Page 1

“Desde hace años sigo y admiro el trabajo de Christiano, la calidad de sus trazos y su certera mirada a nuestra sociedad, a sus carencias y seres marginales para convertir cada una de sus dibujos y viñetas en una peligrosa bomba de humor fino y reflexión. Un creador imperdible y necesario, en el pasado y en los tiempos actuales”. Ramón Díaz Eterovic, escritor, creador del Detective Heredia.

“Muy pocos saben que el Pato Lliro es real y está vivo. Christiano y los Higuera Bros. me lo presentaron en los años noventas. Hace poco me lo topé en Estación Central. Se ve cansado y taciturno, como un viejo perro callejero que tuvo que morder para sobrevivir, pero más vivo que nunca”

“ER CUMA”

Félix Vega, ilustrador e historietista, autor de “JuanBuscamares” y “Duam”.

“Su poética, sus personajes, su mundo, el humor, casi siempre negro, son herramientas afiladas para la crítica de nuestra vida cotidiana y sus miserias. Operan como un antídoto. Nos enseñan a reírnos de la desgracia propia” Jaime Pinos, poeta y escritor.

FEROCES EDITORES

WWW.FEROCESEDITORES.CL


“ER CUMA”


PATO LLIRO, ER CUMA © 2012, Christian Gutierrez (Christiano) © 2012, Feroces Editores Ltda.

Guión y Dibujos: Christiano (Christian Gutierrez) con colaboraciones en guión de Miguel y Rodrigo Higuera Edición: Carlos Reyes G. Diseño: Rodrigo Dueñas S. Asistencia Diseño: Tamara Elgueta Producción: Beatriz Salinas Gestión de Imprenta: Veronica Ortega (MURO) Impresion: Andros Impresores

El presente volumen contiene material publicado entre 1989 y 1999 en los volúmenes: Inéditos 89; Pato Lliro, el cuma: Crónicas del Barrio Sur; Saltando paredes pateando piedras y Recuerdos de cabro chico.

ISBN: 978-956-8808-10-05 Registro de Propiedad Intelectual Nº 221666


CHRISTIANO: Hay una historieta de humor en que un personaje llamado Cristóbal Sanhueza, antipoeta, es confrontado por su novia: “¿Cómo puedes ser amigo de estos delincuentes?”. “Me inspiran”, le responde el mediocre vate poblacional, mientras vemos al Pato Lliro, delincuente consumado y a su amigo, el Pelao, otro punga de antología, compartiendo un cigarrillo de esos que Por Carlos Reyes G.

hacen reír. “El gordo y el flaco” en versión paupérrima y pantagruélica. Esa sola viñeta reúne algunos de los muchos mundos de Christian Gutiérrez, Christiano: la poesía, el humor y la marginalidad, mundos que el propio autor habita y que ha sabido llevar de la mano durante ya poco más de dos décadas de pintar monos, patear piedras y escu(l)pir su propia verdad en centenares de páginas, acompañado por un corro de personajes inolvidables, siempre marcados por una humorística marginalidad vital. Estoy cierto que si preguntáramos a cualquier desprevenido lector sobre la obra más popular de este “dibujista” (¿Dibujante

PATO LLIRO | | 3


y anarquista? ¿Dibujante y paisajista?, ¡dibujante y

un hilo, en el muro, con perros de ropa. De repente

guionista!) a quién Antonio Skármeta bautizara en

también llegué a vender mis revistas en los primeros

una entrevista televisiva como “El artista Christiano”,

atisbos de tener lucas. Hice inversiones grandes que

ese lector desprevenido, pero avezado, de seguro no

me sirvieron después.

vacilaría en mascullar un solo nombre. En virtud de esa respuesta imaginada, pero inequívoca, es que me

¿Cuáles eran las revistas que te gustaban de pequeño?

complace dejarles con la vida, fulgor y permanencia

Me gustaban los clásicos chilenos: Condorito, Mam-

de este habitante del arrabal, arrancado por su autor

pato. Por otro lado, las revistas que ya no circulaban,

del rincón más alejado y pobretón de la historieta

pero que igual estaban, como La Chiva, La Firme y por

chilena: El Pato Lliro.

supuesto las de Novaro, sobre todo Batman.

CHUTA, ESTO QUE LO YO SOY

¿Cuándo es que empiezas a dibujar?

Es una tarde agradable en un departamento de Merced

Chico, a los 4, 5 años. Me acuerdo perfectamente

frente al parque y sin tiempo que perder arranco con la

de mi primera historieta que era con los monstruos

primera pulseada: ¿El mito es cierto? ¿Naciste en San

clásicos: Frankenstein, El Hombre Lobo y Drácula que

Miguel? Christiano, con su típico look rapa Nui (avivado

tenían que hacer el servicio militar. Salían de milicos

quizá por su eterno cabello largo y la barba y el bigote

(risas) Yo no sabía escribir, pero la historia se contaba.

incipientes) responde, no sin cierto orgullo: “Nacido en

Yo creo que ya había un principio de antimilitarismo y

el Barros Luco de San Miguel”. Sobre sus estudios me

humor ahí (Ríe). La otra vez me encontré con una pri-

dice que: “La primera escuela básica estaba por Maule.

ma que se acordó que cuando yo dibujaba vaqueros,

Después estuve en la escuela Matte, al frente del Metro

empezaba por los pies o por las pistolas y les hacia

Franklin. Ahí fueron los primeros atisbos de mi forma-

la cartuchera y luego la cabeza o bien empezaba por

ción, el gusto por los libros, el gusto por el dibujo, por la

las botas. Dibujaba lo típico, vaqueros, superhéroes,

historieta”. La conversa se va calentando lentamente y

monstruos… la fascinación… yo creo que el enmas-

quiero saber de dónde es que brota ese gusto suyo por

carado o el monstruo son personajes, muchas veces,

la lectura: “En mi casa habían muchas revistas y libros.

marginales también y tienen que ver con lo que hice

En ese tiempo mi mamá leía mucho más que ahora

después ya más conscientemente. Ese personaje

y también circulaban las revistas de la época, las de

marginal era el que a mí me atraía.

obsequio de Quimantú. También estaban las de Novaro ¿Cuáles son tus referentes de dibujo ya más grande?

de Batman y Superman que circulaban mucho”

Miré mucho a Themo Lobos, pero nunca lo pude imi¿Cambiaste revistas alguna vez?

tar muy bien (Ríe) no me salía, no me daba el cuero,

Claro que sí y de hecho, en mi barrio había un local

pero me gustaba dibujar a Ogú y a Mampato. Las

de un señor que se llamaba Don Rubén. Tenia flippers

cosas de Hervi y de Palomo, a quienes había leído más

y cambio de revistas y era el negocio del momento.

chico, también fueron una influencia. En las revistas

Era el ritual sobre el que alguna vez Martín Cáceres

1

oficiales de Zig-Zag y Quimantú de repente un chiste

escribió.Tú pagabas algo por el cambio, que era

de los Vivanco, un boxeador: Kid Chopazo. Era como

más barato que el precio de la revista y te llevabas

el mismo estilo y por eso me fascinaba tanto, pensaba

otra. Ellos te ponían un alto de revistas y tú tenías

que era un solo dibujante. Por supuesto que estaban

que elegir. Había revistas que estaban colgadas de

las influencias extranjeras. Hice mi equivalente a Batman y al Capitán América que se llamaba Estrella

(1) Dibujante chileno, miembro fundador del colectivo Ergocomics. Autor de, Lebbeus Rahn y dibujante de Policía del Karma.

4 | PATO LLIRO | Christiano

Blanca y era un personaje con la bandera chilena y


bueno… yo tenía doce años. Hay gente que ha hecho lo mismo a los cuarenta (Risas) Hacía revistas dibujadas por los dos lados. ¿En qué momento decides no hacer nada más que dibujar? De chico. Sí, sí, sí. Yo quería ser dibujante de historietas, quería hacer cosas humorísticas, chistes, historietas largas. De repente hay un momento en la adolescencia en que me vuelvo medio loquillo y me pierdo en la vida y como que me olvido, pero no es tanto tiempo, un par de años y dejé, me alejé y dibujaba a veces. Y de repente, ya estaba grande, tendría unos, no sé, 19, 20 años y hay una exposición de autores chilenos en el Instituto Chileno Francés de Cultura cuando estaba acá en calle Merced. Era una dificultad para mí salir del barrio y conseguir plata. Hice todo lo posible y vine a ver la exposición y ahí hubo un momento en que yo veo eso y ahora saco la cuenta que era gente que después conocí, no sé, Gonzalo Martínez. Ya estaba el pulso de que venía Ácido, de que venía Trauko y ahí yo dije: “Chuta, pero si esto es lo que yo siempre quise hacer, esto es lo que yo soy. No sé por qué me perdí”

AGRADECIENDO EL RECHAZO ¿Cómo conoces a Miguel Higuera? En la escuela Matte. A él y su hermano, Rodrigo. Miguel también había despertado a la historieta y empezaron a llegar cosas que nosotros no habíamos visto nunca como Moebius, Druillet, todos los franceses, los belgas. La escuela de los 80. Robert Crumb, todo eso. Y Miguel se compró unos rapidograph y empezó a hacer unas historietas de ciencia ficción, porque dibujaba harto en una época, pero no siguió, no era mal dibujante y como es un tipo culto las historias eran con harto diálogo y con cosas bien densas. Miguel era compañero de universidad de una niña que tenía un hermano que era ayudante de Vicar2 y dibujaba Pato Donald.

"Entonces me dije ¿Cual es el personaje marginal por esencia? El Cuma, el pato malo. El gueon que aspira neopren, el que asalta, el que cogotea, el que es medio abusador, el que pelea con el papa. Ya esta: el pato malo, pero habia que respetar la cuestion humoristica."

(2) Victor Arriagada Vicar, dibujante chileno, creador del Huaso Ramón. Trabajó por años para el extranjero en las historietas protagonizadas por el Pato Donald. Fue continuador del “estilo Barks”. Hasta su muerte, ocurrida en Enero de 2012, fue considerado el mejor dibujante de patos Disney del mundo.

PATO LLIRO | | 5


Y de repente Miguel me dice: “Ya, si te gusta tanto la cuestión, vamos a ver a Vicar”. Lo fuimos a ver, éramos re-chicos y nos mandaron pa la casa cuando les mostramos los dibujos hechos con lápiz pasta, re-malos. Éramos unos cabros chicos que íbamos a importunar, pero me acuerdo en particular de Raúl Bratesko, quien fuera editor y dibujante del desaparecido diario El Clarín, y que hizo la serie humorístiva “La Patota”. Él fue el primero que nos habló de Andrew Loomis, dibujante norteamericano que hizo varios libros de dibujo que son citados y utilizados mucho por los dibujantes. Y nos recomendó “Dibujo de figura en todo su valor” y varios libros de Loomis. Miguel encontró ese libro y recuerdo que traté de seguir ordenadamente las lecciones y era súper difícil. Y me acuerdo que el Miguel me dice por el set de Rapidograph: “Te va a servir más a ti que a mí, que no estoy dibujando tanto”, y me los cedió y empecé a experimentar con pluma, a buscar otras materialidades. Y luego empiezan a salir las revistas chilenas en los 80. La Ácido, Trauko, Bandido y ahí yo dije: “Ya, algo está pasando acá” y fui a algunas y no me pescaron. Y menos mal que no me pescaron porque los trabajos estaban más o menos. Y se lo dije a Antonio Arroyo, fundador de la revista Trauko, veintitantos años después: “Ustedes me rechazaron algo y tú fuiste el único amable que me dijiste por qué lo estaban rechazando” y eso se lo agradezco tanto, fue como un maestro. Y bueno… empiezan a aparecer revistas chilenas y como yo venía de un barrio, me daba cuenta de que la marginalidad en esas revistas era muy de pose. Los marginales eran como por opción.

EL CUMA: RETRATO DE LO MARGINAL ¿En esa época ya trabajabas guiones con Miguel Higuera? De repente intercambiábamos ideas, hacíamos guiones a medias, a veces él tenía un guión y yo lo dibujaba y con Rodrigo (Higuera) también. Era un gran aporte en el grupo porque tenía bases argumentales buenas y era mucho más gracioso que Miguel. Y pasa esto, lo que te cuento, de mi visión particular de cómo era retratada la marginalidad en la historieta

6 | PATO LLIRO | Christiano


chilena de los 80. Como que siempre lo marginal era

sino otra ave. Quedó anotado eso: Pato Giro, con G.

pasado por el cedazo del rock: el trasher, el punki.

Pato Giro… como que me faltaba algo. Si lo leyé-

Entonces me dije: ¡Chuta, si vamos a hablar de margi-

ramos en inglés sería Pato Yirou… pero si lo vamos

nalidad hay que hacerlo como lo hace Robert Crumb

a escribir, no tiene que ser con G, tiene que ser con

poh guéon! Hay que ser descarnado. Que no sea el

doble L, Pato malo… Pato Lliro ¡Acá esta el nombre!

chascón que anda con el pelo lindo. Que no sea el

Y ahí surgió. Empecé a tirar las primeras líneas y yo

mino que se agarra a las minas. “Igual soy marginal,

tenía un dibujo bien bruto y lo hice más bruto todavía.

pero no quiero perderlas todas”, eso me molestaba.

En el dibujo tenía que ser muy marginal. Las primeras

Entonces me dije ¿Cuál es el personaje marginal por

historias son muy saturadas, muy manchado todo,

esencia? El Cuma, el pato malo. El gueón que aspira

siguiendo la pauta de los españoles, de lo que hacía

neoprén, el que asalta, el que cogotea, el que es

Makoki3, blanco y negro, mucho pincel seco. Hice

medio abusador, el que pelea con el papá. Ya está:

unas primeras historias y luego les cuento a los

el pato malo, pero había que respetar la cuestión

Higuera y empezamos a trabajar juntos los guiones.

humorística.

Mucha colaboración de Rodrigo en los diálogos y de Miguel en la narración. Luego hicimos un fanzine que

¿Es lo que tú ves en tu barrio?

se llamaba Barrio Sur, salieron 2 o 3 números y una de

Por supuesto. Vivía en un barrio y existían esos

las historias era del Pato Lliro.

personajes y a la vez era paradojal porque, a veces, esos personajes tenían gestos súper fraternales,

¿Dónde, cómo se vendía este fanzine?

colaborativos con la gente. Como que iban a la casa

La única manera que el fanzine se conociera era

de alguien y si no había azúcar ellos compraban o

comprándolo en Arriba las manos, una librería que

llevaban tecito. Y podías meterte en problemas con

quedaba en Lira. Fue el único lugar donde lo llevamos.

ellos también, porque eran personajes al borde, en un

Los vendíamos todos, pero hacíamos 10. Eran fotoco-

filo bastante peligroso con mucha ingesta de drogas,

pias. Hicimos el primer libro Crónicas del Barrio Sur el

de copete y con una carga de bronca fuerte, tipos

año 93. Yo estuve entre el 91 y el 92 haciendo el libro,

realmente golpeados. Más de lo que pude ser yo.

desempleado. Muy mal, muy deprimido. Justo el 93 se

Dentro de la pobreza de uno, yo era un privilegiado al

acaba una relación de muchos años y sale el libro. Tenía

lado de mucha gente.

que ir a todos los medios a dejarlo y se lo llevé a un gallo que escribía, a veces de cómic, en una sección de

Ya eras un lector…

la Zona de Contacto. Tuve que ir al Mercurio. Yo dije: No

Claro, había una ventana que eran las bibliotecas,

van a pescar nunca. Pasó una semana y aparece una

yo siempre lo digo. Que tu casa tenga libros es una

nota en la Zona de Contacto, hablando de este perso-

ventana que te puede salvar de muchas cosas. Y este

naje nuevo que vive en la ley del más fuerte. Y hablaba,

tema del Pato Lliro empieza a darme vueltas en la

por sobre todo, de la naturalidad de la historieta, de

cabeza, surge el nombre…

que los que la están haciendo saben de la gueá. No es abajismo. El asunto es que esa nota sirve para que

¿Cómo surge?

mucha gente que leía Zona de Contacto, empiecen a

En ese tiempo yo tenía una primera polola y ella

preguntar. Yo dejo el libro en algunas librerías, en el

era muy buena para inventar nombres y juegos de

Kiosko, en A la Maleta, en la Crazy All Comics y en la

palabras. Como que andaba pegada con los monos de

nota aparecen esos lugares y empieza a llegar gente

Disney: Pato Donald, El Rico McPato y ella decía que el Pato Giro, que era Giro sin tornillos, no era un Pato,

(3) Makoki es el más célebre personaje del cómic underground español (19771995), creado por Miguel Gallardo, Juanito Mediavilla y Felipe Borrallo.

PATO LLIRO | | 7


a buscarlo. Los libreros me dicen, oye la gente está

su cabeza se puso más ovalada, más narigón. En la

interesada en lo que estai haciendo. El primer feedback

segunda, o tercera historia se empezó a poner más

de mi vida. Me acuerdo que cerca de mi casa, por el

guatón, más maceteado.

barrio centro sur, estaba la radio Umbral, una radio que era bien de izquierda y me llaman para saber si quiero

¿Y el Pato?

ir a un programa. Y es la primera entrevista que doy en

Por el lado de la historieta me gustaba mucho Kisko el

mi vida como dibujante.

agud0, que hacia Luis Venegas en la revista underground Beso Negro, y en la inspiración se parecía a

Bueno, y hacemos el segundo libro que lo hice más a

varios personajes de barrio. Había uno que era com-

la rápida y el dibujo me gusta menos, es el Saltando

pañero mío de colegio y que murió en su ley. Terminó

paredes, pateando piedras, digo libro, pero era como

en la calle, indigente, mal. Murió y no lo encontraban

una revista, un especial y luego habían unas historias

y estaba en el servicio médico legal: ¡La marginalidad

que habían quedado volando e hice un especial bien

absoluta! El Pato Lliro se parece harto a él. En esa

fanzineta que se llamaba Inéditos 89 que son realmen-

época yo era también mucho más flaco que ahora y

te las primeras historias del Pato Lliro y ahí está ese

me decían: El Pato Lliro es como tú.

estilo que te digo, bien sucio. Hay una mezcla de realidad y ficción… ¿Que cosas de

LOS CABROS DEL BARRIO

ti se deslizaron sin darse cuenta?

¿De dónde nace esta idea de mezclar este personaje

Lo de ser un tipo muy intenso que podría estar obser-

delincuencial con humor?

vando mucho rato. Pelao también se parece a mí. Es

Creo que es por gusto personal y facilidad, porque me

el dicharachero, si el Pato va, yo voy. El perro también

gusta el humor y es lo que siempre quise hacer. La histo-

tiene mucho de mí, porque yo, mirando desde fuera

ria también tiene cosas dramáticas de que su mamá

soy súper crítico y eso de la sorna, de poner nombres

murió, que el papa es alcohólico. Era una historieta que

de echar la talla. El papá… tiene algo, es una espe-

mostraba cosas que no eran agradables. En cierta ma-

cie de sabio al que tu podí recurrir y puede dar un

nera lo que hacía Jucca o la gente de Trauko era suavizar

consejo. No sé si yo soy tan así, pero me gusta eso de

bastante la cuestión y poner en una posición bastante

él. Luego se deriva hacia otros personajes también.

holgada a los marginales. Finalmente, era bien políti-

Después pasa el tiempo y hago la historia del Pato

camente correcto todo. La idea de esto era mostrarlo y

Lliro recuerdos de cabro chico, esa la hice solo…

no perder el humor. También estaba este personaje del perro que era como el comentarista de toda la acción,

Y la publicaste con Dédalos que fue la primera

que miraba todo desde fuera, como una especie de coro.

editorial de cómic independiente en Chile después de la desaparición de las grandes editoriales...

El compañero del Pato, el Pelao… ¿Se parece a

Sí. Es el último especial del Pato Lliro y ahí por

alguien que conociste?

primera vez sale el Antipoeta Sanhueza, que era

En las primeras historias era más flaco, distinto.

como el compañero cuico del barrio, pero no era cuico.

Como el Pato era flaco, el Pelao empezó a engordar.

Vivía en la parte más bonita del barrio. Yo vivía en la

Esa cuestión del gordo y el flaco es algo que funciona

parte más pobre de San Miguel, iba al Llano y eran los

naturalmente, se da como El Quijote y Sancho; Laurel

cuicos.

y Hardy, Abbot y Costello, funciona. El primer Pelao está inspirado en el cantante de Dekiruza, Pedro Foncea. El personaje después empezó a cambiar,

8 | PATO LLIRO | Christiano


PUBLICANDO AL PATO

99 se publica el de Dédalos, que yo estuve desde el 98

Hablemos de Saltando paredes, Pateando piedras del 95

trabajando y que son como treinta y tantas páginas.

Como te dije, ese es el que menos me gusta. Es un trabajo muy lindo ése porque lo trajiste a la A mí me gusta harto porque siento que desarrollaste

infancia…

una historia muy bien contada y muy graciosa…

Claro y sale más patentemente la muerte de la

Puede ser. Hay una historia que me gusta harto. Es

mamá. Para los que conocían el personaje no era

una del Pelao en que va a va a buscar al Pato pa’

nada nuevo, pero me pasó una vez que Pedro Peirano

carretear y el papá le dice no, éste llego curao, está

me dijo: “¿Tú hiciste el Pato Lliro?”. Él sólo conocía

durmiendo. Pelao se va a su casa y lo llama una

Recuerdos de Cabro Chico. “Guéon, disfruté cada

minita. Es la primera y única historia en que hay una

viñeta de lo que hiciste, pero te voy a hacer una

cuestión sexual. La niña lo hace pasar, está sola y

crítica, la parte de la muerte de la mamá me parece

llegan los papás, se tiene que arrancar, se pasa pa’ la

cebollera y no debería estar”, y claro él no conocía eso

casa del lado. Es una historia de chascarros.

que siempre estuvo. Él lo vio como que cortaba el hilo narrativo y es probable. Hay que hacerle caso, es un

Es autobiográfica, me imagino…

tipo que sabe, pero yo decía, tiene que ir. Y para los

Eehh… Sí (Risas) Ahora, no tan exagerada como la

que conocían el personaje y sabían, era un dato súper

del Pelao. Hay otra historia que también es divertida

bueno.

en que se van a trabajar a la construcción y dejan una Es una historia positiva dentro del universo del

cagá, botan la torre…

personaje, pero como uno sabe lo que viene, es triste, Cómo el Salustio y el Trúbico …

porque ese Pato Lliro, ese niño lleno de sueños va a

(Ríendo) ¡Claro!… Les da un ataque y quieren traba-

desaparecer.

jar y van y dejan la cagá. La tercera historia de esa

Tiene final feliz y termina como esas películas que

publicación es una en que ellos van a robar a un barrio

dicen lo que pasó después con los personajes. Pelao

cuico y encuentran la puerta abierta de una casa

se hizo futbolista, hizo dinero, se fue a Europa, se casó

fastuosa. Entran, está oscuro y de repente: ¡Sorpresa!

con una modelo; Pato Lliro trabaja en tal lado…a San-

Era una fiesta.

hueza le pasó tal cosa. Ese dato es una mentira, un

4

chiste privado, un guiño. Y para los que sabían que el Los canapés de la ira. Una cita a Las uvas de la ira.

personaje de adulto es un pato malo me dijeron, qué

Vamos a la siguiente publicación.

bueno que pusiste ese dato porque es como agarrar

Hice el especial fanzinero: Inéditos 89. Eran las prime-

pal güeveo. Es la historia más larga y en la que pasan

ras historias, pero las publiqué el 96. El 89 empecé el

muchas cosas. Creo que como guión es uno de los que

Pato Lliro. Publicamos el 89, 90 y 91 en fanzines y luego

más me gusta.

el 93 salió el primer libro. El 95 sale el pateando piedras… el 96 salió este Inéditos. Ahora, uno dice, no son

CENSURA O MENTA

tantos, pero tenían muchas páginas y lo que hacíamos

La dictadura está omnipresente en Pato Lliro, nunca

era acumular material y después los compilábamos. El

se habla directamente de ella. Toda esa conciencia

(4) Las aventuras de el Salustio y el Trúbico, emblemático titulo del escri-

política tuya está ahí.

tor chileno Alfonso Alcalde, editado por minilibros Quimantú en 1973

Hay una cuestión antimilitarista mía muy desarrolla-

y que narra las hilarantes aventuras de un par de pícaros maestros

da y que no estaba muy asumida en ese momento. La

chasquillas.

policía siempre estaba ahí, para ellos eran el enemigo

PATO LLIRO | | 9


y de cierta manera lo son. Son el adversario directo, el que da la cara por el enemigo que está más arriba. Ese ideario político no asumido está ahí, era más natural. Yo no lo reflexionaba mucho, pero después me empiezo a dar cuenta. Un rato antes, cuando hacíamos la revista Barrio Sur, donde salía Pato Lliro, yo mandé un número a la revista Fierro5 y la comentaron y dijeron que les gustaba la revista y que lo que más destacaba era Pato Liro y que estaba muy patente el antimilitarismo de la cultura chilena joven. Y yo por primera vez caí en el cacho, sí, es verdad. Empecé a asumir eso. Me hicieron ver que estaba en mí y que yo no lo tenía claro. Ya era la última pata de Pinochet y yo tenía más o menos claro para dónde iba la cosa, quién era quién. Tenía claro que no quería más milicos. Había muerto un amigo mío en los 80, hay varias historias personales, de mi familia, la persecución y todo eso. Bueno… el Pato Lliro es como la primera

Fue el momento en que conoci a Leonardo Navarro, periodista. El trabajaba en del diario La Nacion. Alguien le pasa el Pato Lliro y luego yo conozco a Leo y me dice que va a hacer una nota y la editora le dice, esto no lo podemos publicar. Pero por que. Porque es muy marginal y lo rechazan.

manifestación realmente política en mi obra. Y si tú lees las primeras cosas, está. ¿Te sentiste un adelantado cuando empezaste a ver en el cine chileno, una década después, la aparición del pato malo? Sí, pero hay otro referente en el cine chileno de la época. En el 89 filman Caluga o menta. Una historia que yo tengo con esta película es que en mi barrio, en la esquina de mi casa, había un bar de viejos chichas que era de una tía mía. Bar La aguada y vendían copete en garrafa, sánguches de pernil, esas cosas, absolutamente popular y en el Pato Lliro uno, dibujé el bar y le cambié el nombre, se llamaba Bar Of Juanito. Hay una escena de Caluga o menta que la filmaron ahí. Eso ya no existe, quedó ese testimonio. Había una necesidad de mostrar… Lo que quiso hacer Justiniano era mostrar una realidad… hay un antes y un después. Yo vi la película después de que había hecho el Pato Lliro y como que hay una conexión, una cuestión (5) Fierro: Historietas para sobrevivientes, imprescindible revista de historieta argentina publicada por Ediciones de la Urraca entre 1984 y 1992 y dirigida por el guionista y escritor Juan Sasturain. La nueva Fierro se edita actualmente, desde 2006, como suplemento opcional de Página/12.

10 | PATO LLIRO | Christiano


en el aire y, claro, fui muy censurado, muy censurado

historieta a mí no me la tocaba nadie. Yo me enfrasca-

domésticamente…

ba en discusiones fuertísimas. Ese afán reivindicativo de la actividad todavía lo tengo. Se pone peor con los

Claro ¿Por qué no hacer algo más positivo?

años, porque uno se da cuenta que hay tanto chanta

De repente me preguntaron en una mesa redonda

entremedio que tenís que tomar una actitud un poco

¿Por qué haces un marginal, un pato malo? Y mi

más dura, como ser profesor, amable pero estricto.

respuesta era, oye, pero si tú ves un personaje del cine gringo que es un asesino y nadie cuestiona eso

¿Y hay Pato Lliro en el futuro?

¿Por qué en la lejanía tú aceptas y en la cercanía no?

Creo que sí. Yo no niego que se pueda hacer. De hecho en

Hubo gente que lo acogió y lo adoptó, hubo gente que

este libro me hubiese gustado hacer la muerte del Pato

lo rechazó mucho y empezaron las primeras censuras

Lliro. Y todos sabemos que las muertes de personajes

también. Fue el momento en que conocí a Leonardo

son puras mulas (Risas) Se murió Sherlock Holmes y

Navarro, periodista. Él trabajaba en un suplemento

apareció en otro cuento. Se murió Superman, lo mismo.

del diario La Nación que se llamaba A Tablero Vuelto. Alguien le pasa el Pato Lliro y luego yo conozco a Leo

Hagamos ficción ¿Qué hace Pato Lliro hoy en el Chile

y me dice que va a hacer una nota y la editora le dice,

del 2012?

esto no lo podemos publicar. Pero por qué. Porque es

Yo creo que ahora está un poco retirado. Si lo tomára-

muy marginal y lo rechazan. Después pasa algo con

mos cronológicamente sería un güeón hecho mierda.

el segundo Pato Lliro, Daniel Olave hace una nota en

Alguna vez hice un guión que nunca realicé que era el

El Mercurio y publica una ilustración a toda página

Pato Lliro contra un cartel que llegaba a su barrio. Se

del Pato fumando hierba con el Pelao en un árbol y

llenaba de traficas que trabajaban con la policía. Está

dice: “La hierba me tranquiliza la mente” y se ve un

toda la cuestión del paisaje político, de los partidos en

globo de pensamiento de puras cagás…Y él siempre

el medio. Compañeros de colegio de él ahora tienen

se acuerda que fue un gol que metió con eso. Yo no

cargos políticos. Era para mí una historia de mucha

sé si significó que lo despidieran, no sé si después le

acción. Hay varias historias del Pato Liro que nunca

aguantaron más.

hice y que serían muy buenas para trazar un territorio un poco más actual. El Pato nunca se va a involucrar

FUTURO LLIRO

más allá de lo que le toca a él no más, él no va a hacer

¿Por qué dejaste de dibujar Pato Lliro?

un discurso político. Igual está la cuestión política de-

Me empecé a cabrear porque me asociaban mucho y

trás, la intencionalidad, del autor. El pato Lliro nunca

empecé a hacer otras cosas, a publicar en un diario.

va a hablar mucho. Va a decir la palabra justa y preci-

Estaba el personaje de Sanhueza, una marginalidad

sa, es un tipo de acción. No tiene cuestionamientos,

desde la intelectualidad, desde la poesía, desde la

para él eso es una mariconada. Para los patos malos

literatura, pero que igual es un marginal. No cogotea,

el gueón que habla mucho es alguien que no interesa,

pero es un pesado, como tantos poetas que uno ha

es un latero y hasta peligroso. Habla demasiado. Se

conocido que asumen un papel de poetas, como que

le salen las palabras, es un eventual sapo. Esos son

“tengo que ser pedante, pero lucho por la poesía

códigos que tienen los marginales de verdad. El Pato

hasta el fin de los tiempos. Soy radical en mi postura,

va ser un tipo que siempre va a guardar silencio y va a

medio patudo y siempre ando sin lucas, pero a la vez

estar observando. Por ahí se manda sus frases diverti-

quiero reivindicar lo que yo hago”, que es una cues-

das y todo, pero no es un tipo de mucha palabra.

tión que me pasó a mí. Podía no tener ni uno, pero la

PATO LLIRO | | 11


¿Por qué crees tú que hay gente que lo recuerda y le gusta tanto este delincuente? Creo que porque es una historieta súper honesta, con todas las dificultades técnicas que tenía al principio como dibujante. Me costaba harto solucionar y hay cosas que no quedaron bien, pero no importa. Siento que crecí mucho. Tuve que pasar por esa escuela, por ese tráfago de las páginas como para hacer las cosas que ahora hago. Creo que gustó por la honestidad y porque las historias son divertidas. Y otra cosa, que también hay una cuestión bastante chauvinista de alguna gente de verse reflejados, de ver el paisaje reflejado. Que tú veas que el güeón que nunca tuvo voz, tiene Voz, aunque sea en un personaje, eso es una cuestión inevitablemente atractiva para mucha gente. También creo que los medios se encargan de fagocitar y de decir que ellos tienen la única verdad. Ahora, a pesar de eso, tú te das cuenta con las plataformas digitales que hay ene gente a la que le interesa lo distinto. Hay gente que anda buscando otro discurso. La historieta debe mantener esa independencia y hay una posibilidad grande creo yo, ahora que no hay una cuestión industrial real. Hay que tener cuidado con los discursos demasiado exitistas, porque también tu nicho, que tiene limitaciones de llegada, tiene muchas posibilidades que a veces desbordan las limitaciones. Yo en la actualidad estoy casi completamente abducido por el humor gráfico y político y me doy cuenta que si alguien lo capitalizara, podría funcionar muy bien. No hay que creer tanto todas las cosas, pero me parece que hay un escenario interesante. Hay cosas bastante particulares que antes no teníamos. Eso es importante.

12 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 13


14 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 15


16 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 17


Pato Lliro, el cuma Cronicas del Barrio Sur 1993

18 | PATO LLIRO | Christiano


20 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 21


22 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 23


24 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 25


26 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 27


28 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 29


30 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 31


32 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 33


34 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 35


36 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 37


38 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 39


40 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 41


42 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 43


44 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 45


46 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 47


48 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 49


50 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 51


52 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 53


54 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 55


56 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 57


58 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 59


60 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 61


62 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 63


64 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 65


66 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 67


68 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 69


70 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 71


72 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 73


Pato Lliro, el cuma SALTANDO PAREDES, PATEANDO PIEDRAS 1995

74 | PATO LLIRO | Christiano


76 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 77


78 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 79


80 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 81


82 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 83


84 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 85


86 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 87


88 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 89


90 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 91


92 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 93


94 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 95


96 | PATO LLIRO | Christiano


PATO LLIRO | | 97

Libro Pato Lliro, Christiano  

© Feroces Editores. www.feroceseditores.cl