Page 1

Revista trimestral

Nº 0 - 1 €

Por el sur de Granada.

Sendero del castaño, en el municipio de Nevada. Un mágico recorrido entre acequias, cascadas y viejos castaños cargados de años y encanto. Un lugar para perderse, que no te puedes perder.


Editorial Comenzando el Tejido

D

e las oportunidades que quizás se perdieron, o de la falta de capacidad para su realización en un tiempo pasado, surge hoy, de un grupo de “jóvenes carrozas” con la mochila llena de días de vino y ambrosías, noches alargadas al infinito, y algún que otro distanciamiento y reencuentro, esta idea, que nos pone en el punto de partida para iniciar, sin tiempo que perder, el lanzamiento de una revista, cuyo nombre, ``HILANDO FINO`` esperamos sea la premonición de un trabajo bien hecho; abierto a la participación, con un amplio contenido… Comienza su andadura de la mano de la Asociación Filigranas por el Mundo, nacida recientemente de este mismo grupo y editora de la revista. Ya tenemos todos los mimbres preparados para empezar a trenzar y configurar el cesto, cuando esté terminado ten-

drá el formato que ahora tienes en tus manos, pero seguro que a partir de este primer número y con la participación de todo el que se interese en colaborar, irá aumentando en número de páginas y calidad de contenidos. Queremos que estas páginas sean un espacio abierto a toda mente creativa y espíritu solidario. Tanto el proyecto de FILIGRANAS POR EL MUNDO como el de HILANDO FINO, son culturales y solidarios, sin ánimo de lucro, y necesitan del trabajo y las aportaciones voluntarias de tantas almas generosas que hay por acá y por allá, para salir adelante. Esperamos entre todos hacer que llegue a buen puerto. La Redacción

Contenidos •

Editorial

Comenzando el tejido •

En defensa del Decrecimiento Edita: Filigranas por el Mundo Equipo de redacción: Sagrario Aguado Lola Romero Francesco Cortese Ignacio Peregrin Manuel Tapia Julia Crespo

Diseño y Maquetación: Hilando Fino

Portada: Sagrario Aguado

Imprime: LaRepro Redacción: c/ Ánimas, 26 Picena - Nevada 18494 Granada info@filigranasporelmundo.org Dep.Legal: M-12837-2011 La revista no se hace necesariamente responsable de las opiniones vertidas en este medio. Se permite la reproducción total o parcial de los contenidos citando fuente y autor.

Hilando fino, Nº 0 - 2011

16

Para chuparse los dedos

Recetas

17

De buena cepa

Sobre el vino

18

Retales

Actividades y humorismo

2

15

Por el mundo

Cooperación

14

Especies especiales

Patella Ferruginea

13

Dando la nota

Javier Krahe

12

Tela marinera

Red de varamientos de Alborán

10

Déjame que te cuente

Infantil

9

Carretera y manta

Figuig, el oasis tranquilo

8

Te voy a relatar

Relatos cortos

7

Tirando del hilo

Entrevista a Nelly Rivkin

6

Página a página

Lecturas •

5

Ponte las botas

Sendero del castaño •

4

Trazos e ideas

Exposiciones •

3

Hilvanando palabras

Poesía •

2

Tiene tela

19


Tiene tela En estos tiempos de crisis una de las propuestas más interesantes para superar el actual modelo económico,social y cultural es el proyecto del “Decrecimiento”. A continuación reproducimos un articulo de Carlos Taibo (Profesor, ensayista y analista internacional), aparecido en Globalízate, que resume los principales aspectos de esta propuesta.

EN DEFENSA DEL DECRECIMIENTO

L

a visión dominante en las sociedades opulentas sugiere que el crecimiento económico es la panacea que resuelve todos los males. A su amparo -se nos dice- la cohesión social se asienta, los servicios públicos se mantienen, y el desempleo y la desigualdad no ganan terreno. Sobran las razones para recelar, sin embargo, de todo lo anterior. El crecimiento económico no genera - o no genera necesariamente - cohesión social, provoca agresiones medioambientales en muchos casos irreversibles, propicia el agotamiento de recursos escasos que no estarán a disposición de las generaciones venideras y, en fin, permite el triunfo de un modo de vida esclavo que invita a pensar que seremos más felices cuantas más horas trabajemos, más dinero ganemos y, sobre todo, más bienes acertemos a consumir. Frente a ello son muchas las razones para contestar el progreso, más aparente que real, que han protagonizado nuestras sociedades durante decenios. Piénsese que en EE.UU., donde la renta per cápita se ha triplicado desde el final de la segunda guerra mundial, desde 1960 se reduce, sin embargo, el porcentaje de ciudadanos que declaran sentirse satisfechos. En 2005 un 49% de los norteamericanos estimaba que la felicidad se hallaba en retroceso, frente a un 26% que consideraba lo contrario. Muchos expertos concluyen, en suma, que el incremento en la esperanza de vida al nacer registrado en los últimos decenios bien puede estar tocando a su fin en un escenario lastrado por la obesidad, el estrés, la aparición de nuevas enfermedades y la contaminación. Así las cosas, en los países ricos hay que reducir la producción y el consumo porque vivimos por encima de nuestras posibilidades, porque es urgente cortar emisiones que dañan peligrosamente el medio y porque empiezan a faltar materias primas vitales.

Por detrás de esos imperativos despunta un problema central: el de los límites medioambientales y de recursos del planeta. Si es evidente que, en caso de que un individuo extraiga de su capital, y no de sus ingresos, la mayoría de los recursos que emplea, ello conducirá a la quiebra, parece sorprendente que no se emplee el mismo razonamiento a la hora de sopesar lo que las sociedades occidentales están haciendo con los recursos naturales. Para calibrar la hondura del problema, el mejor indicador es la huella ecológica, que mide la superficie del planeta, tanto terrestre como marítima, que precisamos para mantener las actividades económicas. Si en 2004 esa huella lo era de 1,25 planetas Tierra, según muchos pronósticos alcanzará dos Tierras -si ello es imaginable- en 2050. La huella ecológica igualó la biocapacidad del planeta en torno a 1980, y se ha triplicado entre 1960 y 2003. A buen seguro que no es suficiente, claro, con acometer reducciones en los niveles de producción y de consumo. Es preciso reorganizar nuestras sociedades sobre la base de otros valores que reclamen el triunfo de la vida social, del altruismo y de la redistribución de los recursos frente a la propiedad y al consumo ilimitado. Hay que reivindicar, en paralelo, el ocio frente al trabajo obsesivo, como hay que postular el reparto del trabajo, una vieja práctica sindical que, por desgracia, fue cayendo en el olvido. Otras exigencias ineludibles nos hablan de la necesidad de reducir las dimensiones de las infraestructuras productivas, administrativas y de transporte, y de primar lo local frente a lo global en un escenario marcado, en suma, por la sobriedad y la simplicidad voluntaria. Hablando en plata, lo primero que las sociedades opulentas deben tomar en consideración es la conveniencia de cerrar -o al menos de reducir sensiblemente la actividad correspondientemuchos de los complejos fabriles hoy existentes. Estamos pensando, cómo no, en la industria militar, en la automovilística, en la de la aviación y en buena parte de la de la construcción. Los millones de trabajadores que, de resultas, perderían sus empleos deberían encontrar acomodo a través de dos grandes cauces. Si el primero lo aportaría el desarrollo ingente de actividades en los ámbitos relacionados con la satisfacción de las necesidades sociales y medioambientales, el segundo llegaría de la mano del reparto del trabajo en los sectores económicos

tradicionales que sobrevivirían. Importa subrayar que en este caso la reducción de la jornada laboral bien podría llevar aparejada, por qué no, reducciones salariales, siempre y cuando éstas, claro, no lo fueran en provecho de los beneficios empresariales. Al fin y al cabo, la ganancia de nivel de vida que se derivaría de trabajar menos, y de disfrutar de mejores servicios sociales y de un entorno más limpio y menos agresivo, se sumaría a la derivada de la asunción plena de la conveniencia de consumir, también, menos, con la consiguiente reducción de necesidades en lo que a ingresos se refiere. No es preciso agregar -parece- que las reducciones salariales que nos ocupan no afectarían, naturalmente, a quienes menos tienen. El decrecimiento no implicaría, para la mayoría de los habitantes, un deterioro de sus condiciones de vida. Antes bien, debe acarrear mejoras sustanciales como las vinculadas con la redistribución de los recursos, la creación de nuevos sectores, la preservación del medio ambiente, el bienestar de las generaciones futuras, la salud de los ciudadanos, las condiciones del trabajo asalariado o el crecimiento relacional en sociedades en las que el tiempo de trabajo se reducirá sensiblemente. Al margen de lo anterior, conviene subrayar que en el mundo rico se hacen valer elementos -así, la presencia de infraestructuras en muchos ámbitos, la satisfacción de necesidades elementales o el propio decrecimiento de la población- que facilitarían el tránsito a una sociedad distinta. Y es que hay que partir de la certeza de que, si no decrecemos voluntaria y racionalmente, tendremos que hacerlo obligados de resultas del hundimiento, antes o después, de la sinrazón económica y social que padecemos.

Hilando fino, Nº 0 - 2011

3


Hilvanando palabras Grupo literario AMALGAMA2.

CREAR EN BLANCO

LA SIRENA

El impoluto papel no da tregua.

Amamanta sueños la noche templada. Persiguen mis pasos murmullos de seda. Escucho al silencio buscando a quién ama detrás de la espuma que su pelo enreda.

El creador extiende su trazo alegre, perverso ó profundo, según su vital predisposición. El lienzo le exige el verso y la sal de esa su sangre de tinta. La muralla intelectual le asfixia y le apasiona en la misma senda. Es un hecho ancestral que le demanda pulsiones sobre el blanco papel, es un latido nuevo, lleno de signos y pigmentos, que ya de antiguo emocionaba al hacedor de jeroglíficos cuando extendía imágenes cotidianas sobre el atonal papiro. Lanzadas sus frases e ideas al infinito, plasma sentimientos en ese espacio unicolor, esperando que alguien, en algún lugar, descifre el contenido que pasara sobre tierras y mares, divulgando lo que en soledad un día, escribió el anónimo autor.

Ignacio Peregrin Fernandez

Ya sale del agua cubierta de luna, su ritmo cadente flota con las olas. Música celeste suena entre la bruma despertando al eco con sus caracolas. Yo doy unos pasos con mis pies de espuma, observo su cuerpo turgente de estrellas, sus luceros miran cuerpo sin fortuna y sus dulces labios me dejan sus huellas. La Luna perversa riendo se oculta. Un gemido triste suena entre la niebla y un batir de aletas bailando sepultan su cuerpo de amor entre la tiniebla. Me quedo tirado con mis pies de espuma, mis ojos de loco, mis manos de arena, mi pálido cuerpo sin sangre ninguna buscando el sentido de amor que enajena. A la noche alegra mis sueños de plata. Busco entre las nubes a la luna llena, que tapa su cara con negra bufanda, sin pensar que a un hombre sin juicio condena. Bato con mis brazos la espuma del mar, dejo que me engulla sin fuerza ninguna... Comienza a sonar un son celestial ¡Ya sale del agua cubierta de luna! Yo me quedo inerte flotando entre lunas, observa mi cuerpo cubierto de estrellas, sin rozarme apenas, como suave pluma, sus labios de sal me dejan sus huellas.

Se refleja en la noche otra vez la palabra no dicha, la mirada de un verso que sorprende escribiendo al que ni hablando calla, también a aquella musa: La que vertía fantasías en una copa amada, pero jamás repleta … Amistad y risas, tabaco desbordante de ternuras y humo es lo que al fondo queda: ¡quien tuviera una lágrima para burlarse del sol!

4

V. Ernesto López Vinader

Árboles que llaman como siempre a la lluvia, ella acude al hechizo sin tregua ni rencores. Y anega mis palabras sin saber que ya huyeron aquella triste, dulce noche, en un bajel malvado que busca en las estrellas su rumbo… O el olvido

Fernando Cuesta

Hilando fino, Nº 0 - 2011

Fernando Cuesta


Trazos e ideas AQUEL DIVERTIDO CANALLA

E

l tirachinas: aquella arma infernal en manos inocentes, con la cual defendíamos nuestro territorio de barriada en aquellas tardes de pan y chocolate. Ahora están ahí, como fósiles, presos, para que no vuelvan a lanzar la piedra que impacta en la cabeza de algún supuesto enemigo, o en el cristal de cualquier casa de vecinos. Es quizás una conciencia agridulce la que nos trae este artefacto casero, pues por una parte era divertido hacerlos, y competir tirando las escogidas y redondeadas piedras contra latas o botellas, haciendo campeonatos de puntería. Pero también se convertían en el azote de pájaros y otros animales, que visto en la distancia del tiempo resulta cuanto menos, lamentable. Pero es un objeto mundial, seguramente no hay ningún país que no lo tenga en su catalogo de juguetes artesanos, o armas de defensa, según su aplicación. Para bien o para mal, el tirachinas es tan reconocible para todos, que aún así, pintarrajeados, se ve lo que son y lo que representan. Pausanias

LAS MASCARAS

L

a obra de Sebastián Rueda es de un valor artístico y una madurez sorprendente en un artista tan joven. Con un vivo ingenio para realizar piezas de muy diferentes formas y mensajes. Cabe destacar por su originalidad, muñecos que son como pequeños espíritus que transmiten con intensidad expresiones humanas, transportando al que los contempla a una liliputiense ciudad. Su colección de mascaras, de gran expresividad, serán expuestas en el mes de marzo en Madrid, reflejan con maestría auténticos rostros humanos, en los que casi podemos reconocernos, ``quizás`` creadas con esta intención o… simplemente es casual y en ellas se refleja el espectro humano común a todos los mortales. Se le adivina un prometedor futuro a este original y creativo escultor. Pausanias

Hilando fino, Nº 0 - 2011

5


Ponte las botas Sendero del Castaño Un lugar ¡¡PARA PERDERTE… Ó PARA ENCONTRARTE !! Además de ser un lugar idóneo para el relax y el descanso, el municipio de Nevada, en la comarca de la Alpujarra Oriental Granadina, puede presumir de una oferta de turismo activo difícil de igualar. A continuación describimos uno de los caminos más conocidos de la comarca, el Sendero del Castaño, en el municipio de Nevada.

S

alimos de Laroles con dirección al puerto de La Ragua, pasado el desvío de la cantera encontraremos a la derecha de la carretera el camping, y a la izquierda el zoco. Junto a este, parte un camino perfectamente marcado con estacas de señalización PR (sendero de pequeño recorrido), que en algunos tramos se solapa con las del GR-7. Si prestamos atención a estas señales que se revisaron no hace mucho tiempo y se encuentran en la cantidad y ubicación adecuadas, es difícil que perdamos el camino. Superado el primer repecho nos situamos sobre la cantera de pizarra cuyo desvío dejamos en la carretera, y nos encontramos ante una panorámica abierta con una fabulosa vista de La Alpujarra. Valles y montañas salpicados de pueblos que destacan por su blancura, laderas con su variada vegetación de almendros, castaños, olivos, encinas, viñedos… y los diseminados cortijos, que en su día sirvieron de infraestructura para los trabajos agrícolas y hoy están reconvertidos en alojamientos rurales que combinan el encanto de lo rustico con las comodidades de la vida moderna. Continuamos llaneando por un camino cómodo y agradable, al cabo de un rato descendemos por una ladera de piedra suelta que, aunque no es peligrosa, hay que prestarle más atención que a lo recorrido anteriormente.

Una vez abajo, llegamos a un agradable rincón donde se precipita una cascada. Cruzando el arroyo y superando unas piedras, tras un breve recorrido, llegamos al viejo e impresionante castaño milenario que da nombre al sendero. Después de disfrutar un rato de la compañía de este mudo testigo de las múltiples luchas y diversas culturas que han poblado estas tierras a lo largo de la historia, seguimos nuestro recorrido sin dejar la acequia hasta llegar a una pequeña explanada con mesas, de donde parten dos caminos, nosotros tomamos el de la izquierda iniciando el descenso hacia el rió. Más adelante encontramos otro desvío y seguimos también el camino de la izquierda. Una vez cruzado el rio, continuamos la senda por su margen izquierda hasta llegar a la carretera entre Laroles

y Mairena, dando por finalizado este sendero circular, fácil y agradable de recorrer. A buen seguro, nos habrá despertado el apetito para poder disfrutar la gastronomía y los vinos Alpujarreños en cualquier establecimiento de la zona. Sagrario Aguado

Información de la ruta •

Longitud del trazado: 8,7 Km.

Duración: 3 horas aprox.

Tipo: circular

Desnivel: 350m

Dificultad: Baja-Media

Sea cual sea la época del año es un lujo disfrutarlo

6

Hilando fino, Nº 0 - 2011


Página a página Vegetación y Flora de Madrid Javier Grijalbo Cervantes Publicado en Diciembre 2010

S

e trata de una publicación que reune la información bibliográfica y de campo que el autor ha ido recopilando a lo largo de los últimos años referente a las plantas de la Comunidad de Madrid. Como indica su título, el libro se divide básicamente en dos partes. En la primera se describen las asociaciones vegetales junto con su comportamiento, su dinámica y los hábitats que forman, siguiendo un largo itinerario que comienza en las altas cumbres de la sierra de Guadarrama y concluye en las riberas del valle del Tajo.

Bombástica Naturalis Dr. Bombastus Dulcimer Edición a cargo de Ibán Barrenetxea Editorial A buen paso (de 8 a 12 años) Publicado en Noviembre 2010

Q

ueremos recomendar este pequeño tratado de botánica publicado por “A buen paso”. Se trata de una edición muy cuidada con bellísimas ilustraciones dedicada al publico juvenil. De la mano del malvado mago Maledictus; al que le gustaba convertir humanos en árboles, plantas y flores, y al revés; se nos van presentando escenas cuyos protagonistas son diferentes especies vegetales. Tal era la maldad de Maledictus que no resulta extraño que en sus paseos por el bosque hombres y animales corrieran a ocultarse. Hasta los árboles parecían estremecerse a su paso. ¡Una maravilla!

Después, en la segunda parte, aparecen representadas un número importante de las plantas citadas en el texto anterior mediante fotografías que van acompañadas del nombre común y científico, del mapa de distribución de la especie y de algunas indicaciones abreviadas acerca de aspectos morfológicos, fenológicos y ecológicos. El libro tiene intención divulgativa y para ello cuenta con varios apartados que tratan de ofrecer información sobre distintos aspectos relacionados con las plantas del centro peninsular. Además, el diseño se ha enfocado a captar la atención de personas con distinto grado de interés y nivel de conocimiento. Repartidos entre el texto hay 12 mapas que reflejan aspectos hidrológicos, climáticos, litológicos, etc. En el apartado de la vegetación se hace un repaso descriptivo de las distintas formaciones vegetales que ocupan el territorio, desde los altos de la sierra a las llanuras del sur. Cada una se ilustra con una foto del paisaje que forma y con una ilustración de una especie característica.

A lo largo del libro además hay esquemas, diagramas, paneles y claves de identificación de algunos géneros de plantas que facilitan la comprensión del texto. La segunda parte del libro es un archivo fotográfico de plantas con 1066 imágenes pertenecientes a 731 especies. Para orientar en la búsqueda e indicar el orden del catálogo, el capítulo comienza con una clave visual de reconocimiento de las principales familias de plantas ilustrada con dibujos a plumilla. La publicación de esta obra, que no puede faltar en la biblioteca de todos los madrileños amantes de la naturaleza, ha supuesto un gran esfuerzo por parte de su autor que además de haber escrito, dibujado, fotografiado y maquetado los materiales que componen esta publicación, también la ha editado y ahora la está distribuyendo personalmente. Aquellos interesados en adquirir ejemplares pueden solicitar pedidos a la siguiente dirección de correo: javiergrijalbo@gmail.com.

Librería

Burma Cómic, novela negra, relatos y…. talleres de lectura crítica, escritura, ilustración… Ave María 18  28012 Madrid  libreriaburma@yahoo.es

Hilando fino, Nº 0 - 2011

7


Tirando del hilo NELLY RIVKIN ¡Una gran obra de una gran mujer!

N

ace en Buenos Aires en 1937. Vive en Madrid desde 1979. Su actividad comienza en los años 60. Maestra de Artes Visuales y Profesora de Grabado (Escuela de B.Artes de Bs.Ars.) Becada por el gobierno francés para realizar estudios libres en París en los años 1967 y 1968. Realiza la tesina : El Grabado en Argentina, con la que obtiene el título de Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Expone en los museos: Sívori, y Nacional de Bellas Artes de Bs.Ars.; M.de Arte Moderno de París; M. Nacional de Valetta, Malta; M. de la Educación, La Habana, y M Winfield Arts and Music, Inglaterra; en Galerías y Centros Culturales de Bs. Aires, Madrid, y Holanda. Durante casi dos años, realiza trabajos de investigación sobre el grabado en la Biblioteca Nacional de Madrid. Paralelamente a su actividad docente, como profesora de dibujo, pintura y grabado en su taller de Madrid, y, a la realización de más de 70 exposiciones la última en diciembre de 2010 en el colegio de médicos de Madrid con el título ALEGORIAS. Ha recibido diferentes premios en Argentina, en grabado y poesía, ha sido finalista en el Concurso Nacional de grabado “Ciudad de Burgos” (1989) y en el año 2000 ha sido finalista del Premio de grabado contemporáneo de la Dirección Gral. de la Mujer. Además “ La Posada de Alameda” le ha dedicado un homenaje ,realizando un recital poético de su libro “Palabras de Tiempo y Distancia”.

ENTREVISTA Hola Nelly, antes de nada, gracias por recibirnos en tu acogedor refugio. Pregunta- ¿Recuerdas que querías ser de pequeña? Nelly Rivkin- De pequeña ya me gustaba pintar. Recuerdo que lo primero que pinté fue un dibujo sobre la familia, sabes esos monigotes cabezones con piernas y brazos. También recuerdo un dibujo de un carro de helados. P.- ¿Antes que a España fuiste a París? NR.- Sí, en París, me sentí bien, tuve la suerte de que me acogieron en un grupo de artistas consagrados y me trataron fenomenal. Expuse un cuadro de grandes dimensiones, eran unas piernas colgadas. También en París nació mi hija y cuando cumplió 6 meses volví a Buenos Aires. En ese momento me separé de mi marido, un hombre especial y un gran artista. Me costó mucho asumir esta nueva situación, no solo por mi separación, sino, también por el momento político y social que vivíamos en Argentina en esos años, vine a Madrid por primera vez en el año 1979.

P.- ¿Cómo te sentiste en Madrid? ¿Encontraste tu lugar como artista? NR.- No sabía hacia donde tirar, contacté con un grupo de artistas de grabado llamado LA VOZ GRÁFICA. Enrique Tierno Galván nos facilitó el espacio fantástico de la Plaza Mayor donde podíamos exponer y vender nuestra obra. Nosotros montábamos las mesas con borriquetas y tableros, nos exponíamos al público y a los elementos, cuando hacía aire se nos volaban los dibujos y cuando llovía corríamos a refugiarnos. En esa época hice una serie que eran niños mi primer trabajo en Madrid. Después de la Plaza Mayor me trasladé al Retiro, ahí ya incorporamos obra de mi hijo, fundamentalmente grabados. P.- ¿Tu temática es fundamentalmente femenina? NR.- Sí hago muchas mujeres, porque en la escuela de Buenos Aires donde estudié las modelos eran mujeres y como yo trabajo con la imaginación, con la memoria y el cuerpo femenino lo reconozco me resulta fácil. También hago gatos, naturaleza, dibujo el amor, algo de erotismo muy leve. P.- ¿Renunciaste a algo para conseguir tu sueño? NR.- Siendo mujer, y en aquella epoca, tuve que renunciar a muchas cosas, pero conseguí dedicarme a lo que me gusta. P.- ¿Crees que el arte favorece al ser humano? NR.- Mira, los niños reproducen lo que ven, cuando son pequeños imitan lo que hacen los adultos cercanos y si lo hacen con pasión aún mas, si les ponemos en contacto con el arte, seguramente desarrollen una cierta sensibilidad hacia todo lo relacionado con la creatividad; estoy convencida que favorece al ser humano. P.- ¿También escribes poesía no? NR.- Sí, escribo poesía desde la adolescencia como la mayoría de los chicos. Con la pintura sueño y con la poesía saco mis sentimientos, es diferente. He publicado un libro de poemas titulado: Palabras, tiempo y distancia. Lola Romero

8

Hilando fino, Nº 0 - 2011


Te voy a relatar XXL

E

l señor Lucas era un integro ciudadano casado y con hijos, todos los días pasaba por delante de un cine donde proyectaban películas porno, siempre echaba un vistazo a los títulos de las películas que tenían nombres como “noches salvajes” “las viudas perversas” y otros de ese estilo. Un mal día Lucas decidió entrar para ver qué pasaba allí, él nunca había visto una de esas películas, la curiosidad le pudo y allí estaba nuestro hombre dispuesto a ver y sentir el morbo de lo prohibido. Entró, se sentó, pero antes de que apagaran las luces de la sala por el rabillo del ojo vio en el asiento de atrás a un vecino que vivía en el mismo portal que él. Ante aquella inesperada situación Lucas se hundió en el asiento nervioso y preocupado por si le había reconocido y pudiera darle el chivatazo a su mujer.

EL COMPROMISO

D

espués de la cena, apagaban las luces del internado. Las diferentes estancias permanecían en silencio. Como cada noche, las compañeras de habitación, se sentaban juntas sobre una de las camas, con el cuerpo recogido y el alma abierta. La luz de la luna iluminaba sus rostros serenos y aniñados. Se hacían confidencias nada importantes y sin embargo fundamentales para sobrevivir llenando de contenido sus vidas encerradas. En una ocasión, hicieron un juramento infantil sellado con sangre de sus jóvenes venas:

Con la sala ya a oscuras comenzó la cinta. Al cabo de unos minutos se oyó una susurrante voz que decía: “te he reconocido”, Lucas se hundió más en la butaca, casi dando con el trasero en el suelo y sin atender a la pantalla , hizo un intento de salir gateando para llegar a la puerta de salida, pero cuando se disponía a hacerlo la misma voz dijo: “dame dinero”. Ante este requerimiento y con Lucas ya en el suelo preparado para escapar, se asustó tanto que quedó paralizado. Solo acertó a sacar todo el dinero que llevaba en la cartera y lo metió entre las dos butacas, la suya y la de atrás, donde estaba la terrible visión del vecino, enseguida le desapareció el dinero de la mano, sintió como alguien le tiraba de él en milésimas de segundos. Después de este trance se relajó pensando que ya había solucionado el asunto con la entrega de los billetes. De nuevo la voz susurrante y en tono bajo espetó: “todo está bien”.

-nunca dejarian de comprenderse-. Pasado el tiempo. “Estoy desesperada”, “no me gusta lo que hago ni lo que me dejo hacer”, “voy a presentar otra denuncia a la comisaría por los malos tratos de mi marido”. Esta vez le atiende la jefa de policía, “que bien una mujer”. La policía comienza haciéndole las preguntas (que ella conocía bastante bien), sin levantar la cabeza de los formularios. ¿Tiene testigos de las agresiones?, ¿tiene alguna señal física?, tardó en contestar porque sus pensamientos estaban haciendo un repaso de cuan-

Lucas ya más calmado pero todavía con miedo, salió al pasillo y arrimado a la pared se fue escurriendo como alma en pena hasta llegar a la puerta de salida. Así fue como nuestro protagonista consiguió salir de aquella maldita sala después de pagar la entrada, no ver la película y con la cartera vacía.

Lo que Lucas no llegó a saber. “Te he reconocido”, “dame dinero” y “todo está bien” fueron las únicas palabras que contenía el guión de la película. El vecino de Lucas no le reconoció, ni siquiera le vio, pero todos los días va al cine y se sienta en el mismo sitio por si alguien le pone un montón de billetes en la mano. Ignacio Peregrin

tas veces le habían hecho las mismas preguntas, no comprendía por qué le hacían pasar una y otra vez por lo mismo. Como tardaba en responder, la policía dio por finalizada la denuncia dándosela a firmar. En ese mismo instante, sus miradas se encontraron, la policía, después de una respiración profunda y sin dejar de sentirse atrapada por esos ojos ,que identificó en el acto, tuvo que sujetarse para no caer. Se despidió de ella deseándole buena suerte. Pocos días después detuvieron al maltratador.

Lola Romero

Ajenjo Café

Decoración mantenida en el tiempo Deliciosas recetas secretas Juegos de mesa clásicos Tertulias literarias Galería de Robles 4. Madrid, 28004 Metro: Bilbao-San Bernardo (Líneas 1,2 y 4)

… para disfrutar del tiempo

Hilando fino, Nº 0 - 2011

9


Carretera y manta FIGUIG, el oasis tranquilo

E

n este preciso instante comienzo a dudar si es buena idea desvelar al lector lo que me dispongo a contar. Es tan fácil tropezar con destinos corrompidos, gentes de conductas viciadas o identidades perdidas que, ciertos rumores acerca de una tierra virgen, me llevaron hasta Figuig, un oasis tranquilo, silencioso, también decadente. Si Figuig aguarda misterioso, despertando en nosotros un incesante interés por lo desconocido, no será menos nuestra sorpresa al descubrir un camino de impactante belleza. Mi itinerario parte desde Melilla, antes del amanecer, aún en la noche fría que predispone al sueño más profundo. De esta manera, el día será largo y muy probablemente llegaremos al final del trayecto antes de anochecer.

Desde Oujda, siempre en dirección sur, una carretera infinita, casi interminable, se abre camino a través de un árido mar de arena en movimiento, es la P-19, que discurre paralela tanto a la frontera de Argelia como a la vía del tren. No es exagerar decir que no existe nada alrededor, ni población ni pobladores, sino una extensa llanura presahariana de tonos rojizos que se intensifican al atardecer. Aproximándonos a Figuig, un sol debilitado nos envuelve, las nubes se precipitan en un horizonte lejano, permanente, mientras la arena danzante se arremolina a nuestro paso, formando enormes espirales que se elevan hasta el cielo. Alguna parada para captar con mi cámara el paso momentáneo de un tren solitario que a lo lejos nos acompaña. Cuatrocientos kilómetros desde que partimos de Oujda y pocas ciudades que recordar, Guenfounda, Aïn Beni Mathar, Lendhara y Bouarfa, a esta última pertenece Figuig. Después de un control rutinario en Lendhara, donde es habitual hacer una

10

Hilando fino, Nº 0 - 2011

Aldea de Figuig, al fondo Argelia

breve parada en un puesto de la gendarmería, llegamos a las puertas de Figuig, un oasis con entrada custodiada por policías, lugar de obligada parada para volver a identificarte. Se trata de una zona muy vigilada, con numerosos controles, pues Figuig se adentra en Argelia, prácticamente se encuentra rodeado de tierras ajenas, a dos kilómetros de distancia del paso fronterizo de Beni Ounif. Finalizado el trámite, la policía amablemente, en nuestro caso, se ofreció a acompañarnos con sus coches oficiales de luces parpadeantes hasta el hotel. Tan solo existen dos alojamientos para pernoctar, en la aldea de Ksar Zenaga, Auberge Oassis, una casa tradicional que ofrece escasas comodidades, nada acertada nuestra decisión de pasar unos días allí. Es bastante caro lo que

turas visitas. El despertar Figuig nos mostró una realidad desconocida, un conjunto de oasis unidos que se extiende en un amplio espacio árido. Este lugar alberga en su interior siete aldeas con aspecto empobrecido, rodeado de numerosas montañas de bellas formas que actúan de frontera natural con Argelia. Un aspecto extraño tienen sus calles techadas, forman un entramado laberíntico donde es fácil perderse mientras te diriges al palmeral. Tradicionalmente Figuig ha hecho mal uso de los numerosos pozos de agua del subsuelo, algo evidente mientras paseas entre los numerosos huertos canalizados, por donde, a distintas horas programadas, dejan correr el agua para establecer un control sobre el consumo. En general, su estado es de una gran dejadez, construcciones de adobes que se desmoronan sin ser reparadas y zonas de cultivo empobrecidas. Nos relata un vecino desalentado que se sienten abandonados por las

Aldea de Figuig, el palmeral

ofrece, interior frío, escasa y mala comida, ducha helada y un etcétera que me hacen desaconsejarlo al viajero. Sin embargo, mejor aspecto ofrecía el Hotel-Camping Figuig, con hermosas vistas hacia el palmeral y con amplia terraza, una opción pendiente para fu-

autoridades y que, en la actualidad, han decidido unirse para trabajar por el mantenimiento de las edificaciones e infraestructuras principales de la comunidad. Orgulloso, también nos indica donde visitar una torre medieval que aún permanece erguida, mientras


Carretera y manta diferentes lugares estratégicos desde donde divisar Figuig, el oasis tranquilo. Descubrimos espectaculares panorámicas del espeso palmeral, salpicado de aldeas en adobe con numerosos alminares. Desde lo más alto impresiona ver la inmensa llanura árida, donde se extiende el verde intenso de un vergel olvidado, tan aislado que uno cree encontrarse en ninguna parte. Son muchos los santuarios o morabos dispersos en este lugar, algunos de espectacular belleza se asientan majestuosos en las afueras. El culto al santo está muy extendido en Marruecos y es muy fácil toparse con estos pequeños edificios donde yace la figura venerada de un santo musulmán. Con cierta tristeza nos disponemos a abandonar el lugar, con el pensamiento seguro de volver y seguir descubriendo nuevos rincones, conocer a nos relata jocoso las costumbres y tradiciones del lugar. Entre sus calles silenciosas deambulan las mujeres, ellas caminan ocultas bajo sus ropas tradicionales de un blanco intenso, van y vienen sigilosas, sosegadas, discretas, formando parte esencial del lugar, para mí son las mujeres de blanco, de rostros ocultos. Figuig tiene ciertas limitaciones que vienen dadas por la escasez de forasteros. Debes desistir si pretendes encontrar un restaurante donde degustar algún plano típico, esto no es posible porque no se les ha dado la oportunidad de crear algunas necesidades. Era cierto el rumor de la inexistencia de turistas, pues no vimos a ninguno. A nuestro paso, los habitantes del oasis se cruzan impasibles, con limitado interés hacia el visitante y cierta indiferencia. Es inmensamente agradable

pasear entre sus calles, sus gentes son amables y no se inmiscuyen en los asuntos del viajero. Durante nuestra estancia, gracias a un vecino de la zona, pudimos visitar

sus gentes y olvidar por unos días el ajetreo de la ciudad. Ahora partimos hacia el maravilloso Valle de la Rosa pero esto ya es otra historia. Sonia Gámez

Morabo de Sidi Mohammed Abdelkader

TU PUENTE HACIA EL NORTE DE ÁFRICA

Aduanas – Consignaciones - Transportes

Hilando fino, Nº 0 - 2011

11


Déjame que te cuente EL JUEGO COOPERATIVO COMO RECURSO METODOLÓGICO EN LAS AULAS

CARACTERÍSTICAS DE LOS JUEGOS COOPERATIVOS

P

Todos participan para lograr una meta común.

El juego cooperativo busca incluir, no excluir.

Las reglas son flexibles y los participantes pueden contribuir para cambiar el juego.

El juego cooperativo no está orientado para conseguir un resultado final, lo importante es el proceso, que los participantes disfruten.

Eliminan estructuras que predisponen a la agresión contra los demás.

En los juegos competitivos se justifica el hecho de incumplir las normas si nadie te ve, porque lo importante es el resultado y no el cómo se logre, de ahí que las conductas agresivas sean algo relativamente frecuente, incluso algunos niños lo consideran algo normal, o que al acabar el juego se discuta sobre quién lo ha ganado.

Con los juegos cooperativos educamos para la solidaridad, los niños como todo ser humano, necesitan la afirmación y sentir que sí tiene valor lo que hacen, que son capaces.

A través de los juegos cooperativos se producen valores de solidaridad de manera que la violencia no sea lo básico en las relaciones sociales.

Por el contrario, los juegos cooperativos nos brindan otro modo de relacionarnos con los otros, no se trata de superar a nadie, de ser mejor que nadie, sino de ver qué retos podemos superar todos juntos.

QUE NOS APORTAN LOS JUEGOS COOPERATIVOS?

arece que no está de moda hablar de juegos cooperativos, o tal vez, son conceptos relegados a minorías idealistas o soñadoras, menos mal, que aún se les escucha, se les lee. Creemos y así lo demuestran diferentes estudios e investigaciones que los JUEGOS COOPERATIVOS tienen una función importante, donde se desarrollan valores básicos de convivencia, respeto y otros que mejoran la calidad humana. Los niños durante el juego aprenden a comportarse de una manera determinada en función de lo que obtienen de dicho comportamiento.

Ayudan a: •

Tener confianza en sí mismos.

Tener confianza en las otras personas.

Poder interpretar y aceptar los comportamientos de las otras personas.

Poder transformar sus comportamientos en función de los otros.

Comprenderse mejor a sí mismos y a los demás.

Superar angustias y la sensación de sentirse juzgados.

Comunicarse positivamente con los demás.

Existe una gran oferta en libros y revistas especializadas con descripción y desarrollo de los diferentes juegos cooperativos, por edades, materiales necesarios y objetivos que persigue cada uno de ellos. Lola Romero

Clarita y las gemelas en la bodega encantada

P

oca gente sabe lo que realmente esconde la cueva de una taberna encantada hasta que no va allí y empieza a encontrarse con hadas, sirenas, fantasmas borrachos abstemios o perros y gatos que hablan. Poca gente conoce qué aventuras se pueden vivir ahí abajo. Pero nadie imagina las aventuras que vivieron Clarita y las gemelas hasta que no lee esta historia. Clarita y las gemelas en la bodega encantada, un cuento para que pequeños y mayores dibujen lo que imaginen reúne varias aventuras simpáticas que invitan a dibujar los personajes y los espacios mágicos narrados. A la par, invita a adoptar un espíritu crítico con ciertas convenciones sociales. Es un cuento para todas las edades, pero está pensado principalmente para que madres y padres pasen un rato divertido mientras leen a sus críos cuentos para dormirlos, mientras escuchan su voz…, aunque los pequeños no comprendan los dobles sentidos.

12

Hilando fino, Nº 0 - 2011


Tela marinera RED DE VARAMIENTOS DE ALBORÁN

El resultado, un grupo específico con el objetivo de, entre otros:

E

Coordinar información.

Elaborar informes.

l mar de Alborán es el motor del mar Mediterráneo, y la gran riqueza de sus aguas reúne una importante biodiversidad marina, que por otro lado soporta cada vez más impactos negativos procedentes de la actividad humana: contaminación, tráfico marítimo, pesca con redes ilegales, etc. Entre los habitantes de sus aguas encontramos 3 especies de tortugas marinas y más de una decena de especies de cetáceos, delfines, calderones, zifios, orcas, cachalote y el segundo animal más grande del planeta el Rorcual común. La fauna marina de Alborán, con especies en peligro de extinción, necesitaban una apuesta por parte de la ciudadanía y el movimiento asociativo para ayudarles a mejorar su situación y resolver los problemas que les están afectando. Así se pone en marcha una iniciativa, la Red de Varamientos de Alborán, un proyecto que surge fruto del acuerdo adoptado en la reunión del Área Marina estatal de Ecologistas en Acción, en 2009. Se parte del trabajo que diferentes grupos locales de Ecologistas en Acción están realizando en asistencia a varamientos de cetáceos y tortugas marinas en la costa, la gran cantidad de información útil para la conservación de estas especies que la organización genera y el potencial para atraer a nuevos voluntarios a conocer los valores y participar en la resolución de problemáticas del medio marino. Los grupos que están desarrollando tareas en atención a varamientos son: •

Almería:PROMAR

Cádiz: DELPHIS

Ceuta: SEPTEM NOSTRA

Granada: G. E. ALBORÁN

Málaga: EA-MÁLAGA

Melilla: GUELAYA

Pero además hay que trabajar el mar de Alborán desde el punto de vista de “cuenca” y “ecosistémico”, por lo que se necesita contar con los otros países. La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), en 2009, reunida en Oujda-Marruecos, a propuesta de Ecologistas en Acción, decide dar su apoyo a la red de varamientos del mar de Alborán y en consecuencia se presenta en Almería el “Informe de Varamientos del mar de Alborán”, con los datos de los grupos de Ecologistas en Acción y las asociaciones de Marruecos “Moustaqbal” y “Azir”, con un total de 1198 cetáceos y 564 tortugas marinas, de animales atendidos entre 1960 y 2008. Se han mantenido contactos con diferentes administraciones marroquíes relacionadas con el mar y la conservación de naturaleza, presentándoles el proyecto. Así mismo la asociación “Moubadara” de Zaio, se ha unido a la Red. El trabajo de equipo ha continuado y se ha dotado de un “Protocolo de Varamientos”, guía de cómo actuar en caso de que se atienda un cetáceo, tortuga marina o foca, que aparezca con problemas en la costa o playa. Dentro de la formación, muy importante, un curso de 3 días, en Alhocemas – Marruecos, con la presencia de diversas personas procedentes de asociaciones y universidades de Marruecos, así como de Ecologistas en Acción y otras entidades. El trabajo continúa, aunando voluntades de ambas orillas del mar de Alborán, Norte y Sur, España y Marruecos, esperando que pronto pueda unirse Argelia. Grupo de Fauna Marina Área Marina de Ecologistas en Acción adra@ecologistasenaccion.org

Hilando fino, Nº 0 - 2011

13


Dando la nota Un concierto de canciones que fueron escritas como precisas radiografías. A continuación reproducimos un interesante articulo de Javi Álvarez aparecido en “laRepúblicaCultural.es” sobre el ultimo concierto de Javier Krahe realizado en la sala Galileo el pasado mes de febrero. unos leves segundos para conseguir la complicidad del público, un vínculo que no dejará caer, pues en cada concierto se repite la misma ceremonia de confraternización. Otro vínculo especial es el que ha establecido con su banda. Andreas Prittwitz (toda una sección de vientos: clarinete, saxo, flauta…), Javier López De Guereña (guitarra) y Fernando Anguita (contrabajo) se comportan como si fuesen su prolongación. Entre todos bromean y participan en la fiesta en que se convierte el concierto. Se conocen de tiempo y si no estuvieran se les extrañaría.

La fina ironía de Krahe sobre los escenarios

R

econozco que cuando comencé a escribir esta reseña del concierto de Javier Krahe se me hizo un nudo de respeto en el estómago. Admiro su coherencia, su honestidad y su forma de pasar por la vida, discreta pero decisiva. Me divierto escuchando sus letras. Me rindo a la ironía de cada una de sus sátiras. Pero lo que más me gusta es esa capacidad que tiene para radiografiar al ser humano en sus canciones. Nos cuenta cosas que nunca nos han pasado como si nos hubieran ocurrido a todos. A veces me sonrojo, porque desde su ingenuidad y sus imágenes llama a las cosas por su nombre. Sale al escenario del Galileo con una camisa blanca y en vaqueros. Su figura se distingue tan delgada como afilada. Huesudo, algo desgarbado, de gesto inquieto espera que sus músicos vayan tomando posiciones a su lado. En poco más de un mes, el maestro estará cumpliendo los 67, esa nueva edad de jubiliación por la que nuestro gobierno tanto se interesa. A Krahe, como a todos, los años le afectan en lo físico. Nunca fue un hombre de fuerza, más bien ha venido haciendo gala de debilidad. Su estampa se va haciendo más frágil según envejece, acrecienta un sentimiento entrañable de protección. Algo que rompe con sus letras de picardía, osadas, llenas de metáforas floridas, de ingenio y naturalidad. Se arranca con Paréntesis, ironía pura sobre las musas y los procesos de creación de un autor. Suenan tantos aplausos como carcajadas. Le bastaron

14

Hilando fino, Nº 0 - 2011

Con El Dos de mayo pidió un poco de aire dentro de una pareja, un espacio de rebeldía simbólica que necesita toda relación y de rendición sin condiciones, más bien por necesidades. Vienen temas alternados como a él le gusta decir; Las musarañas, Pie ro della Francesca, Vals del perdón y Como Ulises, que hacen un recorrido mixto entre canciones protesta y amor imaginado, unas veces correspondido y otras no. Son viajes espirituales y personales, enzarzados con la propia carne y la existencia. No es la suya ya aquella aguerrida voz de La Mandrágora, se ha templado. Krahe no fuerza. Canta ¡Ay democracia! porque ésta se va alejando de la ciudadanía. La llama al orden con nostalgia por esa ausencia un tanto a lo Neruda. Vemos en su ojos la inquietud de Krahe por el entorno que nos rodea y el desconocido lugar al que nos conduce. No sé, pero no preveo un destino satisfactorio para el ser humano en su conjunto si éste no toma las riendas. Soy tan escéptico como sus canciones. Se lanza con la contagiosa salsa Diente de ajo, pues su repertorio tiene de todo. Canta En la costa Suiza y después viene Eros y civilización. Hay un descanso, tal vez sea para fumar en la calle, ahora que ya no hay humos en los garitos o para quedarse charlando con otra copa, feliz y divertido. Al encenderse las luces se percibe el buen humor del público contagiado desde el escenario, el ambiente de celebración, la reunión entre amigos que se espera con deseo. Recuerdo entonces ese documental con el que, a modo de road movie, Ana Murugarren y Joaquín Trincado van contándonos de Krahe y de sus canciones, mientras le siguen y charlan con él. Se llama Esta no es la vida privada de Javier Krahe y es

un retrato excepcional de una persona imprescindible. Carcajadas despierta Vecindario y su furor uterino. Y sigue alternando: Conócete a ti mismo, Tal como eres, Abajo el alzheimer, La cientouna, Salomé, La osa mayor y la divertida e inconformista La yeti (1ª parte) que nos lleva camino del alpinismo ahora que ya todo nos da lo mismo. Se muestra parco en los bises. Solo hace ¿Dónde se habrá metido esa mujer? y Alta velocidad, que es tan corta que apenas si a uno le da tiempo a empezar a escucharla cuando ya siente que se acaba. Hora y media sobre el escenario, tiempo que Krahe se lo ha pasado hablando de lo pequeño, desnudando una humanidad encantadora. Aunque es tarde y mañana habrá que madrugar, uno sale exultante del concierto, con ganas de comerse el mundo. De vuelta a casa me quedó pensando que en su anterior disco, Querencias y extravíos, se hizo apodar el vago burlón. Le gusta esa imagen de artista vividor y perezoso, pero, aunque sus canciones resulten tan espontáneas, son la conclusión de un largo y esforzado proceso de trabajo, donde la rima y la métrica juegan un papel tan importante como la ironía. Añádase luego a la mezcla un poco de excentricidad, situaciones un tanto hilarantes y un cierto y castizo surrealismo y la receta del maestro estará lista para tomarse. Cuidado, se sube a la cabeza.


Especies especiales Patella Ferruginea

P

uede parecernos curioso que un molusco, en este caso una lapa, la Patella Ferruginea, tenga el mismo grado de protección que el lince ibérico, pero por desgracia esta protección está más que justificada debido a múltiples razones, como su escasez, su práctica desaparición en muchas de las zonas costeras donde antes abundaba, y lo reducido de su distribución geográfica actual. Aunque también le afectan los vertidos contaminantes, la causa de su extinción en la gran mayoría de la costa andaluza ha sido hasta ahora la recolección con fines gastronómicos, que ha afectado más a esta especie en concreto por su relativa escasez que a otras lapas más comunes, como Patella Caerulea o Patella Rustica. Pero una nueva amenaza se cierne sobre sus últimos reductos, la destrucción de la costa con fines urbanísticos. De los enclaves costeros españoles donde las poblaciones de ferrugínea son todavía aceptables, que serían Ceuta (con un 29% del total de la población a nivel nacional), Melilla (con un 22%) y las islas Chafarinas (48%), solo este último parece librarse por ahora de futuros macroproyectos que pongan en peligro la viabilidad de la especie. Las ferrugíneas del resto del estado español, incluyendo la isla de Alborán, representan un escaso 1% del total de la población, por lo que es en las plazas norteafricanas donde reside la práctica totalidad de la especie en el territorio nacional.

En Melilla abunda en los acantilados de Aguadú, pero la zona costera con el censo más elevado es la escollera del puerto comercial, que llega a albergar el 15% de la población estatal en sus antiguos y desgastados bloques de hormigón. Javier Guallart, biólogo marino y uno de los mayores expertos en la especie, comentó un dato curioso mientras realizaba un censo de ferrugíneas en dichos bloques, y es que en uno solo de estos bloques vivían más ejemplares que en todo el litoral andaluz en la actualidad, lo que ilustra la abundancia de esta especie de este tramo de litoral. Al igual que en Ceuta, la existencia de un proyecto de ampliación del puerto comercial de Melilla hace que el futuro de esta escollera, y por tanto de una de las más importantes poblaciones de ferrugínea a nivel estatal, sea incierto. Todo va a depender, como en tantas ocasiones anteriores, de que se cumpla la ley, demostrando que el estatus de protección de la especie es real, y sirve para algo. Por ahora, seguimos disfrutando de su bonita forma estrellada, que la distingue de las otras lapas, y admirando el tamaño de las más longevas, que pueden superar los 10 centímetros de longitud y los 30 años de edad. Y seguimos luchando contra los intereses a corto plazo para que nuestros hijos disfruten también de ellas y de su contribución a la biodiversidad y a la salud del ecosistema.

Manuel Tapia

Hilando fino, Nº 0 - 2011

15


Por el mundo En esta sección se contarán actividades solidarias dentro y fuera de nuestro país.

N

os vamos a remontar unos años atrás para contaros cuales fueron las motivaciones que llevaron a realizar estas iniciativas. Uno de los miembros fundadores de la Asociación Filigranas por el Mundo, hace unos años visitó por primera vez el Cabo Tres Forcas, en el noreste de Marruecos, como componente de un grupo en una actividad sobre fauna marina.

Se formó un grupo de personas que a título particular se hicieron cargo del alquiler de una casa. Dicha casa está abierta a todo aquel que quiera conocer una forma de vida, que nosotros no la tenemos muy lejos, pero ya la hemos olvidado. Esta vivienda es parte de una Cábila Rifeña, desde donde se pueden realizar actividades de mar, montaña, ciudad, entorno rural... también puedes… no hacer nada.

La naturaleza, las gentes, la tranquilidad del entorno… despertó en ella cierta atracción por el lugar, y desde entonces ha tenido un contacto regular con la zona.

Con el paso del tiempo y el contacto frecuente, surgió el interés por apoyar a las escuelas del entorno. Pues al ser una zona rural y muy apartada, tienen ciertas deficiencias.

Apoyo a la enseñanza.

E

Su economía se basa en, la agricultura, el comercio, las aportaciones de los emigrantes, y su industria azucarera (SUCAFRO)

Zaio se encuentra al noreste de Marruecos, en la provincia de Nador, con una superficie de 52 km2.

La fotocopiadora donada por la empresa La Repro en el Pso. Sta. Mª de la Cabeza de Madrid. Ha sido destinada a un instituto, (Liceo Hassan Ibn Tabet), el único de la ciudad.

n esta ocasión os informamos de la entrega de una fotocopiadora con la colaboración de la asociación Marroquí Mobadara en la ciudad de Zaio.

Sabemos que para ayudar, no basta la buena voluntad, hay que trabajar organizados, utilizando los cauces que nos aporten la seguridad y eficacia necesarias. Por otro lado, en Madrid había un grupo de amigos muy aficionados al arte y la literatura. Y de estas inquietudes, surgieron los tres miembros fundadores de FILIGRANAS POR EL MUNDO. Asociación que edita esta revista, y que tiene sus puertas abiertas, a todo espirito generoso que comparta nuestras inquietudes.

Su población de origen arabo-bereber, contaba con 33.000 habitantes en el último censo, año 2005. Fue fundada por los españoles a principios del siglo XX. Las tablas que siguen a continuación, os muestran toda la infraestructura en enseñanza con que cuenta la ciudad de Zaio. Sagrario Aguado

Primaria CENTROS

CLASES

ALUMN@S

ALUMNAS

ALUMNOS

8

121

4031

1858

2173

Colegios

Formación Profesional (sector privado)

ESPECIALIDAD

16

CENTROS

CLASES

ALUMN@S

ALUMNAS

ALUMNOS

3

63

2150

882

1262

NIVEL FORMATIVO

- Contabilidad - Informática

- Habilidad - Técnico

- Contabilidad - Informática - Gestión

- Habilidad - Técnico - Habilidad

Hilando fino, Nº 0 - 2011

Liceos CENTROS

PROFESORES

CLASES

ALUMN@S

ALUMNAS

ALUMNOS

1

43

29

942

416

526


Para chuparse los dedos TIRAMISÚ Ingredientes

Elaboración

P

• • • • • •

Una tarrina de queso Mascarpone (250 gr.) Huevos (2 yemas y 3 claras) Bizcochos tipo “Soletilla” Café (cafetera para 6) Azúcar Chocolate rallado o Cacao en polvo Licor (Ron u otro)

Consejos •

Cuanto más tiempo transcurra refrigerado, más bueno estará, porque se van mezclando los sabores Si se quiere preparar para más comensales, se deberá aumentar proporcionalmente todas las cantidades pero menos la de los huevos. No abusar de éstos, ya que el postre perdería consistencia, además de saber solamente a huevo, cuando una de las principales características del tiramisú es su sabor suave y su toque a café.

reparar el café (también puede ser descafeinado o soluble, aunque tratándose de un postre italiano se recomienda que sea de cafetera, ya que saldrá más aromático). Hecharlo en un cuenco o plato hondo, azucararlo y ponerle un chorrito de licor y un chorrito de leche. Separar las claras de las yemas. Reservar en la nevera las claras con una pizca de sal. Remover en un bol las dos yemas con bastante azucar (tiene que ser suficiente también para el queso). Añadir el queso Mascarpone en un bol junto a las dos yemas y remover hasta conseguir una crema consistente. Montar las claras a punto de nieve (con batidora eléctrica se hace mejor) y añadirlas a la crema con el Mascarpone. Hay que añadirlas poco a poco removiendo muy suavemente, teniendo mucho cuidado para que las claras no pierdan la esponjosidad. Coger los bizcochos y mojarlos en el café, sin que queden demasiado empapados (si no se deshacen o pierden después demasiado liquido). Ponerlos muy juntitos en el molde formando una base para el tiramisú. Extender parte de la crema en el molde que contiene los bizcochos cubriendo la base existente. Preparar una segunda capa de bizcochos y volver a cubrirla completamente con la crema restante. Las cantidades están pensadas para más o menos 6/8 personas, eso quiere decir que el molde no tiene que ser muy grande para no quedarse sin crema al final. Espolvorear toda la superficie del postre bien con chocolate rallado o bien con cacao en polvo, utilizando en este ultimo caso un colador. Colocar en la nevera hasta el momento de servir.

TARTA DE MANZANA Ingredientes

Elaboración

s

• • • • •

1 k. de manzanas (calidad al gusto), apróx cuatro manzanas 1 yogur natural una medida del yogur de harina una medida del yogur de azucar 1 sobre de levadura 3 huevos

e mezclan todos los ingredientes con una sola manzana picada y se trituran.

Otra manzana se pica en trozos finos y pequeños y se incorpora a la masa ya triturada. La mezcla se echa en un molde previamente untado con mantequilla y harina. Las otras dos manzanas se cortan en abanicos finos y se colocan encima, de la forma tradicional. Se introduce el molde en el horno, ya precalentado a 180º, durante 30 minutos aproximadamente. Cuando la tarta está lista, poner por encima mermelada de melocotón un poco aclarada con agua y volver a meter al horno caliente pero apagado.

Hilando fino, Nº 0 - 2011

17


De buena cepa “Toda la sabiduría de los hombres por el suave aroma del vino” (Omar Khayyan)

Sobre el Vino

E

n este primer articulo sobre el vino, trataremos de los conceptos más elementales, y en posteriores los desarrollaremos. Según el científico Louis Pasteur, el vino es la más higiénica y saludable de las bebidas. Hay que recordar que el científico, además de acabar con la teoría de la generación espontánea, descubrir la vacuna de la rabia, etc., etc., era de la región del Jura, famosa por sus vinos, sobre todo los de Arbois, “vinos de velo” semejantes a nuestros vinos de crianza biológica de Andalucía (Jerez y Montilla) y realizó numerosas investigaciones sobre el vino. Otra definición más prosaica, que comparten la legislación de los diferentes países, es que, el vino es el producto resultante de la fermentación alcohólica de la uva que tenga alrededor de 9 grados de alcohol. Lo que define fundamentalmente al vino es, pues, la Fermentación. Esta consiste en un proceso mediante el cual las levaduras (hongos unicelulares) transforman los azucares de la uva (glucosa y fructosa) en alcohol y otros productos. La levadura obtiene así la energía que precisa para crecer y multiplicarse y a la vez a nosotros nos proporciona el preciado liquido. Las uvas que intervienen en la elaboración del vino pertenecen a la especie Vitis vinífera o Vitis europea. Las diferentes uvas que conocemos (Airen, Tempranillo, Cabernet-Sauvignon, Chardonnay, Monastrel, Garnacha, etc., etc.) pertenecen todas a la citada especie. Hay otras especies de vides, que genéricamente se denominan americanas porque se encuentran en dicho continente, estas dan uvas que producen malos vinos (Foxe- aromas a zorro)y presentan cierta toxicidad. A mediados del siglo XIX, un insecto, la filoxera, procedente de América, destruyo prácticamente a todas las viñas de Europa. Este parásito destruye las raíces de la Vitis vinífera y con ello a la planta. Se buscaron diferentes soluciones al problema y la que resultó más favorable consistió en injertar un esqueje de Vitis vinífera en una planta de Vitis americana. Así la planta resiste al insecto y el fruto que obtenemos es el de la Vitis europea. Algo menos del 10% del suelo no es afectado por la plaga (suelos arenosos y volcánicos en los que el insecto no puede desplazarse). En estos terrenos la planta es completamente la europea y en este caso en la etiqueta de las botellas lo

18

Hilando fino, Nº 0 - 2011

indican señalando que es Pie Franco, y generalmente dan mejores vinos que los obtenidos con injerto (vinos más aromáticos y complejos). La variedad de vinos que existen es enorme y para clasificarlos (manera de simplificar y facilitar su conocimiento) se utilizan distintos criterios. Vamos a considerar cuatro de ellos: A) si tenemos en cuenta la cantidad de azúcar que contienen los vinos, se clasifican en Secos (Hasta 5 gramos por litro), abocados (de 5 a 15 gr/l), semisecos (de 15 a 30 gr/l), semidulces (de 30 a 50 gr/l) y dulces con mas de 50 gr/l. B) si tenemos en cuenta el color, que está relacionado con el tipo de uva utilizada y la elaboración, se clasifican en Blancos, Tintos, Rosados y Claretes. Los vinos blancos se pueden elaborar con uvas blancas y tintas (si exceptuamos a las variedades denominadas tintoreras). Las uvas tintas tienen la pulpa blanca. Los pigmentos que dan el color a los vinos tintos se encuentran en la piel de la uva (los hollejos) de manera que estrujando o prensando con rapidez una uva tinta obtenemos un mosto blanco. El blanco se obtiene por fermentación de los mostos de las uvas, a las que previamente se han estrujado o prensado. Durante la fermentación no hay contacto del mosto con los hollejos. Los vinos blancos elaborados a partir de uvas tintas como la mayor parte del Champagne se denomina blanco de negro (blanc de noir). Los vinos tintos se elaboran a partir de variedades tintas, en la mayoría de los casos se separan las uvas del raspón (el racimo sin uvas) ya que aporta asperezas que desmejoran al vino, se estrujan las uvas y se produce la fermentación del mosto en contacto con los hollejos, en esta maceración el mosto-vino, extrae del hollejo una serie de compuestos (polifenoles, fundamentalmente antocianos y taninos) que aporta el color y estructura a los vinos, características que los diferencian de los blancos. El vino tinto se define como un vino de Maceración (contacto del mosto-vino con los hollejos). El Rosado se elabora a partir de uvas tintas (a veces de mezcla con blanca). En estos vinos se desrasponan los racimos y las uvas se estrujan y se tiene unas horas el mosto con los hollejos en un deposito. Durante este tiempo de maceración se impide la fermentación

(por distintos procedimientos, bien con sulfuroso que impide la fermentación o llevando el producto a bajas temperaturas). A las pocas horas, generalmente no llega al día, se separa el mosto de los hollejos y la fermentación se realiza en ausencia de la piel, como si fuera un blanco. Hay pues, un cierta maceración prefermentativa, pero no hay maceración durante la fermentación; así estos vinos tienen algo de color, pero son vinos parecidos a los blancos jóvenes, frutosos y sencillos. Los Claretes se elaboran como los tintos, son vinos de Maceración, pero se usa una cierta cantidad de uvas tintas, alrededor del 20% (hollejos y mosto) y el resto de uva blanca (de esta uva solo se usa el mosto). Es por eso que estos vinos, elaborados como los tintos, tienen menos color y menos estructura. C) otra clasificación de los vinos los agrupa en dos clases: los vinos jóvenes y los vinos con crianza (esta puede ser en barricas de madera o en botella o generalmente en ambos recipientes). Cualquiera de los vinos de las clasificaciones anteriores A y B pueden pertenecer a una clase (jóvenes) o a la otra(con crianza). D) Otra clasificación agrupa a los vinos en vinos de mesa o vinos especiales. Los primeros son los elaborados con variedades autorizadas en cada denominación de origen o lugar, con técnicas de elaboración consideradas normales. Los vinos especiales son elaborados con determinadas uvas y con técnicas de elaboración especiales. Los vinos especiales son una especie de cajón de sastre que engloba a vinos muy diferentes (espumosos, generosos, licorosos, vinos dulces naturales, vinos de vendimias tardías, de podredumbre noble, etc., etc.). De todos estos vinos y de otras cuestiones relacionadas con el vino seguiremos tratando en los próximos artículos. Paco Parejo ALOQUE


Retales Una jaula de pájaros en libertad El Palacio de Velázquez, en el Parque del Retiro de Madrid, acoge hasta el 4 de abril de 2011 una exposición fotográfica sobre pequeñas aves que está teniendo muy buena acogida entre quienes la visitan. Organizada por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, es una exhaustiva retrospectiva compuesta por 80 fotografías del artista francés Jean-Luc Mylayne.

Todo lo que siempre quisiste saber sobre economía... Economía financiera, fondos de inversión, Crisis económica. Con la ayuda de Luis González Coordinador de Ecologistas en Acción intentaremos abordar los aspectos fundamentales del sistema económico que nos rodea del que la mayoría entendemos poco o nada pero sufrimos sus consecuencias día a día. Miércoles 30 de Marzo, 19:30 horas.Sala de proyecciones del CSA La Tabacalera. Calle Embajadores 53, Madrid.

Proximas actividades: • CURSO DE INICIACIÓN AL ALPINISMO (NIVEL I) 19/03/2011 (Roquetas de Mar) • FIN DE SEMANA DE ESQUI/SNOW EN SIERRA NEVADA 19/03/2011 • SENDERISMO: GÜEJAR SIERRA - VEREDA DE LA ESTRELLA (TRAMO INICIAL) 20/03/2011 • EURORANDO CABO DE GATA ‘LOS FRAILES’ 20/03/2011 • I TRAIL SIERRA-HUETOR 27/03/2011 • EURORANDO ‘Send. Urb.’ GRANADA Bosques de La Alhambra 27/03/2011 • Sierra de Gador, Subida al morron 2.242 m 03/04/2011 • VIAJE A ZUHEROS CORDOBA 09/04/2011 • Semana Santa de ALPINISMO EN EL GRAN ATLAS MARROQUÍ. ASCENSIÓN AL TOUBKAL (4.167 m)

Viernes 25 de marzo a las 20:00 horas, charla debate: Rebeliones populares en países árabes con el arabista Pedro Martínez Montávez. La Boveda - Acción en Red San Felipe Neri nº 4 - Madrid

Hilando fino, Nº 0 - 2011

19


Descanso y Agroturismo en la Alpujarra de Granada

C

onjunto de 6 casas independientes, completamente equipadas, con capacidades para 2, 3, 4, 5, 6 y 11 personas.

Enclavado dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, en la Alpujarra Granadina, “Barranco de la Salud” se encuentra a 2 km. del Pueblo de Laroles (Nevada), en la ladera sur de Sierra Nevada y a 15 km de la Zona de esquí de fondo Puerto de la Ragua. El conjunto está rodeado de abundante vegetación, y dispone de huerto, senderos, piscina y barbacoas para el disfrute de sus clientes. Domicilio: Barranco de la Salud c/ Mairena km. 1,5 Laroles (Nevada) 18494 (Granada) ESPAÑA Teléfonos 958 760 358 - 679 428 745 E-mail: barrancodelasalud@yahoo.es www.barrancodelasalud.es

Profile for filigranas

Hilando fino nº0  

Edita: Filigranas por el Mundo

Hilando fino nº0  

Edita: Filigranas por el Mundo

Advertisement