Page 1


Nunca supe bien cรณmo escribir mi nombre. Es que no estaba seguro de si yo era

MOUSTRO, MONSTRO o MOOOONSTRUO.


Por eso, cuando me presentaba a alguien, aprovechaba para pedirle ayuda. Pero antes de que yo llegara a decir al menos una de mis tres opciones, las personas !

se iban corriendo, algunos hasta se tapaban los oĂ­dos! Y asĂ­, era imposible aprender a escribirme bien.


Al principio pensĂŠ que era un problema de los adultos que andan siempre apuradĂ­simos. Si ni tiempo tienen de frenar cuando cruzo la calle, mucho menos iban a quedarse escuchando hasta que yo dijera mis nombres letra por letra.

Eme... o... ene... ese... te...


ISBN: 978-84-945204-6-4

Letra por Letra  

Como el monstruo no sabe deletrear su nombre le pregunta a la gente: ¿Soy MOSTRUO, MONSTRO o MOOOOOONSTRUO? Pero las personas, en lugar de r...

Letra por Letra  

Como el monstruo no sabe deletrear su nombre le pregunta a la gente: ¿Soy MOSTRUO, MONSTRO o MOOOOOONSTRUO? Pero las personas, en lugar de r...

Advertisement