________________ _ Andres Rubio. Nati vidad . _.. _ San Atanacio ___ .. _. __________ _ Fil6meno Deoferio. Natiyidad __ ... San Miguel. ________ . _________ . Marcelino Alvareda. Nati vidad __ . _. San Jose ______ .. ______________ . Antonio 1. Paroni. Natividad _.. _. Batchelor ____________ . ________ _ Claro Mana. Pozorubio ____ . Poblaci6n ____ . __ . ___ . __ . _. ___ . Alejandro Camacho. Pozorubio _____ Poblaci6n, Alipangpang, Villegas. Rosendo Olarte. Pozorubio _____ Rosario ... _______________ .. ___ _ Tranquilino Meris. 13707-voL 1-05--43


674

APENDICE. Distritos de Enwmeraci6n y Emtme?·adores-Contimla. Municipio.

Barrio.

181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202 203 204 205 206

Pozoruhio .... . Talogtog, Amagb'agan, Malasill .. Pozorubio .... . Dilan, Nantangalan, 1\Ialoquiat.. Pozorubio .... . Imbalbalatong, Cablong, Palac· palac. Pozorubio .... . Manaol, Palgoyog, Cuting ...... . Pozorubio .... . Bobonan, Bataquil ............ . Pozorubio .... . Inoman, Sugcong, Paldit ....... . Rosales ....... . Poblaci6n ..................... . Rosales .... ... . Carmay, Poblaci6n ............ . Rosales ..... .. . San Pedro, Banguitbaquit. ..... . RosaleE ....... . Tomana, Cramen .............. . Rosales ....... . San Vicente, Pangaoan, San Matias. Rosales ....... . Cabalaoangan ................. . Salasa ........ . Poblaci6n, Bafiaga ............. . Salasa ........ . Polong ....................... . Salasa ........ . Samat ........................ . Salasa ........ . Magtaquing ................... . Salasa ".".'.' Laguit, Anagao ................ . Salasa ........ . Umanday ............. : ...... . Salasa ........• Salomagui .................... . San Carlos .... . Poblaci6n, Lucban ..... ....... . San Carlos .... . Poblacion ........ ............ . San Carlos .... . M'anzon, Mamaslao ........... . . San Carlos .... . Do ong ...................... . San Carlos .... . Bolinguit, Maguilayan ......... . San Carlos .... . Pagal, Palaming ............... . San Carlos .... . Capataan, Tandoc ............. . San Carlos .... . Pangpang, Gamata, Calomboyan. San Carlos .... . Lilimasan, Coming ............ . San Carlos .... . Cobol ........................ . San Carlos .... . Magtaquing ................... . San Carlos .... . Turac ..•...................... San Garlos .... . Dompay, Mabolitec ........... . San Carlos .... . Navatat, Obong ............... . San Carlos .... . Mapolopolo, Anam bongall .... . San Carlos .... . Bacnar, Mestizo ............... . San Carlos .... . Calobaoan .................... . San Carlos .... . San Juan, Abanon ....... _.... .

207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217

San Ca,rlos .... . San Carlos .... . San Carlos .... . San Carlos .... . San Fabian ... . San Fabian ... . San Fabian ... . San Fabian ... . San Fabian ... . San Fabian ... . San Jacinto ... .

218 219 220 221 222 223 224

San San San San San San San

170 171 172 173 174 175 176 177 178 179 180

Jacinto ... . Jacinto ... . ManueL .. . Manuel ... . ManueL .. . ManueL .. . Manuel. •..

Enumerador. Pedro 1\1. Magno. Cesar Iuson. Apolinario Callao. Mariano Meris. Antonio Callao. Vicente Olarte. Cecilio VaUejos. Aniceto Sam:allo. Elias L. Remollino Valdes. Felipe Marques. Felix Boyero. Pedro Meimhan Afriano Abacl. Rafael Munoz. Norberto Ef;pino. Francisco Espino. Antonio Perez. Benito Estrada. Ignacio Canto. Vicente Guevara. Pascual Bandong. Eduardo Benitez. Pedro Ban(long. Domingo Bogayong. Aquilino Banaag. Mariano Padilla. Francisco Muiloz. Florentino Verzosa. Lauro Soriano. Roque Baun. Leoncio Villena. Luis Chaingan. Venancio Mendoza. Alvaro Padlan. Felix Manuel. Vicente Caniza. Francisco Guevara, Vicente Perez. Mariano del Rosario. Ram6n Diaz. Francisco 1\Iacaraog. Valeriano Padlan. Ambrosio Erfe 1\lcjfa. Ambrosio Gcneroso. Rosario Catullgal. Benedicto Zarato. Alejandro Sevidal. Benedicto Serraon. Cipriano Castilla.

Payar, Isla ................... . Libas, Balincanaoay, Gueleo ... . Baldog, Talang . _..... _....... . Salinap, Balaya, Mabalbalino .. . Poblaci6n, Sagud Baley ....... . Nibalio, Sobol ................ . Tempra, Mabilao .............. . Palapad, Binday, Anonang .... . Angio, Cayanga ...... ____ . _. __ . Lougos _..... _. _...... _.... ___ _ Poblaci6n, Santo Tomas, San Vi· cente, Macayug. Guibuel, San Roque, RantaMaria. Jose Besacruz. San Jose, Lahney .. ____ ........ 1 Segundo Estaris. Poblacion _. _. _.... __ ......... . Francisco Cereso. Poblaci6n . _________ .. __ . _.... . Potenciano Fernandez. San Juan, Santo Domin~o .. _.. . Lamberto M. Guzman. Flores, SaIl Roque _.. _. _.. _... . Ramon Baclit. San Vicente. _______ ..... __ . _._ Eduardo Villal6n.


675

ORGANIZACI6N. Dislrilos de Enumeracion !J Enllmel'odores-Continua. 1\1 nniri pio.

221) 226 227 228 229 2::10 231 232 283 234 235 236 237 238 239 240 241

242 243 244

245 246 247 248

249 250 251 252 253 254 255 256 257 258

259 260 261 262

263 264 265 266 267 268

1

Barrio.

Enumerador.

Han Nicohis ____ Poblaci6n ________ ..... __ .. __ .. Gregorio Megia. Ran Nicolas _. .. Poblacion. _____ . _.......... __ . Lucas Megia, Teodorico Maxion. Ran Nicolas ... . San Isid ro .................... . Teodorico l\1axion. San Nicoh'is ... ' 1I:)an Felipe, Santo Tom as ....... . Dalmasio Floirendo. Han Jicolas .. .. Han Antonio .................. . Luciano Floirendo. Han Nicolas ... . San Rafael, Talancafur ........ . Manuel de la Pefia. San Nicolas .. .. San Eugenio ... __ ............ .. Crispulo de la Vega. Ran Nieohl.s .. .. Santa Marfa, San Jose ......... . Braulio Evangelista. Han Nicolas ... . San Roque ............. __ ... .. Hugo AbacI. San Quintin .. _ Poblacion .................... . Jose Margueta, Marcelo Cansino. San Quintfn .. . Poblacion ................. ___ _ Paulo Fernandez. San (~uilltfn .. . Alae, Camaboy .............. .. MartIn Ferreria. San Quintin .. . Lagasit, Bolintaguen, Bolarit, Basilio Surio. Capalpaliaan. San Quintin .. . Lomayao, Baligayan .......... . Manuel M. MansilJa, Julian Ramirez. Han Quintin .. . Ungih, San Pedro ........ _.... . Tomas Baltisar. San (,luintfn .. . Cionzalo _. .... _...... _........ . Juan J. Lictana. San Isidro .... . Poblaci6n, Santelmo, Laois, Francisco Rosario. Uyong, Tobnan. San Isillro ..... San GOl)zalo, Bongalong, Bolo, Luca.s Pascual. Dulill:. Santa Barbara . . Poblacion, Dalongui, Sapang .... Antonio Ungson. Santa Barbara .. Alibag6, Sonquil, Maronong, Juan Cruz. Balingueo. Santa Btlrbara .. Toliao, Malanay, Calay ........ . Daniel Maram ba. SantaBarbara .. Gueguesangnen, Ventenilla, Ni- Alejandro Garda. 10m bot. Sant.a Barbara .. Banzai, Carosucan ............. . Inocencio Puntaue Santos. SantaBMbara .. Minien, Tebag ................ . Lorenzo Bautista. Santa Barbara .. Butao, Cab long, Maticmatic, Ba- Aniceto de Ocampo. naoang. SantaBarbara .. 1\1aninciing, Pay as, Patayac .... . Vicente Cirenco. Santa l\Iarfa ... Poblacion .................. __ . Mariano de liuzman. San ta Maria .. _ Santa Rosa, Pila, Paitau .... _: .. Pedro E. Padillo. Santa Maria __ . Pilar, Calli tang, Saman ........ . Alejandro Lamagna. Santa Maria ... Cabaroan, Bellag .............. . Epifanio Santliq ue. Santa Marfa .. _ San Eugenio, Dalayap, Libsong . Jorge Martfney-. Santa Maria ... Pataq uid, Pugot, San Jose ... __ . Eugenio Munas, Alejandro Gonzalez. Santo Tomas ... Poblaci6n, San Agustin, Salva- Ignacio Lamorona. cion. Santo Tomas ... San Marcos, La Luna, Santo Do- Juan Quimosing. mingo. Santo Tomas ... Anda, Caria, Pinuangan .... _... Gaudencio Quepquep. Sual .... _.. ___ . Poblaci6n, Caoayan, Sioasio, Jose Ramoran. Camagsingalan, Baquioen. Sual. . _______ __ Bulaoen, Capantolan, Seselangen, Sixto Agbayani. Nabual. Tayup .... ___ __ Po blaci6n . ____ .. _..... _. _.... . Ram6n Valdez. Tayup. __ .... _. Poblacion ... __ ............... . Marcelino P. Salcedo. Ta.yup ... _""_ La Paz, Agno ................. _ Leoncio Allas. Tayup .. __ ..... Legaspi .. __ ...... __ ........... . Antonio Flor Mata. Tayup. __ """ Natividad ................... __ Feliciano Guillermo. Tayup ........ . Carriedo, Magallant's ......... __ Antonio Ramos. Tayup .. _.... _. Evangelista ................... . Catalino Fernandez.

â&#x20AC;˘


676路

APENDICE. Distritos de Enumemci6n y Enumemdores-Continua. Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Panganiban, Concordia __ . _. ___ _ Laoac ____________ . ___ .. ______ . Poblacion, Malibollg _____ .. ___ _ Buenlag, Salindo, Quetaql1et, Calioaqnio, Angatel, Real, Gumbuec. Bonol, Galipatan, Uban, Dalanguiring, Balangay. Catungdan, Duplac, Pasive, Bayaoas, Buetag. Malaca, Camambugan, Batancaoa., Galarin. Poblacion ____ . ___ . __ . _. ______ _ Abalos, Esperanza ____ . __ . _. _.. Morena, Cariclad, Gonzales' _. __ .

272

Tayup_ .. _.. __ . Tayup ________ _ Urbiztondo. __ . Urbiztondo ___ _

273

Urbiztondo ___ _

274

Urbiztondo ___ _

275

Urbiztondo ___ _

276 277 278

Umillgan _____ _ Umingan. ___ ._ Umillgan .. ___ _

279 280 281 282 283 284 285 286

La Paz . _____ . _______________ _ Salvador, Flores __ . ______ . _____ _ Poblacion ____________________ _ Poblacion ____________________ _ San Vicente ________ - __ - - - - - - - - _ Camantilis ______ . __________ . _._ Cayambanan ______________ . __ _ Talvuyoc, Nancalabasaan, Casantaan. Urdaneta ______ Bayaoas, Dilan ________________ _ Urdaneta _____ . Caboluan, Camanang __________ . Urdaneta ______ Baotad _______________________ _ Urdaneta ____ . _ Nancayasan ___________________ . Urdaneta. _. _.. Palina _____ . _____________ . ___ .. U rdaneta ____ . _ Palina __________ . ____ . ________ . Urdaneta .... _. Nancamaliran _____ . _____ . _____ . U rdaneta . _____ Nancamaliran _. __ . ______ . __ . __ _ UrdanE'ta. ____ . Pinmalodpod, Labit ________ .. _. Urdaneta .. _. __ San Jose. _____ . ______________ ._ Villasis _... _. __ Poblacion ___ " _____________ ... Villasis __ .... _. Poblacion __ . ___ . _. ___ . _______ _ Villasis ____ . __ . Barraca, San Nicol(ls ___ ... _. __ _ V illasis _______ . 1 San Blas _____ ... _.. __ .... _... __ Vi IIasis _-. _____ I Bacag - - - - - -. - - - - - - - - - -. - - - - - -. V illasis _. ___ . _. Tom bod ______ . __ . __ ... _. - ... - ViIlasis- .. ----- 1Unzad ---------- ... - .... ----.-

269 270 271

287 288 289 290 291 292 293 294 295 296 297 298 299 300 301 302 303 304 305 306 307 308

U mingan _____ _ U mingan _. ___ . Urdaneta ____ _ Urdaneta _____ _ U rdaneta _____ _ U rdaneta _____ _ U rdaneta . ____ _ Urdaneta .. ___ _

Vicente B. Vinluan. Juan Ausena. Julian Manzon. Juan Escafio. Mariano Mascaraeg. Anastasio Austria. Francisco Macasieb. Juan Mananquil. Cosme Giron. Juan Borongue, Eduardo Diaz. Domingo Belisario. Elpiclio Fulgosino. Primitivo Perez. Joaquin Giron. Cosme Baltazar. Valentin Ambrosio. Antonio del Prado. Benito Belmonte.

Pedro Rosal. Rufo lchon. Joaquin Farken. Hermenegildo Alonso. Genaro del Prado. Nicolas Lacaba. Ramon Angutl. Carmelo Flot' Bago Filomeno Qui ntos. Basilio Benavidez. Mariano Orclones. Francisco P. OlivaI'. Gregorio Basconcillo. Epifanio Espiritu. Tranq nilino Baseos. Eufrosino Ba.'lcos. Leon Carbonell. Vicente Perez. ~m::t:: ~ia~~_~~~~z: _~~~~~~_O_~~l~~: Teodoro Basconcillo. V illasis ____ . _" 1 Puelay - - . - - - - - - - - - - . - - - - - - - . - - Agat6n Remollino. Mangatan3m. __ I Buaco, Malabobo, Baracbac - .. -- Domingo Valenzuela. Mangatan3m . __ I Caviernisan, Muelang, Bantoca- Lino A. Pina. ling, Buenlag, Ponglo, Malonec.

:::::::

::::::

Enumemdores de las Tribus InjieZes. Macario Fortich. Jacinto Megia. Ulpanio Meris. Cosme Giron .


677

ORGANIZACI6N. DISTRITO DE INSPECCI6N NUM. 12. PROVINCIA DE NUEVA ECIJA. Inspector ..... . .. .. . Gobernador E. de los Santos. Oficial pagador ...... H . H. Oheal, tesorero provincial. Empleado ... . ....... Ram6n Manaloc. Mensajero . . ......... Justo Amarao.

Agentes EspeC'i,ales. Municipio.

Agente especial.

Municipio.

Agen te especial.

Aliaga .. ________ Bongab6n ....... Oabanatuan .... . Oabiao ......... . Oal'rangllin ...... Ouyap6 ________ . Gapan .. ________ Jaen ________ . __ . Licab ........... Lupao __________ Nampicuan __ ... Pantabangan .... Pefiaranda ......

Alejandro Oorpuz. Bibiano Aquino. Leocadio Sarenas. Jose Orespo. Lorenzo Amanto. Mariano Flores. Sime6n Linsangan. Apolinario Esquivel. Eligio Fino. Oelestino Tabolde. Andres 'l'abilangan. Pedro Villatior. Policarpio Pacuna, Marcos A ~es.

Plln(lUn .. . ...... San Antonio .... San Isidro ...... San Jose ________

Oarlos Bravo. Nazario Oando. Florencio Miranda. Oornelio Ramos, Gre· go rio Jimenez. Luis de Ocampo.

Dist1'itos de S Z

'::l

1

2 3 4

5 6

Barrio.

Oabanatuan . . . . Oabanatuan ... . OabanatUan ... . Oabanatuan ... . Oabanatuan ... . Oabanatllan ... .

Poblaci6n ...•...... .. ... . ... . . San Jose .. __ .. . __ ' ____________ . Snmac:ab, Tali.papa .... . .... . . . . Sangitan, Adnas ..... ____ __ .. __ Pagas, Valdefuente, Oabu .... . . . Oabu, Sangitan, Talipapa, Val· defuente, Pagas. Poblaci6n ....... . ............ . Poblaci6n, Santa Rita .. ______ __ Entablado, San Julian, San Oarlos. San Antonio, Palsinan .. .. . .. .. _

9 10

Oabiao .... __ __

11

Oabiao .... __ .. Oabiao .. __ .. .. Gapa·n ........ . Gapan ........ .

12 13 14

15

Gapan . . .... . . . Gapan .... __ .. . 17 Gapan ........ . 17! Gapan .... __ .. . 18 Gapan . .. ..... . 19 Gapan . .. ____ __ 20 Gapan ...... __ . 21 Gapan ....... __ 22 San Isidro . . .. . 23 San Isidro .. .. . 24 San Isidro .... . 25 San Isidro .... . 16

fAn~meraCi6n y i'(bumemdores.

Municipio.

Oabiao .... __ .. Oabiao .. ____ __ Oabiao .. _.....

7 8

San Juan de Guimba. San Leonardo ... Alejandro Pestano. Santa Rosa . . .... Oornelio Tuazan, Ma· merto Sapiandante. Santo Domingo .. Julian Valdez, Fran· cisco Fernandez. Talavera ........ Mariano Tolento. Zaragoza . ______ Oasini Escamis.

Enumerador. Anionio Jimenez. Nicolas del Rosario. Jose G. Ouisia. Juan Jimenez. Angel Melencio. Isaac Arenas. Francisco Orespo. Faustino Mesina. Eustaquio Teczon.

Eduardo Lanera, Doroteo Velasquez. San Vicente, Libutau, Simpit .. . Salvador Relincio. San Fernando __ .' ... . . __ ... . __ . . Victoriano Natividad, Poblaci6n (San Vicente) ..... .. Faustino Tino. Poblaci6n (San Vicente), San Agustin Ouison. Lorenzo. San Lorenzo . .... . ... . . . . . . . . . . Eusebio Maniaul. San Lorenzo ................... Juan Asarcon. l\:t:angino, Santo Oristo .... . ..... Justo Panis. Santo Oristo, San Roque ........ Juan Asarcon. Pam buan, Santa Oruz ... . . . . . .. Jose de los Santos. San Nicolas . . ............. _. . .. Oeferino Ortega. San Nicolas . .. ...... .. ........ _ Atanasio Abad. San Nicolas ... _. _. ...... . ..... _ Olemente Nieves. Poblaci6n __ _. . . . ...... ____ .. _. .lnocencio Payumo. Poblaci6n . . .. . _. _. _.. _. _. .. ___ Antero Gempesaw. Poblaci6n .... . .. _...... _.. __ .. Gabriel Bantug. San Isidro __ ............... __ __ Lucas Oorne' o.


678

APENDICE. Distritos de Entbmemci6n y Enumeradores-Continua.

S

'::I

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

26 27 28 29 30

31 32 33

34 35 36 36~

37 38 39

40 41 42

43 44 45 46 47 4:1

49 50

51 52 53 54 54~

55 56

57 58

59 60 61 62 63

64 65

66 67

San Isidro .... . San Isidro ... _. San Isidro. _.. . San Isidro _... . San Isidro _... . San Isidro .... . San Juan de Guimba. San Juan de Guimba. San Juan de Guimba. San Juan de Guimba. San Juan de Guimba. San Juan de Guimba. San Juan de Guimba. Pefiaranda .. _. l Pefiaranda .. _. _ Pefiaranda ... _~ Pefiarancla .. __ . Pefiaranda .... . Pefiaranda .... . Pefiaranda .... . Cuyap6 ...... __ Cuyap6. ___ .. _. Cuyapo ....... . Cnyap6 __ ..... . Cuyap6 ....... . Cuyapo .... _.. . Cuyap6 ....... . Cuyap6 ....... . Cuyapo ....... . Cuyapo ___ ... _. Cuyapo. __ . _.. . Cuyapo ....... . Cuyapo. _. _.. . _. Cuyapo .. _.... . Licab ........ . Licab ........ . Licab ... _.... . Licab ........ . Licab ........ . Bongab6n .... . Bongab6n .... . Bongab6n .... . Aliga ......... . Aliga ......... .

69

Aliaga ........ . Aliaga ........ .

. 70

Aliaga ........ .

71

Aliaga ........ .

68

San Isidro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. Alua . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. Calaba .... . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. Calaba ...... . . . . . . . .. . . . . . . . .. Santo Cristo ................... Tabon, Pulo ................... Poblacion .....................

Petronilo Reyes. Mauricio Tinio. Rufino Villaruz. Simon Miranda. Antonio Elvina. Victor PayumoTuason. Patricio Sarmiento.

Poblacioll .................... _ Anastasio Tobias, Felix Garcia. San Antonio, Munoz ............ Prudencio Batangafl. San Agustfn, Escafio. . . . .. . .. . .. Eusebio "Tabaquin. Bacayao, Concepci6n........... Jose Tombo. Bacayao. _.......... _.......... Felix Garda. Manacsac _... _... _... _.. _... _.. Catalino Ortiz Luis. Poblaci6n .................... . Marcelo Lorenzana. Po blacion .. _................ _. Lino Sison. 1;'0blaci6n ....... _............ . Roman Roque. S~a sajan, Las Pifias ....... __ .. . Demetrio Berin. Paipaya ............. __ ........ . Luis Santa In~s. Papaya ...... _..... _..... _.... . Antonio Vallarta. Cal~os, Picls, Rio Ohico ____ .... . Florentino Arieta. Po blacion ....... _....... _.... . Tomas Aromin. Poblaci6n ........ _.......... _. Clodualdo Bringas. Poblaci6]l ........... _........ _ Carlos Plata. Poblaci6n __ . _..... _....... _.. _ Valentin COI'PUfl. Bulala, Bantog .......... __ .. __ . Leocadio Garcia. Pug6, Latap, Matindeg _... _... . Alberto de Castro. Sancagules, Bentigan .... _.. _.. . Pedro Aguila. Piglisan .... __ ... _. _....... _.. . Cenon A. Divina. Loob, Pacpaco .... _........ _.. . Lino R. Sumangil. Calancuasan . _.. __ .. __ . _...... . Alejandro J. Gamoya. Ungab __ .. _.. _.... _.......... . Basilio H. Aromin. Villaflores, Ambalangandalin .. . Silvestre A. Austria. Maycaban, San Marcelo, Bned .. Victorino Calcia. Paitan, Sabit. ...... _......... _. Agapito Ramirez. Poblaci6n, VillaRosa, Babacaban Juan Roque. Poblacion, Santa Maria ....... _. Teodoro Ermita. Poblaci6n, San Sim6n .. _.. _... . Satumino Garda, Simon Sanis . â&#x20AC;˘ Santa Marfa ............. _.... . J nan SansiateR. San Jose, San Casimiro ........ . Jacinto Bueuavides. Poblacion, Cabucbucan ..... __ .. Eulalio 1. Bisig. Santor ............... _____ .... . Lorenzo Kabnkolll. Viga, Villa, Irnrlulong .... _. _.. Marcelo Manalastaf'. Po blaci6n ........... _........ . Emiliano Soriano. Poblaci6n, San Isidro ... _..... . Nicolas Cajucom, Alfredo Elvino. San J nan Bautista, San Eustacio. BIas Alejandro. San Juan de Dios, San Felipe, Marcelino Roque. San Pablo. San .Alejandro, Santa Clara, San Sil vestre 01'tega. Emiliano. Santo Tomas, San Francisco, San Felino Cajucom. Jose.


679

ORGANIZACI6N. D.istt·itos de Enumetaci6n y Enumeraclores-Contimla. Municipio.

Barrio.

Aliaga ....... , . Santiago, Santo Rosario, Santa M6nica. 73 Aliaga ........ . Santo Nino __________________ .. 74 Aliaga ........ . Santo Nino __________________ .. 75 Santo Domingo. Poblaci6n _................... . 76 Santo Domingo. Po blaci6n ___________________ __ 77 Santo Domingo. Dolores, San Agustin, Baloc, ralusapis, Santo Rosario, Tabing Ilog. 78 Talavera ...... . Poblaci6n .. _................. . 78>1 Talavera ...... . Latorre, Mamandil, Bantog .... . 79 Talavera ...... . Pinagpanaan, San Ricardo, Calipajan. 80 San Leonardo .. Poblaci6n ___ . _. ____ ....... _.. . 81 San Leonardo .. poblaci6n .... _.. _... _. _______ . 82 San Leonardo .. San An t6n ________ . _. ___ . __ . __ . 72

86 87 88 89 90 91

San Leonardo .. San Leonardo .. San Leonardo .. San Leonardo .. Santa Rosa .... . Santa ROf'a .... . Santa Rosa .... . San Antonio .. . San Antonio .. . San Antonio .. .

92

San Antonio ...

93 94 95

San Antonio .. . San Antonio .. . Jaen _.. _.... _.

96

J aen ....... _.. Jaen ...... _._. J aen ________ __

83 84

85 85~

97

98

99 100

101 102 103 104 105 106 107

108 109

110

N ampiclian ___ _ Nampiclian ... . Nampicuan ... . Puncan ____ . __ . Carrang1an ___ . Pantabang,tn _. Lupao ______ ._. San Jose ______ . San Jose ______ . Zaragoza _____ . Zaragoza ... __ . Zaragoza _____ _

Mam bangnan ...... ___ ........ . Castellano . . . . . . . .. . ... _..... . Nieves, Tambo .. __ .. ... . ____ ... . Tam bo ....................... . Poblacion, Soledad ............ . Poblaciol\ ............... ..... . Lafuente, \Raja1 ..... ..... ..... . Po blacion, J ul6 ______________ __ Tiquio,Maugat ................ . San Francisco, San J osc, Quina· halaan. Fapaya, Lauang Cupang, Pama· baran, Santa Cruz. San Mariano, Luyos ...... _... _. Santo Cristo, Buliran ......... _. Po blaci6n •....................

Enumerador. Sime6n Saavedra. Atanasio Linda. Andres Saavedra. Casimiro Castro. Juan G. Enriquez. Hip(Jlito Enriquez, mon Tombo.

Ra-

Sim6n San Vicente. Elias Ferrer. Celerino Valenton. Gervacio Aguilar. Jacinto de Le6n. Gavino Mendoza, Galicano Dias. Antonio Fajardo. Potenciano Luna. Amado del Barrio. liregorio Pajau. Mariano del Barrio. M. J. Santo. Ana stasio Monasterial. Martin Cando. Antero Pallagnd. Prudencio Toledo. Antonio Tobias.

Jose Vallarta. Narciso Dias. Ponciano Lustre de Victoria. Po blacion .................... . Felipe L6pez. Poblaci6n, Sapan .... _.. _______ . Jose D. Manzano. Lambaquin, Pamacpacan, Santo Regino Bunuan. Tomas, San Pablo. Poblaci6n .. __ . ___ ... _... _. _. __ Marciano Cuaresma. Poblaci6n . _.................. . Evaristo Gatd ula. Cabauangan, Pacarso, Alegria, Catalino C. Mbazas. Medico, Surgin, Balio. Poblaci6n _____ .. _____________ . Antonio Alsasua. San Agustin, Poblacion ........ . Ezequiel Cruz. Poblaci6n _......... .... . ___ .. . Francisco Villajuan. Poblaci6n _____ .. _______ . ____ .. Valerio Escobar. Poblaci6n ___ . ________________ . Gabriel Tellez. Poblaci6n .... _.... _. _" .. _.... . Pacffico Bautista. Poblaci6n __ ... ..... _. _.. _.... . Marcelino Nieves. Poblaci6n ______ . _____ . __ . ____ . Feliciano S. Ayrosa. Poblaci6n __ . _. _..... _. _...... . .Daniel P. Lorenzo.

Etnumeradores de las Tl'ibus Infieles. Mariano Flores. Lorenzo Amante. Pedro Villaflor. Bibiano Aquino.


680

APENDICE.

DISTRITO DE INSPECCI6N NUM. 13. PROVINCIA DE TARLAO. Inspector ........... Gobeinador Alfonso Ramos. Oficial ,pagarlor ..... . W. E. Jones, tesorero provincial. Empleado .......... Marciano Barrera. Mensajero ... ... ..... Manuel Llave.

Age'lttes Especiales. Municipio.

I

Agente especial.

I

Anao ._. __ ...... Segundo Flor Blanco. BamMn ........ Pedro Sibal, Raimundo Paulilio. Oamfling ........ Gl'egorio Ooncepci6n. Oapas .. :; ....... Agripino Atienza. OoncepcIOn ...... Rufino Lulo. Gerona ......... Alejandro Pan co. La Paz .......... Sil vestre Talon. Moncada ........ Marceliano Maravilla. Moriones ........ Aurelio Guzman.

.

Muni_cipio.

Agen te especial.

Murcia ......... O'Donnell .. _... Paniqui ........ Pura ...........

Basilio Oanlas. Eustaquio Samaniego. Juan Oolendrino. Damaso Mel egri to, Apolinar Rafael. Bonifacio Toledo. Isidoro Alviar. Paulino Villafuerte. Ignacio Vall al'ta, Juan Nepomuceno .

San Clemente ... Santa Ignacia ... Tarlac .......... Victoria ........

Dist1'itos de Enumeraci6n y E numerado1'es.

S

~

Z

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23

Municipio.

Barrio. r I

Enumerador. o'

Tarlac ......... Poblacion .. _.................. Emilio Dimicali. Tarlac ......... Poblaci6n ..................... Ignacio Oura. Tarlac ......... Matatalaib, Maliualo, San Man· Juan Santos. uel. Tarlac ......... Oulipat, Bugilit ................ Jaime Puno. Tarlac ......... Tarigi, Banaba, Balibago ........ Isidro Salvador. Tarlac ......... Aguso, Sinait, Santa Maria, AI· Tomas Oabuslay. binadia. Tarlac .......•. San Isidro, Tibag, Sapang mara· Alberto San Miguel. gul. Tarlac ......... Oarangyan, Armenia ........... Ponciano Bundalian. Tarlac ......... San Roque, San Rafael ......... Dionisio Lisarondo. Tarlae . .. ....... Balincanauay, Lauang cupang, Rudesindo Ortega. Luisita. La Paz ........ Poblaci6n, San Rafael, Oaut ..... Tomas Ramos. La Paz ........ Oaramutan, Lara, Macalong .... Pedro A. E stigoy. La Paz ........ Guevara, Lomboy, Matayum- Miguel Oatajan. tayum. Murcia ........ Poblacion, San Agustin, Oaling- Juan Mendosa. cuan, Santa Rosa. Murcia ...... __ San Oarlos, San Miguel, Burut .. S. Mallari. Ooncepcion . _.. Poblaci6n ......... _....... __ .. MartIn Punll. Ooncepci6n . ___ Poblaci6n .. ___ . __ ......... _... Pablo M. Timbol. Ooncepci6n .. _. Balutu, San Martin _...••... _... Macario Barrera. Ooncepci6n _... San Nicolas, San Francisco .. " ... Prudencio Herando. Ooncepcion .... Santa Rita, San Bartolome, San Gregorio Pineda. Isidro. Ooncepci6n .... Santa Oruz, Santa M6nica ___ .... Felix Cortes. Ooncepcion .... San Miguel, Oaluluan, Bantug. _. Pedro Lenon. Ooncepci6n .... Santi ag, 0 Santo Nino ........... Pedro Sanches.


681

ORGANIZACI6N. Distritos de Enumeraci6n y Enume1路adO'1路es-Continua.

,~

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

24 25 26

27

Concepci6n ___ _ Concepci6n ___ _ Concepci6n ___ _ Capas ________ _

28 29 30 31

Capas ________ _ Capas ________ _ Bam han ______ _ Bamban ______ _

32 33

O'Donnell __ . _. Moriones _____ . Santa Ignacia __ Santa Ignacia __

34 34~

35 36 37 38 39

40 41

42

Cam fling Camiling Camlling Camlling Camfling Cam fling Camfling Camfling

_____ _ _____ _ _____ _ _____ _ _____ _ _____ _ _____ _ _____ _

Camlling : ____ _ Camlling _____ _ 45 Camlling _____ _ 46 Camlling _____ _ 47 Camlling _____ _ 48 Camiling _____ _ 49' Camlling ___ . _. 50 Camlling ..... . 51 Camfling ... _.. 52 Camfling ..... . 53 Camfling ._ ... . 54 San Clemente .. 55 San Clemente .. 56 Moncada. .. .. 57 Moncada ..... . 58 Moncada ..... . 59 Moncada ..... . 60 :l\'1oncada ..... . 61 Moncada ... _.. 62 Moncada ... _.. 63 Moncada .. _.. . 64 Moncada _.... . 43

44

65 66 67 68 69

70 71

72

Moncada ..... . Moncada ..... . Moncada .... _. A nao ........ . Anao ........ . Anao ....... . Pan~qu~ ...... . PamqUl _. __ .. .

San Vicente, Telabanca. _______ _ BaJutu .. ___ . __ ............... . Magao, San Antonio ... _...... _. Poblaci6n (Santo Rosario), Poblaci6n (Cuteut), Poblaci6n (Cubcu b), PobJaci6n (Santo Cristo), Cam in o. Camino, Aranguren . _. ___ .. _. _. Dolores, Lauy, San Felipe ...... . Poblaci6n _.. ___ .. _. _.. __ ..... . Anupul. Pacalcal, Banaba, Bangou, Culubasa. Po blaci6n ____ . ___ . _. _______ . _. Pohlaci6n, Iba, Sui a, Pa6 ...... . Poblaci6n, San Francisco ...... . Longog, Cabarllan, NambuJan, Cabulandayan. Poblarion ............ _... _... . PopJacion ....... _________ . __ .. Poblaci6n .. ______________ . _.. . Poblaci6n ..... _...... _____ ... . Bo bon _...................... . Bo bon _........ _.... _........ . Sinilian ...................... . Bangcay, Mariui, Matubog, Nagcillarall. Libeg ... __ .. _. ___ ........ _. __ . Palimbo ....... __ ... _" __ ... _.. Bilad ............ _..... _...... . Anoling, Baybayabas .. _....... . Anoling . ___ ..... _... _. __ ..... . Cacamilingan, Tambugan _..... . Cacamilingan, Surgui .......... . Surgui. _.. _.. _................ . Malacampa .. _................ . Mayantoc .................... . Pao .......................... . Poblaci6n, Pittao ..... _........ . Catagudingan, Balloc, Guadalupe. Poblaci6n .................... . Capaoayan, Baquero, Banaoang .. Camangaan, Malasin, San Julian. Campo Santo _... _......... _.. . RizaL . _......... _............ . Burgos, Maluac ..... _......... . Atencio, Lapsing, San Juan .... . Aringin, Calamay .... _........ . Tubectubang, San Roque, Santa M6nica. San Jose. _............. , _..... . San Jose, San Felipe .... _..... . Colo bot, San Vicente ......... _. Poblaci6n .................... . Poblacion . _....... _......... _. San Roman, Legaspi, San Agustfn, Salcedo. Poblaci6n . _....... _. _. _______ . Poblaci6n ......... _. _... ___ . __

Benito Suares. Nicanor IumuL Guillermo Narciso. Tomas Estacio.

Roman Ochoa. Jose lH. PUllsaJan. Ricardo Costosa. Pedro Lagman. Porfirio Austria. Benito Soriano. Francisco Milla. Federico Garda. Leoncio Bausone. Gregorio Romulo. Jose Pefia. Vicente Benghon. Juan Guillermo. Angelo Cabrera. Macario Sagun. Nicolas Martin. Roberto Roque. Francisco Reyes. Pascual Pefia. Diego Reyes. Aguedo Ibarra. Fausto de Guzman. Hermo~enes de la Cuesta. TranqUllino Pagarigan. Donato Papa. Melquiades Pagarigan. Atauasio Felix. Vicente Sieam. Eligio Madarang. Santiago Alumisin. Silvino Isla. Cecilio Al umisin. Marcos Palencia. Felix de J estls. Pastor Morales. Eleno Espejo. Mateo Bermudes. Silvino Lopez. Sinforoso T. Pulido. Bonifacio Alcid. Andres Tamundong. Florentino Blanco. Vicente B. Flor Blanco. Vicente Rico. Maximino Paruso. Valente Ramos.


682

APENDICE. Dist1'itos de Enwnemci6n y Enumeradores-Contilllla.

S

,~

Municipio.

Barrio.

Z

73 74 75 76 77 78

â&#x20AC;˘

79 80 81 82 83 8-1

85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105

106

Paniqui _______ Salomague, Cabayaoasan, Acocolao. Paniq ni _______ Mabilang, Barang, Aduas, Balaoang. Paniqui _______ Sinigpit, Nipaco, Colibangbang, San Juan. Paniqui _______ Da~~ap, Patalan, Sam pot. ______ Paniqui _______ Canno ________________________ Paniqui _______ San Isidro, Apoled, Canan, Pansi, Santa lnes, Gueteb. Paniqui _______ Corral noco, Bani ______________ Gerona ________ Po blaci6n _____________________ Gerona ________ Poblaci6n, Abagon, Magaspac ___ Gerona ________ Plastado, Baua _________________ Gerona ________ Caturay, Buenlag _______________ Gerona ________ Dicolor, Santa Lucia ____________ Gerona . _. _____ Solipa ___________________ . _____ Gerona __ . _____ Tagumbao, Ayson ___________ . __ Gerona ________ Oinaslin _______________________ Gerona ________ San Antonio, Matapitap ________ Gerona ________ Cardona, San Jose, Malayop ____ Gerona ________ Amacalan, Parsolingan, Bularit. _ Pura __________ - - - - - - -- r - -- - - - - - - - -Pura __________ Poblaci6n Matindig, Nilasin, Puenavista ___ Pura __________ Estipona, Porac ________________ Pura _________ , Maasin, MaUllgib, Linao ________ Victoria _______ Poblaci6n _____________________ Victoria _______ Po blaci6n _____________________ Victoria _______ Po blaoi611 _____________________ Victoria _______ Poblaci6n ._------------------Victoria _______ Poblaci6n ----_ .. _ .... ---- .... --- .. -Victoria _______ Poblaci6n ........................................... Victoria _______ SantaCruz, Balayang, Palacpalac_ Victoria _______ Bu16, Maluid, Baculong _________ Victoria ______ . San Andres, Bangar, San Agustin _ Victoria ______ . Bantog, Balbaloto ______________ Victoria _______ Mangolago, Canarem ___________ Victoria _______ Calibungan ____________________

Enumerador. Lupo Edraldin. Tomas Casigan Felix. Tomas Lopes. Elias Ubaldo. Roman Domantay. Pablo Caragdag. Juan Andaya. Jose Limcuando. Felipe Enriquez. Basilio San tiago. Domingo Perez. Ambrosio Bartolome. Casimiro lango. Sime6n Qurameng. Romualdo Maclang. Enrique Z. Gelacio. Tranquilino Bocobo. Bruno Alvarez. Jose Navarro. Felipe Jovellanos. Gervasio F. Milla. Nicolas Nebre. Valentin Gamalinda. Nazario Samonte. Ruperto Encarnaci6n. Ambrosio Rigor. Vicente Rigor. Jose Villarta. Pedro D. Mariano. Irineo Briones. Cirilo Edralin. Guillermo Ancheta. . Bruno Valdes. Geronimo Velasco.

â&#x20AC;˘


683

ORGANIZACI6N. DISTRITO DE INSPECCr6N NUM. 14. PROVINCIA DE PAMPANGA. Inspector ___________ Gobernador Ceferino J oven. Oficial pagador ______ R. M. Shearer, tesorero provinciaL Empleado __________ Mariano Cunan. Mensajero __ ________ Cornelio Pabalun.

Agenles Especiales. Municipio.

Agente Especial.

Municipio.

Agente Especial.

Angeles _________ Ap:ilit __________ Aniyat __________ Bacolor _________ Betis ___________ Candaba ________ Floridablanca ___ Guagua _________ Lubao ____ _____ . Mabalacat. ______ Macabebe ___ ____ Magalan ________

Esteban Gomez. Cayetano Arneda. Fausto Medina. Francisco J oven. Martin Pan gilin an. Segulldo Aguilar. Canuto Songco. Martin Gonzales. Eugenio Fernandez. Ludovico Narciso. Melecio M. Trinidad. Juan Feliciano.

Mexico _________ Minalin ________ Porac __________ San Fernando ___ San Luis ________ San Miguel _____ San Simon ______ Santa Ana ______ Santa Rita ______ Santo Tomas ____ Sexmoan _______

Tomas Lasatin. Gabino Panopio. Pedro Dison. Mariano Santos. Lope Mananquil. Felipe Bustos. Sisenando Pineda. Fulgencio Matias. Segundo Lan sang. Gregorio Pineda. Prudencio del Rosario.

I

\

â&#x20AC;˘

Distritos de t'Uin'teraci6n y E? umemdo1'es. Municipio.

1

2 3 4

5 6

7 8 9

10 1]

12 13 14

15 16 17 18

19 20 21 22

Barrio.

Angeles _____ __ Pasbul bulu, Anunas, Pampang, Santol, Amsic. Angeles _____ __ Cutcut, San,to Domingo, Poblacion (San Jose). Angeles ______ _ Po blaci6n (Santo Rosario), Poblacion (Santo Cristo) . ;},.ngeles _____ __ Malabafias, Balibagu, Pandan __ _ 4ngeles ______ _ Poblacion (San Nicolas) _______ _ Angeles ______ _ Poblacion (San Nicol~s), Pulung bultl. Angeles ______ _ Pulung bulu, Tabun, Capaya, Mining. Angeles ______ _ Sapa libutad, Cutud, Pulung Ca¡cutad, Pulung Maragul. A p6.li t ________ _ San Vicente ___________________ _ Apalit __ ______ _ San Vicente _________ __________ _ Apalit. _______ _ Casinala _______ __________ _____ _ Apiilit. __ _____ _ Poblacion (San Juan) _________ _ Apalit ________ _ Sulipan _____________________ __ Apalit. _______ _ Tabuyuc ____________________ __ Apalit ________ _ Tabuyuc _____ ___ _____________ _ Apalit. _______ _ Suead ________________ . _______ _ ApaliL. ______ _ Capalangan ______ _____ ________ _ Apalit. _______ _ Capalangan ______________ _____ _ Apalit. ______ __ Calantipe, Balucut ____________ _ Apalit. _______ _ Samp:;r,luc, Bailan _____________ _ Arayat _______ _ Buensuseso, Telapayun, Arenas _ Arayat ______ __ San Antonio Lacmit ______ ____ _

Enumerador.

Magdaleno Santos. Antonio Dadizon. Pedro Manankil. Wenceslao Glicco. S. J. Valdes. Pedro Basco. Cayetano Dison. Santiago Lising. Benito Garcia. Benigno Carlos_ Bartolome Cabrera. Andres Sese. Cosme Garcia. Juan Reyes. Simon Cabrera. Francisco Anieta. Patricio Tanjutco. Jose Reyes. Mariano Punsalang. Tiburcio Mercado. Pio Trinidad. Leon A. Santos.


684

APENDICE. Distritos de Enumeraci6n y Enumerado1·es-Continua.

s

'P

Z

23 24

Municipio.

Banio.

27

Arayat _______ _ Manga, San Juan, Mesulo ______ _ Arayat _______ _ Gatiauin, San Roque, PaIinIan, Baliti. Arayat _______ _ Poblacion ____________________ _ Arayat _______ _ Poblacion ____________________ _ Arayat _______ _ Guemasan, San Nicolas ________ _

28 29 30 31 32 33 34 35 36

Arayat _______ _ Arayat _______ _ Ani yat _______ _ Arayat _______ _ BacoIor ______ _ BacoIor ______ _ Bacolor ______ _ Bacolor ______ _ Bacolor ______ _

25 26

37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 • 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65

San Mateo, San Agustin _______ _ San Vicente, Batasan, Paitan ___ _ Santa Lucia ___________________ _ Candatin, Santa Cruz __________ _ Calibutbut, MaliuaIu, Dolores __ _ Concepcion, San Isidro ________ _ Potrero _______________________ _ San Antonio __________________ _ Po blacion (San Vicente) _______ _

Bacolor ______ _ Poblacwn (San Vicente), Santa Barbam, Poblacion (Cabambangan). Bacolor ______ _ P?bl~cion (Suban ) _______ . ____ _ Bacolor ______ _ TInaJero ______ _ . ______________ _ San J ose ______ . __ _____________ _ I Bacolor - - - - - -_ Cabalan tian _________ : _______ __ Bacolor -______ Bacolor ______ _ Talba, Poblaci6n (Qabetican) __ _ Betis _________ _ San Miguel, San Juan Bautista, Santa U rsuIa. Betis _________ _ Santa Ines, Poblacion (San Juan)_ Betis _________ _ Poblacio:n (San Nicolas), San Agustin. Candaba _____ _ Pasigo. Buas, Macabaclay ______ _ Candaba ______ _ Pescadores, Lanang, Bambang __ Candaba ______ _ Mandasig, Paligui, Talang _____ _ Candaba ______ _ Dalayap, Visa!. _______________ _ Candaba ______ _ Magumbali, Mapaniqui, Calauitan, San Agustin. Candaba ______ _ Paralaya ___ , _________________ _ Candaba ______ _ Pansinao, Santo Rosario, Poblacion (Plaza de Leon XIII), Gulap. Candaba ______ _ Mandili, Salapungan __________ _ Floridablanca __ San Jose, Pabanlag, San Nicolas_ Florid-ablanca __ Gutad, Santa Monica, Anon , Malabu. Floridablanca __ Calantas, Pagyuruan, Santor, Fortuna. Floridablanca __ Poblaci6n, Santo Cristo, San Pedro. Floridablanca __ Carmen, Solib ________________ _ Guagua _______ _ Ebus, Lanbac ________________ . _ Guagua _______ . Maquiapo, Pulungmasle . ______ . Guagua _______ _ San Jose, Natividad. _. ___ . _.... Guagua _______ _ San Juan, San Pablo, San Antonio. Guagua _______ _ Poblacion (San Pedro), San Isi• dro, San Matias. Gllagua _______ _ Poblacion (Ranto Cristo) _... __ .. Guagua _______ _ Poblacion (Santo Nino), Poblacion (San Roque).

Enumerador_ Emiliano S. Cruz. Leon Trinidad. Benito Trinidad. Jeronimo J ocson. Jacobo C. Fajardo, Emiliana S. Cruz. Esteban L. CanIas. Felipe B. Alejandrino. Teodoro J UJ·ado. Vicente A. Cueto. Eliseo Martinez. Cecilio Nery. Marcelo de Jesus. Emiliano Lampa. Felix Galura, Mariano P. Pabalan. Macario Sapnu. Mariano P. Pabalan. Anacleto Manabat. Norberto F. de Jesus. Carlos Perez. Vicente Nori. Gabino Sebasti~ln. Fermin Pecson. Enriq ue Garcia. Gregorio C. J oaquino. Eugenio Arroyo. Daniel Magat. Victoriano Ga.tbonton. Diego Dantis Reyes. Teodoro Limjoco. Santiago Cordero. Valeriano Joaquino. Senen Alvenclia. Isidoro Alvendia. Domingo (;-l1amson. Juan Juico. Leon Gutierrez. Dalmacio Tiamzon. Tereso Morales. Tomas Gam boa. R. M. Yelez. Mauricio Limson. Cayetano Baluyut. Aguedo Baluyut.


685

ORGANIZACI6N. Di.strit08 de Enumeraci6n y

Municipio.

Enl~mer(1dol' e8-Contimia.

BatTio.

Guagua ....... . Poblacion (Plaza), Poblacion (Bancal). 67 Guagua ....... . San Nicolas, Santa Filomena .... 68 Lubao ........ . Santa Rita, San Pablo .........• 69 Lubao ........ . San Francisco, San Vicente ..... 70 Lubao ........ . Culitang, Santo Domingo, Apunan 71 Lubao ........ . Dau, San Matias .............. . 72 Lubao ........ . Concepcion ................... . 73 Lubao ........ . San Miguel, San Antonio ... " .. 74 Lubao ........ . C{Lrmen,Poblacion (SanNicolas ). 75 Ll1hao .... . ... . San Pablo, Santa Teresa ....... . 76 Lubao ........ . San Pedro, Santa Maria, Dalan arbol. 77 Lnhao ........ . Prado, Calangain ............. . 78 LniJao ........ . Santa Cruz ................... . 79 Lubao ........ . Remedios, Santa Barbara, San Juan. 80 Lubao ........ . San Nicolas ............. . ..... . 81 Lubao ........ . Poblacion (Santa Lucia) ....... . 82 Lubao ........ . Santo Tomas, Santa Monica .... . 83 Lubao ........ . Santa Catalina, Gumi, Pipanga· nacan. 84 Lubao ........ . San RafaeL ................... . 85 Mabal!icat .... . Dolores, Maplalitang, SanJ qa~ufn 86 Mabalacat .... . Poblaci6n, Santa Ines, QuitangiL 87 Mabahkat .... . Iba, Mangalit, Sapang baIeu, Paraluyunan, Santa Marfa. 88 Mabahicat .... . Mauaque, Dapdap, Bundagul, Sapang biabas. 89 Mabahtcat .... . Mabiga, Matas, Bical, Dau ..... . 90 Macabebe .... . Castuii, San Juan ............. . 91 Macahebe ....• Santa Lutgarda ............... . 92 Macabebe .... . Santa Maria . " ................ . 93 Macabe be .... . Santa Maria, Po hlacion (Bitang). 94 Macabebe .... . San Rafael.. ................... . 95 Macabebe .... . San RafaeL .................. . . 96 Macabebe .... . San RafaeL ................... . 97 Mal.:abebe .... . Santa Rita .................... . 98 Macabehe .... . Santa Rita. _.................. . 99 l\Iacabebe .... . Batasan ............ _......... . 100 Macabebe .... . Dalaya.p, San Estehan, Bitang, Teracan. 101 Macabebe .... . Poblaci6n (Pal'oba) ........... . 102 Macabebe .... . Tacasan, Telacsan, Sa.n Gabriel .. 103 Macabebe .... . San GabrieL .......... _....... . 104 Macahebe .... . San Vicente, San Isidro, Bancai. 105 Magalan ...... . San Roque, Santo Rosario ..... . 106 Magalan ...... . San Isidro, La Paz, PobIaci6n (San Nicolas). 107 MagaJan ...... . San Jose, San Francisco, Pobla· ci6n (San Pedro). 108 Mag~llan .... " .. San Ildefonso, San Agustin, TaIimunduc. 109 Magalan ...... . Camias, Poblaci6n (SantaCruz), San Vicente. 110 Magalan ...... . Santa Maria, San Antonio, San Miguel. 111 Mexico ....... . Buenaviflta Pandacaqui, Tanglay.

66

Enumerador. Vicente P. de Tagle. Justo Baluyut. Jose )VI. de Guzman. Carlos PUl1salang. Pastor Matias. Maximo Punsalang. Urbano Beltrant. Esteban Victorio. Am brosio Gonzales. Joaquin Vitl1g. Indalecio Punsalang. Quirino Belleza. J OBC Salgado. Quintin S. Victorio. Quintin Romero. Venancio Romero. Andres Dato Galura. Mariano Torref' . Aguedo Dimal. Florencio Ramos. Catalino Angeles. Manuel de la Cruz. Leoncio de Castro. Mariano Tiglao. Aquilino Mallari. Elfas Enriquez. Amando H ernandez. Gil Magat. Mariano Sabado. E. G. Viray. Mariano GarcIa. Nicasio Reyes. Nicasio C. Soriano. .. Leonardo Luna. Hilari6n Viray, E. G. Viray. Hermogenes Magat. Cornelio Bustos. Apolonio Jaime. Bonifacio Herrnagenes. Cirilo Tiamson. Filomeno Sanchez. Enrique Baluyut. Francisco Gonzales. Juan Cosio. Bonifacio Magdangal. Amado Vergara.


686

APENDICE. Distritos de Envm1-e1Ylci6n y Enumm·adores-Continua. Municipio.

112 113 114 115 116 117 118 119

120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149

150

Barrio.

Enumerador.

Mexico _______ _ Telabanca, Pangatlan, Pohlaci6n Lupo de Lara. (Malino ). Mexico _______ _ Culubasa, Snclaban, San Peclro __ Apolinar Ahren. Mexico _______ . San Rafael, Acli, Panipuan ____ _. Juan Panlilio, Apolinar Abren, Domingo Perez. Mexico _______ _ Anao, Cauayan, San Juan .. ___ _ A~ustin Mercado. Mexico _______ _ SantaCruz, i:lan V il'ente, Diyjsoria VlCente Cnnanan. Mexico _______ _ San Miguel, Lagundi, SabaDilla, Ceferino Sandi eo. Masall1at. Mexico _______ _ Concepci6n, Laput, San Patricio, Rafael Rodriguez. Santo Domingo. Mexico _______ . Santo Rosario, Poblaci6n (Pa- Victor Lngay. rian), Masangsang. Mexico _______ _ San Lorenzo, San Nicolas, San Pioquinto Quioc. Antonio. Mexico _______ _ San Roque, Matulid, Lang . ___ ._ Honorio Meneses. Minaliu ______ _ :poblaci6n (San Francisco). ____ _ Juan Lenon. Minalin ______ _ Santa Catalina, i:lan Nicolas, Marcelo Parungao. Santa Rita. Minalin ______ _ Po blaci6u (Santo Rosario), Po- Alvaro Pallopio. blaci6n (San Pedro), San Isidro, Santa Rita. Minalin ______ _ Nicolas Tison. P6rac ________ _ ~~l~~~~~~b-a", --B~;;l;~: . B~b; - Le6n Ayson. • c~~l1gulu, Jalung, /Pio. P6rac ____ . _. __ Santa Cruz, l\1anibaug ______ . __ _ Tomas del Juan. P6rac _. ___ ___ . Dolbr es, lVlancatian, Caizadang Eleuterio Alfonso. bayu. P6rac ________ _ Poblaoi6n ____ " __ ___ _. ______ .. Victor Santos. P6rac ________ _ Pohlaci6n ______ . __ . ____ . _____ _ Juan Tison. P6rac ___ _____ _ MitIa, Pulung santol ____ . ____ .. Lucio Dimal. P6rac _. ______ _ l'aIat, SepuDg bulaun, Piml, Raln, Antonio Al vendia. Balubarl. . San Fernando __ Pa.n ipuan, Sindalan, l\laIpitic __ . Eulalio de Castro. San Fernando __ CalulllL __________ . __________ . _ Juan Dayrit. San Fernando __ Del Rosario, San Isidro, l\Iaim- 1 Maximo Ramos. pis, Bulaun. San Fernando __ Pulnng hulu, Baliti, Paz _______ . Angel Ocampo. San Ferm~ndo __ Lara, Sag-nin, Telabastagan ___ Jose A. Santos. San Fernando __ San Agustin, Dolores, Del Car- Gregorio Dayrit. I men. San Fernando_. Santo Nino _. . __ _________ ____ .. Candido Bizon. San Fernando .. San Juan, Santa Lucia ______ . __ _ Florencio Santos. San Fernando_. San J ose ___ . __ ______ _________ .. Pedro Teoparo. San Fernando_. Poblaci6n (Santo Rosario) _____ . Severino Magf'ino. San Fernando _. Poblaci6n (Santo Rosario) ___ __ . Mariano TorreF. San Fernando _. San Felipe, Del PilaT ____ . ___ . _. Antonio A. Salltos. San Fernando .. San .Nicolas, San Pedro _. ___ . __ _ Andres Eusebio. SanLuis __ ._. __ Santo Rosario, San Carlos, San Vicente Aguilar. Sebastian. San Luis ... _. __ Santa Rita, San Agustin, Santa Melecio de I,eon. M6nica. San Luis ___ . __ . Santa Catalina, Santa Cruz, San Francisco Elizalde. Carlos. San Luis_ .. : .. _ Pohlacion (Santo Tomas), San Emilio Alfaro. Jose. San Luis ______ _ Poblaci6n (Santo Tomas), San Francis("O l\1anallquil. Juan.

--I


687

ORGANIZACI6N. Distritos de Enumeraci6n y .E1wmeraclores-Continua.

S

'::l

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

151

174 175

San Luis. ...... San Roque, San Nicolas, San Jose. San Luis. ...... Telapayung, San Isidro ........ . San Miguel.. .. Poblacion (San Isidro) ........ . San Miguel. . .. Bebe, Alauli, Tabagan ........ . San MiguE'l . ... f:lan Nicolas .............. _.. __ _ San Miguel.... ~anta Lucia ............. _. __ . __ San Miguel .... 1 Oaillgin, Santa Cruz _.. __ ...... _ San Miguel.... Cauayan, Niqui, Dalia, Bulacus . San BimOn ..... ' San Isidro, Santa Monica ..... __ San Simon ..... 1 San Pedro. - - .. - . - ........ - - - . San Simon..... San Pedro, Poblacion(San Juan). San Simon ..... l'oblacion (San Jose ). _...... _.. San Simon. . . .. San Pablo _. _...... _........ _.. San Simon ..... San Nicolas, Concepcion .. . .... . San Sim6n. .. .. San Miguel .... _....... _... _.. . Santa Ana ..... Santo Rosario, Santiago, San Pablo. Santa Ana..... San Isidro, San Bartolome ..... . Santa Ana ..... San Nicohis, San AgustIn路 ...... . Santa Ana ..... Poblacion (San Joaquin) ,. Santa Lucfa. Santa Ana ..... San Juan, San P edro, San Jose, Santa Marfa. Santa,Rita ..... San Basilio _... _._ ........... _. Santa B.ita..... Bicuran, Remedio _.. _... _..... _ Santa Rita ..... San Matias, San Agustin .. _.... _ Ran ta Ri ta. . . .. San Isidro. _...... _........... . Santa Rita ..... San Juan _.................... .

176 177 178 179 180

Santa Rita .. _.. Santa Rita. _... Santo TOl1l:1s .. _ Santo Tomas .. _ Santo Tomas. __

181

Sexmoan ......

182

Sexmoan Sexmoan Sexmoan Sexmoan Sexmoan

152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 ]65 166 167 168 169

170 171 172

173

1813

184 185 186

...... _..... .. . . .. __ ... _, ..... _

Poblaci6n (San Jose) .......... . San Vicente, Santa Monica ... __ . San Matfas. _.................. _ San Vicente, San Bartololl16 ... . Poblacion (Santo Tomas), Santo Rosario. Pulu, Cutud, San Nicolas, Ba路 tang, Mabuanhllan. Poblaci6n (Santa Lucia) ....... . Poblacion (San NicoIas) . __ ... __ Santa Monica. _.. _.. __ ....... _. Santo Tomas. _. __ . ::_ .. _. _.... . San Pedro, Santo Nmo ....... .. .

Marcelino Trinidad. Severino ManankiL Gregorio Bautista. Melquiacl es Guese. Joaquin Perez. Alipio L. Jadear. Remi~io Lacap. Faustll10 Pangan. Ceferino Santos. Juan Angulo. Teodoro Punsalan. Celedonio Punsahl n. Salomon Ibanez. Leocadio Blanco. Petronilo Mananr;ala. Aniceto Pangan. Marcelo Hipolito. Marcelo F. Gamboa. Castor Borja. Jose Gaddi. Juan Zason. Jose Ocampo. Magno Gosioco. Jose Ricafort Santia!!o. Eusebio Guanlao, Quirino Pineda. Celedonio Lapid. Luciano Dicuanco. Clemente Ocampo. J oaqulIl Cordero. Jose Ducucu. Bernardino Dagal. Florentino Libug. Vicente Faustino. Bonifacio Libug. Donato Limpin. Adciano Oordero.

Enwlleradol'es de las T7'ibus Infieles.

Mariano Pamintuan. Alfonso BituilJ. Sergio Guiterrez. Mariano Alimlll'ung.


688

APENDICE. DISTRITO DE INSPECCI6N NUM. 15. PROVINCIA DE BULACAN. Inspector __________ Gobernador Pablo Tecson Ocampo. Oficial pagadol' _____ R. W. Goodheart, tesorero provincial. Empleado _________ Vicente Tecson. Mensajero _________ Diosdado del Pilar.

Agentes Especiales. Municipio.

Agente especial.

Angat ____ .. ____ Balfl1ag _.... ____ Barasoain _. _____ Bigaa _____ . _____ Bocaue __ . ______ Bnlacan - - - - - - - Bustos __________

Damian Santos. Aniceto Valencia. Isidol'o Peralta. Nemecio de Silva. Vicente L. Enriquez. Carlos Morelos. I-Iermenegildo H. Prado. Antonio Ramos. Juan Gachalian. Jose R. Lopez. Cefe,rino Aldaba, Francisco lHorelos. Fruto ~ ndrade.

Cal,nmpit, - - _____ Gmgmnto _______ H agonoy ________ Malolos _________ Marilao ........ _

I I

I

Municipio.

Agente especial.

Meycauayan ____ Norzagaray _____ Obando .... _" .. Paomhong ______ Polo _. ________ . Pulilan _________ QuiIlgl1a ________ San Ildefonso ___ San Jose ........ San Mi~u el ____ . San Ra ael ___ ..

Fernando Nieto. Basilio Arciga. Pedro Marquez. Ceferino Cabasal. Nemecio Delfin. Lucas Dizon. Anacleto Reyes. Fernando Verde. Adriano A vancena. Melit6n Carlos. Victorino de la Fuente. Santa Isabel ____ Benigno Bulaong. Santa Maria ___ . Maximo de J eSlls.

DistTitos de En1.tmemci6n y Enumeradores. Municipio. 1 2 3 4

5 6

7 8 9

10 11

12 13 14

15 16 17 18 19

Barrio.

San Jose ...... . Poblacion, Santo Cristo ________ _ San Jose .... __ _ Gayagaya, Halang, Sapang palay, Minuyan. Marilao _.... __ Poblacion, Aballgan, Nagbalon __ Marilao __ .. _.. Tabing 'Ilog, Santa Rosa, Prenza_ Marilao _. ____ _ Loma de Gato, Aduas, Ibayo __ _ N orzagaray ___ _ Poblacion, Lauasan, Bayabas __ _ Norzagaray ___ . Iras, Calumpang, Bayombong, Tigbt Norzagaray ___ _ San Agustin, Matictic, Tam pocan_ Guiguinto ____ _ 路Poblacion, Tuctucan ___________ _ Guiguinto ____ _ Tabang, Santa Rita, Pritil _____ . Guiguinto ____ _ Tiaong, Pulonggu bat __ . _______ _ Guiguint6 ____ _ Malis, Tabe ___________________ . San Ildefonso __ Poblacion, Garlang, Afiatan ____ . San IldefQnso __ Matimbobong, Malimpangpang, Maasim. San Ildefonso __ Umpucan, Nabaong Garlang, Aybobolo. San Ildefonso __ Calasag, Calauitan ________ . ____ _ San Ildefonso __ Telapatio, San Joaquin, Palanas, Sapang putic, San Ildefonso, San Juan. Poblacion ____________________._ San RafaeL ___ _ Po blaci6n ____________________ . San RafaeL ___ _

Enumerador. Lucio Gerna. Ramon Mafio. Adriano Honorio. Perfecto Pauliuo. Zacarias San Luis. Simon Ramos. Bonifacio Nicol:i~. Marcelino Sarmiento. Manuel Resurreccion. Primitivo del Pilar, Sixto San Pedro. Eugenio Catindig. Jacinto Sujero. Florentino Gabriel. .Tuan ViUacorte. Angel Violago. Nicolas Carlos. Vedasto Yeloria. Emilio de los Reyes,


689

ORGANIZACI6N. . Distritos de 12numerrtci6n y Enwneradores-Continua.

Municipio.

San Rafael ..... Pantubig,Cainguin,Bunay, Talahiban, Salapungan, Pantindigiran. San RafaeL .... Calobcob, San Roque, Diliman, Sampoloc, Paco, Adia, Pinacpinacan, Pansumaloc, Pulong Bayabas, Cayurang, Maguinao, Maasin, Mabalasbalas, Dagatdagatan. Han RafaeL .... Talacsan, Maronquillo, Polo, Lecheria, Parong Callos. Santa Isabel .. . !3~gongbayan, Balete . . ..... . . . . Santa Isabel .. . rlCay .. _.... . ......... _. _. _. . .

:tQ

21

22 23 24

I

25 Santa Il'abel .. . 26 Santa Isabel .. . 27 I Santa Isabel .. . 2~ Bustos .... . . . . 2,) Bustos . . ..... . 30 Bustos .. . . ... . 31 I Bustos .. . .... . .32 I Bustos ....... . :33 1 Angat ....... . . 34 Angat ..... . .. . 35 Angat. ..... . . . 36 1 Angat ..... .. . . 37 Angat. ... . ... .

I

38

Bigaa ..... . .. .

39

40

B!ga~ ........ . Blgaa ..... ... .

41

Bigaa .... . ... .

42

Bigaa . ... . ... . Bigaa ....... . . Paom hong .. . . . Paom bong ... . . Paom bong . ... . Paombong . . . . . Paom hong .. .. . Paom bong .... . Quirlgua . .. . . . . Quingua ... ... . Quirlglla ...... . Quir1gua . . . . .. . Quirlglla . . .... . Quingua ..... . Barasoain . . .. . Barasoaiu . . . . . Rarasoain ... . . Barasoain .... .

43 44 I

45 I 46 I 47 48 , 49 ,

50 51

'I

52

53 ' 54 55 56

57 5R

59 60 61 62 63

Barrio.

Santol, Looc, TaaL . . ... _...... . Mabolo, Caniogan. _.... . _.... _. Daquila, Ligas ..... . ... .. ..... . Pohlaci6n, Tanauan .. _........ . Bonga Menor . ................ . Catacte, Bonga Mayor, Tibagan. Tuiay, San Pedro, Cambaog ... . .

~~~f!\6nC~~~~t.S~I.i~.a~,. ~~~~~~~~: Maronc~ Santa Lucia .. _. . .... . Suluean, Taboc ... . ............ . Binagbag, Laoag .............. . Ningan, Baybay, Banahan, Bagong, Pulong Sampaloc. Poblaci6n (Uaml.), Poblaci6n (Longos), SanJuan, Panginay, Dalig. Burol, Pulongubat, Santol .. . .. _ Bunsuran, l\Ia8agami, Cupang, Manatal. Mapulanglupa, Bagong .. _..... .

PancH .... . . __ ..... . .......... . bile, Cacarong .... . .. . .... . ... . Poblaci6n, Santo Nifio . ........ . Ran IAio ro .................... . San Vicente, San Roque ....... . l\Ialumot .... . . .. . ........... . San Jose, Santa Crnz, l\lasucoi .. Santo Rosario, Capitar1gan ..... . P?hlacion, Lumangbayall ...... . Btntog ................ . ...... . Parulan, Culianin . ............ . Tabang, Banga, Bulihan ... . ... . Kabuag, Agnaya, Lalangan .: .. . Sipat, Dampol, Lagllno I . ...... . San Gabriel, Catmon, 1\Iojon ... . Guinjal1<l, 8umapa ............ . Lngam, Looe ................. . Pillaghacajan, RantiRima Trinidad, Bal'ijan. Bal'asoain . . ... Ran Agustin, Liang, Anilao .... . Barasoai IJ ••••• Caingin ............... . ...... . Barasoain .... . Blllijan, Lorlgos .............. _. ' Obando .. . ... . Pan' 010 Catangalan... . . . ..... I 13707-voL 1- 0544

Enumerador. Vicente Verge!. Teodoro Infantado.

Hermogenes de Borja. Vicente Marquez. J os6 Buidon, Esteban Fajardo. Francisco Trinidad. Pedro Bulaong. Damian Alclaba. Marcelo Velasquez. Le6n Prado. Marcelo Alejandrino. Andres de Le6n. Amado Desiderio. Bil>iano Garcia. Antonio de Ill. Rosa. Severo Cardoso. Lorenzo Vergel. Benito Manuel. Mariano Santa Ana. Cirilo G. Santos. Miguel de Mosa. Felipe A. Jose, Sixto S. Cabral. AguRtin Constantin. J oaqufn Espina. Escola tieo Gatmaitan. Florencio Pangan. Angeles Mercado. Jose L. (juena. Silverio Cajandin. Felix Borlongan. Santiago de Castro. Se\'e(o Al va Clemente. Dionisio A. Fabian. Catalino Marquez. Adriano Osorio. Fraviano Romero. Vicente Yillena. Regino Legaspi. 1\Ielit(ll1 Cruz. Cirilo Yi('toria. Petlro Limquico. Honorato Paguia. Bonifacio de Le6n. Manuel Malquez.


690

APENDICE. Distritos de Enumeraci6n y Er!.umerad01·es-Continua.

Ei

'::3

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92

Obando . ______ Obando . ______ Obando _______ Obando ___ .... Obando . ~. _... Meycauayan ... Meycauayan ... Meycauayan ... Meycauayan ... Meycauayan . _. Meycauayan ... Meycauayan ... Abandoned. Bocaue ........ Bocaue ........ Boeaue _....... Bocaue ........ Boca.ue _. _..... Bocaue •.•..... Bocaue ........ Pulilan __ . _.... Pulilan _. _... _. Pulilan _. _..... Pulilan _....... Pulilan ........ Pulilan ........ Pulilan _. __ .... Santa Maria .. _. Santa Maria. _..

93

Santa Marfa .. _.

94

Santa Marla ....

95

Santa Maria. __ .

96 97 98 99 991 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110

Santa Maria .. __ Santa Maria .... Polo ------- - -. Polo --- - - - - - - Polo ---------Polo ---------Polo ---------Polo . -.- ----.Polo . --------Abandoned. Abandoned. Abandoned. Bularan ....... Bulacan _. __ ... Bulad.n .. _.... Bulacan ....... Bulacan ....... Bulacan ....... Bulacan . _..... Bulacall ....... Bulacan ....... Bulacan ....... Malolos ... __ ..

64 65 66 67 68 69 70 71

72 73 74 75

76 77

III

112 113 ll4 ll5 116

ll7

Poblacion (Pagaga), Binnanga .. Pali uas __ ... _. _.. _..... _...... . Que badia .•............. __ •.... Laua ...•.................. _.. _ Paco, LongoB . _........••..•... Poblacion ..•.......•.......... Poblaci6n .......••....•..•. _.. Saloysoy ..•...•.•..••.....•... Saloyeoy ........•...•..• _•.... Bancal, Bariga ...... _. ___ ..•. _. Bayugo, Lorigos, Li putan, 0 bijan. Calvario ...................... .

Emiliano Navarrete. Francisco Baltazar. Diego San Diego. Cecilio Santiago. Marcelino Bernardo. Aguedo Noriega. Tomas Vianzon. Francisco Carreon. Juan Pilal'es. Vicente Cruz. Francisco Escoto. Ezequiel Casas.

Poblaci6n . _... __ ... _. _. _..... . Poblaci6n .. _...... _...... __ . _. Bambang, Bunducan, Igulot ... . Bifiang, Bonglo .. _.. _... _..... . Duhat, Lolomboy ........ _... _. Uacus, Caingin, Taal, Batia .... . Tur6, Tambobong, Bulacan ..... . Poblaci6n .................... . Poblaci6n ... _................ . Dampol, Tibag ... _......•...... Dam pol ...................... . Paltao, Lumbac ...... _....... .. Longos, Santo Cristo, Taal ..... . Balaton~, Inaon ............ __ .. Poblacion ................... _. Tomana, Parada, Buenadsta, Halang. Santa Clara, Bagbaguin, San Gabriel, Tabing bacod. Camangyanan, Guyong, Balasing, Santa Cruz, Lauang bato. Cay Sio, Cay Pombo, Maga· sauang sapa. Pulong buhangin, San Jose ..... . Catmon, Bulac_ .... ____ . _.. _. __ Palasan, Poblaci6n ..... __ ..... . Pasolo, Rincon, Malinta ....... . Palasan, Isla .. __ .. __ . __ .. _., ___ Bancal, Tagalag, Caloong _..... : Malanday ........... _... _.... . Dalandanan .. __ ......... _____ . Pugad baboy __ ... _.. ____ .. __ .,

Zacarias San Pedro. Teodoriro Leal. Jose de Le6n. Simplicio Dalistan. Guillermo Mendoza. Enrique Garda. Victor PascuaL JoaquIn Hizon. Tranquilino Junsay. Mariano Estrella. Julio Clemente. Agripino Alba. Gaspar Alba. Francisco Villarosa. Juan Mendoza. Mariano Mendoza. Pascual Manteo y Mendoza. Ceferino Mendoza. Eusebio Mancilla. C'i riaco Leon. Maximo E\'idente. Isidro D. Francisco. Felipe Fernandez. Melecio Hernandez. Timoteo Villanueva. Rufino D. Valenzuela. Feliciano Sevalla. IVlelecio Hernandez.

San Jose, MeysontoL........... Pedro Paguia. Matungao, Balubad - ... _- .... " 1 Pedro Morelo. Santa Ana .. __ . .. _________ . ___ . Julian ~aso. Santa Ana __ .. __ ...... _. _______ Jose ROJas. Santa Ines, Bagom bay an _...... Rosendo Sarmiento. Bam bang ........ _. . . . . . . . . . . .. .T uan Hilario del Pilar. Bam bang ....... _. _...... ...... Federico Tomacruz. San Nicolas, Tibig.............. Alfonso Enriquez. Tabang, Pitpitan _________ . ____ . Vicente Ramof'. Baluarte, Taliptip ____ .... ______ Gaspar Alvir. Pariancillo, San Vicente........ Florencio Dalus.


691

ORGANIZACI6N. Di.stritos de Enumeraci6n y Enumeradores-Continua.

Municipio.

120 ] 21 122 123 124 125 126 127 128 129

Malolos .. _.. .. MII-lolos ....... Malolos .... _.. Malolos ....... Malolos ....... Malolos ....... Malolos ....... Malolos ....... Malolos ....... Malolos ..... " \ Calump!t...... Calumplt ...... ,

130 131

Calumpit...... Calumpit .. ___ .

132 133 134

149 150 151 152 153 154 155 156 ]57 158 15H 160

Calumpit ..... . Calumpit ...â&#x20AC;˘.. Calumpit ... _.. Calumpit .... _. Calumpit ..... . Calumpit ..... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . San Miguel ... . Baliuag _.. __ .. Baliuag BaHuag Balfuag Balfuag Balfuag BaHuag Balfuag Bal(uag BaIiuag Balfuag Baliuag

161

Balfnag

162

Baliuag Baliuag

118 119

135

136 137 138 139

I

140 HI

142 143

144 145 146 147 148

162~

]63 164 lll5 166

167 168

I

Hagonoy ...... Hagonoy. .. ... JIagono)' ...... lIagono y ...... Hagonoy ...... Hagonoy. . â&#x20AC;˘ . .. 1

Barrio.

Enumerador.

Santiago, Calanate ......... _. _. Rosario ............... _...... . Rosario ............... _...... . San Juan, Santo Cristo ....... .. Atlag. _. __ ............... _. _.. . Atlag ... __ ......... ___ ....... _. Bagna ..................... _.. . Panasahan .... _.... _. _. _.. _.. .. Matimbo ........ __ ... ___ .. _.. ' Mambu~ _..... _........... _.. . Pohlac!on, Caniogan .. _........ . Poblac16n, Iba, Sapangbayan, Pulloc. Iba, Palim bang .. _......... __ ... Longos, Calumpang, San Marcos, Balete. Buguion, Pungo ................ tiatbuca, Frances .............. Balungao, Calison, Bulusan ..... Santa Lucfa, San Jose ___ . ...... San Miguel, Meysulao ...... _. .. Pand ucot, Meyto ... _. . . . . . . . . .. Poblaci6n .... _........... __ ... San Vicente ............ __ . . . . .. San Jose ............. _...... _ San Agustin, Salangan .......... Batasan, Mandile ............ _. Santa Rita, Magmarale ......... San J nan, Balaong .. __ ... _..... Tartaro ......... _... _.. .. .. .. .. Camias, Bulualto ............... Salacot, Kinamatayan Kabayo .. Pinamharan, Santa Lucfa ....... Poblaci6n ..................... Poblaci6n ............ _...... _. Santa M6nica .......... _....... Santa Monica .......... __ . _.... Santa Teresa, Santa Rita........ San Juan, San Miguel, Sabang .. Santo Cristo ........ _...... _. _. Concepci6n .... _... " ....... _.. Concepci6n .... _....... _... __ . . Concepci6n .................. _. San Jose ................... _.. RantaM6nica, San Agustin, Catulinan, Pagala. San Jose, Tangos, Pasoc, Hinucay, Suliban, San Roque, Barangca, Paitan. Santa Bi'lrbara, Tiaong, Pitas.... Pinagbarilan, Tagcan, Mulauin, CaJantipay, Matangtubig, Maquinabang. Poblaci6n (Ranto Niiio) ...... .. San Reuastian ................ .. San Nico1Uf; .................. .. Bagong ....................... . Santa Elena Marulao .......... . Santa Elena Marulao ..... , .... .

Cipriano Lamotan. Pedro Lim Cruz. Jose Reyes y Bautista. Vicente Gatmaitan. Antonio Lomotan. Gregorio Trajano. Cesario Pagsanhan. Antonio Tiongson. Nicolas Buendia. Juan Veluya. Francisco Mendoza. Deogracias Macam. Antonio Macam. Donato Bayan. Mariano Serrano. l'l.artin Ramos. S. Decena. Pedro Manio. Ger6nimo Serrano. Eugenio Fajardo. Francisco Navia. Cirilo B. Santos. Teodorico Goyena. Antonio Lig6n. Segundo Sempio. Gregorio Blas. Balbino de Guzman. Francisco de la Concha. Diego Libunaw. Francisco Roura. Lucio Maniquis. Remigio Santos. Francisco Ponce. Jacinto Ponce. Mariano L. Santiago. Raimundo Wisco. Rafael VV. Bortel. Esteban Cabrera. Sixto S. Cobral. Arturo de Castro. Romfin Reyes. Gregorio Ramos. Jose Lajom.

-'1

Vicente S. Ponce. Serafino S. Reyes. Mariano L. Santiago. Andres Masiano. Marcelo Estrella. tier\'aeio Santos. Franci8co Nabong. Pedro Zumera. Benigno Cabral.


692

APENDICE. DislJritos de Enwmeraci6n y ..Enumeradores-Continua.

S

' ;::l

Municipio.

I

Barrio.

169 170 171 172 173 174 175 ]76 177 178 179

Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy Hagonoy

Santo Rosario __________________ San to Rosario __________________ Santo Rosario __________________ Santa Monica __________________ Santa Monica __________________ San Agustin ___________________ San Miguel ____________________ San Isidro _____________________ San Juan ____ . _________________ Iba - ................................................... Iba .. ...................................... -_ ..........

. _____ ______ ______ ______ ______ _____ . ______ ______ ______ ______ ______

Enumerador.

I

Z

Manuel Lopez Delgado. Gil Santos. Simeon Balan. Jose Lopez Delgado. Cipriano Santos. Pablo Lopez. Pedro Aduna. Benigno Lopez Delgado. Benigno Tomacruz. Lorenzo Torres. Nemesio Santos.

Enum erador de las Tribus lrifieles. Santos Ramos.

DISTRITO DE INSPEUUI6N NUM. 16. PROVINCIA DE BATAAN. Inspector ___________ Gobernador John H. Goldman. Oficial pagal:lor ______ H. K . Love, tesorero provincial. Empleado ______ ____ Ciriaco Olaydes. Mensajero __________Juan Tadiar Hidalgo. Agentes E sp eciale8.

Municipio.

Agente especial.

Municipio.

Agente especial.

AbUcay _________ Bagac _________ Balanga _________ Dinalupijan _____ Hermosa ________ Mabatan _______ .

Santos Delfin. Ildefonso Batol. Tomas ~abzon_ Froilan Leisan. Juan G. Iabut. Bonifacio E. Santiago.

Mariveles _______ Moron .................. Orani .................... Orion ---------Pilar _____ .. ____ Samal __________

Francisco Mendoza. Sal vador Liano. Timoteo Sevilla. Simeon Rodriguez. Urbano de los Reyes. Marciano Saldana.

Distritos de Em~meraci6n y E numerad01'es.

S

' ;::l

Z

.

Municipio.

1 2 3 4

Dinalupijan ... _ Dinalupijan ... . Dinalupijan ... _ Dinalupijan __ ._

5

H ermosa _____ _ Hermosa _____ _ Orani ________ _ Orani _______ __

6

7 8

Barrio. Poblacion ____________________ _ Poblacion . ___________________ _ Poblacion ____________________ _ Poblacion, Tabacan, San J ORe, Colo, Rural. Poblacion _____ . ______________ _ Poblacion, Saba, Rural ________ _ Poblaci6n _________________ -- __ Poblacion _______ â&#x20AC;˘ _. _______ . _..

Enumerador. Ramon Bernaldo. Sixto R. Hipolito. Nazario Mesina. Poli carpo Esteban. Santiago Santos. Luis GOllzaleE. Tomas Ramos. Juan Hernandez.


693

ORG ANIZACI6N. Dist1'itos de Enumeraci6n y Enumeradores-Continua.

Municipio.

31 32 33 34

Orani ........ . Orani ........ . Samal ........ . Samal ........ . Samal ........ . Sarnal ........ . Abucay ....... . AMcay ....... . Abucay ....... . AMcay ....... . AMcay ....... . Abucay ....... . Balallga ...... . Balar\ga ...... . Balariga ...... . Balanga ...... . Balanga ...... . Balal1ga ...... . Mabatan ..... . Mabatan ..... . Ori6n ........ . Ori6n ........ . Orion ........ . Orion ........ . Orion ........ . Orion ........ .

35

Orion ........ .

36 37

Pilar ......... . Pilar ......... .

38 39

Mariveles ..... . Mariveles ..... . Bagac ........ . Moron ....... . Mor6n ....... .

9 10 11

]2 13 14

15 16 17 18 19 20 21

22 23 24

25 26 27

28 29 30

40 41 42

Barrio.

Enurnerador.

Poblaci6n ..................... Nal"ciso Vizon. Poblaci6n, Caparangan, Rural .. Ciriaco Zialcita. Poblacion ..................... Le6n Diuco. Poblaci6n ..................... Sotero Roque. Lalauigan, Calaguinan .......... Antonino lazon. Poblacion, Lalauigan........... Crispulo Consunji. Poblaci6n ..................... Leonardo lianzon. Poblaci6n ............... ...... Cornelio de la Fuente. Poblaci6n ..................... Rosendo Delfin. Poblaei6n ..................... TanIo de la Fuente. Poblaci6n ......... _..... ...... Nieohls Navarro. Capitangan, Salian, RuraL...... Claro Sariano. Poblaci6n ..................... Angel Mendoza. Poblaci6n ..................... Francisco Batung Batal. Poblaci6n ..................... Cesario Du. Poblaci6n ..................... Antonio Manahan. Puerto Rivas .................. _ Antonio Tuas6n. Rural, Sibacan, Tinajeros, Tuyo. Pedro Magajes. Poblaeion ........... .......... Anacleto de Silva. Poblaeion ..................... " Zacarfas Tiongsan. Poblaci6n . .................... Pedro Tuas6n. Poblaci6n .•••................ _ Guillermo Tiambing. Poblaci6n .....••.............. Moises Baluyot. Poblaci6n •..••................ Pablo Santos. Poblacion, _. . .. . . . . .. . . . . . . . . . . Dionisio Reyes. Santo Domingo, Bantan Grande, Francisco Baltassar. Bantan Pequeno, Cataasan, Capot, Calungusan, Camacbile. Alangan, QUitan, Lamao, Limay, Teodoro San Jose. Pias, Anabao, Damlog, Pandarn. Poblacion ..................... Eusebio Paguio. Santa Rosa, Uaua, Panilao, Ba· Fulvio Bauzan. lot, Rural. Poblacion, Rural ............... Florentino Mendoza. Cabcaben, Sisiman . . . . . . . . . . . .. Anaeleto Mendoza. Poblaei6n, Saysain, Pasinay .... Ildefonso Batol. Poblaci6n, Rural. _............. Domingo C. Acosta. Poblaci6n, Rural............... Braulo Tongeo.


694

APENDICE. DlSTRITO DE INSPECCI6N NUM. 17. PROVINCIA DE RIZAL. Inspector ___________ Gobernaclor Arturo Dancel. Oficial pagador ______ G. R. Grau, tesorero provincial. Em pleado __________ J ustfn Correa. Mensajero __________ Isabelo de Sil va. Agentes Especiales.

Municipio. Angono ____ _____ Ant.ipolo ________ Baras ___________ Binangonan _____ Bosoboso .. - - - - Cainta __________ Caloocan ________ Cardona ________ Jalajala ________ ._ Las Pinas _______ Malfbay __ ______ Mariquina ______ Montalban ______ M6rong _________ Muntinlupa ____ _ Navotas _________ Novaliches ______ Parafiaque ______

Agente especial. Venancio Reyes. ValentIn 8umulung. Adriano Agat. Jose Inares. Nazario Cris6stomo. Ezequiel Ampil. Pedro 8evilla. A~ustfn Estaci6n. ISidro Pascual. Mariano Dalandan. Teodoro Tolentino. Vicente Gomez. Julian rle Jesus. Fernando Ange le . Marcelo Fresllidi. Canuto Celestino. Tomas A. Susano. Patricio Bernabe, Santiago Inqllimboy.

Municipio.

I

Agente especial.

._---Pasay ___ ____ ___ Pascual Villanueva. Pasig ___________ Felipe Gome7.. Pateros __ ___ ____ Nicasio Manalo, Gregorio 8al"a. p;j Hl. __________ [ R_ofi!," A __ M ,],,,d,,,,_ QUlsao _________ Clpnano Slga. San Felipe Nery _ Januario Coronado. San J nail del Mariano Sail Pedro. Monte. San Mateo. ____ _ Ismael Amado. ~an~edroMacatf I EusÂŤ;lb~o Arpilleda. . ragUlg _________ FelIciano PangeahI nauan. TambObong ____ Martfn Esguira, Sinforoso Adante. Tanay __________ Ambrosio Tinallin. Taytay _________ Adaucto Ocampo. Teresa __________ Rafael Mallgona.

Distrilos de Einumernci6n y Einumeradores.

S

'::I

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

1

2

3 4 5 6

7 8 9 10 11

12 13 14

15 16

Angono ______ _ Poblaci6n (Bag<mgbayan), Poblaci6n (Ibaba). Angono ______ _ Poblaci6n (Moson), Poblaci6n (Ibayo) , Poblaci6n (Itaas). Antipolo . ____ _ Poblaci6n __________ __ ______ __ _ Antipolo _____ _ Poblaci6n _____________ . ______ _ Antipolo _____ _ Pantay, Tagbag, Cupang, Manbugan. Banis _______ __ Po blaci6n _________________ ___ _ Po blaci6n ____________________ _ Binangonan __ _ Binangonan __ _ Libid _________________________ _ Binangonan __ _ Calumpang _________________ .. _ Binangonan __ _ Lunsad, Tatala .. ___ __ . ________ _ Binangonan __ _ Pilapila ______________ .. ___ . __ _ Binangonan __ _ .Janosa ___________________ .. _. _ Binangonan __ _ Talim . ____ . ______ . _. ______ . __ _ Binangonan __ _ Darangan, Bilibiran _. _________ _ Binangonan __ _ Tayuman, San Guillermo, Malahi. Bosoboso _____ _ Poblaci6n _____ . ______________ .

Apolonio Villaluz. Balba7.ar Talevera. Severino Oliveras. Ambrosio Masangcay. Pe(lro Marquez. Julian S. Juan. Felix Aristorenas. Espiridi6n Vidal. Jose Banaga. .Joaqllfn Alcantara. Narciso Bautista. Clemente Antipoda . Claro-Cruz. Pfo Fuelltes. Lorenzo Flores. Esteban Enselina.


695

ORGANIZACI6N. lJisll'ilos de ]})numeraci6n y Enumerad01路es-Continua.

s

,~

Municipio.

Barrio.

Ellumerador.

Z

17 18 19 20

21 22

23 24 25 26 27

28 29 30 31 32 33 34 35

36 37 38 39 40 41 4~

43 44 45 46

47 48 49 50

51

52 53 54

55 56

57 58 59

60 61 62 63 64 65

66 67 68 69 70

Caloocan _____ _ Poblacion ____________________ _ Caloocan _____ _ Sampalucan, Marnlas, Masambong. Caloocan _____ _ Tanque, Balintauac ____________ _ Caloocan _____ _ Baesa, Bahaytoro _____________ _ Caloocan _____ _ Bagubantay, CuliaL ___________ _ Caloocan _____ _ BanI at, Talipapa ______________ _ CaintlL _______ _ Poblacion ____________________ _ Cain t::L. _______ _ Po blaci6n ____________________ _ Cardona ______ _ Poblaci6n ____________________ _ Oar(lona ______ _ Looc, Tuna, Lambac __________ _ J alajala ______ _ Poblaci6n, Bagum bong, Punta __ Las Pifias _____ _ Poblaci6n ____________________ _ Las Pifia~ _____ _ Ibayo, Pulanglupa, Aromahan __ Malibay ______ _ San Juan, Poblaci6n (Mal'icaban) Malfbay ______ _ Mabong, Pildira ______________ _ Mariquina ____ _ Poblacion ____________________ _ Mariquina ____ _ Po blacion ____________________ _ Mariquina ____ _ Santo Nino, Jesus de la Pefia ___ _ Mariquina ____ _ Mariquina ____ _ Mariquina ____ _ Montalban ____ _ Montalban ____ _ Montalb<tn ____ _ Muntinlupa ___ _ Muntinlupa ___ _ Muntinlupa ___ _ M6rong _______ _ M6rong _______ _ M6rong _______ _ M6rong _______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Navotas ______ _ Novaliches ___ _ ~o~aliches ___ _ FasIg _________ _ _________ _ _________ . Paslg _________ _ Pasig _________ _ Pasig _________ _ Pasig _________ _ P,~s!g _________ _ Paslg _________ _ Pasig _________ _ Paraiiaque ____ _ Paranaque ____ _ Paranaque ____ _ P~s!g

P~s~g

Bayanb~yanan-----------------

Calumpang ___________________ _ Tafiong ____ ___________________ _ Poblaci6n, Burgos _____________ _ San Isidro, San Jose ___________ _ San RafaeL ___________________ _ Poblaci6n ____________________ _ Tunasancillo, Alabang _________ _ Cupang, Sucat _________________ _ Poblacion _____________________ _ Poblaci6n, SanJuan ___________ _ Bunbungan, San Guillermo, Abaliche. Caniogan, Lagundi, MaybancaLPoblacion, Almacen ___________ _ P?~aci6n, Jol6 _______________ _ Tangos _______________________ _ Tangos, San Roque ____________ _ Navotas, Sipac, Almacen _______ _ Navotas, Banculasi, BagunbayanTansa, Tangos _________________ _ Daanghare, Jo16, San Roque ____ _ Poblaci6n ____________________ _ Poblaci6n ____________________ . Poblaci6n (San Jose), Santa Rosa, Malinao, Bambang. San Nicolas, Santo Tomas _____ _ Palatiu, Pinagbuhatan. __ . _____ _ Polo, Sagad ___________ . _______ . Malapadna bato, Boting _____ . __ May bonga, Ogong _____ . _______ _ Rosario ___ . _________ .. _____ . _. Santolan ____________ . _____ . __ _ Capasigan, Caniogan __________ _ Bagonilog, San Joaquin ___ . ____ _ Pobla~i61~, ~bayo- ________ ! . ___ _ San DlOnlslO ______ . _______ . __ . _ San Dionisio _______ . __ . _... ___ _

Joaquin Rodriguez. Nicolas Rivera. Valentin Macabagdal. Cornelio Sanchez. Segundo Asistio. Pedro A_ Flores. Atilano S. Ana. Esteban Albano. Francisco Ocampo. Maximo Bernardo. Leon Tanjanque. Miguel Cristobal. Sisenando F ernandez. Epifanio Garcia. Martin Aragon. Eulogio.Santos. Sixto Isidro_ Flaviano Rojas, Ram6n Nobleza. Isabelo Mendoza. Gregorio Victorino. Domingo Victorino. Arcadio Cruz. Gregorio Basa. Pedro Lorenzo. Venancio Espiritu. Diego Iatco. Antonio Jaojoco. Felix S. Juan. Hilari6n Raimundo. Patricio Pascual. Lorenzo Martin. Jose Kaknio. R. T. Richards. Raimundo Andres. Jose Tuason. Joaquin Davila, Francisco Antonio. Ciriaco Flores. Emigdio Buenaventura. Bernardo Dagala. Pablo Lucindo. Prudencio Salazar. ' Angel Asunci6n. Liberato Damian. Fernando Santiago. Juan Bernales_ EmiUano Caruncho. Victor Sanchez. Engracio Santiago. Vicente Morada. Antonio Decena. Lupo Miguel. Timoteo Bernabe. Sebastian Leonardo Isaias Angel.


696

APENDIC£. Distritos elf' Enumeraci6n ?J Enumel'ad01'eS-Continua.

a

Municipio.

Barrio.

71 72 73 H 75 76 77 78 79 80 81

Paraiiaque ..... Parafiaque..... pasay.. ....... Pasay ......... Pasay. . . . . . . .. Pasay......... PJsay......... Pateros........ Pateros........ Paterof'........ Pililla. ..... ...

82 83 84

Pjlina ......... Quiflao. . . . . . .. (luisao. . . . . . ..

85 86 87

San Mateo ..... San Mateo ... San Mateo .....

88 89

San Mateo..... San Pedro Macatf. San Pedro Macatf. San Felipe Nery San Felipe N ery SanFelipeNery San Juan del Monte.

Dongalo ....................... Tambo, Baclal'an .............. Poblaci6n, San Isidro.......... SanJosc ....................... Ban RafaeL.. . . . . . . . . . . . . . . . . .. San Rafael, San Roque.......... San Roque ..................... Poblacion, Santo RORario ....... Agojo .............. _.......... Santa Ana, San Isiuro .......... Santa l\Iarta, 8an Pedro, Pobla· cion, San Lorenzo. Ibayo, San Franci~co, San Roque. Poblaci6n..................... Ran Isidl'o, San Francisco, San Rafael, San Josr. Poblaei6n (Santa Ana) ......... Maly, Patiis, Payatas, Nanka .. , Guitnanbayau, Ampid, Pobla· ci6n (liuinayan). Poblaei6n (Dulumbayan) ....... Poblacion, Guadalupe, Olimpia..

'::1

Enumerador.

Z

90 91 92 93 94

r

JuanL. deJ~e6n. Valentin de Le{m. Sinforoso Vitan. Vicente Fernando. Felix Sanchez. Pedro Inquimboy. Sixto Tenmatey. Gregorio Concepcion. Antonio Calingo. Mariano Tuason. Antonio Vidanf'R. Doroteo Paz Teouoro. Fausto Carasco. Angel Paz. Claudio Santos. Marcelino Christi. Tomas S. l\'I arfa. Lucas Santiago. Guillermo Lagman.

Culiculf, Tejero .. __ ...... ...... Ramon Reinaldo.

95 96 97 98 99 100 101 102 103

_PobIaci6n _.. _............ _.... H agdan bato, Barranca ......... Namayan, San Pedrillo ..... , ... Poblaci6n, Tanque, Tibayan, Ermitafio, Diliman and San Francisco. Tamb6bong .... Taiiong .............. _..... _... Tambobong .... San AgustIn, Tafiong ... _.. _.... Tamb6bong .... Maasim, Ibaba ....... _..... _... Tambobong .... Panjolo, Maasim ............... Tamb6bong .... Concepci6n .......... _......... Tamb6bong .... Ooncepcion, Baritan ............ Tamb6bong .... Jlliong Flores, Baritan ... _...... Tamb6bong .... Bayanbayanan, Flores_. _... _... Tamb6bong .... Bayanbayanan,JulongDuhaL ..

104 105 106 107 108 109 110

TambObong .... Tamb6bong.... Tam b6bong. . .. Tam b{,bong. . .. Tamb6bong .... Tamb()bong .... Tamb6bong ....

111

Taguig..... ...

112 113 114 115 116 117 118 119

Tagllig........ Taguig........ Tagl1ig........ Tagllig ........ Tagllig ........ ?:anay ....... _. lanay ......... Tanay ......... 1

Pedro G. Barrios. Clemente Fernando. Zosimo Ravmundo. Jose Feliciano. GorgonioA. Gaza. Jose A. Ri\'era. Mariano liaza. Andres Herrera. Sant.iago Quimsoll. Agustin Limcuando. Edilardo Bernardo. Eugenio Evanl!elista. Angel Luna, Joaqufn Arriola. Pascual Tiangco. Leon Valenzuela. Doroteo Aguas. Serapio Cruz. Rafael Viardo. Luis Bernardo. Pedro Sevilla.

Jnlong Duhat .............. :.. Dalllpalit, Mozon ............... Dampali t . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. Tonsuya ............... _..... _. :~~lI1R~lya, Catmon, Tinajeros ..... J InaJeros ...................... Panjolo, San Jose, Meysilo, Santolan. Polllacion (Tncincan), Poblacion TOlllaR s. Pedro. (Bambang), Poblacitm (Lana). Ranta Ana, Bagl1l11bayan ........ Luis Santa Ana. Oalzada, USllsan ............... Felipe Reyes. Tipa,., Napindan ............... Miguel MagAalin. l'alillgon, Hagolloy .... _.... _... l\larcelodelaPaz. lbayoTipas,Biclllan ...........•TuanNati\·idad. Poblaci{,n ..................... PaRtor Asnnci6n. j>I,hlacitlll .~ ........... _....... Manuel Lngo. Poblacion ... _.. _.... _......... Manuel Mendoza.


697

ORGANIZACI6N.

----------~~----------------

Di8trito.~

de Enumeraci6n y Enumerad01'es-Continua.

Enumerador.

Barrio.

Municipio.

------------------------1-------------------120 121 122 123 124 12i) 126 127

'ranay ....... .. Poblaci6n . . . . ...... . ......... . Taytay ...... .. Poblaci6n (San Isidro) .... . ... . Taytay ...... .. Poblaci6n (San Isidro), Pobla· ci6n (Santa Ana). Taytay ...... .. Poblaci6n (Santa Ana) ........ . Taytay ...... .. Poblaci6n (San Juan), San Jose .. Taytay ...... .. Poblacion (Dolores) . . .. . ...... . Teresa ........ . Pohlac:ion, Calumpang, Mayiba, Dulumbayau. Teresa ....... _. Bnhangin, Pantay, San Gabriel, San Roque.

Luis Catoles. Felix Javier. Arcadio Javier. Benito de Le6n. Honesto Gonzaga. Felipe Concepci6n. Leopoldo Araullo. Roberto de Jesus.

DISTRITO DE INSPECCI6N NUM. 18. CIUDAD DE MANILA. Inspec 01: .......... .. .. Maximino Paterno. Empleado ............. Jose Hernandez . . Mensajer ............. Canuto Baltazar. Interprete japones ...... 8. Watanabe. ~umeradores

An~el Goicnria. Fehx M. Balmori. Maximo S. Valenzuela. Lau Lung. Joaqufn Balmori. Pedro Revasco. ,Tomas Barreto.

E speciales.

Manuel Torro. Benito Laureano. Perpetuo Romero. Martin Garda Fermin. Luis Laconico. Manuel Marillo. Mariano Aswlci6n.

Luis Cucullu. Juan Mauricio. Juan Elvefia. Manuel Lincboco. Albert J . Brazee, agente especial .

Distl'itos de Enumel'aci6n y Enume1'Cldores.

Distrito. -

Enurnerador.

I

-

San Nicolas ...

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11.

I

-,1-

Manuel Espinosa. MartInez. Marario Comagon. Dahnacio Geronimo. Adolfo Garda. Eugenio Blanco. Dionisio Garda. Amando Terson. EllI'ique Mauri. Chino Tan Soco. Chino Niranor MuJ~upo

fioz .

12. Felino L. Wenceslao. 13. Santiago Basterre-

chea. 14. Ignacio Zaragoza. 15. Rafael Zaragoza. 16. •Tose }<'Ior Mata. 17. Gil Garda Velazco.

Distrito.

Enumeratlor. -

-

San Nicolas . .. 18. Pedro Villegas. 19. Perpetuo Romero. 20. Godofredo Dance!. 21. Calixto Santiago. 22. Candido Reyes. 23. Chino Inocencio Vela. 24. Leoncio Fonacier. 25. Jose Reyes. 26. Chino Benito Rivera. 27. Benito Dujua. 28. Felipe Juan. 29. Catalino Pasajol. 30. Trinidad Canion. 31. Lucio Lucas. 32. N orberto Cornia. 33. Benigno Marino . 34. Fernando Tiongson.


698

APENDICE. Distl'ilos de EnlJmel'llCion y Enumemriol'es--Contil1lla.

Distrito.

Enumerador.

Ton<16 ........ 35. Silvestre O. Buena路 ventura. 36. Feliciano Salavarria. 37. Tomas J acson. 38. Juan Canlas. 39. Alfredo Aguas. 40. Le6n de Sena. 41. Ernesto Palma. 42. Cosme Mal tao 43. Damaso Torres. 44. AngelOjilvie. 45. Gabriel Rusca. 46. Tomas Bedua. 47. Benito S. Juan. 48. Edilberto Carlos. 49. Catalino Abella. 50. Lorenzo Roman. , 51. Benito Natividad. 52. Jacinto Bangle. 53. Pablo Hernandez. 54. Tomas Lindianquin. 55. Tomas Manajan. 56. Sil vi no SaguiL 57. Victorio Urbano. 58. Santiago Santos. 59. Esteban Pabalon. 60. Felipe Gome'lz. 61. N atalio Canseco. 62. Rosanro Acuna. 63 . Antonio Lim. 64. Severo Guerrero. 65. Marcelo Santos. 66. Francisco H enzon. 67. Teodorico Angeles. 68. Isaac Villasis. 69. Ignacio Carlos. Santa Cruz .... 70. D<1maso Llamado. 71. Angel Cardoso. 72. Isidro R. Yuj uico Maulauru. 73. Pedro Reyes. 74. Tomas Miscolta. 75. Mariano MirasoL 76. Jose Francisco. 77. Bernardo Ortega. 78. Miguel Cabuntas. 79. Matilde Aquino. 80. Eugeuio Canlapan. 81. Jose Sityar. 82. Tomas Barretto. 83. Ricardo Zaragoza. 84. Maximino de Jesus. 85. Roberto Santos. 86. Anacleto Mendoza. 87. Marcelino Estrella. 88. Celestino Guevara. 89. Crist6bal Jurado. 90. Luis Laconico. 91. Leocadio Morat. 92. Jose C. Venegas.

Distl路ito. Santa Cruz . ...

Enumerador. 93. Roman Olegario. 94. Aquilino Revilla. 95 . Celedonio del l~sa-

96. 97. 98. 99. 100. 101. 102. Sampaloc ..... 103. 104. 105. 106. 107. ]08. 109. 110. 111. 112. 113. 114. 115. 116. 117. 118. 119. 120. 121. San Miguel . . . 122. 123. 124. 125. 126. 127. 128. Binondo ..... . 129. 130. 131. 132. 133. 134. 135. 136. 137. 138. 139. 140. 141. 142. 143. 144. 145.

rio. Rosario Ravasea. Ram6n Sityar. Simplicio Chanco. Jose Reyes. Francisco Reyes. Manuel Miguel. Ildefonso Lontoc. Vicente Borja. Florentino Sunieo. Juan Zuniga. Paciano Puente vella. Manuel Arce. Antonio Zaragoza. Estanislao ROlllera. Andres DOUllnguez. necilio Martfnez. Higiniode Guzman. Juan Arce. Lazaro Faustino. Diego Diaz. Val deFaustino rama. Felix Montes. Vicente Constantino. Demetrio (ralo. Vietor Vila. Fernando Penz6n. Pedro Alvarez. Manuel (i-. Arce. Poteneiano Sabas. Rafael Baltazar. Martin G. Germin. Juan Benitez. Consuelo Miguel. TiongAmbrosio son. Angel Rodriguez. Nicoi;(s Flores. Jose G. de Arce. Juan Lim. Dionisio ReyeR. Rafael P. Valde路 rama. Fernando Perez. Benigno Coronel. Chino Lao Ico. T . Kim Seng. Antonio Cardell. Alvaro NepoUluceno. Juan Mauricio. Ram6n Tolosa. Ezequiel Ignacio. Casimiro Flores.


699

Ol{GANIZACI6N. Distritos de Enume1"aci6n 11 Enuml'1"adO?路es-ContinUa. Enumerador.

Distrito. Binondo ...... 146. 147. 148. 149. 150. 151. 152. 153. Quiapo _. __ . _. 154. 155. 156. 157. 158. 159. 160. 161. 162. lntramuros . __ 163. 164. 165. 166. 167. 168. 169. 170. 171. 172. 173. 174. Ermita ....... 175. 176. 177. 178. 179.

Distrito.

Enumerador.

Espiridion Javier. Ermita ....... 180. Emilio Velarde. Juan C. de Vaca. 18I. Primitivo Cuadra. Isabelo Antonio. 182. Francisco Zuniga. Bernardo Mijares. 183. Jose R. Flores. Alejo Encarnacion. 184. Enrique Webb. Paco .... ___ .. 185. Marcial de Jesus. Antonio Gloria. 186. Hamon Bayquent. Mannel Francisco. Mariano Asuncion. 187. Antonio Garcfa. Eduardo Munarriz. 188. Inocen cio Navarro. Benito Razon. 189. Inocencio QuintaEpifanio Saguil. nilla. . Telesforo Martin. 190. Miguel Velazco. Jose Coria. 191. Dalmacio G. BrioEduardo Torres. nes. Celedonio R. Gon- Malate ..... _. 192. Manuela Palma. 193. Jose J\l adrigal. zMez. 194. Paz Eulalio. Nicolas de Leon. 195. Lino Escarella. Francisca Vecin. 196. Natalio Barredo. Luis Guoullu. Arcadio Diaz. 197. Jestls Balmori. i\ 198. Domingo E stanisI路loracio G nzalez. Marrelino Bustos. lao. Pandacan. ___ . 199. Sinforoso C.de Vega. Juan Fernan ez. Alejandro Flores. 200. Calix to Castaneda. 20l. Eulogio Mendoza. Luis Moreno. 202. Primo M. A. RoPedro Cubarrubia. mero. Francisco Rivera. 203 .. J ose S. de Leon. Crispnlo Estrella. Jose R. Flores. Santa Ana .... 204. Benigno S. Pedro. Francisco Arcega. 205. Santiago Robles. F. Ponce. 206. Emilio de los Reyes. Francisco Bautista. 207. Ignacio C. ChaJ uliUn Moreno. monde. 208. Ger6nimo Pani s. Marcelino Flores. 209. Guillermo Burgos. Estefano Guerrero.

Instituciones. 211. L,izaro Veloso.

210. EspeTanza Maniquiz.

Emba1"Caciones. 212. 213. 214. 215. 216. 217. 218. 219.

Benito Laureano. Federico E-regovia. NicoUs T. Zamora. Manuel Toro. Cirilo Gutierrez. Lorenzo Marty. Jose Mendoza. Jose Alvarez.

220. 221. 222. 228. 224. 225. 226.

Jose Sacramento. Anselma Lachica. Ignacio Ver de la Cruz. Victorio Medel. Daniel Eusebio. Henlloneges Plata. Benito Barahona.


700

APENDICE. DISTRITO DE INSPECCI6N. NUM. 19. PROVINCIA DE CA VITE. Inspector y oficial pagador ______ Po M. Moir, tesorero provincial. Empleado _____________________ James R. Shaw. Mensajero __________ . __________ Hilarion Samonte. Agentes Especi.ales.

Municipio.

Agente especial.

Alfonso ________ _ Hipolito Rint, Raim undo C. Josie!. Amadeo _______ _ Antonio Ramos. Bacoor _________ _ Felix Cuenoa. _________ _ CiriloGloriani, Bartolome Angat. Carmona _______ _ Juan Papa. Cavite _________ _ Catalino Nicolas. Cavite Viejo ____ _ Benigno Santi_ Conegidor Island Simeon de los Reyes. Imus __________ _ Pedro Buenaventura. Indang ___ ; ____ _ Eugenio Salazar. La Caridad _____ _ J oae R. Bautista. Magallanes _____ _ Teodoro Mojica, Petronilo Gutierrez. Baih~ n

Municipio.

Agente especial.

Maragondong __ _ Pedro Riel, Ezequiel Jimenez. Mendez Nunez __ Marcelino A ure. Naic __________ _ BIas Cona. Noveleta ______ _ Pascual Alvarez. PerezDasmarifias PI:il'ido Campos. Rosario ________ _ Catalino Abueg. San Francisco de Ponciano Arnaldo. Malabon. San Roque _____ _ Lucio Tones. Ranta Cruz de Jose del Rosario. MalabOn. Silang _________ _ Isaias Benjamin. Ternate _______ _ Andres Ninon.

Distritos de Enumej'aci6n y Enumetadores.

Municipio. 1

2 3 4 5

6 7 8 9 10 11

12

Alfonso Poblacion _ .. _---- .... --- .. --_ .... _-Caititinga, Pajo ________________ Alfonso Alfonso Esperanza, Mangas, Pansin _____ Matagbae, Tayuanae ___________ Alfonso Sinalio, Marajan _______________ Alfonso Amadeo _______ Poblaei6n _____________________ Amadeo _______ Banaybanay, Bueal, Minantog, Maitim. Amadeo _______ Maimanga, Salaban, Talon, Jalang, Panguil. Bacoor ________ Poblacion ------- ............ _-_ .. ---Bacoor ________ PolJlac路i6n _____________________ Baeoor ________ Alima _________________________ Bacoor ________ Aniban, Talabu ________________

16 ]7 18 19 20 21

Baeoor ________ Baeoor ________ Baeoor ________ Bacoor ________ Bacoor ________ Bacoor ________ Bailen _________ Bailen _________ La Caridad ____

22

La Caridad ____

13 14 15

Barrio.

Enumerador. Maximo Giron. Amando Peji. Lucio Credo. Lorenzo Angeles. Jose Escover. Pedro Lavina. Geronimo Bayot. Melisio Crisostomo.

Pedro Malinis. Marcelo Cuenca. Eugenio Torres. Segundo Francisco, Sotero de la Torre. Jabay, Niog ___________________ Sotero Torres. Ligas, San Nicohis ______________ Teodoro Reyes. Mabolo, Salinas ________________ BIas Ri vera. Maliesi, Panapaan ______________ Eusebio Dalllz. Mambog ............................................. Fernando Matro. Mambog ............................................ Nel1lesin Matro_ Poblacion - - - - - - - .. ------------- I Eusebio Dinco. Castanos, Narvaes, Tabora ______ I Domingo Pefiano. PolJlaeion (San Bartolomc), San Marcelino Reyes. Francisco. San Herminio, San Ignacio __ -- -- I Poliearpo Santiago.


701

ORGANIZAcr6N. Di8tr';to.~

Barrio.

Municipio.

23 24 25 26

La Caridad _. _. La Caridad ... . Carmona _.... . Carmona .... _.

27 28 29

Cavite ... ____ .. Cavite. __ .... _. Cavite ........ .

30

Cavite Viejo .. . Cavite Viejo .. . Cavite Viejo .. . Cavite Yiejo .. . Cavite Viejo .. . Perez Dasmarinas. Perez Dasmarinas. Imus .. ___ . __ .. Imus .. ___ ..... Imus .. ______ .. Imus .. __ .. __ .. Imus .. ___ . _... 1m us _____ • _. __ Imus ____ . ____ . Imus . ______ ... Imus _. _____ . _. Indang _______ _ Indang _. _. _...

31 32 33 34 35 36

37 38 39

40 41 42

43 44 45 46 47

48

49 50

51 52

53

54 55 56 57 58 59

60 61 62 63

64 65 66 67

68 69 70 71

72

de Enumernci6n y Enumel'(ldore'·-ContinLla.

San Ildefonso, San Jose _______ ._ San Juan, Santa Cruz._. _______ _ Poblacion, Ulongtubig ____ ' ___ ._ Cabilang bay bay, Lan tic, Maduya. First and second districts. _____ . Tbird and fifth districts. _______ _ Fourth, sixth. seventh, and eighth districts. Poblacion, Cainguin ___________ _ Binacayan .. __ . ___ . ___ . _______ _ Lauin, Marulas __ . _. __________ _ PutoJ, Santa I~abel_ . ____ . _____ _ Tabon, Tinabunan . _______ . ___ _ Poblacion, Burol, Sabang, Paliparan. Sampaloc, San Agustf'n, Salitran, 8an Jose. Poblacion .. ____ . _____________ . Alapan, Palico _. _. ____ . _______ _ Anabu, .l\ucanQala ____________ _ Anabu .. ____ . ________________ _ Bayanluma Calsadang Bago ___ _ Malagasan _ __ __ . _____________ _ Malagasan ______ . _____________ _ Medicion _... _. _______________ _ Tansangluma, Tuclong _________ . Poblacion __ . ___ . _____________ _ Alulud, Calumpang ___________ _

_____ . _. Banab:L ____ . _________________ _ Indang ____ .. _. Bona _______________ . _______ . __ Indang _______ . Cayquiuit.. _____ .. __ .. __ . _.. _.. Indang . . . . . . .. Cay tam bog . ____ .. _. _. __ . _____ _ Indang __ . __ . .. Daine ... _. _... _.... ____ . _.. __ . Indang .... __ .. Guyam. ____ .. ____ .. ____ .. ____ . Indang. _...... Lomanpong, Cayquiuit. ...... _.. Indang -- -. -- __ I Majabangcajoy, Bancod ....... -Indang ... __ . .. Tambo .................. _... _. Magallanes _... Po blaci6n, Dalig, U rdaneta .. __ . , Magallanes .. Medina, Pacheco, Ramirez ... - .. Indan~

-.1

'I

Maragondong . i Maragondong .. Maragondong .. Maragondong .. Mendez Nunez. Mendez Nunez. Mendez Nunez. Naic. _____ • ___ . Naic. __ . __ . ____ N aic . _________ . Naic_. ________ . Naic _____ . ___ __ Naic. _____ ..... Naic. _____ . __ ._

Poblaci6n ... - .... - .... _. - _. - ... Bucal .. _. ____________ . _. _. ___ . Capantayan, Pantijan .. __ ... __ .. Pinagsanhan, Caputatan, Tulay . PoblaciOn. _____ . _____ . __ . _. __ .. San Francisco de Asis, Anuling .. Panungyan, Galicia, Palocpoc ... '. Poblacion: ____ . ______ . __ . ____ . Poblaci6n __ . ___ . ___ ... __ . ____ __ Timalan ______ . _______________ . Labac ____________ . ___ . _______ . San Roque ___________ . ________ . San Roq ue ___________________ __ Jalaugl,..!"lalainan Nuevo, Malainan viejo, Palangui.

Enumerador. Escolastico R. Bautista. Angel Leon. Olimpio Benjamin. Damian Ermitano. Julian Felipe. Pedro del Carmen. R. Maceo. Canuto Samaniego. J nlian Legaspi. Estanislao Reyes. Carlos Tria Tirona. Claudio Tirona. Francisco Barsafa. Esteban Quiogue. Juan Fajardo. Cecilio Camantigue. Cayetano Buenaventura. Donato Virata. Jose Tagle. Clemente Abad. Inocencio Santos. Jose Buenaventura. Candido Sayoc. Francisco Pio. Marcelo Basa, Mariano Penaflorida. Numeriano Salazar. Isidro Rosal. Sime6n A. Coronel. Fernando Diocno. Jose Pio. Mariano Penaflorida. Felix Ruiz. Macario E. M allari. Germiniano A. Ilagan. Marcelo Villafranca, Petronilo Gutierrez. Modesto Cuajunco, Petronilo Gutierrez. Ezequiel Jiminez. Gregorio Francisco. Primitivo Cuajunco. Joaquin Angeles. Severino Llamado. Doroteo Panganiban. Delfin Aure. Miguel Garcia. Sixto Velasco, Cipriano Benedicto. Milecio Ricasa. Nicolas Guevara. Lucas Rebollo. Cipriano Benedicto. Braulio Alejo.


702

APENDICE. Distl'itos de Enwrneraci6n y Enurnemdo?路es-Continua.

Municipio.

73 74

75 76

77 78 79

80 81

82 83

84 85

86 87 88

89 90 91 92 92~

93

94 95

96 97

98 99

100 101 102 103 104

105 106 107

Barrio.

N aic ___ _______ _ Bancaan, Mojon, Bocana . . __ ... . N oveleta ___ _:_ San Antonio, Poblaei6n (Santa Cruz) . Noveleta ___ __ . San Jose, San Juan, San Rafael . _ Rosario _______ _ Poblaci6n .. __ . _. _... ..... _... . Rosario __ _.. _. _ Bagbag, Pas o de Tabla _. _.. ___." Rosario ____ __ _. Calunuran .. . _. _.. . _. . ____ __.. . Rosario ____ __ . . Ligton _.. _.. __ .... ___ . __ .. __ _. Rosario ___ . .... Muzon, Bantayan .. .. . . . __ . _. _. Rosario ______ . . U aua, Tej eros. ___. ___ . ___ . ____ . San Francisco Po blaci6n .. . _. __ .. . .. _. . . ___ . . de Malab6n. San Francisco Pob laci6n _____________________ de Malab6n San Francisco Poblaci6n _____________________ de Malab6n. San Francisco Buenavista _________________ __ _ de Malab6n . San Francisco Palauit, Santiago ________ ____ __ _ d e Malab6n. San Francisco I' Pasong Cauayan, San J uan _____. de Malab6n. San Francisco San GabrieL _____ _. _____ . ______ de Malab6n . San Francisco Sa Isidro, San Joaquin __ __ _. __ de 'Ylalab6n. San Roque . ____ l'oblaci6n , Soledad, Rosario _____ S.an Roque . _... San Antonio, San Jose ___ ___ ____ San Roque __ . _. San Ra~aeL _. __ __. .. ___________ San Roque __ __ . San Rafael. .. ___ .. ____ . __ . ____ . Santa Cruz de Poblaci6n . __ __ . _____ ___ __ __ __ . Malab6n. Santa Cruz de Amaya ______ . . ________________ Malab6n. Santa Cruz de Biuas _______ __________________ Malab6n. Santa Cruz de Calibuyo _. ___ ___ _____ ___ .. _____ MalabOn. Santa Cruz de J ulugan _. . . __ . .. .. ___ . _.. _. _. . Malab6n . Santa Cruz de Molino, Quintana, Santol... . . .. Malab6n . Santa Cruz de Sangja Mayor. _.. . _______ _. _. . . . Malab6n . Silang ____ . ___. Poblaci6n, Balite, Lumil . .. .. . . Silang __ . _. _.. . Malabac, Ulat, Ba lubae, Lalaan . Silang . __ . ____ . Pooe, Pl1 long Bunga, Biluso, Lungon. Silang ... _. _. _. Mabatang, Calupcup, Iba, Litlit, Lu('soh iu. Silang . .. __ . . .. Carmen, Caong, Munting IIog, Sabutan. Terhate ... ___ . Poblaci6n, Zapan .. . _. . __..... . Ternate . "" _. San Juan, San Jose . .. ...... . . _. Co rregidor,IRla Poblaci6n .. _" ..... . ....... __. de.

Enumerador. Telesforo Oles. Andres A. Diaz. Jose Herrera. Regino Garcia. Dionisio Carillo. Esteban R. Gonzales. Ricardo Garcia. Faustino Odvina. Felipe Abueg. Wenceslao Viniegra. Zacarias Leano. Andres Columna. Benigno Sarayba. Rufino Pio Borja. Nicolas J . Portillo. Quiterio Olimpo. Francisco Asilo. Ladislao Afable. Nicohts Nava. J oaq uin N. Adrade. NicoHs Nava. Aquilino Arena!' Prudencio Cabuyat. Hugo Area. Andres ArviRo. Ambrosio Miraflor. Tito Ocampo. Eduardo Imzon. Engracio Salazar. Jose Kiarnson. Gregorio Ermitafio. Nicolas Macllansacay. Fausto Montoya. J ose de Le6n. Ambrosio Nigosa. Eugenio Tanjoco.

--~----------~------------------------~----------------- . -


703

ORGANIZAcr6N. DISTRITO DE IN~PECCI6N NUM. 20. PROVINCIA DE LA LAGUNA. Inspector .... . ...... Gobernador Juan Cailles. Oficial pagador . ..... W. J. Vaugh)ln, tesorero provincial. Empleado ........... Manuel Gonzales Vila. Mensajero . ...... . .. Pedro Monteja.

Agentes Eapeciales. :Municipio.

Agente especial.

Rafae~ Bailon. FranCISco L. Cruz. Edelberto Ocampo. Sotero Batallones. Mateo Elejarde. Mariano Matfori. Pedro Villanueva. Felipe Fernandez. Buenaventura DimaI guila. Longos ..... .. .. Epifanio Montes. LOB Banos.. . . . . . Nicasio Villegas. Luisiana .. . . . ... Pedro Ibanez. LUlllhan ........ Martfn A. Espiritu. Magdalena. . . . .. Victorio Crisostomo. Majayjay ....... Sinforoso Urge!.

Alaminos ....... , Bay ............ Binan .......... Cabllyao........ Calamha ........ Cahiuan......... Cavinti ......... Fallly........... Lilio......... . ..

Municipio.

Agente especial.

Mabitac _. _. . . .. Nagcarlan ...... Paete .......... P~g~~njan . . . . .. Pangll ....... _. Paql1iL . . . . . . . . . Pila .... . ....... RizaL .......... San Antonio.... San Pablo ...... • an Pedro Tunasan. San ta Cruz ..... Santa Marfa . .. _ Santa ROl"a ..•.• Siniloan _. ......

Isidro Reyes. Ralvador Rosales. Ambrosio Salgado. Prudencio Francia. Antonio Fabricante. Bernardo Gonzales. Juan Bartolome. Pedro Urrea. Bernardo R. Corpus. Marcos Paulino. Toribio Almeida. German Magpili. Cayetano Real. Pablo Manguerra. Pascual R. de Rosas.

Distritos de Enllmel'acion .1/ EnumeraCiores.

S

'::I

Z

1 2

3 4

5 6 7

8 9

10 11 12

13 14

15

161

Municipio.

Barrio.

Alaminos . . ... . Poblaci6n, San Agustin .. _..... . Alaminos . .. - .. Del Cllrmen, San Juan, Han Be- I nito, Ildefonso, San Miguel. Alaminos ..... San Andres, Santa H.osa, San ~ Roque, San Gregorio. Bifian . ....... . Poblaci6n .... .... ....... . .. . . . Biiian ........ . D.e La Paz ..... . ..... _. __ ..... . Bifian ..... . .. . San Antonio ....... _.......... . Bifian . . . . .... . Malaban ....... . .............. . Bifian ..... . .. . San Antonio, Malaban ......... . Bifian ........ . Zapote, Santo Domingo, San Jose. Bifian ..... ... . Tllbigan, Calabozo, PJatero .... . Bifian ..... . __ _ San Vicente, Balan ........... . Bifian .... _. . . . Loma, CanJalay, Lanql1igua, l\1apaJasan, Tim bao. Bay ....... _. . . Poblaci6n, San AgustIn ....... . . Bay .... . .. _.. . Ran Antonio, San Isidro, Calo, Biten, Puypuy, Franca. Ca\'intL ..... _. Poblaci6n, Dujat, An)!las, Bang· co, Bnlayo. CavintL ...... . Layasin, Labayo, {,dia, Layog, Sumllcab l Bn(:aI, Cansoso.

Enllmerador. Mariano Cayamanda. Nicornedes Flores. )Iarcelino Fule. Marla Gana. Fausta Zarraga. Vicente Ocampo. Isabel Ocampo. Tomas G. Cruz. Vicente Garcia. I1defonso Cruz. Pasi'or de Silva. Mariano Salandanan. Faustino Pantoa. Sllipicio A I vite )j edi na. Pacifico Abad. Felix Ortanez.


704

APENDICE. Dist1'itos de Enurneraci6n y Enumeradore,';-Continlla.

S

Municipio.

-::I

Enumerador.

Barrio.

Z

]7 ]8

]9 20 21 22 23 24 25

26 27 28

29 30

31 32 33 34 35

36

37 38 39 40 41 42 43

44 45 46

47 48 49 50

51 52

CavintL ...... . Sisilmin, Tibatib, Pauin, Inao路 auan, Mahipon, Lupac, Silang. an, Calonoran. Cabuyao ...... . Poblacion .................... . CabUyao ...... . Sala, Gulod .................. _. Cabuyao ...... . Mamatid, Tatalon ............. . Cabuyao ...... . Banlic, Nillgan, Diezmo ....... . Cabtlyao ...... . Mal'inig, Banaybanay ......... . CaMyao ...... . Pulo, Vigaa ................... . Cal:iuan ...... . Poblaci6n, Banguias, Loma, Daya\5. Calauan ...... . Imo(', Tanlong, Labac .. _______ _ Calauan ..... .. Limao, Masiit, Tubel'o. _. _. ____ _ Calamba ...... . Poblaci6n ____ ......... _...... . Calamba ...... . San JosP, San Juan , Palo Alto .. . Calamba ...... . Socol, Linga, Cay tala, Banlic, Banadero, Parian, Palingon. I Calamba ....... San Cristobal, Mayapa, Majada, Calamias, Barandal. I Calamba ...... . Buisan, Biga, Tulo, Real, J cheria, Bural. Famy ........ . Poblacion, Mayimit, Lelian .... . Lilio ........ .. Poblacion .................... . Lilio ........ .. Supgi, Poblaci6n , Oplis ........ . Lilio ........ .. Poblaci6n (San Roque) ........ . Lilio ........ .. LUSl,uin, N ovaliehes, Baanall, Cabuyeo, Calantocan, Santa Lucia, Palayan, Bl1hanginan, Danio, Dita, Dagatan. Lorlgos ...... .. Poblacion, San Isidro, San Juan, Santo Angel. Los Bailos .... . Po blaci6n, Anos, Batong Malaq l1i. Los Banos .... . San Antonio, Tarlac, Bayoc .... . Los Banos .... . Mayondon, Maajas ............ . Lumban ..... .. Poblacion ................... .. Lumban ...... . Poblacion .................... . Lumblln ...... . Poblacion, Balubad, Talahih, Leuin, Dahican,Ual1a, Halang, Ibayo, Maytalang. Luisiana ...... . Poblacion, Santo Tomas, San Isidro. Luisiana ...... . San Rafael, San Roque, San Luis, San Pedro, San Diego, San Antonio, San Juan. Luisiana ...... . SanJ ose, San Sal vador,San Pablo, Santo Domingo, DeLaPaz, San Buenaventura. Magdalena .... . Poblacion, Del Sur, Aguila, Villafranca, Concepci6n. Magdalena .... . Benavides, Magdalo, COl'azon, Del Yivar, Monserrat, Mal:avilla. Majayjay ..... . Poblaci6n .................... . Majayjay ..... . Cobi, Malinao, Balayong, Banga, Panalaban, Taytay, Piit. Majayjay ..... . Gagalot, Bitaoy, Baquid, PO()C, Borol. Majayjay ..... . Tanauan, Banilacl, l::iulJac . _.....

,.

Santiago Villanneva. Dominac\or Delfino. Isabelo Yistucio. Luis Vella. Marciano Arevala. Jose Acuna. Andres Acuna. Jose Antillon. Santa Amac1a Paz. Catalino Marfori. Cirilo U staris. Arc'aclio Sal~ado. Vicente Sonano. Felipe Bernardino. Pantaleon Quintero. Emeterio Castor. Vicente Polistico. Marcos Badiola. 8111 picio Tri vino. J os6 Montesines.

Pedro Sabiq. Florencio Revillera. Pascual G. Estrada. Franeisco T. Luna. Ursula Dimaculangan. Juan Paraiso. Alejandro Sanchez. Estanislao Caduvez. Badlio Alcantara. Valentin Dolorico. Roman Dimayuga. Gregorio Rivera.

Anthes Tnviera. PIn (Toza. Antonio Escohar. Hugo

~lana~.


705

ORGANIZAC16N. Dislrilo.s de EnlllllcI'aci6n!J ElltlmcrarZOI't'.5-Continlla.

Barrio.

l\Iunicipio.

53 54 55

56 57 58 59

60

61 62 63

64

65 66 67 68 69 70 71 72

73

75

76

77 i8

79 80 81

82 8::1

84 85 86 87

Majayjay ..... . San 1sioro, BaYllcain, Cauayan, Ol1a, Taloctoc, Panglan. Majayjay ..... . San Rogue, Paugil, Bucal, Banti. Mabitac ... _.. . Poblacion ..... . .............. . Nagcarlan .... . Poblaci6n .................... . Nagcarhin .... . Ta langan, Alih imghimgan, Tipaean, Nagcalban, Cabuyco, Lahangan. Nagcarhin . _... Lagulo,Calumpan~,Bucal,Bunga. agcarlan ..... Balayong, Bayaqlllto~, Lauaguin, Buenavista, l\laravilla, Sibulan, Banca banca. Nagcaria.n . _. _. Manaul, Yocos, Palayan, Sabang, Alumbrado, Talajib, l\1.aiit, Salsoguin, Banilad. Nagcarlctn ..... Bangbang, Buboy, Banago, Taytay, Putol, Ilaya, Napapatid. Nagcarhtn . _... Abo, Balinacon, Palina, i\IUjOlL. Nagcarlan ..... Sinipian, Balimbing, l\lalinao, Lasaan, Oplis, Cabubupayan. Paete . ........ Poblaci6n, Santa Ana, Papatahan, l\1acumbo, San Isidro. Paetc ....... . . Poblaci6n ... _...... .. _. . _.... . Pagsanjan ... _. Poblaci6n ....... _......... _.. _ Pagsanja.n .... . Poblaci6n .................... . Pagsanj(tn .... . Pobla('i(m . .... .. . . . _" . . ..... . Pagsanjan .... . Lambac, Balubad, Bil1an, Anibong, Buboy, Cabanbanan , Layugan. Pagsanjan ..... Calasichi, l\Iaulauin, Dingin, Saballg, Sampaloc, SanSebastia.n. PaquiL. ...... . Poblaci6n, Isla . ....... ... .... . . P{lquiL ... _.. _. Sulib, Balian, Dambo . . _..... _. PaquiL ....... . Poblacion (Taft), Poblacion (Rizal), Poblaci6n (Burgos), Poblaci6n (Tavera ), Saray. paquil ... _..... Gonzales, Bano, Makitio, BaniIan . Pila ........... Poblaei6n (Santa Clara) ....... . Pila ..... . ..... Poblaci6n (Santa Clara), Banca banca, Flan Francisco, Danin, San Vicente, San Miguel, San Antonio, Masapan, San Felix. 1'ila ... ___ ..... San Benit.o, San Roque, i\lacico, Pan so!. Pila ... - ....... 1 Bucal, Manyaya, Tuhuan, Concepcion, Mojon. Pila ........... Labuin, 1,inga ................ . Rizal .......... Tuy, Poblacion, Pooe, Talaga .. . RizaL ... _..... Tala, Antipolo, Pauli, Laguan, Entablado. Ran Antonio... Poblaci(m, Sala, Magalolon, Yunot, Buo, Lun ao, Gatiao, Lamao, Bucal. San Pablo . ... . Poblaci{m . _. ......... _....... . San Pablo ... _. Poblaci6n '" __ ........ __ ..... . i'-;an Pablo ... _. Poblaci6n _..... .. . . .......... . San Pahlo .... . San Rafael, San Nico l,is . ....... . San Pablo .... . Ranta Fi16mena San Crispin ... .

I ,1

13707-voL 1-05-45

Enumerador. Joe Dimayuga. Faustino de Vera. Cipriano Vicnna. Cam i 10 1,i ric. Buenaventura Mistica. Dalmacio 1\Iogsino. Feliciano Urra. Tomas Virrey. Quirino Lav{lrez. Apronianu de la Pena. Pedro Barredo. Irineo Sario. Luisa Angeles. Juana Unson. arciso COJ;dero. Feli a Guevara. Quintin Agauin. Yicente Taino. Guillermo Bringos. Consu01o Zialdiosa. Juan Gonzales. Pedro Caballes. Mercedes Rivera. Juan Madrigal.

Santiago Relova. Regino Relova. Luis Rivera. JOi"C Laserna. Fortunato H. Banaag. Jose Cabugason. Inocente Martinez. Agustin PadUl路a. Segundo Abrera. Ensebia Fule. Potenciano Mal bar.


706

APENDICE. Dis/ritos de .Enumeraci6n y .Enume/'adores-Continua.

Municipio.

88 89 90 91 92

San San San San San

Pablo Pablo Pablo Pablo Pablo

. ___ _ _.. _. __ . __ ____ _ ____ .

93 94 95 96 97 98

San San San San San San San San San

Pablo Pablo Pablo Pablo Pablo Pablo Pablo Pablo Pablo

.. __ . . ___ . _. __ _ _. __ . . . . __ ___ .. ____ _ .. _._ . __ ..

!J9

100 101

San Pablo _.. _. San Pablo _. __ .

102 103

.

104 105 106 107 108 109

San Pablo __ . _. San Pablo _. __ _ Santa Cruz. __ .. Santa Cruz. __ .. Santa Cruz __ . _. Santa Cruz ____ . Santa Cruz ____ . Santa Cruz. ___ _ Santa Cruz ... _. Santa Cruz . . __ _ Santa Cruz ____ _ Santa CrUlL __ ._ San t'\ Rosa .. _.. Santa Rosa. ___ _ Santa Rosa .. __. Santa Ro~a ... _. SantaRosa. _. _. Santa R08a .. __ . Santa Rosa .. .. _ San Pedro Tunasan. San Pedro Tunasan. San Pedro Tunasan. San Pedro Tunasan. Siniloan .. _. __ _ Siniloan .. _. . .. Siniloan .. _. __ _ Santa Maria .. _

110 III 112 113 114 115 116 117 118 119

120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130

Barrio. San Juan, San Mateo_ . ________ . San Roque, Santa Magdalena. __ San Marcos, Remedio . ___ _____ _ San Gabriel, San Miguel _______ _ San Bartolome, Santa Monica, Santa Maria. Santiago, Santa Ver6nica ______ . San Isidro, Santo Rosario. _____ . San Francisco, San Ignacio . _. _. Santo Nino, San Joaquin. __ . __ . San Cristobal, San Jose _______ . _ Buenaventura, Santo Angel ____ _ Santa Ana, San Diego. _. ______ . Concepcion, Santa Isabel ____ " _ Bautista, San Lucas, Santa Catalina. San Antonio, Dolores_. ______ . __ San Pedro, San Gregorio, San Lorenzo. Soledad, San Vicente. _______ . __ Santa Cruz _________ __ __ .. ____ . Poblacion . __ __. _____ . ___. __ . _. Poblacion . _. ___ . __ . . ____ . ___ .. Santo Angel ____ . _. _.. ___ .. _... Cailos, San Jose _. _.. _. ___ . ___ .. Bagun bayan, Labuin _____ _.. _. Gatid, Haeaam. ________ . ____ .. . Patimbao, Malinao. ____ _. _.... . San Juan, Bubucal, Alipit __ . __ . Palasan, Oogong _. . . ______ ... _. Dujat, Pasauitan . . _____ ______ .. Poblacion .. __ . ______ _____ ... _. Poblaci6n _______ . __ . ___ . _.... . Tagapo, Sinalhan ___ . ______ .. _. Aplaya, Pulong ... _. ___ __ . __ ._. Di ta, I,abas _. ____ . _. ________ __ . Caingin, Macabling, Dila _. _. _.. Pooc, Balibago, Malitlit _______ . Poblaci6n . ____ _____ ___ __. ____ _

Enumerador. Pedro Calampiano. Ignacio J arro. Ciriaco Sahagan. Mariano Abrera. Cornelio Alcantaras. Melecio Fule. Jose Brion. Francisco Lantim. Hermogenes Hernandez. Rufino Flores. Florencio Hernandez. Mariano EJleo. Eladio raulino. Antonio Legaspi. Pedro Alca.ntara. Francisco Santa -:llarfa. Florencio Alca.ntara. Anastasio Fule. Maria Tobias. Julian Pinon. Carmen Cleofe. .1 nstino Seguera. Manuel Perez. Francisco Falabis. Francisco Alvarez. Mariano Sequera. Aurelio L. Perez. Melecio Napisa. Pedro Perl as. Santiago Carillo. Ba~ilio Aguinaldo. Emigdio Tiongco. Manuel Anonuevo. Honorio Tiongco. Apolonio Ocampo. Jose Guevara.

Poblacion, San Vicente, San Mamerto Almeida. Roque. San Antonio, Cnyab ____________ Tomas Francisco. Landayan, Cnyab . __ . _________ . Pablo PORt,osa. Poblacion _. _. ___ .. __. ___ __ ___ . Poblaci6n _... ______ _. ___ _... _. roblacion . _. ______ . __ . __ ... __ _ Poblaci6n, Buea\. Bagong bayan, Camboja, Caboan, Macasipac, l'alanta, Luya, Viga.

Anselmo S. ROf'a!i. Pedro Llamas. EHas Poblete. Teodorico Real.


707

ORGANIZACI6N. DISTRITO DE INSPECCI6N NUM.

21.

PROVINCIA DE BATANGAS. Inspector • . ......... Gobernador Simeon Luz. Oficial pagador ...... R. D. Blanchard, tesorero provincial. Emplearlo .......... Felipe Barrion. Mensajero .......... Agapito Arceo. Agentes Especiales.

Agente especial.

Municipio.

I

i · Municipio.

Agente especial.

I

I Balayan -----Batangas ...... Bauan ........ Calac,t ........ Calatagan ... . . Cuenca __ ...•. Ibaan ......... Lemery ....... Lian .... . ..... Lipa .......... Lo boo . . . __ . __ Nasugbu - . . - -

Julian Afable. Jose Villanueva. Sebasti{m Brual. Roberto Sale. Mariano Martinez. Celedonio de Chavez. Isabelo Guerra. Zacarias Marasigan. Eugenio Medrano. Gregorio Cati~bac. Celestino Guherrez. Mariano San Agustin.

I Rosario

-. . -. San Jose ...... I San Juan de Bocboc. San Luis .... . . Santo Tomas . . Taal - -- - - - - - Talfsay . . . . ... I Tanauan . . .. . . Tays{m ....... I Tuy .......... ~

Geronimo Carangdang. 4-gaton Marquez. Angel Narali t. Eleuterio Alicpala. Juan Mufios. Vicente Lontoc. Arcadio Laurel. Florentino Collanates. Felix Ofia. Francisco San Juan.

.

II

Distritos de ~numeraci6n 11 E rlumemdores.

Municipio. 1

2 3 4

5 6 7

8 9

10 11

12 13 14 15 16 17 18 19

20 21 22

23 24

Barrio.

I

Balayan ...... . Po blacion ........... . .. . .. . . . . Balayan ...... . Po blacion .. . . . ...... . ........ . Balayan ..... .. Cayponce, Gumamela, Girnalas, Lailgangan, Oaybunga, Du· ruilgao, Sampaga, Pooc. Balayan ...... . Lanatan, Muntingtubig, Dao, Calan, Lucban, Calaocan, Cal· zada, Santo!. Balayan ...... . Baja, Sanpiro, Dalig, Duhatan . . Balayan ..... . . Dilao, Lagnas, Magabe, Canda .. Bauan ... '.. . .. . Po blacion ...... . .. '. ... . ... . . .. Bauan ........ . Poblacion ................ . .. .. Bauan ... __ ... . San Antonio, Sam bat. ......... . Bauan ........ . Lagnas, Danlayan ............ . . Bauan ..... . .. . Natunuan, Banaba, San Mariano . Bauan ........ . Bayate, Balisong ...... . ..... .. . Bauan ........ . Palsahingin, Mataasnalupa, Ala· lum . Bauan ..... . .. . Malaquingpooc, Pila . .. ..... . .. . Ba uan .. . ..... . Gelerang Cauayan, IJat . ....... . Bauan ........ _ Dalipit . . ............ . .. . ..... . Bauan ....... .. Balagbag ............. . ....... . Bauan .. . ..... . M ulauin ......... . ........... . . Bauan ........ . Alitagtag .................. . .. . Bauan ........ . Manghillao, San Andres ....... . Bauan ........ . Balayong, i:-\an Roque ......... __ Bauan ........ _ Asis, Cu pang ................. . . Bauan ........ . Mojon, Inicbulan ......... .. .. .. Banan ........ . Calaca, Duruilgao, Sinala, Ba· guilaua.

Enumerador. Baltasar Afable. Vivencio Ramos Afable. Julian Calzado, Vicente Novales. Ignacio Lamez. Vicente Almanzor. Vicente Novales Jardin. Cipriano Buenviage. Felipe Gonzales. Juan Medrano. Antonio Loualhati. Anselmo Dimayuga. Daniel Farol. Cenon Cuevas. Martin Arada. Severo Maruquez. Modesto Quitain. Vicente Dimayuga. Tomas Cuevas. Jose Montenegre. Jose M. Cusi. Eduardo Garcia. Placido Brual. Pablo Castillo. Raimundo Bautista.


709

ORGANIZACI6N. Di.st1'it08 de Enumel'aci6n y

8

-::l

Municipio,

E~tmeradore8-Continua,

Barrio.

Enumerador.

Z

77

78 79

80 81 82 83 34 85

86 87 88 89 90 91 92 93

94 95 96 97

98 99

Ibaan .... ,.... Bago, Quilo, Sa bang, Culiat. .... Angel Perez Magtibay, Deogracias Perez Torralba. lbaan ........ . Balanga, Catandala, Mabalor, Francisco Quino. Pangbayaan, Dayapan, Lucsu· bin. Ibaan ....... .. Pangao, MataJa, San Agustin .... TelesforQ Semira. Ibaall ....... .. Talaibon, Tulaynapatpat, Cal- Joaquin M. Trillanes. amyas, Santo Nino. Ibaan ........ . Lapolapo, "Malainin, Salaban ... . .r uan Elcosida. Lemery ..... .. Poblaci6n ................... .. Ruperto Venturanza. Lemery ...... . Poblaci6n ....... . ............ . Agat6n lIagan. Lemery ...... . Palanas, Malinis, Tubigan, Bu- Mariano Generoso. cal, Matingain, Nonongcasto . Lemery ...... . Mabayabay, Dayapan, Mataas· Fil6meno Panganiban. nabayan, Sinisian, Balanga, Golod. Lemery ... _... Aromahan, Talaga, Payapa, Doroteo 1. Medina. Ualangbalahibo, Dita, Mahabangdahilig. Lemery ...... . Ayaoiyao, Balangon, Cahilan, Ricardo Aguirre. Coraln\lm un ti. Lemery ..... .. Bangin, Pooc, Guitna, Pamliga .. Perfecto Cabrera. Lemery ..... . Pansipit, Panghulan, Subic, Bili- Isabelo Marquez. binuang, Baniaga. Lian ........ .. Poblaci6n ................... _. Leandro Limjoco. Lian ... '..... .. PQblaci6n, Hermosa, Majabang- Marcelo Ermita. parang, Malarujatan, Jumaingan, Ilaya. Lian ......... . Binubusan, Luyahan, Matabun- Gabriel Hernandez. cay, Balibago, Litlit, Matoud,

potf:di6nB~.~~~~~~~

_. _.•....... Poblaci6n .................... . Poblacion ..........•.......... Antipolo ..................... . Sabang, Latag ....... . ......... . Patay, Tangob, Tipacan, San Benito; San Celestino, Santo Toribio, San Francisco. Lipa ........ _. Tanguay, Balintiuac, ..... . ... _. Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa

........ _. ........ .. ........ .. ........ .. .. _..... .. ........ ..

100 101 102 103 104 105 106 107 108

Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa Lipa

109 110 111

Lipa . ........ . Lipa ......... . Lipa ... .. ... ..

112 113 114

Lipa ........ .. Lipa .... .. ... . Lipa ......... .

.•..•..... ......... . .. . ...... . ......... . ........ .. ......... . ......... . ........ .. _._ ...... .

Bulacnin, Fusil ..... . ..... . ... . San Galo, Balete .......... . ... . Luta ......................... . Payapa . ... _. _............ . ... . Bogtongnapulo, Calicangan ... . . San Lucas ................... .. Inosloban .................... . Marauoy ..................... . Marauoy, Dagatan, Ta If say, Lumbang. Sapac ....• .. .............. _. . . Sapac, Muntingpulo ........... . Pinagcau.itan, Anilao, Labac, Pagolingin. Masiit, Calamias, Adya ....... . . Malagonlong. Bolboc . . .... . .. . . Cum ba, Pangao .. _•..•• _. ... . ..

Norberto Dimayuga. Valerio Cal on. Martin Quison. Benito Reyes. Francisco Guerrero. Ciriaco Virey. Nicolas Catigbac, Mariano Maralit. Urbano Librea. Pantale6n de Torres. Protasio Dimayuga. Juan Liabres. Candido Lantin. .Primitivo Latorre. Cipriano Kalau. Rufino Marave. Mariano Maravilla. Anastacio Lucefio. Gregorio Lllmbera. Herm6genes Recio. Leonor Maralit. Manuel Dimayuga. Jose Dimayuga.


710

APENDICE. Distritos de Enumeracien y Enumej·adores-Oontimla. Municipio.

115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134

135 136 137 138

139 140 141 142 143 144 145 146

147 148 149 150

Barrio.

Li pa _________ . Lipa _________ _ Li pa __ • ______ _ Lipa _. __ ..... . Lipa . __ ..... __ Lipa .. ______ .. Li pa .... ___ . __ Lipa .... ____ .. Lob06 __ .. ___ .. Lob06 ________ _

Tam bo ____ • _..... _____ . _.. ___ _ Tam bo, Malalimnalodlod ______ _ Mataasnalupa. ________________ _ Mataasnalupa ______ . __ . _______ _ Banaybanay, Oalingatan _______ _ Mataasnacahoy ____ . __________ _ Mataasnacaboy _______________ . Bagongpooc, Pinagtougolan ____ _ Poblaci6n, Fabrica, Balatbat. __ _ Masaguitsit, Banalo, Lagadlarin, 010010. Lob06 __ .. _.... Mabilognabondoc, Biga, Sauang, Soloc, Malabrigo, Balibago. Lob06 .... _.... Apar, Pinaghauanan, Oalumpit, Bi~nay, lVlalapadnaparang. Lob06 ____ . _. __ MalalimnasaBog, Oalo, Tayuman, Nagtalontong, Nagtocto~, Jaybanga. Poblaci6n, Dagatan _______ . ___ _ Nasugbu Poblaci6n, Vaua, Palsaingin ___ . NasugbU Nasugbu ______ Woblaci6n, Lumangbayan, Lunbungan, Palico. NasugbU ______ Pii>blaci6n __ ... _____________ . _. Nasugbu ______ Reparo, Abelo, Tumalim, Oailogan, Matahong, Cugunan. Nasugbu ______ Dayap, Utud, Butucan, Looc, Bali baguhan. Rosario _______ Poblaci6n, Namunga, Bagongpooc, Tacdang, Quilib, San Roque, Tombol, Namulaclac, Quiloquilo. Rosario _______ Bubuyan, Namuco, Itlogan, Oulungan, Timbugan, Lucban, Maalasas. Rosario _______ Bulihan, Tolos, Mayuro, Macucae, Oabigam. Rosario _______ Mavalor, Sico, Baybayin, San Anc;lres, San Isidro, Mabato. Rosario ______ . Muntingtubig, Pinagcaanuran, Santa Oruz, Tampayac, San Miguel, San Felipe, Sam bat, Banaba. Rosario _______ Oauongan, Banaybanay, Baui, Pansol, Tangob, Oastillo. Rosario ___ . ___ Bueal, Payapa, Maugat, Macalam cam , Nato. Rosario _______ Alupay, Tiquiuan, Pinagsibaan, Putingcahoy, San Oarlos. San Jose ...... . Poblaci6n ________ . ___ . _. ____ .. San Jose ..... .. Dagatan, Salaban, LapoJapo .. _. San Jose ..... .. Aya, Mojon, Banaybanay __ .. __ . San Jose .... _.. Pinagtongolan, Galamayamo, .Bll;lagtasin. San Jose ____ . _. BIgaln. _. _. _____ . _____ . _______ . San J ose _____ .. Taysan, Palanca, LumiL. _... __ . San Jose ______ _ Sabang, Anos, Natunuan, Tugtug. San J ose ______ _ Lalayat, Oalansayan .... _.... __ . San Juan de Poblaci6n, Oalitcalit. ____ . _____ . , Bocboc.

Enumerador. Leopoldo Altamarino. Nestorio Dimayuga. Mariano Maralit. Oiriaco Morada. Vicente Roxas. Oornelio Virey. Eduardo F. Segismundo. Teodoro Olgao. Lucio Gutierrez. Hilarion Alegrado. Timoteo Ramirez. Simplicio Verano. Oayetano Bantra. Gregorio Lumjoco. Aurelio S. Villamarfn, F. G. Oliva. Damaso Villadolid. Oarlos Oastillo. Oatalino Villadolid. Santiago Oargado, Aurelio Villamarin. Diego Rosalez.

Le6n Magtibay. Engracio Buguir. Anastacio Recto. Gregorio Suanes.

Potenciano Escano.

J U8to Kamus. Luis Grei'ias. Florentino Andel. Pablo Rocbo. Pablo Alday. Agat6n Marquez, Felipe Oastillo . Roman Kalalo. Andres Umali. Mariano de Villa. Juan A. Mitra. Diosdado Bolanas.


711

ORGANIZACI6N. Distfitos de Enumemci6n y Enumeradore8-Contimla. Municipio.

151

159

San Juan de Bocboc. San Juan de Boeboc. San Juan de Bocboc. San Juan de Bocboc. San Juan de Bocboc. San Juan de Bocboc. San Juan de Bocboc. San Juan de Bocboc. San Luis ______ _

160

San Luis ______ _

161

San Luis ______ _

162

San Luis ______ _

163 164

Santo Tomas __ _ Santo Tomas __ _

165 166 167 168 16B 170 171 172 173 174 175

Santo Tomas __ _ Santo Tomas __ _ Santo Tomas __ _ Santo Tomas __ _ Santo Tomas __ _ Santo Tomas __ _ Santo Tomus __ _ TaaL _________ _ Taa!. _________ _ Taa!. _________ _ Taa!. _________ _ Taa!. _________ _ Taal __________ _ TaaL. ________ _ Taa!. _________ _

152 153 154 155 156 157 158

176

177 178

179

182 183 184 185

Taa!. _________ _ Taa!. ________ .. _ Taal __________ _ Taa!. _________ _ Taal __________ _ Taal __________ _

186

Taal __________ _

187

Taal __________ _

188

Taa!.. ________ _

189

Taa!. ____ . ____ _

180 181

Barrio.

Enumerador.

Marayquit, Lipaban, Mabalanoy _ Juan Ilao. Cali can to, Sico _________________ Esteban de Villa. Palahanan, Libato, Janaojanao __ Francisco Marasigan. Tipas, Palingouac, PoctoL ______ Julio Salud. Pinagbayanan, Balagbag, Ticalan _ Pablo Salud. Pitingbllhangin, Abung, Buhay- Bonifacio Perez. nasapa. Talahiban, Sampiro, Pulangbato, ~antos LOpez Luz. Quipot. Calubcub, Bataan, Laiya ______ _ Eulalio Magadya. Poblaci6n, Jalang, Dulangan, Talon, San Jose, Bagongtllbig_ Mulauin, Banoyo, Mahabangparang, Bonlio, Abiacao, Locloc. Boboy, Luya, Balagtasin, Durung-ao, SantaM6nica, Sam bat. Calumpang, Sampa, Pacifico, Mozon, San Martin, Tungal. Poblaci6n, Santiago ___________ . San Rafael, Santa Anastasia ____ _ San Antonio, San Bartolome ___ _ San Roque, San Vicente _______ _ San Pedro, San Pablo, San Felix_ San Jose, San Juan, San Agustin_ San J oaqufl1, Ran Fernando ____ _ San Isidrb, San Francisco ______ _ Santa Clara, San Luis, Santa Cruz_ Po blaci6n ____________________ _ Poblaci6n ____________________ _ Po blaci6n ____________________ _ Poblaci6n ________ ____________ _ Niogan, Tierra Alta, Balisong __ _ Buli __________________________ _ Mojon ________________________ _ Carsuche, To16, Pooc, Bulh'an, Mababanglodlod. Sambat, Calumala _____________ _ Tamb6, Saim.sim, Cutangcauayan Bancoro, Bolboc, Cultiban _____ _ Balete, Maabud,Cubamba, Luntal Abela, Mulauin, Gipit,San Nicolas Talang, Calallgay, Pansipit, Sintorisan, Latag. Jalang, Bangin, Apacay, Siiran, Cauit, Laguili. Caysasay, Santa Lucfa, Sad saran, Calumpang, Abacsa. N ~gpoI9c, Balibago, Maugat, Ipil, Ilog. Botong ___________ : ____ .. _. ___ _

Vicente Reyes. Inocencio Marcial. Timoteo C. Alikpala. Anselmo Lasola. Arcadio Sanchez. Juan Malate, Ruperto Carpio. Maximino Torres. Fernando Malolos. Potenciano Villegas. Marcelino C. Villegas. Eustasio Malolos. Apolonio Lanttn. Emigdio 1\lalolos. Francisco Castillo. Te6filo Atienza. Pedro Marino. Cornelio de las Alas. Graciano Punzalan. Feliciano Alvarez. Sil verio C. Cruz. Sotero Ilagan. Jose Asinas. Inocencio Mendoza. J ase Barrion. Vicente Mendoza. Ramon Medina. Jose Ilagan. Valentin Boceta. Peregrino Cabrera. Jose Isla. Cornelio M. Mendoza.


712

APENDICE. Distrilos de Enumemci6n y Enumemdores-Continua.

S

,~

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

- -

190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202 203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216

Taal. .......... Pansol, Iba, Irucan, Imamauo, Pinagtulayan. TaHsay ........ Poblaci6n, Tnmauay .......... . Ta](say ........ Tanlac, Aya, Tranca .......... . Tallsay ........ Irugin, Bang-a, Balas .......... . Tallsay ........ Caloocan, Bini rayan , Balaquilong, BayuyuJlgan. TaHsay ........ San Gabriel, Bugaan, Volcan Island. Tananan ....... Poblacion .................. _.. Tanauan ....... Dara'3a .... _........... _...... . Tanauan ....... Bungcalot, Bagongbayan ...... . Tanauan ...... . Tinuric, Bagbag .............. . Tanauan ....... Natatas, Santor ........ __ ._. __ . Tanauan ....... Balele ........................ . Tanauan ....... U ana, Boot. __ .. _. __ . _____ . __ __ Tananan ....... Janopol ______________________ . 'fananan ....... Talaga, Bafiadero .. _. _. _______ . 'fananan ....... Bilogbilog, l\'laugat, Ambulong .. Tanauan ....... Luyol3, Ikik, Sulpok __ . ___ . ____ . Tanauan ....... Tanauan .... .... ~)~~~~,gC~!~~~I: .~.~l~~~~~~.~~~~: 'fanauan ....... Sa,a, Trapiche, Balocbaloc ..... . Tanauan ....... Pal'\tay .. ___ .. _. __ ............ . Tanauan ....... Ulango .. _.................... . Taysan ........ Poblaci6n, Majanadiong, Mabayabas, Tilambo, Mataasnalupa. Taysan ........ San Isidro, Santo Nino, Pinag路 bayanan, Bucal, San Marcelino, Pina, Malabo. Taysan ........ Dagatan, Mapulo, Bilogo, Pangbayaan, Bacao. Tuy ........... Po blaci6n .. _.............. ,_.. . Tuy ........... Bayudbud, Bolboc, Dao, Guinbana, Luntal! Magahis, Matayuanac, Pahncaro, Sa bang, Talon, Toong, Lumbangan.

Agaton Leonor. Fortunato Canlobo. Wenceslao Trinidad. Meliton Salvador. Fermin Aguilar. Domingo Panganiban. Ruperto Laurel. Francisco Onate. Hennenegildo Torres. Jose Poblete. Florentino Laurena. Cayetano Laurena. Domingo Burgos. Eulalio Olfate. Sotel'o Encarnacion. Jorge Almada. Am brosio Gonsaga. Rufino Tesoro. Martln Sanciano. Hermenegildo PlatOn. Martin Laurena. Juan Flojo. Vicente Reyes. Qufrico Ramfrez. Rufino Ona. Julian Ad vincula. Lorenzo Ermita.


713

ORGANIZACI6N. DISTRITO DE INSPECCI6N

NUM.

22.

PROVINCIA DE TAYA.BAS. Inspector ........... Gobernador II- H. Bandholtz, capitan del 2° Regimiento de Infanterfa. Oficial pagador ...... ChaR. C. McLain, te 'orero provincial. Empleado ........... Gervasio Unson. . Mensajeros .......... Andres de Guzman. Ped ro Baldovmo. Agentes Especiales.

Municipio.

Agente especial.

Municipio.

Agente especial.

Alabat ....... , .. Atimonan . . . . . .. Baler..... ...... Bondoc ......... Calauag......... Casiguran . ...... Catanauan ...... Guinayallgan. . .. GlllllaCa.... ..... Infanta..... .... L6pez. . . . . . . . . .. Lucban ... . . . . .. Lucena .........

Vicente Francia. Marcelo Manalo. Felix Bitong. Galicano Ner. IIilario Cantre. Toribio Austria. Wenceslao Dumayas. Antonio Garda. Donato Arcaya. Gregorio Rutaquio. Francisco I ngente. Arist6n Maderal. Juan Carmona.

I Macal e16n ......

Mau ban . . . . . . .. Mulanay ....... Pagbilao........ Pitogo .......... Polillo . ____ .... 'ampuloc.. ..... San Narciso..... Sal'iaya.... ..... '~~tyabas ...... .. 'IJaong ......... Unisan .. . . . . . ..

Ernesto Dnas. Hugo Mendieta. AtanaRio Ojeda. Lud ov ico Tina. Vivencio Loresto. Mena Henera. Petronilo Daya. Gil H errera. Mariano Herrera. Vicente Ragudo. Segundo Somonte. Severino I saac.

Distl'itos de Enumeraci6n y Enumeradores.

,"'Z8

I

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

-I

I Alabat ..•..... I

2

Alabat ........

3

Alabat ...... __

4

Alabat .... __ ..

5

Alabat ____ .. __

6 7

Atimonan ..... Atimonan .....

7~

14 15

Atimonan AUmonan Atimonan Atimonan Atimonan Atimonan Atimonan Atimonan Atimonan

16

Atimonan .....

17

Baler ...... __ .

8 9 10 11

12 13

..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... ..... .....

Poblaci6n, San Diego, San Pedro, Del Carmen, Villa Victoria. Sanhiran, San Roque, San Isidro, Remedios. Camagon, Socorro, San Miguel, Panbilan, San Jose, Buena· vista, San Juan. Santa Ana, San Diego, Guinhaua, Santa Cruz, Silangan. San Rafael, Tagcaua, Caridad, Co meta. Poblaci6n, Angeles, Buhangin ... LOlllutan, Habingan, Tamlong, Tanauan. Concepci6n, Calauit, Montana ... Duhat, Enalig, San Rafael, Ponon. Balagasan, Tabaquin, l\Ialusac ... Talaba, Balubad , Inaclagan ..... Lubi, Quiillit, Mangalayan ...... Villa, Santa Catalina, Caridad ... Montes, Tinandog, Malinao ..... Talulaan, Sapaan, Socol ......... Del Carmen, San Isidro, Lagui· manoc, Polong Munti. Sipa, Danlagan, Baison, Yaui, Pot.otan, Quinagunan, Marao. Poblaci6n, Buhangin, Gabgab, Pingat.

Francisco Angeles. Gerardo H. Afable. Anastasio E scudero. Emilio Sanchez. Jose B. Romey. Deogracias Argocino. Alejandro P. Pilar. Luis R. Manalo. Alfonso Cervantes. Ci priano Villareal. Ciriaco Garcia. Manuel Alberto. Bernardino Enriquez. Rafael Castro. Gregorio Orda. Osmundo Alberto. Juan Bautista. Juan Martinez.


714

APENDICE. Distritos de Enumeraci6n y Enumej·adol'es-Contimla. Municipio.

18

19 20 21

22

23

24 25 26 27 27~

28

29 30 31 32 33

34 35 36 37 38

39 40 41 42

Barrio.

Baler ________ _ Suclayan, San Jose de Casignan, Calabuanan, Bacong, San Lui8. Bondoc _______ _ Poblaci6n, Cauayanin, Iiayan Tayuman, Ibahan Tayuman. Bondoc _______ _ IiayanInabuan, Ibaban Inabuan, Silongin, Casay. Calauag ______ _ Concepci6n, Poblacion, San Sebasti{m, Santa Marfa, San Agustin, Santa Cruz, Pandanan, San Jose, Santa Rita, Santa B:Lrbara. Calauag __ ..... San Luis, San Antonio, San Rafael, Santa Elena, San Francisco, Santa Lucia, (San Juan, San Diego, Santo Angel, San Vicente, Santiago, San Lo· renzo, San Silvestre, San Miguel, San Pablo, San Mateo. Calauag. _..... Salvaci6n, Santo Domingo, San Pedro, San Roque, San Gabriel, Remedios, San Isidro, Rosario, Santa Rosa, Santa Ver6nica. Catanauan _. _.. Tagbacan, Poblacion, Ajos ..... . Catanauan ..... Cotcotan, M'atandang Sabango, Cancalajao. Catanauan ..... Bulagsong, Navitas, Cauayanin_. Guinayangan .. Poblaci6n, Capnluan, Calimpac, Jinabaan, Vinas, Danlagan. Guinayangan __ Quinatacutan, Aluneros, Siguian, Cabibihan, Catimo, MalbLlg. Guinayangan _. Magloncon, Balogo, Quinatacutan, Tagcauayan, Tuasan. Guinayangan .. Manglit, Jimboholo, Dancalan, Ph·is. Gumaca ______ _ Poblaci6n, Rosario, Bota, Inaclagan, Manlayaan, Botaquin. Gumac.L . __ .... Labnig, Buensuceso, Padua, Paniquihan, Bam ban , San Fernando. Gumaca .. __ . _. San Isidro, Casasahan, Tubas, , San Roque, Adia, Mabunga, Banot, Calantas. Gumaca ...... _ Anonangin, Bantad, San Diego, San Pedro, Malay, Hagachaquin, San Vicente, Binangbang. Infanta ... _.... Poblaci6n, Bantilan __________ •. Infanta .... __ .. CatabIi ngan, Pamplona, Banglos, Anoling, Buboin. Infanta. _. _.. _. Catambnngan, Iiog, Pilltnay, Pinaglapatan. Infanta. _.. _... Batican, Banogas, Agusagus, Comun. Infanta ....... . Bat-angas, Gumian, Tunguhin, Amoiongin. Infanta ..... __ _ Polo, £inonoan, Anibung. _..... Infanta ....... _ Silangan, Ingas, Binolasan __ .. __ Infanta ... ____ _ Loual, Bacong, Calantas, Langas. Infanta ....••.. Alitas, Balobo, Cauayanin .... __

Enumerador. Osmundo de la Torre. Jose Lisada. Jose Allarey. Arcadio V. Vargas.

Leon Tafiada.

Pedro Pica.

Mamerto A verfa. Pablo Medina. Alejandro Abella. Angel Pena. Salvador M. Lagdameo. PlO Mondragon. Jesus V. Lagdameo. Pedro Victorio. Gerardo Martinez. Filomeno Villarosa. Tomas Tafiada.

Pablo Astilla. Rafael Modesta. Rufino Ortiz. Epinaco Miras. Tomas Ramirez. Juan M. Villanueva. Pedro Magallanes. Gaudencio MorIe. Lorenzo Ramos.


715

ORGANIZACION. Distritos de Enumeraci6n y Enumeradores-Continua.

s

,~

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

43 44 45 46 47 48 49

Infanta _______ _ Infanta _______ _ Casiguran ____ _ Casigul'an ____ _ Casiguran ____ _ Lbpez ________ _ Lopez ________ _

50

Lopez ________ _

50~

L6pez ________ _

51

Lopez ________ _

52

L6pez ________ _

53

L6pez ________ _

54

L6pez ________ _

55 56 57 57 ~ 58 59

Lucban _______ _ Lucban _______ _ Lucban _______ _ Lucuan _______ _ Lucban _______ _ Lucban _______ _

60

Lucban _______ _

61

Lucban _______ _

62 63 64 65 66 67

LucMn _______ _ Lncena _______ _ Lucena _______ _ Lucena _______ _ Lucena _. _____ _ Lucena _______ _

68

Lucena _______ _

69

Lucena _______ _

70

Lucena _______ _

70~

Lucena _______ _

71

Macalel6n ____ _

7l~

Macelel6n ____ _

72

Macalel6n ____ _

Antiquin, Tudturan, Maypulot._ Libjo, Dinahican, Misua _______ _ Poblaci6n, Mariquit, Loua.i ____ _ Culat, Esperanza, Calantas _____ _ Tabas, Tinib, Kalancuasan _____ _ Inobacan, Bocboc, Poblaci6n __ _ Bebito, Manguisian, Jongo, Pansol, Calantipayan, Sogod, Malay, Hayupag. Guitis, Lourdes, Bigajo, Guijay, Bagacay, Concepci6n, Inalauan. Canda, Ibaban Canda, Veronica, San Roque, Maguilauan, Majayodjayod. Tucalin, La Laguna, Pamangpangin, Ibaban Banabahin, Ilayan Banabahin, Villa Espina. Buenavista, Buyacanin, Santa Rosa, Cagacag. Inalusau, Cauayan, Cugurin, Sam at, Bayabas. Rosario, Tam bo, Penafrancia, Danlagan, Villaflores, Santo Nino. Poblaci6n (San Luis) __________ _ Poblaci6n (San Antonio) ______ _ Poblaci6n (San Jose) _____ . ____ _ Poblaci6n (San Isidro) ________ _ Samil, Igang, Callaat, Ayuti ___ _ A bang, Nalunao, Alilio, Calangay, Mahabang Pm路ang. Piis, Cabatiti, Quilib, Cacauit, Atolinao. Nagsinama, Colapi, Malupac, Tiaui. Mayit, Palola, Manasa, Tinamuan_ Poblaci6n ____________________ _ Poblaci6n ____________________ _ Poblaci6n _. __________________ _ Poblacion ______ . ____________ .. Silangan Mayao, Ibaban Mayao, Dumacaa. Silangan Yam, Canloran Yam, Cotta. Ilayan Dupay, Bacojan, Damuit, G ulanggu lang. Ibaban Dupay, Canloran Mayao, Can loran Isabang, Silangan Isabang. Ibaban Ta1im, Salinas, Ilayan Talim. Poblacion, Pajarillo, Buyao, Amontay, Taguin. Pinagbayanan, Tubigan, Lahing, Hermosa. San Vicente, Mambog, San Isidro, Candangal, San Nicola>" OJontano.

Lorenzo Rutaquio. Antonio Rodriguez. Pedro A. Enriquez. Antonio Querigel'o. Urbano Leonardo. Ildefonso J ugueta. Pedro Barros. Claro Villarosa. Mariano Barrameda. Nicanor Alano.

Emeterio Lizano. Florentino Vilar. Liberato Florido. Silverio Eleazar. J uli<in N anagas. Zosimo Badiola. Francisco Penaiosa. Balbino Tolentino. Isidro Nantes. Pantale6n Veluz. Marcelo V. Rubio. Medardo N. Caclelina. Zen6n Sampayo. Julian :Ylercban. Favian H. Diaz. Gregorio Marquez. Venancio Queblar. Demetrio Salvaci6n. Crisanto Marquez. Ananias Taylo. Feliciano Enriquez. Esteban E. Santiago. Jacinto Alfajora. Norberto Traje.


716

APENDICE. Di.~trilos

Municipio.

de Ellumeraci6n y Enumeradores-Continua. Barrio.

Macalel6n .... . San Vicente, Hingoso, Santa Maria, San Nicolas, Bacon!!. 74 Mauban ...... . Poblacion, Lual .. . . __ ........ . 74~ Maublin ... . .. . Cagsiay, San Roque ........... . 75 Mauban ...... . San Lorenzo, Soledad ......... . 75~ Mauoan ...... . Bato, Remedios .......... . .... . 76 Mauhan ..... . . San Bueno, Tubigan, BaJibago .. 77 Mauhan . . .... . Bilucao, Banot. ........ . ...... . 78 Mau ban ..... __ Santol, San Isidro, Polo ....... . 79 Mau ban ...... . Bacio, Santo Angel, San Rafael .. 80 ManM.n ...... . SanMiguel, Balaybalay, J~ocutan. 80~ Mauban . . .... . 'l'apucan, Luyaluya, Macasin ... . 81' Mauhall ...... . Cagbalete, Rosario .......... . . . 82 Mau ban ...... . Santa Lucia, Tobog, Alipat .... . 83 Mulanay ..... . Poblaci6n, Santa Rosa, San lsi路 dro, Buenavista. 84 Mulanay . ... . . Cambuga, Botal1yog, Yuni, Ma路 tataja. 85 Pagbilao ...... . Concepcion, Poblaci6n .... __ .... 86 Pagbilao ...... . Capnlaon, Bantigui, Tabangay .. 87 Pagbilao ... . .. . Vigo, Talipan, Alupay, Bucal ... 88 Pagbilao . ..... . Malibago, Onato, Tucalan, Antipolo. 88~ Pagbilao ... . .. . Mali<;boy, Binhaan, Palsabangan, Capolut. 89 Pitogo .... . . . . . Nag Cruz, Poblaci6n, Pacatin, Bilacao. 90 Pitogo ........ . Cabulihan, Sumag, Pina, Casasa路 han, Lagalag, Cauayanin, Adya. 90~ Pitogo . . ...... . Ilayin Cauanin, Amontay, Poctol, Sanguisinan, Biga, Pinagbayanan. 91 Pitogo ........ . Maloctob, Guinagason, Ganga路 han, Novaliche, Soliyao, Ilayan Soliyao. 92 Polillo ....... . Poblaci6n, Tugpan, Burao, Libjo. 93 Polillo . . __ . . . . Bafiadero, Atulayan, Sibulan ... . 94 Polillo"' ..... . Burdeos, Canicanian .. . ....... . 95 Sampaloc . . .. . . Poblaci6n, Caldong, Tagn i co, Nalolong, Mamala, Apasan. 96 Sampaloc ..... . Bataan, Ilayan Bayan, IJayan Oayin, Bayongon, Ibaban Oayin, Dingin. 97 San Narciso .. .. Poblaci6n, Punta, Jala, Barahan . 97~ San Narciso .. __ San Andres, Cabungahan . . .... . 98 San Narciso ... . Menchero, Obuyon, Gllinhalinan. 99 Sariaya ....... . Poblaci6n, Mamala ............ . 100 Sariaya .... . .. . Balubal, Gibanga, Pili, Morong .. 100~ Sariaya ....... . Canda, Bucal, Antipolo, Talaan. 101 Sariaya ... . ... . Castanas, Tum baga, Lim bon ... . 102 Sariaya ... . . . . . Guisguis, Lotocan . ............ . 103 Sariaya .. __.. _. Janagdang, Montecillo, Bignay, Mangaiang. 104 Sariaya ..... . . . San Isidro, Quinatihan ........ . 10H Sariaya ....... . Pahinga, Masin ______ ___ __ . _. __ 105 Sariaya .... . .. . Candelaria, Mayabobo .. . ...... . 105~ Sariaya ....... . Santa Catalina, Malabanban ... . 106 Sariaya . . __ . . . . lVIangilag, Concepcion, Sampaloc. 7::1

Enurnerador. Antonio Ruraldo. Tomas de la Costa. Elfas Abed. Remigio del Banco. Ram6n V. Tolentino. 8erapi6n Villamajor. Jose Taino. Bonifacio Villanueva. Ciriaco F. J ugueta. Salvador Ferro. Antonio Gavira. Mariano Clemente. Ildefonso de la Calzada. Prudencio Tesalona. Alejandro Tesalona. Pablo Osongco. Hermenegildo Modesta. Eleodoro Mendoza. Ambrosio Elizes. Gaudencio de Rama. Juan Onday. Librado M. Gliane. Brfgido Gliane. Eulalio G linoga. Gaudencio Hernandez. Victoriano Abellaneda. A~ustfn Pumarada. Inneo Dorneo. Matfas Clado. Juan Eleazar. Estanislao Pimentel. Fortunato Caraos. Filem6n Buendia. Maximo Rodriguez. Julian (lala. Isidro Herrera. Florencio Chanco. Braulio de Yilla. Benigno Na(hes. Severino Gala. Nicomedes Javier. Francisco Argao. Gregorio Gala.


717

ORG A.NIZA. CI6N. Distritos de Enumeraci6n y Enumeradores-Continua.

8

'P

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z --

Tayabas _______ Po blacion _____________________ _ Tayabas _______ San Isidro, Poblaeion, Baguio, Ipilan, Lalo, Camaysa. 108! Tayabas _______ Opias, Pooe, Ibas, Dapdap, Banilad, Ayaas . 109 â&#x20AC;˘Tayabas _______ Mationa, Vaeas, Nangea, Alitao __ 110 Tayabas _______ Calantas, Ibayan Bueal, Ilayan Bueal. III Tayaba.'3 ______ . Gibanga, Anos _______ . ________ _ 111~ Tayabas _______ Calnmpang, Malaoa, Isabang ___ _ 112 Tayabas _______ Mayoni, Canloran Domoit, Potol, Silangan Domoit, Tongeo. 113 Tayabas _______ Pandaeaque, Lacauan __________ . 113t Tayabas _______ Mate, Lauique ____________ ___ _ 114 Tayabas _______ Alsam, Canloran Palale ________ _ 115 Tayabas _. _____ Masin, Silangan Palale ____ . ____ _ 116 Tayabas _______ Valencia, Cabalantian, Ilasan __ _ 116! Tayabas _______ Canloran Catigan, Silangan Catigan, Alupay, Tamlong, Talolong. 117 Tiaong ________ Poblacion (San Juan), Lalig Lusacan. 118 Tiaong ________ Bulaquin r - - - - - - - - - - - - - - - - - . - - Tiaong ________ Bungoy, Dagatan, Cabatang ____ . 119 120 Tiaong ________ Paiisa, Tagbaqufn, Lagalag _____ . 121 Tiaong _._______ Bula, Puri, Quipot ____________ _ 121! Tiaong ________ Bana, Callejon, Cabay _________ _ 122 Tiaong ________ Buliran, Niing ________________ _ 123 U nisan ________ Punta, TubaE, Poblacion, l\1aputat, Cabulihan, Muliguen, Magintoc, Pagaguasan. 123~ Unisan ________ Balanacan, Nagalamag, Puting Buhangin, Poctol, Tubigan, Panoan, Socorro, Bolo, U nisan. 124 Unisan ________ Ilayan Bolo, Agdangan, Quinugunan, Calutan, Binagbag. 107

108

Marcial Mitra. Procopio Nadera. Claudio Sales. Anastasio Mesosa. Irineo Cabanero. Sancho Nagar. Florentino Alandy. Enrique Valencia. Elpidio Alandy. Marcos Pabilofia. Ildefonso Alandy. Ramon San Agustin. Anastasio T. Bautista. Gregorio Romero. Ga\rino Quizon. Pedro Cantos. Jeronimo Ilagan. Marcelino Gavino. Pedro Masangcay. Norberto Mayo. Gregorio Umali. Am brosio Merano. Gregorio Veracruz. Beni to Isaac.

Enumemdor de las T1"ibus Irifieles. C. C. McLain.


718

APENDICE. DISTRITO DE INSPECCI6N NUM. 23. PROVINCIA DE AMBOS CAMARINES. Inspector ___________ Gobernador James Ross. Oficial pagador ______ J. Q. A. Braden, tesorero provincial. Empleado ___________ Jose S. Ocampo. Mensajero ___________ Domingo Imperial. Agente.~

Especiales.

::'Ilunicipio.

Agente especial.

Municipio.

Agente especial.

Baao - . -- - -----Basod -- - ------Bat6 _____ . __ . ___ Bomb6n ........ Buhi ----------. Billa .. _... _. ___ . Calabanga_ .. __ .. Capalonga ..... __ Caramoan _...... Daet. .. _.. _..... Gainza ... ___ ... _ Goa ---------- - ___________

Baldomero Imperial. Antonio Quiflones. Moises Sayson. P edro Villamora. Maximo Noble. Gregorio Reis. Esteban Frntus. Basilio Reja. Leoncio Curva. Juan Pimentel. Domingo Suarez. Laureano Pan. Eligio Balon. Santiago Gnevara. Ignacio Espinol. Francisco P. I,edesma. Francisco Ursua. Canuto Alinio, Engracio Imperial. Juan de las Herras.

Mambulao ______ Milaor _________ Minalabac . _. _.. Nabua_ .... ---Nueva Caceres. _ Pamplona _____ . Paracale _. __ .... Pasacao -------Pili _...... _... _ Quipayo ____ ... _ Ragay ... __ . _._. Sagnay _. _______ San Fernando ___ San Jose_. ____ ._ San Vicente _... Sip6cot_. __ . ____ Siruma ____ .. ___ TaHsay _. _____ .. Tigaon _________ Tinambac ______

Felipe Spana. AdrIano Tena. Nemesio David. Juan Feliente. Faustino Santa Ana. Emilio Agapay. Francisco Eco. Vicente la Rosa. Ciriaco Montefalc6n. Florentino Medillo. Tomas Delgado. Lamberto San Felipe. Joaquin Coronel. Manuel Imperial. Lorenzo Hernandez. Eleuterio Serransana. Mariano Olgero. Placido Ragiles. Modesta Baduria. Paulino Ababan.

Ind ~ln

Iriga .... _. _____ . Lab6 . _. __ . ______ Lagonoy _._. __ .. Libmanan ___ .. __ Lupi.. __________ Magarao ____ ... _

Distritos de Enurneraci6n y Enumerad01路es.

S

' ::l

Municipio.

Barrio.

Enumerador.

Z

7

Raao _____ . ____ Baao _. _.. _____ Baao ... ___ . _. _ Baao . _. _______ Baao ____ . _____ Baao __________ Basod ________ .

8

Basod . ________

9

Bat6 _... ______ Bath. __ .. __ .. _ Bat6 ___ . ___ ... RatO ____ . _. . .. Bomb6n __ . __ .. Born bOn. ______ Buhi _. ____ .... Ruhi .. _. ___ ... Buhi. ..... _.. _

1 2

3 4

5 6

10 11

12 13 14

15 16 17

Poblaci6n ______________ . _____ _ Poblaci6n ____ . __ . ____________ _ Poblaci6n _________ . _. _. _.. _.. _ San Juan (U aras) __________ .. __ San Antonio .. _______ .. _______ _ San Jose, Agdagnan . ________ . __ Poblaci6n, Pinagsangahan, Matnog, Cali Bactas. Mampili, Nayog, Borabod, Tacad, Macong. Tres Reyes, Santa Cruz .... _. __ _ Divina Pastora, Santiago_ ... _. __ San Antonio, San Isidro _... _. __ San Roque, San Francisco ..... . Poblaci6n __ ... _.. _.. _.... ___ .. Po blaci6n . _.. __ . _.. _.... __ . _.. Poblaci6n . _... _.. _._. _. __ .... . Poblaci6n _.. _._ . _... __ ...... __ San Vicente, Antipolo, Santa Cruz.

Mariano Banaga. Vitaliano B!)ena. Florencio Rabilonia. Cristino Baliuag. Zeferino Arroyo. Indalecio Baliuag. Ezequiel Era. Maximo Flores. Hilario Puhuelo. Leocadio Serranilla. Juan Villanueva. Agripino Varrle. Florentino EvaJla. Doroteo Villamora. Angel Nocon. Bernardo Vallejo. Clemente Noble.


719

ORGANIZACI6N. Dislrilos de Enumemci6n y Entbmeradores-Continua. Municipio. 18 19 20 21 22 23

24

25 25~

26 27 28 29 30

31 32 33 34

35

36 37 38 39 40 41 42 43

44

45 46

47 48 49

50 51 52 53

Barrio.

Enumerador.

Bubi .... . ..... Sagrada Familia, Tambo ...... . . Martin Cecilio. Buhi. ......... Santa Justina, San Isidro .. .. . .. Genaro Ascarraga, Juan Noble. Bula .. ..... .. . Poblacion, Causip, Fabrica ..... . Felix Reis. Bula ......... . Casugad, Balaogan . ... . ....... . Juan 1m peria1. Bula ........ .. Santo Nino, Ombao . ..... . .... . Maximino Fraxedes. Capalonga .... . Poblacion, San Isidro, Mantaqui, Silverio Cecilio. Alayao, Ubang. Capalonga .. .. . Camagsaan, !toc, Mactang, Ca· Miguel Paz. labaca, Binanagnan, Basiad. Daet .. . .. .... . Calasgasan, Matnog, Daculang· Ignacio Fernandez. bolo, Bibirao. Daet ... .. .... . Laniton, Langa, Mampurog, Da· Pablo Adanza. gotdutan. Calabafiga . . . . . Poblacion .. ........ . ........ . . Joaquin Cardema. Calabanga .... . Poblacion . . .. . .. .. . . . . .. .. . . . . Prudencio Tible. Calabanga . . .. . Poblaci6n . . . . .... .. .. . .... . .. . Manuel Siguenza. Calabanga . .. . . Poblacion ....... .. .. . . .. ..... . Santiago Rodrigo. Calabanga .... . Belen, Balongay, Manguirin, Eusebio Falcon. Bu abod, Bagacay. Caramoan .. .. . Poblaoi6n. ..... .. .... . ...... .. . Carlos .Alvarez. Caramoan .. .. . Salvaci6n, Guijalo ..... . . .. . . . . Quirico Alarcon. CaraJJloan . . . . . Pen a Francia ... . . ...... ... ... . Pedro Alark6n. Caramoan . ... . Tabgon . .. ...... ... .. . .. . .. ... . Tomas Dianela. Caramoan . ... . Gata, Gib~os, Paloan, Tabignian, Emiliano Padua. Oring. Caramoan .. .. . Pam boban, Denrica . . . . ... .. .. . Cesario Kordis. Dliet .... .... .. Poblacion .. .. .. .. _........... . Tomas Valenciano. Daet .. .... .. .. Poblaci6n ...... . ........ .. .. .. Rufino Pabico. Daet ........ .. Angit . ..... . . ... . ... .. .. .. .. . Francisco Velez. Daet .. .. .... .. Gatbo, Gahonon . .. .. .. ....... . Fructuoso Suzara. Daet .. .. .. .. .. Dugungan, Mancalpi, Alanijao, Pedro Moreno. Lagon. Dliet . ....... .. Badas, Gl1hat ... ... . .. ........ . Rafael Serra. Daet ........ .. Carumpit, Camambugan, Pasig, Hospicio Barrios. Magang, Padaquit, Mambiga, Mancruz. Daet ........ .. Tagongtong,