Page 1

VSemana Bach ELCHE

Del 13 al 20 de abril de 2013 Director: RubĂŠn Pacheco


VSemana Bach ELCHE


VSemana Bach ELCHE

JOHANN SEBASTIAN BACH · MARTÍN LUTERO Vidas Paralelas El 22 de febrero de 2011, diez mil fieles pertenecientes a dieciocho iglesias luteranas de los Estados Unidos, junto con sus obispos, maestros y pastores, abrazaron la fe Católica Romana.

Preguntados si Roma iba a permitirles conservar algunos rasgos litúrgicos propios, el clérigo

luterano Irl Galdfelter (hoy sacerdote católico) contestó: “Excepto la música de Bach, no hay nada más que preservar”

Podría haber empezado este breve texto sobre Bach de muchas formas. Podría haber profundizado

en su biografía, en su hondura intelectual, su técnica perfecta, su belleza creativa… Podría haberlo definido como organista legendario e incluso como la cumbre del Barroco Musical… Mas he

preferido empezar de una forma más desconocida, más sutil, más espiritual, pero mucho más poderosa: Johann Sebastian Bach es para muchos un motivo de fe.

Estamos en Turingia, en la ciudad de Mühlhausen, una fría mañana cualquiera del invierno de 1707. Las gentes que pasan por delante de la Iglesia de San Blas quedan extasiadas por las notas

que los tubos del órgano elevan al cielo. Algunos creen que es la mismísima Gloria de Dios la que invade el templo, arrancando esa música terrible y celestial del viejo teclado. Pero no es el Creador el que toca. Es sólo una criatura suya. Pero una criatura que ha hecho tan perfecta, que Él quiere hablar a través de ella por medio de su música. El Creador es el Dios Infinito y Eterno. La criatura

sólo tiene veintidós años. Y la música que toca aún no tiene nombre. Quizá la llame, simplemente,

Tocata y Fuga… Pero el nombre no le importa. Está dedicada al Creador, como todas sus obras. Porque sabe que él, por sí mismo, nada es y nada puede; todos sus dones son regalos de Dios. Al

bajar del órgano, el pastor le dijo: “Querido Sebastian, por unos momentos parecía que la Gracia de Dios había invadido el templo” Él contestó: “Donde está la música dedicada a Dios, Dios con su Gracia está siempre presente” Sí, su nombre era Sebastian. Johann Sebatian Bach.

El mismo día y a la misma hora, pero doscientos años antes, en 1507, en la ciudad de Wittenberg, un sacerdote agustino está celebrando su misa diaria en la Iglesia de Todos los Santos. A pesar

de su juventud y de no ser día festivo, el templo está lleno. Vecinos y foráneos, clérigos y laicos,

estudiantes y analfabetos vienen en masa a escuchar sus famosos sermones. No predica desde el púlpito, sino abajo, en la misma nave de la iglesia, entre la gente. En un momento de su homilía

ha elevado sus claros ojos al cielo y ha dicho: “Oh, Jesús… Tú eres mi justicia así como yo soy tu pecado. Has tomado sobre Ti todo lo que yo soy y me has dado y cubierto con todo lo que Tú eres.

Tomaste sobre Ti lo que Tú no eres y me diste lo que yo no soy…” Al finalizar la misa, una mujer


VSemana Bach ELCHE

consumida por la tristeza se queda esperando en las puertas de la iglesia. Ningún sacerdote quiso oficiar el funeral de su único hijo porque era un suicida. Sólo el joven agustino rezó por su alma.

Por eso lo espera. Cuando sale se tira a sus pies y le besa las manos diciéndole: “Que Dios os bendiga, Padre Martín” Sí, su nombre es Martín. Martín Lutero.

Diez años más tarde, el 31 de octubre de 1517, el monje agustino colgará de esas mismas

puertas sus Noventa y Cinco Tesis e iniciará en la Iglesia su Reforma. Sus “Cinco Solas” serán el fundamento de la nueva forma de ver el Cristianismo, de la ruptura con Roma y con la Tradición, de la vuelta al espíritu evangélico: Sólo la Gloria a Dios, Sólo por Cristo, Sólo por la Gracia, Sólo

por la Fe, Sólo por la Escritura… Y después de mil quinientos años de Iglesia Una y Católica, algunos de los apóstoles se revelarán contra la autoridad de Pedro.

¿Qué vínculo une a estos dos hombres, Martín Lutero y Johann Sebastian Bach, separados por dos siglos turbulentos? ¿Cómo se miran el uno al otro a través del tiempo? ¿Qué se deben mutuamente? ¿Qué comparten? ¿Qué paralelismo une sus vidas?

Los dos son alemanes y comparten la misma fe. Martín es el cristiano reformador y Sebastian el cristiano reformado que sigue las doctrinas del primero. Pero la verdadera unión intemporal de

ambos hay que buscarla en la última de las “Solas”: Sólo por la Escritura. Para el primero supone su rebelión contra Roma. Para el segundo su grandeza. Para Lutero es la ruptura. Para Bach es la Unidad.

Martín Lutero pasó su época de monje agustino terriblemente turbado por su salvación. Se

torturó con tantas y tales penitencias que sus mismos superiores tenían que controlarlo. Su alma

estaba sumida en la más profunda tristeza y se consumía porque por más que procuraba las obras que agradaban a Dios más lejos se sentía de Su Gracia. Se sometía al estudio de la Escritura

y a la oración para encontrar la Voluntad de Dios, pero no la encontraba. Peregrinó a Roma en busca de Cristo, pero sólo encontró al Diablo… Descubrió entonces que el hombre por sí mismo

nada puede, que sus obras son insignificantes ante el don de la Redención de Jesús en la cruz. La

justificación se recibe sólo por la fe y sólo Cristo, por su sacrificio, es el Mediador entre Dios y el hombre; nadie más. Nada más… Por eso la Tradición es un engaño del Demonio. Sólo la Sagrada Escritura es la Palabra de Dios, la única fuente de la fe cristiana.

Para Lutero La Biblia no debe ser un misterio lejano e intangible, sino una carta de Dios dirigida

a sus hijos. Tiene que ser, por tanto, accesible para todos los creyentes. Cualquier cristiano, como hijo del Padre, está capacitado para entenderla e interpretarla por ella misma, y no por


VSemana Bach ELCHE


VSemana Bach ELCHE

mediación de la Tradición Apostólica ni por el Magisterio de Roma. La Escritura es el principio, el fundamento de la fe, el camino a Dios y a la Salvación. La Iglesia Romana había arrebatado la

Sagrada Escritura al pueblo cristiano. Lutero la tradujo a la lengua del pueblo y se la devolvió al pueblo.

Este acto dio como fruto la lectura de La Biblia sin miedos y sin añadidos. Todos podían leerla en

privado y en público. La Historia de la Salvación cobraba nueva vida a los ojos de los fieles. Era como si la Redención volviera a hacerse presente en el Mundo. La Gracia de Dios estaba escrita y se podía leer… y también se podía cantar.

Por eso la doctrina de la Sola Escritura y la traducción de la Biblia al alemán trajo uno de los

episodios cumbres de la Historia de la Música. El Catolicismo Romano sometía la música a la Liturgia. Y la Liturgia estaba construida con textos intocables en latín. Los compositores no se podían desviar del camino trazado por Roma. Pero la Reforma permitió que los músicos elevaran

su creatividad artística al mismísimo Trono del Altísimo. Se toman las letras de los Salmos, de los Profetas, de los Evangelistas y se transforman en Cantatas, en Corales, en Cánticos inspirados inundados de fe y piedad.

Y aquí es donde aparece la figura intemporal de Johann Sebastian Bach. Su música al servicio de la doctrina de Lutero elevó la nueva liturgia a su máxima expresión de fe, de belleza y de creación. En el Principio el Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas. Con Bach el Espíritu de Dios aletea sobre su música.

En sus obras se repite la Historia de la Salvación con la misma fe de los Patriarcas y el alma del

justo vuelve a llorar de tristeza y de alegría en los Salmos. La creación entera alaba al Creador

en sus Cantatas y la Iglesia marcha alegre en romería en sus Corales. En sus Pasiones según San Juan y San Mateo Cristo vuelve a hablarnos y a mirarnos. Y nos redime nuevamente muriendo en la cruz… Por eso, gentes de todas las naciones de Europa, fueran católicos o luteranos,

calvinistas o anglicanos, marchaban en peregrinación para escuchar la Voz de Dios tarareando la música de Bach.

Lutero rompió la unión de Europa y de la Iglesia Única con su Reforma, abriendo un larguísimo siglo de Guerras de Religión y de muerte. Pero Bach, utilizando sus mismas palabras y su misma

fe, volvió a unir a los hermanos separados en una única melodía universal, como notas en el pentagrama de alguna de sus Cantatas...

Luis Maestre.


VSemana Bach ELCHE


VSemana Bach ELCHE

13

ABRIL, SÁBADO

Iglesia de San José. 21:00 h.

CONCIERTO DIDÁCTICO

- CANTATA BWV111 “WAS MEIN GOTT WILL, DAS GSCHEH ALLZEIT“ - CANTATA BWV209 “NON SA CHE SIA DOLORE“ Coro Universitario Cardenal Herrera-CEU Orquesta Musike Hémera Director: Rubén Pacheco

17

ABRIL, MIÉRCOLES

Iglesia de Santa María. 20:45 h.

CONCIERTO DE ÓRGANO Y VIOLA DE GAMBA - SONATA BWV 1027 G DUR

- KOMM, HEILIGER GEIST, BWV 651 - SONATA BWV 1028 D DUR

- SCHMÜCKE DICH, O LIEBE SEELE, BWV 654 - SONATA BWV 1029 G MOLL Órgano: Juan de la Rubia

Viola de gamba: Lixania Fernández

18

ABRIL, JUEVES

Iglesia de Santa María. 20:45 h.

CANCIONES PARA ANA

- Menuet, BWV Anhang 115. Christian Perzold (1677-1733) - Aria: Warum betrübst du dich, BWV 516. Anónimo.

- Adagio (Sonata para Viola da Gamba y Clave en sol menor, BWV 1029) Johann Sebastian Bach - Choral: Gieb dich zufrieden und sei stille von J.S. Bach, BWV 511. Johann Sebastian Bach …

- Aria: Der Schädlicen Dornen unendlichen Zahl (Cantata BWV 181). Johann Sebastian Bach - Prelude, BWV 893 (Das Wohltemperirtes Klavier II). Johann Sebastian Bach - Aria: So oft ich meine Tobakspfeite, BWV 515a. Anónimo.


VSemana Bach ELCHE

- Solo per il cembalo, BWV Anhang 129. Carl Philipp Emanuel Bach (1714-1788)

- Aria: Bist du bei mir von G.H. Stölzel (?), BWV 508. Gottfried Heinrich Stölzel (1690-1749) …

- Aria di Giovannini: Willst du dein Herz mir schenken, BWV 518. Anónimo.

- Choral: Dir, dir, Jenovah, will ich singen von J.S. Bach, BWV 299. Johann Sebastian Bach …

- Cantata: Ich habe genug!, BWV 82a. Johann Sebastian Bach Grupo de Cámara Recóndita Armonía Tenor: Jorge Juan Morata

Tiorba y laúd barroco: Eduardo Egüez Órgano positivo: Juan de la Rubia

Viola de gamba: Lixania Fernández

20

ABRIL, SÁBADO

Iglesia de El Salvador. 20:15 h.

CONCIERTO DE CLAUSURA

OBERTURA EN SI MENOR BWV 1067 - Ouverture - Rondeau

- Sarabande

- Bourrée I & II

- Polonaise & Double Menuet 1:16 - Badinerie

CANTATA BWV209 “NON SA CHE SIA DOLORE” - Sinfonia

- Recitativo (S): Non sa che sia dolore - Aria (S): Parti pur e con dolore

- Recitativo (S): Tuo saver al tempo

- Aria (S): Ricetti gramezza e pavento


VSemana Bach ELCHE

CANTATA BWV 156 “ICH STEH MIT EINEM FUß IM GRABE” - Sinfonía

- Aria (T) con Choral (S): Ich steh mit einem Fuß im Grabe - Recitativo (B): Mein Angst und Not

- Aria (A): Herr, was du willt, soll mir gefallen

- Recitativo (B): Und willst du, daß ich nicht soll kranken - Choral: Herr, wie du willt, so schicks mit mir

CANTATA BWV111 “WAS MEIN GOTT WILL, DAS GSCHEH ALLZEIT” - Coro: Was mein Gott will, das gscheh allzeit - Aria (B): Entsetze dich, mein Herze, nicht

- Recitativo (A): O Törichter! der sich von Gott entzieht - Aria (A, T): So geh ich mit beherzten Schritten

- Recitativo (S): Drum wenn der Tod zuletzt den Geist - Choral: Noch eins, Herr, will ich bitten dich Soprano: Carmen Muñoz

Alto: Concha Marcos de León Tenor: José Manuel Guinot Bajo: José Antonio Cecilia

Traverso barroco: Rafael Casasempere Órgano: Carlos Castillo

Concertino: Mª Carmen Ballester

Violonchelo solista: Antonio Ballester Coro Universitario Cardenal Herrera-CEU de Elche Orquesta Musiké Hémera Director: Rubén Pacheco

LETRA DE LAS CANTATAS


VSemana Bach ELCHE

CANTATA BWV 209 “NON SA CHE SIA DOLORE“ (NO SABE QUÉ ES DOLOR) 1. Sinfonia

1. Sinfonía

2. Recitativo

2. Recitativo

3. Aria

3. Aria

4. Recitativo

4. Recitativo

5. Aria

5. Aria

Non sa che sia dolore Chi dall’amico suo parte e non more. Il fanciullin’ che plora e geme Ed allor che più ei teme Vien la madre a consolar. Va dunque a cenni del cielo, Adempi or di Minerva il zelo. Parti pur e con dolore Lasci a noi dolente il core. La patria goderai, A dover la servirai Varchi or di sponda in sponda Propizi vedi il vento e l’onda. Tuo saver al tempo e l’età contrasta, Virtù e valor solo a vincer basta; Ma chi gran ti farà più che non fusti Ansbaca, piena di tanti Augusti.

Ricetti gramezza e pavento, Qual nocchier, placato il vento, Più non teme o si scolora, Ma contento in su la prora Va cantando in faccia al mar.

No sabe qué es dolor, Quien se aleje de su amigo y no muera. Al niñito que llora y gime, Cuando más temor siente, Viénelo la madre a consolar. Ve, pues, con la señal del cielo, Baste de Minerva el celo. ¡Vete pues, con dolor, Con el corazón doliente déjanos! Te alegrará servir a la patria, Según de ella es digno. Vas de orilla a orilla, Propicios los vientos y olas te sean. Tu saber con el tiempo y la edad contrastan, La virtud y el valor basten para vencer. ¿Mas qué te hará más grande de lo que ya fuiste? Ansbach, plena de tantos augustos. Temor y angustia apartas, Cual piloto, una vez aplacado el viento, Que nada teme ni por nada palidece, Sino que contento en su proa Cantando va abriendo el mar.


VSemana Bach ELCHE

CANTATA BWV 156 “ICH STEH MIT EINEM FUSS IM GRABE” (ESTOY CON UN PIE EN LA TUMBA) Génesis: para el 23 de enero de 1729 (?)

Destino: el 3° domingo después de la Epifanía. Texto: Picander 17

1. Sinfonia

1. Sinfonía

2. Aria

2. Aria con Coral

3. Recitativo

3. Recitativo

Ich steh mit einem Fuß im Grabe, Machs mit mir, Gott, nach deiner Güt, Bald fällt der kranke Leib hinein, Hilf mir in meinen Leiden, Komm, lieber Gott, wenn dirs gefällt, Was ich dich bitt, versag mir nicht. Ich habe schon mein Haus bestellt. Wenn sich mein Seel soll scheiden, So nimm sie, Herr, in deine Händ. Nur laß mein Ende selig sein! Ist alles gut, wenn gut das End.

Mein Angst und Not, Mein Leben und mein Tod Steht, liebster Gott, in deinen Händen; So wirst du auch auf mich Dein gnädig Auge wenden. Willst du mich meiner Sünden wegen Ins Krankenbette legen, Mein Gott, so bitt ich dich, Laß deine Güte größer sein Als die Gerechtigkeit; Doch hast du mich darzu versehn, Daß mich mein Leiden soll verzehren, Ich bin bereit: Dein Wille soll an mir geschehn; Verschone nicht und fahre fort, Laß meine Not nicht lange währen; Je länger hier, je später dort.

Estoy con un pie en la tumba, Dispón de mí, Dios, según Tu bondad, Pronto el cuerpo enfermo caerá en ella, Ayúdame en mi sufrimiento, Ven, amado Dios, cuando gustes, Lo que te pido, no me lo niegues. Ya estoy dispuesto, Si mi alma debe partir, Tómala, Señor, en tus manos. ¡Haz sólo que mi fin sea feliz! Todo está bien, si el fin es bueno.

Mi angustia y pesar, Mi vida y mi muerte, Están, amado Dios, en Tus manos; Así también torna hacia mí Tu mirada misericordiosa. Si a causa de mis pecados Quieres que padezca en el lecho de enfermo, Dios mío, te ruego, Deja que Tu bondad sea más grande que La justicia. Pero si has dispuesto, Que mi padecer me consuma, Estoy preparado, Hágase en mí Tu voluntad, No perdones y procede, No dejes que mi pena se prolongue; Cuanto más tiempo aquí, más tarde allí.


VSemana Bach ELCHE

4. Aria

4. Aria

5. Recitativo

5. Recitativo

6. Choral

6. Coral

Herr, was du willt, soll mir gefallen, Weil doch dein Rat am besten gilt. In der Freude, In dem Leide, Im Sterben, in Bitten und Flehn Laß mir allemal geschehn, Herr, wie du willt.

Und willst du, daß ich nicht soll kranken, So werd ich dir von Herzen danken! Doch aber gib mir auch dabei, Daß auch in meinem frischen Leibe Die Seele sonder Krankheit sei Und allezeit gesund verbleibe. Nimm sie durch Geist und Wort in acht, Denn dieses ist mein Heil, Und wenn mir Leib und Seel verschmacht, So bist du, Gott, mein Trost und meines Herzens Teil!

Herr, wie du willt, so schicks mit mir Im Leben und im Sterben; Allein zu dir steht mein Begier, Herr, laß mich nicht verderben! Erhalt mich nur in deiner Huld, Sonst wie du willt, gib mir Geduld, Dein Will, der ist der beste.

Señor, lo que Tú quieras, habrá de agradarme, Pues Tu designio es el mejor. En la alegría, En el dolor, En la muerte, en el ruego y la súplica, Deja que todo se cumpla en mí, Señor, como Tú quieras.

Y si Tú decides que no me enferme, Te agradeceré de corazón; Pero concédeme entonces también, Que en mi cuerpo lozano El alma no tenga enfermedad Y siempre permanezca sana. Protégela con el espíritu y la palabra, Pues ello es mi salvación, Y cuando mi cuerpo y mi alma se consuman ¡Tú serás, Dios, mi consuelo y parte de mi corazón

Señor, como Tú quieras, dispón de mí En la vida y en la muerte; Sólo hacia Ti se dirigen mis ansias, ¡Señor, no dejes que me pierda! Consérvame sólo en Tu gracia, Sino, como Tú quieras, dame paciencia, Tu voluntad es la mejor.


VSemana Bach ELCHE

CANTATA BWV 111 “WAS MEIN GOTT WILL, DAS GSCHEH ALLZEIT” (CUANTO MI DIOS QUIERE EN TODO MOMENTO SUCEDE) Génesis: para el 21 de enero de 1725.

Destino: 3° domingo después de la Epifanía.

Texto: Según el cántico de igual inicio del duque Alberto de Prusia.

1. Coro

1. Coro

2. Aria

2. Aria

3. Recitativo

3. Recitativo

Was mein Gott will, das gscheh allzeit, Sein Will, der ist der beste; Zu helfen den’n er ist bereit, Die an ihn glauben feste. Er hilft aus Not, der fromme Gott, Und züchtiget mit Maßen: Wer Gott vertraut, fest auf ihn baut, Den will er nicht verlassen.

Entsetze dich, mein Herze, nicht, Gott ist dein Trost und Zuversicht Und deiner Seelen Leben. Ja, was sein weiser Rat bedacht, Dem kann die Welt und Menschenmacht Unmöglich widerstreben.

O Törichter! der sich von Gott entzieht Und wie ein Jonas dort Vor Gottes Angesichte flieht; Auch unser Denken ist ihm offenbar, Und unsers Hauptes Haar Hat er gezählet. Wohl dem, der diesen Schutz erwählet Im gläubigen Vertrauen, Auf dessen Schluß und Wort Mit Hoffnung und Geduld zu schauen

Cuanto mi Dios quiere en todo momento sucede Su voluntad la mejor es; Pronto ayuda a aquel Que en él firmemente crea. Él ayuda en la necesidad, el misericordioso Dios Y disciplina comedidamente: A quien en Dios confíe, en Él firmemente construya, No quiere Él abandona

No te horrorices, mi corazón Dios es tu consuelo y guarda Y la vida de tu alma. Sí, a quien su sabio consejo considere Ni el mundo ni el poder de los hombres De ningún modo oponerse pueden

¡Oh necios que se apartan de Dios! Y como un Jonás De la faz de Dios huyen; También nuestro pensamiento Le es conocido Y todos los cabellos de nuestra cabeza Contados los tiene. Bienaventurado quien esta guarda elija Con creyente confianza Cuya determinación y palabra Con confianza y paciencia considera.


VSemana Bach ELCHE

4. Aria (Duetto)

4. Aria (dueto)

5. Recitativo

5. Recitativo

6. Choral

6. Coral

So geh ich mit beherzten Schritten, Auch wenn mich Gott zum Grabe führt. Gott hat die Tage aufgeschrieben, So wird, wenn seine Hand mich rührt, Des Todes Bitterkeit vertrieben.

Drum wenn der Tod zuletzt den Geist Noch mit Gewalt aus seinem Körper reißt, So nimm ihn, Gott, in treue Vaterhände! Wenn Teufel, Tod und Sünde mich bekriegt Und meine Sterbekissen Ein Kampfplatz werden müssen, So hilf, damit in dir mein Glaube siegt! O seliges, gewünschtes Ende!

Noch eins, Herr, will ich bitten dich, Du wirst mirs nicht versagen: Wenn mich der böse Geist anficht, Laß mich doch nicht verzagen. Hilf, steur und wehr, ach Gott, mein Herr, Zu Ehren deinem Namen. Wer das begehrt, dem wird’s gewährt; Drauf sprech ich fröhlich: Amen

Así con pasos animados voy Aunque Dios a la tumba me lleve. Dios los días escritos tiene Así, cuando Su mano me toque, La amargura de la muerte me evitará.

¡Por eso cuando la muerte al fin el espíritu Con violencia de su cuerpo arranque, Tómalo, Dios, en Tus paternales manos! Cuando el diablo, la muerte y el pecado me combatan Y la almohada de mi lecho de agonía Un campo de batalla sea, ¡Asísteme para que mi fe en ti venza, Oh bendito, deseado fin!

Sólo una cosa, Señor, quiero rogarte, Que no me negarás: Cuando el mal espíritu contradiga No me dejes vacilar. Ayuda, conduce y defiende, oh Dios, Señor mío, Por el honor de Tu nombre. Quien eso desee, eso le será concedido; Por eso alegremente exclamo: amén.


VSemana Bach ELCHE


V Semana Bach (Abril 2013)  

V edición Semana Bach, del 13 al 20 de Abril, Elche (Alicante)

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you