Page 1

Atención Temprana en Educación Infantil

Fátima Díaz Cuevas María del Hierro Ayala Julia Fernández Muñoz de la Nava Vanessa García-Cervigón Ruíz Silvia Pérez García Alicia Abarca Sáez Irene Expósito Mora


También se le puede llamar estimulación temprana. Los niños/as son diferentes y estas diferencias se resuelven con la atención temprana. Algunas diferencias van a exigir una atención más específica. La atención temprana, es la atención que hay que dirigir al niño/a prontamente, desde el momento de nacer o en los primeros años de vida (lo reciben ciertos niños/as). Hace referencia a una intervención programada de base científica que encaminada a estimular y a desarrollar al máximo las posibilidades psico-físicas del niño casi desde su nacimiento y durante sus primeros años de vida. Se hace desde un programa que se elabora personalmente para cada niño/a, este programa es posterior al programa de base científico. ¿A quién se dirige la Atención Temprana? En términos generales se puede aplicar o dirigir a cualquier niño/a con alteraciones o sin alteraciones en el desarrollo. A quien específicamente se dirige es cuando los niños/as coinciden en un conjunto de circunstancia que condicionan que en el desarrollo de algunos niños/as se den una serie de minusvalías; físicas, psíquicas, alteraciones sensoriales, por privaciones afectivas; cuando se dan estas minusvalías o carencias. En función del área de desarrollo que este afectada en ese niño/a se va a realizar una estimulación temprana en relación al área cognitiva, sensorial, afectivo-social. La Atención Temprana va a ir dirigida a los niños/as que presentan estas carencias y a las áreas que se vean afectadas. ¿Qué beneficios aporta la Atención Temprana? Está demostrado que cuanto antes se intervenga para compensar esas carencias o estimular esa área, los beneficios se han comprobado en los estudios científicos de diferentes países, en estos estudios se ha comprobado que en el caso de minusvalía psíquicas se les facilitaba en el desarrollo de sus aptitudes, incluso se elevaba sus coeficiente intelectual. En el caso de minusvalía sensorial cuando se les aplicaba la estimulación temprana se conseguía que se comunicara mejor y


aumenta su nivel cognoscitivo, trabajando por compensación el sentido no afectado. En los niños afectados con un bajo nivel social, cultural, poco afectivo; y se aplica un programa de Atención Temprana se conseguía elevar su nivel de autoestima y su desarrollo global psicofísico. ¿Quién puede realizar la Estimulación Temprana? Tenemos que distinguir quién elabora el programa y quién lo aplica. Quienes lo tienen que elaborar son profesionales; pedagogos, expertos en sociología, fisioterapeuta, especialistas de cada campo psicológico. ¿Quién lo aplica? Cualquier persona que haya recibido orientación de los expertos en ese campo, lo más adecuado es que sean las personas que conviven con el niño; padres, educadores, especialistas de las asociaciones que están en el centro de D.A.T. ¿Qué hay que saber del niño antes de aplicar la Atención Temprana? 1. Edad del niño/a (comparamos con los patrones normales de desarrollo y sabremos en qué momento del desarrollo se encuentra) 2. Realizar una exploración del sistema nervioso, viendo el desarrollo de la inteligencia si sigue unos patrones normalizados, la conducta, la afectividad… (Realizado por especialistas) 3. Estudio del tono (fuerza y presión) y la motricidad (espontánea y reactiva) (realizado por especialistas) 4. Estudio del área sensorial, especialmente vista y oído (realizado por especialistas) 5. Área motora, perceptivo-motora, social y lenguaje (realizado por especialistas)

A nivel neurológico, para hacer estos estudios y medir los niveles de madurez, hay dos tipos de escala que se utilizan y dan información sobre estos campos. ( escala de Gesell y test de diagnóstico de desarrollo o escala de los niveles de desarrollo) ambas intentan medir la


conducta motriz, la conducta adaptativa, conducta del lenguaje, conducta personal y social, las relaciones; es decir; los niveles de madurez en general para comprobar si están dentro de los patrones normalizados. Dentro de la práctica de la estimulación precoz o programa de estimulación temprana hay dos periodos relacionados con el primer ciclo (0-3 años) que se deben tener en cuenta: 1. Estimulación básica de 0 a 1 año: generalmente iríamos a estimular los sentidos, esa estimulación tiene lugar en los espacios donde el niño/a se mueve y en la vigilia. Los espacios serían: la cuna, ya que es un espacio donde pasan mucho tiempo, hay que estimularlos con objetos, hablándoles, con gestos, incluso sacándole del espacio para que conozca más espacios; otro espacio es la silla de paseo, ya que se pone en contacto con el mundo que le rodea; otro espacio sería el corral o parque, hablándole, dándole juguetes para que manipule, sacarle de este espacio para que explore otros lugares dentro del parque. Un momento importante para la estimulación sería el momento de la alimentación y el cambio del pañal o aseo, ya que es un momento en el que tiene contacto directo con el adulto. 2. Iniciación a la independencia de 1 a 3 años: Va dirigido a la estimulación sensorial, pero también a los movimientos para ayudarlo en la independencia. Va dirigido a las distintas áreas: Área motriz: todo lo que tiene que ver con el movimiento; como educadores hay que conocer dos leyes fundamentales que rigen el movimiento: la ley céfalo-caudal (la evolución motora va de la cabeza a los pies) y la ley proximodistal: (va desde el tronco hasta el extremo del cuerpo). Para desarrollar la musculatura hay que realizar una serie de ejercicios para poder desarrollarla de las diferentes partes del cuerpo (ejercicios de espalda, cuello, manos, piernas, ejercicios con todo el cuerpo…) Área Cognitiva: es la puerta que tienen los niños/as para conocer todo lo que le rodea, tendremos que desarrollar todos los sentidos, ya que unido a lo sensorial están más preparados para adquirir conocimientos. Área del lenguaje: la primera actividad práctica que hay que hacer es hablarles, para que ellos puedan imitar y después hablar; el niño/a no


va a entender o comprender si no se le habla. Hay una evolución en el habla de los niños que debemos conocer para luego estimular según esa evolución.

- Lo primero que hace es emitir sonidos que se corresponden con nuestra lengua y otros que no; los sonidos de nuestra lengua se potencian y los otros al no ser estimulados se pierden. - Junta sonidos y forma palabras que para él tienen sentido. - Después aparece la palabra-frase - Va formando frases con pocas palabras, así va evolucionando hasta formar frases largas. Lo primero que dominan son los sustantivos porque para él tienen mucho significado, aquello que controla por último es todo aquello que para él no tiene significado. Es importante conocer esta evolución para poder hacer ejercicios de estimulación fonética, pronunciarlo y no confundirlo unos con otros, estimular la pronunciación del vocabulario, estimular con frases cada vez más complejas. Área Social: es el área relacionada con la afectividad, con las relaciones con los demás, de los lazos de afecto; no se trata de hacer ejercicios concretos, sino a través de las relaciones que se producen en el centro intervenir para que desarrolle lazos de afectos con sus iguales, con sus profesores; que sienta que lo quieren, que tiene muchos amigos…

En el segundo ciclo, enseguida nos vamos a dar cuenta de aquellos niños/as que están más alejados de los patrones normalizados, y con estos hay que seguir con la estimulación temprana. Es importante buscar el momento para trabajar esa estimulación de manera individual y de forma grupal sobre todo el área social.


Algunas instituciones sociales de atención a la infancia en el caso de la estimulación temprana. Además de los centros educativos ¿Quién se encarga? El IMSERSO es la institución que hace la valoración de la minusvalía que puede tener cada niño/a. Aquí está el centro base, centro de desarrollo infantil y atención temprana, que realiza la valoración del niño/a para ver qué área tiene afectada. Dentro de este centro hay una serie de asociaciones que se dedican a la estimulación temprana con especialistas: - Asociación Caminar: síndrome de Down. - ASPACECIRE: se encargan de problemas motores - AUTRADE: trastornos generales del desarrollo, como autistas - Once: ciegos o minusvalías conocidas con un tanto por ciento.


BIBLIOGRAFÍA

Milla MG; Mulas F. (2.005). Atención Temprana. Desarrollo

Infantil, diagnóstico, trastornos e intervención. Valencia. •

Grupo de Atención Temprana. (2.000). Libro Blanco de la Atención

Temprana. Edita: Real Patronato de Prevención y Atención a Personas con Minusvalía. •

GOOGLE imágenes.

La atencion temprana  

Atencion temprana en Infantil

Advertisement