Issuu on Google+

Octava Sinfonía

de Mahler en Bogotá


E

habitantes de Bogotá: una muestra del afecto que los bogotanos sentimos por el maestro, por su brillantez musical y su calidez como ser humano.

Agolpados en un mismo escenario, los asistentes aplaudieron durante quince minutos al maestro Enrique Arturo Diemecke bajo cuya batuta, más de 400 músicos (de la Filarmónica, la Sinfónica y cinco coros de la ciudad) y siete solistas, entonaron las notas que conforman esta grandiosa Sinfonía, también conocida en el mundo como la Sinfonía de los Mil. En ese ensayo general solo pudieron participar siete solistas pues el tenor, Thomas Studebeaker, víctima de una enfermedad musical quedó sin voz, para la ocasión, en su potente garganta wagneriana. Con todo, los presentes en el ensayo ovacionaron al director y a los músicos, a los cantantes y a los solistas, y al final, se sumaron al juego propuesto por Diememcke que consistía en que ellos, los del público, cantasen con los músicos las notas del coro místico, el final de la segunda parte de la obra.

Según datos de la WEB, tal y como lo comentó la Ministra de Cultura, Mariana Garcés al ingreso del Teatro, la Octava Sinfonía únicamente ha sido tocada 109 veces en el mundo. Con las interpretaciones de Bogotá, se suman, ahora, 111.

l pasado viernes 14 de octubre, más de 1600 personas ocuparon las sillas del Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá para sumarse al ensayo general de la Octava Sinfonía de Gustav Mahler que, por primera vez en la historia, se presentaba en el país.

Después del divertido intento, los asistentes gritaron con entusiasmo: “otra oportunidad, otra oportunidad, otra oportunidad….”, una frase que hace parte de un chiste que el Maestro Diemecke cuenta con frecuencia y que, al parecer, ha permeado a todos los

Con la adversa circunstancia de la enfermedad del tenor, el maestro Diemecke se dio a la tarea de conseguir, en cuestión de horas, un nuevo tenor quien llegó, procedente de San Francisco (EEUU) el sábado a la madrugada. Era el día del primero de los conciertos de lo que la prensa masiva calificó como el evento cultural del año: la Octava Sinfonía de Gustav Mahler en Bogotá.

El sábado el concierto fue un gran éxito no sólo en su presentación en vivo en el Jorge Eliécer Gaitán sino también en la transmisión en directo a los Parques de la 93 y el Tintal en Bogotá, El Poblado de Medellín, el Panamericano de Cali, la Plaza de Bolívar de Pereira, Señal Colombia, Canal Capital y nuestra página de Internet, así como en las miles de salas de clubes privados y casas de familia donde se juntaron muchos colombianos para acompañar la Octava Sinfonía de Mahler en Bogotá desde pantallas de televisión.


Pero, sin duda, el concierto del domingo fue, al decir de muchos de los seguidores de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y de expertos en música, sublime, apelativo que pocas veces puede ser usado para describir un acto artístico. Por ello, la Orquesta Filarmónica de Bogotá agradece a las personas sin cuya colaboración y apoyo decidió este proyecto no hubiese sido una realidad para el país. En primer lugar, al maestro Enrique Arturo Diemecke, Director Titular de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, quien nos planteó este importante reto artístico, musical y logístico y quien dirigió, magistralmente, y con toda la pasión que le caracteriza, la Octava Sinfonía de Mahler en Bogotá. También agradecemos al equipo de trabajo –artístico y administrativo- de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, a los músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia que se vincularon generosamente al proyecto, a la Asociación de Música Sinfónica, a los integrantes de los coros –Coro de la Ópera de Colombia, Coro Santa Cecilia, Coro Infantil Crescendo, Coro Voces Blancas y a sus directores, Luis Díaz Herodier, Alejandro Zuleta Jaramillo, Raúl Castaño Escobar y Jimena Barreto; a los solistas, especialmente a Carlo Scibelli por sus aportes de urgencia para que la Octava fuese memorable.

Agradecemos a Camilo Umaña por sus diseños y genialidades, a Jorge Enrique Giraldo Nieto, Presidente de Publik y su equipo de trabajo sin cuya colaboración no habríamos logrado la transmisión en directo en los parques de Colombia, a la Asociación de Amigos del Parque de la 93 por su impecable montaje y grata colaboración, al grupo empresarial SURA, a Marta Kovacsics por la traducción y proyección perfecta de los textos de la Octava en el Jorge Eliécer Gaitán, a Raúl Osorio por su cálida luz en el escenario, a Julián Hoyos por el escenario, al equipo de trabajo del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, a César Vilar y su equipo de ingenieros, al equipo de producción de la OFB, a Mario Fernando López por sus sabios consejos. Y, finalmente, mil gracias, especialmente a los habitantes de Bogotá cuyos mensajes de felicitación hacemos públicos con este pequeño impreso que pretende dejar una huella gráfica y visual de lo que fue la Octava Sinfonía de Gustav Mahler para la ciudad. María Claudia Parias Durán Directora General Orquesta Filarmónica de Bogotá


La Octava en cifras Lugar

Asistencia

Teatro Jorge Eliécer Gaitán 15 y 16 de octubre

3200 asistentes

Asistencia Parque 93 - 15 y 16 de octubre

1600 asistentes

Asistencia Parque Tintal - 15 de octubre

200 asistentes

Asistencia Parque El Poblado - Medellín

200 asistentes

Asistencia Parque panamericano – Cali

200 asistentes

Asistencia Plaza de Bolívar – Pereira

200 asistentes

No. Televidentes Señal Colombia

24.000 personas

No. Televidentes Canal Capital

15.000 personas

Streaming página web OFB

798 personas

DC Radio

100 personas


Cartas de Felicitaci贸n


Bogotá D.C. Doctora María Claudia Parias Durán Directora General Orquesta Filarmónica de Bogotá Apreciada Maria Claudia: Con la presente le envío mi más cálido saludo de felicitación, extensivo a todos y cada uno de los miembros de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, por los conciertos de la Octava Sinfonía de Mahler ofrecidos, bajo la excelsa batuta del Maestro Enrique Arturo Diemecke, en días pasados en el Teatro Municipal Jorge Eliécer Gaitán. Pocas veces en la vida se presenta la oportunidad de presenciar una puesta en escena musical que pueda ser calificada como sublime. Y esto es precisamente lo que lograron los músicos, los coristas, los solistas y el director: que los bogotanos y bogotanas

hubiésemos podido disfrutar de un concierto único, inolvidable e histórico para nuestra querida Bogotá. Con este concierto la Filarmónica se consolida como la más destacada orquesta de Colombia y como una entidad que ha sabido cumplir a cabalidad su misión de difundir la música sinfónica entre los colombianos, generando espacios de acceso al arte para todas y todos en condiciones de excelencia. Esa es la mejor manera de garantizar los derechos en una ciudad de derechos, en una Bogotá Positiva. Con afecto y gratitud, CLARA LOPEZ OBREGÓN Alcaldesa de Bogotá (D) Bogotá D.C., 20 de octubre de 2011.


Bogotá D.C., 19 de octubre de 2011 Doctora Maria Claudia Parias Durán Directora General Orquesta Filarmónica de Bogotá Bogotá D.C. Asunto: FELICITACIÓN CONCIERTO MAHLER Nunca terminaré de lamentar el hecho de no haber pordido estar en Bogotá el fin de semana pasado, y perderme la oportunidad única que tuvo la ciudad de imaginar lo inimaginable. Pero los más de 3.200 asistentes al historico concierto de la Orquesta Filarmónica de Bogotá atenuan ese sentimiento de desazón. La Octava Sinfonía de Mahler, ejecutada por primera vez en Colombia, estuvo literalmente a la altura de las circunstancias. Algo de la magia de esos sublimes momentos en los que mas de 400 musicos en un solo escenario, incluyendo a los musicos de la OFB, tiene sin duda que revertirse seguramente sobre la ciudad. Estoy segura de que ambos conciertos, el del sábado y el del domingo, fueron, para decirlo en terminos de ahora, toda una nota.

Ese es el sentimiento que me anima a escribir estas palabras de agradecimiento porque sin su tenacidad, creatividad y buena onda –para seguir con vocablos de hoy- fue posible hacer de Bogotá no solo una ciudad positiva, sino que vibrara al mejor estilo de las grandes capitales. Nocabe duda de que, musicalmente hablando, se alcanzó el objetivo dela primera parte de la sinfonía: llamar al espiritu creador para que viniera sobre nosotros. Quiero, ademas por tu intermedio, agradecer tambien a todos quienes participaron en este montaje magnifico, desde el maestro Enrique Arturo Diemecke, Director Titular de la OFB, hasta el último de los anónimos tramoyistas, pasando por los 40 músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional, los 230 coristas y los 8 solistas internacionales que hicieron realidad, una vez más, el sueño de Gustav Mahler. Gracias a ti, y a todos ellos, por hacer que, por primera vez, Bogotá imaginara lo inimaginable. Cordialmente, CATALINA RAMIREZ VALLEJO Secretaria Distrital de Cultura, Recreación y Deporte. Bogotá D.C., 12 de octubre de 2011


Señora Maria Claudia Parias Durán Directora General Orquesta Filarmónica de Bogotá Calle 39 Bis No.14 – 57 Bogotá D.C. Asunto: Felicitación Concierto Mahler Estimada Maria Claudia: El fin de semana pasado será recordado por haber sido la fecha del hecho cultural más importante del año , y detrás de esos recuerdos estará no solo el trabajo y la dedicación de los más de 400 músicos en un solo escenario – incluyendo los músicos de la OFB - , de los 230 coristas, y de los 8 solistas internacionales, sino la acertada dirección de Enrique Arturo Diemecke, en el campo artístico, y de Maria Claudia Parias, en el campo de la gestión cultural. El memorable estreno de la octava sinfonía de Mahler en Colombia se debe efectivamente, a que ustedes dos llevaron con maestría la batuta de las presentaciones, para sentar un precedente difícil de igualar.

Las cifras y el balance de asistencia son pruebas más que contundentes de este éxito que se anota la ciudad cultural de moda, Bogotá. Eso me obliga, primero como espectadora y luego como Subsecretaria General de la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte a expresar mi más sincero agradecimiento no solo para ustedes dos sino a todos y cada uno de los participantes en el montaje del año, a quienes por tu conducto deseo saludar además. Muchas gracias, pues, por este sonoro regalo. Atentamente YANETH SUAREZ ACERO Subsecretaria General y Control Disciplinario. Secretaria Distrital de Cultura, recreación y Deporte.


Señora Maria Claudia Parias Durán Directora General Orquesta Filarmónica de Bogotá Bogotá D.C. Asunto: Agradecimiento por la invitación al estreno de la Sinfonía No. 8 de Gustav Mahler Apreciada Señora: De la manera más atenta, me permito agradecer la invitacion al estreno de la Sinfonía No. 8 de Gustav Mahler, un evento de la mayor trascendencia para las artes de la ciudad. Para la Subdirección de Prácticas Artísticas y del Patrimonio de la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte es de suma importancia haber podido asistir a este concierto y disfrutar de la impecable interpretación de los artistas que hacen parte de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, asi como de los cantantes, musicos y demás artistas que hicieron parte de este proyecto musical.

Sea esta la oportunidad para enviarle nuestro calido saludo a todo el equipo que hace parte de la entidad a si cargo y reciba los mejores deseos en todos los protectos que programen en beneficioo de los artistas y ciudadanos de Bogotá. Atentamente, MARGARITA ROSA GALLARDO V. Subdirectora de Practicas Artísticas y del Patrimonio


Mensajes a la Orquesta Filarm贸nica de Bogot谩 y su Direcci贸n General


Querida María Claudia: Después de saludarte, paso a darte mis sinceras felicitaciones por tu apoyo y guía para que el evento de los pasados días de la 8va de Mahler haya sido todo un éxito. ¡Felicidades! Enrique Arturo Diemecke Director Titular Orquesta Filarmónica de Bogotá

• Doctora María Claudia Parias Directora OFB Queremos manifestarle nuestras mejores felicitaciones a usted, al maestro Enrique Diemecke y a toda la OFB por la apoteósica presentación de la Octava Sinfonía de Gustav Mahler. Ésta puso en primer plano la música sinfónica en todo el país y constituyó un hecho histórico sin precedentes para la música en Colombia. Cordial saludo, Ilse de Geiff y Alfredo Perea Asociación de Amigos de la Orquesta Filarmónica de Bogotá

Querida María Claudia: De parte de Bárbara y mía, y de todo el Coro, queremos darte las gracias y nuestras sinceras felicitaciones por haber sacado adelante este proyecto. Sé que no fue más fácil gestarlo, financiarlo y llevarlo a cabo que montar las miles de notas que cantamos nosotros. De corazón, mil gracias. Un abrazo, Alejandro Zuleta Jaramillo, Director Bárbara De Martiis Hoyos, Director Asistente SOCIEDAD CORAL SANTA CECILIA

• María: Quería enviarte un aplauso enorme por el concierto de Malher. Me sacaron lágrimas... Te felicito por la sincronización perfecta y por tan impecable gestión. Un abrazo y gracias, Adriana Correa Asesora Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte


Hola María Claudia

María Claudia:

Quiero agradecerte y a la vez felicitarte por todo lo que significo para la ciudad la octava sinfonía de Mahler..haber sido testigo de algo tan majestuoso de verdad fue un privilegio..todavía recuerdo ese cierre que nos erizó a todos y nos hizo sentir algo muy parecido a lo sublime..me encantó… de verdad, muchas, muchas gracias por la invitación

Gracias por el GRAN concierto. Definitivamente MUY emocionante escuchar esa obra maravillosa e imponente. Un privilegio estar en medio de ese gran montaje.

Un abrazo Fredy Ávila Oficina de Comunicaciones Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte

• Querida María Claudia: Te imagino feliz, como felices estamos todos por los magníficos conciertos de la Octava de Mahler ! Mil gracias y abrazo con aplauso cerrado para ti, tu equipo de colaboradores y todos los instrumentistas y cantantes dirigidos por el Maestro Dimecke. Con mi admiración de siempre,  María Stella Fernández Gestora cultural y periodista especializada en música

Un abrazo, Mónica Giraldo Música bogotana

• Apreciada María C.: El sábado estuve en la Ópera de Mahler, !Fantástica! me encanto, amiga mía te luciste. Que director, el uso del escenario, todo, todo me gusto, me emocioné. Quería que lo supieras (…). Te esperé un rato para felicitarte, pero no saliste, así que me imagine que estabas celebrando con tus músicos. Recibe un abrazo grande, María Claudia Ferrer Asesora de Patrimonio Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte


Doctora María Claudia Parias Duran Ciudad

Felicitaciones… qué gran logro. UN beso,

En nombre de mi esposa y el mío queremos agradecerle por el maravilloso concierto de la Octava Sinfonía de Mahler la cual, como todos los asistentes, disfrutamos al máximo.

Aprovechamos la oportunidad para felicitarla por tan grandiosa presentación la cual muestra sus esfuerzos los cuales benefician a la Orquesta Filarmónica de Bogotá y a los amantes de tan bella música. Atentamente, Ernesto Quintero Barbier Traductor oficial, Orquesta Filarmónica de Bogotá

• María Claudia, Estuve muy feliz en el concierto de Mahler. Te felicito por esa labor tan maravillosa. Nos hiciste sentir muy orgullosos de vivir en Bogotá. Andrea Walker Directora de Comunicaciones Cámara de Comercio de Bogotá

Claudia Franco Vélez Gerente Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia

Apreciada María Claudia. Hoy estuve en la Octava Sinfonía de Malher. ¡Felicitaciones! Pusiste la Orquesta en un punto muy alto. No solo la entrega de la Orquesta, (cómo se le nota el trabajo) ¡el público tan agradecido con el evento! Verdaderamente conmovedor. Te mando un abrazo,. Manuel Arias


Mi querida María Claudita:

Doctora:

¡¡¡¡FELICITACIONES!!!!!! 

Felicitaciones. Todo excelente.

Que hermosura de concierto. Mil y mil gracias por habernos dado la oportunidad de estar allí, me llegó al alma, no hice sino llorar!! Te felicito de corazón. Se notó el esfuerzo por un trabajo hecho con profesionalismo y dedicación.

Diego Pereira Músico supervisor, OFB

Va un abrazo muy especial y espero poder vernos muy pronto para celebrarlo. Un beso, Juanita Martínez Profesora Colegio Nueva Granada de Bogotá

• ¡Filarmónica! Filarmónica! Filarmónica: como gritan los rockeros. Así va gritar el resto de la ciudad luego de la 8va de Mahler Pa´lante como el elefante! Esto ya arrancó. María Nuo Nuo Sung Asistente de la Dirección General Orquesta Filarmónica de Bogotá

• María Claudia: Me hicieron tan feliz ayer!!!! Muchas graaacias!!!! Jorge Enrique Abello Actor colombiano

• Hola María C. El concierto del sábado estuvo súper… mil gracias, Tatiana Silva Bogotá


Gracias, gracias, gracias. Sublime Lucía González Presidencia de la República

• Un abrazo de felicitaciones; Maria. Espectacular. Carolina Valencia Secretaria Privada Alcaldesa Mayor de Bogotá (D)

• Felicitaciones por ese maravilloso concierto. Lo vi por televisión desde Medellín. Ana Piedad Jaramillo Directora Museo de Antioquia

María Claudia: Una sola palabra, una que debe usarse en poquísimas ocasiones: sublime. Se fajaron, Ana Marta de Pizarro/Juan Antonio Pizarro Directora Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá

• María C: Un abrazo. Qué proyecto tan espectacular. Realmente disfruté cantar Mahler! Gracias a la Filarmónica. Bajo tu excelente dirección se logra este magnífico e imponente montaje. Un abrazo, Marysabel Tolosa Integrante Sociedad Coral Santa Cecilia


María Claudia: Felicitaciones. Maravilloso!!! Qué cosa tan emocionante, mil gracias. María Isabel Murillo, MISI

María Claudia: Gracias por habernos permitido ver este espectáculo tan maravilloso. Qué músicos, qué montaje, qué belleza!!! Se me aguaron los ojos. Un abrazo, Aida Furmanski

Me sentí el pasado domingo 16 de octubre parte de un evento cultural histórico. Un acto muy emotivo, de muy buena calidad artística, con gran cuidado de los detalles de producción y logística. Sin embargo lo que me parece más valioso es haber podido generar y transmitir un ambiente muy especial a toda la ciudad. Muchos eventos artísticos y culturales de gran importancia y significación, pasan desapercibidos pues no hay detrás de ellos personas que puedan dimensionar estos aspectos y diseñen estrategias de difusión efectivas. Felicitaciones por este logro!!!!!!!!!!!!!!! Luz Amparo Ramírez Coordinadora Área de Música Académica Orquesta Filarmónica de Bogotá

• La sacaron del estadio, querida. Manuel José Álvarez Asesor Ministra de Cultura de Colombia


Felicitaciones. Soberbia!!!! Armando de la Torre Director Fundación Trihda

Querida María Claudia:

Mil felicitaciones por tu extraordinaria labor cultural....... Estoy en mora de manifestarme pero me faltan palabras para decirte todo el éxito de la presentación de la OFB en el magnífico espectáculo del sábado 15.

María Claudia:

Mil gracias y una felicitación especial al Director a quien tanto admiro y llena mi corazón,

Felicitaciones!!! Qué maravilla de concierto.! Un abrazo,

Un gran abrazo, Myriam

Virgilio Barco

Me siento muy orgulloso de trabajar contigo y de los logros de la Filarmónica, así se hace!!!! Gabriel Pardo García-Peña Director Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

Maestro Enrique Arturo Diemecke Cuando alguien comparte con cariño lo que sabe, recibe una hermosa recompensa, el brillo de unos ojos que han comprendido, que han aprendido algo nuevo… y un eterno sentimiento de gratitud. Octava sinfonía Gustav Mahler Bogotá, Colombia Coro Infaltil Crescendo Arte


Prensa


El Nuevo Siglo 22 de Octubre de 2011 UN CONCIERTO PARA RECORDAR Emilio San Miguel En un experimento sin precedente se reunieron las agrupaciones corales más distinguidas de Bogotá. Sin duda alguna un concierto para recordar por el resto de la vida el del estreno de la “Sinfonía de los mil” de Gustav Mahler la tarde del pasado sábado en el Teatro Municipal. De antemano se sabía el éxito de la presentación porque la boletería voló de las taquillas en cuestión de horas y porque se trata de una de las obras más hondamente emotivas de la historia. La Filarmónica de Bogotá tomó la iniciativa de un estreno que, sobre el papel, seamos francos, sonaba francamente descabellado. Por muchas razones y la primera de ella, que Bogotá no cuenta con una sala de conciertos o un auditorio, con las características para albergar sobre su escenario un aparato sonoro como que Mahler demanda para su –Octava-; peor aún, salvo la sala de conciertos de la Biblioteca Luís Ángel Arango – que es una sala de cámara- ninguna sala de conciertos del país tiene órgano, que es uno de los instrumentos que se requieren para su interpretación : en nuevo auditorio de la Tadeo Lozano el arquitecto ni siquiera previó un lugar para instalar uno en el futuro….

De manera que la Filarmónica de Bogotá tuvo que hacer un ejercicio muy serio para conseguir que la obra llegar al público en las mejores condiciones posibles con el concurso de la Sinfónica Nacional de Colombia y, en un experimento sin precedentes, reunir las agrupaciones corales más experimentadas de Bogotá: La coral Santa Cecilia, el Coro de la Ópera, el Coro Infantil Crescendo y el Coro de Voces Blancas. Se requirió además de adelantar obras de ajuste en el proscenio del Municipal para avanzar el escenario sobre la luneta y conseguir así acomodar de la mejor manera posible los cuatrocientos músicos que intervinieron en la interpretación. Apenas pasadas las cuatro de la tarde se inició el concierto. Apareció en escena el concertino Filarmónico Luís Martín Niño y segundos más tarde el director titular Enrique Diemecke – por cierto, el único de todos los instrumentistas que no vestía frac-quien tras una innecesaria payasada en el podium emprendió su faena. El inicio de la primera parte no fue el más prometedor. Es verdad que se trata del movimiento más arduo con su intricadísima polifonía, a más de la necesidad de generar un sonido francamente monumental que no se consiguió a plenitud, la acústica del teatro jugo una mala pasada y quedó en evidencia la ausencia de un órgano de tubos capaz de llenar la complicada textura sonora de


Veni creador spiritus. Sin embargo, a lo largo del desarrollo del movimiento Diemecke y los músicos en el escenario lograron un ensamblaje y control sonoro ya por fuera de cualquier sombra, que alcanzó su clímax en la parte final con la intervención del grupo de metales muy acertada y dramáticamente instalado en la parte central delantera del balcón del Municipal. El gran momento se vivió a lo largo de la segunda parte que equivale a los tradicionales Adagio, Scherzo y Allegro final de las sinfonías clásicas con intervenciones particularmente afortunadas de algunos de los solitas: la de Pater ecstaticus encomendada al barítono Antonio Torres, las dos del Doctor Mariannus especialmente el Blicket auf que inicia el monumental final cantados por el tenor Thomas Studebaker y la dulzura vocal y el increíble control de emisión que exhibió la soprano Beatriz Mora en su breve, pero determinante intervención de la “Mater Gloriosa”, cantada desde el balcón del teatro, su voz, parecía suspendida en el aire. En general funcionó bien el equipo de solistas: en su parte de la Magna Peccatrix la soprano Petya Dimitrova mostró una voz vigorosa y segura en el agudo y sobreagudo, bien la Poenitentium de la soprano Laura de Souza, La “Samaritana” de la mezzosoprano Kismara Pessati y la Maria agyptica de Karla López. Quien no estuvo del todo cómodo en su Pater profundus fue Valeriano Lanchas,

porque la parte es más idónea para un bajo profundo que para un barítono-bajo como él. Cuando el grupo de los metales desde el balcón de la sala, atacó su fanfarria final, hubo un brevísimo instante de silencio y estalló el aplauso, muy emotivo y muy entusiasta, aunque debo decir que un poco menor de lo que hubiera imaginado, dados los habituales antecedentes de vehemencia del público de la Filarmónica. A la final, claro, un triunfo por fuera de cualquier sobra de dudas, triunfo de la Orquesta, triunfo de sinfónica, de los coros invitados, de los ocho solistas y de la dirección ejecutiva de la Filarmónica. Y si se me permite, el triunfo también de quien fue fundador de la orquesta, Raúl García, el encargado de iniciar en los años ochenta ese complicado proceso de llevar la Filarmónica por el camino de los grandes retos, para lo cual contó en durante esos años con el concurso de los músicos venidos de los países del este, el Maestro Manolov entre ellos: en esa época García pagó con sangre el precio de semejante osadía que tenia enemigos en todos los rincones de vida cultural de Bogotá. Cauda Hay que lamentar que la Filarmónica no hubiese previsto al menos una interpretación más de la obra: centenares de aficionados se quedaron por puertas.


El Espectador lunes 17 de octubre 2011 ¡Bravo por la ‘Octava’! Fernando Toledo El estreno de una obra señora de Gustav Mahler. El compositor austriaco, de origen bohemio, demostró que, en Bogotá, se pueden plantear proyectos musicales de gran calado. El sábado pasado, a la salida del Jorge Eliécer Gaitán, una viejecita que se apoyaba en otra señora, acaso conmovida por la efectista repetición del final de la Octava sinfonía con que el maestro Enrique Diemecke obsequió a un público delirante, le susurró a su compañera: “Nunca había escuchado nada igual”. La dama tenía razón: el estreno de una obra que se había ido convirtiendo en un mito dejó a la muchedumbre estupefacto y al final se produjo una de esas ovaciones largas y nada gratuitas, con la cual cerca de 1,600 asistentes le rindieron homenaje a una orquesta patrimonio de la ciudad y factótum de la singular puesta en escena; a los miembros de la Sinfónica Nacional, que aumentaron la planta de la Filarmónica; a los coros Santa Cecilia, de la Ópera, de voces blancas de la Fundación Música en los Templos y al infantil Crescendo; a los ocho solistas; al director titular de la orquesta, y, sobre todo, al genio de Mahler, de cuyo fallecimiento se conmemoran en este 2011 cien años.

Si hubiera que buscar un sustantivo que expresara lo que fue la solvente versión de una obra compleja, quizá ‘fluidez’ resultaría apropiado, a pesar de que en los primeros minutos se notó un cierto apocamiento, tanto de los coros como del acople orquestal, que causó alguna perplejidad. No obstante, esa cortedad ante una obra de proporciones mayúsculas no tardó en darle paso a una certidumbre que trajo momentos de gran belleza y otros que rayaron en lo sublime. Al final del ‘Veni, creator spiritus’, que bosqueja la primera gran parábola alrededor de la exoneración mediante el espíritu del amor, en los asistentes se notaba una sensación entre conmoción, por la fuerza del contenido, y placidez, merced al notorio ajuste coral y al eficiente lecho sonoro que había conseguido forjar la orquesta. El ‘Gloria Patri Domino’, con que finaliza el segmento, resultó de gran firmeza, con la consiguiente hondura comunicativa, y puso en evidencia que el compromiso iba camino de convertirse en un éxito. En la segunda parte, concebida como una gran síntesis entre la ópera y el oratorio, al darle cabida a la última escena del Fausto de Goethe, el extenso preludio orquestal con ribetes wagnerianos, rico en sutilezas y en contrastes, que le da paso a la arias del ‘Pater ecstaticus’ y del ‘Pater profundo’, mostró a una orquesta segura, con agudeza melódica cuando lo requerían ciertos pasajes y capaz, al mismo tiempo, de una fuerza expresiva de innegable


poder atmosférico. Hay que destacar la calidad que, a esas alturas, mostraba la complicada armazón coral y las hermosas intervenciones del barítono Antonio Torres y del bajo Valeriano Lanchas y, por supuesto, las limpias de las sopranos Petia Dimitrova, Laura de Souza y Beatriz Mora, que establecieron momentos de gran ternura, coherentes con el peso que, a lo largo de la sinfonía, le da el autor el eterno femenino y a la estrecha relación que guarda tanto con el arrepentimiento como con la redención. Las mezzosopranos Kismara Pessatti y Carla López, correctas en sus respectivas intervenciones, equilibraron con nivel los fragmentos del conjunto. Párrafo aparte merece el tenor Carlo Scibelli. Reemplazó, en el último minuto, al solista anunciado y se le midió al encargo poco después de haber aterrizado, tras un viaje de más de diez horas, y casi sin ningún ensayo. Un auténtico tour de force del que salió bien librado y gracias al cual no fue preciso aplazar uno de los estrenos más esperados en la historia de la orquesta. Más allá del espectáculo visual y auditivo, por el impacto que producen cerca de medio millar de intérpretes, hay que poner énfasis en lo minucioso de un ensamble nada fácil. Diemecke tuvo a su cargo el ajuste de varios grupos, de orígenes distintos y cuyos ensayos habían sido independientes hasta la última semana. Su talento y experiencia como director lo hicieron posible, y consiguió

darle a la presentación el conmovedor acento místico planteado por el compositor. Él fue el gran triunfador de una puesta en escena inolvidable, tanto por las dificultades inherentes a la estructura como por el resultado. Hay que mencionar, sin embargo, al equipo administrativo de la orquesta que, encabezado por María Claudia Parias, produjo, a su turno, uno de los proyectos musicales más ambiciosos de los últimos años y que, con la colaboración de las entidades citadas, demostró que se pueden llevar a cabo programas culturales de gran escala. En el momento que vive el país, presentar una sinfonía como la Octava, cuyo hilo conductor es el arrepentimiento y el perdón, no sólo establece una bella metáfora sino que equivale a dar un alarido de esperanza.


El Tiempo Jueves 20 de octubre de 2011 Octava Sinfonía de Mahler en Bogotá Señor director: Con alguna duda sobre la calidad resultante en razón de la magnitud del acontecimiento sinfónico, asistí al estreno de la Octava Sinfonía de Gustav Mahler el pasado 15 de octubre en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán. Esta obra se ejecuta raramente en vivo porque se requieren casi 500 músicos en escena. De ahí mi interés, ya que si bien tanto en escenarios internacionales como en Colombia he interpretado el repertorio mahleriano para mezzosoprano, esta sinfonía no la había escuchado en vivo. Debo confesar que me uní de corazón al entusiasta aplauso final. Sobre todo la interpretación coral fue impecable y llevó al público al éxtasis de su parte final. Del octeto vocal que acompaña la sinfonía sobresalieron dos voces del talento colombiano: Valeriano Lanchas, bajo, y Beatriz Mora, soprano, ambos con tesituras vocales muy bellas, identificables y técnicamente correctas. Enrique Diemecke exhibió gran memoria musical al dirigir sin partitura, y las orquestas Filarmónicas de Bogotá y Sinfónica de Colombia interpretaron en el estilo requerido por el compositor, con un impacto sonoro incuestionable, tanto que tendrían que empeñarse con

mayor intensidad en proyectos sinfónicos conjuntos. Felicitaciones al os músicos y a los gestores culturales de esta propuesta. En cuanto a cantantes solistas, una recomendación, también para la ópera de Colombia: escuchen, conozcan y aprecien otras voces líricas colombianas que ya están listas y tan sólo necesitan oportunidades de circulación de sus talentos en su propio país. Ahorrarían recursos públicos en pago de honorarios y transportes internacionales de artistas extranjeros, y cumplirían con políticas culturales de fomento a las artes, a los artistas y a la formación del público, además orgullosos del talento colombiano. Martha Senn Artista lírica y ex secretaria de Cultura de Bogotá.


El Espectador Lunes 24 de Octubre de 2011 Página 30 / Opinión Carta de los Lectores La “8va Sinfonía” de Mahler en Bogotá El estreno en Colombia de la Octava Sinfonía de Mahler constituyó un acontecimiento musical que considero del caso comentar, con la brevedad que el espacio demanda. En el ensayo, al que pude asistir, con la intervención de coros y solistas, ya eran notorias la seria preparación de las masas orquestales (cuatro coros) y la orquesta, ya de por sí de notable volumen, a un porcentaje considerable, principalmente en la cuerda. El logro en calidad sonora de la misma, de gran calidad. Sobresalientes (outstandings, dirían los críticos anglos) los solos de la primera trompeta y del concertino Luis Martín Niño, La paleta orquestal de Mahler, lograda, emocionante, principalmente en los clímax de los finales de la primera y segunda parte. De gran efecto el coral de los trombones desde el palco. Los solos de la contralto Kismara Pessatti, en la primera parte, impactantes. Quiero destacar la brillante actuación del bajo colombiano Valeriano Lanchas. Su volumen sonoro, impresionante, conservando gran calidad. El colorido logrado por los metales (seis o más cornos) en sus unísonos y corales, formidable. El solo de timbales,

hacia el final de la obra, tocado con la emotividad y volumen requeridos. Las maderas, impecables. El resultado, acorde con el genio de Mahler; deslumbrante, brillante, grandioso… El director Diemecke, dueño de una memoria prodigiosa, gran protagonista y artífice del gran acontencimiento, el cual se puede considerar el principal del año y del siglo y de la historia Filarmónica. Tan brillante acontecimiento promete otros similares para el futuro. Aplausos a la Orquesta, a los coros y sus directores, al director Diemecke y a la dirección general de la doctora Parias Durán. Mario Posada Torres Presidente, Fundación Promúsica. Bogotá

• El Espectador Miércoles 19 de Octubre de 2011 Página 32 / Opinión Carta de los Lectores La Octava Sinfonía y el Jorge Eliécer Unimos voces con Fernando Toledo para reiterar que definitivamente la Octava Sinfonía de Mahler fue un grandioso suceso. Sin


embargo, algo fácilmente comprobable y que no mencionó el columnista fue el hecho de que la capital cuenta con un escenario de características excepcionales que ha sido eclipsado injustamente por su vecino del norte, el Teatro Mayor. A partir de este memorable evento, es hora de que la Alcaldía Mayor y el Idartes se den cuenta de ello y le devuelvan su importancia con una programación sostenida y de calidad, así como la posibilidad de entregarlo definitivamente a la Orquesta Filarmónica como su sede permanente. La Bogotá del siglo XXI admite y merece más de un polo cultural, dada su dimensión metropolitana y el cada vez más creciente interés de sus ciudadanos por una oferta de alta calidad en todas las manifestaciones escénicas. Daniel Castro, Bogotá


Dos horas después de haber puesto en venta ayer la boletería, prácticamente el 50 por ciento de la misma ya había sido adquirida por el público.

PORTAFOLIO, Sinfonía de Mahler congrega a 400 músicos. Viernes 16 de septiembre.


Ante las exigencias logísticas de un montaje de estas características, incluidos el espacio y el presupuesto, la obra nunca se ha podido interpretar en Colombia. Pero eso podría cambiar el próximo 15 de octubre cuando la OFB, bajo la dirección del mexicano Enrique Diemecke, planea unirse a la Sinfónica Nacional y a las principales organizaciones corales del país para hacer realidad este proyecto.

Carlos Solano, EL TIEMPO, Ejércido de músicos para tocar a Mahler, lunes 8 de agosto.


Las expectativas respecto del concierto de Bogotá son altas, pues a la complicación musical y escénica de la obra se une la efeméride como símbolo. La batuta estará a cargo del director de la OFB, Enrique Arturo Diemecke, al que hay que agradecer la valentía a la hora de elegir la sinfonía de Mahler más complicada. No nos engañemos, bien podría haber conmemorado la OFB el aniversario de la muerte del compositor con una interpretación de la más sencilla y popular Quinta sinfonía (…)

Antonio García Maldonado. ARCADIA, Ese demonio divino, septiembre 16 al 13 de octubre


El hecho es que la Sinfonía de los mil es una de las composiciones de mayor impacto en la historia de la música sinfónica. Su interpretación y su puesta en escena la convierten en todo un reto para cualquier orquesta y coro del mundo.

REVISTA SEMANA, septiembre 19


Diemecke, a diferencia de su maestro Mahler, no dirigirá con batuta. Desde que la perdió en un vuelo en 1985 (…) no la usa más. Usará las manos para homenajear a su maestro.

REVISTA DINERS. Septiembre


“ “

Si hubiera que usar un sustantivo que expresara lo que fue la solvente versión de una obra comleja, quizás “fluidez” resultaría apropiado (…)

Hay que mencionar, sin embargo, al equipo administrativo de la orquesta que, encabezado por María Claudia Parias, produjo, a su turno, uno de los proyectos musicales más ambiciosos de los últimos años, y que con la colaboración de las entidades citadas, demostró que se pueden llevar a cabo programas culturales de gran escala

Fernando Toledo, Bravo por la Octava. El Espectador, Lunes 17 de octubre.


Debo confesar que me uní de corazón al entusiasta aplauso final. Sobre todo la interpretación coral fue impecable y llevó al público al éxtasis en su parte final. (…) Enrique Diemecke exhibió gran memoria musical al dirigir sin partitura, y las orquestas Filarmónicas de Bogotá y Sinfónica de Colombia interpretaron en el estilo requerido por el compositor, con un impacto sonoro incuestionable, tanto que tendrían que empeñarse con mayor intensidad en proyectos sinfónicos conjuntos. Felicitaciones a los músicos y a los gestores culturales de esta propuesta.

Martha Senn. El Tiempo.


La Filarmónica de Bogotá tomó la iniciativa de un estreno, que sobre el papel, seamos francos, sonaba francamente descabellado. (…)

Al final, claro, un triunfo por fuera de cualquier sobra de dudas, triunfo de la orquesta, triunfo de la Sinfónica, de los coros invitados, de los ocho solistas y de la dirección ejecutiva de la Filarmónica.

Emilio Sanmiguel. Un concierto para recordar. El Nuevo Siglo, sábado 22 de octubre.


Redes Sociales


Facebook Julio de la Cuesta Vuelvo a felicitar desde el Mtro. Diemecke hasta el último armador de sala !!!! Monica Juliana Hernandez Majestuosa presentación y gran acercamiento del Maestro Enrique Diemecke con el Auditorio.

Martha Bibby Felicitaciones para todos los músicos, organizadores y el publico q’ aprecio el gran trabajo q’ nos obsequia la OFB !!! ;o))) Manuel Alejandro Borja q maravilla, ojalá estuviera allá Christian Eindriði ooo sublime esa primera parte!!!


Angélica Cárdenas Sin palabras!!!!

participaron ojala que la repitan EXCELENTE! :)

Jaime Jaramillo ¡Felicitaciones! Estuvo genial, un saludo para todos los involucrados en este gigantesco proyecto.

Lau Topía Excelente, espectacular… que gran ensamble de músicos, coros, voces Increíble ¡¡¡

Maria Paula Cely Estuvo excelente! felicito a todos las grandiosos músicos que

Pilar Sanchez M Un esfuerzo GIGANTE, para un resultado GENIAL, los que fuimos, salimos felices, pero


deberían pensar en todas las personas que quisieran haber estado allí (pero no alcanzaron a conseguir boleta) y realizar un concierto mas. LOS FELICITO POR HACERNOS FELICES. Paola Andrea que se repita!!!!!!!!!!!!!! Julio de la Cuesta Mis más sinceras felicitaciones para

el Mtro.Diemecke, solistas, todos los coros, profesores de la orquesta y a todos los que están atrás de escena y no se ven pero colaboraron para que la interpretación de la obra de Mahler sea un hito en la historia musical de la Orquesta Filarmonica de Bogota y para Colombia !!!!!!! Muchas Gracias !!!!


Rodrigo Lancheros Colorado Repetirán este maravilloso evento? Camilo Calderón. Fue SUBLIME. Nunca había escuchado tantos aplausos, y nunca había visto un Bis tan increíble

Laura Tibocha Absolutamente Orgullosa de mi Orquesta Filarmónica de Bogotá. Maravilloso espectáculo, mis felicitaciones


Twitter RT @CulturaenBta: Gracias @filarmonibogota por traernos la Octava Sinfonía de Mahler 17-Oct-11 02:33 | kaleemsagard

mi apatía por la tibieza o medias aguas de Mahler fue eclipsada por la monumental presentación de su 8 sinfonía por @ filarmonibogota 16-Oct-11 21:36 | afharnache

@filarmonibogota Felicitaciones! Por favor programen más presentaciones. Muchos no pudimos asistir y quisiéramos verlos en vivo! :) Gracias! 16-Oct-11 19:55 | maritapoow

RT @filarmonibogota: Gracias Bogotá, la Octava de Mahler éxito total 16-Oct-11 19:49 | aramirezrojas


“@filarmonibogota: Emocionante primera parte de la Octava de Mahler” Viendo por Canal Capital.

Gracias a la @ filarmonibogota por tan excelente concierto del día de hoy.

16-Oct-11 17:43 | SaydeeLopez

16-Oct-11 02:15 | sorronald

A escuchar #Mahler http://t. co/f4T3442s Octava Sinfonía con @filarmonibogota en vivo!!!

RT @RCNClasica: @ filarmonibogota http://t. co/YgjNZPUB transmitió en directo la grandiosa Sinfonía 8 de Mahler, dirigida por el maestro Enrique Demiecke

16-Oct-11 16:58 | alexamkn

Mahler TT en Colombia! @ filarmonibogota 16-Oct-11 15:08 | kameloster

16-Oct-11 01:25 | jerendonb


Felicitaciones @ filarmonibogota ¡qué emoción de montaje! Salí conmovida. #Mahler

Desde #Localizarte un saludo para @TeatroJEG @ filarmonibogota hasta Suba llegaron los aplausos!

15-Oct-11 23:43 | ahurtadot

15-Oct-11 23:01 | idartes

“@filarmonibogota: La Octava de Mahler en su primera presentación todo un éxito” // Una de las mejores experiencias de mi vida

@RCNClasica @ filarmonibogota cuando lanzan a la venta el DVD grabado del concierto?

15-Oct-11 23:02 | DLozanoSanz

15-Oct-11 23:00 | Ateles06


@filarmonibogota http://t. co/YgjNZPUB transmitió en directo la grandiosa Sinfonía 8 de Mahler, dirigida por el maestro Enrique Demiecke 15-Oct-11 22:51 | RCNClasica

@filarmonibogota Felicitaciones !!! Increible presentación! :D 15-Oct-11 22:48 | maritapoow

La Octava de Mahler en su primera presentación todo un éxito 15-Oct-11 22:46 | filarmonibogota

RT @CulturaenBta: Gracias @filarmonibogota por traernos la Octava Sinfonía de Mahler 15-Oct-11 22:41 | arteyco


Culmina el concierto de @ filarmonibogota Octava Sinfonía de Gustav Malher. Gracias por Escucharnos. Sigan en la programación de... 15-Oct-11 22:40 | Santacoloma17

Esplendida ejecucion de Mahler aunque nunca me gusto esa obra el montaje lo quería ver, lo hicieron impecable @filarmonibogota 15-Oct-11 22:38 | Fersama

@Santacoloma17 @ filarmonibogota @ CulturaenBta Acompanhamos de Brasil! 15-Oct-11 22:11 | QuintaAmoreiras

“@filarmonibogota: Empezó la Octava de Mahler en Bogotá” :’( yo quierooooo 15-Oct-11 21:53 | HarukaDuke


Simplemente Majestuosa #OctavaSinfoníadeMahler @ filarmonibogota Impecable transmisión @senalcolombia 15-Oct-11 21:37 | IvanchoIv

+ uuchhh! Ver todos esos músicos me da escalofrios!!!! Que montaje tan tremendooo!!! :’) #Malher@filarmonibogota 15-Oct-11 21:32 | maritapoow

RT @filarmonibogota: Empezó la Octava de Mahler en Bogotá /// ¡¡¡¡IMPRESIONANTE!!! 400 músicos en escena !!!! :O :O 15-Oct-11 21:12 | maritapoow

@filarmonibogota hermoso! ayer fue increible! 15-Oct-11 21:10 | Surikologa


“@filarmonibogota: A solo dos horas del concierto sinfónico mas grande que se ha hecho en Colombia La Octava de Mahler” yo quería ir :( 15-Oct-11 19:41 | HarukaDuke



Octava Sinfonía de Mahler en Bogotá