Page 1


// btcr*; >btcr*|t; L >btcr*|t; v.2.0 >crtmtrj | btcr* >expo-btcr* II // btcr* es:

_ fîctîo {fxerz} _ biophillick {jhvr} + // COLABORADORES (en orden de aparición): btcr*|t; v.1.0: Sandy Loezarabi, Alejandro Rivadeneyra, Mateo Escalante, Hugo Escalante, Roberto Andrade y Francisco Santos (Centro Cultural Woody Allen), Jorge Grajales, Humberto Ricalde, Mercedes Gómez Benet & Ensamble Tierra Mestiza, Javier Senosiain y Natalia Senosiain, Thorsten Englert, Arantxa Solís, Pedro Ceñal, Lizbeth Saavedra, Rafael Ramírez, Rebecca Morales, Fernanda Hernández, Karina Jiménez, Isaac Landeros, Diana Contreras, Uriel Valdés, Eduardo Pérez, Mon González, Nuria Benítez, Pablo Goldin. btcr*|t; v.2.0: Diego Loza, Jaell Durán, Mauricio Martínez, Tania Solomonoff, Thorsten Englert, Juan Manuel Erazo, Eber Morales, Fernanda Herrman, Aaron Arturo, Idikon (José Luis Chagoyán & Humberto Vanegas), Realität, MasterProgrammer, Mercedes Gómez Benet, Gerardo Dirié, Moniek Driesse, Brenda Pacheco, Mon González, Tania María, Sergio Beltrán, Fernanda Hernández, Mabel Cortés, Sari Denisse, Andrea Garín. Agradecemos efusivamente a todos nuestros colaboradores. Agradecimientos especiales a: Estudio Zanate (María José Zapiain y Rodrigo Segura), Juan Manuel Erazo, Hugo Escalante, Tania María, Sari Denisse, Isaac Landeros, Moniek Driesse, Mateo Escalante. *expo btcr *prxmmnt05.11 fa.unam

*Jorge TAMÉS *Alejandro RIVADENEYRA *Humberto RICALDE *Lorenza CAPDEVIELLE *Juan Manuel de J. ESCALANTE *Francisco ERAZO *Jhavier LOEZA

TM tania maría

[Estudio Zanate | MXDF | 2012 | btcr* © biophillick // fîctîo | expobtcr.blogspot.com | btcr.topia@gmail.com]


{


MANIF


FIESTO


// btcr*|t; { “Algunos, pocos, viven desacostumbrándose.” Julio Cortázar

Nos desacostumbraremos. Acatamos efusivamente la recomendación (¿o sentencia?) cortazariana, como lo hace todo espíritu con ansia de presente -de presente proyectado- ante toda promulgación que se pronuncia advirtiendo, preludiando, lo incontenible de la alternativa, antojando la apertura al paso de lo nuevo. Esto no es más que lo previo y el afuera re-presentados, re-interpretados, mirados de manera oblicua: lo otro... btcr*::t surge como espacio1 ambulante-experimental que, como le sucede a todo lugar de hacer humano, es indiscernible de la cadena de ideas e interpretaciones que de éste brotan y al cual soportan, y, sobre todo, su condición cambiante lo (hiper)vincula a los otros lugares que estas asociaciones entrecruzadas proyectan. Abrimos un espacio a la experimentación reflexiva y relatora, alternativa e itinerante, al acto desacostumbrado. Éste demanda una lectura diferencial que se reescribe a sí misma y que se lee del propio [con] texto que observa, que presencia: participando en/de él. De reescritura en reescritura, las interpretaciones se enriquecen. Qué más propicia manera de estimular las lecturas que desde la experimentación de un lugar que, en sí, es potencialmente múltiples lugares, un río: la calle. Mejor aún, la conjugación de calles, el enmarañamiento de las acciones urbanas, el entrecruce de quienes practican sus normalidades y alteridades, los pliegues que al paso veloz e indiferente esconden al lector anestesiado de nuestros tiempos inmediatos, los gérmenes sutiles desde los que la realidad se transforma constantemente. “La verdad está afuera”. Nuestro deber está sobre la mutación, mutación interna comulgada, conjuntiva. Es nuestra tarea, pues, deambular por tales tópicas, escenarios, ambientes, estimulando aquello que, desde el lugar que soporta el proceso creativo {la bitácora}, pretende escribir en el mundo las variables, otros lugares y relatos, mientras nos sometemos a varios centros de la vorágine, exponiéndonos a un flujo de creatividad constante: actuando en bitácoras por los entresijos de la Ciudad2. [1] Dirigimos la mirada a la dimensión socio-física y antropológica del ‘lugar’ y ‘espacio’, a saber; el espacio como práctica de lugar (como lo concibe Michel de Certeau), en tiempo, como confluencia simbólica (como lo hace Marc Augé) que da cuenta sobre las múltiples identidades que ahí se configuran: el espacio se hace, se construye socialmente. Inclusive la ‘marcación de un lugar’, como delimitación física (Aristóteles), en su práctica, remite al acontecimiento; a las reiterativas variables que hace a toda vecindad simuláneamente una contingencia y contenido, mientras las lecturas se posibilitan, relaciones se hilvanan. [2] Como intuye Paolo Gandanho, hemos de regresar a la calle: “In an atmosphere of social guerrilla practice, architects will take to the streets to achieve more with less than ever. What was once a formal mantra for modernism will now simply be a radical survival tool. As against minimalism’s demise and the conception of a frictionless society, form will follow not only fiction, but also friction. As such, architects must not only turn into multifaceted cultural producers and everyday programmers of the city. They must also become truly streetwise.” En: http://www.domusweb.it/en/op-ed/back-to-the-streets-the-rise-of-performance-architecture/


“Reinvent utopia. Enact utopia. Practicing utopia.” Slavoj Žižek

//Ficciones | Mutaciones;

En estos tiempos inciertos, inmediatos, planetarios, que nos permiten relacionarnos por mecanismos que simulan las presencias y los tiempos (¿reales?), en tanto lo móvil aparenta excentar el moverse y la comunicación excentar el reunirse, se avecinan revoluciones sobre las maneras de pensar y hacer, mientras los antagonismos que permanecían socapados por velos homologantes ebullen ya de todas las superficies, resaltando a cada uno de nosotros como coordenadas anómalas; la avidez de reescrituras, renovaciones junto a las reflexiones y críticas que las propician, se acentúan3. Si las escenificaciones son necesarias –y nuestro mundo toma acto montándose en ellas-: es preciso volcar las intencionalidades a la creatividad voluntaria, voluntad creativa. En tiempos del simulacro regresamos a la realidad para entablar nuevas ficciones: velamos por la experimentación y la profundidad de las lecturas lúdicas. Regresamos respondiendo al llamado de nuestros efímeros tiempos: la avidez de participaciones, búsqueda de sentido conjuntivo entre colectividades reunidas en torno a variaciones, la creación de espacios que se consuman co-productivamente, congregando comunidades que por transiciones confluyan. Esta tarea no es inaugural y no tiene ninguna valoración a priori o per se; nuestro interés ha sido precisamente sobre la vivencia del relato, la relación durante el evento, en el curso del acontecer, consumación de la presencia, ahí, ahora, (in situ, hic et nunc): entretanto se construyen puentes para proyectarnos hacia otros lugares. Nuestra tarea está sobre el andamiaje de ideas, la relación ficcional (individual y colectiva) entre las partes. Nuestro interés se vuelca sobre el proceso de mutación: las maneras en que ésta empieza a manifestarse desde los rasgos más sutiles a los más elocuentes. Las miradas y las representaciones no son inocentes: estructurando las interpretaciones diferenciales provocan, estimulan, las diferencias… llevan en sí las semillas de la distorsión de lo real, desde la realidad misma: el cambio, aunque sea por ligeras variaciones, es el producto último de lo creativo, nos motiva profundamente. La realidad, al mirarla de nuevo, no es la misma. ¿Qué más transitorio, qué más real, qué más ficticio que la cotidianeidad jugada?

[3] Las instituciones consagradas terminarán rápidamente por erosionarse mientras sus masas petrificadas ofrecerán ilusiones de permanencia para grupos cada vez más reducidos, generaciones más viejas, lecturas más cortas. Tras los escritorios [los del oficinista o el estudiante], el creativo sufre de una miope reducción de la realidad (desde ficciones aún más rígidas), buscamos encarar la práctica social del espacio: desde su fenomenología, desde sus patologías, desde su deformidad, desde su cambio; afuera, exponiéndonos a su complejidad. Las miradas no serán únicas. 39


// el libro del error

La bitácora es una prótesis: como tal, es extensión del pensamiento; no del que resulta, sino del que pasa, del que constituye un tránsito: por ello, es susceptible y casi imposible de tener lugar sin ser mediada por el error, sin surgir erróneamente4 . Es un proceso, incondicionado, intermitente, y hasta secreto e inclusive oculto. El producto final no acapara nuestras búsquedas; sí lo hacen los errores para llegar a él. Los cerebrómanos, durante un proceso de apropiación de la realidad mediante la situación, se equivocan en su bitácora; dibujan y cerebran de nuevo, y de nuevo; después, cuentan su historia. La comparten. Su acierto es su equivocación. Analógicamente. La bitácora, junto a otros lugares de nuestras representaciones y mapas de la realidad, es donde se vinculan -intermitentemente-, las utopías, las ficciones, la noósfera, las ciudades invisibles: lugar donde se re-estructura el mundo a partir de su percepción e interpretación: lugar sujeto a nuestros propios errores y limitaciones; y así, más allá, a lo ilimitado. Entre el pasado y el futuro, lugar incierto, otrora en blanco, ahora en puente, luego en otro lugar. La bitácora misma es un entresijo. La bitácora misma es una situación. De situación en situación, en el acontecer de la huella individual, a través nuestro, germina lo creado.

//homo ludens5

El juego es un acto alternativo al curso de lo cotidiano; a la condición utilitaria de lo cotidiano. Absurdo que se afirma a sí mismo sólo en tanto se repite; la utilidad misma está anclada en simbolismos y profundidades ambiguas. Ya Huizinga ponía en claro las bases lúdicas en las que se soporta la cultura, soportada en pactos ficcionales. Lo creativo, para nosotros, en estos espacios que surgen espontáneamente fuera de lo común –relatados en bitácoras-, tiene lugar como actividad lúdica; abstraídos del mapa curricular, presenciando entrañablemente la situación; irrigándonos de la afectividad que de ella se emana. ¿O es al revés? Es irrelevante. En este territorio se difuminan los límites entre lo pensado y lo emotivo, lo propio y lo otro, mientras de la experiencia de lo real inclusive lo inconsciente se asoma: lo relatado en bitácora toma un cuerpo inusitado, mientras se goza de la vicisitud. Reunidos, co-producimos lo que creamos, instauramos rituales; contagiándonos de los pactos ficcionales, entablando diálogos de la transformación. Convertidos en relatores y potenciales [re]programadores de lo cotidiano. ¿Qué mejor modus operandi mutable que el acto lúdico6? A jugar a derivar por los entresijos.

[4] Mas no equívocamente; en tanto los relatos se trazan, analogías son propiciadas a mediar las interpretaciones. [5] “Cuando se vio claro que la designación de homo sapiens no convenía tanto a nuestra especie como se había creído en un principio porque, a fin de cuentas, no somos tan razonables como gustaba de creer el siglo XVIII en su ingenuo optimismo, se le adjunto la de homo faber. Pero este nombre es todavía menos adecuado, porque podría aplicarse también a muchos animales el calificativo de faber. Ahora bien. Lo que ocurre con el fabricar sucede con el jugar: muchos animales juegan. Sin embargo, me parece que el nombre de homo ludens, el hombre que juega, expresa una función tan esencial como la de fabricar, y merece, por lo tanto, ocupar su lugar junto a la de homo faber.” En: HUIZINGA Johan, Homo Ludens, Alianza, Madrid, 2008. [6] Del ritual, a la ceremonia, al arte y la filosofía; las formas lúdicas de la cultura hacen humano al humano, desde su capacidad interactiva y co-productiva. El juego –lejos de lo tipificado como infantil- es una actividad alternativa-colectiva [o con potencial de formar colectividades] que se nutre de pensamientos creativos, intuiciones, abiertos a la variación y lo cambiante.


// situaciones

“¿Qué es esto, de hecho, más que la situación? Se trata de la realización de un juego superior, más exactamente la provocación a ese juego que constituye la presencia humana. Los jugadores revolucionarios de todos los países pueden unirse a la I.S. para comenzar a salir de la prehistoria de la vida cotidiana.” Manifiesto Internacional Situacionista Hacemos eco con aquellos colegas de Debord que derivaban sobre los territorios urbanos trasgrediendo los mapas normales; su llamado creativo y trasgresor se mantiene vigente; en una época en que la cartografía ha tomado completamente otras dimensiones –dejando en ridículo a los cartógrafos borgianos- los ‘mapas inteligentes’, la ‘network culture’, google, las nubes de datos que nos atraviesan: reconociéndolo, tomamos bitácora en mano, buscando situaciones provocadoras de diálogos, interacciones, participaciones, experimentaciones ambulantes, en busca de un nuevo sentido; a través de la experiencia vital7, que toma contexto en el urbanismo unitario, que hoy en día adquiere multiplicidad de interpretaciones. Nos emparentamos a las varias manifestaciones situacionistas8. Lo inesperado, lo espontáneo, el accidente será la única certeza. La actitud situacionista está abierta a accidentes, a lo incierto, al asombro. Los entresijos son lugares ocultos-por descubrir; pasan desapercibidos a la vista normal; pero están ahí, ofreciendo sus pulsaciones, para quienes abran su asombro a sus pliegues. Búsqueda y descubrimiento recíproco; la ciudad múltiple está llena de sutilezas que siempre varían. Re-descubrimientos, más bien.

// ciudad*múltiple

“Ciudad de ciudades que nos sueña y soñamos, interminable como una galaxia” Octavio Paz

La prótesis última en la que hemos venido a relacionarnos; y como ya le pertenecíamos, habremos de tomar distancias desacostumbradas para que nuestras lecturas trasciendan el primer telón. La complejidad de la ciudad no puede ocultarse, mas tampoco mostrarse entera; esto no ha de condicionar que las miradas se aseguren en ejes cortos; las variaciones encuentran fugas. Así la ciudad, yuxtaposición de ciudades, de materialidades tangibles, de espacialidades visibles e invisibles, interminable, física y cerebral, nos sueña y metamorfoseamos mientras la soñamos. Ciudades cerebrales, todas ellas alternas, habitan en la materia gris del citadino. La ciudad, organismo multiplicado. Organismo mientras vivimos en él; le damos vida a la máquina. Ciudad de organismos que nacen, se reproducen y mueren, ad infinitum, en ciclo constante. Expansivo. La ciudad siempre nacerá, se reproducirá y morirá con nosotros. ¿Vivimos las coordenadas dystópicas que relata la ciencia ficción? ¿La ciudad es un organismo o una máquina, está viva o muerta? ¿Los que viven en ella, lo están? ¡Los relatos, entonces, han de vivificar los ritos funerarios! [7] El parkour es, versión-deportiva ulterior, carente de contenido ideológico. Hemos, más bien, de espontáneamente combustionarnos durante nuestros lúdicos y creativos andares por las calles: //www.greigfraser.com/tvc/burn/. [8] En palabras de Debord: “Entre los procedimientos situacionistas, la deriva se presenta como una técnica de paso ininterrumpidos a través de ambientes diversos. El concepto de deriva está ligado indisolublemente al reconocimiento de efectos de naturaleza psicogeográfica y a la afirmación de un comportamiento lúdico-constructivo que la opone en todos los aspectos a las nociones clásicas de viaje y de paseo. Una o varias personas que se entregan a la deriva renuncian durante un tiempo más o menos largo a las motivaciones normales para desplazarse o actuar en sus relaciones, trabajos y entretenimientos para dejarse llevar por las solicitaciones del terreno y por los encuentros que a él corresponden . La parte aleatoria es menos determinante de lo que se cree: desde el punto de vista de la deriva, existe en las ciudades un relieve psicogeográfico, con corrientes constantes, puntos fijos y remolinos que hacen difícil el acceso o la salida de ciertas zonas.” 41


// btcr*::t 3 situaciones, 16 3 transformaciones, n historias. 16 Mapas ‘psicogeográficos’9 fueron trazados. Las situaciones se estructuraron cuidadosa y esporádicamente en relato a su lugar y tiempo (contextuadas geográfica y históricamente); esto, con el fin de que la escritura de una nueva ficción a ser injertada en el curso ‘normal’ del entresijo urbano, parta de sus propias coherencias para estimular alteridades. Así, la situación –una ficción pre-diseñada- se insertó sobre el territorio: las historias se sobreponen y las experiencias provoca mutaciones. Cada participante del taller deviene un agente mediador de las transformaciones. El taller ambulante, guiado por estrategias situacionistas de psicogeografía, performance, teatro urbano, deriva, detournement…., pretende actuar lúdicamente, dirigido por ideas relatoras, en/con la ciudad, sensibilizándose a ella; caminarla mientras se la piensa, se la registra, se la mira desde sus alternativas; comprometidos con el curso de la vida corriente, no a preservarla; sino desde las variaciones producidas por la observación de lo Mismo, de lo ya conocido, tornar lo ordinario en extraordinario. Sólo habrá que prestarle una mirada más. Cuando la experiencia busca relatarse, encontrarse en un sentido que resulte de la irrigación de percepción y conocimiento a la que estamos expuestos en la ciudad múltiple: cobrará relevancia la bitácora; el lugar de los relatos, las relaciones. Las situaciones se suceden y se extinguen; la memoria necesita de huellas para pervivir y nuestra experiencia de signos para ser comunicada; las nuevas creaciones necesitan de procesos para gestarse: btcr|t* es un taller sobre los procesos creativos que surgen de situaciones urbanas ordinarias, transformadas en encuentros fuera-de-lo-común, y busca motivar, a través del estímulo al asombro, pensamientos y manifestaciones afectivas. Cada sesión y su situación buscan provocar cierto sentido [no determinado] en el cerebrómano. La dinámica surgirá en torno a la situación, catalizada o mediada por los artistas invitados, y percibida, cerebrada y dibujada por los cerebrómanos. Los entresijos serán contrapuestos a los espacios extrovertidos; lo minúsculo ante lo sobreexpuesto. Mutaciones, alteridades, emergencias, trasgresiones, variaciones de lo mismo que permiten nuevas creaciones; el tránsito que hace a los mismos lugares –comunes, ordinarios, transitorios, no lugares, entresijos, calles, vagones, cuartos, plazas- algo distinto; a través de nuestras marcas. Las enseñanzas no se hilan sobre la técnica [no es un taller de dibujo o escritura; no importa incluso la calidad estética de la producción creativa en sí]; sino sobre la experiencia reflexiva y expresiva, compartida. Ofrecemos estímulos a experimentación; provocamos situaciones, buscamos situaciones, emergencias, motivaremos relatos: desechando el aprendizaje pasivo; abrimos un espacio de trabajo interactivo, crisol de relaciones creativas humanas; la participación de los cerebrómanos –devenidos de diversos que-haceres- es esencial; mientras se encauza y alberga las instancias del cambio: las nuevas casas.

[9] “Psychogeography was defined in 1955 by Guy Debord as “the study of the precise laws and specific effects of the geographical environment, consciously organized or not, on the emotions and behavior of individuals.” Another definition is “a whole toy box full of playful, inventive strategies for exploring cities...just about anything that takes pedestrians off their predictable paths and jolts them into a new awareness of the urban landscape.””. En: http://en.wikipedia.org/wiki/Psychogeography


La tradicional ‘representación gráfica’ se seca de inútil ante la confluencia del pensamiento y emociones significadas. A trazar los mapas sobre la banqueta, sobre el andén, sobre aire denso y húmedo, entre sonidos diversos: lejos de la segura planicie del teclado (por no mencionar al prehistórico restirador), envueltos en la caótica maraña, que se entreabre cada día ofreciéndonos sus entresijos. Así, nuestra intención se ubica en la oscilatoria coordenada de lo que sucede en los límites de la representación (y, a decir wittgensteiniano, de nuestro mundo); dibujo, escritura, marcación, código y signatura: todo reunido en torno a la significación de la experiencia; o el hecho de la experiencia misma; haciéndola para siempre presente en un lugar que los reúne: la bitácora. Lo más interesante se irá hilvanando durante el curso del taller: cuando los relatos de lo experimentado encuentren vínculos heteróclitos dirigidos a narrar una sola-múltiple historia. La bitácora convertida en un lugar donde está uno-mismo-como-otro –pues la otredad es individualidad-; a través de nuestra experiencia, identidad, historia, nuestro propio espacio y andar en el tiempo. Estos y otros. *

“New Babylon ends nowhere (since the earth is round); it knows no frontiers (since there are no more national economies) or collectivities (since humanity is fluctuating). Every place is accessible to one and all. The whole earth becomes home to its owners. Life is an endless journey across a world that is changing so rapidly that it seems forever other.” Constant New Babylon

43


v.1.0


cio: inters

exomundo undo / infram ecciones

| 09:00h - 15:00h

pa

cio

// es

o: mp // tie

.1.

13

12

h-

:00

| 16

h

:00

21

// situ ac

10

12

8;

.1.

ión

o:

mp

// tie

_?

VI. |¿

o:

mp // tie

12

.1.

14

stin

I. de

on or i o} h-

:00

| 16

:00

ión

ac

1;

po

ztlá

: Te

n

// tiempo: 09.1.12

situ

// tiempo: 22.1.12 | 06:00h - 18:00h

clan tes 22

XI h

:00

22

Be | 17

{mandala timpánico} i

// tiem

: sa

alc

zahu

la Ne

pacio

óyotl

20

po:

XI.

// es

.1.1

12

:00

2|

o : anillo periféric

// espacio

:30

h-

14

h

{re bo bin ar s

lla

s Ar h

10 // espa

cio: :00

h-

08:0

0h - 20:0 .12 |

tu pa 12

// tiemp

o: 16.1

ac

; cio: la

ión mp

o

// si // es .1.

12

7;

}

Xola

ión

tuac

I.

tro

n me

er ia

andé

0h

// si

pe rif

tro:

ĭu m i }

V. or rrit te

//

// situación 13; cuen

rp us

; quinta

{

so

//

ac situ

ión

4;

n 2;

s} no ba i

ur ub

II.

ss

uació

// sit

se ab

fachada

3; tuac uras

on

a} íric i

| 17:00h - 21:00h

IX.

// tiempo: 11.1.12

ión

c ba cu

. III {in

{tianguis simbólico} i

tres cult

// situación 5;

// espa

VII.

{alter*mundos} i

// si tiempo: tu 18.1.12 ac ión | 06:00h - 10 9; :00 h

//

// si de las

o:

te

co

cio: ¿?

11 plaza

// en

{p ró

sis :

- 12:00h

// tie

{morada aumentada} i 00h

6; o

h

ación :00 h// situ 22 :00 acio:

: Centro Históric

18

// esp

// espacio

2|

.1.1

19 00h

po:

ión

{nocturna binaria} i

- 21:

// tiem

17. 1.1 2 | 16:

{nido cosmos} i

VIII.

| 10:00h

X. // tiem po:

tes rgen

ac

ión : Insu

tu

21.1.12

acio

// tiempo:

// esp

12;

// espa

// si

// situ ación

{la

v.2.0

// espa cio: ¿? (por confi

{drama flux} i

IV.

rmar)

tis

on

ur ca i tio}

bif

XI II.

{m // espacio

: colonia Roma


: an ntro

e ncu

// e

etro

m dén

ALTER * OTRO

// ti

po

em

2|

.1.1

3 :1

h-

:00

13

h

:00

17

// espa

cio: pl

aza de

las tr

}

da

ta

I.

// situación 4;

{

m

u i x}

a fl

IV . {d ra

n2

ció

itua

// s

s so se ab

;

su

s} no ba i

r bu

// tiempo: 22.1.12 | 06:00h - 18:00h

n

LUGAR CENTRÍPETO

ztlá

II .

po

LUGAR(ES) TRANSICIONAL(ES)

// espacio

INVITADO MEDIADOR

ta Insu

pr

Xola

ale s:

or

or p

rio sc

to

rri

{te

VESPERTINO

b

// situ

MATUTINO

{m tis

on

X II I. ifu rca i tio} a // tiempo: 12.1.12 | 17:00h - 22:00h

.

} ica nír i

no

2 | 17:00h - 21:00h

ció ba cu

III

// tiempo: 11.1.1

{in

06:00h

: Te

;

- 15:00h

/ .12 | 09:00h

i

cio

1 ión ac

// tiempo: 09.1

V.

sis i }

ót e

// los horarios son aproximados

itu s //

//

0h

1:0

h-2

:00

| 16

00:00h

n3

; ació

oa eL o: T orr

pa

{la

ria }

I. rif e pe

N} IÓ

.12

18:00h

itu

// s

ntr ue nc // e

ric an 10.1

12:00h

o

me po:

09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

00:00h

stin

atin tiem

*

ll Be io: ac sp // e

de lan sc rte A as

// e s

RS ME {IN

btcr*|t; : anillo per iférico

rgen tes

es cu lturas


// ti

em

po: 2

0.1

.12

| 12

:00

h-

14

:30

h

XI.

{mandala timpánico} i

cio: ¿?

// espa

{re

bo

bin

ar

so n

XI

11 ;

or

ión

i o}

ac

itu

I.

// s

// tiempo:

- 12:00h

// e

spa

cio

: sa

la N

eza

hua

lcó

yotl

o

tes rgen Insu orieta tro: gl cuen // en

ac

//

ra

// tiempo:

;

10

{m

X.

// tiemp

o: 18.1.1

{nocturna binaria} i

entr

ncu

// ti

em

o: m

2 | 16:00

h - 20:00

h

IX

gu is

;

// e

an

etro ta

a Zap

bó lic i o}

ión c itua // s h

.1

2|

18

:00

h-

22

:00

h

// encuentro:

po

:1

16

.1.1

{nido cosmos} i

:00

20

em

7.1

.12

|1

// situación 7;

h-

:00

08

19

VIII.

8;

. o:

mp

e // ti

| .12

po:

// ti

7:0

0h

-2

0h

io:

ac

sp

// e

a colonia Rom

1:0

n6

{ti ers

int ne

cio

ec

{alter*mundos} i

VII.

ció

sim

fra

s in do

n mu

// en

cuen

ori tro: gl

uación 5;

itua

ión

n 9;

// situació

// s

sit u

a da

14.1.12

um

e

| 16:00h

i

- 22:00h

SIS GE É X {E

ación 12;

}

| 10:00h

// situ

// situación 13;

21.1.12

o

nd mu

xo

/e

>MAPA/CALENDARIO[ >btcr*|t; taller situacionista | ambulante | experimental de pensamiento creativo en bitácoras, a la deriva por la ciudad de México.

*expo btcr *prxmmnt05.11 fa.unam

*Jorge TAMÉS *Alejandro RIVADENEYRA *Humberto RICALDE *Lorenza CAPDEVIELLE *Juan Manuel de J. ESCALANTE *Francisco ERAZO *Jhavier LOEZA

MXDF | 2012 // FÎCTÎO {FXERZ} & BIOPHILLIC’K {JHVR}

]


+ [...]


};


{L} [MXDF*| 2012] {btcr* | biophillick // fîctîo} *

{btcr*MANIFIESTO}  

// btcr* | t | L | mnfst - fîctîo + biophillick

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you