Issuu on Google+

Papel Socialista

Periódico de los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras de MERCAL

Octubre, 2008 — Año 1 Edic. 1 papelsocialista@gmail.com

La Voz IMPRESA de los trabajadores y trabajadoras ya está en la calle...

Vida productiva vs. Cultura rentista: El meollo del asunto Pág. 3

El Socialismo nuestro de cada día Pág. 6

Sanare: Una Experiencia de Contraloría Social Exitosa Pág. 5 Consejo de Trabajadoras y Trabajadoras de Mercal Realizó jornada de trabajo voluntario en el Centro de Acopio El Tambor en Los Teques

Pág. 7


Papel Socialista

2 º Octubre, 2008

Editorial P

apel Socialista parte como una iniciativa del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras de la Gerencia de Desarrollo Social de Mercal “Cacique Guiacaipuro”, por la necesidad que exista un lugar donde puedan se reflejados y expresados los pensamientos, sentimientos y vivencias de los trabajadores y trabajadoras de Mercal, demás instituciones y comunidades, así como generar los espacios para el debate ideológico-político sobre qué tipo de socialismo es el que se quiere para Venezuela, debate que tiene que considerar, necesariamente, el examen crítico de la experiencia socialista mundial, mientras de manera paralela se va transformado la estructura donde vivimos para ir abriendo los caminos para la construcción del Estado Socialista.

anticapitalista y que no sirva de reproductor de las formas colonizadoras y eurocentricas, sino que de lo contrario se realice un dialéctica diaria a partir de los conocimientos locales, ya que se busca el rescate de nuestras raíces indígenas, afrodescendientes, fortaleciendo nuestra cultura.

Del mismo modo, servirá como impulsor de los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras en cualquier espacio de trabajo, porque pensamos que el momento histórico que estamos viviendo, producto de la dinámica de la Revolución Bolivariana, ha hecho que se tengan que trascender las viejas formas organizativas, ya que son estructuras y esquemas diseñados para un sistema capitalista y no para la transición a un modelo socialista. Además, debemos ver las cosas de En este sentido, el periódico tiene manera integral, sin que el tema una ideología definida, socialista, dominante sea el economisismo, lo bolivariano, indoamericano y de cual ha tenido como consecuencia la misma manera, antiimperialista, un freno en el rol protagónico de

Colaboradores Comite de Formación Fidel Oropeza Griselda Barrios Humberto Jaramillo Solange Rangel Bilma Gómez Galvarino Riveros Jean Carlo Márquez Giovanni Labrador Comité de Recreacion, Cultura y Deporte Heydy Centeno Alejandra Marsella Heivy Piña Laura Zambrano Haydeé Guerrero Julián Rojas Jean Carlos Simancas Comité de Propaganda y Difusion Miguel García Gliver Tillero

Iván Salerno Ronald Rivas Perla Romero Sara Molina Comité de Salud e Higiene Laboral Karina Figueroa Alejandrina Belandria Franklin Zambrano Débora Miquilena Norma Ontiveros Freddy Espinel Aldrin Santodomingo Caribay Espinoza Lissy Chandía Price Diagramación y Diseño Insituto Municipal de Publicaciones Imprenta Dario Cahuarapay Articulista

Papel Socialista

Octubre, 2008 º 3

Vida productiva vs. Cultura rentista: los trabajadores y trabajadoras en de la SIP, no es golpista, ni busca la toma de decisiones y en la trans- derrocar al Presidente Chavez. formación de su entorno. ¿Quienes pueden participar ¿Qué es el Papel Socialista? en el Papel Socialista? Es un espacio para la difusión, Todas y todos los trabajadores información, formación, partici- que deseen participar y dar sus pación y discusión de la clase tra- aportes. Por ser un medio de las y bajadora realizando por y para las los trabajadores esta abierto a la litrabajadoras y los trabajadores. Es bre participación, a la discusión y un lugar donde pueden ser refleja- al debate constructivo y responsados y expresados los pensamientos, ble, con propuestas y alternativas. sentimientos y vivencias de los trabajadores y trabajadoras de Mer¿Comó puedo participar en cal, y, otras instituciones. Somos el Papel Socialista? democráticos, libres, creemos en Con la lectura y discusión actila construcción del Socialismo del va, con la difusión y distribución Siglo XXI. de este medio de información en tu espacio laboral, entorno comu¿Qué no es el Papel Socialis- nal y familiar, asumiendo que el ta? papel socialista también es tuyo, Primero que nada no es un medio asumiendo tu rol como miembro de desinformación, no es privado, de la clase trabajadora, por lo que no fomenta el odio ni la violencia, se debe ser critico, participativo; se no muestra la mentira como ver- parte activa con ts artículos, pensadad, ni responde a intereses parti- mientos, poemas, fotografías, imáculares, ni a intereses de los dueños genes y caricaturas. de los medio, no seguimos líneas

Antonio Gramsci “¿Somos sindicalistas? [...] La teoría sindicalista fracasó del todo en la experiencia concreta de las revoluciones proletarias. Los sindicatos han demostrado su incapacidad orgánica para encarnar la dictadura del proletariado. El desarrollo normal del sindicato está marcado por una linea de decaimiento del espíritu revolucionario de las masas: aumenta la fuerza material debilitando o destruyendo el espíritu de conquista, agota el impulso vital y a la intransigencia heroica sucede la práctica del oportunismo, la “del pan y de la mantequilla”. [...] El sindicalismo se ha mostrado como una nueva forma de la sociedad capitalista, y no como una superación potencial de la sociedad capitalista. Organiza los obreros no como productores, sino como salariados, esto es como criaturas del régimen capitalista de propiedad privada, como vendedores de la mercancía-trabajo. El sindicalismo reúne los obreros según el instrumento de trabajo o según la materia a transformar, es decir que el sindicalismo une los obreros según la forma que les imprime el régimen capitalista, el régimen del individualismo económico.” (8-XI-1919)

El meollo del asunto Ronald Rivas

Participante del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras Cacique Guaicaipuro.

C

uando Carlos Marx se planteó trascender el materialismo mecanicista reinante a mediados del siglo XIX para ofrecer un planteamiento crítico del modelo de sociedad para la época, se afianzó esencialmente en la enajenación como producto histórico de las relaciones sociales concebidas sobre la base de la explotación del hombre por el hombre. El gigante de Tréveris fundamentó su obra en el concepto de totalidad, entendiendo el carácter integral del ser humano. En ese sentido, asumió como centro de su obra la relación existente entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción de las que se desprenden un determinado nivel de conciencia y como se interrelacionan de manera dialéctica y no determinista. En conclusión, Marx estableció a través de sus estudios que “el ser social determina la conciencia social” o tal como vivimos, pensamos. El gran revolucionario alemán entonces dejaba claro que la conmoción de la estructura económica permitía, más o menos, incidir en los niveles de conciencia de la sociedad. No obstante, son los hombres y mujeres quienes por consideraciones históricas y determinado nivel de conciencia transforman su modo de existencia. Esta introducción la hacemos a propósito de los cambios que se vienen generando en Venezuela con la puesta marcha del proyecto socialista definido por la Revolución Bolivariana. Si bien es cierto que se vienen experimentando cambios en áreas determinadas de la esfera social, podemos decir que persisten algunos núcleos duros del modelo capitalista, situación que se agudiza por el carácter rentista de nuestra economía. Tanto la dependencia de la renta petrolera capturada en el exterior como la mentalidad de “sociedad rica” que constituye tendencialmente la subjetividad del venezolano representan un hueso duro de roer para las aspiraciones históricas de construir el Socialismo Bolivariano, sobre todo cuando no esta definido el sujeto social con las condiciones morales y políticas para

asumir la dirección de estos cambios profundos. Hasta los momentos el vacío lo viene llenando el Estado, con toda su carga burocrática y su talante paquidérmico, herencia de un modelo de gestión desarraigado de los intereses populares. Ante eso se impone la tarea titánica de estremecer los cimientos de la cultura rentista atacando los dispositivos que reproducen esta manera de vivir; la figura del tradicional funcionariato público, las relaciones clientelares-institucionales, el estímulo material como palanca para el desarrollo económico, el abordaje parcelado de los problemas que se traduce en pragmatismo e improvisación. Como tarea ineludible si se pretende combatir denodadamente al rentismo es necesario concebir nuevas formas de construcción de conocimiento para dotarnos de herramientas para la evaluación completa de la realidad social, así como lograr conciliar las áreas de estudio con las necesidades del pueblo. Asímismo, es necesario recuperar los espacios secuestrados por los medios privados de difusión que se han convertido en verdaderos aparatos de intoxicación

psicológica del pueblo, impulsando con sus mensajes la filosofía de la estupidez y el facilismo. No se puede construir el socialismo bajo el implacable bombardeo de la cultura del reguetón y las tetas de silicona. Es aquí donde invocamos a Marx cuando nos habla de reincorporar al hombre y a la mujer a la vida productiva, entendiendo esto como la capacidad de autodeterminación del hombre y la mujer para construir su propia realidad y no sea la realidad virtual impuesta por las necesidades artificiales del mercado las que comanden nuestras vidas. En cuanto a las instituciones del Estado, es necesario replantearse el sistema de estímulos para el trabajo, basculando cada vez más hacia el trabajo creador. En este tenor vemos con beneplácito como el Gobierno Nacional se ha planteado la promoción de formas alternativas de trabajo que se fundamente en unidades de propiedad social como alternativa para descargar la nómina pública, incorporando a hombres y mujeres a la realización plena de sus potencialidades para la producción social. Siguiendo con los estímulos, es recomendable compensar a los

trabajadores y trabajadoras con becas para el estudio, incorporación de las organizaciones como los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras a proyectos de viviendas integrales, la incorporación de los servidores públicos a jornadas organizadas de trabajo voluntario, siendo reconocidas éstas con elementos que certifiquen la labor prestada a la sociedad toda, viajes al interior de nuestra geografía para conocer las bondades turísticas de Venezuela, entre otras que rompan con la relación monetaria como única forma de estímulo. Necesitamos enfrentar al capitalismo en todas sus formas a través de la creación de la conciencia del deber social, impulsando mejoras importantes en las condiciones de trabajo de todos y todas, así como el estímulo a la organización responsable de los trabajadores y trabajadores. Este momento histórico exige cada vez más enfrentar de manera resuelta a cualquier forma de reproducción de la cultura rentista para poder lograr entronizar una nueva cultura del trabajo para una vida productiva.

“Las ideas planteadas por el Che respecto a cómo otras clases se apropian de la ideología del proletariado, son las que tenemos que aplicar a nuestra realidad, porque no contamos con una masa obrera crítica. Muy por el contrario, más bien la clase obrera que existe en Venezuela muchas veces se comporta en forma conservadora, porque goza de un conjunto de privilegios y lucha por mantenerlos” Rafael Ramírez, Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo de la República Bolivariana de Venezuela


Papel Socialista

4 º Octubre, 2008

Consejos de Trabajadoras y Trabajadores

san de manera libre y responsable sus ideas, inquietudes, problemáticas y propuestas para la transformación de las dinámicas capitalistas de opresión. La importancia de esta forma de organización radica en la refundación de la nueva institucionalidad socialista planteada en el Proyecto Nacional Simón Bolívar, a través del rescate de valores, la corresponsabilidad del ciudadano en la vida pública como parte del Estado, el trabajo voluntario, la necesidad de mantener la coherencia entre el discurso sobre la democracia protagónica revolucionaria, y el proceder de todas las instituciones de la sociedad al servicio del pueblo. Cumpliendo con los lineamientos establecidos en la Carta Magna y con el primer Plan Socialista, la gerencia de Desarrollo Social difundió el día 09 de octubre del presente año, la propuesta a un miembro de cada gerencia que compone nuestra empresa, con la finalidad de que se multiplique

la información en cada una de las áreas de trabajos, que conforman a esta misión. El compromiso es comunicar la intencionalidad de esta nueva forma organizativa, optimizarla y aprobarla de manera colectiva. Los consejos de trabajadores y trabajadoras deberán reunirse periódicamente para unificar criterios, en este sentido, la próxima reunión será efectuada el jueves 16 de octubre, a las 9 de la mañana, en la Sala Argimiro Gabaldón del Edificio Las Fundaciones. La horizontalidad es uno de los principales elementos que sustenta a este espacio de encuentro guiado a través de la educación popular liberadora, entendiendo que la misma parte del principio de la dialogisidad, es decir, un diálogo orientado a la igualdad de condiciones donde se rompa con el verbalismo, con las mentiras y las incompetencias frente a la realidad que nos exige una actitud más creadora.

Los Trabajadores   y el Poder

leodetodo2@yahoo.es

Integrante del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras Cacique Guaicaipuro.

L

os Consejos de Trabajadoras y Trabajadores como forma de organización reivindicativa de las teorías humanistas, para la dignificación de la mujer y el hombre en el ambiente laboral, ha sido una iniciativa de la Gerencia de Desarrollo Social de Mercal, a través de la Escuela de Formación Integral Ezequiel Zamora, que tiene como finalidad construir progresivamente nuevas relaciones humanas que apunten a la comprensión del Socialismo Bolivariano como modo de vida. Esta iniciativa, se ha puesto en práctica como un plan piloto dentro de la gerencia antes mencionada, generando mejoras en las relaciones laborales, debido a que es una herramienta que permite la interacción entre los compañeros y compañeras, quienes expre-

Dario Carhuarupay

L

a actual coyuntura política tiene una dinámica propia de las grandes definiciones. El proceso de democratización viene abriendo grandes compuertas para la participación y el protagonismo de nuestro pueblo. En esa dirección consideramos un punto muy alto, revisar nuestra praxis político-social en la incorporación organizada de nuestro pueblo en su preparación y articulación para la toma del  poder, única forma de democratizar este Estado liberal, estructurado solo para servirle a la plutocracia y la corrupción, que actúan  también como un freno contundente para la construcción del socialismo. En esa dirección creemos que llego la hora de romper todos los esquemas de la vieja experiencia organizativa sindical. La falta de organización de la mayoría de los trabajadores del sector privado (casi el 80%), el paralelismo sindical, el economicismo reinante y la corrupción sindical, ponen freno al papel  protagónico y de primera línea que deben tener los trabajadores y trabajadoras en la construcción de la nueva sociedad  verdaderamente democrática, la sociedad socialista. Para ello ya existen en el ambiente muchas ideas, entre ellas la cuestión de la unidad sindical (contra el paralelismo y la dispersión sindical). La unidad sindical como única garantía para impulsar la democratización del estado y darle potencia orgánica fenomenal a los trabajadores y trabajadoras para cumplir su tarea histórica, la toma del poder. Las declaraciones  del Ministro del Trabajo, camarada Roberto Hernández reafirman estas ideas, cuando declaro: “…Una política imperativa para el Gobierno Re-

Octubre, 2008 º 5

Sanare: Una Experiencia

Refundación de la Nueva Institucionalidad Socialista Caribay Espinoza

Papel Socialista

de Contraloría Social Exitosa Según Freire, la palabra es real cuando al ser pronunciada encarna en la conciencia y en los hechos de quien la pronuncia. Desde esta perspectiva, la transformación se hace posible mediante la educación entendida como la verdadera praxis, reflexión y acción del hombre y la mujer sobre el mundo. La educación liberadora nada tiene que ver con el depósito de conocimiento en las personas, por tanto, la educación no liberadora no es educación, la educación se trata de “hacer pensar”. Es importante destacar, que esta forma de organización en consejos es una propuesta perfectible por parte de los trabajadores y trabajadoras, puesto que se fundamenta en la participación protagónica, en la construcción colectiva de nuevos conocimientos, maneras de organizarse para la solución de problemáticas comunes y en la reconstrucción del tejido social enmarcado en la nueva ética socialista.

volucionario es la unión de la clase obrera del país, con el fin de adelantar positivamente el desarrollo nacional y combatir la estrategia imperialista de dividir a la fuerza liberadora que representan las trabajadoras y trabajadores de nuestra nación…”. La unidad de los trabajadores y trabajadoras, orgánica, política e ideológica deberá ser en la presente hora la tarea fundamental de todos; reafirmando los principios clasistas, única garantía en la lucha contra el imperialismo y sus lacayos locales. Asumiendo la iniciativa legislativa para una nueva Ley Orgánica del Trabajo, que establezca las nuevas relaciones laborales propias de la construcción del socialismo y que incluya entre otros aspectos: la estabilidad laboral plena, restablecimiento de las prestaciones sociales con “retroactividad”,  reducción de la jornada de trabajo,  participación en la gestión del Ministerio del Trabajo (conversión en Ministerio de los trabajadores); asegurar el ejercicio de los derechos colectivos de todos los trabajadores, -sin excepción-.  Asumir la propuesta de  la Ley  de los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, para el ejercicio del control social directo y pleno de  los trabajadores y trabajadoras en los procesos productivos y de servicios. Hacia allá deberemos asignar todos los esfuerzos posibles. La tarea será dura, porque se deberán vencer esas barreras que representan las viejas mañas sindicaleras y el papel que jueguen  los  reformistas, así como  los partidos de la burguesía,  mentores y sustentadores de  la desorganización y dispersión sindical.

Gliver J. Tillero

Integrante del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras Cacique Guaicaipuro.

S

anare un hermoso pueblo ubicado al sur del Estado Lara, cuenta con un aproximado de 23.000 habitantes, además de un agradable clima de montaña. Hoy esta población es un ejemplo de Contraloría Social Alimentaría exitosa, junto con los trabajadores y trabajadoras de la Contraloría del Municipio Andrés Eloy Blanco son una muestra de consolidación de la organización social y autogestionaria facilitando así la promoción, educación y articulación social e institucional en el estado Lara y en toda Venezuela. Este resultado exitoso esta enmarcado dentro del Programa de Formación Ciudadana llevado a cabo por la Contraloría del Municipio Andrés Eloy Blanco, en ciento cincuenta y cuatro (154) comunidades rurales y urbanas que conforman las tres (3) parroquias del Municipio Andrés Eloy Blanco del Edo. Lara: Pío Tamayo, Yacambú y Quebrada Honda de Guache, incluyendo ciento ochenta y seis (186) Consejos Comunales, (45) Comités de Alimentación labor que se viene gestando desde el año 2006. Una vez organizados en redes sociales los Consejos Comunales de Sanare, surge la necesidad desde su experiencia implementar mecanismos de monitoreo, seguimiento y evaluación tanto de los Mercales que funcionan en sus localidades y en los operativos a cielo abierto a realizarse en sus respectivos sectores, esto con el fin de generar dispositivos de control en torno al abastecimiento, distribución y comercialización de alimentos de primera necesidad ofrecidos por el Gobierno Revolucionario. Dada esta necesidad, se implementó una metodología de aprendizaje dialógica a través de asambleas informativas, mesas de trabajo y talleres en distintas comunidades de la población de Sanare, donde la Contraloría Social y Mercal trabajando mancomunadamente con dichas

comunidades organizadas, discutieron y se organizaron en torno a los diferentes procesos de organización y funcionamiento de actividades de abastecimiento, distribución y venta de los alimentos. También fue propicia la ocasión para que la organización comunitaria articulara con organismos competentes, para poner en práctica el ejercicio del control social, incluyendo la información y profundización de conocimientos sobre funciones de los órganos ejecutivos y Unidades de Contraloría Social de los Consejos Comunales. Este ejercicio favoreció significativamente el fortalecimiento del derecho a la participación del pueblo de Sanare, permitiendo la evaluación de los resultados obtenidos en las funciones de vigilancia y control ejercidas por los ciudadanos en torno a la Misión Mercal; A la vez genero la consecución de un modelo de cogestión, corresponsabilidad y articulación muy positivos, además de un importante número de familias bene-

ficiadas en cada una de sus comunidades para el suministro, distribución y abastecimiento alimentario. Este modelo de cogestión se fundamentó en un primer momento en instrumentos de diagnostico en las fases de organización, promoción y apoyo comunitario, registro y control de censos y familias a beneficiar, inventarios, servicios públicos disponibles, ventas, transporte, control de equipos e inventarios, entradas, salidas, acondicionamiento y limpieza de áreas e instalaciones, seguridad, bodegueros, cumplimiento de normas Mercal y compromisos establecidos por la comunidad, así como la tención al público, impacto y satisfacción de los beneficiarios, todo esto en conjunto con trabajadores y trabajadoras de Mercal y la Contraloría Social del Municipio Andrés Eloy Blanco. Ya en la etapa de evaluación se pudieron definir algunos resultados que a continuación se exponen: la participación activa de las comunidades, así como vinculación, cooperación,

articulación y mancomunidad de las comunidades para el desarrollo del poder popular, mediante el control social, la cogestión pública y el desarrollo de territorios comunales; logró de un mayor alcance, efectividad e impacto de los programas y actividades desarrolladas por Mercal en articulación con las comunidades organizadas; Incremento significativo de apoyo y respaldo a Mercal cómo misión social del Gobierno Revolucionario, además de el fortalecimiento del control social en los Consejos Comunales mediante técnica y a la integración de sus comunidades en dicho proceso, incluyendo la buena ejecución y supervisión de sus actividades. Desde este espacio del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras “Cacique Guaicaipuro” aplaudimos y valoramos estas experiencias comunitarias y exaltamos a esta hermosa población de Sanare a continuar trabajando en pro de la Seguridad y Soberanía Alimentaría de nuestro país.


6 º Octubre, 2008

El Socialismo

Papel Socialista

Integrante del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras Cacique Guaicaipuro.

D

esmoronar el sistema de valores que soporta el modelo de convivencia capitalista quizá sea la más ardorosa tarea que tenemos por delante los revolucionarios y las revolucionarias, esto nos obliga a definir cuales son las líneas de acción que a nivel individual y colectivo debemos asumir ante tamaña responsabilidad. En principio, es importante tener referentes teóricos conceptuales sobre el socialismo para contar con una carta de navegación que guíe nuestro accionar cotidiano. Aquí es sumamente necesario el conocimiento de nuestra historia, adquirido a través de la deliberación colectiva basada en la educación popular. La práctica de una educación liberadora es fundamental para la elevación de los niveles de conciencia, por tanto es preciso promover espacios de formación bajo las premisas del aprender-haciendo ya que la educación, si bien contiene básicamente elementos teóricos, es un proceso eminentemente práctico. Todo esto implica romper con la reflexión contemplativa del quehacer académico, revestido hoy más que nunca de un carácter parcial, ruptura que ha de realizarse necesariamente en comunión parafraseando al connotado Paulo Freire. En cuanto a la construcción de la institucionalidad revolucionaria mencionada como una acción específica de la Revolución Bolivariana es necesario centrarse en la transformación de las relaciones de trabajo, promoviendo un modelo de gestión más democrático

que amplíe la participación de los trabajadores y trabajadoras bajo los principios socialistas. Para consumar esta participación sustantiva es necesaria la creación de un nuevo sistema de estímulos que vulnere la relación clientelar entre el trabajador y la institución, basculando hacia una compensación moral por el deber cumplido. Esto es romper con el estimulo material como palanca del desarrollo económico, tal como lo dice el Che Guevara, en procura de la elevación de la conciencia del deber social a través del estimulo moral. Esto no implica renunciar a nuestras reivindicaciones fundamentales, lo que es necesario asumir es que debemos atender a nuestras necesidades esenciales descartando aquellas necesidades artifi-

ciales creadas por el mercado en función de desarrollar una cultura consumista. En ese sentido, las necesidades relacionadas con la recuperación de nuestra condición humana como la salud, la educación, la vivienda y el ocio productivo, son derechos históricos que ameritan un proceso de construcción permanente que sólo pueden ser materializados a través de la organización socio-política. Aquí es prudente alertar sobre la amenaza corporativista que baña con su lógica a algunas organizaciones políticas cuyo accionar parcelado conspira con la edificación de una institucionalidad socialista. La organización para el trabajo creador redunda en una fuerza capaz de vulnerar las relaciones esclavistas encriptadas en una es-

“El infierno de los vivos no es algo por venir; hay uno, el que ya existe aquí, el que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Hay dos maneras de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es arriesgada y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio” Italo Calvino

Octubre, 2008 º 7

Consejo de Trabajadoras y Trabajadoras de Mercal

nuestro de cada día Ronald Rivas

Papel Socialista

tructura vertical y cristalizadas en las prácticas de dirección despóticas y autoritarias. El responsable de un área de trabajo dentro de institución revolucionaria debe hablar con el ejemplo, ser encarnación del modelo de sociedad que promueve la Revolución Bolivariana y practicar diariamente en cada esfera de la vida social los valores del socialismo, solidaridad, democracia y justicia social. El socialismo debe dejar de ser etéreo para convertirse en carne viva, en músculo de la nueva sociedad, desmitificando con la obra todo el estigma que sobre este modelo de convivencia se ha pretendido sembrar. El socialismo tiene que ser como el pan nuestro de cada día, la oración convertida en hechos que se multiplica con nuestra acción humana, tan real como sea posible en búsqueda de romper con las malas copias como el igualitarismo, el colectivismo, el corporativismo y la social-democracia, variante del fascismo ahora invertida en democracia social. Falta mucho camino por recorrer, muchos obstáculos que superar y muchos victorias que conquistar, pero eso no indica que no podemos ir practicando aquello que reza “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad”. Somos diversos, el socialismo nos iguala en oportunidades para acceder a los mismos derechos y de desarrollar nuestras capacidades para construir nuestra propia realidad, logrando superar la prehistoria del cual habla Marx. Como sujetos históricos de lo que se trata es de recuperar aquello que por obra y gracia de las clases propietarias nos ha sido despojado, nuestra condición humana.

Realizó jornada de trabajo voluntario en el Centro de Acopio El Tambor en Los Teques Fidel Ernesto Oropeza

Integrante del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras Cacique Guaicaipuro.

É

ste sábado 11 octubre se realizó una jornada de Trabajo Voluntario en el Centro de Acopio El Tambor en los Teques, estado Miranda, esta jornada contó con la participación de las trabajadora y trabajadores de la Gerencia de Desarrollo Social, la Gerencia de Mercadeo, la Coordinación Regional de MERCAL del estado Miranda, del Centro de Acopio El Tambor, organizados en todos en Consejo de Trabajadores y Trabajadora, y miembro se la Red Indirecta de MERCAL (Bodegueros de Mercalitos). Entre las labores llevadas a cabo se encontraron la limpieza de piso, baños, ventanas y paredes; reparaciones en el área eléctrica, mejorando la iluminación de los espacios de trabajo; se pintaron gran parte de las paredes; y, se acondicionaron los jardines. Todo esto se realizó en el marco del Trabajo Voluntario, manteniéndose durante toda la jornada un ambiente de alegría, de cordialidad, horizontalidad, solidaridad y participación. Cabe destacar que esta jornada se realizó en el marco de la conmemoración de los 41 años de la muerte del Comandante Che Guevara (19281967), Guerrillero Heroico y precursor del Trabajo Voluntario. A su vez atendiendo el llamado del Comandante Chávez a la vinculación de las trabajadoras y los trabajadores a este tipo de actividades transformadoras. Con estas Jornadas de Trabajo Voluntario se busca la humanización y mejoras de espacios comunes, lugares y ambientes de trabajo, a través de la participación activa y protagónica de la clase trabajadora, organizada en Consejo de Trabajadores y Trabajadoras. De esta manera contribuimos a la construcción del socialismo del Siglo XXI, estableciendo en la práctica nuevas formas de relación, no de-

pendientes, ni esclavistas, construyendo colectivamente propuestas que nos permitan liberarnos de la lógica del capital, donde lo humano este sobre lo monetario, donde cada trabajadora y trabajador sea parte de lo que se esta haciendo y construyendo. Estas Jornadas de Trabajo Voluntario se seguirán realizando, en un primer momento en los Centros de Acopio de Mercal, seguidamente en Módulos y Espacios Comunales, en este sentido invitamos a unirse y a participar a todas y todos los trabajadores de Mercal, Instituciones del Estado, Misiones Bolivarianas, Comunidades Organizadas, Colectivos y al Pueblo en General, para que juntos construyamos el Socialismo del Siglo XXI.

¡EL TRABAJO VOLUNTARIO DIGNIFICA Y NOS UNE COMO CLASE! ¡VIVA EL TRABAJO VOLUNTARIO! ¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA!


8 º Octubre, 2008

Papel Socialista

­ indicato de trabajadores de Mercal S en el estado Bolívar vulnera la seguridad alimentaría de las comunidades al aplicar “operación morrocoy” Fidel Ernesto Oropeza

Integrante del Consejo de Trabajadores y Trabajadoras Cacique Guaicaipuro.

El sindicato de trabajadores de mercal en el estado Bolívar intenta aplicar “Operación Morrocoy”, vulnerando la seguridad alimentaría de las comunidades y el derecho a la alimentación de nuestro pueblo, negándole el acceso oportuno a los alimentos subsidiados por el Gobierno Bolivariano a través de Misión Alimentación. Esta operación genera situaciones como la sucedida el miércoles 01 de octubre de 2008, en el centro de acopio de Tumeremo, en el estado Bolívar, donde por dos días se mantuvo sin descargar y con el termo king apagado a una gandola carga con 1740 cajas de pollo, lo que equivale a mas de 25 toneladas aproximadamente de productos. Provocando así el descongelamiento y pérdida irreparable de un número considerable de alimentos. Acción que es impulsada por una parte del sindicato de trabajadores de mercal, siendo aplicada actualmente en el estado Bolívar y en algunos pocos centros de acopios a nivel nacional, en reclamo por la firma de la propuesta de contratación colectiva. Dicha operación consiste en el trabajo a media maquina, incumplimiento de los horarios laborales, el no descargo de las gandolas y el no despacho y distribución de productos a la red de MERCAL.

El fin no debe justificar los medios, estas acciones donde el fin justifica la perdida de alimentos y el retrazo en la distribución de alimentos es una violación a un derecho universal establecido en las leyes de la República Bolivariana de Venezuela; y responde a valores capitalistas y a la lógica neoliberal, la “operación morrocoy” es una practica similar a la realizada por los capitalistas (el imperio, la oposición, Marcel Granier –globovisión–, los Mendoza -industrias polar- y otros contrarrevolucionarios) al esconder, acaparar y preferir la perdida de los alimentos antes de que estos lleguen a las manos y mesas del pueblo bolivariano, acciones que en mayor medida se hicieron más que evidentes en el años 2002 con el golpe de estado (abril) y con el golpe petrolero (diciembre), y en noviembre-diciembre de 2006 en tiempos de la reforma constitucional propuesta por el Comandante Chávez y el Pueblo Bolivariano. Nuestras condiciones como trabajadoras y trabajadores de la misión alimentación en cuanto a salud, trabajo y ambiente deben mejorar urgentemente, en especial las de nuestros camaradas de los centros de acopio, pero las propuestas de soluciones tienen que venir de nosotros como clase trabajadora, no de burócratas que visitan turisticamente nuestros centros de acopio y se niegan a escuchar a las trabajadoras y trabajadores que son los que viven el día a día en sus puestos de trabajo, ni mucho menos deben venir de seudo-dirigites defensores de privilegios sindicales. En este sentido, debemos apostar a formas de organización cónsonas con el momento histórico que estamos viviendo, sin dirigencia cuarto republicana, donde los valores como la participación y la vocería venzan a valores

antirrevolucionarios como la representatividad y los privilegios, donde podamos proponer, discutir y firmar no solo contrataciones colectivas, sino introducir proyectos de ley, facilitar y mejorar la formación de nuestras compañeras y compañeros a través de propuesta serias que involucren a las otras misiones sociales, donde además podamos incidir responsablemente en las políticas de la misión, en trabajo articulado con las comunidades organizadas, construyendo colectivamente propuestas para lograr mejoras reales de nuestras condiciones de vida, salud, trabajo y ambiente, sin afectar la seguridad y la soberanía alimentaria de nuestro Pueblo Bolivariano y sin crear perdidas millonarias para el Estado. Para ello se deben abrir los caminos del dialogo, búsqueda y construcción de acuerdos, sin afectar los intereses colectivos. De esta manera debemos comprometernos comunidad y trabajadores a realizar acciones coordinadas de organización y movilización para exigir las reivindicaciones de las trabajadoras y los trabajadores sin perjudicar el servicio de expendio de alimentos y el mantenimiento de estos en buen estado. Es necesaria la vinculación y participación activa en este proceso de dialogo, búsqueda y construcción colectiva de las soluciones de los entes decisores y operativos, asumiendo sus responsabilidades y compromisos del caso. Así también, es necesaria hoy más que nunca la Contraloría Social permanente para identificar a los responsables de las perdidas de alimentos, y la responsabilidad de no prestación del servicio en los horarios establecidos, la necesidad de organizarse para exigir la restitución de los horarios de trabajo y la rendición de cuentas por los alimentos dañados y poder verificar los niveles de existencia de los mismos. En los procesos de organización y participación de las trabajadoras y los trabajadores, y la comunidad organizada se debe garantizar los derechos de todas y todos, se deben utilizar métodos y formas de lucha que no dañan a ninguna de las partes pertenecientes a nuestra clase.

!No a la manipulación de los trabajadores de Mercal¡ !Si a los métodos de lucha de la movilización y organización por nuestras mejoras laborales¡ !No a la operación morrocoy y al sabotaje de la distribución de los productos alimenticios¡ !Castigo ejemplar a los responsables de la perdida de los alimentos del pueblo por negligencia criminal¡ !Construyamos una conciencia en defensa de nuestros derechos como pueblo y como clase trabajadora¡

Papel Socialista

Octubre, 2008 º 9


Papel Socialista

10 º Octubre, 2008

El Deporte E

l deporte es un factor importante en la conformación de la sociedad que queremos, ya que la plena incorporación de los ciudadanos y ciudadanas a la práctica deportiva, por su concepción democrática, es uno de los logros de la época moderna. A través de estos años de revolución, hemos visto infinidades de alternativas que se han implementado, por lo tanto, se ha puesto en marcha planes, en lo político, social y cultural, pero en lo deportivo se ha trabajado muy poco, puesto que se ha observado esta área, como una actividad para el desarrollo físico y no como elemento motivador e integrador para la población, con miras a una consolidación poblacional e institucional. Por esta razón, la Gerencia de Desarrollo Social, a través de la Unidad

de Formación Socialista, ha tomado la iniciativa de incorporar al deporte, como una opción para fortalecer los proyectos y los programas de esta institución. Tomando en cuenta que la motivación es parte del desarrollo humano, se ha considerado que el deporte es un factor elemental para el crecimiento de todo el personal involucrado en la Misión Alimentación. Debido a esto, la Gerencia de Desarrollo Social de Mercal, hace hincapié en el deporte y, en virtud de esta iniciativa, se está organizando una serie de actividades deportivas en diferentes especialidades, tales como: fútbol sala, baloncesto, voleibol, softbol, dominó, truco y bolas criollas, Bowling, Kikinbol, etc. donde las principales figuras son los trabajadores, trabajadoras y su entorno familiar de la Misión Alimentación.

E

dependencia de nuestro país en materia alimentaria, es el caso de la producción mundial de leche. En el mundo existen cuatro grandes productores – exportadores: Australia; Unión Europea; Nueva Zelanda y Estados Unidos de Norteamérica con una producción para el año 2006 de 10.395 millones de Toneladas Métricas, 130.400 Millones de Toneladas Métricas, 15.200 Millones de Toneladas Métricas y 82.508 Millones de Toneladas Métricas respectivamente (USDA, 2007) , nuestro país figura en las estadísticas mundiales como uno de los principales compradores de leche completa en polvo del mundo, para el año 2006 Venezuela importó la cifra de 120.479 Toneladas Métricas de leche completa en polvo (USDA, 2007), monto que nos ubica como el segundo país importador de Leche en polvo Completa en el mundo (USDA, 2007). En el caso agropecuario enfrentamos una situación similar: - Diez empresas controlan aproximadamente la tercera parte del comercio mundial de semillas. - Diez empresas de agroquímicos controlan más del 90% del mercado mundial. - Diez empresas veterinarias controlan el 60% del mercado mundial. Logrando poner en perspectiva estas cifras podemos comprender que efectivamente la capacidad de colo-

car la cantidad de producto necesario para el mercado interno, no depende exclusivamente de la capacidad de compra de nuestro país, sino que por el contrario depende de la dinámica del mercado internacional de productos alimenticios, lo que pone de manifiesto la importancia de generar mecanismos efectivos que permitan avanzar en el camino hacia la Soberanía Alimentaria, generando las alternativas de producción de alimentos en el seno de nuestra nación. En el momento histórico del cual nosotros somos testigos, no podemos permanecer pasivos frente a los retos que como sociedad enfrentamos, es por ello que como trabajadores y trabajadoras de la Misión Alimentación debemos asumir con un profundo entendimiento la gran responsabilidad que tenemos, al comprender que el

fruto de nuestra labor diaria se traduce en la posibilidad que millones de venezolanas y venezolanos tengan acceso a alimentos de excelente calidad a precios justos, sin embargo, nuestra responsabilidad no se limita a ello, debemos con un gran esfuerzo procurar el avance efectivo de nuestra capacidad productiva. El inmenso potencial productivo de alimentos de nuestro país debe ser potenciado con la participación sustantiva de nuestras comunidades y nuestras instituciones. El trabajo adelantado por Mercal apunta a una clara dirección que permita cambiar esa realidad, el camino que permita modificar los patrones de consumo alimenticio impuesto en nuestro país ya ha comenzado de la mano de instituciones hermanas como el Instituto Nacional de Nutrición.

Octubre, 2008 º 11

Guaicaipuro

N

Soberanía Alimentaria Versus Oligopolio en el Comercio Mundial de Alimentos l funcionamiento del comercio mundial de alimentos no difiere en mucho a la tendencia del comercio mundial: es de naturaleza oligopolica, y con una firme inclinación hacia la concentración cada vez más acentuada de la concentración de capital en pocas transnacionales, en términos prácticos esto se traduce en la concentración de la Producción y distribución de alimentos en pocas corporaciones mundiales, para sustentar esta premisa sólo basta con estudiar las estadísticas disponibles sobre el tema. Para la década de los años 80 del siglo pasado existían cinco transnacionales que controlaban el comercio mundial de Cereales -granos: André-Lausanne. (Kidron & Segal, 1987) - Bunge Corporation. (Kidron & Segal, 1987) - Cargill Inc. (Kidron & Segal, 1987) - Continental Grain Company. (Kidron & Segal, 1987) - Louis-Dreyfus Company. (Kidron & Segal, 1987) Para el año 1995, estas Corporaciones controlaban el 77% del mercado mundial de cereales. En el caso de los plátanos vemos que tres empresas controlaban el 80% del mercado mundial de plátanos para el año 1994 (Toussaint, 1998). Otro elemento que puede contribuir a la comprensión de la alta

Papel Socialista

acido en Caracas en 1530 y guerrero de confianza del gran Cacique Catuche, asume el cacicazgo a los 20 años de edad, cuando este cacique muere. Conocido actualmente como Guaicaipuro en documentos de la época se le encuentra con el nombre de Guacaipuro. Fue sin duda alguna, el más firme opositor que encontraron los conquistadores españoles en las recién descubiertas tierras venezolanas (1498). Guaicaipuro gobernaba a los Caracas y los Teques, ejerciendo directo control sobre los seis caseríos que circundaban su cuartel general en Suruapo o Suruapay, situado en el actual San José de los Altos en la vertiente de la quebrada Paracoto. Baruta era el nombre de su hijo mayor, y los nombres de sus dos hermanas eran Tiaora y Caycape. Al descubrir unas minas de oro en tierras de los Teques, Pedro de Miranda comienza su explotación, pero fue atacado por Guacaipuro y tuvo que abandonarlas. En 1560 el Gobernador Pablo Collado nombra a Juan Rodríguez Suárez, Teniente General de la Provincia de Caracas y le ordena pacificar a Guaicaipuro. Rodríguez se alía con el mestizo Francisco Fajardo y vence al Cacique de los Teques en las batallas de San Pedro y La Quebrada, creyó que la región había sido pacificada y deja en las minas varios obreros para trabajarlas junto con tres hijos suyos. Ausente Suárez, Guacaipuro asaltó las minas matando a los trabajadores y los hijos de éste. Fajardo intenta fundar un caserío en lo que hoy es Catia. Sin embargo, ante un ataque ordenado por Guaicaipuro y ejecutado por Paramaconi, el recién fundado caserío (1560) es arrasado. El año siguiente, en 1561, Juan Rodríguez Suárez refunda el caserío con el nombre de Villa de San Francisco, pero corre la misma suerte que el anterior. Al enterarse Juan Rodríguez Suárez del desembarco del tirano Lope de Aguirre, se dirigió hacia Valencia con sólo 6 soldados, situación que aprovechó Guacaipuro junto con Terepaima para emboscarlo y asesinarlo. Guaicaipuro convoca entonces a una alianza estratégica de todos los caciques de la región, aceptan el pacto los jefes Baruta, Naiguatá, Chacao, Aramaipuro, Guaicamacuto, Paramaconi, Terepaima y Chicuramay. Durante años esta alianza se mostró triunfadora, pero Guaicaipuro perdió su oportunidad en Maracapana, en 1568, batalla clave en la que participaron todas las tribus aliadas. Derrotados por el ejército conquistador en forma contundente, la coalición se disuelve y los jefes regresan a sus tierras. Guaicaipuro se refugió en Suruapo. Al temerse por el futuro de la recién fundada Santiago de León de Caracas (1567). Como medida ante el inminente ataque a dicha ciudad, Diego de Lozada (fundador de Caracas) ordenó la captura de Guacaipuro al alcalde Francisco Infante, quien, con indios fieles que conocían el paradero del cacique, salió de Caracas cierta tarde, al ponerse el sol, con 80 hombres. A la media noche llegaron al alto de una fila, en cuya falda estaba el pueblo de Suruapo donde Guacaipuro tenía su vivienda; Infante con 25 hombres se quedó allí para proteger la retaguardia y retirada en caso de una derrota, mientras Sancho del Villar con los demás bajaba a ejecutar la prisión del indio.

Fuente: http://venciclopedia.com/?title=Cacique_Guaicaipuro

Conducidos por los guías llegaron a la puerta del inmenso bohío o caney de Guacaipuro los 5 primeros que formaban la delantera, pero acababan de ser descubiertos y con sus armas en las manos, esperaban la llegada de los compañeros y fue entonces cuando intentaron franquear la entrada, pero Guacaipuro, que manejaba la espada que había sido de Juan Rodríguez Suárez, hirió a cuantos intentaron entrar. A los gritos de la pelea, se alborotó el pueblo y todos acudieron a defender a su cacique, pero nada podían contra los filos de las espadas; y los lamentos y gritos de las mujeres y niños, en la noche oscura, aumentaban la confusión general. Viendo los españoles la imposibilidad de rendir al cacique, resolvieron quemar el gran bohío o caney en el cual estaba guarecido. Como su techo era de paja y madera, arrojaron fuego sobre el tejado, que comenzó a arder vorazmente. Viéndose en trance de perecer, Guacaipuro saltó fuera, dando estocadas a diestra y siniestra contra los asaltantes, pero todo fue en vano pues las espadas de éstos lo dejaron muy pronto muerto en el suelo; la misma suerte tuvieron sus acompañantes.

Cacique

Guaicaipuro


Papel Socialista

12 º Octubre, 2008

He nacido en la Argentina; no es un secreto para nadie. Soy cubano y también soy argentino y, si no se ofenden las ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.


Papel-Socialsita Nº 1 - Año 1