Issuu on Google+

GREGUERÍAS ILUSTRADAS

Fernando Oliva


Prólogo

Aquí ofrezco una entrega de greguerías, frases breves, que generalmente constan de una sola frase expresada en muy pocas líneas, y que no pretenden expresar ninguna máxima o verdad, sino retratar desde un ángulo diferente realidades cotidianas con ironía y con humor. El principal promotor de la greguería fue Gómez de la Serna, quien dedicó a lo largo de su vida numerosos libros a este género, que cultivaba asiduamente en secciones de periódicos. Este género, sirvió para renovar la anquilosada idea de la metáfora y de la imagen poética que poseía la estética literaria española y anticipó el Surrealismo. Las frases que aparecen con (*) son greguerías de Gómez de la Serna que han sido modificadas y adaptadas a los tiempo que vivimos, según mi sentir. Fernando Oliva

1


En un bloque de mármol ya está la estatua, sólo hay que sacarla. En el fondo de cada espejo hay un ladrón de almas. El reloj que llevamos en la muñeca, es un engaño del tiempo, para que pensemos que lo tenemos. Si la Luna nos puede ver, a lo mejor esta noche no llueve. Oímos el tic tac de los relojes cuando no somos felices. Daño colateral es cuando no trae cola matar a la gente que está a tu lado. Los relojes de las iglesias, marcan siempre la misma hora. Está la economía tan mal, que al hombre del frac le han embargado su casa. Lo más humano, que tiene esta calle, es su cajero automático. Cualquier médico de hoy día, hubiera sido quemado por hereje en otros tiempos. Las golondrinas en otoño, componen música de despedida. 2


3


El euro es una moneda que estĂĄ dentro de un marco. El alba avisa a los despertadores y trae olor a despedidas. El ojo de una cerradura, es el ojo inquieto del voyeur. De tanto mirar el mar, se le llenĂł el alma de azules y olas. (*) En los mapas y en la realidad dan miedo las fronteras. Nos sorprende ver en la tienda de antigĂźedades, la foto que nos hicimos ayer. (*) No gozamos plenamente de la amistad, porque siempre dudamos de ella. La Luna es la hermana poeta del Sol. Tengo smartphone luego existo. La cola de la novia barrunta la cola en el juzgado. La paloma de la paz, lleva puntualmente los mensajes en la guerra. Con la prisa nos llega la muerte, con la lentitud la regalamos. (*) 4


5


Los yogures son los salvavidas del hambre de los matrimonios mal avenidos. El sol se oculta en el horizonte, para alargar las sombras. Si un sediento se está ahogando, no le des agua. El puticlub es el INEM del amor. El tiempo es un invento suizo para vender relojes. Estando, no estás, soñando, sí. A veces, el marca páginas no avanza, porque no le gusta la novela. (*) La vida se consume como un cigarro, el amor como la cerilla. Damos vuelta a la almohada como si así variásemos el argumento de nuestros sueños. (*) Si abres un reloj para ver sus entrañas, estás perdiendo el tiempo. Cada vez hay menos agua sin memoria. Perdió su matrimonio y se hizo amigo de Baco. 6


7


Lo mordió un programa basura de la tele y murió en el acto. El árbol que va a ser talado, no sabe que la gasolina de la motosierra se hizo con sus antepasados. Somos tan efímeros como la huella del pie en la arena de la playa. La esfinge es la única cara que cuánto más vieja más quieren verla. Eva se fue con la serpiente y Adán se quedó solo con Dios. Mataba el tiempo pisoteando relojes. Los cipreses son los únicos que se quedan después del entierro. Banqueros y políticos se eligen en las mismas elecciones. No des tu alma a cualquiera, la puedes perder. El silbato del árbitro maneja a los multimillonarios del fútbol. El mirón deja entrar al ladrón de almas en su casa. De la negación a la muerte nace la religión. 8


9


Los arquitectos de rascacielos primero miden el cielo. La mujer del farero brilla más por la noche. Las metáforas nadan mejor en un buen vaso de ron. La juventud trasnochadora pierde la clarividencia del alba. Desde el espacio las tres pirámides son los vasos del trilero de los dioses. Hay que desconfiar del que deja la copa llena. El zodiaco es como la carta de un restaurante donde cada uno se sirve lo que quiere. (*) La gacela no sabe que es el destino en el desierto. La garrapata cobra en sangre su repugnante destino. Por los tubos de escape de los coches se le va la vida al mundo. Un grano de arena desconoce que habita en el desierto. Un benjamín de cava anuncia un corto preámbulo. 10


11


Los e-mails son los asesinos de los buzones. El primer homo sapiens que pensó en el más allá, inventó la religión. El cuchillo y el tenedor se baten en duelo cuando el solomillo lo ha traído el camarero. Agosto, mes del año en que no se puede clavar una sombrilla en la playa. En el velatorio pude leer en la mano del muerto, que la línea de la vida es brevísima. Tapias de cementerio, lugares donde antaño se fusilaron personas injustificadamente. La indiferencia del delfín en su salto, empequeñece al hombre. Regar un árbol recién plantado, es mucho más gratificante, que oír el murmullo de los mercados en el telediario. El arte terapia salvadora que consuela las insuficiencias de la vida. De qué sirve disparar las flechas del trajín, si el arco de la vida es la espiral de la rutina. La nada y el todo son comensales de la misma mesa. 12


13


Me odio cuando pienso que puedo envejecer mal. La inteligencia para negociar con el otro, la clarividencia para sentirlo. Fue a la guerra y no recibió ningún rasguño, pero le fusilaron la conciencia. No buscamos la felicidad en la vida, sino la vida en la felicidad. Las puestas de sol mejoran con la contaminación. Me enamoro, luego no existo. Anonadados son personas que pierden la conciencia jugando a los dados. La tecnología sirve para fabricar un televisor de plasma, la filosofía para que no necesites verla. En el circo se dan saltos mortales, con el alma se dan saltos a la inmortalidad. Lo que imaginas es más real que la bocina del repartidor de bombonas. La sombra de una rosa sueña con su perfume. 14


15


Alienista, extraterrestre que manipula la mente de las gentes. La esperanza de vida debiera estar en los 300 años, pues venimos a cogerle el tranquillo a la vida, a partir de los 200 años. Al que desprecia el aplauso, posiblemente le recordarán mañana. La máquina del tiempo más simple que hay es el lápiz, pues su olor te transporta a la infancia en milésimas de segundos. Antídoto, filósofo griego que con sus consejos evitaba el envenenamiento. De tanto mirar la tele dejó de sentirse a sí mismo. El grifo mal cerrado sueña con ser reloj. En los sex-shop del paraíso solo vendían manzanas. Cuando el campesino enderezó la hoz, inventó la espada y nació la era de las guerras. (*) Un logro de la agricultura de diseño es el racimo de doce uvas para la noche de fin de año. Cuidado al hacerte un TAC, pues pueden descubrir secretos inconfesables. 16


17


El sofá es el fiel amigo de la tele. Dos cosas difíciles de conciliar, el castillo de arena y la ola. Tenía tan poca memoria, que a todos los hombres preguntaba si se habían acostado con ella. Matrimonio, vínculo casi sobrenatural. Flemón, filósofo griego que afectaba el ánimo con sus agudos e inflamados pensamientos. El humo del fuego es el alma de la leña. Magia, capacidad que tiene el ADN para crear: espíritus, demonios y dioses. Muerte, la última crisis de la existencia humana. Fernando Oliva Mayo de 2013 en Ubrique.



Greguerías Ilustradas - Fernando Oliva