Page 1

¡Hola internaut@s! Esta semana tengo el inmenso placer de ser el pensador del grupo.

La actividad que nos han encomendado esta semana ha sido preparar una acción para la participación ciudadana. Para ello hemos tenido que idear una propuesta y crear una plataforma de firmas. Muchos temas nos rondaron la mente para esta proposición abierta al público ya que por todos es sabido que hoy en día hay miles de aspectos que mejorar de nuestra sociedad. Así que tras pensarlo detenidamente abogamos por un par de temas actuales y que a todos nos afectan por igual directa e indirectamente. Pues que es más importante para el mantenimiento y sostenibilidad de un país que formar ciudadanos íntegros y morales, capaces de ejercer una visión crítica con vistas a mejorar y transformar el ahora. En resumen formar nuestros jóvenes en las ideas de libertad y respeto de manera que aseguremos un futuro social estable y agradable. Este deseo es grande e importante pero para su cumplimiento debemos centrarnos en un punto en concreto que es la formación de nuestros jóvenes. Si queremos una población crítica, libre y moral debemos incidir en este punto para inculcar estos valores desde su juventud y a través de su formación educativa. Aunque impregnar los valores en las mentes juveniles no es tarea fácil. Y menos fácil aún es la tarea de formar a nuestros jóvenes en valores si privamos a las escuelas públicas del impartimiento de asignaturas relacionadas como lo son: Educación para la ciudadanía o Filosofía y Ciudadanía. ¿Cómo podemos asegurar la sostenibilidad del país si no desafiamos los convencionalismos sociales que se nos pretenden imponer? ¿Cómo pretendemos crear ciudadanos con criterio para elegir y moralmente formados si dejamos que se prive en las aulas este derecho? Y aún más ¿Cómo puede un pueblo capacitado y competente aceptar los dogmatismos y dejar que se desestructure todo nuestro sistema educativo que tanto nos ha costado construir? Sinceramente yo no lo sé, solo me sorprende la pasividad arraigada en lo más profundo de los corazones de la gente y que el que antaño fue un pueblo luchador por las igualdades ahora sea un pueblo acomodado, sordo y ciego.


Los derechos fundamentales constituyen para los ciudadanos la garantía de que todo el sistema jurídico y político se orientará hacia el respeto de la persona. Estos derechos nos garantizan una seguridad y hacen el papel de salvavidas ante injusticias y violaciones, definen nuestro perfil moral y nuestra cultura ya que los establecemos como derechos inviolables e inquebrantables que toda persona goza. Son como una pequeña marca de identidad que desgraciadamente se está viendo atentada por los insistentes golpes de los altos cargos a los que el pueblo les dió la voz. Hablamos de atentados contra los derechos cuando observamos hoy día en incumplimiento de éstos que tan “fundamentales” son. Pues es derecho fundamental el tener una vivienda digna, un domicilio en el que vivir, un hogar que conformar donde la intimidad sirva como refugio. Esto es lo que hoy no se respeta. Actualmente observamos cómo familias enteras son desahuciadas, expulsados de sus propios hogares como si de extraños se tratase. Hogares que se han conformado con años de sudor y esfuerzo, que están llenos de sueños y sentimientos, destruidos en cuestión de segundos sin la menor compasión o resentimiento alguno. ¿Debemos seguir siendo víctimas pasivas que observan como destruyen todo su entorno social? Miles de casos arrojan luz a este tema y miles de personas han dado la vida defendiendo sus hogares, reclamando lo que es suyo por derecho. Aunque por desgracia el instrumento preferido de gobernantes ha sido utilizado contra aquellos que han plantado cara, la represión. Represión que utilizan para acallar nuestras demandas y domesticarnos como si fuéramos animales salvajes. ¿Debemos seguir sentados tratando todo este caos social como algo ajeno que nunca nos llegará de cerca? Sólo una cosa es cierta y es que la voz y la acción recae sobre nuestras cabezas. Nuestra será la última palabra Espero que la reflexión de esta semana despierte el sentimiento de empatía en nuestros lectores y que sirva para que por un momento observen la vida desde un marco más amplio que escape al egocentrismo natural del que somos presa. Salud y libertad ;)

Pensador  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you